Está en la página 1de 22

Monografía exegética de Mateo 25:31-46

Monografía exegética de Mateo 25:31-46

Marcos David Jiménez Castañeda

Christopher M. Hays, Ph.D.

Fundación Universitaria Seminario Bíblico de Colombia

Facultad de Teología

Medellín

Noviembre de 2017
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 2

Tabla de contenido

Introducción .................................................................................................................. 3

Análisis del contexto literario de Mateo 25:31-46 ........................................................ 3

Exégesis secuencial de la perícopa ............................................................................... 6

Conclusión .................................................................................................................. 17

Bibliografía ................................................................................................................. 19
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 3

Introducción

Este estudio busca exponer el mensaje principal de la perícopa de Mateo 25:31-46,

que enseña que hacer obras de misericordia a los hermanos más desamparados será un

elemento importante en el juicio final, porque sirviéndolos a ellos, se sirve al Hijo del

hombre. Se destacará en un análisis del contexto literario la importancia que tiene la

perícopa en el contexto del juicio, donde el Hijo del hombre se desempeñara como juez

escatológico. Posteriormente se hará una exegesis secuencial empezando por aclarar quién

es el Hijo de hombre que se presenta en 25:31.33. Luego se tendrá una explicación sobre la

transición de Hijo de hombre a Rey, y además se examinará con detalle la identificación

que este tiene con los más insignificantes (vv.34-40). Por último, se presentará la

importancia de las obras a la hora del juicio desde la concepción judía (vv.41-45), que

aclarará en definitiva el veredicto del juez (vv.46).

Análisis del contexto literario de Mateo 25:31-46

Para el mejor entendimiento de esta perícopa es importante analizar el lugar que

ocupa dentro de todo el evangelio, porque así se tendrá un mejor panorama de lo que el

autor quería comunicar a su audiencia. Para este efecto se propone un bosquejo estructural

de Mateo que consta de nueve divisiones, definidas de la siguiente manera:

 Genealogía de Jesús (1:1-17)

 Infancia de Jesús (1:18-2:23)


Monografía exegética de Mateo 25:31-46 4

 Proclamación del reino (3:1-7:29)1

 El poder de Jesús y su secreto mesiánico (8:1-10:42)

 El enigmático Jesús y el reino de los cielos (11:1-14:12)

 Jesús entre la gente (14:13-16:12)

 Secreto mesiánico al descubierto (16:13-20:34)

 Jesús en Jerusalén (21:1-25:46)

o Entrada triunfal y limpieza del templo (21:1-17)

o La higuera y la autoridad de Jesús (21:18-27)

o Parábolas (21:28-22:14)

o Controversias en Jerusalén (22:15-40)

o El juicio venidero al fin de los tiempos (24:1-25:46)

 Descripciones sobre el fin (24:1-41)

 Exhortaciones para mantenerse alerta (24:42-25:30)2

 Juicio escatológico (25:31-46)

 Muerte y resurrección de Jesús (26:1-28:20)

De acuerdo con este bosquejo la perícopa de Mateo 25:31-46 se encuentra en la

subdivisión sobre el juicio venidero al fin de los tiempos, que sucede en la última estancia

de Jesús en Jerusalén. En esta perícopa Mateo nos muestra la importancia de la

proclamación del reino de Dios que se ha inaugurado con la venida de Jesús (1:23), él

1
Raymond E. Brown, Introducción al Nuevo Testamento I: cuestiones preliminares, Evangelios y obras
conexas, Biblioteca de ciencias bíblicas y orientales, vol. 7, trad. de Antonio Piñero (Madrid: Trotta, 2002),
248.
2
Ulrich Luz, El evangelio según San Mateo: Mt 18-25 (vol. 3), Biblioteca de estudios bíblicos 104, trad. de
Manuel Olasagastu Gaztelumendi (Salamanca: Sígueme, 2003), 10.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 5

enfatiza que es más importante la búsqueda de este reino que cualquier otra cosa (16:25-26;

10:28; 6:24).3 Por eso, en el desarrollo de su anuncio juega un papel vital la proclamación

escatológica de Jesús (11:5) que muestra que la llegada del reino de Dios daría descanso a

los oprimidos.4

Jesús está actuando conforme a esa proclamación, está enseñando con autoridad,

haciendo milagros (4:12-25; 5:1-7:29; 9:1-34; 21:23-32). Sin embargo, Jesús que ha sido

un personaje enigmático para muchos (11:3; 12:15-16; 12:23; 13:53-58) deja de serlo

cuando Pedro hace la declaración sobre él (16:16). Todas estas manifestaciones dejan claro

que Mateo quería mostrar el mesianismo de Jesús.

En medio de las controversias (21:23-27; 22:15-46) Jesús critica a los fariseos por

hablar y no actuar, profetizando en últimas la caída de Jerusalén (23:36-39; 24:1-3).5 Esto

hace que los discípulos le pregunten a Jesús sobre su venida y las señales que la precederán

(24:3). Jesús responde y luego narra unas parábolas (25:1-13; 25:14-30) que instan a los

discípulos a utilizar todos sus recursos para estar preparados para la venida del Hijo del

hombre. Sin embargo, hasta ahora no se deja claro la manera en que sus discípulos deben

prepararse, lo que sí se develará con esta perícopa (25:31-46) más adelante.6 Por el

momento se dirá que esta perícopa muestra la inminencia de su venida como juez en un

evento escatológico donde los más pequeños tendrán descanso y recompensa, donde sus

palabras en contra de los opresores se cumplirán (23:1-39). Esto es algo que los discípulos

3
Christopher M. Hays “Ricos y pobres”, en Diccionario de Jesús y los Evangelios, Joel B. Green, Jeannine
K. Brown, y Nicholas Perrin, eds., trad. de Rubén Gómez Pons (Barcelona: CLIE, 2016), 1003.
4
Hays, “Ricos y pobres”, 1003.
5
Brown, Introducción al Nuevo Testamento, 279.
6
Hays, “Ricos y pobres”, 1003.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 6

debían tener claro porque seguidamente se encontrarían con toda la pasión de Jesús, quien

ha prometido su regreso.

Exégesis secuencial de la perícopa

a. Versículos 31-33

Esta sección inicia con las siguientes palabras “Ὅταν δὲ ἔλθῃ ὁ υἱὸς τοῦ ἀνθρώπου”,

en esta frase “el modo subjuntivo [en el que está el verbo ἔλθῃ] usado […] después de la

conjunción temporal Ὅταν con el significado de “cuando quiera”. Indica una contingencia

futura desde la perspectiva del tiempo del verbo principal.” 7 Esto pone de relieve que

Mateo cree en la venida del Hijo del hombre como un evento que efectivamente sucederá,

pero que por razón de la conjunción temporal lo pone en un futuro no especificado, por eso

se traduce “Pero cuando el hijo del hombre venga”.

Entonces lo que hay que saber a continuación es a quien se está refiriendo Mateo

como el Hijo del hombre. En el sentido más básico la expresión Hijo de hombre podría ser

entendida como una referencia simple a cualquier ser humano.8 Pero, hay algunos eruditos

como Vermes Geza que afirman que como “Hijo de hombre” no es frase genuina del griego

helénico, debe estudiarse desde la lengua que da origen a esta expresión, es decir, desde el

arameo.9 Por eso Vermes, después de hacer el estudio desde esta lengua semítica llega a

dos conclusiones principales, la primera es que bar nasha (hijo de hombre) no puede tener

7
Daniel Wallace, Gramática griega: sintaxis del Nuevo Testamento, Biblioteca teológica vida, vol. 13, trad.
de Daniel S. Steffen (Miami: Vida, 2011), 352.
8
D. L. Bock, “Hijo del hombre”, en Diccionario de Jesús y los Evangelios, Joel B. Green, Jeannine K.
Brown, y Nicholas Perrin, eds., trad. de Rubén Gómez Pons (Barcelona: CLIE, 2016), 540.
9
Vermes Geza, Jesús el judío: los evangelios leídos por un historiador, trad. de José Manuel Álvarez Flórez
ed. al. (Barcelona: Muchnik, 1977), 173.
.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 7

un uso titular, y la segunda, que la expresión Hijo del hombre se usa como perífrasis para

referirse a uno mismo.10 Sin embargo, hay eruditos que sostienen que esta hipótesis de

Vermes no excluye que la expresión Hijo de hombre se considere como un título.11

La explicación que se da a esto es que en la literatura apocalíptica se presenta al Hijo

del hombre como un personaje individualizado, mesianizado y preexistente (1 Enoc 37-71),

una figura colectiva, pero al mismo tiempo individual (Dn 7:18-28), un personaje

individual y trascendente (4 Esdras 13) que vendrá como juez y señor.12 El Nuevo

Testamento toma la expresión “ὁ υἱὸς τοῦ ἀνθρώπου” de esa literatura apocalíptica.13 Para

Mateo, Jesús es este Hijo del hombre, que tiene poder para perdonar pecados (9:6), que es

Señor del sábado (12:8), que tiene autoridad sobre los ángeles (13:41), quien en boca de

Pedro es Cristo, el Hijo de Dios (16:16), que va a volver en gloria (16:27), que por último

va a servir como juez sobre todas las naciones (25:31-33). Por estas razones es que se

puede afirmar que la expresión Hijo del hombre no se refiere a un hombre común y

corriente, tampoco a solo una perífrasis, sino que es un título cristológico.14

Este Hijo de hombre se sienta sobre un trono de gloria (δόξης), esto destaca la

naturaleza del lugar donde el hijo del hombre se sienta. En la frase, τότε καθίσει ἐπὶ θρόνου

δόξης αὐτοῦ, el autor pone un énfasis en el atributo del primer sustantivo, de hecho, según

la traducción que sugiere Wallace, se puede entender que este genitivo atributivo podría

10
Geza, Jesús el judío, 199-200.
11
Diez Macho, Alejandro, "La Cristología del Hijo del Hombre y el uso de la tercera persona en vez de la
primera.", Scripta Theologica 14, no. 1 (1982): 189.
12
Diez, La Cristología del Hijo del Hombre. 189.
13
Diez, La Cristología del Hijo del Hombre. 189.
14
Diez, La Cristología del Hijo del Hombre. 189.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 8

subcategorizarse a genitivo material.15 Esto daría a entender que el trono del Hijo del

hombre está hecho de gloria. Por eso la traducción no es “en el trono de su gloria” sino “en

su trono de gloria”. Desde este trono se dará inicio al juicio.

En cuanto a este juicio escatológico, los judíos de la época tenían claro que este se

llevará a cabo por Dios en el momento que él haya predeterminado (Tg Jr 23,20; 30,24;

48,47). Definitivamente él hará justicia castigando a todos los que han maltratado a Israel

(Tg Jr 2,3), justo ese día hará la separación de justos e impíos (Tg Jr 23,28). Por un lado,

todos los justos van a ser recompensados y consolados por haber guardado la ley (T J 31,6),

mientras que, por el otro lado, los malvados serán llevados a la gehena (Tg Jr 12,3; 17,13).

Esto tiene mucha relación en esta perícopa estudiada porque aquí, Jesús, el Hijo del hombre

actuará como juez y separará a la totalidad de las personas que integran las naciones,

haciendo dos grupos a los que se refiere como ovejas y cabras, haciendo esto se pone un

énfasis en una meta fijada,16 que según el texto puede ser recompensa o castigo.

Por un lado, estar a la derecha puede ser entendido como un honor,17 algo que trae

honra, pues allí pone a los que han practicado la misericordia con obras dirigidas a los más

pobres. Cuando se habla de ovejas, Mateo puede tener en mente ese cuidado y amor que

Dios tiene por los más débiles que se refleja en Isaías 40:11,18 puede que, en la ayuda

prestada a los más necesitados, Dios los considere también como ovejas suyas, al entender

15
Wallace, Gramática griega, 46.
16
Ryken Leland, “Derecha, mano derecha”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos de la
Biblia, eds. T. Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R. (Barcelona: Clie, 2015), 326
17
Leland, “Derecha, Mano derecha”, 326.
18
Leland, “Oveja, pastor”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos de la Biblia, eds. T.
Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R. (Barcelona: Clie, 2015), 853.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 9

que una manera de mostrar amor por el otro es con obras de misericordia. Por el otro lado,

estar a la izquierda tiene un valor negativo ya que como se verá más adelante tiene un

sentido de juicio que los conducirá al fuego eterno.19 Cuando se habla de cabras tiene un

simbolismo principalmente de pecado y de juicio contra aquellos que han maltratado a los

pobres y necesitados.20

b. Versículos 34-40

El cambio que se da de Hijo de hombre a Rey es básicamente dado por la concepción

judía que para el reino final se levantará un Mesías de linaje davídico (Tg Jr 23,5-6; 33,15),

característica que Mateo demuestra claramente cuando relaciona genealógicamente a Jesús

con David (Mt 1:1-17). Además, el titulo Hijo de hombre refiere uno que tiene dominio y

que traerá consigo el gobierno de Dios, según D. L. Bock, “Hijo del hombre en el contexto

de Daniel 7 presenta esta autoridad de un modo más fuerte que algunas expectativas del

Segundo Templo sobre el Mesías”.21 Por ese motivo es que Hijo de hombre se convierte en

un término que resume la autoridad trascendente que Dios le ha conferido a Jesús.22 Por

eso, se puede concluir que cuando Mateo habla de Hijo de hombre y de Rey, se está

refiriendo directamente a Jesús.

Entonces, en Mt 25:34 se hace claro que este Rey vendrá en el esplendor y autoridad

de su reino, dando recompensa a los justos como se ha dicho antes. Esta recompensa al igual

19
Leland, “Izquierda”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos de la Biblia, eds. T.
Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R. (Barcelona: Clie, 2015), 607.
20
Leland, “Cabra”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos de la Biblia, eds. T. Longman
III, Wihoit J.C. y Ryken L.R. (Barcelona: Clie, 2015), 202.
21
Bock, “Hijo del hombre”, 544.
22
Bock, “Hijo del hombre”, 544.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 10

que el castigo será individual y no colectiva (Tg Jr 2,9; 31:29). Por eso, este “juicio del que

habla Jesús es siempre una evaluación de lo que la vida de uno declara acerca de su lealtad a

Jesús y al Dios de Israel,”23 lo que quiere decir que administrando con generosidad la riqueza

que él ha provisto, en favor del reino, se muestra fidelidad al Señor.24

Esta fidelidad es recompensada con el llamado a recibir (κληρονομήσατε) como

herencia el reino, este verbo al estar en modo imperativo, se da como un mandamiento que

“generalmente [va dirigido] de un superior a un inferior en rango.”25 Es por eso, que el hijo

del hombre, quien es superior a todos, dio un mandato para que los benditos del padre

reciban el reino que había sido preparado desde la fundación del mundo. Este mandato no

está centrado en su duración, más bien, este imperativo marca el momento exacto cuando

ellos deberán comenzar a recibir, pero no tiene un tiempo de finalización. Este reino que no

tiene fin ha sido preparado (ἡτοιμασμένην) para cada uno de ellos.

Sin embargo, en el texto el verbo ἡτοιμασμένην no tiene un agente externo explicito

que haga tal acción. Por lo tanto, sabiendo que lo preparado ha sido el reino desde la

fundación del mundo, se puede entender que el agente que ha preparado este reino es Dios.

Se habla entonces de un “pasivo divino” donde Dios no es nombrado directamente, esto se

debe a que los autores bíblicos tenían un punto de vista donde Dios actúa, pero no se

menciona.26

23
W. G. Olmstead. “Juicio”, en Diccionario de Jesús y los Evangelios, eds. Joel B. Green, Jeannine K, Brown
y Nicholas Perrin, trad. de Rubén Gómez Pons, (Barcelona: Clie, 2016), 634.
24
Pierre Bonnard, Evangelio según san Mateo, Biblioteca bíblica cristiandad, 2ª ed., trad. de P.R. Santidrian
(Madrid: Cristiandad, 1983), 544.
25
Wallace, Gramática griega, 357.
26
Wallace, Gramática griega, 307
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 11

El llamado a heredar este reino ya está dado, pero las razones no, por eso lo que hace

el Rey es presentar una lista (Mt 25:35-36) que justifica su invitación.27 Esta serie de obras

misericordiosas no eran desconocidas para los judíos (Is 58:7; Ez 18:7-16; Job 22:6; Eclo

7:34),28 pero lo que no sabían es que esas obras de piedad se las hicieron directamente a

Cristo.29

Parece que Immanuel Kant tenía razón cuando escribió que el juez universal “declara

como auténticos escogidos para su reino a aquellos que sin estar pensando en una

recompensa venidera hicieron el bien a los que padecen necesidad”.30 Este desconocimiento

acompañado de obras de misericordia hechas desinteresadamente, hace que tenga lógica

que los justos se pregunten en qué momento hicieron todo esto al Rey, es justo aquí que el

juez universal revelará su identificación con los más pequeños.31 Son estos pequeños por

los que Dios tiene una preocupación especial (Mt 18:14).

Según esto, hay que estudiar con detalle la palabra ἐλαχίστος que puede tener al

menos tres significados potenciales. El primero podría tener como significado “el menos

importante (en cuanto a valor) (Mt 5:19a; 1Co 4:3, 6:2; Sabiduría 14:5; 2Mac 8:35).”32 El

segundo significado podría ser “pequeño, poco. (Js 6:26; Pr 30:24; Lc 16:10, 19:17; Stg

3:4; Josefo, Bell. 6, 198; Josefo, Bell. 6, 330).” 33 El tercero puede ser entendido como

27
Luz, El evangelio según San Mateo, 684.
28
Luz, El evangelio según San Mateo, 685.
29
Luz, El evangelio según San Mateo, 686.
30
Immanuel Kant, la religión dentro de los límites de la mera razón, trad. de Felipe Martinez Marzoa
(Madrid: Alianza, 1981), 158.
31
Luz, El evangelio según San Mateo, 686.
32
Alfred Tuggy, Léxico griego-español del Nuevo Testamento. (El Paso: Mundo Hispano, 1996), 302.
33
Johannes Louw y Eugene Nida, eds., Greek-English Lexicon of the New Testament: Based on Semantic
Domains, vol. 1, 2a ed., (Nueva York: United Bible Societies, 1989), 706.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 12

“insignificante, menos importante (estatus). (2Re 18:24; Mt 2:6; 5:19b; 1Co 15:9; Ef 3:8;

Sb 6:6).”34

El mejor significado para ἐλαχίστος en esta perícopa es “insignificante”, que está

relacionado con el bajo estatus de una persona en la comunidad. Sin embargo, las palabras,

“mis hermanos”, pueden hacer que, ἐλαχίστος, tenga hasta cinco maneras de entenderse.

Estas pueden ser todas las personas necesitadas de la humanidad, todos los cristianos,

misioneros cristianos, judíos cristianos y por último mártires de la tribulación.35Dos de ellas

tienen relevancia, la que se refiere a todos los pobres de la humanidad36 y la que se enfoca

en los cristianos, especialmente en los discípulos necesitados.37

Como la primera ha tenido una minoría de seguidores en la historia de la iglesia,38 se

tomará la segunda como la más valida a la luz de Mateo 10:42 y 18:6, donde Jesús describe

a sus discípulos como “los pequeñitos”.39 Estos hermanos más pequeños son entonces los

hermanos que se encuentran pobres y en necesidad.40 Por los cuales hay que tomar acción,

ya que, al ayudarlos y servirlos, se sirve a Jesús mismo.41 Según Epifanio el Latino:

En efecto, el Señor tuvo hambre no por sí mismo, sino en sus santos; el Señor sintió
sed, no por sí mismo, sino en sus pobres; el Señor estuvo desnudo, no por sí mismo,
pues viste a todos, sino en sus siervos; estuvo enfermo, no en sí mismo, pues puede
curar todas las enfermedades e incluso aniquilar la muerte misma, sino en sus siervos;

34
José Pabón, Diccionario manual griego: griego clásico-español, 18ª ed. (Barcelona: Vox, 2004), 193.
35
Michael J. Wilkins, Comentario bíblico con aplicación NVI: Mateo, trad. de Loida Viegas Fernández et al.,
(Nashville: Vida, 2016), 631.
36
Salvador Carrillo Alday, El evangelio según Mateo, (Navarra: Verbo Divino, 2010), 308.
37
Wilkins, Comentario bíblico de Mateo, 631.
38
Wilkins, Comentario bíblico de Mateo, 640.
39
R.T. France, “Mateo”. En Nuevo Comentario Bíblico siglo veintiuno, ed. D.A. Carson et al., trad. Francisco
Almanza et al. (El Paso, Texas: Casa Bautista, 1999), 1014.
40
Luz, El evangelio según San Mateo, 674.
41
Massimo Grilli,y Cordula Langner, Comentario al evangelio de Mateo, Evangelio y cultura, vol. 5 (Estella:
Verbo Divino, 2011), 666.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 13

nuestro Señor estuvo en la cárcel no personalmente, pues puede librar de la


tribulación a cualquier hombre, sino en sus santos.42

Esto hace que en la identificación del Hijo del hombre con los hermanos más

necesitados sea importante obrar piadosamente con ellos, porque estas obras de

misericordia tendrán un papel importante en la salvación. Sin embargo, en un aporte más

teológico, hay que dejar a un lado la dificultad de que la salvación final del hombre

dependa de su propia bondad y misericordia,43 y se entiende que la entrada al reino no

depende de obras, sino que estas son la muestra de corazones que han sido transformados.44

Por consiguiente, son los discípulos de Jesús quienes deben practicar el servicio a

todos,45 especialmente a los de la familia de la fe (Gá 6:10) que estén viviendo en

necesidad.46 De esta manera imitan el amor por los desamparados tan característico en el

ministerio de Jesús,47 primero a los discípulos más necesitados o insignificantes en la

comunidad y luego hacia las demás personas.

c. Versículos 41-45

Esta sección está dirigida a quienes están a la izquierda, el juez se dirige a ellos con

castigo de fuego eterno, este destino no fue creado originalmente para ellos, sino que había

42
Marcelo Merino Rodriguez et al, La Biblia comentada por los padres de la iglesia: Evangelios según San
Mateo (14-28), vol. 1b, trad. de Maria Inmaculada Berlanga eds. (Madrid: Ciudad Nueva, 2006), 287.
43
Rafael Aguirre M. y Antonio Rodríguez C., Evangelios sinópticos y Hechos de los Apóstoles, (Navarra:
Verbo Divino, 1992), 251.
44
Wilkins, Comentario bíblico de Mateo, 631.
45
F. Thiele, “Grande”, en Diccionario teológico del Nuevo Testamento, eds. Lothar Coenen, Erich
Beyreuther y Hans Bietenhard, 5.a ed. (Salamanca: Sígueme, 1980), 637.
46
Wilkins, Comentario Mateo, 631.
47
Sacken-Osten, P. von der. “ἐλάχιστος”, en Diccionario exegético del Nuevo Testamento, eds. Horst Balz y
Gerhard Schneider, trad. de Constantino Ruiz-Garrido (Salamanca: Sígueme, 1996), 1301-1303.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 14

sido preparado para el diablo y sus ángeles.48 Las consecuencias que han traído sus actos

sobre ellos revelan que no tener una actitud de asistencia por quien lo necesita es

sumamente peligroso en el día del juicio. Estos “malditos” no pudieron entender que

“poseer tiene que ser sustituido por el compartir, [y que] también el afán de dominar y de

poder debe ser reemplazado por una actitud de servicio.”49 Tampoco comprendieron que, al

ayudar a otro, deben tratarlo con respeto y dignidad, dejando a un lado toda búsqueda de

ventaja personal o dominio sobre el socorrido.50

A raíz de esto es importante conocer la influencia que tenía el ser caritativo y piadoso

con los necesitados durante el primer siglo para los judíos. Además, es preciso tener en

cuenta lo que esta falta de piedad significaba en la concepción judía sobre el juicio

venidero.

En primer lugar, las obras de piedad son relevantes porque Dios se muestra como

defensor de los necesitados (Ex 22:25-27; Is 3:14-15; Am 8:4-8).51 No practicar

misericordia, oprimir y descuidar a los pobres convierte a los hombres en merecedores de

juicio (Is 5:8-13, Jr 5:26-29).52 Por eso, Mateo dice que estos hombres serán traídos delante

del Hijo del Hombre quien actuará como juez.53 En este contexto, los pobres son un

48
Craig Keener S, The Gospel of Matthew: A Socio-Rhetorical Commentary, (Grand Rapids, Michigan:
Eerdmans, 2009), 606.
49
Rafael Aguirre, Del movimiento de Jesús a la iglesia cristiana: ensayo de exégesis sociológica del
cristianismo primitivo (Navarra, España: Verbo Divino, 1998), 69.
50
Frederick Bruner, Matthew a Commentary. The Churchbook Matthew 13-28. Vol 2 (Grand Rapids:
Eerdmans, 2004), 571.
51
Hays, “Ricos y pobres”, 1000.
52
Hays, “Ricos y pobres”, 1000.
53
Bonnard, Evangelio según Mateo, 546.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 15

colectivo que espera la liberación de Dios,54 donde al final el juez escatológico castigará a

los malvados que los oprimen (1 Enoc 103:2-15).55

En segundo lugar, en la literatura rabínica las obras de misericordia y de caridad son

cosas para las cuales no hay una medida fija (m. Pe’ah 1.1), no es algo liviano, es un

servicio personal a todos los hombres. Por eso, los propietarios de tierras y cosechas deben

considerar como dignos de crédito a los pobres respecto a la rebusca, al producto olvidado

y a las esquinas de su campo (m. Pe’ah 8.2) (Lv 19:9; Dt 24:19-21). Estos hombres

pudientes debían, sin mezquindad, compartir con el necesitado (Filón, Virt. 17.92). No

hacerlo es muestra de su falta de piedad (Filón, Virt. 17.94) y de su incumplimiento con

estas leyes humanitarias (Filón, Virt. 19.101).56

Entender que en el juicio final los juzgados serán los que no han ayudado y servido al

Hijo del hombre en sus hermanos más necesitados,57 abrirá sentido a la perícopa frente al

amor y al servicio. Esto quiere decir que cuando alguien se relaciona con Jesús no deja

inmediatamente la relación con las personas que lo rodean, sino que por el contrario

practica lo que él hizo a lo largo de su ministerio, ayudando y acercándose a los más

pequeños de la comunidad.58 Hay que tener en claro que no se juzgará la riqueza, sino a

quien, teniendo la posibilidad de ayudar y servir al necesitado, no lo ha hecho.

54
Cesar Vidal Manzanares, “Pobres”, en Diccionario de Jesús y los evangelios, 3 a ed. (Pamplona: Verbo
Divino, 1995), 309.
55
Hays, “Ricos y pobres”, 1001.
56
Citas primarias sacadas de Chistopher M. Hays, Luke´s Wealth Ethics, (Tübingen: Mohr Siebeck, 2010),
42-43.
57
Bonnard, Evangelio según Mateo, 547.
58
Luz, El evangelio según San Mateo, 692
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 16

En conclusión, los seguidores de Jesús deben ayudar a los necesitados dando de

comer, beber, vestir y visitándolos, porque estas son características propias de amor por el

prójimo.59 Esto hará que todas las riquezas que se posean pierdan relevancia ante lo que

verdaderamente importa, que es el llamado a ser un representante de la misericordia de

Dios.60

d. Versículo 46

El pasaje explícitamente determina el destino al que van todas las personas. Primero

se le dará la condenación eterna a los que han sido negligentes en el servicio dejando de

hacer obras de misericordia en favor de los más necesitados. Luego se les dará la

recompensa eterna a los justos, cambiando así el orden que se ha marcado a través de la

perícopa.61

La palabra αἰώνιον, que significa eterno, acompaña a castigo y a vida, modificando

así la duración de cada uno. Por lo general, cuando la palabra “eterno” se usa en contexto

apocalíptico o escatológico hace referencia a la era mesiánica, pero también hace referencia

a un momento que no tiene fin. Según Carson hay grados de castigo (Mt 11:22; Lc 12:47-

48), y una de las razones por las que este castigo es eterno, es porque en ninguna parte del

Nuevo Testamento se muestra que haya arrepentimiento en el infierno.62 Por lo que

59
K. Hess, “Servicio”, en Diccionario teológico del Nuevo Testamento, eds. Lothar Coenen, Erich
Beyreuther y Hans Bietenhard, 5.a ed. Biblioteca de estudios bíblicos, 28-29 (Salamanca: Sígueme, 1980),
637.
60
Christopher M. Hays, "New Testament Wealth Ethics in the Twenty-First Century: Some Constructive
Considerations on Personal Piety and Public Progress." Evangelical Quarterly 88, no. 2 (2016): 161.
61
John Aranda Cabrido, A Portrayal of Jesus in the Gospel of Matthew: A Narrative-Critical and
Theological Study (Lewiston: Edwin Mellen Press, 2010), 299.
62
D.A Carson, Comentario bíblico del expositor: Mateo, trad. de Ricardo Acosta (Miami: Vida, 2004), 592.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 17

concluye diciendo que “el pecado continúa siendo parte del castigo y la razón del

mismo.”63

El veredicto de Jesús para aquellos que no lo han honrado es fatal, su sentencia es

clara, pero también da esperanza a aquellos que lo han seguido y honrado, él les da vida

eterna, un tiempo sin fin donde todos los justos disfrutaran de la herencia del reino

eternamente.

Conclusión

Después de todo lo anterior se puede concluir que el Hijo del hombre efectivamente

vendrá con juez escatológico, dará a cada uno lo merecido, a unos dará vida eterna y a otros

dará castigo eterno. Indudablemente Jesús es este Hijo de hombre y Rey que se identifica

con los más insignificantes y pequeños de los hermanos, y traerá descanso también para

ellos aquel día de su regreso.

Se presentó que en la concepción judía las obras de piedad son importantes porque

con ellas se demuestra lealtad al Dios de Israel. De esta manera los seguidores de Jesús

mostraran lealtad a él y lo honraran si siguen su ejemplo de amor y servicio por los más

necesitados. Esto lo hacen si ponen al servicio de Dios y de su reino todo lo que tienen y

poseen, no escatimando como algo mayor los bienes materiales, sino usándolos para

mostrar la misericordia de Dios primeramente con los más pequeños de los discípulos, y

luego al resto de las personas necesitadas.

63
Carson, Comentario bíblico Mateo, 592.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 18

Haciendo todo esto tendrán recompensa de vida eterna, aun cuando hayan ignorado

que lo hacían a Jesús mismo. Por el contrario, quienes han sido opresores malvados de los

más pequeños serán llevados al castigo eterno. Es en este sentido que las obras tienen un

valor importante en el momento del juicio, pero no son las que dan la salvación, sino que

son la muestra de corazones transformados como se dijo anteriormente.


Monografía exegética de Mateo 25:31-46 19

Bibliografía

Aguirre M., Rafael y Rodríguez C, Antonio. Evangelios sinópticos y Hechos de los

Apóstoles. Navarra: Verbo Divino, 1992.

Aguirre, Rafael. Del movimiento de Jesús a la iglesia cristiana: ensayo de exégesis

sociológica del cristianismo primitivo. Navarra, España: Verbo Divino 1998.

Alfred Tuggy, Léxico griego-español del Nuevo Testamento. El Paso: Mundo Hispano,

1996.

Bock, D.L. “Hijo de hombre”. En Compendio de las Ciencias Bíblicas Contemporáneas:

Diccionario de Jesús y los evangelios, eds. Joel B. Green, Jeannine K, Brown y

Nicoholas Perrin, 539-546. Trad. de Rubén Gómez Pons. Barcelona: Clie, 2016.

Bonnard, Pierre. Evangelio según san Mateo. Biblioteca bíblica cristiandad, 2ª ed. Trad. de

P.R. Santidrian. Madrid: Cristiandad, 1983.

Brown, Raymond E. Introducción al Nuevo Testamento I: cuestiones preliminares,

Evangelios y obras conexas. Biblioteca de ciencias bíblicas y orientales, vol. 7.

Trad. de Antonio Piñero. Madrid: Trotta, 2002.

Bruner, Frederick. Matthew a Commentary. The Churchbook Matthew 13-28. Vol 2.Grand

Rapids: Eerdmans, 2004.

Cabrido, John Aranda. 2010. A Portrayal of Jesus in the Gospel of Matthew : A Narrative-

Critical and Theological Study. Lewiston: Edwin Mellen Press, 2010.

Carrillo Alday, Salvador, El evangelio según Mateo. Navarra: Verbo Divino, 2010.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 20

Carson, D.A. Comentario bíblico del expositor: Mateo. Trad. de Ricardo Acosta. Miami:

Vida, 2004.

Cesar Vidal Manzanares, “Pobres”, en Diccionario de Jesús y los evangelios, 3 a ed.

(Pamplona: Verbo Divino, 1995), 309.

Christopher M. Hays, "New Testament Wealth Ethics in the Twenty-First Century: Some

Constructive Considerations on Personal Piety and Public Progress." Evangelical

Quarterly 88, no. 2 (2016): 161.

Diez Macho, Alejandro. "La Cristología del Hijo del Hombre y el uso de la tercera persona

en vez de la primera." Scripta Theologica 14, no. 1 (1982): 189-20.

F. Thiele, “Grande”, en Diccionario teológico del Nuevo Testamento, , eds. Lothar Coenen,

Erich Beyreuther y Hans Bietenhard, 5.a ed. (Salamanca: Sígueme, 1980), 637.

Geza, Vermes. Jesús el judío: los evangelios leídos por un historiador. Trad. de José

Manuel Álvarez Flórez ed. al. Barcelona: Muchnik, 1977.

Grilli, Massimo y Cordula, Langner. Comentario al evangelio de Mateo. Evangelio y

cultura, vol. 5. Estella: Verbo Divino, 2011.

Hays, Christopher M. “Ricos y pobres”. En Diccionario de Jesús y los Evangelios, Joel B.

Green, Jeannine K. Brown, y Nicholas Perrin, eds. Trad. de Rubén Gómez Pons.

Barcelona: CLIE, 2016.

Johannes Louw y Eugene Nida, eds., Greek-English Lexicon of the New Testament: Based

on Semantic Domains, vol. 1, 2a ed., (Nueva York: United Bible Societies, 1989),

706.
Monografía exegética de Mateo 25:31-46 21

José Pabón, Diccionario manual griego: griego clásico-español, 18ª ed. (Barcelona: Vox,

2004), 193.

K. Hess, “Servicio”, en Diccionario teológico del Nuevo Testamento, eds. Lothar Coenen,

Erich Beyreuther y Hans Bietenhard, 5.a ed. Biblioteca de estudios bíblicos 28-29

Salamanca: Sígueme, 1980.

Kant, Immanuel. La religión dentro de los límites de la mera razón. Trad. de Felipe

Martinez Marzoa. Madrid: Alianza, 1981.

Leland, Ryken. “Cabra”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos de la

Biblia, eds. T. Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R., Barcelona: Clie, 2015.

Leland, Ryken. “Derecha, mano derecha”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes

y símbolos de la Biblia, eds. T. Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R., Barcelona:

Clie, 2015.

Leland, Ryken. “Izquierda”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos de

la Biblia, eds. T. Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R., Barcelona: Clie, 2015.

Leland, Ryken. “Oveja, pastor”, en Gran diccionario enciclopédico de imágenes y símbolos

de la Biblia, eds. T. Longman III, Wihoit J.C. y Ryken L.R., Barcelona: Clie, 2015.

Luz, Ulrich. El evangelio según San Mateo: Mt 18-25 (vol. 3). Biblioteca de estudios

bíblicos 104. Trad. de Manuel Olasagastu Gaztelumendi. Salamanca: Sígueme,

2003.

Marcelo Merino Rodriguez et al, La Biblia comentada por los padres de la iglesia:

Evangelios según San Mateo (14-28), vol. 1b. Trad. de Maria Inmaculada Berlanga

eds. Madrid: Ciudad Nueva, 2006.


Monografía exegética de Mateo 25:31-46 22

Olmstead, W. G. “Juicio”. En Diccionario de Jesús y los Evangelios, eds. Joel B. Green,

Jeannine K. Brown y Nicholas Perrin, trad. de Rubén Gómez Pons, 631-636.

Barcelona: Clie, 2016.

R.T. France, “Mateo”. En Nuevo Comentario Bíblico siglo veintiuno, ed. D.A. Carson et

al., trad. Francisco Almanza et al. (El Paso, Texas: Casa Bautista, 1999), 1014.

Sacken-Osten, P. von der. “ἐλάχιστος”, en Diccionario exegético del Nuevo Testamento,

eds. Horst Balz y Gerhard Schneider, trad. de Constantino Ruiz-Garrido (Salamanca:

Sígueme, 1996), 1301-1303.

Wallace, Daniel. Gramática griega: sintaxis del Nuevo Testamento. Biblioteca teológica

vida 13. Trad. de Daniel S. Steffen. Miami: Vida, 2011.

Wilkins, Michael J. Comentario bíblico con aplicación NVI: Mateo: del texto bíblico a una

aplicación contemporánea. Trad. de Loida Viegas Fernández y Pedro L. Gómez

Flores. Nashville: Vida, 2016.