Está en la página 1de 1

Náhuatl

El náhuatl (autoglotónimo nāhuatlahtōlli, que deriva de náhuatl, «sonido claro o agradable»


y tlahtōl-li, «lengua o lenguaje»)1 es una macro lengua yuto-nahua que se habla
en México.2 Surgió por lo menos desde el siglo V, aunque al darse la diferenciación entre el
yuto-nahua del sur y el proto-nahua (c. siglo III) ya es posible hablar de una lengua náhuatl.
Con la expansión de la Cultura Coyotéatelo durante los siglos V y VI en Mesoamérica,3 el
náhuatl comenzó su rápida difusión por el Altiplano llegando una rama a extenderse por la
costa del Pacífico dando origen al pochuteco y otra rama hacia Veracruz que daría origen
al pipil de Centroamérica. Así poco a poco el náhuatl pasó por encima de otras lenguas
mesoamericanas hasta convertirse en lingua franca de buena parte de la zona
mesoamericana; en una primera etapa fue promovida en el área central de México por
los tepanecas, posteriormente en una segunda etapa esta lengua, en parte, fue impuesta en
los territorios conquistados por el Imperio mexica, también llamado Imperio azteca, desde el
siglo XIV.
El náhuatl comenzó a perder hablantes conforme se fueron imponiendo los españoles en el
continente, junto con el castellano como nueva lengua dominante en Mesoamérica; sin
embargo, los europeos siguieron usando el náhuatl con propósitos de conquista a través de
los misioneros, llevando la lengua a regiones donde previamente no había influencia náhuatl.
El náhuatl es la lengua nativa con mayor número de hablantes en México, con
aproximadamente un millón y medio, la mayoría bilingüe con el español.

COSTUMBRES Y TRADICIONES
COSTUMBRES: Es difícil hablar de ellos como un sólo grupo ya que los Nahuas habitan
en distintos estados de México, muchas de sus costumbres suelen cambiar.
Un ejemplo de casa tradicional de los Nahuas es de uno o dos cuartos y un amplio solar;
es de forma rectangular construida con horcones, vigas y viguetas de madera.
En cada casa hay un altar doméstico. Las viviendas en climas fríos tienen paredes de
bajareque (cañas y ramas recubiertas con lodo)
Los utensilios domésticos son tapestles, petates, taburetes de madera, banquitos,
mecheros de petróleo, metales, ollas, cazuelas, comales,… y reatas con ganchos,
suspendidas en el techo para colgar alimentos.
Siembran maíz y frijol principalmente. Donde es posible también siembran jitomates, melón,
aguacate y chile.
Tienen animales de granja.
Elaboran productos de cerámica, objetos de palma y carrizo, lacas, papel amate, tejidos y
bordados, cestas, cerámica, ollas, cazuelas… y platos para uso personal y para vender.