Está en la página 1de 351

RITOS DE INTRODUCCIÓN

S: En el nombre del Padre y del Hijo y del


Espíritu Santo.
A: Amén.
S: La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el
amor del Padre y la comunión del Espíritu
Santo, estén con todos vosotros.
A: Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL
S: Hermanos: Para celebrar dignamente estos
sagrados misterios, reconozcamos nuestros
pecados.
A: Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante
vosotros, hermanos, que he pecado mucho de
pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi
culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a Santa María, siempre


Virgen, a los ángeles, a los santos y a vosotros,
hermanos, que intercedáis por mí ante Dios, nuestro
Señor.
S: Dios todopoderoso tenga misericordia de
nosotros, perdone nuestros pecados y nos
lleve a la vida eterna.

A: Amén.

S: Señor, ten piedad

A: Señor, ten piedad

S: Cristo, ten piedad

A: Cristo, ten piedad

S: Señor, ten piedad

A: Señor, ten piedad


LITURGIA DE LA PALABRA
GLORIA
Lector: Palabra de Dios.

Asamblea:
S: Gloria Teaalabamos,
Dios en elSeñor.
cielo.
A:
Y en la tierra paz a los hombres que ama el
(Al final del evangelio)
Señor.
S: Palabra
Lector: del Señor.
Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos.

Asamblea: Gloria y honor a ti, Señor Jesús.


A:
Te adoramos, te glorificamos, te damos gracias.
S: nos
(Dios Señor Dios, Rey celestial, Dios Padre
habla)
Todopoderoso.
1.Por Hijo
A: Señor, sus profetas ANTIGUO
único, Jesucristo.

S: TESTAMENTO
Señor Dios, cordero de Dios, Hijo del Padre.
A:
Tú que sus
2.Por quitas el pecado
apóstoles del mundo, ten piedad de
EPÍSTOLA
nosotros.
S: 3.Por su Hijo Jesús EVANGELIO
Tú que quitas el pecado del mundo, atiende
nuestras
4.Por susúplicas.
Iglesia HOMILÍA
A:
Tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten
piedad de nosotros.
S: Porque sólo tú eres Santo.
A: Sólo tú, Señor.
S: Sólo tú, Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu
Santo.
A: En la gloria de Dios Padre, Amén.
CREDO
Creo en Dios Padre Todopoderoso.
Creador del cielo y de la tierra.

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que


fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.
Nació de Santa María Virgen.
Padeció bajo el poder de Poncio Pilato.
Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió al
lugar de los muertos.
Al tercer día resucitó de entre los muertos.
Subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios
Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los
muertos.
Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia
Católica, en la comunión de los santos, el perdón de
los pecados, la resurrección de la carne y la vida
eterna. Amén.
PRESENTACIÓN DE LAS OFRENDAS

(Canto de Ofertorio) o bien:


S: Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este
pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre,
que recibimos de tu generosidad y ahora te
presentamos.
Él será para nosotros pan de vida.
A: Bendito seas por siempre, Señor.
S: Bendito seas. Señor. Dios del universo, por este
vino, fruto de la vid y del trabajo del hombre,
que recibimos de tu generosidad y ahora te
presentamos.
Él será para nosotros bebida de salvación.
A: Bendito seas por siempre, Señor.
S: Orad, hermanos para que este sacrificio mío y
vuestro sea agradable a Dios, Padre
todopoderoso.
A: El Señor reciba de tus manos este sacrificio para
alabanza y gloria de su nombre, para nuestro bien
y el de toda su santa Iglesia.
ORACIÓN EUCARÍSTICA II

S: El Señor esté con vosotros.


A: Y con tu espíritu.
S: Levantemos el corazón.
A: Lo tenemos levantado hacia el Señor.
S: Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
A: Es justo y necesario.
S: En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación, darte gracias, Padre
Santo, siempre y en todo lugar, por Jesucristo, tu
hijo amado.
Por Él que es tu Palabra, hiciste todas las
cosas.
Tú nos lo enviaste para que,
hecho hombre por obra del Espíritu Santo
y nacido de María la Virgen,
fuera nuestro Salvador y
Redentor.
Él en cumplimiento de tu voluntad, para destruir
la muerte y manifestar la Resurrección, extendió
sus brazos en la cruz y así adquirió para ti un
Pueblo santo.
Por eso, con los ángeles y los santos,
proclamamos tu gloria cantando.
A: Santo, Santo, Santo es el Señor Dios del
Universo. Llenos están el cielo y la tierra
de su gloria. ¡Hosanna en el cielo!
Bendito el que viene en el nombre del
Señor. ¡Hosanna en el cielo!

CP: Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda


santidad.

CC: Por eso te pedimos que santifiques estos


dones con la efusión de tu Espíritu, de
manera que sean para nosotros cuerpo
y sangre de Jesucristo, nuestro Señor.

El cual, cuando iba a ser entregado a su


Pasión, voluntariamente aceptada, tomó
pan, dándote gracias, lo partió y lo dio a
sus discípulos diciendo:
"Tomad y comed todos de él,
porque esto es mi Cuerpo
que será entregado por vosotros".

Del mismo modo, acabada la cena, tomó el


cáliz,
y, dándote gracias de nuevo, lo pasó a sus
discípulos diciendo:

"Tomad y bebed todos de él, porque éste es el


cáliz de mi Sangre, Sangre de la Alianza
Nueva y eterna, que será derramada por
vosotros y por muchos
para el perdón de los pecados.
Haced esto en conmemoración mía".
CP: Este es el sacramento de nuestra fe.

A: Anunciamos tu muerte.
Proclamamos tu Resurrección. Ven,
Señor, Jesús.

CC: Así, pues, Padre, al celebrar ahora el


memorial de la muerte y
resurrección de tu Hijo, te
ofrecemos el pan de vida y el cáliz
de salvación, y te damos gracias
porque nos haces dignos de servirte
en tu presencia.

Te pedimos humildemente que el


Espíritu Santo congregue en la
unidad a cuantos participamos del
Cuerpo y Sangre de Cristo.
C 1: Acuérdate, Señor, de tu Iglesia extendida por toda
la tierra;
y con el Papa N., con nuestro obispo N., y
todos los pastores que cuidan de tu Pueblo,
llévala a su perfección por la caridad.

C 2: Acuérdate también de nuestros hermanos que


durmieron con la esperanza de la resurrección, y
de todos los que han muerto en tu misericordia;
admítelos a contemplar la luz de tu rostro.
Ten misericordia de todos nosotros,
y así, con María, la Virgen Madre de Dios,
los apóstoles y cuantos
vivieron en tu amistad a través de los tiempos,
merezcamos por tu Hijo Jesucristo,
compartir la vida eterna
y cantar tus alabanzas.

C: Por Cristo, con él y en él,


a ti. Dios Padre omnipotente, en la
unidad del Espíritu Santo, todo
honor y toda gloria, por los siglos
de los siglos.

A: Amén.
RITO DE LA COMUNIÓN

S: Llenos de alegría por ser hijos de Dios,


digamos confiadamente la oración que Cristo nos
enseñó:
A: Padre Nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu nombre.
Venga a nosotros tu reino.
Hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdona
nuestras ofensas, como también nosotros
perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación.
Y líbranos del mal.
Amén
S: Líbranos de todos los males, Señor,
y concédenos la paz en nuestros días, para que,
ayudados por tu misericordia, vivamos siempre
libres de pecado y protegidos de toda
perturbación, mientras esperamos la gloriosa
venida de nuestro Señor Jesucristo.
A: Tuyo es el reino, tuyo es el poder y la gloria por
siempre, Señor.
S: Señor Jesucristo, que dijiste a los Apóstoles:
"La paz les dejo, mi paz les doy", no tengas en
cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia,
y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la
unidad.
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
A: Amén.

S: La paz del Señor sea siempre con vosotros.

A: Y con tu espíritu.
S: El Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor
Jesucristo unidos en este cáliz, sean para nosotros
alimento de vida eterna.
A: Cordero de Dios, que quitas el pecado del
mundo, ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.
S: Este es el Cordero de Dios que quita
el pecado del mundo.
Dichosos los llamados a esta Cena.
A: Señor, no soy digno de que entres en mi
casa; pero una palabra tuya bastará para sanarme.
S: El Cuerpo de Cristo.
Comulgante: Amén
RITO DE CONCLUSIÓN
S: EL Señor esté con vosotros.
A: Y con tu espíritu.
S: La bendición de Dios todopoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre
vosotros.
A: Amén.
S: Podéis ir en la paz de Cristo.
A: Demos gracias a Dios.
CANTOS

10
1 ALEGRE LA MAÑANA

Alegre la mañana que nos habla de ti.


Alegre la mañana.
1. En el nombre del Padre, del Hijo y del
Espíritu,
salimos de la noche y estrenamos la aurora,
saludamos el gozo de la luz que nos llega
resucitada y resucitadora.
2. Tu mano acerca el fuego a la tierra sombría, y
el rostro de las cosas se alegra en tu presencia;
silabeas el alba igual que una palabra, tú
pronuncias el mar como sentencia.
3. Regresa desde el sueño el hombre a su
memoria,
acude a su trabajo, madruga a sus dolores; le
confías la tierra, y a la tarde la encuentras rica
de pan y amarga de sudores.
4. Y tú te regocijas, oh Dios, y tú prolongas
en sus pequeñas manos tus manos poderosas, y
estáis de cuerpo entero los dos así creando, los
dos así velando por las cosas.
5. Bendita la mañana que trae la gran noticia de
tu presencia joven, en gloria y poderío, la
serena certeza con que el día proclama que el
sepulcro de Cristo está vacío.
2 CANTANDO LA ALEGRÍA

Cantando la alegría de vivir


llegamos a la casa del Señor.
Marchando todos juntos como hermanos andemos
los caminos hacia Dios.
1. Venid, entremos todos dando gracias;
venid, cantemos todos al Señor, gritemos
a la Roca que nos salva, cantemos la
alabanza a nuestro Dios.
2. La paz del Señor sea con nosotros, la
paz que llena sola el corazón,
la paz de estar unidos como hermanos, la
paz que nos promete nuestro Dios.
3. Entremos por las puertas dando gracias,
pidamos al Señor también perdón, perdón por
nuestras faltas a los hermanos, perdón por
nuestro pobre corazón.
3 CANTEMOS A NUESTRO DIOS

1. Cantemos a nuestro Dios el


canto de bendición; cantemos a
la vida y el amor.
Queremos cantar la canción de Dios, cantar a
la vida nuestra joven canción.
2. Por cada amanecer,
por la luz que Tú nos das,
por el perdón que ofreces, por tu paz.
3. Por un mundo que vendrá, por la
tierra que hay que hacer, por los que
tienen
hambre de verdad.
4. Por los que no están aquí,
en la mesa de hermandad;
por todo aquel
que busca la verdad.
5. Las puertas de tu ciudad, abiertas de par
en par,
a los pobres de la tierra acogerán.
4 CRISTO LIBERTADOR

Cristo nos da la libertad.


Cristo nos da la salvación.
Cristo nos da la esperanza.
Cristo nos da el amor.
1. Cuando luche por la paz y la verdad, la
encontraré;
cuando cargue con la cruz de los demás me
salvaré.
Dame, Señor, tu palabra.
Oye, Señor, mi oración.
2. Cuando sepa perdonar de corazón tendré
perdón;
cuando siga los caminos del amor
veré al Señor.
Dame, Señor, tu palabra.
Oye, Señor, mi oración.
3. Cuando siembre la alegría y la amistad
vendrá el amor,
cuando viva en comunión con los demás, seré
de Dios.
Dame, Señor, tu palabra.
Oye, Señor, mi oración.
5 ACLARÓ

1. Mira cómo aclara en la cordillera, cómo


florece el resplandor del sol, cómo la fría
mañana se entibia, cómo Dios nos da un
día más de amor y su luz recorre campos y
florestas abarcando hasta el último rincón,
penetrando por tinieblas, dando vida, y
jamás detiene su calor.

Y aclaró en el último rincón de mi pieza, aclaró en


el último rincón de mi corazón, aclaró en la eterna
oscuridad del camino, aclaró. ¡Un día más de vida
nos ofrece Dios!

2. Y de nuevo despertamos a la vida, a


entregamos por entero a la labor; si
pudiera detener esta rutina
y dar gracias porque existo hoy.

3. Cambiaría, ¡Cómo todo cambiaría!


por completo nuestra posición
de egoísmos y de falsas apariencias,
cambiaría nuestro falso amor.
6 ESTE ES EL DÍA (Salmo 117)

Este es el día en que actuó el Señor; sea nuestra


alegría y nuestro gozo.
Dad gracias al Señor porque es bueno, porque
es eterna su misericordia. Aleluya, Aleluya.

1. Que lo diga la casa de Israel; es eterna


su misericordia.
Que lo diga la casa de Aarón; es
eterna su misericordia.
Que lo digan los fieles del Señor; es
eterna su misericordia.

2. Escuchad; hay cantos de victoria en las


tiendas de los justos:
"La diestra del Señor es poderosa; es
excelsa la diestra del Señor", (bis)

3. Abridme las puertas del triunfo


y entraré para dar gracias al Señor. Ésta
es la puerta del Señor; los vencedores
entrarán por ella.
Yo no he de morir, yo viviré para
cantar las hazañas del Señor.
7 ESTOY PENSANDO EN DIOS

Estoy pensando en Dios, estoy


pensando en su amor (bis)

1. Olvida el hombre a su Señor y


poco a poco se desvía;
y entre angustia y cobardía va
perdiéndose el amor.
Dios le habla como amigo; huye
el hombre de su voz.

2. Yo siento angustia cuando veo


que después de dos mil años
y entre tantos desengaños,
pocos viven por amor; muchos
hablan de esperanza, mas se
alejan del Señor.

3. Todo podría ir mejor


si en fervor y en alegría
fuesen las madres María y
los padres San José y sus
hijos imitasen a Jesús de
Nazareth.
8 HACIA TI MORADA SANTA

Hacia ti, morada santa, hacia ti,


tierra del Salvador, peregrinos,
caminantes, vamos hacia ti.

1. Venimos a tu mesa,
comeremos tu carne,
beberemos tu sangre, tu
cuerpo nos saciará.

2. Somos tu pueblo santo que


hoy camina unido. Tú vas
entre nosotros, tu amor nos
guiará.

3. Tú eres el camino,
Tú eres la esperanza,
hermano de los pobres.
Amén, Aleluya.

4. Reinaremos contigo en tu
morada santa, beberemos
tu sangre, tu fe nos salvará.
9 HOY LLEGAMOS A CASA

1. Hoy llegamos a casa, Señor, a


entonar el amor en canción;
porque tú
llenas de gozo la vida, porque
nos enseñaste a reír. Aleluya,
Aleluya.

2. Tus palabras queremos oír,


recibir tu verdad, tu calor; y
llevar
ritmo feliz a la vida, construir
un mundo de amor. Aleluya, Aleluya.

3. Es tu ley un mandato de amor, es


mensaje de paz y perdón, es
misión,
lucha que empeña la vida, es
el canto de fe juvenil. Aleluya,
Aleluya.
10 JUNTOS CANTANDO

Juntos cantando la alegría de vernos unidos


en la fe y el amor; juntos sintiendo en
nuestras vidas la alegre presencia del
Señor.

1. Somos la Iglesia peregrina que Él fundó,


somos un pueblo que camina sin cesar; entre
cansancio y esperanzas hacia Dios nuestro
amigo Jesús nos llevará.

2. Hay una fe que nos alumbra con su luz, una


esperanza que empapó nuestro esperar; aunque la
noche nos envuelva en su inquietud nuestro amigo
Jesús nos guiará.

3. Es el Señor: nos acompaña a caminar, con


su ternura a nuestro lado siempre va; si los
peligros nos acechan por doquier nuestro
amigo Jesús nos salvará.

15
11 JUNTOS COMO HERMANOS

Juntos como hermanos, miembros


de una Iglesia vamos caminando al
encuentro del Señor.

1. Un largo caminar
por el desierto bajo el sol,
no podemos avanzar sin la
ayuda del Señor.

2. Unidos al rezar, unidos en


una canción, viviremos
nuestra fe con la ayuda del
Señor.

3. La Iglesia en marcha está


a un mundo nuevo vamos ya,
donde reinará el amor, donde
reinará la paz.
12 LLEGAD HASTA EL SEÑOR
(Salmo 99)

Llegad hasta el Señor cantando himnos de


gozo.

1. Aclamad al Señor, tierra entera.


Servid al Señor con alegría.
Llegad a Él con cantares de gozo.

2. Sabed que el Señor es Dios.


Él nos creo, a Él pertenecemos.
Somos su pueblo y ovejas de su aprisco.

3. Entrad por sus puertas dando gracias.


Avanzad por sus atrios entre himnos.
Alabadle y su nombre bendecid.

4. Sí, el Señor es bondadoso.


Sí, eterno en su amor.
Su lealtad por los siglos permanece.

5. Demos gloria al Padre Poderoso, a su Hijo,


Cristo, el Señor,
al Espíritu que habita en nuestras almas.
13 MENSAJERO DE LA PAZ

¡Es hermoso ver bajar de la montaña


los pies del Mensajero de la Paz!

1. El Señor envió a sus discípulos, los


mandó de dos en dos.

2. Les mandó a las ciudades y lugares


donde iba a ir Él.

3. "La cosecha es abundante", les dijo el


Señor al partir.

4. "Pídanle al dueño del


campo que envíe obreros a su mies".

5. Al entrar en una casa saluden


anunciando la paz.

6. Cuando alguien los reciba, que se


apoye en él vuestra paz.

7. El Reino de Dios está cerca, a todos


anunciarán.
14 PUEBLO DE REYES

Pueblo de reyes, asamblea santa, pueblo sacerdotal: pueblo de


Dios, bendice a tu Señor.

1. Te cantamos, Jesús, Hijo amado del Padre.


Te alabamos, eterna Palabra salida de Dios.
Te cantamos, Jesús, que naciste de María.
Te alabamos a ti, nuestro hermano, nuestro Salvador.

2. Te cantamos a ti, esplendor de la gloria.


Te alabamos, estrella radiante que anuncias el día.
Te cantamos, Jesús, luz eterna de Dios.
Te alabamos, antorcha de la nueva Jerusalén.

3. Te cantamos, Mesías que anunciaron los profetas.


Te alabamos a ti, el esperado del pueblo de Israel.
Te cantamos, Mesías esperado por los pobres.
Te alabamos, Jesús, nuestro rey de humilde corazón.

4. Te cantamos, Pastor que nos conduces al reino.


Te alabamos, reúne a tus ovejas en un solo redil.
Te cantamos, Jesús, manantial de la gracia.
Te alabamos, oh fuente de agua viva que apaga nuestra sed.

17
15 QUÉ ALEGRÍA
(Salmo 121)

Qué alegría cuando me dijeron: vamos a


la casa del Señor.
Ya están pisando nuestros pies tus
umbrales, Jerusalén.

1. Jerusalén está fundada,


como ciudad bien compacta.
Allá suben las tribus
las tribus del Señor.

2. Según la costumbre de Israel,


a celebrar el nombre del Señor; en ella
están los tribunales de justicia, en el
palacio de David.

3. Desead la paz a Jerusalén:


"Vivan seguros los que te aman.
Haya paz dentro de tus muros, en tus
palacios seguridad".

4. Por mis hermanos y compañeros voy a


decir: "la paz contigo".
Por la casa del Señor, nuestro Dios, te
deseo todo bien.
16 SEÑOR, ¿QUIÉN ENTRARÁ?
(Salmo 24)

1. Señor, ¿quién entrará


en tu santuario para alabar? (bis) El
de manos limpias, de corazón puro,
que no es vanidoso y que sabe amar.
(bis)

2. Señor, yo quiero entrar


en tu santuario para alabar. (bis)
Dame manos limpias, y corazón
puro, no ser vanidoso; enséñame a
amar. (bis)

3. Señor, ya puedo entrar


en tu santuario para alabar. (bis) Tu
sangre me lava, tu fuego me quema,
tu Espíritu Santo inunda mi ser.
(bis)
17 SÓLO DIOS ES GRANDE

1. Yo pensaba que el hombre era grande por


su poder, grande por su saber, grande por
su valer;
yo pensaba que el mundo era grande
y me equivoqué
pues grande es sólo Dios.

Sube hasta el cielo y lo verás qué


pequeñito el mundo es, sube hasta
el cielo y lo verás.
Como un juguete de cristal que con
cariño hay que cuidar, sube hasta el
cielo y lo verás.

2. Muchas veces el hombre buscaba ser


como Dios, quería ser como Dios,
soñaba ser como Dios.
Muchas veces el hombre soñaba
y se despertó,
pues grande es sólo Dios.

3. Caminando por la vida hay


veces que encontrarás cosas
que extrañarás, hombres que
admirarás.
Caminando por la vida hay veces
que pensarás que el hombre es como Dios.

1
18 UN PUEBLO QUE CAMINA

Un pueblo que camina por el mundo


gritando: ¡Ven, Señor!
Un pueblo que busca en esta vida la gran
liberación.

1. Los pobres siempre esperan el amanecer y


un día más justo y sin opresión;
los pobres hemos puesto la esperanza en ti,
Libertador.

2. Salvaste nuestra vida de la esclavitud,


esclavos de la ley, sirviendo en el temor;
nosotros hemos puesto la esperanza en ti,
Dios del amor.

3. El mundo por la guerra sangra sin razón,


familias destrozadas buscan un hogar;
el mundo tiene puesta su esperanza en ti Dios
de la paz.
19 VAMOS CANTANDO AL SEÑOR

Vamos cantando al Señor:


Él es nuestra alegría.

1. La luz de un nuevo día


venció la oscuridad;
que brille en nuestras vidas la
luz de la verdad.

2. La roca que nos salva es


Cristo, nuestro Dios;
lleguemos dando gracias a
nuestro Redentor.

3. Los cielos y la tierra


aclaman al Señor: ha hecho
maravillas, inmenso es su
amor.

4. Unidos como hermanos


venimos a tu altar
que llenes nuestras vidas de
amor y de amistad.
20 HACES NUEVAS TODAS LAS COSAS

Hey, que haces nuevas todas las cosas, que


haces nuevas todas las cosas, que haces nuevas
todas las cosas. (bis)

1. Es vida que brota en la vida, es


fruto que crece en amor, es vida
que vence la muerte, es vida que
trae el Señor. (bis)

2. Dejaste el sepulcro vacío, la


muerte no te derrotó, la piedra
que detenía,
el día tercero cayó. (bis)

3. Me ofreces una nueva vida,


renuevo en ti mi amor,
me das una nueva esperanza, ya
todo lo viejo pasó. (bis)
21 VEN, VEN, SEÑOR

Ven, ven, Señor, no tardes.


Ven, ven, que te esperamos.
Ven, ven, Señor, no tardes.
Ven pronto, Señor.

1. El mundo muere de frío, el alma


perdió el calor, los hombres no
son hermanos, el mundo no tiene
amor.

2. Envuelto en sombría noche el


mundo sin paz no ve, buscando
va una esperanza, buscando
Señor, tu fe.

3. Al mundo le falta vida, al mundo


le falta luz,
al mundo le falta el cielo, al
mundo le faltas tú.
22 VIENEN CON ALEGRÍA

Vienen con alegría, Señor, cantando vienen


con alegría, Señor, los que caminan por la
vida, Señor, sembrando tu paz y amor.

1. Vienen trayendo la esperanza


a un mundo cargado de ansiedad, un
mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.

2. Vienen trayendo entre sus manos


esfuerzos de hermanos por la paz,
deseos de un mundo más humano, que
nacen del bien y la verdad.

3. Cuando el odio y la violencia


aniden en nuestro corazón,
el mundo sabrá que por herencia le
aguardan tristezas y dolor.

21
23 AMANTE JESÚS MÍO

Amante Jesús mío, oh cuánto te


ofendí.
Perdona mi extravío y ten piedad de
mí. (bis)

¿Quién al mirarte exánime, pendiente


de una cruz, por nuestras culpas
víctimas expirar, buen Jesús, de
compasión y lástima no siente el
pecho herido, habiéndote ofendido
con negra ingratitud?

24 PERDONA A TU PUEBLO

Perdona a tu pueblo, Señor, perdona a


tu pueblo, perdónale, Señor.

No estés eternamente enojado, no


estés eternamente enojado,
perdónale, Señor.
25 MI ALMA ESPERA EN EL SEÑOR
(Salmo 129)

1. Desde lo hondo a ti grito, Señor;


Señor, escucha mi voz;
estén tus oídos atentos a
la voz de mi súplica.

Mi alma espera en el Señor, mi alma


espera en su palabra; mi alma aguarda
al Señor, porque en él está la
Salvación.

2. Si llevas cuenta de los delitos, Señor


¿quién podrá resistir?
Pero de ti procede el perdón y
así infundes respeto.

3. Mi alma aguarda al Señor, más que


el centinela la aurora. Aguarde
Israel al Señor como el centinela la
aurora.

4. Porque del Señor


viene la misericordia
y la redención copiosa; y
él redimirá a Israel de
todos sus delitos.
26 OYE, PADRE

1. El pueblo gime en su dolor:


Ven y sálvanos.
A Dios levanta su clamor:
Ven y sálvanos.

Oye, Padre, el grito de tu pueblo.


Oye, Cristo, ven y sálvanos.
2. El pueblo está en la esclavitud: Ven...
El pueblo clama libertad: Ven...

3. Jesús será el Salvador: Ven...


Su brazo es fuerza del Señor: Ven...
4. El pueblo empieza a caminar: Ven...
Vencida queda la opresión: Ven...

5. La marcha es dura, ciega el sol: Ven...


Se acerca ya la redención: Ven...

27 PERDÓN, SEÑOR
1. Perdón, Señor.
Perdón, Señor, piedad de mí.

2. Pequé, Señor.
Pequé, Señor, piedad de mí.
28 PERDÓN MI DIOS
1. Perdón, mi Dios, por todo lo que soy.
Perdóname, Dios mío, por lo que no te doy.
Perdón. (4)

2. Escucha mi plegaria, sin ti no sé vivir; por lo


que te he ofendido,
perdón, perdóname a mí.
3. Escucha mi plegaria, por lo que te ofendí.
Perdón, mi Dios. Perdóname. (bis)

29 PERDÓN, OH DIOS MÍO


Perdón, oh Dios mío, perdón e indulgencia, perdón y
clemencia, perdón y piedad.

Pequé. Ya mi alma su culpa confiesa.


Mil veces me pesa de tanta maldad.

23
30 PERDÓN, SEÑOR, PERDÓN
(Salmo 50)

Perdón, Señor, perdón.

1. Misericordia, mi Dios, por tu bondad, por tu


inmensa compasión borra mi culpa.

2. Lava del todo mi delito y limpia todo mi


pecado.

3. Reconozco mi culpa, Señor tengo siempre


presente mi pecado.

4. Contra ti, contra ti sólo pequé, cometí la


maldad que tú aborreces.

5. Enseñaré a los malvados tus caminos,


volverán a ti los pecados.

6. Abrirás mis labios, Señor,


y mi boca cantará tus alabanzas.
31 PERDÓN SEÑOR

1. Perdón, Señor, hoy yo te ofendí.


Perdóname por no comprender que
me amabas antes de nacer
y me esperas hoy en mi atardecer.

2. Perdón, Señor, yo no sé vivir.


De mis hermanos yo me separé; el
calor de tu dulce hogar quiero revivir,
haz que vuelva a ti.

3. Ayúdame, quiero serte fiel.


Resucitar contigo otra vez; y
llevarte con mi caminar
por esta ciudad hacia los demás.

4. Igual que el sol, que al despertar sabe


que tiene mucho que brillar, yo al fin sé
por quién vivir, porque tu perdón
fecundó mi andar.
32 PIEDAD (Salmo 50)

¡Piedad, Señor, porque pequé contra ti!


1. Piedad de mí, Señor, en tu bondad;
en la abundancia de tu amor borra mi falta.
Lava tú de mi maldad todo vestigio,
purifícame a fondo del pecado.

2. Reconozco mi culpa, Señor, tengo


siempre presente mi pecado; contra ti,
contra ti sólo pequé,
lo que es malo a tus ojos, yo lo hice.
3. Por eso eres justo en tu sentencia, tu
juicio es irreprochable;
tú ves qué malo soy de nacimiento, pecador
desde el seno de mi madre.

4. Tú amas el sincero corazón,


me enseñas la verdad en mi interior;
purifícame. Señor, quedaré limpio, quedaré
más blanco que la nieve.

5. Dame, Señor tu gozo y tu alegría, que se


alegre mi cuerpo quebrantado; aparta tu
vista de mis culpas,
borra en mí todo rastro de malicia.
33 SÍ, ME LEVANTARÉ

¡Sí, me levantaré, volveré junto a mi


Padre!

1. A ti, Señor, elevo mi alma;


tú eres mi Dios y mi Salvador.
2. Sana mi alma y mi corazón,
¡porque pequé, Señor, contra ti!
3. Vuelve, Señor, vuelve a nosotros.
Somos tus hijos, ¡tennos piedad!

4. Mi corazón busca tu rostro; oye mi


voz, Señor, ten piedad.

5. Aunque mis padres me abandonaran,


me acogería siempre mi Dios.

6. Mi corazón te canta y exulta;


¡Te alabaré por la eternidad".
34 SEÑOR, TEN PIEDAD DE
NOSOTROS

Señor, ten piedad de nosotros. (bis)


1. Porque hay amor que se vuelve palabra,
porque hay niños que están sin hogar,
porque los hombres se matan y mienten,
porque se ciegan y olvidan amar.

2. Por el hambre que sufren los hombres,


porque la risa que nunca brotó,
por la flor que murió en su capullo, por
el hijo que nunca nació.

3. Por las vidas que siega la guerra, por el


vicio que mina el hogar, por la culpa que
cierra el camino, por los frutos que nunca
serán.

35 TEN PIEDAD, SEÑOR


Ten piedad, Señor, ten piedad,
soy pecador, ten piedad. ( 2)
Y de mí. Cristo, apiádate,
contra ti, yo pequé. (2)
36 TEN PIEDAD DE MÍ, OH DIOS

Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu


misericordia, conforme a la multitud de tus
piedades, borra mis rebeliones.

Lávame más y más de mi maldad y límpiame


de mis pecados. (bis)

37 TEN PIEDAD DE MÍ, SEÑOR


1. Ten piedad de mí, Señor, ten piedad,
ten piedad.
Ten piedad de mí, Señor,
ten piedad de mí.

2. Cristo, escucha y ten piedad, ten


piedad, ten piedad.
Cristo, escucha y ten piedad,
ten piedad de mí.

3. Ten piedad de mi, Señor, ten piedad,


ten piedad.
Ten piedad de mí, Señor,
ten piedad de mí.
38 VOLVERÉ

Volveré, volveré, a la casa del Padre


volveré.
Le diré, le diré:
Contra el cielo y contra ti yo pequé.

1. De mi casa me fui un día


destrozando la familia, yo pequé.
Hoy me encuentro triste y roto; yo no quiero
vivir solo, volveré.

2. He pecado, Padre mío,


no merezco ser tu hijo, vuelvo a ti.
Hijo mío, yo te abrazo,
te perdí, hoy te he encontrado, ven a mí.

3. A ese hijo que ha llegado


yo no quiero por hermano, échale.
Ese hijo y ese hermano
es mi hijo y es tu hermano, alégrate.
39 ZAMBA DEL PERDÓN

1. Perdón por aquel mendigo,


por aquella lágrima que hice brillar;
perdón por aquellos ojos
que al buscar los míos no quise mirar. (bis)
Señor, no le di mi mano;
se encontraba solo y lo dejé partir;
perdón por no dar cariño,
por sólo buscarlo y tan lejos de ti. (bis)
Señor, ¿por qué soy así?
Estoy como ciego, no sé comprender.
Señor, tú eres mi esperanza: dame tu mirada,
que te sepa ver.
2. Señor, no soy siempre alegre,
no doy luz a otros que están junto a mí;
perdón por esa tristeza,
por sentirme solo, cuando estás ahí. (bis)
Perdón por otros hermanos a quienes no importa
tu padecer; estás cerca del que sufre, pasan a tu
lado, pero no te ven. (bis)
40 GLORIA A DIOS

Gloria a Dios en los cielos


y en la tierra paz a los hombres.
1. Gloria a ti, oh Padre omnipotente,
Rey celestial.

2. Gloria a ti, oh Hijo del Eterno, Dios


Redentor.

3. Gloria a ti, Espíritu Divino, que eres


Amor.

41 GLORIA AL SEÑOR
Aleluya. (4) Gloria al Señor. (2)
1. Gloria al Señor Nuestro Padre (3)
Gloria al Señor.

2. Gloria al Señor Jesucristo (3) Gloria


al Señor.

3. Gloria al Espíritu Santo (3)


Gloria al Señor.
42 GLORIA, GLORIA A DIOS

Gloria, gloria a Dios. Alabanzas,


Él nos cuida con amor.
Gloria a Dios, gloria a Dios.

1. Padre, queremos alabarte, con


Cristo agradecerte
la vida juvenil,
imagen de tu Ser.

2. Cristo, amigo siempre joven,


que junto con María, la Madre Virginal,
compartes nuestro andar.

3. Santo, Espíritu de Dios, que


infundes fuerzas nuevas a
nuestra juventud
y creas el amor.
43 ANTÍFONAS

1. Alma mía, recobra tu calma, que el


Señor fue bueno contigo.
Alma mía, recobra tu calma, que el Señor
escucha tu voz.
2. Cantaré eternamente las misericordias del
Señor.
Anunciaré tu fidelidad por todas las edades.
3. Espero confiado en el Señor,
cierto estoy de su Palabra.
4. Grandes, maravillosas son tus obras, oh
Señor, Dios omnipotente.
5. Gloria, honor a ti, Señor Jesús.
6. Nuestra pascua inmolada, aleluya, es
Cristo el Señor, aleluya.
Aleluya. Aleluya.
7. Qué bueno es alabarte, Señor, y
cantar a tu nombre,
proclamar por la mañana tu misericordia, tu
fidelidad cada noche. (bis)
8. Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote. Aleluya.

9. Y yo le resucitaré (3)
en el día final.
44 BENDITA

1. Bendita, (3) la Palabra del Señor, bendito, (3)


quien la vive con amor.

2. La Palabra de Dios escuchad, su Evangelio


Jesús proclamará, la justicia del Reino del
Padre debéis siempre por siempre buscar.

45 CRISTO ANUNCIÓ

Cristo anunció la noticia de la paz a los que


estaban lejos y a los que estaban cerca.
Por Cristo todos nos acercamos al Padre. Ya no
hay extranjeros.
Todos pertenecen a la familia de Dios.
46 GLORIA A CRISTO

¡Gloria a Cristo, Palabra eterna de Dios Creador!


¡Gloria a ti, Señor!

¡Gloria a Cristo, Sabiduría de Dios Creador! ¡Gloria a


ti, Señor!

¡Gloria a Cristo, Luz verdadera de Dios Creador!


¡Gloria a ti, Señor!

47 TU PALABRA SEÑOR ES LA VERDAD

Tu palabra Señor es la verdad y tu ley nuestra libertad.

1. La ley del Señor es perfecta el alma reconforta,


el testimonio del Señor es verdadero
sabiduría del humilde.

2. Los preceptos del Señor son rectos y el corazón


alegran,
los preceptos del Señor son puros e
iluminan los ojos.
48 TU PALABRA ME DA VIDA
(Salmo 118)

Tu Palabra me da vida, confió en ti, Señor. Tu


Palabra es eterna, en ella esperaré.

1. Dichoso el que con vida intachable camina en


la Ley del Señor.
Dichoso el que guardando
sus preceptos
lo busca de todo corazón.

2. Postrada en el polvo está mi alma


devuélvame la vida tu palabra.
Mi alma está llena de tristeza consuélame,
Señor, con tus promesas.

3. Escogí el camino verdadero


y he tenido presente tus decretos. Correré
por el camino del Señor, cuando me hayas
ensanchado el corazón.

4. Éste es mi consuelo en la tristeza, sentir que


tu palabra me da vida.
Por las noches me acuerdo
de tu nombre,
recorriendo tu camino dame vida.
49 CREO

1. Creo en Dios, Padre todopoderoso,


creador del cielo y de la tierra.

Creo, Señor. Creo Señor.

2. Creo en Jesucristo, su único Hijo, que se


hizo hombre y murió por salvamos.

3. Creo en el Espíritu Santo

y en la Iglesia Católica, nuestra Madre.

Señor, yo creo, pero aumenta mi fe.

50 AMAR ES ENTREGARSE
1. Amar es entregarse, olvidándose de sí,
buscando lo que al otro pueda hacer feliz.
(bis)

Qué lindo es vivir para amar, qué grande es tener


para dar, dar alegría y felicidad, darse uno mismo,
eso es amar. (bis)
2. Si amas con optimismo y te
entregas a los demás, verás que
no hay egoísmo que no puedas
superar.

51 BENDITO SEAS, SEÑOR


Bendito seas, Señor, por este pan y
este vino que generoso nos diste para
caminar contigo, y serás para nosotros
alimento en el camino.

Te ofrecemos el trabajo, las penas y


la alegría, el pan que nos alimenta y
el afán de cada día.
52 DESPUÉS DE PREPARAR

1. Después de preparar la tierra y de sembrar se ha


recogido el trigo bajo el sol otoñal; ha sido
necesario blanca harina hacer; es trabajo del
hombre el que ha hecho este pan.
Es éste el pan que presentamos hoy; el pan de nuestra
vida, el pan de nuestro amor, el pan de nuestra tierra, del
gozo y del dolor; nuestro esfuerzo en hacer nuestro
mundo mejor.

Faltando el vino en las bodas de Caná, tu


madre se te acerca y te lo hace saber.
"Los jarros llenen de agua y háganlo probar;
necesario es el vino para celebrar".

Es éste el vino que presentamos hoy,


el vino de amistad y de fraternidad, el vino que
será la sangre del Señor; nuestro esfuerzo en hacer
nuestro mundo mejor.

Al ofrecer el vino junto con el pan pensando en el


hambre que muchos sufren hoy. Enséñanos,
Señor, a compartir el pan y que alegres vivamos
sembrando tu amor.

3
53 MANOS ABIERTAS

Manos abiertas ante ti, Señor, te


ofrecemos el mundo, manos abiertas
ante ti, Señor, nuestro gozo es
profundo.

1. Guárdanos bien sencillos ante ti, Señor,


limpios y claros como el mar.
Guárdanos bien sencillos ante los demás
como un camino para andar.

2. Guárdanos bien sencillos ante ti, Señor,


llenos de fe, de amor y paz.
Guárdanos bien sencillos ante los demás y
disponibles para dar.

2
54 EN MIS MANOS TRAIGO EL PAN

1. En mi mano traigo el pan


y una garrafa de vino; (bis) te
agradezco, amigo mío, que
nos vengas a visitar, y que te
hagas tan pequeño, tan
pequeño como un niño.

2. En mi mano traigo el pan


y una garrafa con vino; (bis) así
junto a la mesa nuestro diálogo
iniciamos; así junto a la mesa
una alianza consagramos.

3. Y, llegando a tu presencia, al
oído te decimos: (bis)
"pan y vino son el signo del
amor de tus hermanos".
Y con ellos nuestras vidas
colocamos en tus manos.
55 NEGRA ES LA UVA

1. Negra es la uva, largo el camino,


duro el trabajo, rojo es el vino,
campo chileno, trigo amarillo,
manos que hacen pan.

Acéptalos, recíbelos. Y danos tu Cuerpo y tu


Sangre. (bis)

2. Te presentamos estas ofrendas, un


poco de pan, un poco de vino, manos
agrestes, rostros cansados, trabajo
del campesino.
56 OFRECEMOS AL SEÑOR

Ofrecemos al Señor un mundo nuevo, el


futuro de su pueblo. (bis)

1. Ofrecemos al hombre que llora


sin ver la aurora del mundo que sufre y
ofrecemos la esperanza de quien descubre
la resurrección.

2. Ofrecemos al hombre que espera la


nueva era de vida en plenitud y al que
no tiene quien le ayude
a cambiar muerte en resurrección.

3. Ofrecemos los trabajos y desvelos


la lucha dura entre lo viejo y lo nuevo, la
noche oscura del pueblo, la madrugada de
la resurrección.
57 PADRE NUESTRO RECIBID

1. Padre nuestro recibid el


humilde pan de ese pan que se
convertirá en el cuerpo de
Jesús.

2. Recibid también, Señor, los


racimos de la vid, de la vid
que se convertirá en la
sangre de Jesús.

3. Con el vino y con el pan


ofrecemos nuestro don nuestra
pobre vida de dolor entregada
con amor.

4. Gloria al Padre y al Amor y a


Jesús nuestro Señor bendigamos el
nombre de Dios siempre y en todo
lugar. Amén.
58 PAN Y VINO SOBRE EL ALTAR

Pan y vino sobre el altar son


ofrendas de amor.
Pan y vino serán después tu
Cuerpo y Sangre, Señor.

1. Por los niños que empiezan la vida, por


los hombres sin techo ni hogar, por los
pueblos que sufren la guerra, te
ofrecemos el vino y el pan.

2. Por los hombres que viven unidos, por


los hombres que buscan la paz, por los
pueblos que no te conocen, te
ofrecemos el vino y el pan.

3. Por aquéllos a quienes queremos,


por nosotros y nuestra amistad, por
los vivos y por los difuntos, te
ofrecemos el vino y el pan.
59 RECIBE, OH DIOS

1. Recibe, oh Dios, el pan que te ofrecemos


luego será el cuerpo de Jesús.
También acepta nuestros sacrificios,
nuestra oración y nuestro corazón.

2. Recibe, oh Dios, el vino que ofrecemos


luego será la sangre de Jesús.
También acepta nuestros sacrificios,
nuestra oración y nuestro corazón.

3. Recíbenos, Señor, por nuestras faltas, por


los que están aquí junto al altar, por los
cristianos vivos y difuntos, por todo el
mundo, por su salvación.
60 SABEMOS QUE VENDRÁS

1. Por este mundo que Cristo nos da


hacemos la ofrenda del pan,
el pan de nuestro trabajo sin fin y
el vino de nuestro cantar.

Sabemos que vendrás


sabemos que estarás
partiendo a los pobres tu pan. (bis)

2. La sed de todos los hombres sin luz la


pena y el triste llorar;
el odio de los que mueren sin pan,
cansados de tanto luchar.

3. Traigo ante ti nuestra justa inquietud:


buscar la justicia y la paz.
En la patena de nuestra oblación,
acepta la vida Señor.
61 TE OFRECEMOS, SEÑOR

Te ofrecemos, Señor, nuestra juventud.


1. Este día que amanece, (anochece - transcurre)
entre cantos y alegrías, este día
en que sentimos tu presencia en
nuestras vidas.

2. Ilusiones y esperanzas, la alegría de vivir


todos juntos como hermanos
caminando hacia ti.

3. El esfuerzo de los hombres, el dominio de


la tierra,
la llegada de tu reino inquietud
que se hace eterna.

4. Vino y pan hoy te ofrecemos; pronto se


convertirán
en tu cuerpo y en tu sangre,
fuente de alegría y paz.

5. Ofrecemos todos juntos nuestras vidas al


Señor, los trabajos y dolores, la alegría y el
amor.

36
62 TE OFRECEMOS, OH SEÑOR 64 TE OFRECEMOS PADRE NUE

Te ofrecemos, oh Señor, este pan y este vino; 1. Te ofrecemos, Padre nuestro,


recíbelos, es nuestro don. este vino y este pan,
Recíbelos de nuestras manos, Señor. junto con ellos te damos el
trabajo y el dolor, la dicha
1. Es trigo de nuestros campos, racimos de de ser tus hijos, la alegría
nuestras viñas. y el amor.

2. Este pan será tu Cuerpo y este vino tu Sangre. 2. Te lo ofrecemos por Cristo que
entre nosotros está.
63 TE OFRECEMOS, SEÑOR Este pan será tu Cuerpo, el
vino Sangre se hará; perdona
Te ofrecemos, Señor, este Santo Sacrificio.
nuestros pecados y haz que
1. Por la Santa Iglesia de Cristo extendida por vivamos en paz.
todo el universo.
65 TE PRESENTAMOS EL VINO Y PAN
2. Por todas las naciones de la
tierra para que amen la paz y la justicia. Te presentamos el vino y el pan,
bendito seas por siempre, Señor.
3. Por los que sufren dolores y miserias 1. Bendito seas, Señor,
para que reciban alivio en sus sufrimientos.
por este pan que nos diste fruto
4. Por todos los aquí de la tierra y del trabajo de los
presentes cuya fe y devoción hombres.
conoces.
2. Bendito seas, Señor, el vino Tú nos
lo diste fruto de la tierra

37
62 TE OFRECEMOS, OH SEÑOR

Te ofrecemos, oh Señor, este pan y este vino;


recíbelos, es nuestro don.
Recíbelos de nuestras manos, Señor.

1. Es trigo de nuestros campos, racimos de


nuestras viñas.

2. Este pan será tu Cuerpo y este vino tu Sangre.

63 TE OFRECEMOS, SEÑOR
Te ofrecemos, Señor, este Santo Sacrificio.
1. Por la Santa Iglesia de Cristo extendida por
todo el universo.

2. Por todas las naciones de la


tierra para que amen la paz y la justicia.

3. Por los que sufren dolores y miserias para que


reciban alivio en sus sufrimientos.

4. Por todos los aquí


presentes cuya fe y devoción
conoces.

3
64 TE OFRECEMOS PADRE NUESTRO

1. Te ofrecemos, Padre nuestro, este vino y este


pan,
junto con ellos te damos el
trabajo y el dolor, la dicha
de ser tus hijos, la alegría y
el amor.

2. Te lo ofrecemos por Cristo que entre


nosotros está.
Este pan será tu Cuerpo,
el vino Sangre se hará;
perdona nuestros pecados y
haz que vivamos en paz.

65 TE PRESENTAMOS EL VINO Y EL
PAN
Te presentamos el vino y el pan, bendito seas por
siempre, Señor.

1. Bendito seas, Señor,


por este pan que nos diste fruto
de la tierra y del trabajo de los
hombres.

2. Bendito seas, Señor, el vino Tú nos lo diste


fruto de la tierra
66 UNA ESPIGA DORADA POR EL SOL

1. Una espiga dorada por el sol, el


racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor, en el
cuerpo y la sangre del Señor.

2. Compartimos la misma
comunión, somos trigo del mismo
sembrador.
Un molino, la vida, nos tritura con dolor, Dios
nos hace eucaristía en el amor.

3. Como granos que han hecho el mismo pan,


como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar, los
cristianos un cuerpo formarán.
4. En la mesa de Dios se sentarán; como hijos su
pan comulgarán; una misma esperanza
caminando cantarán; en la vida, como
hermanos, se amarán.

3
67 ERA UN DÍA DE FIESTA

Era un día de fiesta en Jerusalén: llegaba el


Señor.
Y entre la muchedumbre un canto surgió:

Santo es el Señor, hosanna en el cielo, bendito


es el que viene en nombre del Señor.
Santo, Santo, Santo.
68 SANTO ES EL SEÑOR, ALELUYA

1. Mientras tenga yo una voz para cantar, al


Señor elevo mi oración;
al nacer el sol y al anochecer, al
Señor por siempre alabaré.

Santo es el Señor, aleluya.


Hace maravillas en el mundo hoy.
Me dio nueva vida, aleluya.
Construyendo el reino de Él estoy.

2. Quieres tú también alabar a nuestro Dios;


ven, acude pronto hermano aquí.
Acepta a Jesús como único Señor,
dejando que te transforme a ti.

3. Todos juntos hoy, convertidos al Señor


cantemos con gozo y con paz;
por su Santo Espíritu sigamos sin temor,
buscando y sembrando la verdad.

3
69 SANTO, SANTO ES EL SEÑOR

Santo, santo, es el Señor, santo, es eterno y es


amor, (bis)

70 SANTO, SANTO, SANTO


Santo, santo, santo es el Señor, santo es el Señor,
Dios del universo, llenos están los cielos y la
tierra de tu gloria.

Hosanna, hosanna, hosanna en el cielo (2)


Bendito es el que viene en el nombre del Señor.

Hosanna, hosanna en el cielo (2)

Santo, santo, santo es el Señor.

71 SANTO
Santo, santo, santo, Dios y Señor nuestro. Canta
tu grandeza la hermosa creación. Junto con sus
voces suba nuestro canto. Hosanna, hosanna,
hosanna a nuestro Dios.

9
72 LA PAZ DE JESÚS

Hermano, hermana, ven conmigo. Recibe


la paz de Jesús.
Yo golpeé tu rostro, tú golpeaste el mío.
Ven construyamos la paz.

1. Yo te invito a venir
con sincero corazón
delante de Jesús
que cuelga injustamente del madero
de la cruz.

2. No se trata de decir
Él es Dios y puede perdonar;
se trata de comprender
que con Jesús comenzó el perdón.
73 LA PAZ ESTÉ CON NOSOTROS

1. La paz esté con nosotros (3)


que con nosotros siempre,
siempre esté la paz.

2. Gritemos paz siempre al mundo (3) y


mi saludo llegue,
llegue hasta ti.

3. Sea la paz con nosotros (3) y reine en


todos, siempre, como nueva ley.

74 PAZ, PAZ, PAZ

interior
y derrámala en la tierra.

Sólo la paz trae la paz;


la guerra engendra guerra.
Paz es la hermana del amor;
Cuando vence no hay vencidos.
75 ADOREMOS REVERENTES

Adoremos reverentes al Señor Sacramentado.


Cante el rito del presente, superior al del pasado.
Nuestros ojos lo contemplan con filial humilde fe.

Gloria al Padre, gloria al Hijo y al Espíritu Señor.


Al Dios Santo, uno y trino, alabanza y bendición.
Suba al cielo en testimonio, el incienso del amor.
Amén.

76 CANTEMOS AL AMOR DE LOS AMORES

1. Cantemos al Amor de los amores; cantemos al


Señor, Dios está aquí; venid, adoradores,
adoremos a Cristo Redentor.

¡Gloria a Cristo Jesús!


Cielos y tierra, bendecid al Señor;
Honor y gloria a ti, Rey de la Gloria.
Amor por siempre a ti, Dios del amor.

2. Unamos nuestra voz a los


cantares del coro celestial. ¡Dios está aquí!
Al Dios de los altares alabemos
con gozo angelical.
77 BENDIGAMOS AL SEÑOR

1. Bendigamos al Señor que


nos une en caridad y nos
nutre con su amor en el pan
de la unidad.
¡Oh, Padre nuestro!

2. Conservemos la unidad que el


Maestro nos mandó; donde hay
guerra que haya paz; donde hay
odio que haya amor. ¡Oh, Padre
nuestro!

3. El Señor nos ordenó


devolver el bien por mal,
ser testigos de su amor,
perdonando de verdad.
¡Oh, Padre nuestro!
4. Al que vive en el dolor y al
que sufre soledad
entreguemos nuestro amor y
consuelo fraternal.
¡Oh, Padre nuestro!
78 MI DIOS, TÚ ERES GRANDE Y HERMOSO

Mi Dios, tú eres grande y hermoso,


Dios viviente e inmenso, tú eres el Dios de Amor.
Mi Dios, tú eres grande y hermoso,
Dios viviente e inmenso,
Dios presente en toda creación.

1. Por el cielo ante ti, majestad y esplendor la


infinita grandeza y también lo pequeño
y por el firmamento, por tu mano de estrellas por
el hermano sol, quiero gritar...

2. Por tu océano azul y las aguas del mar por todo


un continente y los ríos que van, por el fuego que
dice, como arbusto ardiente por el ala del viento,
quiero gritar...

3. Por todas las montañas y por todos los valles, por


las sombra del bosque y las flores del campo,
por el brote del árbol y la hierba del prado, por la
espiga del trigo, quiero gritar...

4. Y por los animales, de la tierra y el agua,


por el canto del ave y el cantar de la vida.
Por el hombre que hiciste, semejante a ti y por
todos sus hijos, quiero gritar.

42
79 CRISTO ESTÁ CONMIGO

Cristo está conmigo, junto a mí va el Señor; me


acompaña siempre en mi vida hasta el fin.

1. Ya no temo. Señor, la tristeza, ya


no temo, Señor, la soledad;
porque eres, Señor, mi alegría.
tengo siempre tu amistad.

2. Ya no temo, Señor, a la noche,


ya no temo, Señor, a la oscuridad;
porque brilla tu luz en las sombras, ya
no hay noche, tú eres luz.

3. Ya no temo, Señor, los fracasos, ya no


temo, Señor, la ingratitud; porque el
triunfo, Señor, en la vida, tú lo tienes,
tú lo das.

4. Ya no temo, Señor, los abismos, ya no


temo, Señor, la inmensidad; porque
eres, Señor, el camino
y la vida y la verdad.

5. Ya no temo, Señor, a la muerte, ya


no temo, Señor, la eternidad;
porque tú estás allá esperando que
yo llegue hasta ti.
80 CRISTO TE NECESITA PARA AMAR

1. Cristo te necesita para amar, para amar,


Cristo te necesita para amar. (bis)
No te importe la raza ni el color de la piel; ama a todos
como hermanos y haz el bien. (bis)

2. Al que sufre y al triste dale amor, dale amor; al


humilde y al pobre dale amor. (bis)

3. Al que vive a tu lado dale amor, dale amor; al


que viene de lejos dale amor. (bis)

4. Al que habla otra lengua dale amor, dale


amor;
al que piensa distinto, dale amor. (bis)
5. Al amigo de siempre dale amor, dale amor; y al
que no te saluda, dale amor. (bis)

81 EL AMOR DE CRISTO NOS REÚNE


El amor de Cristo nos reúne en la cena
fraternal; con la luz de nuestra fe en el
alma acudamos juntos al altar. (bis)

43
1. A los hombres del desierto
milagroso pan les dio como
signo del misterio
que en la Cena consumó. (bis)

2. Al que coma de mi carne, al


que beba de mi sangre le
daré la vida eterna
en el reino de mi Padre. (bis)

3. Con afán he deseado que comamos esta


Pascua antes que mi muerte llegue,
muerte que a los hombres salva. (bis)

4. Congregados en la Cena, el
Señor bendijo el pan;
y en su cuerpo convertido lo entregó a
la humanidad. (bis)

5. Lo que acabo yo de hacer


deberán hacerlo ustedes; y lo
harán en mi memoria
hasta el día en que yo vuelva. (bis)
6. Llegará el fin de los tiempos,
otra vez Jesús vendrá;
los que amaron y creyeron para
siempre reinarán. (bis)
82 EN TI, EN TI

En ti, en ti, en ti, Señor, hemos


puesto nuestra fe. (bis)

1. Ni en las armas, ni en la guerra,


sino en ti, Señor,
hemos puesto nuestra fe.
Ni en la fuerza ni en la ciencia,
sino en ti, Señor, hemos puesto nuestra fe.

2. Ni tampoco en nosotros, sino en


ti, Señor, hemos puesto nuestra fe.
Entre crisis de esperanza
sólo en ti, Señor, hemos puesto nuestra fe.

3. Servidores de los hombres


porque sólo en ti hemos puesto nuestra fe.
Alegrando las tristezas,
porque sólo en ti hemos puesto nuestra fe.

4. Pregoneros de la vida,
porque sólo en ti hemos puesto nuestra fe.
Sembradores de esperanza,
porque sólo en ti hemos puesto nuestra fe.
83 EL SEÑOR NOS HA AMADO

1. El Señor nos ha amado como nunca nadie amó, él


nos guía cada día con su fuerza y con su luz, él
nos llena con su amor cuando partimos el pan;
es el pan de la amistad, pan del Señor.

Es mi cuerpo que doy a comer, es mi sangre que doy a


beber, porque soy la vida y soy el amor.
Oh, Señor, condúcenos en tu amor

2. El Señor nos ha amado como nunca nadie amó;


fue un pobre carpintero para los de Nazaret; con
sus manos trabajó como todos los demás
el trabajo y sufrimiento conoció.

3. El Señor nos ha amado como nunca nadie amó; su


amor era tan grande que en la Cruz llegó a morir;
su amor era tan fuerte que de la muerte triunfó; de
los muertos, vencedor, resucitó.

4. El Señor nos ha amado como nunca nadie amó;


nos reúne a los hombres para su vida vivir;
los cristianos somos miembros del cuerpo del
nuevo Adán.
Nada puede separamos de su amor.
84 HAMBRE DE DIOS

No podemos caminar con


hambre bajo el sol.
Danos siempre el mismo pan, tu
cuerpo y sangre, Señor.

1. Comamos todos de este pan, el pan


de la unidad; en un cuerpo nos unió
al Señor, por medio del amor.

2. Señor, yo tengo sed de ti,


sediento estoy de Dios; pero
pronto llegaré a ver el rostro
del Señor.

3. Por el desierto el pueblo va,


cantando su dolor;
en la noche brillará tu luz:
nos guía la verdad.
85 TÚ ERES, SEÑOR, EL PAN DE
VIDA

1. Mi Padre es quien les da verdadero Pan


del Cielo.

Tú eres, Señor, el Pan de Vida.

2. Quien come de este Pan vivirá


eternamente.

3. Aquel que venga a mí,


no padecerá más hambre.

4. Mi Carne es un manjar y
mi Sangre una bebida.

5. El pan que yo daré


ha de ser mi propia Carne.

6. Quien come de mi Carne


mora en mí y yo en él.

7. Bebed todos de él
que es el Cáliz de mi Sangre.

45
86 LA ORACIÓN

1. Te suplicamos, Señor, que


manifiestes tu bondad; salva a
todos cuantos sufren la mentira
y la maldad.
Ten piedad de los humildes, a
los caídos levanta;
hasta el lecho del enfermo
acerca tu mano santa; entra en
la casa del pobre y haz que su
rostro sonría; para el que busca
trabajo se tú fuerza y
compañía.

2. A la mujer
afligida dale salud y
reposo
y a la madre abandonada, un
buen hijo generoso.
Encuéntrale tú el camino
al hijo que huyó de casa,
al pescador perdido ,
al vagabundo que pasa.
Que no haya odio ni envidia
entre tus hijos iguales.
46
3. Da al comerciante justicia; al
poderoso, humildad; a los que
sufren, paciencia; y a todos tu
caridad.
Venga a nosotros tu Reino;
perdona nuestros pecados,
para que un día seamos con
Cristo resucitados.
Tú, Señor, que puedes esto y
mucho más todavía, recibe
nuestra alabanza por Jesús y
con María.
87 MÁS CERCA, OH DIOS

1. Más cerca, oh Dios, de ti, más cerca, sí.


Cuando la cruz, Señor, me lleva a ti, mi
canto es siempre así:
más cerca, oh Dios, de ti;
más cerca, oh Dios, de ti, más cerca, sí.

2. Cerca de ti, Señor, quiero morar,


tu grande y fuerte amor quiero gozar.
Ven a mi pobre ser, limpia mi corazón, hazme
tu rostro ver en la aflicción.

3. Refugio es el Señor, no temeré; mi fuerza


en el dolor, confío en Él.
Si brama y gime el mar las olas al romper,
conmigo Dios está, no temeré.

4. Yo creo en ti, Señor, yo creo en ti,


Dios vivo en el altar, presente en mí.
Si ciegos al mirar mis ojos no te ven, yo creo
en ti, Señor, sostén mi fe.

5. Espero en ti, Señor, Dios de bondad, mi


roca en el dolor, puesto de paz.
Porque eres fiel, Señor, porque eres la verdad,
espero en ti, Señor, Dios de bondad.
88 OH CRISTO, TÚ REINARÁS

Oh Cristo, tú reinarás;
Señor, tú nos salvarás.
1. Irradia sobre el mundo
quien busca la Caridad,
Camino, Verdad y Vida,
Señor, tú nos guiarás.

2. Perdona nuestros pecados,


envidias y mezquindad,
y danos en tu alegría el
gozo de la unidad.

3. Reúne a nuestros hermanos,


hijos de un Padre común.
Tu Espíritu nos conduzca
a la unidad en Jesús.
4. Al pobre y al oprimido haznos
servir con amor, sufrir con sus
sufrimientos y comprender su
dolor.

5. Hermanos, la cruz de Cristo nos


muestra el amor de Dios,
sabemos que Dios nos quiere, su
amor por Cristo nos dio.
89 ORACIÓN DE SAN FRANCISCO

1. Haz de mí un instrumento de tu paz, que


donde hay odio ponga yo amor, donde
hay ofensa ponga yo perdón, donde hay
discordia ponga yo unión, donde hay
duda ponga yo la fe, donde hay error
ponga yo verdad, donde hay tristeza
ponga yo alegría, donde hay tinieblas
ponga yo la luz.

Oh Maestro, que no me empeñe tanto en ser


consolado sino en consolar, en ser comprendido
sino en comprender, en ser amado sino en amar.

2. Haz de mí un instrumento de tu paz,


porque dando siempre se recibe,
perdonando se alcanza el perdón,
muriendo se va a la vida eterna.
90 QUÉ BUENO ES EL PAN

¡Qué bueno es el pan que tú nos das, regalo de tu


amor, Jesús!
¡Qué bueno es el pan que tú nos das, el pan
sabroso que eres tú!

1. Tú que hartaste a tu pueblo en el desierto, danos


pan y esperanza en el camino.

2. Tú, Señor, que los panes multiplicas,


toma en tus manos nuestras ansias e ilusiones.

3. En el largo recorrer de nuestra ruta sólo


tú podrías calmar la sed de cielo.

4. No nos sacian las migajas de placeres que


a su paso va ofreciéndonos la vida.
91 PEREGRINO DE EMAÚS

1. "¿Qué llevabas conversando?" me


dijiste, buen amigo; y me detuve
asombrado a la vera del camino.
"¿No sabes lo que ha pasado
ayer en Jerusalén, de Jesús de
Nazaret a quien clavaron en
cruz?
Por eso me vuelvo triste a mi
aldea de Emaús".

Por la calzada de Emaús un peregrino


iba conmigo; no le conocí al caminar,
ahora sí, en la fracción del pan.

2. "Van tres días que se ha muerto y


se acaba mi esperanza.
Dicen que algunas mujeres al
sepulcro fueron de alba. Pedro,
Juan y algunos otros hoy
también allá buscaron.
Mas se acaba mi confianza;
no encontraron a Jesús.
Por eso me vuelvo triste a
mi aldea de Emaús".

2. "¡Oh, tardíos corazones


que ignoráis a los profetas! En
la Ley ya se anunció, que el
Mesías padeciera;
y, por llegar a su Gloria,
escogiera la aflicción".
En la tarde de aquel día yo
sentí que con Jesús nuestro
corazón ardía a la vista de
Emaús.

3. Hizo señas de seguir más allá


de nuestra aldea; y la luz del
sol poniente pareció que se
muriera. "¡Quédate, forastero;
ponte a la mesa y bendice!" Y
al destello de su luz
en la bendición del pan mis
ojos conocerán al amigo de
Emaús.
92 PESCADOR

1. Pescador, que al pasar por la orilla del lago, me


viste secando mis redes al sol.
Tu mirar se cruzó con mis ojos cansados y
entraste en mi vida, buscando mi amor

Pescador, en mis manos has puesto otras redes que


pueden ganarte la pesca mejor, y al llevarme contigo en
la barca, me nombraste, Señor, Pescador.

2. Pescador, entre tantos que había en la playa, tus


ojos me vieron; tu boca me habló.
Y a pesar de sentirse mi cuerpo cansado, mis
pies en la arena siguieron su voz.

3. Pescador, mi trabajo de toda la noche, mi


dura faena hoy nada encontró,
Pero, tú que conoces los mares profundos,
compensa, si quieres mi triste labor.

4. Pescador, manejando mis artes de pesca, en


otras riberas mi vida quedó.
Al querer que por todos los mares del mundo,
trabajen mis fuerzas por ti, pescador.

5
93 PESCADOR DE HOMBRES

1. Tú que has venido a la orilla,


no has buscado ni a sabios ni a ricos, tan
sólo quieres que yo te siga.
Señor, me has mirado a los ojos,
sonriendo has dicho mi hombre.
En la arena he dejado mi barca, junto a
ti buscaré otro mar.
2. Tú sabes bien lo que tengo;
en mi barca no hay oro ni espadas, tan
sólo redes y mi trabajo.
3. Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiere seguir amando.
4. Tú, pescador de otros lagos, ansia
eterna de almas que esperan, amigo
bueno, que así me llamas.
94 QUÉDATE JUNTO A NOSOTROS

Quédate junto a nosotros que


la tarde está cayendo pues sin
ti a nuestro lado nada hay
justo, nada hay bueno.

1. Avanzamos solos por nuestro camino


cuando vimos a la vera un peregrino;
nuestros ojos ciegos de tanto penar
se llenaron de vida, se llenaron de paz.

2. Buen amigo, quédate a nuestro lado pues


el día ya sin luces se ha quedado; con
nosotros quédate para cenar
y comparte mi mesa y comparte mi pan.

3. Tus palabras fueron la luz de mi espera y


nos diste una fe más verdadera;
al sentarnos junto a ti para cenar conocimos
quién eras al partirnos el pan.
95 QUIERO SER, OH SEÑOR

Quiero ser, oh Señor,


instrumento de tu paz. (bis)

1. Que donde haya odio ponga yo el amor,


donde haya ofensa, ponga yo el perdón.

2. Donde haya discordia, ponga yo la unión,


donde haya error, ponga la verdad.

3. Que donde haya duda, ponga yo la fe, donde


haya angustia, ponga yo esperanza.

4. Donde haya tinieblas, ponga yo la


luz; donde haya tristeza, ponga yo alegría.
96 UNAS PALABRAS DE JESUS

1. No me habéis vosotros elegido, fui yo


mismo quien os elegí;
ya no os llamo siervos sino amigos.
Permaneceréis para siempre junto a mi.
2. Yo soy la Verdad, soy el Camino,
soy la Vida y la Resurrección.
Quien me sigue no andará perdido, pues yo
soy la luz,
yo soy vuestra salvación.
3. Tomad y comed, esto es mi cuerpo que
se entrega por vuestra salud.
Tomad y bebed, esta es mi sangre
que yo derramé por vosotros en la cruz.
4. Recordad mi nuevo mandamiento
por el cual os reconocerán,
que os améis los unos a los otros como yo
os amé hasta mi vida entregar.
5. Nosotros, Señor, te damos gracias
porque nos has hecho ver tu amor.
Nosotros, Señor, te seguiremos.
Danos el valor, tu gracia y tu bendición.
97 Y YO LE RESUCITARÉ

Yo soy el Pan de vida,


el que viene a mi, no tendrá hambre.
El que cree en mi no tendrá sed.
Nadie viene a mi si el Padre no le trae.

Y yo le resucitaré, (3) en el día final.

El pan que yo daré


es mi cuerpo, vida para el mundo.
El que siempre coma de mi carne vivirá en mí
como yo vivo en mi Padre.

Yo soy esa bebida


que se prueba y no se siente sed.
Él que siempre bebe de mi sangre vivirá en mí
y tendrá la vida eterna.

Sí, mi Señor, yo creo


que has venido al mundo a redimirnos
que tú eres el Hijo de Dios
y que estás aquí alentando nuestras vidas.
98 DEMOS GRACIAS AL SEÑOR

Demos gracias al Señor,


demos gracias,
demos gracias al Señor, (bis)

1. Por la mañana las aves cantan las


alabanzas a Cristo Salvador.
Y tú, hermano, ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo Salvador?

2. Al mediodía las flores cantan las


alabanzas a Cristo Salvador.
Y tú, hermano, ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo Salvador?

3. Y por la noche la luna canta las


alabanzas a Cristo Salvador.
Y tú, hermano, ¿por qué no cantas
las alabanzas a Cristo Salvador?
99 GRACIAS A DIOS

1. Gracias a Dios, por el mar y por el sol, por


el trigo que da pan,
y los campos de labrar.
Por eso, gracias a Dios por
hacernos trabajar; por los
niños al jugar y por toda su
bondad.
Por eso, ven, ven, ven, ven.
Quiero todo tu querer.

2. Gracias a Dios, por la vida y el amor; por


la mano que me das,
y el amigo que aquí está; por
eso, gracias a Dios, por el mar
y por el sol, por el trigo que
da pan, y por muchas cosas
más.
Por eso, ven, ven, ven, ven.
Quiero todo tu querer.
100 GRACIAS SEÑOR

1. Por el cielo, la estrella y el sol:


Gracias, Señor.
Por la nube, la luna y su luz:
Gracias, Señor.
Al mirar su fulgor, conocemos su amor:
Gracias a ti. Señor.

2. Por el bosque y el viento cantor:


Gracias, Señor.
Por el ritmo incesante del mar:
Gracias, Señor.
Nos recuerdan tu voz que nos hace cantar:
Gracias a ti, Señor.

3. Por la dicha de hallarnos aquí:


Gracias, Señor.
Al abrigo de tu creación:
Gracias, Señor.
Por cantar a una voz nuestra fe y nuestro amor:
Gracias a ti, Señor.

5
4. (Eucaristía. Iglesia)

Damos gracias a ti. Padre Dios:


Gracias, Señor.
Por sentir que Jesús nos salvó:
Gracias, Señor.
Por el Pueblo de Dios y esta Cena de amor:
Gracias a ti. Señor.

5. (Tiempo pascual y fiestas de Cristo)

Por Jesús, que su vida entregó:


Gracias, Señor.
Por su muerte, que vida nos dio:
Gracias, Señor.
Por estar Él aquí como nuestro Pastor: Gracias a
ti. Señor.

6. (Virgen María)

Por María que nos muestra el sol:


Gracias, Señor.
Porque supo ser fiel a tu voz:
Gracias, Señor.
Por su ejemplo de fe, de esperanza y de amor:
Gracias a ti, Señor.
101 HOY, SEÑOR, TE DAMOS GRACIAS

Hoy, Señor, te damos gracias por la vida, la


tierra y el sol.
Hoy, Señor, queremos cantar las grandezas de
tu amor.

1. Gracias, Padre, mi vida es tu vida, tus


manos amasan mi barro;
mi alma es tu aliento divino, tu
sonrisa en mis ojos está.

2. Gracias, Padre, tú guías mis pasos.


Tú eres la Luz y el Camino.
Conduces a ti mi destino
como llevas los ríos al mar.

3. Gracias, Padre, me hiciste a tu


imagen, y quieres que siga tu ejemplo
brindando mi amor al hermano,
construyendo un mundo de paz.
102 POR TANTAS COSAS

Por tantas cosas


como me has dado en la vida,
quiero decirte: Gracias, Señor.

1. Me diste una casa en donde habitar y


una familia, calor de hogar.

2. Me diste el trabajo con que gano el pan.


Me diste el descanso para meditar.

3. Tú mismo a la vida viniste, Señor, y


diste tu vida por mi salvación.
103 POR TODAS TUS GRACIAS SEÑOR

Por todas tus gracias, Señor,


cantamos himnos de amor.

1. Hemos podido rezar unidos y


recordar tu Pasión.

2. Has aceptado nuestras ofrendas y


nos diste tu perdón.

3. Hemos comido tu santo Cuerpo en


esta mesa común.

4. Haz que guardemos con alma limpia


este don de tu bondad.

5. Que tu visita nos


asegure nuestra eterna salvación.

5
104 SEÑOR UNIDOS TE CANTAMOS

Señor unidos te cantamos siempre a ti, Señor,


te damos gracias.

1. Porque has hecho tu tienda entre


nosotros,
y caminas hombro a hombro a nuestro lado.

2. Comimos el pan de los fuertes,


sintiendo todo tu amor.

3. Porque somos miembros de tu Iglesia,


que has congregado en un cuerpo.

4. Nos diste a todos tu cuerpo y hemos


bebido tu sangre.

5. Eres lazo de amor entre los hombres


y enseñaste a amamos como hermanos.

6
105 TE DAMOS GRACIAS SEÑOR
(Salmo 137)

Te damos gracias Señor de todo corazón. Te damos


gracias Señor, cantamos para ti.

1. A tu nombre daremos gracias


por tu amor y tu lealtad;
te llamé y me escuchaste, aumentaste el
valor en mi alma.

2. Si camino en medio de la angustia me


das vida a pesar del enemigo.
Tú miras al pobre y al humilde.
Grandioso es el Señor.

3. Tiendes tu mano y me salvas,


cumplirás tu favor hacia mí.
Señor, tu amor es eterno,
no abandones la obra de tus manos.

5
106 TE DOY GRACIAS SEÑOR

Te doy gracias, Señor, de corazón, feliz en tu


presencia yo canto para ti.
He llegado hasta tu casa, Señor, a dar
gracias a tu nombre.

1. Por la sonrisa del niño que es feliz.


Por el llanto amargo
de quien pide perdón.
Por la bondad del anciano corazón.
Por la gente joven que vive el amor.

2. Por el trabajo que el mundo cambiará. Por


el pan que gana
mi padre con sudor.
Por la ternura que tiene una mamá.
Por María, Madre que Cristo nos dejó.

3. Por tu Palabra de Padre que nos das.


Por el pan que parte
tu Hijo en el altar.
Por la fuerza joven de tu Espíritu, Señor.
Por la vida eterna que el amor construirá.

7
107 A TI SUSPIRAMOS

Dios te salve, María comprensiva por ser


mujer y madre; eres vida, dulzura y
esperanza;
Dios te salve.

1. Entre muerte y dolor los desterrados, los


hombres te llamamos;
en el valle de lágrimas perdidos, te
buscamos.

2. Abogada del mundo,


esos ojos de paz al hombre vuelve;
muéstranos a Jesús fruto bendito de tu
vientre.

3. Clementísima Madre, compañera en el


áspero camino, ruega a Dios que
alcancemos las promesas de tu Hijo.

108 AVE MARÍA

1. Vamos a cantar "ave" noche y día;


y el "ave María" no cese jamás.

5
Ave, ave, ave María, (bis)
2. El mismo saludo que el ángel te dio
repiten tus hijos cantando a una voz.

3. La buena noticia que Él te anunció


nos llena de gozo y enciende de amor.

4. Tú eres la estrella que anuncia el Sol,


la pronta venida del Dios salvador.

5. Alegre viviste tu entrega total


en manos del Padre, con fe sin igual.
6. Tú eres la Madre del pueblo de
Dios. Tú le das su vida, la fe y el amor.

7. Tu amor lo probaste al pie de la cruz; en


todo quisiste ser como Jesús.

8. Tú eres primicia de resurrección;


tu cuerpo está vivo junto al del Señor.
9. Tú, Madre bendita, nos llenas de
luz; reflejas sin mancha a Dios, a Jesús.
109 AVE MARÍA

Ave María. (3)


1. Un día del cielo un ángel a
una virgen habló,
le dijo si aceptaba
ser Madre del mismo Dios.
La virgen dijo humilde "esclava
soy del Señor".
Y Dios se hizo hombre
y el hombre se hizo Dios.

2. De pie en el
Calvario María su Hijo
ofreció.
Y a todos los redimidos por
Hijos ella aceptó.
Y así surgió la Iglesia,
y así surgió el amor, (bis)

3. Un día en cuerpo y alma


María al cielo subió, llevada
por el deseo
de ver a su Hijo y Señor.
Los ángeles se conmovieron al
verla tan cerca de Dios.
Y por eso en todo el mundo
le cantan de corazón.

59
110 BAJO TU AMPARO

Bajo tu amparo nos acogemos,


Santa Madre de Dios.
No desoigas la oración de tus hijos
necesitados.
Líbranos de todo peligro, oh siempre
Virgen, gloriosa y bendita.

111 VENID Y VAMOS TODOS


Venid y vamos todos con flores a porfía, con flores
a María, que Madre nuestra es.

1. De nuevo aquí nos tienes, purísima doncella, más


que la luna bella, postrados a tus pies.

2. Venimos a ofrecerte mil flores de este suelo, con


tanto amor y anhelo, Señor, tú lo ves.
112 CÁNTICO DE MARÍA

Mi alma glorifica al Señor, mi Dios, gózase


mi espíritu en mi Salvador.
Él es mi alegría, es mi plenitud,
Él es todo para mí.

1. Ha mirado la bajeza de su sierva,


muy dichosa me dirán todos los pueblos,
porque en mí ha hecho grandes maravillas el
que todo puede, cuyo nombre es Santo.

2. Su clemencia se derrama por los siglos sobre


aquellos que le temen y le aman; desplegó el
gran poder de su derecha, dispersó a los que
piensan que son algo.

3. Derribó a los potentados de sus tronos y


ensalzó a los humildes y a los pobres. Los
hambrientos se saciaron de sus bienes y alejó
de sí vacíos a los ricos.

4. Acogió a Israel, su humilde siervo,


acordándose de su misericordia,
como había prometido a nuestros padres, a
Abraham y descendencia para siempre.

6
113 CONTIGO VIRGEN DEL CARMEN

Contigo, Virgen del Carmen, juntos en el camino,


tendemos la mano para servir a Chile.

Yo soy el camino, dice el Señor, yo soy la verdad


y la vida.
Ya no tienen que temer;
he vencido la muerte y el dolor;
en su casa de alegre paz mi Padre nos espera.
114 EL ÁNGEL VINO DE LOS CIELOS

1. El ángel vino de los cielos


y a María le anunció el gran
misterio de Dios-hombre que a los
cielos admiró.

Virgen Madre, Señora nuestra,


recordando la encarnación, te
cantamos tus hijos todos como
estrella de Salvación.

2. "Yo soy la esclava del Señor, mi


Dios, -la Virgen dijo al contestar-
Que se haga en mí, según has dicho, se
cumpla en mí tu voluntad".

3. Y el Verbo para
redimimos tomó su carne
virginal.
Vivió hecho hombre entre nosotros,
librándonos de eterno mal.
115 EN EL TALLER DE NAZARET

1. En el taller de Nazaret,
pequeño y pobre taller, en
su labor está José
y el niño quiere aprender.

Trabaja y canta la esposa del


carpintero; y el mundo entero
sonríe y canta también, (bis)

2. En el taller de Nazaret,
pequeño y pobre taller,
silencio, paz, amor y fe,
Jesús, María y José.

3. En el taller de Nazaret,
pequeño y pobre taller,
verás a Dios jugar, crecer,
orar y obedecer.
116 ENSEÑA A TU PUEBLO A REZAR

Enseña a tu pueblo a rezar,


María Madre de Jesús, que un día tu
pueblo se alerta, despierta y va a ver
la luz, que un día tu pueblo se anima
y camina con tu Jesús.

1. María de Jesucristo,
María de Dios, mujer de amor, enseña a
tu pueblo, tu modo de hacer el querer de
Dios, (bis)

2. María, Señora nuestra,


María del pueblo, pueblo de Dios,
enseña tu modo perfecto de siempre
escuchar a Dios, (bis)
117 FELIZ DE TI MARÍA

1. Feliz de ti, María, Hija santa de Israel toda


la antigua alianza, revive con tu fe.

Queremos hoy honrarte como el mismo Dios te


honró y queremos amarte como Jesús te amó.

2. Feliz de ti, María, Madre santa y virginal,


Dios mismo se ha prendado de tu fidelidad.

3. Feliz de ti, María, que creiste al Señor,


se cumplirá en su día la voluntad de Dios.

4. Feliz de ti, María, que engendraste al


Salvador,
eres aún más dichosa por tu obediencia a
Dios.
118 HOY TE QUIERO CANTAR

1. Hoy te quiero cantar,


hoy te quiero rezar,
Madre mía del cielo.
Si en mi alma hay dolor,
busco apoyo en tu amor y
hallo en ti mi consuelo.

Hoy te quiero cantar, hoy te


quiero rezar, mi plegaria es
canción.
Yo te quiero ofrecer lo
más bello y mejor que
hay en mi corazón, (bis)

2. Dios te quiso elegir, (2) como


puente y camino que une al hombre
con Dios, (2) en abrazo divino.
119 MADRE DEL CIELO MORENA

Madre del cielo morena.


Señora de América Latina, de amor
y de mirada tan divina, de piel igual
a la de tantas razas; Virgen tan
serena.

Señora de estos pueblos tan sufridos,


Patrona de pequeños y oprimidos, derrama
sobre nos todas tus gracias.

Concede a los jóvenes tu luz, los pobres


vean hoy a tu Jesús; al mundo tráele tu
amor de madre.

Enseña a quien tiene a compartir y a


quienes nada tienen a luchar; y haz a
nuestro pueblo caminar en paz. Derrama tu
esperanza y tu favor; enseña al pueblo a no
callar su voz; despierta el corazón que se
adormeció.

Enseña que justicia es condición, cimiento


para un mundo fraternal en que Jesús Señor
construirá la paz.
120 MADRE DE LOS CREYENTES

Madre de los creyentes que


siempre fuiste fiel, danos tu
confianza, danos tu fe. (bis)

1. Pasaste por el mundo


en medio de las tinieblas,
sufriendo a cada paso la
noche de la fe, sintiendo
cada día la espada del
silencio; a oscuras padeciste
el riesgo a creer.

2. La fe por el desierto
a lomos de un asnillo, la fe
cuando en las bodas Jesús se
hizo esperar, la fe cuando
pensaron que el Hijo estaba
loco, la fe sobre el Calvario
al borde de acabar.
3. Guardaste bajo llave las
dudas y batallas
formándose el misterio al
pie del corazón; debajo
de tu pecho de amor
inagotable, la historia se
escribía de nuestra
Redención.

121 SALVE MARÍA

Salve María Morena. Salve


María del Indio. Salve María
de América. Salve María de
América.
122 MADRE DE LOS JÓVENES 123 MADRE DE LOS POBRES

1. Madre, óyeme: Madre de los pobres, .


mi plegaria es un grito los humildes y sencillos,
en la noche. de los tristes y los niños
Madre, mírame, que confían siempre en Dios.
en la noche de mi juventud.
Madre, sálvame, 1. Tú, la más pobre, porque nada ambicionaste;
mil peligros acechan mi vida. tú, perseguida, vas huyendo de Belén,
Madre, lléname tú, que en un pesebre ofreciste al rey del
de esperanza, de amor y de fe. cielo,
Madre, guíame, toda tu riqueza fue tenerle sólo a El.
en las sombras no encuentro el camino.
Madre, llévame, a tu lado 2. Tú, que en sus manos sin temor te abando-
feliz cantaré, la la... M (\ naste,
tú, que aceptaste ser la esclava del Señor,
2.
vas entonando un poema de alegría.
Madre, una flor, una flor vas enionanuo un poema ue aiegna.
con espinas es bella.
Madre, un amor, un amor
V ^ c\<WCanta, alma mía,
porque Dios me engrandeció.
que ha empezado a nacer. Tú, que has vivido el dolor y la pobreza, tú, que
Madre, sonreír, sonreír yxO ^ 3. has sufrido en la noche sin hogar, tú, que eres
aunque llore en el alma. •póv madre de los pobres y olvidados, eres el consuelo
Madre, construir, caminar del que reza en su llorar.
aunque vuelva a caer.
Madre, sólo soy el anhelo
y la carne que luchan.
Madre, tuyo soy, en tus manos
me vengo a poner, la la...

65
124 MADRE DEL SILENCIO

1. Como una tarde tranquila,


como un suave amanecer, era
tu vida sencilla
en el pobre Nazaret y en medio
de aquel silencio Dios te
hablaba al corazón.

Virgen María, Madre del Señor, danos


tu silencio y paz para escuchar su voz.
(bis)

2. Enséñanos, Madre buena,


cómo se debe escuchar
al Señor cuando nos habla en
una noche estrellada en la tierra
que dormida hoy descansa en tu
bondad.

3. Y sobre todo, María,


cuando nos habla en los hombres, en
el hermano que sufre, en la sonrisa
del niño, en la mano del amigo, en la
paz de una oración.
125 MADRE DEL MUNDO

De este nuevo amanecer tú fuiste el crepúsculo


mujer, tu sí fue la respuesta con que el hombre
Dios pudo nacer.
En su candoroso andar las heridas Cristo no
sufrió, tus brazos fueron una cuna de sonrisa y
algodón.

Madre del mundo, virgen paciente, tímido


umbral, que abres paso al cielo, dicen que hoy
muere en la Cruz tu hijo Jesús.

Creció el niño hasta los treinta como una hoja


junto a ti rama vital,
pero este crudo otoño los hubo de separar.
Pero llegará pronto el día en que lo vuelvas a
ver, María en la gloria del Reino Celestial.

Madre del mundo, virgen paciente, tímido


umbral, que abres paso al cielo dicen que hoy
muere en la Cruz tu hijo Jesús.
Muere en la cruz tu hijo, semilla de luz.
126 MADRE DE NUESTRO PUEBLO

Madre de nuestro pueblo, los


hombres abren el corazón; quieren
llamarte Madre en sus palabras, en su
canción.

1. Madre te llaman los pobres;


pobres sin pan ni calor, pobres
sin libro en las manos, pobres sin
una ilusión.

2. Madre te llama este pueblo,


penas de llanto y dolor, penas
de verse oprimido, penas que
evocan el amor.

3. Madre te llama este pueblo, pueblo


nacido en la cruz, pueblo que marcha
hacia el cielo, Madre del Pueblo eres
tú.

4. Madre te llama el que ríe el


que camina en la luz.
Madre de todos los hombres,
Virgen María, eres tú.
127 MAGNIFICAT

El Señor hizo en mí maravillas:


¡Santo es mi Dios!
1. Mi alma engrandece al Señor,
se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador, pues
miró la humildad de su esclava; desde ahora
dichosa me dirán todos los siglos.

2. Maravillas hizo en mí el Poderoso y


Santo es su nombre.
Por siglos y siglos su amor con aquellos que le
temen.

3. Desplegó el poder de su brazo


y deshizo los proyectos del soberbio corazón.
Derribó de su trono al poderoso y elevó a los
humildes.

4. Colmó de bienes a los hambrientos, a


los ricos rechazó.
Acogió a Israel, su servidor,
según lo tenía prometido a nuestros padres.
5. Recordando su amor por Abraham
y su raza a lo largo de siglos y siglos.
Gloria al Padre y a Cristo, el Señor, y al Espíritu
que habita en nosotros, Amén.
128 MARÍA DE NAZARETH

1. Dulce muchacha humilde de Palestina, a ti


pa’ ser su madre Dios te eligió;
y cuando desde el cielo te mandó un ángel
para pedir tu consentimiento, tú le dijiste:
"Tu esclava soy", (bis)

Por eso voy a darte mi corazón y cantando repetiré


tu nombre:
María de Nazareth. (bis)
2. Fue tu materna espera luz de esperanza
hasta que el pequeñito nació en Belén; y
llegaron los pobres y peregrinos para
adorarlo y él sonreía:
Dios con nosotros, el Emmanuel. (bis)

3. En aquel tallercito de carpintero Dios


aprendió el oficio del buen José y tú, yendo
y viniendo de la cocina, guardabas cosas
dentro del alma que te sirvieran para
después, (bis)

4. Viendo morir a tu Hijo sobre el calvario te


hiciste nuestra Madre junto a la Cruz y
quedaste esperando porque sabías que
volvería resucitado de entre
los muertos tu buen Jesús, (bis)
5. Ahora que en cuerpo y alma estás en
el cielo, sentimos tu plegaría junto al
Señor,
y que vas caminando con el que sufre, con
el que llora, con el que sueña con la
justicia, con el amor, (bis)

129 MILES DE JÓVENES


1. Miles de jóvenes llevan tu nombre
bonito, María,
Miles de jóvenes lucen
tu encanto que es flor y alegría.
Y toda su vida se llena de gracia, que es
vida de Dios.
Te llevan, María, en el nombre, te llevan
en el corazón.

¡Ave María, ave María! (bis)


2. Miles de pájaros cantan
al día que está amaneciendo; estrellas que
encienden la noche, el mar, la sonrisa y el
viento.
Son muchas las cosas hermosas que hizo
el poder del Señor; tú eres la flor más
bonita, la estrella que brilla mejor.
130 NUESTRA SEÑORA DE AMÉRICA
LATINA

1. Madre de los pobres, de los peregrinos:


Te pedimos por América Latina, tierra que visitas
con los pies descalzos, apretando fuerte un Niño
en tus brazos.

América, despierta: sobre tus cerros despunta la luz


de una mañana nueva, día de la salvación que ya se
acerca; sobre los pueblos que están en tinieblas ha
brillado una gran luz.

2. Luz de un Niño frágil que nos hace fuertes.


Éuz de un Niño pobre que nos hace ricos.
Éuz de un Niño esclavo que nos hace libres.
Ésa luz que un día nos diste en Belén.

3. Madre de los pobres: hay mucha miseria


porque falta siempre
el pan en muchas casas,
el pan de la verdad falta en muchas mentes,
el pan del amor que falta en muchos hombres.
131 PIENSO EN TI VIRGEN SANTA

Pienso en ti cuando llega el dolor; pienso en ti


al reír y al amar; pienso en ti porque mi
corazón triste camina, triste camina, si tú no
estás.

1. Si a la orilla del camino se detienen


nuestros pies, porque el polvo de la
vida va cegando nuestra fe;
a la orilla de mi senda,
Virgen Santa, pienso en ti; y
esperando que ilumines
nuestra ruta, pienso en ti.

2. Si la lucha de la vida debilita mi


valor.
Si me siento derrotado, sin
sonrisa ni ilusión; en la lucha
de mi vida,
Virgen Santa, pienso en ti y
esperando que engrandezcas
nuestra fuerza, pienso en ti.
132 QUIERO DECIR SÍ

Quiero decir que sí, como tú, María,


como tú un día, como tú, María.
Quiero decir que sí. (4)

Quiero entregarme a Él, como tú, María,


como tú un día, como tú, María.
Quiero entregarme a Él. (4)

133 SANTA MARÍA DEL AMÉN


Madre de todos los hombres
enséñanos a decir: Amén
1. Cuando la noche se acerca y se
oscurece la fe.

2. Cuando el dolor nos oprime y la


ilusión ya no brilla.

3. Cuando aparece la
luz y nos sentimos felices.

4. Cuando nos llegue la muerte y Tú nos


lleves al cielo.
134 SANTA MARÍA DE LA ESPERANZA

Santa María de la esperanza: mantén el ritmo de


nuestra espera, (bis)

1. Nos diste al esperado de los tiempos, mil


veces prometido en los profetas; y
nosotros de nuevo deseamos
que vuelva a repetimos sus promesas.
2. Viviste con la cruz de la esperanza
tensando en el amor la larga espera;
y nosotros buscamos con los hombres el
nuevo amanecer de nuestra tierra.

3. Brillaste como aurora del gran día: plantaba


Dios su tienda en nuestro suelo. Y nosotros
soñamos con su vuelta; queremos la llegada
de su reino.

4. Esperaste cuando todos vacilaban, el


triunfo de Jesús sobre la muerte; y
nosotros esperamos que su vida anime
nuestro mundo para siempre.
135 SANTA MARÍA DEL CAMINO

1. Mientras recorres la vida


tú nunca solo estás: contigo
por el camino Santa María
va.

Ven con nosotros a caminar Santa


María, ven. (bis)

2. Si por el mundo los hombres


sin conocerse van,
no niegues nunca tu mano al
que contigo va.

3. Aunque parezca a tus pasos


inútil caminar,
tú vas haciendo camino:
otros lo seguirán.

4. Aunque te digan algunos que


nada puede cambiar, lucha por
un mundo nuevo, lucha por la
verdad.
136 VIRGEN DE LA ESPERANZA

1. Virgen de la esperanza,
en nuestra marcha danos tu luz,
queremos ir contigo,
por el camino que abre la cruz.

Madre del pueblo, condúcenos por el


camino de salvación, que en nuestra
patria reine la paz en la justicia y la
libertad.

2. Cielos y tierra nueva,


esa es la meta de nuestro andar. Somos
la Iglesia en marcha, que hacia la
Pascua cantando va.

3. Sobre cerros y pampas, despunta


el alba de nuestra luz, es la luz que
trajiste
cuando nos diste a tu Hijo Jesús.

4. Afirma nuestros pasos,


da a nuestros brazos fuerza y valor,
para luchar unidos
como instrumentos de salvación.
137 VIRGEN DEL CARMEN BELLA

1. Virgen del Carmen bella,


Madre del Salvador,
de tus amantes hijos oye el
cantar de amor, (bis)

Dios te salve, María, del Carmen


bella flor; estrella que nos guías
hacia el Sol del Señor, (bis)

2. Junto a ti nos reúnes, nos


llamas con tu voz, quieres
formar de Chile un pueblo para
Dios, (bis)

3. Somos un pueblo en marcha


en busca de la luz; guíanos,
Madre nuestra, llévanos a
Jesús, (bis)

4. Haznos cristianos, Madre,


cristianos de verdad; hombres
de fe sincera,
de viva caridad.
138 YO CANTO AL SEÑOR PORQUE ES
GRANDE

1. Yo canto al Señor porque es grande, me


alegro en el Dios que me salva; feliz me dirán
las naciones,
en mí descansó su mirada.

Unidos a todos los pueblos cantemos al Dios que nos


salva.

2. El hizo en mí obras grandes,


su amor es más fuerte que el tiempo;
triunfó sobre el mal de este mundo,
derriba a los hombres soberbios.

3. No quiere el poder de unos pocos, del polvo


a los pobres levanta;
dio pan a los hombres hambrientos,
dejando a los ricos sin nada.

4. Libera a todos los hombres cumpliendo la


eterna promesa que hizo a favor de su pueblo,
los pueblos de toda la tierra.

2
139 EL SEÑOR NO TARDARÁ

1. Cada tarde he esperado, Señor, queriendo


y temiendo que llegaras las estrellas me
dijeron que venías
que en silencio esta noche te aguardará.

El Señor no tardará el
Señor ya volverá.
Ten paciencia si demora, si no
llega por la noche, tal vez venga
por la aurora.

2. Oh Jesús, el deseado por los pueblos del


obrero que trabaja eres el pan,
el alivio del enfermo en su dolor y la paz en
los ojos de los niños.

3. Cuando vengas en el triunfo de tu gloria y


te canten las naciones de la tierra nuestros
rostros refulgentes como el sol brillarán al
resplandor de tu venida.
140 OH, MESÍAS PROMETIDO

¡Oh, Mesías prometido; ven tu pueblo a


redimir!
Dios, escucha su gemido y no tardes en
venir.

1. Ven, Señor, a confortamos, ven a


ser nuestra salud; ven, gran rey, a
liberarnos de tan dura esclavitud.

2. Enviado por el Padre y testigo de


su amor, desde el cielo
descendiste a traernos su perdón.
141 A BELÉN SE VA Y SE VIENE

A Belén se va y se viene por


caminos de alegría; y Dios nace
en cada hombre que se entrega a
los demás.
A Belén se va y se viene por
caminos de justicia, y en Belén
nacen los hombres cuando aprenden
a esperar.

Lo esperaban como rico, y


habitó entre la pobreza; lo
esperaban poderoso, y un
pesebre fue su hogar.
Lo esperaban un guerrero, y
fue paz toda su guerra; lo
esperaban rey de reyes, y
servir fue su reinar.

Lo esperaban sometido, y
quebró toda soberbia,
denunció las opresiones,
predicó la libertad.
Lo esperaban silencioso, su
palabra fue la puerta por donde
entran los que gritan con su vida la
verdad.
142 A LAS DOCE DE LAS NOCHE

1. A las doce de la noche todos


los gallos cantaron y en su
canto anunciaron que el niño
Dios nació.

¡Ay sí, ay no!


al Niño lo quiero yo. (bis)
2. En el portal de Belén hacen
lumbre los pastores, para
calentar al niño
que ha nacido entre las flores.

3. Señora doña María, aquí le


traigo unas peras, aunque no son
muy "maúras”, pero “cocías” son
“güeñas”.

4. A las doce de la noche, un gallo


me despertó, con su canto tan
alegre, diciendo: "Cristo nació".
143 EL TAMBORILERO

1. El camino que lleva a Belén


baja hasta el valle que la nieve cubrió. Los
pastorcillos quieren ver a su Rey, le traen
regalos en su humilde zurrón.
Rompompompom, rompompompom. Ha
nacido en un portal de Belén, el Niño Dios.

2. Yo quisiera poner a tus pies


algún presente que te agrade, Señor, mas tú
ya sabes que soy pobre también y no poseo
más que un viejo tambor.
Rompompompom, rompompompom. En tu
honor frente al portal tocaré con mi tambor.

3. El camino que lleva a Belén


yo voy marcando con mi viejo tambor.
Nada mejor hay que te pueda ofrecer, su
ronco acento es un canto de amor.
Rompompompom, rompompompom.
Cuando Dios me vio tocando ante él me
sonrió.
144 GLORIA CANTAN

1. Gloria cantan en el cielo


al niño que nació en Belén; y
el eco de valle en valle repite
una y otra vez:

¡Gloria... a Dios en el cielo! (bis)

2. Hoy nosotros repetimos todos


juntos al cantar que los cielos
entonaron a la entrada del portal.

3. Adoremos al Dios Niño que nos


trajo salvación; y pidámosle su
gracia cantando todos a una voz.

4. Cristianos, en este día (en esta noche)


entonemos con amor
nuestro canto de alegría
como los ángeles de Dios.
145 NOCHE DE PAZ

1. Noche de paz, noche de amor, todo


duerme en derredor.
Sólo velan mirando la faz
de su niño en angélica paz,
José y María en Belén, (bis)

2. Noche de paz, noche de amor. En


los campos al pastor coros celestes
proclaman salud, gracias y glorias
en su plenitud por nuestro buen
Redentor, (bis)

3. Noche de paz, noche de amor.


Miren qué gran resplandor luce en
el rostro del Niño Jesús, en el
pesebre del mundo la luz: astro de
eterno fulgor, (bis)

4. Noche de paz, noche de amor. Jesús


nace en un portal.
Llene la tierra la paz del Señor,
llene las almas la gracia de Dios
porque nació el Redentor, (bis)
146 VAMOS TODOS A BELÉN

Vamos todos a Belén, con amor y gozo


adoremos al Señor, nuestro Redentor.

1. En la oscura noche, mar de luz se vio de la


altura un ángel, luego nos habló.

2. Envuelto en pañales en un vil portal,


al decir del ángel le hemos de encontrar.

3. Por celestes voces yo sentí entonar gloria en


las alturas y a los hombres paz.

4. Oh portal bendito, prenda de perdón, eres mi


esperanza, sé mi salvación.
147 VAYAMOS CRISTIANOS

1. Vayamos, cristianos,
llenos de alegría,
vayamos, vayamos con fe a Belén.
Hoy ha nacido
Cristo, nuestro hermano.

Que nuestra fe te adore, que


nuestro amor te cante, que
nuestro ser te aclame, oh, Hijo
de Dios.

2. Humildes pastores
dejan sus rebaños
y llevan sus dones al niño Dios.
Nuestras ofrendas con amor llevemos.

3. ¡Bendita la noche que nos trajo


el día, bendita la Noche de
Navidad! Desde un pesebre
el Señor nos llama.
148 VENID, PASTORCILLOS

1. Venid, pastorcillos, venid a adorar


al rey de los cielos que ha nacido ya.

2. Un rústico techo abrigo le da.


Por cuna un pesebre, por templo un portal.

3. En lecho de pajas desnudito está, quien ve a


las estrellas a sus pies brillar.

4. Hermoso lucero le vienen a anunciar, y


magos de oriente buscándole van.

5. Delante se postran del rey de Judá.


De incienso, oro y mirra tributo le dan.

6. Con calma y con vida volemos allá,


que Dios, niño y pobre, nos dice: Llegad.

7. Los brazos nos tiende con grato ademán.


Venid, nos repite con voz celestial.
149 ALELUYA, VIVO ESTÁS

Aleluya, aleluya, vivo estás,


Señor Jesús;
aleluya, aleluya, para siempre eres
la Luz.

1. Resucitado y vivo estás entre


nosotros, Dios de la paz.

2. Brille, Señor, brille tu luz:


resucitaste desde la cruz.

3. Tú proclamaste nueva Ley: "unos


a otros ámense".

4. Enséñanos justicia y paz, a


comprender a los demás.

5. Te adoramos, oh Señor,
te damos gracias, Dios de amor.
150 ACUÉRDATE DE JESUCRISTO

Acuérdate de Jesucristo, resucitado de entre los


muertos;
Él es nuestra salvación, nuestra gloria para
siempre.

1. Si con Él morimos, viviremos con Él.


Si con Él sufrimos, reinaremos con Él.

2. En Él nuestras penas, en Él nuestro gozo. En


Él la esperanza, en Él nuestro amor.

3. En Él toda gracia, en Él nuestra paz.


En Él nuestra gloria, en Él la salvación.
151 YAVÉH, TÚ ME HAS CREADO

Yavéh, tú me has creado y has dicho mi nombre y


tuyo soy por siempre cantaré tus bondades y
caminaré libre hacia el reino de gloria.

1. Si camino por el mar Dios conmigo va


y las olas no podrán anegarme.

2. Si por las llamas voy


no me quemaré, ni abrasaré y el fuego ningún
daño me hará.

3. Tú nos llamas tu pueblo somos preciosos


a tus ojos. Dios.
Por nuestras vidas Él ha dado las Naciones.

4. Somos siervos del Señor, no tenemos por


qué temer.
Está en nosotros
y nos ha hecho para su Gloria.
152 EL SEÑOR RESUCITÓ

1. El Señor, resucitó, aleluya, como


eterno vencedor, aleluya.

2. Al pecado y al dolor, aleluya,


y a la muerte El venció, aleluya.

3. A una gran resurrección, aleluya,


nos invita el Señor, aleluya.

4. Nueva vida, nuevo amor, aleluya, que


harán un mundo mejor, aleluya.
153 HOY EL SEÑOR RESUCITÓ

1. Hoy el Señor resucitó


y de la muerte nos libró.
Alegría y paz, hermanos, que el
Señor resucitó.

2. Sobre la cruz Cristo venció y


el sufrimiento iluminó.

3. Porque esperó, Dios le libró y de


la muerte nos salvó.

4. El pueblo al fin la vida halló;


nuestra desdicha terminó.

5. La luz de Dios ya nos llegó; la


nueva vida nos llenó.

6. Levanten hoy el rostro a Dios, que


en Él nos llega la salvación.

7. Y al esperar encontrarán
resurrección y libertad.

8. Todos cantad: Aleluya.


Todos gritad: Aleluya.
154 JERUSALÉN ESTÁ EN FIESTA

1. Jerusalén está en fiesta,


canta la esposa del Rey;
alzan todos sus coronas
felices, cantando "amén".
Hoy brillan sus cinco llagas
más puras que el mismo sol;
cantan de gozo los mártires
por el triunfo del Señor.

¡Aleluya, aleluya!
Cristo sube a las alturas.
¡Aleluya, aleluya!
El Señor entra en su mansión.

2. Ábranse, puertas eternas,


ábranse de par en par: canta
el coro de los santos batiendo
palmas de paz.
Hoy entra el Rey a los cielos, el
siervo que aquí sufrió;
los ángeles lo reciben,
llevándolo al trono de Dios.

80
155 RESUCITÓ, RESUCITÓ

Resucitó (3) Aleluya,


Aleluya (3) Resucitó.

1. La muerte,
¿dónde está la muerte?
¿dónde está mi muerte?
¿dónde su victoria?

2. Gracias
sean dadas al Padre que
nos pasó a su reino donde
se vive de amor.

3. Alegría, alegría,
hermanos,
que si hoy nos queremos es
que resucitó.

4. Si con El morimos,
con El vivimos, con
El cantamos:
Aleluya.
156 DIVINO ESPÍRITU, BAJAD

1. Divino Espíritu, bajad; (bis)


y en llamas de amor, de amor, a
todos abrasad, (bis)

2. Divino Espíritu, llenad las


almas cristianas de fe,
esperanza y caridad, (bis)

157 ESPÍRITU SANTO, VEN

Espíritu Santo, ven... (3) en nombre


del Señor.

1. Acompáñame, ilumíname,
toda mi vida.
Acompáñame, ilumíname.
Espíritu Santo, ven.

2. Santifícame y transfórmame tú
cada día.
Santifícame y transfórmame
Espíritu Santo, ven.
158 FUEGO DE DIOS

Fuego de Dios, espíritu de amor, de


fuerza y alegría, guíanos tú en la
comunidad, danos luz y vida.

1. Tú junto al Padre estás, Señor. ¡Ven, Señor! Ven


pronto, Espíritu de amor. ¡Ven, Señor!

2. El cielo brilla con tu luz. ¡Ven, Señor!


El mundo vive por tu amor. ¡Ven, Señor!

3. Mi corazón te busca a ti. ¡Ven, Señor!


Tu fuego me transformará. ¡Ven, Señor!

4. Y cuando tiemblo ante el dolor. ¡Ven, Señor! Tú,


Espíritu, me das valor. ¡Ven, Señor!

5. Si canto, tú eres mi cantar. ¡Ven, Señor!


Si sufro, me has de confortar. ¡Ven, Señor!

6. Tú me has cambiado el corazón. ¡Ven, Señor! De ti


no me avergonzaré. ¡Ven, Señor!

82
159 SI EL ESPÍRITU DE DIOS

1. Si el espíritu de Dios actúa en mí, yo


creo, Señor, en Ti. (bis)
Yo creo,
yo creo, Señor, en Ti. (bis)

2. Si el Espíritu de Dios actúa en mí, yo


espero, Señor, en Ti.
Yo espero, yo espero... (etc.)

3. Si el Espíritu de Dios actúa en mí, yo


amo, Señor, en Ti. Yo amo...

4. Si el Espíritu de Dios actúa en mí, me


juego, Señor, por Ti. Me juego...

5. Si el Espíritu de Dios actúa en mí, me


entrego, Señor, a Ti. Me entrego...

160 ENVÍA TU ESPÍRITU

Envía tu Espíritu, Señor, y renueva la faz de la


tierra.
161 VEN, ESPÍRITU SANTO CREADOR

1. Ven, Espíritu Santo creador, ven a visitar el


corazón
y llena con tu gracia viva y eficaz nuestras
almas, que tú creaste por amor.

2. Tú, a quien llaman el Gran Consolador, don


del Dios altísimo y Señor,
eres vertiente viva, fuego que es amor, de
los dones del Padre el dispensador.

3. Tú, Dios, que plenamente te nos das, dedo


de la mano paternal,
eres tú la promesa que el Padre nos dio; tu
palabra enriquece hoy nuestro cantar.

4. Los sentidos tendrás que iluminar, nuestro


corazón enamorar,
y nuestro cuerpo, frente a toda tentación, con tu
fuerza constante habrás de reafirmar.

5. Lejos al opresor aparta ya,


tu paz danos pronto, sin tardar; y, siendo nuestro
guía, nuestro conductor, evitemos así cualquier
error o mal.
162 VEN, ESPÍRITU DE SANTIDAD

Ven, Espíritu de santidad ven, Espíritu de luz


ven, Espíritu de fuego ven, abrásanos.

1. Ven, Espíritu del Padre, sé nuestra luz


derrama del cielo tu esplendor de gloria.

2. Testimonio cierto, Tú nos enseñas a


proclamar que Jesús resucitó.

3. Ven, unción celeste, fuente de agua viva


danos de beber del cáliz del amor.

4. Eres la alegría, fuego de la Iglesia


pon en nuestros ojos la mirada del Señor.

5. Haznos reconocer el amor del Padre y


revélanos el rostro de Jesús.

6. Fuego que nos quema, hasta las entrañas, por


ti resplandece la luz de amor.
163 ALABARÉ

Alabaré, alabaré a mi Señor, (bis)


1. Juan vio el número de los redimidos, y
todos alababan al Señor.
Unos oraban, otros cantaban y todos alababan
al Señor.

2. Todos unidos, juntos cantemos gloria y


alabanzas al Señor.
Gloria al Padre, Gloria al Hijo,
Gloria al Espíritu de Amor.
3. Somos tus hijos, Dios Padre eterno; tú
nos has creado por amor.
Te alabamos, te bendecimos y todos cantamos
en tu honor.

164 ESTOY ALEGRE


1. Estoy alegre, alegre, muy alegre.
Estoy alegre porque Cristo me salvó, (bis)
2. Por eso canto, yo canto: ¡Aleluya!
por eso canto; ¡Aleluya, gloria a Dios! (bis)
165 ALELUYA, ALELUYA POR ESA GENTE

1. Los que tienen y nunca se olvidan


que a otros les falta.
Los que nraica usaron la fuerza
sino la razón: Ü2/\~
Los que dimUna mano y ayudan
a los que han caídb, ' ^
esa gente es ftfif U>k
porque vivé muy cerca de Dios.
(l^
Aleluya, aleluya por esa gente que vive
y que siénte en su vida el amor, (bis)
2. Los que ponen en todas las cosas amor y justicia,
los que nunca sembraron el odio,
tampoco el dolor,
los que dan y no piensan jamás
en su recompensa,
esa gente es feliz
porque vive muy cerca de Dios.
3. Los que son generosos
y dan de su pan un pedazo,
los que siempre trabajan pensando
en un mundo mejor,
los que están liberados de todas sus ambiciones,
esa gente es feliz
porque vive muy cerca de Dios.
166 AMOR

Amor, amor, amor, amor,


hermano mío, Dios es amor.
Ama a todos como hermanos.
Dios es amor.

167 ANUNCIAREMOS TU
REINO, SEÑOR

Anunciaremos tu reino, Señor, tu


reino, Señor, tu reino.

1. Reino de paz y justicia,


reino de vida y verdad.
Tu reino, Señor, tu reino.

2. Reino de amor y de gracia,


reino que habita en nosotros. Tu
reino, Señor, tu reino.

3. Reino que sufre violencia, reino


que no es de ese mundo. Tu reino,
Señor, tu reino.

- Reino que ya ha comenzado reino que


no tiene fin.
Tu reino. Señor, tu reino.

85
168 VUELVAN LOS OJOS HACIA EL

SEÑOR C i k°
u u i v °í
Suelvan los ojos hada el Señor j^espierífen su
amtfrí l ^ ^ canten por Él-ppn el^orá&qn. ¿_z
Él & el salvador, Él es nuestro Señor.

1. Yo llamé al Señor,
y siempre me escuchó.
De mis miedos me libró, y
sin fin lo alabaré.

2. Dios guarda a los que ama, y escucha


su voz,
les consuela de sus penas, y
sus pasos Él guía.

3. Los que buscan al Señor, todo lo


tendrán
los que abren su corazón,
nada les faltará.
169 CADA MAÑANA

1. Una mañana el sembrador salió a


los campos para sembrar. Una
mañana el sembrador sembró en mi
vida su bondad.

Cada mañana el sembrador sembrando está


en mi corazón. Cada mañana el sembrador
espera el trigo de mi amor.

2. Una mañana el sembrador sembró


el camino y el pedregal. Una
mañana el sembrador
no pudo entrar en mi heredad.

3. Una mañana el sembrador


en tierra buena quiso sembrar.
Una mañana el sembrador tan
sólo espinas pudo hallar.

4. Una mañana el sembrador


en cada grano cien quiso hallar.
Una mañana el sembrador sembró
en mi vida con afán.
170 CAMINANDO JUNTOS

1. Caminando juntos,
vamos a salir
y nos despedimos con
un breve adiós.

Adiós quiere decir vaya


usted con Dios.
Mi corazón se alegra,
contigo voy Señor.

2. Vamos siempre a oscuras si


nos falta el sol.
Vamos siempre solos
si nos falta Dios.

3. Dios es buen amigo


para caminar.
Si Él viene conmigo,
qué seguro andar.

4. No camino solo
porque voy con Dios, y
saludo a todos, con un
gran adiós.
171 CAMINAR

Caminar, caminar nunca para atrás mirar,


siempre avanzar, caminar hacia ti, oh Dios.
Y llevar en el alma el deseo de triunfar,
siempre sonreír y olvidar que hubo que partir.

1. Llegaré hasta donde nadie hoy llegó,


y si puedo iré más allá.
Caminar, caminar.
2. La piedra del camino a un lado yo haré
si es muy grande un rodeo daré.
Caminar, caminar.

172 CANTARÉ UN CANTO NUEVO


Cantaré un canto nuevo de alegría; al nacer el
nuevo día volveremos al hogar con mi pueblo a
celebrar la alborada con las manos levantadas.
Dios nos da la libertad.
1. Hoy sufrimos, caminamos sin dejar de esperar
tiempos nuevos que nos traigan más justicia y
libertad.
No perdamos la esperanza; el Señor pronto
vendrá.
Es necesario el destierro para ver la tierra nueva
que él dará.

2. No dejemos que la muerte destruya la her-


mandad.
No perdamos la esperanza que la vida triunfará.
Sobre el cielo ya aparece la luz de la libertad,
Cristo, sol de la justicia, en los montes ya
comienza a brillar.

3. Hoy vivimos admirados de este paso del


Señor.
Hoy descubrimos su rostro en el pueblo y su dolor.
No perdamos la esperanza, "el Señor nos salvará".
El camina con nosotros y su espíritu nos dará
siempre valor.
173 CARIDAD Y COMPRENSIÓN

1. Caridad y comprensión, aleluya,


y verdad en el amor, aleluya..

2. Entusiasmo en la acción,
aleluya, alegría en la unión, aleluya.

3. Allá queremos llegar,


aleluya, para más y más amar, aleluya,

4. Nuestra entrega debe ser,


aleluya, un canto del corazón, aleluya.

5. En la entrega debe haber,


aleluya, alegría, gozo y paz, aleluya.
174 CERCA ESTÁ EL SEÑOR

Cerca está el Señor, (bis)


cerca de mi pueblo,
cerca del que lucha con amor.
Cerca está el Señor, (bis)
Es el peregrino que comparte mi dolor.

1. También está el Señor y le conoceréis en el


que lucha por la igualdad.
También está el Señor y le conoceréis en
el que canta la libertad.
También está el Señor, no olvidéis su voz,
sufre el gran dolor del oprimido.

2. También está el Señor y le


conoceréis en el obrero en su taller.
También está el Señor y le conoceréis en el
anciano en su vejez.
También está el Señor, no olvidéis su voz, en
el hospital junto al enfermo.

3. Jesús es el Señor y le conoceréis:


Él es la vida, es la verdad.
Jesús es el Señor y le conoceréis, es el camino
de libertad.
Jesús es el Señor, no olvidéis su voz, es el
redentor de nuestro pueblo.
175 ¿CÓMO LE CANTARÉ?

¿Cómo le cantaré al Señor, cómo le


cantaré?
¿Cómo le cantaré al Señor? ¡Hombre de
barro soy!

1. Él está en los cerros y en el mar; Él


llena el silencio
de la noche en calma y
camina en la ciudad.

2. No mira en el hombre su color ni


mira el dinero;
es Padre de todos y a todos
quiere el Señor.

3. Vamos a su Mesa de bondad;


Él nos alimenta
Con su propio Cuerpo, que es
el pan de la unidad.

4. Un mandato nuevo nos da Dios:


que todos amemos
a nuestros hermanos como
nos ama el Señor.
1. Si digo que "sí", me da miedo decirlo si
acaso me sigues llamando.
Si digo que "sí", me entrego a ti, pendiente
te estoy escuchando.
Con tu mano en la mía,
tú me sigues llevando;
por difícil la vía yo te sigo arrastrando.
Pero ya voy contigo cierto y seguro,
y comprometido. Ya no tengo miedo.

(La respuesta de Cristo)

2. Necesito tu "sí", sólo para amarte, sin


él no te puedo amar.
Necesito tu "sí" para trabajar
y llegar a tu hermano y hablar.
Solo, puedo seguir pero quiero vivir junto a
ti y servir a los otros por ti.
No te importe de nada que me digas que
"sí".
Ponte en mis manos y dime que "sí".
177 CON NOSOTROS ESTÁ

Con nosotros está y no le conocemos; con nosotros


está: su nombre es "el Señor", (bis)

1. Su nombre es "el Señor", y pasa hambre, y


clama por la boca del hambriento;
y muchos que lo ven pasan de largo, acaso por llegar
temprano al templo.
Su nombre es "el Señor", y sed soporta, y
está en quien de justicia va sediento; y
muchos que lo ven pasan de largo, a veces
ocupados en sus rezos.

2. Su nombre es "el Señor", y está desnudo. La


ausencia del amor hiela sus huesos;
y muchos que lo ven pasan de largo,
seguros y al calor de su dinero.
Su nombre es "el Señor" y enfermo vive y su
agonía es la del enfermo; y muchos que lo
saben no hacen caso, tal vez no frecuentaban
mucho el templo.
3. Su nombre es "el Señor" y está en la cárcel, está
en la soledad de cada preso, y nadie lo visita, y
hasta dicen, tal vez: "Ese no era de los nuestros".
Su nombre es "el Señor", el que sed tiene, Él
pide por la boca del hambriento; está preso,
está enfermo, está sin ropa, pero él nos va a
juzgar por todo eso.

178 CRISTO, EL SEÑOR, NOS REUNIÓ

1. Cristo, el Señor, nos reunió, aleluya, en la alegría


de su amor, aleluya.
¡Aleluya, aleluya!

2. Somos el pueblo del Señor, aleluya,


y Él, nuestro Rey, nuestro pastor, aleluya,
¡Aleluya, aleluya!

3. Todos unidos en su amor, aleluya, glorifiquemos


al Señor, aleluya,
¡Aleluya, aleluya!

4. Pueblos aclamen al Señor,


aleluya, al Padre, al Hijo, al Amor, aleluya,
¡Aleluya, aleluya!
179 CANCION DEL MISIONERO
1K=- . ., ^1**
.Señor, toma mi vida nueva
■hñtes de que la estera'
desgaste años en rtm y ^
ffiroy ifispuesto a lo que quieras,
n^ortaloqug^k .
tu mímame a servir. x-1
, {u.
Llevare donde Igs hombres nec^Síten
tus paladas, ^,v necésrten mis ganas de
vivirT donde fátte la esperáfea, donde
f^fte la alegríifi \{j- simpleniente'por
no saber de ti.

Te doy mi corazón sincero,


para gritar sin miedo tu
grandeza Señor.
Tendré mis manos sin cansancio, tu
historia entre mis labios y fuerza en la
oración.

Y así en marcha iré cantando,


por calles predicando lo bello
que es tu amor.
Señor, tengo alma misionera,
condúceme a la tierra que tenga
sed de Dios.

91
18Q CJjJANJJO EL POBRE NADA TIENE
VkjA-' -' KC l*-*'
1. Cuando el pobre nada tiqne^y aún reparte^
cuando UIF lumbre pasa sed y agua nos da,
cuando ejjíepíl a su herÍTi^T^forta^cc,^
va Dios mismo en nuestro mismo caminar.
(bis) 'CVv'~ Uv— ^

2. Cuando sufre un hombre y logra su consuelo,


cuando espera y no se cansa de esperar, cuando
amamos aunque el odio nos rodee; va Dios mismo
en nuestro mismo caminar, (bis)

3. Cuando crece la alegría y nos inunda, cuando


dicen nuestros labios la verdad, cuando amamos el
sentir de los sencillos; va Dios mismo en nuestro
mismo caminar, (bis)

4. Cuando abunda el bien y llena los hogares,


cuando un hombre donde hay guerra pone paz,
cuando hermano le llamamos al extraño;
va Dios mismo en nuestro mismo caminar, (bis)
181 DAME LA MANO

Dame la mano, dame la mano.


Dame la mano y mi hermano serás.

1. No me importa del sitio que tú vengas


pueblo, campo, todo es igual.
Si tu corazón es como el mío, dame la
mano y mi hermano serás.

2. No me importa la raza que seas, pobre,


rico, Cristo te amará.
Si tu corazón es como el mío, dame tu
mano y mi hermano serás.

3. Oh hermano, juntemos las manos y


unidos vamos a luchar.
Si tu corazón es como el mío, dame tu
mano y mi hermano serás.
¿Y
182 DIA Y NOCHE

e tú, Señor, estás conmigo;

iso que tu estás en mí. '

1. Si anochece en el camino, siempre tú,


Señor, estás conmigo; aunque duren las
tinieblas, pienso que tú estás en mí.

En las pruebas de la vida, siempre... al


2. luchar confío en ti, pienso...

A través de mis hermanos, siempre... al


servirles cada día, pienso...
3.
Al unirse en comunión, siempre... al
sentir tu paz y amor, pienso...
4.
Cuando tengo que sufrir, siempre... al
llevar la cruz contigo, pienso...
5.
Cuando siento felicidad, siempre... y si
encuentro fraternidad, pienso...
6.

2
183 DIOS ES AMOR

1. Dios es amor, la Biblia lo dice.


Dios es amor, Pablo lo repite.
Dios es amor, búscalo y verás,
en el capítulo cuatro, versículo ocho,
primera de Juan, (bis)

2. Dios es la luz, la Biblia lo dice.


Dios es la luz, Pablo lo repite.
Dios es la luz, búscalo y verás,
en el capítulo uno, versículo cinco,
primera de Juan, (bis)

184 HOLA JESÚS

1. Hola, Jesús, eres mi amigo.


Me quieres mucho y también te quiero yo. Sé
que estarás siempre conmigo; sé que te llevo en
mi corazón.

Amigos, tú y yo, ¡qué gran felicidad!


Amigos para siempre, amigos de verdad, (bis)
185 EL ENCUENTRO

1. Tuve hambre y me dieron de comer,


tuve sed y me dieron de beber, ¿Cuándo
te vimos con hambre? ¿Cuándo te dimos
de beber?

Cualquier cosa que hicieron por uno de estos y


mis hermanos, por humilde que sea, por mí
mismo lo hicieron.
Sé que viene el Mesías, es decir, el Cristo...
Soy yo, el que te habló...

2. Me dieron alojamiento,
me faltó ropa y me la dieron.
¿Cuándo te vimos forastero?
¿Cuándo fue que te vestimos?

3. Enfermo y me visitaron.
En la cárcel vinieron a verme.
¿Cuándo te vimos enfermo?
¿Cuándo te visitamos?
186 PADRE SANTO YO TE ADORO

1. Padre Santo, yo te adoro,


yo te ofrezco mi alma y vida,
cómo te amo.

2. Jesucristo, yo te adoro,
yo te ofrezco mi alma y vida,
cómo te amo.

3. Espíritu Santo, yo te adoro, yo


te ofrezco mi alma y vida, cómo
te amo.

4. Trinidad Santa, yo te adoro, yo


te ofrezco mi alma y vida, cómo
te amo.
187 EL PROFETA

1. Antes que te formara dentro del


vientre de tu madre antes que tú
nacieras,
te conocía y te consagré;
para ser mi profeta
de las naciones yo te escogí;
irás donde te envíe,
lo que te mande proclamarás.

Tengo que gritar, tengo que arriesgar. ¡Ay de mí si


no lo hago!
¿Cómo escapar de ti? ¿Cómo no hablar, si tu voz
me quema dentro?
Tengo que andar, tengo que luchar...

2. No temas arriesgarte, porque contigo yo


estaré; no temas anunciarme, porque en tu
boca yo hablaré.
Te encargo a mi Pueblo; para arrancar y
derribar,
para edificar: destruirás y plantarás.
3. Deja a tus hermanos,
deja a tu padre y a tu madre,
abandona tu casa,
porque la tierra sufriendo está.
Nada traigas contigo
porque a tu lado yo estaré;
es hora de luchar
porque mi pueblo gritando está.

188 BENDECID A DIOS

Bendecid a Dios
todos los siervos de Dios
que permanecen en la casa de Dios.
Levantad las manos
hacia el Santo lugar,
bendecid a Dios,
el Señor Dios.
189 EL TESTIGO

v* Tafc 5, 0-
Por ti,j£i Dios, cantaadoyoy la alegm de
ser tu testigo, Señor.
, j U-w
1. Me írnnpas que cante
con tocia mi voz: no ágjjmo
cants^^ tu mdnsaje de amor.
Los jtópbres me preguntan
cuál&mi misBn:, les df|o:
"testr|o soy1’.

2. Es fuego tu palabra que


mi boca quemó; mis labios
ya son llamas y ceniza mi
voz.
Da miedo proclamarla, pero
tú me dices:
"No temas, contigo estoy".

3. Tu palabra es una carga


que mi espalda dobló; es
brasa tu mensaje que mi
lengua secó.
"Déjate quemar
si quieres alumbrar, no temas,
contigo estoy".
190 EL VAGABUNDO

1. Viene de muy lejos,


recorriendo el mundo;
un vagabundo a paso lento,
por plazas y calles, con su
cantar.

Yo busco por el mundo un


rato de amistad, ante un
vaso de vino y un buen
trozo de pan.

2. Su rostro y sus manos


surcadas de grietas,
como cortezas
de un árbol viejo,
se agitan al ritmo
de su pregón.

3. Se va con tristeza
camino al calvario,
con su salario, una limosna
que quema sus manos, y su
pregón.
191 ERES JESÚS EL CARPINTERO

Yo no sé qué está pasando. Parece quieren


cambiarme a ese hombre que llevo dentro y
que vive en cada gente.

Yo no sé si ya no escucho o si es él quien me
habla menos. Lo que siempre fue su canto,
hoy siento que es mi llanto.

El hombre que yo conozco no es de espuma y


vanidades, siempre es libre y verdadero.
Son sus ojos diferentes.

Cuando llama es un susurro, cuando calla una


tormenta, una brasa cuando ama, cuando
siente es un torrente.

Eres Jesús, el carpintero, el de alegrías y


quebrantos, de pobres y afligidos, de mi canto y
el de tantos. Jesús Amor, Padre, Ternura, Dios
del pan, Dios del madero. Señor de la
esperanza, eres el hombre que yo espero.

96
192 JESÚS, ESTOY AQUÍ

Jesús estoy aquí,


Jesús, qué esperas de.mí, mis
rífenos están vacías qué puedo
ofrecfefte sóloiiS'que <|¡lí*ero •
ser di féretro"'

Jesús, estoy aquí,


Jesús, qué esperas de mí,
mis ojos temen al mirarte
quisiera poder enfrentarte

/\ltíár como tú amas, sentir como

tú sieíftes,^ y mñftfra través


de tus ojos.
U-
Contigo mi camino es difícil me exiges
abrir un nuevo horizonte en'fa soledad de
mi riBche.
Jfesús. ^^

No, no quiero abandonarte,


Jesús, en mí penetraste,
me habitaste, triunfaste, y
hoy vives en mí.
193 ESTA ES LA LUZ DE CRISTO

1. Esta es la luz de Cristo yo la


haré brillar. (2)
Brillará, brillará sin cesar.
Amén, amén, amén, amén, amén.
2. Soy cristiano y esa
luz yo la haré brillar. (2)
Brillará, brillará sin cesar.
Amén, amén...

3. Daré luz en la ciudad...

4. Nunca la ocultaré...

5. Siempre la protegeré...

6. En el gozo y el dolor...

7. Con salud o enfermedad...

8. En la fábrica o el taller...

9. En el templo y el hogar...

10. Quiero que otros tengan luz...


11. Toma, hermano, esta luz,
hazla tú brillar; brillará...
194 ESTE ES EL TIEMPO DE AMÉRICA
Éste es el tiempo de América, éste es tu tiempo, Señor.
Los jóvenes estamos presentes, testigos de tu gran
amor.
1. Nuestro Padre nos llamó a vivir en el amor
y a encontrar liberación todos juntos.
Es la Virgen de Maipú,
Madre buena como no hay,
quien nos va a acompañar al caminar.
2. Una nueva humanidad con la Iglesia surgirá,
porque Cristo es, en verdad, hombre nuevo. Ante
ti el pueblo está. Oh, María, ayúdanos a cambiar
de una vez el corazón.
3. Nuestras manos se unirán al luchar con el dolor
que hoy el pueblo está viviendo sin respuesta. Ya
no hay a quien temer, pues María cuidará a estos
hijos que hoy quieren marchar.
4. Ya en América se ve, entre el odio y el amor, que
en el pueblo está viva la esperanza
de saber que más allá del dolor hay que vivir:
somos todos peregrinos hacia ti.

98
195 GLORIA, GLORIA, ALELUYA

Gloria, gloria, aleluya (3) en


nombre del Señor.
1. Cuando sientas que tu hermano
necesita de tu amor,
no le cierres tus entrañas ni el
calor del corazón.
Busca pronto en tu recuerdo la
palabra del Señor:
"Mi ley es el amor".
2. Cristo dijo que quien llora su
consuelo encontrará; quien es
pobre, quien es limpio será libre y
tendrá paz.
Rompe pronto tus cadenas, eres
libre de verdad: empieza a
caminar.
3. Si el camino se hace largo, si te
cansas bajo el sol,
si en tus campos no ha nacido ni
la más pequeña flor, toma mi
mano y cantemos unidos por el
amor, en nombre del Señor.
196 JERUSALÉN

Es tiempo de ponerse de pie,


pues tu luz viene con la gloria del Señor.
Levanta tu mirada y mira lejos
que tu corazón se funda y se dilate.
He aquí tus hijos que vuelven
hacia ti construyendo el nuevo amanecer.

Jerusalén, Jerusalén quítate el manto de tristeza.


Jerusalén, Jerusalén canta y baila para Dios.

Todas las naciones marcharán hacia ti, en tu


luz los reyes nacerán.
La paz y la justicia en ti gobernarán, plena de
confianza y amor estarás.
El tiempo de tu duelo habrá terminado, entre
las naciones me glorificarás.

Hijos de extranjeros construirán tus muros, y


sus reyes por tus puertas pasarán.
El Líbano y su gloria vendrán sobre ti y te
llamarán ciudad del Señor.
No se esconderá nunca más el sol, yo seré tu luz
eternamente.
197 SÍGUEME, SOY CAMINO
Wf*i > A ^
Jeaísu^) te traigo una gran inquietud. ^
deBo nacd*7 Ñúestro mtfíiUo sufre.escJavitud
falta paz y en muchos no hay espíjrangi!f~
Señor, ¿cómo puedo sembrar más amor?

Sígueme, soy camino


única ruta a seguir.
Sígueme, soy la vida,
que con amor debes compartir.

Oigo tu voz, en la calma de mi oración, oigo tu voz, en


el pobre que me pide pan, desde tu cruz tú me pides
mayor comprensión, dime, Señor, ¿cómo puedo
sembrar más amor?

Yo, como tú, buscaré dar más que recibir, no hay amor,
sin sufrir, sin luchar, sin sentir, mas si tu amor,
olvidando lo pierdo de vista, grita Señor, aún más fuerte
que te pueda oír.
198 HIMNO DE LA ALEGRÍA

1. Escucha, hermano,
la canción de la alegría,
el canto alegre
del que espera un nuevo día.

Ven, canta, sueña cantando, vive


soñando el nuevo sol, en que los
hombres volverán a ser hermanos.

2. Si es que no
encuentras la alegría en
esta tierra, búscala
hermano
y también lucha por ella.

3. Busca en tu vida
un nuevo rumbo cada día para
que juntos canten todos de
alegría.

4. Siempre con fe
has de buscar la amanecida en
que los hombres cantarán con
alegría.

100
199 HOMBRES NUEVOS

»vH ÍHa fwh ¿b H


Danos un corazon grande para amar, danos un
corazón fuerte para luchad
1 j/A. IáM
1. Hombres nuevos, creadores de la historia i
^xjpstrucrores de ndev^r hurnanicrad, hombres huevos
q^viven la j^xtstencia, ^ como riesgo de un largo caminar.

2. Hombres nuevos, luchando en esperanza,


caminantes, sedientos de verdad; hombres
nuevos, sin frenos ni cadenas, hombres libres
que exigen libertad.

3. Hombres nuevos, amando sin fronteras, por


encima de razas y lugar; hombres nuevos, al
lado de los pobres, compartiendo con ellos
techo y pan.
200 ID AMIGOS
—zd
1. Sois la «emilla que ha de crecer, sois
estíefra que ha de brillad,
Híói ^levadura, sois de sal, antorcha que deoe
alumbran'
Sois la mañana que vuelve a nacer,
sois espiga que empieza a granar, sois
aguijón y caricia a la vez testigos que
voy a enviar.

É
migos, por1 el mundo,
iciando el artrfir,
¡ajeros de la Vida,
paz y el perdón. Uc,
Sefl, amigos, lós testigos de mi resurrección,
Id llevando mi pre§eñcia:
¡a)n vosotros estoy!

2. Sois una llama que ha de encender


resplandores de fe y caridad;
sois los pastores que han de guiar
al mundo por senda de paz.
Sois los amigos que quise escoger, sois
palabra que intento gritar; sois reino nuevo
que empieza a engendrar justicia, amor y
verdad.
201 IGLESIA PEREGRINA

1. Todos unidos, formando un solo cuerpo, un


pueblo que en la Pascua nació. Miembros de
Cristo, en sangre redimidos Iglesia peregrina
de Dios.
Vive en nosotros la fuerza del Espíritu que
el Hijo desde el Padre envió.
El nos empuja, nos guía y alienta,
Iglesia peregrina de Dios.

Somos en la tierra semilla de otro reino, somos


testimonio de amor.
Paz para las guerras, luz entre las sombras,
Iglesia peregrina de Dios, (bis)

2. Todos nacidos en un solo Bautismo unidos en


la misma Comunión, todos viviendo en una
misma casa,
Iglesia peregrina de Dios.
Todos prendidos en una misma suerte,
ligados a la misma salvación.
Somos un cuerpo y Cristo es la cabeza,
Iglesia peregrina de Dios.
202 JÓVENES, CRISTOS JÓVENES

Jóvenes, Cristos jóvenes necesita el


mundo de hoy, jóvenes, Cristos
jóvenes, que devuelvan la fe en el
amor.

1. Que destruyan en la tierra la


injusticia y falsedad, que
construyan un mañana lleno de
fraternidad.

2. Que en lugar de la miseria


den al hombre dignidad,
y liberen al esclavo con
trabajo y libertad.

3. Que enderecen los caminos


con la fuerza de tu ley,
y que laven del dinero
esa sangre de interés.

4. Que silencien la metralla y


rehagan el hogar,
que rediman de la angustia y
compongan un cantar.
203 JESUCRISTO

Jesucristo, Jesucristo,
Jesucristo yo estoy aquí.

1. Miro hacia el cielo y veo


la nube blanca que va pasando, miro la
tierra y veo la multitud que va
caminando.
Como esa nube blanca la gente pasa sin
dirección.
¿Quién podría mostrar
que el camino cierto eres Tú, Señor?

2. Toda esa multitud tiene mucho amor


porque quiere paz,
pero a pesar de todo la esperanza no
morirá.
En cuanto nazcan las flores, la fe en los
hombres tendrán valor miro hacia el
cielo y veo que está viniendo mi
Salvador.
3. Por todas partes veo
gente que clama por comprensión;
buscan con desespero sacarse espinas
del corazón.
Es mi deseo ver aumentando siempre
esta procesión, para que todos juntos
entonemos esta canción.

204 JUNTO A TI

1. Junto a ti al caer de la tarde y


cansados de nuestra labor,
te ofrecemos con todos los hombres el
trabajo, el descanso, el amor.

2. Con la noche las sombras nos cercan y


tu rostro nos da nueva luz, alumbrados
en nuestro camino hasta ti correremos,
Señor.

3. Cuando al fin nos recoja tu mano


para hacernos gozar de tu paz,
reunidos en tomo a tu mesa
nos darás la perfecta hermandad.
205 JUNTOS PARA SOÑAR

Juntos para soñar nuevas


inmensidades, juntos para
marcar ritmos de nuevo
amor.

1. Juntos miramos la vida, juntos


al amanecer; juntos formamos la
espiga del nuevo día que va a
nacer.

2. Juntos alzamos la copa, llena


hasta el borde de luz; juntos
bebemos estrellas
en brindis nuevo de juventud.

3. Juntos marchamos unidos


como escuadrón de amor;
juntos templamos en forja
la paz de un mundo nuevo y mejor.

4. Juntos tendremos los ojos sobre el


espejo de Dios; juntos sentimos la
tierra mientras cantamos: Dios es
Amor.
206 LOS CAMINOS

1. Los caminos de este mundo


nos conducen hasta Dios,
hasta el cielo prometido,
donde siempre brilla el sol.

Y cantan los prados, cantan las


flores con armoniosa voz; y
mientras que cantan prados y flores,
yo soy feliz pensando en Dios.

2. Los caminos de la tierra están


llenos de amistad; no la niegues
a tu hermano que la espera en ti
encontrar.

3. Los caminos de este mundo


enlazados juntos van, entre
penas y alegrías hasta el cielo
llegarán.

4. Los caminos de esta vida, te


conducen de verdad
al buen Dios, que te convida a
entrar en la eternidad.
207 NOSOTROS VENCEREMOS

1. Nosotros
venceremos, nosotros
venceremos, sobre el
odio con amor.
Algún día será.

Cristo venció, nosotros


venceremos.

2. Y caminaremos,
la mano en la mano, alzada la
frente hacia el amor. Cristo es
nuestra luz.

3. No tenemos
miedo, no tenemos
miedo.
Alguien nos espera más allá de
los aires y del mar.

4. Y seremos
libres y seremos libres,
no tiene cadenas el amor.

104
208 PADRENUESTRO

Padre nuestro tú que estás, en los que aman


de verdad; haz que el reino que es por ti,
Señor, llegue pronto a nuestro corazón.
Y el amor que tu Hijo nos dejó,
Ese amor esté ya con nosotros.

(Murmullo)
En el pan de la unidad Cristo danos tú la
paz.
Y olvídate de nuestro mal,
si olvidamos el de los demás.
No permitas que caigamos en tentación.
Oh Señor, ten piedad de nosotros.

209 PADRE, PADRE


Padre, Padre, Padre.
Yo quiero tener un corazón de niño (3 veces) para
amarte a ti.

Un corazón bien simple un corazón abierto


un corazón fraterno un corazón sincero.
210 PON TU MANO

Pon tu mano en la mano del Señor de Galilea.


Pon tu mano en la mano del Señor que calma la
mar.
Es Jesús quien te guarda y te guía noche y día
sin cesar.
Pon tu mano en la mano del Señor que calma la
mar.

Pon tu vida...

Pon tus pasos...

211 PUEDO CONFIAR EN EL SEÑOR


Puedo confiar en el Señor que me va a guiar;
puedo confiar en el Señor que no va a fallar.
Si el sol llegara a obscurecer y no brille más, yo
igual confío en el Señor, que no va a fallar.

Puedo descansar, puedo descansar, que su mansión


Cristo me dará.

Si el sol llegara a obscurecer, y no brille más, yo


igual confío en el Señor, que no va a fallar.
212 ALZAD LAS MANOS

Alzad las manos y dadle la


gloria a Dios, (bis)
Alzad las manos y alabadle
como niños al Señor.

Dios dijo a Noé, construye una


barca, (bis)
Hazla toda ella de madera para
niños del Señor.

Los animalitos subieron de dos en


dos. (bis)
Los elefantes y canguros
como niños del Señor.

Los animalitos subieron de dos en


dos. (bis)
Los pajaritos y pingüinos
como niños del Señor.

Si tú vas al cielo primero


que yo, (bis)
diles a todos esos angelitos
que también yo iré.
213 QUE MISIÓN

Que misión tan grande es ser apóstol, seguir al Señor a


donde vaya, anunciar con gozo su Evangelio y ser para
los hombres portadores de su paz.

1. Tanto nos amó al despedirse, en la


Santa Cena aquella tarde,
nos dio como pan su propio Cuerpo y su
Sangre como vino de fraternidad.

2. Tanto nos amó que un Viernes Santo clavado


en la cruz Cristo murió.
Y en su muerte Él nos dio la Vida, vida de
alegría, vida de hijos de Dios.
214 QUÉ BIEN TODOS UNIDOS

Qué bien todos unidos, mano con mano en el


luchar; qué bien todos hermanos, en el sufrir y en
el gozar.

1. Nosotros queremos, Señor, amarte


amando la tierra, queremos dejar tras
nosotros,
un mundo mejor, una vida más bella.
2. Nosotros queremos, Señor, correr con la
antorcha encendida; queremos dejar el
relevo,
un fuego mejor, una llama más viva.

215 QUÉDATE, SEÑOR


¡Quédate, Señor (tres veces) en cada corazón! ¡Quédate,
Señor (tres veces) en cada corazón!

1. El Espíritu de Dios se mueve (3).


El espíritu de Dios se mueve dentro de mi
corazón.

2. ¡Oh, hermano, deja que se mueva! (3)


¡Oh, hermano deja que se mueva dentro de tu
corazón!

107
216 QUIERO CANTAR
UNA LINDA CANCIÓN

1. Quiero cantar una linda


canción a un hombre que me
transformó. Quiero cantar una linda
canción a aquel que mi vida cambió.

Es mi amigo Jesús (2)


El es Dios, El es Rey, es
amor y verdad.
Sólo en El encontré esa
paz que busqué.
Sólo en El encontré la felicidad.

2. Amo al Señor, amo a Jesús y a El


sólo quiero servir.
El es mi Dios, mi Salvador;
por siempre lo alabaré.
217 SEÑOR DE LA VIDA

Tu rostro escondido nos dejas mirar y con rostro


de hermano nos haces buscar, oculto en nuestra
carne de sudor y de tierra y escondido tu cariño
nos entregas.

Cuando tú has venido, la vida empezó.


Cuando tú te fuiste, la vida siguió.
Ahora quieren matarla y esta vida no muere,
porque corre por las venas de tu pueblo.

Señor de la vida, del principio y del final, nuestro


corazón está cansado de esperar, Señor de la vida, de la
tierra y del mar nuestras voces juntas se entrelazan pa’
cantar.

Nuestro es el suelo y no lo dejaremos.


Nuestro es el aire y no lo perderemos.
Nuestro es el sol y no lo apagaremos Y esta vida que es
nuestra, cuidaremos.

Por eso hoy te ofrecemos toda nuestra vida, con manos


encallecidas y el corazón herido.
El pan que te traeremos es el fruto del trabajo, que tu
pueblo ha sembrado y lo ha ganado.
218 SI DIOS ES ALEGRE

1. Si Dios es alegre y joven,


si es bueno y sabe sonreír. ¡Sí! ¿Por
qué rezar tan tristes?
¿Por qué vivir sin cantar ni reír? Todas
las flores y las estrellas, las cosas
bellas las hizo Dios.
El temblor de la mirada de
la niña enamorada, la
ternura de una madre, todo
es sonrisa de Dios.

Dios es alegre, Dios es alegre Dios


es amor, (bis)

2. Si Dios busca mi alegría.


Si Dios me quiere hacer feliz. ¡Sí!
¿Por qué callar mi canto, si es oración
mi canción juvenil? Él dio al arroyo su
melodía y al nuevo día un ruiseñor.
Dios alegre, Dios Amigo, el Dios que
siempre va conmigo, compartiendo mi
esperanza, brindando vida y amor.

)8
219 SI EL AMOR LLEGA

1. Si el amor llega a tu corazón y te


dice: déjame entrar,
dile: sí, sí, sí, Cristo vive en mí y hay
un lugar para ti.

2. Si el "rencor" llega a tu corazón y


te dice: déjame entrar,
dile, no, no, no, Cristo vive en mí y
no hay lugar para ti.

3. Si la "gracia" llega a tu corazón y


te dice: déjame entrar,
dile, sí, sí, sí, Cristo vive en mí y
hay un lugar para ti.

4. Si el "pecado" llega a tu corazón y


te dice: déjame entrar,
dile, no, no, no, Cristo vive en mí y
no hay lugar para ti.

5. Si la "paz" llega a tu corazón y te


dice: déjame entrar,
dile: sí, sí, sí, Cristo vive en mí y
hay un lugar para ti.

109
220 A EDIFICAR LA IGLESIA

A edificar la Iglesia (3) del Señor,


hermana, ven y ayúdame, hermano, ven y
ayúdame, a edificar la Iglesia del Señor

1. "Tú" eres Iglesia.


"Yo" soy Iglesia.
Somos Iglesia del Señor
Hermana, ven...

2. Los "niños" son del Reino.


Los "grandes" son llamados.
Somos Iglesia del Señor.
Hermana, ven...

3. Los "pobres" son del Reino. Los


"ricos" son llamados.
Son Iglesia del Señor. Hermana,
ven...

4. Los "justos" son del Reino. Los


"pecadores" son llamados. Somos
Iglesia del Señor. Hermana, ven...
221 SIEMBRA

1. Luchemos todos sin descanso y sin temor,


luchemos todos por el triunfo del amor;
sembremos risas y alegrías,
dicha y esperanzas y ansias de cantar.
Tengamos todos en la mente un ideal, el
mundo entero esperándolo está; sembremos
algo grande y bello que nos dé un destello de
felicidad.

Siembra, siembra sin descansar; canta,


canta, canta sin fin, pronto, pronto,
florecerán nuestros sudores y habrá más
flores flores y amores.

2. Dejemos de decir que el mundo de


hoy va mal,
con quejas nunca nada vamos a arreglar.
Pensemos que este mundo nuestro con amor
y esfuerzo hay que levantar, Tengamos todos
en la mente un ideal, el mundo entero
esperándolo está; cuidemos todo lo que es
bueno y este mundo enfermo se reanimará.

11
222 SIEMPRE CONFÍO

Siempre confío en mi Dios, (bis)


El me conduce, no temo;
me acompaña al caminar.

1. Aunque sin luz camine yo en la noche,


aunque el temor me impida avanzar.

2. Aunque perdido yo vaya por las calles, sin


encontrar amor y amistad.

3. Aunque yo inquieto me mueva todo el día, sin


encontrar la paz del corazón.

4. Aunque las fuerzas me falten en la vida y la


ilusión se apague frente mí.

5. Aunque el camino se oculte en las tinieblas,


aunque no vea tu sombra al avanzar.
223 SI QUIERES, VEN

1. Si quieres, ven.
Yo te ofrezco vida y luz.
Vivir en mí
es morir por los demás.

Si tú me quieres seguir, recoge una


cruz, ponía en tu espalda y marcha;
por el camino del calvario podrás
tener resurrección.

2. Tendrás que ser


un profeta de amor; tendrás
que dar lo mejor que hay en
ti.
224 SI YO NO TENGO AMOR
U
Si yo no-ienpo amor yo nada
soy, Señor, (bis)

1. El amor es comprensivo, el
amor es servicial,
el amor no tiene envidia, el amor no
busca el mal.

2. El amor nunca se irrita, el


amor no es descortés, el
amor no es egoísta
el amor nunca es doblez.
3. El amor disculpa todo, el
amor es caridad,
no se alegra de lo injusto, sólo goza en la
verdad.

4. El amor soporta todo, el


amor todo lo cree; el amor
todo lo espera, el amor es
siempre fiel.

5. Nuestra fe, nuestra esperanza


frente a Dios terminará,
el amor es algo eterno
nunca, nunca pasará.
225 SÓLO CRISTO PUEDE CONTESTAR

1. ¿Cuántos caminos habrá que pisar para


alcanzar la verdad?,
¿cuántos los mares que habrá que cruzar para
llegar a la paz?

Tan sólo Cristo puede, amigos, contestar: escuchen


la respuesta que El nos da.

2. Dime los años que han de pasar


para tener libertad;
cuántos los muertos que habrá alrededor para
decir: basta ya.

3. ¿Cuántos oídos habrá que tener


para escuchar el dolor?
Dime los niños que habrán de llorar
mientras el mundo es mejor.

4. ¿Cuánto las guerras habrán de durar


antes que llegue la paz?
¿Cuántas las bombas que habrán de estallar para
que no queden más?

5. Dime hasta cuándo el hombre estará


para escuchar el perdón,
sin que en el mundo se pueda encontrar una
palabra de amor.

11
226 SÓLO LE PIDO A DIOS

Sólo le pido a Dios, que el dolor no me sea


indiferente, que la reseca muerte no me encuentre
vacío y solo, sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios,


que lo injusto no me sea indiferente,
que no me abofeteen la otra mejilla
después de que una garra me arañe esta suerte.

Sólo le pido a Dios, que la guerra no me sea


indiferente, es un monstruo grande y pisa fuerte toda
la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios,


que el engaño no me sea indiferente,
si un traidor puede más que unos cuantos,
que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios, que el futuro no me sea


indiferente, desahuciado está el que tiene que
marchar a vivir una cultura diferente.
227 SOMOS UN PUEBLO QUE CAMINA
b* rt»
Somos un pueMsoue camina* ^ y juntos
(jaminánao podremos alcanzar otr^cmdkS que
no se adafia, sin p$nas4ii triscas, cíifdad de
eternidaá.
J^r I"?-
1. Somos un puteblo que i^amina,
que marcha por el mundo
tjuscán&o otra ciudad; ^
süf^os erránfes peregrinos,
queHftuscan un^efeímo,
destmo de uni'dali. ^
sfefripre ^erferfias caminante^ 5^
pu^s sfól^amirtándo podremos alcanzar
otráxiudaa que no se a¿ába,
sin ¡rfeñ&s ni trisféSas:
ciudad de eternfclatl'.

2. Danos valor para la lucha, valor en las


tristezas valor en nuestro afán.
Danos la luz de tu palabra, que guíe nuestros
pasos en este caminar.
Marcha, Señor, junto a nosotros que sólo en tu
presencia

11
podremos alcanzar otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas: ciudad de eternidad.

3. Sufren los hombres, mis hermanos,


buscando entre las piedras.
la parte de su pan.
Sufren los hombres oprimidos, los hombres que
no tienen ni paz ni libertad.
Sufren los hombres, mis hermanos,
mas tú vienes con ellos
y en ti alcanzarán
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas:
ciudad de eternidad.

4. Dura se hace nuestra marcha,


andando entre la sombra de tanta oscuridad,
Todos los cuerpos desgastados
ya sienten el cansancio de tanto caminar,
Pero tenemos la esperanza
de que nuestras fatigas al fin alcanzarán
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas:
ciudad de eternidad.

3
228 SOMOS JÓVENES DE
AMERICA LATINA

1. Somos jóvenes de América Latina de


un mundo que ilumina
como una bendición, la Cruz del Sur.
Construiremos un continente nuevo y por
él lucharemos mientras haya en el alma
juventud.

Un hombre nuevo la meta será y en


nuestros ojos cual único ideal brillará para
siempre la luz de la Cruz.

2. Aspiramos a que un sol de bonanza


alumbre la esperanza
de unir la humanidad en el amor.
A los jóvenes tenderemos la mano
y será nuestro hermano
todo el que luche y busque la verdad.

3. Junto a Cristo la lucha compartida


hará de nuestras vidas
un gigantesco himno de amistad.
El Señor nos conceda la alegría
de ser como María
testigos de su amor y su bondad.
229 SUFRES, LLORAS, MUERES

1. Cuando un niño con hambre pide pan, cuando


llora, pues nunca se lo dan.
Tiemblo por ti, Jesús.
Sufres, lloras, mueres...
Con los niños, de hambre mueres tú.

2. Mueres tú cuando un hombre esclavo está,


cuando grita pidiendo libertad.
Tiemblo por ti, Jesús.
Sufres, Horas, mueres...
Con los hombres esclavos mueres tú.

3. Cuando siento que el mundo en guerra está, que


el hermano al hermano matará.
Tiemblo por ti, Jesús.
Sufres, lloras, mueres...
Con los hombres que mueren, mueres tú.

4. Cuando pasas enfermo junto a mí, cuando olvido


tu hambre y tu sufrir.
Tiemblo por ti, Jesús.
Sufres, lloras, mueres...
Por mi absurdo egoísmo mueres tú.
230 TE BENDECIMOS SEÑOR

1. Te bendecimos, Señor,
porque quisiste que fuéramos familia.
Te bendecimos, Señor,
porque tú nos creaste para la unidad.
Te bendecimos, Señor,
porque nos diste hermanos donde poder
amarte.
Te bendecimos, Señor,
porque juntos marchamos al amor.

Espinas del camino, ardores de la marcha,


profundas alegrías vividas en común.
Te bendecimos, Señor,
porque juntos marchamos al amor.

2. Te bendecimos, Señor,
porque pusiste tu sello en nuestras vidas.
Te bendecimos, Señor,
porque estás muy presente en medio
de nosotros.
Te bendecimos, Señor,
porque tú nos hiciste eco de tu amor.
231 VENGAN A ÉL

Vengan a Él, Él es fuente de vida nueva. Vengan a


Él, Él es vida y verdadera paz. Vamos a Él,...

Por largo tiempo yo vagué, con un


vacío en el corazón, estaba herido y
mendigué, en un mundo donde no
hay paz.

Pero hoy día mi vida cambió,


Jesucristo la transformó,
quiero cantar y proclamar que
Jesús es la Verdad.

Es en su vida que descubrí mi


rostro y mi identidad,
Cristo me llama a renacer a la
vida de eternidad.
232 TE VENGO A DECIR

1. Te vengo a decir (2), oh mi Salvador, que yo


te amo a ti ( 2), con el corazón.

Te vengo a decir (2) toda la verdad; te


quiero, Señor, te amo, Señor, con el
corazón.

2. Yo quiero cantar (2) de gozo y de paz yo


quiero llorar (2) de felicidad.

3. Te vengo a pedir (2) oh Madre de Dios que


ruegues por mí (2) a nuestro Señor.

4. Yo quiero crecer (2) en fe y oración. Yo


quiero vivir (2) la vida de Dios.
233 TÚ, SEÑOR, ME LLAMAS

Tú, Señor, me llamas, tú, Señor, me dices:


Ven y sígueme, ven y sígueme.
Señor contigo iré, Señor contigo iré.

1. Dejaré en la orilla mis redes.


Cogeré el arado contigo, Señor.
Guardaré mi puesto en tu senda.
Sembraré tu palabra en mi pueblo y
brotará y crecerá.

2. Dejaré mi hacienda y mis bienes.


Donaré a mis hermanos mi tiempo y mi afán. Por
mis obras sabrán que tú vives.
Con mi esfuerzo abriré nuevas sendas de unidad y
fraternidad.
234 UN MANDAMIENTO NUEVO

Un mandamiento nuevo nos dio el Señor;


que nos amáramos todos como El nos amó.
1. Como a mí me ama el Padre, así yo los he
amado.

2. La señal de los cristianos es amarse como


hermanos.

3. El que no ama a sus


hermanos miente si a Dios dice que
ama.

4. Donde existe amor


fraterno Cristo está y está su Iglesia.

5. Amar es estar al lado


del que es pobre y olvidado.
6. No amemos de palabra sino de obra y de
verdad.

7. Cristo, luz, verdad y vida, al perdón y amor


invita.

8. Perdonemos al hermano como Cristo ha


enseñado.
9. En Jesús somos hermanos si
de veras perdonamos.

10. Al comer el mismo pan, en


unión siempre vivamos.

11. En la vida y en la muerte Dios


nos ama para siempre.

235 UN SOLO SEÑOR


¡Un solo Señor, una sola fe, un solo
Bautismo, un solo Dios y Padre!

1. Llamados a guardar la unidad del Espíritu por


el vínculo de la paz,
cantamos y proclamamos:
2. Llamados a formar un solo Cuerpo en un mismo
Espíritu, cantamos y proclamamos:

3. Llamados a compartir una misma esperanza en


Cristo,
cantamos y proclamamos:
236 VAMOS A CANTAR

1. Vamos a cantar.
Cantar loores a nuestro Dios (bis) que
nos creó y nos salvó.
Vamos a cantar y alabar a nuestro
gran Señor.

2. Ya orar.
A mí descienda el poder de Dios (bis) que
nos creó y nos salvó.
Vamos a orar sin cesar a
nuestro gran Señor.

3. Ya confiar.
Nuestro sustento viene de Dios (bis) que
nos creó y nos salvó.
Vamos a confiar y a entregar
nuestra vida a Dios.
237 NIÑOS Y VIEJOS

Niños y viejos,
juntos se gozarán,
las niñas cantarán y bailarán,
Lai,... lai,... lai,... lai,... la

Yo cambiaré su duelo en alegría y


yo los consolaré.
Yo les daré la paz, la pena y el odio
desaparecerán, (bis)
238 VEN, SUBE A LA MONTAÑA

Ven, sube a la montaña a


recibir la ley del Reino. Jesús
quiere grabarla sobre tu
corazón.

1. Felices los humildes, su


herencia es el Señor.
Felices los que lloran,
tendrán consolación.

2. Felices los pacientes, el


cielo poseerán.
Los que aman la justicia en
Dios se saciarán.

3. Felices los sinceros


porque verán a Dios.
Los misericordiosos porque
obtendrán perdón.

4. Felices los que luchan por


construir la paz.
A ellos pertenece
el Reino Celestial.
239 YO CREO EN DIOS QUE CANTA

Yo creo en Dios que canta que la vida


hace cantar, (bis)

Creo en Dios que canta y que tu vida hace cantar; la


dicha y el amor son regalos que Él nos da.
Es como la fuente que canta en tu interior, y te impulsa a
beber la vida que Él te da.

Creo en Dios que es Padre y que Él se dice al cantar;


Él hizo para ti, cantar la creación.
Nos invita a todos que a la vida le cantemos; sólo
pensando en Él brota sola una canción.

Creo en Jesucristo que es el canto de Dios Padre y que


en el Evangelio Él nos canta su amor.
Él hace cantar la vida de los hombres y toda vida es
gloria del Señor.

Creo en el Espíritu que canta en nuestro ser haciendo de


la vida un canto celestial.
Creo que la Iglesia reúne nuestras voces y nos enseña a
todos la música de Dios.
240 TUYO SOY
&-■
Lz- _ del mjlvo nací, ^
i Yo no soy iaj
pero Tú me s y moriste por mí.
Ante la cruz'sólo puedo exclamar
¡Tuyo soy, tuyo soy!

Toma mis manos, te pido, toma mis


labios, te amo, toma mi vida ¡Oh Padre!
¡Tuyo soy, tuyo soy!

Cuando de rodillas te miro, Jesús veo tu


grandeza y mi pequeñez.
¿Qué puedo darte yo?, tan sólo mi ser.
¡Tuyo soy, tuyo soy!
241 YO TE ALABO CON EL CORAZÓN

Yo te alabo con el corazón y te alabo


con la voz. (2)

Y si me falta la voz, yo te alabo con


las manos, y si me faltan las manos,
yo te alabo con los pies, y si me faltan
los pies, yo te alabo con el alma, y si
me falta el alma es que me he ido con
Él.

242 ALABANZA Y GLORIA

Alabanza y gloria a nuestro Dios, santo es el


Señor, Dios del universo. Alabanza y gloria
a nuestro Dios, cielos y tierra muestran su
esplendor.

Alabanza y gloria a nuestro Dios.


Sea bendito el que viene en su nombre.
Alabanza y gloria a nuestro Dios. Alabanza
y gloria a nuestro Dios.

120
243 YO TENGO FE

1. Yo tengo fe que todo cambiará, que


triunfará por siempre el amor. Yo tengo
fe que siempre brillará la luz de la
esperanza no se apagará jamás.

2. Yo tengo fe, yo creo en el amor; yo


tengo fe, también mucha ilusión. Porque
yo sé, será una realidad, el mundo de
justicia
YA etwjkia. a desquito!.

3. Yo tengo fe, porque yo creo en Dios; yo


tengo fe, será todo mejor.
Se callará el odio y el dolor, la
gente nuevamente hablará de su
ilusión.

4. Yo tengo fe, los hombres cantarán una


canción de amor universal.
Yo tengo fe, será una realidad
el mundo de justicia que ya
empieza a despuntar.
244 YO TENGO UN AMIGO

1. Yo tengo un amigo que me ama, que me


ama, que me ama.
Yo tengo un amigo que me ama, su nombre
es Jesús.
Que me ama, que me ama,
que me ama con su inmenso amor, (bis)

2. Tú tienes un amigo que te ama...

3. Tenemos un amigo que nos ama...

\. r\sse®a% xsxs&Maskt, la Madre de


Jesús.

245 SU AMOR ESTÁ CORRIENDO YA

Su amor (3) está corriendo ya. (3)


Por todo el mundo está corriendo ya.

Y tú (3) eres quien lo hará correr. (3)


Por todo el mundo tú lo harás correr.

Y a todo aquél que encuentres dale de ese


amor. (3)
A todo el mundo dale de ese amor.

121
246 YO TENGO UN GOZO

Yo tengo un gozo en el alma, grande, gozo en el


alma, grande, gozo en el alma y en mi ser,
Aleluya, gloria a Dios.
Es como un río de agua viva, río de agua viva,
(2) en mi ser.

1. Ama a tu hermano y alaba a tu Señor. (2) Da


gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a El.
Ama a tu hermano y alaba a tu Señor.
2. Con alegría alaba a tu Señor. (2)
Da gloria a Dios, gloria a Dios, gloria a
Él.
Con alegría alaba a tu Señor.

3. No te avergüences y alaba a tu Señor. (2) Da


gloria a Dios, gloria a Dios,
gloria a Él.
No te avergüences y alaba a tu Señor.

4. Ama a María y alaba a tu Señor. (2)


Da gloria a Dios, gloria a Dios, gloria a
Él.
Ama a María y alaba a tu Señor.
247 SEÑOR, DIOS NUESTRO
(Salmo 8)

Señor, Dios nuestro,


¡Qué admirable es tu nombre en
toda la tierra! (bis)

1. Cuando contemplo el cielo, obra de tus


dedos,
la luna y las estrellas que has creado,
¿qué es el hombre, para que te acuerdes de
él,
el ser humano, para darle poder?

2. Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo


coronaste de gloria y dignidad;
le diste el mando sobre las obras de tus manos,
todo lo sometiste bajo sus pies.

3. Rebaños de ovejas y toros


y hasta las bestias del campo, las aves del cielo,
los peces del mar: todo lo sometiste bajo sus
pies.

12
248 EL SEÑOR ES MI PASTOR
(Salmo 22)

El Señor es mi pastor: nada me


habrá de faltar.

1. El Señor es mi pastor,
¿qué me puede faltar?
En las verdes praderas El
me lleva a reposar.
Condúceme a las aguas del solaz y mi
alma reconforta.

2. Él me guía por sendas de justicia,


por amor de su nombre;
en oscura quebrada yo no temo
porque estás junto a mí; tu cayado, la
vara de tu diestra, son ellos mi
confianza.

3. Damos gloria al Padre Poderoso, a Jesús,


el Señor, al Espíritu que habita en
nuestras almas, nuestro consolador; al
Dios que es, que era y que vendrá, por los
siglos de los siglos.
249 EL SEÑOR ES MI LUZ
(Salmo 26)

El Señor es mi luz, mi salvación.


¿A quién podré temer?
1. El Señor es mi luz, mi salvación.
¿A quién puedo temer?
El Señor es la defensa de mi vida.
¿Quién me hará temblar?

2. Aunque venga contra mí un ejército, mi


corazón no temerá;
aunque estalle una guerra contra mí, no
perderé la confianza.

3. Solamente una cosa pido a Dios y la


busco con empeño:
vivir en la casa del Señor durante toda
mi vida.

4. ¡Oye, Señor, mi oración, ten piedad y


respóndeme!
Señor, ¡mi corazón te está hablando y
mis ojos te buscan!
250 GUSTAD Y VED
(Salmo 33)

Gustad y ved qué bueno es el Señor;


dichoso el que se acoge a El. (bis)

1. Bendigo al Señor en todo momento, su


alabanza está siempre en mi boca; mi
alma se gloría en el Señor.
Que los humildes lo escuchen y se alegren.

2. Proclamad conmigo la grandeza del Señor,


ensalcemos juntos su nombre.
Yo consulté al Señor y me respondió, me libró
de todas mis ansias.

3. Contempladlo y quedaréis radiantes,


vuestro rostro no se avergonzará.
Si el afligido invoca al Señor,
Él lo escucha y lo salva de sus angustias.
251 MI ALMA TIENE SED DE DIOS
(Salmo 41)

Mi alma tiene sed de Dios.


¿Cuándo iré a contemplarlo?

1. Al modo que la cierva desea los


arroyos de las aguas, así mi alma te
desea
a ti, oh Señor.

2. Mi alma tiene sed del Señor,


del Dios de mi vida.
¿Cuándo iré a contemplar
el rostro del Señor?

3. Mis lágrimas me sirven de pan de


día y de noche,
al oír que me dicen cada día:
"Tu Dios ¿dónde está?"

4. ¿Por qué te deprimes, alma mía, y


te turbas en mí?
Confía en Dios, que aún le cantaré a mi
Dios y Salvador.

>4
252 EL SEÑOR ES MI FUERZA
(Salmo 61)

El señor es mi fuerza mi
roca y salvación.

1. Tú me guías por sendas de justicia, me


enseñas la verdad.
Tú me das el valor para la lucha, sin
miedo avanzaré.

2. Iluminas las sombras de mi vida, al


mundo das la luz.
Aunque pase por valles de tinieblas, yo
nunca temeré.

3. Yo confio el destino de mi vida al


Dios de mi salud.
A los pobres enseñas el camino, su
escudo eres tú.

4. El Señor es la fuerza de su pueblo, su


gran liberador.
Tú le haces vivir en confianza,
seguro de tu poder.

125
253 A DIOS DEN GRACIAS LOS PUEBLOS
(Salmo 66)

A Dios den gracias los pueblos alaben


los pueblos a Dios, (bis)

1. Que Dios tenga piedad y nos bendiga


ilumine su rostro entre nosotros conozca la
tierra tus caminos
las naciones tu salvación.

2. Que canten de alegría las naciones


porque riges el mundo con justicia con
rectitud riges los pueblos
y gobiernas las naciones de la tierra.

3. La tierra ha dado su fruto


nos bendice el Señor nuestro Dios que
Dios nos bendiga y que le teman los
confines todos de la tierra.
254 TU REINO ES VIDA
(Salmo 71)

Tu reino es vida, tu reino es verdad; tu reino


es justicia, tu reino es paz; tu reino es
gracia, tu reino es amor; venga a nosotros tu
reino, Señor.

1. Dios mío, da tu juicio al Rey, tu justicia al


hijo de reyes, para que rija a tu pueblo
con justicia, a tus humildes con rectitud,
(bis)

2. Que los montes traigan la paz, que los


collados traigan justicia;
que él defienda a los humildes del pueblo, que
socorra a los hijos del pobre; que él defienda a
los humildes del pueblo y quebrante al
explotador.

3. Librará al pobre que suplica


al afligido que no tiene protección; se apiadará
del humilde e indigente, y salvará la vida de los
pobres; salvará de la violencia sus vidas, pues
su sangre es preciosa ante sus ojos.
255 AL AMPARO DEL SEÑOR
(Salmo 91)

Al amparo del Señor morará quien


confía en el Señor.

1. Tú que vives al amparo del Altísimo, a la


sombra del Todopoderoso,
dile al Señor: "Mi fuerza, mi refugio: en
ti, Señor, yo pongo mi confianza".

2. Y el Señor te librará de la trampa


del cazador que busca destruirte;
El te cubrirá con sus plumas,
un asilo hallarás bajo sus alas.

3. El envía a ti sus mensajeros


para cuidarte en todos tus caminos: te
llevarán en la palma de la mano y
salvarás los tropiezos en tu marcha.

4. Yo libraré al que en mí confía, salvaré al


que conoce mi nombre, escucharé la oración
del que me invoca y estaré con él en el dolor.

>6
256 VENID, ADOREMOS A DIOS 257
(Salmo 94)

1. Venid, aclamemos al Señor, 1.


cantemos a la Roca que nos salva,
lleguemos hasta Él con alabanzas,
aclamemos con cantares al Señor.
2.
2. Sí, un Dios grande es el Señor,
un Rey grande por encima de los dioses, en su mano las
honduras de la tierra y las cumbres de los montes son de Él.
3.
Suyo es el mar, es Él quien lo hizo, y la
tierra que formaron sus manos.

3. Venid, adoremos prosternados, de rodillas delante del


Señor,
Él nos hizo, es Él nuestro Dios, 4.
y nosotros, su pueblo, su grey, el
rebaño que guía su mano.

127
ACLAMAD AL SEÑOR (Salmo 99)

Aclamad al Señor, tierra entera. Aleluya. Servid al


Señor con alegría. Aleluya.
Entrad en su presencia con vítores. Aleluya.

Sabed que el Señor es Dios. Aleluya.


Que El nos hizo y somos suyos. Aleluya.
Su pueblo y ovejas de su rebaño. Aleluya.

Entrad por sus puertas con acción de gracias.


Aleluya
Por sus atrios con himnos. Aleluya Dándole
gracias y bendiciendo su nombre. Aleluya

El Señor es bueno. Aleluya


Su misericordia es eterna. Aleluya
Su finalidad por todas las edades. Aleluya
258 CAMINARÉ EN PRESENCIA DEL SEÑOR
(Salmo 114)

Caminaré en presencia del Señor.


1. Amo al Señor porque escucha mi voz
suplicante;
porque inclina su oído
hacia mí el día que le
invoco.

2. Me envolvían redes de muerte caí en


tristeza y angustia invoqué el nombre del
Señor:
"Señor, salva mi vida".
3. El Señor es benigno y
justo nuestro Dios es compasivo.
El Señor guarda
a los sencillos: estando
yo sin fuerzas me salvó.

4. Arrancó mi alma de la muerte mis ojos de


las lágrimas,
mis pies de la caída.
Caminaré en presencia del Señor en el
país de la vida. ______________________
259 LEVANTO MIS OJOS A LOS MONTES
(Salmo 120)

1. Levanto mis ojos a los montes: ¿de


dónde me vendrá el auxilio? El
auxilio me viene del Señor que hizo
el cielo y la tierra.

El auxilio me viene del Señor que hizo


el cielo y la tierra, (bis)

2. No permitirá que resbale tu pie, tu


guardián no duerme;
no duerme ni reposa el
guardián de Israel.

3. El Señor te guarda a su sombra, el


Señor está a tu derecha;
de día el sol no te hará daño, ni
la luna de noche.
260 A TI LEVANTO MIS OJOS
(Salmo 122)

A ti levanto mis ojos; a ti que habitas


en el cielo; a ti levanto mis ojos,
porque espero tu misericordia.

1. Como están los ojos de los esclavos,


fijos en las manos de sus señores, así
están nuestros ojos en el Señor,
esperando su misericordia.

2. Misericordia, Señor, misericordia que


estamos saciados de burlas. Misericordia,
Señor, misericordia, que estamos
saciados de desprecios.

3. Nuestra alma está saciada


del sarcasmo de los satisfechos,
nuestra alma está saciada del
desprecio de los orgullosos.
261 LOS QUE SIEMBRAN
(Salmo 125)

Los que siembran entre lágrimas,


cantando cosecharán.

1. Cuando el Señor cambió la suerte de


Sión, creíamos soñar;
se nos llenaba la boca de risa y
los labios de alegría.

2. Las naciones decían de nosotros


maravillas del Señor.
El Señor hizo en nosotros maravillas,
rebosábamos de gozo.

3. Haz que cambie, Señor, nuestra suerte cual


los ríos del desierto.
Los que en lágrimas esparcen su semilla, en
gozo segarán.

4. Se va, con lágrimas se aleja el que lleva la


simiente.
¡Ya viene! Con júbilo regresa
trayendo sus gavillas.
262 QUE EL SEÑOR
NOS CONSTRUYA LA CASA
(Salmo 126)

Que el Señor nos construya la casa.


Que el Señor nos guarde la ciudad.
Que nos llene de su riqueza.
Que nos guarde siempre del mal.

Si el Señor no construye la casa en


vano se cansan los albañiles; si el
Señor no guarda la ciudad, en vano
vigilan los centinelas.

Es inútil que madruguéis, que veléis


hasta muy tarde, que comáis el pan
de la fatiga:
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!
La herencia del Señor son los hijos, su
salario el fruto del vientre; son saetas en
manos de un guerrero los hijos de la
juventud.

Dichosos el hombre que llena con


estas flechas su aljaba: no será
derrotado al litigar con sus
adversarios en la plaza.
263 COMO BROTES DE OLIVO
(Salmo 128)

Como brotes de olivo


en torno a tu mesa, Señor
así son los hijos de la Iglesia.

1. El que teme al Señor será feliz, feliz


el que sigue su ruta.

2. Del trabajo de tus manos comerás, a ti


la alegría y el gozo.

3. El Señor bendecirá al hombre fiel con


esta abundancia de bienes.

4. A los hijos de tus hijos les verás, la


Gloria del Señor por los siglos.

5. Como brotes de un olivo reunirás los


hijos en tomo a tu mesa.

6. Y tu esposa en el medio del hogar


será como viña fecunda.
264 CANTOS DE TAIZÉ

Laúdate omnes gentes


laúdate Domini.
Laúdate omnes gentes
laúdate Domini.

Donde hay amor, Dios está ahí.

Ubi caritas et amor, ubi


caritas, Deus ibi est.
d) Escucha, Señor, escucha, Señor
Escucha, Señor, escucha, Señor mi
oración óyela.
Escucha, Señor, escucha, Señor ven
y respóndeme.

e) La misericordia del Señor


La misericordia del Señor cada día
cantaré.

f) Ven, oh Santo Espíritu


Ven, oh Santo Espíritu.

Veni, Sánete Spiritus.


265 EL ALFARERO

Gracias quiero darte por amarme,


gracias quiero darte sólo a ti Señor.
Hoy soy feliz porque te conocí.
Gracias por amarme a mi también.

Señor yo quiero abandonarme como el


barro en las manos del alfarero
toma mi vida y hazla de nuevo. Yo
quiero ser, yo quiero ser un vaso nuevo.

Te reconocí y te amé,
te pedí perdón y me escuchaste.
Si te ofendí perdóname Señor pues te
amo y nunca te olvidaré.

266 JESUS, TE ADORAMOS

Jesús, te adoramos, nuestra vida te


entregamos.
¡Cómo te amamos!

132
267 NADIE TE AMA COMO YO

Cuánto he esperado este momento.


Cuánto he esperado que estuvieras aquí.
Cuánto he esperado que me hablaras.
Cuánto he esperado que vinieras a mí.

Yo sé bien lo que has vivido.


Yo sé bien porqué has llorado.
Yo sé bien porqué has sufrido, pues de tu
lado no me he ido.

Pues nadie te ama como yo.


Pues nadie te ama como yo.
Mira la cruz, esta es mi más grande prueba. Nadie te
ama como yo.
Pues nadie te ama como yo.
Pues nadie te ama como yo.
Mira la cruz, fue por ti, fue porque te amo. Nadie te
ama como yo.

Yo sé bien lo que me dices aunque a veces no me


hablas.
Yo sé bien lo que en ti sientes aunque nunca lo
compartas.
Yo a tu lado he caminado.
Junto a ti yo siempre he ido, aún a veces te he
cargado.
Yo he sido tu mejor amigo.
268 ME TOCASTE JESÚS

Me tocaste Jesús
y cerré mi puerta
y me hablaste Jesús
con el pan y el vino
y así con tu sombra detrás
que todo alumbró tu rostro sereno.

Con un trozo de ayer yo te esperé en mi


puerta con un montón de papel que
jamás se pudo leer y casi sin mirar me
alejé Jesús, sentí tu llamada.

Me sonrió dulce y me miró fijo.


Yo soy tu amigo me dijo.
Le sonreí luego y lo sentí cerca. Tienes un
nuevo amigo.

Hoy he vuelto al lugar donde hay amor


sincero.
No me quiero alejar, por favor escucha
Jesús, donde hay vida tu estarás, quiero
ser de ti tu hermano y amigo.

133
269 DEN AL SEÑOR

Den al Señor sus alabanzas


denle poder, honor y gloria, y a
una voz canten un himno al
Señor, (bis)

En siete días creó Dios el mundo.


Adán pecó y perdió el cielo.
Jesús vino para redimimos, murió en
la cruz y nos salvó.
Dios dijo a Moisés: "Haré tu pueblo libre. Yo
seré tu guía, siempre sígueme".
Salidos ya de Egipto y del mar pasados gritaron
y bailaron, se llenaron de júbilo.

Jesús dijo: "Pedro ven, te llamo, el camino es


duro mas iré contigo".
Pedro respondió: "Soy un pecador".
Tiró sus redes y al Señor corrió.

Ven hermano y hazte tú de Cristo.


El te llama aunque seas pecador.
El pagó el precio de tu salvación y ahora eres
una nueva creación.
270 ORACIÓN DE UNIDAD

Tu gracia recibí, dulzura y luz.


Yo nunca merecí tanto amor, mi
vida renació, se iluminó, de las
sombras pasé a la luz.

Me abriste el corazón con tu perdón, mi


pecho se inflamó en el ardor con que tu
gracia Señor, mi dolor curó.
Ya nunca tuve más temor.

Tardamos en captar el mensaje de amor que


tú nos enseñaste en la cruz.
Dos mil años de error, veinte siglos de horror y la
verdad triunfó.

Por ti la humanidad recapacitó y un canto de


hermandad entonó.
El sol nos guío, de la tierra brotó la oración
de unidad.
271 SI SOY FIEL

Yo creo en las promesas de Dios, (bis) Yo


creo en las promesas de mi Señor.

Si soy fiel en lo poco El me confiará más.


Si soy fiel en lo poco mis pasos guiará.

272 TALITA KUM

Talita Kum, Talita Kum. (bis)

Joven te digo levántate, levántate despierta.


No tengas miedo,
ten fe en el que es tu Señor.

273 NADA TE TURBE

Nada te turbe, nada te espante, quien a Dios


tiene nada le falta.
Nada te turbe, nada te espante.
Solo Dios basta.

134
274 HOSANNA

Hosanna hey, hosanna ha


Hosanna hey, hosanna hey, hosanna ha.

Él es el Santo, es el hijo de María.


Es el Dios de Israel, es el hijo de David.

Vamys a Él con los frutos del trigal, conVamos


de olivos, alegría y mucha paz.

275 VEN AMADA MÍA

En la noche busqué el amor de mi alma.


En mi árido jardín él hizo su morada, con
perlas de rocío cubrió él mi cabeza.
Mi alma está llena, mi bien amado llega.

Ven amada mía, ven a mi jardín,


que el invierno ya pasó, y las viñas en flor
exhalan su frescor, ven a mi jardín.

Habla mi bien amado, atisba en la ventana. El


fruto está maduro, mi alma está presta. Espero
su llamada pidiéndome abrir.
Arrulla la paloma, mi bien amado llega.

135
276 PADRE AMERINDIO

Quiero decirte Padre en aymará, quiero decirte


Padre en araucano, quiero mostrarte Padre mi
otavalo, quiero darte las gracias por mi
Amerindia.

Quiero decirte fuerte que te amo en quechua,


quiero sembrar tu Reino con trigo maya, quiero
darte mi vida como azteca, quiero adornar tu frente
con oro inca.

Mi Padre en tu corazón encuentro mi


sintonía, mi sintonía. Y quiero consagrar
ahora mi pueblo todo a María, todo a María.

Quiero nombrarte Padre en guaraní, quiero


alabarte Padre con mi alma shuara, quiero
mostrarte Padre sierras y mares, quiero darte las
gracias por mi Amerindia. Quiero decirte fuerte
que te amo en quechua.
277 OH JESÚS, MI GRAN SEÑOR (Himno
de la Misión Juvenil)

Oh Jesús, mi gran Señor, mi amigo fiel, tu


misión es grande y grande es tu perdón.
La esperanza de encontrar la salvación es difícil
si tu amor no está.

Con tu Espíritu me fortaleceré, correré tus


riesgos con mucho valor, hablaré de ti con toda
mi pasión, día a día viviré por ti.

Danos el amor apasionado de Pedro, la audacia


evangélica de Pablo, y la fiel intimidad del apóstol
Juan, la sencilla pobreza de Francisco, la alegría
servidora de Alberto Hurtado, la entrega generosa de
Laura Vicuña, el silencio misionero de Teresa de los
Andes.

De la mano y para no quedarse atrás, de María


nuestra madre seguiré y como ella la confianza en ti
pondré.
Ya no habrán más días de soledad.
Misioneros para el mundo del 2000 necesitas y yo
quiero estar ahí.
A tu lado y caminando junto a ti,
Misioneros del 2000.
278 TRES COSAS TIENE EL AMOR

Tres cosas tiene el amor (bis) que no


pueden olvidar (bis): que Dios nos
amó primero, (nos amó primero) que
hay que darse por entero, (darse por
entero) y ponerse a caminar.
(y ponerse a caminar)
En medio de su pueblo Jesús va
caminando.
En todos tus hermanos hay señas de
su paso, si escuchas el silencio su
amor está cantando.
Señor, Tú me has llamado a ser tu
peregrino.
Si un paso yo he entregado tú cien
haces conmigo para anunciar tu
nueva, la dicha de ser tus hijos.
Tu mano me conduce de noche y de
día, llevando tu Evangelio me llenas
de alegría, me alumbra tu Palabra,
me sanas las heridas.

136
279 ABRE TU JARDÍN

Abre tu jardín, traigo una buena noticia novedad


sin fin, corramos a recibirla.
Ven, levántate.

Abre tu jardín, pon flores en tu ventana.


Canta una canción, hoy día se murió la muerte, es día
de fiesta, hoy es día de vida.

No te quedes hoy encerrado en tus costumbres, como


en el sillón de las antiguas verdades.
Vive la palabra, luego vivirás.

Vamos por ahí, cantando la buena nueva.


Ama de verdad como a ti te están amando. Nace
un nuevo día, ¡ven a renacer!
280 EN EL NOMBRE DEL PADRE

En el nombre del Padre, en el


hombre del Hijo, en nombre del
Santo Espíritu estamos aquí, (bis)

Para alabar y agradecer,


glorificar y adorar,
estamos aquí Señor, a tu
disposición.

Para alabar y agradecer,


glorificar y adorar,
estamos aquí Señor,
doctrina de amor.
281 UN NUEVO TIEMPO

Llegó por fin el tiempo de hablar de amor, es


tiempo del trovador.
Por todas partes se murmura con fervor, la paz
ha derrotado al odio y al temor.

Vamos a ver que el mundo cambiará,


construiremos la amistad, pintando calles, los
muros de la prisión cosecharemos la
hermandad.

Aquellos que no han sido amados llegarán,


aquel mendigo tendrá pan;
un nuevo sol sobre sus frentes brillará,
sin división ni odio nadie juzgará.

Aprendamos a vivir en libertad, en justicia y en


igualdad.
Nos ha hablado tantas veces de cambiar y
solamente estaba escrito en el papel.
282 VIVE DIOS

Cuando sientas que se queman tus entrañas


por amor y te entregas al llamado sin temor.
Cuando estás en armonía
voluntad y corazón,
te iluminas y en tu cuerpo vive Dios.

Vive Dios, por siempre vive Dios, en tu vida y


en tu historia vive Dios. Vive Dios, por siempre
vive Dios, por tu muerte y por tu gloria vive
Dios.

Cuando estás en la penumbra aguardando lo


peor y desprecias la existencia y su valor.
Si no encuentras un sentido,
anda y busca en tu interior
y verás que aún en tu cuerpo vive Dios.

En la pena y la alegría,
en el llanto y la canción,
en lo malo y en lo bueno del dolor.
En la duda o la confianza,
con la lluvia o con el sol,
en el centro de tu cuerpo vive Dios.

138
283 A ÉL SEA LA GLORIA

Gloria a Dios, gloria a Dios,


Gloria al Padre, (bis)
A El sea la gloria, (bis)
Aleluya, amén, (bis)

Gloria a Dios, gloria a Dios,


Gloria al Hijo, (bis)
A El sea la gloria, (bis) Aleluya,
amén, (bis)

Gloria a Dios, gloria a Dios,


Espíritu Santo, (bis)
A El sea la gloria, (bis) Aleluya,
amén, (bis)

284 SONDÉAME SEÑOR

Sondéame Señor y conóceme, descubre la


verdad que hay en mi vida, penetra al
corazón y mi pensamiento, condúceme
hasta que te pueda hallar.

139
285 TE ALABO EN VERDAD

Aún en las tormentas, aún cuando


arrecia el mar, te alabo, te alabo
en verdad.

Aún lejos de los míos, aún en mi


soledad, te alabo, te alabo en
verdad.

Pues solo a ti te tengo Señor, pues


tú eres mi heredad, te alabo, te
alabo en verdad.

Aún sin muchas palabras, aunque


no sé alabar, te alabo, te alabo en
verdad.

Pues sólo a ti te tengo Señor...

286 DIOS ESTÁ AQUÍ

Dios está aquí, está aquí, tan cierto como el


aire que respiro, tan cierto como la mañana
se levanta, tan cierto como este canto lo
puedes oír.
287 MARGARITAS

Margaritas comenzaron a salir, y me


anunciaron lo que está por venir.
Como una linda primavera de color llegan los
tiempos que el Señor nos anunció.

Serán los tiempos de la hermandad,


serán los tiempos de la tranquilidad,
serán los tiempos de la felicidad.
Y florecerán, como margaritas.

Margaritas comenzaron a salir, y me anunciaron lo


que está por venir.
288 NO FIJÉIS LOS OJOS

No fijéis los ojos en nadie más que en Él, no


fijéis los ojos en nadie más, no fijéis los ojos en
nadie más que en Él.

No adoréis a nadie, a nadie más que a Dios, no


adoréis a nadie, a nadie más,
no adoréis a nadie, a nadie más que aDios.

Porque sólo Él nos sostendrá. (5 veces)

No fijéis los ojos en nadie más que en Él,


no adoréis a nadie, a nadie más que aDios,
porque sólo Él nos sostendrá.
No fijéis los ojos en nadie más que en Él.
289 JUNTOS NOS ACERCAMOS

Juntos nos acercamos a esta mesa para ofrecer, todo


lo que tenemos es para ti.
Es nuestra vida, nuestra esperanza, nuestro dolor y
amor.
Deja que nuestras manos lleguen a ti.

El pan que es tierra, fruto y trabajo tu cuerpo ya será.


Dánoslo y nuestra vida renacerá.
El vino convertido en tu sangre dánoslo a beber
y se hará fecundo nuestro dolor.

Como el pan y el vino que se transforman en este


altar transforma nuestras vidas y nuestro hogar.
290 POR LA SENDA DEL DOS MIL

Levanta tu cabeza, caminemos y


mira el horizonte, ve...
Caerán a tu diestra muros viejos y a tu
izquierda las sombras te hablarán. No temas,
juventud, que voy contigo, no se turbe tu
ansioso corazón: soy Jesús, tu Maestro, soy
tu amigo, yo te envío mi Espíritu de amor.

Confiado, Señor, subiré por la senda


del dos mil, y cantando caminaré, de
la mano de mi hermano, por la senda
del dos mil. Construyendo mundos
nuevos, de la mano de mi hermano,
por la senda de! dos mil.

Ser joven es soñar con toda el alma


profundas amistades para siempre. Seremos
pueblos nuevos bien plantados y la paz y la
justicia brillarán.

Ser joven es también cargar lo duro y


poner al servicio las dos manos.
No tememos trabajar por el futuro de un
mundo llamado a ser humano.
291 A VECES ME PREGUNTO YO

1. A veces me pregunto yo si en
vez de odio y rencor no puede
hallarse más amor.
A veces me pregunto yo por qué
un negro habrá de ser sólo
inferior por su color.
A veces me he de preguntar por qué
a patadas tratarán a los perritos
callejeros sin hogar, y a veces me
pregunto yo
por qué la gente abandonó al inocente
ser que sin querer nació, como yo, ¿hubo
quién no pensó?

2. A veces me pregunto yo para


que será que se arrancó para
venderla tanta flor.
Por qué los hombres con afán
aquellos árboles
que buena sombra dan, los cortarán, y a
veces me he de preguntar por qué hay
tan poca caridad, por qué es la fuerza la
que impone la verdad.
Por qué faltando a la moral ha de
triunfar lo material y el que
persigue un ideal acaba mal.
¡Pobre de este mundo actual!

A veces me pregunto yo para


qué la prisa se inventó y tanta
gente se mató.
A veces me pregunto yo si
un muro debe separar los
que se quieren abrazar.
Y yo me vuelvo a preguntar por qué
millones gastarán en cosas que de
angustia nos harán temblar que los
podrían repartir para aliviar tanto sufrir
y así el mundo del pecado redimir. Tú
también lo debes pensar, y tal vez
podrás ayudar.
292 TODAS LAS VOCES, TODAS

Salgo a caminar por la cintura cósmica del sur; piso


en la región más vegetal del viento y de la luz;
siento al caminar toda la piel de América en mi piel
y anda en mi sangre un río que libera en mi voz, su
caudal.

Todas las voces, todas todas


las manos, todas; toda la
sangre puede ser canción en
el viento; canta conmigo,
canta hermano americano
libera tu esperanza con un
grito en la voz.

Sol de alto Perú, rostro Bolivia estaño y soledad, un


verde Brasil besa mi Chile cobre y mineral, subo desde
el sur hacia la entraña América y total y una raíz de un
grito destinado a crecer y a estallar.
293 GRACIAS A LA VIDA

Gracias a la vida que me ha dado tanto, me dio


dos luceros que cuando los abro perfecto
distingo lo negro del blanco, en el alto cielo su
fondo estrellado, en las multitudes el hombre
que yo amo.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, me ha
dado el oído que en todo su ancho graba noche
y día grillos y canarios, martillos, turbinas,
ladrillos, chubascos y la voz tan tierna de mi
bien amado.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, me ha
dado la marcha de mis pies cansados, con ellos
anduve ciudades y charcos, playas y desiertos,
montañas y llanos, y la casa tuya, tu calle y tu
patio.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, me dio
el corazón que agita su marco cuando miro el
fruto del cerebro humano, cuando miro el
bueno tan lejos del malo cuando miro el fondo
de tus ojos claros.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, me ha
dado la risa y me ha dado el llanto, así yo distingo
dicha de quebranto, los dos materiales que forman
mi canto y el canto de ustedes que es mi mismo
canto y el canto de todos que es mi propio canto.
294 DOLOROSA

Dolorosa, de pie junto a la cruz:


Tú conoces nuestras penas, penas de un
pueblo que sufre, (bis)

1. Dolor de los cuerpos que sufren enfermos, el


hambre de gentes que no tienen miedo, la pena
del triste que está en soledad.

2. El drama del hombre que fue marginado,


tragedia de niños que ignoran reír,
la burda comedia de huecas promesas, la
farsa de muertos que deben vivir.

3. Dolor en los hombres sin tregua oprimidos,


cansancio de brazos en lucha sin fin, cerebros
lavados a base de slogans,
el rictus amargo del pobre infeliz.

4. El llanto de aquellos que suman fracasos, la cruz


del soldado que mata el amor, pobreza de
muchos sin libro en las manos, derechos del
hombre truncados en flor.
295 UN MILLÓN DE AMIGOS

Yo sólo quiero mirar los campos yo


sólo quiero cantar mi canto pero no
quiero cantar solito yo quiero un
coro de pajaritos, quiero llevar este
canto amigo a quien lo pueda
necesitar.

Quiero tener un millón de amigos y así


más fuerte poder cantar.

Yo sólo quiero un viento fuerte


llevar mi barco con rumbo norte y
en el trayecto voy a pescar para
dividir luego el arribar, quiero llevar
este canto amigo a quien lo pueda
necesitar.

Yo quiero creer la paz del futuro


quiero tener un hogar sin muros,
quiero a mi hijo pisando firme,
cantando alto, sonriendo libre,
quiero llevar este canto amigo a
quien lo pueda necesitar.
296 CANTARES

Todo pasa y todo queda,


pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar.

Nunca perseguí la gloria, ni


dejar en la memoria de los
hombres mi canción. Yo amo los
mundos sutiles, ingrávidos y
gentiles como pompas de jabón.

Me gusta verlos pintarse de sol


y grana, volar bajo el cielo
azul, temblar súbitamente y
quedarse.

Nunca perseguí...
Recitado
Caminante, son tus huellas el
camino, y nada más, caminante,
no hay camino, se hace camino
al andar.

145
Al andar se hace camino y al
volver la vista atrás, se ve la
senda que nunca se ha de
volver a pisar.
Caminante no hay camino, sino estelas en
la mar.

Hace algún tiempo, en ese lugar donde hoy los


bosques se visten de espinos, se oyó la voz de un
poeta gritar: caminante, no hay camino, se hace
camino al andar.
Golpe a golpe, verso a verso.
Murió el poeta lejos del hogar.
Le cubre el polvo de un país vecino.
Al alejarse le vieron llorar:
caminante, no hay camino, se
hace camino al andar.
Golpe a golpe, verso a verso.

Cuando el jilguero no puede cantar, cuando el


poeta es un peregrino, cuando de nada nos sirve
rezar: caminante, no hay camino, se hace camino
al andar.
Golpe a golpe, verso a verso.
297 JUNTOS

Hace mucho tiempo que yo vivo


preguntándome, para qué la tierra es
tan redonda y una sola no más.

Si vivimos todos separados para qué


son el cielo y el mar, para qué es el sol
que nos alumbra si no nos queremos ni
mirar.

Cuántas personas que nos van


llevando a todos al ñnal, cuántas
noches cada noche de ternura
tendremos que dar.

Para qué vivir tan separados si la


tierra nos quiere juntar, el mundo
es uno y para todos todos juntos
vamos a vivir.
298 PLEGARIA DE UN LABRADOR

Levántate y mira la montaña de donde viene, el


viento, el sol y el agua, tú que manejas el curso
de los ríos, tú que sembraste el vuelo de mi alma.

Levántate y mírate las manos, para crecer,


estréchala a tu hermano.
Juntos iremos unidos en la sangre, hoy es el
tiempo, que puede ser mañana.

Líbranos de aquel que nos domina, en la miseria,


tráenos tu reino de justicia e igualdad.
Sopla como el viento la flor de la quebrada, borra
como el fuego el poder de la maldad.

Hágase por fin tu voluntad aquí en la tierra,


danos tu fuerza y tu valor, al construir.
Sopla como el viento la flor de la quebrada, borra
como el fuego el poder de la maldad.

Levántate y mírate las manos, para crecer,


estréchala a tu hermano.
Juntos iremos unidos en la sangre, ahora y en la
hora de nuestra muerte.
Amén, amén, amén.
299 ¡BUENAS NUEVAS PA’ MI
PUEBLO!

1. Caerán los que oprimían la esperanza


de mi pueblo. Caerán los que
comían su pan sin haber sudado.
Caerán con la violencia que ellos
mismos han buscado y se alzará
mi pueblo como el sol sobre el
sembrado.

¡Buenas nuevas!
¡Buenas nuevas pa’ mi pueblo!
El que quiera oír que oiga y el que quiera
ver que vea.
Lo que está pasando en medio de mi
pueblo que empieza a despertar.
Lo que está pasando en medio de un
pueblo que empieza a caminar.
Ya no estés más encorvado tu
dolor se ha terminado.
Mucho tiempo has esperado, tu
momento ya ha llegado.
En tu seno, pueblo mío, hay un Dios
que se ha escondido y con fuerza se
ha levantado su rostro adormecido.

Un nuevo día amanece y los


campos reverdecen.
Hombres nuevos aparecen de
una tierra nueva crecen.
Y sus voces como truenos van
rompiendo los silencios, y en
sus cantos con aliento hay un
Dios que va contento.

Podemos cambiar la historia


caminar a la victoria.
Podemos crear el futuro y
romper todos los muros.
Si unimos nuestras manos, si nos
vemos como hermanos lograremos
lo imposible ser un pueblo de
hombres libres.
300 HOY PERDÓNAME

Hoy perdóname, hoy por siempre Sin


mirar la mentira, el vacío de nuestras
vidas Nuestras faltas de amor y
caridad Hoy perdóname, hoy por
siempre. Aún sabiendo que he caído,
que de Ti siempre había huido, hoy
regreso arrepentido...
Vuelvo a Ti, vuelvo a Ti
301 OH SANTO DIOS

Tu gracia recibí, dulzura y luz, yo


nunca merecí, tanto amor.
Mi vida renació, se iluminó, de
la sombra pasé a la luz.

Me abriste el corazón con tu perdón, mi


pecho se inflamó en el ardor, con que tu
gracia Señor, mi dolor curó, ya nunca tuve
más temor.
302 PAN EN TODAS LAS MESAS

Pan en todas las mesas, la pascua


nueva certeza.
La paz reinará y el pueblo a cantar.
Aleluya.

Bendito el resucitado,
Jesús vencedor, en el pan y el vino
su cuerpo y su sangre dejó. Bendita
la vida nacida de quien se arriesgó,
venciendo a la muerte y mostrando
el poder del amor.

Que en todas las mesas


del pobre haya fiesta de pan,
que todos los niños sonrían
y quieran cantar,
que todo tu pueblo se alegre
y camine en tu luz,
gritando en las plazas, las calles,
tu nombre: Jesús.
Ayúdanos a caminar, a cargar
con tu cruz, enséñanos a no
temer a la muerte Jesús.
Anímanos cuando el cansancio
parezca vencer, tu espíritu sea
agua fresca para renacer.

303 TE PRESENTAMOS

Te presentamos la vida, Señor; vida del


pueblo de fiesta y dolor... Campo y
desierto, vida y silencio; te
presentamos, Señor. (2)

Te presentamos la vida, Señor, el pan y el


vino en Tu Mesa estarán... Pan
compartido, Vino de fiesta, te
presentamos, Señor. (2)
304 CIELO Y TIERRA PASARÁN

Santo, santo, santo los cielos te proclaman santo,


santo, santo es nuestro rey Yave santo, santo, santo
es el que nos redime porque mi Dios es santo la
tierra llena de su gloria es .

Cielo y tierra pasarán más tu palabra no pasará no,


no, no pasará.

Bendito es el que viene en el nombre del Señor da


gloria a Jesucristo, el hijo de David Hosanna en las
alturas a nuestro salvador

305 NOS DAMOS LA PAZ HERMANOS

Nos damos la paz, hermanos de amor, como hijos


de Dios vivamos en comunión. La paz del Señor,
en mi corazón nos lleve a la unión y a la
reconciliación, bendecidos por tu amor.
306 MENSAJERO DE LA PAZ

El Señor eligió a sus discípulos Los


mandó de dos en dos

Es hermoso ver bajar de la montaña, los pies


del mensajero de la paz (bis)

Los mandó a las ciudades y


lugares donde iba a ir Él.

La cosecha es abundante, les


dijo el Señor al partir

Pídanle al dueño del campo, que


envíe más obreros a la mies

Al entrar en una casa, saluden


anunciando la paz.

Cuando alguien a ustedes los reciba,


apoyen en él vuestra paz.
307 MARAVILLAS

Maravillas hizo en mí mi alma


canta de gozo pues al ver mi
pequeñez se detuvieron sus ojos
y el que es santo y poderoso
hoy aguarda por mi sí, mi alma
canta de gozo maravillas hizo
en mí.

Maravillas hizo en mí, del alma


brota mi canto el señor, me ha
amado más que a los lirios del
campo y por el Espíritu Santo, él
habita hoy en mí no cese nunca mi
canto maravillas hizo en mí.
308 MARIA MIRAME.

María mírame, María mírame, si tú me miras, El


también me mirará Madre mía mírame, de la mano
llévame, tan cerca de El, que ahí me quiero quedar

María cúbreme con tu manto que tengo miedo, no


sé rezar que por tus ojos misericordiosos, tendré la
fuerza, tendré la paz

María mírame, María mírame...


Madre consuélame de mis penas,
Es que no quiero, ofenderle más Que por tus ojos
misericordiosos,
Quiero ir al cielo, y verlos ya María mírame,
María mírame,...
309 LA ELEGIDA

Una entre todas fue la escogida, Fuiste tu


María, la elegida.
Madre del Señor,
Madre del Salvador.

María llena de gracia y consuelo, ven a


caminar con el pueblo, nuestra madre eres
tú.

Ruega por nosotros pecadores en la tierra,


ruega por el pueblo que en su Dios espera.
Madre del Señor, madre del Salvador
310 JUNTO A TI MARÍA

Junto a ti María como un niño quiero


estar, tómame en tus brazos, guíame en mi
caminar.

Quiero que me eduques, que me enseñes a


rezar, hazme transparente, lléname de paz.
Madre, madre, madre, madre, (bis)
Gracias, madre mía por llevarnos a Jesús,
haznos más humildes tan sencillos como
tú.
Gracias, madre mía por abrir tu corazón,
porque nos congregas y nos das tu amor.
311 HEME AQUÍ SEÑOR

Heme aquí Señor para hacer tu voluntad


Heme aquí Señor y transformar la sociedad
porque la caridad se hace tan poca
y no es posible hallar la paz
heme aquí Señor para hacer tu voluntad
Aquí están mis manos mis ojos y mis labios
Mis pensamientos y el sentir del corazón
Dispuesto a seguirte
Seguir tu caminar
Dejar atrás la orilla
Y pescar en alta mar

Heme aquí Señor..............


Y para ello me has dado todo lo
necesario Tu cuerpo es el pan de vida Es el amor
Es mi más grande dicha
Poderte recibir
Ya sé que no soy digno,
Pero no puedo estar sin ti
Heme aquí Señor................
También has reparado Con tu amor
mis ofensas Vivir la vida es vivir en
oración Dispuesto a escucharte y
hablarte más de mi Dispuesto a estar
despierto Cuando vengas tu por mí.
Y poder alcanzar Con tu gracia la unidad
Y que la felicidad eche raíces
y la riegue tu verdad
312 CANTA IGLESIA

Señor queremos que mires Tú Toda nuestra


comunidad,
En ella hay paz y belleza, amor y miseria
Y pecado también.

Mira y acerca tu gracia Necesitamos oír tu


voz;
De tu evangelio un gozo nuevo,
Una esperanza del corazón.

Canta Iglesia, reunida aquí,


Es el señor que te invita A renovarte en la fe y a
ser en el mundo testigo de amor.
Canta Iglesia y alza la tu voz En una sola
alabanza,
En una sola asamblea orante
Y alegre porque vive Dios.
Haz Señor, que con tu Espíritu
Podamos también discernir;
Con fe mirar el futuro Sin miedo de
poder fracasar. Santa María, la madre
De la nueva evangelización: Ruega,
señora,
Por los que sufren,
Por los que esperan en tu bondad.

Canta Iglesia...
313 GETSEMANÍ

Para que mi amor no sea un sentimiento tan


sólo un deslumbramiento pasajero para no
gastar mis palabras más mías ni vaciar de
contenido mi “te quiero”.

Quiero hundir más hondo mis raíces en ti y


cimentar en solidez éste, mi afecto pues mi
corazón que es inquieto y es frágil sólo acierta si
abraza tu proyecto.

Más allá de mis miedos, más allá de mi


inseguridad, quiero darte mi respuesta
Aquí estoy para hacer tu voluntad para
que mi amor sea decirte Sí, hasta el final.
Dame a comprender, Señor, tu
amor tan puro
amor que persevera en cruz, amor perfecto
hazme serte fiel cuando todo es oscuro para que
mi amor sea más que un sentimiento.

No es en las palabras ni en las promesas donde


la historia tiene su motor secreto sólo es el amor
en la cruz madurado el amor que mueve todo el
universo.
Más allá de mis...
314 QUE CANTE LA VIDA

Había esperanza, rondaba


el amor tendiendo sus
alas, quería evitarle a los
hombres el dolor; Decía la
historia:
No quiero contar
ninguna locura, un
sueño que todos
podemos realizar.

Que se eleven las voces en


una canción;
Se junten las manos, se
logre la unión.
Que cante la vida por todo
rincón, que se abran
caminos y se encienda el
sol.
Están los que piensan sólo en
destruir, están los que creen
que todo es en vano, y que el
mundo va a morir; Y estamos
nosotros para despertar el
sueño perdido, el sueño que
todos podemos realizar
315 ANGELES DE DIOS

Si sientes un murmullo muy Cerca de ti es un ángel


llegando para recibir todas tus oraciones y llevarlas al
cielo.
Así, abre el corazón y comienza a alabar
el gozo del cielo todo sobre el altar
hay un ángel llegando y bendición en sus manos

Hay ángeles volando en este lugar en medio del pueblo y


junto al altar subiendo y bajando en todas las direcciones.
No sé si la iglesia subió o si el cielo bajó
si se que está lleno de ángeles de Dios porque el mismo
Dios está aquí
Cuando los ángeles pasan
la iglesia se alegra ella canta, ella llora,
ella ríe y congrega enfrenta el Infierno y disipa
el mal.
Siente la brisa del vuelo de tu ángel ahora confía
hermano pues esta es tu hora la bendición llegó y te la
vas a llevar
Hay ángeles volando...
ORACIONES
A JESÚS

316 ALMA DE CRISTO

Alma de Cristo, santifícame.


Cuerpo de Cristo, sálvame.
Sangre de Cristo, embriágame.
Agua del costado de Cristo, purifícame.
Pasión de Cristo, confórtame.
Oh, buen Jesús, óyeme; dentro de tus llagas
escóndeme; no permitas que me aparte de ti.
Del enemigo malo defiéndeme.
En la hora de mi muerte llámame, y
mándame ir a ti, para que con tus santos te
alabe por los siglos de los siglos. Amén
317 NO ME MUEVE, MI DIOS, PARA
QUERERTE

No me mueve, mi Dios, para quererte, el


cielo que me tienes prometido, ni me
mueve el infierno, tan temido, para dejar
por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor. Muéveme el verte


clavado en esa cruz y escarnecido, muéveme el
ver tu cuerpo tan herido; muévenme tus afrentas
y tu muerte.

Tú me mueves, Señor, y en tal manera que,


aunque no hubiera cielo, yo te amara, y, aunque
no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera, pues


aunque lo que espero no esperara, lo mismo
que te quiero, te quisiera.

159
318 ORACIÓN AL PIE DE LA CRUZ

Señor Jesús,
aquí nos tienes reunidos al pie de la Cruz, con tu
Madre y el discípulo que tú amabas.

Te pedimos perdón por nuestros pecados que son


la causa de tu muerte.

Te damos gracias por haber pensado en nosotros


en aquella hora de salvación y habernos dado a
María por Madre.

Virgen Santa,
acógenos bajo tu protección y haznos dóciles a la
acción del Espíritu Santo.

San Juan,
alcánzanos la gracia
de acoger a María en nuestra vida
y de asistirla en su misión. Amén.
319 ORACIÓN PARA PEDIR GENEROSIDAD

Señor tú que iluminas la inteligencia de


tus fieles y mueves su voluntad:
enséñame a ser generoso; a servirte como
mereces ser servido; a dar sin contar;
a combatir sin temor a las difilcultades; a
sacrificarme sin esperar otra recompensa que la
de saber que hago tu santa voluntad.
AL ESPÍRITU SANTO

320 INVOCACION AL ESPIRITU SANTO

Presidente : Ven, Espíritu Santo.

Asamblea : Llena los corazones de


tus fieles y enciende en ellos
el fuego de tu amor.

Presidente : Envía tu Espíritu y ellos


serán vivificados.

Asamblea : Y renovarás la faz de la


tierra.

Presidente : Oh Dios, que iluminaste


nuestros corazones con las luces
del Espíritu Santo; concédenos,
por el mismo Espíritu,
complacernos en el bien y gozar
siempre de sus consuelos.
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.
322 CONSAGRACIÓN A MARÍA
A MARÍA
Señor Dios nuestro,
321 ANGELUS
para salvar a todos los hombres
y conducirlos a ti,
V. has
nos Elenviado
ángel del Señor
a tu anunció
amado Hijo a Mana.
que
R. seYhizo hombre
concibió por obra del Espíritu Santo.
(Se de
naciendo reza
la un Avemaria).
Virgen María.
V. He aquí la esclava del Señor.
Concédenos
R. Hágaseelensermíformados
según tu por ella a semejanza de su
Palabra.
Hijo primogénito y ayúdanos
(Se reza un Avemaria). a participar en el amor de
Cristo
V. para con su Madre.
Y el Verbo se hizo carne.
R. Y habitó entre nosotros.
Tú has asociado a María al misterio de tu Hijo para que
(Se
sea ella la reza
nuevaunEva,
Avemaria).
la madre de todos los vivientes.
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R. Paralaque
Confirma seamos dignos de alcanzar las
alianza
que con ella hemos
promesas contraído;
de Nuestro Señor Jesucristo.
que nuestra consagración
ORACIÓN
prolongue sobre la tierra su caridad maternal
y haga crecer a la Iglesia,
Infunde Místico
Cuerpo Señor, tu
de gracia
tu Hijo en nuestros
Nuestro corazones,
Señor. Amén. y ya
que por el anuncio del ángel hemos conocido el
misterio de la Encamación de Jesucristo, tu Hijo, haz
que por su cruz y pasión lleguemos a la gloria de la
resurrección. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro
Señor. Amén.
1(
323 ROSARIO

I. Misterios gozosos (lunes y sábado)


1. La Anunciación
(Lucas 1,26-38)
Fruto del misterio: la
confianza en Dios.

2. La Visitación
(Lucas 1,39-56)
Fruto del misterio: el
amor al prójimo

3. La Natividad del Señor


(Lucas 2,1-21)
Fruto del misterio: el
amor a la pobreza

4. La presentación de Jesús en el Templo


(Lucas 2,22-40)
Fruto del misterio: la
obediencia.

5. Jesús perdido y hallado en el Templo


(Lucas 2,41-50)
Fruto del misterio: el
fervor.
II. Misterios luminosos (jueves)

1. El Bautismo de Jesús
(Mateo 3,16-17)
Fruto del misterio: la
contemplación de Jesús.

2. Las bodas de Caná


(Juan 2,3-5)
Fruto del misterio: hacer lo que
Jesús nos diga.

3. El anuncio de Jesús del reino de Dios


(Marcos 1,14-15)
Fruto del misterio: la
conversión.

4. La Transfiguración
(Lucas 9,35)
Fruto del misterio: escuchar a
Jesús.

5. La institución de la Eucaristía
(Mateo 6,26-28)
Fruto del misterio: el amor
fraterno.
III. Misterios dolorosos

1. La agonía de Jesús en el huerto de los Olivos


(Mateo 26,36-46)
Fruto del misterio: la
contrición.

2. La flagelación del Señor


(Marcos 15,1-15)
Fruto del misterio: la
penitencia.

3. La coronación de espinas
(Mateo 27,27-31)
Fruto del misterio: la
humildad.

4. Jesús con la cruz a cuestas


(Juan 19,16-17)
Fruto del misterio: la
paciencia.

5. La crucifixión
(Juan 19,18-22)
Fruto del misterio: la
perseverancia.
IV. Misterios gloriosos (miércoles y domingo)

1. La Resurrección de Jesús
(Mateo 28,1-10)
Fruto del misterio: la
esperanza.

2. La Ascención del Señor


(Lucas 24,50-53)
Fruto del misterio: la
libertad interior.

3. La venida del Espíritu Santo


(Hechos 2,1-13)
Fruto del misterio: la
alegría espiritual.

4. La Asunción de la Virgen María


Fruto del misterio: la
unión con Dios.

5. La Coronación de la Bienaventurada Virgen


María.
Fruto del misterio:
La devoción a María.
324 ROSARIO CANTADO
Gozosos (lunes y sábado)
1. Llegó hasta María el ángel de la voz; serás
tú, le dice, la Madre de Dios.

2. María visita a Santa Isabel, llenando de


gracias a su sierva fiel.

3. En pobre pesebre nació el Salvador; los


ángeles cantan la paz y el amor.

4. La Virgen su ofrenda al Templo llevó, y dio


a los doctores raudales de luz.

5. Tres días perdido estuvo Jesús,


y dio a los doctores raudales de luz.
Dolorosos (martes y viernes)
1. Orando en el Huerto el Buen Redentor,
vertió de su Sangre un largo sudor.

2. Cuando en la columna azotes sufrió, por


todos los hombres Jesús padeció.

3. Corona de espinas su frente rasgó,


por los pensamientos que ofenden a Dios.
4. Al Monte Calvario camina Jesús, llevando en sus
hombros divinos la cruz.

5. En cruz esclavo murió el Salvador, dejando a


Mana por Madre de Amor.

Gloriosos (miércoles y domingos)

1. Después de tres días revive el Señor, de muerte y


pecado feliz vencedor.

2. Subiendo a los cielos en carne inmortal, nos


abre las puertas del gozo etemal.

3. En lenguas de fuego cual dones de amor, llegó


hasta los Doce el Consolador.

4. En cuerpo y en alma la Virgen se va al Cielo,


donde Ella nos esperará.

5. De cielos y tierra se escucha una voz, María es la


Reina de la Creación.

325 SALVE

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,


vida, dulzura y esperanza nuestra. Dios te salve.
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva,

165
a ti suspiramos, gimiendo y llorando en
este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros tus
ojos misericordiosos, y después de este destierro,
muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros, santa Madre de Dios, para que
seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de
nuestro Señor Jesucristo. Amén.

326 BENDITA SEA TU PUREZA

Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea pues todo un


Dios se recrea en tan graciosa belleza.

A ti celestial princesa
Virgen sagrada María te
ofrezco en este día
alma, vida y corazón.

Mírame con compasión no me dejes Madre mía.


327 ORACIÓN INICIAL DEL MES DE MARIA

Oh María, durante el bello mes que te está consagrado,


todo resuena con tu bello nombre y alabanza.

Tu santuario resplandece con nuevo brillo,y nuestras


manos te han elevado un trono de gracia y de amor,
desde donde presides nuestras fiestas
y
escuchas nuestras oraciones y votos.

Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies,


y adornado tu frente con guirnaldas y coronas.

Mas, oh María, no te das por satisfecha con estos


homenajes; hay flores cuya frescura y lozanía jamás
pasan, y hay coronas que no se marchitan. Estas son las
que tú esperas de tus hijos; porque el más hermoso
adorno de una Madre es la piedad de sus hijos, y la más
bella corona que pueden poner a sus pies es la de sus
virtudes.

Sí, los lirios que tú nos pides, son la inocencia de


nuestros corazones; nos esforzaremos, pues,
durante el curso de este mes, consagrado a tu gloria, ¡oh
Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin
mancha, y en separar de nuestros pensamientos, deseos
y miradas, aún la sombra misma del mal.

La rosa cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el


amor a Dios y a nuestros hermanos; nos amaremos pues,
los unos a los otros, como hijos de una misma familia,
cuya Madre, eres, viviendo todos en la dulzura de una
concordia fraternal. En este mes bendito, procuraremos
cultivar en nuestros corazones, la humildad, modesta
flor que te es tan querida y con tu auxilio llegaremos a
ser puros, humildes, caritativos, pacientes y
esperanzados.

¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros


corazones, todas estas amables virtudes; que ellas
broten, florezcan y den al fin frutos de gracias, para
poder ser algún día, dignos hijos de la más Santa y
de la mejor de las Madres.

Amén.
328 ORACIÓN FINAL DEL MES DE MARIA

¡Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra


buena Madre! Nosotros venimos a ofrecerte, con estos
obsequios que traemos a tus pies, nuestros corazones,
deseosos de serte agradables, y a solicitar de tu bondad
un nuevo ardor en tu santo servicio.

Dígnate presentarnos a tu Divino Hijo, que en vista de


sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros
pasos por el sendero de la virtud; que haga lucir con
nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados
pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del
error; que vuelvan hacia Él, y cambien tantos corazones
rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el tuyo;
que confunda a los enemigos de su Iglesia, y que, en fin,
encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad;
que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de
esta vida, y de esperanza para el porvenir.

Amén.
329 BENDICION DE LA COMIDA

1. Bendice, Señor,
bendice esta mesa,
esta comida nuestra, y
da también el pan
a quien no lo tiene. Así sea.

2. Bendice, Señor
el alimento que vamos a tomar
para reparar nuestras fuerzas y
servirte mejor. Amén.
330 ORACIÓN POR CHILE

Virgen del Carmen, María Santísima,


Dios te escogió como Madre de su Hijo, del Señor
que nos trae el amor y la paz.

Madre de Chile, a ti honraron los padres de la patria,


y los más valientes de la historia; desde los
comienzos nos diste bendición.

Hoy te confiamos lo que somos y tenemos; nuestros


hogares, escuelas y oficinas; nuestras fábricas,
estadios y rutas; el campo, las pampas, las minas y el
mar.

Protégenos de terremotos y guerras,


sálvanos de la discordia;
asiste a nuestros gobernantes;
concede tu amparo a nuestros hombres de armas,
enséñanos a conquistar una gran nación de
hermanos
donde cada uno tenga pan, respeto y alegría.

Virgen del Carmen, Estrella de Chile, en la bandera


presides nuestros días
y en las noches tormentosas, sabiamente alumbras
el camino.

331 ORACIÓN AL COMENZAR UNA


REUNIÓN

Infunde en nosotros, Señor, el espíritu de inteligencia,


de verdad y de paz, para que conozcamos lo que a ti te
agrada y, una vez conocido, lo realicemos con un
mismo sentir y querer. Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén

332 ORACIÓN POR LAS VOCACIONES

Señor Jesús que nos dijiste: "la mies es abundante, pero


los obreros pocos, rueguen al dueño de la mies que
envíe obreros a su mies" te pedimos que nos fortalezcas
en el seguimiento de la vocación a la que nos has
llamado. Te pedimos en especial por aquellos a los que
llamas a servirte como sacerdotes, religiosas, religiosos
y diáconos.
Haz que estén dispuestos a responder a la llamada de
servir a tu pueblo. Te lo pedimos a ti, Jesucristo nuestro
Señor.

Amén.
333 ORACIÓN POR LOS DIFUNTOS

Dios de poder y de misericordia, cuyo Hijo se entregó


voluntariamente a la muerte por todos nosotros, concede a
tu siervo(a) N„ participar con El en la admirable victoria
de su resurrección. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Dale, Señor, el descanso eterno.


- Brille para él (ella) la luz perpetua.

Descanse en paz.
- Amén.
ÍNDICE ALFABÉTICO

A Belén se va y se viene 141 Amar es entregarse 50


A Dios den gracias los pueblos (Sal 66) 253 Amor 166
A edificar la Iglesia 220 Ángelus (cantado) 114
A El sea la gloria 283 Ángelus (rezado) 321
A las doce de la noche 142 Antífonas 43
A ti levanto mis ojos (Sal 122) 260 Anunciaremos tu reino, Señor 167
A ti suspiramos 107 Ave María. Vamos a cantar 108
A veces me pregunto yo 291 Ave María. Un día del cielo un ángel 109
Abre tu jardín 279
Aclama al Señor (Sal 99) 257 2 Bajo tu amparo 110
Cantando la alegría
Aclaró 5 296 Bendecid a Dios 188
Cantares (Todo pasa y todo queda)
Acuérdate 329
CantarédeunJesucristo
canto nuevo 150 172 Bendición de la comida
77
Cantemos
Adoremos al amor de los amores
reverentes 75 76 Bendigamos al Señor
Alabaré 163 3 Bendita la palabra del Señor 44
Cantemos a nuestro Dios
326
Cántico
Alabanza de María
y gloria 242 112 Bendita sea tu pureza
Alabe todo el 51
Cantos demundo
Taizé 264-a 264 Bendito seas, Señor
299
Caridaddel
Al amparo y comprensión
Señor (Sal 91) 255 173 Buenas nuevas pa’ mi pueblo
Cerca
Alegre está el Señor
la mañana 1 174 169
Aleluya,
Comoaleluya
brotespor esa gente
de olivo (Sal 128) 165 263 Cada mañana
170
Aleluya,
¿Cómovivole estás
cantaré al Señor? 149 175 Caminando juntos
171
Alma de Cristo
Compromiso 316 176 Caminar
258
Con
Alzad lasnosotros
manos está 212 177 Caminaré en presencia del Señor (Sal 114) 179
Amante Jesús mío a María
Consagración 23 322 Canción del misionero
Contigo Virgen del Carmen 113
Creo 49 170
Cristo anunció 45
Cristo, el Señor, nos reunió 178
Cristo está conmigo 79
Cristo libertador 4
Cristo te necesita para amar 80
Cuando el pobre nada tiene 180

Dame la mano 181


Demos gracias al Señor 98
Gracias
En
DenJesús teanuestro
elaltaller
Señor ladevida
adoramosNazaret 293
266
115
269
Madre de pueblo 126
En mis
Magníficat manos traigo el pan 12754
Gracias
Jóvenes,
Después Señor
deCristos
preparar jóvenes 100
202
52
En
Día
Manos ti, en
y noche ti
abiertas 82
53
Gustad
Junto aytived (Sal 33) 250
182204
Enseña
Dios a tu pueblo a rezar
es amor
Margaritas 116
183
287
Juntos 297...
Hacesde
Envía
María nuevas
tu espíritu
Nazaret todas las cosas 160
128 20
Juntos
Dios estácantando
aquí 28610
Era
Más un
cerca, día de fiesta
oh Dios 67
87811
Hacia
Juntos
Divino tiEspíritu,
morada
como santa
hermanos
bajad 156
Eres Jesúsde
Mensajero el la
carpintero
paz 191
13
Hambre
Juntoshay
Donde deamor
nos Dios
acercamos
y caridad 84
289
264-b
Escucha,
Dolorosa
Me tocaste Señor
Jesús 264-d
294
268
Himno
Juntos de
para la alegría
soñar 198
205
Espíritu
Mi alma de Santo, en
espera venel Señor (Sal 129) 157
25
Himno la Misión Juvenil 277
Mi La
Esta misericordia
almaes la luz de del
Cristo
tiene sed (Sal 41) Señor 264-e
193
251
Hola
El Jesús
alfarero 184
265
Este
Mi
El amor
Hombres
es el
Dios, de día
túnuevos
eres(Sal
Cristo 117)reúne
grande
nos y hermoso 78
1996
La oración 8186
Este
Miles es el
de vino tiempo
jóvenes de América 194
129
Hosanna
El La paz
ángel de Jesúsde los cielos 274
114 72
Estoy
El alegre
encuentro 164
185
Hoy
La el Señor
paz esté con resucitó
nosotros 15373
Nada
Estoytepensando
turbe en Dios 2737
Hoy
El llegamos
Levanto
profeta a casa
mis ojos a los montes (Sal 120)
187 9
259
Nadie
El Señor te ama es micomo yo
fortaleza 267
264-c
Hoy
Los Señor
caminos
Feliz de ti María te damos gracias 101
206
117
Negra es la uva 55
El Los
HoySeñorteque essiembran
quiero fuerza(Sal
mi cantar (Sal125)
61) 261
118
252
Fuegoyde
Niños Dios
viejos 158
237
El Señor es mi luz (Sal 26) 249
IdLlegad
Nocheamigosde hasta
paz el Señor (Sal 99) 20012
145
El Señora es
Gloria mi pastor (Sal 22)
Cristo 248
46
No
El fijéis los
Señorperegrina ojos
no tardará 288
139
Iglesia 201
No Madre
Gloria a del
me mueve, Dios cielo morena
mi Dios, para quererte 317119
40
El Señor nosalhaEspíritu
Invocación llamadoSanto 83
320
Gloria alvenceremos
Nosotros Señor 20741
ElMadre
Señor de los creyentes
resucitó 152120
Jerusalén
Gloria
Nuestra
ElMadre cantan
Señora
tamborilero de América Latina 196
144
130
143
de los jóvenes ✓ 122
Crío ri a, gloria a Dios 42
Jerusalén
El testigodeestá
Madre
Ofrecemos los
al en fiesta
pobres
Señor 154
189
56123
Gloria,
El vagabundo gloria, aleluya *195
190
Jesucristo
Oh Madre
Cristo,adel tú silencio
reinarás 203
88 124
Gracias
En el nombre
Jesús,
Madre estoy Dios del Padre
del mundo
aquí 99
280
192
125
172
Oh Jesús, mi gran Señor 277
Oh Mesías prometido 140
Oración al comenzar una reunión 331
Oración al pie de la cruz 318
Oración de unidad 270
Oración de San Francisco 89
Oración final del mes de María 328
Oración inicial del mes de María 327
Oración para pedir generosidad 319
Oración por Chile 330
Oración por las vocaciones 332
Oración por los difuntos 333
Oye, Padre 26

Padre amerindio 276


Padre nuestro 208
Padre nuestro recibid 57
Padre, Padre 209
Padre Santo yo te adoro 186
Pan y vino sobre el altar 58
Paz, paz, paz 74
Perdona a tu pueblo 24
Perdón mi Dios 28
Perdón, oh Dios mío 29
Perdón, Señor 31 ■

174
Perdón Señor 27
Perdón, Señor, perdón (Sal 50) 30
Peregrino de Emaús 91
Pescador 92
Pescador de hombres 93
Piedad 32
Pienso en ti Virgen Santa 131
Plegaria de un labrador 298
Pon tu mano 210
Por la senda del dosmil 290
Por tantas cosas 102
Por todas tus gracias Señor 103
Pueblo de reyes 14
Puedo confiar en el Señor 211

Qué alegría (Sal 121) 15


Qué bien, todos unidos 214
Qué bueno es el pan 90
Quédate junto a nosotros 94
Quédate, Señor 215
Que el Señor nos construya la casa (Sal 126) 262
Qué misión 213
Quiero cantar una linda canción 216
Quiero decir que sí 132
Quiero ser, oh Señor 95
Salmo 125 Los que siembran... 261
Recibe, oh Dios 59
Salmo 126 Que el Señor nos construya... 262 Salmo
Resucitó, resucitó 155
128 Como brotes de olivo 263
Rosario 323
Salmo 129 Mi
Rosario alma espera en el Señor
cantado 25324
Salmo 137 Te damos gracias Señor 105
Salve 325
Sabemos que vendrás 60
Salve María 121
Salmo 8 Señor, Dios nuestro 247
Santa María de la esperanza 134
Salmo 22 El Señor es mi pastor 248
Santa María del amén 133
Salmo 24 Señor,
Santa María del camino ¿quién entrará? 135 16
Salmo 26 El Señor es mi luz 249
Santo 71
Salmo 33 Gustad
Santo, santo es el Señory ved 69250
Salmo 41 Mi alma
Santo es el Señor, aleluyatiene sed de Dios 68251
Salmo 50 Piedad
Santo, santo, santo 70 32
Salmo 61 El
Señor de la vida Señor es mi fuerza 217252
Salmo 66 A Dios den
Señor, Dios nuestro (Sal 8) gracias los pueblos 247253
Salmo 71 Tu reino es vida 254
Señor; ¿quién entrará? (Sal 24) 16
Salmo
Señor, ten 91 Al amparo
piedad del Señor
de nosotros 34255
Salmo 94 Venid, adoremos
Señor, toma mi vida nueva a Dios 179256
Salmo
Señor, 99 Aclama
unidos al Señor
te cantamos 104257
Salmo
Si Dios es 114 Caminaré en presencia...
alegre 218258
Salmo 117 Este es el día
Si el amor llega 219 6
Si elSalmo 118deTuDios
espíritu palabra me da vida 159 48
Salmo 120 Levanto mis ojos...
Siembra 221 259
Salmoconfío
Siempre 121 Que alegría 222 15
Salmo 122 A ti levanto mis ojos 260
Sígueme, soy camino 197
Sí, me levantaré 33
Si quieres, ven 223
Si soy fiel 271
Si yo no tengo amor 224
Sólo Cristo puede contestar 225
Sólo Dios es grande 17
Sólo le pido a Dios 226
Somos jóvenes de América Latina 228
Somos un pueblo que camina 227
Sondéame Señor 284
Su amor está corriendo ya 245
Sufres, lloras, mueres 229

Talita kum 272


Te alabo en verdad 285
Te bendecimos, Señor 230
Te damos gracias Señor (Sal 137) 105
Te doy gracias Señor 106
Ten piedad de mí, oh Dios 36
Ten piedad de mí, Señor 37
Ten piedad, Señor 35
Te ofrecemos, Señor 63
Te ofrecemos, Señor, nuestra juventud 61
Te ofrecemos, oh Señor 62
Te ofrecemos Padre nuestro Te 64
presentamos el vino y el pan Te vengo 65
a decir Todas las voces, todas Tres 232
cosas tiene el amor Tú eres, Señor, el 292
pan de vida Tu palabra me da vida 278
(Sal 118) Tu palabra Señor es la 85
verdad Tu reino es vida (Sal 71) 48
Tú, Señor, me llamas 47
Tuyo soy 254
233
Una espiga dorada Un 240
mandamiento nuevo Un
millón de amigos Un nuevo 66
tiempo Unas palabras de 234
Jesús Un pueblo que camina 295
Un solo Señor 281
96
Vamos todos a Belén Vamos 18
a cantar Vamos cantando al 235
Señor Vayamos cristianos
Ven amada mía 146
236
19
147
275
Ven, Espíritu de Santidad 162
Ven, Espíritu Santo Creador 161
Ven, oh Santo Espíritu 264-f
Ven, sube a la montaña 238
Ven, ven, Señor 21
Vengan a Él 231
Venid, adoremos a Dios (Sal 94) 256
Venid pastorcillos 148
Venid y vamos todos 111
Vienen con alegría 22
Virgen de la esperanza 136
Virgen del Carmen bella 137
Vive Dios 282
Volveré 38
Vuelvan los ojos hacia el Señor 168

Yavéh, Tú me has creado 151


Yo canto al Señor porque es grande 138
Yo creo en Dios que canta 239
Yo te alabo con el corazón 241
Yo tengo fe 243
Yo tengo un amigo 244
Yo tengo un gozo 246
Y yo lo resucitaré 97
Zamba del perdón 39
ÍNDICE TEMÁTICO

Introducción Un solo Señor Vamos cantando al Señor235


19
Aclaró 5 Ven, ven Señor, no tardes 21
Alegre la mañana 1 Vienen con alegría 22
Anunciaremos tu reino, Señor 167
Cantando la alegría 2 Perdón
Cantemos a nuestro Dios 3
25
El Señor resucitó 152 Mi alma espera en el Señor (Sal 129)
26
Este es el día (Sal 117) 6 Oye, Padre
Hacia ti morada santa Perdona a tu pueblo 24
Gloria 8
28
Hoy el Señor resucitó 153 Perdón mi Dios
27
A Hoy llegamos
Él sea la gloriaa casa 283 9 Perdón, Señor
31
Jerusalén está en fiesta 154 Perdón, Señor
En el nombre del Padre 280 30
Juntos
Gloria cantando
a Dios 4010 Perdón, Señor, perdón (Sal 50)
32
Juntos como hermanos Piedad
Padre Santo yo te adoro 186 11 34
Llegad
Gloria hasta el Señor (Sal 99)
al Señor 4112 Señor, ten piedad de nosotros
33
Mensajero de la paz 13 Si, me levantaré
Gloria, gloria a Dios 42 36
Oye,Santo
Padre Padreyo te adoro 18626 Ten piedad de mí, oh Dios
37
Pueblo de reyes 14 Ten piedad de mí, Señor
35
Que alegría (Sal 121)
Salmos 15 Ten piedad, Señor
Resucitó, resucitó 17 Volveré 38
Salmo 8 Señor, Dios nuestro 247 39
Señor, ¿quién entrará? (Sal 24) 16 Zamba del perdón
Somos
Salmo 22 un
El pueblo
Señor esque
micamina
pastor 227
248 Hoy perdóname 300
Un pueblo
Salmo que ¿quién
24 Señor, caminaentrará? 16 Oh Santo Dios 301
18
Salmo 26 El Señor es mi luz 249
178
Salmo 33 Gustad y ved 250
Salmo 41 Mi alma tiene sed de Dios 251
Salmo 50 Piedad 32
Salmo 61 El Señor es mi fuerza 252
Salmo 66 A Dios den gracias los pueblos 253 Salmo
71 Tu reino es vida 254
Salmo 91 Al amparo del Señor 255
Salmo 94 Venid, adoremos a Dios 256
Salmo 99 Aclama al Señor 257

r
Salmo 114 Caminaré en presencia... 258
Aclamaciones de la Palabra
Salmo 117 Este es el día 6
Salmola118
Bendita Tu palabra
palabra me da vida
del Señor 4448
Salmo 120
Cristo anuncióLevanto mis ojos... 259
45
Salmo 121 Que
Gloria a Cristo alegría 4615
Salmo 122 A ti levanto los ojos 260
Tu palabra Señor es la verdad 47
TuSalmo 123
palabra meLosda que
vidasiembran...
(Sal 118) 261
48
Salmo 126 Que el Señor nos construya... 262
Salmo 128 Como brotes de olivo
Credo 263
Salmo 129 Mi alma espera en el Señor 25
Salmo 137 Te damos gracias
Creo 105
49
Yo creo en Dios que canta 239
Antífonas
Ofertorio

Alma
Amar esmía, recobra tu calma
entregarse 5043
Cantaré eternamente
Bendito seas, Señor 5143
Espero de
Después confiado
prepararen el Señor 5243
Grandes,
Manos abiertasmaravillosas son tus obras 5343
EnGloria, honortraigo
mis manos a ti el pan 5443
Nuestra
Juntos nospascua inmolada
acercamos 28943
Negra
Qué es
bueno
la uva
es alabarte, Señor 5543
Toda mi vida
Ofrecemos te bendeciré
al Señor 5643
Y yo le resucitaré
Padre nuestro recibid 5743
Pan y vino sobre el altar 58
Recibe, oh Dios 59

180
Sabemos que vendrás 60
Te ofrecemos, Señor, nuestra juventud 61
Te ofrecemos, oh Señor 62
Te ofrecemos, Señor 63
Te ofrecemos Padre nuestro 64
Te presentamos el vino y el pan 65
Una espiga dorada 66
Pan en todas las mesas 302
Te presentamos la vida Señor 303

Santo

Era un día de fiesta 67


Santo 71
Santo es el Señor, aleluya 68
Santo, santo es el Señor 69
Santo, santo, santo 70
Cielo y tierra pasarán 304

Padre nuestro

Padre nuestro 208

Paz

La paz de Jesús 72
La paz esté con nosotros 73
Niños y viejos 237
Paz, paz, paz 74
Quiero ser, oh Señor 95
Nos damos la paz hermanos 305
El mensajero de la paz 306

Comunión

Adoremos reverentes 75
Bendigamos al Señor 77
Cantemos al amor de los amores 76
El amor de Cristo nos reúne 81
El Señor nos ha llamado 83
Hambre de Dios 84
La oración 86
Más cerca, oh Dios 87
Oración de San Francisco 89
Peregrinos de Emaús 91
Pescador 92
Pescador de hombres 93
Qué bueno es el pan 90
Quédate junto a nosotros 94
Quiero ser, oh Señor 95
Tú eres, Señor, el pan de vida 85
Unas palabras de Jesús 96
Y yo lo resucitaré 97
Acción de gracias

Demos gracias al Señor 98


Gracias a Dios 99
Gracias Señor 100
Hoy, Señor, te damos gracias 101
Por tantas cosas 102
Por todas tus gracias Señor 103
Señor, unidos te cantamos 104
Te damos gracias Señor (Sal 137) 105
Te doy gracias Señor 106

Tiempo de Adviento

El Señor no tardará 139


Oh Mesías prometido 140
Ven, ven Señor 21

Tiempo de Navidad

A Belén se va y se viene 141


A las doce de la noche 142
El tamborilero 143
Gloria cantan 144
Noche de paz 145
Donde hay amor y caridad
Alabanza 264-b
Vive Dios 282
Haces 20146
El nuevas
Vamos
Yavéh, todos
alfarero todas
tú me ahas
las cosas
Belén
creado 265
151
Alabanza
Hola Jesús y gloria 184242
El testigo
Vayamos cristianos 147189
Cantospastorcillos
Alabaré
Hosanna
Venid, a Jesucristo 274163
148 7
Estoy pensando en Dios
Id Alabe
amigostodo el mundo 264-a
200
Junto a ti 204
Bendecid
Amante Jesús
Jesucristo a Dios mío 203188
23
Los caminos
Tiempo de Pascua 206
¿Cómo
Jesús, estoy le aquí
cantaré al Señor? 192175
Margaritas
Canción del misionero 287
179
Den al Cristos
Jóvenes, Señor jóvenes 202269
Mi Dios
Cantaré
Aleluya, un túcanto
vivo eres grande y hermoso
nuevo
estás 17278
149
MásEncerca,
el nombre del Padre 87280
Acuérdate
Nadaestá
Cerca teoh deDios
turbe Jesucristo
el Señor 150273
174
MeEstoy
Eltocaste
Señor
Niños
alegre
yJesús
resucitó
viejos
268164
152237
Compromiso 176
Padre
Nadie te Santo
ama yotodas
como te yo
adoro 267186
Haces
No nuevas
fijéis
Con nosotros ojos las cosas
los está 20
288
177
NoTefijéis
alabo losenojos verdad 288285
HoyOración
Cristo el anunció
Señor de unidad
resucitó 270
45
153
Vamos
Nosotros
Jerusalén a cantar
venceremos
está en nos
fiesta 207236
154
Padre amerindio
Cristo, el Señor, reunió 276
178
OhYo te alabo
Cristo,
Resucitó,
Padre, tú con el corazón
reinarás
resucitó
Padre
88241
155209
Cristo está conmigo 79
OhYo tengomiungran
Jesús,
Señorlibertador
gozo
de la vida
en el alma
Señor 277246217
Cristo 4
PonPentecostés
tu mano 210
Señor,teatoma
Cristo
Cantos Dios mi
necesita vida
Padrepara nueva
amar 179
80
Por la senda del dos mil 290
Siempre confío
Demos gracias al Señor 222
98
Puedo confiar en el Señor 211
ElSiencuentro
Amor
Envía Dios es alegre
tu Espíritu 166218
185
160
Que misión
Fuego de Dios 213158
Si soy
El Señor es fiel mi fortaleza 271
264-c
Caminando
Quédate Señor juntos 215170
Quédate,
Sólo le
En ti, en ti Señor
pido a Dios 215226
82
Caminar
Quiero
Si el cantar
Espíritu unade linda
Dios canción 216171
159
Sondéame Señor
Eres Jesús el carpintero 284
191
¿Cómo
Señor
Ven, de lacantaré
vida
Espíritu al Señor? 217175
Su amor
Escucha, estáSanto
Señor Creador
corriendo ya 245
264
161
Si Día
el
Ven,
Te
y
amor nochellega
Espíritu
bendecimos, de Santidad
Señor
219182
230
Esta es la luz de Cristo 162
193
Si Dios
quieres,
Ven,
Tuyo
es amor
ven Espíritu
ohalegre
Santo
soy
223183
264240
Estoy 164
Dios
Sólo está puede
Cristo aquí contestar 225286
Ven amada
Gloria a Cristo mía 275
46
Sufres, lloras, mueres 229
183

Sígueme, soy camino 197
Talita Kum 272
Te vengo a decir 232
Tres cosas tiene el amor 278
Tú, Señor, me llamas 233
Un mandamiento nuevo 234
Unas palabras de Jesús 96
Ven, sube a la montaña 238
Vengan a Él 231
Vuelvan los ojos hacia el Señor 168
Yo tengo un amigo 244

Cantos a María

A ti suspiramos 107
Ave María. Vamos a cantar 108
Ave María. Un día del cielo un ángel 109
Bajo tu amparo 110
Bendita sea tu pureza 310
Cántico de María 112
Contigo Virgen del Carmen 113
El ángel vino de los cielos 114
En el taller de Nazaret 115
Enseña a tu pueblo a rezar 116
Feliz de ti María 117
Hoy te quiero cantar 118
Madre del cielo morena 119
Madre de los creyentes 120
Madre de los jóvenes 122
Madre de los pobres 123
Madre del silencio 124
Madre del mundo 125
Madre de nuestro pueblo 126
Magníficat 127
María de Nazareth 128
Miles de jóvenes 129
Nuestra Señora de América Latina 130
Pienso en ti Virgen santa 131
Quiero decir que sí 132
Salve María 121
Santa María del Amén 133
Santa María de la esperanza 134
Santa María del camino 135
Venid y vamos todos 111
Virgen de la esperanza 136
Virgen del Carmen bella 137
Yo canto al Señor porque es grande 138
Maravillas 307
María mírame 308
La elegida 309
Junto a ti María 310
Heme aquí Señor 311
Iglesia
Canta Iglesia 312
Getsemaní
A edificar la Iglesia 313
220
Que cante la vida 314
Somos un pueblo que camina 227
Angeles
Un de Dios
solo Señor 315
235

A Jesús
Varios
Alma de Cristo 316
Abre
No metumueve,
jardín mi Dios, para quererte 279
317
Alzad lasalmanos
Oración pie de la Cruz 212
318
Cuando
Oración el pobre
para nada
pedir tiene
generosidad 180
319
Dame la mano 181
Donde hay Santo
Al Espíritu amor y caridad 264-b
El profeta 187
El Señor es al
Invocación miEspira
fortaleza
Santo 264-c
320
El vagabundo 190
A Maríagloria, aleluya
Gloria, 195
Ángelusde la alegría
Himno 198
321
Hombres nuevos 199
Consagración a María 322
Los caminos 206
Rosario 323
Margaritas
Rosario cantando 287
324
Por la senda del dos mil 290
Salve 325
Que bien,sea
Bendita todos unidos
tu pureza 214
326
Si el amor llega 219
Siembra
221
185
I
S
B
Oración inicial del Mes de María 327 N
9
Oración final del Mes de María 328 7
8
Bendición de la comida 329 -
9
Oración por Chile 330 5
6
Oración al comenzar una reunión 331 -
2
Oración por la vocaciones 332 6
Oración por los difuntos 333

Credo página 5
Padre nuestro página 8