Está en la página 1de 6
EL SALARIO Para los “iluminados” economistas chavistas. Econ. Nelson A. Pérez V. El salario y

EL SALARIO Para los “iluminados” economistas chavistas.

Econ. Nelson A. Pérez V.

El salario y la ganancia empresarial son los elementos económicos que vinculan a los hombres y mujeres en el proceso productivo y ellos a su vez se relacionan con la naturaleza, fuente originaria de toda riqueza, y del valor de los bienes que tranzamos. Si usted pierde su trabajo por cualquier circunstancia se siente desconectado socialmente, no posee dinero para cumplir con sus compromisos familiares y sociales, entonces, debe pedir dinero prestado para subsistir, o acercarse a un ser querido, etc. Busca en forma apresurada conseguir un empleo y al encontrarlo siete que aterriza, le vuelve el alma al cuerpo, ya puede volver a vivir en sociedad sin grandes premuras. ¡Gracias a Dios!.

Si es empresario y el negocio no da ganancias, comienza a sacar cuentas para ajustar los costos operativos y/o incrementar el precio de las mercancías o servicios. Si aún sigue con problemas, tal vez comienza a pensar en cambiar de ramo, o cerrar definitivamente el negocio y buscar nuevas oportunidades. Si el negocio funciona bien y la ganancia es buena se siente cómodo y realizado.

Dependiendo del ingreso en dinero obtenido por una persona, así será su ubicación en la escala de las clases sociales. La dinámica mercantil a través de la compra- venta de bienes y servicios desdobla permanentemente los Valores de Uso para transformarlos en Valores de Cambio, y liberar el salario y la ganancia contenidos en ellos, estructurando los estilos de vida de los seres humanos en la sociedad.

El salario y la ganancia como categoría económica tienen altibajos en función de las crisis cíclicas del capitalismo. El dinero es el componente económico y universal que expresa los valores de los bienes y servicios transados en la economía. Con él se puede comprar cualquier cosa y tiene su ejecución práctica a través de las monedas y billetes que libremente circulan en el mercado.

En los últimos 80 años el dinero compite en términos de ganancia con la economía real productora de bienes y servicios. La economía circulatoria se impuso a la economía real y genera las grandes crisis económicas que actualmente vive la humanidad.

El Trabajo como Categoría Económica, encierra el talón de Aquiles de toda la historia de la teoría económica en cuanto a la distribución social de la riqueza producida, con la organización social que ello implica. Desde los tiempos de la teoría

clásica, Adams Smith, David Ricardo y sus seguidores, James Mill, Marshall, Edgeworth, Pigou, luego los neoclásicos, entre ellos Keynes hasta nuestros días los conceptos de fuerza de trabajo y el salario, así como el de ganancia empresarial, siempre han estado separados de la inversión y el consumo sin una ecuación los vincule y les de forma orgánica. Como garantes de una distribución equitativa de la riqueza social producida.

Una de las características fundamentales del capitalismo, y su economía de mercado, es que simplificó las formas de apropiación y distribución de la riqueza en dos actores fundamentales: propietarios de medios de producción y propietarios de fuerza de trabajo. También el capitalismo transformó y simplificó todo hecho económico en mercancías: todo se compra y se vende.

La mercancía como categoría socio-económica que expresa la dinámica económica de una sociedad, tiene solo dos remuneraciones; a

saber: la remuneración al trabajo y la remuneración al capital. La primera se expresa a través del salario (S) y la segunda a través de la ganancia empresarial (G).

LA MERCANCIA ES EL BIEN MÁS UNIVERSAL PRODUCIDO POR EL HOMBRE PARA SATISFACER SUS NECESIDADES.

Ahora bien el trabajador, propietario de su fuerza de trabajo, como ser humano tiene una propensión marginal a consumir bienes para satisfacer sus necesidades básicas:

Así mismo los propietarios de medios de producción tienen necesidad de invertir para garantizar la adecuación entre oferta y demanda de bienes, esto es la propensión marginal a invertir:

Estas necesidades básicas de consumir e invertir de los actores fundamentales de la economía de mercado pueden sintetizarse en la siguiente igualdad matemática.

S * =

Esta ecuación iguala, en términos macroeconómicos, los flujos en dinero que los trabajadores deben percibir para el consumo de bienes y servicios a través del salario, con los flujos, en dinero, que los empresarios utilizan para la inversión a través de la ganancia. La Propensión Marginal al Consumo y la Propensión Marginal a la Inversión expresan, en términos de dinero, los flujos de masa monetaria necesarios en la economía para garantizar, eficientemente, un elevado nivel de vida para el trabajador y un conveniente nivel de inversión para el capital. En este sentido se desliga la remuneración al trabajo de la simple relación

obrero/patronal auspiciada por la economía clásica y neoliberal que utiliza la institución del Estado, demagógicamente, para definir e imponer salarios de subsistencia. Debe colocarse al salario en la esfera macroeconómica, como lo planteó Keynes en su oportunidad en su libro: Teoría General del empleo el interés y dinero.

En tal sentido el salario del trabajador viene expresado de la siguiente manera:

=

,

Aceptando que la Propensión Marginal a la Inversión sobre la

= , puesto que estas

propensiones son inversas y complementarias a la vez. Complementarias porque Salario + Ganancia =100% de la riqueza producida en un periodos determinado. Inversas porque si mayor es la ganancia empresarial menor será, en la misma cuantía, la remuneración al trabajo o salario en términos relativos. No tomamos en consideración el ahorro (A) porque representa una inversión o consumo postergado.

Propensión Marginal al Consumo es igual a la unidad:

Esta ecuación funcional donde se compara los flujos del salario real con los flujos de la ganancia empresarial en la economía, a través del consumo y la inversión, es una función de características macroeconómica. Tanto La Propensión Marginal al Consumo como la Propensión Marginal a la Inversión , son

inversamente proporcionales a la inflación , es decir, los niveles de consumo de

los trabajadores como los niveles de inversión por parte del empresariado, disminuyen al incrementarse la inflación.

Entonces, en función de la dinámica económica, los flujos de la Propensión Marginal al Consumo - - de los asalariados, aumentan o disminuyen, con respecto a los flujos de la inversión empresarial - - puesto que toda mercancía tiene, sólo, dos tipos de remuneraciones: remuneración al trabajo (salario) y remuneración al empresario (ganancia), las cuales son inversamente proporcionales y

complementarias

Tomemos un escenario, de la realidad económica, donde la ganancia empresarial – G - se incrementa progresivamente en una unidad. A su vez la Propensión Marginal a la Inversión decrece conjuntamente con el incremento de la Propensión Marginal al Consumo , aplicando la función.

= .

 

Cuadro N°1

 

Ganancia

∆I

∆C

Salario

 

1 0,9

0,1

9,00

 

2 0,8

0,2

8,00

 

3 0,7

0,3

7,00

 

4 0,6

0,4

6,00

 

5 0,5

0,5

5,00

 

6 0,4

0,6

4,00

 

7 0,3

0,7

3,00

 

8 0,2

0,8

2,00

 

9 0,1

0,9

1,00

=

tendríamos:

En un escenario de esa naturaleza (cuadro N° 1), el incremento constante de los flujos de ganancia empresarial provocan una caída en los flujos de los salarios, pero

el crecimiento económico es positivo, hasta tanto

En el punto donde la Propensión Marginal a la Inversión sobre la Propensión

Marginal al Consumo es igual a la unidad:

= 1, la economía está en equilibrio

(cuadro N°1). Los flujos de los salarios se igualan a los flujos de la ganancia: S=G colocándose en cinco (5) unidades cada uno, Lo cual expresa el pensamiento de Adams Smith que señalaba: En el largo plazo el salario natural debe ser aquel que iguale la renta, el beneficio y el salario.

Cuando

se hace inelástica y la Propensión Marginal a la Inversión ∆I no satisface los niveles de la Propensión Marginal al Consumo , se produce una caída abrupta del nivel de los salarios por debajo del nivel de la ganancia empresarial con la consecuente crisis económica de sub consumo y declive de la dinámica económica. La demanda se hace inelástica.

1 , la oferta de bienes y servicios

1.

1 , la oferta de bienes y servicios ∆ ∆ 1 . ∆ ∆ ∆ ∆

En tal sentido para superar los desequilibrios macroeconómicos, temporales, entre los flujos de la remuneración al trabajo y los flujos a la remuneración a la ganancia, en términos de consumo e inversión, se hace indispensable, en épocas de crisis económica, un incremento general de sueldos y salarios igual o superior al punto de equilibrio: S = G, hasta llegar a un

escenario donde

La demanda agregada: = de la economía siempre será creciente, sí y sólo

Indudablemente un argumento de esta naturaleza presupone que la ecuación que equilibra la velocidad de los flujos monetarios, en el circuito económico, con los flujos de bienes y servicios tranzados en la

economía, deben nivelarse: M*V = P*Q, entendiéndose que la masa monetaria -M- por su velocidad de circulación -V-, debe ser igual a la cantidad de bienes y servicios -Q- que en términos de valor -P- se tranzan en la economía, es decir; la masa monetaria

1.

1.

TODO INCREMENTO DE SALARIO O GANANCIA EMPRESARIAL AJENO A LA DINÁMICA ECONÓNICA DE PRODUCCIÓN DE BIENES Y/O SERVICIOS ES DE CARACTERISTICA INFLACIONARIA.

circulante y la oferta de bienes y servicio, en la economía, deben equilibrarse.

Presupone, también, este planteamiento: debe existir una armonía entre políticas monetarias y fiscales en analogía con la economía real. Autonomía del BCV como Ente rector del equilibrio monetario y garante de la estabilidad de la economía circulatoria. Respeto a la libre iniciativa y la propiedad privada. Dinámica económica competitiva, con reglas claras. Reingeniería en la formulación y ejecución del presupuesto de la Nación, en función de la nueva ecuación de la redistribución de

la riqueza que involucra el salario, la ganancia empresaria, la propensión marginal

a la inversión y la propensión marginal al consumo. El salario y la ganancia

empresarial así contenidos coadyuvaran a la minimización de la concentración del capital, pues se garantiza una remuneración al trabajo que distribuye en forma más equitativa la riqueza producida.

planteamiento de teoría económica que se esboza en esta tesis, demuestra que todo incremento salarial por decreto presidencial, es

inflacionario y demagogo. El salario y la ganancia empresarial son categorías económicas que emergen del

proceso productivo, son cóncavo y convexo, dependen del desenvolvimiento económico y de la pulcritud de las instituciones que definen el presupuesto de gastos de la Nación y su sana y efectiva ejecutoria.

El

CUANDO SE DESTRUYE EL CAPITAL SE DESTRUYE TAMBIEN AL TRABAJO

En los países comunistas el trabajador no es dueño de su fuerza de trabajo, por lo tanto no lo es de su salario. El trabajador en el mundo comunista vive bajo una nueva forma de esclavitud asalariada. Vive solo para satisfacer, estrictamente, sus necesidades más básicas. Es esclavo del Estado.

Más sobre esta tesis en nelsonapv.blogspot.com El Trabajo Patrimonio de la Humanidad.

Econ. Nelson A. Pérez Valdivieso. Miembro del Secretariado Nacional de Movimiento Progresista de Venezuela. MPV.

nelsonapv1948@hotmail.com

@nelsonperezv