Está en la página 1de 3

- Activo Disponible.

- Es la parte del activo que mantiene la empresa para


hacer frente a sus obligaciones de pago, tales como:

Adquisición de bienes para vender o producir tales como: mercadería, materia


prima, materiales y/o suministros.

Adquisición de bienes de inversión, tales como: muebles, equipos, terrenos,


edificaciones para ser utilizados por la empresa y mejorar la atención al cliente
e implementación de tecnología.

Pagos o contribuciones al Estado (SUNAT, Ministerio del Trabajo, Municipio,


SATH, etc.); pagos a los trabajadores dependientes (empleados u obreros) e
independientes (prestadores de servicios); pagos a empresas proveedoras de
servicios (luz, agua, teléfono, cable, Internet, etc.), pagos a instituciones
financieras, entre otros gastos de gestión.Bajo este ítem se incluyen: el
efectivo en caja, los depósitos a la vista en instituciones bancarias, los fondos
en tránsito, los documentos de cobro inmediato, los fondos o recursos de que
se puede disponer inmediatamente para cubrir los desembolsos ordinarios y
extraordinarios de la empresa.

- Activo Exigible.- Es la parte del activo que se encuentra en cobranza como


producto de las operaciones al crédito, y pueden ser:

Ordinarias: Cuentas por cobrar comerciales a clientes (terceros y vinculados).

Extraordinarias: Cuentas por cobrar producto de otras operaciones como


préstamos, adelantos, pagos adelantados, entregas a rendir cuenta, entre
otros. - Activo Realizable: Es la parte del activo que se encuentra en el
almacén o también llamado Stock, está representado por los bienes materiales
cuyo destino es generar ingresos futuros a la empresa, ya sea por venta o
mercialización (mercaderías), producción o elaboración (materias primas,
productos terminados, suministros diversos) o para la prestación de servicios
(materiales auxiliares).
- Activo Realizable: Es la parte del activo que se encuentra en el almacén o
también llamado Stock, está representado por los bienes materiales cuyo
destino es generar ingresos futuros a la empresa, ya sea por venta o
mercialización (mercaderías), producción o elaboración (materias primas,
productos terminados, suministros diversos) o para la prestación de servicios
(materiales auxiliares).

Activo inmovilizado
El activo inmovilizado son los bienes y derechos adquiridos o fabricados
por la compañía que están destinados de forma duradera a la actividad
principal de la empresa, por lo que es la partida más importante del activo
no corriente.

Pueden ser tanto activos adquiridos por la compañía (maquinaria o terrenos


por ejemplo), como fabricados por la misma (patentes o software por ejemplo).

 Permanece de forma duradera en la empresa. Esto quiere decir que su


presencia en la compañía es, al menos, superior a un año.
 En principio, no está destinado a ser vendido, como por ejemplo, sí
ocurre con las mercaderías. Aún así, excepcionalmente puede
enajenarse algún elemento del inmovilizado.

Inmovilizado material
El inmovilizado material se define como aquellos elementos del activo que
son tangibles y están representados por bienes muebles o
inmuebles, salvo los que deban calificarse como inversiones inmobiliarias,
según el Plan General de Contabilidad español. El propio Plan establece la
siguiente clasificación de elementos del inmovilizado material:

 Terrenos y bienes naturales


 Construcciones
 Instalaciones técnicas
 Maquinaria
 Utillaje
 Otras instalaciones
 Mobiliario
 Equipos para procesos de información
 Elementos de transporte
 Otro inmovilizado material
Inmovilizado intangible
El inmovilizado intangible está formado por los activos no monetarios sin
apariencia física, siempre que sean susceptibles de valoración
económica. Al igual que en el inmovilizado material, el Plan General de
Contabilidad establece una clasificación de elementos del inmovilizado
intangible:

 Investigación
 Desarrollo
 Concesiones administrativas
 Propiedad industrial
 Fondo de comercio
 Derechos de traspaso
 Aplicaciones informáticas
 Anticipos para inmovilizaciones intangibles