Está en la página 1de 9

BIORREMEDIACION DEL AGUA DE RIO POR PLANTAS ACUATICAS EN EL

LAVADERO DE VERDURAS DE TEPETITLA DE LARDIZABAL, TLAXCALA

José Antonio GUEVARA GARCÍA1, Cesar TETLALMATZI ESPINOZA1, Madai


ROMERO MUÑOZ1, Victor Manuel LEÓN FUENTES2
1
Laboratorio de Investigación en Bioinorgánica y Biorremediación (LIByB).
Departamento de Ciencias Básicas, Ingeniería y Tecnología. Universidad
Autónoma de Tlaxcala. Calzada Apizaquito S/N. Apizaco, Tlax. Apdo. Postal No.
140, Apizaco, Tlax, México. Fax: (01241)75844.
jguevara@solar6.ingenieria.uatx.mx. 2Laboratorio de Aguas de la Coordinación
General de Ecología del Estado de Tlaxcala. Domicilio conocido en San Hipolito
Chimalpa, Tlaxcala.

Palabras claves: biorremediación, plantas, acuáticas, río Tlaxcala

RESUMEN

Se tomaron muestras de agua y de plantas del arroyo que surte al lavadero de


verduras de Tepetitla, Tlaxcala. Las plantas recolectadas fueron berro (Berula
erecta), lirio acuático (Eichhornia crassipes), cresón (Rorippa nasturtium-
aquaticum). Otras dos (acuática 1 y 2) se encuentran aún en proceso de ser
identificadas. El análisis fisicoquímico demostró que la calidad del agua mejora
discretamente al final del trayecto pantanoso, sobre todo en conductividad y
dureza. Solo se detectaron As y Cr en el agua. Aunque se observó una
disminución en la concentración de ambos en la parte final del arroyo, el análisis
de varianza no mostró una diferencia significativa. As: 0.068±0.025 mg/L inicial,
0.011±0.005 mg/L final. Cr: 0.096±0.050 mg/L inicial, 0.071±0.003 mg/L final. En
las plantas, la concentración de los metales tuvo una variación de acuerdo a las
especies y a sus partes: raíz, tallo, hojas. En el berro se detectó cromo, con
concentración más alta en tallo y hojas que en raíz. En el lirio se detectaron cromo
y arsénico, en concentraciones más altas en raíz que en tallo y hojas, y con
diferencias significativas. En el cresón, se encontraron As, Cr, Cd y Hg, con
diferencias significativas, y concentraciones de Cr hasta de 0.056±0.002 mg por
1g de planta. La planta acuática1 registró Cd, Cr y Hg, con diferencias
significativas, y concentraciones de Cr hasta de 0.061±0.001 mg/g. La planta
acuática2 registró Pb, Cd y Cr, con diferencias significativas, y concentraciones de
Pb hasta de 0.514±0.110 mg/g. El efecto de las plantas acuáticas es discreto en
los parámetros fisicoquímicos, pero es significativo en la absorción de metales
pesados.

INTRODUCCIÓN

El municipio de Tepetitla de Lardizábal se sitúa entre los 19o 16’ latitud norte y 98o
22’ longitud oeste, al sur del estado de Tlaxcala, los recursos hidrográficos
provienen del río Atoyac, que recorre 8.7 Km, además de un arroyo de caudal
durante la época de lluvias. En el sitio conocido como lavadero de verduras, el

1
arroyo atraviesa por una zona pantanosa en donde crecen plantas acuáticas
silvestres. Al final, el agua tiene un aspecto claro y cristalino, y es utilizada por los
productores de la región para lavar verduras.
El tratamiento de las aguas residuales es de gran importancia, se recurren a
muchos métodos para su depuración, de los cuales los más actuales y novedosos
son los que involucran microorganismos y plantas debido a que son económicos,
eficientes, y no generan subproductos contaminantes (Montiel y Guevara 2005).
En particular, la capacidad de las plantas acuáticas para remover metales pesados
potencialmente tóxicos, incluyendo al Pb(II), se encuentra bien documentado. Por
ejemplo, el jacinto de agua (Eichhornia crassipes) y duck weeds (Lemna gibba o
Lemna minor) han atraido la atención por su capacidad de concentrar metales
pesados (Wolverton et al. 1981). De hecho, la Eichhornia crassipes ha sido usada
para la remoción de As, Cd, Hg, y Pb (Chigbo et al. 1982). Alam y Chatterjee
(1994) también han propuesto el uso de la lechuga de agua (Pistia stratiotes) para
el secuestro de plomo en agua de río.
Las algas y los macrófitos acuáticos son potencialmente útiles como monitores
biológicos de la contaminación por metales por que concentran estos de sus
alrededores de manera que el contenido de metales dentro de sus tejidos puedan
ser medidos incluso cuando las concentraciones sean tan bajas que podrían ser
imperceptibles por análisis de rutina (Friant y Koerner 1981; Bailey y Stokes 1985;
Smith y Kwan 1989). Además, los biomonitores proporcionan un cuadro integrado
de la contaminación por metales en un sistema dado, particularmente si el sistema
es sujeto a contaminación intermitente o de muy baja concentración (Whitton
1985). Por ejemplo, en el caso del río Embarras del condado de Douglas, en
Illinois, E.U., el estudio de los niveles de metales en la alga periphyton demostró
que ocurría descarga de metales de los drenajes en forma crónica pero de muy
baja concentración (Pederson y Vaultonburg 1996).
La planta Salvinia rotundifolia, es una especie de lirio acuático que es común en
los humedales de las áreas tropicales. Esta planta ha demostrado un gran
potencial para la remoción de Pb(II) en aguas de desecho industriales (de la
industria de acumuladores). En un lapso de 4 días, una muestra de 50 g de la
planta fue capaz de remover 85% de Pb(II) a partir de 1.50 L conteniendo 0.65±1.8
ppm del metal a un pH de 5.5 (Banerjee y Sarker 1997).
Otro estudio se realizó con 21 plantas acuáticas locales de Taiwán, para buscar
candidatos promisorios para la fitorremediación de metales en aguas de desecho,
tales como Cu, Zn, Pb, Cd y Ni. Este estudio concluyó que las especies Najas
graminea, Myriophyllum scabratum y Myriophyllum elatinaides, tienen un fuerte
potencial para la remoción de metales. Además, las plantas cortadas y las no
cortadas tuvieron semejantes resultados con respecto a la característica de
adsorción. Estas tres plantas pueden crecer en ríos, arroyos, drenaje ácido de
minas, y en agua limpia (Lee et al. 1998).
En nuestro grupo hemos estudiado plantas para la biorremediación de suelos
(Netzahual Nava 2005). En este trabajo, el objetivo fue determinar los parámetros
fisicoquímicos del agua muestreada al inicio y al final del pantano y la
concentración de metales en el agua y en las plantas acuáticas, para determinar el
posible efecto de estas en la biorremediación del agua del arroyo.

2
MATERIALES Y METODOS

Se tomaron tres muestras de 2.8 L del agua del arroyo en su nacimiento y antes
del lavadero de verduras (Fig. 1). Las muestras fueron tomadas en época de
lluvias. Las muestras se analizaron inmediatamente después de su toma. Se
colectaron tres plantas por cada una de las cinco especies muestreadas y se
colocaron en bolsas de plástico, para su transporte al laboratorio se utilizó hielera
con bolsas de hielo, de preferencia a una temperatura entre los 4 y 10ºC, cuidando
de no congelar las muestras.
Para determinar metales, las muestras de agua se procesaron con el método
200.7 de USEPA (1985), y las plantas se separaron en raíces, tallos y hojas, y se
digestaron con el método de Lucho-Constantino (2005). Las plantas fueron
lavadas con una solución de HCl al 3% inmediatamente después de ser
colectadas y después se secaron a 65 °C por 24 hrs. Las plantas fueron
separadas en sus partes: raíz, tallo, y hojas, y cada parte fue molida en un mortero
con pistilo. Se añadieron 10 ml de HNO3 concentrado en 10 mg de una muestra
representativa del polvo colocado en un crisol de teflón y se digestó por 1 min. en
un horno de microondas. Posterior a la digestión se vació la solución obtenida a un
matraz aforado de 50 ml y se aforó con agua desionizada.
El contenido de Ar, Cr, Cd, Hg, Pb se determinó en un equipo de ICP-OES
Perkin-Elmer, modelo Optima 2000 DV. El análisis Fisicoquímico de las muestras
de agua se llevó a cabo siguiendo las normas oficiales mexicanas.

Figura 1. Aspectos de la zona pantanosa y del lavadero de verduras en Tepetitla


de Lardizábal, Tlaxcala. Izquierda: nacimiento del riachuelo, lugar del muestreo
inicial. Sobre la trayectoria de este riachuelo, crecen hasta 7 variedades de plantas
acuáticas; Centro: Aspecto del lugar del muestreo final, el agua aparece limpia y
cristalina antes de llegar al lavadero de verduras; Derecha: vista del lavadero de
verduras.

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

La identificación de las plantas se llevó a cabo en el Jardín Botánico de Tizatlan,


Tlaxcala. Las características de las plantas recolectadas se muestran en la tabla
1, y su aspecto se puede observar en la figura 2.
El análisis fisicoquímico de las muestras inicial y final del riachuelo no muestran
diferencias significativas en los niveles de DBO y DQO, sin embargo, en los
parámetros relacionados con la cantidad de sólidos disueltos y suspendidos si

3
existe una variación pequeña pero consistente, y que esta de acuerdo con nuestra
hipótesis de que las plantas acuáticas presentes pueden absorber minerales y
también metales pesados. Algunos valores de los parámetros fisicoquímicos se
dan en la tabla 2.
Tabla 1. Principales características de las plantas muestreadas en este estudio.

NOMBRE NOMBRE DESCRIPCIÓN DISTRIBUCIÓN


COMÚN CIENTÍFICO
Berro Berula erecta Planta herbácea acuática, arraigada, Planta originaria de América
estolonífera, de 20 a 80 cm de alto; las Boreal, en la actualidad se le
hojas superiores pinnadas de 10 a 30 encuentra distribuida en regiones
cm de largo, hojitas sésiles, cáliz templadas y subtropicales del
representado por unos dientes Hemisferio Norte , para el estado
diminutos; pétalos blancos, abovados de Tlaxcala se le localiza en las
de 1mm de largo ,florece de julio a zonas acuáticas o pantanosas
septiembre; fruto subgloboso, blando, que se sitúan en las partes bajas
de 1.5 a 2 mm de largo. de la entidad.
Lirio de Eichhornia Hierba perenne acuática libremente La distribución original comprende
agua crassipes flotadora o algunas veces fija al desde los Estados Unidos de
sustrato, tamaño muy variable, tallo América hasta Argentina y al
reducido y los individuos conectados oeste de la India, actualmente se
por un rizoma horizontal alargado; hojas le encuentra ampliamente en
arrosetadas, los pecíolos de las plantas todas las regiones tropicales y
flotantes son cortos esponjosos y casi subtropicales del mundo.
esféricos tendiendo a ser mas gruesos En el estado de Tlaxcala se le
en la porción media, con laminas encuentra en casi todo los
transversalmente elípticas, en las cuerpos de agua.
plantas fijas al sustrato los pecíolos son
cilíndricos hasta de 40cm de largo y
carnosos, florece de julio a octubre.
Cresón Rorippa Hierba perenne, rastrera o flotante, Planta originaria de Europa e
nasturtium- glabra, de 1 a 60 cm de largo; tallos introducida en toda América
aquaticum carnosos, ramificados con frecuencia templada, es una especie común
provistos de raíces en los nudos, de de medios acuáticos,
modo que muchas veces forma densas principalmente de aguas
colonias; hojas pinnadas de 5 a 15cm tranquilas como son: zanjas,
de ancho con 3 a 6 foliolos, el foliolo estanques, etc. En el estado de
terminal el mas grande; pétalos blancos Tlaxcala es muy común
de 3 a 5mm de largo, frutos levemente encontrarla habitando en casi
encorvados y cilíndricos de 1 a 3 cm de todos los medios acuáticos.
largo.
Acuatica1 n.i. Planta alta de 1.50 m, las hojas son
lustrosas, de bordes ondulados,
aguzadas hacia la punta y con la
nervadura central bien pronunciada,
tallo delgado, su flor es de color rosado,
sus hojas son de color verde y la raíz es
pequeña con muchas ramificaciones.
Acuatica2 n.i. Planta mediana de 80 cm, sin tallo
único, hojas grandes y frágiles, la raíz
es blanca y gruesa de la misma altura
que la planta.
n.i. – no identificada

4
Figura 2. Aspecto de las
plantas acuáticas
muestreadas: A,
acuatica1; B, berro
(Berula erecta); C, lirio
acuatico (Eichhornia
crassipes); D, creson
(Rorippa nasturtium-
aquaticum); E, acuatica2.

Tabla 2. Algunos parámetros fisicoquímicos determinados en las muestras de


agua tomadas al inicio y al final de la zona pantanosa.

ANALISIS FISICOQUIMICO
Parámetro unidades valor inicial valor final

conductividad ms/cm 390.00 200.00

Sólidos sedimentables ml/l 0.30 0.10

Alcalinidad total mg/l 270.75 220.25

Dureza total mg/l 182.97 158.22

Sólidos totales mg/l 316.00 296.00

5
Con respecto a la concentración de metales en el agua muestreada, solo se
detectó As y Cr, en concentraciones por debajo de los valores límites permisibles
(Tabla 3). En ambos casos, la concentración al final del pantano fue menor que al
inicio, sin embargo, en el caso del arsénico las diferencias no son significativas,
mientras que para el cromo el valor de p fue de 0.41128

Tabla 3. Valores de concentración de metales en las muestras de agua tomadas


al inicio y al final de la zona pantanosa

As Pb Cd Cr Hg
MUESTRA DE AGUA Concentración en mg/L
INICIAL 0.068±0.025 n.d. n.d. 0.096±0.050 n.d.
FINAL 0.011±0.005 n.d. n.d. 0.071±0.003 n.d.
F 0.73521
p 0.41128
n.d. – no detectado (abajo del límite de detección del equipo)

Tabla 4. Valores de concentración de metales en las plantas presentes en la zona


pantanosa.

As Pb Cd Cr Hg
PLANTA Concentración en mg/g
BERRO (HOJA) n.d. n.d. n.d. 0.005±0.0005 n.d.
BERRO (TALLO) n.d. n.d. n.d. 0.006±0.002 n.d.
BERRO (RAIZ) n.d. n.d. n.d. 0.003±0.001 n.d.
F 2.83542
P 0.0925
LIRIO (HOJA) 0.011±0.003 n.d. n.d. 0.016±0.004 n.d.
LIRIO (TALLO) 0.013±0.002 n.d. n.d. 0.029±0.002 n.d.
LIRIO (RAIZ) 0.014±0.002 n.d. n.d. 0.049±0.005 n.d.
F 3.7658 171.93892
p 0.03781 6.00E-15
CRESON (HOJA) 0.011±0.001 n.d. n.d. 0.031±0.004 n.d.
CRESON (TALLO) 0.011±0.002 n.d. 0.006±0.001 0.047±0.003 0.014±0.008
CRESON (RAIZ) 0.007±0.003 n.d. 0.007±0.0004 0.056±0.002 0.012±0.004
F 7.62142 20.78966 163.94877 0.35474
p 0.00274 3.21E-04 1.01E-14 0.55977
ACUATICA1 (HOJA) n.d. n.d. 0.009±0.0008 0.058±0.001 0.028±0.005
ACUATICA1 (TALLO) n.d. n.d. 0.008±0.0005 0.061±0.001 0.004±0.001
ACUATICA1 (RAIZ) n.d. n.d. 0.009±0.0006 0.061±0.001 0.038±0.007
F 19.73687 15.72741 37.53787
p 8.54E-06 4.32E-05 3.78E-07
ACUATICA2 (HOJA) n.d. 0.514±0.110 0.006±0.001 0.063±0.004 n.d.
ACUATICA2 (RAIZ) n.d. 0.470±0.162 0.004±0.002 0.051±0.021 n.d.
F 0.46309 17.07537 10.14596
p 0.51163 0.00204 0.00973
n.d. – no detectado (abajo del límite de detección del equipo)

6
En la tabla 4 se muestran las concentraciones de los metales por especie de
planta. La incidencia de los iones metálicos en las plantas varió
considerablemente, solo el cromo estuvo presente en todas las plantas,
posiblemente debido a la contaminación crónica del agua por este metal. De
acuerdo con los valores encontrados, el berro es la planta con menor capacidad
de absorción, pues solo absorbe cromo en baja concentración. El lirio le sigue en
capacidad, absorbiendo cromo y arsénico en cantidades discretas. La planta
acuatica1 absorbe cadmio, cromo y mercurio, este último en cantidades que
parecen ser superiores a las que absorbe el creson, que es la otra planta que
absorbe mercurio.
El creson es la planta que observó el mayor número de iones metálicos
absorbidos, As, Cd, Cr y Hg, aunque en cantidades discretas y en menor
proporción que otras de las plantas. Finalmente, la planta acuatica2, merece
mención aparte debido a que absorbe cromo, cadmio y plomo. Es la única planta
en la que se encontró plomo, pero además en cantidades muy importantes.
Es de mencionarse que en las plantas se encontraron metales que no se
detectaron en las muestras de agua. Esto no es contradictorio, ya que se ha
documentado que las plantas acuáticas pueden concentrar metales a partir del
agua aun cuando las concentraciones sean tan bajas que podrían ser
imperceptibles (Friant y Koerner 1981; Bailey y Stokes 1985; Smith y Kwan 1989).
Otra circunstancia puede ser la de una contaminación por metales intermitente, es
decir, que ocurre en forma ocasional. En cualquier caso, estas plantas podrían
usarse como biomonitores, proporcionando la historia de contaminación de
metales que ha sucedido en el cuerpo de agua.
Finalmente, también es importante analizar el sitio de acumulación de metales
dentro de la planta. En la figura 3 se muestran las gráficas de barras de la
concentración de cada metal en las diferentes partes de las plantas: raíz, tallo y
hojas. En general, son las raíces de las plantas donde se acumula la mayor parte
de los metales, sin embargo, nuevamente la planta acuatica2 parece salirse del
esquema, pues acumula mayor cantidad de cromo, plomo y cadmio en las hojas.

AGRADECIMIENTOS

Agradecemos a la Coordinación General de Ecología por permitirnos realizar los


análisis fisicoquímicos de las muestras de agua en el Laboratorio de Ecología de
la misma dependencia.

7
Figura 3. Gráficas de barras de la concentración de cada metal en las diferentes
partes de las plantas: raíz, tallo y hojas.

REFERENCIAS

Alam, B., y Chatterjee, A.K. (1994). Lead tolerance potential of Water Lettuce.
Proc. Indian Science Congress (Botany Sec.). 121-122.
Bailey R.C., y Stokes P.M. (1985). Evaluation of filamentous algae as biomonitors
of metal accumulation in softwater lakes: a multivariate approach. Water Res. Bull.
27, 19-28.
Banerjee G., y Sarker S. (1997). The role of salvinia rotundifolia in scavenging
aquatic Pb (II) pollution: a case study. Bioprocess Engineering, 17, 295-300.
Chigbo, F.E., Smith, R.W., y Shore, F.L. (1982). Uptake of arsenic, cadmium, lead,
and mercury from polluted waters by water hyacinth (Eichhornia crassipes).
Environmental Pollution. A (27), 31-36.

8
Friant, S.L., y H. Koerner. (1981). Use of an in situ artificial substrate for biological
accumulation and monitoring of aqueous trace metals: a preliminary field
investigation. Water Res. 15, 161-167.
Lee C.-L., Wang T. C., Hsu C.-H., y Chiou A.-A. (1998). Heavy Metal Sorption by
Aquatic Plants in Taiwan. Bull. Environ. Contam. Toxicol. 61, 497-504.
Lucho-Constantino C., Prieto-García A., Del Razo L.M., Rodríguez-Vázquez R., y
Poggi-Varaldo H.M. (2005). Chemical fractionation of boron and heavy metals in
soils irrigated with wastewater in central México. Agriculture, Ecosystems and
Environment, 108, 57-71.
Montiel Corona V. y Guevara García, J.A. (2005). Empleo de plantas para la
biorremediación de suelos contaminados por metales pesados. Revista CiBIyT, 1,
(2), 24-30.
Netzahual Nava M., Montiel Corona V., Jaramillo Quintero P., Meza Gordillo R. y
Guevara García J.A. (2005). Acumulación de metales pesados por riego
controlado en la planta de nopal Opuntia ficus indica. Revista CiBIyT,1(3),15-21.
Pederson C.L. y Vaultonburg D.L. (1996). Metals Concentrations in Periphyton
and Sediments of the Embarras River and Brushy Fork, Douglas County, Illinois.
Transactions of the Illinois State Academy of Science. 89 (1 and 2), 41 – 52.
Smith R.D. y Kwan M.K.H. (1989). Use of aquatic macrophytes as a bioassay
method to assess relative toxicity, uptake kinetics and accumulated forms of trace
metals. Hydrobiologia 188/189, 345-351.
USEPA. (1985) ICP-AES Method for water and wastes, Method 200.7 CLP-M, U.S.
Environmental Protection Agency, Cincinnati, Ohio.
Whitton, B.A. (1984). Algae as monitors of heavy metals in freshwaters. En:
Shubert L.E., editor. Algae as ecological indicators. Academic Press, Inc., London,
England, UK. pp 257-280.
Wolverton, B.C. (1981). Water hyacinth for controlling water pollution. En:
Varshney, C.K. (Ed.) Water Pollution and Management Reviews. New Delhi
(India): South asian Publication, pp. 47-49.