Está en la página 1de 3

[ fuerzas armadas ]

Rescate
en la nieve
Los pelotones de Esquiadores-
Rescatadores de la UME se adiestran
para responder a las emergencias
invernales en alta montaña

A
unque en España el cios conocidos como Alfa invernal, unas desplegados en la península. Pero entre
riesgo de grandes nevadas prácticas a nivel de compañía en las que, los medios personales, destacan unos
puede considerarse mode- por secciones, se ejercitan los procedi- equipos de soldados especializados que
rado, periódicamente se mientos de actuación en emergencias in- aportan una capacidad superior ante las
producen situaciones de vernales y se intensifica el endurecimien- emergencias invernales: los pelotones de
emergencia que afectan de forma grave to de sus componentes para trabajar en Esquiadores-Rescatadores. Compuestos
algún punto de la península, especialmen- condiciones tan adversas. por especialistas en montaña, se integran
te la parte más septentrional del país. Las No en vano, la UME aporta al Plan en las secciones de Rescate de los distin-
nevadas fuertes y el frío extremo pueden Estatal Invernal 3.000 efectivos y 120 tos batallones. Su preparación física y
inmovilizar una región entera. Incluso las vehículos que podrían participar en las técnica para operar en la nieve les permite
áreas que normalmente experimentan in- situaciones de mayor gravedad. De es- actuar en los casos más extremos, cuando
viernos templados pueden verse sorpren- tos vehículos, 15 son máquinas quitanie- las condiciones meteorológicas adversas
didas por un temporal de nieve o frío. ves, 14 Trasportes Oruga TOA/TOM y provocan emergencias invernales.
Por ello, coincidiendo con las nevadas de 50 máquinas pesadas distribuidas entre Cuando las condiciones meteorológi-
estas últimas semanas, la Unidad Militar los cinco batallones que la UME tiene cas y la orografía no permitan el acceso
de Emergencias (UME) se de vehículos o helicópteros
ha desplegado en diferentes a la zona de una emergen-
puntos de la geografía espa- cia no todo está perdido.
ñola para poner en práctica En ese caso, los pelotones
sus capacidades ante Tor- de la UME tratarán de lle-
mentas Invernales Severas gar donde haga falta usando
(TIS). Desde su creación, técnicas especiales de pro-
la UME ha participado en gresión y descenso en nie-
19 operaciones de este tipo, ve. Su activación se decide
intervenciones que incluyen cuando es necesario evacuar
la búsqueda de montañeros a personas de zonas aisladas
desaparecidos, el rescate de o dar apoyo a un núcleo de
personas en núcleos de po- población aportando aten-
blación incomunicadas, la ción sanitaria de urgencia,
apertura de viales y la recu- entrega de bienes de prime-
peración de vehículos. ra necesidad o apoyo al res-
Parajes como el Pirineo tablecimiento de servicios
aragonés, Sierra Nevada básicos. También se ocupan
o la Sierra leonesa acogen La autonomía logística de la UME permite largas estancias en de reabrir vías de comunica-
simultáneamente los ejerci- zonas nevadas. En la foto, montaje de una tienda protegida. ción mediante la construc-

26 Revista Española de Defensa Marzo 2014


Los soldados
de los pelotones
rescatadores
tienen una gran
preparación física
ción de pasos semipermanentes con cuer-
das, lo que facilita el paso de los medios
de rescate y la evacuación de personas.
Además, los soldados de estos peloto-
nes están entrenados para buscar y resca-
tar personas en aludes y zonas abruptas
o de difícil acceso, ya sea con medios aé-
reos, terrestres, a pie, con raquetas o es-
quís, así como para apoyar a equipos de
reparación y mantenimiento de infraes-
tructuras críticas en esas zonas compli-
cadas, y con el terreno nevado o helado.

ADIESTRAMIENTO
Para cumplir con estas misiones, la UME
sigue un exigente programa de prepara-
ción dirigido por el Negociado de pelo-
tones de Esquiadores-Rescatadores del
BIEM IV (Zaragoza). «El personal de
estos pelotones vienen a la UME con
unos conocimientos y habilidades pre-
vias. Por ejemplo, los cuadros de mando,
en su mayoría, son diplomados en Mon- Cuando las condiciones meteorológicas y la orografía no permiten en acceso de vehículos
taña y, en el caso de la tropa, proceden de y helicópteros a la zona de emergencia, los pelotones de la UME llegan usando técnicas
unidades de montaña con gran experien- especiales de progresión y descenso en nieve.
cia», señala el jefe del negociado, capitán
Luis Alberto Francés.
El programa formativo profundiza en
la preparación tanto técnica como física
de los pelotones así como en la familia-
rización de sus componentes con el es-
cenario y las condiciones ambientales de
actuación. Especialmente, se trabajan las
técnicas de progresión en terreno difícil,
con cualquier pendiente y tipo de terreno
(nieve, hielo o mixto) y los procedimien-
tos de rescate vertical en terreno nevado.
Además, reciben formación en gestión
de emergencias, lo que les permite orga-
nizar equipos de búsqueda y rescate de
víctimas de avalanchas o la evacuación
de un núcleo de población aislado usando
técnicas especiales o medio aéreos. Este
fue el caso de la intervención que efectua-
ron en enero del año pasado en el Balnea-
rio de Panticosa, donde el personal del

Marzo 2014 Revista Española de Defensa 27


[ fuerzas armadas ]

BIEM IV evacuó a 31 personas mediante


un helicóptero Cougar del BHELEME.
«Estos equipos están formados por
soldados que tienen una especial prepa-
ración técnica, física y psíquica para so-
portar la extremas condiciones adversas
del medio», apunta el brigada Jesús Ro-
mán Jiménez, quien, tras muchos años
destinado en unidades de operaciones es-
peciales, está ahora al frente del pelotón
de esquiadores de la 21 compañía.
Con una media de 30 años de edad,
la mayoría de sus componentes cuentan
con más de diez años de experiencia en
vida y movimiento en montaña. Tienen
una especial mentalización frente al sufri-
miento y gran conocimiento de sus res-
pectivas zonas de actuación. No en vano
gran parte de ellos son montañeros y en
sus ratos libres practican ese deporte. «La
cantidad de horas que pasamos juntos fa-
vorece el espíritu de grupo; la confianza La Unidad Aérea
en el compañero nos anima a intentar Embarcada ha sido
superar cualquier obstáculo», apunta el el principal medio
brigada Jiménez. El reto no es pequeño; ofensivo y defensivo
en la zona de actuación del BIEM II hay del buque.
más de 15 picos que superan los 3.000
metros de altitud y, concretamente Pra-
dollano (Sierra Nevada), es el núcleo de
población más alto de toda España, situa- Los especialistas de rescate
do a 2.078 metros. en nieve de la UME proceden
Aurelio Soto Suárez de unidades de montaña.
Fotos: UME

Consejos básicos de un experto de la UME


A
la hora de practicar acti- un poco de tiempo para valorar tirá movernos con seguridad rápida diagonal descendente.
vidades de montaña en la situación y estudiar la conve- por terrenos escarpados, mar- Caso de ser alcanzados por
invierno y disfrutar de la niencia de mantenernos en la cados por desniveles acusa- la avalancha, hay que intentar
nieve hay algunos consejos zona o tratar de perder altura». dos, donde cabe la posibilidad mantenernos en superficie, y si
imprescindibles que hay que En caso de accidente, los de encontrarnos con peligrosas hemos quedado sepultados es
seguir. «Lo primero es conocer equipos de rescate comenza- placas de hielo. importante hacer una cavidad
las previsiones meteorológi- rán la búsqueda por el itine- En cuanto a la ropa de abri- para respirar e intentar escarbar
cas de la zona y el riesgo de rario que hemos emprendido, go, el comandante Campaña hacia la superficie. En el caso
aludes», explica el comandante por ello es importante avisar aconseja seguir el criterio cono- de no poder emerger, tratar de
Campaña, diplomado en Mon- previamente a amigos y fami- cido como Sistema de Capas: ampliar la cavidad para estar en
taña del BIEM V. La mayoría de liares de nuestras intenciones una primera capa transpirable contacto lo menos posible con la
los accidentes tras un cambio y permanecer a refugio en la ceñida al cuerpo, una segunda nieve, usar la mochila (si todavía
brusco de las condiciones me- zona notificada a la espera de capa térmica y, la tercera, un la mantenemos) como aislante,
teorológicas ocurren por tomar los equipos de rescate. cortavientos-impermeable. acurrucarse y mantener la calma
decisiones precipitadas o con La vida y movimiento en Ante la evidencia de un sin olvidar que existen equipos,
exceso de confianza. «Por montaña es cuestión de deta- alud, lo primero es desha- como la UME, especializados en
ello —señala este experto de lles; así, por ejemplo, llevar el cerse del equipo y tratar de localizar y rescatar a personas
la UME—, es necesario perder calzado adecuado nos permi- huir de su trayectoria en una sepultadas por aludes.

28 Revista Española de Defensa Marzo 2014

Intereses relacionados