Está en la página 1de 28

Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

CAPITULO III
SISTEMAS DE ALCANTARILLADO

El diseño de un sistema de alcantarillado requiere el conocimiento de los principios de hidráulica que se


aplican al escurrimiento de los líquidos en conductos sin presión cerrados o abiertos, es decir que las aguas
residuales escurren dentro de las alcantarillas por gravedad. Sin embargo en algunos casos y dependiendo de
algunas condiciones topográficas pueden utilizarse eventualmente sistemas a presión por tramos cortos.

Los principales factores que afectan al flujo de aguas residuales son:

1. Pendiente del tubo.


2. Área de la sección transversal.
3. Rugosidad de la superficie interior de la conducción.
4. Condiciones de flujo. (parcialmente lleno, permanente)
5. Naturaleza, peso específico y viscosidad del líquido.

La finalidad de este capítulo es discutir las relaciones de estos factores y los principios fundamentales de la
mecánica de fluidos aplicada a la medida de flujo y al proyecto de alcantarillas.

Antes de describir los fundamentos del flujo en tuberías, se efectuará un glosario para su mejor
conceptualización

3.1 Definición de términos1.

a) Flujo a superficie libre y flujo a presión. El flujo de un líquido en una tubería puede ser con superficie
libre o bajo carga, lo que depende de sí la conducción fluye llena o no. Para un flujo con superficie libre en
tubería deberá existir una superficie de liquido sometida a presión atmosférica. La figura 3.1 presenta
esquemáticamente una comparación del flujo en un canal y en un conducto.

b) Línea piezométrica. La línea piezométrica, mostrada en la figura 3.1 es la línea que conecta los puntos a
los que el líquido puede subir en distintos lugares a lo largo de la tubería o conducción, si se insertasen tubos
piezométricos. En el caso de agua que fluye por un canal, contrariamente a lo que ocurre con el flujo en una
conducción bajo carga, la línea piezométrica corresponde con el perfil de la superficie de agua, solo en caso
de flujo uniforme.

Línea de hL hL
V12 energía V12 Línea de
2g 2g energía
V22
Línea 2g
piezomética Línea de agua V22
2g
Y1 Y1
Tubo
Piezométrico Y2

Eje de la Solera del canal Y2


tubería

Z1 Z2 Z1
Z2
Referencia Referencia

Flujo en tubería Flujo en canal


Figura 3.1 Comparación del flujo en tubería y en canal

1
Ingeniería de aguas residuales, Metcalf &Eddy

23
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

c) Línea de energía. La energía total del flujo en cualquier sección respecto a una referencia dada es la suma
de la altura de elevación Z, la altura de carga correspondiente y la altura de presión dinámica V2/2g. La
evolución de la energía de sección en sección se presenta generalmente por una línea llamada línea de energía
o gradiente de energía. El término hL representa la pérdida de carga entre las secciones 1 y 2.

d) Energía específica. La energía específica E, a veces llamada altura de carga específica, es la suma de la
altura piezométrica y la altura de presión dinámica V2/2g medida con respecto al fondo del canal. El concepto
de energía específica es especialmente útil en el análisis de flujos en canales.
La relación entre energía específica y la altura para un caudal constante se ilustra en la figura 3.2a que
generalmente se conoce como diagrama de energía específica. La relación entre la altura y descarga para
energía específica constante se llama curva q o curva de Koch y se muestra en la figura 3.2b.

q constante E, constante
Calado

subcrítico
supercrítico
Emin subcrítico
2
supercrítico Yc = E
2 3
Yc = Emin
3
Energía específica, E caudal unitario, q

a) b)

Figura. 3.2 a) Diagrama de la energía específica, b) Curva q o de Koch

e) Flujo permanente. Dicho flujo tiene lugar cuando la descarga o caudal en cualquier sección transversal es
constante.

∂h ∂A ∂Q
=0; =0; =0
∂t ∂t ∂t

f) Flujo uniforme y no uniforme. Existe flujo uniforme cuando la profundidad, área de la sección transversal
y otros elementos del flujo son constantes de sección a sección. Existe flujo no uniforme cuando la pendiente,
área de la sección transversal y velocidad, cambian de una sección a otra. Un ejemplo de flujo no uniforme
permanente es el que atraviesa un tubo Venturi para medidas de caudal.

∂h ∂A ∂Q
=0; =0; =0 Flujo uniforme
∂x ∂x ∂x

g) Flujo variado. El flujo de un canal se considera variado si la altura de agua cambia a lo largo del canal. En
general, el flujo puede ser gradualmente variado (GVF) o rápidamente variado (RVF), como muestra la figura
3.3. El flujo rápidamente variado tiene lugar cuando la profundidad cambia bruscamente.

24
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

RVF GVF RVF GVF RVF GVF RVF

Superficie
libre del
líquido Resalto
hidráulico Flujo sobre
el
Compuerta vertedero

Contracción bajo
la compuerta

Figura 3.3 Esquema de definición del flujo variado

3.2 Fundamentos del flujo en tuberías

El análisis del flujo tanto en canales como en conducciones cerradas se basa en una adaptación de tres
ecuaciones básicas de la mecánica de fluidos:

- La ecuación de continuidad.
- La ecuación de la energía.
- La ecuación de la cantidad de movimiento.

3.2.1 Ecuación de continuidad

Esta ecuación expresa la continuidad del flujo a través de las distintas secciones en un tubo de
corriente. De acuerdo con el principio de conservación de masa y para un escurrimiento continuo, si
no hay aportes ni extracciones en el tramo en estudio, el gasto que pasa por la sección A1, es igual al
gasto que pasa por la sección A2.

De acuerdo con la figura 3.4, la expresión será:

ρ1 ⋅ A1 ⋅V1 = ρ 2 ⋅ A2 ⋅ V2 ( 3.1 )

Donde:
ρ = densidad. Kg/m3
A = área de la sección transversal m2
V = velocidad media de la sección en m/s.

Si el fluido es incompresible, entonces ρ1 = ρ2, entonces:

Q = A1 ⋅V1 = A2 ⋅V2 ( 3.2 )

Donde: Q = gasto en m3/s

25
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

V2
ρ2
P2
A2

A1
Tubo de Corriente

V1
ρ1
P1

Figura 3.4 Flujo a través de un volumen de control de tubo de corriente

3.2.2 Ecuación de la energía

Un fluido puede poseer cuatro tipos de energía:

! Energía de presión Ep,


! Energía cinética Ev,
! Energía potencial Eq, y
! Energía interna o térmica Ei.

Si Em representa la energía mecánica transferida al fluido o desde él ( por ejemplo, por una bomba,
ventilador, o turbina), y Eh representa la energía calorífica transferida al fluido o desde él ( por
ejemplo, en un intercambiador de calor), la aplicación de la ley de conservación de la energía entre
los puntos 1 y 2 de la figura 3.5 proporciona la siguiente ecuación:

(E p + Ev + Ei )1 ± Em ± Eh = (E p + Ev + Eq + Ei )2 ( 3.3 )

Eh
Em

V2
A2
P2
V1 ρ2
A1
P1
ρ1
Z2

Z1

Referencia

Figura 3.5 Esquema de definición para la ecuación de la energía

26
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

La expresión general para un fluido conforme a la ecuación 3.3 puede escribirse en la forma:

2 2
P1 V P V
+ α1 ⋅ 1 + Z1 ± Em ± Eh = 2 + α 21 ⋅ 2 + Z 2 + hL (3.4 )
γ 2g γ 2g

En la ecuación 3.4 α1 y α2 representan los factores de corrección (coeficiente de Coriolis) de la


energía cinética. Para flujo turbulento en tuberías, el valor de a oscila por lo general entre 1.01 y 1.1.
En la práctica α es igual a 1 debido a que se asume que la velocidad en el tubo es única2.

La pérdida de carga hL entre los puntos 1 y 2 de la figura 3.5 es igual a Ei,1 – Ei,2. Si el fluido en
cuestión es ideal (sin fricción) y no hay transferencia de energía mecánica o térmica, entonces la
ecuación 3.4 se reduce a:

2 2
P1 V1 P V
+ + Z1 = 2 + 2 + Z 2 ( 3.5 )
γ 2g γ 2g

Que es la forma conocida de la ecuación de Bernoulli para un fluido incompresible. La aplicación de


la ecuación de la energía o ecuación de Bernoulli al flujo en tuberías se puede ver en la figura 3.6.

La ecuación de la energía, para el intervalo comprendido entre los puntos 1 y 2 sería:

2 2
P1 V1 P V
H= + + Z 1 = 2 + 2 + Z 2 + hL 1− 2 3.6 )
γ 2g γ 2g

V2 =0 V1 2 V2 2
2g 2g 2g

hL1 - 2
Línea de
energía
Línea
P1
piezométrica
γ
H=h hL3 - 4
P2
γ
Tubería V 2 salida
Depósito 2g
Z1
Z2
Z5
Referencia
1 2 3 4 5

Figura 3.6 Esquema de definición para la aplicación de la ecuación de la energía en una tubería

2
Manual de Hidráulica “Azevedo Netto”

27
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Aunque el anterior análisis es siempre aplicable, no se usa por lo general para la solución de
problemas de flujos de aguas residuales dada la compleja naturaleza de los cálculos que intervienen.

3.2.3 Ecuación de la cantidad de movimiento

La cantidad de movimiento que atraviesa el área A1 en un tiempo dt es igual a:

(Masa transferida a través de A1) V1 = (ρ1 V1A1 dt) V1 ( 3.7 )

y tiene la dirección de V1. Modo análogo, el momento a través de A2 es igual a:

M2 = (ρ 2 V2 A2 dt) V2 ( 3.8 )

Por tanto, la variación de cantidad de movimiento entre A1 y A2 en un tubo de corriente es igual a:

∆M = (ρ 2V2 A2 dt )V2 − (ρ1V1 A1dt )V1 ( 3.9 )

La ley de conservación de la cantidad de movimiento puede expresarse como:


Fuerza neta aplicada = variación temporal de la cantidad de movimiento o bien:

∑F =
(ρ 2V2 A2 dt )V2 − (ρ1V1 A1dt )V1 ( 3.10 )
dt

En la ecuación 3.10, ΣF es la fuerza neta sobre la masa del fluido entre los puntos 1 y 2. de la figura
3.4.

3.3 Ecuaciones de flujo


Con la finalidad de salvar las dificultades que existen en la aplicación del principio de energía a la solución de
los problemas de flujo de tuberías se han propuesto una serie de fórmulas. Algunas tienen una base racional;
sin embargo, la mayoría de ellas son generalmente empíricas. Se aplican al flujo uniforme permanente y sólo
toman en cuenta las pérdidas por rozamiento.

Para lograr la relación de la velocidad con la pendiente y el radio hidráulico, mediante trabajos experimentales
en el año 1775, el investigador CHEZY propuso la siguiente expresión:

V = C ⋅ Rh ⋅ S (3.11)

Donde: V = Velocidad media en m/s,


Rh = Radio hidráulico en m.
S = Pendiente en m/m.
C = Coeficiente de Chezy.

A partir la expresión 3.11 varios investigadores lograron determinar el valor del coeficiente C que depende
del radio hidráulico y la pendiente y principalmente de las características, naturaleza y estado de las paredes
de la alcantarilla. Entre los valores más destacados para el coeficiente de rugosidad tenemos:

28
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Según Manning:
Rh (1 / 6 )
C= ( 3.12 )
n
Según Kutter (Fórmula simplificada de Ganguillet, Kutter para S=0.001)

100 ⋅ Rh
C= ( 3.13 )
m + Rh

Según Bazin:
87 ⋅ Rh
C= ( 3.14 )
γ + Rh

Los coeficientes promedios m, n, γ para el cálculo de alcantarillas o conductores diversos se indican


en la tabla siguiente:
Tabla 3.1 Coeficientes de rugosidad

Manning Kutter Bazin


Material
(n) (m) (y)

Tubos de concreto simple 0.013 0.30 0.22


Tubos de arcilla vitrificada 0.013 0.30 0.20
Tubos de asbesto cemento 0.013 0.10 0.16
Tubos de hierro fundido 0.012 0.20 0.14
Canales de mampostería de ladrillo 0.015 0.50 0.30
Canales de mampostería de piedra cortada 0.017 0.70 0.69
Canales de tierra 0.025 1.50 0.69

Fuente: Ingeniería Sanitaria “Guido Capra”

De las fórmulas anteriores, la más recomendable por su sencillez y los resultados satisfactorios que
dio su aplicación en alcantarillas, colectores, canales de dimensiones grandes y pequeñas es la
fórmula de Manning. Por tanto reemplazando en la ecuación 3.11, el valor de C (ecuación 3.12) se
tiene:

1
V= ⋅ Rh 2 / 3 ⋅ S 1 / 2 ( 3.15 )
n
En función al caudal:

A ⋅ Rh 2 / 3 ⋅ S 1 / 2
Q= ( 3.16 )
n

Donde: Rh = Radio hidráulico ( m)


S = Pendiente ( m/m)
A = Area de la sección transversal( m2)
n = Coeficiente de Manning.

29
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

3.3.1 Flujo en conductos cerrados

3.3.1.1 Flujo en tuberías con sección llena

En el diseño de conductos circulares, se utilizan tablas, nomogramas (ver Anexo 3.1 ) o


programas de computadora, utilizando las ecuaciones 3.18 y 3.20, los mismos están basados
en la fórmula de Manning y relacionan la pendiente, diámetro, caudal y velocidad
Para tuberías con sección llena el radio hidráulico es:

D
Rh = ( 3.17 )
4
donde:
D = diámetro en m.

Sustituyendo el valor del radio hidráulico Rh en la ecuación 3.15, la fórmula de Manning


será:

0.397 2 / 3 1 / 2
V= ⋅D ⋅S ( 3.18 )
n
En función al caudal: con Q = V A ( 3.19 )

Donde:
Q = Caudal (m3/s)
A = Area de la sección circular (m2)

0.312 8 / 3 1 / 2
Q= ⋅D ⋅S ( 3.20 )
n

3.3.1.2 Flujo en tuberías con sección parcialmente llena

En los sistemas sanitarios y pluviales, las alcantarillas circulares se proyectan para funcionar
a tubo parcialmente lleno.

En la aplicación común de diseño, con un caudal conocido, y seleccionados el diámetro y la


pendiente se debe determinar las relaciones hidráulicas reales (velocidad y profundidad de
escurrimiento) con la finalidad de controlar el régimen de la transición (pozos de visita) y
asegurar velocidades de arrastre adecuadas.

Durante el diseño del sistema, normalmente se conoce la relación entre el caudal de diseño y
el caudal a tubo lleno (q / Q) y se desea hallar la relación entre la velocidad real y la
velocidad a tubo lleno (v / V). La solución a este problema no es directa, pero se puede
obtener en forma sencilla del diagrama mostrado en la figura 3.7, así como en la tabla 3.2.

Las fórmulas empleadas para la elaboración de los diagramas y la tabla, están descritos en el
Anexo 3.2.

30
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Tabla 3.2 Propiedades hidráulicas de la sección circular


Relación q/Q 0.00 0.01 0.02 0.03 0.04 0.05 0.06 0.07 0.08 0.09
v/V 0.00 0.326 0.398 0.448 0.488 0.522 0.551 0.576 0.599 0.620
d/D 0.0 0.00 0.072 0.099 0.119 0.137 0.152 0.167 0.179 0.191 0.203
rh / Rh 0.00 0.186 0.251 0.300 0.341 0.377 0.409 0.437 0.464 0.488
v/V 0.641 0.658 0.675 0.690 0.705 0.720 0.733 0.746 0.757 0.770
d/D 0.1 0.215 0.224 0.234 0.244 0.253 0.262 0.271 0.279 0.287 0.295
rh / Rh 0.513 0.533 0.555 0.573 0.592 0.611 0.627 0.644 0.659 0.675
v/V 0.781 0.792 0.802 0.813 0.822 0.831 0.840 0.849 0.858 0.866
d/D 0.2 0.303 0.311 0.319 0.326 0.334 0.341 0.348 0.355 0.362 0.369
rh / Rh 0.690 0.704 0.718 0.732 0.745 0.758 0.770 0.783 0.794 0.806
v/V 0.874 0.882 0.890 0.897 0.904 0.911 0.918 0.925 0.932 0.938
d/D 0.3 0.376 0.382 0.389 0.395 0.402 0.408 0.415 0.421 0.428 0.434
rh / Rh 0.817 0.828 0.839 0.850 0.860 0.870 0.880 0.890 0.900 0.908
v/V 0.944 0.950 0.956 0.962 0.968 0.974 0.979 0.985 0.990 0.995
d/D 0.4 0.440 0.446 0.452 0.458 0.464 0.470 0.476 0.482 0.488 0.494
rh / Rh 0.918 0.927 0.935 0.943 0.952 0.961 0.969 0.977 0.985 0.992
v/V 1.000 1.005 1.010 1.015 1.019 1.024 1.028 1.033 1.037 1.041
d/D 0.5 0.500 0.506 0.512 0.518 0.523 0.529 0.535 0.541 0.547 0.552
rh / Rh 1.000 1.007 1.015 1.022 1.029 1.036 1.043 1.049 1.056 1.062
v/V 1.045 1.049 1.053 1.057 1.061 1.065 1.068 1.072 1.075 1.079
d/D 0.6 0.558 0.564 0.570 0.576 0.581 0.587 0.593 0.599 0.605 0.611
rh / Rh 1.068 1.075 1.081 1.087 1.093 1.098 1.104 1.110 1.115 1.120
v/V 1.082 1.085 1.088 1.092 1.095 1.097 1.100 1.103 1.106 1.108
d/D 0.7 0.616 0.622 0.628 0.634 0.640 0.646 0.652 0.658 0.664 0.670
rh / Rh 1.125 1.131 1.135 1.140 1.145 1.150 1.154 1.159 1.163 1.167
v/V 1.111 1.113 1.116 1.118 1.120 1.123 1.125 1.126 1.128 1.130
d/D 0.8 0.677 0.683 0.689 0.695 0.702 0.708 0.715 0.721 0.728 0.735
rh / Rh 1.171 1.175 1.179 1.182 1.186 1.189 1.193 1.196 1.199 1.201
v/V 1.132 1.133 1.135 1.136 1.137 1.138 1.139 1.139 1.140 1.140
d/D 0.9 0.742 0.749 0.756 0.763 0.771 0.778 0.786 0.794 0.802 0.811
rh / Rh 1.204 1.206 1.209 1.211 1.212 1.214 1.215 1.216 1.217 1.217
Fuente: Elaboración propia

1.10
1.00
0.90
q/Q
0.80
0.70
0.60
d/D

0.50
0.40 rh / Rh
0.30
0.20
v/V
0.10
0.00
0.0 0.1 0.2 0.4 0.5 0.6 0.7 0.9 1.0 1.1 1.2 1.4
q/Q, v/V, rh/Rh

Figura 3.7 Diagrama de elementos hidráulicos en una sección circular

31
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

3.4 Clasificación de las aguas residuales.

De no existir las redes de recolección de las aguas residuales, se pondría en peligro la salud de las personas
debido al riesgo de enfermedades epidemiológicas y, además, se causarían importantes pérdidas materiales.
Las aguas residuales pueden tener varios orígenes:

1. Aguas residuales domésticas: Son aquellas provenientes de inodoros, lavaderos, cocinas y otros
elementos domésticos. Esta agua están compuestas por sólidos suspendidos (generalmente materia
orgánica biodegradable), sólidos sedimentables (principalmente materia inorgánica), nutrientes
(nitrógeno y fósforo) y organismos patógenos.
2. Aguas residuales industriales: Se originan de los desechos de procesos industriales o
manufactureros y, debido a su naturaleza, pueden contener, además de los componentes citados
anteriormente, elementos tóxicos tales como plomo, mercurio, níquel, cobre y otros, que requieren
ser removidos en vez de ser vertidos al sistema de alcantarillado.
3. Aguas de lluvia: Proveniente de la precipitación pluvial y, debido a su efecto de lavado sobre
tejados, calles y suelos, pueden contener una gran cantidad de sólidos suspendidos; en zonas de alta
contaminación atmosférica, pueden contener algunos metales pesados y otros elementos químicos.

3.5 Sistemas de alcantarillados

El sistema de alcantarillado consiste en una serie de tuberías y obras complementarias, necesarias para recibir
y evacuar las aguas residuales de la población y la escorrentía superficial producida por la lluvia.
Los sistemas de alcantarillado se clasifican según el tipo de agua que conduzcan, así:

1. Alcantarillado sanitario: Es el sistema de recolección diseñado para llevar exclusivamente aguas


residuales domésticas e industriales.
2. Alcantarillado pluvial: Es el sistema de evacuación de la escorrentía superficial producida por la
lluvia.
3. Alcantarillado combinado: Es un alcantarillado que conduce simultáneamente las aguas residuales y
las aguas de lluvia.

El tipo de alcantarillado que se ha de usar depende de las características de tamaño, topografía y condiciones
económicas del proyecto.
Al unir las aguas residuales con las aguas de lluvia, es decir un alcantarillado combinado, es una solución
económica inicial desde el punto de vista de la recolección, pero no lo será tanto cuando se piense en la
solución global de saneamiento que incluye la planta de tratamiento de las aguas residuales, ya que este
caudal combinado es muy variable en cantidad y calidad, lo cual genera perjuicios en los procesos de
tratamiento. Se debe procurar, entonces, hasta donde sea posible, una solución separada al problema de la
conducción de aguas residuales y aguas de lluvia.

3.5.1 Clasificación de una red de alcantarillado

No existe una regla general para la disposición de la red del alcantarillado, ya que esta se debe ajustar
a las condiciones físicas de cada población. A continuación se presentan algunos esquemas que
pueden ser utilizados como guías.

1. Sistema perpendicular sin interceptor

Es un sistema que puede ser utilizado para alcantarillado pluvial, ya que sus aguas pueden ser
vertidas a una corriente superficial en cercanías de la población sin que haya riesgo para la salud
humana ni deterioro de la calidad del cuerpo receptor Figura. 3.8

32
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Río

Figura 3.8 Alcantarillado perpendicular sin interceptor

2. Sistema perpendicular con interceptor

Este sistema es utilizado para alcantarillados sanitarios. El interceptor recoge el caudal de aguas
residuales de la red y lo transporta a una planta de tratamiento de aguas residuales o vierte el caudal a
la corriente superficial aguas debajo de la población para evitar riesgos contra la salud humana
Figura 3.9.

Emisario

Río
Figura 3.9 Alcantarillado perpendicular con interceptor

3. Sistema perpendicular con interceptor y aliviadero

Es adecuado para alcantarillados combinados, ya que el aliviadero permitirá reducir la carga


hidráulica pico, producida en el caso de una precipitación, que llegaría a la planta de tratamiento de
aguas residuales. El caudal excedente de la precipitación es vertido por medio del aliviadero a la
corriente superficial en cercanía de la población sin riesgo para la salud humana, debido a la dilución
del caudal de aguas residuales (el caudal de aguas residuales en un alcantarillado combinado es del
orden del 3% del caudal total) Figura 3.10.

33
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Aliviadero

Emisario

Río

Figura 3.10 Alcantarillado perpendicular con interceptor y aliviadero

4. Sistema en abanico

Si se presentan condiciones topográficas especiales, puede adoptarse el esquema de abanico con


interceptor o con aliviaderos, según sea el tipo de alcantarillado Figura. 3.11.

Emisario
Aliviadero

Río

Figura 3.11 Alcantarillado en abanico

5. Sistema en bayoneta

Este sistema puede emplearse para alcantarillados sanitarios en donde existan terrenos muy planos y
velocidades muy bajas, Figura. 3.12.

34
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Emisario

Río

Figura 3.12 Sistema en bayoneta

3.6 Reglamentación para el diseño3

3.6.1 Localización de los colectores

Las tuberías del alcantarillado pluvial deben extenderse por el eje de las calzadas, en la parte lateral
derecha de las vías en dirección del escurrimiento de las aguas. Mientras que las del alcantarillado
sanitario por el centro de la media calzada. Debido a que la localización está gobernada por razones
de un servicio económico a los usuarios de ambos frentes de un manzano, lo que obliga a que las
distancias de conexión sean equidistantes
Alc. Pluvial

Alc. Sanitario

Figura 3.13 Localización de los colectores

3
Norma Técnica para el diseño de Sistemas de Alcantarillado NB 688

35
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

3.6.2 Profundidades de instalación de los colectores

La profundidad mínima está regida por dos factores:

# El colchón para evitar rupturas de tuberías ocasionadas por cargas vivas debe ser de 1.00 m para
diámetros iguales o menores a 450 mm. Para diámetros mayores en cambio este colchón, será
determinado mediante cálculos de la seguridad estructural de la tubería.
# Permitir la correcta conexión de las descargas domiciliarias al alcantarillado municipal, en el
entendido de que ese albañal exterior tendrá como mínimo una pendiente geométrica de 1% y
que la cámara de inspección interior más inmediata al paramento del predio tenga una
profundidad mínima de 0.90 m.

Para sistemas de alcantarillado pluvial, el recubrimiento mínimo deberá ser de 1.00m pudiendo
aceptarse, por requerimientos de proyecto hasta 0.50 m, debiendo justificar debidamente esta
situación.

Sin embargo, para asegurar un drenaje adecuado de los artefactos provenientes de industrias y
habitaciones, con el objeto de evitar interferencias con los conductos de otros servicios públicos se
aconseja profundidades de 1.0 a 1.50 metros4, para alcantarillas pluviales y 1.5 a 2.0 metros para
alcantarillas sanitarias. Ver figura 3.14.

La profundidad máxima será aquella que no ofrezca dificultades constructivas mayores de acuerdo
con la cohesión del terreno en que quedará alojado el conducto y que no obligue al tendido de
alcantarillas auxiliares. La profundidad máxima será de 6.00 metros.

3.6.3 Diámetros mínimos

Los tamaños mínimos de las alcantarillas o colectores no están dictados por los requerimientos
hidráulicos sino para evitar la obstrucción y facilitar la limpieza de las mismas. Según la Norma
Boliviana NB 688, la selección del diámetro de las tuberías debe ser tal que su capacidad a caudal
máximo permita al agua escurrir sin presión interior y con un tirante mínimo para caudal mínimo de
0.20 veces el diámetro ( 0.20 D), que logre transportar las partículas en suspensión. En casos
excepcionales se podrá adoptar 0.15 D, si la velocidad real del agua supera los 0.60 m/s.

Por tanto se recomienda usar, como diámetros mínimos, 150mm para alcantarillado sanitario. Para
alcantarillado pluvial los colectores secundarios tendrán un diámetro mínimo de 200mm y los
colectores principales e interceptores un diámetro interno no menor a 800 mm.

1.50 m
2.00 m

Alcantarillado Sanitario

Alcantarillado Pluvial

Figura 3.14 Profundidad de los colectores

4
Ingeniería Sanitaria “Guido Capra”

36
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Las láminas de agua (tirantes) deben ser siempre calculados admitiendo que el escurrimiento es de
régimen uniforme y permanente, siendo su valor máximo, para caudal final, menor o igual a 0.75 del
diámetro, para alcantarillado sanitario, y 0.80 del diámetro para alcantarillado pluvial.

3.6.4 Velocidades mínimas y máximas

En el alcantarillado sanitario, se producen obstrucciones por el depósito de materiales de desecho, y


partículas orgánicas, las que se arrastran con velocidades iguales o superiores a 0.3 m/s. En las
alcantarillas pluviales, la materia sólida que entra en los colectores es arena y gravilla, siendo las
velocidades de arrastre mayores a 0.3 m/s.

Las pendientes de fondo de los colectores deben ser tales que mantengan una velocidad satisfactoria
de escurrimiento denominada de autolimpieza que impide la sedimentación de sólidos suspendidos,
arena fina y gravilla, para lo cual se requiere una velocidad mínima cuando la alcantarilla trabaje a
tubo lleno de 0.6 m/s.

Cuando la topografía presenta pendientes fuertes, las alcantarillas, presentan altas velocidades de
escurrimiento de las aguas residuales o pluviales, ocasionando abrasión en las mismas al contener
sustancias tales como arena fina, grava y gravilla. Por esta razón se establece una velocidad máxima
de 5m/s. para alcantarillado sanitario y 8 m/s para alcantarillado pluvial.

3.6.5 Pendiente mínimas y máximas

Los límites de velocidad mínima y máxima fijadas para el funcionamiento óptimo de las alcantarillas
determinan pendientes mínimas y máximas para los diferentes diámetros de tuberías.

Tabla 3.3 Pendientes mínimas y máximas para tuberías de concreto

Velocidad mínima Velocidad máxima

Diametro Smin Q Smax Q

mm % lt/s % lt/s

150 0.48 10.60 33.66 88.36


200 0.33 18.85 22.94 157.08
250 0.25 29.45 17.03 245.44
300 0.19 42.41 13.36 353.43
400 0.13 75.40 9.10 628.32
450 0.11 95.43 7.78 795.22
500 0.10 117.81 6.76 981.75
550 0.09 142.55 5.95 1187.91
600 0.08 169.65 5.30 1413.72
700 0.06 230.91 4.32 1924.23
800 0.05 301.59 3.61 2513.27
900 0.04 381.70 3.09 3180.86
1000 0.04 471.24 2.68 3926.99
1100 0.03 570.20 2.36 4751.66

Fuente: Elaboración propia

En el alcantarillado sanitario, los tramos de la red donde la pendiente es mínima, deben ser
verificados por el criterio de la fuerza tractiva o tensión tangencial de arrastre ,ver sección 4.10.2 del
Capítulo 4.

37
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

La condición de autolimpieza de los colectores debe ser suficiente para crear una fuerza tractiva
mínima:

τ = 0.15 Kg/m2 Para alcantarillado sanitario.


τ = 0.10 Kg/m2 Para alcantarillado pluvial.

La pendiente máxima admisible es aquella para la cual se tenga una velocidad final de 5 m/s.

3.6.6 Coeficiente de rugosidad

En las alcantarillas, el coeficiente de rugosidad debe considerarse constante cualquiera sea el material
empleado para su fabricación, cuando el agua fluya a más de la mitad de la sección y para los
diámetros pequeños. La causa que determina un valor constante para el coeficiente de rugosidad
independiente del material de la alcantarilla, es la presencia sobre la superficie interna de la misma
de una capa grasienta, lisa, pegajosa y viscosa denominada manto biológico, originada por las aguas
residuales. El valor de n será de 0.013 en alcantarillas sanitarias, para cualquier tipo de material de
tubería5

3.6.7 Ubicación de las cámaras de inspección

! En los arranques de la red, pudiendo servir a uno o más colectores. En algunos casos
pueden ser sustituidas por los tubos de limpieza TL.
! En todos los cruceros o esquinas de las vías.
! En todo cambio de dirección o de pendiente.
! En todo cambio de diámetro.
! En la unión de colectores.
! En los puntos donde se diseñan caídas en los colectores.
! En los puntos de concurrencia de más de dos colectores.
! Las distancias máximas entre cámaras de inspección estarán en función de los equipos
de limpieza previstos o disponibles, pero en ningún caso será mayor a 150 m.

3.6.8 Numeración de las cámaras de inspección

El sistema de numeración, consiste en colocar un número en la última cámara de inspección


y seguir la numeración en forma consecutiva aguas arriba, los registros laterales serán
numerados considerando como prefijo el número del registro de origen, como indica la
figura 3.15

3.6.9 Simbología

En el plano de diseño se debe identificar los elementos que compone el sistema de redes de
alcantarillado, por tanto se debe emplear una simbología convencional. (ver figura. 3.16)

5
Norma Técnica para el diseño de sistemas de alcantarillado NB 688

38
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

2.2.1

2.1 2.2 2.3

1 2 3 3.1

4 5 6

4.1

Figura 3.15 Numeración de las cámaras de inspección

Alcantarillado hasta 600 mm. de diámetro

Alcantarillado mayor a 600 mm. de diámetro

Alcantarillado no circular

Dirección de escurrimiento

Cámara de inspección

Alcantarilla de arranque

Cámara de inspección con caída

Cámara de inspección especial


2850.25
Cota del terreno

2848.12
Cota solera

150 – 5 - 200 Longitud, Pendiente, Diámetro (m, %, mm)

Alcantarilla futura hasta 600 mm. de diámetro

Alcantarilla futura mayor a 600 mm. de diámetro

Alcantarilla futura no circular

Figura 3.16 Simbología

39
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

3.6.10 Unión de los colectores

Para realizar el empate de los colectores en el pozo existen varios criterios:

1. Empate por la cota clave (cota superior de la tubería).


2. Empate por la cota solera de la tubería.
3. Empate por el 80% de los diámetros.
4. Empate por la línea de energía.

De los métodos anteriores, los más utilizados son el empate por cota clave (el más simple desde el
punto de vista del cálculo), y el empata por línea de energía.

3.6.10.1 Empate por cota clave

Este tipo de unión es empleado para empatar colectores cuyo diámetro sea inferior a 36” y
cuyo régimen de flujo sea subcrítico. Consisten en igualar las cotas claves de las tuberías de
entrada y de salida; entonces la caída en el pozo es la diferencia de los diámetros de los
colectores.( figura 3.17)

Para tener en cuenta la pérdida de energía producida en el pozo debido al cambio de


sección, se puede dejar una caída en la clave, ∆Hc , según el diámetro del colector de salida,
así:

D2 < 24”:

∆H c =
1
(D2 − D1 ) ( 3.21 )
2

24” < D2 < 36”:

∆H c =
3
(D2 − D1 ) ( 3.22 )
4

Para alcantarillado pluvial se debe mantener continua la línea de flujo en las alcantarillas,
colocar las tuberías clave con clave.

∆ Hc
D1

D2

Tubería principal
de entrada
Tubería de salida

Figura 3.17 Empate de los colectores por la cota clave

40
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

3.6.10.2 Empate por línea de energía para flujo subcritico

Este tipo de empate es usado para cualquier diámetro y para régimen de flujo subcrítico o
supercrítico. En cualquier caso, el empate por línea de energía consiste en igualar la cota de
energía del colector principal entrante al pozo, con la cota de energía del colector saliente
(ver figura 3.18).

Al realizar el empate de las tubería se producen varias pérdidas de energía; las más
importantes son la pérdida de energía por cambio de dirección y la pérdida debida a la
intersección. La consideración de las pérdidas en el pozo, implica una diferencia de alturas
entre la línea de energía saliente y la línea de energía del colector principal que llega al
pozo.

∆H p = ∆H c + ∆H e ( 3.23 )

Donde:

∆Hc = Pérdida de energía por el cambio de dirección


∆He = Pérdida de energía por la transición.

∆ Hp

2
V2
2
V1 2g
2g

De DS
d1 d2

Tubería principal
de entrada Tubería de salida

Figura 3.18 Empate de los colectores por línea de energía

41
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

a) Pérdida de energía por cambio de dirección.

La pérdida de energía por cambio de dirección, para flujo subcrítico o flujo supercrítico, es
calculada en función de la relación entre el radio de curvatura del pozo, rc, y el diámetro del
colector, De. De la tabla 3.4 se obtiene el término “ K V12 / 2g” para evaluar esta pérdida de
energía (para ángulos de deflexión de 90º)

b) Pérdida de energía por la transición

Este tipo de pérdidas obedece al aumento o a la disminución de la velocidad debidos a un


cambio de diámetro.

V 2 V 2 
∆H e = K ⋅  2 − 1  ( 3.24 )
 2g 2g 
Donde:
K = 0.2 para un aumento de la velocidad
K = 0.1 para una disminución de la velocidad.

Si el término ∆He resulta negativo (K = 0.1 ), no se debe tener en cuanta para el cálculo del
término ∆Hp . tenerlo en cuanta equivaldría a elevar la cota inferior del colector saliente, lo
cual no se debe hacer bajo ninguna circunstancia.

3.6.10.3 Empate por línea de energía para flujo supercritico

Con flujo supercrítico, en general, se establece la sección de control a la entrada de la


tubería saliente, es decir que la capacidad de transporte de la tubería es mayor que la
capacidad de entrada a ésta. Figura 3.19

Se busca entonces determinar la caída en el pozo, de tal manera que la elevación del agua en
el pozo no sea mayor que la elevación de la lámina de agua en las tuberías concurrentes al
mismo.

La entrada a la tubería de salida puede realizarse de manera sumergida o no, y esto depende
del diámetro y el caudal de ésta.

Tabla 3.4 Pérdida de energía por cambio de dirección.

Régimen rc / Dc ∆H c
> 30 0.05 V12 / 2g
Subcrítico 1.5 – 3.0 0.20 V12 / 2g
1.0 – 1.5 0.40 V12 / 2g
6.0 – 8.0 0.40 V12 / 2g
Supercrítico 8.0 – 10.0 0.20 V12 / 2g
> 10.0 0.05 V12 / 2g

Fuente: Acueductos y alcantarillados “Ricardo Alfredo López Cualla”

42
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

D pozo

Tubería de salida
De

HW
Ds
Tubería principal
de entrada

Figura 3.19 Empate de los colectores en flujo subcrítico

a) Entrada no sumergida.

Q
< 0.62 ( 3.25 )
D ⋅ g⋅D
2

Es decir:
0.319 ⋅ Q
< 0.62 ( 3.26 )
D 2.5
Donde:
Q = Caudal de la tubería de salida
D = Diámetro de la tubería de salida

La caída en el pozo, Hw, se obtiene de la ecuación:

Hw H H 
= K c + e  ( 3.27 )
D  D D 
Donde:
Hc = Energía específica para las condiciones de flujo crítico.

2
V
H c = Yc + c ( 3.28 )
2g

He = Incremento de altura debido a las pérdidas. Su valor se obtiene de la ecuación


empírica siguiente:

2.67
 Q 
H e = 0.589 ⋅ D ⋅  2 
 ( 3.29 )
 D ⋅ g⋅D 

K = Coeficiente que depende de la relación del diámetro del Pozo con el diámetro
de la tubería saliente, se indica en la tabla 3.5:

43
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Tabla 3.5 Coeficiente K

Dpozo / Dsalida K
> 2.0 1.2
1.6 – 2.0 1.3
1.3 – 1.6 1.4
< 1.3 1.5

Fuente: Acueductos y alcantarillados “Ricardo Alfredo López Cualla”

El término de energía en condiciones de flujo crítico puede determinarse a partir de la


siguiente ecuación, conocida también como el factor de sección:

2 (θ − senθ )
1.5
Q
== A ⋅ D = ⋅ D 2.5 ( 3.30 )
θ
0.5
g 32 
 Sen 
 2

b) Entrada sumergida.

La entrada ala tubería de salida es sumergida si:

Q
> 0.62 ( 3.31 )
D ⋅ g⋅D
2

Es decir:
0.319 ⋅ Q
> 0.62 ( 3.32 )
D 2.5
La caída en el pozo se determina a partir de:

Hw   Q  
2


= K ⋅ 0.70 + 1.91 ⋅  2   (3.33 )
D   D ⋅ gD  
 

Donde los términos han sido definidos anteriormente.

44
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

3.7 Problemas Resueltos

Ejemplo 3.1: Sobre una pendiente de 2.5 % se dispone una tubería de concreto de 200 mm de diámetro.
Calcular la velocidad de las aguas residuales que fluyen a tubo lleno utilizando la ecuación de Chezy, con los
coeficientes C, determinados por Manning, Kutter y Bazin.

Solución:

a) Ecuación de Manning:

Mediante la ecuación 3.18, ya desarrollada, y eligiendo el coeficiente de Manning de la tabla 3.1 se


tiene:

2/3 1/ 2
0.397  200   2.5 
V= ⋅    = 1.65 m / s
0.013  1000   100 
b) Ecuación de Kutter:

Con la ecuación 3.13, se calcula el coeficiente de Chezy C, escogiendo de la tabla 3.1 el valor de m:, el
radio hidráulico Rh para secciones circulares corresponde a ¼ del diámetro, como indica la ecuación
3.17.

100 ⋅ 0.2
C= 4 = 42.71
0.3 + 0.2
4

La velocidad se calcula con la ecuación 3.11:

0.2
V = 42.71 ⋅ ⋅ .025 = 1.51 m / s
4

c) Ecuación de Bazin:

El coeficiente de Chezy C se obtiene con la ecuación 3.14, eligiendo de la tabla 3.1 el valor de γ :

87 ⋅ 0.2
C= 4 = 43.85
0.22 + 0.2
4

Reemplazando este valor en la ecuación 3.11 se calcula la velocidad:

0.2
V = 43.85 ⋅ ⋅ .025 = 1.55 m / s
4

45
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Ejemplo 3.2: Calcular el caudal y la pendiente de una tubería de concreto de 250 mm de diámetro, donde el
agua residual fluye a una velocidad de 0.60 m/s.

Solución:

El caudal Q puede ser calculado mediante la ecuación de continuidad ( ecuación 3.19 ): Q = A V:

π ⋅ 0.25 2
Q= ⋅ 0.60 ⋅ 1000 = 29.45 l s
4

De la ecuación 3.20, que corresponde al cardal a tubo lleno para sección circular, se despeja la pendiente
S:

 0.2945 ⋅ 0.013 
2

S = 8/3 
= 0.0025 m / m = 0.25 %
 0.312 ⋅ 0.25 
Como se puede observar, cuando la tubería fluye a una velocidad de 0.6 m/s, la pendiente que resulta
para estas condiciones corresponde a la mínima establecida para este diámetro (ver tabla 3.3).

Ejemplo 3.3: Para diseñar una alcantarilla pluvial que recibirá 290 l/s, funcionando a sección llena, en una
pendiente de 0.02 m/m, se cuentan con tuberías de concreto con los siguientes diámetros disponibles: 300
mm, 350 mm, 400 mm. Calcular también la velocidad a la que fluye el agua.

Solución:

Para encontrar el diámetro adecuado, se calculará el caudal que puede transportar cada tubería ( con la
ecuación 3.20 ) y se elegirá el que se aproxime.

Para 300 mm:


8/3
0.312  300 
Q= ⋅  (0.02)1 / 2 = 0.1369 m 3 s = 136.9 l / s
0.013  1000 

Para 350 mm:


8/3
0.312  350 
Q= ⋅  (0.02)1 / 2 = 0.2065 m 3 s = 206.5 l / s
0.013  1000 

Para 400 mm:


8/3
0.312  400 
Q= ⋅  (0.02)1 / 2 = 0.2948 m 3 s = 294.8 l / s
0.013  1000 

Como el caudal calculado para la tubería de 400 mm no varía con mucho, entonces se adopta este
diámetro.
La velocidad se obtiene con la ecuación 3.18:

2
0.397  400 
⋅ (0.02)
3 1
V= ⋅  2 = 2.34 m s
0.013  1000 

46
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

Ejemplo 3.4: Calcular la altura de escurrimiento d, y la velocidad real en una alcantarilla con un diámetro de
300 mm situada sobre una pendiente de 0.005 m/m, con un valor de n de 0.015 cuando la descarga es de 8.5
l/s.

Solución:

Con la ecuación de Manning se calcula la velocidad y el caudal a tubo lleno ( ecuación 3.18 y
ecuación 3.20, respectivamente ):

2
.397  300  3
⋅ (0.005)
1
V= ⋅  2 = 0.84 m s
0.015  1000 

8/3
0.312  300 
Q= ⋅  (0.005)1 / 2 = 0.05932 m 3 s = 59.32 l / s
0.015  1000 

q 8.5
Se calcula la relación = = 0.14
Q 59.32

con este valor de la tabla 3.2 se obtienen los siguientes valores:

d
= 0.253 ⇒ d = 0.253 ⋅ 30cm = 7.6 cm
D

v
= 0.705 ⇒ v = 0.705 ⋅ 0.84m / s = 0.592 m / s
V

Ejemplo 3.5: Una alcantarilla circular de 1.50 m de diámetro se encuentra sobre una pendiente de 0.0025. si
n = 0.013, hallar:

a) Q y V cuando la sección está llena.


b) Q y V cuando la profundidad de la corriente de agua residual es de 0.38 m.
c) Q y V cuando la alcantarilla lleva el 0.6 de su capacidad.
d) V y profundidad de la corriente cuando q = 1.4 m3/s.

Solución:

a) Con la ecuación de Manning:

⋅ (1.50 ) 3 ⋅ (0.0025) 2 = 2 m s
.397 2 1
V=
0.013

⋅ (1.50 ) (0.0025) = 3.53 m 3 s


0.312
Q=
8/3 1/ 2

0.013

47
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

d 0.38
b) Se calcula la relación = = 0.253
D 1.50
de la tabla 3.2 se obtienen las siguientes relaciones:

q
= 0.14 ⇒ q = 0.14 ⋅ 3.53 = 0.494 m 3 / s
Q

v
= 0.705 ⇒ v = 0.705 ⋅ 2 m / s = 1.41 m / s
V

c) Como la relación q / Q = 0.6 ⇒ q = 0.6 * 3.53 m3/s

q = 2.12 m3/s

v
= 1.045 ⇒ v = 1.045 ⋅ 2 m / s = 2.1 m / s
V

q 1.40
d) La relación = = 0.40
Q 3.53

entonces se obtiene:

d
= 0.440 ⇒ d = 0.440 ⋅ 1.50 m = 0.66 m
D

v
= 0.944 ⇒ v = 0.944 ⋅ 2 m / s = 1.88 m / s
V

Ejemplo 3.6: El caudal a tubo lleno que fluye por una alcantarilla de concreto de diámetro de 200 mm, es de
34 l/s con una pendiente de 0.01 m/m. determinar:

a) El tirante y la velocidad si funciona con un cardal de 17 l/s.


b) La velocidad de flujo cuando el colector tenga un tirante de agua de 14.7 cm.
c) El caudal que llevará el colector para un tirante de 12.1 cm.

Solución:

Se calcula la velocidad a tubo lleno:

2
0.397  200 
⋅ (0.01)
3 1
V= ⋅  2 = 1.04 m s
0.013  1000 

48
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

q 17
a) Calculo de la relación = = 0.5
Q 34

con este valor en la figura 3.7 se obtiene los siguientes valores:

d
= 0.5 ⇒ d = 0.5 ⋅ 20 cm = 10 cm
D

v
=1 ⇒ v = 1 ⋅ 1.04 m / s = 1.04 m / s
V

d 14.7
b) Se calcula la relación = = 0.735
D 20
de la tabla 3.2 se obtienen la relación:

v
= 1.130 ⇒ v = 1.130 ⋅ 1.04 m / s = 1.175 m / s
V

d 12.1
b) Se calcula la relación = = 0.605
D 20
de la tabla 3.2 se obtienen la relación:

q
= 0.68 ⇒ q = 0.68 ⋅ 34 l / s = 23.12 l / s
Q

Ejemplo 3.7: En una red de alcantarillado una cámara de inspección será ubicada en un cambio de dirección,
la tubería de entrada tiene un diámetro De = 150 mm y el agua fluye con una velocidad de 0.86 m/s. Mientras
que la tubería de salida es de 200 mm y tiene una velocidad de 0.97 m/s. Para estas condiciones calcular la
pérdida de energía total ∆HP. El cambio de dirección en la cámara de inspección se realiza con un radio de
curvatura rc = 40 cm.

Solución:
De = 150 mm = 15 cm
V1 = 0.86 m/s
Ds = 200 mm = 20 cm
V2 = 0.97 m/s
rc = 40 cm

Para la pérdida de energía por cambio de dirección ∆HC. Primero se calcula la relación entre el radio de
curvatura y el diámetro de entrada:
rc 40 cm
= = 2.67
De 15 cm

Con este valor de la tabla 3.4 se obtiene el valor de k = 0.20:

49
Capítulo III Sistemas de Alcantarillado

2
V 0.86 2
∆H C = 0.20 ⋅ 1 = 0.20 ⋅ ⇒ ∆H C = 0.00754 m
2g 2 ⋅ 9.8

Para la pérdida de energía por la transición ∆He. Debido a que la velocidad aumenta, en la transición, k
valdrá 0.2, entonces con la ecuación 3.25:

 0.97 2 0.86 2 
∆H e = 0.2 ⋅  −  = 0.00205 m
 2 ⋅ 9.8 2 ⋅ 9.8 
Finalmente la pérdida de energía total se calculará con la ecuación 3.24:

∆HP =0.00754 + 0.00205 = 0.00959 m = 9.60 mm

3.8 Problemas Propuestos

3.1.- Una tubería que se usa para transportar un caudal de 53 l/s a sección llena, tiene un diámetro de 250 mm
y una pendiente del 0.6 %. Si el coeficiente de Chezy C, ha sido calculada con la ecuación desarrollada por
Bazin, de que material será la tubería.

3.2.- Calcular la altura de velocidad para una tubería que fluye a sección llena sobre una pendiente de 0.8 %.
La tubería es de asbesto cemento y tiene un diámetro de 300 mm.

3.3.- Un caudal de 160 l/s será transportado por una tubería funcionando a sección llena, en una pendiente de
0.007 m/m. Calcular el diámetro y la velocidad del conducto de hierro fundido.

3.4.- Determinar la velocidad real y la altura de escurrimiento d, en una alcantarilla con una pendiente de
0.008 m/m y un diámetro de 200 mm, cuando la descarga es de 10 l/s. con un valor de n de 0.012.

3.5.- En una alcantarilla arcilla con un diámetro de 250 mm y una pendiente de 0.025 m/m, fluye un caudal
de 42 l/s. Para estas condiciones calcular:

a) El tirante y la velocidad si el cardal de escurrimiento es de 21 l/s.


b) La velocidad de flujo cuando el colector tenga un tirante de agua de 15 cm.
c) La altura de velocidad para las condiciones del inciso a.

3.6.- Calcular la pérdida de energía total ∆HP en una cámara de inspección ubicada en un cambio de
dirección con un radio de curvatura rc = 30 cm, la tubería de entrada tiene un diámetro De = 20 cm y se
establece una velocidad de 0.75 m/s. La tubería de salida es de 30 cm y tiene una velocidad de 1.05 m/s.

50

También podría gustarte