Está en la página 1de 5

GUÍA BECADO MIDEPLAN - ITALIA

El Viaje
Es importante que el pasaje que les otorgue Mideplan les permita llegar hasta
la misma ciudad de sus estudios, generalmente no existen vuelos directos
desde Santiago y es mejor que, si pueden elegir, lo hagan por Iberia o Air
France, Al Italia está actualmente con problemas y no es para confiarse. Si no
existen vuelos por tratarse de ciudades más pequeñas, los pasajes del tren los
reembolsan reenviando el boleto original a Chile, una vez abierta la cuenta
bancaria (consultar trenes en http://www.trenitalia.it).

Recuerden que al igual que a otros destinos, no se puede viajar con líquidos en
el equipaje de mano, esto incluye agua, colonias, shampoo, bálsamos, jarabes
etc. que les pueden hacer botar ya sea en el país de ingreso a la Comunidad
Europea (generalmente España) o en la revisión en Chile. Tampoco se aceptan
objetos punzantes, categoría que incluye limas, cortaúñas, pinzas, etc.

Respecto al peso es importante que se informen bien sobre las franquicias de


equipaje; tiempo atrás el límite era estrictamente de 20 kg., que es bastante
poco para una estadía larga, sin embargo actualmente algunas aerolíneas han
cambiado la política de equipajes. Como todo viaje, lo mejor es viajar livianos,
en el apartado sobre la vida cotidiana se mencionarán cosas aconsejables de
traer desde Chile, principalmente por el costo que tienen acá.

Visas, Seguros y Permisos


La visa de estudiante la otorgan la embajada generalmente por un año, luego
debe renovarse. Se demoran aproximadamente dos semanas y para obtenerla
deben presentar una cantidad de fotos, la carta de aceptación de la
Universidad que los/las recibe, un certificado de la beca y una copia del seguro
médico.
Respecto a esto último las experiencias son variadas. Para algunas personas
ha sido más fácil comprar un seguro anual en una agencia privada para
presentar en la embajada (InaAssiItalia por ejemplo) que por algo así como
€100 ofrecen un seguro bastante bueno que cubre accidentes y emergencias.
Luego, estando en Italia pueden inscribirse voluntariamente en el Servicio
Sanitario Nacional, que por €150 les permite asistencia médica de todo tipo,
incluidas consultas a especialistas. Tanto los 100€ del seguro de emergencia
como los €150 de la inscripción en el Servicio Sanitario los reembolsa Mideplan
una vez enviados los recibos originales a Chile, mediante depósito a la cuenta
bancaria en Italia. Es decir, hay que tener disponible ese dinero antes de recibir
la beca para poder pagarlos y obtener la Visa.

En caso de que no tengan ningún conocido en Italia que pueda comprar en la


Posta Italiana el seguro privado que les exige la embajada antes de emitir la
beca y desconozcan otra alternativa, se pueden comunicar con alguno de los
becarios en Italia y vemos si es posible hacerlo desde aquí y enviar el recibo
scaneado, que aceptan para solicitar la Visa. También existen otros seguros
médicos que se pueden consultar en agencias de viajes especializadas en
viajes juveniles como el seguro ISIC para estudiantes.

La obtención de la visa es sólo el primer paso para regularizar la situación de


extranjería en Italia. Una vez arribados los estudiantes extranjeros deben
solicitar en las oficinas de la Posta Italiana (que como se ve es mucho más que
servicios de correo) la “busta per fare la richiesta di permesso di soggiorno” es
decir un sobre donde vienen todos los módulos a compilar para obtener el
permiso de estadía con el cual se regulariza a los extranjeros en Italia. Las
oficinas de la Posta Italiana se encuentran en varios puntos de las distintas
ciudades, pero sólo las que exhiben el logo “Sportello Amico” dan servicios de
extranjería.

Es muy importante que los documentos sean enviados ANTES DE LOS


PRIMEROS SIETE DÍAS A PARTIR DEL ARRIBO EN ITALIA, de modo que
regularizar estos documentos es la primera preocupación de la que hay que
ocuparse al llegar.

Si tienen la fortuna de ingresar a una Universidad con un buen servicio de


movilidad internacional, los documentos requeridos para el permesso de
soggiorno serán más fáciles de obtener, sino deben informarse en la Questura
(policía) o el Comune (municipio), del lugar que en cada ciudad se obtiene el
Codice Fiscale (que es un homólogo al Rut chileno), para el que les pedirán
presentar una dirección en Italia y el pasaporte con la visa de estudiante. Es
muy importante que traigan todos los documentos que certifiquen tanto la
atribución de la beca como la aceptación en la Universidad, la matrícula y todo
lo que tengan para hacer una petición lo más completa posible del permiso. Se
aconseja además, traer fotocopias del pasaporte completo y de los documentos
emitidos por la universidad. Una vez compilados los módulos deberán
entregarlos en una oficina de la Posta, donde a cambio les darán un recibo que
pasará desde entonces a ser el certificado de que han hecho la solicitud del
permiso y que por lo tanto están en regla.

El recibo les servirá para abrir la cuenta bancaria, para inscribirse en el Servicio
de Salud y cualquier otro trámite administrativo.

Para más información sobre los temas de migración en Italia pueden consultar
www.portaleimmigrazione.it

La Banca
La apertura de la cuenta bancaria no es difícil una vez hecha la petición del
permesso de soggiorno. La Banca de la Posta italiana es de fácil acceso
aunque pide €30 para la habilitación. Otras, como por ejemplo Unicredibanca,
no cobran por habilitación pero requieren certificado de residencia en un
Municipio italiano y establecen distintas comisiones.

Vida Cotidiana
La vida en Italia es bastante costosa respecto a Chile, pero depende en parte
de la ciudad en la que uno se encuentre; ciudades grandes o con gran flujo de
estudiantes como Milano, Roma, Bologna, Torino, Genova son especialmente
costosas y están al nivel de otras ciudades europeas como Barcelona, Madrid y
algunas ciudades de Francia, sin embargo existen ciertas estrategias para
ahorrar.

El arriendo de un departamento y/o pieza es recomendable de hacer por


cuenta propia ya que las agencias piden generalmente una gran cantidad de
dinero en anticipo (hasta tres meses) y un alto porcentaje de comisión. Un
ejemplo sería que en Pavía (ciudad universitaria pequeña vecina a Milano) por
arrendar un monolocale (departamento pequeñísimo de un ambiente) que
cuesta €380 - poquísimo para la media- una agencia pide normalmente pagar
en anticipado aproximadamente €1500 entre meses de pie y comisión. En
cambio, si el contrato se hace, directamente con el dueño de casa, es posible
que sólo pida los meses de anticipo (caparra-caduzzione) que normalmente
son tres, más los gastos de gestión del contrato.

Algo parecido sucede con las habitaciones, que pueden ser compartidas (se
pueden encontrar por aproximadamente €200, llamadas también posto letto in
camera doppia) o privadas (a partir de €300 dependiendo de la ciudad) cuyos
contactos se encuentran tanto en diarios murales y servicios de movilidad de
las Universidades como en páginas de Internet dedicadas a anuncios gratuitos
(www.bakeka.it; www.kijiji.it). Para arrendarlas también se piden algunos meses
de anticipo y generalmente los dueños de casa realizan varias “entrevistas” a
los posibles próximos inquilinos para elegir el más adecuado, de modo que lo
mejor es empezar la búsqueda lo antes posible ya que, dependiendo de la
ciudad y la fecha de llegada, puede ser una larga labor.
Lamentablemente en Italia no hay muchos beneficios para estudiantes pues
generalmente cuenta más la edad (menor de 26 años) que la condición de
alumno de alguna Universidad, de modo que para el transporte conviene
abonarse ya sea mensualmente o anualmente según los tiempos de estadía.
Cada ciudad tiene precios diversos para el uso de buses, trenes y metros que
varían entre €1, €1,50 el billete que dura 90-120 minutos desde la hora de
convalidación.

Si se es menor de 26 años conviene buscar tarjetas de descuentos que cada


Municipio pone a disposición de los jóvenes para obtener tarifas más bajas en
museos, festivales, muestras, centros deportivos, etc.

Respecto a la comida, Italia evidentemente es un país en el que se come


maravillosamente bien y no por tanto. De todas maneras, para la economía
doméstica es aconsejable comprar en los supermercados discount que se
encuentran en toda Europa, es decir: LDL, Eurospin, etc. que tienen cosas
bastante más económicas que la media, aunque no se encuentra tanta
variedad ni productos típicamente italianos de calidad. En las ciudades con
altas tasas de inmigración los negocios de árabes, hindúes y general la
denominada “comida étnica” puede ayudar también a ahorrar un poco,
sobretodo en frutas y verduras. De todas maneras Italia se caracteriza por la
gran variedad de alimentos que ofrece cada estación a lo largo de sus diversas
regiones.

Como en toda Europa, en Italia se encuentran casi todas las cosas que uno se
pueda imaginar, aunque hay objetos de uso diario que son notablemente más
costosas que en Chile, de modo que si queda espacio en la maleta, es
aconsejable traerlos. Productos de aseo, cremas, shampoos, etc. suelen ser
más caros, igualmente la papelería y objetos de escritorio, tecnológicos, ropa y
cosas de casa que de ser necesarios conviene comprarlos o en las mega
tiendas tipo IKEA, o directamente en los barrios chinos o mercados. También
existe una variedad de negocios de compra y venta por Internet en los que se
pueden encontrar oportunidades interesantes o lugares, dentro de las
ciudades, donde la gente deja cosas en buen estado que no le sirven; de todas
maneras la cultura del reciclaje no está tan extendida como en otros países
europeos de modo que el poder armar una “casa reciclada” depende en parte
de la buena fortuna y los buenos brazos para acarrear peso.

Salud, Hijos y otros detalles


El servicio de salud italiano es muy restrictivo respecto a la automedicación y
está lejos de ofrecer la cantidad de Farmacias y remedios de libre acceso a las
que estamos acostumbrados en Chile. Varios de los fármacos que requieren de
receta están subvencionados por el Estado, de modo que es imposible
conseguirlos sin presentarla. Por lo mismo si tienen prescripción de
medicamentos de uso permanente es recomendable que los traigan, dentro de
lo posible, desde Chile, con las indicaciones de la composición en caso que
deban buscar su homólogo en Italia, búsqueda que debe ser supervisada por
un especialista. Para el caso de las mujeres que toman anticonceptivos es
también recomendable que traigan algunas cajas con la composición, pues
para obtener la receta deben asistir a un ginecólogo autorizado (algo así como
inscrito en el Colegio Medico) luego de haberse adherido al Sistema Nacional
de Salud. Finalmente, respecto a la salud reproductiva y los hijos, en Italia el
aborto es legal y voluntario, todos los gastos de embarazo, parto, post-parto y
pediátricos son asumidos por el Estado (aún si no se es parte del Servicio
Sanitario Nacional e incluso si hay cualquier problema con el permesso di
soggiorno) y cada Municipio cuenta con una cantidad limitada de Salas Cunas
(Asilo Nido) pagadas, (unas más costosas que otras) para niños entre 0 y 4 años.