Está en la página 1de 6

Sr. D.

Francisco Tejada
Presidente de la
Gerencia Municipal de Urbanismo de Córdoba

Córdoba, 1 de julio de 2010

Asunto: ALEGACIONES A LA APROBACION Inicial de la Innovación del


PGOU “artículo 12.6.3, de Normas Urbanísticas”, promovida por la
Gerencia Municipal de Urbanismo.-.

Don…JUAN COCA SANCHEZ………..con ………….., como Presidente


de la asociación…AMIGOS DEL CIRCUITO NATURAL DEL PARQUE
CRUZ CONDE………………….., con domicilio

Expone: Que encontrándose en período de información pública LA


APROBACION Inicial de la Innovación del PGOU “artículo 12.6.3, de
Normas Urbanísticas”, promovida por la Gerencia Municipal de Urbanismo
publicado en el BOP de 2 de junio del 2010, resultando parte interesada en
el mismo en calidad de asociación en defensa del medio ambiente urbano y
natural, se formula la siguiente alegación que se presenta como anexo.

Fdo.: Juan coca Sánchez…………………..


ANEXO ALEGACIÓN

La innovación del PGOU pretende hacer viable la implantación en zonas


verdes de más de 5.000 metros cuadrados de superficie, de usos llamados
“coadyuvantes” al uso deportivo, entre los que se encuentran los usos
comerciales y de hostelería. Es decir, se abriría la posibilidad de implantar usos
como tiendas (de cualquier tipo), bares, restaurantes, residencias, hoteles, etc.,
no necesariamente de titularidad pública, en zonas verdes de más de 5.000
metros cuadrados, si guardan algún tipo de relación (¿cual?) con el uso
deportivo.

1. Las zonas verdes en la cultura urbanística.

-Las zonas verdes constituyen la dotación mejor considerada por profesionales,


políticos y población en general.

-Las zonas verdes representan el paradigma de ciudad bien estructurada y


equipada.

- Las zonas verdes son índice significativo de ciudad bien dotada (10 m2 de
zona verde por habitante). Según datos recientemente aparecidos, Córdoba
parece no alcanzar este indicador. La actualidad de este tema se percibe en la
presencia de las zonas verdes como parámetro de sostenibilidad en las
distintas relaciones de indicadores que, a nivel mundial, se están realizando; de
todos ellos destacamos la Primera generación de Indicadores Comunes
Europeos, elaborado por el Grupo de Expertos sobre Medio Ambiente Urbano,
de la Dirección General de Medio Ambiente de la UE. Según este Informe
Técnico, la existencia de zonas verdes públicas figura entre los cinco
indicadores principales obligatorios para la sostenibilidad de las ciudades
europeas(EXPERT GROUP ON THE URBAN ENVIRONMENT, 2001).

- La zona verde es considerada como una dotación incuestionable y


salvaguardada por todo tipo de legislación urbanística: la edificación en zona
verde como infracción urbanística grave, etc.

-La profusión de zonas verdes de baja calidad constructiva, visual y ambiental


que se están implantando en algunos puntos de la ciudad(Plaza de Vistalegre
en la avenida de los Custodios, Bulevard de Hernán Ruiz, etc). La
multiplicación de zonas verdes que presentan formas y superficies
exclusivamente duras. Aunque puede justificarse por sus menores costes
iniciales y de mantenimiento, empobrece la calidad ambiental de tales
dotaciones y sus efectos positivos sobre el medio urbano circundante.

- La vegetación en la ciudad, no sólo tiene una función ornamental (que la


tiene), sino que tiene un papel regulador de la agresión ambiental: retiene las
aguas atmosféricas, contribuye a la evapotranspiración, constituye un filtro
contra la contaminación y representa un excelente regulador del intercambio de
aire, calor y humedad con el entorno urbano; habría que hablar también del
papel perceptual-paisajístico; desde antiguo se ha hablado de la necesidad
psicológica del habitante de la ciudad por acercarse a la naturaleza, siendo
conocidos los efectos terapéuticos: disminución de la tensión, de la fatiga y
tantos otros aspectos que la OMS, y otros muchos autores han destacado.

2. Regulación en PGOU Córdoba vigente.

- El PGOU vigente lleva a cabo una “excepción” (Art. 12.6.3) de los usos en
zonas verdes, autorizando la implantación de equipamientos deportivos, con
dos condiciones principales: zonas verdes de más de 5.000 m2 de superficie, y
ocupación máxima del 20% de la superficie (25% si son pistas al aire libre).

En el contexto cultural urbanístico, debe entenderse esta disposición con un


carácter restrictivo, en consideración siempre a que sea una operación
favorable tanto para la zona verde como para el equipamiento. En este
carácter, debería entenderse también la condición pública (no privada) de la
instalación deportiva.

- La autorización de usos “coadyuvantes” en los equipamientos deportivos (Art.


12.5.1) queda fijada de forma indeterminada, al regularse un porcentaje (35%)
de dichos usos, en relación con el principal, que no hace referencia a ningún
parámetro urbanístico, como pueden ser la ocupación de parcela, la
edificabilidad, superficie útil, etc… Los edificios de equipamiento no tienen
regulada su edificabilidad en este PGOU, con lo cual, pueden darse casos de
implantación desmesurada o descontrolada de estos usos secundarios.
3. Valoración de la propuesta de innovación del PGOU.

- Partimos de una valoración negativa de la regulación actual:

•La superficie mínima de zona verde (5.000 m2) en la que se pueden implantar
equipamientos es muy escasa. Espacios urbanos como las plazas de las
Tendillas, de la Corredera o el Patio de los Naranjos, superan esta superficie.
Esta superficie mínima debería ser mucho mayor, para preservar el carácter
propio de una zona verde.

•En cualquier caso, estas implantaciones deberían objetivarse en la medida de


lo posible, regulándose con mayores cautelas y garantías urbanísticas, para
evitar, por ejemplo, casos de pura conveniencia económica. Desde el PGOU
deberían quedar establecidas condiciones generales más concretas, de tipo
técnico urbanístico, de procedimiento, etc.

• Entre los llamados “usos coadyuvantes” de los equipamientos deportivos, no


entendemos que deban incluirse los usos comerciales y menos aún si es un
comercio sin relación con la actividad deportiva. Se trata de una liberalización
excesiva de usos lucrativos en una dotación de equipamiento público.

- En el objeto y justificación de la propuesta de innovación, se parte de un


“supuesto” que no compartimos:

• Es cuestionable, en el contexto urbanístico antes citado, que pueda


trasladarse automáticamente la implantación de usos coadyuvantes (Art.
12.5.1) a los casos de equipamientos deportivos en zonas verdes (Art. 12.6.3).
Sería como aplicar una excepcionalidad sobre otra excepcionalidad, algo más
que cuestionable jurídicamente.

• La propuesta se reviste de un carácter restrictivo que no es tal, ya que la


solución a la indeterminación a la que se alude, no hace sino abrir una vía de
implantación de usos no dotacionales en zonas verdes, camuflados tras la
dotación deportiva. Se produce así una alteración del supuesto objeto de la
innovación.
•Consideramos que ubicar un equipamiento deportivo en una zona verde es ya
una gran ventaja y facilidad para el uso de ese equipamiento. El entorno, las
condiciones ambientales, etc., así lo propician. La ciudad ya hace una gran
aportación y “coadyuva” de forma más que suficiente para el éxito de ese
equipamiento. No se debe requerir más ayuda aún de la proporcionada, sobre
todo, si va en detrimento de la superficie de zona verde y del carácter siempre
público de la misma.

Propuestas:

4. Alegaciones

Alegación 4.1. No se considera justificada la propuesta de innovación. No es


trasladable el supuesto de posibilidad de la implantación de usos coadyuvantes
en equipamientos deportivos, regulada en el Art. 12.5.1 del PGOU, a los casos
excepcionales de implantación de equipamientos deportivos en zonas verdes,
regulados en el Art. 12.6.3 del PGOU.

Por tanto, los equipamientos deportivos que, con la regulación actual, podrían
implantarse en zonas verdes, no deberán incorporar los llamados usos
coadyuvantes.

Consecuentemente, esta prohibición es la que precisamente debería ser objeto


de la innovación del PGOU, aclarando de esta manera la indeterminación
existente.

Alegación 4.2 En cualquier caso, la regulación de usos complementarios


coadyuvantes, debe fijar condiciones más exigentes, determinantes y
objetivables, como garantía de una adecuada implantación.

Entre estas condiciones, se proponen las siguientes:

• Ampliar la superficie mínima de zona verde en la que podrían darse estos


casos, a 15.000 metros cuadrados.
• Garantizar que la zona verde resultante cumpla con el índice mínimo del 10%
de la superficie del sector (Art. 17 LOUA).

•No admitir los usos comerciales.

• Regular la proporción del uso coadyuvante en relación con el principal con


parámetros objetivos, tales como superficie útil o edificabilidad.

• Establecer una proporción máxima del 25% de la superficie útil para los usos
complementarios.

• Hacer preceptiva, no discrecional, la redacción de un Plan Especial que


estudie y justifique la implantación, con su correspondiente proceso de
información pública.