Está en la página 1de 5

Sapiens Research

Boletín Científico
Vol. 2(1)-2012 / pp: 36-40 / ISSN-e: 2215-9312
Sapiens Research Group

Sociologando: Configuraciones sociales y teoría social
Social settings and social theory
Flabián-Héctor-José Nievas (1963, argentino-Universidad de Buenos Aíres)
flabian.nievas@gmail.com

Resumen ciencias naturales comenzaron a emerger las sociales. “No sólo había
En este artículo se revisan las condiciones de emergencia de las ciencias espacio para lo que hemos llegado a llamar ciencia social, sino que había
sociales, fundamentalmente en uno de sus supuestos que es la existen- una profunda necesidad social de ella” (Wallerstein et. al., 2006:11). En
cia organizadora y delimitadora de los estados-nación. A partir de esta general se ha reconocido como tal necesidad, a partir de la emergencia
2
impronta, y dadas las transformaciones que han operado en particular de una sociedad de masas crecientemente urbana , el control sobre las
desde el último tercio del siglo pasado, que han tenido como efecto el mismas; control que operaba en un doble registro: desde el estado, cons-
desplazamiento del estado del centro de la organización del orden so- tituyendo la “razón política” (Foucault, 1991), y desde la gestión directa e
cial, se argumenta sobre la necesidad de dar un nuevo marco a la teoría inmediata de la clase dominante en cada ámbito concreto en que los
social. Para ello se hacen breves referencias a las indicaciones que ya procesos sociales desarrollaban su entramado histórico. Las ciencias
existen en tal sentido, y se postula, finalmente, la necesidad de revisar el sociales nacieron sobre esa matriz de necesidad, en la que, como telón de
cuerpo teórico elaborado por Marx y Engels, por ser un instrumento fondo, operaba la gran estructuración de las relaciones de dominación,
dúctil para el escenario del siglo XXI. que es el estado nacional, de relativamente reciente constitución en
dichas sociedades. Es por ello que las referencias a las sociedades están
Palabras clave: capitalismo, estado, globalización, Marx, teoría social. indeleblemente delimitadas por las fronteras políticas de los estados, de
Recibido: 04-11-2011 → Aceptado: 27-12-2011 modo que la alusión a la sociedad era, dependiendo del autor, a la socie-
dad “francesa”, a la sociedad “alemana”, “británica”, etc. Los límites
Cítese así: Nievas, F. H. J. (2012). Configuraciones sociales y teoría social. estatales eran autorreferenciales para la definición de la sociedad.
Boletín Científico Sapiens Research, 2(1), 36-40.
La historia, la economía-política (más tarde separadas en economía y
Abstract ciencia política), la sociología y la antropología no escaparon a ese cuño
This article reviews the conditions of emergent of the social sciences; inicial en que se organizaron las estructuras de las sociedades europeo-
primary in one of its assumptions is the existent organizer and anchor of occidentales, el estado-nación. Una estructura compleja en la que se
nation-states. From this mark, and given the changes that have occurred pretendió enmarcar la nación, sin mayor mensura de su densidad históri-
in particular in the last third of the last century that have had the effect ca que las de los centros de poder social y político regional y las relacio-
of moving the state from the center of social organization, it is argued nes de fuerzas que operaban entre estos. Este modelo, ya problemático
on the need for a new framework of social theory. This will make brief en su origen (tanto onto como filogenético), se expandió junto a las rela-
reference to the indications already exist in this regard, and it is postu- ciones asociadas a sus inicios: las relaciones capitalistas. El capitalismo se
lated, finally, the need to review the body of theory developed by Marx extendió por el globo, transformando o subsumiendo otros modos de
and Engels, as a supple instrument for the stage of the XXI century. producción, pero constituyéndose en el motor del nuevo sistema-mundo
emergente.
Key-words: capitalism, globalization, Marx, nation-state, social theory.
Independientemente del grado en que se impusiera, el modelo de esta-
Introducción do-nación lo acompañó, incluso a regiones en las que constituyó un pal-
La teoría social es tributaria del nuevo orden emergente que circa los 3
mario fracaso . En regiones como África subsahariana, Medio Oriente o
siglos XVI-XVII. Como toda reflexión, sucede necesariamente en el tiempo algunas regiones de Asia, la alta inestabilidad estatal es un dato de senci-
a la acción. Heredera de la filosofía social, que agotó su potencial en el lla corroboración histórica. No obstante, ha sido, probablemente, debido
Iluminismo, cuando les philosophes demolieron los fundamentos ideoló- a que tal generalización operó como obstáculo epistemológico, que, pese
1
gicos del ancien régime , y tras distintos ensayos y aproximaciones, hacia a que el estado nunca estuvo invisibilizado, se haya prestado poca aten-
mediados del siglo XIX se conformaron las principales disciplinas sociales, ción a la matriz estado-céntrica de buena parte del pensamiento expre-
generando sus propios y particulares cuerpos teóricos. Durante ese rela- sado como teoría social. Esto puede apreciarse en las diferentes discipli-
tivamente breve intersticio, una álgida disputa entre distintas formas de nas que se estructuraron. La historia, si bien superó la hagiografía, se
procesamiento de la experiencia fue volcándose progresivamente a favor
de la constitución de la ciencia, como formato de pensamiento y conoci-
miento, en detrimento de las formas especulativas que, aunque perdura- 2
Aunque por entonces dicha población rondaba el 20% del total, variando según
ron, perdieron gran parte de su legitimidad previa. Al amparo de las las regiones del planeta, este fenómeno afectó decisivamente los países occidenta-
les de Europa, que fueron la cuna de la teoría social, en particular Francia, Inglate-
rra y, poco después, Alemania e Italia y, en menor medida quizá, también Estados
1
De la gran cantidad de bibliografía existente sobre los alcances del Iluminismo, Unidos.
3
sigue siendo difícil de superar la antigua pero muy ajustada síntesis de Zeitlin La noción, comparativamente nueva, de “estados fallidos” da cuenta de este
(1986). fracaso.

http://www.sapiensresearch.org/
http://issuu.com/sapiens-research
http://www.facebook.com/pages/Boletin-Cientifico-Sapiens-Research/181844285178334
36/40

conjuntamente con Engels llamó tempranamente a la supre- misma. no lograron conformar un importante pensamiento so- incluyamos en la lista de los fundadores de esta disciplina. etc. intereses de dicho país en ese momento histórico. relaciones sociales. las relaciones entre ellos. en apariencia ajena en sus moldes pensamiento fue elaborado en función de éste. arroja tado entre 1904 y 1909. dando formato así al 4 estudio de la producción y transacciones a partir del modelo nacional . que junto a la creciente administración estabilizados y. Podríamos diferir en los autores que los anarquistas. teorizaciones. Aunque considera al estado. a la fecha. es que el la realidad del estado nacional europeo —y tal vez también del norteamericano— líder carismático tan ansiado llegó en la figura de Adolf Hitler. Pero no sólo apareció el estado como establecida entre “sociedad militar” y “sociedad industrial” tornaba evi- objeto de estudio sino (que es lo que nos importa) configurando las for. estructurando corrientes historiográficas asociadas su acérrimo liberalismo era expresión (no digamos que voluntaria) de los a países (estados). Quizás esto es más eviden. ocurrió” (Wallerstein et. condenada por la historia. tras la guerra perdida frente a Prusia y el primer gobierno herencia decimonónica. que demuestran tener capacidad de organización socio-espacial: de Giddens (1997) acerca de los problemas históricos alemanes que empresas transnacionales. disuelta Sostener que las principales corrientes sociológicas son estado-céntricas en 1872. ONG. que él deseaba Los nuevos entramados que se conforman en el proceso de lo que gené- para el desarrollo alemán (recuérdese que fue uno de los tantos intelec. tivamente se titulaba La riqueza de las naciones. Sección Sociologando: Configuraciones sociales y teoría social. Las tensiones reinantes en Francia. Joas señala que “Alain Touraine y Anthony Giddens han reprocha- de la economía nacional. Así. editada póstumamente como Historia de la como síntesis la aparición de numerosos estados (algunos muy peque- educación y de las doctrinas pedagógicas. distintas fuerzas y actores. Este formato soportó las máximas tensiones en el te en los cursos que dictaba. Bolivia. su Spencer el estado tiene un indisimulado papel central: la diferenciación devenir. la desaparición de otros. do por igual a la sociología clásica que con su concepto de «sociedad» sólo exprese 5 La paradoja histórica. Esta que enfrenta el pensamiento estado-céntrico. a la inadecuación más fuerte de la época en Europa. centrados ahora en indagar “lo que realmente También. (Otras corrientes que confluyeron en dicha organización. nacida a mediados del XIX . 4 6 Las nociones de librecambio y proteccionismo están vinculadas a las necesidades En tal sentido. Sapiens Research Boletín Científico Vol. ni de nación alguna. a las que externa (Canadá.. indica la influencia del medio social en la elaboración de la teoría weberiana. sin que por ello sea necesario (ni posible) desechar la rica blica Francesa. debido. Aunque no se trata de una absoluta dominación a la situación alemana previo a la república de Weimar. Italia. la reunificación de territorios y la tensión Francia (1992). al menos. pero quizás resulte más atendible pensar en que no terminaba de sucumbir como sistema político-social. La evolución pedagógica en ños). la defensa de la educación pública. que obedece a nuevos patrones. 1977). pues hubo advertencias tempranas sobre este nuevo entrama- luego se reflejaría en ésta: la dominación tradicional era la propia de los do (Lacoste. producto de una monarquía mismo de cuño neoliberal—. mente tanto Durkheim como Weber no faltarán en ninguna enumera- ción. laica y común. en lo fundamental. sión de fronteras con la famosa convocatoria del Manifiesto del Partido Comunista (1848) a la unidad mundial del proletariado. por Flabián-Héctor-José Nievas 37/40 . sólidamente sostenida por Giddens. curso dic. aún no totalmente rato estatal creado por Bismark. En marco de la guerra fría. narcotráfico. carecía de rumbo político. 2006:18) versaban en torno al estado. las comunas de Paris y de Lyon. o el curso de 1895-96. capital financiero. mente elocuentes en el sentido que estamos argumentando. es un fuerte indicio en tal Vastísima es la literatura sobre la crisis del estado —buena parte del sentido. al. ligada al apa. con la excepción de Marx. reajuste que en crisis. y finalmente la carismática. Por teóricos a esta impronta. a Transformaciones del entorno social qué nos mantiene unidos en un cuerpo social. es el manifiesto condicionamiento de entre la delimitación estatal y el asiento espacial de la/s nación/es (nunca la elaboración del pensamiento de Durkheim. La impronta del estado nación. sino que todo mas de pensamiento. ciológico posterior). plasmado tosca- Estado y teoría sociológica mente en 1864 con la Asociación Internacional de Trabajadores. y el movimiento obrero anticapitalista salvo casos excepcionales. La La figura anómala (que tampoco se sitúa estrictamente en la sociología) antropología surge al calor del colonialismo (política de estado de las es la de Karl Marx. influyeron en. Uno de los fenómenos que tesis. la racional-burocrática. Turquía. de la que Weber no es en absoluto responsable. un republi. ricamente se denomina “globalización” dan cuenta de las limitaciones 5 tuales que apoyó vigorosamente la primera conflagración mundial) . no totalmente definidos. como requiere una breve fundamentación. que conocemos con el nombre de segregacionista en muchos otros que aún no cambiaron de geometría El socialismo (1987). es muy sugerente la tesis estados. La forma estado-nación nunca cuajó plenamente. no puede decirse que su metrópolis). también está indeleblemente marcada por la el contrario. El sistema social mundial reconoce hoy. 2011). dente no sólo que Inglaterra era el modelo de esta última. Finalmente. además de los en las antípodas del pensamiento del francés. obrero de la historia. 2(1)-2012 / pp: 36-40 / ISSN-e: 2215-9312 Sapiens Research Group “nacionalizó”: los relatos. producto de la acción de les concede el diagnóstico pero discrepa en la prognosis. entonces comenzó un proceso de readecuación que. hoy se hace evidente esta reterritorialización de las junkers. 2005:170-1). es decir. que en los trabajos que publicó en vida. del siglo XIX” (Joas. pero segura. la sociología. Desde tal sentido. parte de su teorización. ha dado forma- 6 to a la teoría social. La economía-política nació con una obra que significa. resultan suma. canismo no totalmente instalado. etc.). El hecho de que su preocupación casi permanente girase en torno al lazo social. a diferencia de lo que ocurría En el caso del sociólogo alemán. aunque pueda parecer paradójico. distintos actores. el holismo metodológico es consistente con el nalidad de los mismos a inicios del siglo XXI deben dar lugar a nuevas intento de institucionalización que significó el inicio de la Tercera Repú. liga los tipos de (Méndez del Valle Gutiérrez. en consecuencia. en el que debate las posiciones marxistas. cuyo individualismo metodológico está durante el siglo XIX y buena parte del XX. Los cambios en la funcio- En el sociólogo francés. totalmente estáticas). en el pensamiento de H. tras la cual muchas de ellas estallaron. que novedad.

todo ello hace que de manera hoy más pronunciada que en cluyente. en ocasiones. 2001:171-200): los estados. quizá. situación por demás esperable. a las grandes teorías decimonónicas. el materialismo dialéctico/histórico parece menos. las configuraciones sociales deban remitirse a espacios territoriales más complejos que el estado-nación. Sapiens Research Boletín Científico Vol. tiene particular fuerza en América Latina. se han rearticulado sujetos de algunos derechos básicos. de confusión. sostiene que el repensar los problemas es parte de la la perspectiva desde la cual se enuncia la denominación de los mismos. Dado que es imposible las empresas multinacionales. han surgido o resurgido enfoques. originaria de Argentina. no la realidad. pero guerra. los estados han desarrollado parece una obviedad desde una perspectiva materialista. 2008: 71-105). signar como críticas no transita una forma heteroestatal. simo lugar de los fundadores de la disciplina. pues hasta las casas matrices suelen cam. trata de sado y llave para el siglo XX) u otros que no lograron ocupar el destacadí- personas. en ocasiones llamadas “contrainsurgentes” o “sucias”. perdemos los patrones de identidad colectiva efectivamente operantes y las dinámicas de las tensiones que ello genera. desde mi punto 8 La identificación de éstos como resistentes. 2(1)-2012 / pp: 36-40 / ISSN-e: 2215-9312 Sapiens Research Group 7 mejor expresa esta limitación es. prácticas que conllevan a la disolución de sus propios fundamentos. por las particularidades propias que modo que la identificación a priori de sociedad con estado resulta. es valioso revisar las potenciali- 11 al territorio estatal la identidad primaria de los grupos humanos . pero aún más. to marxista. De dades de la misma. resultó más denotativo del fenómeno de inadecuación teórica que pueden definirse con relativa claridad: estados. Sin embargo. No obstante. 9 movimientos de capitales . como la localización nacional de los capitales recido. Elias (aunque éste ocupa un lugar “gris”. aunque provocativamente pregunta La poderosa Bunge & Born. empresas militares que una respuesta al mismo. En este caso.). 2006:57-97). 2007: 115). parte de la negación de pensarlas desde los moldes pueden mitigar (Méndez del Valle Gutiérrez. Esto estas guerras “difusas” (Nievas. 7 Repensar. Tarde. hay todavía muchos intelectuales que se sitúan en las corrientes post- básicamente la instauración y el resguardo de derechos relativamente modernas. Organizada desde la constitución de los estados-nación europeos en torno a sí mismos (desle. Las necesarias modificaciones del pensamiento gitimando los conflictos internos confinándolos a la escala del “delito”. concurrente con otros tales como el deslizamiento de recurre en muchas ocasiones a autores hasta hace poco relativamente determinadas funciones otrora estatales a ONG. es el pensar en movimiento. de Israel y Estados Unidos). siempre explícitas. la guerra . desechar la teoría clásica. o la pretensión de circunscribir en todos los casos como base de las nuevas concepciones. conlleva acciones todas éstas intentan dar cuenta de las transformaciones operadas desde estatales que niegan los principios de territorialidad. australianos. 10 en que se estructuró. Y su pro- 9 Por ejemplo. Su renuncia explícita a los “grandes relatos” irreconciliables en el plano político. soberanía y autode. iraquí o iraní a un kurdo. este ha sido el síntoma que ha expresado el pen- árbitros superiores a sí mismos. narcotrafi. reconocer Actualmente. lo que dio lugar a la teoría del sistema interestatal antiguas categorías los nuevos fenómenos sociales. lo que resulta infruc- como esencialmente anárquico (Waltz. que tienen fuertes vínculos con las estructuras estatales. Ciertamente se Este fenómeno. en el desarrollo de mos: lo que estallaban eran las categorías cognitivas. Esto queda patentizado En esta etapa de intento de reconfigurar el pensamiento social ha reapa- en ciertos anacronismos. “¿Qué es África?” y “¿Existe la India?”. universales de su población. teniendo potestad punitiva sobre estos hechos). asesinatos y secuestros (concretamente en los casos ble en este espacio hacer un recuento satisfactorio de toda la variedad. implica la vulneración Asimismo. hecho que difícilmente las fronteras estatales en una ciencia social. aunque tiene brotes en todo el alemanes o del país que sean. En tal sentido. y otros han cobrado fuerte e inusitado impulso. actividad corriente de la ciencia. hay en todas rémoras. también. El desarrollo de este tipo de guerras. La pérdida del pretendido monopolio dad social operaba. y de tendencia a reducir a las relegada a los mismos. a En tal sentido. no terminación. el pensamien- (hoy es absurdo mencionar capitales estadounidenses. de la emergencia de estas nuevas perspectivas. desde varios puntos de vista. luego de ser declarado estéril e inservible. épocas pretéritas. el último tercio del siglo pasado. la desterritorialización de la con sus matices. más allá de la contradicción que encerraba (pues legítimo de la violencia. etc. las especulaciones realizadas en la bolsa de Nueva York tienen puesta. incluso en buena medida también lo es de mundo. pues aún como fondo de crítica ha de operar 10 biar de localización) . que ya no se ciñe a “teatros de operaciones”. como Simmel. insurgentes. terroristas. sin tuoso. Un reverdercimiento que. y su sede en las Bermudas. la guerra quedó periodo de desorientación. la geopolítica asiste “a una radical transformación de una de las tradicionales funciones y atribuciones del estado-nación moderno: la guerra” Wallerstein nos invita a impensar las ciencias sociales “debido a que (Romero-González y Nogué i Font. de hecho. llegando a instituirse legalmente la aplica. problemática e insuficiente en la mayoría de los casos. muchas de sus suposiciones —engañosas y constrictivas. Sección Sociologando: Configuraciones sociales y teoría social. tendiente a la eliminación de las disciplinas para la refundación impacto en otros puntos del globo. La fragmentación que se situaba en la reali- 8 privadas y grupos paraestatales . la implicación de los olvidados. Paralelamente. en sus exploraciones y agudas 11 Resulta impropio e improcedente. o como turco. ya que nada se produce de la nada. impensar. tener una riqueza aún inexplorada como fuente de pensamiento. Para ello contaban con el monopolio (las teorías generales). tiene hoy su casa matriz en Brasil. categorías que funcionaron durante más de un siglo de manera casi ex- nizador). Sería imposi- ción de tormentos. cuanto argumentaré seguidamente. es Cuando tales transformaciones ocurren. nuevas claves para reinterpretar esta realidad esquiva y volátil para las caciones étnicas (principales fuerzas actuantes con creciente poder orga. las intrincadas redes de ilegalismos. por Flabián-Héctor-José Nievas 38/40 . cantes u otras denominaciones depende de cada caso particular y. en la configuración perceptiva de los mis- legítimo de la violencia es evidente. pero sí muchas con la participación de tres actores general). lo esperable inicialmente es un decir. En lo que va del siglo prácticamente no ha habido la supuesta imposibilidad de construir teorías generales era un postulado guerras interestatales. Apegándonos a la identificación estatal. montado como “bisagra” entre los grandes pensadores del siglo antepa- mente caracterizadas como “crimen organizado” (narcotráfico. En gran medida. “chileno” a un mapuche. y espacios. buscando en todos ellos más allá de su funcionamiento para-legal. de vista— están demasiado arraigadas en nuestra mentalidad” (2007: 3). el resurgimiento de las identifi. dirimían por la vía bélica sus asuntos samiento “post-moderno”. general.

tado hace casi medio siglo acerca de los alcances de la categoría “forma- cias sociales de hecho viene operando. 2002). 13 Esto está sumamente presente en los llamados “autonomistas”. en disciplinas tan diversas como la geografía. Se trata. la sociología. quizá. esta política. el marxismo ofrece la peculiaridad de un pensamiento no estado-céntrico. delimitan a los mismos. allí donde ya imperaba. de los que no se ha podido establecer pensamiento social. casi no existen dudas de que la de la misma. son transformacio- pero con menor énfasis. expresado en otras palabras. especialmente en la última década del siglo pasado. tal enfoque denota. no únicamente como su forma dineraria). más allá de las menciones realizadas. 2006:137-80). cuya evolución es necesa- Las riquezas de la anomalía riamente más lenta que los cambios en el entorno que han ocurrido en Ya fue presentado el marxismo como un pensamiento relativamente los últimos dos siglos. del ámbito solidario de la familia a instituciones privadas especializadas. nes. res. 1973) daba cuenta de la lo mejor posible. la astrofísica. En el otro extremo de la escala vital. que estaría. Sereni et. en un plano de no exclusión de ámbito. Fenómenos que ponen al estado. de ma. No es economía política. así como la nuclear y la minera tienen efectos sobre larmente en clave de complejidad. para Marx. la ciencia para comprender las crisis económico-financieras internacionales. Crítica de la economía política”. hay tienen una presencia efectiva pero no definitiva. demuestra no estar preparado. Aunque de manera Sin adentrarnos en lo más obvio: que otorga excelentes herramientas esperable haya sido inicialmente apropiada por la economía. dan cuenta no solo de la potencial universalidad humana en los cambios del medio natural. En esta dirección. el materialismo dialéctico (no el histórico). Sapiens Research Boletín Científico Vol. sión permanente (Marx. sino de sus aún inexploradas posibilidades teóricas. esa forma matri. el cuidado de los ancianos va pasando progresivamente 12 Fenómeno del que no están exentas las ciencias naturales (Prigogine y Stengers. de centrarlo en la luego de constituidas las disciplinas. se redujo al espacio de un país. sino que. jardines maternales. 2003). al. La imposibilidad de delimi. intensidad y “captura” de contrario. Que la teoría social se haya constituida en un patrón estado-céntrico no entraña un “defecto” o una distorsión por parte de la misma. de esta sólo es insostenible empíricamente sino que no hay ninguna tendencia peculiar forma de organización de los vínculos. obra de Marx sugiere ya esta dificultad: “El capital. Ir asu. Si. brinda un adecuado marco de explicación para los te el siglo XX. para la que el humano. De hecho. Aquí vale hacer dos puntualizacio. por entonces (en plena guerra fría) importante. necesidad. podemos decir que todo pareciera indicar que. una etiología precisa. Woods y Grant (2002) hacen extensiva esta posibilidad a las ciencias naturales. imponiendo como adecuación a las transformaciones que ocurren en el distintos de sí. Sección Sociologando: Configuraciones sociales y teoría social. 2(1)-2012 / pp: 36-40 / ISSN-e: 2215-9312 Sapiens Research Group Sin pretender brindar respuestas sino tan solo tratar de orientar las pre. Aunque el propio Marx multi y la interdisciplinariedad. Esto no significa el desconoci- miento del estado como un factor de extrema importancia. con su capacidad de dimanar ciones transdisciplinarias (García. en la que los estados que pueda llevarnos a sospechar de tal eventualidad. aún a pesar de perder consistencia teórica. supone avanzar en el camino de investiga. de alcance nacional o. La mayor duos de la especie. y alientan desde hace tiempo. tal inadecuación se manifestaría primariamente en algunos indivi- tarlo a un campo disciplinario específico es un dato de origen. bajo su égida. 15 do sin tomar el poder”. por otra parte. la antropología y la historia. tarea a la que pensadores como Morin (2007) partir de la dinámica del capital (entendido éste como relación social. otrora se gestionaban por vínculos no capitalistas . Lo central y potente de dicha teoría es que organiza su percepción a miendo la complejidad. desarrollo lógico tras la órdenes de relaciones allí donde se aposenta. es necesario prestar especial atención a ciertos fenóme. su influencia. entre otras cuando no se pueda dilucidar el grado de implicación de la actividad (Woods y Grant. pensar en términos de capital. los geriá- 2004). de manera creciente. como trataré de mostrar. teoría. etc. espacios sociales. Como es de espe- anómalo en el momento de su constitución. cuya expresión también crecientemente deja de ser una tarea familiar para pasar a empresas más acabada sea. y que es menester poner en claro ción económico-social” (Luporini. sino su crítica. que lentamente se va refiere a la capacidad del capital de articular otros modos de producción. actividad industrial. el entorno. la psicología social. 12 hoy vivimos una suerte de hibridación en clave de complejidad . la problemas ambientales que crecientemente afectan al planeta. La potencia de esta dinámica es tal que hasta es posible trazar la hipótesis aunque pueda considerarse que lo hace de manera distorsionada. tricos. Por otro lado. nunca 14 Por poner sólo un ejemplo. expresaba palmariamente la realidad en la que se constituyó: vinculaciones) no se organizan de acuerdo a formas estatales particula- los agregados humanos se organizan identitariamente aún en dicho nivel. 1987 II: 13. buena parte del debate susci- guntas que entiendo son necesarias. Tal extremo no en que fue postulada esta teoría. figura del estado (Negri. No obstante. Aún psicología. su propia vitalidad requiere de una expan- orden de lo real. con los matices obvios de todo proceso. la físico-química. como ocurre con la mercantilización creciente de relaciones que 14 otras formas de organización societal.30-1). Los relativamente re- corrimiento del estado de esa posición hegemónica que ocupó en el cientes “trastornos de ansiedad”. de una poten- 15 cial plataforma para la integración compleja de las ciencias sociales . por Flabián-Héctor-José Nievas 39/40 . por el Dado que las tres particularidades (extensión. En el caso particular de la sociología. especializadas: guarderías. el oxímoron lógico que titula una obra: “Cambiar el mun.. éstas se expandieron y se especiali. de reconvertirlo en una teoría las ciencias sociales transitan el camino de su integración compleja. pero “la sociedad”. Sin llegar a tal punto. tanto en la extensión de sus nos que dan claras señales de la reorganización espacio-temporal de la áreas cuanto en la intensificación de su dominio y en la penetración de asociatividad humana. en la reorientación que en las cien. hoy es quizás más apropiado que en el momento mos viviendo los estertores finales de la forma estado. de constreñir nera independiente a las voluntades particulares y a las prescripciones. el cuidado de los niños pequeños. un de que inficiona en el ámbito de las sensaciones. en particu- lar en las grandes urbes. tanto cuando fue postulada esta teoría como hoy. podemos ver cómo. ya duran. bien podrían ser la manifestación patológica de una situación social global. la biología. 13 corrientes de pensamiento que prescinden del estado . particu. rar. zaron hasta el punto de ganar relativa autonomía cada una de sus ramas. pero que escapaban aún a su cial del origen de las ciencias sociales. se ha nes que operan de manera independiente a las fronteras políticas que escrito.

artículo la necesidad de repensar el “estado” de la teoría social partien. Prigogine. & Stengers. Filosofía marxista y economía política. Lacoste. do por reflexionar el rol que en sus orígenes jugo el “estado-nación”. Sapiens Research Boletín Científico Vol. & Grant. de compleja lectura. etc. Barcelona: Comentario de la editora Angélica De Sena: Nievas comparte en este Ariel. esquematismos interpretativos. (2008). y cols. y Nogué i Font. Foucault. Política y sociología en Max Weber. Aportes para una sociología de la guerra. El socialismo. Introducción al pensamiento complejo. Omnes et singulatim. vínculos y “metas” al que asistimos pueden ser adecuadamente analizados por un marxismo que. por Flabián-Héctor-José Nievas 40/40 . I. Sistemas complejos. Wallerstein. ciudadanía e identidades. Gedi- teórico hacen de la misma. Abrir las ciencias sociales. Marx. Metamorfosis de la ¿qué es la ciencia. I. En Romero-González. señalando que los procesos de transformación de las intensidades. Wallerstein. y tan cambiantes Romero-González. Rastrea en los clásicos de la sociología. de esta peculiar forma de organización de los vínculos. y cols. (1987). El autor sintetiza las modificaciones (¿radicales?) de ciencia moderna. Joas. prejuicios muchas veces alimentados por el mundo. Barcelona: Ariel. Weber y Spen. uso que muchos de quienes se autodenominan dentro de este campo Morin. la importancia de actores extra e inter-estatales (Corporaciones. El hombre. Globalización y nuevo como ésta. Con todo lo argu- mentado. El concepto de “formación económico-social”. el estado y la guerra. (1986). dejando a México: CIDE. La geografía: un arma para la guerra. Y. J.). que lejos de Aires: Proyecto. Giddens. desembozarnos de los prejuicios que con fuerza se han instalado _________________________ (2011). Barcelona: Gedisa. Madrid: Fundación Federico Engels. Geografía económica. México: Siglo XXI. (1973). La nueva alianza. Por esta vía. R. Marx en una adyacencia anómala en su búsqueda de una crítica de la Woods. (2003 [1977]). Barcelona: Paidós /ICE-UAB. la persistencia del delito internacional y las tensiones entre globalización del capital. sino un sinfín de preguntas bien formuladas? Las res. J. E. Madrid: Alianza. (2006). Madrid: Akal. La evolución pedagógica en Francia. La forma-estado. México: Siglo XXI. Un análisis teórico.). Valencia: Tirant lo Blanch. A. (1992). (2004). brindar respuestas. __________ (1987). Elementos fundamentales para la crítica de la economía política (Grundrisse). Madrid: La Piqueta. los entornos sociales que denotan transformaciones en las ideas “clási. J. La lógica Como toda empresa. Guerra y modernidad. K. México: Siglo XXI. (2007). Barcelona. lugar. riesgos e incertidumbres en un mundo globalizado. Waltz. son contingentes. como Durkheim. Impensar las ciencias sociales. T. Pero. (2007). recala en el indiscutible estado de complejidad de la ciencia en general y de las sociales en particular. en este caso. A diferencia de las teorías de corto y Nievas. frente a añosos y voluminosos textos. Sección Sociologando: Configuraciones sociales y teoría social. (2005). insinuando que. F. se trata de una mirada omnicomprensiva. Geografía humana. Buenos medio alcance. En primer espacial del capitalismo global. (des)orden mundial. (coord. de ese modo. cas” de estado-nación: la reterritorialización.) (2006). ciencia. (2001). (1991). cer la insoslayable impronta de la mirada estado-céntrica. como siempre. forme parte de una robusta integración compleja de las ciencias sociales. Como huella para seguir la propuesta realizada por el autor. I. impensar y reconocer. nos puede conducir a un mar de preguntas. (2007). En segundo lugar. Barcelona: Ana- grama. A. I. históricas. se puede repensar. pensar en términos de capital. (1997). Madrid: Alianza. Madrid: Akal. Buenos Aires: Amorrortu. las modalidades de las guerras. C. Barcelona: Paidós. Ideología y teoría sociológica. Luporini. México: Cuadernos de Pasado y Presente N° 39. (1977). que no ofrece Negri. implica un desafío. En Tecnologías del yo y otros textos afines. R. puestas. (Ed. E. el artículo nos propone captar lo que hay de reverdecimiento en el materialismo dialéctico/histórico como clave de lectura para una teoría social renovada. 2(1)-2012 / pp: 36-40 / ISSN-e: 2215-9312 Sapiens Research Group Conclusiones-discusión Méndez del Valle Gutiérrez. E. Historia de la educación y de las doctrinas pedagógi- cas. El nuevo mapa geopolítico del respecto de esta perspectiva. Zeitlin. (2006). situado en el siglo XXI. no es sencillo encontrarse sa. M. García. H. Nievas promueve su visión sosteniendo que “hoy es quizás más apropiado que en el mo- mento en que fue postulada esta teoría. doble. Razón y revolución. en la que los estados tienen una presencia efectiva pero no definitiva”. (2002). Procesos. Referencias bibliográficas Durkheim. ONG. A. K.