Está en la página 1de 37

María Victoria Corvalán

Editorial de la Agencia de Prensa Nóvosti Moscú, 1989

0802000000

© Editorial de la Agencia de Prensa Nóvosti,

1989

PROLOGO

· La periodista María Victoria Corvalán ha escogido el tema de este trabajo suyo con certero ojo profesional. Las audiciones "ESCUCHA, CHILE" y "RADIO MAGALLA­ NES", mantenidas por Radio Moscú durante más de quince años, constituyen un acontecimiento de relieve en la historia mundial del periodismo y un hecho notable de la solidaridad antifascista. Habrá mucho que decir sobre esto, seguramente sus enseñanzas se estudiarán y profundizarán en las Escuelas de Periodismo y, en particular, en Chile será algo definitiva­ mente inolvidable. El fascismo, al descargar el feroz putsch del 11 de septiem­ bre de 1973, declarar la "guerra interna" contra el pueblo e instaurar a sangre y fuego su régimen de terrorismo de Estado, necesitó aislar a Chile, asumiendo el monopolio absoluto de las informaciones e impidiendo que alguien conociera la verdad. Esto le fue imposible porque como un reguero se extendió de boca en boca a través del país, la buena nueva de que Radio Moscú transmitía en un programa especial para Chile, noticias directas de lo que estaba ocu­ rriendo, Se inició su recepción ansiosa y la reproducción de sus emisiones. El pueblo se sintió con más fuerzas para resistir a la tiranía. Los datos que permiten dimensionar lo hecho por Radio Moscú son impresionantes. Chile es el país más lejano de la Unión Soviética. Hay una diferencia horaria promedio de ocho horas, que en una época del año baja a siete y en un periodo a séis horas y en otra, llega a nueve; pero, además, la Unión Soviética es el extremo norte del planeta y Chile, el extremo sur. En estas condiciones, Radio Moscú ha competi­ do día a día con las emisoras locales, informando de lo que ocurría en Chile al momento mismo y explicando sin demora

lo qu.e había detrás de cada noticia.

Ello requirió

vencer todas

l~s d1ficult~des para recoger el material periodístico con mil nesgas, bajo el terror fascista, y tenerlo al mismo tiempo en Moscú, donde han debido redactarlo sobre la marcha. D~cirlo así parece algo. sencillo; pero, hacerlo requirió el heroísmo con que trabajaron en los primeros años. más feroces determinados periodistas vinculados a la dirección del Partido Comunista, la calidad de su red informativa un sistema sencillo y más bien primitivo de transmision~s al e~teriúr y el complemento de ello con el aprovechamiento d.testro de lo que se podía comunicar por las agencias rntema­ cionales que mantenían corresponsalías en Chile, o sea, de la información abierta. Era dificil disponer de esas materias primas; pero, se c .0 ~1s i g u ió . Y , s obre esta base , laboró un e q u i po d e periodi s t as chilenos que durante 15 años dirigió José Miguel Varas con un dinamismo y un estilo creador que han hecho época. Ahora, después de todo esto, pudiera algún majadero formu­ lar cualquier crítica retrospectiva y hasta creer que la alta valoración de esta actividad periodística ejemplar sería excesi­ va; pero, opinan distinto quienes en cualquier rincón de Chile, en los momentos más atroces tuvieron en Radio Moscú su emisora amiga y conocieron por ella, desde Arica a Navarino, en la cordille~a, la costa y los valles, donde estuviesen, la voe de los comunistas y de todos los demócratas, los crímenes de 1a tiranía, la solidaridad mundial con nuestro pueblo y cada expresión del ejercicio del derecho a rebelarse. Con José Miguel Varas trabajaron en "ESCUCHA, CHI­ LE" y "RADIO MAGALLANES" periodistas chilenos de fuste, entre ellos Ligeia Balladares, Virginia Vidal, Eduardo Labarca, Guillermo Ravest, Gastón Vargas, Rolando Carras­ co, Lautaro Aguirre, Leonardo Cáceres, Hernán Rodríguez Molína, Mario Gómez López, René Largo, Alfonso Carras­ co, Víctor Vida! y otros igualmente de primera fila profesio­ nal. En la lista hemos omitido deliberadamente algunos nombres y mantenido otros con sus seudónimos, al escribir estas líneas cuando Pinochet aún esgrime el poder mal habi­ do. Estos periodistas han vibrado con los dolores, las luchas la vida cotidiana del pueblo de Chile. No se dieron tregua e~ una labor sacrificada, a veces agotadora, sin pausa, haciendo turnos los fines de semana y en las madrugadas, cubriendo tareas pesadas de transcripción de informaciones telefónicas, dando las noticias de todo orden impregnándoles orientación

y haciendo comentarios bien preparados sobre muchos temas especializados. Su ritmo y sistema de despacho de cada audición, modificando para actualizarlos los comentarios hasta en el último minuto, constituyen una experiencia singular. Todo esto fue. ideado por un gran periodista soviético, Babkén Serapioniánts, de iniciativas verdaderamente creado­ ras. Participaron siempre con entusiasmo, actitud solidaria invariable y gran calidad, otra serie de ases del periodismo radial soviético, entre ellos, Leonardo Kósichev y Guennadi Sperski. Y,. sobre todo, llegó a constituir el distintivo radial de estos programas una locutora excepcional, Katia Olévskaya, que con su talento y profesionalismo logró consubstanciarse con el lenguaje chileno y se ganó el cariño de nuestro pueblo. Tema atractivo y pleno de resonancias es el que eligió María Victoria Corvalán.

Orlando Millas (Miembro de la Comisión Política del CC del Partido Comunista de Chile)

El 5 de diciembre de 1979 se efectuó en el Teatro Bolshói de la capital soviética, una velada solemne en conmemoración de los 50 años de las emisiones de Radio Moscú para el extranjero. Durante este acto fue leído un mensaje de Luis Corvalán, Secretario General del CC del Partido Comunista de Chile:

"Queridos camaradas:

"En nombre del Comité Central del Partido Comunista de Chile, interpretando especialmente los sentimientos de todos los comunistas que luchan de norte. a sur del país, afrontando las duras condieiones bajo el fascismo, me es muy grato transmitirles un saludo afectuoso al cumplirse 50 años de las emisiones al mundo de Radie Moscú. "Estas emisiones han sido un ejemplo vivo de la aplica­ ción creadora y consecuente de los principios del internacio­ ·

nalismo "No sólo los comunistas chilenos sino, también, vastos sectores de nuestro pueblo, siguieron con emoción, día a día, cada emisión de Radio Moscú en los años de la guerra contra el nazifascismo, conociendo a través de sus ondas las proezas del pueblo soviético y el curso real de estos acontecimientos decisivos para la vida de toda 1a Humanidad. "Desde el mismo 11 pe septiembre de 1973, Radio Moscú rompió el monopolio informativo que pretendió establecer el fascismo en Chile. Sus emisiones 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGALLANES' han alcanzado una sintonía de masas, ganándose cariño entrañable de todas las fuerzas democráticas. Las oímos en los campos de concentración. Se escuchan hasta en los más apartados rincones del país. Son un nexo del Chile combatiente con las grandes fuerzas de la solidaridad internacional. Mucha gente denomina habitual­

mente a Radio Moscú, por la amplia acogida con que cuenta, 'la primera. de Chile', refiriéndose a su sintonía. "Los enemigos de Chile odian a Radio Moscú; Constante· mente vitupera Pinochet contra ella y le dedica editoriales enconados el diario 'EL MERCURIO', vocero de la tiranía. Pero eso sólo contribuye a elevar aún más el prestigio de 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGALLANES'. En d corazón de todo patriota. chileno hay un gran afecto por la locutora Katia y por cada una de las otras voces que animan esas audiciones.

por Radio Moscú los pueblos· del mundo siguen el

curso de todas las luchas emancipadoras de nuestra época, los éxitos de la Unión Soviética, los avances de la causa de la. paz. Las ondas de Radio Moscú son una escuela de internaciona­ lismo y una expresión de periodismo comprometido profun­ damente con la gran causa liberadora de la clase obrera. "Les rogamos, queridos camaradas, expresar a todos los colaboradores de Radio Moscú, los mejores votos de parte de los comunistas chilenos. ''Con saludos comunistas, firma Luis Corvalán". En aquella inolvidable noche de los 50 años de Radio Moscú en el Teatro Bolshói, José Miguel Varas dijo:

"Los chilenos presentes en la sala nos sentíamos sonroja­ dos, un poco abrumados por esta solidaridad incesante, generosa y efectiva que desde hace más de 6 años se manifies­ ta día a día, en apoyo de ustedes, los que están allá lejos, .en la Patria, peleando. Y era como en la sala dorada estuvieran con nosotros tantos queridos compañeros y compañeras cuyo "

·"Y

heroísmo nos alienta a seguir

KATIA, LA VOZ

DE LA ESPERANZA CHILE

DE

MVC: "Katia, cuénteme algo de su infancia." KO: "Yo nací en Ucrania. En Kíev. Cuando llegué con mis padres a México tenía 5 años de edad. Mis padres trabajaban mucho y llegaban tarde a la casa. Mi hermano León y yo teníamos amistad con niños mexicanos y aprendimos rápido el español. En aquel entonces la instrucción era separada los niños de las niñas. Pero yo ingresé en la misma escuela que mi hermano porque quedaba cerca de la casa y mi mamá no podía Ilevarme lejos. Era la única niña y la regalona de los maestros." MVC: "¿Eran tiempos lindos?" KO: "Yo quería mucho a mi escuela que IIevaba el nombre de la poetisa chilena Gabriela Mistral. Yo no sabía entonces que tendría tanto contacto con ella. Hace unos años vino a verme un periodista y me dijo: 'Usted me recuerda a Gabriela Mistral. Le tengo tanto cariño como a ella, porque ella me endulzó la infancia y siempre imaginé su voz como la suya'. "Todos en México sabían que yo era de la Unión Soviéti­ ca. Les era dificil pronunciar mi apellido. Yo creo que en México nadie lo pronunció correctamente. También estudia­ ba yo en una escuela de música y declamación, en la clase de piano, solfeo y hasta canto

"Y o creo que las clases de declamación

me ayudaron

mucho en el trabajo de locutora pues leíamos en voz alta, nos enseñaban a articular bien, a recitar poesías. A mí me encantan las poesías de Gabriela Mistral, Amado Nervo, Rubén Darío y muchos otros excelentes poetas de América Latina." MVC: "¿Fue usted una buena alumna?" KO: "A decir verdad, no. Pero en los exámenes de declama­ ción recibía una doble calificación. Dos veces 'excelente'. Una

Katia Olévskaya

por recitar

bien y la otra por ser extranjera

y conocer

bien el

castellano.

Nadie

creía que yo era rusa, sólo lo descubría

mi

apellido."

MVC: "¿Cuándo salieron ustedes de la URSS y por qué?" KO: "En 1922 mis padres decidieron partir para México para estar más cerca.de la familia de mi mamá que vivía en Estados Unidos desde 1905. "Mi madre no podía acostumbrarse al clima de México. Todo le parecía extraño, la comida picante, las ventanas con reJas,. los estrechos balcones de las casas (era el México colonial de los años 20). Mi padre sin conocer el idioma no

podía encontrar trabajo. Un día, oyó hablar en ruso en la calle a dos hombres. En aquella época el idioma ruso no est,a~a tan difundido. Eran m1~y pocos los rusos que había en México . M1 pa dre se les a cerco y les preguntó : '¿Ustedes son

de la Unión Soviética?'. Y les contó que estaba sin trabajo y

que tenía familia. Esas dos personas le dijeron que eran funcionarios de la representación comercial soviética.en Méxi­

co, .~ que les hacía falta un tenedor de libros. Mi padre que precisamente era tenedor de libros dijo que lo haría con muchísimo gusto aunque le pagaran lo mínimo. Así fue como

mi padre comenzó a trabajar en el Consulado de la URSS. En

aquella época era Ministra Plenipotenciaria de la URSS Alejandra Mijáilovna Kolontay, Ella le reprochó a mi padre

que no le hubiese enseñado a leer y escribir en ruso a la "

hija

MVC: "Linda historia, y su mamá, Katia, ¿qué hacía?"

de

Es que mis padres siempre estaban muy ocupados

KO: "Mi madre, aunque no tenía instrucción superior musi­

cal

ba

Noviembre, y los niños cantábamos y bailábamos. Yo era la conductora en aquellas fiestas, Me escribían el programa en ruso pero con letras latinas, porque yo no sabía leer en ruso pero sí sabía hablar." MVC: "¿Y cuándo regresaron ustedes?"

~O: "Cu~~do mis padres ~omenzaron a ganar algún dinero iban reuniéndolo para el viaje de regreso. Lo querían hacer antes de que mi hermano mayor y yo formáramos nuestra familia. Mi madre quería que nosotros regresáramos antes de q_ue yo cumpliera los 15 años. Como seguíamos siendo ciudadanos de. la URSS recibimos inmediatamente la autori­ zación para volver. Llegamos a Kiev, la ciudad de donde éramos y donde residía toda. la familia de. mi padre."

las matinées en la Embajada los días r de Mayo, 7 de

daba clases de piano a los niños pequeños. Ella organiza­

MVC: ''¿Fue dificil el retorno a la Patria?" KO: "En aquella época la situación era dura, había cartillas de racionamiento. Me parecía todo tan distinto a México. El primer invierno casi no salía a la calle. La nieve, el suelo resbaladizo, oscurecía muy temprano. Las casas se calefaccio­ naban con estufa, y yo siempre junto a ella calentándome."

MVC: "¿Siguió estudiando o trabaj aba?" KO: "En México, .después de la escuela primaria, estudié en la escuela americana. Mi mamá decía que tendría asegurado el trabajo en la Unión Soviética si conocía varios idiomas. Así que aprendí el inglés y el francés.

y

tenía su conjunto musical. " Al poco tiempo de llegar a K íev empecé a aprender el ruso con un maestro en casa. Ingresé en unos cursillos para recibir un diploma de traductora e ingresé a trabajar en 'Intourist', entidad que prestaba servicios a los extranjeros que llegaban a la URSS. Un día llegó un telegrama de Moscú preguntando si había una persona que supiera el español, porque había llegado a Odesa un barco de España con plantones de aceitunas y duraznos, y tres campesinos españo­ les tenían que buscar el terreno propicio para plantarlos. Me mandaron a Odesa, Yo era una de las pocas personas que en ese entonces conocían el español. Los españoles estaban felices, porque habían pasado tres días sin que nadie los entendiera, Cuando llegamos a Moscú, se nos presentaron reporteros de la Radio para hacerles una entrevista. Como no había grabadoras, los invitaron junto conmigo al edificio donde se hallaban los estudios de Radio Moscú en la calle Gorki. Salió a nuestro encuentro un hombre alto, rubio, muy cordial y simpático. Después de entrevistar a los españoles me preguntó: '¿Y usted quién es?' ­ 'Yo soy la traductora', le dije·.~ 'Pero, ¿de dónde viene usted?' ­' De Kiev'. ­ '¿Qué hace usted allá? Yo estoy aquí solo, trabajando en las emisio­ nes para España'.

"Ese era Luis Cequini, el fundador de las emisiones de Radio Moscú en castellano y mi mejor amigo y compañero de trabajo durante más de medio siglo. "­ '¿Y por qué no quiere venir usted a Moscú?' ­ 'Yo sí

quiero, pero no sé cómo se podría arreglar ~ le respondí.

Mis padres no me dejarán­> Era agosto de 1937_,,

"Mi hermano estudiaba en el conservatorio

el piano

Entonces yo tenía 19 años.

MVC:

''¿Y usted se decidió por

Radio

Moscú?"

K9: "Naturalment~. Regresé a Kíev, no sé có~no convencí a mis padres y me vme a Moscú. Cequini confeccionaba solo

los programas y los le~a solo. M~ propuso que yo respondiera a las cartas y ~prendiera a escribir a máquina, e inmediata­

al éter pues no había

mente comence a leer los programas

grabadoras. "Trabajábamos desde las 12 de la noche hasta las 6 de la madrugada, y de día yo respondía a las cartas y Cequini prepara~a l~s programas. Tenía una capacidad de trabajo extraordinaria, era un entusiasta de la Radio, excelente traba­ jador y compañero." MVC: "¿Y la Radio comenzó a crecer?" KO: "Primero era sólo Luis, después éramos dos. Más tarde llegaron compañeros que nos ayudaban en la traducción pero ~ocutores éramos. solamente _:1osotros dos. En 1939'. desp:ies de la guerra. civil de España, llegaron compañeros espan_oles que se incorporaron activamente a nuestro trabajo." MVC: "¿Para usted Radio Moscú es la realización personal?"

Lu!s Corvalán

Olcvskaya y Luis Cequini

".isita la Redacción Chilena. Junto con él están Katia ·

·

12

KO: "El trabajo en la Radio siempre me proporcionó una gran satisfacción. Cada mujer tiene el deseo de ser artista, eso nos gusta a todas. Aquí tenía tantas posibilidades. Ade­ más, el español ha sido siempre mi idioma predilecto. Tenía la posibilidad de hablar en español todo el día e incluso de noche.

quiero mucho mi trabajo, llevo 51 años en él; no

obstante, cada vez que abro el micrófono y saludo a los

oyentes me parece que lo hago por primera vez y siempre de todo corazón. No cambio la lectura de un programa ni por el teatro ni por cualquier fiesta." MVC: "Los años fueron pasando y la Radio fue cambiando."

se incorporaron

Redacción más

compañeros y se separaron las emisiones para España y para América Latina.

"Yo

KO: "Naturalmente,

a

la

"La Emisora se encontraba

en la plaza Pushkin, en el

callejón Putínkovsky. Los estudios pequeños y las grandes salas para conciertos se hallaban en el edificio del Telégrafo. Cequini y yo leíamos de pie, él consideraba que así era mejor

la lectura." MVC: "Y cuando comenzó la guerra, ¿cómo fue?" KO: "Cuando comenzó la guerra, seguíamos trabajando en el edificio del callejón Putinkovsky, hasta que durante un bom­ bardeo cayó una bomba en medio del patio. Pero por suerte no explotó, lo único que sucedió fue que a Cequini se le cayó la máquina del escritorio. Hitler anunció que había destruido

Radio Moscú. "Eran tiempos muy difíciles. Pasamos a trabajar a otro sitio, a unos refugios donde en una misma sala se hallaban los traductores y redactores de diversos idiomas, claro que éra­ mos pocos, no tantos como ahora. Había españoles, alema­ nes, italianos, ingleses, checos, búlgaros y otros. Eramos una sola familia. Esos años fueron muy duros, primero fracasos en el frente, frío, hambre, cartillas de racionamiento. Yo siempre gevaba u~a shapka (un gorro de piel con orejeras). Eramos Jovenes e mcluso entonces nos agradaban los cumpli­ dos. Los muchachos me decían que con esa shapka me parecía

Me la quitaba sólo para. ir al estudio a leer.

La dejaba sobre la mesa y cuando volvía dentro del gorro

de

pan, un trocito de azúcar, :una papa cocida. Yo no sé de dónde lo sacaban y quiénes lo ponían, pero eso sabía a gloria, Yo creo que eran unos alemanes antifascistas que tenían su

a Ana Karénina.

siempre había una golosina:

una zanahoria, un pedazo

13

escritorio

y se sonreían." MVC: "¿Ustedes prácticamente vivían acuartelados?"

frente al mío, porque

cuando

yo volvía me miraban

KO: '.',Sí, vivíamos en el edifiSio del callejón Putinkovsky y trabajábamos en la calle Kachálov en una enorme habitación

separ~da cor~ cortinas. A propósito,

las cortinas nos servían

ba

luz, festejábamos las victorias del frente. Cada uno contribuía

La .~ente se ena~ora~a, se casaba, las mujeres daban a

también

de sabanas. En medio de todo esto, la vida continua­

con algo, u!1os traían su ración de pan, otros papas, conser­ vas, cualquier cosa que tenían,

mi ración de pan, me lo comía en la

misma panadería o en la callei sólo dejaba un trocito para, cu ando me acostara con el ~bn g o y. e l gorro p ues tos, cornér ­

~elo, paran~ se~ttr tanto fno. Son cosas que ahora parecen increíbles. Mis nietos Ana y Dmitri no me lo creen, me miran desconfiados, piensan que son cuentos de la abuela. "E!amos. j~venes, eran los mejores años, la coquetería

. "Cuando

y~ recibía

femenina

exrstía

a pesar de todo,

Yo quería tener medias

finas, entonces cambié mi cartilla de racionamiento de pan de

una femana por un par de medias. Pasé hambre, pero llevaba medias finas." MVC: "¿Estaba usted casada?"

KO~ "Sí, mi marido =­Anatoli­>­ también trabajaba en la E~n!sora. Nos cono~1m?s en el trabajo, nos casamos en 1943. Vivíamos en el edificio de la Emisora lo cual tenía sus ventajas, pues ~~empre.había electricidad y agua. Y cuando

a l tra b a jo ,

subir a 'casa'.

nacio n uestr yi h1J~ Marin a, _yo n o falté un solo día

,pue? no

tema mas que bajar

al estudio a leer el material

v

"

"Los que trabajábamos por la noche recibíamos adicio­ nalmente un sandwich. Cuando yo estaba en la maternidad

mi esposo pidió que le adelantaran los sandwiches de una

semc;na y me. !os Ilevó a la maternidad.

corm, los deje para cuando volviera a casa pudiéramos celebrar una 'fiesta'. Lo que sj tenia en abundancia en la m.ate_rnida? y en la 'casa' eran flores. Todos me preguntaban si mi mando trabajaba en alguna florería. Las flores sí se podían comprar, no estaban racionadas.

Pero yo no me los

"Durante la guerra, cada mujer que daba a luz recibía un paquete con ropa para el recién nacido una frazada tres pañales de verano y t res de invierno. Mi hermano que e~taba:

en el ejército me enviaba los paños que los soldados se ponían en las botas. Eran bastante gruesos y me sirvieron mucho. Alguien me regaló el biberón de sus hijos." MVC: "¿Usted trabajó toda la guerra?"

KO: "Yo no dejé de trabajar ni un solo

día. Antes de la

guerra recibíamos muchas cartas, re~Jizábamos concursos. Luego, durante la guerra todo cambió, porque en algunos países escuchar Radio Moscú estaba prohibido bajo pena de muerte."

MVC: "¿Y llegó el Día de la Victoria?"

KO: "Sí fue un día inolvidable

un hombre nuestro famoso locutor Yuri Levítán. Toda la

gente salía 'a la calle

porque la niña era pequeña; tenia menos de un ;;iño. Pero claro que en 'casa' lo festejamos todo el colectivo de la Emisora." MVC: "¿Y después de la guerra?" KO: "Seguimos trabajando. Tenía mi familia, pude dedicarme más a ella. Los afros pasaron tan rápido, me parece que todo fue ayer."

. KO: "Chile para mí es toda una vida, Durante la. Unidad Popular grabábamos programas especiales para Rad10. Reca­

bar r~~ y Ra d io M agall3;n e~, durab~? .de 10 a 15_ m muto~. Participaban en ellos periodistas soviéticos y estudiantes chi­ lenos. Teníamos una gran simpatía por Chile, conocíamos a José Miguel Varas, corresponsal de 'EL SIGLO', despu~s a Rolando Carrasco. José Miguel venía, leia sus comentanos, no se equivocaba nunca. Me parecía muy serio. Más tarde cuando 1o conocí mejor me di cuenta de que era 'Una persona con un gran sentido del humor. Muy cordial.

chilenos de la Universidad de la

Amistad de los Pueblos 'Patricio Lumumba' grabábamos un

muy

lindas esas cartas a sus familiares y amigos. Así fui conocien­

programa que se llamaba '~ attas a la, Patri:i'

MVC: "¿Pero el ayer

. El parte de la víctoria lo leyó

.

.

Yo no pude salir

,

a cantar y a bailar.

en

verdad fue y es Chile?"

"Con

los estudiantes

Eran

do cómo eran los chilenos." MVC: "Y vino el golpe. ¿Cómo fueron los programas para Chile?" KO: "Inmediatamente después del golpe se decidió hacer un programa especial para Chile, Al comienzo no sabia~os qué nombre darle: 'Escúchennos', 'Radio Moscú para Chile', etc. Y yo les propuse que Cequini dijera 'Habla Moscú' y yo diría

'Escucha,

Chile'.

Todos

estuvieron

de

acuerdo

y

así

somos todos una gran familia. Incluso mis amigos y mis

empezamos.

allegados tienen celos de los chilenos, porque paso más

"Al principio

se decidió

que los programas

para Chile los

Y o me quejé a los jefes y les

dije que ~mochet va a creer que soy partidaria de él porque

para Chile. Entonces se dio la

orden de que los. leyera yo también, y los comenzamos a leer

con Luis Cequini. Después se incorporaron jóvenes chilenos An~om~ y Pepe, que eran mis regalones, y ya no me separé de Chile m l?ºr un momento. Cuando me voy de vacaciones

f.stoy ans10~a

¿,Donde esta Katia, se fue de vacaciones?' Nos echamos de m~nos mutuamente. Me parece que conozco a todos los chilenos, y no sé cómo podría estar sin Chile y mis chilenos." MVC: "¿Y cómo la tratan los chilenos que trabajan con usted? ¿Como son sus relaciones con ellos?"

volver. También; los oyentes preguntan

l~:yeran só~o voces de hombre

no me dejan leer los programas

po:

KO: "Inmejorables. Tenemos una gran amistad y cariño,

Katia 01évskaya y René Large

tiempo con ellos que con mis familiares. Tal vez no he sabido responder a tanto cariño. Yo hubiera querido hacer rnás por mis amigos chilenos. Es asombroso cómo me siento unida a

todos ellos.

mas, Antonio y Pepe, teníamos mucha confianza. Ellos tenían la edad de mi nieto. Me contaban de su infancia, yo sentía que necesitaban el cariño de una madre, y yo hacía todo por ellos." MVC: "¿Y los encuentros con los chilenos que han venido a verla desde distintos países del exilio, de Chile?" KO: "Es muy dificil explicar la emoción que yo sentía cuando me daban un cariñoso abrazo, me parece que los conozco a todos. Me parecía que junto con ellos salía a las calles, a las manifestaciones. Usted sabe que los materiales de las emisio­ nes 'ESCUCHA, CHILE' son escritos por excelentes perio­ distas chilenos, yo no hago más que leerlos. Claro que pasan por mi corazón. Así que es un mérito de los periodistas chilenos la aceptación que tienen los programas. Yo leo con sinceridad, lo digo así como lo siento. Quiero dar ánimo a mis amigos chilenos, alentarlos, infundirles esperanza. Yo admiro. a mis amigos chilenos. Recibo cartas desde las cárceles de mujeres presas, son tan emocionantes que a veces tengo que interrumpir la lectura porque las lágrimas me empañan los ojos. Cuando leímos la noticia de la muerte de Luis Alberto, hijo de Luis Corvalán, cuando quemaron vivos a Rodrigo Rojas y Carmen Gloria Quintana, y las ferocidades que se cometieron con tantos y tantos chilenos, tuve que cerrar varias veces el micrófono porque se me formaba un nudo en la garganta y no podía seguir leyendo. Muchas veces después de la emisión, me duele el corazón. Y es comprensible. Esas informaciones no se pueden leer con indiferencia. Los oyentes me dieron la nacionalidad chilena, así es que soy soviético­ chilena y estoy muy orgullosa de serlo." · MVC: "Usted, Katia, acaba de aparecer en el acto del Teatro California por los 71 años de la Revolución Socialista de Octubre.'' KO: "Eso fue tan emocionante. Me llamó Leonardo Kósí­ chev, nuestro jefe, y me dijo: 'Usted tiene que intervenir en un mitin'. Yo le respondí que nadie me había dicho nada. Fui a la Redacción Chilena para saber de qué se trataba. Allí los muchachos me dijeron que tenía que pa:rticip~r en un mitin,

Con los muchachos con· que he leído los progra­

pero por teléfono. Estaba muy emocionada, porque iba a ser directamente con Chile, con Santiago. Lautaro Aguirre me dijo que mejor grabara mi intervención y que él transmitiriala

grabación por teléfono. Estaba muy nerviosa. No me gustó la

Claro, para mí eta lo máximo

aparecer en un mitin en Chile. " 'Se pasaron mis, chilenos', dije." MVC: "¿Tiene algún otro recuerdo interesante?" KO: "Le voy a contar un caso. Yo fui a ver a una amiga soviética qm~había recibido apartamento en un barrio nuevo. Yo no podía encontrar la calle. Pregunté a una muchachita que venia a mi encuentro si conocía esa dirección. 'Voy a ver en mi libreta, porque mi profesor vive en esa calle'. Me hizo repetir la dirección y de repente me preguntó: 'Y usted ¿cómo se llama?' Yo le respondí: 'Katia'. Se sonrió y me dijo: 'Yo la reconocí a usted por la voz, yo soy chilena'. ·

"Esto fue en lJU barrio alejado del centro de Moscú. La muchachita me reconoció por la voz. Yo creo que lo mismo me va a pasar un día en Santiago. La gente me.va a reconocer por la voz y me va a preguntar: '¿Usted es nuestra amiga Ka tia?' Así va a ser." MVC: "Nosotros nos la imaginamos viajando en Santiago, hablando en algún estadio, en alguna manifestación después de la victoria. Usted de locutora allá en Chile." KO: "Eso es un sueño. Yo soy una persona con suerte, por eso todo puede suceder. La amistad con Jos chilenos me ha dado mucha alegría. Me siento muy orgullosa de­ que me hayan confiado los programas 'ESCUCHA, CHILE'." MVC: "Todos esperamos ese día. Tenerla luego en nuestra Patria. Será la invitada de honor de todo nuestro pueblo,"

El 7 de noviembre de 1988, el Partido Comunista de Chile celebró públicamente en el Teatro California de Santiago, los 71 años de la Gran Revolución Socialista de Octubre. "ESCUCHA, CHILE" y "RADIO MAGALLANES" informaron ampliamente de este acto, gracias a las noticias obtenidas directamente por teléfono por la Redacción Chile­ na de Radio Moscú, que llamó a la sede de la Izquierda Unida en la capital chilena. José Cademártori, que fuera ministro de economía del presidente Allende, fue el único orador del acto en que se recordó la Revolución Rusa y se valoró el proceso de renova­ ción que vive la URSS, a la vez que se anunció la realización

grabación. No salió mí voz

18

del XV Congreso Nacional del Partido Comunista de Chile en

marzo de 1989: "A pesar de todo lo

nos proponemos conquistar nuestra legalidad de hecho. f.Ia­

cer cada vez más pública nuestra presencia ei:i la vida

al mismo tiempo protegeremos al Partido de los

. En el Teatro Califorma resono la voz de Katia Olevskaya:

golpes represivos que int~ntará l~ dictadura".

política

que haga la dictadura

,

"Escucha, Chile. "Les habla desde Radio Moscú, Katia Olévskaya,

"Les

hablo con una profunda emoción

soñando

con

acercar el día

en

que pueda abrazarlos en

libertad,

en

democracia. "Hoy, en todo el país soviético, y a pesar del intenso frío de nuestro invierno, millones de hombres y mujeres, de jóvenes y niños de todas nuestras nacio1;1alidades, marchamos y nos felicitamos en un nuevo aniversano de la Gran Revolu­ ción de Octubre.

"Para ustedes, mis queridos amigos chilenos, es primav;­

ra, [Que también lo

presos ni torturados! [Que se sepa la verdad.~obre los d_etei;ii­ dos desaparecidos! [Que ces~n la pers.ecucron y la miseria! ¡Que el derecho a cantar, a reir, a ser felices? se reinstale en esa admirable tierra de Salvador Allende, de V101eta Parra, Pablo Neruda, Víctor Jara y Orlando Letelierl

"Les entrego el saludo de nuestro programa y de Radio Moscú. "Esta celebración no sería completa si no los tuviéramos en nuestro pensamiento, hoy, 7 de noviembre, como los tenemos en nuestros corazones,

"Gracias, también, muchas gracias, por hacer este hermo­ so acto de conmemoración de la Revolución de Octubre, en el

Teatro California de Santiago.

' "Yo, amiga de tantos a~os,_ y que me siento hermana ge

cada uno de ustedes, les quiero entregar hoy, con rm saludo

la certeza irrenunciablede que se abrirán. pronto

las anchas alamedas por donde pase el hombre ltbre de mañana" Esta~ palabras que, difundidas a través de la grabación de un cassette donde se notaba que era una llamada de larga distancia, fueron aplaudidas de pie y hasta con lágrimas, por las más de 2 mil personas presentes en el acto del Partido Comunista de Chile.

emocionado,

ma_s

sea en sus vidas!

[Que

no

haya

19

Sí, Kat~a,

al. fin, estaba

allí, en Chile,

en Santiago,

en

el

Estaba su voz y su presencia, que aunque

no física ~ por el momento­ era un adelanto de ese anhelo que tienen millones de chilenos: conocer personalmente y abrazar a esa gran leyenda radial. La locutora de "ESCU­ CHA, CHILE". La soviética que es esperada noche a noche en ~l campo, _en las poblaciones, en las faenas nocturnas, en el desierto nortíno, en las islas y glaciares sureños.

Teatro

California.

SPERSKI, GRAN AMIGO DE CHILE

Durante casi 15 años lo vimos encabezando la Redacción Chilena. Guennadi Sperski ha pasado a compartir la dirección de los programas para América Latina junto a Leonardo Kósi­ chev, quien sucedió al inolvidable Babkén Serapioniánts, que por tantos años estuvo dirigiendo la Redacción Latinoamerica­ na e impulsando desde allí Ja creación de "ESCUCHA, CHILE", primero, y "RADIO MAGALLANES", después. De carácter aparentemente tímido y de enorme sencillez, Sperski casi pasaba desapercibido para quien llegaba a la Redacción. También Guennadi es un hombre de pocas pala­ bras, pero basta que se toque el tema de Chile, para que él entorne los ojos y exprese una sonrisa de satisfacción. De inmediato comenzará a hacer recuerdos de Chile, De su estadía en Santiago durante la Unidad Popular, y Je contará sobre los hermosos murales de Ja Brigada "Ramona Parra". Por eso cuando le pedimos una entrevista, se mostró llano a contarnos sus puntos de vista, eso sí en idioma ruso, porque aunque domina el español, conmigo prefirió emplear su lengua materna. MVC: "¿Cómo comenzó el programa?" GS: "'ESCUCHA, CHILE' apareció inmediatamente des­ pués del golpe de 1973. Nosotros consideramos que la fecha de inicio del programa es el 18 de septiembre. Iniciamos las emisiones en esos mismos días en que el pueblo chileno vivía los difíciles momentos del golpe fascista. "Este programa es una expresión de la solidaridad del pueblo soviético, del Partido Comunista·de la Unión Soviéti­ ca con el pueblo de Chile, con sus hermanos chilenos." MVC: "¿Y cómo fue 'ESCUCHA, CHILE' en sus inicios?" GS: "En los comienzos de este programa participaron impor­

tantes personalidades y periodistas soviéticos. Abogados, es­ critores, entre ellos, por ejemplo, el poeta Evgueni Evtushenko. "De los chilenos podemos citar primero a. Volodía Teitel­ boim y luego llegaron José Miguel Varas y Eduardo Labarca. Es necesario decir que la emisión en los primeros días fue muy escuchada por los chilenos, fue muy bien calificada además." MVC: "Y esto, ¿cómo lo pudieron medir?" GS: "Todavía existían en Chile, en ese instante, posibilidades para. enviar cartas a Radio Moscú. Nosotros recibimos esas cartas. La mayoría de parte de mujeres, esposas, hermanas, madres de patriotas que fueron asesinados o detenidos en cárceles. Ellas nos agradecían por el apoyo que les brindaba Radio Moscú, por nuestro aliento a su lucha. Después, en base a estas cartas, José Miguel Varas preparó un libro que se editó en unos cuantos idiomas en la Editorial de la APN." MVC: "¿Y qué significó para usted en lo personal este trabajo?" GS: "Estos años en mi biografía periodística se componen de cosas muy importantes. Fue una etapa muy importante. Desde los inicios el trabajo no fue corriente. Fue un trabajo de combate, una labor tal como siempre me imaginaba era la

Guennadi Sperski junto con Luis Corvalán

de un periodista internacionalista. Hay momentos operativos, de reacción rápida. Hay que meterse rápidamente en cuestio­ nes importantes y urgentes." ­ MVC: "~Recuerda usted alguno de aquellos casos?" GS: "Desde este punto de vista será inolvidable aquella llamada nuestra por teléfono al campo de concentración de Ritoque, donde en ese momento se encontraba prisionero el compañero Corvalán, Queríamos informarle que lo habían condecorado con el Premio Internacional Lenin 'Por el forta­ lecimiento de la paz entre los pueblos'. Fue algo muy emocionante.

y

"En este programa

tuve la posibilidad

de encontrar

conocer a personalidades extraordinarias como Volodia Tei­ telboím, Orlando Millas, Jorge Montes y Luis Corvalán. Fueron decenas de personas, escritores, periodistas, artistas, cineastas entre otros figuras tan destacadas como José Mi­ guel Va;as, Eduardo Labarca, Sergio Itega, Oiga Poblete, Miguel Lawner, Angel Parra, Miguel Littín y Patricio Guz­ mán. Fue la juventud chilena, a la cual le tengo mucho aprecio." MVC: "Usted a muchos los conocía de Chile." GS: "Si, tengo vínculos antiguos con muchos chilenos, por­ que estuve en Chile haciendo una aspirantura de idioma en Santiago. Allí en esa maravillosa ciudad tengo muchos cono­ cidos ellos me recuerdan, eso lo sé. Por eso, cada vez que tengd una posibilidad les mando saludos y cuando vienen a Moscú, con alegría me encuentro con ellos." MVC: "Ha sido un tiempo bien largo." GS: "Por supuesto. Todos estos meses han significado mucho para mí. Y esto, pese a que tengo muchos años de trabajo, .me ha permitido un desarrollo pro fesional, porque esta_ ha sido una Escuela Periodística chilena, de prensa comunista, con grandes virtudes, que se ha sumado a nuestra escuela soviética de periodismo. Y claro; he tratado de sacar !O meJo~ de est~ escuela, que funde dos estilos y que ha influenciado mi

desarrollo como periodista." MVC: "Y usted cada domingo mantenía su 'Charla con los chilenos?"."

de

hacerlas lo mejor posible. Esto lo hice en español. Tocando los problemas más agudos. La actualidad chilena. Estaría

GS: "Esas conversaciones con los chílenos he tratado

* Un espacio del ''ESCUCHA, CHILE".

plenamente conforme si estas charlas en verdad constituyeran un aporté para los oyentes, es mi pequeño grano de arena." "

MVC: "Y en cuanto a los aspectos administrativos GS; "Como jefe de sección me tocó una gran tarea de organización. Siempre hay problemas que solucionar. A veces

no es fácil; surgen diferentes complicaciones,

pero el colectivo

es amistoso. "Consideremos además que he trabajado con tres equipos diferentes. ·Pero siempre concordamos, siempre llegamos a los mismos puntos de vista, nos apoyamos mutuamente y trata­ mos de que exista una buena y saludable atmósfera de

trabajo. Sólo así se puede trabajar, observar los frutos de

nuestra

chileno. "Puedo agregar y enorgullecerme de ello, que la dirección soviética evalúa altamente este trabajo. Así, un grupo de nuestros compañeros fue condecorado con altas distinciones del Estado. Con la Orden 'Amistad de los Pueblos'. "La dirección del Partido Comunista de Chile y de otras fuerzas democráticas, nos dan fuerzas para trabajar con más empeño, para adelantar el momento de la liberación del pueblo chileno del fascismo."

labor,

necesaria

e

indispensable para

el

pueblo

*

*

'l<

Esa fue nuestra conversación con Guennadi Sperski. Bre­ ve pero precisa, El ya no está en la Redacción Chilena. Pero sabemos que. desde sus nuevas responsabilidades, Guennadi seguirá siendo ese enorme amigo de Chíle.

KOSICHEV DEL CIDLE DEL GOLPE A RADIO MOSCU

Cuando en la misma. noche del golpe militar de 1973;

Radio Moscú comenzó a solidarizar con los dirigentes, mili­

tantes y amigos de la

detenidos, torturados y perseguidos, un periodista sovíeuco, Leonardo Kósichev, corresponsal en ese momento de la Emisora en Chile, ·vivió directamente aquella tragedia. Tres días alcanzaría a estar libre, luego sería detenido, por el solo hecho de ser soviético y trabajar en Radio Moscú. Afortunadamente, Leonardo no sufrió mayores vejaciones, tras él estaba un país, la URSS, con el cual Pinochet no quer~a tener ­al menos en el comienzo­ mayores problemas. Sena. más tarde cuando Pínochet comenzaría a atacar verbalmente

a la URSS y a las emisiones de Radio Moscú

. 15 años después conversamos con este periodista sovieti­ co, uno de los primeros que hablaron en la URSS de la situación chilena después del golpe.

Unidad P.opular, que .era_n asesinados,

.

.,

v1Vll'. la

experiencia de 'ESCUCHA, CHILE', desde una perspectiva

diferente, desde Chile mismo". LK: "Recuerdo que al día siguiente después d~l golpe, cap!é la onda de Radio Moscú en español y por pnmera vez 01 un programa que fue mur diferente. de Ios programas que transmitíamos para Chile unos días antes. Tras el golpe cambió el carácter de nuestra programación para Chile. Claro que siempre se habló de nuestra.solidaridad ~especto a Chlle Y

MVC:

"Compañero Kósíchev,

usted

r

comenzó

.

a

en las

emisiones para América Latina. Se condenaba el golpe en los programas. Se hablaba de las masacres. Del bombardeo de La Moneda. "Unos días más tarde yo oí en Santiago la .declaración ~el Gobierno soviético, solidarizando con el pueblo y los trabaja­ dores chilenos.

il

su pueblo. Pero

ahora había un cambio brusco

"En

Santiago,

a través

de

Radio

Magallanes,

habitual­

mente escuchaba los comentarios de Volodia Teitelboim. Un

poco después del golpe, comencé a oírlo por las ondas de Radio Moscú. Su espado también se llamó en Radio Moscú, como en Radio Magallanes de Santiago, 'Volodia comenta'.

"Unos días más tarde, el 15 de septiembre,

me detuvieron

como

nada. Incluso

parece

rnterrogo, no pudo explicar nada sobre las causas de mi

detenci~n. A ve~es me preguntaba sobre las programaciones de R~dm Moscu, pero de manera muy prudente. Yo com­ prendí que los nuevos programas que hacía Radio Moscú, fueron la causa principal de mi detención. Pero la Embajada soviética hizo lo posible para sacarme de aque] cuartel de

me

corresponsal

de

Radio

Moscú,

pero

sin

explicarme

me

en uno q_ue en el barrio

de Los cuarteles

Nuñoa,

uno

de Investigaciones,

de los

agentes

que

Investigaciones,

donde había muchas oficinas en el segundo

y tercer piso. En el sótano, donde me tuvieron, había muchas celdas y mucha gente detenida. Pero mi encarcelamiento no significó nada, en comparación con los compañeros chilenos detenidos." MVC: "Hablemos del inicio de las emisiones para Chile." LK: "Creo que la formación del programa 'ESCUCHA, CHILE' fue una de las cosas más significativas en la historia

Leonardo Kósichev

26

de las programaciones de Radio Moscú para el extranjero. Teníamos muchos ejemplos. formidables de trabajo para el exterior durante los años de la segunda guerra mundial. Ante nuestros micrófonos intervenían personalidades muy destaca­

das como Palmiro

"Ahora Radio Moscú, tras el golpe en Chile, a través de sus ondas volvió a pelear contra el fascismo. No pelear propiamente, sino en el sentido solidario con el pueblo de Chile, con las víctimas inocentes. Había miles y miles de victimas. Y o estuve dos semanas en Santiago después del golpe y vi con mis propios ojos todo lo que pasaba. Eso lo

guardé en mi mente, en mi corazón y al regresar los jefes del Comité de la Radiotelevisión, me escucharon y dijeron: 'Hay

que periodisticamente ~isparar

y a las ondas de la radio, todo lo que has traído desde Chile Fui el que trajo a nuestro país, la grabación del último discurso de Allende y la transmitimos P?r el progran~a televisivo 'VREMIA', por todas las emrsiones de Radio Moscú para el interior y exterior. "Cuando hablé sobre Chile, ante mis ojos siempre vi vivos a los compañeros asesinados. Era muy dificil leer las informaciones de las agencias cablegráficas, cuando moría un compañero y otro compañero a quienes conocía. Eso fue terrible." MVC: "Y muy pronto llegaron a Radío Moscú periodistas' chilenos." LK: "Sí, logró agrupar a un equipo periodístico chileno muy fuerte desde el punto de vista profesional, quienes pudieron evitar la cárcel y las persecuciones en Chile. "Para mí fue un agrado ver aquí, a los que conocí en Chile. Recuerdo que llegó José Miguel Varas y él me dijo en el camino del aeropuerto a su casa en Moscú, aún sin muebles, que estando en Chile esc~chaba n;iuchos de m,iestros comer1:ta­ rios y programas, ademas de mis comentanos y reportajes, pero no se trata de eso, sino de la atención que prestaban a las primeras emisiones, que fueron una voz de esperanza, de solidaridad, de apoyo a los demócratas chilenos. "Después llegó Eduardo Labarca, a quien desgraciada­ mente no conocía en Chile, pese. a estar un año y medio trabajando allá, pero no fue lo suficiente para conocer a todos o muchos periodistas chilenos. Aquí surgió nuestra amistad y me llegó a parecer que habíamos sido amigos desde Chile.

27

Togliatti, Maurice Thorez, etc.

todo a l a pant !1lla de televis_ió.;t

"Más. tarde

llegó

Leonardo

Cáceres,

a quien

conocía

en

Chile, como a José Miguel Varas." MVC: "Leonardo, usted tal vez querrá comentar del comen­

tarista más permanente que ha tenido 'ESCUCHA, en 15 años, Volodia Teiteíboim,"

LK: "La voz de Volodia Teitelboím, ha sonado regularmente desde 1973 a través de Radio Moscú, y sin interrupción

Siempre sorprendía esta capacidad de trabajo de él. Cuando viajaba a otros países por asuntos de la solidaridad y faltaba 3 ó :!­ semanas, o salía a descansar durante un mes, siempre en el éter salía cada semana su comentario de forma muy literaria, muy profesional. Y muy fuerte, yo creo, desde el punto de vista de herir a la dictadura. "Cuando he leído las declaraciones de la Junta Militar respecto a Volodia Teitelboim, a sus intervenciones por Radio

Moscú, podía imaginarme el humor de Pinochet

que los discursos de Volodia daban en el blanco. Creo que esto ha sido un ejemplo de propaganda partidaria. De amor

hacia la Patria. De indignación respecto a los enemigos de la

democracia

la realidad chilena. Después, en México, fue editado un libro de intervenciones de Volodia por Radio Moscú, corno intere­ sante testimonio de la lucha contra el fascismo en Chile, Este

libro fue traducido al ruso y editado en Moscú."

MVC: "Tal vei respecto a José Miguel Varas, que ha regresa­ do a Chile." LK: "Lo que José Miguel hizo en el transcurso de casi ,15 años aquí, tiene en el marco de la lucha contra la dictadura mucho significado. El era el alma de todo el equipo periodístico chileno. El y Volodia influyeron mucho sobre nuestros perio­

distas latinoamericanistas; sobre

la Radio, cómo hay que escribir en español, cómo hay que encontrar un género correspondiente para el tema. Su ejemplo de trabajo abnegado, es un ejemplo también de periodista comunista. "En el transcurso de estos años, nuestra amistad personal quedó grabada para siempre. Personalmente sacamos muchas enseñanzas profesionales del trabajo de ambos. "Considero a José Miguel como un escritor, él hubiera podido escribir muchas cosas muy buenas, pero puso toda su capacidad física y literaria, todo su talento al servicio del trabajo periodístico, que es muy pesado, cumpliendo con la tarea partidaria que le fue asignada. Eso fue lo más ímportan­

28

CHILE'

parece

El ha interpretado muy bien en sus comentarios

cómo hay que trabajar; para

te y, claro, no pudo encontrar el tiempo para escribir sus cuentos. Yo tengo editados en ruso sus cuentos, sus pequeñas novelas, que son muy interesantes.

"Yo siempre lamenté

que José Miguel; por su trabajo

radial, no pudo dedicarse más a la literatura." MVC: "¿Qué piensa usted en general del equipo chileno de Radio Moscú?" LK: "Creo que será inolvidable aquel equipo que se renovó ·

con el tiempo.

"Estimo que pasar esta experiencia periodística por Radio Moscú es interesante para cualquier periodista y especialmen­ te para: los chilenos. Sé que al regresar a su Patria, ellos van a

recordar estos años de trabajo conjunto con los compañeros soviéticos.

que los

.

"Creo

que esta labor es una pequeña

hazaña,

mismos chilenos van a definir. Fue un trabajo de días y noches. Sábados y domingos. Días de fiesta. A veces incluso sin descansa. Así fue esta batalla, desde esta trinchera

periodística, contra el fascismo.

"Creo que para los cambios que se están produciendo en Chile, trabajó e1 equipo que preparaba todos estos años 'ES·­ CUCHA, CHILE'. No menciono a todos los periodistas chilenos, aunque todos merecen consideración. Entre elles destaco a Rolando Carrasco. Fuimos amigos en Chile y nos pasaron cosas muy curiosas." MVC: "Tal vez usted podría contarnos algo de ello." LK: "Rolando dirigía Radio Luis Emilio Recabarren, Emiso­ ra de la Central Unica de Trabajadores de Chile El 'tancazo' del 29 de junio de 1973 me tocó vivirlo en el edificio de los trabajadores, con Rolando, y desde alli vimos ese primer

Intento

"Para el día 11 acordamos encontrarnos en la Emisora y conversar sobre la ampliación de colaboración de Radio Moscú y Radio Luis Emilio Recabarren. Desgraciadamente ese día no pude ni salir de mi casa, y Rolando estuvo en la Radío cumpliendo su tarea, hasta que fue·detenido y pasó por muchos campos de concentración. Años más tarde, ya libre, llegó a trabajar con nosotros, lo cual fue una gran alegría. "Rolando escribió uno de los libros más destacados sobre los campos de concentración, que se llama 'PRIGUE' (Prisio­ nero de Guerra), que fue editado en ruso. Incluso lo condeco­ raron con dos premios internacionales. 'PRIGUE' tuvo mu­

de golpe de Estado que fue sofocado.

cho éxito en la URSS."

29

MVC: "¿Recuerda usted alguna anécdota radial digna de destacar?'' LK: "Sí. Tras el referéndum sobre la nueva constitución de 1980, un chileno muy 'momio' (reaccionario =Nota de la Autora) nos escribió indignado y dando su dirección y teléfo­ no. Protestaba contra 'ESCUCHA, CHILE' y contra sus periodistas. Afirmaba que Pinochet era amado en Chile. Nos acusaba de tergiversar la verdad del país. Negaba los asesina­ tos cometidos tras el golpe y la represión posterior. "José Miguel Varas leyó esta carta al éter y pidió a los oyentes que quisieran confirmar la verdad de los hechos, que telefonearan a dicho señor. Varas citó su teléfono. Pasó un mes Y. nos llegó otra carta, el mismo señor pedía que no mencionaran más su teléfono en las programaciones. Creo que dicho señor recibió tantas llamadas que confirmaban la realidad chilena, que tuvo que desconectar el teléfono, para poder estar tranquilo. "Es un ejemplo simple de cómo se puede reaccionar a la mentira. Varas no dijo absolutamente nada. Sólo leyó la carta." MVC: "¿Y qué opinan aquí en la Radio de los ataques que lanza la prensa uniformada chilena contra Radio Moscú, por las emisiones para Chile?" LK: "Claro, nos atacan, los mismos que atacaban a la Unidad Popular y que ahora atacan a toda la oposición. Nos atacan por desenmascarar al fascismo. Por solidarizar con las víctimas de la represión. "Este tiempo será muy recordado acá en la URSS, corno sabernos que los trabajadores chilenos no olvidarán las voces de aliento de nuestro pueblo. "Si nos atacan, es que nuestra palabra da en el blanco. "Ojalá, 'RADIO MAGALLANES' salga pronto al aire en Chile. Creo que ese día vamos a llamar a Santiago a la Emisora, y los periodistas chilenos van a hacer una programa­ ción conjunta con nosotros, directa, viva, al. ét er. "Para nosotros eso va a ser una gran alegria." MVC: "Leonardo, estamos en el despacho donde por muchos años estuvo Babkén Serapioniánts, impulsando los progra­ mas para Chile. Tal vez, para terminar esta entrevista, usted querrá hablar de él y llenar el vacío que dejó nuestra conver­ sación nunca realizada con el inolvidable Babkén."

30

LK: "Babkén Serapioniánts fue el jefe. para la Redacción Latinoamericana durante muchos años. El participó en la segunda guerra mundial. Peleó contra el fascismo. Entonces conocía muy bien, qué era el fascismo. Fue herido en las cercanías de Leningrado cuando era muy joven. Eso reforzó mucho su sentimiento antifascista y especialmente para el caso de Chile.

por los chilenos que trabajan en la

Emisora, Babkén tuvo especial preocupación. Entendía que es muy dificil vivir en otra tierra, aunque te traten muy bien. Amaba a los chilenos como antifascistas y los trataba como compañeros muy cercanos, casi como a hijos o parientes. "Personalmente estoy muy agradecido a Babkén, porque era un periodista formidable. Siempre tenía muchas ideas periodísticas. Escribía muy bien. El me influenció directamen­ te como periodista y como persona. Era muy honesto. Fue un honor para mí trabajar en dos redacciones con él. Primero, en la Redacción de Informaciones Internacionales y, luego, en la Redacción Latinoamericana.

"Particularmente

Babkén

Serapioniánts con Katia Olévskaya

31

El penetró

muy ~~ertemente

en el corazón

de

los

chile­

nos, que sufrían

el exi!to,

que ll~garon

luego

de tanta

repre­

s1~n, de tantos campaneros

perdidos,

y trató

de rodear

a los

chileno~ de gran fraternidad en la Redacción. Incluso proponía paseos a las cercanías de Moscú, principalmente para los chilenos.

" Cr~~ qu~ el t~abajo de todos estos años se facilitó mucho por_su m1c.1ativa. ESCUCHA, CHILE' tuvo plena libertad y Ia tienen ,siempre, para escribir lo que deseen, y eso siempre

sal~

a} _eter.

El

se

alegraba

mucho

de

cualquier

éxito

en

un

pen?~Istico, .de la repercusión de los programas en Chile América Latma.

Serapioniánts murió

'

_ "Lamento

mucho q.ue Babkén

an :o a n t es d e e~ta v~ctona del p ue blo en el p lebiscito, de esta

primera gran victoria del pueblo chileno sobre Pinochet."

MESA REDONDA CON LA REDACCION CHILENA

­ Gastón Vargas: Unir a todos los antifascistas

­ Alfonso Carrasco: El periodista, un inconformista

constante

­ Víctor Vidal: De Chile nos llegan muchas cartas

­ Lautaro Aguirre: El aporte de la juventud y la música

­ José Miguel Varas: Los libros y una reflexión fina1

­ Rolando Carrasco: Oír Radio Moscú desde el campo de

concentración Una de las experiencias más importantes que tuve al relacionarme con Radio Moscú, fue conversar con los perio­ distas chilenos que hacían las emisiones para Chile, y a quienes entrevisté sobre diversos aspectos de su trabajo. Aquellas conversaciones las he transformado en una Mesa Redonda, en la que los periodistas Gastón Vargas, Alfonso Carrasco, Víctor Vidal, Rolando Carrasco, Lautaro Aguirre y José Miguel Varas, se refieren a diversos aspectos de este extraordinario trabajo radial. Gastón Vargas: "Lo primero que se puede decir, es que Radio Moscú a través de 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGA­ LLANES' cumple con bastante exactitud aquel postulado leninista que señala que el periódico, él habla de periódico, tiene que ser un organizador, un agitador, difusor de la verdad revolucionaria y de la organización del Partido. Y que alrededor de ese periódico debe organizarse toda una red de partidarios, una red de revolucionarios. A la Radio Lenin la definía como un periódico hablado, y esto se cumple a través de nuestros programas. Ahora, es evidente que la magnitud del campo que abarca este periódico hablado es mucho más grande del que puede alcanzar un periódico clandestino en Chile, de manera simultánea a través de todo el país.

"Es

decir,

la

primera

misión

que unir a todos

cumplió

la

Radio

Chile, fue la de unir a todos,

los antifascistas

en

del

país, et. toda 1a izquierda y, en particular, unir a todos los

comunistas.

"Toda esta gente fue la primera que llegó a constituirse en

torno a las ideas

iniciales, a la tarea de la denuncia política, de la denuncia de

la ~ barbari?ades del fa s cismo Y. a la tarea de organizar los pnn~eros ger~enes de resistencia, que con los años llegó a moy1hzar a millones de personas en jornadas nacionales. Es decir, hay toda ~n~ vincula7i~n entre el programa y el

y político de las luchas en

. Alfonso Carrasco: "El papel principal de nuestros programas era. Y es informar verazmente de lo que sucedía y sucede en Chile y en el mundo y, dentro de lo posible, hacerlo oportuna­ ~nente, lo que en gran medida se logra, y eso ·es muy importante P.uesto que en nuestro país existe una prensa que no puede salir, hay una prensa proscrita, radios proscritas y 9ue .corresponde a todo lo que son las expresiones de la

desarrollo, fortalecimiento orgánico Chire."

el auditorio

de la

Radio. Se los unió en

izquierda,

"Hay 9ue recordar que todos los medios de expresión que eran propiedad de las fuerzas revolucionarias, sencillamente

La Redacción Chilena se entrevista con Yuri Levitán, famoso locutor d~ RadioM oscú (de izquierda a derecha: Rene Largo,

G~enna~1 Sperski, Ligeia Balladares, Eduardo Labarca, Volodia

Teitelboim, Hernán Rodríguez. Yuri Levitán

y Katia Olévskaya)

füeron expropiados, asaltados, robados y se prohibió su difusión. Pese a esto, todavía continúa saliendo la prensa clandestina, que trata de reflejar todo lo que ocurre, pero que obviamente no puede mostrarlo todo, ni llegar tampoco con facilidad a un amplio número de lectores. "De manera que por eso se justifica ampliamente la misión que cumplen nuestros programas. Además, hay que decir que la prensa y la Radio que es independiente del régimen militar, está siendo sometida a todo tipo de limitacio­ nes, censura previa y procesos judiciales como ha ocurrido en el último tiempo. Entonces durante las grandes movilizacio­ nes y protestas que se realizan en Chile, habitualmente el Gobierno aplica sanciones completas a la libertad de informa­ ción, reprime a la prensa independiente y así los chilenos quedan sin información, salvo la que entrega la dictadura en sus comunicados oficiales y lo que publica la prensa adicta al Gobierno. "Eso ocurrió prácticamente en todas las jornadas de protesta, entonces el papel de nuestra Radio es inmenso. Es organizador, porgue puede ayudar a anunciar la realización de actos y concentraciones, de rnanifestaciones y protestas. Indicar lugares, horas, señalar características, puesto que nosotros reproducirnos la información que entregan las agen­ cias de prensa internacionales y que corresponde a lo que dicen los organizadores de esos actos. "Se muestra así el carácter y objetivo de tal o cual acción, se da orientación a la gente y de esto hay muchos ejemplos. En Chile se divulgan documentos llamando a la población a tomar medidas para defenderse de los allanamientos masivos

y

brutales que realizan las Fuerzas Armadas y los agentes de

la

DINA­CNI, la policía política de Pinochet, en las poblacio­

nes. Tales documentos, que son públicos, llegan a la Redac­ ción y nosotros les damos lectura en 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGALLANES', lo que sirve a la gente para tomar las medidas necesarias llegado el caso de allanamiento. Así la gente se organiza ante la embestida militar y policial. "Orientamos en muchas otras actividades; ya sea organi­ zadas por sindicatos y partidos opositores, porque nosotros reproducirnos lo que se dice en Chile y que la dictadura prohíbe. "Desde este punto de vista la importancia que tienen nuestras emisiones y el papel que cumplen, es realmente inmenso."

MVC:

emisiones?"

"¿Qué

conclusiones

se obtienen

luego

de

15 años

de

' Rolando

Carrasco:

"Y o por lo menos tengo tres.

"Una, que inmediatamente

después

del golpe la dictadura

tuvo como

propósito

aislar

a Chile

desde

el punto' de vista

informativo.

Aislar

a Chile

desde

el exterior

y producir un

aislamiento de la propia población, en relación a acontecí­ mientos qlie, ocurrían en uno 11 otro lugar del país. "Aquello naturalmente RO lo logró, ya que las emisiones de la Radio lograron entregar la información del exterior a Chile, sacar la información de nuestro país hacia afuera y mostrada de nuevo, manteniendo informado al pueblo chile­ no de lo que estaba ocurriendo. "Segundo, fue ocurriendo . que una gran cantidad de chilenos salió al exilio. Varios cientos de miles. Se afirma que hasta 'un millón. Entonces los programas de la Radio se convirtieron en el vinculo de los chilenos repartidos por diferentes países del mundo, para los cuales los programas de Radio Moscú son el vínculo entre ellos, nosotros y la Patria. "Tercero, es que la Radio dio una clara identificación política, reflejando la vigencia de esa alternativa de izquierda

saber cual es la reacción de

que en Chile existe." MVC: "Tal vez será importante

los oyentes frente a 'ESCUCHA, CHILE' 1 'RADIO MAGALLANES'." Víctor Vidak "De Chile nos llegan muchas cartas, pero ne> podríamos ofrecer un análisis global del efecto que producen las emisiones sobre las personas. Eso sería ideal; conocer

. "Lamentablemente, las opiniones no siempre son inmedia­ tas. Llegan un poco tarde. Hay referencia a periodistas y locutores, pero ·sin detalles. Sin mayores especificaciones. Generalmente dicen me gusta el comentario de tal persona, o escuché a tal otro. Lo que significa que se le hace una

distinción. "En algunas ocasiones se. refieren a noticias inmediatas. En este caso, el interés del oyente es mayor, pues conoce detalles de algo desconocido que es suceso, noticia." MVC: "También en sus emisiones hay programas juveniles y musicales."

y o me encargo de ellos. Lo juvenil aparece

cada martes en 'RADIO MAGALLANES'. Lo musical los domingos en 'ESCUCHA, CHILE'. Resulta que en nuestro

críticas, observaciones, sugerencias.

Lautaro Aguirre:

36

país tanto los.jóvenes, como los intelectuales entregan grandes aportes a la lucha contra el fascismo. "Es fácil comprobar que una gran parte de las víctimas y mártires de la represión son jóvenes. Decenas, cientos, miles de jóvenes han sido reprimidos o asesinados; por ello fue necesario que hubiese un espacio juvenil, que originalmente estuve a cargo de la periodista Fresia Rojas Painekura,

Programa

Exterior de las Juventudes Comunistas de Chile, y por mu­ chos años han participado en él dirigentes chilenos represen­ tados en la Federación Mundial de la Juventud Democrática, como es el caso de Manuel Hernández, quien posteriormente estuvo preso por entrar clandestinamente en Chile. Hay que citar los comentarios de Manuel Guerrero, quien fue degolla­ do a su regreso a Chile, junto con otros dos dirigentes comunistas. También han colaborado con 'RADIO MAGA­ LLANES' juvenil César Riquelme y Jorge Maturana, de.Ia Unión Internacional de Estudiantes. "Desde Chile. han llegado numerosos cassettes informan­ do de las actividades y luchas juveniles, de sus actos, concier­ tos, por ejemplo, de la Agrupación Cultural Universitaria. Y siempre que ha llegado a Moscú algún dirigente político o de las organizacionesjuveniles, se ha acercado a nuestra Emisora para contar 'en vivo y en directo' lo que ocurre en su juventud y

"También colaboran en 'RADfO MAGALLANES"juve­ nil, estudiantes de periodismo y otras carreras de la Universi­ dad de Amistad de los Pueblos 'Patricio Lumumba'. Y cada vez que hay trabajos voluntarios acá en la URSS, vamos a verlos, a entrevistarlos en el terreno mismo, o nos llaman por teléfono y nosotros informamos. A veces vamos a dejarlos a la estación o al aeropuerto, o vamos a esperarlos cuando regresan. O van nuestros corresponsales juveniles y de todo ello salen aportes muy lindos. Es especialmente emotivo cuando los muchachos, pero sobre todo las muchachas de las brigadas, llegan a la Radio, van a conversar y a cantar. "En este punto hay que destacar a las brigadas 'Manuel Rodríguez', 'Víctor Jara', 'Venceremos', 'Továrisch', 'Lean­ dro Arratia' y otras'. Y entre los nombres que nunca olvidare­ mos está el de Julia Andréeva, que trabajó muchas veces con nosotros. Ahora hay amigas y amigos soviéticos que siempre

nos están ayudando, es el caso del joven periodista

Kolachov, que incluso organizó un concierto rock contra

37

eIJ

~l. cual colabora

estrechamente

la

Comisión

Alexéi

Pinochet:

o

el

de

Dinara

Tenísova

que

sistemáticam~nte

participa' y colabora en todas las actividades tanto radiales

como partidarias; y también hay que valora~,el esfuerzo de la brigadista Natalia Pichúguina, ,º.de Olga Uhai:ioya y de,gente

no tan joven,

"lolo" como Julia Poliakova o el fallecido ~nn Pilia ?el Comité Soviético de Solidaridad con los Democratas <;hile­ nos, quienes siempre colaboraron con nosotros, dando ideas,

. "También hay que destacar eve!1tos 1mpo~tantes como la Olimpiada de Moscú o el XII Festival Mundial de la Juven­ tud y los Estudiantes, y en este caso lo ?~cho por el. K.o?1so­ mol Leninista y sobre todo por el Comité de Organizacíones Juveniles de la URSS, y allí recordemos,,.por eJ.~mplo, la a yud a de An a t oli ~an í n;miko v, d e . A ndr e1, Chm1J Y, o tro s compañeros. Tambien estan los Festivales V1ct?!" Jara ~or el derecho de. vivir en paz', donde l.~ juventud .sov1etica, chilena, latinoamericana, africana y asiática manifiesta su solida­

aportes y opiniones.

pero con un espíritu que. en .Chtle ll~m~r~amos

ridad.

"Sería imposible hacer un resumen de !anta acuvi · a,

id

d

juvenil, pero

baste señalar que ~n el. Festival de Moscú

vinieron

entrevistadas por 'RADIO MAGALLANES juvenil. Unos diciendo abiertamente quiénes eran. Otros que hasta se asu.s­ taban de que se acercase a ~llos un periodista de Radio Moscú. De ellos muchos constituyen vanguardia en la luc~a contra la dictadura. Y ese miedo inicial a hablar por Radio Moscú, que nosotros protegíamos inventando seudónimos Y difiriendo la salida al aire de las entrevistas hasta que los compañeros estuvieran ~n la Patria, fue poco. a poco desapa­

grandes personahdades juveniles,

l,a~ que. fuero~

reciendo, hasta que deb1do.~l a~anc~ del, m~:lVlmtento popular

en Chile vino una delegación

que hablo por

juvenil pública,

Radio Moscú, integrada po~ F~anklin San~íbáñez~ del Con.se­ jo de Federac10nes Estudiantiles de Chile. Luis Edué;!1do Bresciani, de la Juventud Demócrata Cnsttana y de la ~!11ver­ sidad Católica, y Kiriakos Markar, de la Federación de

. "Los gritos de la juventud chilena, agu~rndos, corrucos, irónicos, animan nuestras emisiones, con su SI NO CAE LO BOTAMOS', 'Y VA A CAER', 'A VER A VER, QUIEN LLEVA LA BATUTA, EL PUEBLO MOVILl~~DO O EL

HIJO DE

MVC: "Más adelante veremos los programas musicales, aho­

Estudiantes Secundarios de Santiago.

,

.

.

.', y por supuesto el 'CE HACHE I

38

ra tal vez corresponda

aspectos culturales." José Miguel Varas: "Realmente no me acuerdo cuándo co­ menzó 'Crónica de los libros y la cultura'. Con Eduardo Labarca nos dimos cuenta de que periódicamente aparecía una gran cantidad de libros de Chile. Eran libros políticos y de otro carácter, que principalmente aparecían en el exilio, pero también dentro de Chile. Nosotros informábamos de ellos, pero pensamos que hacía falta un espacio más amplio, donde sistemáticamente se tomara lo que se refería a los libros. Donde se comentara contenidos, se leyeran trozos de libros para darlos a conocer y opinar de sus características, méritos o falta de ellos en el terreno literario. "Nunca pensamos en un espacio de crítica de libros, porque eso no correspondía al carácter del programa. Por eso le pusimos el nombre que tiene, 'Crónica'. Ahora yo nunca trato de hacer una evaluación crítica desde el punto de vista literario, sino que trato de contarle a la gente cómo es el libro, en qué consiste, de qué tema habla. Naturalmente, siempre hay un grado de opinión, pero mi aspiración es que, en verdad, lo pueda captar con algún grado de interés un público amplio, incluso personas que no se interesan por la literatura muy especialmente. Gente que de vez en cuando leen algo, pero que se interesan sí por Chile. "Al comienzo el programa estaba más cargado a tomar libros fundamentalmente políticos, que tenían que ver con el proceso político chileno, con el golpe militar, con lo que pasó antes en Chile. Pero, gradualmente fuimos tomando libros puramente literarios, de relatos, menos cargados de puntos de vista políticos, pero que tienen interés en la perspectiva cultural. "Empezamos hablando de libros, pero nos dimos cuenta de que era necesario informar en forma más o menos regular, de la actividad cultural, que es mucho más variada, que abarca muchas cosas distintas, tanto en el exilio, como en el país, por eso extendimos el título a 'Crónica de los libros y la cultura'. Idealmente este programa debería ínfonnar sobre libros que aparecen en Chile, sobre actividades culturales que se realizan allá, más que sobre las que se realizan en el exilio. En la práctica no siempre es así, aunque en verdad, muy a menudo lo logramos, con información y publicaciones de Chile. Sin duda, es más fácil recibir material del exilio, que resulta además abundante, porque en Chile no se editan

39

a José Miguel Varas referirse a los

muchos libros, y por cierto se editan pocos de carácter crítico, que aborden de manera crítica problemas del Chile actual o del Chile del pasado, aunque esto se ha ido superando poco a poco."

MVC: "¿Qué forma y contenido tiene el programa 'ESCU­ CHA, CHILE'?" Gastón Vargas: "En la prensa clandestina en Chile muchas veces se utilizó la información de Radio Moscú, para nutrir su propio contenido informativo y político. Luego ha y m~a retroalimentación interior y exterior, que nace de la denuncia

que viene del país a tr:ivés de diver sas fo~~s •. carta s, te sti.~o­ nios a través del envio de recortes de periódicos, de noticias destinadas específicamente a las radios en el exterior, qu_e a su vez repetidas y difundidas por la ~adio, alcanzaba11,a cien~os de miles de personas, quizas a millones, pero a~ernas ha~i.an noticias que se generaba.n en la R~~10, vale ~ecir l.as notic~as de la solidaridad con Chile las noticias de caracter mternacio­ nal las noticias del movimiento comunista internacional y rev~lucionario, que a su vez podían ser reproducidas por la prensa clandestina del interior. "Pienso que el balance principal no tiene que ver con la forma sino con el contenido. El balance principal de estos años, ~s el nivel alcanzado por las luchas en ~,hile.Cre? que la Radio no fue el factor fundamental que movio a los chilenos a luchar contra el fascismo, contra la dictadura, pero sin duda su papel ha sido fundamental como difusor, como coordina­ dor, como organizador colectivo. A mi juicio, ese e~ su papel principal. Ahora, la Radio sigue s~endo una necestd~d en el proceso de la lucha contra el fascismo. Porque l.a. dic.t:idura

recurre a la represión cada vez que hay movilización

masas, cada vez que hay lucha intensa en el país y seguramen­

te va a recurrir con mayor fuerza, cada vez, n~~lusollegando a niveles superiores o más refinados de represión a los medios

de difusión, que han podido "Relativamente en Chile

ta frente a las censuras, rrdnte a la persecución, frente a las di;tintas formas de represión que la tiranía emplea contra la prensa. La Radio asume así un papel de mucha más imp?~~ tancia, pero al mismo tiempo y como balanc,e, la responsabili­ dad de la Radio, del programa es mucho mas grande, porque la situación en Chile cambia en forma muy acelerada y es muy compleja. Hay una lucha de factores, de contradicciones, muchas fuerzas luchando contra la dictadura, y no siempre

40

de

abrirse paso.

. el papel de la Rad10 se acrecien­

.

y la Radio

necesita reflejar esa complejidad y ayudar al proceso de

unida? H~e se e~tá. realizando en este momento ~n el pueblo."

en lo personal trabajar en Radio

Alfonso Carrasco: "Trabajar en las emisiones de Radio Mos­ cú para Chile constituye una posibilidad de desarrollarse plenamente del punto de vista profesional. Digo esto en el

que un periodista, es claro que· ­debe ser un

inconformista constai:ite respecto a sí mismo. Respecto al mve~ qye trene profesionalmems, Ese nivel no tiene tope. El c~ec1m1ento es constante. Un periodista tiene que tener buen nivel cultural, buei: ni':el político. Tiene que conocer todo el desarrollo de la. ~!enc1a, desde todo punto de vista, para c~ntar con una visten global de lo que sucede y poder orientar e mformar a los oyentes.

esos ~ectores .coinciden en todos los aspectos,

MVC.

Moscú?"

¿Y que significa

sentido

d~

"Desde este punto de vista y por muchos factores, aquí un~ puede realmente desarrollarse si Je pone empeño y lo quiere. Nosotros tenemos acceso a los archivos a las fuentes informativas. Tenemos plena libertad para elaborar los pro­ gramas: Para cr~ar las secciones que nosotros estimemos convementes. Existe una tremenda amplitud para que uno pueda desarrollar su trabajo. Entonces desde ese punto de vrsta, uno verdaderamente puede llegar a desarrollarse profe­ s10naln:ente y bastante. Yo, por lo menos, y creo que los companeros que trabajan, todos hemos tratado de hacerlo." ~VC: "Entre los periodistas de 'ESCUCHA, CHILE' y RAD.Iq MAGALLAN.ES'hay uno que. pasó por todos los padecimientos ~el Estadio Chile, Estadio Nacional y el campo de concentracmn de Chacabuco y que podría contarnos cómo fue oír Radio Moscú, siendo prisionero de guerra." Rolando Carrasco: "Fue algo realmente impresionante y con­ movedor en aquel momento y siguió siéndolo después cada vez que la escuchábamos. En primer lugar, por un contraste que se produce, porque hasta ese momento nosotros estába­ mos Y vivíamos asediados, en un clima de hostilidad.

"Todo el aparataje q~e se había montado en el país, era para aplastar a los. trabajadores, al pu eblo, a la gente demó­ crata, y en consecuencia los derrotados, la gente del Gobierno Popular eran unos seres despreciables, unas bestias, unos seres que merecía~ despr~ios no más y, bueno, nosotros escuchabamos Radio Moscu y las primeras veces, en Ja Radio

se hablaba de gente honesta,

trabajadores, gente que no tenía

41

ambiciones personales, sino de carácter patriótico. Hacer grande su país, acabar con la miseria. En fin, valoraba cos~s

de esta gente detenida y eso, bueno, nos produjo una. especie de inquietud primero. ¿Están hablando de nosotros realmen­

te, o de otra gente?,

somos los malos de la película.

nos

preguntábamos,

porque

nosotros

el saber que tan lejos h~bía gen!e

preocupada por nuestra causa. Porque, claro, es cierto, esta­ bamos en un extremo del mundo y aparentemente muy a islados , y de repente despu és de . es_a trem e i;da c a t ástrof ~, descubríamos voces, gestos de cordialidad, es!1n;iulos,. amabi­ lidad, intentos de ayudarnos a levantar el animo bastante

deteriorado de prisioneros.

"En

segundo

lugar,

"En lo personal, cuando escuché Radio Moscú la primera vez, y oí voces de personas que coneoia personalmente, es.o me fue doblemente cercano. Oír a Katia Olévskaya, .a Luis

Cequini, a quienes

había conocido antes e~_ la URSS, me

emocionaba, eran como personas de la familia que estaban junto con nosotros, extendiendo la m!=lno hacia el foso en el cual estábamos metidos. Manos que intentaban sacarnos de ahí y que en gran parte lo lograron." MVC: "Deben haber dificultades para poder expresar en detalle lo que pasa en Chile." Víctor Vidah "Evidentemente, todo se hace dentro de algunas dificultades propias de la distancia. Un problema es la instan­ taneidad de la noticia, que no siempre la tenemos. O sea, muchas veces los temas están referidos a situaciones que han pasado, o que están sucediendo. Tenemos ent'?n~es el tope claro de no poder ir más allá en algunos acontecírmentos, por razones de información inmediata, que no siempre la tenemos. "Personalmente trabajo temas económicos y temas gene­ rales como pobladores, represión, actividad sindical. Ahora, sobre la cuestión económica hay mucho detalle que natural­ mente se nos escapa, porque incluso las publicaciones en Chile tienen dificultades para encara~ muchos temas,, aparte de los problemas. de espacio. Es decir, la prensa ch~lena es limitada. Y por lo mismo, muchas yeces queda. atuera el testimonio, los pequeños detalles, la vida d~ los. ~h1lenos; l~s dramas familiares que hay derivados de la snuacion econorm­ ca crítica. Entonces, esto es algo que tomo constantemente. El problema familiar, que es muy interesante y dramático y que

42

la dictadura trata de

ocultar." MVC: "Un aspecto que nos falta analizar es el

Lautaro Aguirre: "Los programas dedicados a la música surgieron con la llegada a la Radio del destacado periodista; locutor, promotor del folklore chileno y latinoamericano y director de la Oficina de Radiodifusión de la Presidencia de ta

República durante la go Parías.

"El trajo esa vitalidad que lo caracteriza y que de inmedia­ to se transformó en el programa musical dominical, 'Chile lucha y canta'. Recordemos que él había dado vida en Chile al espectáculo 'Chile ríe y canta', donde brillaron Violeta Parra y sus hijos Angel e Isabel, Víctor Jara, Patricio Manns,

Rolando Alareón,

interesa a mucha gente y que, claro,

"

Unidad Popular, 'Compañero René Lar­

etc., y por citar los nombres más

importantes. "El logró rescatar mucha música que se hacía en Chile y

en el exilio, canción rebelde prácticamente desconocida que pasó a ser oída en t oda la Patria y en los­ más de 50 países del exilio. Así le llegaron a René el 'Venceremos' o 'El pueblo unido' en los idiomas más raros y lejanos. Chino, hindi. O la Violeta cantada en sueco, finlandés o recitada en italiano. Llegó Ja voz de Joan Jara recitando las canciones de Víctor en inglés, Surgió el grupo 'Promauca' que desde Suecia cantaba 'Exijo vivir en Chile', canción bandera del programa de René, Aparecieron las '36 variaciones para el pueblo unido', de

Fue

entrevistado Mikis Theodorakis, Llegaron conciertos del 'Quila' y del 'Inti', Conocimos a la 'Juana Obrera', de Olivia Onate, cantora de la pelea en. Chile. Oímos la peña 'Doña Javiera' que montó Nano Acevedo en Chile. Y así mil experiencias que no se conocían globalmente y que gracias al prestigio de René pudieron unificar el canto del interior y del exilio a través de un programa radial. "Pero Largos.e fue, regresó a América Latina y finalmente a Chile, donde hoy sigue dándole a pesar de los problemas.

Fryderyk Rzewski, compositor polaco­norteamericano

económicos a su peña 'Chile ríe y canta'. Entonces hubo que llenar un vacío y ahí me dieron esa posibilidad, claro de hacer un programa musical no igual a 'Chile lucha', sino con características propias que se llamó 'Encuentros con Chile'. Fue complicado eso de abastecerse de canciones, pero el canal radial siguió dando frutos. Llegaron cassettes de Flor de Arauco, de Lyon, Francia. O de Paulina, pintora amiga de

43

Oslo que nos envió grabación de las canciones de la finlande­

sa Arja Saijonmaa e 'Inti Illimani'. Y ella, no conforme con

eso, viajó a Moscú, vino a la Radio y se llevó un retrato de

nuestra Katia, el que posteriormente se convirtió en un perfecto cuadro de nuestra querida locutora. "De repente de Chile nos llegó 'La cantata de la rebelión',

o un cqssette de René Largo y su 'Chile ríe y canta' de regreso en Chile. O la cantata de los pobladores. O el canto de un joven relegado a 4 mil metros de altura allá en el Payachata,

O los rituales musicales de la Virgen de la Tirana. Organillos

chilenos d_esde Costa Rica. Y v i no mucha gent e a Ta Radio, Alberto Perez, ganador de un concurso en Japón. Y estuvo en nuestros estudios muchas veces, el gran amigo de Chile, el

norteamericano Dean Reed, ahora fallecido y quien vino a contarnos de su viaje a Chile. Entrevistamos a Mercedes Sosa, a César Isella, Víctor Heredia, grandes artistas de Argentina. Supimos de María Faranduris cantando a Chile en Atenas. De Amsterdam nos llegó un disco de Luis Aravena, El trabajo de Mariela Ferreira en Estocolmo junto a Ornar Orens. El disco de Orieta Alvear también de Suecia. De Francia llegó un video filmado por el Comité Exterior de la Central Unica de Trabajadores de su Primer Festival de Trabajadores del exilio, con un nutrido aporte de cantores como Hernán, Gabriela Barrenechea y otros. De Inglaterra

nos llegó el material

De la RFA surgió 'Alvaro'. De París el Grupo Héctor Pavez.

'Alerce' en la ROA. O 'Resistencia' nos envió su obra 'Chile, desde lejos te cantamos'.

de Italia nos envió una

grabación de un concierto a Víctor Jara celebrado en Valparaíso en 1980. Llegó el Festival de Cantores.de Micro de Chile. O Santiago y sus calles. Y el trabajo de La Casa de los Músicos. Además del Festival Víctor Jara de Chile. "Y aquí comenzamos a poner nuestro punto final. Nos hemos alargado. La lista de cantores y grupos soviéticos transmitidos por Radio Moscú solidarizando con Chile es enorme, destacando el grupo 'Granada', que dirige Tatiana Vladimirskaya, Recordamos además la música de la película 'Jaguar', filmada en los estudies MOSFILM y dirigida por nuestro compatriota Sebastián Alarcón. No vamos a olvidar tampoco al artista rock soviético Alexandr Gradski, cantando junto a numerosos grupos rock en contra de Pinochet, "Fue un gran programa musical que llegó a impulsar

44

de Mauricio Redolés

y de 'Quimantú'.

"La lista es larguísima, Bíancastela

varios c?I!ciertos y que logró revivir, junto al Partido, la Jota, el. C?t;iJte ~e. Organiza_cío~es Juveniles de la URSS y el Co1?1teSov1et1~0 de Sohdandad con los Pueblos de América La~ma. El Festival Víctor Jara d~ Moscú? que lleva la consig­ ~a P<?r el derecho de v1v1r_en paz, se reahzo en 1987 y 1988',. y ade1!1~s de n~meroso~ artistas estudi~ntiles de África, Asia y

América

Latina, contó con la presencia de destacados artistas

chll~no~como 9 svaldo 'Gitano' Rodríguez, Capri, el 'Illapu' fose Miguel Márquez, el pramsta Roberto Bravo, la cantante Isabel Aldunate y el director del sello musical 'Alerce' Ricar­ do García. Es decir, artistas que llegaron a la URSS desde

Europ_a y Chile, l?ªr~ cantar públicamente en

Moscú. y hablar

a traves. de los micrófonos ~e Radio Moscú, dejando en claro

q~e la. lucha popular ha impuesto una

d1?tadura. Poder hablar Iíbremente por 'ESCUCHA, CHILE'

Y RADIO MAGALLANES', es una nueva victoria de nues­ tro pueblo sobre, Pínochet." MVC: "Tal vez podríamos terminar esta breve Mesa Redon­ da, con una reflexión resumen que debe hacer quien ha estado al frente de estas emisiones." José Miguel Varas: "Parece evidente que nos hallamos en el momento del fin de una etapa y del comienzo de otra en la vida del país. Lógicamente eso sucede también en estos programas rndiales dirigidos a Chile desde el exterior, que forman parte del aparato de propaganda y difusión mediante

el c~al nues~~o Partido se esfuerza constantemente por llevar

a. la

gran

derrota

su linea política

a las masas y ganarlas para ella.

"Aunque subsiste una serie de incógnitas que al resolverse, de u1~a u otr_a manera, van a determinar probablemente cambios cons1dei;~bles1 resulta necesario, precisamente en estos momentos, intentar una reflexión más a fondo sobre · nuestra propaganda radial desde el exterior y tratar de prever las variantes principales del futuro. ·

::Muy breyemen~e, _q~eremos intentar un examen o valo­

racion de caracter histórico, en 15 años.

"El ptogra!na 'ESC~C,HA, CHILE' nació por iniciativa

d e !os ~, omp a,i:e r o s s o ~ 1etlcos , c onc r e ta m en t e del j ef e d e f a

~ed<!­~mon Latinoamericana

de lo que ha sido Radio Moscú

·

.

de Radio Moscú, Babkén

el

18

Sera­

~wmants {lamentablemente fallecido en 1987),

t1~1~bre de _1,973, como una_ ~~spuesta soviética al golpe militar. Partió como una ermsion de una hora; en la que predominaban los. llamamientos y las arengas y en ellas se

45

de sep­

destinaba un vasto espacio a registrar en sus múltiples expre­ siones la solidaridad soviética: mitínes, declaraciones, entre­ vistas, etc. Pronto se incorporó al programa, con tres o más comentarios extensos a la semana, el compañero Volodia Teitelboim, quien se encontraba en Italia a la fecha del golpe y pronto vino a Moscú. Esto significó la iniciación del proceso de 'chilenizaeión' del programa 'ESCUCHA, CHI­ LE', que iba a proseguir luego cen la llegada de periodistas y Jocutor€S chilenos. "A partir de enero­febrero de 1974, la tarea recayó funda­ mentalmente en los compañeros Eduardo Labarca y José Miguel Varas, y se inició un intento, que consistía en hacer de este programa expresión chilena para Chile, con una temática esencialmente nacional y con el tono y el estilo correspondien­ tes. Objetivo extraordinariamenteambicioso, dada la distan­ cia, las limitaciones en cuanto a fuentes informativas, etc. Se definió también en líneas generales, como tendencia propagandística fundamental, la de tratar de influir no ya (o no sólo) a través de arengas o comentarios cargados de emotividad, sino a partir de la noticia concreta de cada día; de la denuncia basada en antecedentes precisos; del despliegue argumentado de la crítica del régimen a través del examen de los más vari:ados aspectos de la realidad nacional. En función de la política del Frente Antifascista, que el Partido se esforzaba en desarrollar, se hicieron esfuerzos por dar tribuna a las opiniones de los diversos sectores políticos de la izquier­ da y, más allá de ella, de todos los opositores, reales o potenciales. "En fin, todo esto fue desplegándose de manera gradual, afinándose, profundizándose, no sin dificultades. "A partir de 1975, el equipo chileno creció. Llegaron a Moscú Ligeia Balladares, Guillermo Ravest, Hernán Rodríguez y Leonardo Cáceres, el locutor José García, que se agregaron a los anteriores. "'RADlO MAGALLANES', que desde 1974 formaba parte de los programas de 'PAZ y PROGRESO', Radio de las organizaciones sociales soviéticas, comenzó a emitirse en el marco de Radio Moscú: a los 60 minutos de 'ESCUCHA, CHILE' se sumaron otros 30 de 'RADIO MAGALLANES'.,

"Un intento de defínicíén

de etapas.

"Aunque en cualquier proceso histórico la definición de etapas resulta siempre arbitraria, podríamos intentar, grosso modo, la siguiente:

46

"a) De 1973 a 1974 el período más agitado, en el que se trataba de cumplir los siguientes objetivos, lográndolo en alguna medida:

''­m antener en alto Ja moral combativa del Partido y del pueblo frente a la represión desatada; "­ denunciar la represión en todas sus formas;

"­ma ntener la. presencia

del Partido;

"­ manten~r los valores del pasado reciente (figura de.

Allende, el Gobierno Popular) y situados en una perspectiva

histórica;

" ­ C0ntribuir a la unidad de la izquierda dando tribuna a

sus diversasfuerzas y relieve a sus actividades y declaraciones; ''­ informar con gran amplitud sobre las diversas expre­ siones de Ja solidaridad internacional, contribuyendo a la

del

trabajo solidario; "b) De 1974 a 1983 se podría definir en torno al esfuerzo de sucesiva 'chilenización', Junto con seguir realizando las tareas definidas y efectuadas en el período anterior, se acen­ tuó el esfuerzo por la vinculación hacia el interior, en las noticias, en la música, en el uso de la prensa, a través de entrevistas, etc. Siempre la solidaridad internacional siguió ocupando un lugar predominante; "e) De 1983 a 1988 la inserción en Chile. Es el período en

que se han multiplicado los contactos, en que se han regulari­ zado tomo forma habitual del trabajo las llamadas telefónicas

a Chile, en que se han desplegado los mayores esfuerzos por

acercarse a

a través de turnos en horarios nocturnos y de madrugada la

desastrosa diferencia horaria. "A la vez hemos tenido una percepción clara, a través de diversos testimonios y opiniones, de la sintonía en Chile. "La lucha por la noticia.

. "La historia del esfuerzo por obtener más y mejores fuentes informativas de Chile, por acercarnos a la noticia, podría dar margen a un capítulo extenso. Para sintetizar digamos que si en los primeros tiempos las fuentes fundamen­ tales eran los servicios de las agencias Prensa Latina y TASS, las cartas de oyentes que llegaban desde Chile por vías indirectas, o desde el exilio, las comunicaciones internas del Partido y las Informaciones orales de viajeros, hoy .se ha llegado, como resultado de un vasto proceso, a un sistema complejo bastante rico, que incluye diversas agencias noticio­

las noticias, físicamente y en el tiempo, super ando

articulación del Partido en el exterior y a la coordinación

47

sas, informaciones directas de dirigentes de organizaciones de masas, entrevistados telefónicamente desde Moscú, despacho de corresponsales, prensa chilena y cartas de Chile y otros paises,

"Mediante este conjunto de fuentes se logra disponer a diario de un volumen aceptable (y a veces considerable) de noticias de Chile, que se complementan, además, aunque no COR la deseada regularidad, con la información partidaria del interior. Resulta evidente, por el carácter de las fuentes

señaladas, en su mayoría, que esa información no refleja generalmente las posiciones nuestras, que suele ser tendencio­ sa, a menudo anticomunista (con mayor o menor sutileza) y qué hay un vasto sector de Ia realidad nacional que sigue quedándonos ignorado. Se trata, por una parte, de las organi­ zaciones de masas y sus luchas, ya que las entrevistas telefóni­ cas no consiguen suplir por completo la carencia de noticias de estos frentes. Se trata por otra, de la necesidad de una mayor continuidad en el flujo informativo indispensable, sobre las múltiples acciones de diversa envergadura que vari expresando a través de todo el país el desarrollo de la rebelión

popular, de, la autodefensa

de lucha. En este campo se requiere, además, un alto grado de

precisión en la noticia para evitar err:oresy desenfoques. "En.todo esto, subsisten para nosotros diversos misterios. Despejarlos sería bueno, más aún, sería necesatio para una

otras

mejor

decisiones."

de masas, de las diversas formas

orientación

del

trabajo

·

o

para

adoptar

JOSE MIGUEL VARAS Y 15 AÑOS RADIALES

José Miguel Varas, jefe chileno de la Redacción '"ESCU­ CHA, CHILE" y "RADIO MAGALLANES" de Radio Moscú, es quien mejor simboliza este enorme esfuerzo radial y con quien conversamos de estas dos emisiones. Ahora V:aras está de vuelta en Chile, producto. de nuevas victorias del pueblo chileno sobre el fascismo, y su palabra puede resumir 15 años radiales. MVC: "¿Por qué surgen 'ESCUCHA, CHILE! y 'RADIO MAGALLANES'?''

JMV: "Al producirse el golpe militar en Chile, en septiembre de 1.973, in medi a tam e nte hub o u na g r a n preocup a ció n en Radio Moscú, como en. general en toda la Unión Soviética. Radío Moscú inició el mismo día del golpe un gran esfuerzo para informar lo más ampliamente posible, sobre 'lo que estaba ocurriendo en Chile. "Había que dar aliento y estímulo a Ja .gente, Informarla

sobre la solidaridad internacional.

Aquí se imaginaban la

situación

que vivía

Chile, prácticamente con

un

bloqueo

nottcroso, con el control absoluto de la Junta Militar sobre los

. "En verdad, el programa no era muy amplio, porque la información no era muy abundante· en ese tiempo. Era un poco unilateral y había muchos hechos que se desconocían, "Entonces se llegó a la conclusión de que era necesario ampliar más el equipo a cargo de este programa, incorporan­ do a periodistas chilenos y sobre la base de un acuerdo entre la Dirección de la Radio y nuestro Partido. "Primero llegó el que habla y el compañero Eduardo Labarca. Después, a comienzos de 1975, se decidió crear un espacio más: 'RADIO MAGALLANES'. Se mantenía así en el air:e de manera simbólica, la emisora que perteneció al

medios informativos.

49

Partido Comunista de Chile, la Radio por la que Salvador

Allende transmitió su último mensaje septiembre.

al país,

el mismo

11

de

"Al

iniciarse

las transmisiones

de 'RADIO

MAGALLA­

NES', el equipo

de periodistas

chilenos

volvió

a ampliarse

y

también se incorporó un locutor chileno. Es decir, ya a mediados de 1975, los programas están configurados tal como se han mantenido hasta hoy. Con un equipo formado por seis periodistas chilenos, quienes se integran con diversos aportes, más un compañero soviético, Guennadi Sperskí, quien dirigió la Redacción Chilena desde su inicio hasta 1988."

la

MVC: "Conocido lo central de los parte técnica."

JMV:

Una hora completa corresponde a 'ESCUCHA, CHI.LE' y 30

minutos, a 'RADIO MAGALLANES'. Estos 90 minutos se repiten. O sea, los dos programas más sus repeticiones suman tres horas de transmisión orientadas hacia Chile.

programas,

de 90 minutos

vamos

a

"El

programa

se compone

originales.

Sin precedentes en la

historia de las emisiones para América Latina. Nunca en la

"Esto

es una

cosa excepcional

José Miguel Varas

50

historia de Radio Moscú, se había constituido para atender la información referente a un país, un equipo de periodistas de

ese país."

MVC: "Estos programas chilenos de Radio Moscú, ¿son muy diferentes del resto de emisiones para América Latina?" JMV: "Claro, es importante considerar que la concepción misma de 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGALLANES' se diferencia mucho del resto de emisiones para América Latina, porque el resto de programas tienen por objeto fundamental, dar a conocer la opinión, el pensamiento político, la vida soviética, la realidad de la URSS a los pueblos latinoamericanos, así como reflejar aspectos de las luchas de esos pueblos, registrar sus tradiciones combativas, hablar de las relaciones entre los países latinoamericanos y la Unión Soviética, etc." MVC: "¿Cómo se establecieron los horarios?" JMV: "Los horarios de transmisión han sido establecidos de común acuerdo y en relación a las posibilidades que tiene la Radio. "La importancia que tomó el exilio, que también fue un fenómeno gradual, fue determinando que fuera necesario destinar espacio, atender un poco al exilio. Recordemos que una gran cantidad de chilenos comenzó a repartirse por el mundo y, especialmente, por Europa. La actividad del exilio llegó a ocupar un papel importante en los programas, espe­ cialrnente la actividad solidaria." MVC: "Y respecto a1 auditorio, ¿qué balance tienen?" JMV: "Desgraciadamente, es muy dificil mantener un control de la sintonía y de la recepción del programa en Chile. Este control lo hacemos a través de opiniones que transmite nuestro Partido desde Chile regularmente. Es raro que pasen dos meses sin alguna opinión. En algunos casos, son críticas a determinadas cosas que no gustaron, o que se consideró que no habían sido del todo acertadas. "En fin, proposiciones, peticiones de incluir determinados materiales. Y en general, la apreciación del Partido. La conclusión invariable a lo largo de todos estos años, ha sido que los programas desempeñan un papel importante. Es posible que con el tiempo este papel haya cambiado, pero hubo una etapa en que prácticamente la Radio era uno de los pocos medios que tenían los chilenos, para saber parte de la realidad nacional. Para saber qué pasaba en Chile, en las prisiones, en los centros de tortura."

51

MVC: "¿Entonces las cosas han cambiado?" JMV: "La situación en Chile ha evolucionado. Se han produ­

cido cambios. Muchas cosas que antes eran secretas, ah?r'.1­, se publican en la prensa chilena. Hay prensa_ de oposrcion, Radios de oposición. Por débiles que sean,

"Nosotros

no podemos

pretender

ahora

tener tan amplio

porcentaje de noticias exclusivas como teníamo_s

noticia que hoy damos, en muchos aspectos es la información

que se publica en Ja prensa chilena. Pero, claro, hay un importante porcentaje de gente en Chile que .s~ mforma por Radio Moscú, entre otras cosas, porque la crisis hace que la gente no esté en condiciones de comprar los diarios todos Jos días, ni mucho menos.

~ "A menudo esa información que ocupa un pequeno espa­ cio en el diario 'EL MERCURIO', es muy importante para el pueblo y para nosotros, por lo tanto adquiere un relieve distinto a través del énfasis que nosotros le damos. "Hay que pensar en las condiciones d~ Chile, con un territorio inmenso como el de nuestro pais, con grandes dificultades de comunicación y con un Partido que está perseguido y que actúa en la clandestinidad, en cuanto a su aparato orgánico. Partido vinculado a las masas y con mu­ chos militantes hablando públicamente: per~ con un apan~to interno absolutamente clandestino y disponiendo de medios económicos muy débiles, muy insuficientes, por !anto Ja conexión orgánica del Partido en el país es muy dificil. "Un documento elaborado por la Dirección y que se imprime clandestinamente y se difunde cJandestinamente, posiblemente pasará un tiempo prolongado antes de 11egar a conocimiento de todos los militantes, sobre todo, de los que están más alejados del centro, de la capital. En cambio, ese mismo documento transmitido por la Radio llega simultánea­ mente a todo el país y repetido, permite a las dire~c~ones regionales del Partido, que utilizan regularmente 1as emisiones de la Radio, grabarlo y transcribirlo para su usó en tareas de propaganda. "Es decir, la Radio se transforma en un elemento del aparato del Partido, en las condiciones especiales que se dan en Chile. "Con los cambios que se han producido en Chile, es posible. que la audiencia sea menos masiva _hoy de lo ~ue fue en 1975 ó 1976, porque hay gente que no siente neces1d~d de sintonizar Radío Moscú como antes, pero la Emisora

antes.

_¡;.a

52

sigue desempeñando un papel político muy interesante, específicamente como medio informativo del Partido Comunista." MVC: "Entonces, las emisiones son políticas." JMV: "No existe un programa propiamente político. Todos los programas son políticos en verdad. Pero, claro, hay un comentario que se transmite los días lunes, el de Pedro

Correa, al cual el Partido le da especial importancia. Es algo así como un editorial que refleja la opinión de la Dirección del Partido. Este comentario es obligatorio para todas las orgarn­ zaciones del Partido en Chile y en el exilio, que tienen que grabarlo y reproducirlo. A menudo el comentario de Pedro Correa se publica también en el periódico 'EL SIGLO', que es

el periódico del Partido.

MVC: "¿Y el programa militar?" JMV: "Se llama 'La voz de Ja Patria', existe desde 1975; para nosotros es una experiencia muy novedosa en el trabajo

propagandístico general del Partido, porque por defectos que

se han examinado y señalado, nuestro Partido tuvo una gran

debilidad durante largo tiempo en el trabajo hacia las Fuerzas

Armadas. "Ahora, a través de todos estos años, este programa ha estado exponiendo continuamente la opinión de los comunis­ tas, frente a una serie de problemas de las Fuerzas Armadas y dirigiéndose a ellas." MVC: "¿Y qué otros espacios importantes tienen?"

JMV: "Los domingos sale una sección de crítica literaria y de informaciones sobre actividades culturales. Se llama 'Crónica de los libros y la cultura'. "También el domingo está 'Encuentros con Chile', espacio

musical de orientación

más bien juvenil."

MVC: "¿Y sobre Jos comentarios políticos?" JMV: "Tenernos, por ejemplo, los comentarios del compañe­ ro Volodia Teitelboim, sobre temas de actualidad política y que reciben el nombre de 'Volodia comenta'. "Los periodistas que trabajan en la Radio analizan en sus comentarios la situación política, los problemas económicos,

las actividades sindicales. Claro, nosotros podríamos aspirar

a informar más ampliamente de todas estas materias y en

forma más ordenada, pero no siempre podernos hacerlo. "Por ejemplo, tenemos poca información de la situación de los campesinos y de la vida en el campo en general. Esto se debe a limitaciones de los medios informativos de que dispo­

53

la radio. Y junto con eso se habían fabricado unas antenas 'hechizas' {artesanales. - Nota de la Autoray, que les permitían

poder escucharla con más claridad. Y eso no solamente en aquel lugar, porque creo que los campesinos fueron y siguen siendo los principales radioescuchas, y eso ha ayudado enor­ memente, sobre todo a remontar la organización, porque

teníamos un campesinado que estaba siendo informado, que estaba siendo orientado y que se iba nutriendo a través de los comentarios políticos de Radio Moscú."

ocurría en todo el país, o sólo en algunas

regiones'!" FR: "No, yo te cuento una experiencia que es del 'Norte Chico', y de un sector bastante aislado, pero en el lugar adonde íbamos esto se repetía. Nosotros cuando vamos, nos quedamos en las casas de los campesinos. Y es como un ritual familiar, por así decirlo. A la hora que está la transmisión, y especialmente la emisión de las 6 de la tarde, esa 'es la más escuchada por los campesinos, porque como ellos por cos­ tumbre se acuestan temprano, entonces la reunión tenía que ser o antes o después del programa de Radio Moscú. O se interrumpía la reunión para poder escuchar lo que informaba Radio Moscú. Pero eso no solamente en el norte. Yo vi situaciones parecidas en la zona central, En el propio Linares. En el sur, en Chiloé. Inc:luso en Chile Chico, donde estuvo relegado mi compañero. Los compañeros de allá incluso sabían cuándo él iba a llegar, porque ellos oían la noticia a través de 'ESCUCHA,. CHILE',

"Incluso el primer contacto que .él tuvo con la gente que lo

recibió allí, le decían: 'No, si nosotros sabíamos, porque la Radio Moscú dijo que usted venía relegado para acá'. Enton­

apartados, en las islas de. Chiloé, hace. funcionar sus aparatos con

MVC: "¿Y eso

ces, hasta en los lugares más por ejemplo, donde la gente

baterías o con pilas. Puedo decir que no hay lugar en el campo donde yo he estado, y creo haber visitado todas muestras bases, no hubiera un lugar donde no se sintonizara el programa."

MVC: "¿Qué opinaban los campesinos de los programas 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGALLANES'r' FR: "Recuerdo a un campesino que decía: 'Compañera, si nosotros no hubiéramos tenido la Radio, habría sido como que nos hubieran cortado totalmente la vida, porque eso nos permitió saber que no estábamos solos y saber en qué

56

dimensión era la situación en todo el país, y también conocer la solidar idad y la lucha. de los otro s sectores'.

"Eso es sumamente importante. Recuerdo que tuve una asamblea de mujeres, eso fue en octubre de 1979, la primera, y había una compañera mapuche que no quería hablar, porque no conocía a nadie y a medida que fue oyendo al resto de fas compañeras, ella se paró y habló: 'Yo no quería hablar, porque creía que el pr oblema mapuche era algo nuestro , nada. más, y que era a nosotros los mapuches solamente a quienes nos trataban mal, pero escucho Radio Moscú y sé que no soy la única que sufre, que hay más, muchas más, y por eso me alegra esta asamblea, porque si somos muchas las que esta­

mos

dictadura'.

dispuestas

a

hacer

cosas, vamos

a terminar con la

"Fue

muy emocionante

esa

vez,

y

han

habido

cosas

anecdóticas. Por ejemplo, en Santiago, generalmente una va a comprar a los lugares donde se venden cosas usadas, .de segunda mano, al mercado Franklin, que es el lugar de los 'cachureos', porque hay de todo, como una 'feria persa'. Entonces, cuando babia: radios usadas estaban con un carte­ Jito que decía: 'Y SE ESCUCHA LA MOSCA', ''Y eso fue muy. generalizado, tanto que hasta las casas comerciales ponían dicho eartelito". MVC: "Y en relación al programa mapuche que hicieron Marilaf Antiqueo, inicialmente, y luego Rosendo Huenumán, por 'RADIO MAGALLANES'." FR: "Me re~u,erdó· perfectame nt e q ue eran los días ju eves. P?rque también recoma las zonas indígenas. En una oportu­ nidad en que estuve en Lumaco, en la comunidad cle Mari­ peuco, si no· me equivoco, encontré que produjo un impacto cuando comenzó a transmitir Rosendo Huenumán, fue algo muy fuerte, porque todos creían que Rosendo estaba muerto.

Muchos creían eso. Y cuando llegué a esa 'reducción', hubo una reunión que se hizo al lado de la 'Piedra Sagrada', al lado del río, un día sábado. El primer programa de Huenumán había sido el jueves anterior y a mí me impresionó mucho,

porque los :mapuches lloraban,

estaba vivo.

. " Esa. es una prueba d el fuer te impacto que pro ducía.

sabían ahora que Rosendo

Además lo más importante del programa era que estaba en su. idioma. En su lengua. Y eilos decían que 'RADIO MAGA­ LLANES' estaba haciendo lo que. no hacían las radios chile­

57

nas. Transmitiendo

directamente

en su lengua.

Creo

que

ha

sido muy importante para el pueblo mapuche, porque una de sus luchas más grandes es que se reconozca su cultura y su idioma. Esas son cosas que quedan grabadas. "Un dirigente mapuche decía entonces: 'Y el jueves, cuando se dio el programa de nosotros, habló Rosendo

Huenumán, y el compañero está vivo'. Y otros penis (herma­ nos) le preguntaban: '.¿Pero sería Rosendo?'. Existía una duda de si era o no. "Después, en 1982, pude conversar con el compañero Rosendo, para. contarle lo que pensaba su gente. Venían muchos recados. Los mapuches encargaban: 'Pero dígale a Rosendo que hable del problema que nosotros tenernos'. Es decir, los compañeros querían que en los programas se tomaran los casos particularizados. Desalojos, expropiaciones de tierras, divisiones de tierras, que son parte de los abusos tan grandes que ha sufrido el pueblo mapuche."

MVC:

programas?" FR: "Los cambios que se han producido en el agro son muy fuertes, y por supuesto la Radio tiene que estar a la altura de esos cambios. Todo este problema que ha sido muy fuerte, el de la incorporación de la mujer como mano de obra en el campo. La Radio, junto con informar y orientar, también debe denunciar y hacer conciencia nacional en relación a los problemas que se viven. Como que falta poner un 'poco más en esta situación que viven los campesinos. Hablar mucho más de lo que han sido sus batallas que dan; como es un sector postergado, es un poco desconocido, aunque el año anterior se rompió fuertemente, sobre todo en el movimiento de la fruta, pero eso es sólo una parte, Está todo el problema de los pequeños parceleros, la situación de los comuneros del 'Norte Chico'. Problemas dramáticos que se viven. Claro, los espacios radiales son reducidos, pero hay que aprovecharlos lo mejor que se pueda." MVC: "¿Cómo habría sido la lucha sin 'ESCUCHA, CHILE' y 'RADIO MAGALLANES'?" FR: "Es dificil imaginarlo, porque Radio Moscú fue lo que tuvimos. Es incalculable el papel que jugó. Algo que va a estar siempre en la historia de Chile. Para 1973 era. una osadía, como decirnos si somos capaces de hacer esto desde acá, ustedes también tienen que ser capaces de luchar. Entendíamos que no estábamos .soles. Sabíamos que había un

"¿Qué

críticas

hacen

los campesinos de nuestros

gran esfuerzo en. eso, que había . un desafio, una valentía grande, y eso era muy importante En esos primeros años era repetirnos, convencernos, no perder una palabra de lo que se entregaba, porque de ahí íbamos nosotros desarrollando nuestro quehacer. Era importante no solo para los que estábamos libres. También lo era para quienes estaban presos. "Nosotros somos exigentes: si el momento avanza, noso­ tros exigimos más. A lo mejor es importante hacer un alto y ver cómo esto fue avanzando, cuál fue el papel político que jugó Radio Moscú en todo el avance de. la lucha del pueblo de Chile. "Fue clandestina primero. Recuerdo que la escachábamos calladita. Los viejos la iban a escuchar a los cerros. Pero a medida que se fue recomponiendo el movimiento, que el pueblo fue tomando conciencia, ya Radio Moscú n~ era

Clandestin a. Ya todo el m un d o la escuch aba. I n cluso la citaba

la prensa, la Radio: 'Radio Moscú dijo esto

atrevían a decirlo, citaban a Ja Emisora. Y la sorpresa más grande fue cuando 'ESCUCHA, CHILE' comenzó a hacer las· entrevistas directamente desde acá. El diario 'LA SEGUN­ DA' (diario derechista perteneciente a la cadena de 'EL MERCURIO', que pertenece al Clan Edwards -Not°: ,de la Autora) copió textualmente el llamado de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y habló de 'intromi­ sión de los rusos, de los soviéticos' que era 'espantosa'. "Pero para nuestro pueblo eso era una audacia muy

. "Y, segunda cosa, como que alguien le estaba dando un goipe en sus narices al fascismo. Lo tercero era para ver el grado que había de control. Por ejemplo, llaman en la mañana, y ya en la tarde en la prensa dei régimen estaba la noticia de la llamada de 'ESCUCHA, CHILE'. Fue una polémica muy grande las primeras llamadas y la aparición textual de las declaraciones de las compañeras a. la Radío. "Esto tiene varias facetas: por un lado el papel jugado. Por otro, entender que había un desafio que estaba perma­ nentemente hecho y que nosotros éramos parte de él, que lo alimentábamos y nos alimentaba." MVC: "Tú, corno muchos otros chilenos, puedes hablar abiertamente sobre 'ESCUCHA, CHILE'. ¿Cómo fue. tu primer contacto con la Radio?" FR: "La primera . vez que vine para acá, .fue para el IV Congreso Mundial de Mujeres. Recuerdo que la gente me

grande.

' Cuando no se

decía en Chile: 'Compañera, y si puede, mándele un saludo a Katia". Ella es parte de la familia chilena. Está dentro de los hogares. Se habla de ella como de una conocida. Cada ano se la imagina a su manera. Joven. Bella. Esa belleza humana y

externa con que los 'viejos' soñaban. Soñaban con Katia, Katia es una leyenda. Un mito en Chile Y sobre todo en medio de los campesinos es un mito. "Me acuerdo que una 'viejita' decía: 'Y esa Katia, que es tan valiente y no tiene nada que ver con cosas. Ella dice las cosas como son'. Claro, del punto de vista de la mentalidad campesina, para ellos era una cosa tan extraordinaria. Era como un ejemplo de mujer. Valiente. Katia era parte de la vida y sigue siendo parte de la vida del pueblo. "Hace poco estuvo de paso por acá un 'viejito' y me decía:

'La gran pena que me llevo es no haber conocido a Katia'. La máxima aspiración, una de las primeras cosas que el pueblo espera, el día qué termine la dictadura, que seamos capaces de echar y derrotar a la tiranía, es ver a Ka tia en Chile. Katia es la figura. La persona, la voz que del primer momento ha estado en los hogares chilenos, én los instantes más difíciles, más dramáticos. "En el fondo, ese reconocimiento a Katia, es también un reconocimiento a esto, a estos luchadores anónimos. A estos compañeros que uno se los imagina de mil formas. A esta emisora que uno creía llena de aparatos difíciles, sofisticados, para poder llegar al interior. Y cuando se me entrevistó en la Radio la primera vez, no podía creerlo. De ver un auditorio como este. Uno .se imagina la Radio arriba. Una compañera campesina decía: 'A mí me da la impresión de que esas luces que pasan aquí en la noche, son las de Radio Moscú que vienen a mirar lo que está pasando acá. 'Porque, ¿cómo al día siguiente lo dicen?'. A veces costaba que la gente se imaginara todo. Era tanta la distancia, pero la Radio estaba tan cerca. Que la gente inventaba historias populares .

Las

emisiones las escuchaban por turnos. Los programas

eran sacados a máquina. Transcritos y repartidos. La gente eh gr u p o rec ibí a y a n a li z a b a _'E S CUCH A, CH IL E ' y ' R AD IO MAGALLANES'. Se discutía e informaba. Cuando había interferencias, había que conseguirse el programa con otra

gente que podía tenerlo mejor. · "También hay muchos chistes. De las propias reuniones de la Junta fascista. Reuniones secretas, y que un general

60

quería ir al baño y que de repente golpeaban y era una bacinica, que se la enviaban al general, de parte de la Radio. O cuando renunciaba un gabinete y se avisaba a un subsecre­ tario, para que tomara nota, y él afirmaba .que ya todo estaba corriendo. 'Pero cómo, si recién se dispuso, y él respondía:

'No, si Radio Moscú ya lo informó'. "Creo que para Pinochet Radio Moscú ha sido la espina que tiene encima."

POR QUE ESCRIBO ESTA HISTORIA

. N? pocos se yreguntayán por qué escribo parte de esta

historia

prot;>ios peric~distas de la .Redaccióo Chilena los' que han escrito estas lineas. ~llos mismos, con su experiencia política, con su ~n:or por Chile, son los que me inspiraron a escribir

estas paginas y no

el viento. Las

de Radro Moscú. Pero, a decir verdad son los

dejar que se las llevara

.con".ersaciones que sostuve con ellos sobre el tema de la Radio, durante cuatro años; las grabaciones que hice, tienen

por fin lle~ar algún día

proeza radial.a tantos miles de kilómetros de la Patria en la

la

medula .de este trabajo, que espero sea complem~ntado y

profundizado e.n ~l.~uturo, porque yo n~ he pretendido a gotar

en el

libro "L ~ voz.

de una historia definitiva, que solo podrá ser escrita a la caída

de la dictadura y cuando "RADIO MAGALLANES'1 defini­ tivamente esté en fa Patria y "ESCUCHA, CHILE" sea un recuerdo inolvidable de Radio Moscú y una experiencia para las futuras generaciones de periodistas progresistas.

Después de doce años de vivir en la URSS siento la necesidad de agradecer a este pueblo que nos ayudó a resistir Y que con su solidaridad diaria ha logrado salvar a muchos patrí?t.as chilenos, c~mo es el caso de mi padre, y nos. ha permitido a muchosJovenes obtener la formación profesional

que. nos

fascismo.

. ~ penas llegué a Moscú, en febrero de 1976, escribí lo srgurente sobre aquellos primeros días de fascismo:

a Chile1 para que se conozca esta

y otros materiales afines

,

son

voz

d

e sus protagonistas,

Esas

conversaciones

.

este tema que micro anteriormente José Miguel Varas

de Chil.e~· Este pretende se:r un pequeño ~pfüte,

era negada en nuestra. Patria ocupada por el

·"11 de septiembre de 1973.

62

"En la mañana del 11, en mi casa todo era normal h asta las 8. En ese momento mi padre recibió una llamada telefóni­ ca, creo que del compañero Orlando Millas. Avisaba que había golpe de Estado. Mi papá nos dijo a todos que teníamos que 'fondearnos'. "Con. mí hermana Viviana fuimos a una casa donde íbamos a estar clandestinas. No había nadie. Prendimos una radio y sintonizamos 'RADIO MAGALLANES' que transmitía en ese momento, el último discurso del compañero Allende. Después se escuchó el bombardeo de La Moneda. Se interrumpieron las transmisiones. Con mi hermana seguíamos pegadas a la radio esperando más noticias. Sorpresívamente comenzaron a leer bandos militares. Empezaron a dar nom­ bres de dirigentes de la Unidad Popular que eran buscados y ofreciendo altas recompensas a quienes diesen datos de sus paraderos. Después llegó 1a mamá y nuestra hermana mayor. En ese momento no sabíamos nada de mi padre, ni de mi hermano y su familia. Lo único que sabíamos eran rumores. Que mi papá había muerto en el bombardeo de La Moneda. De mi hermano no teníamos ninguna información. Un día nos dijeron los dueños de la casa que teníamos que irnos, porque en sus trabajos los militares comenzaron a hacer ·

"Con mi mamá nos fuimos a otra casa. Allí, cuando negaban visitas o familiares, teníamos que escondernos deba­ jo de las camas, o en los roperos. Esos días eran espantosos para nosotros y toda la gente, porque no se sabía nada de nadie. Después, con mis dos hermanas, fuimos a otras casas a pedir asilo, nos dijeron que no, porque tenían miedo. Nos tuvimos que separar otra vez. Mi hermana mayor tenía que pasar todo el día en el entretecho de una casa. Mi mamá estaba en otro lugar. "Peno encontramos más gestos solidarios, respaldo y mu­ cha ayuda moral en tanta gente, incluso en , quienes no conocíamos directamente. Como es el caso de una mujer extraordinaria, <!:J.Ue pOI motivos de su seguridad no revelar é el hombre, pero que llamaré simplemente 'la doctora'. Ella nos acogió a mi hermana Viviana y a mí, en momentos en que no sabíamos si mi padre estaba muerto o en la clandestinidad. De mi hermano Luis Alberto seguíamos sin saber nada. "Ella, exponiendo su vida y la de su familia, nos cuidó y nos brindó su amor como si fuésemos sus hijas. En esa casa se comentaban las noticias de Radio Moscú y de 'todo lo que

63

preguntas.

nemos. No tenemos corresponsales en Chile, ni gente que nos mande materiales; salvo algunas personas que lo hacen en

forma

personal

y que usan

conductos

indirectos

para enviar­

nos sus materiales," MVC: "'Y sobre el programa en lengua mapuche."

JMV: "No recuerdo exactamente cómo nació la iniciativa de hacer un programa dirigido al pueblo mapuche, en lengua mapuche. Creó que fue el compañero Guillermo Ravest, en

'RADIO MAGALLANES'. Esto se materializó a través de la colaboración de un compañero mapuche, que en ese tiempo vivía en _Bulgaria, que se Barna Matilaf Antiqueo, materiales que enviaba nuestro corresponsal en Sofia, hoy fallecido, Carlos Jorquera Toledo, y que constituyeron el programa

'AUCAN

MAPUCHE',

que

quiere

decir

'REBELION

MAPUCHE'. "Marilaf nos ayudó durante un período, con sus comenta­ rios en mapuche y castellano, luego, cuando él se fue de Bulgaria, lo reemplazó el compañero Rosendo Huenumán, quien incluso fue diputado. "Esta también es una experiencia muy novedosa para nos~tros Creo que nunca hablan existido, ni siquiera en una Radio chilena, programas en idioma mapuche. "El comentario comenzaba con un saludo en mapuche, que luego se traducía al español. Y a:sí transcurría el comenta­ rio, en mapuche y castellano. Ahora, no podíamos hacer un comentario muy largo en idioma mapuche, porque excluíamos al resto de la gente que sólo habla castellano."

CAMPESINOS

DE CHILE LOS MAS FIELES OYENTES

.Francisca Rodríguez, dirigente de la Confederación Cam­

pesina e Indígena "EL SURCO", recorrió Chile de norte a sur Y eomprobó cómo este programa originalmente conside­ rado subversivo por la dictadura fue transformándose en alzo públi~o y tan . imposible de prohibir, que ella, Frarrcis~a

Rodríguez, no tiene necesidad de usar un seudónimo

cobardes represalias de la dictadura, porque está amparada por 1~ fu e rza mora l de u n a caus a j usta, ap oyada p or m ill on es de chilenos.

MVC: "¿Nos puedes contar cómo los campesinos sintonizan Radio Moscú?"

ni temer

Francísca Rodríguez: "Desde un principio, sí hacemos histo­ ria, n~estra organización no siempre tuvo los medios suficien­ tes, ru la cantidad de dirigentes, sobre todo después del golpe, para llegar a las lugares del campo que estaban bastante apartc:_dos. Y ct!ando nosotros logramos llegar, a los dos o tres anos d,espues, n?s encontramos con Ja gran sorpresa de que _se había mantenido la gente que había sido parte de los

~md1cato~. y

información

de

Y eso permitió en

algunos lugares no perder la organización .

de. !a

había

organi zación

sido

campesina,

y

su

canal

Rad10 Moscú.

en 'Espíritu Santo', que

esta para el mtenor de Canela de Mincha, metida entre los cerros, co~ un aislamiento bastante grande, incluso que hasta los campaneros viven a una distancia de una a dos horas uno de otro, sin embargo,, para ellos era como un compromiso asumido ~ todos los días lunes se juntaban para escuchar los co~entanos de ,Pedro Correa, y tenían una radio a pilas muy c1:1nosa. Le ~abian he;cho un acoplado de pilas, aparte de las pilas que tema, le h,abian hech? atrás una funda grande, como un tubo donde tema cuatro pilas que le daba más potencia a

55

."Rec;uerd;o u~ lugar que queda

sucedía

en el país en ese momento.

Allí nos enteramos de la

noticia de la detención de mi padre, el 27 de. septiembre de

1973. A la: mañana siguient e vinieron a buscarnos nuestra

madre y nuestra hermana mayor Lily. Volvimos a nuestra casa. Por fin vivir como cualquier persona, sin esconderse, "Días después pudimos.visitar a mi padre. Esto fue en la Escuela Militar. Después lo trasladaron al Regimiento de Telecomunicaciones de San Bernardo y de ahí él y sus compañeros, los principales dirigentes de la Unidad Popular, fueron enviados al campo de concentración de la Isla Daw­ son, allá en el estrecho de Magallanes. Posteriormente, regre­ saron al centro del país, al campo de detención de Ritoque, en la provincia de Valparaiso. "Fue allí, a Ritoque, donde le llevamos un televisor que pertenecía a 'la doctora' y que tenía la particularidad de tener radio y ·nada menos que onda corta. Este detalle pasó desaper cibido­ para los controles policiales, ya que todo era minuciosamente revisado, autorizado o denegado. Gracias a este televisor­radio, mi padre y sus compañeros de prisión escuchaban Radio Moscú y se enteraban de lo que sucedía en Chile y en el mundo." Hasta aquí mis primeras recuerdos, pero a esos debo agregar la emoción que sentí la primera vez que oí Radio Moscú. Escuchábamosla voz cálida de una mujer, que desde lejos nos daba. aliento y esperanza. Nos contaba lo que sucedía en Chile y que la Junta Militar pretendía ocultar. Era la voz de la locutora soviética de "ESCUCHA, CHILE", Katia Olévskaya, que en sus palabras nos hacia sentir al pueblo. soviét ica junto a nosotros.

Un día, cuando ya era de noche y oíamos Radio Moscú,

en: el comedor de nuestra casa, con mi madre, mi tía Irm a y

dos primas, Ruth y Lucía, de repente sonó insistentemente el timbre. Todas nos pusimos en tensión. Lucia fue a abrir la puerta. Mi madre rápidamente desconectó la antena que le poníamos a la radio y la apagó. Después de algunos minutos,

mi prima volvió nerviosa, haciendo un saludo militar. No

podía hablar. Tenía miedo. Era subversivo escuchar Radio Moscú y por ese solo motivo nos podían <detener.

Era un allanamiento como los que se acostumbraba a hacer en esos días. Buscaban armas. Preguntaban si teníamos contacto con el Partido. Revisaban y daban vuelta todo.

Después se iban

64

Era para atemorizar.

Nosotras volvimos a poner la radio y a oír "ESCUCHA, CHILE".

de concentración de

Tiempo después hasta el campo

Ritoque llegó la noticia del otorgamiento a Luis Ccrvalán, .d~l Premio Lenin de la Paz. Los prisioneros escucharon la noticia ese mismo día, a través de Radio Moscú, por medio del

televisor­radio de "la doctora".

Ese fin de semana fuimos a visitar a nuestro padre. El Ros

mostró un pergamino y una condecoración hechos en cobre

por los compañeros presos. Fue muy emottv~.

En esa visita, como de costumbre, yo tema que llevarle a

mi padre mis cuadernos escolares, para que me revisara las tareas y me enseñara matemáticas, mi punto débil, Entonces}

él escribió en una hoja del cuaderno un mensa~e q~e yo saque

del campo de

posteriormente fue enviado por los campaneros telegrafica­ mente a Moscú, el mensaje era el siguiente:

"Junto con mis compañeros de cautiverio estoy profunda­ mente emocionado con la noticia de habérseme otorgado el Premio Lenin de la Paz, la más alta condecoración de nuestro tiempo "Expreso mi cordial gratitud, "Estoy profundamente convensida, de que es~a ~eco11!pen­ sa no es sólo un honor para rm, smo una significativa e inapreciableexpresión de amistad con nuestro pueblo.

Riteque, Este papel lo to~ o rru ma4re Y

"Luis Corvalán. 7 de mayo de 1975. Al Comité de los

Premios Lenin. Moscú." Esta noticia fue transmitida por Radio Moscú. El 25 de octubre de 1975 nos llamaron por teléfono desde Bulgaria, .para. darnos una terrible. noticia: había fallecido nuestro hermano Luis Alberto, quien se encontraba en el exilio en Sofia. Tenia 28 años. Dejaba viuda a su compañera, Ruth, de. 26 años, y a su hijo Diego, de casi tres años.

padre, pese a estar en prisión, siempre nos escribía

todos animándonos y estimulándonos, especialmente a Luis Alberto:

. " Y o c r e o que en B ul g a ri U; , t ú y R u t h p od r á n . a p r e n de ~

mucho, especialmente en relación a vuestras profesiones. Tu sabes que la agricultur~ búlgara es mu~ ade!antada. Doy por hecho que aproyecharas tu permanen c1~ allí para . conoc~r lo más que sea posible en el aspecto tecnológico, en el manejo de empresas y en todo cuarrto tenga que ver con los procesos

65

Mi

económicos

tiene tanto que ensenamos

y social~s del agro, dominio en el cual Bulgaria "

·

Desde la Isla Dawson mi padre le decía:

"Hace algunos días solamente pude tener noticias de tu madre y hermanas. Todas se encuentran muy bien y firmes. Cuando u~1 soldado tiene la retaguardia segura puede comba­ tir tranquilo y estar preparado para todo. Yo por mi parte estoy estudiando, estudiando mucho. También trabajo tallan­ do piedras negras de basalto. ."Hoy tu pequeño hijo Di~go tiene la misma edad que tú tema~ cuando fuimos perseguidos por la dictadura de Gonzá­ lez V~dela,en 1949 y yo fui relegado a Pisagua. Ese período

quedo atras

da por la unidad _de las fuerzas del pueblo. Así tu hijo crecerá

en una nueva sociedad que construyó la felicidad para todos." Cartas como estas fueron leídas en el programa 'ESCU­ CHA, CHILE'.

Del mismo modo, esta noche negra será supera­

Luis Alberto Corvalán

66

Ese día 25 después de la llamada de Sofía nos cortaron el teléfono. Mi madre y mi hermana mayor fueron al campo de concentración de "Tres Alamas", donde se encontraba en ese momento detenido mí padre, para darle la triste noticia. Los militares autorizaron sólo tres minutos para esa visita. Nuestra casa poco a poco comenzó a llenarse de familia­ res, amigos y compañeros del Partido. Con mis hermanas nos encerramos a oír "ESCUCHA, CHILE", para saber noticias más directas de cómo había sucedido. No quisimos que nuestra mamá escuchara nada, porque ella hasta ese momen­ to se mantenía firme. No había derramado ni una sola lágrima por su hijo.

Balladares y

Al sintonizar Radio Moscú y oír a Ligeia

José García, quienes llorando leían las noticias, daban a conocer las condolencias de gobiernos y personalidades, y narraban la biografla de mi hermano, viví uno de los momen­ tos más emotivos de mi vida. No estábamos solos, Radio Moscú estaba con nosotros. El 5 de febrero de 1976 llegamos a la Unión Soviética, con la tía Irma y mi hermana Viviana. Mí madre debió quedarse en Chile, pues mi padre seguía detenido. Salimos de Chile para estudiar y trabajar en la campaña internacional por la libertad de Corvalán y todos los presos políticos. Al día siguiente fuimos a visitar Radio Moscú. Conocimos a los periodistas soviéticos, y por supuesto a Katia, la voz cálida y solidaria que escuchábamos allá en Chile. Los periodistas y locutores chilenos nos recibieron con gran cariño. No olvidaré nunca que después de hacer una­ pequeña excursión por la Radio, nos llevaron a un estudio a grabar. Nos entrevistó Ligeia Balladares. Recuerdo muy bien con qué finura y sutileza nos hacía preguntas sobre la historia vivida. Ella se emocionaba junto con nosotras, al recordar cuántos gestos solidarios vivimos allá en la Patria.

Cuando nos íbamos a ir, el periodista Igor Kudrin se me acercó y me regaló una fotografía de mi hermano Luis Alberto. Tal vez una de las últimas, la cual conservo en mi poder. Con el paso del tiempo conocí de cerca a los periodistas chilenos y soviéticos de la Redacción Latinoamericana de Radio Moscú. Esto me motivó a estudiar Periodismo en la Universidad "Lomonósov", de Moscú. Esto me permitió hacer prácticas profesionales en Ja Emisora soviética. Empecé

67

a

colaborar

juvenil.

en

el

programa

"RADIO

MAGALLANES"

Para

mi fue una experiencia

muy

hermosa,

porque

sabía

que me estaban

escuchando

en

Chile

y que. este programa

estaba dirigido a jóvenes que como yo han sido parte de una de las generaciones más dañadas por el fascismo. Fue un trabajo difícil, sobre todo en el verano cuando me tocaba transcribir a máquina llamadas telefónicas. Pesada tarea, sobre todo para una principiante. Aprendí mucho de cada periodista de. la Redacción Chilena. En estas idas a la Radio conocí a un hombre excepcional. Era de Armenia. Había combatido durante Ja segunda guerra mundial, en el Frente de Leningrado, donde cayó gravemente herido en las primeras batallas contra Jos nazis. De ahí quedó afónico para el resto de su vida. Pero sin embargo, su voz

ronca tenía una fuerza y un afecto que la hicieron inolvidable para quienes lo conocimos.

· Se llamaba Babkén Serapioniánts, y era el jefe de la

Redacción Latinoamericana. Siempre nos encontrábamos en los pasillos. O a veces me sorprendía apurada tecleando una transcripción en la Redac­ ción Chilena. Sonreía y daba la mano, con ceremoniosa afectuosidad. Cuando le conté que estaba haciendo diversas entrevistas sobre el programa "ESCUCHA, CHILE" y "RA­

DJO MAGALLANES", y le pedí una entrevista, él inmedia­ tamente accedió. Pasó mucho tiempo, y siempre que nos encontrábamos

por los pasillos de 1a Radio, o en algún aeto solida rio con

a

entrevistar?" Yo siempre le respondía: en estos días. Lamentablemente esta entrevista nunca la pude realizar. Por negligencia, por falta de tiempo, porque me titulé, tuve una hija, nunca tuve tiempo de hacer la entrevista. A Babkén no pude entrevistarlo porque falleció repentina y prematuramente. Pero él fue una persona a la cual no podrán olvidar los periodistas y locutores que lo conocieron, especialmente los chilenos. Para el Partido Comunista de Chile fue una pérdida irrecuperable, porque había sido el gran impulsor e innovador de. las emisiones para Chile. Siempre estaba apurando nuevas iniciativas, haciendo proposiciones. Una vez estuve de vacaciones err Italia y, al volver, le conté de mi viaje y del sistema de radio y televisión italiano.

68

Chile,.

siempre

me

preguntaba:

"¿Cuándo

me

va

De inmediato llamó a las redactores y Jefes de la Redacció~, comenzando una exposición del tema, 7on consta!1!es pregun­ tas de los compañerossoviéticos. Lo mismo ocur~10 la vez que viajé a Chile y fui expulsada del país, porque había un decre~o que me impedía entrar.en la ~a tría, por ser pehgros~ para la seguridad del Estad? p1noc~e~~sta. Al volver a Moscú Y pas~r

por la Radio, Babkén

tas de mis peripecias en mi viaje a Chile, así ~orno .de. las opiniones que habían de,los programas d~ Radio .Moscu, Y que pude informar a traves del~ que me dijeron chilenos que

me p1~10.q~e les c~ntara los periodis­

conocí en Mendoza y Buenos Alfes.

Serapi o niánts

, será una im agen_qu é jamá s, se. me borra~a

del recuerdo. Sé que otros campaneros P?d~a!l contar .de ~I, en otros trabajos que se hagan de ~sta ~1stonca ~x~enenc1a radial. También permanecerá en nu retina el e~1fic10 de. l~ calle Piátnitskaya, junto al Metro Novokuznétskaya. As1

la

guardarropía. O las empleadas de la cafetería. !'ers1st1ra el

sexto piso y la oficina 640. Las operadoras y directoras de estudios y salas de montaje; To~o aquel ~es:1men de magneto­ fones, máquinas de escribir, cintas, micrófonos, libretos Y archivos que son Radio ~o~cú. Y, por sup:uesto, perman~ce­

como el Buró · Propuskav. O las amables , v1eJ1tas. ~e,

rán los rostros de los periodistas y secretana:s de es~a E~1so­ ra, que ya han pasado a formar parte de la htst~na de

"ES<,::UCHA,CHILE" y "·RADIO MAGALLANES

.

SUMARIO

Prólogo

3

Katia, la voz de la esperanza de Chile

8

Sperski, gran amigo de Chile

21

Kósichev del Chile del golpe a Radio Moscú

25

Mesa Redonda con la Redacción Chilena

33

José Miguel Varas y 15 años radiales

49

Campesinos de Chile los más fieles oyentes

55

Por qué escribo esta historia

62