Está en la página 1de 14

Semiologia de los signos vitales

Los signos vitales son: Pulso, respiración y tensión arterial

Semiologia del pulso: Latidos percibidos por los dedos del examinador al palpar una
arteria, este es producido por la onda de presión debida al bolo de sangre que del
ventrículo izquierdo se precipita hacia la aorta en el momento de la sístole. (es fácil
palpar el pulso radial). El término «pulso» también se usa, aunque incorrectamente, para
referirse al latido del corazón, medido habitualmente en pulsos por minuto. En la
mayoría de las personas, el pulso es una medida correcta de la frecuencia cardíaca,
aunque bajo ciertas circunstancias tales como la fibrilación auricular, las arritmias, la
frecuencia central suele ser mayor que la frecuencia periférico. En este caso, el ritmo
cardíaco sería determinado por auscultación del ápice cardíaco, en cuyo caso no es el
pulso. El pulso arterial refleja básicamente los acontecimientos hemodinámicos del
ventrículo izquierdo; su característica depende del volumen sistólico, de la velocidad de
eyección sanguínea, de la elasticidad y capacidad del árbol arterial y de la onda de
presión que resulta del flujo sanguíneo anterógrado.

La frecuencia cardiaca central: se define como las veces que late el corazón por
unidad de tiempo.

Frecuencia cardiaca periférica (pulso): es el número de pulsaciones de una arteria


periférica por minuto. Es decir; la expansión de una arteria por el paso de sangre
bombeado por el corazón.

Las arterias que se pueden palpar son las siguientes:

Carótida: rotar la cabeza hacia el examinador y por delante del


esternocleidomastoideo, palpar la arteria hacia abajo para evitar la compresión del seno
carotídeo.

Humeral: borde interno del bíceps, cerca del pliegue del codo.

Radial: en el canal radial: espacio entre el tendón del palmar mayor y el radio.
Femoral: en la parte media del arco crural.

Poplítea: en la línea media del hueco poplíteo, preferiblemente con la rodilla


flexionada.

Pedia: por fuera del extensor largo del dedo gordo.

Tibial posterior: por detrás del maléolo interno.

La palpación del pulso permite conocer las condiciones de la pared arterial,


tales como la superficie (lisa o irregular), consistencia (elástica o dura), así
como la frecuencia, forma y amplitud. Además es conveniente comparar la
amplitud del pulso de la arteria derecha con su homóloga la izquierda para
determinar diferencias en el flujo arterial. Se debe buscar la presencia,
disminución o ausencia del pulso y anotar con cruces: +++(saltón),
++(normal), + (disminuido) y 0 (ausente).Si los pulsos radiales tienen la misma
amplitud se dice que son simétricos si uno es más débil que el otro son
asimétricos.

Características

Frecuencia
Ritmo
Amplitud
Igualdad

Frecuencia cardiaca periférica (pulso): es el número de pulsaciones de una


arteria periférica por minuto. Es decir; la expansión de una arteria por el paso de
sangre bombeado por el corazón, mayor de 100 taquicardia y menor de 60
bradicardia.
Taquicardia sinusal: La frecuencia no supera los 160 latidos x minuto
Taquicardia Paroxística: La frecuencia cardiaca oscila entre 160 y 250. Sen
asocia a opresión precordial, angustia , palpitaciones . Se divide en auricular,
conexional, ventricular
Bradicardia sinusal: Frecuencia cardiaca entre 40 y 60 por minuto debido a la
depresión del automatismo sinusal
Bradicardia por bloqueo completo AV: Pulso regular y lento 30 a 35 x minuto,
cuando baja a menos latidos por min. se producen episodios de isquemia
cerebral que se manifiesta por estados sincopales, convulsiones.
Se debe tener presente lo siguiente:

Frecuencia: la frecuencia en el adulto es de 60 a 90 pulsaciones por minuto. Por


encima de 90 se le denomina taquifigma o taquicardia y por debajo de 60 bradifigma o
bradicardia.

El pulso normal varia de acuerdo a diferentes factores; siendo el más importante


la edad:

Bebés de meses 130 a 140 Pulsaciones por minuto.

Niños 80 a 100 Pulsaciones por minuto.

Adultos 72 a 80 Pulsaciones por minuto.

Adultos mayores 60 ó menos pulsaciones por minuto.

1- RITMO:
Regular: Pulsaciones separadas por idénticos intervalos de tiempo
Irregular: El pulso pierde su ritmo. Ejm: La fibrilación auricular
Déficit de pulso: un número de pulsaciones menor al número de sístoles
auscultadas en región precordial. Es la diferencia de estas dos.
Extrasístole: la presencia de una pulsación anticipada seguida de una pausa más
larga que es la que separa a dos pulsaciones normales.
2- AMPLITUD
Fuerza del impulso que perciben los dedos con cada pulsación .
Ejm. Pulso débil o pequeño; pulso fuerte o intenso
Pulso débil: (pulso parvus): Entidades que cursan con hipotensión arterial,
estenosis aórtica.
Pulso filiforme: La amplitud es tan pequeña que la pulsación se hace
imperceptible
Ejm: Severos estados de shock.
Pulso paradójico: Durante la inspiración hay una disminución de la amplitud del
pulso que puede hasta desaparecer Ejm: Derrame pericárdico.

3- IGUALDAD
Todas las pulsaciones tienen la misma amplitud y cuando ello ocurre se dice que
el pulso es igual. Todo pulso marcadamente irregular tiende a ser desigual.
Cuando no, hay que pensar en un miocardio enfermo Ejm: pulso alternante
(cada pulsación fuerte sigue de una débil).
Pulso bisferiens : Tiene 2 picos sistólicos Ejm. Estenosis subaórtica
Diferentes tipos de pulsos que se encuentran en la práctica clínica diaria:

Taquicardia: número de pulsaciones superior a 90 por minuto.

Bradicardia: número de pulsaciones menor a 60 por minuto.

Taquirritmia: pulso rápido e irregular.

Pulso regularmente irregular: aquel que existiendo irregularidades está en


cierto orden.

Pulso irregularmente irregular o arritmia completa: aquel pulso en el que no


se observa ningún orden en la irregularidad de su ritmo.

Pulso bigeminado: pulso caracterizado por grupos de dos pulsaciones sucesivas


separadas de las que siguen por un intervalo más prolongado, se debe a una extrasístole
ventricular que sigue a cada latido regular.

Pulso trigeminado: pulso caracterizado por una pausa después de cada tres
pulsaciones.

Pulso cuadrigeminado: pulso en el cual ocurre una pausa después de cada


cuarta pulsación.

Arritmia sinusal: variación del ritmo normal caracterizado por cambios cíclicos
en la frecuencia del pulso debidos a cambios periódicos en la frecuencia de la descarga
del nodo senoauricular. Ésta a su vez se divide en arritmia inusual respiratoria: la
frecuencia aumenta durante la inspiración y disminuye durante la espiración, y arritmia
inusual no respiratoria, la cual es independiente de la respiración.

Pulso alternante: se palpa como una onda fuerte seguida de otra débil, sin
cambios en la longitud del ciclo; se percibe mejor en las arterias humeral, femoral y en
apnea. Se debe a la alternancia de la fuerza contráctil del ventrículo izquierdo. Es signo
de insuficiencia cardíaca izquierda severa, suele acompañarse de ritmo de galope y
puede aparecer durante o después de una taquicardia paroxística o, en las personas sin
cardiopatía, durante varios latidos después de una extrasístole.
Pulso de Corrigan o pulso saltón: caracterizado por un amplio ascenso y
descenso rápido, se presenta en insuficiencia aórtica, hipertiroidismo, fiebre, anemia y
en ateroesclerosis.

Pulso pequeño celer: es un pulso con onda de percusión abrupta, seguido de


colapso rápido, es como un pulso saltón, pero pequeño. Se palpa en la insuficiencia
mitral.

Pulso gran celer, de Corroigan o martillo de agua: es un pulso saltón, pero de


mayor amplitud. Presenta ondas de amplitud. Presenta una onda de percusión súbita y
vertical, seguida de un colapso rápido. Se percibe mejor en las arterias humeral y
femoral; refuerza su presencia cuando el pulo se percibe al apretar el antebrazo del
paciente. Es característico de la insuficiencia cardíaca.

Pulso filiforme o decapitado: pulso muy rápido y débil, casi impalpable; se


percibe en los estados de shock.

Pulso bisferiens: (del latín bis, dos y feriere, latido) consta de dos elevaciones
sistólicas, es típico de la insuficiencia aórtica (con o sin estenosis) y de la
miocardiopatía hipertrófica. Se detecta mejor en la carótida.

Pulso pequeño o parvus: es un pulso pequeño pero de forma normal; se


encuentra en la estenosis mitral y en el infarto del miocardio complicado con bajo gasto
cardíaco.

Pulso parvus et tardus: (del latín parvus, pequeño y tardus, lento) es un pulso
pequeño, de ascenso y descenso lento y de duración prolongada. Se palpa como un
pulso sostenido y en meseta. Es característico de la estenosis aórtica y se aprecia mejor
en la carótida.

Doble soplo femoral de Duroziez: al colocar la membrana del estetoscopio


sobre la arteria femoral se oye un soplo sistólico y al comprimirla gradualmente aparece
un soplo diastólico. Esto sugiere insuficiencia de la válvula aórtica.

Retardo entre el impulso apical y el pulso carotídeo o braquiorradial:


cualquier retardo al palpar simultáneamente el ápex y el pulso carotídeo o braquiorradial
sugiere la existencia de una estenosis de la válvula aórtica.
Pulso paradójico arterial: es la disminución de la presión arterial
sistólica durante la inspiración superando los (10 mm Hg) incluyendo la disminución
del pulso.

Esto es debido a que en condiciones normales, durante la inspiración la presión


intratorácica disminuye, lo cual favorece el flujo sanguíneo a las cavidades derechas del
corazón; por otro lado aumenta la capacidad de sangre en los pulmones, lo cual hace
disminuir el flujo sanguíneo hacia las cavidades izquierdas. Estos cambios, hacen
desplazar el tabique interventricular hacia la cavidad del ventrículo izquierdo,
reduciendo así el volumen latido y por consiguiente la amplitud del pulso y la presión
arterial.

En condiciones patológicas como sucede en el taponamiento cardíaco, la


reducción de la capacidad de llenado del ventrículo derecho para recibir sangre durante
la inspiración, exagera el desplazamiento del tabique interventricular a la izquierda, con
una disminución obligatoria del volumen sistólico. Además se puede tener en presencia
de cambio en la forma del pericardio durante la inspiración debido a la tracción del
diafragma, puede aumentar la presión intrapericárdica e inhibir el llenado del ventrículo
izquierdo.

Algunas veces se observa en casos de obstrucción de la vena cava superior,


insuficiencia cardíaca grave, choque cardiogénico y ascitis tensa.

Es importante recordar que en condiciones normales durante la inspiración hay


descenso la presión arterial sistólica, sólo que el descenso no llega a ser de más de (6
mm Hg).

Recomendaciones para tomar el pulso:

Palpar la arteria con los dedos índice, medio y anular. No palpar con el dedo
pulgar , porque el pulso de éste es más perceptible y tiende a la confusión.

Para la determinación de la frecuencia, el ritmo del pulso y el pulso paradójico


se prefiere la radial.
. Para precisar las características del contorno del pulso, es preferible el pulso
carotídeo.

. La femoral es la que prefiere ante la detección de un pulso alternante.

. No ejercer presión excesiva.

. En caso de ser un pulso normal, contar las pulsaciones durante un intervalo de


15 segundos multiplicado por 4 (15 seg x 4), ó se cuentan las pulsaciones durante 30
segundos luego se multiplica por 2 (30 seg x 2).

. Si el pulso es muy irregular es preferible contar durante 1 minuto, luego se


comparan con la frecuencia de latido cardíaco determinado por auscultación.
· Registrar las cifras para verificar los cambios.

Presión arterial

Es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Resultante del volumen
minuto cardíaco (volumen de sangre que bombea el corazón hacia el cuerpo en un
minuto) por la resistencia arteriolar periférica, esta última determinada por el tono y
estado de las arteriolas.

En la medida que el tono muscular de estas pequeñas arterias aumenta, eleva la presión
arterial como consecuencia del aumento de la resistencia periférica.

En condiciones normales, los factores que determinan la presión arterial se mantienen


en conjunción armónica, controlados por sistemas de autorregulación que determinan el
tono arteriolar, el volumen de sangre intravascular y su distribución.

Estos sistemas de regulación actúan de acuerdo con las necesidades del organismo,
tanto de manera inmediata como tardía; cuando se modifica o altera uno o varios de los
factores que determinan o regulan la presión arterial, las cifras tensionales se apartan de
lo normal, provocando estados de hipertensión (elevación por sobre el nivel normal) o
hipotensión (disminución por debajo del nivel normal).
El instrumento a utilizar para tomar la presion arterial es el esfigmomanómetro (del gr.
sphygmós, pulso; manós, no denso y metron, medida) o también denominado
tensiómetro y un estetoscopio (la campana).

El tensiómetro está constituido por las siguientes partes:

Manómetro de mercurio o aneroide, para medir la presión de aire aplicada.

Brazalete estándar para adulto con bolsa inflable: Su anchura multiplicada por 2,5
debe ser igual a la circunferencia del brazo del paciente. Si es muy ancho, la presión es
subestimada y si es muy estrecho (particularmente en obesos), será sobreestimada. (ésta
debe corresponder aproximadamente a un 40 % del perímetro del brazo).

Bomba de caucho que infla la bolsa dentro del brazalete con aire (perilla).

Tubo conector, que une la bomba con la bolsa y el manómetro.

Técnicas para la toma de presión arterial:

Se utilizan 2 métodos indirectos los cuales son:

Método palpatorio: se comprime la arteria preferiblemente la radial y se toma


como presión sistólica aquella que se registra en el manómetro cuando aparece el pulso
arterial.

Método auscultatorio: en este caso se requiere el uso del esfigmomanómetro o


tensiómetro y de un estetoscopio (la campana) para la auscultación de los ruidos de
korotkoff ya que suelen ser de frecuencia baja.

Se coloca el brazo del paciente a la altura del corazón.


Se le aplica el manguito a 3 cm por encima del pliegue del codo y se ajusta
convenientemente, de tal forma que el centro de la bolsa inflable se aplique sobre la
arteria humeral.

Se determina la presión sistólica por el método palpatorio, luego se eleva la


presión del esgmomanómetro a 10 o 20 cm por encima de la sistólica determinada por
palpación.

Se coloca la campana del estetoscopio sobre el punto donde se palpa la artera


humeral.

Se reduce la presión a una velocidad constante de 2-3 mm/seg .

A medida que la presión desciende se comenzarán a escuchar los primeros


ruidos korotkoff (1era fase) la cual corresponde a la presión sistólica; seguidamente los
ruidos se hacen mas intensos (2da fase), luego se hacen secos con un “tiro en pistola”
(3ra fase), en seguida bajan de intensidad bruscamente (4ta fase); la desaparición marca
el valos de la presión diastólica.

En algunas personas con aterosclerosis severa o con insuficiencia de la válvula


aórtica los ruidos nunca desaparecen, razón por lo que se toma la fase 4 para definir la
presión diastólica.

Valores normales de la presión arterial:

Estudios estadísticos realizados en grandes masas de población permiten establecer


como valores normales para los adultos, cifras que oscilan entre los siguientes niveles
(Según la O.M.S. y el Séptimo Reporte del Comité Nacional de prevención, detección,
evaluación y tratamiento de la hipertensión):

< 120
Tensión Sistólica o máxima:
mmHg

Tensión Diastólica o mínima: < 80 mmHg


Todas aquellas cifras que resultaren por fuera de estos límites son anormales, tanto por
debajo (Hipotensión: < 90/60 mmHg) como por encima (Hipertensión: > 120/80
mmHg).

Nivel de Presión Arterial


(mmHg)

Categoría Sitólica Diastólica

Normal < 120 y < 80

Prehipertensión 120-139 o 80-89

Hipertensión Arterial

Hipertensión Estadio 1 140–159 o 90–99

Hipertensión Estadio 2 160 o 100

Presión arterial media:

Es la presión efectiva de percusión tisular (ideal por encima de 85 mm Hg). Su


determinación es útil en situaciones de insuficiencia ventricular izquierda y traumatismo
encéfalo craneano (presión de perfusión cerebral = PAM - presión intracraneana).
Igualmente es muy útil en la preservación del parénquima renal en situaciones de
hipovolemia.

Se calcula con la siguiente fórmula:

PAM = Presión sistólica + 2 diastólicas

Presión diferencial:
Es la diferencia entre las presiones sistólica y diastólica (mínima y máxima). Su
fórmula es la siguiente:

PD = Presión sistólica - presión diastólica.

Frecuencia respiratoria:

Es el número de veces que una persona respira por minuto. Se suele medir
cuando la persona está en reposo, y consiste simplemente en contar el número de
respiraciones durante un minuto contando las veces que se eleva su pecho. La
frecuencia respiratoria puede aumentar con la fiebre, las enfermedades y otras
condiciones médicas. Cuando se miden las respiraciones también es importante tener en
cuenta si la persona tiene dificultad para respirar.

Cifras normales de la frecuencia respiratoria:

Hay factores que hacen variar el número de respiraciones, entre ellas se


encuentran:

El ejercicio: la actividad muscular produce un aumento temporal de la


frecuencia respiratoria.

El sexo: en la mujer la respiración tiende a ser más rápida que en el hombre.

La hemorragia: aumenta la respiración.

La edad: a medida que se desarrolla la persona la frecuencia respiratoria tiende a


disminuir, teniendo estas cifras normales son :
Niños de meses: 30 a 40 respiraciones por minuto.

Niños hasta seis años: 26 a 30 respiraciones por minuto.

Adultos: 15 a 20 respiraciones por minuto.

Ancianos: menos de 16 respiraciones.

Alteraciones en la respiración:

Taquipnea: es una respiración rápida y superficial, es un signo importante de


insuficiencia respiratoria aguda (IRA), suele ser de 20 respiraciones por minuto en el
adulto, más de 30 r.p.m en niños, y más de 50 r.p.m en el lactante. La respiración rápida
puede ser el resultado de un aumento en el metabolismo, aumento de la temperatura
corporal o enfermedad crónica del pulmón.

Bradipnea: esta es una respiración lenta, generalmente menos de 10


respiraciones por minuto en el adulto, menos de 20 r.p.m en escolares, y menos de 30
r.p.m en lactantes.

Respiración de Biot: este tipo de respiración incluye periodos irregulares de apnea


seguidos por numerosas respiraciones regulares tanto en frecuencia como en
profundidad. Esta situación puede ser causada por una hipertensión intracraneal,
meningitis u otros trastornos neurológicos.
Respiración  de  Cheyne Stokes: esta se caracteriza por un incremento y decremento
gradual en la profundidad de la respiración seguidos por un periodo de apnea. Esta
anormalidad se presenta en los estados de insuficiencia cardiaca, uremia, coma o
hipoxia cerebral debida a trastornos neurológicos.

Respiración de Kussmaul: en este tipo de respiración hay un incremento anormal de la


frecuencia y profundidad respiratoria (clásica hiperpnea) con una frecuencia ventilatoria
normal o ligeramente adecuada. Se encuentra en pacientes con acidosis diabética;
debido que el cuerpo trata de recuperar el equilibrio de su pH eliminando dióxido de
carbono.

Bibliografía :

Cediel Ricardo, Semiología médica, 4ta edición. Cap. 3 pag 41 – 60

Surós Antonio, Semiología médica y técnica exploratoria, 8va edición.

Caraballo A. Manual de exploración clínica, 1era reimpresión de la 3era Edición,


Editorial Consejo de Publicaciones de la Universidad de Los Andes, estado Mérida,
Venezuela, 2005. (Pág. 26, 27, 28, 89, 90, 91,92, 174, 175).

Jinich H. Síntomas y signos de las enfermedades, 3era Edición, Editorial El manual


moderno S.A. México D.F. 2001. (Pág. 307, 308, 309, 310).

Medicina preventiva (2008). El esfigmomanómetro o “tensiómetro“


Disponible:http://www.medicinapreventiva.com.ve/auxilio/tensiometro.htm [Consulta:
2008, Enero 13]

Primeros auxilios (2008). Signos vitales [Documento en línea].


Disponible:http://www.paraqueestesbien.com/primerosauxilios/primaux21.htmnos
[Consulta: 2008, Enero 13]

Universidad Nacional de Colombia (2008). Factores que alteran la respiración


[Documento en línea].
http://www.virtual.unal.edu.co/cursos/enfermeria/53210/docs_curso/lecciones/seccion1/
valoracion.htm [Consulta: 2008, Enero 13]
University of Virginia (2008). Las Emergencias No-Traumáticas [Documento en línea].
Disponible:
http://www.healthsystem.virginia.edu/uvahealth/adult_nontrauma_sp/vital.cfm
[Consulta: 2008, Enero 13]

Wikipedia Foundation, Inc. (2008). [Documento en línea] Frecuencia cardiaca


Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/Frecuencia_card%C3%ADaca[Consulta: 2008,
Enero 13]

Contacto: www.gastromerida.com