Está en la página 1de 25

Tuberías Forzadas

Se utiliza Tubería Forzada cuando el declive es mayor al 5%, sino se usa canales.
En las instalaciones hidroeléctricas, las tuberías de presión o tuberías forzadas,
tienen por objeto conducir el agua desde un nivel superior a uno inferior, para
transformar la energía potencial en energía mecánica.
Las características de las tuberías forzadas son:
1. Impermeabilidad (evitar fugas de agua a altas presiones)
2. Resistencia a la corrosión del agua (pintura), además de resistir compresión.
Dilatación térmica y peso propio.
3. Resistencia a sobrepresiones por golpe de ariete (elasticidad)
4. Facilidad de unión (mayor complejidad a mayor presión interna)
Tuberías Forzadas
Los materiales empleados para la construcción de las tuberías, son:

1. Tuberías de uralita (amianto - cemento),


Se emplean en saltos de poca potencia con muy buenos resultados y por su bajo
costo, son muy recomendables. Generalmente se montan enterradas en zanjas.
2. Tuberías de hormigón armado,
Estas tuberías se utilizan en casos de gran caudal y alturas de salto hasta unos 50
metros, cuando por las circunstancias de costo de adquisición y transporte de la
tubería, resulta más económica la de hormigón.
Estas tuberías van generalmente enterradas o semienterradas, casi nunca al aire.
3. Tuberías de hormigón precomprimido,
Están constituidas por tubos de hormigón armado con una ligera armadura
longitudinal de hierro, cuyo objeto es obtener una estructura resistente a los
esfuerzos longitudinales. Este tipo de tuberías pueden ser utilizadas en saltos de
hasta 500 m. Generalmente, estas tuberías se montan en el terreno como las de
hormigón armado corriente, es decir, enterradas.
4. Tuberías de presión metálicas.
Las tuberías metálicas o de palastro son muy empleadas pues pueden adaptarse
fácilmente a las más altas presiones. Son más utilizadas las tuberías de palastro de acero
que las de hierro, ya que las primeras tienen mayor resistencia y resultan más
económicas. Los tubos se forman arrollando chapas rectangulares de palastro, a las que se
da forma cilíndrica uniendo longitudinalmente los bordes.
Accesorios de Tuberías Forzadas

1. Apoyos

Es un soporte para evitar


flexiones de la tubería.
Generalmente son de concreto
con metal antifricción debido a ala
dilatación de la tubería.

2. Anclajes

En los cambios de sección y de perfil de la


tubería, contrapesan esfuerzos en las
tuberías de presión.
Antes y después de cada anclaje debe
existir una junta de dilatación o explosión
que absorba y evite deformaciones de la
tubería.
Los anclajes son de hormigón armado.
3. Junta de dilatación
Se colocan en cada cambio de perfil, además de permitir la dilatación de la
tubería procura mayor rapidez en su montaje. Se trata de 2 tubos unidos por
medio de empaquetaduras y prensaestopas.
Mantiene la estanqueidad de la junta.

Los esfuerzos que absorven las juntas de dilatación, son:


1. Esfuerzos longitudinales (a lo largo de la tubería).
2. Esfuerzos cortantes por el peso de la tubería.
3. Esfuerzos longitudinales por la flexión en los apoyos.
4. Esfuerzos longitudinales por ΔT.
5. Esfuerzos por cambios de dirección.
Numero y diámetro optimo de las tuberías.

La elección del número de tuberías depende de los grupos instalados y de la


oportunidad de mantener la independencia del funcionamiento de dichos grupos.
A igualdad de caudal y pérdidas de carga, en las tuberías, existe evidentemente
una relación entre el número de tuberías en paralelo y el diámetro de las mismas.
La solución mas barata es desde luego la de una sola tubería.
La determinación del diámetro óptimo de la tubería se basa en un compromiso
económico entre el coste de Ios materiales y el coste asociado a las perdidas de
carga que se producirán. Es evidente que a mayor diámetro mayor coste, pero
menores pérdidas, es decir, más capacidad de producción de energía.

El espesor (e) de la tubería viene expresado por la formula siguiente:


Donde:
P : presión interna en la tubería.
D : diámetro de la tubería
σ : tracción admisible en el acero
K :coeficiente de reducción en la carga admisible
Para el cálculo, de la presión interna en la tubería, se tiene:
Donde:
H : Altura Bruta
ΔH : sobrepresion por golpe de ariete que depende del tipo de turbina
Para tuberías de acción: ΔH < 15 - 20 > %
Para tuberías de reacción: ΔH < 25 - 30 > %
El peso de la tubería (W) se calcula con la siguiente formula:
W =γπDLe
Donde:
γ : peso especifico del material
El costo anual de la tubería viene a ser:

Las perdidas por fricción (hr) se obtienen de la siguiente ecuación:


Por lo tanto el diámetro de la tubería, vendría a ser:

Donde:
Q : Caudal
La energía anual dejada de producir, por causa de perdidas en la
tubería, es la siguiente:

Donde:
Q : caudal
T : horas de operación anual.

El costo de la energía anual que se pierde, viene a ser:


C 1 =c2xEr
Donde:
c2 : costo de la energía producida.
Sumando los costes fijos y variables y derivando respecto al diametro e igualando
a cero se obtiene el diámetro óptimo.
En la siguiente figura se muestran las curvas que determinan el diámetro
mínimo de la tubería a construir.
Turbinas Hidráulicas

Uno de los elementos principales constituyentes de una central hidroeléctrica,


del cual depende en su mayor parte el rendimiento y el buen servicio de la
instalación, lo constituye la turbina o motor hidráulico de la misma.

En la actualidad los motores hidráulicos primarios o turbinas, que transforman la


energía cinética de traslación del agua en energía mecánica rotatoria, se
clasifican según:
A). Según su grado de reacción

Turbinas de acción. En las turbinas de acción el rodete trabaja a presión


ambiental, siendo su grado de reacción σ=0.
Turbinas de reacción. En las turbinas de reacción la presión a la salida del
rodete es inferior a la presión atmosférica y tanto menor cuando mayor es el
grado de reacción σ >0.
TURBINAS HIDRAULICAS

KAPLAN FRANCIS PELTON


B). Según sus características de salto y caudal
Turbina Pelton. Son turbinas de acción y se utilizan en saltos de gran altura
(de150 a 1400 m o mas) y caudales relativamente pequeños (hasta 10 m3/s
aproximadamente). La Turbina Pelton esta formada por una rueda móvil provista
de aletas o cucharas en su periferia sobre las cuales incide el chorro de agua.
Este chorro sale de un inyector fijo en el cual la regulación se efectúa variando la
posición de la aguja que obtura el orificio de salida. El chorro de agua incide en la
arista central de las cucharas y se divide en dos partes que salen despedidas
lateralmente, parar caer después al canal de fuga.

Turbina Pelton
Turbina Francis. Son turbinas a reacción y su campo de aplicación es muy
extenso, dado el avance tecnológico en la construcción de este tipo de turbinas,
pudiendo emplearse en saltos de distintas alturas dentro de una amplia gama de
caudales (entre 2 y 400 m3/s aproximadamente). De acuerdo a los saltos las
turbinas Francis pueden ser:

Turbina Francis lenta. Para saltos de gran altura (alrededor de 200 m a 700 m).
Turbina Francis normal. Indicada en saltos de altura media (entre 200 y 20 m)
Turbinas Francis rápidas y extrarápidas. Apropiadas a saltos de pequeña
altura (inferiores a 20 m).
En las Turbinas Francis el agua a presión es llevada a una cámara espiral en
forma de caracol, cuya misión es repartir el caudal por toda la periferia del rodete
Turbinas Kaplan. Son turbinas a reacción y se emplean en saltos de pequeña
altura (alrededor de 50 m. y menores), con caudales medios y grandes
(aproximadamente de 15 m3/s en adelante).
Están constituidas por una hélice de pocos alabes y gran sección de paso entre
ellos. El agua entra al rodete desde una camara espiral con distribuidor regulable
análogo al de las turbinas Francis. Los alabes del rodete también son regulables,
lo que permite la incidencia del agua en el borde de ataque del álabe en las
condiciones de máxima acción, cualesquiera que sean los requisitos de caudal o
de carga. Se logra así mantener un rendimiento elevado a diferentes valores de
la potencia.
Selección de Turbinas
Uno de los principales criterios que se deben manejar a la hora de seleccionar el tipo de
turbina a utilizar en una central, es la velocidad específica (ns) cuyo valor exacto se
obtiene a partir de la siguiente ecuación:

Donde:
N : revoluciones por minuto,
P : potencia del eje o potencia al freno
H :altura neta.
La velocidad específica ns es el número de revoluciones que daría una turbina
semejante a la que se trata de buscar y que entrega una potencia de un caballo, al
ser instalada en un salto de altura unitaria. Esta velocidad específica, rige el
estudio comparativo de la velocidad de las turbinas, y es la base para su
clasificación. Se emplea en la elección de la turbina más adecuada, para un
caudal y altura conocidos, en los anteproyectos de instalaciones hidráulicas,
consiguiendo una normalización en la construcción de rodetes de turbinas. Los
valores de esta velocidad específica para los actuales tipos de turbinas que hoy
en día se construyen con mayor frecuencia (Pelton, Francis, Hélices y Kaplan)
figuran en el siguiente cuadro:
Velocidad específica, tipo de turbina y salto
Es recomendable seleccionar turbinas que obtengan la mas alta velocidad, ya
que a mayor rpm menor numero de polos y bajo costo del generador.

Donde:
f : frecuencia en Hz
p : par de polos

En Sistemas interconectados se considera 1 grupo como mínimo, en cambio


para sistemas aislados 2 como mínimo.

PROBLEMA
Calidad de agua limpia, central aislada.
Hn = 300 m
Qnom. = 6 m3/s