Está en la página 1de 1

I

Eres la frontera entre la locura y la paciencia,


la primera brisa de realidad en la mañana,
la última estrella fugaz antes de dormir
y la taza de café de las 9 y media.

Y a pesar de serlo todo, piensas que no te quiero…

No soy vidente para leer tus pensamientos,


ni un geniecillo para cumplir todos tus deseos,
no tengo alas para llevarte al cielo
ni una nariz roja que te robe una sonrisa constante.

Y a pesar de ser nada, piensas que no te quiero…

Podemos ser eternos, podemos ser efímeros,


a veces un intenso azul, otras un suave amarillo.
Soy lo que necesites, eres lo que elijas.
Somos todo y a la vez somos nada.

Y a pesar de serlo todo y ser nada, piensas que no te quiero…

Piensas mal…

Miguel Arturo R.A.

Intereses relacionados