Está en la página 1de 3

Secretario: Dr. Pelayo Salazar.

Expediente: No. 0111-2005.


Escrito No. 02-2004.
Sumilla: FORMULO APELACION.

SEÑOR JUEZ DEL PRIMER JUZGADO PENAL DE LA PROVINCIA DE SAN


ROMAN – JULIACA.

MILAGROS PATTY BENAVENTE DE PONCE, en


la Instrucción que indebidamente me sigue el Ministerio Público, por la supuesta
comisión del Delito Contra la Libertad en su modalidad de Violación de la Libertad
Personal en su forma de Coacción, cometido en el imaginario agravio de Edith Maribel
Quiñónez Huamaní, a UD., respetuosamente, digo:

I.- DE LA APELACION:
Que, por convenir a mis derechos de defensa, dentro del término de ley, al amparo del
Artículo 139º Inc. 6) de la Constitución Política del Estado, contra el Auto de Apertura
de Instrucción emitido por vuestro despacho, bajo la Resolución No. 001-2005 de
fecha 24 de Junio del 2005, interpongo RECURSO IMPUGNATORIO DE
APELACION, por los errores de hecho y derecho que contiene y el agravio que me
significa haber dictado en mi contra orden de COMPARECENCIA RESTRINGIDA, que
me priva mi derecho a elegir mi lugar de residencia, al libre transito y al trabajo,
principios consagrados en el Artículo 2º incisos 11) y 15) respectivamente de nuestra
Carta Magna, y solicito al Superior en Grado revoque el extremo de la comparecencia
restringida y ordene COMPARECENCIA SIMPLE, conforme a los fundamentos
fácticos y de derecho que expongo:

II.- FUNDAMENTOS SUSTENTATORIOS:


Primero.- Que, mediante Auto de Apertura de Instrucción de fecha 24 de Junio del
2005, vuestra judicatura me apertura instrucción por la supuesta comisión del Delito
Contra la Libertad, en su modalidad de Violación de la Libertad Personal en su forma
de Coacción, en la que se me dicta mandato de comparecencia restringida, sujeta a
las reglas: 1) A no ausentarse de la localidad en que reside sin autorización del juez;
4) Concurrir personalmente a informar sobre sus actividades cada 15 días.
Segundo.- De las pruebas adjuntadas por el Ministerio Público, no existe ninguna que
determine fehacientemente que la suscrita haya cometido el delito por lo que se me
esta investigando, pues de las manifestaciones de los “testigos de cargo” por ante la
policía se advierte que son completamente falsas y falta de objetividad, son testigos
de favor (amistades cercanas de la supuesta agraviada).
Tercero.- El artículo 143º del Código Procesal Penal en su última parte taxativamente
Señala: “Si el hecho punible denunciado esta penado con una sanción leve o las pruebas
aportadas no lo justifiquen, PODRA PRESCINDIR DE TALES ALTERNAITIVAS ”, ahora bien,
primero el delito por lo que se me esta investigando es el de COACCION tipificado en
el Articulo 151º del Código Penal, cuya pena privativa de libertad NO ES MAYOR DE
DOS AÑOS y segundo las pruebas adjuntadas por el Ministerio Público no son
suficientes y por lo tanto no justifican ni ameritan que el juzgado dicte mandato de
comparecencia restringida en mi contra. Para amparar mejor mi derecho sito la
sentencia del Tribunal Constitucional de 30 de Enero de 1997 “ El Tribunal Constitucional
considera que un debido proceso es aquel en que se aplican las leyes sustantivas y adjetivas

debidamente...in fine” Exp. No. 006-97-AI/TC. (Ensayos Jurisprudencia), Lima, Comisión


Andina de Juristas (Serie: Lecturas sobre temas Constitucionales 13), 1997, Pág. 499-
504.
Cuarto.- Con respecto a las reglas de conducta, debo de poner en vuestro
conocimiento, que la suscrita radico y trabajo en la ciudad de Arequipa, siendo mi
domicilio real en el jirón Peral No. 533 cercado – Arequipa, pues el numeral uno de las
reglas de conducta me perjudica y atenta mi derecho a elegir mi residencia, de surtir
efecto este mandato tendría que mudarme a esta ciudad de Juliaca y solicitar
autorización al juzgado para viajar a la ciudad de Arequipa e incorporarme en mi
centro de trabajo; por otro lado, este hecho me priva primero a mi derecho de fijar mi
residencia, al libre transito y segundo al trabajo, principios consagrados en la
Constitución Política del Estado.
Quinto.- Con respecto al numeral cuarto de las reglas de conducta, debo de indicar
que cada 15 días tendría que viajar a esta ciudad a fin de informar al juzgado en
forma personal sobre mis actividades y de ser efectiva este mandato judicial, la
suscrita dos veces al mes dejaría en el completo abandono a mis dos pequeños hijos
en mi domicilio ubicada en la ciudad de Arequipa y también mis labores.
Sexto.- Finalmente, es menester poner en vuestro conocimiento que el Auto de
Apertura de Instrucción materia de impugnación me agravia en forma personal y
familiar, así mismo atenta contra mi honor y la de mi familia, atenta contra mi libertad
individual, pues estos derechos que ahora me son conculcados tienen relevancia en
el ser humano para ser considerados como tal.

POR LO EXPUESTO;
A UD. Señor juez, solicito se sirva concederme la alzada a fin de que el Superior
revoque la resolución aludida y deje sin efecto el extremo del mandato de
comparecencia y orden por el de comparecencia simple.

Juliaca, 21 de Julio del 2005.