Está en la página 1de 30

BADAJOZ Interrogatorio de la Real

Audiencia de Extremadura 1791

Extremadura en el siglo XVIII
(D ocum entos relativos a la ciudad de Badajoz, redactados en la V isita
girada por la R eal A udiencia de Extrem adura, en 1 7 9 1 )*

Ju an M artínez Q uesada

Respuestas generales dadas por la justicia y regimiento de la ciudad
de Badajoz, con presencia del Interrogatorio formado para el
Gobierno de los señores Regente y Ministros de la Real Audiencia
de Extremadura

En la ciudad de Badajoz, a veinte y ocho de febrero de mil setecientos
noventa y uno. Los señores don Pedro González Calderón, alcalde mayor,
corregidor interino por S.M ., de ella y su tierra y partido, don Rodrigo Moscoso
y Becerra, caballero de la Orden de Santiago, coronel de infantería, Alferez
mayor perpetuo del M .N. Ayuntamiento de la misma, don Ignacio Paino y
Mateos, el Conde de la Torre del Fresno, don Bartolomé Bonilla y Donoso, y
don Miguel de Andrade y Alvarado, también caballero de la Orden de Santia­
go, regidores perpetuos del propio consistorio y sus comisarios nombrados a este
efecto, estando en la posada de dicho Sor. Alcalde mayor, por ante mí el escri­
bano, uno de los del mismo Ayuntamiento, con presencia del Interrogatorio
formado de orden del Supremo Consejo para el gobierno de los señores regente
y ministros de la Real Audiencia de esta provincia de Extremadura, en la visita
que por mandado de S.M ., el Sor. don Carlos Cuarto (que Dios guarde), deben
practicar en todos los pueblos, recorriendo el partido que se le ha encomendado
antes de reunirse en su residencia de Cáceres que se ha dirigido al mismo Sor.
alcalde mayor por el Sor. don Juan Antonio Inguanzo, oidor de la expresada
Real Audiencia, y de las noticias que han podido haber, manifiestan e infor­
man a los cincuenta y siete capítulos que compre el expediente:

* Comunicación presentada a la V Ponencia del II Congreso
de Estudios Extremeños, Badajoz, 1968.

35

CAPÍTULO 1Q.^
Que esta ciudad de Badajoz es una de las de voto en Cortes, por tumo
con la de Mérida, Plasencia y Trujillo, y con las villas de Alcántara y Cáceres.
Capital de provincia, cabeza de su partido y obispado. Plaza de Armas y fronte­
ra de Portugal. Residen en ella el R. obispo, el capitán general, el gobernador
militar, el intendente y oficinas de las tres jurisdicciones.
Los confines de su situación, son; por Levante, el término de la ciudad de
Mérida, del priorato de León, a distancia de nueve leguas, y villa de Lobón, de
dicho Priorato, a la distancia de cinco leguas. Por Poniente, el inmediato Reino
de Portugal, cuya raya divisoria se halla a una corta legua, y a tres, la ciudad y
Plaza de Yelves, de dicho extraño Reino. Por el Norte las villas de Cáceres y de
Alburquerque, a distancia de siete leguas, y por el Sur, con las villas de La Sola­
na, Corte de Peleas, Nogales y Barcarrota, distantes éstas, siete leguas.
En su recinto se comprenden también Talavera la Real, a tres leguas;
Valverde de Leganés, cuatro; Villar del Rey, a cinco; La Roca, Almendral y la
Torre, a seis, y el lugar de la Albuera a siete. Todas estas siete poblaciones son
de la diócesis de Badajoz, con quienes conservan comunidad de pastos por
haber sido sus aldeas.
La extensión de su término, desde Levante a Poniente, es de tres leguas y
media, y de Norte a Sur, de trece, pertenece al territorio de la Real Chancille-
ría de Granada, de la que dista sesenta y dos leguas y treinta y cuatro de la
Audiencia de Sevilla.

CAPÍTULO 2Q.'
Que es pueblo realengo y se nombra un alcalde de entre los hijosdalgo y
otro de la Hermandad por el estado general. Hay alcalde mayor que sirve el
corregimiento interinamente desde el año de 1769. Por este tiene las subdele-
gaciones de caballería del Reino, reales pósitos, montes y plantíos, recaudación
de bienes mostrencos de esta ciudad y treinta y dos pueblos de su partido, y la
presidencia de la junta municipal de propios y arbitrios. El salario que goza por
servir la vara de alcalde mayor, es de doscientos ducados e igual cantidad por la
mitad de corregimiento y doscientos reales como tal presidente, y además, se le
paga la casa aposento, todo del fondo de propios. También como asesor de la
intendencia, se le abonan cinco mil reales de sueldo por rentas generales y pro­
vinciales y doscientos ducados más por la del tabaco.
Hay un alferez y alguacil mayor perpetuos, cuarenta regidores, diecisiete
en actual ejercicio, y un alguacil mayor de millones, con voz y voto en el Ayun­
tamiento. Cuatro diputados del común, dos procuradores síndicos general y per-
soneros, dos escribanos de los del número, que sirven la escribanía del Ayunta­
miento, uno nombrado por la ciudad y el otro por el dueño propietario de una

36

de dichas escribanías. Hay tres maceras o porteros, diez abogados, catorce oficios
de procuradores de número, de los cuales doce se sirven por igual número de
individuos con Real Título y dieciseis oficios de escribanos, enajenados de la
corona con el propio título de la cámara, y en actual uso hay trece, siendo de
estos últimos ocho reales, los que se consideran suficientes para el despacho
ordinario, con respecto al vecindario, comisiones o judicaturas del pueblo.
De entre los procuradores, se nombra un promotor fiscal por regalía del
Ayuntamiento. Hay seis alguaciles ordinarios a quienes se les pagan setecientos
reales de los fondos de propios, y setecientos reales al pregonero y verdugo.
En cuanto a la ejecución de derechos, se observa la práctica muy equita­
tiva y con atención a los presentes tiempos y alza que han tomado los alimen­
tos y comestibles, se necesita formar un arancel proporcionado.

CAPÍTULO
El número de vecinos en este año de 1791, es de tres mil doscientos
treinta, según consta en el testimonio que se acompaña de los padrones forma­
dos para el alojamiento de las comitivas del tránsito de las serenísimas señoras
infantas de este Reino y del de Portugal.
Con relación a los gremios de oficios, no se les conocen ordenanzas apro­
badas, siendo por las municipales por las que se deben de examinar los sastres,
zapateros, confiteros y olleros.
Las diversiones más comunes entre los naturales de esta ciudad, son la
pesca y caza, y los menestrales, oficiales y jornaleros del campo, suelen inclinar­
se al vino, en lo que se advierte alguna desidia en el modo y horas de trabajo,
señalado dicho horario por las ordenanzas municipales, siendo los jornales en la
caba de viñas y meses de diciembre, enero y febrero, de cinco hasta ocho reales
en la cierra o segunda caba, y en los de abril y mayo de diez a doce reales.

CAPÍTULO 4Q.'
Los abastos públicos por arriendo, son en este pueblo los de carne de
vaca, camero y macho cabrío, los que a falta de postor se llevan por administra­
ción por cuenta de la ciudad estando a cargo de un mayordomo los abastos de
carbón y aceite.
Las medidas que se usan son iguales a las del Marco de Avila, la cántara a
la de Toledo, y la libra tiene dieciséis onzas.

CAPÍTULO 59.-
En la Plaza Alta están las casas consistoriales en estado ruinoso, pero en
agradable situación. En el día, se celebran los Ayuntamientos en una de las del

37
i

CAPÍTULO 6V Que el destino que se ha dado a los protocolos de Instrumentos públicos de oficios de escribanos. Francisco Jerónimo Vázquez Díaz. los daremos a conocer en forma de nota. con seis ejecuciones contra vecinos de la ciudad. papeles de la mayor importancia. La cárcel real. Juan Gómez Landero. enajenada de la corona. ha sido el dejarlos a disposición de su viuda o herede­ ro. es un edificio antiguo e incómodo abarrotado de reos con motivo de traerse a ella a los defraudadores de rentas.* El número de pleitos civiles y criminales. Antonio Gómez de Sandoval. Don Manuel de Solís Barrantes. para cuyo alquiler están habilitados. entre el alcalde de la ciudad contra don Juan Garcés de los Fois. 38 . en el que se conservan. generalmente no se temería el extravío de papeles. veinte ducados anuales. según noticias. con dieciséis causas. Femando Alfonso Paredes. con dieci­ séis causas y otros tantos pleitos. con treinta y una entre civiles y criminales. precisando tomar las decla­ raciones a dichos presos y a los de guerra. evitando así lo monótono y pesado que resultaría su lectura. y sólo cuando hay menores. figura en el expediente con una relación de ocho causas criminales y veinte civiles. Hay oficio de hipotecas a cargo del escribano más antiguo del Ayunta­ miento. Don Antonio López de Espinosa. tanto civiles como cri­ minales. Don Antonio González de Escobar. con igual certificación. que certifica no penden en su escribanía causa alguna de lo civil ni criminal. Así que en este capítulo séptimo nos limitaremos a recoger los nombres de aquéllos escribanos que ejercieron así como el número de causas. y por último figura José Moreno Muñoz que certifica seguir un auto en el Tribunal Ordinario. Y si por la justicia se hiciese recaudación de todos ellos. con ocho causas entre civiles y criminales. que tiene comprada la ciudad con otras para la construc­ ción del nuevo ayuntamiento. se ha formado inventario judicial de ellos para apurar la mejora que tiene y que ha de ser partible como alhaja de su propie­ dad. su principio y estado figuran en testimonio aparte. en un cuarto frontero a dicha cárcel. No se halla establecido archivo público alguno. CAPÍTULO I-. comunica para la formación del expe­ diente. I Campo de San Juan. cuya relación por ser larguísima. Roque Cabrera Barbado. con dieciseis cau­ sas. Don Juan Andrés de la Plaza. Manuel Fernández Sotero. por orden superior. no haber en su poder causas ni pleitos dependientes en el juzgado ordi­ nario de esta ciudad. y el de la ciudad está enteramente perdido. con arreglo a las reales órdenes.

las cuales surten de géneros del país. convendría. y otro. paños y quinquilleros. cuyo número es de seten- 4 ta y uno . mal asistidas y poco aseadas. pues se advierte ser mucho el concurso de gente que sale a sur­ tirse de lo que necesita a los que se celebran en las plazas del inmediato Reino de Portugal. siendo el estado de los caminos reales y de travesía regularmente reparados no admitién­ dose en ellos sitio o paraje peligroso. Y no poniéndose al corriente la continuación de ella. hallándose concedida libre de derechos. Unos y otros.- Hay dos fábricas de sombreros superiores. a pedimiento este de don Francisco Rodriguez y consortes. CAPÍTULO 109. CAPÍTULO 11. tres y cuatro leguas. distante algunos de esta capital. tal como el pelo de conejo y lana. aunque esta ciudad tiene privilegio para ejecutar una el día veinte de abril. CAPÍTULO 9~. a pedí- miento del marqués de Mirabel. según consta de la notifica­ ción dada por don Antonio San Martín.- Dice que el estado de las calles en el interior de la ciudad es regular y lo mismo su limpieza. por la que se da a un asentista que saca las basuras. a lo menos que hubiese un mercado sema­ nal libremente.vecino de Yanguas. Dichas calles son medianamente anchas y algo pendientes. uno de los fabricantes .- No se celebran ferias ni mercados. por órdenes particulares. sobre el pago de cien mil reales de diferentes partidas de ganado. contra don Juan Caldera de Escobar.' El número de posadas son seis. i 39 . corren su reparación y cuidado a cargo de los caballeros intendentes. se gravaba con ellos a los feriantes en las administraciones. No existe comercio de ningún fruto ni compañía para este fin. cuatro­ cientos ducados de los fondos de propios. CAPÍTULO 89. pero sí un gremio de mercaderes de seda. la que dejó de hacerse hará cosa de veinte años a causa de que. sobre la nulidad de arrendamiento de la dehesa Los Monteros . trayendo de reinos extranjeros los demás géneros que para su fabricación se necesitan. con lo que se les excusaba esta molestia y la extracción de intereses de este Reino para aquel.

a cuyo cargo está el pago de 40 . vein­ te capellanes para el servicio de coro. arcediano de Badajoz. de diez mil setecientas cuarenta y cuatro fanegas y dos celemines. Cuatro racioneros. según y con­ forme se expresa en la certificación que da el contador encargado de su recau­ dación . por no hallarse encabezado y sí en adminis­ tración. chantre.- El ramo de penas de cámara. poco más o menos. inclusa esta y otra aplicada a la Inquisi­ ción de la ciudad de Llerena. cuyo destino e inversión es para el pago de cargas dotadas por el Real reglamento y réditos de censos a los arrendadores censualistas. un celador. arcediano de Jerez. compuesta por dos maestros. un obué y cuatro músicos de voz. maes­ tre-escuela y prior. CAPÍTULO 12. CAPÍTULO 14.' Goza la ciudad de ordenanzas municipales para el régimen de la mayor parte de sus negocios. un pertiguero. tres organistas. CAPÍTULO 15. seis medios. CAPÍTULO 16. I También existen diferentes fábricas de suela de corregel. Cuatro mozos de coro. autorizado con aprobación superior. canónigos. ciento setenta mil quinientos ochenta y cuatro reales . siendo el fondo de grano entre ambos. dos bajonistas. Dieciséis canongias.' La Santa Iglesia catedral está compuesta por siete dignidades en este orden: Deán. un sacristán mayor y tres menores. anualmente produce dos mil cuatrocientos viente reales. Las rentas de las dignidades. sirven para el panadeo y socorro de labradores. ocho monaguillos. CAPÍTULO 13. un violinista. un campanero.- Los propios y arbitrios valen en esta capital diez mil ducados anuales. y el de maravedís. dos oficiales de la conta­ duría para la distribución de rentas y un mayordomo o tesorero de ellas. surtiéndose estas de productos del país. consisten en diezmos y rentas que tiene la Mesa Capitular. cordobanes y badanas. tesorero. seis miseros. racioneros y medios. U n custodio.' Los dos pósitos que hay. la capilla de música.

Santa María la Real. que son. que percibe los emolumentos sin participación de los otros . quien nombra cuatro vicarios ad mutum que sirven en su nombre la cura de almas y a cada uno se la pagan de las rentas de la Mitra quinientos rea­ les de vellón en dinero y veinte fanegas de trigo en especies. manda se arreglen los notarios por el arancel real.los veinte capellanes de coro. les paga la fábrica de la iglesia de sus rentas que consisten principalmente en una casa excusada que tiene en cada una de las colaciones del obispado.- Certifica la no existencia de cementerios. CAPÍTULO 18. pertiguero y monaguillos. y en cuanto a todo lo demás que no especifica la Sínodo. mozos de él. Las tres últimas. señor obispo.- Beneficios y capellanías. siendo los de bautismo. incorporado a la tenencia de cura de La Solana y el de Santa i 41 . que se celebran en la Santa Iglesia Catedral. comunes a los tres de los cuatro dichos vicarios. pero hay una prácti­ ca antigua en la curia por donde se gobiernan para exigir los derechos que son inferiores a los que aquél asigna . se compone de un notario mayor. Tiene arancel de derechos. varias propiedades y censos . Hay en este ciudad dos beneficios llamado uno de Las Ermitas. ejecutado por la Santa Sínodo Diocesana que señala lo que debe llevarse por ciertas y determinadas cosas. La ciudad está dividida en cuatro trozos o distritos y cada vicario sirve uno con total independencia del otro.- Hay una sola parroquia de la que es único cura propio el limo. pero sí la necesidad de su esta­ blecimiento por el gran número de vecinos con que cuenta la ciudad. a quienes desde allí se les administra con más prontitud los Santos Sacramentos y pasto espiritual. CAPÍTULO 20. el del Sagrario de ella. CAPÍTULO 17. cuyos bautismos se hacen en ella por su vicario. San Andrés y la Concepción. CAPÍTULO 19.- La curia eclesiástica de la diócesis. son capillas públicas donde está depositado el Santísimo Sacramento para mayor alivio de los feligreses. cua­ tro notarios receptores y el alguacil mayor de vara. Percibe los emolumentos de matrimonios y entierros que produce su distrito. A los res­ tantes ministros. es otra iglesia donde se sirve el cuarto trozo o distrito de la ciudad.

la incuria de sus poseedores y otras causas que origináronse en toda la Extrema­ dura confinante. cuyas rentas apenas alcanzan a la tercera parte de la congrua diocesana que es de cien ducados. agrupándose a dicho hospital los bienes que quedaron por fin y muerte de don Juan Vázquez Morci­ llo. 10 hallándose unas y otras gravadas con grandes cargas de misas . muy disminuidas hoy por razón de la pérdida de muchas de sus alhajas y censos a causa de las guerras habidas en el siglo pasado y en el presente. Unas son de libre colación. pero las demás son tan tenues. Las capellanías fundadas por particulares es de trescientas ochenta y dos. situada en la ermita del castillo de la ciudad. dotadas de los bienes que les dejaron sus fundadores. Jesús de la Humildad. con la advocación de Barbaneda. De todas ellas. sólo un cortísimo número tienen la congrua diocesana. Nuestra Señora de la Auro­ ra. San Nicolás de Tolentino y Animas Benditas del Purgatorio. denominado uno de Nuestra Señora de la Concepción y otro de San Sebastián. San Lorenzo. escribano que fue de este 12 número . de Nuestra Señora de la Consolación. en el Sagra­ rio de la Santa Catedral. Virgen de la Salud y la del Dulce Nombre de Jesús. Mártir Santa Bárbara. en la Iglesia parroquial de la Concepción. ante don Gaspar Montero de Espinosa. venerada en el convento de Santa Lucía Mártir. según sus respectivas fundaciones. La del Dulce Nombre de María.Santa Angel de la Guarda. por escritura que otorgó el 20 de febrero de 1743. fundado este último por el capitán don Sebastián Montero de Espinosa y doña María Hidalgo de Paredes. en el convento de la Madre de Dios de Valverde de esta ciudad. otras de patronato activo o de pasivo. en el convento de la Trinidad. servidera en San Andrés. CAPÍTULO 22. bajo la advocación de la primera de éstas. con el contiguo Reino de Portugal. su mujer. también situada en el castillo. que pasó por testimonio del escribano Pedro Sánchez Ardila. Nuestra Señora de Ben.' El número de cofradías fundadas es de dieciséis. Santa y Vera Cruz. por escritura que otorgaron en esta ciudad el 16 de febrero de 1635. del que fue su albacea y heredero fidei-comisario don Diego Notario Osuna.María. la del Rosario.' Hay en esta ciudad dos hospitales. El Señor Coronado de Espinas. Nuestra Señora de la Cabeza. Santísimo Sacramento. venerada esta última en el convento de Santo Domingo . CAPÍTULO 21. 42 . canónigo de la Santa Iglesia Catedral. que es forzoso unir muchas para componerlas.

con la advoca­ ción de Helena. no se advierten quimeras ni desazones. y M. cuatro de religiosos y ocho de religiosas. sin que tampoco en ella se produzcan contratiempos y otras quimeras. cuyos gas­ tos se abonan del fondo de propios por estar dotadas en el reglamento. Por ser esta ciudad plaza de armas murada. deán y canónigo de la Santa Catedral. de antigua fundación. el de la Orden Monacal de Nuestro Padre San Jeróni­ mo. a una legua de distancia. Nuestra Señora de los Remedios. limosnas e inversiones. con un ermitaño que nombra su mayordomo. del mismo modo que a San Gregorio Ostense que se venera en ella. a cuyo santo se celebra función en su día por voto de esta M. el de la Madre de D ios. 43 . siendo su mayordomo don Juan Alguiñán. De sus rentas. fundado este por don Amador Malaguilla.' En extramuros de la ciudad está la ermita denominada de San Roque. según documentos que en él conservan . Se celebra en ella funcio­ nes el tercer día de Pascua de Resurrección con gran concurrencia de personas. Derecho canónigo y teología moral. Santa Ana. fundado en el año 1300. tres maestros y oyentes. con un número de sesenta y seis religiosos. bajo la advocación el primero de éstos de Nuestro Padre San Francisco. Existe otra a dos leguas de distancia con el nombre de Nuestra Señora de Bótoa. de la Sagrada Orden de la Santísim a Trinidad. No tiene rentas ni recoge limosnas y habita en ella un ermi­ taño nombrado por la misma ciudad. se remiten a su mayordomo que lo es actualmente el Dr. el de Santa Catalina.N. don Francisco Javier Cabrera. pero ilegibles. el de Santo Domingo. cuya fiesta se celebra en la primera dominica del mes de octu­ bre. El de San Francisco de la Provincia de San Gabriel de Extremadura. CAPÍTULO 24. al ponerse el sol. racionero medio de la dicha Catedral. perteneciente a dicha Orden y el de San Agustín. obispo que fue de esta ciudad. estando a cargo de su mayordomo la elección de ermitaño y ciudado de sus rentas . el de Nuestra Señora de las Mercedes. para lo que cuenta con tres lectores. en el que se enseña públi­ camente teología escolástica. y aun­ que concurren a la primera de ellas gran número de vecinos. CAPÍTULO 23. Los conventos de religiosas son: el de las Carmelitas Descalzas. con un número de treinta religiosas. La última de las tres únicas ermitas existentes en las afueras de la capital. tanto religiosos como secula­ res. con veinticuatro religiosas. está la de Nuestra Señora del Rosario..' Hay doce conventos. fundado en 1515.L. ciudad. único éste en la ciudad. ya está reco­ gido el vecindario.

En el año 1777. dedicado a San Atón obispo de Pistoya. una de filosofía y otras dos de Sagrada Teología. I dieciocho de éstas de coro y seis de velo blanco. hasta que el obispo de la ciudad don fray Alonso de Solís y Grajera. comprando haciendas e impo­ niendo censos en el Banco Nacional. disertación con puntos de veinticuatro a cuarenta y ocho horas. pri­ mitiva institución esta del colegio. Pero no pudiendo el colegio mantener a sus catedráticos. dotadas estas con mil seiscien­ tos reales cada una. los demás catedráticos y vice­ rector están sin dotación. CAPÍTULO 25. propietarios. obispo que fue de esta ciudad. institución primitiva como ya dijimos y dotada con dos mil doscientos reales. con la asistencia del rector y catedráticos. En la cátedra de teología escolástica. seis­ cientos sesenta reales al año y doce fanegas de trigo. criados. doscientos ducados. 44 . y por último. del que se desconoce la fecha de su fundación por ser pasto de las llamas su archivo con motivo de un incendio que hubo en él. la obra pía fundada por el Dr. manteniéndose con ello. el de Santa Lucía Mártir. una de teología moral y otra de latinidad. fundado en 1664 por el limo. señor don fray Jerónimo Rodríguez de Valderas. y mucho más en la juventud eclesiástica. dos cátedras de filosofía. don Pedro Casas Guerrero. fue preciso abandonar esta providencia. El método de estudio a seguir en la cátedra de filosofía. A excepción de la cátedra de latinidad. el aumento de rentas para catedráticos y algunas becas propietarias. percibiendo sólo entre todos. Además de éstos. se exigieron tres cátedras. agregándose para ayuda de ellas. dos de teología escolástica. y en tiempos de vacaciones. Hay cuarenta y cuatro colegiales que pagan por su manutención. Hay a más. a un vicerector y a varios colegiales. seis superiores. invirtiéndose su producto para colegiales que estudiaban en universidades. el administrador de ren­ tas. suplicando de su majestad y su Real Cámara. pero se sabe tiene más de cuatrocientos años de antigüedad . rige el mismo horario.- Hay en esta ciudad un seminario conciliar. hay veintiún propietarios que se mantienen del seminario y de lo que ha dado el obispo. según dispuso su fundador. rector y la cátedra de latinidad. que vive fuera del colegio y nueve criados. La corta renta de que disfruta es insuficiente para mantener a un corto número de colegiales. conmovido de la urgentísima necesidad de estudios y educación que había en la provincia. cuyo gobierno y dirección está a cargo del señor obispo. socorriendo entretanto al semi­ nario con varias cantidades para sus provisiones. con una hora de paso de conferencia al día. Los sábados un acto de conclusiones de dos horas. hora y media por la mañana y tarde. en dicho seminario. ordenó poner maestros dentro del seminario.

partido de Zafra y Llerena en los mismos días y horas.' En este capítulo se especifica la no existencia de biblioteca pública. como oficial mayor de dicha oficina. auxiliado éste por tres oficiales y un portero. Las dotaciones de los primeros. escribir y cantar.según el adelantamiento de los estudiantes. CAPÍTULO 27. CAPÍTULO 29. de los fondos de propios. en el dicho seminario de San Atón. Sevilla y la carrera de Andalucía. dotadas estas por el Consejo con sesenta duca­ dos del fondo público y estudios de gramática en el referido colegio de los ex jesuítas. teniéndose en ella un rato de lección espiritual y meditación. celebrándose seguidamente la misa . se dan gracias a Dios en la capilla del seminario. recibiéndose los lunes y viernes. La caja general para la Corte. Para Alburquerque y pueblos del partido de Alcántara rige el mismo horario recibiéndose en el correo general. y otro de dos clases. recibiéndose los jueves. Barcarrota. En gramática.' La administración general de correos está a cargo de don Antonio de la Fuente. ni haber en dicha ciudad manuscritos de interés. haciendo este mismo ejercicio algún filósofo adelantado. estando a cargo del Ayuntamiento el de los ex jesuítas. Existen varias para niñas. al levantarse por la mañana. sólo por la mañana.' Se hace constar en dicho capítulo. sale 45 i . Villanueva del Fresno y otras de este partido. En lo espiritual. es de dos horas por las mañanas y tarde. siendo en la de moral. La correspondencia para Granada. no haber en la ciudad sociedad eco­ nómica de clase alguna. CAPÍTULO 26. sale los días martes y sábado a las doce de la mañana. cuidando de su dirección y arreglo el obispo de la ciudad. CAPÍTULO 28. con separación para leer. en el que se leen artes. se satisfacen de los fondos temporales y la cátedra del preceptor de gramática. Para la villa del Almendral.' Hay escuela de primeras letras para niños situada en el colegio que fue de los ex jesuítas.

respectivamente. CAPÍTULO 32. recibiéndose en los propios días.' Por su condición de plaza de armas y murada. El Segundo Regi­ miento de infantería ligera de Cataluña y el de infantería de Extremadura. y la bandera del 19 regimiento de infantería de Zamora .' Los dependientes del Santo Oficio de la Inquisición en la ciudad de Badajoz que gozan de fuero. apoderado y tesorero del Santo Oficio en este obispado de Badajoz. don Manuel Arranz. CAPÍTULO 33.' La Real Casa de Providencia de esta ciudad. don Pedro Suero. todos familiares del número .. a excepción de un médico y cuatro cirujanos empleados. alguacil mayor de dicho Oficio. son el Conde de la Torre del Fresno. se recibe y sale los lunes y viernes a las nueve de la mañana . 1 los lunes y viernes. todos con real aprobación y sin salario alguno. en el Real Hospital Militar de esta capital y asalariados por la Real Hacienda y asentista .M . y el cuerpo de Milicias Urbanas antiguas de la dotación de ella. familiar y también alguacil mayor de Talavera. y la con destino al Reino de Portugal. El Batallón de Voluntarios de Aragón. CAPÍTULO 30.' La guarnición de esta plaza está compuesta por una compañía del Real Cuerpo de Artillería. CAPÍTULO 31. Don Pedro Velasco Rubio. cuatro médicos y tres boticarios.' El cuadro médico de esta ciudad lo forman diez cirujanos. El escuadrón de voluntarios a caballo de España. CAPÍTULO 34. en virtud de la Real Orden de 12 de abril de 46 . una compañía de inválidos. familiar de número de esta ciudad. se halla establecida bajo la soberana protección de S. también familiar. y sustituto del aguacil mayor por ausencias y enfermedades de éste. don Jaime Car- lés. no se conoce a personas que turben el buen orden e impidan la administración de justicia o cause escándalos. don Manuel Lagunas. a las nueve de la mañana. don Pedro Ventura García y don Roque Fernández.

En la Real Resolución de 29 de marzo de dicho año para el estableci­ miento de dicha junta. Se le paga a dicha matrona. la casa. habiendo llevado la protección de esta piadosa fundación en el Real nombre de S. así por lo que respecta a la justa y creces de aguardientes. al que se le elige anualmente para que asista con su voto a dicha junta. un prevendado de dicha cate­ dral. ya propia de esta Real Fundación y de todos los demás bienes y efectos que le per­ tenezcan y pueda pertenecerle por cualquier respecto. Vive en ella una matrona que asiste de día y noche. A las lactatrices. por el intendente general del ejército. un regidor del Noble Ayuntamiento. el comisario general de la Santa Cruzada. un representante en nombre del reverendo estado de las órdenes militares del departamento de hospicio y el contador de éste último. se esta­ bleció en esta capital la Real Junta para la dirección y gobierno de la misma Real Casa de Providencia Hospicio.M. En esta ciudad existe la casa-cuna con su tomo. Y la misma jurisdicción ha de ejercer en todas las causas pertenecientes a la fundación demandas que se pongan contra ella y contra sus dependientes”. Mérida y Villanueva de la Serena.M. asearlos. Obispo de esta ciudad y su diócesis. el subcolector. que por otra Real Orden de 29 de marzo del mismo año. vacantes y medias annatas. y en el de éste sirvió la viceprotección y dirección de ella don Francisco Valcárcel y Pastor. asociado con el intendente de este ejército y provincia hasta el 12 de mayo de 1773. ha de tener y ejercer la jurisdicción en todas las causas que procedieren de los mismos nacimientos. partidos y provisoratos de Llerena. cuyo establecimiento data de muy antiguo y en él se deposita a los expósitos. facilitándoseles las primeras rop£s para los expósitos. con el título de juez conservador y viceprotector de la funda­ ción. canóni­ go de la Santa Iglesia Catedral de Badajoz y subcolector de expolios. 47 . pasándolos luego junto con éstas a la contaduría del hospicio para la formaliza- ción del expediente.. El destino de este Real Hospicio. en virtud de Real Resolución de S. así como también para la reclusión de mujeres prostitutas y pobres mendigos de los dos sexos. como presidente de dicha junta. que es propia del tomo y cuarenta y cinco reales mensuales.. entre los particulares que trata declara la jurisdicción en los términos siguientes: “El Intendente de aquella provincia. como a la dehesa de Pie de Yerro. bautizarlos y buscarles nutriz. sirve la secretaría de la junta con voto en ella. es únicamente para recoger.1757. formada dicha Junta por el limo. a cuyo cuidado está la obligación de recoger a los expósitos. lactar. huérfanos desamparados de ambos sexos que ocurran en los pueblos del territorio y obispados de Badajoz y Coria. como representante éste del cabildo eclesiástico. veintiocho reales al mes a cada una. educar y acomodar a los niños expósitos. comunicada el 26 de abril de 1773. quien ade­ más de su empleo. Sñor.

vendiéndose por sus criadores y labradores a los precios que le da el tiempo en que no hay seguridad ." Las huertas. Su pesca es pública. caballar. se pagan diezmos. cermeñas. Son sus aguas muy delgadas y saludables. aunque la mayor parte consis­ te en bueyes. se les destina a oficios varios dentro del mismo hospicio. géneros y lo demás que se cría en el término de la ciudad. También." En el conocido Río Guadiana. bogas. CAPÍTULO 36. nogales. todo con gran abundancia y buena calidad. peras. cuyas aguas no son aprovechables más que para los molinos harineros y abrevadero de toda especie de ganado. CAPÍTULO 35. bordallos. que desemboca por el Norte hacia el Guadiana. de Norte a Poniente. Otro de los ríos existentes en el término es el Evora. pico­ nes. sabaletas. melocotones. en lo que corresponde a panijos. “colmillos” o “muer­ de manos” y galápagos. siendo la preparación de la tierra destinada a viñas con arado. se riegan con agua de pozos y máquinas usuales para ello. manzanos y azofai- jos todo de la mejor calidad. se crían barbos. que desemboca igualmente en el Guadiana. granados. dedicándolos en su mayoría a la fabricación de tejidos . y a la distancia de tres leguas. pardillas. damascos. CAPÍTULO 37. lo que cumplida esta edad hasta los veinte. pasan luego al hospicio estando al cuidado de un maestro de primeras letras hasta los siete o doce años. los niños acogidos en la casa cuna. que baña la ciudad. lo que no se verifica en el pri­ mero de mencionados ríos. CAPÍTULO 38. carpas. t Cumplida la edad de cuatro años. reservándose solamente para la caña. en el que también se cría la misma clase de pesca y algu­ na trucha. anguilas. se halla la rivera llamada de Olivencia." Se cultivan las tierras con arado tirado por ganado yeguar. produciendo en ellas toda clase de legumbres. 48 . la playa o tabla que dicho río forma enfrente de la plaza. albarillos." De las cosechas de frutos. mular y vacuno. criándose en sus quebradas y charcas tencas y carpas. Su arbolado consiste en higueras. que son varias las habidas en este término. entre los confi­ nes de los dos reinos de Portugal y España. ciruelos de todas clases.

ni se conoce la exis­ tencia de aguas minerales. CAPÍTULO 40. CAPÍTULO 41. Hay también algunas fuentes a corta distancia de la ciudad. debido a lo difícil y costoso que resultaría su conducción hasta la capital.' No existen terrenos incultos. existe una barca que sirve de paso para aquel extremo.' Los puentes están situados uno sobre el Guadiana. en los que no se paga en ninguno de mencionados ríos portazgo. estrechados los labradores por falta de tierras para la labor por la extensión de los transhu- mantes. 49 . por el que se sale de la ciudad. CAPÍTULO 39. otros dos. pues. haciéndose la molienda generalmente con yeguas y algún que otro trillo.' Sólo hay tres molinos de aceite. para que no se perjudique al arbolado. y uno en el llamado Evora. En las inmediaciones de la villa de Talavera la Real. sirve este terreno para pasto del ganado vacuno y de cerda.' Por lo expuesto en el anterior capítulo. se resalven en las matas varios pies. dos en el de Calamón. C on otros terrenos cercanos a la villa de Corte Peleas y lugar de la Albuera junto con otros pueblos. En los dos primeros años de descanso. sucede lo mismo. los rozan y siembran sus vecinos. No se ha intentado abrir ni hacer acequia alguna. a tres leguas de dis­ tancia de esta capital. se da solución a esta pregunta encargándose que cuando se hagan las rozas. lo que previene en este punto la Real Resolución de montes. pagando estos un corto terrazgo al fondo de propios y arbitrios de la ciudad. sobre el arroyo de Rivillas. pero ninguna en intramuros. así como para la cría de colmenas. estas dos villas comuneras. aunque se hallan algunos montuosos en los confines del término hacia la villa de la Puebla de Ovando. advirtiéndosele al que ha de rozar o quemar. perteneciente al fondo de propios de dicha villa. CAPÍTULO 42. juntamente con los de La Roca y Villar del Rey. gastando mucho en reducirlos a labor y exponiendo el premio de sus tareas y fatigas en la distancia y a lo adverso o propicio del tiempo.

se advierten varios acebu- ches. Sagrajas y el valdío común llamado Sierra de Dueñas. como son Los Fresnos. no puede saberse a cuanto sale el precio a los curtidores ya que es cosa eventual su apro­ vechamiento. bien por descuido o por malicia. aplicándose también dicha madera. No hay noticias de la existencia de hierbas medicinales ni tampoco de las que se pudieran beneficiar las fábricas de jabón. CAPÍTULO 43. Esto últi­ mo suele hacerse con el fin de que su suelo produzca tierra temprana. ya que se refiere en todo a lo dicho en el anterior. consistente en la encina y alcornoque. se aprovecha por el ganado de cerda. 50 . no pueden entrar ni salir por sus puertas ningún vecino sin orden de la justicia. El fruto de su arbolado. CAPÍTULO 47. para las obras de conservación del Real Arsenal de la ciudad. carpintería de obra gruesa. cabrío y yeguar. norias. de la que por ser plaza de armas cerrada. Arcos. Por tal motivo. De dichos montes se extrae la leña para hacer carbón y madera para la fabricación de útiles de labranza. en las que no se han hecho injertos. porque a sus dueños no les ha conve­ nido por parecerles de poca utilidad. por lo que sería necesario se ejecutase una ley sobre el descasque. castigán­ dose dichos perjuicios con arreglo a las ordenanzas municipales que tiene la ciudad.- Los montes suelen quemarse. todos dentro de la jurisdicción. CAPÍTULO 44.- En algunas dehesas de dominio particular. vacuno. CAPÍTULO 46.- Sobré el particular de este capítulo.- Dichos montes suelen descascarse por personas que se dedican a hacerlo furtivamente. nada transcribimos. para que su producto fuese para los propietarios. pastando las hierbas el gana­ do lanar. en su capítulo treinta y siete. tintes y otras.- El número de montes que hay en esta ciudad es de treinta y ocho. siendo la mayoría de estas dehesas de domi­ nio particular. CAPÍTULO 45.

aunque cuyo número. y otros. hasta treinta y cinco. se han hecho dos a princi­ pios de este año. suponiéndose fue su causa las continuas guerras habidas en Extremadura . había de ser de noventa y ocho. Los Fresnos. CAPÍTULO 50. rete­ nido su deseo por considerse de gran perjuicio para el vecindario de esta ciu­ dad. Sólo se conocen unas casas o cortijos. es de ciento treinta y nueve.' No hay tierras cerradas con el pretexto de ser arboleadas. subsistiendo sólo de ella la ermita ya expresada del mismo nombre.' Se conservan escritos de haber sido poblaciones suburbias Telena.' El número de dehesas en el término de esta capital. 51 . por la que se castiga a los contraventores de ella. de las que no pueden darse los nombres de sus propietarios. sin jurisdicción.' La caza en todo este término. Se ignoran los motivos de su despoblación. CAPÍTULO 52.' N o existen castillos ni casas de campo con término o terreno propio jurisdiccional demarcado. sabiéndose según noticias dadas por el intendente y por otros documen­ tos vistos. CAPÍTULO 49. y con ella los Arcos. guardándose la veda. t CAPÍTULO 53. situados en las dehesas propias de vecinos labradores pudientes de esta capital y otros pueblos. hallándose pendiente el recurso en el Consejo. que dieciséis de estas dehesas están a pasto y labor. por falta de la certificación que había de facilitar el administrador general de rentas provin­ ciales. a excepción de las que intentó hacer el Marqués de la Hinojosa en el lugar de Valmojado. des­ truida ésta durante la guerra de Sucesión. la del Rehollado. Aldea del Conde. es de variada especie.' Por carecer la ciudad de semilleros y plantíos. CAPÍTULO 48. CAPÍTULO 51. situados en intramuros y extramuros de la Puerta de Palma. según consta en el documento número diecinueve de este expediente.

nueve lobas. Es otro de los inconvenientes. romero y jara. a nueve mil cuatrocientos y en 1790 a seis mil cuatrocientos cuarenta reales. siete lobas. cuyo consumo es para los abas­ tos de la Corte.' N o hay noticias de la existencia en todo este término de mineral de nin­ guna clase. diecinueve lobos. cuatrocientos sesenta y cinco zorros y ciento sesenta y ocho cachorros. dieciseis lobeznos. produciendo la competente cosecha de miel y cera. diecisiete lobeznos. conforme a una Real Orden.' Los asientos de colmenares en este año de 1791 es de ciento veinte. para el exterminio de lobos y zorras. en el segundo año. el de cerda de seis mil novecientas ochenta y el de cabrío asciende a cinco mil cuatrocientas cincuenta cabezas. CAPÍTULO 56. cuatrocientos cincuenta y tres zorros y cincuenta y cinco cachorros . doce lobos. doce lobos. sitios reales y demás pueblos del reino.' La cría de ganado es de toda las especies. el cardillo. el de vacuno cuatro mil trescientas veinte. ni de canteras de mármol. tomillo. se usa para la labor destinándose el caballar a las tro­ pas de S. CAPÍTULO 55. el no permitirse la situación de colmenas en ninguna dehesa sin el consentimiento y voluntad de quienes las disfrutan.M. Anualmente se celebran en la ciudad dos cacerías entre el vecindario. Suelen ser frecuentes los robos a colmenas por su inmediación con el Reino de Portugal. cuya conservación y cría es regular. Las cantidades pagadas en premios ascendieron en 1788 a seis mil nove­ cientos cincuenta reales. la distancia que debe haber de 24 un asiento a otro . según en la situación que se encuentran. prescribiendo las ordenanzas municipales. excepto los de cal y canteras 52 . y personas particulares. matándose en el de 1790. jaspe ni yeso. A l siguiente de 1789. veintidós lobeznos. CAPÍTULO 54. la cabeza o piel cobrada. siendo el número de esta especie de sete­ cientas treinta y cuatro cabezas. premiándose. matándose en el primero de dichos años. y es de presumir que con estos contratiempos se prive a los naturales de seguir en la granjeria de tan importante ramo. seiscientos veinte zorros y ciento noventa y cinco cachorros. El ganado vacuno. Su alimentación es a base de flores de hierbas. en su capítulo treinta. se premiaron catorce lobas. el de lanar fino y basto de cincuenta y siete mil cuatrocientas veinte.

señalándose a cada una su término privati­ vo. intendente del ejército. contaduría y tesorería de ejército. dice así: “La ciudad de Badajoz. 130. don Ignacio Paino Mateos. que dista una legua de Portugal. en la cual residen el capitán general. y todas las demás oficinas que son corres­ pondientes a una capital de provincia. Pero ciñéndome al terreno que abraza la jurisdicción privativa de esta ciudad.000 mil fanegas de tierra. Sin embargo. el resumen general que hace don Juan Antonio de Inguanzo. 53 . don Miguel de Andrade y Alvarado. Dicho expediente está firmado en la Ciudad de Badajoz. con 5. En esta inmensidad de tierra de sesenta y cinco leguas cuadradas. sobre los cincuenta y seis capítulos que compo­ nen el expediente formado de la Visita a la ciudad de la Baja Extremadura. El testimonio que consideramos de interés y que a continuación copia­ mos. al pasto de ganados. capital de la provincia de Extremadura y último pueblo de mi visita. en la mayor parte. pues sería mejor se poblase su término y se restableciese parte de los treinta y cinco luga­ res que aseguran hubo antiguamente. quedando con recíproca comunidad de valdíos con Badajoz. es más que los otros comuneros juntos y padece la misma despoblación. 650 a olivar. no queremos prescindir de recoger en él a manera de Epílogo. Talavera la Real. en 1791.230 que tiene esta ciudad. obispo. don Manuel Sotero Fernández. en la siguiente forma: 240 fanegas con destino a huertas. Su término se extiende a trece leguas de largo y cinco de ancho.000 de viñe­ do. en cuyo número se incluyen la$ 3.000 en dehe­ sas y 117. con motivo de la creación de la nueva y Real Audiencia. Valverde de Leganés. es Plaza de Armas.494 vecinos. 50. el Conde de la Torre del Fresno.000 de labor en tierras valdías de dominio particular. su alcalde mayor. La Roca y Villar del Rey. Se regula todo su término en más de 300. el Almendral. figurando como escribano. y don Bartolo­ mé Bonilla y Donoso. cuyo uso se emplea para las obras de vecinos y fortifica- ción de la plaza. se mantienen los citados ocho pueblos comuneros. el día once de abril de mil setecientos noventa y uno por don Pedro González Calderón.de piedra de granito. y hoy son unos despoblados dedicados. 2. y son una tercera parte de los vecinos que correspondía haber si hubiese una regular población. Y como punto final a estos comentarios. los cuales antiguamente fueron todos aldeas de Badajoz. hay iglesia catedral y tiene guarnición de tropa de infantería y caballe­ ría.310 de valdíos. don Rodrigo de Moscoso y Becerra. y después se separaron y erigieron en villas independientes. aunque pequemos de redundan­ cia en algunos de los puntos ya citados en el presente trabajo. gobernador militar. no se había de aumentar el vecindario de la ciudad. inclu­ yéndose la Albuera y los otros seis pueblos comuneros que son la Torre.

El bien público. para que los labradores. reuniendo la labranza y la cría de ganado. y ningún jornalero tiene interés en hacerlo mejor. sementera y reco­ lección. con quienes es útil vivan reunidos para auxiliarse mutuamente sin la necesidad que hoy tienen de separarse y ausentarse lejos en busca de su jornal. las encinas y alcornoques. no hay criados permanentes. pues es para otro su trabajo. y se reducen a la clase de men­ digos en las ocasiones en que falta el jornal. no suplen esta falta de pueblos. artes. de modo que nadie estuviese ocioso. quintas y casas de campo. se derramase la población que se aumentase en los sitios y parajes más oportunos en su término. al recreo y a la her­ mosura con paseos. que es el motivo de que sean unos vecinos timoratos útiles y aplicados al trabajo de sus familias. debiendo dedicarse la tierra de sus contornos al gusto. que no comen si no en las temporadas de labores. si para que fueran buenos labradores se les diese casa. En esto me fundaba para que sin hacerse novedad en el actual vecindario de Badajoz. sin otro interés que el de ganar su jornal. exigiéndose pueblos formales con sus respectivos territorios e iglesias parroquiales. pues todos se hallan servidos por criados advenedizos que no tienen otro interés. la cría de ganado. y en especial en las plazas de armas. de manera que todos vienen a ser unos criados de poca inclinación a sus amos. pues cada años se nom­ bran aparejador y gañán. a la vista e inmedia­ ción del terreno. siendo más propicias para gentes que viven de rentas. a cuyas órdenes se sujetan todos los demás sirvientes que se reciben cuando son necesarios en los tiempos de barbechera. sino ganar su jornal trabajando mal y perezosamente. viniendo a ser unos ciudadanos sin arraigo. Los cortijos que hay en este término. Por el contrario. se oponen a las faenas rústicas del campo y a la grosería de los labradores. lo aprovechasen mejor cultivando todos los frutos a que fuese apta la tierra. Esta consideración del perjuicio público que resulta de la precaria situa­ ción de los puros jornaleros. porque suelen ser unos hombres sin educación y de poca fidelidad. la labranza. comercio. los que fácilmente pasan a ser delincuentes y enemigos de la sociedad. jardines. El aseo y cultura de las grandes ciudades. porque nadie trabaja para sí. me inclina a preferir la labranza distribuida entre muchos pequeños labradores que cultivan tierras arrendadas por su cuenta y tienen ganado en aparcería. 54 . en donde es desconocida la policía y no hay la sujeción de cerrarse las puertas por la noche. sueldos. oficios y toda industria de lujo y finu­ ra. que son los que gobiernan en jefe la labranza y el ganado de labor. granos. de manera que. villas y lugares abiertos. como sucede en las capitales. recibe mucho perjuicio por esta multitud de jornaleros. Pero es difícil hacer novedad en la actual constitución de estos infelices jornaleros. En estos cortijos. los olivares. lo malbaratarían o darían tan mala cuen­ ta que se desanimarían los dueños y nadie les fiaría ni anticiparía cosa alguna. tierras. son más propios para las aldeas. las viñas. aperos de labranza y ganados. arbolados.

y de cerda 7. Aún cuando a la cosecha de trigo se añadan algunas partidas que no pagan diezmo. el abandono y pérdida de una gran parte de los terrenos ocupados con matas de monte bajo o con pastos que se aprovechan por el ganado forastero. 10.160 de garbanzos y 3. porque es intolerable que se. por lo cual.000. resultando de su mucha distancia. y en caso de continuar desierta la tierra. Cabezas de cabrío. lo que es doloroso suceda en un término capaz por su extensión de proveer a la manutención de mucha más población. como se ha computado que comprenden las tres cuartas partes del término. en las tierras valdías que son de dominio particular y en los mis­ mos valdíos comunes montuosos los cuales se rompen con licencia de la ciudad. Es también muy costosa. capítulo I a de las ordenandas de esta ciudad. Tiene 141 dehesas de propios y de dominio particular.000 cabezas. carezca de los granos y frutos necesarios para el consumo de esta ciudad. 4. se lee “que en los principios se destinó todo su término para la labor y que no se permitió reducirlo a pasto de ganados. quienes prefirieron la labor como princi­ pal apoyo de este pueblo. son 18.000 arrobas. Por consiguiente. si no cuando hubo imposibilidad de cultivarlo”. En el título 32. Hoy se ejecuta la labranza en las ochenta y siete dehesas que son de pasto y labor. De donde se infiere que esta abundancia de tierras de sólo pasto. no es de esperar que se vuelvan a poblar los ya despoblados de Badajoz. y el ganado lanar fino. según regulación por el diezmo en un quinquenio.190 arro­ bas de aceite. pero las de puro pasto son de mucha más extensión. se coge mucho menos trigo del necesario para su consumo. Sus actuales cosechas.070 fanegas de trigo. extender su labranza a todas las dehesas que necesiten de las que hoy se hallan reduci­ das a puro pasto. no es menos cierto que en Badajoz. resta ver si por otro medio se puede dar algún fomento a la agricultura. será muy decadente la agricultura. las cuales. viniendo a reducirse las dehesas de pasto y labor a la otra cuarta parte. en 38. habien­ do sido todas en su origen de pasto y labor. y en los rescalvados que es una faja de tierra 55 . prefiriéndo los vecinos labradores a los ganaderos.000 cabezas y otras 1. vacu­ no 2. es contra la voluntad de los primeros pobladores. la que no puede prosperar mientras no se aproximen los labradores a las tierras de su propia labor. Supuesta la dificultad de introducirse los labradores chicos en pueblos pequeños a la inmediación de sus labores. la erección de nuevos pueblos. en especial a los transhumantes. lo que es la prueba más eficaz de la decadencia de su agricultura.200 de basto. 1. Se regula la cosecha de vino en 18. se debe permitir a los labradores de Badajoz.850 de cebada. a cuyos propios se paga terrazgo. los cuales mantienen en este término 62.500. hoy son 54 de puro pasto y 87 de pasto y labor.000 cabezas lanares.

se ha de empezar permitiendo la libre extracción de granos a Portugal pues se puede coger en Extremadura. hoigo decir que la hierba es de tal apruebe. producen anualmente dos o tres frutos. sean sobrantes y no haya escasez. 56 . el cual mantenido a pesebre alguna parte del año. Sin embargo. Pero si esta tierra no es suficiente para proveer de granos a los vecinos de Badajoz. porque estos se aumentan. si no exten­ diendo a mayor cantidad la tasa de los veintidós reales impuesta por la Pragmá­ tica de 31 de julio de 1765. de su estrechez de pastos.labrantía. porque se ha de ganar el cultivo al terreno que existe dentro de su tér­ mino. si se ejecutase lo mismo en este término de Badajoz no harían falta las dehesas boyales para la manutención de ganado vacuno. en donde abunda mucho el ganado vacuno. siendo otro de los frutos importantes para el alimento de los hombres y para el comer­ cio de queso y manteca. que crece a mucha altura. pues como las dehesas boyales están próximas a esta ciudad no sirven para la manutención del ganado de los cortijos distantes. si no que promovería la abundancia de nuestros granos y haría más remota su esterilidad. Pues. secase y recogiese aquella hierba al modo que se practica en las provincias setentrionales de España. que no solamente nos produciría dinero. de manera que los años medianos. ¿será justo que perezcan y se disminuyan los hombres para que se críen y fomenten los irracionales? ¿y no es esta predilección de los ganados una trasgre- sión de la primitiva ordenanza que se ha referido? No basta que se aumenten las dehesas de labor. parece que nos ha venido a las manos la ocasión de un ventajoso comercio con los portugueses. si no en el tiempo de mucha estirilidad. que se necesita ali­ mentar el ganado vacuno. se paga la renta que se rematan en pública subasta. se desperdicie mucha parte de ella. a lo que combida la misma naturaleza. produciría el beneficio del estiércol para abono de las tierras no comprendiendo el motivo de no aprovecharse la leche. con que se labran las tierras. contigua a todas las dehesas y correspondiente a los propios de la ciu­ dad. Se debe aspirar a tal abundancia que se llame año escaso. Pero es preciso repetir aquí lo que he dicho en el informe sobre Valverde de Leganés. siendo preciso que pacida entonces. cuyos dueños sufren la carga de mantenerlo a sus expensas con haces de trigo. cebada y forrajes. creyendo sería un remedio de economía. cuando hay solamente los granos necesarios. no se puede conseguir. que para fomentar la agricultura. si se segase. más de lo que se necesita para su consumo. En las dehesas contiguas al Guadiana. segándose uno de ellos para heno y el resto se pace por el ganado. cuyo río atraviesa el término. reducida la tierra a prados. pues habién­ dose unido la fertilidad de España con la escasez de Portugal. Este beneficio de suma importancia. si no.

porque la concurrencia de todos los granjeros y su aprovechamiento tumultuario. Sobre el aprovechamiento de bellota no hay economía ni igualdad. título treinta y tres de las ordenanzas de la ciudad. aunque yo no he podido comprender el fundamento por el que la ciudad se haya apropiado de este derecho. Ante todas cosas. solamente durante el inverna­ dero. es que en todo este término. se le señalasen en los valdíos inmediatos a su labor. dos y tres yuntas.888 reales y seis maravedís. se tasa el número de puercos que se pueden engordar con dicha bellota. repartiéndose los referi­ dos 28. pues en La Roca nada pagan los labradores que hacen sus sementeras en los valdíos de aquella jurisdicción. que se acomodase en primer lugar a los labradores de una. siendo el monte de Sagrajas. dejan agotado el pasto en ciertas tempora­ lidades en el que no puede subsistir el ganado lanar. Otro estorbo contra la agricultura de Badajoz. con sus rastras. disfrutándose por los ocho pueblos comuneros. el goce privativo de dicho fruto donde en recompensa. privando de este beneficio a los vecinos que no tienen puercos. si no después de acomodados los primeros. que son la mayor parte. en 57 . por las tierras que se labran en los valdíos de los pueblos comuneros. sufren la pensión de mantener. sin orden ni economía. cierta parte de terreno correspondiente a sus hierbas. reputándose ser necesarias ciento cincuenta obejas para cada yunta. no hay una encina de dominio particular. si no solamente las que se crían en los despoblados de Aldea del Conde y los Arcos. nueve cabezas yeguares de vecinos. bien que no se p ra c tic a uniformemente en todos.000 fanegas de sus valdíos. así de dehesas particulares como de valdíos. El defecto más excepcional. Toda la demás bellota. a excepción de Aldea del Conde y los Arcos. para cuyo remedio. lo que es conforme al capítulo pri­ mero. cierta cantidad en dinero.000 reales. lo cual es una desigualdad que no se ha visto en los demás pueblos. entre quienes sean muchos o pocos. en cada millar. Todas las dehesas de este término. son las 117. corresponde hoy la bellota a los pro­ pios de la ciudad. que no bastan para alimentar el ganado lanar que necesitan los labradores. el que permanece de común apro­ vechamiento a favor de estos vecinos sin pagar nada. 28. ni se atiende a la conservación y fomento del arbolado. con­ vendría que a cada labrador de los dichos pueblos comuneros. cuyo aprovechamiento se concede solamente a los granjeros. sin atender a los labradores más crecidos. hasta que se ajustó una concordia por la que se reservó la ciudad. en que tienen un pleno dominio sus particulares. es común y valdía. anualmente a los otros pueblos comuneros. Aquí hay el estilo de pagarse a la ciudad. que parece deba ser com ún a to d o s los co m u n eros. A consecuencia de dicha concordia. a la que se le pagan por su aprovechamiento. bien entendido. gratuitamente. en donde tuviese el pasto exclusivo.

y el res­ tante terreno. La Lapilla. quienes se reparten esta bellota. nadie se interesa eficazmente en su fomento y conservación.000 ovejas. de los que ya se ha hecho mención en sus respectivos informes. La bellota del monte Sagraja. es útil su destrucción a los dueños y usufructuarios del suelo. en la que se labran quinientas fanegas a dos hojas. Aldea del Conde. En este caso siempre hay opo­ sición de intereses. No puede haber economía en este aprovechamiento de bellota. con una pieza destinada para cárcel. más y mejor será la hierba y la labor. se disfruta a puro pasto por 6. Hay bellota para engordar cien puercos. cárcel.000 cabezas transhumantes. de cuya precipitada recogida. Resta tratar en este resumen. Consta de una dehesa con cabida para 2. sean de diferentes dueños. y por el contrario. La Lapilla. como es de la ciudad. obliga al dueño a recoger anticipadamente el fruto para que sea menos el granillo. los Arcos y Malpartida. desde cuyo día es valdía y común de todos. antes de su entera sazón. con habitación para su ermitaño y dos guardas. vienen a ser nueve las villas despobladas y eximidas que hay en el partido de Badajoz. oca­ siona una pérdida considerable en la cría general de cochinos. que siendo común en la mayor parte de los pueblos del partido. los que unidos a Monsalud. por que cuantos menos árboles. Concurre también el abuso de que aquellos vecinos. 58 . corral de Concejo. una ermita. si no para las matanzas de los vecinos. propia de la condesa de Benavente. que son Aldea del Conde. por que el derecho que el usufructuario del pasto tiene al granillo o bellota que se cae de los árbo­ les. La bellota y arbolado. de manera que es más fuerte el interés de aniquilar y destruir las encinas que de conservarlas. lo que motiva otro de los aprovechamientos tumultuarios y desordenados con lo que se malbarata mucho fruto. puede conducirla en carros o caballerías. resulta un gran perjuicio. entre los que disfrutan ambos dominios. el Palacio la Bej arana. por que. mientras el suelo y el arbolado. con título concedido por la condesa. dos casas en las que viven el teniente de alcalde y un guarda. ejercien­ do la jurisdicción un caballero vecino de Badajoz. Se compone de una casa. teniendo cada uno de éstos la facultad de llevarla a hombros a su casa hasta San Simón. Los Fresnos de Olivenza y Loriana. corresponde al Marqués de Monesterio y La Lapilla. son propios de la ciudad. lo que precisa a recogerla antes de tiempo y sazón. solamente pueden disfrutarla hasta San Andrés. tengan o no tengan puercos con proporción a la matanza que a cada uno se le regula necesaria. tiene siete millares y medio de tierra. y desde este día hasta San Andrés. empieza a disfrutarse desde el día de San Miguel por todos los vecinos. alcanzando a todos. sin pagar nada. de cuatro despoblados con jurisdicción exi­ mida. originándose también la disminución del arbolado.donde la bellota del común no se reparte para hacer granjeria.

labor y bellota. Los Fresnos de Olivenza. con casa y en la que no existe alcalde. que consta de una dehesa de cuatro millares de pasto. . es otro de los despoblados correspondientes a doña Josefa Herrera. ejerciendo su jurisdicción el arrendatario de la dehesa. con una casa y cárcel. está reducida a una dehesa de pasto y bellota de tres millares. del Marqués del mismo título. Loriana.

48. 2 del expediente. don Francisco Rubio y apar­ ceros. 42. vecinos de la ciudad de Badajoz. Expediente en que versan el Marqués de Velamazan.M . 4. Expediente ejecutivo instaurado por diferentes acreedores contra los bienes de Fran­ cisco Javier González. del comercio de esta ciudad. vecino de Valverde. regatones. sobre una suerte de tierra que fue de don Antonio Montero de Espinosa. 29. presos en la Real cárcel. hojalateros. El mismo don Pedro Velasco contra don José Francisco Grajera. taberneros. corregidor interino de esta ciudad. con otros tres compañeros. portugués. vecino de Villoslada. 7. el de olleros. núm. Otra sobre haberse traido del campo el cadáver de Juan Capilla. por fuga de la cárcel con rompimiento del techo de la misma. a 22 de marzo de 1791. perpetuo y del M . T* Notas 1 Manuel Sotero Fernández. O tra formada por los dependien­ tes del Resguardo de Rentas a Alonso Villalobos. escribano de núme­ ro. 71. sobre la dehesa de Cubillos. Otra contra el referido Bonifacio Nieves. Concurso de acreedores hecho por don Manuel Hernández de Guevara. Manuel Ramón Andrés. 6. el de sastres. Y para que conste donde y como convenga. su yerno.N. presos por robo en la casa de don Cristóbal Montalvo. núm. son: U n expediente formado a instancia del Procurador agente de esta ciudad. (Doc. vecino de la Coronada y doña Isabel Pinilla.) 2 Que en virtud de orden de Don Pedro GonzéSez Calderón. alcalde mayor. 32. guarnicioneros. por la quimera que causa­ ron en la noche de catorce de julio de 1789. Manuel Caraba. 16. choco­ lateros. armeros. El de caldereros. 13. albañiles. comunicada a uno de los Ministros ordinarios de su juzgado. Gregorio Díaz. don 60 . Otro por don José Joaquín López Montenegro. contra Roque de Cabrera y Barbado. por diferentes robos y venta de colmenas. 21. vecino de Maguilla. del expe­ diente. 2. 45. y heridas que dieron a Manuel Alvarez y Antonio Chacón. preso el primero y prófugo el segundo. comisionado para la persecución de contrabandistas y malhechores. y M. herreros. l e. Pedro Coriano. ganadero meste- ño. contra José Marcía. Las Causas civiles y ejecutivas entre particulares. 5. Infantas de este Reino y del de Portugal. carpinteros. ya difunto. 29. por la muerte violenta que dio a José Cayetano Díaz. Real en todos sus reinos y señoríos. Otra entre don Luis María Enrique de M ontalvo. Gonzalo Delicado. ignorándose el agresor. cuando hicieron su tránsito por esta capital. con diferentes heridas. 4. Lorenzo González. Ayuntamiento de esta ciudad y de la Capitanía General de este Ejército y provincia de Extremadura. sobre haberla injuriado con palabras mayores. confiteros. por desahucio de la dehesa El Navio. doy la presente que firmo en Badajoz. comparecieron en mi oficio los cabezas de los gremios de artesanos de que se com­ pone este vecindario.L. (Doc. contra José Pérez. público del número. y Bonifacio N ie­ ves. JuarTMiguel Cam pos y dos hijos de este último.) 3 Causas criminales del escribano don Juan de la Plaza: U n a formada por don Francisco Chacón. certifico: Que por los alistamien­ tos hechos del vecindario para que se sirviese poder alojar la comitiva de las serenísimas Sras. resulta ser el número de sus habitadores el de tres mil doscientos treinta. Contra Pedro Guillén. y manifestaron ascender el número de sus individuos a los siguientes: El gremio de comerciantes. de estado honesto. Expediente de desahucio de las caballerías que llaman de Meló. barberos. Causa criminal contra Juan Macías. de la de Valverde. peluqueros. de la villa de Valverde de Leganés. su mujer. zapateros. y la de A na Escudero. sobre la reunión de su matrimonio y pueblo en donde fijar su residencia. 13. escribano del Rey Nuestro Señor. vecino de Talavera la Real. A instancia del mismo. otra sobre amojonamiento y deslinde la dehesa Rostro. su tierra y partido por S. Manuel Cristo y José García. instaurado por don Pedro Velasco Rubio contra don Juan Caldera de Escobar. La formada contra Juan Pailla.

61 . contra don Pedro Velasco Rubio. Expediente formado a instancia de A ntonia Fabrigo. así de este reino como del extranjero. 2. Expediente entre don Pedro Carbonell y don José Rodríguez. 450 maravedís.584 reales. sobre réditos de un censo. sobre que Roque de Cabrera y Barbado. lana de vicuña. 2. Don Pedro Fer­ nández. pieles y pelo de cas­ tor y liebre. Salvaleón. sobre pago de maravedís a don Antonio José Cortés. cardas. Solicitud de don Agustín Pérez Navarrete. en la Solana. aceite. comerciante contra don José Barrera. Albuera. En el Sitio del Regido. escribano. con un producto de 93. sobre desahucio de la dehesa La Rueda a don Luis de Solís. 6. (Doc. escribano del Rey nuestro Sor. contra don Pedro Güero. vecino de Cáceres. regidor perpetuo. con distinción de los diezmos que en cada uno le pertene­ cen las cantidades en reales de vellón: De la ciudad de Badajoz percibía 4 novenos y medio en los diezmos de queso. La Parra.. núm. de 1. sobre anula­ ción de arrendamiento de la dehesa Valdesevilla. público del número y perpetuo de esta ciudad y de la comisión del Real Pósito de ella. Solana. Expediente por parte de don Gonzalo Carvajal. resulta por ella. aguafuerte. lana. goma. 6 Don Pedro Francisco de Vellojín. propieda­ des y censos de la dignidad episcopal de esta diócesis en que se comprenden los pagos de consig­ naciones. cit.073 fanegas. sobre reintegro del pago de 10. 5 Antonio San Martín y Cía. vecino de Jerez. pelo de camello.Francisco Jerónimo de Uribe y el Conde de Vía-Manuel. granos.550 de granos de medianías. Expediente de don José Nájera. que los géneros que se consumen en la fábrica de mi cargo. 10 celemines de trigo. palo campeche y barras de vino.380 reales vellón. uvas y minucias. agalla. hecho a favor de don Bernabé de Liaño. de los reales efectos de Penas de Cám ara y gastos de justicia de esta provincia de Extremadura. Feria. núm. pague cincuenta ducados. y el de panadeo. que los fondos del mismo Real Pósito se compo­ nen: El de maravedís de 170. de todos los granos.M . doc. depositario de la cuenta perteneciente al año de 1790. El eje­ cutivo a solicitud de Deán y Cabildo. sobre que dé alimentos a sus hijos. Certifico que habiendo reconocido las cuentas de rentas decimales. sobre el pago de arriendo de la dehesa Torrequemada. Zafra. del comercio. Morera y Santa Marta.) 8 Don Francisco Márquez Villalobos. a consecuencia de órdenes de la superioridad y particularmente de la novísima Instrucción por la cual se proviene no se admita a encabezamiento a los pueblos en que haya juez letrado. cuya mitad corresponde al Real Haber o ramo de gastos de justicia. alcalde mayor que fue de la ciudad. vecina de esta ciudad. Certifico: Que los expli­ cados reales efectos se hallan en esta capital por rigurosa administración de cuenta de la Real Hacienda desde el año de 1774. verdete. son los siguientes: De España.265 reales. Otro instaurado por el Conde de Fernán Núñez contra el Conde de Vía-Manuel. caparrosa y planchas. En Villalba. De la uva de la Calera y Villalba. Aldeas y ducado de Feria: Valverde de Leganés. Alconera. cargas y pensiones correspondientes a los cinco años corridos. (Doc. Ejecutivo a ins­ tancia de la compañía de Longistas de Madrid contra don Felipe Paian Rubio.670 fanegas y 4 celemines de la propia especie. 7 Roque Cabrera y Barbado. real en todos sus reinos y señoríos. El de labradores de 9. percibe 89. Salvatierra. comerciante. Certifico. Sobre las ánuas de la testamentaría de don Fausto Herrera Zapata y Tobar y la de don José Antonio Rangel. Corte Peleas. 2. Expediente contra Pedro Oblanca.589 reales de un noveno y medio de todos los diezmos.) 4 Ibid. Montijo. gana­ dero. 3. sobre posesión de sus ganados en la dehesa Carrascal y M ojias Altas. Villalba. ganadero transhumante. resulta el producto y renta anual de la citada dignidad episco­ pal en los pueblos de este su obispado. sobre cumplimiento de una contrata. Alburquerque y Codosera. Ejecutivo de don A lonso de la Torre. desde 1Q de marzo de 1785 hasta fin de febrero de 1790. Del Perú y Buenos Aires. olandilla. presbítero. no alcanzando en tiempo alguno para los precisos de la administración de la misma justicia.000 reales vellón. Certifico: Que habiéndoseme exhibido por don Juan Sánchez Cabezudo. y que de sus eventuales productos ascienden anualmente por un quin­ quenio a 2. Talavera la Real. vecino de esta ciudad y fabricante de sombreros finos de ella.420 reales vellón. pelo. núm. contador principal por S. Villar del Rey. contra los herederos de doña María Ortiz Ballesteros. contador de rentas de la dignidad episcopal de esta ciudad de Badajoz. y de los extranjeros.

687 reales. Componen las rentas de este hos­ pital 25. Para la iglesia y culto divino.353. presbítero. A l alguacial del tribunal eclesiástico. capellán de honor de S. Jerez.700.260 reales en censos y casas. 90 reales. igual cantidad. A los cuatro vicarios de la Santa Catedral..) 9 Certificación de don Juan Carvallar Jinera. 600 reales a cada uno. el Domingo de Pascua de Resurrección y en la O ctava sale su procesión y en septiembre la fiesta de la Navidad. confesor del Rey.500 reales. 25. 5. tiene 44 hermanos.000 reales y ochenta fenegas de trigo. Son sus patronos el deán de la Santa Iglesia Catedral y el prior del convento de religiosos de San Agustín. Valencia del Ventoso. como capellán del mismo. 1. confesor del infan­ te don Antonio. 12. a quienes se les paga de salario a cada uno. cit. La segunda de éstas. (Doc. anualmente. teniendo como su mayordomo a don Blas Servio. celebrándose misa todos los domingos por los hermanos de ella. Y a la del Excusado. A l Sangrador.. celebrándose en ella su fiesta. A l contador. 2. es su mayordomo don José Begas. A l juez metropolitano de Salamanca. igual cantidad anual. 27. curación de enfermos.50? reales. 3. 117 reales. A l capellán. Se compone de 38 hermanos y 8 hermanas viudas. A l administrador. Villanueva del Fresno. La de Jesús de la Humildad. 1. 550. núm. 9. 6. Pensiones: A la Real Orden de Carlos III. obispo de Badajoz y del Consejo de S. obispo de Badajoz..059 reales. administrador de los bienes y renta de la iglesia y Hospital de San Sebastián. Fregenal.193 reales. Las renta de censos ascienden a 134 reales vellón. celebrándose sus fiesta en Agosto.396 reales. 50 reales. Diezmos de Arréala que paga el ganado transhumante que pasta en las dehesas del término del diezmatorio común al este obispado. Oliva y Valencia del Monbuey.100 reales. 1. Diezmos que producen dicha dehesa Palacito y Suertes de las Bar- dacoas. núm. A don Manuel Inocencio de Segovia. Barcarrota. (Doc. don A lonso de Solís y Grajera. 8. La Vera Cruz. núm. A l enfermero mayor. Don Agustín del Cam po Rivera. y 98 por la dotación de cáte­ dra de gramática. 6. A l fiscal general eclesiástico.700 reales.29. 4. quienes pagan a su ingreso 5 reales anualmente. La dehesa de Palacio le renta 2. Tierras de Herrerín por su arrendamiento. A don Alonso Cam acho.100 reales anuales y dieciocho fanegas de trigo.164 reales.866 reales. 23 maravedís. número 9. costeada esta por los propios cofra­ des. Su mayordomo es don Vicente Maderuelo y Carmona. 1. procurador de Cám ara del limo. A don Joaquín Hernando. 9. es 62 . A la real C asa de Hospicio. 9. 11 Ibid. Las Cargas son: A l colegio seminario.800 reales. percibe 2.920 reales.259. 5. sujeta a la jurisdicción de don Alonso de Solis y Grajera. con 120 hermanos. tiene una renta de 907 reales. 1.200. de la Orden de Santiago y de la Santa Sede apostólica.M .) 10 Doc. 2.. 698 reales. 300.650. La Concepción. tiene como mayordomo a Manuel Aparicio. 1. tierras de labor.127 reales. cit. A don Miguel del Olmo. De Burguillos. percibe por ello 59. 10. núm. doc.100. M.) 15 Se hacen en esta ermita dos fiestas al año.244 reales. 8. celebrándose en ella honras por los hermanos difuntos y la fiesta del señor con misa y sermón. A l preceptor del mismo. Es su mayordomo don C ele­ donio Molano.433 reales. 2. con un total de cargas y gastos de 13. como confesor de la infanta doña María José. Los gastos de consignaciones a mayordomos de rentas y palacio episcopal. Igual cantidad a don Miguel Ignarra. procurador y vecino de Badajoz.058 reales. 12 Relación de don Pedro Martín Núñez. Atalaya y Valverde. con la obligación de enterrar a los hermanos de ella. se emplean 340 reales. A l maestro de ceremonias. 5. suman anualmente. se compone de 56 hermanos y sus rentas en censos y casas asciende a 1. La de Nuestro Señor Coronado de Espinas. Higuera y Bodonal. A la Gracia de subsidio.800. consistente en casas y censos.500. A la enfermera y cocinera 730 reales. A l agente de Madrid. de la que es su mayordomo don Diego Gordillo Grajera. como encargado de resolver los asuntos y cobros de la Real Hacienda. bienes raí­ ces. 550 reales. 8. quedando para la manuten­ ción. producido todo por censos.460 y al enfermero sirviente.243 reales.330. en cada dos años. moradas de casas. Hipólito García Casado. 5. 24. La del Rosario. A l cirujano y al médico.057 reales de todos sus diezmos. cuya renta consiste en 2. tiene 20 hermanos y es su mayordomo don Juan Ramiro.500 reales.400 reales. La del Dulce Nombre de María. 11. Alconcel y Zahinos. (Doc. Sr.865 reales. A don Rafael Muzquiz.

Su renta consiste solamente en 120 reales en censos. arrendamientos de casas y tierras. En dicha ermita. es su priora doña María Auñón de Santa Teresa. Es su priora. y cuarenta y dos hermanos y hermanas. A su mayordomo lo nom­ bra el obispo de la diócesis. Pero Hortiz. teología y moral y es du director don Juan Tinoao. fue fundada en 1683. doña Vicenta Urtado. La de San José. firmada como su abadesa Luisa de San José. con una renta de 897 reales. con 26 religiosas y es su priora doña Beatriz Chapin. La Soledad. siendo de cuenta del mayordomo el nombramiento del ermitaño. El de C arm elitas Descalzas. entre eclesiásticos y secula­ res. y con una renta de 2. núm. de las Mercedes. consta de 33 religiosos. Es su mayordomo. (Doc. con 31 religiosos.) 14 En la de Bótoa se dice misa todos los domingos y fiestas del año para que los ganaderos de todas las dehesas contiguas cumplan con el precepto. U na fundación en la villa de Feria. subsidio y excusados. dada sobre la adm inistración de Correos. se dice misa. con una renta de 104 reales de censos. 2. celebrada el último día de Pascua de Resurrección. y las hermanas son Juana de Cobos y Teresa Pabona. San Onofre.) 15 Los demás individuos se ocupan de la confesión. Santo Domingo. Otro en la de Morera. (Doc.) 16 Consisten sus rentas en un préstamo en la villa de Santa Marta. La de la Aurora. (Doc. núm.433 reales. 11. Preceptores de diez­ mos. Es su mayordomo Tomás López Ricobaio. particularmente en los de fiesta en tiempo de sementera y recolección. predicación y de ayudar a bien morir y en asistir a los hospitales. 14. Existen en dicho convento 18 religiosas profesas. El de la Provincia de San Gabriel de Extremadura. sujeta al ordinario eclesiás­ tico. don Juan Landero. de diferentes tierras. les había de mandar decir todos los años dos misas rezadas en el altar de Nuestra Sra. núm. (Doc. Nuestra Señora de Ben. con una renta esta de 3. con 21 religiosas. que concurren todos los años a su fies­ ta. Sor A na de Santa Rita. a petición de los vecinos labradores granjeros de viñas y olivares de todo el tér­ mino. con cuya pensión se mantiene una beca.) 17 C ertificación de don M anuel Sotero Fernández. San Agustín. Angel de la Guarda. que muchos de los labradores y demás vecinos llevan a su costa a los sacerdotes. tiene 32 hermanos. con un número de hermanos de 120. lo que suma un total de 27. consistente en casas y censos. y por último. cuyos hermanos son don Manuel Vázquez. tiene por prior a fray José Serrano. y por último. entre legas y dos novicias.678 reales. cuyo costo lo satisface las rentas que goza dicha imagen. bajo la advocación de Barbaneda. La de Nuestra Señora Santa Elena. Esta la dice un religioso.mayordomo de la cofradía del Santo Sacramento. de la que es su mayordomo Juan García Pacheco. Sra. tiene 33 religiosas y es su priora doña Eustaquia de Badajoz. con 49 cofrades carpinteros y eclesiásticos. siendo elegido por votación de los vecinos. dejados por testamento de María González del Sacramento. administrada por un mayordomo.) 63 . presbítero. a quien se le paga por cada una. además de loas días de fiesta. con 31 religiosas. ocho regidores. escribano de la cofradía. 13. Santa Bárbara Mártir con un número de 20 hermanos. 9 coristas estudian­ tes y 5 legos. Santa Catalina Mártir. junto con las limosnas que hacen sus herma­ nos que lo son las personas más distinguidas de la ciudad. consistente en varios censos. recayendo dicho cargo en un matrimonio mayor. 12. la del Dulce Nombre de Jesús. treinta y cinco religiosos. 21 de éstos sacerdotes. personas todas de la alta sociedad de esta ciudad. con 34 religiosas. Nuestra Sra. con el fin de poder oir misa todos los domingos y días de fiesta. de los Remedios. tiene un número de religiosos de cuarenta y dos. componen su renta gran número de alhajas y censos con una renta de 772 reales. núm. Se gastan para misas. celebrándose su fiesta y procesión el día 15 de septiembre. Miguel de Figueroa y Diego Rodríguez Láser. Sor Manuela de San Joaquín. con 18 religiosas. (Doc. 15.611 rea­ les. Componen dicha cofradía un mayordomo que lo es Manuel G il García. Desde 1786 se estableció los estudios generales de filosofía. que otorgó en 1748 con la obligación de que el mayordomo que es o fuese. es la abadesa del de la Madre de Dios. éstas viudas. del Rosario. Hace más de doscientos años hay en él estudios mayores. núm. 4 reales. doce de coro y cinco legas. el de Santa Lucía Mártir. siendo su mayordomo Diego Ríos Fríos.095 reales al año. San N colás de Telentino. sin gozar éstos de salario y trabajo del campo. siendo su mayordomo José Alvarez de Soto. goza de una renta de 459 reales. extramuros de la ciudad. es abadesa del de Ntra.

600 reales. datos estos que ya se recogen en el texto del presente trabajo.000 reales. 16. Cheles. Lapilla. lo que produce al año 129. 19. Corte de Peleas. sobre la guarnición que hay en la ciudad. El ramo de tejidos produce al hospicio. El cabildo. Valle de Santa A na. un portero. maestro de primeras letras. agregadas a esta fundación. Los expósitos acogidos en dicho hospicio en los cinco primeros años fueron 838. El indulto de bulas de indultos apostólicos. 17. fallecieron 30 y quedaron 21. los hospitales de la Piedad. con residencia en la ciudad de Badajoz. una maestra de niñas y otra de telares. nombrado este por el rey. La distribución de las rentas. y otros efectos perte­ necientes a la fundación que rentan 11. Albuera. 21. Parra. Alconera. obispados de Badajoz y Coria.652 reales. el tesorero. 18. alguacil mayor del Santo Tribunal de la Inquisición de Llerena. Roca. portera y un maestro que dirige el pequeño ramo de tejidos de cintas. (Doc. Por Real Resolución se concedió a esta fundación.Valle de M atamoros y Zahinos. prohijados. Feria. 2. 92. Villalba.100 reales. (Doc. Palacios. V a lv erd e de L e gan é s. Codosera. Las rentas eventuales son: el producto del arrendamiento de las tres corridas de toros que se celebran anual­ mente en la ciudad por virtud de Superior Orden. También se lactaron por cuenta de esta fundación.) 21 Certificación de don Manuel Sotero Fernández. T o rre . ayudante de contaduría.777 reales. Barcarrota. 3. una rectora. 4. Arcos. sobre los premios concedidos por la muerte de lobos y demás alimañas. Morera. O liva. 5. con la obligación de dotar cuatro cunas para acoger expósitos. sobre los pueblos pertenecientes al par­ tido de Badajoz. 2. Atalaya. La fundación hecha en la ciudad de Llerena por el capitán don Diego Fernández Barba. (Doc. La Mitra en consecuencia de bula pontificia. 1. Gastos ejecutados por capitales. Los despoblados con jurisdicción son: A ldea del Conde. 170. Quedaron en poder de las nutrices. Talavera la Real. 12.320 reales. V a le n c ia del M onbuey. compuesto del contador mayor. núm. 20. Loriana y Monsalud. 22.200. Arrendamiento de la pieza de Atarazana. núm. capitán de Dragones y Sargento mayor de la plaza. S a lv a le ó n .066 reales. 23 Otra sobre la cría de colmenas y número existentes en el término de la ciudad.) 22 Otra certificación dada por el mismo. se basan en los gastos de manutención de los acogidos. con expresión de los mismos. renta 14. Villar del Rey. siendo retirados por sus padres.200 reales. Malpartida. 41. de sus limosnas. Valverde de Burguillos. los sobrantes o creces del arriendo del aguardiente que se efectúen en el término de su territorio. 2. núm. El producto de arrendamiento del llamado corral del Parque. Alburquerque. Burguillos.364 reales.124 reales. 26. un oficial. Fresnos. Salvatierra. 18 Certificación del Conde de la Torre del Fresno.) 64 . Jerez de los Caballeros. Asistenta para los niños. un cirujano. la que antiguamente perteneció a los propios de ella. contribuye cada año con 4-400 reales. el sangrador. Cruz y Concepción de esta ciudad. recogiéndose por haber cumplido los cuatro años. núm. Solana. Almendral. Higuera de Bargas. Alconchel.134 reales. núm. Santa M arta. falleciendo de éstos 620. el rector. con 9.) 19 Relación dada por don Cristóbal Murciano. un médico. siendo los que no gozaban de jurisdicción los de Tebena y Rehollado.) 20 Renta anual que sale por quinquenio en cada un año a esta Piadosa fundación: La dehesa Los Millares de Pie de Hierro. Bejerana. destinada para granero al director del Banco Nacional. dos mozos para el servicio. V illa n u e v a del F resn o. la cocinera y lavandera y por último. (Doc. Los beneficios del hospital fundado en la villa de Alange por don García López Pacheco asciende su producto a 500 reales. un mayoral y dos zagales para el cuidado de la cabaña de machos cabríos. Los de crianza de expósitos y ropa para éstos. 92 hijos de matrimonios pobres. (Doc. el mayordomo. El número de empleados de dicha casa hospicio es de 23. en término de esta ciudad. Nogales. Misericordia.200 reales.