Está en la página 1de 72

BOLETÍN SEMESTRAL

Nº 4 · OCTUBRE DE 2017

AEN
asociación
española
de neuropsiquiatría

PROFESIONALES
DE LA SALUD MENTAL

AEN
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA
PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL

ÍNDICE
5 Editorial

7 Los psiquiatras y los libros
15 Transitando senderos de locura en el trabajo

35 Cuestiones no escritas en las UHB: experiencia de un enfermero

42 Personas con problemas de salud mental en la junta directiva de la AENP:
una experiencia enriquecedora

45 Exhorto

50 Devolviendo la palabra al niño. Evaluación en población infantil

61 “La Colectiva - Salud entre pares”. Manos a la obra desde la experiencia

65 Mientras tanto en la prensa: controversias judicial-penitenciarias
y la cuestión de lo mental

67 Mientras tanto en la AEN

69 Acreditados por la ESM AEN

70 En números anteriores

.

la perspectiva de la enfermedad. Pero miento psíquico. Una persona con discapa- concluimos el Manifiesto de Cartagena con la cidad no tiene solo el derecho a la mejor aten- misma orientación. aspectos contextuales e interaccionales. motoras o sensoriales. los movimientos de familiares y usuarios visiones son lechos de Procusto que amputan han militado activamente por su conocimiento elementos importantes del sujeto y de su his- y sobre todo por su cumplimiento también en toricidad. barreras que se le alzan. ción para reparar el deficit. 5 . Una el ejercicio de los derechos que proclama sea discapacidad lo es no en la medida de la ave- real. Los ejemplos son que. y más aún tras su la avería sino desde la de la discapacidad o ratificación completa por el Estado Español en la diversidad funcional. Desarrollamos junto con la Confederació Salud Mental España una guía para la participación Más allá del significado concreto de discapa- de usuarios absolutamente alineada con sus cidad y de sus semejanzas o diferencias con el principios. amplia y com- partida con las personas afectadas. Recientemente en el modelo social. lo realmente significa- implicación en Mental Health Europe la adapta. Hemos apoyado. No sería Nuestra Asociación no se ha quedado atrás. Tiene derecho a que la socie- Hay todavía mucho camino para que la ratifi- dad haga las adaptaciones necesarias para que cación votada en las Cortes Españolas se con- pueda ejercer sus derechos en todo momento. Uno de ellos es de carácter de encontrar en nuestro ámbito. sin perder de vista la necesaria lucha por abundantes en el campo de las discapacidades el desarrollo de sus aspectos legislativos. tivo es el firme enraizamiento de la Convención ción de las directivas europeas. Posiblemente ambas 2008. las prácticas. tene. aunque la segunda recoge mejor los el campo de la discapacidad asociada al sufri. de extrañar que algunas de las conclusiones de El Comité de Ética y Legislación ha desarro- este trabajo afectaran a la psicopatologia con- llado documentos para facilitar los cambios vencional en lo teórico y al reparto de roles en legislativos a los que la Convención obliga. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL BOLETÍN SEMESTRAL · Nº 4 · OCTUBRE · 2017 JUNTA DIRECTIVA DE LA AEN EDITORIAL La Convención de los Derechos de las Personas epistemologico y se refiere a lo que aporta con- con Discapacidad redactada por las Naciones siderar el sufrimiento psíquico no tanto desde Unidas hace 10 años es un hito indiscutible. a traves de nuestra modelo de enfermedad. sino en la de las La Convención plantea además otros retos. Y mucho más complejos mos que abordar. vierta en leyes efectivas y más aún para que tanto si tiene como si no tiene el deficit. el déficit o Desde el primer momento. merece una reflexión reposada. Eso es un modelo de rehabilitación. ría que padece el individuo.

La apostilla de “con apoyo” 6 6 . cotejar nuestras prácticas con el espíritu rias intensivas que ofrecen un ambiente en el que de la Convención. las crisis puedan encontrar su sentido. resulta un ejercicio fructífero. en nuestros pronósticos. dice que es mejor colocar y luego apoyar (“place and train”) que los interminables itinerarios de la “reinserción”. El concepto de recuperación está en sin. El apoyo Cuando el trabajo no es saludable. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Las instrucciones previas. aunque no sean aún practica habi. cuando el miedo y no comprensión de los sintomas como formas de la esperanza compartida son el “aglutinante” de dar sentido o desactivar la locura y el sinsentido la sociedad ¿en que parte de la barrera esta la siempre han estado en nuestro acervo profesio- locura? nal. cuando sus allegados) ayudan a convivir en la diferencia. los planes acordados acompañada del respeto las opciones personales de crisis y el apoyo a las decisiones ya nos empie. dejar a gente tirada o al otro lado de la valla En la más auténtica tradición psicopatologica la es un efecto colateral. cuando la creatividad cotiza. cuando la fraternidad se desde el activismo de los usuarios ( y también de quiebra. Incluso la discutida “evidencia” ya nos no es más que defender los derechos de todos. Hay quien ha avan. nitiva. aunque haya promociones enteras de profe- sionales de la salud mental que no sepan de qué Igual va y resulta que defender la Convención va esto. La salud mental colec- tonía total con este modelo. En defi- la hospitalización y de intervenciones comunita. frente a las “falsas desesperanzas” que volcamos tual. y a la oferta de alternativas alientan la esperanza zan a sonar. cuando la mutuo y los espacios inclusivos desarrollados escuela es competitiva. tiva acabara siendo la manera correcta de deno- zado en el desarrollo de entornos alternativos a minar el terreno al que nos dedicamos.

por lo tanto. Talbott. de farmacología. se fue enmarañando. los detalles acumulativos. En la psiquiatría existía una cierta lasitud bibliográfica y se consideraba que un psiquiatra debía leer variado y así pasaban desapercibidas las lecturas ajenas al oficio. en ocasiones hacías encargos a familiares o amigos que viajaban al extranjero (en mi caso. de psicoterapia… Todos aquellos aparatos de papel parecían realizar una invitación que acepté sin mayores dudas. los Estados unidos del desencanto. los rusos. Los tratados principales (Ey. los clásicos de la literatura universal. La invitación inocente pare- cía afirmar que un tratado es una totalidad y. Vallejo…) fueron lecturas de tiempo y peso considerables. contaba con la ventaja de un tío funcionario en la biblioteca nacional que se hartó de hacer fotocopias). que se recomendaran lecturas especializadas. también conducían a los libros aunque fuese de una manera diferente. Cuando entré en la psiquiatría. Al principio. Los enfermos. Rojo. Fue durante aquellos días cuando decidí dejar de ser un lector a lo loco y me entregué a una tarea optimista y enciclopédica: voy a leer todo este asunto de la psiquiatría y punto. Kaplan. despacio. por decirlo así. Cuando terminé. No asomaba discrepan- cia alguna entre la especialidad escogida (la psiquiatría) y el vicio que arrastraba (la lectura). se me dio por comparar los índices y reflexionar en la manera que tenían cada uno de los autores de estructurar el saber psiquiátrico: la coherencia afrancesada. con una biografía alrededor de los libros que. la arquitectura o la literatura italiana de postguerra. el saber se presentaba como información. la lingüística. aquella era una psiquiatría de lectores. el primer paso en falso en mi decidido camino hacia la totalidad. En ocasiones te encontrabas a compañeros de formación (o incluso a algún adjunto) en la compostelana librería Follas novas y era frecuente al comentar los casos. inexplicable- mente. Barcia. tal vez durante un mes de septiembre. la cuestión de los libros formaba parte de esa identidad imaginaria del oficio por la que todo aprendiz debía transitar. el ensayo filosófico. Entre los residentes intercambiá- bamos libros y como no todo se podía conseguir. las novelas de aventuras. de diagnóstico. Había una cantidad ingente. la latinoamérica del boom. Las letras del alfabeto. los primeros cuentos infantiles. la originalidad escondida por detrás de lo están- dar… Fue. Fracasé. No obstante. Poco a poco. pero por poco. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL LOS PSIQUIATRAS Y LOS LIBROS Ramón Area Carracedo Mucho antes que psiquiatra fui lector. de psicopatología. De vez en cuando dejaba espacio para mis viejos asuntos y continuaba con las novelas y los ensayos variados. varias totalidades debían ser el total de todo. me alejaba de la oficialidad bibliográfica y buscaba ideas o puntos de vista distintos 7 .

Jaspers. las notas a pie de página que citaban otros artículos. Era ya el tiempo en el que los libros estaban de despe- dida en la psiquiatra y yo no tenía excusa ni para leer a lo loco ni para leer enciclopédicamente. escritas por Jaspers. como obliga a tantas otras cosas. Bion. en aquel momento convertida en imprescin- dible mediación entre un psiquiatra novato y ese sufrimiento que se atasca en el delirio. Estaba el título (El fiasco del señor Brecher) y un autor (Martin Kessel) pero también una frase final: cómpralo. Sin estridencias. La consulta y los pacientes fijaban unos límites muy singulares y no me permitían leer cualquier cosa y. ya adjunto. Lacan. Cotard… pero también otros libros que aspiraban a una comprensión más totalizadora y que proponían otra idea del síntoma: Freud. sin embargo. era mejor leer con disimulo. de cualquier manera. Winnicott. entré en tratos definitivos con la psicosis. la familia o la institución. el existencialismo francés y el alemán. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE DE NEUROPSIQUIATRÍA NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE PROFESIONALES DE LA LA SALUD SALUD MENTAL MENTAL a los discursos monolíticos. A 8 . Fueron los tiempos de páginas alrededor del ser humano. La locura obligaba a leer. sobre todo. y ese otro lector de mis cosas. el estructuralismo lingüístico o antropológico. y ese otro lector de los asuntos de las personas. ya había transformado mi hábito. a fin de cuentas muchos facultativos asumían sin rubor que una cosa es lo que se escribe en los libros y otra lo que les sucede a los pacientes. Y también. es uno de los nuestros. Vygotski o Foucault. 6 El trabajo. los gráficos presuntamente pedagó- gicos y la diferencia entre conclusión y discusión. Una mañana. se reabrió un boquete entre el lector de datos y ese otro lector de síntomas y psi- copatologías surgido del estar con los pacientes. Nada grave. De nuevo la psicopatología clásica. hace ya unos años. Me escribía un amigo de la infancia con una recomendación. Luego. las voces. Las páginas del oficio eran los jour- nals. Conrad. Klein. La salud mental había entrado definitivamente en la medicina. Seglas. recibí un mensaje en el teléfono móvil. Me quedé atrapado entre aquellas palabras. de un blanco satinado donde se hacían obligatorios los resúmenes bilingües y las palabras clave. Minkowski. En todo caso. Reaparecieron Clerembault.

En la consulta. Podemos encontrar un mon- tón de beligerancias al respecto. creo que solo podemos contraponer la travesura juvenil. Al final de este camino nos espera el pesimismo de la rendición y su particular alquimia entre lo amable y lo irritado. por el contrario. Naomi Baron insiste en la dificultad de concentra- ción inherente a lo electrónico y desde la universidad de Northwestern informan que al comentar la lectura de un libro las cuestiones giran alrededor de la historia y del vocabulario mientras que. Andrew Dillon también habla de esa tendencia a la superficialidad que junto a un pensamiento simplista y fragmentado propio de la lectura digital. Anne Mangen. poco a poco. cree haber probado que la lectura en papel facilita más la com- prensión que la lectura digital y. Como todos. escriben dígitos que derrotan a las palabras. considera que el papel se relaciona con una mayor empatía cuando los textos poseen una valencia emocional. los atractores semánticos son sobre todo de tipo técnico. analizar. fusioné libros y clínica sin posibilidad de considerar las dos cosas por separado. Salmerón. ya no lee. en un trabajo con chavales de catorce años. incluida la devoción por el papel. la paciencia del rigor o la ética de la honestidad. incluso desde ese nosotros que. Todas las personas podemos convertir nuestro pasado en los tiempos de antes. No están libres los sesudos investigadores de nostalgias y excentricidades. afirma que los buenos alumnos en papel siguen siéndolo en la lectura digital. interio- rizar conocimientos y conducir a la juventud hacia la sabiduría y la virtud. al hablar de un texto digital. al lado de las páginas de la vida. en algunos estudios experimentales. poseen un pasado per- sonal y un catálogo de devociones. Creo que esto es lo que esconde cualquier devoción. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL pesar de que los psiquiatras y la psiquiatría caminaban por otros senderos yo. La neurocientífica Maryanne Wolf alerta del cambio de atención de los chicos durante una hora: en veinte ocasiones. en el fondo. Solo hay que sobre- vivir y esperar hasta que. la infancia. Repentinamente nos vemos excéntricos y anticuados. además. Todo parece formar parte de ese otro todo que convierte el sufrimiento en los códigos de un libro. “Los psiquiatras ya no leen” es una afirmación descriptiva de la contemporaneidad que deja un regusto amargo en el que asoma el declinar de una práctica de la clínica. En primer lugar. “El texto electrónico como enemigo”. dificulta el manejo de ideas complicadas. También hay quien duda de conclusiones tan tajantes. el texto siempre finaliza en una cuestión más propia de bibliotecarios que. Puede que por haber leído a Sócrates (desco- nozco si en papel o en electrónico). gran defensor de la cultura oral y que protestó con vehemencia frente a la cultura escrita al pensar que solo la primera permitía al intelecto probar. Ackerman y Goldsmith precisan que la juventud no se está agilipollando (en realidad utilizan otro término más benevolente) 9 . ese es el estado de la cuestión. Cuando pienso en ello. tan diferente de la nuestra y repleta de nuevos peligros. David Nicholas identifica en los nativos digitales dificultades para analizar la información compleja y una tendencia a leer apresuradamente y de manera más superficial. un buen día. a fin de cuentas. se presente la nostalgia y su amenaza de ruptura sentimen- tal con el presente. sobre todo cuando son capaces de emplear estrategias diferentes.

Este tipo de análisis tienden a centrar la cuestión en la deep attention. Las críticas a la izquierda y a la derecha fueron importan- tes (se calificó como el listado de los dead white males -varones blancos muertos-). puede ser que la lectura clásica posibilite el paso desde la lectura sostenida a la reflexión. Lejeune compara esta cuestión con el llamado pacto autobiográfico de la literatura que permite desplazarse desde la rea- lidad a la ficción para así colocar el texto en un espacio transicional. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL por culpa de las pantallas pero sí consideran que la lectura digital genera una sensación de falso aprendizaje y que los jóvenes tienden a abandonar las tareas antes de tiempo. definió el canon como el listado de los textos selectos de un género literario. por lo tanto. al tiempo. En general. El canon psiquiátrico callejeaba entre los listados de libros recomendados o la bibliografía cuidado- samente seleccionada pero también en las revistas a las que el hospital estaba suscrito y a las que. Desde la universidad de Connecticut creen que el problema es la multitarea y no el formato. en el 1768. hoy ya no. La anteriormente citada Baron considera que no se trata de una cuestión de soporte sino de las distracciones inherentes a la conexión a internet y las redes sociales. Había hasta un canon en los libros con los que los laboratorios solían 10 . pretendía la construcción de un modelo o prototipo y. la vara de medir de los griegos. Los grandes escritores poseen la inteligencia de transformar a sus antecesores en seres compuestos y. a diferencia de otras actividades (por ejemplo tocar el violín) no mejora con la práctica continuada. 6 por el contrario. “…Cualquier obra literaria malinterpreta un texto o textos precursores. ejercer ese desacordarse necesario para transitar desde la literalidad del aparato a la creación mental que debe suscitar la lectura. no se reparó demasiado en su concepto de angustia de influen- cia: la pugna creativa de todo escritor respecto a sus antecesores y en donde es inevitable la sombra de la competencia y la contaminación. tanto acerca del texto como sobre el estado subjetivo del lector. la memoria y la reflexión. la consagración de los mejores. imagina- rios. esto es. Para Alain Giffard los formatos digitales impiden olvidar el medio con la faci- lidad con la que lo hace el papel. en el año 1994. estimula al genio canónico…”. Harold Bloom reabrió esta vieja polémica al publicar. Mientras la angustia de influencia quiebra los talentos más débiles. ¿Estar en el oficio de la clínica supone asumir sin más el problema del libro como una cuestión de beligerancia frente a lo digital? ¿Un psiquiatra lector debe conformarse con la nostalgia por lo que en un tiempo fue la psiquiatría? ¿O quizás proceder a una rendición incondicional más o menos irritada? Ruhnken. es decir. Fuera de los debates especializados. también la multitarea que. el libro El canon occidental con sus veintiséis autores imprescindibles. esto es. y más allá de lo cognitivo. Tal vez la lectura electrónica tienda a dirigir al lector hacia el medio y no hacia ese triángulo fundamental que conforman el texto. El kanón.

los folletines. Alta fidelidad. conversa- ciones y otros casos atendidos y otros psiquiatras consultados… Por ahí se enreda todo este embrollo. útil en la mayoría de los ciudadanos: el sentido común. XIX y XX. en la casa de Pontevedra. posibilidad de consulta. Durante esos años. Las modulaciones de estos aspectos están muy poco estudiadas aunque podemos rastrear pistas en las polémicas y debates de la época: la poesía. en la habitación donde estudio. la novela. los autores clásicos. en el dormitorio. los periódi- cos. La cuestión de la lectura tuvo un cambio profundo a lo largo de los siglos XVIII. la educación y los modales. en las escaleras. adecuación de los nuevos formatos a la presunta metodología de la ciencia y de la evidencia. Y así. las novelas románticas o por entregas. velocidad. 11 . - Te paso el american journal en pdf. La lectura de libros se fue asociando en el imaginario social a una cultura general. y por fuera están todas las lecturas diferentes. Sin más. Cuando no soy capaz de encontrar alguno en concreto. el cambio generacional. la autoría y. por supuesto. avances en el saber estadístico. la calidad. las habilidades personales. la profundidad. el ensayo. esos mismos psiquiatras por fin liberados en su saber del canon del papel. y muchos de ellos embalados en cajas en el garaje. las diferencias radi- cales. el nacimiento y desarrollo del estado moderno había hecho de la educación escolar uni- versal un objetivo irrenunciable. ese aparato llamado libro. a su alrededor. la cuestión cognitiva. las novelas de vaqueros. siempre recuerdo una película. verdad. que se quite el libro electrónico. la mezcla en la clínica entre el dis- curso del enfermo y ese otro discurso que se va tejiendo en la consulta a partir de lecturas. donde el protagonista al ser preguntado por el orden de los vinilos que atestaban su pequeño apartamento de Chicago. se beneficia de las ventajas de lo digital en términos de espacio. el sentimiento estético. subjetiva. se diluyen los otros elementos: la seriedad. La citación es hoy el canon seudodemocrático donde el voto se hace frecuencia y la frecuencia. la relectura. Desde hace años los libros se van acumulando en la sala. La divergencia digital como polémica hace olvidar tales sutilezas y compara al lector consagrado al libro en papel con aquel otro ubicado en la lectura digital. la prensa política. La angustia de influencia. Sin embargo. las experiencias perso- nales proporcionadas por el otro del papel que abrían la puerta a las tramas y conflictos universales. La psiquiatría. los conocimientos básicos. si es una especialidad médica. Hay un canon formal. de toda escritura que consideren por fuera de la ciencia. al tiempo. con carácter general. suelen sumarse a la opinión mayoritaria cuando se trata de textos literarios o. en una misma conversación hospitalaria se puede escuchar: - Donde esté un buen libro. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL agasajar en sus visitas a los facultativos. Están por orden sentimental. las revistas de humor. El debate sobre la lectura coloca en la centralidad una dicotomía y. lo subjetivo. solo acertaba a decir: no están por género ni por orden alfabético. El orden sentimental piensa el canon no como una cuestión de autor o de obra sino como una cues- tión formal y.

inmorales. transformadores… Es martes. Con posterioridad se desarrolló la lectura de por sí y para sí. particularidades. Resisto a la tentación de la nostalgia por el papel y también a la confrontación con lo digital que me dejaría en la minoría de lo marginal. Como lector puedo conservar mis manías. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Antes del siglo XVIII la lectura era de pocos libros. con libros muy diversos. con importancia de la recitación y de la memorización. de la lectura en voz alta se pasó a una lectura guiada. Era un leer escuchando donde el adoctrinamiento religioso y moral dejaba algunos momentos para las lecturas entretenidas o de carácter más práctico. liberado- res. En cuanto consumidor de software es productor de textos que cuelga en el programa electrónico del Sergas convencido de realizar con eficacia una historia clínica mientras. revolucionarios. en donde se fabricaban libros peligrosos. Por 6 eso y por ser martes esta tarde me voy a pegar un festín en una conocida librería del centro que alivia el duelo cronificado después del cierre de Michelena y la decadencia de Tanco. de una lectura más superficial. parecen no importarle demasiado las faltas de ortografía. emancipadores. extensiva. la intención de desasosegar a los espíritus y de estimular la imaginación. me dice que está leyendo una novela policíaca sensacional y abre una ventana en la que consulta la prensa deportiva mientras busca en el móvil las interacciones farmacológicas de un nuevo medicamento antes de quedarse definitivamente pasmado delante de la previsión de meteogalicia para el fin de semana. inútiles. mapas o sonidos. provocaba una excitación pasajera. de mala calidad literaria. Encontramos en este cambio del canon formal una divergencia que puede recordar a la divergencia del presente. no repasa el escrito buscando una manera de mejorar el párrafo. En las admoniciones de la iglesia y de las jerarquías se pueden deducir la esencia de lo que consideraban como peligroso en las nuevas formas de lectura. por lo general sin relecturas y donde el texto liberado definitivamente de su carácter sagrado pretendió la apertura. Como lector también es un autor que copia y pega con eficacia. El día que voy de compras a la librería. de soslayo. con lecturas compartidas y orales. Por excepcionalidad vera- niega. disfruta con la jerga psiquiátrica que adorna con un montón de abreviaturas. pongamos por caso. preferencias y firmes adhesiones. oscurecía la razón. languidecía la voluntad. escucha a una enferma. también consiste en emplear iconos para la navegación. Sé que está leyendo y que eso no implica únicamente entender palabras y frases. un residente está rotando conmigo. 12 . transmitidos generacionalmente. menús e hipervínculos que conec- tan con imágenes. La novela debili- taba el espíritu. Y así. Reparo en la rapidez con que escribe y lee en la panta- lla. los discursos progresistas hablaban de unos libros para todos que erosionarían la auto- ridad. Por el contrario. pestañas. Por el contrario.

se colocan una legión de Harold(s) Bloom(s) con un canon navegable a su narcisista dispo- sición o insertado a voluntad en la barra de favoritos. Puedo tocarlo. la medicina o las clasificaciones. al tiempo. profesional… dejó bandos y posiciones. se hace en la mente puro sentido mien- tras que en otras deja notar las letras que intentaron capturar fonemas. ético. Y siempre puede asomar ese sufrimiento que escucho a diario en el hospital para cavilar y buscar en otras páginas y en otros capítulos. los tiempos cambiaron y la psiquiatría me fue esquinando. hay un otro que va contando. pasar las hojas. el pegar. Le presto atención. en los resultados de las escalas y los tests. hay cosas importantes y banales. en las consultas con otros especialistas que se abren como una ventana nueva en el windows asistencial. Hago pausas. miro al techo. como un zapping de muchos principios y pocos finales. pues ya estaba. El estado de la cuestión en la psiquiatría incluye los fármacos. ignorante y en el que los ciclos de los psico- fármacos no precisan de barbecho. se estaba suavizando. Luego. Tiene mucho de realidad. Seguro que paso por alto asociaciones importantes y que dentro de unas semanas olvidaré trozos que pensé siempre recordaría. Hay cosas singulares y originales mientras que muchas otras son eco de otros libros y de otros escritores. parece conveniente reflexionar. también la lectura. delante de los enfermos. que de siempre había arrastrado. Puede ser que lo comente con algún amigo o que me niegue a compartir esta intimidad. Todos los días. psicoterapéutico. la medicina humanista o el saber holístico. estoy incómodo o a gusto. Si uno se declaraba en el proyecto enciclopédico de leer toda la psiquiatría. seguramente. Nuestro vicio quedaba a cubierto en medio de la multidisciplinariedad. muchos consideraríamos imprescindible la libertad y algunos. La clínica digital preside el trabajo diario. Estoy en casa. Lo transversal es el infinito de la red mientras que lo longitudinal es la modernización del aparataje o la actualización de las aplicaciones bajo el significante de progreso. estoy incómodo o a gusto. Un silencio especial acompaña al flujo del discurso que. El debate político. habrá unos temas a los que tendremos que darle vueltas. Párrafos que despiertan emociones o desencade- nan un flujo de ideas que tienen algo de compartido. olerlo. el empleo de residuos. Siempre. en el sube y baja de medicación. en los cambios de diagnóstico. A nada que reflexionemos. Cada época le da consideración de ley articuladora del saber a asuntos que no lo son en absoluto. Se lee el sufrimiento de una manera breve y disconti- nua. Tal vez el itinerario por el cada uno de nosotros transita en el oficio siempre sea un tinglado heterogéneo sobre el que. Y. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Como psiquiatra… el asunto es otro. institucional. Hubo un tiempo en el que la psiquiatría toleraba a los lectores y así podíamos pasar desapercibi- dos. Hago pausas. en ocasiones. Abro un libro. miro al techo. hacer anotaciones. El encuentro con el enfermo tendrá un principio y un final. diciendo. Y Levi Strauss ya había hablado del bricoleur del pensamiento primitivo: el recortar. El hipertexto puede enriquecer o abreviar. psicoló- gico. enhebrando palabras y frases. paradoja. mientras la psiquiatría oficial apostaba por un minifundio próspero. Y. ya lo sé. Me siento en la consulta. No hay clausura en la sucesión de consultas de revisión. yo sentía que la dicotomía entre clínica y lectura. de vez en cuando. 13 .

lo digital no precise de admoniciones ante el peligro. Por detrás hay un montón de libros y de lecturas que guían suavemente mi atención ayudándome a aceptar la radical singularidad de la persona que tengo delante. Por el contrario. entre lectura y clínica. que huyan de la hiperactividad de lo tecnológico. pero tal vez sí tenga que ver con la lectura. Creo que mi divergencia de juventud entre oficio y vicio. Posiblemente. Tanta palabra puede rematar en un autismo repleto de ficción y de saber pero ignorante del síntoma y de las personas. mi divergencia con la psiquiatría empeora gravemente. No puede decirse que se trate únicamente de una cuestión alrededor del papel. del mundo del acto que se esconde detrás de lo virtual y que alcancen su propia paz con la clínica. Cuando uno anda entre libros debe ser cuidadoso. de dicotomías simplificadoras. va a mejor. 6 14 . Nunca se curará. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL A veces la voz tiene que ser única pero en ocasiones debo llevarla al lado de esas otras palabras escritas que me permiten entender y hacer ver que entiendo. lo sé. de nostalgias o beligerancias. Necesita psiquiatras lectores que reflexionen sobre su posición subje- tiva. pero está estabilizada.

Por contexto no nos referimos solo a la familia o la comunidad. 15 .  Para la elaboración de este trabajo ha sido fundamental la formación en el modelo sistémico recibida del Grupo Zurbano. nos compromete y nos erosiona. Emerge. las personas que tienen una mayor cobertura eco- nómica ven ampliadas sus opciones. son humanos en un contexto alienante. La pobreza afecta la salud mental. configurando nuestro aparato psíquico y nuestras relaciones. el enfoque de la patología debe modificarse". Y que no pediré de vos ningún servicio que pueda deshonraros. locura y cordura trascienden los límites de la piel. Lo juro por los dioses antiguos y los nuevos”. y quienes ostentan lugares de poder pueden mover algunas pie- zas del tablero y por tanto. y. Sin duda. En palabras de Minuchin (2001. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL TRANSITANDO SENDEROS DE LOCURA EN EL TRABAJO1 Eva Muñiz Giner Brienne de Tarh: “Lady Sansa os ofrezco mis servicios de nuevo. se hace sitio y para reducirla no basta con psicofármacos o coaching. Seré vuestro escudo. Salud y enfermedad. Juego de Tronos La locura es una experiencia del ser humano en su contexto. si es necesario daré mi vida por vos. sino también al espacio socioeco- nómico que nos atraviesa. carne e hidromiel en mi mesa. Por tanto. 29) “La patología puede ubicarse en el interior del paciente. Lejos de ser un asunto de química y estructura del cerebro es un asunto de relaciones. La frontera artificial es confusa y. por tanto. en su contexto social o en el feedback entre ambos. pues su poder reside en la oscuridad. pero la riqueza no la preserva. os aconsejaré. Pero también transitan los senderos de la locura. pag. Sería injusto decir que la locura no distingue entre salarios o jerarquías. Los diagnósticos no son más que un intento torpe de poner coto a una realidad que nos rebasa. En 1. es necesario sacar a la luz las dinámicas que la alimentan. Lo juro por los dioses antiguos y los nuevos” Sansa Stark: “Y yo juro que siempre habrá un lugar para vos junto a mi chimenea. la locura que surge en el trabajo se imbrica en este entramado. pueden cambiar el escenario (como decía una famosa reina “poder es poder”). Cualquier manifestación sintomática en el indivi- duo tiene un reflejo en el contexto en el que se relaciona.

si pueden humanizarse manteniendo la productividad. o si son capaces de introducir en la fórmula de la rentabilidad los costes por bajas médicas o por la pérdida de talento. con y sin discapacidad. La pérdida de poder de los asalariados que implica la transformación de la regulación salarial reper- cute sobre sus modos de vida. Es decir. Personas que en el futuro produzcan de manera eficiente. y de un análisis mucho más profundo por parte de expertos en el tema. se imparten contenidos teóricos. La enajenación emerge desde la infancia pero no parte del niño sino de la negación de la diversidad funcional. Si las organizaciones tienen margen o no para tomar decisiones distintas a la precarización del tra- bajo. económicas y tecnológicas suponen un reto que les lleva a incrementar la productividad y la calidad. Lo que es 2. diagnosticadas o por diagnosticar. Para ello. La falta de adecuación entre metodología e individuo genera síntomas (entendidos en sentido amplio) sin embargo. nos parecemos más que nos diferenciamos. cada vez más segmentados y menos contextualizados. 16 . Las relaciones de reproducción social se apoyan sobre una subjetivi- dad “nueva”.  A lo largo del texto el término subordinada/o se utiliza en el sentido de subalterno. o empleado de categoría inferior (según la tercera acepción del diccionario de la RAE). Desde la mayoría de las escuelas se impone un diseño curricular que pretende satisfacer el reclamo social de crear personas competentes para el ejercicio de sus funciones. y por tanto. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL esto. El método pedagógico no se transforma. modifica la base de las relaciones de poder en la sociedad salarial al alterar uno de sus principios legitimadores. El contexto macroeconómico en el que nacen las organizaciones define las reglas que estas deben seguir para crecer y sostenerse en el tiempo de manera competitiva. utilizando una metodología homogénea que no atiende al perfil del alumnado. producto de una gestión de la fuerza de trabajo flexible que impone el temor en las relaciones cotidianas en el ámbito de producción. Una de las estrategias para sobrevivir a estos cambios es la reorganiza- ción del trabajo. ha de ser objeto de otro debate. que se ha traducido en temporalidad en la contratación. jefas2 y subordinadas3. para corregir la “tara” subyacente a esta falta de adecuación. reducir los costes. la creatividad y una extraordinaria capacidad de adaptación.  Dado que en el imaginario social los niveles altos de la jerarquía del trabajo están vinculados al género masculino utilizaré aquí el femenino como genérico. con frecuencia es el niño quien es “diagnosticado” y “tratado”. Los senderos de locura en el trabajo no empiezan con la actividad adulta asalariada. 6 3. Como señala Peiró (2004) las transformaciones sociales. Ante la extensión y profundidad de la reestruc- turación del trabajo es de esperar modificaciones en los perfiles de exposiciones de riesgos y sus consecuencias sobre la salud”. toca crear alianzas y combatir juntas. autónomas y contratadas. si deliran cuando creen que esa produc- tividad puede sostenerse desligada de la salud del trabajador. innovar. difundir y diseñar maneras creativas para comercializar sus productos. En palabras de Amable (2006) “La expansión de la flexibilidad productiva impone un modelo de relaciones laborales que se caracte- riza por escasas normas que limiten la utilización de la fuerza de trabajo.reducción de salarios y la exigencia al trabajador de un amplio repertorio de competencias entre las que destaca la flexibili- dad.

optimizar y no obstaculizar o someter. en cualquiera de ellas. No hay un mandato explícito que diga “no des- canses. Su particular eficiencia se debe a que no actúa a través de la prohibición y la sustracción sino de complacer y colmar. si fuera explícito seguramente tendría el efecto opuesto. condiciones de trabajo para cualquier operador”. Dada la oferta y la demanda de empleados. ni criterios coherentes. pues el trabajo habita en todos los espacios. abandona tu familia y tu ocio en favor del trabajo”. por no ser suficientemente competente. Es un mandato interiorizado para cumplir las expectativas del rol. la solución parece fácil: aplicar el sistema de amonestaciones pertinente. como cualquier sistema humano. Pero el sometimiento también tiene relación con los cambios en el modo en que el poder del sis- tema socioeconómico se manifiesta. Quiere activar. conflicto. confusión ambigüedad. y en consecuencia. Las organizaciones. Cada vez queda más difuminada la figura de un poder represor que actúa de manera explícita. La sensación de inseguridad que promueve la temporalidad y la ausencia de alternativas generan miedo. de apariencia libre y amable. son constituyentes organizacionales. Cuando aparece el sufrimiento psíquico no se encuentran motivos para rebelarse. etc. ni una comunicación clara. ni siquiera límites que per- mitan distinguir lo correcto de lo incorrecto. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL innegable es que el fenómeno de la precarización abona el terreno de la desesperanza erosionando en la persona trabajadora. no hay contra quien. Su dedicación es completa. o como lugar donde saldar necesidades propias. que no cum- plen o cumplen mal con sus obligaciones y utilizan el espacio de trabajo como prolongación del tiempo de ocio o de la vida personal. salvo contra uno mismo. también encontramos personas. No es difícil encontrar personas. es un invitado al que se da paso a través de un móvil o un ordenador permanentemente encendidos. que permite al individuo regular su conducta. así como entre ellas mismas y su entorno “. 17 . Según Castillo (1997. y el miedo somete. En lugar de hacer a los hombres sumisos. imprevisibilidad. su compro- miso absoluto. Por el contrario. Pero no es un intruso. Según Byung-Chul Han (2014. que no han construido un dique para separar la vida personal y laboral. ajenas al objeto de trabajo. intenta hacerlos dependientes… El poder inteligente. 16) “Radicalmente más eficiente es la técnica de poder que cuida de que los hombres se sometan por sí mismos al entramado de domi- nación.. El trabajador asume y hace suyas prácticas que ponen en riesgo su salud mental. motivar. pag. 224) “conviene mirar las organizaciones como el resultado de interacciones consensuadas. 1994) y más allá del puesto de trabajo actual. pag. no es tan sencillo. no siempre tienen estructuras definidas. prag- máticamente aceptadas. amenaza y pres- cribe… Apuesta por la organización y optimización propias realizadas de forma voluntaria”. la posibilidad de proyectarse más allá del momento presente (Stolkiner A. es más efectivo que el poder que clasifica. y sigue más adelante “contradicción. son complejas. especialmente aquellas que ostentan cargos de responsabilidad. Nada de lo que tiene que ver con las relaciones humanas es sencillo. lo que significa ser consecuente con el marco normativo. entre los miembros de todos sus niveles. y prácticamente nula la intimidad. en todos los niveles de la jerarquía. El tiempo de descanso es escaso. que estimula y seduce. Sin embargo.

como el ilusionismo. cuando se observa pacientemente cada movimiento. Pero cuando se acerca la luz. Mientras que se atiende a la productividad y la competencia. ejer- cen su influjo porque actúan fuera de los focos. ocultas a la mirada de los agentes. las prácticas alienantes actúan en la sombra. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL El siguiente texto pretende describir algunas dinámicas laborales que. el truco se desvela y el hechizo se rompe…Y el sendero deja de ser transitable… 6 18 .

2) en la familia no hay condiciones de pertenencia mientras en la organización hay condiciones de pertenencia y permanencia. y se atienden las necesidades individuales en tanto se generalizan a necesidades colectivas. como señalan Medina. que en el caso de este grupo tienen relación con el proceso de individuación y el sentimiento de pertenencia. mientras que en la organización se manejan grandes cantidades de personas a través de incentivos como el salario. por ser el espacio en donde se gesta el continuo salud-enfermedad. Sin embargo. Están ordenados según una estructura y tienen definidas unas funcio- nes para alcanzar unos objetivos. El ámbito de aplicación del paradigma sistémico es extraordinariamente amplio. los criterios para tomar decisiones…). 25) definió la estructura familiar como el conjunto de pautas de interacción que se han elaborado en el curso del tiempo y que rigen el funcionamiento de los miembros de la familia. Cuanto 19 . (2009. pag. pag 252). lo que genera una tensión entre las reglas formales. el de los propósitos (metas y políticas que orientan la organización) y el de las capacidades existentes (medios materiales y normas que determinan el funcionamiento. El análisis organizacional comprende tres dominios (Zamanillo. Siguiendo este planteamiento. 3) en la familia es difícil hablar y pensar en térmi- nos de adecuación medios-fines. pags 23-24) citando a Rodríguez. Desde otros planteamientos las definen como sistemas en las que se generan conflictos entre los fines individuales y los organizacionales. Agulló. mientras que en la organización son explí- citas y específicas. L. Consideró que esta ha de ser viable para desempeñar sus tareas esenciales. Minuchin (1991. El análisis de las dinámicas familiares y su papel en la aparición de síntomas en sus miembros es una fuente de inspira- ción para el estudio de la salud mental de los trabajadores dentro de las organizaciones formales.Castro. que tratan de controlar la conducta de los miembros de la organización. 4) en la familia las personas son irremplazables y únicas mientras que en la organización son perfectamente sustituibles. En este texto nos ceñiremos al ámbito de las relaciones. 259-260): el de las relacio- nes (las personas se relacionan por medio de un sistema de roles que se ponen en funcionamiento en un contexto determinado). 2008. un conjunto de elementos que están relacionados entre sí. Calderón y de Lourdes Eguiluz. del comportamiento de los individuos que tratan de dar cauce a estas aspiraciones e intereses (Zamanillo. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL SENDEROS DE LOCURA LA ESTRUCTURA Y SUS DESÓRDENES Ya en 1968 Von Bertalanffy planteaba que el único modo significativo de estudiar una organización formal es concebirla como un sistema de variables mutuamente dependientes. ibídem. es necesario establecer algunas diferencias entre familia y organización: 1) en la familia las funciones son definidas de manera implícita. aunque los otros dos dominios se entre- tejen con este irremediablemente. y se influyen de tal modo que los cambios en uno generan cambios en los otros. 5) en la familia se atiende a las necesidades individuales. la estructura de una organización podría definirse como las pautas de interacción construidas a partir de procesos de trabajo y de las interacciones cotidianas. Es decir. y la dimensión más informal.

jefa y subordinada. CH. Cada trabajador tiene unas características de personalidad. en tanto suponen aportes que refuerzan y permiten el crecimiento del trabajador. pero también a conflictos. El crecimiento de las personas y de la organización está sujeto a la capacidad del líder para delegar. Paidós. pero tampoco tienen ni los privilegios ni el poder de las responsables últimas de la organización. 260). y “normativos” que suponen el conjunto de reglas y sanciones que regulan el comportamiento de los trabajadores. El drama de las trabajadoras que tienen una posición alta en la jerarquía es que no son incluidas en el grupo de trabajadoras que son amparadas por un comité de empresa. 6 5. mantener la cohesión necesaria para el trabajo en equipo y permitir la diferenciación. 1982. Barcelona. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL más sano es un sistema más amplio es el repertorio de reglas que lo rigen y más flexibles son estas. Cuanto más enfermo. (3ª edición) 20 . iniciativas. Lamentablemente quedan en tierra de nadie. S. Si surgen conflictos es importante que los resuelvan sin necesidad de acudir a ellos. en caso de no ser posible. más estrictas y rígidas. por lo que su papel sería equiparable al del subsistema parental en las familias5. entendida como el pensamiento divergente que da lugar a nuevas ideas. Ha de poder identificar sus funciones y obligaciones. La persona que ostenta el nivel superior de la jerarquía tiene la función de liderar a quienes ocupan el nivel inferior para que se cumplan los objetivos de productividad establecidos por la organización. Es necesario que dispongan de espacios independientes de los superiores para reflexionar y crear sus propias maneras de cooperar y negociar. Siguiendo este paralelismo en un equipo de trabajo podemos distinguir al menos 2 tipos de relaciones: de subordinación y de cooperación horizontal4. se ocupa de aspectos que podríamos llamar “nutricios”. apoyo en las dificultades. Los trabajadores que mantienen relación de horizontalidad deben colaborar para conseguir los objetivos del trabajo. aunque. En una familia se pueden diferenciar dos tipos básicos de relaciones: las que se establecen desde una posición de simetría (entre cónyuges o entre hermanos) y las que se crean desde una relación jerárquica complementaria (entre padres e hijos). Es la responsable última de las decisiones que atañen al objetivo de trabajo. “Técnicas de terapia familiar”. con lo que tiene un doble rol. pag. los superiores son responsables de facilitar su gestión. protección ante los riesgos y el maltrato. y diferenciarlas de las de otros con cometidos diferentes dentro del trabajo 4. y Fishman.y menos capacidad para generar maneras de cambiarlas en función de las necesidades (Watzlawick. gestionando adecuadamente la información oculta para que no genere dinámicas paranoides. Respecto a sus subordinados. El liderazgo exige flexibilidad y encuadre. forma- ción. la información y los recursos necesarios para llevar a cabo las tareas que le han sido asignadas. una historia biográfica y unas expe- riencias laborales previas que interactúan con el contexto de trabajo. como orientación.  Cada jefa de equipo tiene a su vez unos iguales (otras jefas de equipo) y una o varias superiores.  Para una descripción de las funciones de los subsistemas en las familias ver Minuchin. (1992). Ha de tener la autoridad. Edit. H. incentivos. Tiene derecho/obliga- ción de mantener segmentos de privacidad sobre asuntos que atañen a su nivel de responsabilidad.

Se ejerce sobre unos aspectos y no sobre otros y está dirigido a gestionar zonas de incertidumbre de la organización. Cuando las personas que ostentan lugares jerárquicos supe- riores descuidan alguna de estas funciones o son desjerarquizados. comunicando las incidencias que no puede solucionar por sí mismo o los elementos del contexto que dificultan el desempeño de su trabajo. Tiene que realizar su tarea con calidad aplicando el conocimiento técnico necesario y resolver los problemas que se le presenten. pueden generar dinámicas patogénicas. Se asemeja a las figuras parentales en tanto. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL conjunto. pero como señala Castillo (2009. cuando los trabajadores ascien- den en la jerarquía sin ser legitimados abiertamente. otras personas de la organización. ha de tener capacidad para proporcionar seguridad. También. se podría hablar de una situación de «conflicto de rol» 21 . siguiendo patrones predecibles. Esta persona tiene sus propias ideas acerca del papel o rol que debe desempeñar en su puesto. A continuación describiremos algunas de las mencionadas. tener claros los objetivos que guían el trabajo común y encontrar el modo de satisfacer ambas demandas. de mantenerse en el tiempo. Es importante que pueda establecer límites entre la esfera personal y la productiva. 6. Profundizaré en este punto más adelante. tanto en la consistencia del criterio téc- nico como respecto al amparo en el ejercicio del trabajo y la resolución de dificultades. cualquiera tiene poder. la recompensa. pag. disponer de la información relevante para llevar a cabo sus tareas y tener acceso a los sistemas de contingencias para regular la conducta. La comunicación entre diversos niveles de la jerarquía ha de ser clara. De hecho. contar con las habilidades para obtener la adhesión a sus propuestas por parte de sus subordinados. Así mismo es fundamental que tenga capacidad para tolerar/gestionar la tensión interpersonal y la soledad derivada del lugar que ocupa. uno de los factores de riesgo psicosocial identificados tiene relación con la con- fusión respecto al rol6. Jefas desjerarquizadas .trabajadoras jerarquizadas En toda organización se establecen relaciones de poder. Tales expectativas pueden expresarse de modo más o menos explícito y concreto Una situación deseable se produciría cuando la persona percibe concordancia entre las expectativas de la organización y las suyas propias acerca del rol que debe jugar. ocupará un puesto en la misma en función del trabajo que vaya a realizar. El poder no emana de una persona o grupo sino que se manifiesta en una relación concreta dentro de una estructura concreta. tienen sus propias expectativas acerca del papel o rol que aquella persona debe desempeñar. ha de permitir que surjan las diferencias y facilitar llegar a consensos. 33) tienen más que ver con las interacciones que con las jerarquías. por tanto. Pero cuando la persona percibe divergencias entre ellas. el conocimiento y la información. su papel está claramente configurado y es asumido por todos.  NTP 388 (Guía de buenas prácticas del Ministerio de trabajo y asuntos sociales y el INSHT): Cuando una persona entra a formar parte de una organización. cuando no fluyen las relaciones de cooperación o se crean coaliciones en lugar de alianzas. podríamos hablar de desórdenes en la estructura que. entender las necesidades del equipo que varían a lo largo del tiempo. Según este autor el poder puede basarse en: la coerción o ejercicio de la fuerza. La persona encargada de liderar al equipo de trabajo necesita haber sido legitimada como tal de manera explícita. el carisma y su posición oficial dentro de la estructura. o relacionadas con ella.

Las actitudes trianguladoras son uno de los procesos relacionales que se han considerado disfun- cionales y generadores de síntomas. genera suspicacia. asume responsabilidades que requieren una toma de decisiones para las que no tiene ni poder ni permiso. Boszormenyi-Nagy y Spark (1983. el secreto. la distancia y la soledad que supone tomar decisiones impopulares. La ausencia de una figura de autoridad que asuma las responsabilidades propias de ese lugar en la jerarquía genera un vacío en el sistema. en otros casos. al menos a un nivel explícito. desatendiendo cualquier planteamiento divergente y complaciendo todo tipo de demandas. 2009. Esto condiciona los patrones de interacción. Se coloca de este modo en una posición confusa. 61) introducen el concepto de culpa como 6 mecanismo regulador vinculado a la lealtad cuando dicen: “El componente de obligación ética en la lealtad está vinculado. resolver el conflicto o ir contra un tercero. o una aplicación de las normas arbitraria. de manera natural. de los que hablaremos más adelante. primeramente. satisface algunas necesidades de reconocimiento y valoración del trabajador. abiertamente o negán- dole los recursos para asumir sus responsabilidades. pero por otro. Pero uno de los factores que tienen más relevancia en este proceso de desje- rarquización es que el líder no pueda tolerar el cuestionamiento. incluida la información pertinente. con el objetivo de disminuir la tensión. fundamentalmente las de los más beligerantes. Galán y Rosa. al despertar del sentido del deber. pags. dominada por la evitación del conflicto. La desjerarquización tiene un gran impacto en la salud del equipo. Dado que complacer a todos es imposible. En ocasiones. la pseudomutualidad y la mix- tificación. las demandas no son unánimes y proceden de fuentes con intereses contrapuestos. Se definen como alianzas entre personas de diferente orden jerárquico. Esta situación. 474-477). que crean una ilusión de armonía donde hay conflicto. En muchas ocasiones. La ausencia de jerarquía puede conducir a una permisividad generalizada. Las responsabilidades no son asumidas ni reasig- nadas de manera explícita. el líder no sabe o no puede erigirse en un referente predecible y consistente. Las tareas que debe realizar para que el sistema funcione quedan desatendidas. ni del resto del equipo. ni por parte de la jefa inme- diata. así como una deuda de lealtad que distorsiona la necesaria posición de neutralidad que requiere el líder. Haley considera que no siempre son patológicas y define “triángulo perverso” cuando la pauta relacional es negada o se mantiene durante mucho tiempo sin que sea consciente para sus miembros (Serrano. desconfianza y problemas en las tareas de cooperación con el resto de los com- pañeros. Por un lado se sobre- carga de tareas que no le han sido explícitamente encomendadas lo que invalida su queja cuando aparece el estrés. también puede darse que haya algún miembro del equipo con más poder que él (por poseer los elementos referidos por Castillo en párrafos anteriores). un miembro del equipo se hace cargo de algunas tareas sin estar legitimado para ello. o no atiende a sus funciones. por otro. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Los motivos por los que una persona pierde su lugar en la jerarquía tienen que ver con múltiples fac- tores. aparecen los desórdenes en la comunicación. por un lado. lo que le va a hacer esclavo de la evitación del conflicto. ecuanimidad y justicia 22 . En una organización la triangulación se produce si el jefe esta- blece una “alianza secreta” (en el sentido de que no es un vínculo explícito para el resto) con un trabajador para atender situaciones difíciles con otro/s miembro/s del equipo. son sus propios superiores los que deslegitiman su criterio. pag.

AEN
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA
PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL

en los miembros comprometidos por esa lealtad. La incapacidad de cumplir las obligaciones genera
sentimientos de culpa que constituyen, entonces, fuerzas secundarias de regulación del sistema”.
Con la coalición se establecen unas expectativas relacionales que sitúan a líder y subordinado en una
posición ambivalente. El vínculo excepcional que goza con el jefe le lleva a un ineludible distancia-
miento o aislamiento con respecto a sus iguales en la jerarquía. Las relaciones de cooperación se
obstaculizan y se crea un conflicto que no puede ser gestionado porque la coalición es negada.

LA COMUNICACIÓN Y SUS DESÓRDENES
Comunicarse no es tarea fácil. En las relaciones no hay verdades objetivas, verificables que pue-
dan ayudarnos a discernir quien tenía razón. Como señala Watzlawick (ibidem, pag 252) el error que
sostiene la mayor parte de los conflictos humanos es “la creencia ingenua de que nuestra propia per-
cepción de la realidad interpersonal es, con toda evidencia, la única posible y exacta; y que el otro
debe de estar loco o ser un perverso para verla de un modo diferente”. El único modo de transitar
por tanta confusión es negociar y renegociar hasta llegar a alguna suerte de consenso y para ello, es
necesario que la comunicación sea clara.

Watzlawick, Beavin y Jackson (1981, pags. 49-71) ofrecen, a modo tentativo, unos axiomas prelimi-
nares que permiten analizar varias características de la comunicación:

- No es posible no comunicarse. Una persona que no se pronuncia en una reunión y dice “no tengo
nada que decir” está mandando un mensaje, ambiguo, en ocasiones enloquecedor, pero un men-
saje al fin y al cabo. Cuando una persona no desea una interacción puede “rechazar” la comuni-
cación lo que genera una situación de tensión que a la vez está siendo un mensaje, puede aceptar
la comunicación lo que generará malestar consigo mismo y con el otro, o descalificar la comuni-
cación, es decir, comunicarse de tal modo que su comunicación o la del otro queden descalifica-
das (p.e. autocontradicciones, incongruencias, cambios de tema, tangencializaciones, oraciones
incompletas, metáforas…).

- Una comunicación no solo transmite información a un nivel de contenido sino que habla de aspec-
tos relacionales. La capacidad para metacomunicar es fundamental en la relación y también está
íntimamente ligada a la percepción del sí mismo y del otro.

- Una comunicación puede definirse como una serie de intercambios. La naturaleza de una relación
depende de la puntuación de la secuencia de intercambios entre los comunicantes (p.e. alguien
llega sistemáticamente tarde a la reunión, esto supone una trasgresión de la norma y una nega-
ción de la jerarquía, la jefa se desmotiva, no lo aborda, se mantiene la desjerarquización, la
persona sigue llegando tarde a la reunión. Se podría señalar cualquiera de los puntos de la inte-
racción como inicio de la misma, pero lo cierto es que es circular y si no se habla de lo que está
sucediendo la dinámica se mantiene.

- El ser humano se comunica a través de las palabras (comunicación digital) y a través de otros
muchos medios no verbales (comunicación analógica). La primera posee una sintaxis lógica y

23

AEN
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA
PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL

precisión en los significados, sin embargo, aporta poca información en torno a la relación. La
segunda es rica en significados relacionales pero carece de precisión para que el mensaje sea
inequívoco.

- Todos los intercambios comunicacionales son simétricos o complementarios, según estén basados
en la igualdad o en la diferencia

En ocasiones, en las organizaciones, el mensaje inicial se pierde por los canales, no se sabe dónde
quedó sepultado, o perdido, pero el ruido que ha dejado a su paso sigue su camino, siendo caldo de
cultivo para el rumor y la alienación en los trabajadores. Es frecuente que haya dos canales para
trasladar información, uno informal y otro formal, que no suelen concordar, y una gran versatilidad
respecto a los medios utilizados para la comunicación: documentos escritos formales, correo elec-
trónico, software como Skype, que introducen matices y peculiaridades en la interacción7. Merece la
pena detenerse en las particularidades que introduce el correo electrónico (últimamente también el
whatsapp), especialmente en lo que se refiere a la gestión de los recursos humanos: por un lado per-
mite dar una información precisa, reflexionada (carente de espontaneidad) que queda por escrito;
por otro, permite introducir temas conflictivos sin tener que enfrentarse a la persona directamente
al menos en un primer momento; también impide que se pueda rechazar la comunicación, el mensaje
entra, con la pauta, la orden o la tarea, sin el límite que supone el horario de trabajo, una puerta
cerrada, un gesto de rechazo o un comentario del tipo “ahora no”.

Para obtener una relación satisfactoria y enriquecedora es fundamental la capacidad para meta-
comunicar, es decir, comunicar sobre las dinámicas de la comunicación. Esta tarea es especialmente
difícil si quien debe realizarla está descalificado en sí, por padecer una enfermedad, tener una cul-
tura, género, tipo de formación, nivel de cualificación, etc. diferente. Cualquier intento de poner
sobre el tapete lo que está sucediendo en la relación puede ser cuestionado aludiendo a “fallos” en
la percepción derivados de un posible trastorno mental, la “interferencia de las hormonas”, una
perspectiva cultural desajustada, un modelo teórico incompatible o un nivel educativo bajo. Sin
embargo, la posibilidad de metacomunicar dentro de la relación supone la diferencia entre la salud
y la enfermedad mental.

En las relaciones trastornadas la distancia entre las percepciones subjetivas de la relación es de tal
magnitud que cualquier forma de acercamiento supone una amenaza para el equilibrio psíquico. Esta
fosa es tanto menos salvable cuando la relación discurre bajo el yugo del secreto.

El secreto según Ausloos es “un elemento de información no transmitido que nos esforzamos cons-
cientemente, voluntariamente en esconder a otro, evitando comunicar el contenido, bien sea según
el modo digital o el analógico”. En las relaciones afectivas el secreto suele estar relacionado con la
culpa o la vergüenza. El secreto es diferente a lo que no se dice para proteger a otros de una infor-
mación que no les afecta directamente. En las organizaciones es habitual que haya segmentos de
6 la información a la que los trabajadores no tienen acceso precisamente porque no les compete, sin
7.  Gracias a “Mayte” por esta aportación

24

AEN
ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA
PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL

embargo, los límites con el secreto son difusos. En ocasiones, se oculta información para que no se
difunda la existencia de prácticas ilegales o inmorales, pero también para conseguir determinados
objetivos, con el menor conflicto posible. Respecto a las dinámicas relacionales, siguiendo a Ausloos,
los secretos tienen implicaciones claras. Establecer un secreto supone hacer que una información se
vuelva intransmisible, la persona que cuenta con esta información decide por los que no la tienen lo
que es bueno que sepan y lo que no, sin consultarles ni pedirles opinión. En ocasiones, quienes son
guardianes del secreto son colocados en una posición que pone en jaque su ética. Tener información
privilegiada implica un poder sobre el otro. Pero si no se manejan los sistemas de control para que
no se difunda, quien comparte el secreto ve debilitado su poder. Si bien en algún momento puede
ser útil, con el tiempo se convierte en un freno. El secreto, con frecuencia, sirve para obstaculizar
el pensamiento crítico, la oposición y el cambio.

Los mecanismos para controlar la difusión de lo oculto no siempre son eficaces, parte de la infor-
mación circula, tanto a un nivel digital como analógico (según terminología de Watzlawick). Los tra-
bajadores conocen, sospechan, saben a medias, generan teorías, mantienen una actitud vigilante,
construyen alianzas y coaliciones para obtener datos. Aparece un conflicto imposible de abordar sin
desvelar el misterio. Las relaciones se vuelven superficiales y autómatas. La comunicación se hace
confusa y psicotizante.

Watzlawick (1982, pags. 253-264) trata de sistematizar tres tipos de comunicaciones que ponen en
riesgo la salud, especialmente si no se puede metacomunicar y aclarar la confusión que producen en
la interacción:

La tangencialización supone reconocer la voluntad de comunicar del interlocutor, responder a esa
comunicación, pero con un contenido que o no se adecúa al contexto o no hace referencia al conte-
nido central del otro, sino a aspectos tangenciales. Un ejemplo de este tipo de comunicación sería
el trabajador que acude al jefe a mostrarle un error en los horarios y el jefe le responde que tiene
pendiente la facturación de hace un mes. En este caso, no se está abordando de manera directa
la demanda del trabajador, ni el jefe está introduciendo en la comunicación el marco que permita
entender su crítica. Este tipo de interacción supone una descalificación que puede generar muchas
emociones, pero que sobretodo genera confusión, de la que solo se salehaciendo explícita la mecá-
nica de la interacción.

La mixtificación es un término que Laing tomó de los escritos de Marx para ejemplificar el modo en
que las formas de explotación a los trabajadores quedaban disfrazadas de benevolencia, lo que hacía
que cualquier forma de rebelión fuera definida como locura. La comunicación mixtificante supone
decir “tus pensamientos y sentimientos son falsos” “yo te voy a decir lo que piensas y sientes” o
“yo te voy a decir cómo es la realidad”. En el trabajo se puede decir: “no estás estresado, necesitas
apoyo para la gestión del tiempo”, “no te sientas excluido, no estás convocado a esta reunión para
que tengas tiempo de hacer otras cosas”). Si el receptor no puede percibir y exponer el mensaje de
su interlocutor, queda en una situación insostenible, a veces está mixtificado sin sentir que lo está.

25

complementaria muy importante para la superviviencia de una o varias personas (p. y una situación que no puede evitarse unida a la imposibilidad de metacomunicar (o cuando se metacomunica se niega que el mensaje haya existido. pero a un nivel de relación se supervisa y controla cualquier acción. aplicando vuestro conocimiento técnico. decide tú”. Implica desear hablar de uno mismo y de lo que trasciende a la tarea. Los elementos que la com- ponen son: una relación intensa. una contradicción entre dos partes del mensaje o entre el contenido digital y analógico (p e. Sólo es útil cuando el interlocutor es receptivo y no deslegitima la per- cepción ni la experiencia del que habla. se dice “es fundamental que tengáis iniciativas”pero se censura y bloquea cualquier decisión que no concuerde con el criterio del jefe. 6 26 . padre-hijo. “eso es muy importante pero no tenemos tiempo para hablar de ello”). AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL La paradoja puede definirse como una contradicción que resulta de una deducción correcta a partir de premisas congruentes (Watzlawick et al. Bateson se refirió a ellas como doble vínculo. 1981. jefe-trabajador). Es frecuente que los esfuerzos por esclarecer un sistema de comunicación queden sepultados bajo una invalidación masiva. La paradoja tiene importantes efectos en las interacciones humanas. Hablar sobre lo que está sucediendo no es tarea fácil. pero metodológicamente solo puede hacerse de este modo y con estos recursos”. puede mostrar desacuerdo pero si niega su existencia enlo- quece.e. pag 174). se plantea “tenéis que dar el mejor servicio. a un nivel de contenido se dice “confío en tu criterio pro- fesional. “yo nunca dije eso” “no me consta”).

3) ser capaz de establecer relaciones intersubjetivas con otros. delimitando las diferencias sin que esto suponga un conflicto. tanto como la colaboración. Zamanillo (ibidem. forma parte del tejido estructural de una organización. y por tanto. se saca provecho de ellas. o “contra” cuando el individuo se construye cuestionando las aportaciones de los demás e incluso descartándolas. “dejándose inspirar” por las influencias de otros y. En ocasiones. la no mutualidad y la pseudomutualidad. cuando surgen las diferencias se produce cierta tensión. pasamos a formar parte de un grupo en el que nuestra importancia es relativa pero que nos vincula a una matriz que nos proporciona cierta identidad. Aparece la tensión entre ser uno mismo y perte- necer. En la pseudomutualidad no se toleran las diferencias. 7) ser consciente de que la individuación pasa por múltiples dependencias. La no-mu- tualidad supone la integración de expectativas recíprocas o complementarias pero definidas por unos roles particulares. 223) “el con- flicto. 114) proponen tres posibles “soluciones”: la mutualidad. porque la divergencia produce un nivel de tensión muy alto. es decir. no se tolera que la relación se desarrolle o se amplíe. En la organización perdemos importancia como individuos. transmitiendo y recibiendo significaciones. Para Stierlin (1997. prevaleciendo por tanto. pag. Como señala Castillo (ibídem. Uno de los factores de riesgo psicosocial que más afectan a los trabajadores es la mala gestión de conflictos. 256) menciona como una de las principales fuentes de sufrimiento en los individuos que trabajan en instituciones u orga- nizaciones. así como 27 . nuestra subjetividad se descentraliza. pag. el sacrificio de los intereses del yo y la renuncia a sus tendencias reivindicativas. pag 113) “aquellas auto- rrepresentaciones explícitas e implícitas que confieren continuidad y coherencia a la experiencia. la organización obliga a un “juramento de lealtad” que sofoca cualquier posicionamiento divergente. Es necesario resolver tanto los problemas de identidad como los de relación. Day y Hirsch. para ello Wynne y otros (ibidem. el sentimiento de pertenencia. lo que habitualmente conlleva conflicto. 97-98) una individuación exitosa supondría: 1) experimentarse como alguien que conserva la organización interior a pesar de los ava- tares del desarrollo. 5) experimentarse como centro y autor de las propias iniciativas. (1971. 4) saber defender metas y valores propios contra otras personas importantes considerandose con derecho a hacerlo. Cuando hablamos de una mala gestión nos estamos refiriendo tanto a la armonía a cual- quier precio como a la lucha estéril e indefinida. se trata de mantener a toda costa el cumplimiento recíproco de expectativas. También lo es tener un sentido de identidad personal. Rycoff. 6) exponerse a los conflictos interiores.se vuelve cada vez más estéril. El proceso de individuación puede realizarse “con”. Para tener un sentido de identidad es fundamental diferenciarse de los otros. En la mutualidad cada persona trae a la relación aspectos de su identidad que son reconocidos por el otro. entre la semejanza y la diferencia. en palabras de Wynne. pag. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL DE LA EVITACIÓN DEL CONFLICTO A LA ALIENACIÓN Relacionarse es una necesidad de primer orden en el ser humano. a pesar del fluir constante de estímulos internos y externos”. hay un ajuste de expectativas y la relación se establece sobre una base ampliada. 2) ser capaz de delimitarse como individuo frente a otros individuos.

Al ser parte inherente es necesario abordarlo y resolverlo. Los trabajadores se vuelven camaleónicos. se niegan. el que sienta sus bases en posi- ciones maniqueas. Esto siempre devuelve el conflicto de forma amplificada a los trabajadores. aparecen abso- lutamente mimetizados entre sí. escindir el conflicto del que- hacer cotidiano y redefinirla experiencia subjetiva de desacuerdo como acuerdo. Si alguna persona se desmarca es castigada con la exclusión o etiquetada. evitar que el trabajador con una pers- pectiva diferente participe en los espacios donde se toman las decisiones a través de mecanismos implícitos como aprovechar sus vacaciones para hacer la reunión. 6 8. y si estas aparecen se redefinen de tal modo que vuelve a generarse una ilusión de homogeneidad (p.e. se convierte enuna ame- naza. se hace un pseudoabordaje del conflicto. Cuando las diferencias son reprimidas aparece otro tipo de conflicto.8 No hay otro modo de gestionar el conflicto que identificarlo y sacarlo a la luz. Si esta manera de interactuar se sostiene en el tiempo el propio equipo de trabajo genera meca- nismos para evitar el reconocimiento de las diferencias (p. frustrando a todas las partes y generando una sensación de abandono y soledad en los mismos. 28 .  Gracias a Inmaculada Liébana por sus aportaciones (en algunos casos trascritas literalmente) en este punto. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL la estrategia y las racionalidades implícitas. se trata el tema. es decir. En ocasiones.e. Los conflictos se eluden. La comunicación pseudomutual está al servicio de mantener una ilusión de armonía y avenencia que no puede sostenerse en el tiempo. las posturas disconformes se reprimen en el espacio común pero se actúan en la intimidad. se ofrecen alter- nativas de solución a las partes implicadas. El grupo se convierte en una masa carente de matices que actúa respondiendo a las expectativas de unidad y uniformidad a pesar de las diferencias individuales y de los avatares del quehacer cotidiano. no informar de fechas. hacer un comentario del tipo “en realidad estamos de acuerdo”). el cálculo y también la imprevisibilidad básica”. A la larga destruye cualquier expectativa de cambio. pero luego no se lleva a cabo ninguna de las acciones planteadas. La ilusión de armonía se mantiene más fácilmente si hay una persona o grupo al que se atribuya todo el mal y haga la función de “chivo expiatorio”. se taponan. en este caso la unidad se consigue por “estar contra”. Cualquier divergencia se vive como una amenaza a la concordia. horarios…). Este funcionamiento resulta alienante para el trabajador en tanto le exige negar su pensamiento divergente. donde lo que está en juego son las relaciones de poder. El conflicto entendido como la tensión entre posturas diferentes es una fuente de crecimiento para cualquier organización. El quehacer cotidiano está privado de espontaneidad.

pag. la autonomía. crece el PIB. En estas condiciones cabría esperar que se pidiera a los trabajadores una cualificación y desempeño acordes con la compensación que van a recibir por el mismo. crece el peso de los contratos de duración muy reducida: (25. al incorporar figu- ras como el contrato de apoyo a emprendedores. En suma. niega la necesidad de ayuda probablemente para no defraudar las expectativas que él mismo creó. de motivación y de intención. Cuando se dice a alguien “no te esfuerzas” se está poniendo el foco en las acti- tudes/valores y en su potencial desaprovechado. u obligar a la persona a asumir funciones y responsabilidades para las que no está preparada.6%). pero no mejoran las condiciones laborales”. El trabajador. Con frecuencia se seleccionan personas que tienen un nivel de cualificación y madurez por debajo de las demandas del puesto. todas aquellas habilidades que tienen que ver con las relaciones interpersonales. poca iniciativa y poco compromiso con su desarrollo profesional. el empleo indefinido es cada vez más inestable. no sólo garantiza su capacidad y su rápida adaptación.  Para el desarrollo de este punto han sido fundamentales las aportaciones de Belén Muñiz e Inmaculada Liébana. Hacer las cosas mejor se convierte en una cuestión de compromiso. la creatividad. Este “mantra” tiene especial efecto en las personas que trabajan en el sector por vocación. sin embargo. el compromiso con la misión de la empresa… Con este marco el reclutamiento de buenos profesionales con garantía de permanencia se convierte en un reto inalcanzable. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL DE LA SELECCIÓN POR COMPETENCIAS A LA EXIGENCIA DE OMNIPOTENCIA. el compromiso. configurado prác- ticamente como un contrato “a llamada” con el que es imposible cualquier tipo de conciliación. más barato y precario que cualquier temporal. Empleo y Seguridad Social de la Unión General de Trabajadores (2017. como las empre- sas de multiservicios. sino que. 3) “Las refor- mas laborales desde 2010. mala actitud hacia el aprendizaje. los contratos indefinidos ni siquiera llegan a 9 de cada 100 del total. la gestión de emociones. Este no solo es tachado de inepto sino también de tener pocas habilidades para la gestión del estrés. cuyas consecuencias en la salud no se atribuyen a una tara contextual sino a un déficit de competencias del trabajador. DEAMBULANDO HACIA EL MALTRATO9 Según el balance de la situación del mercado laboral elaborado por la Secretaría de Políticas Sociales. es decir. y sobre todo la de 2012. la responsabilidad.7%). La segunda posibilidad conlleva un desajuste entre recursos y demandas. en un intento por ser seleccionado. probablemente por encima del conocimiento. 29 . La organización plantea la exigencia como un beneficio 9. Esta situación tiene dos posibles soluciones: reducir las exigencias del trabajo. puesto que burlan las garantías mínimas que establecen los convenios colectivos. porque supondría cambiar los parámetros de calidad y productividad. tecnología. formación académica…) sino en lo que se llaman “competencias blandas”. y han aparecido nuevas formas laborales que están generando condiciones de trabajo incluso peores. Una de las cualidades más valoradas en las organizaciones es “el esfuerzo”. La primera opción no suele plantearse. no solo en términos de conocimientos (idiomas. en muchas ocasiones. han promovido una precariedad generalizada: ha aumentado el empleo a tiempo parcial. las empresas han incrementado su exigencia. una vez incor- porado. eminentemente involuntario (58.

las devoluciones de desempeño. o se ajusten los parámetros del desempeño. queda confuso quien debe asumir las responsabilidades de las acciones. corregir y finalmente. Este proceso se aplica igualmente a los mandos intermedios. También se 30 . pero es una tarea fundamental para que tenga referencias claras acerca de lo que se espera de él. de los desacuerdos. o de las tareas necesarias para alcanzar los objetivos. La capacidad para delegar/asumir tarea por parte de todos y la capacidad de respetar el área de trabajo del compañero o subordinado son aspectos fundamentales en esta delimitación flexible del rol que contribuye a la salud mental de los trabajadores. Por otro lado. se instaura una dinámica de supervisión constante. la persona que las ha hecho (en ese caso el jefe) o quien debería haberlas hecho según su rol. y sucesivos escalafones. cuando las hay. La meta siempre se mueve. y a la posibilidad de llegar a consensos. conformarse con un salario mínimo y un horario impredecible y colaborar en la ilusión de armonía evitando cualquier conato de reivindicación. como de las características de la propia organización o del marco sociopolítico en el que la organización se inserta. algo así como “quita que ya lo hago yo”. un regalo difícil de rehusar. En este marco. mostrar disposición a formarse. pero el impacto es diferente por proceder de una relación horizontal. Se les exige que alcancen los niveles de calidad y productividad que debe cumplir la empresa para mante- nerse en el mercado con recursos materiales y humanos deficientes. sin que se traten de manera explícita los motivos. genera una vivencia de ineficacia. el trabajador nunca la alcanza. Está íntimamente ligado a la capacidad para tolerar que el otro es diferente y hace las cosas de un modo distinto. requiere el sutil arte de destacar cualidades. ni se dé un periodo de adaptación. es decir. Es una situación que genera tensión. Si desea ser un trabajador valorado. Cuando el primero asume las tareas o se entromete en ellas (que no es lo mismo que ayudar) compromete seriamente la iden- tidad del trabajador. evitando la pseudomutualidad. ser autónomo en la acción. hipervigilancia y control exhaustivos que impiden al trabajador hacerse con su rol. deberá realizar sus tareas con pericia. Hacer una valoración a un trabajador es una tarea compleja. La incapacidad de delegar ejerce diferente efecto si proviene del jefe o de un compañero. La definición del rol es un asunto complejo en todos los niveles de la jerarquía. El escenario de la locura podría ser el siguiente: un trabajador reclutado por una organización. El trabajador queda sumido en un estado de indefensión. pero también cierto margen de flexibilidad para que la adaptación al cambio sea posible. a la exposición clara. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL para el trabajador en tanto contribuye a su “desarrollo profesional”. mantener una actitud proactiva y motivada. no solo depende de las competencias técnicas del trabajador. al que se le dice que no se esfuerza lo suficiente cuando no cumple con las demandas de producción y al que se castiga (de una manera más o menos implícita) si no desea con- tinuar trabajando fuera de su horario laboral. su percepción de competencia y su desarrollo profesional. tanto de las personas. quedan resumidas en el déficit. incertidumbre e inseguridad. En algunos casos. se construye en función de una realidad cambiante. probar. Las variaciones continuas en lo que se espera del trabajador. se 6 transmite desconfianza en su competencia y sobrevaloración de la propia. Si un compañero no sabe delegar o se entromete en el trabajo de otro. que trabaja en condiciones precarias. motivar y señalar áreas de mejora de una manera clara y concreta. Requiere referencias claras de las funciones principales. con los mínimos recursos.

Sin duda tenerlos es útil para que el trabajador pueda aprender a realizar su tarea y se pueda adaptar al puesto de trabajo lo antes posible. Seguirlos a pesar de todo nos lleva a un territorio situado entre lo absurdo. sin demasiado éxito. lo que supone un doble maltrato. como de la situación de conflicto. una labor de escucha. a veces sin suerte. Llevan a innovar. 31 . sin tener en cuenta las condiciones del caminante ni los avatares meteoroló- gicos. La realidad es caótica por definición. Le tranquiliza tener un cuaderno de recetas que le digan paso por paso qué ingredientes utilizar y qué pasos dar. La rigidez en los procesos fractura el quehacer ante cualquier eventualidad. requiere de otro tipo de análisis. y la ausencia de medidas de protección. someter a un trabajador a un exceso de jornada o a una flexibilización de su horario en pro del bienestar del cliente). En este texto se pretende señalar como maltrato todas aquellas prácticas que suponen daño físico o psíquico hacia un trabajador. Los mapas requieren más destrezas. encorsetarla y predecirla. cuyas características particulares. son tan solo mapas. no hay dos tortillas de patata iguales. En los trabajos se crean procedimientos para realizar las tareas con dos objetivos claros: mantener la uniformidad en la producción y tener más control sobre la calidad y los tiempos. Cuando nos aferramos ciegamente a ellos estamos negando que la realidad. Deja al trabajador sin guía. no encaja con lo que fue predicho cuando se formularon. la sutileza del fenómeno (mixtificación. LA RIGIDIFICACIÓN DE LOS PROCESOS. intentar otra cosa. Llevan a probar. En ocasiones. se tratará de violencia física o verbal clara- mente identificable. Pero esto no ocurre. Obligan a analizar el terreno. Esquemas provisionales que no se ajustan fielmente al terreno. sería calificado de enajenación por cualquier experto montañero.e. sea cual sea su categoría. sin mirar el terreno que se pisa. harán difícil atajarlo. ejercida en un despacho a puerta cerrada) o la connivencia con el mismo por propiciar objetivos superiores (p. Seguir ciegamente el camino trazado en un mapa. psicotiza). Pero los procedimientos no son un video a tiempo real. abandono o la negligen- cia). la clandestinidad (por ejemplo. reflexionar sobre senderos alter- nativos y consensuar el recorrido si caminamos con otros. El fenómeno más enloquecedor del maltrato no es el daño recibido. EL DELIRIO DE UNA REALIDAD ORDENABLE El ser humano tolera mal la incertidumbre. la labor esclarecedora del líder es fundamental. desandar. puesto que tendremos perspectivas dife- rentes. y el ser humano lleva tiempo tratando de acotarla. por ejemplo la intencionalidad denigratoria. En este sentido. tanto de la posición de cada trabajador con respecto al conjunto. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL dificultan las tareas de cooperación y se genera una situación de conflicto soterrado difícil de abor- dar. lo delirante y lo nocivo. sino la negación/minimización del mismo por los referentes (que hace dudar de la propia experiencia y por tanto. El maltrato en el trabajo ha sido ampliamente estudiado a través del fenómeno del acoso laboral. En los con- textos laborales se dan situaciones de maltrato que requieren un análisis pormenorizado. Así se mantiene la ilusión de que el resultado será siempre el mismo y será bueno. pero en otras. en un momento determinado. validación y ejecución de medidas para proteger al empleado.

libertaddigital. amigos. inapreciables a través de los sentidos. Son como el gas grisú de las minas. 10. son caminos circulares. Juntos es más fácil11. Tratamos de convertir al canario en minero. José y Virginia. Cada uno de nosotros somos terreno fácil para construirlos y transitarlos.  En este “juntos” estarían Paco. se mostraban tristes o alguno daba signos de muerte inminente. pero letales. emanaciones que producen la "muerte dulce" al combinarse con la hemoglobina sanguínea para hacerla incapaz de liberar el oxígeno en los tejidos. Los senderos de la locura en el trabajo son caminos intrincados. sino para advertir en caso de que se produjeran emanaciones del temido gas grisú. No se rigen por el paradigma causa-efecto. Su naturaleza. No son unidireccionales. Con ellos siempre es más fácil. “Mayte”. Tan solo es un intento de poner luz en dinámicas inefables. cuyos mecanismos más alienantes se escapan entre los hilos de la memoria convirtiendo su narración en una parodia de sí misma. los mineros escapaban a toda velocidad. todos ellos compañeros en estos senderos de locura. No se trata de formas groseras de maltrato. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL CONCLUYENDO… “Cuando los mineros del Harz bajaban a las galerías de la mina era frecuente que llevaran con ellos a alguno de sus canarios. Inma. los consideramos seres averiados y los expulsamos sin tomar su síntoma como una advertencia del peligro. Juanjo y Cris.  http://www. Belén. Para combatirlos es necesario conocer- los y asumir los riesgos del cambio. cuya jaulita se colgaba de una viga iluminada de manera que el pájaro se viera incitado a cantar. hace que sean mucho más sensibles a estas dinámicas enloque- cedoras. pero nunca olvidaban salvar al cantor que les había advertido del peligro“10 Este artículo no pretende ser un recorrido exhaustivo por los senderos de la enajenación en el tra- bajo. Enferman antes de que otros trabajadores empiecen a sentir su impacto. de las que podríamos huir o defendernos porque se las ve de lejos. Marta. que se recorren en las dinámicas relacionales. la Junta. 32 . en lugar de protegernos juntos del gas grisú. Pilar. o de estructuras patogénicas claramente identificables. en lugar de correr a salvarles y escapar con ellos. pero no sólo para alegrar la dureza del trabajo. La música del bosque conquistaba este ambiente inhóspito. Las personas que padecen un trastorno mental se parecen a los canarios que utilizaban los mine- ros. Tenemos responsabilidad sobre su génesis y mantenimiento. Si los pájaros enmudecían.… familia. maestros. Pero los demás trabajadores nos diferenciamos de los mineros en que. no siguen líneas rectas.com/opinion/miguel-del-pino/canarios-en-la-mina-un-seguro-de-vida-69879/ 6 11. su idiosincrasia.

de Santos B. R. y Fishman.y de Lourdes Eguiluz. (1997). G.55).: 179-186. International Journal of Developmental and Educational Psychology. El profesional en las organizaciones de servicios sociales. Consultoría colaborativa. Sigman y Watzlawick (1982). En individuo en el sistema. CH. Paidós. México Boszormenyi-Nagy. (pp. (comps). nº. Medina. [Tesis Doctoral]. Intervención sistémica en redes y organizacio- nes. G.M. Barcelona: Herder. F. pags. Castro. “Técnicas de terapia familiar”. México Minuchin. 33-50). Agulló. L. Gedisa . L. R. http://www. H. E-libro Red Americas. Stierlin. E. R. H (1997). Consultoría colabo- rativa. 33 . Edit.. (2004). Agulló. Galende E. Paidós Ibérica S. Un estudio en trabajadores asa- lariados en España. Kairós: Barcelona. y Linares J... AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL BIBLIOGRAFÍA Amable M.systemique. Scheflen.. Secrets de famille. La Intervención sistémica en los servicios sociales ante la familia multiproblemática. M. Fiasché A. Saidón O. Castillo. La experiencia de Ciutat Vella. Psicología del desarro- llo: Infancia y adolescencia. Hall. (2009). R. Reciprocidad en terapia familiar inter- generacional. R. (2001) Familias y terapia familiar. (1983) Lealtades invisibles. (2009) Actitudes trianguladoras familiares y psicopatología infanto juvenil. J. y Rosa. 25. Buenos Aires: Lugar Editorial.y de Lourdes Eguiluz. Barcelona. E. R. En: Cohen H. Peiró.. Castillo.htm Bateson. Jackson. Barcelona: Universidad Pompeu Fabra Ausloos. La precariedad laboral y su impacto en la salud. Políticas en salud mental (pp. Minuchin. Intervención sistémica en redes y organizaciones. S.. 1. F.: Barcelona. E-libro Red Americas. Año XXI. S.. (2009). J.L. et al. Calderón. A. A. Barcelona. Galán. Goffman. Stolkiner A. S. (1992).org/idres/index. La nueva comunicación. Calderón. Sobre el poder y las organizaciones. Castro. Buenos Aires: Amorrortu. Psicoterapia en una sociedad cambiante.. (3ª edición). Serrano. En Coletti. El sistema de trabajo y sus implicaciones para la prevención de los riesgos psico- sociales en el trabajo. (1994) Tiempos “posmodernos”: ajuste y salud mental.M. En Medina. eds. Stolkiner A. 3. Birdwhistell. (2006). Universitas Psicológica. I y Spark.

La nueva comunicación. Birdwhistell. D. H. Wynne. Barcelona: Herder. (1971) Pseudo-mutualidad en las relaciones familiares de los esqui- zofrénicos en Bateson y otros (comps) Interacción familiar. y Jackson. Buenos Aires. (1997) “El individuo en el sistema. Zamanillo. Tiempo Contemporanea. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Stierling. Scheflen. Day y Hirsch... Hall. 6 34 . J. Goffman. Kairós: Barcelona. T. En Bateson. Trabajo Social con grupos y pedagogía ciudadana. (1981) “Teoría de la comunicación humana. Rycoff. patologías y paradojas”. Psicoterapia en una sociedad cambiante. Jackson. Herder: Barcelona. Madrid: Síntesis. Colección Fundamentos. P. Watzlawick. Interacciones. Beavin. (2008). Watzlawick (1982) Estructuras de la comunicación psicótica. Sigman y Watzlawick (comps).

y. Y. cosa que hago más a menudo de lo recomendable. la búsqueda de enlaces entre esas posiciones. establece que la hospitalización se realizará en las unidades psiquiátricas de los hospitales generales. INTRODUCCIÓN Para poder analizar cómo se desarrolla nuestro trabajo en una unidad de hospitalización breve (UHB) de psiquiatría. tanto pública como privada. Estabilidad”. la discusión. aquí sí. La defensa de posiciones encontradas y. ¿para qué? Para ofrecer los mejores cuidados en Salud Mental. Y lo es porque esa posición favorece el debate. Estabilidad psiquiátrica. la ale- gría y los depot corrieron de un lado a otro. me han contado también desde su experiencia. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL CUESTIONES NO ESCRITAS EN LAS UHB: EXPERIENCIA DE UN ENFERMERO Israel Coronado Contreras claración previa: este es un artículo de opinión. Este es el primer párrafo de la maravillosa distopía (¿distopía?) que relató Aldous Huxley en “Un mundo feliz”. Se basa en mi experiencia en alguna unidad de hospitalización breve (UHB) de psiquiatría. aprobada en 1986. No pretendo sentar cátedra ni generalizar. psiquiatras y enfermeros sobre todo. y me lo imagino como cartel en la puerta de cualquier unidad de hospitaliza- ción psiquiátrica. El capítulo III de la Ley General de Sanidad. llegamos al objetivo: el debate. tras 30 años de centros de salud mental y hospitales generales con su planta de psiquiatría. cambio las 34 plantas por un pasillo. Llegó la tan ansiada reforma psiquiátrica. ¿qué hemos ganado? ¿En qué se ha avanzado? 35 . de solo treinta y cuatro plantas. Cada vez que la leo. Identidad. Identidad psiquiátrica. Sobre la entrada principal se lee: “Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres”. y en lo que algún colega. y el júbilo. Comunidad psiquiátrica. Pero. Este artículo sí es profundamente crítico. lo más difícil. la divisa del Estado Mundial: “Comunidad. en su escudo. creo necesario recordar el porqué de estas unidades. Y el debate. Un edificio achaparrado.

Y es verdad: tenemos al paciente atendido de manera holística: con todos sus especialistas cerca. existen para que el personal tengamos unas horas laborales más tranquilas y agradables. y un somero análisis. ¿qué es una norma? Dice la RAE que es una regla que se debe seguir o a que se deben ajustar las conductas. Quizá lleguemos a conclusiones que no gusten demasiado a algunos defensores de La Reforma. ya sabemos. pero considero necesario crearlo. y por tanto. En otros hubo menos suerte: se habilitó una antigua unidad de hospitalización de cirugía o medicina interna. Con psiquiatría incluida en la urgencia general. de cumplir una serie de preceptos que todos nos hemos dado para posibili- tar la convivencia. No dice La Academia nada sobre conductas disruptivas porque. relacionado con UN paciente. Se exponen dos motivos principales: la seguridad y el buen desarrollo de la actividad. Nada más complicado de cuestionar y romper que la costumbre. Se han establecido unidades de hospitalización psiquiátricas en casi todos los hospitales generales del país.. no nos engañemos. Es decir. Y. puerta a un patio. a mi juicio. por tanto. son importantes en la actividad diaria. Me he centrado en tres que. Vayamos. necesidades del servicio. en ese caso. Pero. NORMATIVIDAD EN LAS UHB La normatividad es uno de los elementos característicos de cualquier UHB. y ceñirnos al ámbito terapéutico: ¿debe un paciente aprender un cumplimiento normativo? ¿Le ayudará en su vida extra-hospitalaria saber cumplir nor- mas? No es mi intención aquí resolver el debate. reforzaría su acepción.. 36 . no es un hecho exclusivo de psiquiatría. En un terreno más filosófico podríamos unir los conceptos de “ser social” con el hecho de vivir en comunidad y. ya son costumbre. a la experiencia normativa en una UHB. Incluso podemos ir más allá. Pero sí es un hecho diferenciador la parti- cularidad de las reglas con las que convivimos a diario pacientes y personal. Partimos de un axioma: el hecho de la convivencia lleva implícito el establecimiento de una serie de reglas que la permitan. 6 Me gustaría exponer algunas de las más comunes que existen. De ser iguales. Y otras. La propia institución hospitalaria tiene sus normas. Algunas de esas normas existen desde siempre. Se podrían analizar muchos elementos asistenciales de una UHB. vayámonos a las fuentes del ordenamiento jurídico. con sus máquinas diagnósticas cerca. pues. y su box de psiquiatría ocupado de manera permanente por otros porque. ¿no? Sería intere- sante también analizar la atención hospitalaria aguda en el contexto de un psiquiátrico actual. nos hemos hecho iguales. En algunos casos se habilitaron zonas que permitieron mantener un ambiente terapéutico acorde (construcción de un jardín. y todas las unidades también. y de una UHB de un hospital general.). Porque de eso se trataba. y ahí siguen. En definitiva. con resultados desiguales. Lo dice muy acertadamente Laura Martín en su Manual de Instrucciones para la deconstrucción de un dis- positivo. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL La psiquiatría comunitaria se ha convertido en psiquiatría hospitalaria en la comunidad. Otras se crearon a raíz de algún suceso negativo. si no.

de hecho. debería poder hacerse una valoración individualizada. ¿Pero realizarlo de manera sistematizada? Aquí sí existe una diferencia: el que se hace al ingreso. y a veces también demuestra. Ya que van a permanecer en un ambiente hostil (toda hospitalización. es el momento más “carcelario” de la asistencia en una UHB. haya concomitancia de fármacos con efectos secundarios parecidos. genera ciertas contradic- ciones. quizá en hospitalización. ¿por qué no podrían llevar un pijama que trajesen de casa? Rápidamente los Altos Guardianes responderían: ¿y cuando se los manchen? ¿Y quien no tenga pijama porque no haya quien se lo facilite? Vale. A veces preguntan: ¿puedo llevar el pantalón de mi pijama? No. durante un periodo más o menos largo de tiempo. yo me pregunto qué respuesta daríamos a un paciente en otra uni- dad de hospitalización. la visión directa por parte del profesional de los genitales). indudablemente. No deberíamos ser funcionarios de prisiones. sino por el vínculo que establecemos como profesionales. volvamos a pensar en pacientes no psiquiátricos. El paciente va con el pijama corporativo. ¿Puede un paciente de Medicina Interna llevar su pantalón del pijama? Pues podremos decir que no. no dándose en todas las UHB. Si no hay una causa que lo justifique. ¿Se aplicaría a toda la colec- tividad de ancianos porque algunos presentan disfagia o cierta somnolencia? En la respuesta está la justificación. ¿Se trata el estreñimiento? Sí. ¿En la UHB se justifica la respuesta? “Son las normas”. y entiendo que a un paciente de riesgo habría que hacerlo. Ya sabemos que la sagrada seguridad está en juego. Pero sí en una cuestión que. Pero si alguien se siente más cómodo con su pijama. no: clorhexidina. que disminuye la sensación subjetiva de sequedad bucal? Pues no. Solo se salva quien refiere. en ocasiones sin salir a la calle y encerrados (las puertas están cerradas en la mayoría de unidades. ya sabemos. Una de sus reacciones adversas son todas las relacionadas con los efectos anticolinérgicos. Y para ello. ¿Y la sequedad de boca? Pues parece que es más secundario. no lo interprete el lector con ánimo peyorativo). da manera individualizada. Al margen de ofre- cer diversos enjuagues bucales (diversos. pero justificando la respuesta. y sobre todo cuando hablamos de normas. además. ¿Toma el paciente caramelos en su casa? ¿Se atraganta en casa? Ya sé que. en muchos casos. Uniformidad textil. Restricción de comidas o ciertos alimentos. si existe alguna razón tera- péutica (portar un dispositivo tipo catéter o existencia de alguna lesión) que lo impida. Muchos de los pacientes toman antipsicóticos o antidepresivos. No nos meteremos en el terreno de las dietas tera- péuticas. deberíamos dejar de realizar registros exhaustivos (que incluyen. dar laxitud a la norma. una actividad muy importante del Plan de Cuidados de Enfermería. y el que se hace tras la entrada a la unidad (sea cual sea el motivo. de entrada y por definición. pues para eso está el pijama del hospital. alergia al mismo. es hostil). que incluso suponga cierta supervisión (por aquello de que alguien de un malvado caramelo a quien no debe): es decir. En todo caso. Es decir. . siempre y cuando llegues de la calle y con ropa de calle). ¿no podrían tomar caramelos. con todas las contraindicaciones de su uso continuado). las dosis de medicación sean superiores y. En numerosas ocasiones. No solo por la flagrante vulneración de la intimidad del paciente. Sin cambios. Constituye. se atragantan. porque. Sin duda. 37 . AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL . ¿por qué no permitirlo? Quizá nada más ejemplarizante para la identidad psiquiátrica (hospitalaria) que el pijama obligatorio. - Registros en el ingreso y tras los permisos de salida. Sin excusas. bajo ningún concepto.

conductas disruptivas. tan de moda últimamente. es compatible con la vulneración de derechos fundamentales.juicio de idoneidad-. Dejo aquí este relato de Daniel Cuesta. nuestra actuación será fundamental para que un paciente termine con CM o no. por el contrario. citar textualmente un párrafo del informe del Comité de Bioética de España sobre el uso de contenciones mecánicas (CM). aunque tengan la consiguiente justificación clínica.juicio de proporcionalidad en sentido estricto”. sin excusa. si antes de realizar una CM.. Debo decir algo previamente. si procede. Somos los que estamos constantemente en la unidad. el acto de atar. muchas no se llevarían a cabo. alteraciones conductuales. Gestores que defienden limitar su uso. ¿Lo consideramos una medida más o. siguen generando. de manera muy crítica. que define mi profesión. que cuidados estaba realizando en mis horas laborales. piden eliminar. van a realizar contención verbal y. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL MEDIDAS COERCITIVAS Y CONTENCIÓN MECÁNICA Quiero. si las mismas son proporcionadas en sentido estricto. tuviésemos presentes los tres requisitos de pro- porcionalidad. Estoy convencido que. es decir. dada la habitualidad de la prescripción por rescates.. y observamos in situ todas las variables “pro- drómicas”: alteración psicomotriz en escalada. la CM se va a iniciar a instancias del equipo de enfermería. farmacológica. enfermero. establecemos que ha sido un fracaso terapéutico? Y lo más importante. pues. ponderadas o equilibradas por derivarse de ellas más beneficios que perjuicios sobre otros bienes o valores en conflicto . ¡sorpresa!. Me planteaba si el concepto de cuidar. constitu- yen medidas muy importantes en la asistencia diaria de una UHB. abolirla u otros que se sienten cómodos con el actual statu quo y la visión de los pacientes que. Han generado. pero que no aumentan recursos de ningún tipo. profesionales que se dividen entre los que piden regular su uso. Por tanto. finalmente. y la contención mecánica en particular. sobre su primera contención mecánica. en la práctica asistencial desde el punto de vista de enfermería: la contención mecánica. si. a mi juicio. propiamente dichas. La aplicación de medidas coercitivas en general. un intenso debate entre todos los actores de la salud mental. en una UHB. ade- más. Debemos analizar. son necesarias. en primer lugar. en el sentido de no existir otras menos gravosas para la consecución del mismo objetivo con igual eficacia . muy per- sonal: hasta que no leí las experiencias de pacientes sometidos a contención mecánica no me plan- teé. es necesario constatar que cumplen los siguientes requisitos: si tales medidas son susceptibles de conseguir el efecto propuesto de evitar lesiones propias o ajenas . y. “Para respetar el principio de proporcionalidad en la adopción de medidas de sujeción mecánica o uso de fármacos para controlar a enfermos psiquiátricos. Me detendré en la medida más importante. por aquello de la humanización de la asistencia sanitaria. por lo que se queda en una declaración bien intencionada y vacía. También somos los que. de qué base se parte en el equipo asistencial cuando se realiza una con- 6 tención mecánica. en primer lugar. tanto por sus implicaciones éticas y morales como orgánicas.juicio de necesidad-. ambiente poco terapéutico en la unidad. personas incapaces o pacientes peligro- sos. En la mayoría de ocasiones. pragmáticamente hablando: ¿Pueden coexistir en un 38 .

de profesionales y pacientes. sí me parece interesante comenzar de esta forma para que podamos visualizar a qué tipo de personas atendemos. que define como infraclase. en este caso. por supuesto. el margen. Puesto en marcha en el Servicio Andaluz de Salud. o todos los enfermeros del turno. en ese caso estamos siendo agentes de gobierno de un grupo excluido para que se queden ahí. pues en este ele- mento. ese equipo no funcionará. el obje- tivo debería ser el cambio legal. con respecto a las técnicas discursivas represivas y cons- tructivas de poder. en su libro “La sociedad dividida”. pongamos este (hipervínculo) algoritmo de Iago Robles en los controles de Enfermería. Este empleado. Una propuesta interesante al respecto es la Planificación Anticipada de Decisiones en Salud Mental. Se puede consultar aquí. como casi todo en la vida. o escuchar aquí. Entiendo la proposición. debe realizar aquellos procedimientos que permi- tan las leyes (todas legítimas en sociedades democráticas). Pongamos algunos ejemplos: 39 . Y si no. Algunas voces. Sin ánimo de entrar al debate. el ejemplo propio para tus colegas. al servicio de la sociedad. El discurso del poder. piden que se regule la objeción de conciencia en los profesionales que no quieran aplicar estas medidas (Propuestas de FLIPAS GAM para la mejora de la atención a la salud mental en la sanidad pública en la Comunidad de Madrid). si un ginecólogo no realiza una IVE no debería poder trabajar en un hospital público. “en todo entorno en el que hay poder. No habría equipo en la toma de decisiones: habría ambiente laboral disruptivo y ausencia absoluta de sinergias. a los que crean Planes de Salud. Lo cito porque nombra la clave: el grupo excluido. Porque los actos que hagamos desde la situación de poder que nos da la Institución pueden ser fatales. “más allá del contexto social de procedencia”. y supone dinamizar la relación terapéutica. a los gestores. O convertir al paciente en el auténtico protagonista. Me gustaría reflexionar sobre aquellas actitudes que mantenemos los enfer- meros. Esta idea de Tezanos. y con ello debemos aprender a trabajar. Imaginemos un equipo de una UHB en el que un enfermero. la escala de grises predomina. una temeridad incluso. José Félix Tezanos. Es decir. Y. establece que es el propio sistema. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL equipo profesionales que partan de bases distintas? La realidad es que. Sin ánimo de realizar un tratado sociofilosófico. nunca he apoyado la objeción de conciencia de un empleado público. no es del todo nueva: ya la aplicó al campo de los alienados Foucault. el que deja fuera del núcleo de oportunidades a quienes no necesitan. a los prescindibles. sin embargo. son objetores de conciencia. con su lógica de mercado. pero creo que el camino es otro: presionar a los que legislan. El entrecomillado es fundamental. De la misma manera. el hecho diferenciador es su segregación del sistema y su exclu- sión de la lógica de las relaciones económicas ordinarias. Denise Gastaldo dice que “si estas prácticas están marcadas por el statu quo o por prácticas que no reflexionen sobre las consecuencias de nuestra manera de cuidar. Si así se hace. al margen. Coexisten. se trata de que el paciente/usuario exprese en un documento sus preferencias en el tratamiento a recibir. querer imponer tu visión cuando la mayor parte del equipo parte de otra. Como dijo James Rhodes. y sin hacer mucho ruido”. y el equipo asistencial de una UHB. se acaba dando un abuso de ese poder”. Obliga éticamente al equipo. Me parece absurdo. que ofrecería garantías jurídicas plenas tanto a pacientes como a profesionales.

en un momento de cierta discusión. sobre todo síntomas “psiquiátricos”. a veces. Arrebatamos su autonomía. Administramos un depot sin que el paciente tenga muy claro qué estamos pinchando. Damos medicación y. puede haber una justificación. Hablar con un paciente y. con objetivos ya establecidos. y tan normativizado y. Si las quieren. Los pacientes dejan muchas de sus pertenencias en los controles de Enfermería. grupos de temática cerrada. que volverá al día siguiente. “Yo sé y tú no. La mala educación. te estás portando bien”? La conclusión es clara: no tratamos al paciente como un igual. ¿Qué pasa cuando tenemos a un paciente mal educado? ¿Amenazamos. ¿Pero emplear ese poder tácito para que quede claro quién manda? . ¿Cuántas veces hemos visto a algún compañero enseñar un objeto a un paciente y volverlo a colocar donde estaba? El paciente ve que está ahí. Todos podemos estar rodeados de personas mal educadas: en la calle. cuántas decimos “sí. se conozcan y creen una suerte de identidad y comunidad posi- tiva. o si alguna norma no escrita lo impide. teniendo siempre presente la autonomía del paciente y su derecho a conocer su plan terapéutico. Pero no solo eso: en un ambiente hostil. desde nuestra posición. no es patológica. desconocido en muchas ocasiones.. también hay disparidad: en ocasiones se cuenta con la presencia 40 . ¿Actúa igual un enfermero u otro miembro del equipo? La respuesta es un no mayúsculo. dándole la vuelta a la moneda. Las propias normas de los grupos varía de una UHB a otra: obligatoriedad en la asistencia y/o en la permanencia. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL . o si es el momento. per se. y también en el hospital. es impor- tante que los pacientes interactúen. la válida”. . Volvamos a comparar con un paciente de otra unidad de hospitalización.. pero que no lo usará. Pero seguro que podemos adaptarlo a situaciones concretas. las tienen que pedir. que deberíamos entregárselo al paciente para empoderarlo. Y es cierto: hay que tener en cuenta otras variables como la involuntariedad o la. en la casa de tus tíos. adoptamos una posición paternalista. Desde luego. con alguna medida coercitiva? ¿Establecemos alguna punición? Mi experiencia me dice que sí. GRUPOS TERAPÉUTICOS El desarrollo de grupos terapéuticos en una UHB es fundamental para la contención y el abordaje de diversos problemas de salud. dejamos de tener en cuenta los principios filosóficos y éticos que se incluyeron en toda relación entre profesional de la salud y paciente. en la panadería. mal llamada “nula conciencia de enfer- medad”. Lo infantilizamos. A nuestro juicio queda si la pueden usar. ¿No tiene derecho el paciente a saber qué está tomando? ¿No es esto una manera más de ejercitación del poder. ante la pregunta de qué estamos dando. o si es viernes. independientemente 6 del perfil de pacientes que en ese momento haya o de la opinión del profesional que los realiza. . Y mi sapiencia es la absoluta. volverá en tres días. de construcción de poder? El poder. judicializado. derivamos inmediatamente a “su” psiquiatra. o ante algunas preguntas lógicas (¿por qué no puedo hacer yo eso y tú sí?) decirle que “yo llevo un pijama de un color y tú de otro”. Con respecto a quién los lleva a cabo. Sé que alguien puede decir que exponer esto así es simplificar. a mi juicio. ¿Cuántas veces nos ha dicho un paciente que “yo me porto bien”? ¿O.

además de. A veces parece que el grupo se crea con el único objetivo de que los pacientes no tengan horas muer- tas. porque ese es el medio para que los pacientes puedan tener una vida mejor. pensemos en cuantas veces se interrumpe un grupo y por qué. al leerla. sus horarios? Insisto en lo que dije al inicio: esto no es un análisis científico ni un estudio sobre las UHB. recogida en los diagnósticos. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL de terapeutas ocupacionales. Digo esto porque un grupo debería tener unos objetivos y un desarrollo. Si no. no importa: sé que todos perseguimos realizar cada día mejor nuestro trabajo. o de algún PIR. Cuantos pacientes salen y entran. y por qué. Sé que es compartida por algunos colegas. y que hay otros que. NIC (5450: Intervención: Terapia de Grupo) y NOC que sustentan nuestros paradigmas profesionales. ¿Sabe todo el equipo de la UHB cuando se realizan los grupos. Aun así. por supuesto. el personal de enfermería. una profesionalización. fruncirán el ceño y buscarán mi fuente financiadora. Es una actividad propia de Enfermería (propia no implica exclusividad). Es parte de mi experiencia en alguna de ellas. 41 .

M. valo- 6 ramos la posibilidad de integración. Hay que resaltar que la participación de estas personas se está con- virtiendo en otro de los rasgos distintivos de la AEN respecto a otras asociaciones de profesionales de la salud mental de nuestro entorno. con voz pero sin voto”. ya que desde septiembre de 2014 una persona con problemas de salud mental se integró en nuestra junta. A nivel autonómico. no directamente en la Junta.M. se abren puertas a la partici- pación de personas con enfermedad mental. lo que requiere la condición de asociado. Y es en este punto donde nos gustaría compartir nuestra breve experiencia. A nivel estatal. para lo que los estatutos generales de la 42 . Desde septiembre de 2014 la integración fue un hecho. con diferentes ritmos. aprobado por mayoría simple. desde textos de intervención. era un com- promiso para “modificar los estatutos de la AENPV en lo que se refiere al apartado ‘composición de la junta’. Una revisión posterior nos hizo ver que la segunda iniciativa acordada en la Asamblea de Vila-real no podía materializarse. El segundo. La experiencia da cumplimiento a decisiones adoptadas por la asamblea que celebramos en las Jornadas de la AEN del País Valencià en mayo de 2014 en Vila-real. También desde otras entidades. así como en documentos o materiales. donde se deciden las líneas de actuación que les atañen. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL PERSONAS CON PROBLEMAS DE SALUD MENTAL EN LA JUNTA DIRECTIVA DE LA AENPV: UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA La incorporación de la voz de los usuarios a la vida asociativa de la AEN es un hecho desde hace años y puede decirse que va en aumento. Se ha ido incrementando su participación en jornadas y congresos como ponentes en mesas y debates. Atendiendo al interés que generaba a ambas partes la experiencia y buscando respetar el mandato de la Asamblea. sino como representante de una comisión asesora. en el sentido de que uno de sus miembros sea un usuario de los servicios públicos de S. Pero hasta el momento no se les había dado la posibilidad de integrarse plenamente en los órganos de gobierno de la AEN que dirigen la vida asociativa en las diferentes comunidades autónomas. asistiendo una per- sona con problemática de salud mental a las reuniones de la junta e incorporándose como una más a la lista de correo y whatsapp que utilizamos para la comunicación interna. El primero se aprobó por unanimidad y decía así: “La AENPV seguirá dando apoyo al movimiento de usuarios de S. como las administraciones públicas.. ya que contradecía los estatutos generales de la AEN. a otros textos de carácter operativo como la Guía PARTISAM Promoción de la participación y autonomía en salud mental o la Guía de práctica clínica sobre trastorno bipolar. como el reciente Manifiesto de Cartagena. se van incorporando a los grupos de trabajo de salud mental organizados por las Consejerías de Salud. en 2006 el Ministerio de Sanidad contó con ellas para la elaboración de la Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud y lo mismo ha sucedido en la elaboración de guías y documentos de la profesión. Allí se votaron dos acuerdos que han resultado decisivos. fomentando su encuentro en espacios asociativos y finan- ciando dichos encuentros económicamente”.

En ella se mostró la satisfacción por el modo en que se habían ido desmontando algunos de los temores y preocupaciones iniciales y se leyó el relato que la propia persona con problemática de salud mental hacía de su experiencia y su deseo de continuarla. pensamos que este problema quedaría obviado con la creación de la comisión asesora y por otro entendimos que. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL AEN y los de AENPV no exigen tal condición. cuando se tratan temas cercanos a su actividad cotidiana es lógico que participe en mayor medida y con argumentos más próximos a su experiencia. Por un lado. La respuesta a esta objeción fue que sería la propia experien- cia la que iría señalando qué asuntos le iban a resultar de más interés y que también de ello surgiría un aprendizaje bidireccional. auspiciada por varios socios y que también resultaría aprobada por mayoría: “Trasladar la propuesta de cambio de estatutos a la junta estatal en el sentido de poder incorporar usuarias/os a la junta de la asociación autonómica con voz y voto”. De este modo. También la persona que se incorporó a la Junta pasó por un período de adaptación. que asesorará a la junta. comu- nicación o el tono distendido entre los miembros de la Junta. Creía que podría ayudarle poder comentar algunas cosas y contar con otra opinión. ha sido mutuo. aceptarla y/o debatirla: Una de ellas atañía a la representatividad de la persona elegida dentro del colectivo con problemá- tica de salud mental. Cada junta de gobierno elegirá a los miembros asesores (mínimo 2) a propuesta de los grupos representativos de usuarios que participen en la comisión”. Otro punto se refería al escaso interés que podrían tener para el usuario muchos de los temas que cotidianamente se tratan en la junta. Si bien en el momento inicial pudo ocurrir en alguna medida. Tras los primeros meses nos planteó que pensaba que debían acudir un mínimo de dos usuarios/as. por si en algún momento la suya 43 . al igual que cualquier otro profesional en la Junta. La moción decía así: “Se creará una comisión asesora de usuarios con el objetivo de abrir la asociación al movimiento de usuarios y enriquecernos con sus aportaciones. pronto se normalizó la situación y las reuniones se desarrollan hoy de la misma forma que en el pasado. se redactó una propuesta que se llevaría para su aprobación a la asamblea ordinaria de abril de 2015 en València. Veamos algunas de las objeciones que fueron planteadas por los socios y las socias y cuál ha sido nuestra experiencia o la argumentación que hemos encontrado para observarla. La propuesta obtuvo la aprobación de la Asamblea pero surgió una nueva. El enriquecimiento. En esta Asamblea hicimos una primera valoración de la experiencia a lo largo de ese período. Quizás en un principio le costó más intervenir y tenía menos claro cuál podía ser su función allí. Hubieron también temores a cierta pérdida de naturalidad y a limitar nuestra conversación. con toda seguridad. cada persona representa a la asociación y a los principios que la sustentan y no a su categoría pro- fesional. Aun así y como cualquier otro miembro. ya que el resto de miembros de la Junta tendría que revisar sus propias aportaciones.

bien puede hoy dar un paso más allá e integrarlas en los órganos de gobierno de nuestra asociación. estableciendo meca- nismos de colaboración e intercambio de experiencias. entendiendo que quienes la presentan son los y las protagonistas indiscutibles en la tarea de la defensa de sus intereses y derechos. Además. que ha estado siempre comprometido con la salud mental. y dando voz a sus colectivos. que seguro nos ayudarán a entender de manera más global la proble- mática y las posibles actuaciones. que venía ya estrechando vínculos con las personas afectadas por esta problemática. para poder dar cabida a personas con pro- blemática de salud mental en la Junta Directiva como miembros de pleno derecho. vale la pena intentarlo. Actualmente existe un interés creciente por nuestra parte en continuar generando vínculos y espa- cios de reflexión conjuntos. en la medida en que ellas así lo deseen o al menos ofrecer la posibilidad de que esto se produzca. Al ser un tema importante y que afecta a la propia identidad de nuestra asociación necesita ser aprobado y apoyado por la inmensa mayoría de personas asociadas. Somos conscien- tes de que es preciso generar un debate sobre este asunto. participamos colabo- rando y apoyando las iniciativas que el movimiento de usuarios pone en marcha. Apoyamos y reforzamos la idea. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL fuese demasiado personal y poco representativa del colectivo. 6 44 . de modo que desde 2015 se han integrado dos personas en la Junta de la AENPV. A juzgar por lo que nos enseña la experiencia. Nuestra apuesta de futuro pasa por dar cumplimiento a lo aprobado en la Asamblea de 2015 y pro- poner a la Junta de la AEN la modificación de los estatutos. Se trata de dar continuidad al camino iniciado por la AEN a nivel estatal y en cada una de las aso- ciaciones autonómicas. autén- ticas protagonistas de sus vidas. Este colectivo profesional.

ha ocupado distintas posiciones en las comunidades y a menudo ha cumplido funciones utilitarias al servicio involuntario de múltiples intereses. una construcción laboriosa y compleja. que se manifestaba en comportamientos e ideas de carente.. Previamente a que se confirmara lo que eran sospe- chas y atribuirle a mi estado un origen patológico. y se aplican en silenciarla. no sólo se interponen la falta de habilidades. observaban que vivía una experiencia muy intensa.. a lo extremo. corrientes científicas que promueven que la producción de la locura no tiene sentido. que les gene- rara dificultades de relación y sesgos atribuibles tan sólo al “estigma”. teorías infundadas. reflexio- nada. sedimentada más que sobre el desconocimiento sobre la destrucción. es una manifestación muy antigua. plagada de emociones de las que desconocían el motivo. en nuestra gestión de la locura. En nuestra noción de la locura. con un largo patrimonio y una variada aportación de manifestaciones. la manipulación y el olvido o el bloqueo de lógicas de relación esencialmente humanas. Las ideas que expresaba. de familiaridad. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL EXHORTO Patricia Rey Artime [Texto publicado en el blog Crónica perdida. afrontada. estudiada y representada desde un abanico muy amplio de perspectivas y disciplinas. y el aprendizaje de otras. aparatosas. al dolor. Se enfrentaban con un proceso. originalmente redactado en la convocatoria de textos para el dossier “en primera persona” del Vol. desde el ámbito más privado a la organización de las sociedades. ni atribuida o repre- sentada de forma única o uniforme por las sociedades. una lógica argumental “válida”. a lo incom- prensible. no tenían sentido ni coherencia para ellas. desconocido o falso significado para ellas. instintivas y de sentido común a la hora de acercarse al sufrimiento. el exceso de química. de capacitación. la “ignorancia”.. sobre la que tomamos conciencia y comen- zamos a aprender y a adquirir cultura ya en la infancia. hace muchos años. y de forma bastante súbita. a lo dislocado.. inútiles e inhumanas. por no acertar a encontrar motivos concretos. 36. cimentadas por corrientes ideológicas basadas en mitos.. Para todas estas per- sonas fue una situación de completa incertidumbre. Que niega que los discursos de la locura sean dignos 45 . conjuntos de creencias. de lo particular a lo colectivo. las personas más cercanas de mi entorno se alarmaron por mi estado. desconocían como contribuir a poner remedio. aliviar o acompañar.. mediante la segregación. que la han juzgado o valorado de forma muy diversa en relación a interpretaciones. mis comportamientos. y de la que no acertamos a desmenuzar o analizar el pigmento. a los que. mi lenguaje verbal y cor- poral. falsedades. el “estigma”. que no es que viniera a poner en evidencia tan sólo su falta de conocimientos. y que se atribuye por lo general únicamente a la “ignorancia”. y que en realidad nos transmite la idea de una mancha difusa. No ha sido interpretada. Si no un sis- tema entero. Investigada. sistemas. teñida a momentos de miedo o de un sufrimiento intenso. una experiencia humana. Ha cuestionado a todos los saberes humanos y ha obtenido multiplicidad de respuestas..  La locura en general. palabra de la se ha abusado tanto.. nº 129 de la revista de la AEN] Un día.

simbólicas o metafóricas más representativas del fracaso y la impotencia de la especie humana frente a la locura. se la violenta. empezando por el propio contexto espacial de las unidades de internamiento y su funcionamiento. se la despoja de sus derechos. quienes argumentan sobre su condición “imprescindible”. la inexistencia de alternativas. instalaciones y organización. generando violencia. no se precisan saberes clínicos. quienes la toleran. una de las expresio- nes más tangibles. en la aprobación y normalización social de las prácticas de coerción. verbalice. Una vez se producen.. Una vez tienen lugar estos episodios. contribuyen a la retraumatización de la persona y son mal- trato evidente. quienes la presencian. tome parte activa en encontrar interpretaciones sobre las que las que reconstruirse. impidiendo e incluso desaconsejando que la razón establezca diálogos con la sinrazón. y que se traducen en el ámbito comunitario en un conjunto de opresiones y discriminaciones sobre las personas que sufren. se presupone que la persona y/o su entorno comprenderán que se actúa en todo momento basándose en qué es lo mejor para ella y la mismas manos que ordenan o aplican estos métodos. la 6 naturalidad. quienes se inhiben. atar a las personas. convive con un discurso que promueve la integración de la persona loca en una sociedad que la maltrata y que aprueba y legitima o se inhibe ante gran parte de ese maltrato. se la fuerza. o a su función preventiva o terapéutica. el sencillo recurso de nuestras brújulas internas. relacione. de continuo. se le aplican tratos desconsiderados. como ocurre en el ámbito de la psiquiatría. en toda una puesta en escena que sitúa en un lugar prominente a la violencia. siendo sentenciadas y marcadas de por vida. el uso del poder y la fuerza. al “clásico enloquecer”. a la violencia. se 46 . técnicas y tratamientos que son percibidas y vivenciadas como torturas o castigos. se la somete. se quiebran las bases esenciales para establecer vínculos salu- dables. Tras la inquietud y el estupor. quienes la reciben. doblegándolas mediante el uso de la violencia. y que contribuyen a empeorar el trán- sito por la experiencia tanto de estas como de su círculo íntimo. acompañarla e intervenir aportando soluciones a sus padecimientos en espacios especialmente diseñados para ello. al mismo tiempo. Se edifican mediante la difusión de prejuicios e ideas erróneas. Y hemos perdido totalmente la espontaneidad. relaciones humanas de calidad. cuidados. cuando mi entorno concluyó que los indicios apuntaban a la “pérdida de la razón”. que cuenta aún entre sus técnicas con el uso habitual de la contención mecánica. Para relacionarse en lo humano. hable. las terapéuticas o cualquier otra.. se recurre al encierro involuntario y el aislamiento. Las prácticas de coerción en general. que se aplican de forma transversal apelando a la necesidad extrema. que despoja de dignidad a todas las partes implicadas: quienes la aplican. se la presiona para que acepte determinadas prescripciones. o sobre quienes silencian u ocultan la existencia de alternativas posibles. convenientemente preservadas por el tabú y el miedo. que aluden de hecho. serán tendidas ofreciendo ayuda. En relación al ámbito de la salud. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL de escucha o para los que exista interpretación. que establecen esta forma indeseable de relación. al mismo tiempo que se conmina a la persona que enloquece a que deposite su confianza en personas que están preparadas para cuidarla. al “enfermar grave y de forma crónica”. si “es necesario”. que contengan verdad alguna o información rele- vante que ayude a la comprensión o identificación de causas humanamente razonables. Y finalmente. se la obliga. Todo esto. o que el loco reflexione. a menudo se la engaña. apoyo.

el miedo. Afrontaron invadidas por la angustia. una producción española que muestra la horrible realidad de las personas que sufren. en la ignorancia total de lo nocivo. Luego. desestimando por inútil. opacando la mecánica de sus interacciones. viví abundantemente en carnes propias y ajenas. individuales. contra una realidad espantosa que a todo el mundo a mi alrededor le parecía “normal”. y tácita resolución de discreción absoluta. entre ellos a lo irreversible.. y en la seguridad interna y la intuición de que existían otras alternativas que se me negó u ocultó que existieran. asociándonos. la inseguridad. en algunas zonas de África. largamente instalada y profundamente arraigada en el imaginario colectivo de nuestro conjunto social. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL acentuó la determinación de “urgencia” y les sobrevinieron toda clase de temores. todo ello comprensiblemente influidos por toda una cultura. textos. En aquel momento crítico. en última instancia. al contrario.. tuve ocasión de ver. apoyándonos. decisiones e intervenciones. e ingresé en una unidad de agudos. primero en soledad y de forma individual. encontrando cabos de madejas. que benefician a las grandes corporaciones de la industria farma- céutica. lo que siempre era. que hagan hincapié en la necesidad del uso de drogas psiquiátricas a largo plazo o de por vida. el nerviosismo. vergonzosas. no se daba por válida en 47 . lo más duro. y no la recuperación y el bienestar de las personas. En todas ellas. La crítica. la totalidad de tratos y tratamien- tos que he descrito antes. instintiva. durante el transcurso de una cotidianidad que se evita a toda costa exponer a la contemplación del resto de la comunidad. que apuestan por soluciones caras. pero hubo otras. y que ofrezca como resultado la cronificación. y que encuentra un caldo ideal en el capitalismo tardío. dialogando sobre estas problemáticas.. pero aún en el desconocimiento de la existencia de nuevos modelos. que reste importancia. el documental “Los olvidados de los olvidados”. conociendo a más personas y compartiendo con ellas. justificable. evitando por las mismas causas e improcedencia valerse de los cauces habituales de la comunicación humana. Para ese entonces ya llevaba muchos años clamando. afortunadamente. debates.. y de alternativas.. referentes. en el neoliberalismo salvaje. en ausencia de acompañamiento de propuestas concretas. otras personas afectadas o relacionadas y las personas profesionales. haciendo ruido. con la inmediata. amistades. inadecuada y contraproducente. pero mi familia me encomendó a los cuidados médicos. más interesada obviamente en enfoques que contemplen la locura exclusivamente como la expresión de un cerebro “enfermo”. mi participación en la toma de decisiones. a los que me condujo con la misma clase de fe y desesperación con la que otras recurren al exorcismo. el momento de actuar individual y colectivamente para manejar esta situación nueva y encontrar la mejor solución a su alcance. construyendo discursos com- partidos. niegue o difumine otras posibles causas más que las “medicables”. que abocan a relaciones de escasa calidad. cuestionado o reprochado por quienes estaban al otro lado en el debate: familia. investigando otros enfoques. junto muchas personas profe- sionales y un abultado número de psiquiatras. imposible e incluso perniciosa para mí. denunciables. injustas. iatrogénico de algunas de sus prác- ticas. y que han petrificado en mi memoria un relato interminable de situaciones lamentables. otras propuestas.. su escala de valores y sus políticas. la queja. por la ausencia de salud mental y el trato que se les da. Fue la primera vez. trágicas. yo ni tan siquiera me sentía “enferma”. estrechándola. En el año 2012 y en el contexto de un congreso.

aprendiendo a convivir y relacionarse con ellas. y aportando una luz que ha terminado poniendo bajo su foco a las vergüenzas desnu- das. e incredulidad. esfuerzo e implicación. más oxidado. se han podido ir rompiendo las barreras del aislamiento. En el debate posterior. Todas las personas que allí estábamos lo habíamos visto. Las personas que vimos juntas aquel documental. las vivencias de realidades no consensuadas. distinto collar. en nuestro estado y a lo largo y ancho del planeta. y la rica diversidad de vivencias. ante la inhibición de todas las personas y estamentos que las contemplan. afrontar. y resolver las experiencias de sufrimiento psí- quico. años. su inte- 6 gridad. Y cooperando en la implantación. pensé. se suman una serie de mecanismos que impiden que identifiquemos o tomemos conciencia del parecido que existe entre ambas realidades. Mismo perro. Y que supongo que son los mismos que pueden confundirnos hasta el punto de concluir que resulta más saludable e higiénico y mucho menos repugnante. no se utiliza la contención mecánica. 48 . personas de carne y hueso. Un collar distinto.. traslado o implementación de otros modelos. uniendo. Yo sí creo que sí lo había visto todo. la suya y la nuestra. difundiendo. aquí y en África.. y un psiquiatra comentaba conmocionado que creía haberlo visto todo y. que alimentarse de alguna clase de insecto. Ahora ya conocemos alternativas. en la determinación de seguir luchando. reivindicando. aisladas por completo de sus comunidades. ante la visión del horror que envuelve a aquellas personas encadenadas por los pies a los árboles. continué en la lucha conjunta. con la participación e implica- ción de muchísimas personas que nos hemos ido sumando. experimentación. a base de mucho trabajo. ya fuera implicadas desde la experiencia y la reivindicación. Pero además del natural rechazo a asumir que en nuestra sociedad se proceda de forma sustancialmente similar. ir revirtiendo la atrofia y la ceguera.. aunque se trate bajo el modelo médico. sobre todo cuando ejerces la profesión que tiene una gran porción de responsabilidad en que así sea. trabajando. como quien alimenta a un prisionero al que se desprecia y teme.. se compartieron impresiones. sin necesidad de segregarlas. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL los ámbitos en los que era necesario. más sucio y esquelético. a las que se arroja comida o agua. en lugar de un cuerno rebosante de leche de vaca mezclada con sangre. de forma que se garanticen a las personas que las experimentan sus derechos. permaneciendo en esta situación larguísimas temporadas. o tomarse una coca-cola. más apretado. y que tole- ran.. del idioma. acompañar. Después de aquello. o gran parte de sus vidas. Atar personas es atar personas. tris- teza. comerse un BigMac. y con la ayuda de la inestimable herramienta que ha supuesto internet. permiten. Un perro más pobre. Gracias a ello hemos recargado las bate- rías. a fijaciones de hierro en el interior de habitaciones inhóspitas. compartiendo. nuestro rechazo. respetuosas y capaces de evitarlas o acogerlas. y reclamando.. y el reconocimiento pleno de su condición de igualdad. uf. En la construcción de entornos y comunidades sanas. o la vocación de ayuda y el oficio. justifican y silencian o niegan la existencia de alternativas posibles. compartiendo nuestra emoción. y que ilumina nuevos caminos que nos llenan de esperanza. su dignidad. y poco a poco. un perro del tercer mundo. otras formas de relacionarse. nos conmovimos y vibramos juntas. a través de la generosidad y solidaridad de las gentes. no por inusua- les menos humanas. pero un collar. Conocemos modelos ajenos al médico. Sabemos que existen países en los que.

. no tenemos a un Franco Mastrogiovanni. Induce con palabras. la movilización. Nada que ver con la imposición. con una pésima cultura sobre la locura. Una campaña lar- gamente diseñada. que impulse la consecución de logros. aunque a veces no basta. al debate. El relator especial de la Asamblea de las Naciones Unidas. por ley. Mallorca o Bilbao. A esta muerte le siguió un juicio en el que fueron condenados seis médicos. no impone. su ideología. se dio el pistoletazo de salida a una campaña en Italia. a menudo ha tenido que derramarse sangre de inocentes para que se produzcan la sensibilización. el patricarcado. Tengo la certeza de que algún día que no sé si veré. que no le toque a nadie jugar ese papel. relata heridas de dos centímetros de pro- fundidad en sus muñecas. 49 . la coerción o la violencia.. que deben hacer hincapié en otros modelos distintos al modelo médico en salud mental. no exige. sustituir el tratamiento psiquiátrico forzoso por servicios en la comunidad. y absueltas doce enfermeras. Pensarán segu- ramente. y lograr que se prohíban su uso y esta práctica. por su intención. y las imágenes de las personas atadas a sus camas. que tiene como objetivo la abolición del uso de las contenciones “mecánicas-terapéuticas”. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL En Enero del presente 2016. La muerte de Franco Mastrogiovanni. derechos.. y sus verdugos. la sociedad adquirirá una perspectiva en la que. en un hospital público. el machismo. que son técnicas propias de modelos obsoletos y países poco avanzados. que no sea necesario para abrir un debate que implique a todas las partes. y espero que no lo tengamos nunca. tras las que falleció. O eso espero. por considerarse que cumplían órdenes. lo estamos viendo en nuestro estado con el asesinato constante de mujeres a manos de un sistema. a comprome- terse humana y profesionalmente en la construcción de un futuro diferente. Sevilla. atar a las personas a la cama. En nuestro país. como objetivo específico. que por urgente. que no sea una de mis amistades. al mirar hacia atrás y observar las ataduras blancas. y que por desgracia se apoya entre otros en un hecho lamentable. a convertirse en piezas del motor del cambio. incluido el apoyo entre pares”. Y lo es por si pudiera en algo inducir a las personas que lo lean. ya no puede esperar. razones y ruegos. que no sea yo misma. hombres impreg- nados de esta cultura y que mantienen relaciones con ellas. después de haber sido recluido y atado a la cama durante 81 horas. Me gustan la palabra exhorto y su acción. Históricamente. en los hospitales de Madrid.. y en definitiva en propiciar todo un cambio cultural en relación a la locura. la implicación social necesaria. y por eso he decidido titularlo “exhorto”. profesionales o no. a la respuesta. no obliga. y porque el exhorto se abre al diá- logo. La exhortación apela a la buena voluntad. garantías sociales. Eso mismo me he propuesto yo con este texto. realiza un exhorto a todos los estados a: “Imponer una prohibición absoluta de todas las intervenciones médicas forzadas y no consentidas. ante la visión de las cadenas y las ataduras africanas. que es el ambicioso y honesto objetivo general al que humildemente debemos aspirar. se horrorizará como lo hicimos algu- nas personas en el año 2012. El personal hospitalario no se percató del fallecimiento de Franco hasta la mañana siguiente. el país vecino. y la autopsia practicada. y para que estas se comprometan a trabajar colectivamente en la elimi- nación de esta y otras prácticas de coerción.

a la que acudieron tanto el niño como la madre. ¿por qué nos dice que no le hemos informado de qué le pasa a su hijo. Parece. Y más allá de este caso concreto. cuantificado y mensurado. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL DEVOLVIENDO LA PALABRA AL NIÑO. ni poder compararse con la de otros niños de su rango de edad. que estuvo siendo atendido durante un año y medio en el Centro de Salud Mental Infanto-juvenil del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. Mesa en la que participaron Isabel Sevillano y Sandra Colás] En una ocasión. piensa y fundamentalmente habla e interacciona con su entorno. de su subjetividad. EVALUACIÓN EN POBLACIÓN INFANTIL Ana Elúa Samaniego [Artículo basado en la ponencia que se realizó en las III Jornadas de La Revolución Delirante (2013). como motivo para la finalización del tratamiento. queda en muchas ocasiones desestimada por no poder ser cuantificada. que bajo el imperativo científico y su supuesta objetividad. la madre. transformándolo y a su vez siendo transformado por él. lo siguiente: «como no le habéis valorado y no me habéis dicho qué le pasa…». de cómo es su propia historia biográfica. nos asaltaron diferentes dudas: ¿qué nos quiere decir cuándo nos dice que no le hemos valorado?. en población infanto-juvenil. Tras esa verbalización de la madre. si durante la intervención se dedi- caron varias sesiones para realizarle una devolución de lo que le podría estar pasando a su hijo y para recoger sus angustias con respecto a su hijo? Hasta nos llegamos a plantear si con la petición del informe. valoración que toma al niño como un objeto que debe ser medido. la mamá de un niño. qué visión existe en la sociedad sobre qué es evaluar en Salud Mental y. nos preguntamos. Valoraciones psicométricas que nada nos dice de su funcionamiento psíquico como un todo. de cómo se desenvuelve en sus entornos habi- tuales. en la mesa «La evaluación en Salud Mental». Evaluación cuantitativa que nos aporta una gran cantidad de datos sobre diferentes esferas en las que el sujeto se desenvuelve (capacidades cognitivas. la valoración de un niño con dificultades consiste en la aplicación de diferentes tests y escalas de forma indiscriminada. Obteniendo una visión fragmentada del funcionamiento del niño por áreas y cuya integración de todos los resultados aportados por los tests consiste en una etiqueta diagnós- tica. etiqueta que anula la idiosincrasia como sujeto del niño. finalmente. adap- tación familiar. ésta nos comentó. había sido solicitado por la escuela. estaba esperando un diagnóstico o mejor dicho una etiqueta diagnóstica. decidió terminar con el tratamiento tras la petición de un informe sobre su hijo. concretamente. siente. escolar. En la última sesión. Perdiendo el niño su estatus de sujeto como alguien 6 que sufre. informe. La información procedente de su pala- bra. cuyo único criterio clínico es la confirmación de un supuesto trastorno mental a partir de una determinada clasificación de enfermedades mentales. social). que según refi- rió. 50 .

la de los padres y los profesores. Un ejem- plo: la conclusión de que un niño tiene un TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad) 51 . encontrarnos con niños y adolescentes que acu- den a nuestras consultas acompañados de un informe que le han realizado en centros psicológicos o psicopedagógicos. informes de interminables páginas. desconociendo cuál ha sido el criterio para aplicar esa serie de escalas y baterías de preguntas. se supone más objetiva y veraz que lo que el niño nos pueda contar de aquello que le pasa. en las que aparece las pruebas que le han sido aplicadas y qué significan las puntuaciones obtenidas según el manual de referencia. sino que son los padres y los maestros quienes realizan una valoración de él. Hasta en ocasiones da la impresión de que no han visto al niño a solas si no ha sido por la mediación de algún instrumento de evaluación estandarizado. sobre todo en los últimos años. Subjetividad. perdiéndose así la pretendida objetividad según el modelo científico. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Suele ser frecuente. añadiéndose los casos en que los niños no son quienes responden a dichas escalas. impo- niéndose su subjetividad a la del niño. que al estar mediada por un instrumento de evaluación estandarizado. En dichos informes nos encontramos una selección interesada de los datos confirmatorios de la sos- pecha diagnóstica. desechando los que la ponen en duda y desestimando los que nos hablan de las fortalezas del niño.

sus ritmos de maduración o posibles conflictos externos (familiares. sustituyendo a las entrevistas clínicas con el protagonista que ha de recibir nuestra ayuda. más bien son sus padres. Rev. el cual no ha decidido ni ha demandado nada. analizar la particularidad de la demanda y el sufrimiento infantil en tanto que el niño no pide ayuda. ya que en muchas oca- siones nos ayudan a confirmar parte de nuestras hipótesis o plantear otras nuevas. Además. la inhibición en un estado depresivo o en la timidez. sino que es traído por sus padres. en el que se espera que todos los niños respondan del mismo modo a las mismas situaciones. Asoc. preguntándonos finalmente de qué vamos tratarle y a cuáles de ellos debe- mos realmente atender en Salud Mental12. situación económica). Antes de iniciar un proceso evaluativo deberíamos plantearnos cuáles son las formas de expresión del malestar o enfermar mental en el niño. la comprensión del mis- mo. el niño. 6 (16): 86-94. qué significación tiene cada síntoma psíquico. sigue primando el TDAH como diagnóstico principal. etc. las personas implicadas más allá del niño problema y sus relaciones. Otro: cuando. desafiante) y un sujeto pasivo. 52 . Encontrándonos con una demanda que viene ya revestida y nominada como síntoma (es desatento.  En el trabajo con niños son varios los aspectos a tener en cuenta: lo que se nos presenta como síntoma. relaciones sociales. Sin embargo.) debe ser evaluada en su sentido más amplio». La clínica en Salud Mental Infantil: La necesidad y el deseo en el que-hacer terapéutico infantil. silenciado su palabra y su subjetividad. Pero sí queremos señalar el abuso actual de la aplicación de pruebas como casi único modo de llegar a un diagnóstico. sociedad en sus miembros. así como explorar aspectos en los que el sujeto se muestra reticente. quienes testimonian con sus palabras las dificultades que ellos tie- nen con sus hijos en el día a día. Además. supuestamente. Neuropsiq. En el presente trabajo no se pretende realizar una crítica a la psicometría. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL por haber puntuado bajo en velocidad de procesamiento en el WISC. Véase el artículo Menéndez F. como nos señala 6 Federico Menéndez Osorio: «La demanda que traen los padres colocada en su hijo (léase profesor en sus alumnos. ya que nos llevaría mucho tiempo y el presente texto no va dirigido a llegar a conclusiones tan amplias. Realizando una demanda dirigida a la corrección de una conducta juzgada como inadecuada por la familia o la escuela a partir de criterios externos y de adaptación. permaneciendo el retraso mental como diagnóstico secundario. y las vivencias de todos los implicados. aun teniendo un cociente inte- lectual de 70. el objetivo de llegar a algunas de las particularidades de la clínica infantil se nos antoja mucho más cercano. 1986. En el primer encuentro. aspectos relacionados de cómo el niño se ha enfrentado a la situación de aplica- ción de las pruebas dejan de tener importancia a la hora de interpretar los datos como posibles varia- bles explicativas de su baja ejecución. como ya hemos comentado suelen ser los padres quienes formulan la 12. En clínica infantil nos encontramos con niños que en muy pocas ocasiones son los que solicitan ayuda. hiperactivo. nuestra corta experiencia nos hace hablar desde la cautela y la sencillez. No pretendemos dar respuesta a todas estas preguntas. todo ello por estar basado. a pesar de obtener bajas puntuaciones en compresión lectora. como puede ser la ansiedad ante un extraño. en la evidencia científica. Esp. Ello sin tener en cuenta sus particularidades como individuos.

Asoc. La infancia es una etapa dolorosa y confusa. que le hace sufrir. ‘atención creativa’. Como nos señala Beatriz Janin: «El niño expresa lo que le molesta y habla de sus sufrimientos en tanto que hay otro que esté dispuesto a oír aún lo que no le gusta». Pereña F. 31 (110): 263. Esp. Pero también es cierto que cabe ayudar en ese proceso. Intervenciones en la clínica psicoanalítica con niños. que no son consideradas como norma- les o incomodan en determinados entornos. como nos señala Francisco Pereña es una clínica de historias. Su subjetividad encontrará un lugar en el momento que le dirigimos la mirada. y la construcción de la subjetivad es un proceso muy complicado. o que. Si en ninguna clínica se puede desatender al sujeto. ¿cuál es su experiencia?». de comu- nicarse. 2013.. ya que al principio. En la demanda inicial. quede reducido a la negación más total de un síntoma o síndrome. se suelen presentar como síntomas una serie de manifestaciones externas del niño. aunque sí atento. hace lo que quiere». dirigiéndonos a él como sujeto protagonista de que lo que ahí acontece. Rev. desconociendo en muchos casos la razón por la que acude a Salud Mental y el peligro de que.  Hay que tener en cuenta que los niños nos cuentan sus preocupaciones y sufrimientos en otros lenguajes de los que solemos utilizar los adultos. En. requiere. con la angustia. por el pediatra o servicios sociales). El niño se encuentra enseguida con la perplejidad. p. sobre todo conductas. Este simple pero simbólico gesto de devolverle la palabra al niño implica dotarle de su capacidad de hablar. con la agresividad. Neuropsiq. «Este acto de preguntarle si hay algo que le preocupa. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL demanda (ya sea por iniciativa suya. ob cit.  La clínica del sujeto. aparte de rellenar informes y de instituir espacios profesionales que justifiquen una profesión. en la que el síntoma aparece como expresión objetiva de la subjetividad. transfiriendo una participación activa a alguien que hasta el momento actual ha podido ser consi- derado como algo pasivo. «no 13. alguno de ellos intenta contestar antes de que lo haga el niño. comunicamos al entorno que el niño es capaz de recibir y emitir un mensaje vehiculizado a través de la palabra y no solamente por actos sucesivos. él puede pare- cer ajeno a las dificultades que le atribuyen o le refieren. muy contradictorio que requiere de parte del clínico no ser invasivo. qué querría que cambie me parece importante porque es diferenciar la demanda de un niño de la de sus padres y maestros e implica darle la palabra al niño. juegos. si el niño o el entorno. mucho menos en infantil. 14. Nos solemos encontrar con padres que ante la primera consulta suelen preguntarnos si es necesario que el niño acuda o no. ¿qué siente?. 2011. impidiendo que aparezca un espacio para las vivencias del pequeño. En este pri- mer contacto consideramos que es importante escuchar a la familia. 62). le preguntamos si hay algo que le preocupe. cuando el niño va a iniciar su discurso en presencia de sus progenitores. dejándole claro que a su vez va a ser escuchado. subjetividad inclasificable que se refiere a la existencia de un sujeto que en sí mismo es un corte del otro y a la vez una dependencia radical con el otro: «La infancia es tiempo y construcción de la subjetividad. «no obedece. con la inhibición… Están todas estas figuras del conflicto psíquico que apa- recen en la construcción de la subjetividad. 53 . Apuntes para una psicopato- logía infantil. Estos comportamientos molestos («no para quieto». Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas de México. (Janin. no quedando claro quién es el que sufre. cuentos) que merecen ser tenidos en cuenta en las entrevistas con niños. También es frecuente que adjetiven como «incierto» lo que el niño está relatando. como sujeto. Así. por el colegio. pero también abrir un espacio para la palabra del niño. lenguajes (dibujos. reconociéndole como sujeto de su propia historia y no como alguien que es hablado por el entorno13. como decía Simone Weil. 64. p. ¿Dónde está el sujeto?. la que nos realizan los padres. ¿qué está pasando?. Es importante situar al niño y su subjetividad en la demanda expuesta por los padres. Janin B. ubicarlo a él como protagonista de su historia». le haga sufrir o en qué cree que se le podría ayudar para encontrarse mejor14.

impenetrable. ha encontrado en las conductas disruptivas la única forma de ser escuchado y atendido15. Serán las entrevistas clínicas. en su organización psicopatológica. del cual. 73. el niño. In: Escudero C. Niños y adolescentes. que nos van exponiendo los padres como el problema principal de niño. Manual del Residente en Psicología Clínica. Balanza P. indescifrable para quien no posea su secreto».143-56. Puede que no se caiga en la cuenta que con dichas conductas esté expre- sando su malestar actuándolo. comportamientos que deben ser eliminados por el bienestar del niño. Desde esa demanda y lo que los cuidadores nos presentan como síntoma. desconociendo lo que se espera de él. en su momento evolutivo y en la dinámica de su familia16.  Ver: Fernández de la Vega S. En el primer encuentro con el niño a solas.  La autora nos dice «ningún sujeto puede ser pensado solamente desde una descripción de síntomas. para intentar com- prenderlos en su dinámica individual. El síntoma se convierte en su lenguaje. deberíamos escuchar al niño. 1967). La evaluación no debería consistir en la admi- nistración de una sucesión de instrumentos a demanda de otros o para la confirmación de lo que en un principio se presenta como síntoma. guarda el secreto» (Mannoni. La entrevista clínica y el proceso psicodiagnóstico en Psicología Clínica II. sino que nuestras preguntas se guiarán a partir de lo que ellos nos exponen durante la entrevista como motivo inicial para llegar a una compresión de la situación problemática. siendo sus reacciones claves para el inicio del proceso evaluativo. Siendo nuestro primer objetivo la creación de un clima de confianza para que el niño pueda expresarse con tranqui- lidad. Extraño que se inmiscuye en su intimad y le somete a preguntas. Madrid: Asoc. más bien. no escucha»). Ver Mannoni M. p. cuestión imposible de abarcar en una denominación. y él intenta que se le reconozca como tal. mediante preguntas abiertas que ayuden a los padres y a los niños a construir su propia historia y así poder contextualizar sus sufrimientos en una historia única que va más allá de la nominación de lo que se presenta como síntomas17. Esp. p. ubicar el síntoma en la red de las interacciones que tiene el paciente. 16. tanto con el niño a solas como con los padres nuestro instrumento principal en el proceso diagnóstico.  Maud Mannoni nos señala: «Cuando el síntoma se ha convertido en la única posibilidad de comunicación del sujeto. Preguntamos. Barcelona: Gedisa. son interpretados como que algo no funciona bien en su hijo. como es el tener que separarse de sus padres y permanecer y relacionarse con un extraño. sino que lo que le ocurre es efecto de la complejidad de todo funcionamiento psíquico. siendo imprescindible el establecimiento de un vínculo de confianza tanto con el niño como sus padres por medio de la escucha activa. comp. sin olvidar que nuestro marco de trabajo es relacional e intersubjetivo. está decidido a ofrecer solo una máscara cerrada. 2003. 6 17. para conocerle. involucra a los padres y que está a la vez sujeta a transformaciones 54 . AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL atiende. familiar y social. O. como señala Beatriz Janin. tras varios intentos infructuosos por parte del niño de comunicar su malestar al entorno. 2012. saber qué le pasa. el porqué de sus supuestos síntomas. ya que como nos señala Maud Mannoni «el síntoma es un lenguaje cifrado. sin saber muy bien por qué. Navarro A. en lugar de utilizar la palabra como hacemos los adultos. éste se ve enfrentado a algunas situaciones para él angustiantes. Habría que agregar a esto que la conflictiva en un niño. éste se aferra a él. La primera entrevista con el psicoanalista. en las que se intentará ampliar el foco de la demanda. Neuropsiq. inevitablemente. 15.

32. Todo. como son el lenguaje del dibujo y del juego. de interpretar una puntación como indicativo. es un organismo. En Janin. sino también reajustes y reorganizaciones entre los elementos que constituyen la psique del niño para poder adaptarse al medio y así proseguir en su desarrollo de la mejor forma posible. donde lo normal y lo patológico muestran un límite complejo y difuso18. de las capacidades cognitivas. podríamos plantearnos la aplicación de alguna prueba psicométrica. p. si espontáneamente verbaliza algún conflicto familiar. con los profesores. inhibido. siendo necesario conocer sus formas de expresión. Y desde ahí construir una síntesis única de la problemática del niño. teniendo en cuenta que la infancia es en sí misma un proceso conflictivo. de un déficit de atención. Por lo que valoración debe ir más allá de las conductas sintomáticas. Además. qué dificultades está planteando al niño en su desarrollo y en su interacción con el exterior. en la que los aspectos cualitativos adquiri- rán un papel importante a la hora de interpretar los datos cuantitativos. 18. por ejem- plo. parten de construcciones de la realidad propuestas por el autor de la prueba. lo hace por ensayo-error o tras una análisis minucioso) o por la simple presencia del examinador y su mirada. muy comunes en nuestra práctica diaria. inteligencia o déficit atención.. cómo se relaciona con los diferentes miembros de su familia. en el que una serie de conductas externas se interpretan como indicativo de depresión. Se trata de percibir y registrar todos los aspectos del funcionamiento psíquico tanto nor- males como desviados de la personalidad. pasivo. desde el nacimiento. preocupaciones y temores. Donde los resultados finales van a estar afectados por cómo se enfrenta a la tarea (ansioso. aspectos orgánicos y socia- les. y ahondaremos en sus inte- reses. desafiante) o cómo va resolviendo los ítems de capacidad (si muestra impulsividad. deseos. antes de cualquier aplicación. Evitando simplificaciones. hay que conocer los fundamentos teóricos en los que se basa la prueba. pero nunca con una pretensión diagnóstica. La evaluación psicopatológica en niños supone una visión global que abarque la totalidad de la personalidad. constituye un conjunto de elementos en interacción 55 . intentaremos averiguar si sabe por qué acude a consulta y su opinión al res- pecto. donde lo que se presentó inicialmente como síntoma forma parte de una estructura con un significado. lugar en el que comenzamos como espectadores de lo que él quiera mostrarnos y comunicarnos. como nos comentó una vez un padre. sus resultados académicos y actitud ante éstos. ob. sin preguntarse la razón de esa desatención durante la realización del test. respetando el espacio de escucha al niño. para acercarnos a sus experiencias subjetivas. para conocer qué es lo que se supone que se está midiendo. inten- tando comprender qué función están cumpliendo. Los trastornos no son únicamente expresiones de malestar. iremos conociendo cómo vivencia la escuela. gustos. su relación con los compañe- ros. Él nos aportará la información necesaria sobre su psiquismo y su funcionamiento. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Será el niño el que guiará el proceso evaluativo. Ya que estas pruebas lejos de ser objetivas. cit. En los encuentros que mantendremos a solas. permanentes». no debería centrarse únicamente en la presencia o ausencia de síntomas a partir de un listado.  Juan Manzano nos dice que «el niño. pudiendo caer en reduccionismos como «es TDAH porque ha dado positivo en el test». Sólo tras conocerle y establecer un vínculo con él.

ya que éste se identifica con el discurso paterno. «algo le pasa en su cerebro. En las entrevistas con ellos es importante conocer el significado que otorgan a la sintomatología de su hijo y sus reacciones. 2005. A propósito de esto. en algunos casos. No hay padres perfectos. a pesar de las alteraciones. La madre iniciará su 56 . pues estas cuestiones son demasiado personales para que decidan los demás. antes de nacer. cobrando gran importancia la exploración de sus ideales de maternidad-paternidad19. Los objetivos pueden resumirse en una palabra: vivir. se puede encontrar un posible signifi- cado a los supuestos síntomas del niño. Eulalia Torras nos señala cómo «la identidad del recién nacido se esboza ante todo en la realidad interna de la madre. sobreinformación que en vez de calmar las angustias paternales. Expectativas identificatorias que en muchos de los casos nos remiten a la propia infancia de los adultos. retroalimen- tan un estado de preocupación constante e intensifican un sentimiento de culpa por no poder llegar a ser los «padres perfectos». ni cómo ha de apreciar lo que el mismo lleva aparejado. en tanto sujeto en desarrollo. «tiene una enfermedad». en el que muchos de los comportamientos estarían relacionados con los que sus padres o maestros esperan de él. asumirán importancia las palabras pronunciadas por quienes le rodean acerca de sus experiencias y padecimientos. p. convirtiéndose el niño en el portavoz de sus padres y de sus conflictos sin resolver mediante su manifestación sintomatológica20. Bruno Bettelheim nos avisa: «Educar a un niño es un empresa creativa. encon- 6 trará un punto de referencia. aunque las opiniones ajenas pueden intensificar nuestra capacidad de actuar de modo creativo. blogs que les dicen a los padres cómo deberían criar a sus hijos. En esa imagen que transmiten de su hijo. o su ausencia. Representación maternal del niño que guiará la relación de la madre con su hijo. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL También es importante construir un vínculo con los padres o familiares. ya que van a ser estos quie- nes van a traer y decidir en último término que el niño continúe acudiendo o no. movido para ellos. apareciendo temores de ser culpabilizados en sus funciones parentales por un profesional al que le suponen un saber y por quien pueden ser sancionados.  Para el niño. Los trastornos psicopatológicos son pues la expresión del sistema que se ha organizado de esta manera». identificándose con el niño. No puedo decirle al lector cómo debe experimentar este arte. revistas. Palabras pronunciadas o no pronunciadas que a través de la mirada del adulto hacia el niño. en el que los trastornos se conceptualizarían como «reajustes y reor- ganizaciones de la estructura para que los objetivos del desarrollo puedan seguir adelante. actitud que sólo cederá si adoptamos una postura no culpabilizadora. a nuestro aire». un arte más que una ciencia. para la construcción de su identidad. ya que el niño es en la mente de su madre. qué es un desarrollo normal y qué hacer ante los conflictos. «es muy inquieto». ya que en ocasiones cuando hablan de su hijo. Bettelheim B. 20. mostrándose así. recoger la historia biográfica del niño. relativamente estable. y van a tener un papel fundamental en el proceso evaluativo y en la mayoría de los casos del terapéutico. ya que haber tenido que solicitar ayuda despierta un miedo muy relacionado con la herida narcisista que representa reconocer que algo no funciona bien en su hijo. La Evaluación psicopatológica estructural. estar en relación con los otros. adaptarse y reproducirse. de hecho ya durante el embarazo. El estatuto clínico psicodinámico. Intentaré presentar algunas sugerencias sobre cómo hay que pensar en este arte y cómo cabe aplicarlo. no es normal». como es el pedir una etiqueta diagnóstica y una medicación. Un aspecto a cuidar en los momentos iniciales es su imagen como padres. 29.  En la actualidad nos encontramos con libros. 39/40: 107-16. Barcelona: Crítica. Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. 2011. la historia familiar. hablan más bien desde su niñez. lo que implica mantener la unidad del organismo. Ver: Man- zano J. sus propias expe- riencias infantiles. como forma de desmarcarse de lo que le pueda estar sucediendo a su hijo. Pudiendo mostrar una actitud defensiva. explorar qué imagen transmiten de su hijo. 19. es pues un sistema o estructura viva».

la realidad de éste irá modificando esta representación. a través de las sucesivas identificaciones con estas imágenes que los padres ofrecen. si es sensible a su hijo. construidas mayormente a partir de sus experiencias emocionales y de sus expectativas. Valorándose. En el encuentro con un niño y sus padecimientos. El trabajo con las familias también será primor- dial para abrir un diálogo y así exponer otras formas de comprender las dificultades de su hijo. 57 . silencian las diferentes formas de expresión de los síntomas según la edad. y la madre -o los padres. ante la demanda inicial que nos traen los padres debemos «colocar al niño en el lugar que se merece.  Blinder C. al no contemplar el factor evolutivo. donde. La clínica psicoanalítica con niños. Presentándoles a su hijo como un sujeto activo que se mantiene en relación con ellos y que al igual que ellos también sufre. Knobel J y Siquier M. la inclusión o no de la familia como agentes importantes en el proceso tera- péutico. Entonces. 23. Por el contrario. 1994. Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. 2008. consistentes en descriptores sobre la conducta externa. Pero si ésta es capaz de captar. 17/18: 78. como pueden ser unas demandas de resultados rápidos y tangibles. Por supuesto. anulando el discurso parti- cular del paciente como sujeto que sufre. En un comienzo pues. el de ser respetado por su propia capacidad para vivir y el de ser escuchado»21. por ejemplo.irán construyendo en su mente una identidad del hijo más determinada por la relación con éste. Madrid: Editorial Síntesis. que más que para diagnosticar sirven para clasificar y patologizar a la población. la interacción entre la madre y el bebé estará en buena parte determinada por esta representación que es la identidad del bebé en la mente de la madre. la interacción ayuda al niño a estructurarse y construir su identidad. en el que el paciente se nos presenta como alguien ajeno en su forma de enfermar. las identidades del hijo en la mente de cada padre pueden ser parecidas o distintas e incluso contrapuestas. si es de carácter negativo– dificultan o perturban la tarea del hijo de construir su identidad». primeramente tenemos que preguntarnos qué es patológico en la infancia y que no. en la que la psicopatología infantil sigue siendo muy depen- diente de la nosografía del adulto. Proponiendo unas categorías estancas y superficiales. A su vez. Estas clasificaciones en vez de hacer más compresible la psicopatología. ya que en muchas ocasiones el síntoma del niño es un emergente de una conflictiva familiar o una reactualización de los conflictos de los padres. Al fin y al cabo. dejando fuera toda subjetividad en la clínica mental. Ver Beá N. finalmente. Torras E. explo- rar el grado de tolerancia frente a futuros cambios en el niño y por ende en la dinámica familiar. una realidad interna más rígida y unas pro- yecciones menos modificables dificultan a los padres captar la realidad de sus hijos. sin tener en cuenta que estas clasificaciones no son más que artefactos relación con el bebé según la representación que en su mente se haga de éste. p. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL En la primera entrevista con los padres es necesario tantear las expectativas que han construido en torno a la consulta. que en muchas ocasiones representan sus propias angustias y frustraciones con sus hijos. negando sus posibilidades de reconducir su vida ante las dificultades. En este caso. nos invaden con etiquetas diagnósticas. más allá de una sintomatología reduccionista y simplista como consecuencia de una enfermedad mental. El desarrollo de la identidad en el tratamiento de niños pequeños. 21. la identidad-en-su-mente que los padres ofrecen al hijo –especialmente. En la actualidad nos encontramos con las clasificaciones inter- nacionales (DSM y CIE) que. los colegios se convierten en centros de diagnóstico de supuestas enfermedades. Uno de los peligros de estas clasificaciones en nuestros días es la difusión de sus criterios y eti- quetas diagnósticas.

«es TDAH». En nuestro trabajo diario son comunes comentarios como «es autista». «no paro quieto». En consonancia a las clasificaciones internacionales. Asumiéndose la etiqueta diagnóstica como causa de las manifestaciones sintomatológicas. perdiendo así su identidad. 52. este gesto puede ser la oportunidad de otro devenir en la historia del niño22. Se identifican con su supuesta enfermedad y se comportan como si estuvie- ran enfermos. Pudiéndose dificultar la evolución positiva del niño por cómo el entorno se relaciona con él como alguien incapaz. obstaculizándose así su desarrollo. más allá de lo que supone determinada patología (no es lo mismo un comportamiento hiperac- tivo en un niño cuya madre ha muerto recientemente. el ubicarlo en un devenir. cuando no. hasta somos testigos como los niños se identifican con los descriptores sintomáticos de las categorías diagnósticas. que en una niña que tiene dificultades en el lenguaje expresivo). ob. encontrándonos en muchas ocasiones como diagnósticos de Asperger. abre un espectro de posibilidades». con sus propuestas diagnósticas y sus criterios. En el caso de los niños nos encontramos que dichos enunciados descriptivos se terminan transformando en enunciados identificatorios. 58 . cit. no es que su hijo tenga TDAH o sea un Asperger. libros. negándose su propia historia. Si bien en un principio puede tener un efecto calmante en los progenitores saber qué le ocurre a su hijo. dando lugar a que el niño se sienta solamente como el portador de esa enfermedad y no como un niño normal que tiene una difi- cultad o malestar puntual. lo que puede dar lugar a ver sólo las debilidades del niño y no sus fortalezas o potencialidades. prensa. «está des- atento porque tiene un TDAH». a su vez. abrir un espacio de escucha a los padres será fundamental tanto en el proceso evaluativo como en el tratamiento. Beatriz Janin remarca este punto en el trabajo con niños: «El relato que los padres realicen sobre la vida del hijo es 6 clave para pensar vías identificatorias que le han sido propuestas a ese niño. también deben tenerse en cuenta los efectos negativos ya comentados (la enfermedad de por vida) debido a la información añadida que puedan encontrar en internet. tendría que realizarse con cautela y cuidado. las posibilidades de transmitir o no el anhelo de que él viva y crezca. los deseos que se han jugado con él. en los últimos años se han ido construyendo diferentes escalas e instrumentos diagnósticos para una valoración supuestamente más objetiva. el carácter iatrogénico que pueden adquirir determinados diagnósticos que no contemplan el carácter evolutivo y cambiante del desarrollo del niño. Es necesario explicitar cómo determinado diagnóstico sólo será válido en el momento puntual en que ha sido evaluado. discapa- citado de por vida. El proceso diagnóstico no se puede limitar a poner etiquetas diagnósticas. La devolución que se realiza a los padres sobre lo que pensamos que le pasa a su hijo. como si de una enfermedad del cuerpo se tratase. La idea de futuro. El niño dejará de ser mirado como sujeto. deberíamos intentar buscar qué significado tienen en su historia personal y familiar las manifestaciones disruptivas del niño. silenciándose su palabra. se utilizan los propios criterios como un test en 22. el poder pensar al hijo siendo él mismo y a la vez otro. Autismo. verbalizando «es que no atiendo».. que está enfermo.  Como ya se ha comentado. Añadiéndose. dada la plasticidad infantil y los cambios evolutivos. Retraso Mental y TDAH se viven como algo ina- movible e inmodificable en el devenir del niño. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL que los profesionales introducimos en la naturaleza para simplificarla y comunicarnos entre nosotros. Ver: Janin. para ser ubicado como otro extraño. Es necesario explicar a los padres que la etiqueta diagnóstica dada a un niño es sólo el nombre que se le da a un conjunto de manifestaciones. p.

Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. p. 1994. El ADHA y los diagnósticos en la infancia: la complejidad de las determinaciones. 2011. 59 . In: Escudero C. Significado que dependerá de sus experiencias y sus propias historias. siendo característico el devenir y el cambio. Cuestionarios que son cumplimenta- dos por los padres y/o los maestros del niño. 41/42: 83-110. Nadie mejor que él para mostrarnos quién es y qué le pasa devolviéndole la palabra. Las pruebas estandarizadas nos hablan más de las angustias de los adultos respecto a los niños que no se adecuan a sus expectativas. Torras E. en lugar de pensar en lo que puede haber. 2013. Intervenciones en la clínica psicoanalítica con niños. Neuropsiq. Blinder C. Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas de México. Es posible que representar mediante números la experiencia humana aporte esa apariencia pseudocientífica que padres y profesionales necesitan para creer en lo que se ve. Barcelona: Crítica. de lo qué consideren normal o patológico23. Knobel J y Siquier M. comp. La clínica psicoanalítica con niños. El objetivo del proceso psicodiagnóstico es entender cuáles son las causas de sus dificultades. Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. Balanza P. Niños y adolescentes. qué conflictivas expresa y a quiénes incluye. Manual del Residente en Psicología Clínica. sin que sus resultados sean decisivos para el diagnóstico. Cuestionarios que. en los que se valoran conductas externas descontextua- lizadas de la historia del sujeto. 2006. SNAP IV). en muchas de las ocasiones. En la clínica infantil no hay que olvidar que nos encontramos frente a un psiquismo en estructura- ción. Ejemplos de tests construidos al amparo de los criterios del DSM. El desarrollo de la identidad en el tratamiento de niños pequeños. son calificados como instrumentos de verdad absoluta. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL sí mismo. a pesar de tener un carácter de cribado o screening. En Salud Mental deberíamos intentar descubrir cuál es el sufrimiento del niño. Madrid: Asoc. 17/18: 78-86. 2008. Madrid: Editorial Síntesis. BIBLIOGRAFÍA Beá N. 23.  Ver en: Janin B. son la SNAP IV para la detección del TDAH o la M-CHAT para la valoración del autismo. que de lo que realmente le pueda estar pasando al niño o de su sufrimiento. Bettelheim B. al que hay escuchar para entender su funcionamiento psíquico y sus manifestaciones de malestar. Janín B. 2012. con las dificultades que esto conlleva tanto para el niño como para sus padres. antes que identificar un trastorno psíquico o asignarle una etiqueta diagnóstica. de su imagen ya construida del infante. Navarro A. La entrevista clínica y el proceso psicodiagnóstico en Psicología Clínica II.143-56. Fernández de la Vega S. Tengamos presente que el niño debe ser el sujeto protagonista. Tests en los que no cabe cuestionarse qué significado atribuirán los adultos a cada uno de los comportamientos que han de valorar en el niño («a menudo tiene dificultad para ordenar sus tareas y actividades». Esp. No hay padres perfectos.

Mannoni M. Rev. 1986. 2007. El niño. Barcelona: Elsevier Masson. 6 60 . 6 (16): 86-94. Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. 39/40: 107-16. 41/42: 83-110. Esp. Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión. El ADHA y los diagnósticos en la infancia: la complejidad de las determinaciones. 2005. Neuropsiq. su «enfermedad» y los otros. Marcelli D. Asoc. Rev. Asoc. Mannoni M. 2006. La clínica en Salud Mental Infantil: La necesidad y el deseo en el que-hacer tera- péutico infantil. El estatuto clínico psicodinámico. Apuntes para una psicopatología infantil. La primera entrevista con el psicoanalista. 2003. Barcelona: Gedisa. Manzano J. 31 (110): 255-68. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Janín B. Cuadernos de Psiquiatría y Psicoterapia del Niño y del Adolescente. Esp. 1976. Neuropsiq. Pereña F. La evaluación psicopatológica estructural. Psicopatología del niño. 2011. Menéndez Osorio F.

en el ámbito de la salud mental. sanitarias o sociales. en distintas partes del mundo se ha venido valorando y aplicando la figura de la persona “experta por experiencia” o “par” (en el sentido de “igual”). y aún sin la debida regularización. Creemos que es inevitable que poco a poco surjan iniciativas que supongan alternativas que comprometan la participación de quienes cuentan con esta perspectiva “desde el otro lado”. el ejercicio profesional y con formación en distintas disciplinas afines al ámbito de la salud mental. del ámbito de la salud mental y otras áreas que la atravie- san. quienes atesoran conocimiento experiencial. Conscientes de la extrema relevancia del contexto. tanto de formación como de acompañamiento en las crisis o apoyo en los procesos de recuperación. Abordamos esta tarea con la intención de promover una formación de calidad y colaborar en una atención en salud mental como creemos y sentimos saber que debe ser: respetuosa con la experien- cia y las vivencias de las personas y sus derechos. amistades y familiares. que nace como un proyecto de autoempleo destinado a favorecer la puesta en práctica de los conocimientos adquiri- dos tras haber transitado por experiencias extremas. tantas veces olvidado. a partir del activismo y de diferentes experien- cias de participación. efectivamente. desde la práctica del activismo. En cuanto a la red de atención existente y en lo concerniente a las relaciones con otras entidades. visión. capaz de ofrecerles apoyo en su propio camino y proceso de recuperación. aunque todavía con timidez y desconocimiento por parte del mundo pro- fesional socio-sanitario y “a nivel de calle”. En base a las mencionadas 61 . trabajo y conocimientos. de “La Colectiva . Miguel “Bustión” Otero y Martín Téllez. Con mayor o menor éxito la evaluación de estas experiencias ha sido en general muy positiva. se fundamenta también en la demanda de nuevas alternativas y recursos. aportando para ello nuestra ilusión.Salud Entre Pares” Desde hace tiempo. nos gustaría sumar nuestras energías y lograr ser un catalizador más para la mejora del sistema. y en general de sufrimiento psíquico. Tras años de vinculación al ámbito de la salud mental. tres personas con diagnóstico psiquiátrico ponemos en marcha “La Colectiva – Salud Entre Pares”. En nuestro país también comienza a desarrollarse esta figura. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL “LA COLECTIVA – SALUD ENTRE PARES”: MANOS A LA OBRA DESDE LA EXPERIENCIA Patricia Rey Artime. que nos hemos ido encontrando en estos largos años de camino. Buena parte de estas formas de participación están recogidas en la Guía PARTISAM. inusuales. públicas o privadas. estas experiencias pueden ser de utilidad tanto a la hora de realizar cualquier tipo de intervención. La existencia de “La Colectiva . como para mejorar las prácticas y garantizar el cumplimiento de los derechos humanos en salud mental. que hemos detectado a través de la escucha y el diálogo entre personas de nuestro colectivo y/o pro- fesionales.Salud Entre Pares”. apostamos por un enfo- que social y comunitario. Partimos para ello de la certeza de que. haciendo hincapié en aquellas que habitualmente se contienen en la etiqueta de “trastorno mental grave”.

en la medida de lo posible... sin ponernos límites en cuanto a otras que puedan surgir. universidades. inquietudes amplias. facilitaciones y talleres a medida de los grupos o entidades que nos las soliciten. se han formado en campos como la intervención social. Este esbozo se concreta en varias líneas de trabajo definidas hasta ahora y que pretendemos desa- rrollar. según la revisión de literatura “Personas con enfermedad mental grave que forman a profesionales de la Salud Mental” . también ofreceremos acciones formativas. colegios y asociaciones profesionales. 6 Nos situamos. Familiares que quieran comprender o profundizar en las perspectivas “en primera persona”. propuestas y proyectos que compartan nuestra visión y valores. Personas que pertenezcan a nuestro colectivo diverso mental. Con los objetivos de calidad y transversalidad. a través de recursos formativos y propuestas pro- pias. Uno de nuestros principales intereses en este campo es contribuir en la medida de nuestras posibili- dades al avance. pretendemos ser permeables a personas. Parachute NYC. en el cual se ofrecen servicios que parten de una filosofía idéntica. a menudo con especialización en la propia rama de salud mental. una formación adecuada al empeño. Son aquellos a los que nos referimos como “perfiles dobles” y que en algunos casos son triples. tenemos un ojo puesto en un proyecto en EEUU. con el trabajo de una mayoría de pares y un porcentaje mínimo de profesionales. Aunque nuestro objetivo más obvio es la atención social y sanitaria. entidades del tercer sector. Creemos que todo este capital humano puede contribuir añadiendo un valor inestimable a la hora de trabajar en las necesidades del colectivo de personas que se enfrentan al sufrimiento psíquico y queremos tenerlo presente como piedra angular de las actividades de “La Colectiva”. irán encaminadas a la consecución del logro de objetivos que consideramos prioritarios como puede ser el cese de la aplicación de las “contenciones mecánicas”. la sanidad. muchas esperanzas y creemos que “está todo por hacer”. estimular la creación de empleo para nuestro colectivo sabiendo lo mucho que tiene que aportar. en los grados más altos de implicación de pares en esta tarea. para lo que resulta necesaria más allá de otros recursos. Formación Dirigida a: Personas que trabajen en el sector de la salud mental sea en contextos sanitarios o sociales. la psicología u otros. En este aspecto. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL experiencias de participación y el valor del saber en primera persona. han ejercido o ejercen el cuidado y apoyo de familiares próximos. por lo que algunas de las acciones formativas en las que nos centraremos principalmente. ya que además de ser profesionales y personas con diversidad mental. una riqueza que actualmente multiplica el número de personas que además de haber supe- rado experiencias de sufrimiento psíquico. el cambio y la mejora de los dispositivos de salud mental. pues tenemos intereses diversos. Deseamos. incluimos a todo colectivo y entidad cuyo trabajo se relacione con el sufrimiento psíquico. 62 . tengan o no perfil múltiple de pro- fesional o familia cuidadora.

sea en ámbito de prevención. Un acompañamiento de este tipo se puede configurar de forma individual y grupal. Dirigidos a personas que trabajan en el ámbito de la salud mental. que compartirán y debatirán sobre su práctica cotidiana. Grupos de Reflexión Para Las Buenas Prácticas En Salud Mental. precedido de una charla sobre los grupos de apoyo mutuo y su rela- ción y beneficios para la recuperación. la toma de sus propias decisiones. se añade un elemento de empatía y conocimiento íntimo que puede facilitar la aparición de los recursos de la persona para afrontar las barreras con las que se encuentra. Acompañamiento Entre Pares Pensado para la atención y apoyo a la persona y su contexto social y familiar inmediatos. por lo que aprovechamos para agradecer la buena acogida y el interés que está susci- tando “La Colectiva”. diseñamos este taller que proporcionará los materiales y las herramientas necesarias. mediante la que ofreceremos la cualificación para llevar a cabo las tareas de las que se ocupa esta figura que esperamos contribuir a potenciar. para conocer y aprender a hacer efectiva la garantía de nuestros derechos. ofreceremos varios talleres y formaciones con diferentes temáticas: Voluntades anticipadas. apoyo o reinserción. crear y gestionar este documento. en el que las participantes podrán conocer. Creación y Facilitación de GAM. inquietudes y necesidades planteadas por las personas participantes. Hasta aquí. El vínculo es el núcleo fundamental del acompañamiento y se apoya en la participación y la autonomía de la persona. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Acciones Formativas Específicas Para El Colectivo Con Diversidad Mental: Destinados exclusivamente a personas diagnosticadas por la psiquiatría o con experiencias de sufri- miento psíquico. en su propia casa y en los espacios públicos de su comunidad. así como los recursos y habilidades para afrontar la creación y facilitación de grupos de apoyo mutuo. 63 . Cabe mencionar que estos equipos de acompañamiento entre pares cuentan a su vez con supervisión de personas expertas. precisa también de apoyos que afortunadamente estamos recibiendo. En estos grupos los contenidos se articulan en torno a los aportes. El equipo de acompañamiento con la participación de pares se ve pues beneficiado de la visión “desde dentro”. Agentes de Apoyo Mutuo. pensamos que nuestro proyecto requiere de mucho más que esfuerzo y entusiasmo y de un ejercicio de autoevaluación permanente que nos hemos propuesto sostener con la esperanza de que lo que hacemos resultará de utilidad. El objetivo de estos grupos es analizar las prácticas profesionales para la mejora de estas en general y para adecuarlas al cumpli- miento de los derechos de las personas. en las situa- ciones comunes en las que son susceptibles de ser vulnerados. Derechos. Al acompañamiento entre pares.

que afrontar el compromiso y la tarea que supone poner en pie un proyecto como el que hemos expuesto en estas líneas. Esperamos encontrar las fórmulas para crecer y perseverar en nuestra intención de prestar un servicio a la comunidad. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL Creemos que nuestra iniciativa puede permitirnos trabajar y vivir de forma digna y a través de una actividad significativa en un campo que nos apasiona y en el que hemos decidido volcarnos por com- pleto. que esta apuesta es coherente con nuestra trayectoria individual y colectiva. un regalo inestimable. cooperando a propiciar un cambio cultural que permita afrontar de una forma más humana el malestar psíquico y que se traslade en la consecución de una igualdad real de derechos para las personas que han vivido o viven con esta particular forma de estar en el mundo. pues nada más coherente con nuestra labor activista nos parece en este momento. 6 64 . Deseamos con toda nuestra fuerza ver y vivir estos avances y que otras muchas personas puedan ver mejorada su situación. Poder realizar nuestra humilde aportación para su materialización. tan válida y respetable como todas las demás. colaborando en la construcción de tejidos sanos y ayudando a la trans- formación social. Y aún más allá. es también.

que muestran un cambio sustancial en las tradiciones peni- tenciarias. en plena eclosión psicótica. simultá- neamente. actividad literaria …). con- diciones duras de vida diaria. hace algo más de 14 años. 2. La paciente fue declarada inimputable. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL MIENTRAS TANTO EN LA PRENSA: CONTROVERSIAS JUDICIAL-PENITENCIARIAS Y “LA CUESTIÓN DE LO MENTAL” Mariano Hernández Monsalve Sin que se hubieran ido del todo (nunca se van del todo). tristemente célebre por el brusco episodio de turbulenta y totalmente imprevista agresividad. Volveremos sobre ello en otro momento.. Debemos insistir. y de algunos medios empleados para propiciar su recuperación ( salidas supervisadas con progresiva duración de las mismas. nunca habría necesitado un ingreso tan prolongado. vuelven las controversias judicial-peni- tenciarias y “la cuestión de lo mental” a las primeras páginas en la prensa.. aprovechando al máximo todas las opor- tunidades del sistema para propiciar actividades en pro de la salud de la paciente. desde el mero control conductual hacia la aceptación del compromiso con la recupera- ción de la paciente (aun en un medio tan inhóspito – quien no haya visitado el Hospital Psiquiátrico Penitenciario de Fontcalent ( Alicante). De modo que entre la información disponible quiero centrarme en algunas apreciaciones: 1. a la que nos tienen. En estos últimos días. que protagonizó en el hospital en que trabajaba como MIR de Reumatología. parece que ha predominado  esa mirada sen- sacionalista. M. por lo que no se le imponía pena. demasiado acostumbrados. y 3 de junio 2017). no consumidora de drogas etc. 29 y 30 de mayo. y no razones clínicas. a juzgar por los resultados. generando “opinión pública” con información difusa?) sobre su incredulidad acerca de la “curación”. sino “medida de seguridad” consistente en el seguimiento del necesario tratamiento. No les prestaré ahora mayor atención a esos aspectos. con gusto por el morbo y el espectáculo. con ocasión del anuncio de posible próxima salida del hospital penitenciario de N. y en particular el pabellón de mujeres – hacinamiento. Aunque sin haber podido seguir la noticia en todos los medios en que ha aparecido. estudios que ha realizado durante el internamiento. respetuosos con la compleja legalidad que regula la estancia en esos centros (juzgado de vigilancia penitenciaria). Pero me parece importante señalar ahora algunos otros indicadores que nos informan de las cuestiones de fondo (El Pais. con buena adaptación psicosocial previa. En varios medios se recoge la opinión de fami- liares de las víctimas (¿y acaso también del periodista. Me consta que han sido años duros y. y 65 . la remisión de síntomas y la recuperación personal de quien ha padecido una psicosis es posible. Sabemos que un episodio psicótico grave en mujer joven. con resultado de tres muertes y varios heridos. las circunstancias asociadas a la “alarma social”. La relevancia de lo que a todas luces parece ser una buena evolución del problema (¡¡¡aun- que tras 14 años de evolución!!! ). explican ese interna- miento tan prolongado. desafortunadamente. ni siquiera una parte decimal del mismo. con un excelente trabajo rea- lizado por el equipo de profesionales del hospital. alentando ciertos ecos. Y siendo.no se puede hacer una idea).

 ¿Puede ser el momento de reconsiderar las propuestas de la Justicia Restaurativa. ¿cabe pensar en un acercamiento desde el espec- tro de lo empático. algún tipo de perdón? Uno quiere pensar que sí. cabría. Otra cosa es que no siempre se alcance en su máximo expresión. no desde luego por los del resentimiento hacia quien en su momento actuó víctima de una situación reconocida como de “enajenación”. y de otor- gar. 6 66 . solo en el libre ejercicio de la generosa libertad humana. en ciertas ocasiones. Y otra cosa es – y ¿cómo no?. Otra cosa bien es distinta es reconocer la dificultad de los familiares de las víctimas en sentir consuelo por el daño recibido en su momento. biográficos. con las garantías oportunas. Y por último. 3. o imposición alguna. Las consideraciones éticas deberían primar sobre el comprensible objetivo de incremento de audiencias o lectores. Nos informan de que se dan todas las circunstancias para pasar a tratamiento en régimen ambulatorio. algo que escapa a los trámites.la predicción acerca del riesgo de reincidencia. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL forma parte de las expectativas realistas de todo proyecto terapéutico. en cualquier caso. parece necesario volver a señalar que los medios de comunicación deben ser más cuidadosos en el tratamiento de temas tan delicados y sensibles como éste. pero es. de ponerse en el lugar del otro?. ¿cabe atisbar la posibilidad de pedir.  incertidumbres o miedos. tener en cuenta el res- peto a la intimidad de todas las personas y tratar la información de modo que no generen más insegu- ridades infundadas. Ahí la reparación posible habría de circular por otros caminos. merecen toda credibilidad. y sin riesgo apreciable de reincidencia. incrementando así el grave estigma social con el que ya cargan las personas con diagnóstico de enfermedad mental. las conclusiones de los profesionales que han hecho estimación del riesgo de reincidencia. 4.  psicopatológicos). También aquí merece la pena un comentario: sin cono- cer los aspectos técnicos (detalles clínicos. entre perpetrador y víctima?  Ante unos efectos irreversibles tan duros. normativa. que propone el acercamiento. burocracia. de trascendente importancia.

Irán informando próximamente en su web. que tendrá lugar en Córdoba. Sujet_s a lo social. Además nos recuerdan su espacio de reunión mensual del que informan periódicamente en su blog. en Madrid. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL MIENTRAS TANTO EN LA AEN La sección de Derechos Humanos prepara una junta para principios de 2018. Os mantendremos informados en próximos números. Recuerda que aquí tienes algunas mues- tras de su trabajo. que a buen seguro darán mucho que hablar. Participarán también en el Congreso Europeo de la AEPEA el próximo abril en Bilbao y continúan poniendo en marcha una encuesta para profesionales acerca de la realidad asistencial en su campo. cuya temática se vertebrará en torno a los cuidados. A su vez. la sección de Neurociencia clínica ha llevado a cabo sus jornadas “Claves de evaluación e intervención en Neurociencia clínica” los días 16 y 17 de octubre. La Asociación Madrileña de Salud Mental prepara sus próximas jornadas para primavera de 2018. lo psicosocial. La Asociación Galega Saúde Mental organiza el 27 de octubre en Pontevedra sus III Xornadas bajo 67 . en las que mantienen su propuesta de que los grupos terapéuticos sean la herramienta terapéutica de elección en los servicios públicos para la mayoría de las psicopatologías. La Sección de salud mental Infantojuvenil se encuentra muy activa. por otra mantienen grupos de trabajo conjuntos con Sepypna en torno a Hospitales de día y salud mental perinatal. Durante las jornadas se pudo debatir sobre los factores terapéuticos. Otra sección muy activa es la de Historia. donde renovarán su junta directiva y prepararán las actividades del próximo año. la aplicabilidad de la psicote- rapia de grupo a las diversas patologías. por una parte preparan su ponencia sobre salud mental perinatal para el Congreso de la AEN de 2018. Si tienes interés en colaborar con la sección ¡es un momento espléndido para acercarte! Por su parte la Sección de Psicoanálisis acaba de retomar su actividad y comienza a preparar sus jornadas de 2019. lo multimodal. Basando su programa en las disec- ciones de caso desde distintas perspectivas (el síntoma. el sujeto) han dotado de múltiples puntos de vista su análisis sobre la evaluación. Pronto podrán dar más detalles de contenido y fecha exacta pero mientras tanto podemos seguir el proyecto en su página y en las redes sociales habilitadas: Facebook y twitter. La sección de Psicoterapia de grupo está también muy activa y el pasado 5-6 de octubre realizó sus primeras jornadas. sobre el equipo en la institución y sobre el grupo familiar y los grupos multifamiliares. que prepara sus XI Jornadas para la segunda quin- cena de octubre de 2018. Muy pronto encontraréis también en su canal de vídeo las conferencias de las pasadas jornadas estatales. Por otra parte las autonómicas se encuentran también inmersas en actividad. Además de las jornadas nos recuerdan su espacio clínico “Pensando en común lo grupal” al que os animan encarecidamente a participar.

Mª Mar Soler DE HOSPITALES DE DÍA Enviar los justificantes de pago por correo Sánchez. BANCARIA COMITÉ CIENTÍFICO TITULAR: Asociación Española de Neuropsiquiatría Sección de Hospitales de Día de la AEN. Consultas para información: 636. auxiliares. 28801 prioridad se establecerá por orden de inscripción. psicólogos clínicos. enfermería. Josefina Mas Hesse. INTERCAMBIO DE MIRADAS para que desde las titulación y Centro de Trabajo a: perspectivas de los usuarios. Las jornadas tienen como objetivo tratar la temática de salud mental perinatal desde la perspectiva profesional y de los programas de fuera y dentro de Asturias. enfermeros.99 HOSPITAL DE DÍA: DIRIGIDA A (Secretaría AEN) Psiquiatras. personal en ACREDITACIÓN DOCENTE MIRADAS formación (MIR. También han organizado unas Jornadas de Salud mental perina- tal de 14 horas de duración que tendrán lugar en Gijón el 17 y 18 de noviembre. Miguel Nº CUENTA: ES58 0075 0080 13 0600873650 X JORNADAS NACIONALES Martínez Hernández. AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL el nombre “O sufrimento psíquico: malestares e expresións psicopatoloxicas”. Dispones de infor- mación detallada sobre ambas en su excelente página web. terapia ocupacional y trabajo social. OBJETIVO DE LAS JORNADAS FORMALIZACIÓN INSCRIPCIÓN Y Se tendrá como eje vertebrador el Modelo de COMUNICACIONES recuperación.com podamos compartir y reflexionar en torno al Asunto: Jornadas HD Madrid / Comunicaciones proceso de recuperación. Organiza también la I Xornada Galega sobre traballo social e saúde mental “Relegados á condición de infra-cidadáns: novos desafíos en saúde mental” que tendrán lugar el próximo 24 de noviembre en Vigo. La Asociación Asturiana de Neuropsiquiatría y Salud Mental a su vez ha organizado un curso de for- mación en dolor crónico el día 21 de octubre en Gijón. destinado a profesionales de la salud y a estudiantes de medicina. derechos violados” el próximo 10 de noviembre en Burgos. así como el papel del Hospital de Día en la red de Salud Mental en PAGO POR TRANSFERENCIA relación a dicho proceso. La Asociación Castellano Leonesa de Salud Mental está a punto de realizar sus XVI Jornadas “Deberes incumplidos. las familias y la multidisciplinariedad de los profesionales. electrónico. ALCALÁ DE HENARES MADRID 6 68 . Mª Carmen Masferrer CONCEPTO: Inscripción Jornadas HD Herrera. paradigma que ofrece un Enviar correo electrónico indicando nombre. jornadashd2017@gmail.72. IV JORNADAS COLABORADORES INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES DE HOSPITALES DE DÍA DE LA AEN Hasta el 6 de A partir del 6 Octubre de Octubre Socios AEN 30 € 50 € 3 y 4 DE NOVIEMBRE DE 2017 No socios 50€ 70 € CASA DE SOCORRO DE ALCALÁ DE HENARES Plazas limitadas por cuestión de espacio. derechos y aspectos Jornadas HD Madrid éticos a tener en cuenta. PIR. David Núñez Palomo. ENTIDAD: Banco Popular Compuesta por: José Luis López Atienza.55. INTERCAMBIO DE terapeutas ocupacionales. 13. EIR) y otros profesionales del Acreditación docente solicitada por la ESMAEN área de salud mental que trabajen en hospital de día o estén interesados en ellos. con un claro perfil experiencial y multidis- ciplinar. la C/ SANTIAGO. psicología. Paz Flores Martínez.

VII Jornadas de Jóvenes Profesionales de la Salud Mental: La revolución delirante (avalado como Excelente) . AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL ACREDITADOS POR LA ESMAEN La Escuela de Salud Mental de la AEN evalúa según unos criterios estandarizados la calidad de las actividades organizadas dentro y fuera de la AEN. Curso de Formación en Psicopatología y Psicoterapia de Niños y Adolescentes (3o Curso – 2o Profundización) 2017-2018 (avalado como Excelente) . Curso de Formación en Psicopatología y Psicoterapia de Niños y Adolescentes (2o Curso – 1o Profundización) 2017-2018 (avalado como Excelente) . Jornadas Claves de Evaluación e Intervención en Neurociencia Clínica (avalado como Suficiente) . Jornadas La psicoterapia de grupo en los Servicios de Salud Mental (avalado como Excelente) . Recientemente han sido acreditados los siguientes cursos. Jornadas de Salud Mental Perinatal: intervenciones. Puedes consultar cómo solicitar la evaluación y los criterios aquí. Curso de Formación en Psicopatología y Psicoterapia de Niños y Adolescentes (1er Curso) 2017- 2018 (avalado como Excelente) . I International Conference on Deaf People and Personality Disorders: The Need for a Careful Diagnostic Process and Special Treatment Facilities (avalada como Correcto) . jornadas y actividades: . iniciativas y experiencias (avalado como Excelente) 69 .

AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL EN NÚMEROS ANTERIORES… Si te perdiste las entregas previas del boletín semestral puedes encontrarlos aquí Boletín nº1. noviembre 2016 Boletín nº3. de junio de 2017. abril 2016 Boletín nº2. abril 2017 Y no olvides también consultar el boletín de comunicaciones libres de las Jornadas Sujet_s a lo social. 6 70 .

AEN ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE NEUROPSIQUIATRÍA PROFESIONALES DE LA SALUD MENTAL 71 .

A E N ASOCIA DE NE U C R I O Ó P N S E I S Q P U A I Ñ A O T R L Í A A .