Está en la página 1de 14

MINISTERIO RESTAURACIÓN

CUENTO DE NAVIDAD

CHARLES DICKENS

GUION DE LA OBRA

[Seleccione la fecha]

2017

CUENTO DE NAVIDAD DE CHARLES DICKENS PROTAGONIZADO POR LA RED DE JÓVENES Y NIÑOS DE MINISTERIO RESTAURACIÓN

CUENTO DE NAVIDAD DE CHARLES DICKENS (ADAPTACIÓN MARIO IVÁN MARTÍNEZ)

-PRIMER ACTO-

NARRADOR: Había una vez un viejo prestamista llamado Ebenezer Scrooge, quien estaba peleado con la vida y con los hombres, y sobre todo con la época más gozosa del año la ¡NAVIDAD! (toma taza de té para la transición)

INICIO DE LA OBRA

EBENEZER: (Contando las monedas)

FRED: Bueenos días a todos (risas)… y feliz navidad tío Ebenezer

EBENEZER: Pff, Navidad (tono molesto) que tontería de fiesta. Vamos a ver, que derecho tienes tú a ser feliz, si eres un pobretón mm.

FRED: Pues entonces tío, que motivos tienes tú para estar de mal humor, ¡ERES UN RICACHÓN!

EBENEZER: (se queda sin respuesta) ¡Pamplinas! , ¿Qué quieres que haga? Si vivo en un mundo de ineptos (cae al suelo con hojas Cratchit) Mira no más, como ESE, como ese inútil asistente…pf Feliz Navidad (tono molesto) a todos esos tontos que ponen en sus labios lo de Feliz Navidad, ay les cubriría la boca con la cinta más pegajosa del mundo para (le quita las hojas a su empleado mientras dice…) CALLARLES la trompa durante TODO Diciembre, ya lo creo que sí.

FRED: Tío, la navidad es época de bondades, época de ca-ridad…y por eso digo, ¡Bendita Sea!

BOB CRATCHIT: (Aplaude) Bien dicho Señor, Bien dicho

EBENEZER: Te oigo otra vez el más ligero ruido procedente de ahí joven Cratchit y celebrará usted su navidad,

perdiendo el empleo

(Se levanta y retira de la mesa con papeles) ¡Ay, Sobrinito, que bien hablas! Me extraña que no te hayas metido de político.

FRED: Tío, no te enojes y ven a cenar con nosotros mañana

EBENEZER: Ya lárgate y déjame en paz.

FRED: Está bien, está bien, como quieras

EBENEZER: Así quiero

FRED: Sabes ¿qué?

EBENEZER: Que

FRED: Siento en el alma al verte tan solo. Tan amargado.

EBENEZER: (Se levanta con furia) Buenas tardes… (Le extiende el brazo) Sobrinito (le da palmadas en el rostro)

FRED: (Resignación con manos levantadas, y se retira de la sala mientras dice) ¿A ti si puedo desearte Feliz Navidad, verdad Bob?

BOB CRATCHIT: Claaaro Señor (Sale de su asiento y se acerca a él)…Feliz Navidad, lo acompaño, lo acompaño.

FRED: Gracias

EBENEZER: Otro perro con distinto collar. Gana cinco reales a la semana, tiene mujer, un hijo, y hablando de Feliz Navidad…No no no ese sí está, de atar.

BOB CRATCHIT: Por favor, Señora, pase, pase

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: Alabado Sea El Señor en esta casa

BOB CRATCHIT: Y bendito sea su Santo Nombre, Señora.

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: Buenos Días, soy Doña Epigmenia de Montes Claros, tengo el gusto de dirigirme al Señor, prestamista Scrooge, o al Señor Jacobo Marley

¡A trabajar!

EBENEZER: El Señor Marley ya es minero, Señora

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: ¿Cómo dice?

EBENEZER: A caso no sabe usted que mi socio ya está muerto, enterrado

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: Lo siento

EBENEZER: ¿Cómo no? Lo siente usted muchísimo

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: No dudamos viviente.

EBENEZER: Umm, Aquí viene lo bueno (refunfuña)

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: En esta festiva época Señor Scrooge, estamos tratando de crear un fondo, para comprar alimentos y regalos para los niños pobres. (Tono de voz aguda) ¿Por qué cantidad lo anoto?

EBENEZER: (Repite el mismo tono de voz) Por ninguna

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: Pero Señor Scrooge, algunos podrían morirse

EBENEZER: Pues que se mueran

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: (Se sorprende)

que su generosidad estará bien representada por su socio

EBENEZER: Y sí que se mueran, así disminuirá el exceso de población. Por ahí está la puerta Madame. Gracias, Gracias

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: No puede ser, es usted un majadero

EBENEZER: Ha sí, sí puede ser

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: Un tacaño, descortés y un verdadero majadero.

EBENEZER: Y ustedes son unos buitres, buitres, PIRAÑAS, PIRAÑAS. AHA

*Se aproximan los cantantes de villancicos, mientras regresa Beto. Golpean la ventana, Beto la abre y cantan los villancicos, Ebenezer se resigna, espera unos segundos y echa a los niños diciendo*

EBENEZER: Vayanse de aquí con sus ladridos, escándalos, ruidosos, vayan con sus ladridos a otra parte, A OTRA PARTE. AH… (Suspira de la molestia) Supongo que usted querrá todo el día libre mañana ¿no?

BOB CRATCHIT: ¿Si le parece Señor?

EBENEZER: Pues ¡no me parece! maltratado ¿no?

BOB CRATCHIT: (Se levanta molesto) Es solo una vez al Año Señor Scrooge

EBENEZER: (Lo desafía) Claro…la excusa perfecta para meter la mano en el bolsillo de uno (le da un golpe en el

brazo) cada veinticinco de Diciembre, ¿no? calle

*Suena la campana*

EBENEZER: Bueno ya, a volar, a volar, a volar, a volar.

BOB CRATCHIT: Gracias Señor.

EBENEZER: Y a ver si está aquí temprano a la mañana siguiente ¿eh?

BOB CRATCHIT: Así lo haré Señor Scrooge, gracias y Feliz…

EBENEZER: FELIZ-TA OTRA VEZ

BOB CRATCHIT: Gracias Señor, Hasta luego.

no me parece ni lo encuentro justo…Ah pero si le descuento se sentirá usted

Pero veo que no hay remedio… A este paso me va a dejar usted en la

-CAMBIO DE ESCENA-

(Se ve la casa de Ebenezer, música dramática)

NARRADOR: Más tarde entrada la noche en su habitación, Ebenezer Scrooge, al quedarse dormido, tuvo un sueño, en el cual vio a uno que parecía un fantasma, que arrastraba unas pesadas cadenas.

MARLEY: Dudas ¿de mí, no es cierto?

EBENEZER: EH… Tú no debes, ser más que una alucinación producida por un grumo de mostaza o un pedazo de carne sin digerir. Alrdedor tuyo…

MARLEY: ¡Silenciooo! No me reconoces imbécil, eh?, en vida fui tu socio Jacobo Marley

EBENEZER: ¿Por qué vienes a turbarme Jacobo?

MARLEY: Hombre de poca fe, ¿no ves qué? llevo las cadenas del dinero que forje en vida con el trabajo de otros. ¿No ves qué? Las hice eslabón por eslabón. Obsérvalas bien, AH, Estoy cautivo y con grilletes.

EBENEZER: Pero si tú siempre fuiste un magnífico hombre de negocios…

MARLEY: NEGOCIOS, Negocios, negocios, el bien de los demás era lo importante Ebenezer, generosidad, la piedad, la indulgencia

EBENEZER: No seas cruel con migo Jacobo, ¿eh? No te pongas poético por favor.

MARLEY: He venido para avisarte que puedes librarte de mi suerte

EBENEZER: ¿Cómo?

MARLEY: Tres espíritus se te aparecerán… sin su visita no podrás apartarte del castigo que yo sufro.

Espera el primero mañana al dar la una

EBENEZER: ¿Hasta la una? No podría recibirlos a todos juntos, y acabar con esto de una vez….

MARLEY: Espera el segundo la noche siguiente, y el tercero la otra noche… Cuando haya dejado de vibrar, la campana (Se agita) de las doce. La campana, de las doce

EBENEZER: ¿A dónde vas Jacobo?

MARLEY: (Grito de desesperación) *Sale de la escena*

EBENEZER: ¡JACOBO!

NARRADOR: El espectro salió flotando la oscuridad el aire estaba lleno de fantasmas, de pronto, todo quedó quieto y solo se escuchaba un lejaano villancico, que cantaban los niños, que por la tarde Ebenezer, había ahuyentado.

¿Qué pasará? ¿Recibirá Ebenezer Scrooge la visita de aquellos fantasmas, que le anunció el espectro, de su antiguo socio? No se pierdan nuestro próximo episodio, done continuaremos con Cuento de Navidad, de Carles Dickens. Aquí en Familia. *Mientras sigue sonando de fondo el villancico*

-SEGUNDO ACTO-

Recuerdan que la viejo prestamista Ebenezer Scrooge quien odiaba la navidad, se le apareció el fantasma de su socio?

Bueno…pues en la víspera de noche buena, este vino a advertirle que tres espíritus habrían de visitarle. Para cambiar su carácter ambicioso, y hostil.

*Suenan las campanas de medianoche*

EBENEZER: (Mientras señala su reloj) Pero no puede ser posible, no pude haberme dormido todo un día y parte de la noche.

*Aparece el primer fantasma*

EBENEZER: ¿Quién eres?

N.P.: Soy el fantasma de la navidad pasada.

EBENEZER: Pasadas ¿hace mucho?

N.P.: No, no, no, no, las pasadas tuyas (Se ríe)

EBENEZER: Y ¿Qué asunto te trae aquí?

N.P.: Tu bienestar. Levántate, ven con migo.

*Cambio de escena*

N.P.: ¿Te acuerdas de este lugar?

EBENEZER: Santo Dios que si me acuerdo, de joven fui aprendiz aquí

N.P.: Ya lo sé (Se ríe)

EBENEZER: (Se asombra) Ah, pero si es Don Justino Bonachón, Mi primer jefe espectro

DON JUSTINO BONACHÓN: Ebenezer, ven acá

EBENEZER: Ah pero si soy yo, soy yo espectro

DON JUSTINO BONACHÓN: Hijo mío se acabó el trabajo por hoy, se acabó, se acabó, se acabó.

EBENEZER JOVEN: (Se ríe y contenta)

DON JUSTINO BONACHÓN: Esta noche, es noche buena, vamos a echar los cierres en menos de lo que canta un gallo. ¡Fuera estorbos! Y que quede MUCHO sitio para bailar.

EBENEZER JOVEN: SÍ Señor

NARRADOR: Se barrió, ¡se amontonó la leña!, y el almacén quedó bien dispuesto para la fiesta….Entró un guitarrista, la familia Bonachón, Cuca la gangosa, y el cocinero. Luego todos rodearon a Don Justino, para el momento del baile

(DON JUSTINO BONACHÓN: Maestro, Cuquita, Señor)

DON JUSTINO BONACHÓN: Vamos amigos, a bailar todos.

(Aplausos)

DON JUSTINO BONACHÓN: Véngase Cuquita

(Mientras alientan as que salgan a bailar)

CUCA: No, no, no

DON JUSTINO BONACHÓN: Ahora es tiempo de desempolvarse un poco. (Bailan) Ahora un vueltita…

EBENEZER JOVEN: Bravo, Ahora sí va.

DON JUSTINO BONACHÓN: Ahí va, mi salto mortal…No, no, no, no me salió ahora.

EBENEZER JOVEN: Lo desconcentró usted

COCINERO: Ay perdón

EBENEZER JOVEN: ¡Vamos Jefe!

(Mientras Don Justino realiza su salto mortal)

EBENEZER JOVEN: ¿Qué paso patrón? Precisamente los años (risas)

(Mientras los demás toman asiento y conversan)

Haber Patrón… (Entrega las copas) Cuquita… ¿Un pastelito? Ay, ya lo estoy tirando

CUCA: Ay mire…Gracias

NARRADOR: (tono de alegría) Después de la danza, ¡vinieron juegos de adivinanzas!, y luego, sirvieron las pastelitos

de picadillo con pasitas. Y el ponche caliente, mmmmm invitados.

DON JUSTINO BONACHÓN: ¡ADIÓS! Nos vemos mañana (risas)

EBENEZER JOVEN: Cuquita

DON JUSTINO BONACHÓN: ¡Ay! Cuquita… muchas gracias por venir y Feliz Navidad.

CUCA: Ay muchas gracias Don Justino, no sabe cuánto (Abraza a Don Justino) se lo agradezco, lo lo quiero mucho, mucho, lo amo, lo quiero

DON JUSTINO BONACHÓN: Si, ándele, ándele, la acompaño, haber.

*Ebenezer camina a una silla y toma asiento*

EBENEZER JOVEN: La felicidad que me da mi patrón, es tan grande como cualquier fortuna, Dios mío gracias, gracias. Y bendice al bueno de Don Justino…Amén

Al sonar las once El Señor Bonachón, despidió a sus

N.P.: Ahora dime Ebenezer ¿Por qué si tu primer jefe fue tan generoso contigo, Ahora tu maltratas tanto a tus empleados, mm? ¡RÁPIDO! Tengo más que mostrarte

(Mientras Ebenezer se lamenta, toma de la mano al espectro y cambian de escena)

NARRADOR: EL prestamista Ebenezer Scrooge se vio de nuevo así mismo, habían pasado algunos años, y su rostro ya comenzaba a demostrar señales de la preocupación, y la avaricia. Estaba con una bella muchacha, en cuyos ojos había lágrimas chispeantes, a la luz que irradiaba, el fantasma de las navidades pasadas.

SARA: Poco te importo ya Ebenezer… Otro ídolo me ha desplazado

EBENEZER ADULTO: ¿Qué ídolo te ha desplazado Sara?

SARA: ¡El ídolo del oro!

EBENEZER ADULTO: Nada es más cruel que la pobreza… No entiendes

SARA: Pero le tienes demasiado miedo al amor…he visto desaparecer una por una tus más nobles aspiraciones… hoy la pasión por el dinero se ha apoderado de ti, ¿no es así Ebenezer?

EBENEZER ADULTO: ¿Y Qué? No puedes decirme que contigo he cambiado ¿o Sí?

(Sara se voltea molesta) Sara contéstame, ¿acaso sí?

SARA: Nuestro compromiso lo contrajimos cuando los dos éramos pobres, y poco nos importaba hacerlo… No es que siempre quieras ser humilde pero antes…eras otro hombre

EBENEZER ADULTO: ¡ERA UN NIÑO!

(Sara comienza a llenar sus ojos con lágrimas)

SARA: Lo que prometía felicidad, cuando nuestros corazones formaban uno solo, hoy está cargado de desdichas…. (Inhala) Lo he pensado mucho Ebenezer… ya no te amo

EBENEZER ADULTO: ¡¿Qué?!

SARA: Quiero dejarte en libertad… que seas feliz en la vida que has escogido (Se retira de la sala)

EBENEZER ADULTO: Sara… ¡SARA! ¡SARA!

EBENEZER: Espíritu no me enseñes nada ¡Más!, ¡¿POR QUÉ te complaces en torturarme?

hubiese gustado besar sus labios, haber soltado al aire las ondas de sus cabellos de los que un solo rizo fueran un

inapreciable lejano…Sara… ¿Por qué te fuiste?

N.P.: Ahora dime Ebenezer todo el oro que has acumulado en estos años ¿puede compensar el haber perdido al amor de tu vida?

EBENEZER: Sácame, Sácame pronto de aquí espectro, ¡TE LO ORDENO! NO PUEDO RESISTIRLO

NARRADOR: Ebenezer comenzó a forcejear con el fantasma, pero con un rápido movimiento el espíritu desapareció

(Ebenezer cae al suelo)

EBENEZER: Sara, ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué te fuiste? (llora y solloza)

No puedo resistirlo, ¡No puedo resistirloo! (se despierta asustado)

NARRADOR: Luego todo quedó quieto. Una vez más el viejo prestamista se encontró en su cama, y entonces quedo sumido en un pisado sueño, invadido de pasadas navidades, de su juventud

EBENEZER: Sara ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué te fuiste?

NARRADOR: Pero ¿Vendrán a visitarle los otros dos fantasmas prometidos?, No se pierdan nuestro próximo episodio, donde continuaremos con, Cuento de Navidad de Charles Dickens, aquí en familia. Hasta la próxima

OH Dios… cuanto me

-TERCER ACTO-

¿Recuerdan que al viejo prestamista, Ebenezer Scrooge quien odiaba la navidad, se le apareció el fantasma de su

socio?

durante tres noches para cambiar su carácter ambicioso y hostil. Después de la visita que le hiciera el fantasma, de la navidad pasada…. El usurero quedó sumido en un profundo sueño, invadido de pasadas navidades de su juventud.

*Comienza la escena con música*

N. PRESENTES: Hola Ebenezer, ven siéntate, no tengas miedo… (Toma una copa de ponche en su mano y la levanta)

Soy el espíritu de la navidad presente… Mírame, te gusta mi mesa de navidad, je je, seguramente nunca has visto alguien como yo

EBENEZER: Noo, nunca, nunca

N. PRESENTES: Ja ja, ah, es que nunca te has permitido disfrutar de estas fiestas. Pero ya es tiempo de irnos Ebenezer. Lo sabes ¿No es así?

EBENEZER: Lo sé espectro. Llévame… Estoy listo

N. PRESENTES: Sujétate fuertemente de mis vestiduras porque todo esto desaparecerá al instante. JAJAJAJAJA

EBENEZER: Espectro, más lento espectro… Tengo frío espectro, ¿Dónde estamos ahora?

N. PRESENTES: Volamos por encima de las calles el día de navidad… Pero escucha Ebenezer, escucha la música que

cantan los niños, observa la gente animosa aventándose bolas de nieve JAJA. Ahí me necesitan. ¡Cuidado! Vamos a planear

*Entran dos Señores con regalos en sus manos y chocan el uno con el otro, los regalos caen al suelo*

SEÑOR 1: FÍJESE POR DONDE CAMINA, ANIMAL (mientras recoge sus cosas)

SEÑOR 2: ¿Cómo me dijo?

pues en la víspera de noche buena, éste vino a advertirle que tres espíritus habían de visitarle,

Bueno,

SEÑOR 1: ¡Animal! (golpea la mano del otro, haciéndole tirar sus cosas) ¡¿ESTÁ SORDO SOQUETE?!

SEÑOR 2: Animal ¡LO VERAS!

*Los dos hombres quedan congelados gracias a que el espectro meneo el bastón sobre sus cabezas, produciendo que caiga sobre ellos un polvo que los transforma*

* Miran al frente al mismo tiempo y los dos hombres cambian de actitud y comienzan a ayudarse a recoger los regalos caídos pidiéndose disculpas*

SEÑOR 1 Y 2: ¡Ay!

SEÑOR 1: Le ruego me disculpe caballero, seguramente fue mi culpa

SEÑOR 2: ¡No!, seguramente fue la mía, mil perdones, tenga y Feliz Navidad

SEÑOR 1: Sí, Muchas gracias Señor, muy feliz navidad

*Chocan otra vez sus reglaos, pero no se caen esta vez*

SEÑOR 1 Y 2: ¡Ay!

SEÑOR 1: ¡ay! Después de usted

SEÑOR 2: No, yo no podría

SEÑOR 1: No, De ninguna manera, después de usted

SEÑOR 2: Después de usted caballero

SEÑOR 1: ¡Ya sé! Los dos al mismo tiempo

*Ambos salen de la escena de forma vertical en un mismo paso, sonriendo* *Espectro y Ebenezer sueltan una carcajada*

EBENEZER: ¿Qué sabor tiene lo que rocías, con esa antorcha espectro?

N. PRESENTES: El mío

EBENEZER: Y ¿Sirve para cualquier clase de escena, en este día?

N. PRESENTES: Para, Para cualquiera, si se ofrece con cariño, entre más pobre ¡mejor!

EBENEZER: Sí, ¿Por qué mejor?

N. PRESENTES: Porque es la que más lo necesita, acuérdate de lo que te digo… Sígueme (Salen ambos de la escena trotando)

NARRADOR: El espectro, le llevó a la casa de su empleado, Bob Cratchit, a quien Ebenezer, uff, maltrataba mucho.

*Comienza la escena con un ligero movimiento del bastón cuando Ebenezer y el espectro aparecen en la casa de Bob*

ESPOSA DE BOB: Bueno, ahora debemos dar gracias, ¿Mi amor?

BOB: Sí… Señor, bendice los alimentos que vamos a tomar, bendice a los que los preparan (ambos esposos se miran), y acuérdate de los que no los tienen, Amén.

ESPOSA DE BOB: Amén

BOB: No creo que exista un pollo mejor cocinado que este, ¡BRAVO POR MAMÁ!

ESPOSA DE BOB: No, je gracias

HIJO: ¡Bravo Mami!

ESPOSA DE BOB: Haber (toma un pedazo de comida)

BOB: Ha, pero se me olvidaba

ESPOSA DE BOB: ¿Qué cosa?

BOB: Antes tenemos que brindar por mi jefe, Don Ebenezer Scrooge

ESPOSA DE BOB: ¡Ay no Bob!

BOB: Mi amor, levanta tu vaso y brindemos

ESPOSA DE BOB: Ojalá hubiera venido a cenar, así le daré un trozo de mi imaginación para que se la comiese, ¡Sólo Dios sabe, que la necesito para arreglármelas con el sueldo que te paga!

(Padre e hijo se ríen)

BOB: Mi amor, es navidad

ESPOSA DE BOB: ¡Claro! Tenía que ser navidad, para que se beba la salud de un señor tan tacaño y tan cruel

BOB: Chiquita, no hables así delante del niño

HIJO: No, No te enojes mami

*El espectro agita su bastón sobre la cabeza de la Esposa*

ESPOSA DE BOB: Está bien (vuelve a su lugar), brindaré a su salud por ti, por el día, Pero no por él

BOB: Así me gusta… A la salud del Señor, Don Ebenezer Scrooge

ESPOSA DE BOB: (Exhala con molesta) A su salud

EBENEZER: Espectro… ese niño… se ve muy enfermo… ¿vivirá?

N. PRESENTES: Veo un asiento vacío, y una muleta sin dueño

EBENEZER: No, no

N. PRESENTES: Si el futuro deja intactas esas sombras, y ese padre no gana un mejor sueldo, el niño ¡morirá!

*Suena un trueno* Salen de la escena ambos

NARRADOR: De pronto fue una gran sorpresa para el prestamista, encontrarse en la casa de su sobrino ¡FRED!

*En la casa de su sobrino, están jugando frío o caliente con la participante que está adivinando se encuentra con los ojos vendados, para descubrir quién es quién*

FRED: Frío, frío, caliente, caliente

INVITADOS: Te atrapé… (risas) ¡OTRO, OTRO!

FRED: Bueno, bueno, está bien, el siguiente juego se llama el juego del Sí o del No, tú esposa mía comenzaras con las preguntas

ESPOSA DE FRED: (Asienta con la cabeza) mm, ¿Es un animal salvaje?

FRED: Noo

ESPOSA DE FRED: ¿Gruñe?

FRED: Sí

ESPOSA DE FRED: mm, ¿Se puede acariciar?

FRED: Uy no

ESPOSA DE FRED: ¿Es desagradable?

FRED: mm, Sí

ESPOSA DE FRED: ¿Vive en el zoológico?

FRED: Noo

ESPOSA DE FRED: mm, ¡Ya lo he adivinado! Estuvo muy fácil, Es tu tío Scrooge

*Risas de burla y aplausos leves*

FRED: Sí, bueno, bueno, creo que mi tío Ebenezer los ha hecho reír un buen rato así es que deseémosle una feliz navidad ¿no?

ESPOSA DE FRED: ¡Ay no! Yo no porque la verdad pierdo la paciencia con ese viejo miserable, que no hace ningún bien con su dinero

FRED: Ah, bueno, pues yo brindo por ¡mi tío Cascarrabias! tendrá que ablandarse

ESPOSA DE FRED: Ay amorcito, eres tan bueno y tan ilusoo (risas), ¿Ablandarse tu tío Ebenezer?, por favor

FRED: Bueno, no está prohibido soñar… Bien, y ahora que tal algo de música

INVITADOS: Sí, ya era hora Fred, Bravo por los solistas. (Comienzan a tocar la música con los instrumentos, y posteriormente bailan en grupo)

NARRADOR: Fred, empezó a hacer música y el viejo Ebenezer pensó, cuan afortunado era, al haber recibido de Dios, un sobrino como él.

*Regresan a la habitación de Ebenezer*

N. PRESENTES: Es hora de irme Ebenezer

EBENEZER: ¿Tan corta es la vida de los Espíritus?

N. PRESENTES: La mía termina esta noche

EBENEZER: (Se asusta) espíritu ¿esos niños son TUYOS?

N. PRESENTES: Son del hombre… Este niño es la ignorancia y esta niña es la pobreza, Míralos, ¡MÍRALOS! Gente como tú los ha creado… En su frente llevan escrita tu sentencia

EBENEZER: No me dejes espectro. ¡No te vayas!

*Ebenezer cierra el baúl, mientras queda confundido, Suena música dramática combinada con el sonido de un reloj*

NARRADOR: Alzando los ojos Ebenezer contemplo un espectro, Solemne, cubierto y encapuchado, que se acercaba hacia él, como la niebla sobre el sueño.

¿Será este el fantasma de la navidad por venir?

Cuento de Navidad, de Carles Dickens. Aquí en Familia.

-CUARTO ACTO/FINAL-

¿Recuerdan que al viejo prestamista, Ebenezer Scrooge quien odiaba la navidad, se le apareció el fantasma de su

socio?

durante tres noches para cambiar su carácter ambicioso y hostil. Después de la visita que le hiciera el fantasma de la navidad pasada y presente, el viejo Ebenezer recibió un espíritu, solemne y encapuchado, que se acercó a él, como la niebla sobre el sueño

EBENEZER: ¿Estoy acaso en presencia del fantasma de la navidad, por venir?

N. POR VENIR.: (Asienta la cabeza)

pues en la víspera de noche buena, éste vino a advertirle que tres espíritus habían de visitarle,

No se pierdan nuestro último episodio done continuaremos con

se burle de la navidad hasta su tumba, algún día

Que

Bueno,

EBENEZER: Fantasma futuro, me das más horror que ninguno de los espectros que hasta ahora he visto, ¿No me

hablarás?

N. POR VENIR.: (El espectro señala con su dedo la dirección de salida)

Esta

bien, guíame entonces.

NARRADOR: Penetraron en una parte oscura de la ciudad, y pronto llegaron a una lúgubre tienda. Ahí un hombre conocido como el perverso José, acariciaba su gato, el avaro prestamista reconoció a la vieja Rufina, quien había sido su trabajadora doméstica.

DOÑA RUFINA: ¿Puedo pasar José?

PERVERSO JOSÉ: He, Rufinita, dichosos los ojos, ¿Qué la trae por acá?, más regalitos de suu patrón. He?

DOÑA RUFINA: Pos claro, yo tengo derecho a velar por mis intereses ¿no?, él lo hizo siempre

PERVERSO JOSÉ: Eso sí, ¿viejo más tacaño?, no le pudo haber tocado como patrón Rufinita

DOÑA RUFINA: Ahí ta su diente de oro, y su ¡RELOJ!, y esta camisa es la mejor que tenía, de no ser por mí, lo hubieran mandado al hoyo con él

PERVERSO JOSÉ: ¿Cómo es eso, he?

DOÑA RUFINA: Pues querían ponérsela para enterrarlo, pero yo lo encuere otra vez. (Risas)

EBENEZER: ¡DIOS MISERICORDIOSO, TEN PIEDAD!

DOÑA RUFINA: Y fíjese, que nadie se presentó pa´ velarlo, mas que su sobrino, y su empleadito

PERVERSO JOSÉ: ¿Cuál he?

DOÑA RUFINA: El tal Bob Cratchit, al que se le murió el hijo por no poder pagar el médico

EBENEZER: No

PERVERSO JOSÉ: Pues con el sueldo que le pagaba ese miserable, no me extraña

DOÑA RUFINA: Cuando se fueron, ahí lo deje solo y desnudo, como se merecía (golpe al costal, y escupe al piso)

PERVERSO JOSÉ: Aquí tienes, su cuenta Rufinita

DOÑA RUFINA: ¡Ay, pero JOSÉ!

PERVERSO JOSÉ: Ay, bueno, bueno, pero ni un centavo más

DOÑA RUFINA: (se ríe estrepitosamente)

PERVERSO JOSÉ: ¡Ay José! Siempre eres débil, con las mujeres guapas, ¿Dónde quedaste mugres?

EBENEZER: ¡Oh! Espantosa muerte, aleja de mí tu altar, revestido con los terrores de mi futuro

*CAMBIO DE ESCENA*

NARRADOR: En un momento fugaz, el espíritu de la navidad por venir, lo traslado al cementerio, se colocó entre las tumbas y señaló hacia una. El avaro leyó su nombre en la lápida abandonada, ¡Ebenezer Scrooge!

EBENEZER: (Se aterra por lo que ve) No, no puede ser… no espíritu no me hagas esto ¿he?, intercede por mí te lo ruego, ya no soy el mismo, dime que puedo postergar lo que está escrito en esta piedra. No te vayas espectro, no te vayas, ¡no me dejes! ¡ESCUCHA MI SÚPLICA VIVIRÉ EN EL PASADO, EN EL PRESENTE, EN EL FUTURO! Pero, perdóname…. ¡PERDÓNAMEEEE! ¡PERDÓNAMEEEE! ¡PERDÓNAMEEEE!

¡PERDÓNAME! (Despierta del sueño)

NARRADOR: Ebenezer Scrooge, se encontró de pronto en su cama, completamente solo, suya era la cama, y suya era la habitación, y lo mejor, ¡es que el tiempo que le quedaba por delante, también era suyo! ¡Y en él podía enmendar sus ERRORES!

EBENEZER: Alabado sea Dios, ¡ALABADO SEA DIOS Y LA NAVIDAD POR ESTO!

(Se asoma por la ventana) ¡Hey tú, muchacho! ¡Muchacho! ¡¿Qué día es hoy?!

MUCHACHO: Pues el día de navidad, Señor

EBENEZER: Aaay, ¡No me lo he perdido! ¡¿He, Sabes dónde está la Poyería?!

MUCHACHO: Sí Señor

EBENEZER: ¡¿Quieres ganarte tres coronas?!

MUCHACHO: ¡TRES CORONAS!

EBENEZER: Sí Señor, tres coronas… Ve y compra el pavo más grande que encuentres, Uno, dos, tres o a lo mejor ¡CUATRO!

MUCHACHO: ¡GRACIAS!

EBENEZER: Y diles que lo traigan aquí ¡he!, yo les daré señas de donde llevarlo, ¡PERO ANDA NIÑO, ANDA!

MUCHACHO: Sí Señor (Sale corriendo)

EBENEZER: Se lo enviaré a Bob Cratchit, ¡Si señor! sobrino mío (Ríe de felicidad)

(Sale de la habitación y se encuentra con su empleada en las escaleras)

EBENEZER: Rufinita….¡Feliz navidad!

DOÑA RUFINA: Oh, no puedo creerlo (sale corriendo despavorida) - ¡ESTÁ LOCO DE REMATE!

EBENEZER: (RISAS) Mi adorable señor Rufinita, es la criatura más hermosa que haya conocidp jamás!, Baile conmigo señora Rufinita, baile conmigo

DOÑA RUFINA: ¿¡Qué le pasa Señor Scrooge!? (Le da un golpe en la cabeza) ¡Suélteme!, de verdad se volvió loco ¡AUXILIO!

EBENEZER: Que encantadora mujer (risas)

NARRADOR: Ebenezer Scrooge salió a la calle. De pronto, vio venir a la dama de la caridad, que había ofendido en su despacho ¡Un día antes!

EBENEZER: ¡Ay! Doña Epigmenia de Montes Claros. ¡Muy buenos días tenga usted! ¿Cómo está?

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: Bien gracias

EBENEZER: Señora mía, espero este teniendo éxito en su colecta ¡MUY PERO, MUY FELIZ NAVIDAD!

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: ¿Es usted el Señor Ebenezer Scrooge, el prestamista?

EBENEZER: Así es, Así es, y me temo que mi nombre no le sea del todo agradable madame, ¡Lo sé! Le ruego me perdone, y se sirva usted aceptar, este humilde donativo para su causa

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: ¿Habla usted en serio?

EBENEZER: ¡Sí!

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: ¿Se siente bien?

EBENEZER: Mejor que nunca, Dulce, ay dulcísima Señora. Permítame darle un beso

DOÑA EPIGMENIA DE MONTES CLAROS: No, no, no como cree

EBENEZER: No, no faltaba más, ¡Permítame darle un beso!

NARRADOR: La mujer cayó desmayada entre la nieve, después de levantarla galantemente, Ebenezer la invitó a casa de su sobrino, y que maravillosa reunión, pasaron en cálida armonía familiar.

A la mañana siguiente en el despacho, sonaron las nueve, y Bob Cratchit su asistente, no llegaba

*Ebenezer se asoma por la puerta esperando la llegada de su asistente, al ver que se aproximaba corrió apresuradamente a la mesa de su oficina*

EBENEZER: ¡Muy bonito! ¡Muy bonito Joven Cratchit ¡¿Qué es esto de llegar a esta hora?!

y me pondré en mis mejores galas e iré a cenar con ese buen

BOB: He llegado tarde Señor, perdón

EBENEZER: Acércate, Acércate, pues no estoy dispuesto a consentir esto por más tiempo ¿me oyes? Así que por lo tanto… por lo tanto te subiré el sueldo… Muchacho… Bob quiero que enciendas las chimeneas porque hablaremos

de tu futuro con una taza de ponche caliente, pero abrázame ¡Abrázame muchacho! ¡Abrázame! adelante serás como un hijo para mí

NARRADOR: Las palabras de Ebenezer eran tan sinceras, que no admitían duda… Fue un segundo padre para el hijo de Bob Cratchit, quien ¡No murió!

PERSONAJE 6°: Se hizo tan buen amigo

PERSONAJE 5°: Tan buen amo, tan buena persona

PERSONAJE 4°: Como el mejor que se conociera en la vieja ciudad

PERSONAJE 3°: Algunos se reían al verle tan cambiado

PERSONAJE 2°: Pero no le importaba porque también en su alma, se reía con ellos

PERSONAJE 1°: El viejo Ebenezer, no volvió a tener trato con los espíritus, y desde entonces siempre se dijo, que si alguien sabía celebrar la navidad, ese alguien, era él… Ay ojala se diga lo mismo de nosotros no niños, de todos nosotros.

TODOS: ¡FELIZ NAVIDAD!

PERSONAJE 1°: ¡Los regalos!

Es solo una vez al año

Que de ahora en

NOTAS: EXPLICACION DEL RELATO BIBLICO DEL RICO Y EL LAZARO, CON TINTE EVANGELISTICO. ACLARAR, EXPLICAR ENSEÑAR, NO ES NUESTRA CREENCIA LO PRESENTADO, PERO ES LA ADAPTACION DEL CUENTO DE NAVIDAD DE CHARLES DICKENS