Está en la página 1de 2

Remedios caseros para blanquear los dientes

La decoloración de los dientes puede deberse a múltiples factores. Desde el


proceso de envejecimiento natural por el que atravesamos todos hasta el consumo
de algunos alimentos, bebidas y/o diferentes productos pueden incidir en el
cambio de color de nuestra dentadura.

En el siguiente artículo veremos que cosas pueden cambiar el color de nuestros


dientes y podrás encontrar formas naturales y económicas para lucir una
dentadura espléndida.

¿Por qué se manchan los dientes?


El esmalte que recubre cada una de las piezas dentales posee una leve porosidad
y es allí donde se acumulan pequeñas cantidades de las sustancias que pudimos
haber consumido, claro a veces solo basta con cepillarnos bien, sin embargo hay
sustancias más penetrantes de las cuales es más difícil librarnos.

¿Qué alimentos, bebidas y sustancias manchan nuestros


dientes?
Las bebidas como el café, el té o los refrescos están entre las bebidas que, en
exceso pueden llegar a manchar nuestros dientes. También el cigarro y una mala
higiene bucal empeoran el cuadro, debilitando el esmalte y aumentando la
porosidad del mismo.

El ácido de algunos alimentos pueden llegar a dañarlos en sobre manera.


Consumir Carnes, lácteos, cítricos, azucares, aceites vegetales, licores y dulces
empeora la situación.

Uno de los errores más comunes que se suele cometer es el de cepillarse


inmediatamente después de comer, si bien es cierto que esto impide la formación
de placas y caries no es menos cierto que impide al esmalte recuperar su dureza.

Si eres una de las muchas personas que sufren de esta condición no te deprimas,
a continuación te damos 4 formas caseras y económicas para que puedas lucir
una sonrisa fabulosa:

1. Bicarbonato de sodio

Sí, la fórmula más conocida y usada en todo el mundo para blanquear los
dientes, ¡pero mucho cuidado! El bicarbonato de sodio es una sustancia
abrasiva que puede llegar a dañar la dentadura si es usado diariamente.
Para que pueda surtir el efecto deseado este debe mezclarse con la pasta
dental que utilizamos comúnmente, lo más recomendable es que sea usada
de 3 a 5 días y esperar un tiempo prudencial, de al menos 6 meses para
volver a utilizarla.

2. Levadura de cerveza

Debes realizar una pasta con una cucharada de levadura de cerveza, 2


cucharaditas de sal y un poco de agua. Cepilla tus dientes con esta
preparación al menos 2 veces al día hasta que comiences a notar los
resultados.

3. Cascara de plátano

Frota durante al menos 2 minutos tus dientes con el interior de una cáscara
de plátano. Puedes realizar este procedimiento tantas veces al día como
desees. El plátano contiene ácido salicílico que ejerce un excelente poder
blanqueador en el esmalte.

4. Diferentes frutas y vegetales

Así como hay alimentos que perjudican nuestra dentadura, también están
aquellos que la fortalecen y es el caso de frutas y vegetales como peras,
manzanas, zanahorias, pepinos, coliflores, lechuga, brócoli, espinacas,
entre otros su consumo habitual permite la creación de una película
protectora en el esmalte evitando así que se manchen nuestros dientes.