Está en la página 1de 5

Cortés Prado, Aldo

Nombre de la exposición: Estrella Oscura

Crónica: Visita al Museo Jumex

Área IV
Universidad Panamericana Preparatoria

Fecha de entrega: 6 de septiembre de 2017


Andy Warhol: Estrella oscura.

En el futuro, todos serán famosos por 15 minutos


—Andy Warhol

Para el poniente de la ciudad resulta grato recibir el Arte Pop del señor Warhol. El Museo

Jumex funge como imán humano para todo tipo de gente; desde el que gasta dos dólares en un

café de cierta cadena americana, hasta el que prepara su café por la mañana para disfrutar el día

de la mejor forma —ese soy yo—.

El poder de este imán puede atraer la atención de los visitantes del museo vecino

(Soumaya) y de la ciudad entera. Hasta se pueden escuchar acentos y modos de hablar

provincianos, por lo que subestimamos el poder de esta exposición como imán.

Domingo al mediodía: el peor día y hora para visitar el museo. Es curioso que esta joya,

la cual atrae tanta gente, sea una especie de trampa, en la cual, todos asisten, por desidia o

necesidad, el domingo al mediodía. No hay disfrute en la espera al estar rodeado de tanta gente.

Hasta, me atrevo a decirlo, resulta tedioso.

Mientras escribo tan mordaz crónica, un empleado me ofrece un brick de doscientos

mililitros de néctar de durazno para soportar el calor y probar la hospitalidad de Jumex; menudo

y sagaz detalle.

Ahora, prosigo con mejor ánimo la espera bajo el sol y el hastío se contiene en su jaula.

Una hora completa de espera, mientras el ruido hace reventar mi paciencia y en mi cabeza sigue

resonando la misma pregunta: ¿por qué no compraste el pase rápido? Es imprescindible hacerlo

para disfrutar y aprovechar el día, si no, a esperar la cortesía del jugo y una hora completa.

1
Pero nada puede arruinar una visita tan prometedora. El Arte Pop de Andy Warhol ha

dado mucho de qué hablar, pero no deja de ser sumamente interesante la revolución artística

que provocó.

Y, en concreto, de eso trata la exposición de Estrella Oscura: sobre la primera etapa

artística de Warhol. Consumismo, tragedia y espectáculo son los temas que empapan la

exposición más importante que hay en la ciudad, a mi consideración.

Las salas del Museo Jumex son amplias y con gran acierto respecto al ambiente moderno

que envuelve la obra de Warhol. Una museografía impecable, en la cual, los textos de la sala

están limitados, por lo cual, uno puede concentrarse en el arte y dejar las palabras de lado.

Análisis de Obras.

Typewriter 2.

Impresionante dibujo de una máquina de escribir Royal hecho sobre lino con caseína y

grafito. Es la segunda máquina de escribir hecha por Warhol, como su nombre lo dice, pero, en

esta obra, la intención de resaltar las sombras de la máquina es mucho más explícita.

El punto de fuga y perspectiva se dirige hacia la derecha, igual que en su primera

Typewriter. Evita resaltar el contorno de la máquina, a pesar de que se encuentra ahí, con trazos

suaves y casi imperceptibles.

Es clásico en Warhol la repetición y reproducción de sus propias obras, pero con

pequeños cambios que le dan una esencia por completo distinta a la primera obra. Es muy claro

el caso con los retratos de Mao Zedong y con las Latas de Sopa Campbell. Su máquina de escribir

no fue la excepción. Parece ser del tipo de obras que retratan productos, lo típico de Andy

Warhol a partir de su éxito en los sesenta con sus latas de sopa.

2
En lo personal, esta obra me pareció bastante encomiable.

100 cans.

Como el título de la obra lo indica, Warhol plasma cien latas Cambell en caseína, pintura

de aerosol y lápiz sobre algodón.

Como dije anteriormente, el éxito de sus primeras latas de sopa desato un estilo y una

temática por completo nueva y vanguardista. Warhol no desaprovechó el boom de su obra y,

como una consecuencia, nos trajo las 100 cans o 100 latas. Las 100 latas me parecen una obra que

intenta romper con ese éxito de las primeras latas. Aunque, al mismo tiempo, la obra surgió a

partir de sus primeras latas de sopa.

Interesante fue para mí encontrarme con esta obra, pues, a pesar de haber más

variaciones sobre latas de sopa, 100 cans es una pieza bastante curiosa. El color de las latas no

parece contrastar perfectamente con el de las demás variaciones.

Mao.

No hay manera de dudarlo, pues la obra que más llama la atención en la exposición, por

distintas razones, es Mao, el famoso retrato del gran comunista chino, pero con la mano y el

ingenio de Andy Warhol. El gigantesco lienzo fue hecho a base de pintura polimérica sintética y

tinta de serigrafía. El gran lienzo de casi cinco metros de altura es, tal vez, una de las piezas mejor

logradas por Warhol.

Si Warhol quería dejar en claro su obsesión y su temática sobre el retrato del mundo del

espectáculo, no pudo elegir a un mejor personaje que Mao, uno de los personajes de la historia

más seguidos, retratados y conocidos.

3
Es claro que Warhol intenta ser bastante fiel al retrato original de la Plaza de Tiananmén,

aunque los colores, evidentemente, ayudan a darle por completo la vuelta a la serigrafía de Mao.

Es probable que, el retratar al personaje de más culto en la China comunista, no reflejara

la misma intención que tuvo, probablemente, con las obras que aludían a Elvis o a Taylor.

Evidentemente, Mao no es un personaje de espectáculo y su fama no duró quince minutos.

Aunque, resulta cierto, Mao llegó a ser, posiblemente, el personaje más famoso de su época, lo

que trajo la atención de Warhol por mucho tiempo. Es notorio, ya que no es la única obra en la

cual retrata a Mao.

Como conclusión, resulta una agradable y fluida visita –una vez que estás dentro, claro-

con la cual, todos podemos plantearnos diversas cuestiones. No sólo cuestionarnos sobre el arte

de Warhol, sino sobre el curso que ha tomado y que seguirá tomando lo que nosotros llamamos

arte. Es interesante abrirse camino por lo experimental y lo que es, hasta cierto punto, ridículo.

Es claro que las respuestas no se encuentran en la exposición, pero es una gran oportunidad para

buscarlas y vivir la experiencia que el Museo Jumex ofrece.