Está en la página 1de 129

lOMoARcPSD|1541720

Temario Administrativo II UNED

Derecho Administrativo II (UNED)

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 1.- EL ACTO ADMINISTRATIVO. CLASES Y ELEMENTOS.

1.- CONCEPTO Y CLASES

Se puede definir el acto administrativo como la “resolución unilateral de un poder público en el
ejercicio de potestades y funciones administrativas, mediante el que impone su voluntad sobre los
derechos, libertades o intereses de otros sujetos públicos o privados, bajo el control de la
Jurisdicción Contencioso-Administrativa”.
El TS sólo confiere el carácter de actos administrativos, a los efectos de su enjuiciamiento
jurisdiccional, a las resoluciones o manifestaciones de voluntad creadoras de situaciones jurídicas.
Incluir como autores de actos administrativos a los poderes públicos, y no solo a las AAPP
propiamente dichas, se hace para acoger en el concepto las resoluciones logísticas de los órganos
constitucionales dictadas en la gestión patrimonial, contractual y de personal, y que son
enjuiciables por la Justicia Contencioso-Administrativa. En lo relativo al CGPJ, son, además, los
relativos a los nombramientos y sanciones a los jueces, así como las resoluciones de los órganos
de gobierno de los Juzgados y Tribunales.
El acto administrativo se puede calificar como un acto de naturaleza cuasi-judicial, pues incorpora
elementos que son ajenos a los actos privados y negocios jurídico-privados, como es:
• La exigencia de una impugnabilidad inmediata para no convertirse en judicialmente
inatacable y
• La coercibilidad y ejecución forzosa.
En nuestra doctrina, Garrido, remitiendo los reglamentos a las fuentes, clasifica los actos:

8 Por la extensión de sus efectos en generales y concretos;

8 Por la posibilidad de su fiscalización, en impugnables e inimpugnables;
8 Por razón del tipo de facultades ejercitadas, en discrecionales y reglados;

8 Por los sujetos que intervienen, en actos simples y complejos, unilaterales y bilaterales.

8 Por razón del contenido del acto; los meros actos administrativos y actos negocios
jurídicos.

8 Por sus efectos; actos definitivos y actos de trámite.

2.- LOS ACTOS POLÍTICOS O DE GOBIERNO

Del concepto formulado de acto administrativo se han excluido determinadas actividades y
resoluciones del Poder Ejecutivo de las que, por razón de sus contenidos, se excluye su
enjuiciamiento por la Justicia Administrativa. Son los llamados actos políticos que emanan del
Gobierno (y Consejos de Gobierno de las CCAA), órgano de doble naturaleza, por una parte,
político-constitucional, y por ello, no sometido a la justicia administrativa, pero que al mismo
tiempo es el órgano directivo de la Administración y por ello plenamente enjuiciable por aquella.
La ley de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa de 1956 redujo el concepto de “acto de
Gobierno” a “cuestiones que se suscitasen en relación con los actos políticos del Gobierno, como
son los que las afecten a la defensa del territorio nacional, relaciones internacionales, seguridad
interior del Estado y, mando y organización militar, sin perjuicio de las indemnizaciones que fueren
procedentes”

1
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

El TS determinó con carácter general que, subjetivamente, los actos políticos son únicamente los
actos del Consejo de Ministros, y no de otras administraciones o autoridades inferiores y que,
materialmente, los actos políticos se refieren a las grandes decisiones que afectan al conjunto del
Estado, pero no a simples asuntos administrativos, incluso en materias delicadas (como algunos
referentes al orden público o militar), que son plenamente recurribles.
La Ley de Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 1998 ha intentado enterrar el concepto
mismo de acto político, aunque no lo elimina del todo al admitir que sobre determinados actos del
Gobierno y de los Consejos de Gobierno de las CCAA, por muy políticos que sean, por muy amplia
que sea la discrecionalidad gubernamental, el control jurisdiccional siempre será posible "sobre los
derechos fundamentales, los elementos reglados del acto y la determinación de las
indemnizaciones procedentes”.

De una parte sigue existiendo el acto político puro (que no afecta a derechos fundamentales ni
debe adecuarse a elementos reglados ni da origen a responsabilidad patrimonial del Estado), pero
al tiempo se reconoce la existencia del acto cuasi-político (aquel que, conforme a la legislación,
está limitado por cualesquiera de estas circunstancias que sí son enjuiciables por la Jurisdicción
Contenciosa-Administrativa).

3.- ACTOS ADMINISTRATIVOS Y POTESTAD DISCRECIONAL. ACTOS REGLADOS Y
ACTOS DISCRECIONALES

Otra categoría de los actos administrativos con trascendencia a efectos de su exclusión total o
parcial del control judicial es la de los actos discrecionales. Los actos discrecionales, frente a los
reglados, son los dictados en ejercicio de potestades discrecionales. La legislación dispone en unos
casos que la Administración “podrá” llevar a cabo determinada actividad y en otros casos le abre la
posibilidad de optar entre diversas soluciones en función de criterios de oportunidad.
Se revela la existencia de una potestad reglada cuando la norma expresa la vinculación de la
potestad administrativa, su carácter reglado, utilizando el término “deberá” o configurando esa
vinculación mediante el reconocimiento de un derecho del administrado.
La vigente Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 1998 reitera la tesis de actos
parcialmente discrecionales. Así se afirma que: “los órganos jurisdiccionales no podrán determinar
la forma en que han de quedar redactados los preceptos de una disposición general en sustitución
de los que anularen ni podrán determinar el contenido discrecional de los actos anulados”; pero
precisa que “esta regla no pretende coartar en absoluto la potestad de los órganos judiciales para
extender su control de los actos discrecionales hasta donde lo exija el sometimiento de la
Administración al Derecho, es decir, mediante el enjuiciamiento de los elementos reglados de
dichos actos y la garantía de los límites jurídicos de la discrecionalidad”. De esa forma elementos
discrecionales y elementos reglados pueden convivir en un mismo acto administrativo.
El TS reconociendo esta realidad normativa, ha definido la potestad discrecional como "la
capacidad de opción, sin posibilidad de control jurisdiccional, entre varias soluciones, todas ellas
igualmente válidas por permitidas por la Ley" y también como "la concesión de posibilidades de
actuación, cuyo desarrollo efectivo es potestativo y queda enteramente en manos de la
Administración". En cualquier caso, esa libertad de apreciación o de opción no es absoluta, sino
que exige un proceso de razonamiento, ya que nunca la discrecionalidad equivale a arbitrariedad.

A) Discrecionalidad y conceptos jurídicos indeterminados

Hablamos de discrecionalidad cuando la Administración, ante determinadas situaciones, dispone de
un margen de elección que le permite hacer o no hacer, y en este segundo caso, disponer de
varias soluciones.

Según el TS la discrecionalidad de la Administración es “la capacidad de opción, sin posibilidad de

2
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

una libertad de elección entre alternativas igualmente justas (o entre indiferentes jurídicos). La discrecionalidad es.es) . la aplicación de los conceptos jurídicos indeterminados es un caso de aplicación de la ley. 8 El principio de proporcionalidad. imponiendo como correcta una única solución en el caso concreto. que exige la motivación de los actos que se dicten en el ejercicio de potestades discrecionales. Esta concepción material de la motivación de los actos discrecionales ha sido recogida en la LRJAP-PAC. El TS define los conceptos jurídicos indeterminados como “aquellos de definición normativa necesariamente imprecisa a la que ha de otorgarse alcance y significación específicos a la vista de unos hechos concretos” de forma que su empleo excluye la existencia de varias soluciones igualmente legítimas. En cambio. sobre todo en materia sancionadora. B) Las técnicas de control de la discrecionalidad La problemática del acto discrecional se centra en conciliar la libertad de apreciación de la Administración con un control judicial posterior. hay que insistir que con el pleno control judicial de las Administraciones Públicas se está poniendo en riesgo en mayor medida que a través de una concepción pro-administración de la discrecionalidad. El control de la proporcionalidad. sino “libres” o “arbitrarios. porque la decisión se fundamenta en criterios extrajurídicos (de oportunidad. o mediante la atribución a la Administración de poderes.) no incluidos en la ley y remitidos al juicio subjetivo de la Administración. Al margen de esta polémica. al afirmar que la discrecionalidad debe utilizarse de forma proporcionada y racional. demandando un nuevo entendimiento que respete un cierto ámbito de actuación administrativa libre de suerte que la Jurisdicción no pueda sustituir la decisión administrativa. los principios generales del Derecho como los de proporcionalidad y buena fe. racionalidad o razonabilidad del criterio de actuación discrecional de la Administración sólo es posible si dichos criterios se justifican adecuadamente. lOMoARcPSD|1541720 control jurisdiccional. puesto que se trata de subsumir en una categoría legal unas circunstancias reales determinadas. en línea de continuidad con el sistema anterior. para ajustar la sanción a la gravedad de la infracción. entre varias soluciones. no puede fiscalizar la entraña de la decisión discrecional. etc. C) La polémica en torno al control judicial de la discrecionalidad administrativa. El TS invoca como especialmente operativos para el control de la discrecionalidad. Nos referimos a la huida de los Entes Públicos al Derecho privado. no ya discrecionales. Por el contrario. o mediante el encubrimiento de actos administrativos con leyes singulares. todas ellas válidas por estar permitidas por la Ley”. puesto que. entre otros. Por ello el juez puede fiscalizar sin esfuerzo alguno tal aplicación. si se ha producido dentro de los límites de la remisión legal a la apreciación administrativa. sea ésta del sentido que sea. La configuración por el legislador de poderes arbitrarios o exentos del control judicial. ésta se libera de adecuar sus actos a principios constitucionales tales 3 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. 8 El principio de buena fe ha sido invocado para el control de la discrecionalidad sobre todo en el otorgamiento de licencias de importación. valorando si la solución a que con ella se ha llegado es la única solución justa que la ley permite. después de la CE 78. Un prestigioso sector doctrinal ha introducido la tesis de que la interpretación de las relaciones entre la Administración y el Juez de lo Contencioso-Administrativo no pueden considerarse. es necesariamente justa. pues se presume que cuando el legislador atribuye a la Administración un margen de “libre decisión”. resultando incompatible con la técnica de la discrecionalidad. económicos. esencialmente.

El medio normal de conseguir la recurribilidad de un acto que no causa estado es agotar la vía administrativa.. 4º. exonerándola de la carga de motivación. pactos. basta con interponer un solo recurso de alzada para agotar la vía administrativa y para que el acto cause estado. 3º. 5º.Los actos del Pleno. no ya discrecional (“podrá”) sino de libre decisión. 2º. conciliación. y en general. Según la LPACAP. o cuando actúen por delegación de un ente superior.. actos firmes o consentidos y actos confirmatorios. Alcaldes o Presidentes y las Comisiones de Gobierno. cuando resuelvan por delegación del Alcalde.Las resoluciones de los órganos administrativos que carezcan de superior jerárquico.Los actos de autoridades y órganos inferiores. renunciado a controlar cualquier aspecto de la decisión que se toma al amparo de aquellas normas. 4. De esta forma se configuran por el legislador estatal y autonómico una serie de materias exentas de control judicial. Pues bien. según la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPACAP) ponen fin a la vía administrativa y por consiguiente.. Actos firmes o consentidos son actos que.Los acuerdos.. como viene ocurriendo en materia de adjudicación de contratos o en la asignación de puestos funcionariales en la función publica (libre designación) o en materia de ascensos militares al generalato. causan estado. interponiendo contra el mismo el correspondiente recurso de alzada.Las resoluciones dictadas por órganos colegiados o comisiones específicas no sometidas a instrucciones jerárquicas. mediación o arbitraje.es) .. del Presidente o de otro órgano cuyas resoluciones pongan fin a la vía administrativa... al margen de que hayan o no causado estado.Las resoluciones de los recursos de alzada. No agotan la vía administrativa..ACTOS QUE NO CAUSAN ESTADO. y a los efectos de su exclusión del control judicial. 2º.Las demás resoluciones de órganos administrativos cuando una disposición legal o reglamentaria así lo establezca. convenios o contratos que tengan la consideración de finalizadores del procedimiento. salvo en los casos excepcionales en que una ley sectorial requiere la aprobación ulterior de la Administración del Estado o de la CCAA. En la Administración local causan estado: 1º. lOMoARcPSD|1541720 como el de merito y la capacidad o de objetividad. Actos que no causan estado son aquellos que no expresan de manera definitiva la voluntad de la organización administrativa en que se producen. pudiendo ser judicialmente impugnados: 1º. ACTOS FIRMES O CONSENTIDOS Y ACTOS CONFIRMATORIOS Desde el punto de vista procesal. porque contra los mismos puede y debe interponerse un recurso ante el superior jerárquico del órgano que los dictó. antes de acudir a la vía judicial. reclamación. dictadas en sustitución del recurso de alzada en procedimientos de impugnación. concepto mágico ante el que el Juez contencioso administrativo se rinde de ordinario. en todas aquellas materias en que las leyes atribuyen a la Administración una facultad. es de interés la distinción entre actos que no causan estado. se consideran manifestaciones indiscutibles de la voluntad de un órgano administrativo porque su recurribilidad resulta vetada por el transcurso de los plazos establecidos para su impugnación sin 4 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. salvo que una ley establezca lo contrario.

la clasificación de los actos administrativos de mayor relieve es la que distingue entre los que amplían y los que restringen la esfera jurídica de los particulares. cuya denegación por la administración autora del acto podrá. puede ejercitarse contra los actos nulos de pleno derecho. en su caso.es) . lOMoARcPSD|1541720 que la persona legitimada por ello haya interpuesto el correspondiente recurso administrativo o jurisdiccional. por reproducción o confirmación. en cualquier tiempo. del que constituye una mera reproducción o simplemente su formal confirmación. El TS admite el recurso contra: è Los reglamentos y actos de aplicación singularizada y reiterada de éstos. En el ajuste del concepto del acto firme el TS exige que el acto sea declaratorio de derechos. 5. è Son diversas la “causa petendi” o los fundamentos legales aducidos. En este sentido pueden ser: actos favorables y actos de gravamen. no obstante el transcurso del tiempo. el interesado puede reabrir el debate judicial mediante una petición de revisión de oficio. debiendo rechazarse la excepción de inadmisibilidad cuando respecto al anterior es diverso: è El órgano. è O en la situación fáctica en la que se basa. è Se produce un cambio en el ordenamiento jurídico aplicable. è Los objetos sobre que versa con la introducción de un elemento nuevo è Se da disparidad de pretensiones. y que el interesado haya prestado su consentimiento. è Los actos que reiteran o confirman otros que o no han sido notificados o lo fueron de forma defectuosa. es decir. a través de una nueva petición y su denegación por la Administración. El concepto y función del acto consentido no impide la acción de nulidad que. A ellos se refiere la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. Si se prohíbe su impugnación es para evitar que. è Los actos de interpretación de otros anteriores que supongan una adaptación a las circunstancias nuevas. o los recurrentes. otros anteriores firmes y consentidos. A) Actos favorables Los actos favorables o declarativos de derechos son los que amplían la esfera jurídica de los particulares. se reabra un debate judicial sobre lo que ya ha sido definitivamente resuelto en vía administrativa o judicial.ACTOS FAVORABLES Y ACTOS DE GRAVAMEN Por razón de sus contenidos materiales. 5 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. al decir que no se admitirá el recurso contencioso administrativo contra los actos que sean reproducción de otros anteriores que sean definitivos y firmes y los confirmatorios de acuerdos consentidos por no haber sido recurridos en tiempo y forma.. Actos reproductorios y confirmatorios son aquellos que reiteran. impugnar ante la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. El acto confirmatorio no debe recoger ninguna novedad respecto del anterior. è Los actos nulos de pleno derecho siempre impugnables.

En lo que atañe a su revocación o anulación. La primera regulación del silencio administrativo configuró el silencio como un acto desestimatorio. A) La evolución de la regulación del silencio administrativo. se reconoce al silencio carácter positivo o estimatorio en las relaciones interorgánicas o interadministrativas para los supuestos de autorizaciones y aprobaciones que deban acordarse en el ejercicio de funciones de fiscalización y tutela de los órganos superiores sobre los inferiores. el ordenamiento exige para su emisión determinadas garantías a favor de los beneficiados. B) La extravagante regulación del silencio en la Ley 30/92 de RJAP-PAC. y los actos sancionadores. Como ejemplos de actos favorables están las admisiones.. en virtud de silencio administrativo. unas veces negativo o desestimatorio y otras veces estimatorio o positivo.es) . exigencias procedimentales. pretendió acabar con la inactividad formal de la Administración con 6 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. la falta de respuesta. sin que en ningún caso pueda reconocérseles efecto retroactivo. En los actos expresos. debía considerar desestimada su petición. Excepcionalmente pueden ser retroactivos. Según la Ley de P. declara su voluntad dirigida a producir un efecto jurídico. los actos extintivos. se atribuye el silencio de la Administración frente a una petición o recurso el valor de una decisión de significado. 6. en principio. cuando se formulare alguna petición ante la Administración y ésta no notificase su decisión en 3 meses. los actos administrativos pueden ser expresos o presuntos. Formalmente. De aquí que se hable de dos clases de silencio.A. siendo inexcusable el trámite de audiencia del interesado y la motivación. La Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. la regla es no oponer a la misma. como es propio de los actos expresos. frente a una petición o recurso no es un acto. y de actos presuntos positivos y negativos. las concesiones.ACTOS EXPRESOS Y ACTOS PRESUNTOS POR SILENCIO ADMINISTRATIVO Por la forma de su exteriorización. las aprobaciones y las dispensas. Entre los actos administrativos de gravamen o restrictivos se incluyen: las órdenes. Sin embargo. los actos traslativos de derechos (expropiación forzosa). pero sí un límite material: “que la revocación no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes. y transcurridos 3 meses desde la denuncia. al interés público o al ordenamiento jurídico”. la Administración. B) Actos de gravamen Los actos de gravamen o restrictivos son aquellos que limitan la libertad o los derechos de los administrados o bien les imponen sanciones. negativo y positivo. el interesado podía denunciar la mora. lOMoARcPSD|1541720 Son actos fáciles de dictar pero difíciles de anular o revocar. apoyarse en normas con rango de ley. No pueden ser revocados sino a través de procedimientos formalizados. las autorizaciones. Por ello. o sea contraria al principio de igualdad. de 1958. el silencio de la Administración. La regla general del silencio como acto presunto negativo y sus excepciones. En Derecho Administrativo. Por ello no necesitan motivación respecto de sus destinatarios ni. En las relaciones entre la Administración y los particulares sólo se entendía positivo en aquellos casos que así lo estableciera una disposición expresa. pues falta la declaración de voluntad dirigida a producir efectos jurídicos. sino un hecho jurídico.

conminando de nuevo al funcionario a su expedición. en los que el silencio tendrá efecto desestimatorio. En nuestro Derecho. pues la Administración podía dar por desconocido el acto presunto positivo. 8 En los procedimientos de ejercicio de derecho de petición a que se refiere el art. en el plazo de 3 meses. No obstante. 29 CE. Cuando no esté previsto ese plazo máximo. así como los procedimientos de impugnación de actos y disposiciones. según la distribución de materias que la propia ley establecía. Transcurrido ese plazo sin resolver de forma expresa se origina el acto presunto. la desestimación por silencio administrativo tiene los solos efectos de permitir a los interesados la interposición del recurso administrativo o contencioso-administrativo. la estimación por silencio administrativo. cuando el recurso se haya interpuesto contra la desestimación por silencio administrativo de una solicitud por el transcurso del plazo. La Ley 4/1999. Para acreditar el silencio. La regla general en los procedimientos iniciados a instancia del interesado es el silencio positivo. lOMoARcPSD|1541720 remedios procedimentales y de represalia sobre los funcionarios ante todo silencio o retraso en la resolución de los procedimientos. pero este beneficioso efecto no está garantizado. era necesario que el interesado volviera de nuevo al órgano silente y obtuviera de él un certificado (de acto presunto) de que ese silencio se había producido. aquellos cuya estimación tuviera como consecuencia que se transfieran al solicitante o a terceros facultades relativas al dominio público o al servicio público. Vencido el plazo o su excepcional prórroga. llegado el plazo de resolución. el silencio tenía carácter positivo o negativo en unas u otras materias según hubiera determinado cada Administración Pública o. Por el contrario. tiene a todos los efectos la consideración de un acto administrativo finalizador del procedimiento. que modificó la Ley 30/1992. que parte de la obligación de la Administración de resolver de forma expresa.es) . El plazo máximo es el fijado por la norma reguladora del correspondiente procedimiento que no podrá exceder de 6 meses. que modifica la Ley 30/1992. se podía acceder a los recursos administrativos o judiciales o ejercitar el derecho si se trataba de un acto presunto positivo. alegando que era nulo de pleno derecho. Conseguido ese certificado del acto presunto o acreditado. introdujo una nueva regulación del silencio y de los actos presuntos. C) El triunfo del silencio positivo. en los siguientes casos: 8 Cuando una norma con rango de ley o norma de Derecho comunitario europeo establezca lo contrario. y cuyo transcurso sin resolución había de provocar la responsabilidad disciplinaria de los funcionarios y la remoción del puesto de trabajo. que tampoco podía exceder de otros 3 meses. salvo que una Ley establezca uno mayor o así venga previsto en la normativa comunitaria europea. de forma que la solicitud puede entenderse estimada o desestimada por silencio administrativo. Por excepción se entiende negativo y la pretensión desestimada. el plazo será de 3 meses. Los actos administrativos producidos por silencio administrativo se podrán hacer valer tanto ante la Administración como ante cualquier persona física o jurídica. Los mismos producen efectos desde el vencimiento del plazo máximo en el que debe dictarse y notificarse la 7 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. se entenderá estimado el mismo si. porque no se daban en él las condiciones esenciales para la correspondiente adquisición de derechos o facultades que en él se reconocían. en defecto de esa determinación. Reitera la obligación de resolver los procedimientos en forma expresa. bajo amenaza de incurrir en infracción disciplinaria grave. el órgano administrativo competente no dictase resolución expresa sobre el mismo. pública o privada. La Ley 4/1999. certificado en el que debían constar los efectos que de ello se derivaban.

. el escenario es distinto y no se prestan a la técnica del acto presunto positivo. de intervención. adquieren especial relieve algunos elementos como el fin y la causa. susceptibles de producir efectos desfavorables o de gravamen. legitima a los interesados para entender estimada su solicitud por silencio administrativo. para que el acto adquiera eficacia. o porque se haya hecho cargo del mismo una persona ajena a la administración. en general. aunque sí a la caducidad. el contenido. El RD-Ley 2/2011 establece que en los procedimientos iniciados a solicitud del interesado que se citan en la citada Ley sin que se haya notificado resolución expresa. incluido el certificado acreditativo del silencio producido que pudiera solicitarse del órgano competente para resolver. la condición y el modo). Solicitado el certificado. En estos casos. En los procedimientos en que la Administración ejercite potestades sancionadoras o. el objeto. de la escritura y la necesidad de la notificación. la causa. Hay que advertir de la importancia que para los actos administrativos tienen los elementos formales. se producirá la caducidad. Por el contrario. en su caso. la ausencia de circunstancias que puedan provocar la parcialidad de la autoridad o servidor y que la Ley 40/2015 (LRJSP) concreta en las llamadas causas de abstención que son las siguientes: 8 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.. objetivos y formales. con la exigencia de seguir un procedimiento. y su existencia puede ser acreditada por cualquier medio de prueba admitido en Derecho. titular de un órgano. porque el órgano este ocupado fraudulentamente. es decir. y asimismo en esenciales (el sujeto. Obviamente. éste deberá emitirse en el plazo máximo de 15 días.es) . Si se trata de procedimientos de los que pudiera derivarse el reconocimiento o. en los términos recogidos en la Ley 30/1992. la forma) y accidentales (el término. la constitución de derechos y otras situaciones jurídicas individualizadas. Por eso. en los actos privados rige el principio de libertad de forma. Cabe que el nombramiento de la autoridad o funcionario no sea válido porque éste se haya anticipado o haya sido ya cesado. normalmente limitativos de derechos o sancionadores. los interesados que hubieren comparecido podrán entender desestimadas sus pretensiones por silencio administrativo. la voluntad. el vencimiento del plazo máximo establecido sin que se haya dictado y notificado resolución expresa no exime a la Administración del cumplimiento de la obligación legal de resolver. 8. Por estar más cerca los actos administrativos de los actos jurídicos que de los actos privados. el elemento subjetivo del acto administrativo comienza por el estudio de los requisitos y condiciones que en este titular deben concurrir. pero actúa siempre a través de una persona física. clasifica los elementos en subjetivos.EL TITULAR DEL ÓRGANO Y LA COMPETENCIA El sujeto del que emana la declaración de voluntad en que el acto administrativo consiste es siempre una Administración Pública. La regularidad en la investidura de quien figura como titular del órgano es la primera cuestión que se plantea sobre el elemento subjetivo. lOMoARcPSD|1541720 resolución expresa sin que la misma se haya producido. La actuación regular del titular del órgano implica su imparcialidad. 7. en los procedimientos iniciados de oficio.LOS ELEMENTOS DEL ACTO ADMINISTRATIVO La doctrina española.

tampoco afectarían decisivamente a la validez del acto si éste. así. o la concurrencia de determinados vicios en su voluntad. la representación o el mandato. por ejemplo. La competencia del órgano es elemento fundamental. los interesados podrán promover la recusación en cualquier momento de la tramitación del procedimiento ante el inmediato superior. Según la LRJAP-PAC “la competencia es irrenunciable y se ejercerá precisamente por los órganos que la tengan atribuida. La falta de competencia determina el consiguiente vicio de incompetencia que nuestro Derecho contempla como susceptible de originar dos tipos de invalidez según su mayor o menor gravedad: è Nulidad de pleno derecho o 9 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. En el primer caso el superior acordará su sustitución y en el segundo. El orden de las competencias es insusceptible de acuerdos o convenios entre los titulares de los órganos. • Tener amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las personas mencionadas en el apartado anterior (interesadas). a su vez. • El parentesco de consaguinidad hasta el 4º grado o de afinidad dentro del segundo con cualquiera de los interesados o representantes de sociedades interesadas y también con los asesores. La incapacidad del funcionario titular del órgano por enajenación mental. Un tercer elemento a considerar es la capacidad de obrar del titular del órgano y la ausencia de vicios en el consentimiento del titular del órgano. Las competencias son establecidas por la norma de forma impersonal. como el dolo o la violencia. Se define como la aptitud que se confiere a un órgano de la Administración Pública para emanar determinados actos jurídicos en nombre de ésta. normalmente los más graves o importantes se atribuyen a los superiores y los de menor importancia a los inferiores. Esos asuntos se reparten. el superior resolverá en el plazo de 3 días no cabiendo recurso contra su resolución. de manera que todos los funcionarios que ostentan la titularidad de órganos similares ostentan las mismas competencias. del territorio y de la jerarquía. representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento. Si en alguna autoridad o servidor de las Administraciones Públicas se da alguna de las circunstancias mencionadas. así como compartir despacho profesional o estar asociado con éstos para el asesoramiento.es) . en función de la jerarquía de los órganos. En función de la materia se asigna a los órganos un conjunto de asuntos delimitados con los criterios sustanciales más diversos. lOMoARcPSD|1541720 • Tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquel. ante el cual el recusado manifestará si se da o no en él la causa alegada. salvo los casos de delegación o avocación cuando se efectúen en los términos previstos en ésta u otras leyes”. El quantum o extensión de las competencias a los titulares de los órganos. La competencia puede ser modificada en todo momento sin que sus titulares ni los particulares puedan esgrimir un derecho al mantenimiento de la misma. Asimismo. se produce de acuerdo con el Ordenamiento Jurídico. o haberle prestado en los 2 últimos años servicios profesionales de cualquier tipo y en cualquier circunstancia y lugar. desde el punto de vista objetivo. • La relación de servicio con persona natural o jurídica interesada directamente en el asunto. incurriendo en caso contrario en responsabilidad. se mide en función de la materia. deberá abstenerse de intervenir. El criterio del territorio supone que un órgano sólo actúa en un determinado ámbito territorial.

Los efectos derivados de la apreciación del abuso del derecho y de la desviación de poder son por ello en cierto modo análogos. 10. En cambio. los motivos de su decisión.. presupuestos de hecho o motivo legal. justificación objetiva de la decisión. el sentimiento o deseo que realmente le lleva a ejercitar la competencia. 10 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. particular que el sujeto se propone al realizar un determinado acto. en consecuencia los motivos de interés privado como finalidad de los actos administrativos. La desviación de poder es una noción cercana al abuso de derecho previsto en el art. mientras la causa jurídica es la misma para un determinado tipo de actos. de la causa natural. incluso en los casos en que formalmente no existe obligación legal de motivar. En los actos administrativos negociables son siempre relevantes no sólo la causa legal sino también la causa natural. que sería la falta de competencia “ratione materiae” (si el Ministro de Hacienda expide un título de licenciado universitario). constituye el vicio conocido como desviación de poder que conlleva la anulación del acto administrativo recogido en la Ley 39/2015. fundado en la desviación de poder. al prescribir que dicho contenido “será determinado y adecuado a los fines de aquellos” prohibiendo. Los móviles de cualquier acto de la Administración deben adecuarse a aquellos fines públicos por los que la competencia ha sido atribuida. remota o “causa finalis” que es el fin. con una finalidad diversa o distinta de la que justificó su atribución legal. pues el abuso del derecho “dará lugar a la correspondiente indemnización y a la adopción de las medidas judiciales o administrativas que impidan la persistencia en el abuso” resultado al que puede llegarse desde la estimación de un recurso.LOS MÓVILES Y LA DESVIACIÓN DE PODER Separadamente de la causa jurídica. la falta de competencia jerárquica sería. natural. Ambos supuestos serían constitutivos de la nulidad de pleno derecho. en principio. La más grave es la incompetencia absoluta o manifiesta. en sentido diverso del querido por el legislador al atribuir la potestad. los motivos o causa natural pueden ser muy diversos. cuando el acto es impugnado.LA CAUSA Y LOS PRESUPUESTOS DE HECHO Distingue la doctrina entre la causa jurídica o inmediata de los actos administrativos.es) . 7. Por ello el ejercicio de la competencia. También se considera incompetencia absoluta la falta de competencia territorial. al decir que “el contenido de los actos se ajustará a los dispuesto en el Ordenamiento Jurídico” y por otro. están los móviles (causa natural o remota. El régimen jurídico de los presupuestos de hecho. o motivo o fin específico) que expresan el fin que propone el autor del acto. sólo incompetencia no manifiesta o relativa en cuanto es susceptible de convalidación. que se refiere a la causa jurídica.2 CC En ambos casos hay una utilización del poder jurídico con una finalidad antisocial y malintencionada. supone que la Administración tiene la obligación de explicar ante el Juez. 9. lOMoARcPSD|1541720 è Simple anulabilidad. es decir. que es el fin típico de todos los actos de una categoría determinada. Esta distinción encaja con la Ley 39/2015.. alude a la causa. Por ello.

en el segundo de resolutoria.. A su vez. el contenido implícito es aquel que.es) . no faltando quienes de forma más simple reducen esa clasificación a dos términos: contenido natural y contenido accidental. Se justifica esta regla debido a que los actos administrativos son actos recepticios. la forma de la declaración y la motivación cuando es legalmente exigible. 11 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. porque son creadores de derechos y deberes. dotados de fuerza ejecutoria (lo que exige una constancia y prueba indubitada) y. el implícito y el accidental o eventual. lo que no debe confundirse con los deberes que directamente impone la ley como contenido implícito de aquél. A) Forma de la declaración. también. contenidos accidentales y eventuales de los actos son: el término. • La condición es la cláusula por la que se subordina el comienzo o la cesación de los efectos de un acto al cumplimiento de un suceso fortuito o incierto. atestiguar o certificar” y. que deben documentarse.. ordinariamente un día determinado. porque no puede faltar sin que el acto se desvirtúe. • El término es el momento. que cumple una función análoga al proceso judicial. porque al integrarse en los actos administrativos un conjunto de voluntades exteriorizadas a lo largo del procedimiento hay que dejar constancia fidedigna de esa participación. se entiende comprendido en él por estarlo en la regulación legal (la indemnización o justiprecio en la expropiación). El término final significa que los efectos del acto terminan en el momento previsto. y la expresión de un término distinto sirve para que el acto despliegue sus efectos en un momento anterior o posterior. distingue entre el contenido natural. permitir. 12. a diferencia del contenido implícito. aunque no sea expresamente recogido por la norma singular. lOMoARcPSD|1541720 11. en su caso. por la cual se le exige un determinado comportamiento del que depende la posibilidad de disfrutar de los beneficios del acto. Es un requisito esencial. • El modo es una carga específica impuesta a la persona en cuyo interés se ha dictado el acto. notificarse o publicarse. El momento en que el acto administrativo adquiere eficacia es aquel en que alcanza la perfección. La esencialidad viene impuesta por la LPACAP (“los actos administrativos se producirán por el órgano los competente mediante el procedimiento que. ordenar. estuviese establecido”) con sanción de nulidad de pleno derecho para “actos que fueren dictados prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido”. además de garantizar los derechos y libertades de los particulares. a partir del cual debe comenzar o cesar la eficacia del acto. El procedimiento es el conjunto de actuaciones preparatorias y conducentes al acto o resolución final cuya finalidad es asegurar el acierto y la eficacia de la Administración Pública. También se le denomina esencial. La regla general sobre la forma de declaración es la exigencia de forma escrita en términos análogos a los exigidos en los actos judiciales. Contenido natural es aquel cuya existencia sirve para individualizar el acto mismo e impide su confusión con otros. EL CONTENIDO Y LOS ELEMENTOS ACCIDENTALES DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS Zanobini define el contenido del acto administrativo como “aquello que con el acto la autoridad administrativa pretende disponer.LOS ELEMENTOS FORMALES Son elementos formales de los actos administrativos: el procedimiento. En el primer caso se habla de condición suspensiva. la condición y el modo.

así como la motivación en los casos que es preceptiva. La motivación consiste en una sucinta referencia de hechos y fundamentos de derecho. f) Los actos que rechacen pruebas propuestas por los interesados. 12 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. así como los actos que resuelvan procedimientos de carácter sancionador o de responsabilidad patrimonial. en determinados casos se exige expresar los motivos que lo justifican. sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar cualquier otro que estimen oportuno. i) Los actos que se dicten en el ejercicio de potestades discrecionales. es decir. recursos administrativos y procedimientos de arbitraje y los que declaren su inadmisión. de ampliación de plazos y de realización de actuaciones complementarias. con sucinta referencia de hechos y fundamentos de derecho: a) Los actos que limiten derechos subjetivos o intereses legítimos. así como los que acuerden el desistimiento por la Administración en procedimientos iniciados de oficio.es) . d) Los acuerdos de suspensión de actos. el acto debe contener la decisión. e) Los acuerdos de aplicación de la tramitación de urgencia. Serán motivados. Por último y de manera fundamental. Como requisito de forma. La forma escrita como garantía mínima es la regla general cuando se trata de resoluciones. El contenido de la declaración en que los actos consisten. así como los que deban serlo en virtud de disposición legal o reglamentaria expresa. órgano administrativo o judicial ante el que hubieran de presentarse y plazo para interponerlos. Su brevedad no supone que pueda ser cumplida con cualquier formulismo. sin que valgan las falsas motivaciones. así como la adopción de medidas provisionales previstas en la Ley. que deberá ser motivada en los casos que proceda. B) La motivación. g) Los actos que acuerden la terminación del procedimiento por la imposibilidad material de continuarlo por causas sobrevenidas. a menos que su naturaleza exija otra forma de expresión y constancia. además. valorando la incidencia de la falta de motivación sobre la validez del acto administrativo. cualquiera que sea el motivo de ésta. Ha de ser suficiente para dar razón plena del proceso lógico y jurídico del acto en cuestión. lOMoARcPSD|1541720 Al respecto la LPACAP establece que los actos administrativos se producirán por escrito a través de medios electrónicos. como la autoridad que lo dicta. deberá siempre recoger algunos datos que permitan la identificación del acto mismo. mandato o resolución y la fecha. c) Los actos que se separen del criterio seguido en actuaciones precedentes o del dictamen de órganos consultivos. los recursos que contra la misma procedan. y expresará. de actos administrativos. h) Las propuestas de resolución en los procedimientos de carácter sancionador. El Tribunal Supremo. b) Los actos que resuelvan procedimientos de revisión de oficio de disposiciones o actos administrativos. ha señalado que la motivación es tanto para los actos que limitan derechos como para los que los extinguen (siendo inválido si se limita a la invocación del precepto legal sin especificar los hechos determinantes de la decisión).

para nosotros. en todo caso. • Las que contengan medios de pago a favor de los obligados. publicación o aprobación superior”. La notificación es una comunicación singular a persona o personas determinadas. la irrupción de las nuevas tecnologías ha variado la práctica de las notificaciones. sin embargo. 13. No obstante. este hubiera solicitado que la práctica de la notificación se hiciera por medio distinto siempre que no exista obligación de relacionarse electrónicamente con la Administración. La notificación es la técnica más solemne y formalizada de la comunicación porque incluye la actuación mediante la cual ciertos funcionarios atestiguan haber entregado a una persona la copia escrita de un acto. 13 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. más que una clase de actos administrativos son una condición de la eficacia de los actos administrativos. mientras que la publicación se dirige a un colectivo de personas o singulares pero en paradero desconocido. Como establece la Ley 39/2015. • Cuando en los procedimientos iniciados a solicitud del interesado.es) . Además. tales como cheques. La LPACAP impone el deber de notificar a los interesados “las resoluciones o actos administrativos que afecten a sus derechos o intereses” para regular después hasta cuatro formas de notificación: la notificación personal. • Cuando para asegurar la eficacia de la actuación administrativa resulte necesario practicar la notificación por entrega directa de un empleado público de la Administración notificante. la notificación es una condición “sine qua non” para proceder a la ejecución de un acto administrativo. según dispone la Ley “el órgano administrativo que ordene un acto de ejecución material de resoluciones estará obligado a notificar al particular interesado la resolución que autorice la actuación administrativa”. La doctrina italiana los encuadra dentro de los actos administrativos. las notificaciones se practicarán preferentemente por medios electrónicos y.. En ningún caso se efectuarán por medios electrónicos: • Aquellas en las que el acto a notificar vaya acompañado de elementos que no sean susceptibles de conversión en formato electrónico. serán válidas siempre que permitan tener constancia del envío y recepción o acceso por el interesado o su representante. cuando el interesado resulte obligado a recibirlas por esta vía. lOMoARcPSD|1541720 Se entiende que se da la motivación mediante la aceptación e incorporación al texto de la resolución de informes o dictámenes previos. Según la LPACAP “la eficacia del acto administrativo quedará demorada cuando así lo exija el contenido del acto o esté supeditada a su notificación. las Administraciones podrán practicar las notificaciones por medios no electrónicos: • Cuando la notificación se realice con ocasión de la comparecencia espontánea del interesado o su representante en las oficinas de asistencia en materia de registro y solicite la comunicación o notificación personal en ese momento. la publicación y la publicación-notificación. y que identifiquen fidedignamente al remitente y al destinatario. y del contenido íntegro de la notificación. notificación por edictos.NOTIFICACIÓN Y PUBLICACIÓN DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS La comunicación de los actos administrativos a los interesados se realiza por medio de la notificación (comunicación singular a persona o personas determinadas) o de la publicación (comunicación dirigida a un colectivo de personas o singulares pero en paradero desconocido). así como de sus fechas y horas. Con independencia del medio. En la actualidad.

Lo fundamental es que se acredite fehacientemente la recepción de la notificación por el interesado. intento que se repetirá́ por una sola vez y en una hora distinta dentro de los tres días siguientes. podrá hacerse cargo de la misma cualquier persona mayor de catorce años que se encuentre en el domicilio y haga constar su identidad. dejando en todo caso al menos un margen de diferencia de tres horas entre ambos intentos de notificación. el segundo intento deberá realizarse después de las quince horas y viceversa. b) Cuando se trate de actos integrantes de un procedimiento selectivo o de concurrencia competitiva de cualquier tipo. Cuando la notificación se practique en el domicilio del interesado. de la Comunidad Autónoma o en el de la Provincia. en este último caso.es) . del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas. adicional a la individualmente realizada. con indicación de si pone fin o no a la vía administrativa. cuando menos. Otra forma subsidiaria de la notificación es la publicación que consiste en insertar la resolución en el Boletín Oficial del Estado. puede recurrir a la publicación. en su caso. el órgano ante el que hubieran de presentarse y el plazo para interponerlos. o interponga cualquier recurso que proceda. omitiesen alguno de los demás requisitos previstos en el apartado anterior. Las notificaciones que. de no hallarse presente éste en el momento de entregarse la notificación. se hará́ constar esta circunstancia en el expediente. según cual sea la Administración que haya dictado el acto. la expresión de los recursos que procedan. y deberá́ contener el texto íntegro de la resolución. La acreditación de la notificación efectuada se incorporará al expediente. Ley 39/2015. siendo. así como el intento de notificación debidamente acreditado. Si el segundo intento también resultara infructuoso. Sin perjuicio de lo establecido en el apartado anterior. y a los solos efectos de entender cumplida la obligación de notificar dentro del plazo máximo de duración de los procedimientos. 14 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en vía administrativa y judicial. conteniendo el texto íntegro del acto. (defectos convalidables) surtirán efecto a partir de la fecha en que el interesado realice actuaciones que supongan el conocimiento del contenido y alcance de la resolución o acto objeto de la notificación. será́ suficiente la notificación que contenga. la convocatoria del procedimiento deberá́ indicar el medio donde se efectuarán las sucesivas publicaciones. junto con el día y la hora en que se intentó la notificación. cualquier otro que estimen procedente. sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar. careciendo de validez las que se lleven a cabo en lugares distintos. de 1 de octubre. en su caso. admitiéndose: a) Cuando el acto tenga por destinatario a una pluralidad indeterminada de personas o cuando la Administración estime que la notificación efectuada a un solo interesado es insuficiente para garantizar la notificación a todos. se procederá a través de notificación por anuncios-publicación. En caso de que el primer intento de notificación se haya realizado antes de las quince horas. Si nadie se hiciera cargo de la notificación. lOMoARcPSD|1541720 Toda notificación deberá́ ser cursada dentro del plazo de diez días a partir de la fecha en que el acto haya sido dictado. Todas las notificaciones que se practiquen en papel deberán ser puestas a disposición del interesado en la sede electrónica de la Administración u Organismo actuante para que pueda acceder al contenido de las mismas de forma voluntaria. En este caso. el texto íntegro de la resolución.

es) . 2. lo que lleva consigo que se la atribuya presunción de validez. en cualquiera instancia. pusiera en duda o pretendiera su invalidez. Según la Ley 39/2015 "los actos de la Administración serán válidos y producirán efecto desde la fecha en que se dicten. 9. La eficacia de los actos administrativos. sociedades o asociaciones (presumir válido y ejecutivo el acuerdo de la organización imponiendo sobre el disidente la carga de recurrir en plazos perentorios). La presunción de validez cubre los actos definitivos pero no toda la actividad probatoria previa a éstos y que se refleja en el expediente administrativo.3 CE que sanciona “la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales” 15 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La Ley de Propiedad Horizontal también reconoce carácter de ejecutoria al acuerdo de la Junta de propietarios contra los morosos en el pago de las cuotas. el acto ya eficaz puede dejar de producir efectos en los casos de suspensión. Además. o • Porque la eficacia quede supeditada a su notificación. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 2. principio sin excepción para los actos de gravamen o limitación de derechos en aplicación inexcusable del art. • Porque el contenido accidental que incluya una condición suspensiva o término inicial así lo establezca. el retraso en la producción de sus efectos propios. “la potestad de la Administración para llevar a efecto el mandato que el acto incorpora violentando la posesión y la libertad del administrado sin necesidad de la intervención judicial alguna”. “presunción de legalidad”. Irretroactividad. presumiéndose válidos mientras su nulidad no hay sido declarada administrativa o judicialmente. Dentro de los actos internos del expediente. Demora en la eficacia e irretroactividad La demora en la eficacia del acto administrativo. que puede originarse: • Porque así lo exija la naturaleza del acto (hasta la toma de posesión no es eficaz el nombramiento del funcionario). La presunción de validez o ejecutividad de los actos jurídicos privados se establece así en el Derecho positivo con referencia a los actos de los simples particulares. la presunción de validez tiende a extenderse a los acuerdos o propuestas de organismos técnicos como los Tribunales de concursos y oposiciones. produciendo los efectos jurídicos pretendidos por sus autores. como en la regulación de las organizaciones.. El Tribunal Supremo denomina esta cualidad “presunción de validez”. Pero lo que diferencia los actos administrativos en relación con los privados en el Derecho español es que el acto administrativo está adornado de la ejecutoriedad. entre ellos y ante los registros públicos.EFICACIA Y EJECUTORIEDAD DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS 1. actos no definitivos. salvo que en ellos se disponga otra cosa”. No así a los informes técnicos de órganos administrativos. es decir. ya sean comunidades de propietarios. La presunción de validez El acto administrativo se perfecciona cuando en su producción concurren todos los elementos esenciales. esto es. “presunción de legitimidad” (la actividad de la Administración se ajusta por principio a Derecho) y reserva el término “ejecutividad” para identificarlo con el de ejecutoriedad. La proyección de la eficacia del acto sobre el tiempo pasado se gobierna por la regla general de la irretroactividad. publicación o aprobación superior. acción de oficio o privilegio de decisión ejecutoria. Ésta dispensa a la Administración autora del acto de seguir ningún tipo de proceso declarativo si alguien.

Que esta eficacia retroactiva no lesione derechos o intereses legítimos de otras personas. La ejecutoriedad de los actos administrativos La “ejecutividad” “ejecutoriedad” “privilegio de decisión ejecutoria” “autotutela ejecutiva” son términos con los que indistintamente se designa la cualidad del acto administrativo de producir todos sus efectos contra la voluntad de los obligados violentando su propiedad y libertad si fuere preciso.. ya que el acto no hace más que definir una situación jurídica de la que no derivan necesariamente derechos o deberes inmediatos (reconocimiento de la ciudadanía o la inscripción en padrón municipal). pues lo contrario frustraría la funcionalidad de aquellos recursos y sentencias. previo apercibimiento. Este privilegio se regula en la Ley 39/2015 que dice “las Administraciones Públicas. La ejecutoriedad de los actos administrativos no juega nunca a favor del particular frente a la Administración Pública. o cuando la CE o la ley exijan la intervención de los Tribunales”. no juega o no se exige en vía de reclamación para los actos resolutorios de recursos o respecto las sentencias judiciales cuando un nuevo acto se dicta para sustituir otro anulado. podrán proceder. Tampoco puede hablarse de ejecución forzosa del acto administrativo en contra de la propia Administración. es posible la eficacia retroactiva cuando se dicten en sustitución de actos anulados y cuando produzcan efectos favorables al interesado. En favor de este criterio se alegan los principios de buena fe. el requisito de que no lesione derechos o intereses legítimos de otras personas. Fuera de los casos anteriores. se manifiesta de manera diversa según la naturaleza y contenido de éstos. la ejecución forzosa como tal no es necesaria porque el acto se cumple sin resistencias de sus destinatarios. Otro supuesto en que no es necesario recurrir al privilegio de la ejecutoriedad.Que los supuestos de hecho necesarios existieren ya en la fecha a que se retrotraiga la eficacia del acto. En este caso el TS parece imponer la eficacia retroactiva a los actos dictados tanto en sustitución de actos anulables como de actos nulos de pleno derecho cuando razones de justicia material así lo exijan. se da cuando las medidas de ejecución de éste se pueden subsumir en el ejercicio natural de la autodefensa posesoria (así ocurre cuando la Administración ordena la expulsión de un particular de una dependencia del dominio público o del seno de un servicio público). el administrado no tiene más alternativa que forzar su cumplimiento por la vía judicial. para explicar el efecto compulsivo del acto administrativo.. lOMoARcPSD|1541720 Para los actos favorables o ampliativos. cuya estimación implica la corrección hacia el pasado de los efectos del acto anulado y su sustitución por que hubiera debido dictarse. Esta cualidad es la que distingue a los actos administrativos de otros actos privados que necesitan del apoyo judicial para tomar sobre otro sujeto medidas persecutorias. la Administración Pública emplea un poder fáctico derivado de la situación de dominación posesoria sobre sus bienes y organizaciones. el supuesto necesario para la ejecución forzosa lo constituyen los casos en que el acto administrativo impone deberes positivos o negativos al administrado que 16 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Sin embargo. 3. pero exigiéndose dos requisitos: 1º. legalidad y de confianza legítima. En estos casos. es decir. Por otro lado. Si ésta no cumple voluntariamente. cuando el acto reconoce derechos a los particulares e impone correlativos deberes a la Administración Pública. a la ejecución forzosa de los actos administrativos.es) . el principio general es también la irretroactividad. En unos casos. seguridad jurídica. en otros porque la naturaleza del acto no comporta ninguna actuación material de ejecución por la Administración. a través de sus órganos competentes en cada caso. salvo en los supuestos en que se suspenda la ejecución de acuerdo con la Ley. La ejecutoriedad de los actos administrativos (en cuya virtud la Administración Pública puede por sí misma “ejecutar” materialmente los efectos que de sus actos se derivan en contra de la voluntad de los administrados). 2º.

autorización o aprobación de autoridad superior ni haya sido suspendida administrativa o judicialmente su ejecutoriedad. como tendría que hacer un particular para hacer efectivas frente a otro sus legítimas pretensiones. è Que la ejecución vaya precedida del oportuno requerimiento o apercibimiento a fin de el obligado no sea sorprendido por aquélla y se le de la oportunidad de cumplir voluntariamente el mandato de la Administración. De este modo. porque su eficacia no esté pendiente de condición. La LRJAP-PAC sólo alude a la coerción directa. è La ejecución por coerción sobre el obligado por el acto administrativo es utilizada cuando se trata de prestaciones que. por ser personalísimas e infungibles. Esta forma de ejecución puede ser directa o indirecta. a costa del obligado. además de la presunción de legitimidad y ejecutividad de sus actos. si el particular no lo entrega a la Administración. Vamos a analizarlas: è La ocupación es la forma de ejecución de los actos que imponen a los particulares la entrega de un bien determinado del que aquellos están en la posesión. y de otra. La LBRL reconoce a las Entidades locales. multa coercitiva y compulsión sobre las personas. è Que el acto sea ya plenamente eficaz. El principio de ejecutoriedad se establece con carácter general para los actos administrativos en la Ley de Procedimiento Administrativo Común de las AAPP. lOMoARcPSD|1541720 impliquen. que es la compulsión sobre las personas. las “potestades de ejecución forzosa y sancionadora”. ésta toma posesión de él por medio de sus funcionarios. Directa es aquella en que se actúa físicamente sobre la persona del obligado. distinguiendo la económica. de la física. ejecución subsidiaria. (aquellos que por no ser personalísimos pueden ser realizados por sujeto distinto del obligado). una agresión sobre aquél mediante la alteración de su “ius posesionis” sobre sus bienes. è La ejecución de bienes o el apremio sobre el patrimonio mobiliario o inmobiliario se utiliza para garantizar el cumplimiento de las obligaciones de dar que se concretan en una suma de dinero. es decir. La regulación general de la ejecutoriedad de los actos administrativos se regula en la Ley 39/2015. no recoge la simple ocupación de bienes. 17 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en cuanto éste se niega al cumplimiento voluntario. è La ejecución subsidiaria se utiliza para llevar a efecto los actos que imponen al ciudadano una actividad material y fungible. La LPACAP es igualmente generosa en el reconocimiento de medios de ejecución.es) . La Administración Pública realizará el acto por sí o a través de las personas que determine. plazo. la que incide sobre el patrimonio a través de las llamadas multas coercitivas. o una violencia sobre su libertad personal. la Administración se libera de la necesidad de acudir al Juez. La indirecta simplemente le coacciona con la amenaza de la imposición de una sanción administrativa o penal. reiterativa por cuanto multa coercitiva puede considerarse como una forma de compulsión económica sobre las personas. enumerando los siguientes: apremio sobre el patrimonio. También la legislación tributaria defiende la ejecutoriedad. la cual exige para su legitimidad las siguientes condiciones: è La existencia de un acto administrativo. atribuyendo a los actos de la Hacienda el valor de las sentencias judiciales. no sirven los medios anteriores. La enumeración resulta incompleta porque de una parte.

que solo es posible por vía judicial. En Italia la solución es similar. como la sentencia. la línea realista y autoritaria que defiende el privilegio de ejecución forzosa de la Administración sin intervención del Juez. pues. Por último. sino que al tiempo autoriza a la Administración para la ejecución material del acto administrativo con base en el Código de Procedimiento Penal. así como por medio del sistema de conflictos que solamente podía interponer la administración y que tenía como virtud inmediata la paralización de la acción judicial contraria a la ejecución administrativa. 1843) a través de la prohibición de interdictos contra la Administración por las trabas. la hipótesis normal es. El acto administrativo es. En definitiva. principalmente en materia tributaria. En Derecho francés la regla general es que la garantía de la eficacia de los actos administrativos discurra en primer lugar por la vía de la intimidación que conlleva la previsión de diversas sanciones penales. que no solamente impone una sanción al infractor. con otra autoritaria que resueltamente reconoce la Administración la autosuficiencia ejecutoria sin necesidad de intermediación judicial. La configuración histórica del privilegio de decisión ejecutoria en el Derecho español En la evolución de la ejecutoriedad de los actos administrativos en el Derecho español es perceptible la coexistencia de una línea “liberal” que identifica la ejecutoriedad con la función judicial y exige vaya precedida del correspondiente proceso. Por otra parte. a lo largo del siglo XIX también se manifiesta. 5. embargos y ejecución sobre bienes inmuebles. la ejecutoriedad de los actos tributarios encontrará una formulación rotunda y definitiva en el artículo 9 de la Ley provisional de Administración y Contabilidad de la Hacienda de 25 de julio de 1870. A este efecto. En el constitucionalismo español surge una tendencia liberal orientada a instrumentar todas las facultades ejecutorias como estrictamente judiciales al modo anglosajón y que se inspira en el principio de que “nadie puede ser juez en su propia causa”. estableció el régimen futuro de ejecutoriedad de los actos tributarios. una manifestación especial del poder público. Sistemas comparados de ejecución de los actos administrativos Fuera de las previsiones legales expresas. aprobado por Decreto de 25 de junio de 1923. la protección de la acción ejecutiva de la administración frente a los tribunales ordinarios se establecerá muy tempranamente (órdenes de 1839. Así el nuevo sistema administrativo de la Hacienda Pública. como lo es la ejecutoriedad de los actos administrativos. Una formulación clásica de la primera orientación la encontramos ya en la Ley dada en Toro por Enrique II en 1371. e incluso con más fuerza. el dispositivo previsto comporta que dentro del Código Penal se integre una parte reglamentaria que cubre las infracciones a la Legislación administrativa normalmente con una sanción correlacional. Sin embargo. 1841. El decreto constitucional de 13 de septiembre de 1813 estableció un sistema de justicia para la Administración rigurosamente judicialista. que descartaba toda posibilidad de una Jurisdicción Administrativa distinta de la ordinaria y de cualquier privilegio judicial o cuasi.es) .judicial. la Administración inglesa no dispone de un poder general para proceder directamente a la ejecución de sus actos. el acto administrativo es un acto de una autoridad de la Administración que determina frente al súbdito lo que para él debe ser derecho en cada caso concreto. 18 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. ni civil ni contencioso. la ejecución a través del Juez penal. En Derecho alemán. lOMoARcPSD|1541720 4.

Se utilizó a los jueces como instrumento de la ejecución de los actos de la Administración. Así ocurre con las autorizaciones de entrada en domicilio que los jueces "deben" otorgar al servicio de ejecuciones administrativas. de la inversión de los papeles que corresponden a la Administración y a los jueces que. No parece. para el “que nada autoriza a pensar que el Juez a quien se pide permiso y competente para darlo debe funcionar con un automatismo formal. Uno de los ejemplos más significativos de ejecución de las sentencias judiciales lo constituye la ejecución por las Magistraturas de Trabajo de las cuotas impagadas a la SS por el número de afectados y el volumen de operaciones que comporta. reguladas en la Ley General Tributaria. y en cualquier tiempo de los bienes demaniales. Esta posibilidad está todavía abierta. Cuestionamiento constitucional Ese rasgo peculiar de la ejecución de los actos administrativos en nuestro Derecho por el cual se atribuye a los actos administrativos el mismo valor de las sentencias judiciales no e sólo un exceso semántico de la legislación tributaria. No se somete a su juicio. se extendía tanto a la regularidad formal como a la legalidad de fondo. 7. lOMoARcPSD|1541720 Otra materia en que luce claramente la ejecutoriedad de los actos administrativos es en la protección de los bienes de la administración. pero sí la necesidad justificada de la penetración en el domicilio de una persona”. Estos supuestos no son sino el grado máximo de la autotutela administrativa. o lo que es igual.es) . sin embargo. que los Juzgados llevaban a ejecución como si de sentencias firmes se tratase. La falta de operatividad del sistema penal represivo no ha supuesto que la ejecución judicial sin carácter represor se haya marginado de la ejecución de los actos administrativos. que esta amplia concepción sea admitida por el TC. en autorización motivada. los jueces sólo pueden ejecutar lo previamente juzgado por ellos mismos. al prescribir la competencia de los Jueces penales de instrucción “para otorgar. una valoración de la acción de la Administración.3 CE. reconociendo a esta una facultad de recuperación para los bienes patrimoniales en el plazo de un año. La colaboración judicial en la ejecución de los actos administrativos En el Derecho español puede afirmarse que el sistema judicial penal demostró pronto su absoluta inoperancia tanto para la protección del ordenamiento legal y reglamentario de la Administración como de los actos dictados en su aplicación. pero este precepto ya no exige que la autorización sea motivada. cuando ello proceda para la ejecución de los actos de la Administración” presuponía reconocerles. son los Juzgados de lo Contenciosos-Administrativo los que conocen “de las autorizaciones para la entrada en los domicilios y restantes lugares públicos cuyo acceso requiera el consentimiento de su titular. un poder de control sobre el acto administrativo en ejecución. sin que en dicho proceso existiera realmente ningún control previo sobre la regularidad de los actos administrativos. la entrada en domicilios y en los restantes edificios o lugares de acceso dependiente del consentimiento de sus titulares. siempre que ello proceda para la ejecución forzosa de los actos de la Administración pública”. ciertamente. por lo que se abría la cuestión de si dicho control. pues conforme al art. con la obligación de motivar su resolución. los supuestos en que los jueces han de ejercer de comparsas en la ejecución de los actos de las administraciones públicas no paran. Efectivamente lo tienen mayor que las sentencias civiles y 19 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. En la actualidad. Son por ello inconstitucionales. en vez de controladores de la actividad de aquella y de sus actos ponen todo el prestigio y la fuerza del Poder Judicial al servicio ciego de la ejecución de actos ajenos. Sin llegar a la ejecución completa de los actos administrativos. La LOPJ de 1985. 6. constituyendo claras pruebas de dominación de la Administración sobre el Poder Judicial. 117.

concurra cualquiera de las siguientes circunstancias: 20 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. la regla general. reconoce a la Administración una facultad todavía más poderosa que la ejecución directa de sus actos. de oficio o a instancia del interesado. más rigurosamente judicial. como una técnica preventiva en los conflictos de competencia entre las Administraciones Públicas: En vía de revisión de oficio. pero nunca nadie ha pensado que sobre tan endeble fundamento pudiera construirse la atribución de una potestad claramente judicial a la Administración como hace el TC. paralizando su ejecución.es) . Invocando el principio de que quien puede lo más. de una parte. La eficacia es simplemente una directiva o directriz para la buena organización y funcionamiento de la Administración. Suspensión de efectos del acto administrativo La rigidez del principio de eficacia y ejecutoriedad de los actos administrativos está atemperada por la posibilidad de que la Administración suspenda una y otra cuando circunstancias sobrevenidas así lo impongan o cuando. cuya ejecución puede paralizarse automáticamente mediante los recursos de apelación y casación. No basta efectuar la ponderación. cuando ésta pudiera causar perjuicios de imposible o difícil reparación”. excepto en los casos en que una disposición establezca lo contrario. quien. 8. puede resultar una utopía.. la regla es que “el órgano competente para resolver podrá suspender la ejecución del acto.Que el órgano competente proceda a una “ponderación suficientemente razonada entre el perjuicio que causaría al interés público o de terceros y el perjuicio que se causa al recurrente como consecuencia de la eficacia inmediata del acto recurrido”. según la Ley 39/2015 (LPACAP). 2º. tienen más valor ejecutorio que esas sentencias y menos que las sentencias firmes. Y también porque la Norma suprema. la eficacia del acto administrativo. lOMoARcPSD|1541720 penales de primera instancia. puede lo menos. se suspenda. después de reconocer que la CE atribuye el monopolio de la potestad jurisdiccional a los Jueces y Tribunales. en evidente contradicción con los principios de reparto de las funciones judiciales y administrativas. Pero esta cualidad de los actos administrativos contradice en principio la definición constitucional de la función judicial (“juzgar y hacer ejecutar lo juzgado”) y su reserva en exclusiva a los jueces y Tribunales. el TC podría haberse ahorrado la necesidad de fundamentar en la STC 22/1984 el privilegio de decisión ejecutoria de la Administración en el principio de eficacia que consagra la CE. están a mitad de camino. y de otra. como es la potestad sancionadora de la Administración en los términos que más adelante se estudiarán.Que. negar a estas alturas las potestades ejecutorias de la Administración. Nuestro Derecho contempla la suspensión de los actos administrativos. Así pues. además de esa ponderación favorable al recurrente. No obstante se admite la suspensión del acto impugnado si se dan los siguientes requisitos: 1º. por estar pendiente una reclamación. añade a continuación que también corresponde esa facultad a la Administración. En vía de recurso administrativo. como una medida a tomar dentro de la tramitación de la revisión de oficio y de los recursos administrativos y contenciosos-administrativos. porque la ejecución de los actos administrativos por la propia administración constituye una realidad incuestionable al margen de lo que la CE pueda decir. Pese a ello.. no suspenderá la ejecución del acto impugnado. mientras que los recursos administrativos y contencioso- administrativos no suspenden en principio la ejecución del acto. sino que el resultado de la misma suponga que el perjuicio para el recurrente es mayor que el que se ocasiona al interés público o a terceros. es que la interposición de cualquier recurso.

se podrá solicitar de nuevo en el proceso contencioso-administrativo. por cuanto no tendría lógica alguna suspender la ejecución del acto si el recurso no presenta posibilidad razonable alguna de éxito.es) . El caso más común es el de la suspensión de ejecución de liquidaciones tributarias dentro del procedimiento económico-administrativo. aparte de la consignada en vía de recurso administrativo. que su naturaleza cuasi-penal era incompatible con la ejecución antes de la resolución definitiva de los recursos interpuestos. Asimismo la Ley de Bases de Régimen Local de 1985 prevé la suspensión automática de los actos de la Entidad Local que atenten gravemente al interés general de España. En materia de sanciones administrativas. Sin embargo. No obstante. La suspensión se entenderá otorgada si transcurriesen 30 días desde que el recurrente presentó la solicitud de suspensión y la Administración no dictare resolución expresa (suspensión automática). Si la suspensión no se alcanza en vía de recurso. b) Que la impugnación se fundamente en una causa de nulidad de pleno derecho prevista en la Ley. La suspensión deja de producir efecto cuando se resuelve el recurso. Así la suspensión automática viene determinada por la propia CE cuando el Estado impugna ante el TC las disposiciones y resoluciones de las CCAA. 21 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. esa línea jurisprudencial ha ido debilitándose para quedar en una suspensión temporal limitada al tiempo que tarda en subsanarse no todo el proceso sino el incidente de suspensión planteado por el recurrente. No obstante si contra la desestimación del recurso se interpusiera recurso contencioso-administrativo y en éste se solicitase la suspensión. las pretensiones del recurrente en orden a valorar las posibilidades efectivas de que su impugnación prospere en cuanto al fondo por nulidad de pleno derecho. Esta suspensión debe prolongarse durante la tramitación del proceso contencioso-administrativo posterior si se prestan las mismas garantías. La técnica de la suspensión automática está presente en las impugnaciones de los actos de las administraciones territoriales superiores sobre las inferiores. lOMoARcPSD|1541720 a) Que la ejecución pudiera causar perjuicios de imposible o difícil reparación. después de la CE. cuando la suspensión puedan derivarse perjuicios de cualquier naturaleza. El acuerdo de suspensión puede estar condicionado en su eficacia por la exigencia de medidas cautelares que debe prestar el recurrente beneficiario del mismo. Se trata del “periculum in re” o riesgo de malograr la pretensión ejercitada si se sigue adelante en la ejecución dando lugar a una situación irreversible. siempre que sean necesarias para asegurar la protección del interés público o de terceros o la eficacia del acto o la resolución impugnada. siquiera sea sumariamente. la suspensión decretada en vía administrativa se mantiene hasta que tenga lugar un pronunciamiento judicial sobre la misma. La apreciación de esta circunstancia supone que el órgano competente para decidir la suspensión examina. la suspensión automática por la interposición de recurso se ha impuesto en algunas regulaciones disciplinares como en las sanciones a los jueces y magistrados y en materia de sanciones penitenciarias. 3º-. la jurisprudencia estimó. que debe acordarse siempre y cuando el recurrente afiance el pago del importe de la deuda tributaria. También se dan supuestos de suspensión automática.

D) La multa coercitiva consiste en la imposición de multas reiteradas en el tiempo hasta doblegar la voluntad del obligado. en el caso de incumplimiento de esta obligación de pago. la Administración toma posesión de él por medio de sus funcionarios. La multa coercitiva es aplicable en la fase de ejecución de un acto administrativo. con la consecuencia de la inaplicación del principio “non bis in ídem”: “La multa coercitiva es independiente de las sanciones que puedan imponerse con tal carácter y compatible con ellas”. Esta técnica se utiliza para cumplimentar los actos dictados en protección de sus bienes. La regulación de la multa coercitiva viene a resaltar su diferencia respecto de las multas de Derecho Penal. La multa coercitiva se sujeta a un estricto principio de legalidad. Para los inmuebles el embargo se realiza mediante la correspondiente anotación preventiva en el Registro de la propiedad. la ejecución subsidiaria. a menos que se produzca reclamación por tercería de dominio que se sustancia ante el juez civil. No es lícita su utilización en actuaciones inspectoras para doblegar la voluntad del inspeccionado y obligarle a 22 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. lOMoARcPSD|1541720 9. Trámite fundamental es el aseguramiento del crédito a través de los correspondientes embargos de bienes en cantidad suficiente para cubrir el importe total de la deuda más los recargos y costas que puedan causarse. B) El apremio sobre el patrimonio es el procedimiento más generalizado de ejecución de los actos administrativos. Los supuestos en que procede son muy amplios y comprenden desde “los actos personalísimos en que no proceda la compulsión directa sobre la persona del obligado” o cuando “la Administración no la estimara conveniente”. han de ser abonados por el destinatario del acto y. sino que es necesario que la ley determine su forma y cuantía. el procedimiento se inicia con la providencia de apremio. bien por la Administración misma o a través de las personas que se determinen a costa del obligado. eligiendo el menos restrictivo de la libertad individual” (art. C) La ejecución subsidiaria consiste en la realización de la conducta que el acto impone. El embargo de bienes muebles puede implicar la entrada en el domicilio del deudor con autorización judicial. hasta aquellos otros para “cuya ejecución pueda el obligado encargar a otra persona”. Sin embargo. la enumeración resulta incompleta porque no recoge la ocupación directa de bienes.es) . dentro de los que constituyen una variedad los casos de desahucio administrativo. Los medios de ejecución forzosa Los medios de ejecución de los actos administrativos son el apremio sobre el patrimonio. La LPACAP se remite “a las normas reguladoras del procedimiento recaudatorio en vía ejecutiva” (Reglamento General de Recaudación). la multa coercitiva y la compulsión sobre las personas. Se aplica al cobro de toda suerte de débitos. Es aplicable a toda suerte de trabajos inespecíficos. Este medio se aplica a los actos que “por no ser personalísimos pueden ser realizados por sujeto distinto del obligado”. A) La ocupación es la forma de ejecución de los actos que imponen a los particulares la entrega de un bien determinado del que aquéllos están en la posesión. Dentro de la ocupación cabe incluir los diversos supuestos de recuperación de los bienes de dominio público y patrimoniales.96). la ejecución subsidiaria por persona distinta del obligado comporta que “los gastos que ocasione la ejecución. así como el importe de los daños y perjuicios que se produzcan. afirmándose que no tiene carácter de pena. El procedimiento termina con la ejecución del crédito sobre las cuentas corrientes embargadas o la subasta pública de los bienes trabados. Dictado el acto que obligue al pago de una cantidad líquida (certificación de descubierto). procederá su exacción por la vía de apremio”. No basta con que la ley autorice su establecimiento al poder reglamentario. En todo caso. si el particular no lo entrega. Todos ellos se someten a la regla de la proporcionalidad y se aplican “cuando varios de ellos sean admisibles. y transcurrido el plazo del pago voluntario.

Límites y control judicial de los actos de ejecución. que se fundan en la titularidad de un tercero sobre los bienes embargados al deudor y cuya interposición provoca la suspensión automática de la ejecución. La extrema gravedad de esta técnica obliga a postular que su aplicación sólo es lícita cuando los demás medios de ejecución no se corresponden con la naturaleza de la situación creada. 23 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. cuando se trata de medidas extremas de policía. La tercería se impone en escrito dirigido al órgano de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria que conozca del procedimiento de apremio. el de su proporcionalidad a las circunstancias. La compulsión directa sobre las personas comprende medidas de coerción muy variadas. una vez que se haya llevado a efecto su embargo y anotación preventiva en el Registro público correspondiente. y b) Las de mejor derecho. tal y como se desprende de las inscripciones regístrales. fundadas en el derecho del tercerista a ser reintegrado de su crédito con preferencia al perseguido en el expediente de apremio. y se admite la impugnación de todas las disposiciones y actos de la Administración relacionados con estas medidas. De este principio general se deriva la posibilidad de impugnar en vía contencioso-administrativa los actos de ejecución que vayan más allá de lo permitido por el acto de cuya ejecución se trata. vacunaciones obligatorias) e incluso la agresión física con armas de fuego. La suspensión se condiciona al depósito por el tercerista del débito y costas del procedimiento. Cuando la compulsión actúa sobre un colectivo de personas. Las tercerías son de dos clases: a) Las de dominio. sin que puedan extenderse a otros inscritos a nombre de terceros. sus contenidos. La ejecución tampoco puede lesionar los derechos de tercero ajenos al acto. Su recurribilidad: tercerías de dominio e impugnación contenciosa La doctrina ha destacado la importancia de que la ejecución se sitúe en línea directa de continuación del acto administrativo sin transformar o alterar. pasando por su inmovilización para privarla momentáneamente de su libertad o para someterla a determinadas medidas sobre su cuerpo (operaciones. E) La compulsión sobre las personas.es) . 10. debiendo resolverse en 3 meses. lOMoARcPSD|1541720 declarar en su contra o facilitar documentos o pruebas que le comprometan. por consiguiente. Los embargos y apremios deben limitarse estrictamente a los bienes del ejecutado. la orden previa se convierte en una acción de conminación que a veces se expresa de forma simbólica (disolución de manifestaciones). La compulsión sobre las personas ha de actuarse previo un acto formal y personal de intimidación para el debido cumplimiento del acto u orden de cuya ejecución se trata. desde el simple impedimento de progresar en un determinado camino o la entrada en un lugar. La LPACAP permite el empleo de la compulsión directa sobre las personas. como ocurre en materia fiscal. Se establece el criterio del mínimo indispensable de la medida compulsoria. La sustanciación de la tercería tiene una primera fase en vía administrativa y otra ante el Juez civil a quien corresponde decidir. Esta reclamación de un tercero provoca la suspensión del procedimiento de apremio en lo que se refiere a los bienes y derechos controvertidos. aparte de que la “… la ley expresamente lo autorice y dentro siempre del respeto debido a la dignidad de la persona y a los derechos reconocidos en la Constitución”. Justamente para salvaguardar las titularidades de terceros no sujetas al procedimiento de ejecución. para la ejecución de actos administrativos que impongan una obligación personalísima de hacer o soportar. se ha arbitrado el incidente de tercería de dominio o de mejor derecho en la fase de ejecución administrativa. hasta el desplazamiento físico de una persona.

lOMoARcPSD|1541720 entendiéndose desestimada por silencio si no es resuelta en dicho plazo a los efectos de promover demanda ante el Juez civil.es) . 24 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.

incluso la desviación de poder”.Los dictados por órganos manifiestamente incompetentes por razón de la materia o de territorio. aquellos en los que se de “el defecto de forma que no prive al acto de los requisitos indispensables para alcanzar su fin. 4º. Según la LPACAP. La inexistencia Además de las categorías de la nulidad de pleno derecho. 5º.. mientras que otros están aquejados de la nulidad absoluta o de pleno derecho. la Ley encuadra una tercera. Con este inciso se abre la posibilidad de que el legislador ordinario.Los que sean constitutivos de infracción penal o se dicten como consecuencia de ésta.Los dictados prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido o de las normas que contienen las reglas esenciales para la formación de la voluntad de los órganos colegiados.. integrada por los actos con vicios menores.. Además de estas dos categorías de invalidez. son actos de la Administración nulos de pleno derecho: 1º. salvo que el término sea esencial”. La anulabilidad es la regla general ya que son anulables “los actos de la administración que infringen el ordenamiento jurídico.Los que lesionen los derechos y libertades susceptibles de amparo constitucional. Unos vicios originan simplemente una nulidad relativa o anulabilidad que cura el simple transcurso del tiempo o la subsanación de los defectos. es decir.Los que tengan un contenido imposible. bien para facilitar su ejercicio procesal cuando no se reconocen los poderes de oficio para declararla o cuando la acción de nulidad se considera prescriptible. 25 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Anulabilidad. en la realidad la distinción con la nulidad resulta prácticamente imposible porque en la mecánica judicial de aplicación del Derecho el acto inexistente posee un régimen idéntico al del acto nulo. ni provoque la indefensión de los interesados” así como los actos “realizados fuera del tiempo establecido. como ocurre en la LPACAP de 2015. bien para introducir nuevos supuestos allí donde las nulidades aparecen tasadas. 3º. 2.Cualquier otro que se establezca expresamente en una disposición de rango legal. estatal o autonómico.. 2º. La razón de la persistencia de esta categoría en la moderna doctrina se encuentra exclusivamente en consideraciones prácticas: constituir un instrumento que permite suplir las deficiencias de la construcción técnica de la nulidad... lOMoARcPSD|1541720 TEMA 3.INVALIDEZ. lo que conduce irremisiblemente a la anulación del acto. 6º. la irregularidad no invalidante. ANULACIÓN Y REVOCACIÓN DE LOS ACTOS ADMINISTRATIVOS 1. Aun cuando sea posible la diferenciación teórica. anulabilidad e irregularidad no invalidante. La invalidez y sus clases La invalidez puede definirse como una situación patológica del acto administrativo caracterizada porque faltan o están viciados algunos de sus elementos. amplíe indefinidamente esta categoría. Nulidad.Los actos expresos o presuntos contrarios al ordenamiento jurídico por los que se adquieren facultades o derechos cuando se carezca de los requisitos esenciales para su adquisición. 7º.es) . se plantea la conveniencia de completar el cuadro de la invalidez con la figura del acto inexistente...

un tercer grado de invalidez superior al de la nulidad de pleno derecho. sin necesidad de un esfuerzo dialéctico o de una interpretación laboriosa). Respecto de la incompetencia jerárquica. del territorio y la jerarquía del órgano. parecen asimilar el acto inexistente al radicalmente nulo. aunque limitadamente a los casos de incompetencia grave. contrario al Ordenamiento. 26 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La nulidad de pleno derecho. en base a que el vicio de incompetencia puede ser convalidado cuando el órgano competente sea superior jerárquico del que dictó el acto convalidado. en principio. Para determinar cuales son esas infracciones de mayor gravedad que determinan la nulidad radical. la que tiene relevancia para el interés público o para los administrados. clarividente y palpable (de forma que salte a primera vista. La LPACAP. pues incluye la jerárquica. del concepto de incompetencia manifiesta y por tanto de la nulidad de pleno derecho. B) Actos dictados por órgano manifiestamente incompetente por razón de la materia y del territorio Se distinguen diversas clases de incompetencia en función de la materia. la doctrina ha respondido con dos criterios diversos: el de la apariencia y ostensibilidad del vicio y el de la carencia total de un elemento esencial o bien su contradicción con el orden público. 3. la incompetencia manifiesta no queda reducida en la versión jurisprudencial a los supuestos de incompetencia por razón de la materia y del territorio. quizás. A) Actos que lesionen los derechos y libertades susceptibles de amparo constitucional Este supuesto se introdujo por la Ley 30/92 con el fin de reforzar la protección de los derechos fundamentales. enumera y tasa los supuestos en que concurre ese vicio grave.es) . Análisis de los supuestos legales El acto nulo de pleno derecho es aquél que por estar afectado de un vicio especialmente grave no debe producir efecto alguno y. si lo produce. de forma que sólo las infracciones que afectan de manera especial a éste exigirían un tratamiento particularizado. las menos graves (como aquellas en que el superior resuelve por avocación los asuntos del inferior. el TS la excluyó. puede ser anulado en cualquier momento sin que a esa invalidez pueda oponerse la subsanación del defecto o el transcurso del tiempo. Es manifiesta la incompetencia por razón de la materia o el territorio cuando: • Se invaden la de otros poderes del Estado (como el judicial o el legislativo) • Las competencias ejercidas corresponden por razón de la materia o territorio a otro órgano administrativo siempre y cuando esa incompetencia aparezca de forma patente. pero sin que en ningún caso lleguen a establecer un régimen jurídico diferenciado. aunque algunas sentencias afirman la inaceptabilidad del acto inexistente y “su carencia de efectos sin necesidad de declaración administrativa o judicial” otras. Sin embargo las que podrán ser convalidadas serán únicamente las que ofrezcan dudas sobre el grado de la jerarquía y. La inclusión de este supuesto supone una cierta desnaturalización de la categoría de la nulidad de pleno derecho. que ampliaría las potestades de enjuiciamiento del Tribunal para anular el acto administrativo. es decir. En definitiva. lOMoARcPSD|1541720 En la jurisprudencia española. que estaba configurada como una categoría asimilable o muy cercana a la inexistencia. pero no los casos inversos de flagrante y grave incompetencia jerárquica).

En todo caso debe tratarse de una conducta tipificada en el CP o en las leyes penales especiales. D) Actos que sean constitutivos de infracción penal o se dicten como consecuencia de ésta Se refiere a los delitos que puedan cometer la autoridad o el funcionario con motivo de la emanación de un acto administrativo. en cuyo caso estamos en presencia de la nulidad absoluta o de pleno derecho. pero sin por ello prejuzgar condena. no bastando que el hecho pueda constituir. bien por falta de los elementos subjetivos del delito. a los objetos materiales y el elemento o situación jurídica. Sólo si se admite esa competencia prejudicial en el orden contencioso-administrativo. E) Actos dictados con falta total y absoluta de procedimiento. En los actos de gravamen sancionadores y arbitrales. El alcance invalidatorio de los vicios de forma Frente al principio de esencialidad de las formas. de manera que o bien este defecto es muy grave.es) . El defecto de forma se puede referir al procedimiento de producción del acto. o bien los Tribunales Contencioso-Administrativos como presupuesto de sus sentencias anulatorias del acto. A juicio de Ramón Parada. los dos supuestos de anulabilidad (cuando carezca de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin o dé lugar a la indefensión de los interesados) lo serían realmente de nulidad de pleno derecho. y por falta del substrato jurídico (como puede ser el caso de la revocación de una acto administrativo ya anulado). culpabilidad o imputabilidad. en los supuestos de actos con contenido imposible se alude a una imposibilidad por falta de sustrato personal (nombramiento de funcionario a una persona fallecida). una infracción administrativa o disciplinaria. constituyendo simplemente una irregularidad no invalidante. la LPACAP reduce al mínimo los efectos invalidatorios de los vicios de procedimiento. siendo nulo de pleno derecho si “falta absolutamente el procedimiento legalmente establecido” (en la falta total y absoluta de procedimiento deben encuadrarse los casos de cambio de procedimiento legalmente establecido por otro distinto). únicamente. por falta del substrato material (como cuando la ejecución que el acto administrativo impone es material o técnicamente imposible). debe admitirse la competencia de la Administración y los Tribunales Contencioso-Administrativos para una calificación prejudicial objetiva del presunto delito como acción típica y antijurídica a los solos efectos de anulación del acto. siendo constitutivos de delito. no se pueda llegar a una sentencia de condena. Con esta interpretación. La muy difícil cuestión que plantea este supuesto es si la clasificación delictual del acto cuya nulidad se pretende declarar debe hacerse por los Tribunales penales en todo caso o si cabe que la realice la Administración al resolver los recursos administrativos. ni suponer imputación a persona alguna. la simple “falta de vista y audiencia del interesado” provoca asimismo la nulidad. 27 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. lOMoARcPSD|1541720 C) Actos de contenido imposible Dado que el contenido de los actos puede hacer referencia a las personas. a los que en definitiva corresponderá completar en su caso esa calificación objetiva con los elementos subjetivos de la imputabilidad y culpabilidad para la imposición de las penas. como en los casos de muerte del reo o prescripción del delito o de la pena. o no lo es tanto y entonces no invalida el acto. podrán realmente anularse aquellos actos que. bien porque se ha extinguido la acción penal. ni condicionar la actuación de los Tribunales penales sobre los elementos subjetivos del delito. obviamente. pues la Administración Pública como persona jurídica no puede ser sujeto activo de incriminación penal de una conducta y también de las faltas.

a los actos expresos contrarios al ordenamiento cuando de ello se deduce que se adquieran facultades o derechos sin los requisitos esenciales para su adquisición. con la sanción máxima de la nulidad de pleno derecho. La ley extiende esa invalidez.es) . lOMoARcPSD|1541720 La jurisprudencia ha calificado este trámite como “elemento esencialísimo y hasta sagrado porque un eterno principio de justicia exige que nadie pueda ser condenado sin ser oído”. requieren unas determinadas formas y requisitos. Sin embargo. supone que esta categoría puede ser ampliada no sólo a 28 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. reglas de las que hay que partir para determinar cuales son las que pueden ser consideradas esenciales y cuya falta determina la nulidad. 22 a 28 LRJAP-PAC. pues. Para la jurisprudencia son esenciales la convocatoria. el quórum de asistencia y votación que determina la voluntad del órgano. F) Actos dictados con infracción de las reglas esenciales para la formación de la voluntad de los órganos colegiados La inclusión de este supuesto dentro de la nulidad se justifica por la gran importancia que en la organización administrativa tienen los órganos colegiados. G) Actos expresos o presuntos contrarios al ordenamiento jurídico por los que se adquieren facultades o derechos sin los requisitos esenciales El origen de esta causa de nulidad está en una jurisprudencia muy consolidada que negaba validez a los actos presuntos por silencio administrativo positivo cuando daban origen al reconocimiento de derechos sin que se dieran los presupuestos legales para adquirirlos. especialmente en los casos en que es heterogénea como los Jurados de Expropiación cuyos miembros ostentan la representación de diversos sectores de intereses. La nulidad de pleno derecho debe comprender los más graves defectos en la forma de manifestación del acto administrativo que. cuando este mismo vicio de forma se produce en el proceso. El derecho de audiencia y defensa se garantiza la CE “cuando proceda”. La LOPJ impone también la nulidad de pleno derecho de los actos judiciales cuando se dicten con infracción de los derechos de audiencia. el acto se califica de nulo de pleno derecho. asistencia y defensa. siendo nulo el acuerdo tomado sobre una cuestión no incluida en el orden del día. siempre que efectivamente se haya producido indefensión. etc. que el acto sea contrario al ordenamiento. Sin esa constancia escrita y la firma del autor del acto. éste no vale nada. como los actos judiciales. También la composición del órgano. algunas esenciales como la constancia escrita y la firma del titular de la competencia que dicta la resolución o del inferior que recibe la orden. No basta. sino que además se ha de dar la ausencia de determinadas circunstancias subjetivas en el beneficiado por el acto. Todos ellos se rigen por sus reglas específicas y a falta de ellas por la normativa básica de los arts. A este vicio se refiere la LPACAP cuando alude a “…los actos administrativos que carezcan de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin…”. H) Cualesquier otro que se establezca expresamente en una disposición con rango de Ley Según la LPACAP con esa referencia específica a los supuestos en que se califiquen por ley otros supuestos de nulidad de pleno derecho.

4. la LPACAP configura la acción de nulidad para los actos nulos de pleno derecho como un derecho que no depende de la discrecionalidad o libre apreciación de la Administración. Los vicios que originan la anulabilidad del acto administrativo son actos convalidables: • Por la subsanación de los defectos de que adolecen y 29 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. con lo que será el criterio variable de cada legislador el que marque la frontera de ahora en adelante entre la nulidad de pleno derecho y la anulabilidad. 2º. 3º. que deben ser recurridos en los plazos establecidos para cada tipo de recurso o revisados en plazo de 4 años.La posibilidad de convalidación solo prevista para los actos anulables. La imprescriptibilidad de la acción de nulidad de pleno derecho A través del articulado de la LPACAP es posible espigar las siguientes diferencias entre nulidad y anulabilidad: 1º. 5. incluso la desviación de poder”. I) La nulidad radical de las disposiciones administrativas El grado de invalidez aplicable a los reglamentos es. la nulidad de pleno derecho.es) . las leyes u otras disposiciones de rango superior. declararán de oficio la nulidad de los actos administrativos que hayan puesto fin a la vía administrativa o que no hayan sido recurridos en plazo. Este especial rigor para los reglamentos se explica porque aquella invalidez puede dar lugar en la aplicación del reglamento inválido a una infinita serie de actos administrativos. Anulabilidad e irregularidad no invalidante La Ley 39/2015 ha convertido la anulabilidad en la regla general de la invalidez al disponer que “son anulables. si lo hubiere. 4º.La mayor facilidad para suspensión de la ejecutividad de los actos nulos de pleno derecho cuando son impugnados y al margen de que ocasiones o no perjuicios de imposible o difícil reparación..El carácter automático con que se afirma la nulidad frente al carácter rogado de la anulabilidad. por regla general. sino también por leyes autonómicas. los actos de la Administración que incurran en cualquier infracción del Ordenamiento Jurídico. Asimismo dicha Ley presupone que la acción de nulidad contra los actos nulos de pleno derecho debe tramitarse en todo caso y en cualquier tiempo: “Las Administraciones en cualquier momento. que serían asimismo inválidos.. pues a las causas o supuestos que determinan la nulidad de pleno derecho de los actos administrativos se suman los supuestos en que la disposición administrativa infrinja la CE. lOMoARcPSD|1541720 las leyes estatales.. por iniciativa propia o a solicitud de interesado.La impugnación y la revisión de los actos nulos de pleno derecho puede hacerse en cualquier tiempo frente a la de los actos anulables declarativos de derechos. y previo dictamen favorable del Consejo de Estado u órgano consultivo equivalente de la Comunidad Autónoma. en los supuestos de nulidad de pleno derecho". las que regulen materias reservadas a la ley y las que establezcan la retroactividad de disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de los derechos individuales. Hay que contemplar la diferencia del régimen jurídico de la nulidad de pleno derecho y la anulabilidad como algo relativo.. En este sentido.

Conversión. sin embargo. que sólo implicarán la anulación del acto cuando así lo imponga la naturaleza del termino o plazo. conversión La Ley 39/2015. Convalidación. Fuera de estos casos. y la responsabilidad del funcionario causante de la demora. sólo invalidan el acto administrativo cuando carecen de los requisitos indispensables para alcanzar su fin o producen indefensión de los interesados. En cuanto a los defectos de forma. la forma tiene un valor estrictamente instrumental que sólo adquiere relieve cuando realmente incide en la decisión de fondo y produce indefensión. En todo caso. que obliga al órgano que declare la nulidad a la “conservación de aquellos actos y trámites cuyo contenido se hubiera mantenido igual de no haberse realizado la infracción origen de la nulidad”. Incomunicación. En primer lugar admite la convalidación de los actos anulables subsanando los vicios de que adolezcan. los efectos de la convalidación se producen sólo desde la fecha del acto convalidatorio. De la convalidación se excluyen la omisión de informes o propuesta preceptiva. contengan los elementos constitutivos de otro distinto producirán los efectos de éste”. Sin embargo.es) . este principio sanatorio evita los contagios entre las partes sanas y las viciadas de un acto o de un procedimiento y se admite tanto de actuación a actuación dentro de un mismo procedimiento (“la invalidez de un acto no implicará la de los sucesivos en el procedimiento que sean independientes del primero”) como de elemento a elemento dentro de un mismo acto administrativo (“la nulidad o anulabilidad en parte del acto administrativo no implicará la de las partes del mismo independientes de aquella salvo que la parte viciada sea de tal importancia que sin ella el acto no hubiera sido dictado” ). En cuanto a la incomunicación de la nulidad. En la convalidación por la falta de autorizaciones administrativas la jurisprudencia exige no solo que éstas se produzca a posteriori. sino que el otorgamiento por el órgano competente se haga ajustadamente a la legalidad vigente. incomunicación. la conversión es la técnica por la cual un acto inválido puede producir otros efectos válidos distintos de los previstos por su autor lo que se recoge en el art. El principio de restricción de la invalidez: convalidación. 30 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. admitiendo el TS la que tiene lugar al desestimar éste el recurso de alzada interpuesto contra el acto administrativo del órgano inferior incompetente. En cuanto a la forma. que es regla general sobre la nulidad de pleno derecho. Por último. pues si están previstas para ilustrar la decisión final. no tiene sentido que se produzcan a posteriori. la convalidación de la incompetencia jerárquica deberá efectuarse por ratificación del órgano superior. 6. Además el TS exige que la naturaleza del plazo venga impuesta imperativamente por la norma y la notoriedad o la prueba formal de la influencia del tiempo en la actuación de que se trate. 50 LPACAP al establecer que “los actos nulos o anulables que. La consecuencia de la incomunicación de la invalidez es el principio de conservación. la cual se considera como verdadera frontera de la invalidez. no todas las infracciones del Ordenamiento Jurídico originan vicios que dan lugar a la anulabilidad. lOMoARcPSD|1541720 • Por el transcurso del tiempo establecido para la interposición de los recursos administrativos o por el de 4 años frente a los poderes de la Administración para la revisión de oficio. congruente con la aplicación restrictiva de la invalidez y la preferencia de la anulabilidad. Hay que exceptuar los supuestos de irregularidad no invalidante que comprende en primer lugar las actuaciones administrativas realizadas fuera del tiempo establecido. a menos que se den los supuestos de hecho que justifican con carácter general el otorgamiento de eficacia retroactiva. trata de reducir al mínimo las consecuencias fatales de la patología de los actos Administrativos.

La anulación por la Administración de los actos inválidos. En los actos limitativos o de gravamen o negadores de derechos no hay en principio impedimento alguno para declarar su invalidez.Administrativa. En estos casos se ha de acudir necesariamente a una instancia ajena. Si transcurren 3 meses sin resolver se producirá la caducidad del procedimiento en los procedimientos iniciados de oficio y la desestimación por silencio negativo de la pretensión formulada de los iniciados a instancia del interesado. Pero el panorama cambia radicalmente cuando se trata de la revisión o anulación de los actos administrativos inválidos que han creado y reconocido derechos a favor de terceros que se encuentran además en posesión y disfrute de los mismos.. la Administración no dispone de un poder directo de anulación. En cuanto a los efectos de la declaración de nulidad de pleno derecho de una disposición general. Según establece la Ley 39/2015. única vía para la declaración de nulidad de los actos anulables declarativos de derechos. previa su declaración de lesividad para el interés público. los cuáles deberán reputarse válidos y conservarán su fuerza de obligar mientras no sean anulados de forma expresa. El procedimiento de anulación debe terminar con resolución expresa. Para la anulación directa por la propia Administración de un acto o disposición la LPACAP exige unos determinados requisitos: 1º. El proceso de lesividad suponía que la Administración tenía la carga de recurrir ante la Jurisdicción Contencioso-Administrativa manteniéndose la validez del acto hasta que una sentencia judicial declarase su nulidad. o judiciales. “Las Administraciones Públicas podrán declarar lesivos para el 31 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. ante la Administración autora del acto.es) .. B) La anulación directa de actos y disposiciones nulos de pleno derecho. por el contrario. Si este órgano consultivo no aprecia la concurrencia de nulidad.Que el acto o la disposición esté incurso en una causa de nulidad de pleno derecho. canalizada por los recursos administrativos. Reconocer que la Administración tiene en este caso la potestad de declarar la nulidad de tales actos supone reconocerle también la fuerza de extinguir aquellos derechos por sí misma y de alterar aquellas situaciones posesorias. 2º. la Ley determina que no implicará la ilegalidad sobrevenida de los actos firmes dictados en aplicación de aquélla. Cuando se trata de actos simplemente anulables declarativos de derechos. sin distinción entre actos favorables y desfavorables. la Ley obliga a que la resolución que así lo declare se pronuncie expresamente acerca de la indemnización que proceda reconocer a los interesados. ante la Jurisdicción Contencioso. y sin límite temporal para que el interesado solicite o la Administración acuerde poner en marcha la acción de nulidad. Además del efecto anulatorio del acto o disposición nulos de pleno derecho. sin el deber positivo de llevarlo a cabo. debe recurrir a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa a través del llamado “proceso de lesividad”. si lo hubiere. la instancia judicial y a través del proceso que se ha llamado “proceso de lesividad”. la revisión no puede llevarse a cabo. El proceso de lesividad A) Introducción. lOMoARcPSD|1541720 7. C) El proceso contencioso-administrativo de lesividad. La declaración de invalidez se puede producir por iniciativa de los interesados.Que la nulidad se acuerde previo dictamen favorable del Consejo de Estado u órgano consultivo equivalente de la Comunidad Autónoma.

se cuestiona las causas y motivos y su precio. En estos casos. el tiempo transcurrido u otras circunstancias.. En estos casos. siempre que tal revocación no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes. o por surgimiento de circunstancias imprevistas. una de las cuales puede ser el cambio de legislación. pero ya no se acomoda a los intereses públicos y la Administración Pública decide dejarlo sin efecto. la revocación es posible incluso cuando es contraria a los derechos de los particulares que el propio acto reconoce.. su ejercicio resultare contrario a la equidad. aceptándose con carácter general la legitimidad de la revocación. Si el acto proviene de una Comunidad Autónoma.es) . es decir. Esa es la doctrina que recoge la Ley 39/2015 al establecer que “las Administraciones podrán revocar en cualquier momento sus actos de gravamen. esta declaración se adoptará por el órgano competente en la materia. la potestad revocatoria se admite en los términos más amplios. declaración que no podrá adoptarse una vez transcurridos 4 años desde que se dictó el acto administrativo y exigirá la previa audiencia de cuantos aparezcan como interesados en el mismo. la Administración debe cumplir con el requisito de la declaración de lesividad. o bien mediante acuerdo del Consejo de Ministros. 32 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.). justamente. la revocación no encuentra.. la declaración de lesividad es un acto judicialmente irrecurrible por el interesado. Antes de recurrir a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. En todo caso. lOMoARcPSD|1541720 interés público los actos favorables para los interesados que sean anulables a fin de proceder a su ulterior impugnación ante el orden jurisdiccional contencioso-administrativo”. el derecho a indemnización del titular del derecho revocado. al interés público o al Ordenamiento Jurídico”. El LPACAP señala que no podrá ejercerse la facultad de revocación “cuando por prescripción de acciones. al derecho de los particulares o a las leyes”. más bien deben ser revocados cuando esa revocación es conveniente a los intereses y fines públicos. la revocación equivale a su eliminación o derogación por motivos de oportunidad o de conveniencia administrativa. en principio. siempre que esté previsto en el propio acto o en la norma como ocurre en los casos de rescate o caducidad de concesiones. cuando incide sobre actos que afectan únicamente a la organización administrativa o que son perjudiciales o gravosos para los particulares. por el órgano colegiado superior de la entidad. por el Pleno de la Corporación o. en su defecto. la de constituir a través de su impugnación por la Administración el objeto mismo del proceso. Por no afectar a estos. El acto es perfectamente legal. El proceso de lesividad se prepara con la llamada “declaración de lesividad” que se realizará mediante Orden Ministerial del departamento autor del acto. Sin embargo. Los problemas más graves de la revocación se presentan cuando la Administración pretende la revocación de los actos declarativos de derechos (como ocurre con las autorizaciones. porque su finalidad es. nombramientos. impedimento alguno. o sea contraria al principio de igualdad. El procedimiento administrativo en el que se tramita la acción de lesividad caducará en el plazo de 6 meses desde la iniciación del procedimiento 8. La revocación se fundamenta en el principio de que la acción de la Administraciones debe presentar siempre el máximo de coherencia con los intereses públicos y no sólo cuando el acto nace. concesiones. sino a lo largo de toda su vida. La revocación de los actos administrativos A diferencia de la anulación o invalidación que implica la retirada del acto por motivos de legalidad. La revocación encuentra un límite: el respeto de los derechos adquiridos. Y si se trata de la Administración Local.

su ejercicio resultare contrario a la equidad. En todo caso. 9. de pleno derecho o anulable. a la buena fe o al derecho de los particulares o a las leyes”. los errores materiales. consiste en un falso conocimiento de la realidad. Si el pretendido error. la LPACAP sin precisar un plazo específico. de hecho y de derecho. siendo irrelevante a los efectos de la invalidez que esa infracción se produzca por error o intencionadamente por la autoridad o funcionario que es su autor. que es al que se refiere Ley 39/2015 para legitimar una inmediata rectificación de oficio por la Administración al margen de cualquier procedimiento: “Las Administraciones Públicas podrán rectificar en cualquier momento. no quiere decir que deba ser necesariamente invalidado. Ambas clases de error imponen la misma consecuencia anulatoria. al derecho de los particulares o a las leyes”. prohíbe que “las facultades de revisión sean ejercidas cuando por prescripción de acciones. su ejercicio resultare contrario a la equidad. 33 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La LPACAP establece unos límites generales a las facultades de anulación y revocación que “podrán no ser ejercitadas cuando por prescripción de las acciones. Hay otro supuesto que incide o se ocasiona en el momento de producirse la declaración o formalización del acto. Las consecuencias sobre el acto administrativo son las mismas: su anulación. La razón es que el error de hecho supone una apreciación defectuosa del supuesto fáctico sobre la que se ejercita la correspondiente potestad administrativa. la Administración debe seguir los procedimientos establecidos para la anulación en los términos antes señalados. Por ello.es) . no es ostensible y notorio. como cualquier otro acto jurídico. El mismo efecto anulatorio debe predicarse del error de derecho (aplicación de norma derogada) en cuanto supone la indebida aplicación del Ordenamiento Jurídico. pues es posible que la adecuación del acto al Ordenamiento Jurídico engendre una situación más injusta que la originada por la ilegalidad que se trata de remediar. que se evidencien por sí solos. En cuanto al plazo. El error. si bien en el supuesto doloso ese falso conocimiento es provocado por un tercero. La rectificación de errores materiales y aritméticos El acto administrativo. son vicios que originan la anulabilidad prevista en la LPACAP. como el dolo en los negocios jurídicos. El error material y el error aritmético para que la Administración pueda eliminarlos han de ser ostensibles. de oficio o a instancia de los interesados. ambos errores. el tiempo transcurrido u otras circunstancias. el llamado error material y aritmético. manifestándose por su sola contemplación. no es posible la rectificación mecánica inmediata sin procedimiento anulatorio. por el tiempo transcurrido u otras circunstancias. teniendo en cuenta exclusivamente los datos del expediente administrativo. 10. puede contener un error. lOMoARcPSD|1541720 El titular del derecho revocado tendrá o no derecho a indemnización en función de las causas que determinan la revocación y de la naturaleza del derecho afectado. Límites y condiciones a las facultades anulatoria y revocatoria de la Administración El que un acto sea inválido. de hecho o aritméticos existentes”. se presta a dudas o es preciso recurrir a datos ajenos al expediente. manifiestos e indiscutibles.

a la vez. incorporadas al expediente. de la misma forma que el Poder Judicial (proceso) y el Legislativo (procedimiento) disponían de los suyos. que se dirige al examen. Sobre las diferencias entre proceso judicial y procedimiento administrativo. La Exposición de Motivos de la LPA de 1958 expresa la misma idea de al menor rigidez del procedimiento administrativo frente al proceso judicial. La Exposición de Motivos de la primera ley de procedimiento administrativo. El procedimiento administrativo constituye la forma propia de la función administrativa. permitirán después el control judicial de la actividad administrativa. • Evitar conculcación de los derechos y libertades de los ciudadanos. una resolución de conflictos jurídicos. juez y parte. en el procedimiento Administrativo hay menor solemnidad en las secuencias de los actos y menor rigor preclusivo.es) . Origen del procedimiento administrativo. dejando constancia de la actividad de los funcionarios y autoridades en el ejercicio de sus potestades. como aquella “actividad administrativa con eficacia extrema. • A resaltar el carácter pretenciosamente garantista en la moderna regulación del procedimiento administrativo: • Orientar y vigilar. obtener copias de documentos. se ha huido de la ordenación rígida y formalista de un procedimiento unitario en el que se den todas aquellas actuaciones integradas como fases del mismo (carácter formalista). EL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO 1. explicaría aparte de la mención del procedimiento Administrativo en la CE. preparación y emisión de un acto administrativo o a la conclusión de un convenio jurídico público. 34 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. desarrollándose ante una autoridad que es. En el procedimiento administrativo se da una menor complejidad o solemnidad y rigidez que el proceso judicial. de una tabla de derechos de los ciudadanos que van desde el conocer el estado de la tramitación de los procedimientos y acceder a ellos. el proceso posee el máximo de complejidad formal. Ese afán garantista. la incorporación en la LPACAP de 2015. En cuanto a las diferencias entre proceso judicial. hasta el punto que la actuación a través de un procedimiento es un principio fundamental de Derecho Administrativo que la CE ha recogido explícitamente. por el contrario. ya expresaba la necesidad de que la función administrativa se canalizara a través de un procedimiento. • En el procedimiento administrativo es cauce necesario de la buena gestión de los intereses públicos. y procedimiento administrativo. Hay que resaltar en todo caso el carácter garantista que se evidencia en la moderna regulación del procedimiento administrativo. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 4. incluyendo la emisión del acto administrativo o la conclusión de un convenio”. La razón sustancial de las diferencias está en que: • El proceso supone siempre la existencia clara de un conflicto entre partes sobre al aplicación del Derecho. de 1889. El procedimiento administrativo se podría definir. se señalan la menor complejidad y rigidez en el procedimiento administrativo. que por estar sometida al principio de legalidad. exige (a diferencia de la gestión privada) el cumplimiento de formalidades que. Significado y origen del procedimiento administrativo La actividad administrativa se desenvuelve mediante procedimientos diversos. etc.

y de otros procedimientos formalizados o rígidos. la mayoría de los procedimientos administrativos responden al modelo lineal. aparte de los aspectos procesales o procedimentales propiamente dichos. Sin embargo. el Senado. Los 35 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. ámbito de aplicación y desarrollo reglamentario La Ley de 1889. que respetó la mayor parte de sus contenidos. ocupó un lugar central en el Derecho Administrativo. modificación o extinción de situaciones subjetivas. pues. La Ley 4/99 modificó la 30/92. La Ley 39/2015 se aplica a todas las Administraciones Públicas y a las Entidades de Derecho Público con personalidad jurídica propia. Antecedentes. • Por el contrario. etc. 3. como las referidas a la regulación del silencio administrativo. Esta Ley. lOMoARcPSD|1541720 2. Por su parte. la diversidad de regulaciones provocó una corriente favorable a la unificación de las reglas de procedimiento. A este efecto regulaba el registro de entrada de los documentos. informes. así como a las Corporaciones Públicas en el ejercicio de potestades administrativas. A la LPA de 1958 le sucedió la Ley 30/1992. el TC. Esa Ley de Procedimiento Administrativo desbordó la materia estrictamente procedimental. estableció las bases a las que habrían de adaptarse los reglamentos de procedimiento de cada Ministerio. a la actividad administrativa o gubernativa del Congreso de los Diputados. como en el proceso civil. • El proceso triangular: es aquel en que. También se aplica. de fomento de la actividad privada y actividades cuasi-judiciales (como la sancionadora y arbitral). y el Defensor del Pueblo. por lo cual hay que hablar de varias clases de procedimientos administrativos. el Tribunal de Cuentas. Esto lleva consigo que las formas de intervención sean diferentes. de prestación de servicios públicos. contenidos. puede hablarse de un procedimiento no formalizado o flexible.es) . o sumarial en que la Administración es parte y órgano decisor al mismo tiempo. por la importancia de sus contenidos. lo que se llevó a cabo en la Ley de 1958.. los diversos departamentos ministeriales fueron dictando los respectivos reglamentos en desarrollo de la Ley de Bases. posteriormente. pasó a ser norma básica a los efectos del Derecho Autonómico. Una clasificación importante de los procedimientos administrativos es la que distingue entre procedimiento sea lineal o triangular. el órgano administrativo se sitúa en una posición de independencia e imparcialidad frente a dos o más administrados con intereses contrapuestos. En Derecho Español.. cuya tramitación escalonada se regula de forma preclusiva en otras normas legales y reglamentarias. Este tipo de procedimiento se corresponde con la actividad administrativa arbitral. determinó el régimen jurídico de los actos administrativos. la LBRL de 1985 confirmó la aplicación de la LPA a las Entidades locales. el CGPJ. Clases de procedimiento administrativo Las formas de la actividad administrativa comprenden funciones de limitación de la actividad de los particulares. proceso que se prolongó durante varias décadas. La regulación del procedimiento administrativo. audiencia. en defecto de normas expresas. pero que también introdujo algunas novedades desafortunadas. la primera en Derecho Español y comparado sobre procedimiento administrativo. Por su parte. Los constitutivos se caracterizan por producir un efecto jurídico de nacimiento. reguló el sistema garantizador en vía gubernativa. estableció una ordenación general sobre los órganos administrativos. Giannini formula una tipología de procedimientos administrativos: a) Procedimientos declarativos y constitutivos.

modificación o extinción de personas jurídicas o de órganos..es) . c) Los procedimientos constitutivos en función de los intereses públicos que se gestionan pueden ser simples y complejos. 36 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. d) Existen también procedimientos organizativos. e) Los procedimientos sancionadores son aquellos a través de los cuales la Administración ejercita la potestad sancionadora. como los que tienen por objeto la creación. • Al acceso a la información pública. la regla general es que se empleará el castellano. cuando los interesados se dirijan a la Administración con sede en el territorio de una Comunidad Autónoma podrán utilizar también la lengua que sea cooficial en ella. manifestaciones de esta potestad. Complejo es el procedimiento que atiende a varios intereses públicos (aprobación de los planes de urbanismos). entre otras cosas. cuando así corresponda legalmente. para atribuir cualificaciones jurídicas a cosas. • A la obtención y utilización de los medios de identificación y firma electrónica contemplados en la Ley. • Cualesquiera otros que les reconozcan la Constitución y las leyes. parte de la libre elección de hacerlo a través de éstos o tradicionalmente. los procedimientos ejecutivos serían aquellos a través de los cuales se materializan los contenidos de los actos administrativos 4. o obstante estarán obligados a relacionarse con las Administraciones Públicas por medios electrónicos: • Las personas jurídicas • Las entidades sin personalidad jurídica. • A exigir las responsabilidades de las AAPP y autoridades. f) Por último. sistemas y aplicaciones de las AAPP. En cuanto a la utilización de medios electrónicos en sus relaciones con la Administración. No obstante. • A la protección de datos de carácter personal. Simple es el procedimiento que persigue un único interés público (licencia de caza).. concesionales y autorizativos. personas o relaciones. archivos y registros. Los catálogos de derechos de los ciudadanos frente a las AAPP y como interesados en un procedimiento administrativo La LPACAP proclama enfáticamente una serie de derechos de los ciudadanos en sus relaciones con las AAPP y que comprenden el derecho: • A comunicarse con las AAPP a través de un Punto de Acceso General electrónico de la Administración • A ser asistidos en el uso de medios electrónicos. lOMoARcPSD|1541720 declarativos sirven. • A utilizar lenguas oficiales en el territorio de su Comunidad Autónoma. En cuanto a la lengua.. y en particular a la seguridad y confidencialidad de los datos que figuren en los ficheros. • A ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y empleados públicos. la actividad de control. b) Los procedimientos constitutivos se dividen en ablatorios o expropiatorios. • Quienes ejerzan una actividad profesional para la que se requiera colegiación obligatoria.

Abstención y recusación El protagonista máximo del procedimiento administrativo es la Administración Pública. los presuntos responsables tendrán los siguientes derechos: • A ser notificado de los hechos que se le imputen. tendrán derecho a obtener una copia autenticada de éste. Los interesados en un procedimiento administrativo. actuaciones o solicitudes que se propongan realizar. En caso de que. Los sujetos del procedimiento administrativo. 5. que ya se encuentren en poder de las Administraciones Públicas o que hayan sido elaborados por éstas. la normativa reguladora aplicable establezca lo contrario. y resolución. el sentido del silencio administrativo que corresponda. • A la presunción de no existencia de responsabilidad administrativa mientras no se demuestre lo contrario.es) . • A obtener información y orientación acerca de los requisitos jurídicos o técnicos que las disposiciones vigentes impongan a los proyectos. • A no presentar datos y documentos no exigidos por las normas aplicables al procedimiento de que se trate. En el caso de procedimientos administrativos de naturaleza sancionadora. los Notarios y registradores de la propiedad y mercantiles. que deberán ser tenidos en cuenta por el órgano competente al redactar la propuesta de resolución. también tendrán derecho a acceder y a obtener copia de los documentos contenidos en los citados procedimientos. así como de la identidad del instructor. en su caso. utilizar los medios de defensa admitidos por el Ordenamiento Jurídico. de la autoridad competente para imponer la sanción y de la norma que atribuya tal competencia. se les pudieran imponer. de las infracciones que tales hechos puedan constituir y de las sanciones que. en cualquier momento. • A identificar a las autoridades y al personal al servicio de las Administraciones Públicas bajo cuya responsabilidad se tramiten los procedimientos. tienen los siguientes derechos: • A conocer. excepcionalmente. el órgano competente para su instrucción. lOMoARcPSD|1541720 para los trámites y actuaciones que realicen con las Administraciones Públicas en ejercicio de dicha actividad profesional y. La Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público dedica a los órganos que instruyen y resuelven los procedimientos administrativos diversos preceptos que tratan de la creación de 37 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. interesados o afectados por el procedimiento (particulares u otras Administraciones). • A no presentar documentos originales salvo que. de manera excepcional. y a aportar documentos en cualquier fase del procedimiento anterior al trámite de audiencia. • A actuar asistidos de asesor cuando lo consideren conveniente en defensa de sus intereses. • A cumplir las obligaciones de pago a través de los medios electrónicos previstos. deban presentar un documento original. Asimismo. en su caso. • A formular alegaciones. • Cualesquiera otros que les reconozcan la Constitución y las leyes. en todo caso. el estado de la tramitación de los procedimientos en los que tengan la condición de interesados. De otra parte están los sujetos pasivos. y los actos de trámite dictados. El titular de la competencia. en caso de que la Administración no dicte ni notifique resolución expresa en plazo.

ser administrador de sociedad o entidad interesada. En este sentido. representación. puedan resultar afectados por la resolución y se personen en el procedimiento. tenga o no la prestación un contenido patrimonial. 5. técnicas que aseguran la imparcialidad del titular del órgano. contractual. Tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquél. como el poder de exigencia de una prestación frente a otro sujeto. pero “no implicará. individuales o colectivos. o tener cuestión litigiosa pendiente con algún interesado. sin haber iniciado el procedimiento. en tanto no haya recaído resolución definitiva. La Ley 40/2015 regula la abstención y recusación. al titular del mismo a separarse del expediente y permiten al órgano superior ordenar al inferior que se abstenga de intervenir. la representación o el mandato. en el que se expresará las causas en que se funda. considera interesado: • Quienes lo promuevan como titulares de derechos o intereses legítimos individuales o colectivos. en general. 4. competencia. Los interesados en el procedimiento administrativo. Es válido a efectos del procedimiento administrativo el concepto de derecho subjetivo que se formula en la teoría general del Derecho. los titulares de derechos son siempre interesados necesarios. como a quienes.es) . • Los que. ostenten derechos que puedan resultar directamente afectados por la decisión que en él se adopte. Tener parentesco de consanguinidad dentro del 4º grado o de afinidad dentro del 2º con cualquiera de los interesados. coordinación y solución de conflictos. Tener amistad íntima o enemistad manifiesta con alguna de las personas mencionadas en el apartado anterior. capacidad. así como compartir despacho profesional o estar asociado con éstos para el asesoramiento. pueden resultar perjudicados por él. 38 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. y que obligan en primer lugar. Por las mismas causas. asistencia técnica La Ley 39/2015 considera interesados tanto a quienes instan el procedimiento pretendiendo algún beneficio. Haber tenido intervención como perito o como testigo en el procedimiento de que se trate. los interesados en el procedimiento podrán promover la recusación del titular del órgano en cualquier momento del procedimiento haciéndolo por escrito. y cualquiera que sea el título en que tenga su origen (legal. o haberle prestado en los 2 últimos años servicios profesionales de cualquier tipo y en cualquier circunstancia o lugar. formas de transferencia. régimen y funcionamiento de los órganos colegiados. La no abstención del titular del órgano en los casos en que proceda dará lugar a responsabilidad. con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores. • Aquellos cuyos intereses legítimos. la invalidez de los actos en que hayan intervenido”. La titularidad de un derecho subjetivo confiere el grado máximo de legitimación y. medios para su ejercicio. Son causas de abstención y recusación: 1. lOMoARcPSD|1541720 órganos administrativos. extracontractual). 2. Tener relación de servicio con persona natural o jurídica interesada directamente en el asunto. 3. por ende. necesariamente. 6. representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento.

lOMoARcPSD|1541720 El concepto de interés es aquel. y pedir que se practiquen actos de instrucción y proponer pruebas. deberá acreditarse la representación por cualquier medio válido de derecho que deje constancia fidedigna o mediante declaración en comparecencia personal del interesado. Se exceptúa el supuesto de los menores incapacitados. Principios y cuestiones básicas del procedimiento administrativo Los principios o cuestiones básicas más significativas en los procedimientos administrativos son: el principio del contradictorio e inquisitivo. Se trata en todo caso de una representación voluntaria no profesionalizada. a tomar vista y audiencia del expediente. En el procedimiento administrativo. el principio de publicidad y la gratuidad del procedimiento. La asistencia de un profesional no es preceptiva por regla general. cuando la extensión de la incapacitación afecte al ejercicio y defensa de los derechos o intereses de que se trate. para formular reclamaciones. Sin embargo. de manera que es a instancia de las partes como se va pasando de una a otra fase y practicando las diversas diligencias. 7. en cuyo caso se entenderán con el representante las actuaciones administrativas.es) . se dan supuestos en que la asistencia técnica se exige para determinadas actuaciones. que de llegar a prosperar la acción entablada originaría un beneficio jurídico o material a favor del accionante. pero está permitida. 39 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. sino también los menores de edad en el ejercicio y defensa de aquellos derechos e intereses cuya actuación permita el ordenamiento jurídico-administrativo sin la asistencia de la persona que ostente las patria potestad. pero también a instancia de parte. el derecho a personarse de quienes puedan resultar afectados por la decisión que en el mismo se adopte. como dice la Ley 39/2015: "en cualquier caso. el órgano instructor adoptará las medidas necesarias para lograr el pleno respeto a los principios de contradicción e igualdad de los interesados en el procedimiento". Para estar y actuar en el procedimiento administrativo. legal concreto y declarativo de derechos. como cuando se presentan informes técnicos que deben ser avalados por los correspondientes profesionales. Cualquier persona con capacidad de obrar podrá actuar en representación de otra ante las Administraciones. tutela o curatela. la contradicción e igualdad entre las partes se impone de forma expresa en aquellos casos en que concurren varios interesados. La forma de acreditar la representación es variable en función del alcance de la misma. no es necesaria. El principio del contradictorio atribuye el protagonismo y la mayor iniciativa en el proceso o en el procedimiento a las partes. salvo manifestación expresa en contra del interesado. o el derecho a formular alegaciones. pero se admite. Como evidencias de este principio en el procedimiento administrativo español se ha aducido la iniciación del mismo de oficio. al contrario que en el proceso civil. Para las gestiones de mero trámite se presume la representación. Asimismo. En los procedimientos administrativos. desistir de instancias y renunciar derechos en nombre de otra persona. y la tienen no sólo quienes la ostentan con arreglo al Derecho Civil. toma toda suerte de iniciativas y configura los trámites según las necesidades propias de cada forma de actividad administrativa que se está formalizando en el procedimiento. sin que sea necesario que ese interés encuentre apoyo en precepto expreso. o bien aquel interés que deriva del eventual perjuicio que pudiera crear al ciudadano el acto combatido en el proceso. la representación. A) Los principios del contradictorio e inquisitivo en el procedimiento administrativo. Hay que entender que los actos del asesor son actos de la parte a la que asisten. además de la condición de interesado. es necesario tener capacidad de obrar. el funcionario o autoridad dentro de una mayor flexibilidad. Sin embargo.

por último. y los relativos a actuaciones administrativas derivadas de la política monetaria. el derecho de acceso (que conlleva el de obtener copias o certificados de los documentos cuyo examen sea autorizado por la Administración). El derecho de acceso. cuando prevalezcan razones de interés público. los que contengan información sobre la Defensa Nacional o la Seguridad del Estado. formular solicitud genérica sobre una materia o conjunto de materias. en fin. formular petición individualizada de los documentos que se desee consultar. el derecho de acceso no puede ser ejercido en ningún caso respecto de los expedientes que contengan información sobre las actuaciones del Gobierno del Estado o de las CCAA en el ejercicio de sus competencias constitucionales no sujetas al Derecho Administrativo. y. cuando así lo disponga una ley. sorprende la regulación que sólo permite acceder a los registros y documentos que forme parte de un expediente ya terminado en la fecha de solicitud. la Ley 39/2015 reconoce a los interesados el derecho a “conocer en cualquier momento el estado de la tramitación de los procedimientos y a obtener copia de los documentos contenidos en los mismos”. el órgano competente dictar resolución motivada. tratándose de expedientes ya terminados. no vinculan automáticamente al instructor del procedimiento. de los Diputados y Senadores de las Cortes Generales y de los miembros de las Asambleas Legislativas de las CCAA o de las Corporaciones Locales y. los tramitados para la investigación de los delitos cuando pudieran ponerse en peligro los derechos y las libertades de terceros o las necesidades de las investigaciones que se estén realizando. en fin. el órgano competente en aras del interés general puede extender el contenido de su decisión a todas las cuestiones planteadas por el expediente y aquellas otras derivadas del mismo. El principio inquisitivo y de impulsión de oficio tiene como una de sus finalidades conseguir la mayor celeridad y economía en el procedimiento. Por su parte. Registro Civil y Central de Penados y Rebeldes. La LPACAP acoge el principio inquisitivo en varios preceptos: como los que establecen la iniciación y la impulsión de oficio del procedimiento en todos sus trámites. Además. 40 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. el desarrollo. de oficio o a petición de parte. Si bien. que no puede ejercitarse. sin que quepa. sin faltar al principio del contradictorio. La CE consagra el principio de publicidad y transparencia en su art. como conocimiento y comprobación de los datos. deberá ser ejercitado por los particulares de forma que no se vea afectada la eficacia del funcionamiento de los servicios públicos. la apertura de un periodo de prueba sin necesidad de petición de los interesados. los relativos a las materias protegidas por el secreto comercial o industrial. en estos casos. sin embargo. que. debiéndose. puede ser denegado. a tal fin. debiendo. B) La publicidad en los procedimientos administrativos. salvo los que afecten a la seguridad y defensa del Estado y a los relativos a la averiguación de los delitos al secreto de sumario. sobre la consulta de los fondos documentales existentes en los Archivos Históricos. 105. el cual no es incompatible con el derecho de las partes a formular alegaciones y proponer pruebas. En todo caso.es) . datos sanitarios personales. Además de las limitaciones y excepciones ya señaladas. de los actos de instrucción adecuados para la determinación. hay que tener en cuenta las que puedan derivarse de otras regulaciones específicas a las que la Ley se remite: materias clasificadas. al margen de que hayan sido o no planteadas por los interesados. o por intereses de terceros más dignos de protección. cuando la información pueda afectar a la intimidad de las personas. lOMoARcPSD|1541720 Por ello. reconociendo el derecho de los ciudadanos y no solo de los interesados al acceso a los archivos y registros administrativos. el procedimiento se conducirá ordinariamente de acuerdo con el principio inquisitivo y de impulsión de oficio que da libertad al instructor para dirigir las actuaciones. o. sobre procedimientos o expedientes en tramitación.

por ello. un acto de trámite y. claramente. la Ley impone el pago de los gastos que ocasionen las pruebas propuestas por el interesado. que el órgano competente instruya unas diligencias previas. La Ley admite que como cautela. La solicitud puede ser colectiva cuando es formulada en un solo escrito por varias personas con pretensiones que tengan un contenido idéntico o sustancialmente similar. C) La gratuidad del procedimiento. el acuerdo del órgano competente. lugar físico en que desea que se practique la notificación. en principio. cuyo pago podrá serle exigido anticipadamente a cuenta de la liquidación definitiva. razones y petición en que se concrete. a través de un escrito. a petición razonada de otros órganos o por denuncia". f) Órgano. c) Hechos. Además en determinados procedimientos están sujetos al pago de tasas. 8. En cuanto al lugar de presentación de las solicitudes. así como la identificación del medio preferente o del lugar que se señale a efectos de notificaciones. b) Identificación del medio electrónico. El procedimiento que se inicia a instancia del interesado. con toda claridad. antes de la iniciación de un procedimiento. centro o unidad administrativa a la que se dirige. Del escrito de solicitud y de los demás escritos que presenten los interesados podrán exigir copias selladas y la devolución de los documentos originales. la solicitud. y. lOMoARcPSD|1541720 Otra grave limitación al derecho de acceso a la información afecta al derecho de los contribuyentes a conocer los datos que la Administración tributaria tiene sobre ellos mismos. lo normal es presentar las instancias ante el 41 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. El acuerdo de iniciación del expediente es. bien por propia iniciativa o como consecuencia de orden superior. Lo decisivo en la iniciación de oficio es. Así lo prescribe La Ley 39/2015: "Los procedimientos se iniciarán de oficio a través de medios electrónicos por acuerdo del órgano competente. d) Lugar y fecha e) Firma del solicitante o acreditación de la autenticidad de su voluntad. Adicionalmente. o a petición o denuncia de un particular o de otra Administración pública. en su caso. No obstante. que se describen como “un periodo de información previa con el fin de conocer las circunstancias del caso concreto y la conveniencia o no de iniciar expediente”.es) . no susceptible de recurso independiente del acto final resolutorio. que actúa “motu proprio” o que puede ser excitado para ello “por orden superior. se inicia de oficio. ante todo. los interesados podrán aportar su dirección de correo electrónico y/o dispositivo electrónico con el fin de que las AAPP les avisen del envío o puesta a disposición de la notificación. La iniciación del procedimiento El procedimiento administrativo. La Ley 39/2015 no recoge nada sobre la gratuidad del procedimiento administrativo. la persona que le represente. También se admite que las Administraciones establezcan modelos o sistemas normalizados. o en su defecto. moción razonada de los subordinados o por denuncia”. solicitud o instancia en el que deben constar: a) Nombre. apellidos y domicilio del interesado.

Tramitación e instrucción La Ley 39/2015 admite que antes de la iniciación de oficio de un procedimiento. En ambos casos. Recibida la instancia. También se pueden presentar ante las oficinas de correos. las medidas provisionales que pueden adoptarse están previstas en la LEC y son las siguientes: • Suspensión temporal de actividades. requerir a quien lo hubiese firmado para que en 10 días subsane la falta o acompañe los documentos preceptivos. Al tiempo. lOMoARcPSD|1541720 órgano que ha de resolverla. el órgano competente adoptará las medidas provisionales que estime oportunas para asegurar la eficacia de la resolución que pudiera recaer. escritos y comunicaciones que se transmitan por medios telemáticos. higiene o seguridad. la Ley facilita la recepción de las instancias en los registros de cualesquiera Administraciones Públicas. o impliquen violación de derechos amparados por las leyes. se debe haber suscrito el correspondiente convenio. La LPACAP regula asimismo la posibilidad de que se adopten medidas provisionales. • El depósito. escritos o comunicaciones todos los días del año durante las veinticuatro horas. • La retención de ingresos a cuenta que deban abonar las AAPP. el órgano competente instruya unas actuaciones previas que se describen como "un período de información previa con el fin de conocer las circunstancias del caso concreto y la conveniencia o no de iniciar el expediente". Además. el órgano competente puede. siempre y cuando existieren suficientes elementos de juicio para ello y dichas medidas no causen perjuicios irreparables a los interesados. por el órgano competente las que resulten necesarias y proporcionadas antes de la iniciación del procedimiento. conocimiento y comprobación de los hechos en virtud de los cuales deba pronunciarse la resolución. se archivará el expediente. En caso de Administraciones locales. • Aquellas otras medidas que. el cierre temporal del establecimiento por estas u otras causas previstas en la normativa reguladora aplicable. Los registros telemáticos permitirán la presentación de solicitudes. si el escrito de iniciación no reuniera los datos necesarios. La recepción en un día inhábil para el órgano o entidad se entenderá efectuada en el primer día hábil siguiente. se realizarán de oficio y a través 42 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es) . con apercibimiento de que si así no lo hiciere. También por correo electrónico cuando se creen los registros telemáticos para la recepción o salida de solicitudes. de oficio o a instancia de parte. representaciones diplomáticas o consulares españolas. Los actos de instrucción necesarios para la determinación. prevean expresamente las leyes. En primer lugar. • Consignación o constitución de depósito de las cantidades que se reclamen. retención o inmovilización de cosa mueble. para la protección de los derechos de los interesados. antes o después del inicio de este. 9. También puede adoptarlas el instructor del procedimiento. • La intervención y depósito de ingresos obtenidos mediante una actividad que se considere ilícita y cuya prohibición o cesación se pretenda. y de forma motivada. • Embargo preventivo de bienes. • Retirada o intervención de bienes productivos o suspensión temporal de servicios por razones de sanidad. • Prestación de fianzas. o se estimen necesarias para asegurar la efectividad de la resolución. rentas y cosas fungibles computables en metálico por aplicación de precios ciertos.

lOMoARcPSD|1541720

de medios electrónicos, por el órgano que tramite el procedimiento, sin perjuicio del derecho
de los interesados a proponer aquellas actuaciones que requieran su intervención o constituyan
trámites legal o reglamentariamente establecidos.
La constatación de hechos y datos, que es la función primordial de esta fase del procedimiento, se
lleva a cabo mediante las alegaciones de los interesados, el trámite de información pública, los
informes, las pruebas y el trámite de audiencia.

A) Alegaciones escritas y aportación de documentos, vista oral y trámite de
información pública.

Las alegaciones son afirmaciones de conocimientos de hechos y razonamientos jurídicos, en su
caso, que formulan los interesados “en cualquier momento del procedimiento, y siempre con
anterioridad al trámite de audiencia”.

Asimismo, podrán aportar documentos y otros elementos de juicio, a tener en cuenta por el
órgano competente al redactar la correspondiente propuesta de resolución.

El trámite de vista oral, para el caso de alegaciones conjuntas, no impide al órgano instructor del
expediente, configurarlo; y a este efecto reunir a los interesados en un solo acto, a la manera
judicial, contrastar sus puntos de vista sobre los hechos, las pruebas practicadas y los
fundamentos jurídicos que han de servir de soporte a la resolución.

B) Información pública.

Mediante este trámite se llama públicamente a opinar sobre cuestiones de hecho, de ciencia o de
derecho a cualquier persona, sea o no interesada en el procedimiento La información pública se
abre cuando la naturaleza del procedimiento así lo requiere. Además, no es infrecuente que las
regulaciones administrativas sectoriales impongan este trámite con carácter imperativo.

El trámite de información pública se anunciará en el BOE, de la CCAA, en el de la provincia
respectiva, o en ambas.

La comparecencia en el trámite de información pública no otorga por sí misma la condición de
interesado, no obstante quienes presenten alegaciones u observaciones en este trámite tienen
derecho a obtener de la Administración una respuesta razonable.

C) Informes.

Son actuaciones administrativas a cargo, normalmente, de órganos especializados que sirven para
ilustrar al órgano decisor. Se trata, sustancialmente, de manifestaciones de juicio, jurídicas o
técnicas, pero nunca de voluntad, y por ello, no se consideran actos administrativos impugnables;
únicamente podrán ser valorados como uno más de los presupuestos de la resolución final del
procedimiento.

En principio, el titular de la competencia decide libremente sin tener que atenerse a los términos
del dictamen, salvo que la Ley lo califique de vinculante. Pero el informe tiene, sin embargo, una
configuración diversa cuando es vinculante, pues entonces la voluntad del órgano decisor resulta
hipotecada por la del emisor del informe, produciéndose un supuesto de competencia compartida,
pero sin que el informe adquiera en este caso, la virtualidad propia de los actos administrativos, es
decir, la presunción de la validez y la recurribilidad.

Aparte de la distinción entre los informes vinculantes y no vinculantes, la Ley los clasifica en
preceptivos y no preceptivos, estableciendo, además, la presunción de que salvo disposición
expresa, los informes serán facultativos y no vinculantes. La validez del acto podrá depender de

43
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

que el informe preceptivo sea, según la distinción legal, determinante o no para la resolución del
procedimiento.

Los informes serán evacuados en el plazo que tengan señalados o en el de 10 días, pero de no
emitirse en el plazo señalado, se podrán proseguir las actuaciones, cualesquiera que sea el
carácter del informe solicitado, excepto cuando sean preceptivos y determinantes para la
resolución del procedimiento.

D) Prueba.

Es aquella actividad que se desarrolla durante el procedimiento para acreditar la realidad de los
hechos, y, en su caso, la vigencia y existencia de las normas aplicables, cuando lo uno y lo otro
constituyen presupuestos ineludibles de la resolución que ha de dictarse.

Objeto de prueba son los hechos controvertidos (sobre los que no hay acuerdo entre los
interesados [particular o Administración]) no siendo necesario probar la existencia y vigencia de
las normas jurídicas aplicables, pues se presume que el funcionario o juez las conocen.

En cuanto a la carga de la prueba, no hay reglas específicas. La Ley 39/2015 prescribe,
únicamente, la obligatoriedad de la apertura de un período probatorio, pero no resuelve a quien
corresponde la carga de la probanza.

En los Procedimientos sancionadores, la regla de la presunción de inocencia hace que la carga de
la prueba pese exclusivamente sobre quien acusa. Por analogía en todos los procedimientos de
privación o limitación de derechos.

En Procedimientos arbitrales o triangulares, la carga de la prueba debe repartirse en términos
análogos al proceso civil, de forma que, el actor debe probar los hechos constitutivos del derecho
que reclama, mientras el demandado debe probar los hechos impeditivos o extintivos.

En cuanto a los medios de prueba, la Ley no establece limitación alguna, pudiéndose acreditar por
cualquier medio de prueba admitido en derecho.

El instructor del procedimiento deberá acordar por sí mismo la práctica de las pruebas que crea
oportunas, así como las que propongan los interesados, que sólo podrá rechazar cuando sean
manifiestamente improcedentes o innecesarias, mediante resolución motivada.

Un medio de prueba muy generalizado lo constituyen las inspecciones a cargo de funcionarios. Al
respecto, la LPA impone con rigor el principio de legalidad. A los efectos de la práctica de prueba u
otras diligencias, los ciudadanos sólo están obligados a comparecer ante las oficinas públicas
cuando así esté previsto en una norma con rango de ley.

En Derecho Administrativo tampoco hay una respuesta genuina a la cuestión de la valoración de la
prueba, por lo que resultan aplicables los criterios generales que se han impuesto en nuestro
derecho, que es el criterio de libertad de apreciación, más propio de los procesos penales. Este
criterio se conoce como el de “apreciación conjunta de la prueba”.

E) El trámite de vista y audiencia.

Una vez instruidos los Procedimientos, e inmediatamente antes de redactar la propuesta de
resolución, el instructor habrá de poner el expediente de manifiesto a los interesados para que
éstos puedan alegar y presentar los documentos y justificaciones que estimen pertinentes.

Es éste un trámite obligado del procedimiento administrativo, tradicionalmente configurado como

44
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

“esencialísimo y hasta sagrado” por reiterada jurisprudencia, ya que su omisión es considerada
como causa de nulidad en cuanto produce la indefensión para los interesados. Sólo se puede
prescindir del trámite de audiencia “cuando no figuren en el procedimiento ni sean tenidos en
cuenta en la resolución otros hechos ni otras alegaciones y pruebas que las aducidas por el
interesado.

La finalidad de este trámite, es facilitar al interesado el conocimiento de la totalidad del expediente
para que pueda realizar una defensa eficaz y completa de sus intereses. Por ello, la vista o puesta
de manifiesto de lo actuado tiene lugar al término del periodo de instrucción, inmediatamente
antes de que se redacte la propuesta de resolución.

El plazo para examinar el expediente y formular alegaciones no puede ser inferior a 10 días ni
superior a 15, pudiendo darse por realizado el trámite si antes del vencimiento los interesados
manifiesten su decisión de no efectuar alegaciones ni aportar nuevos documentos o justificaciones.

F) Los términos y los plazos

En la instrucción del procedimiento administrativo, como en los procesos judiciales, resulta
fundamental la regulación de los plazos dentro de los cuales han de llevarse a efecto las
actuaciones. La regla general es que “los términos y plazos obligan tanto a las autoridades y
personal al servicio de las Administraciones públicas competentes para la tramitación de los
asuntos, como a los interesados en los mismos”.

No obstante, los interesados podrán solicitar, y serles otorgado, una ampliación de los plazos que
no exceda de la mitad de los mismos, si las circunstancias lo aconsejan y no hay perjuicio de
tercero. Asimismo, la Administración puede acordar excepcionalmente la ampliación del plazo
establecido para la resolución del procedimiento mediante motivación clara de las circunstancias
concurrentes.

Los plazos vienen expresados en las leyes por días, meses y años, lo que exige unas reglas para
su cómputo: días hábiles e inhábiles, día inicial y final. Si el plazo se expresa en días:

• Se entiende referido a días hábiles, salvo que en la notificaciones exprese que son días
naturales. Inhábiles son los domingos y días festivos declarados.
• El cómputo se inicia a partir del siguiente a aquél en que tenga lugar la notificación o
publicación del acto o desde el siguiente a aquél en que se entienda producida la
estimación o desestimación por silencio administrativo.
• Si el último día del plazo es inhábil se entiende prorrogado al primer día hábil siguiente.
Si el plazo se expresa en meses o años, se computan a partir del día siguiente a la notificación o
publicación, y si termina en día inhábil debe prorrogarse al siguiente hábil.
De otra parte, el cómputo debe hacerse de fecha a fecha, con independencia del número de días
que tenga cada mes o año. Pero si el mes del vencimiento no hubiera día equivalente a aquel en
que comenzó el cómputo, se entenderá que el plazo expira el último día del mes.

10. La terminación del procedimiento

La LPACAP regula modos o causas de terminación del procedimiento. Mientras unas formas
suponen precisamente su no terminación, es decir, la desaparición jurídica del procedimiento
mismo sin dar una respuesta a lo en él tratado (desistimiento, renuncia, caducidad), otras implican
que ha cumplido la finalidad para la que fue iniciado (resolución expresa o presunta, terminación
convencional).

45
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

La Administración aceptará de pleno el desistimiento o la renuncia. y declarará concluso el procedimiento.es) . que determinen la paralización del procedimiento por imposibilidad material de continuarlo. En cuanto a los efectos de la caducidad. Otro supuesto de caducidad que la Ley regula. La caducidad del procedimiento se produce entonces cuando no se dicte resolución expresa en el plazo previsto. La renuncia va más allá e implica la declaración de abandono del derecho. Todo interesado podrá desistir de su solicitud. o fuera conveniente suscitarla para su definición y esclarecimiento. o cuando no está prohibido por el Ordenamiento Jurídico. renunciar a sus derechos. 4. El régimen del desistimiento y la renuncia tienen los siguientes elementos comunes: 1. con archivo de las actuaciones. 95). susceptibles de producir efectos desfavorables o de gravamen. pues “la caducidad no producirá por sí sola la prescripción de las acciones del particular o de la Administración. pues está referida a los procedimientos instados a solicitud del interesado y que se paralizan por causa de éste (art. En este caso la Administración le advertirá que transcurridos 3 meses. pero no la renuncia del derecho ejercitado a través de él. Cuando se trate de cuestiones conexas que no hubieran sido 46 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. 3. También continuará el procedimiento si la cuestión suscitada por al incoación entrañase interés general. La regulación básica de la caducidad tiene cierta connotación sancionadora. La resolución expresa es el acto administrativo. pretensión o interés en el procedimiento que se había ejercitado. pero los procedimientos caducados no interrumpirán el plazo de prescripción”. Cualquier otra omisión sólo justifica la pérdida del trámite. al igual que acontece en el desistimiento o la renuncia. el procedimiento puede seguir. La caducidad es una causa de terminación del procedimiento por falta de actividad en éste. siguiéndose el procedimiento. sino solamente aquellas especialmente calificadas. que implica una manifestación de voluntad que “decidirá todas las cuestiones planteadas por los interesados y aquellas otras derivadas del mismo”. 2. salvo que dicho trámite sea indispensable para dictar resolución. Podrán hacerse por cualquier medio que permita su constancia. la caducidad no produce efecto alguno en el supuesto de que la cuestión suscitada afecte al interés general o cuando fuere conveniente sustanciarla para su definición y esclarecimiento. salvo que habiéndose personado en el mismo terceros interesados. Si el escrito de iniciación se hubiera formulado por varios interesados. La especial gravedad que la caducidad lleva a considerar que no toda pasividad u omisión del interesado lleva a la caducidad. es el de los procedimientos iniciados de oficio en que la administración ejerce potestades sancionadoras o. instasen éstos su continuación en el plazo de 10 días desde que fueron notificados del desistimiento. si hubiere terceros interesados o la cuestión objeto del procedimiento afectase al interés general o fuera conveniente sustanciarla para su definición y esclarecimiento. no implica siempre la pérdida o extinción del derecho que en dicho procedimiento se estaba ejercitando o pretendiendo. en general de intervención. propiamente dicho. en cuyo caso la Administración podrá limitar los efectos de desistimiento al interesado. lOMoARcPSD|1541720 El desistimiento significa que el interesado “desiste de su petición o instancia” lo que viene a significar el apartamiento del procedimiento. se producirá la caducidad del mismo. el desistimiento o la renuncia sólo afectará a aquellos que la hubieran formulado. por razón de la cual el procedimiento mismo deja de tener sentido. No obstante. En cualquier caso.

El Derecho administrativo moderno tiende en lo posible a sustituir el acto unilateral por el negocio jurídico bilateral. con personas tanto de Derecho Público como privado. sin perjuicio de que los interesados puedan ejercitar cualquier otro que estimen pertinente. que con motivo de una petición se pueda agravar la situación inicial del interesado. los convenios. que se trata de una norma en blanco. si procede. convenios o contratos. es decir. 47 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. positivo o negativo. Es decir. acuerdos o pactos no tendrán más alcance. por lo que no basta para la celebración de un convenio acogerse a lo que dice la LPACAP sino que es preciso además una regulación sustantiva que previamente haya aceptado esta forma de acabar el procedimiento. oscuridad o insuficiencia de los preceptos legales aplicables al caso. pactos. y expresarán los recursos que contra la misma procedan. sin perjuicio de que la Administración pueda incoar de oficio un nuevo procedimiento. lOMoARcPSD|1541720 planteadas por los interesados. La terminación convencional consiste en terminación del procedimiento por acuerdos.es) . Las resoluciones contendrán la decisión que será motivada en los casos a que se refiere la Ley. el órgano administrativo o judicial ante el que hubieran de presentarse y el plazo para interponerlos. la Administración podrá abstenerse de resolver so pretexto de silencio. efectos régimen jurídico que el que “en cada caso prevea la disposición que lo regule”. Se prohíbe la “reformatio in peius”. el órgano competente podrá pronunciarse sobre las mismas. Sin embargo. Se trata de un deber inexcusable puesto que en ningún caso. La Ley asimila la resolución expresa a la no resolución en los plazos establecidos y le atribuye determinado sentido.

agricultura. por ejemplo. Estas formas de actividad administrativa operan en todos los campos de intervención de la Administración.. transporte etc. sanidad. También es posible alcanzar un mismo fin público con diversas formas de intervención. puesto que en nuestro Derecho la Administración ha sido investida de funciones de indudable carácter judicial. en lo que se ha llamado principio de intercambiabilidad de las técnicas de intervención administrativa. de tipo sancionador y arbitral.es) . asuntos exteriores. educación. è Actividad arbitral de la Administración: es la actividad administrativa de mediación entre los intereses y derechos de los particulares. También tiene naturaleza cuasi-judicial.LAS FORMAS DE LA ACTIVIDAD ADMINISTRATIVA. etc. aunque pueden estar presentes en distinta medida (Ej. comercio. que no encajan en el concepto de actividad de limitación o de policía. è Actividad de fomento o incentivadora: Estimula mediante premios o apoyos el ejercicio de la actividad de los particulares para que oriente ésta al cumplimiento de fines de interés general. LA ACTIVIDAD DE POLICÍA O LIMITACIÓN 1. Parece obligado separar la llamada actividad administrativa de limitación o de policía de la: è Actividad sancionadora: es distinta de la actividad de limitación o de policía. La Administración. en el orden público actúan fundamentalmente las formas de limitación y de sanción pero no tanto las de fomento).). Para ello se atiende al efecto que la actividad administrativa causa en la libertad y derechos de los particulares. De aquí que la clasificación más común de la llamada “parte especial” atendiera a los diversos sectores de la actuación o intervención administrativa: orden público. è Actividad de prestación o de servicio público: La Administración suministra prestaciones a los particulares (sanidad. las normas que la rigen. lo que impide decir que se está limitando su derecho. no agotan la realidad de la actividad de la Administración. ni da prestaciones. puesto que no se limitan derechos de los particulares. educación. sino que la Administración decide o arbitra entre pretensiones contrarias de los particulares. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 5. actuando como verdadero árbitro mediador. pues toda actividad sancionatoria presupone una infracción o conducta antijurídica del destinatario de la sanción. Las clases de la actividad administrativa La ordenación de las normas administrativas y su estudio se ha venido configurando sobre la idea del fin público último a que tales normas atendían o sobre la clase de materia que regulaban. porque la Administración actúa en alguna forma como juez civil y el acto administrativo cumple funciones similares a la sentencia. sanidad. que se pueden combinar y sustituir unas por otras. La actividad sancionadora tiene naturaleza garantizadora de cualquier otro tipo de actividad administrativa y tiene un carácter cuasi-judicial de la misma naturaleza que la represiva penal.). dentro de cada sector o materia (orden público. y que se ha atribuido a la Administración. para conseguir un grado 48 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. ni limita derechos. etc. distinguiéndose entre: è Actividad de limitación o de policía: Restringe la libertad. es preciso disponer también de otros criterios que permitan sistematizar. Pero estas tres formas de la actividad administrativa (actividad de policía. Aparte de esa clasificación por los fines. industria. los derechos o la actividad de los particulares. fomento y servicio público). sectores o materias sobre los que incide la norma administrativa. actividad que ni fomenta. ni sanciona.

proporcionalidad. la regulación por norma legal es requisito esencial de toda actividad limitativa o ablatoria que comporte limitación de las libertades y derechos de los ciudadanos definidos en la CE. 49 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. En la actividad de limitación y sancionadora debe exigirse el máximo de precisión legal sobre los aspectos fundamentales. tiene una mayor aplicación en la actividad de limitación y en la sancionatoria. Este principio se invoca de forma especial en el Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales: “El contenido de los actos de intervención será congruente con los motivos y fines que lo justifiquen. opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”. en términos exhaustivos. cualquiera que ésta sea y cuyo efecto sería la obsolescencia de los reglamentos ejecutivos. buena fe. No obstante. La vinculación positiva rigurosa. una simple previsión o apoderamiento legal será suficiente para desarrollar actividades de servicio público y de fomento. aplicable con carácter general a toda actividad administrativa. si fueren varios los admisibles. raza. La vinculación de toda la actividad administrativa a la legalidad se expresa en la CE. confianza legítima e interés público. principio que también se aplica a la actividad de fomento y a la de servicio público en que todos los administrados tienen en igualdad de condiciones derecho a las mismas prestaciones. Los principios que condicionan la actividad administrativa Toda la actividad administrativa. sexo o religión. algunos de estos principios se presentan como condiciones de la actividad de limitación o de policía. 2. Este principio. Sin embargo no es razonable exigir que cualquier actividad administrativa sea objeto de previsión legal. conforme al cual la Administración debe actuar con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho. sin que puedan establecerse discriminaciones injustificadas en las tarifas.es) . Por el contrario. razonable exigir de la Ley una regulación minuciosa de la actividad administrativa. C) Proporcionalidad y favor libertatis La proporcionalidad entre la actividad administrativa y el fin público a que debe responder supone que los medios empleados se correspondan con los resultados. a diferencia de la actividad de los particulares. La vinculación positiva no se impone en cambio con tanto rigor cuando la actividad administrativa va en la línea de ampliar los derechos y esfera de actuación de los particulares. sin que basten los poderes generales de intervención. Admitida. sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento. está sujeta a determinados principios: legalidad. Está fundamentado en el art. se elegirá el menos restrictivo de la libertad individual”. es decir. la tesis de la vinculación positiva de forma general no es. Encuentra una aplicación directa en el Reglamento de Servicios de las Corporaciones Locales que sujeta al principio de igualdad ante la ley toda intervención sobre la libertad y propiedad. lOMoARcPSD|1541720 digno de asistencia sanitaria puede fomentar con subvenciones los hospitales privados o crear sus propios servicios públicos hospitalarios. B) El principio de igualdad. igualdad. 14 CE “Los españoles son iguales ante la Ley. sin que éstos sobrepasen las necesidades públicas. A) Principio de legalidad o de norma previa. Y supone que a supuestos de hecho iguales deben aplicárseles consecuencias iguales y que las diferencias de tratos necesitan justificar adecuadamente la existencia de los motivos de tales diferencias. sin embargo.

50 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La invocación al interés público tiene ciertas limitaciones. Que las expectativas puedan ser objetivamente reconocidas por un observador neutral. como los deberes fiscales). La actividad administrativa de limitación supone en todo caso que la incidencia negativa de ésta sobre la libertad y derechos de los particulares sea consecuencia del ejercicio de una potestad administrativa con un acto administrativo de por medio y no efecto directo de una norma. y. La actividad administrativa de limitación Por actividad administrativa de limitación o de policía se entiende aquella forma de intervención mediante la cual la Administración restringe la libertad o derechos de los particulares. Que los intereses de los afectados no sean contrarios a intereses públicos. Sirve de justificación a toda actividad administrativa. enriqueciéndose a expensas de algunos administrados. Como la buena fe remite a la creencia del sujeto sobre la licitud jurídica de su propia actuación. según la intensidad de la medida interventora: • En el grado menor de la intervención administrativa: Deberes o cargas que la Administración puede exigir a los administrados de comunicar determinados comportamientos o actividades. 3. si favorece al menos a una parte importante de sus miembros. pero sin sustituir con su actuación la actividad de éstos. abusa de la nulidad por motivos formales. se agravan para el que obra de mala fe. tributaria etc. Ocurre cuando se pone el énfasis en el deber de la Administración de no variar su conducta si con ella ha generado el administrado expectativas razonables de continuidad. estamos en presencia de una limitación legal (como ocurre en el caso de determinadas nacionalizaciones o en algunas imposiciones generalizadas de deberes. La jurisprudencia comunitaria exige para su aplicación determinadas condiciones: Una acción de la Administración que justifique las legítimas expectativas de los administrados.). 4. El interés público es un interés común que. sanitaria. lOMoARcPSD|1541720 D) La buena fe y la confianza legítima El principio de buena fe rige las relaciones entre la Administración y los administrados del mismo modo que rige las relaciones entre los particulares. ejercita un derecho con retraso o abusa de sus prerrogativas. Cuando la limitación tiene lugar sin el intermedio de un acto administrativo. Principio quebrantado cuando una de las partes actúa contra sus propios actos.es) . ni confundir aquél con el fiscal o recaudatorio. Los grados de limitación en la libertad y derechos de los particulares La actividad administrativa de limitación de los derechos y libertades de los administrados responde a una escala o progresión. aunque no beneficie a la totalidad de la comunidad. bien mediante la remisión de la información o imponiendo el deber de identificación o la obligación d soportar inspecciones administrativas (inspección laboral. con infracción del principio de igualdad. La confianza legítima aparece como una manifestación o especialidad de la buena fe. se aminoran las consecuencias negativas de los actos contrarios a Derecho. E) El interés público. y así la Administración no puede en función del interés público proceder a reglamentar la vida privada. por el contrario.

que se traduce en la instancia judicial en un control de los hechos determinantes del ejercicio de la potestad autorizatoria. La autorización A) El concepto de autorización. sino que éste nace justamente del acto concesional. su género próximo. se la considera como un acto de control reglado que determina si se cumplen las exigencias legales o reglamentarias previstas en la norma (en la licencia de construcción. La diferencia de la autorización con la concesión. que en ningún caso contendrán preceptos opuestos a las leyes. Partiendo de la existencia de un derecho o libertad en el solicitante de la autorización. Órdenes individuales constitutivas de mandato para la ejecución de un acto o la prohibición del mismo. Sometimiento a control posterior al inicio de la actividad. en desarrollo de mandatos legales y con apoyo en éstos. Por ello. requisa de determinados servicios profesionales en caso de epidemia). Ordenanzas y Bandos 2. 5. orden de cierre de establecimientos por razones de orden público). Así ocurre 51 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. prohíbe o sanciona la actividad de los particulares. que podrán aprobar Ordenanzas y reglamentos y los Alcaldes dictar bandos. B) Diferencia con la concesión. la adecuación del proyecto a los planes de urbanismo). permiso de conducir o licencia de construcción) • Tercer grado: Prohibición formal de hacer o imposición de una determinada conducta positiva (Ej. Incluso la limitación de la esfera individual puede llegar a imponer al particular y a favor de la Administración prestaciones de dar o hacer sin abonar por ello compensación alguna (ej. Lo mismo ocurre en la esfera de competencias de las Entidades Locales. parece que no debe reconocerse ningún margen de discrecionalidad en el otorgamiento o denegación de la autorización. El estudio de la potestad reglamentaria. Pero estando los hechos claros en uno u otro sentido. 6. a efectos de verificar el cumplimiento de la normativa reguladora de la misma. 4. lOMoARcPSD|1541720 • En un segundo grado: Sometimiento del ejercicio de un derecho a una autorización administrativa. radica en que no existe un derecho preexistente del particular. en la mayor parte de los casos la cuestión de su otorgamiento o denegación se resuelve en un problema de valoración fáctica. La Administración del Estado o de las CCAA. 5. impone determinadas limitaciones a la actividad de los administrados a través de los reglamentos. Sometimiento a comunicación previa o a declaración responsable. su régimen jurídico. constatación reglada por la Administración de que se dan las condiciones requeridas para ello (ej. Las técnicas de la actividad de limitación La LBRL de 1985 enumera las técnicas de limitación de la actividad de los ciudadanos en las siguientes: 1.es) . suele remitirse a la teoría de las fuentes del Derecho administrativo. En base a esas normas reglamentarias la Administración exige después autorizaciones previas. Sometimiento a previa licencia y otros actos de control preventivo 3. ordena. donde los reglamentos se consideran más un producto normativo que una técnica de intervención. Una forma de limitar los derechos es también su sacrificio o privación en favor de un interés público mediante una indemnización (la expropiación forzosa).

licencia de conducción o de armas). transpuesta al Derecho español por la Ley 17/2009.. Según la Ley 17/2009 los prestadores de servicios podrán establecerse libremente en territorio español para ejercer su actividad y cualquier prestador establecido en España podrá ejercer en todo el territorio nacional. En todos aquellos casos en que se da una limitación de la actividad. ni discrecionalidad en el otorgamiento (licencia de caza. La ofensiva contra la autorización comenzó con la Directiva 2006/123/CE. en las licencias de construcción). no es posible aceptar que las autorizaciones se puedan modular discrecionalmente a través de determinaciones accesorias (condición. salvo casos excepcionales. de conducir. Una cláusula que limita el efecto de la autorización al ámbito de las relaciones entre la Administración y el sujeto autorizado. en función del grado de personalización de la actividad autorizada. lOMoARcPSD|1541720 cuando la pretendida autorización recae sobre actividades que la legislación limita a unos pocos sujetos. en principio. o cuando la escasez de recursos naturales o la existencia de inequívocos impedimentos técnicos limiten el número de operadores económicos del mercado. término y modo). seguridad pública. en ningún caso.). et. En cambio. cuando éstos se transmiten s trasmite con ellos la autorización (Ej. en la contraria de que se trata de un privilegio que la Administración crea apara un administrado: en suma de una concesión. lo que sí es factible. si se trata de licencias referentes a actividades personales. incidiendo de esta forma sobre los efectos del ejercicio del derecho o actividad autorizada. transmisión y extinción de las autorizaciones Desde la concepción de la autorización como un acto reglado. el acceso a una actividad de servicios o su ejercicio se sujetarán a autorización cuando sea suficiente una comunicación o declaración responsable del prestador mediante la que se manifieste. todas las autorizaciones se otorgan con la cláusula “sin perjuicio de tercero”. posteriormente modificada por la Ley 20/2013 de garantía de la unidad de mercado. No obstante. y por su revocación o anulación. por el transcurso del plazo por el que fueron otorgadas. protección del medio ambiente. El concepto de autorización debe limitarse a los supuestos en que no hay limitación en el número de los beneficiarios del derecho o actividad ejercitada.. condicionamiento. sin que suponga alteración alguna en las relaciones jurídico-privadas que subyacen en el otorgamiento de la autorización.es) . en primer lugar. en las concesiones.. D) La desconfianza europea sobre la autorización y la opción prioritaria en favor de la comunicación previa o declaración responsable. Su admisión o no viene dada. el cumplimiento de los requisitos exigidos y se facilite la 52 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en su caso. quedan sin efecto por la ejecución de la actividad autorizada (obra por ejemplo). salud pública. En cuanto a su extinción. La normativa no podrá imponer a los prestadores un régimen de autorización. o a ser admitido el ejercicio de una actividad o profesión. Así en las autorizaciones otorgadas “intuitu personae" no es posible su transmisión (Ej. remitiendo al concepto de concesión los demás supuestos en que la legislación permite claramente la discrecionalidad en el otorgamiento o limita el número de beneficiarios del ejercicio del derecho o actividad en función de condiciones legalmente definidas. En definitiva. C) Otorgamiento. el número reducido parece transmutar la idea del derecho o posibilidad abierta a todos los ciudadanos a ejercer un derecho. Además la necesidad de autorización debe justificarse en razones de orden público. si la licencia se otorga en razón a una actividad sobre determinados objetos. Cuestión asimismo relevante en el régimen de las autorizaciones es su transmisibilidad.

La inexactitud.. condicionando su exigibilidad un juicio de necesidad y proporcionalidad. motivados en la protección del medio ambiente. además de estar en posesión del justificante del pago del tributo correspondiente cuando sea preceptivo. que cumple con los requisitos establecidos en la normativa vigente para acceder al reconocimiento de un derecho o facultad o para su ejercicio. establece la inexigibilidad de licencia u otros medios de control preventivos para el ejercicio de actividades. Los efectos de la declaración responsable son el reconocimiento o ejercicio de un derecho o bien el inicio de una actividad. 53 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. sin perjuicio de las responsabilidades penales. eliminando la pertinencia de la autorización o licencia municipal previa. ha tenido lugar con la Ley 17/2009 relativa a la libertad de establecimiento de los prestadores de servicios. que dispone de la documentación que así lo acredita y que se compromete a mantener su cumplimiento durante el periodo de tiempo inherente a dicho reconocimiento o ejercicio. de carácter esencial. De esta manera. según el caso. ligados a establecimientos comerciales y otros que se detallan en el anexo. falsedad u omisión. La Ley 12/2012 de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios va más allá. sin perjuicio de las facultades de comprobación. Por declaración responsable se entiende el documento suscrito por un interesado en el que manifiesta. Dichos requisitos deberán estar recogidos de manera expresa. clara y precisa en la declaración. bajo su responsabilidad. Declaración responsable y comunicación previa La introducción solemne y con carácter básico en nuestro Ordenamiento Jurídico de la declaración responsable y de la comunicación previa. de la seguridad o de la salud públicas. o cuando suponga un uso privativo y ocupación del dominio público pero. En el ámbito local. se podrá iniciar la ejecución de obras e instalaciones y el ejercicio de la actividad comercial y de servicios con la presentación de una declaración responsable o comunicación previa.. salvo que resultase necesario para la protección de la salud o seguridad públicas. . de cualquier dato o la no presentación ante la Administración competente de la declaración responsable. 7. así como la imposibilidad de instar un nuevo procedimiento con el mismo objeto durante el tiempo determinado por la Ley. lOMoARcPSD|1541720 información necesaria a la autoridad competente para el control de la actividad.. determinará la imposibilidad de continuar con el ejercicio del derecho o actividad afectada desde el momento en que se tenga constancia de tales hechos. La resolución de la Administración Pública que declare tales circunstancias podrá determinar la obligación del interesado de restituir la situación jurídica al momento previo al reconocimiento o al ejercicio del derecho o al inicio de la actividad correspondiente. civiles o administrativas a que hubiera lugar. Por comunicación se entiende aquel documento mediante el que los interesados ponen en conocimiento de la Administración competente sus datos identificativos y demás requisitos exigibles para el ejercicio de un derecho o el inicio de una actividad establecidos para formular solicitudes. la Ley 2/2011 de Economía Sostenible. en todo caso. desde el día de su presentación. control e inspección que tengan atribuidas las AAPP. El control administrativo pasará a realizarse a posteriori aplicándose el régimen sancionador vigente en la materia correspondiente.es) . en la que el empresario declara cumplir los requisitos exigidos por la normativa vigente y disponer de los documentos que se exijan.

es decir. o bien requerir para su efectividad que la Administración dicte un acto administrativo con dicho contenido.). concesionarios de la administración). mandatos y prohibiciones cuentan con un amplio sistema garantizador. hace surgir a cargo de un sujeto un deber de conducta positivo (mandato) o negativo (prohibición)..disolución manifestaciones que alteren gravemente la seguridad ciudadana. etc. que incluso pueden disponer de una Jurisdicción al servicio de su peculiar disciplina (militares).es) . El efecto de la orden debidamente notificada o comunicada consiste en la obligación de obedecer conforme a su contenido. En donde con más evidencia se manifiesta el carácter limitativo de derechos de la orden es en las relaciones de supremacía general (Ley Protección de Seguridad Ciudadana. que normalmente es más enérgico en las órdenes dictadas en una relación de supremacía especial. 54 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Las órdenes. en una obligación ejecutoria de conducirse de la manera exigida por la orden. militares). pueden estar legitimadas por una potestad de supremacía general que afecta a todos los ciudadanos o bien configurarse dentro de una relación de supremacía especial (ej. que siempre han de justificarse en una norma legal. mandatos y prohibiciones Las órdenes son “actos por los que la Administración. aunque en éste último caso la orden no tiene efecto limitativo sobre derechos. Las órdenes positivas o negativas pueden venir establecidas de forma general por una norma sin necesidad de acto administrativo interpuesto. o de una relación jerárquica (funcionarios. Las órdenes. sobre la base de una potestad de supremacía. Órdenes. lOMoARcPSD|1541720 8. cuya inobservancia expone al obligado a una sanción en caso de desobediencia” .

. No es fácil fuera de esta descripción de la acción de fomento reconducir a un mismo régimen jurídico las numerosas acciones de fomento. Tras la constitución de 1876. desgravaciones fiscales. en absoluto. como el beneficio de expropiación forzosa. La actividad de fomento es también título competencial específico. el de Fomento. Así. En el siglo XX se extienden las ayudas económicas a todos los sectores productivos y se racionalizan con la Ley 152/1963. La instauración del sistema ferroviario puedo hacerse gracias a las ayudas económicas con que el Estado estimuló a las compañías concesionarias del ferrocarril. La política económica del siglo XIX sitúa la acción de fomento en el centro mismo del intervencionismo administrativo. en general. Por último. sin embargo. que con la política de subvenciones llegó también la corrupción y el falseamiento de la libre competencial empresarial. militares. bien de las CCAA (desarrollo económico de la Comunidad). 2. como las previstas en la Orden de Alfonso X el Sabio. otorgamiento de títulos. Hay supuestos en donde la discrecionalidad es manifiesta. subvenciones.ACTIVIDAD ADMINISTRATIVA DE FOMENTO 1. la educación física y el deporte”. incluso la franquicia de los Derechos de Aduanas para el material que haya de introducirse”.es) . Básicamente discrecional es el otorgamiento de condecoraciones civiles. el otorgamiento o la denegación de becas para el estudio. los estímulos económicos cobran de nuevo decisiva importancia en las obras públicas que regula la Ley General de 13 de abril de 877. En la actualidad no hay duda sobre la legitimidad de esta forma de intervención. ni calificar de reglada o discrecional la actividad administrativa incentivadora. etc. que define la subvención como “cualquier auxilio directo o indirecto de fondos públicos. pues la propia CE de 1978 alude en numerosos preceptos a la actividad administrativa de fomento. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 6. como ocurre con la concesión de títulos nobiliarios por el Rey. como las condecoraciones civiles. Por el contrario. que depende de las diversas regulaciones y procedimientos. pero es en el despotismo Ilustrado del siglo XVIII donde ese modo de intervención es teorizado más conscientemente como una modalidad de la acción pública y de forma más consciente. debe destacarse el carácter discrecional de la concesión de estímulos económicos... económicas: primas. etc. Concepto y evolución de la actividad de fomento Por actividad de fomento se entiende aquella modalidad de intervención administrativa consistente en dirigir la acción de los particulares hacia fines de interés general mediante el otorgamiento de incentivos diversos. etc. la concesión de las condecoraciones militares es básicamente reglada. etc. La incentivación se ha extendido a todos los sectores económicos (agricultura. vivienda. al sancionar los principios rectores de la política social y económica indica que “los poderes públicos fomentaran la educación sanitaria. sujetas a reglamentaciones muy precisas.). Las modalidades de la actividad de fomento y su naturaleza reglada Atendiendo a las ventajas que se otorgan a los particulares cuya acción pretende incentivarse. lo que dio nombre al más importante Ministerio. 55 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. los beneficios de carácter jurídico que se vinculan a aquéllas. bien del Estado (investigación científica y técnica). minería. etc. el fomento puede consistir en medidas honoríficas. etc. ni. No hay que olvidar. No es discrecional. “garantizaran las organizaciones de consumidores”. y jurídicas: carácter de beneficiarios de la expropiación forzosa. La incentivación de actividades privadas es conocida desde los primeros tiempos de nuestra civilización.

La subvención. 56 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es) . El principio de igualdad está vigente sobre la actividad de fomento. El otorgamiento de estímulos económicos orienta libremente la acción del beneficiario hacia el fin. como ahora la comunitaria. A) Concepto amplio y estricto de subvención. è De una Administración Pública como sujeto activo otorgante a favor de un particular. limitándose la Ley de Presupuestos a posibilitar la exigibilidad temporal del gasto. en todo o en parte. si bien esa nulidad se puede predicar del acto de otorgamiento del beneficio económico sin cobertura presupuestaria. No obstante. así como la nulidad de pleno derecho de los actos administrativos y de las disposiciones generales con rango inferior a la Ley que supongan compromisos de gastos por cuantía superior al importe de los créditos presupuestados. con fondos de la Comunidad Económica Europea. La Ley General Presupuestaria recoge tanto el concepto estricto de subvención “disposición gratuita de fondos públicos realizada por el Estado o sus Organismos autónomos a favor de personas o Entidades. ya que al fin y a la postre es siempre la Ley sustantiva la que reconoce el derecho a las medidas de fomento. la legislación española. è Afectación inicial de la atribución patrimonial al desarrollo de una actividad del beneficiario. ordenar y controlar las actuaciones privadas apoyadas por ayudas públicas. que obliga a tratar por igual a los presuntos beneficiarios de dicha acción y a distribuir las ayudas a través de procedimientos basados en las reglas de transparencia. 133. lOMoARcPSD|1541720 3. No hay subvención sin consignación expresa en los presupuestos y su falta implica la inexigibilidad de las obligaciones dinerarias de los entes públicos que no estén reflejadas en los presupuestos. La subvención. publicidad y libre concurrencia. pero al tiempo constituye un título habilitante que permite a la Administración intervenir.3 CE) “todo beneficio fiscal que afecte a los tributos del Estado deberá establecerse en virtud de una ley”. parte de un concepto más amplio de subvención que comprende toda clase de ayuda económica. La actividad del fomento económico está sujeta al principio de legalidad (art. Los estímulos económicos pueden suponer para la Administración una pérdida de ingresos (exenciones y desgravaciones fiscales) o una efectiva salida de dinero público hacia el beneficiario (anticipos. una intervención que habrá de acomodarse al principio de mensurabilidad de las potestades administrativas y de la especificad del fin público perseguido. Los incentivos económicos Los incentivos económicos son “uno de los procedimientos más eficaces de promoción de la iniciativa económica privada y el cauce a través del cual los poderes públicos orientan y corrigen el sistema de mercado en una determinada dirección”. según la doctrina más autorizada debe distinguirse de otras ayudas económicas en función de las siguientes notas: è La subvención es ante todo una atribución patrimonial a fondo perdido. 4. premios o primas y seguros de beneficios industriales). el beneficio de buena fe dispone de una acción de responsabilidad contractual o extracontractual para exigir de la Administración el resarcimiento de los daños producidos. para fomentar una actividad de utilidad o interés social o para promover la consecución de un fin público” como el amplio “cualquier tipo de ayuda que se otorgue con cargo al Presupuesto del Estado o de sus Organismos autónomos y las subvenciones o ayudas financiadas. Sin embargo. públicas o privadas.

C) Los principios del régimen de las subvenciones publicas. debiendo el beneficiario cumplir las obligaciones materiales y formales que se hubieran establecido. la adopción de un comportamiento singular. B) Naturaleza jurídica de la subvención. perspectiva dominante en el Derecho comunitario. como disposición directa de capital público a favor de un tercero. lOMoARcPSD|1541720 La concepción amplia de la subvención entendida como cualquier tipo de ayuda pública económica. El otorgamiento de subvenciones se ajustará a los principios de publicidad. Cuando así se prevea en las bases reguladoras podrán acceder a la condición de beneficiario las agrupaciones de personas físicas o jurídicas. La Ley General de Subvenciones obliga a las AAPP a concretar en un plan estratégico los objetivos y efectos que se pretenden. No están en el ámbito de esta ley las aportaciones dinerarias entre AAPP. A los efectos de esta ley. directa o indirecta. que impide considerar la subvención como pura donación que libere al beneficiario de todo riesgo o aportación de capital propio a la actividad subvencionada. Cierto que en la regulación de las ayudas públicas económicas se pueden encontrar elementos y perfiles contractuales. igualdad y no discriminación. la realización de una actividad. Sin embargo la Ley es equívoca a este respecto. 57 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es) . la acción. sobre todo cuando se hacen en el seno de un convenio. se entiende por subvención toda disposición dineraria realizada por una administración pública a favor de personas públicas o privadas. ya realizados o por desarrollar. En cuanto a su naturaleza jurídica. Por último. a la fiscalización previa de los actos administrativos de contenido económico. la concepción estricta de la subvención. la relación jurídica que se crea con el otorgamiento de la subvención se califica como jurídico-administrativa y la litigiosidad que engendra es competencia de la Jurisdicción Contenciosa-Administrativa. a la existencia de crédito. o Que la entrega esté sujeta al cumplimiento de un determinado objetivo. o la concurrencia de una situación. la ejecución de un proyecto. objetividad. conducta o situación financiada tenga por objeto el fomento de una actividad de utilidad pública o interés social o de promoción de una finalidad pública. Consecuentemente. pero no es menos cierto que la mecánica operativa y su régimen jurídico es más cercano al del acto unilateral. públicas o privadas. a la tramitación del procedimiento de concesión. y a la aprobación del gasto por el órgano competente. D) El beneficiario de la subvención. es la que rige para el control de la acción incentivadora desde la defensa de la libre competencia. las comunidades de bienes o cualquier otro tipo de unidad económica. Otro principio capital debiera ser el de riesgo compartido. el otorgamiento se condiciona a la aprobación y publicidad de las bases. Tendrá la consideración de beneficiario de subvenciones la persona que haya de realizar la actividad que fundamentó su otorgamiento o que se encuentre en la situación que legitima su concesión. concurrencia. que cumpla los siguientes requisitos: o Que la entrega se realice sin contraprestación directa de los beneficiarios. la ayuda o subvención debe respetar la libre competencia entre los operadores económicos del sector sin crear situaciones de desigualdad entre unos y otros. entre otros aspectos. transparencia. o Que el proyecto. es la base de partida para la aplicación del régimen de otorgamiento y control de las disposiciones directas de capital aplicable a todas las AAPP.

5. previos los anuncios correspondientes en los diarios oficiales. conocimiento y comprobación de los datos en virtud de los cuales debe 58 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en tanto puedan ser objeto de las actuaciones de comprobación y control. La gestión indirecta de las subvenciones mediante la concesión de la actividad subvencionadora. de forma que “las bases reguladoras de las subvenciones o ayudas establezcan que la entrega y distribución de los fondos públicos a los beneficiarios se efectúe a través de una Entidad colaboradora”. lOMoARcPSD|1541720 Son obligaciones del beneficiario: a) Cumplir el objetivo.es) . en su caso. así como las personas jurídicas que reúnan las condiciones de solvencia y eficacia que se establezcan. f) Disponer de los libros contables. d) Comunicar al órgano concedente o la entidad colaboradora la obtención de otras subvenciones. registros diligenciados y demás documentos debidamente auditados en los términos exigidos por la legislación mercantil y sectorial aplicable al beneficiario en cada caso. i) Proceder al reintegro de los fondos percibidos en los supuestos contemplados en la ley. e) Acreditar con anterioridad a dictarse la propuesta de resolución de concesión que se halla al corriente en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social. así como la realización de la actividad y el cumplimiento de la finalidad que determinen la concesión o disfrute de la subvención. Dicho procedimiento se regula en la Ley General de Subvenciones y admite dos variedades: el ordinario en régimen de concurrencia competitiva y el procedimiento de concesión directa. con la finalidad de garantizar el adecuado ejercicio de las facultades de comprobación y control. ingresos o recursos que financien las actividades subvencionadas. realizar la actividad o adoptar el comportamiento que fundamenta la concesión de las subvenciones. h) Adoptar las medidas de difusión contenidas en la ley. una prelación entre las mismas de acuerdo con los criterios de valoración previamente fijados en las bases reguladoras y en la convocatoria. El procedimiento ordinario de concurrencia competitiva se inicia siempre de oficio y tiene por objeto establecer. concurrencia y objetividad. b) Justificar ante el órgano concedente o la entidad colaboradora. las Corporaciones de Derecho Público y las fundaciones que estén bajo el protectorado de un ente de Derecho público. a lo que sigue la correspondiente instrucción realizándose de oficio cuantas actuaciones estime necesarias para la determinación. principios que deben guiar la interpretación de las normas del procedimiento de concesión de subvenciones públicas. En este supuesto. g) Conservar los documentos justificativos de la aplicación de los fondos recibidos. así como cuantos estados contables y registros específicos sean exigidos por las bases reguladoras de las subvenciones. ejecutar el proyecto. el cumplimiento de los requisitos y condiciones. 6. c) Someterse a las actuaciones de comprobación. incluidos los documentos electrónicos. Procedimiento de otorgamiento de las subvenciones La Ley General presupuestaria sometió la concesión de subvenciones a los principios de publicidad. tiene lugar la presentación de solicitudes y documentos. Podrán ser colaboradoras las sociedades estatales. mediante la comparación de las solicitudes presentadas. ayudas. La Ley Presupuestaria permite la gestión indirecta de la actividad administrativa de fomento.

específicamente. que seguirán el procedimiento de concesión que les resulte de aplicación de acuerdo con su propia normativa. En ambos casos el órgano concedente procederá a su revisión de oficio o. u otras debidamente justificadas que dificulten su convocatoria pública. y en todo caso la obtención concurrente de otras aportaciones fuera de los casos permitidos en las normas reguladoras. Por su parte. carencia o insuficiencia del crédito presupuestario. aquellas otras subvenciones en que se acrediten razones de interés público. realizar la actividad o adoptar el comportamiento que fundamenta la concesión de las subvenciones. 59 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Es posible la modificación de la subvención y su prórroga si está pactada en el convenio y asimismo por cualquier alteración de las condiciones tenidas en cuenta para la concesión de la subvención. en los términos recogidos en los convenios y en la normativa reguladora de estas subvenciones. se podrá prescindir del trámite de audiencia cuando no figuren en procedimiento ni sean tenidos en cuenta otros hechos ni otras alegaciones. desde la publicación de la convocatoria. de las CCAA o de las Entidades Locales. concediéndoles un plazo de quince días para que formulen las alegaciones y presente los documentos y justificaciones pertinentes. • Comunicar la obtención de subvenciones o ayudas para la misma finalidad. El otorgamiento se hará por resolución motivada que. Deberá dictarse en un plazo que no podrá exceder de 6 meses. lOMoARcPSD|1541720 pronunciarse la resolución. La declaración administrativa o judicial de nulidad o anulación llevará consigo la obligación de devolver las cantidades percibidas. 7. la Administración concedente tiene la obligación de librar al beneficiario los fondos comprometidos. derecho que se corresponde con la correlativa obligación de la Administración concedente. 3. en su caso. ejecutar el proyecto. El beneficiario de la subvención tiene el derecho de percibir los fondos comprometidos. hará constar la desestimación del resto de solicitudes. • Someterse a las actuaciones de comprobación. obligaciones del beneficiario y reintegro La relación de subvención puede quedar sin efecto si el título por el que se rige el acto de otorgamiento está afectado de invalidez por concurrir en alguna de las causas de nulidad o anulabilidad previstas en la Ley 39/2015 PACAP. No obstante. modificación. Con carácter excepcional. La principal obligación del beneficiario de la subvención es la de cumplir el objetivo. social. Aquellas cuyo otorgamiento o cuantía venga impuesto a la Administración por una norma de rango legal. a la declaración de lesividad y ulterior impugnación ante la Jurisdicción Contencioso- administrativa. La relación de subvención: anulación. 2. siguiendo después el trámite de audiencia a los interesados. Su transcurso sin notificación (silencio administrativo) se entenderá denegatorio. Además esta obligado a: • Justificar la realización de la actividad que determina la concesión de la subvención.es) . además de los beneficiarios. Las previstas nominativamente y en su cuantía en los Presupuestos Generales del Estado. económico o humanitario. El procedimiento de concesión directa se aplica a las siguientes subvenciones: 1.

000€ falseando las condiciones requeridas para su concesión u ocultando las que la hubiesen impedido. controlar a los beneficiarios de subvenciones concedidas por estos entes. Control y sanciones La Ley General de Subvenciones hace de la Intervención General del Estado la pieza clave para el control de las subvenciones estatales. Asimismo la IGE suscribirá con los órganos de la Comisión Europea los acuerdos administrativos de cooperación previstos en la normativa comunitaria en materia de control financiero de ayudas y subvenciones financiadas total o parcialmente con cargo a fondos comunitarios. 2. a solicitud de las corporaciones locales. 3. reintegro y el régimen de infracciones y sanciones previsto en la ley. Obtener indebidamente fondos de la UE en cuantía superior a 50. La IGE debe seguir un procedimiento de control financiero sobre beneficiarios y entidades colaboradoras cuando en el desarrollo de la actividad subvencionada se deduzcan indicios de la incorrecta obtención. en cuyo caso el beneficiario reintegrará el exceso obtenido sobre el coste de la actividad desarrollada. salvo las de las entidades Gestoras de la Seguridad Social. La IGE también podrá. Desarrollar una actividad subvencionada con fondos de las AAPP superiores a 80. La Ley prevé asimismo la colaboración de empresas privadas de auditoría para la realización de controles financieros de las subvenciones en los términos previstos en la Ley General Presupuestaria pero con reserva a la IGE de la realización de aquellas actuaciones que supongan el ejercicio de postestades administrativas. y en todo caso por la obtención concurrente de subvenciones o ayudas otorgadas por otras Administraciones”. Las actuaciones finalizarán con la emisión de los informes sobre la procedencia de reintegrar la subvención. lOMoARcPSD|1541720 La modificación de la subvención puede acordarse “cuando se produzca una alteración de las condiciones tenidas en cuenta para la concesión de la subvención.000€. falseando las condiciones requeridas para su concesión u ocultando las que la hubieran impedido. que controla su propia Intervención. Es válida la renuncia del beneficiario a la subvención sin más condición que la de reintegrar lo ya percibido. destino o justificación de la subvención percibida.000€ incumpliendo las condiciones establecidas o alterando sustancialmente los fines para los que la subvención fue concedida. El incumplimiento de los términos en que fue concedida la subvención lleva consigo el reintegro de las cantidades percibidas y la exigencia del interés de demora desde el momento del pago de la subvención.es) . 9. Un supuesto de reintegro parcial lo constituye aquel en que el importe de la subvención supere el coste de la actividad a desarrollar por el beneficiario. 60 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Subvención y Derecho comunitario La pertenencia de España a las Comunidades Europeas supone la aplicación de las prohibiciones y limitaciones garantizadoras de la libre competencia en el espacio comunitario. Las infracciones pueden ser constitutivas de delito en los siguientes casos: 1. Obtener una subvención. 8. sujetándose al procedimiento de control. desgravación o ayuda de las AAPP de más de 80. no es válida la revocación sin causa justificada. Por el contrario.

en su caso. acordar la procedencia de una ayuda incursa en la prohibición general siempre que circunstancias excepcionales justifiquen tal decisión. y si el Estado no se conforma con la decisión de suprimir o modificar una ayuda.es) . que sean de tal entidad que amenacen con falsear o puedan falsear la competencia. por unanimidad. a través de la Comisión y del Consejo. que afecten a los intercambios comerciales. La apertura de un procedimiento de control conlleva la suspensión automática de las ayudas proyectadas. y a petición de un Estado miembro. pues el Consejo puede. las mismas no constituyen un numerus clausus. Se comprenden tanto las subvenciones propiamente dichas o ayudas directas como incentivaciones que aligeren las cargas que gravan el presupuesto de una empresa y que son de idéntica naturaleza y producen los mismos efectos (exenciones de impuestos y tasas. En cuanto al control de la normativa sobre ayudas y subvenciones. etc.). la Comisión o cualquier otro Estado interesado podrán apelar directamente al Tribunal de Justicia. desarrolla una triple actividad tendente al examen. No obstante y a pesar de la amplitud de las excepciones que quiebran la prohibición general. a la represión. a la prevención y. lOMoARcPSD|1541720 Las condiciones precisas para que una ayuda económica a una empresa sea contraria a la prohibición comunitaria: • Que se trate de una ayuda económica. bonificaciones de intereses. • Es preciso que la ayuda económica se nutra de fondos públicos y no privados. la Comunidad. 61 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.

Determinadas prestaciones de interés general. Una señal más de la crisis del Derecho público. el aumento del intervencionismo y del déficit público en contraste con la iniciativa y empresa privada. Se habla entonces de servicios públicos uti universi. A) Clases de servicios públicos. sanidad. monopolio y carácter nacional. incluso. puede afirmarse que se está cerrando el ciclo vital de este poderoso instrumento de gobierno y administración. Con esta finalidad se crearon comisiones reguladoras ad hoc para cada sector. El término servicio público sirve también para designar una administración. están desapareciendo en nuestros días por las contrarias ideas de privatización. pero con una sociedad enérgica y un capitalismo pujante. la satisfacción de las necesidades de interés general fue abordada desde empresas privadas a las que se impusieron por ley obligaciones públicas y un régimen riguroso en defensa de la libre competencia. la burocracia. enseñanza.ACTIVIDAD DE PRESTACIÓN O SERVICIO PÚBLICO 1. sino que era preciso crear organizaciones públicas garantizadoras de su aplicación. Construido en la Europa continental en los últimos siglos sobre la ideas de gestión directa por funcionarios. En los EEUU. sino que constituye un título general de intervención que justifica la limitación de derechos.. consistentes en prestar el servicio a todos los solicitantes. actividades todas ellas susceptibles también de explotación económica por la iniciativa privada. abastecimientos. etc. en no va más de la eficiencia económica y servicial. sanidad. carentes de una eficiente Administración central.. La actividad de prestación se denomina también de servicio público. derivan del ejercicio de funciones conectadas directamente a la soberanía. como la Justicia. El poder ejecutivo satisface también otras necesidades que los ciudadanos perciben de forma general y no personalizada. la calificación que algunas leyes hacen de una actividad como de servicio público no habilita sólo para actividades de prestación. sino el conjunto de ella con independencia de que sea de prestación. El régimen de las public utilities. La actividad de prestación o de servicio público La actividad de prestación es aquella por la que la Administración satisface directamente una necesidad pública mediante la prestación de un servicio a los administrados (transporte. C) El equivalente norteamericano del Servicio público. un órgano administrativo. etc. las relaciones internacionales. 62 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Así ocurre con los servicios públicos de enseñanza.es) . sancionadores y arbitrales. un término polémico y polisémico al mismo tiempo. sin trato discriminatorio y mediante unos precios razonables.). como la defensa nacional. En este sentido. tradicionalmente a cargo del estado. Polémico por la tensión político-ideológica que suscita entre quienes ven en los servicios públicos los males de la estatalización. las agencias independientes. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 7. de forma que los usuarios puedan asumir todo o parte de su coste. investidas de poderes reglamentarios. Obviamente no bastaba con dictar leyes intervencionistas que impusieran a los operadores de las public utilities obligaciones de interés público. de limitación o de fomento. Es también polisémico en cuanto por servicio público no se entiende exclusivamente una forma de la actividad administrativa. libre competencia y globalización económica que socaban los fundamentos del Estado del Bienestar. el fomento de la acción de los particulares. B) De la creación de los servicios públicos a su privatización Sintetizando la evolución de los servicios públicos desde su nacimiento con la Monarquía absoluta hasta nuestros días. la seguridad pública. transporte. la sanción e. en contraposición a los servicios públicos uti singuli que son aquellos que se disfrutan individualizadamente.

eventualmente. Ahora vivimos un Estado débil pero con fuertes recursos que desparrama sus dineros sobre multitud de organizaciones privadas no lucrativas. dictada en un momento en que el socialismo real de los países comunistas estaba vivo. el tercer sector disfruta del privilegio de trabajar con una financiación pública estable y. se organizaron servicios públicos. sin perjuicio de otras funciones. sobre todo. atendidos desde los presupuestos estatales. la Iglesia católica había asumido en solitario o juntamente con la Corona la satisfacción de necesidades sociales de interés general. pretendió ser neutral.). como el registro civil. poniendo una vela en el altar del liberalismo económico al reconocer “la libertad de empresa en el marco de una economía de mercado” y otra vela en el del socialismo e intervencionismo público al prescribir que. “toda riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere la titularidad está subordinada al interés general” y.). se ha empeñado en combatir a través de lo que se ha venido en denominar acción social otras miserias de la condición humana (asistencia domiciliaria. En apelación a la sociedad civil supone una corrección de ciento ochenta grados de la política con que la beneficencia se inició en el Estado liberal: Un Estado sin recursos pero decidido a asumir directamente la gestión de los servicios sociales. La Constitución no es obstáculo formal para que el Estado o las CCAA creen por ley nuevos servicios públicos. nutridos ya con los fondos provenientes de la desamortización de los bienes eclesiásticos y manos muertas. Con anterioridad al siglo XIX. es decir. E) Servicios públicos y tercer sector El estado social de nuestros días. lOMoARcPSD|1541720 Sobre estos operadores privados controlados por agencias o administraciones independientes. Además de la preterición del sector lucrativo a favor del no lucrativo. el neoliberalismo y la globalización todavía en ciernes y España fuera de la CE. dictando leyes ad hoc y creando institutos de acción social o bienestar social. D) Los servicios compartidos entre la gestión pública y la privada Para completar el panorama de cómo se satisfacen fines públicos es necesario referirse a dos aspectos significativos: la convergencia de organizaciones públicas y empresas privadas en determinadas materias (sanidad. coordinación e inspección. antes registros parroquiales. el sector público de gestión directa y empresas privadas concurren en la satisfacción de las necesidades educativas y sanitarias. Cruz Roja. en su lugar. donde empresas privadas de seguridad conviven con las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado.es) . etc. Al servicio de esta acción social. etc. En la actualidad. modelo mixto adoptado también en la seguridad pública. La aparición del constitucionalismo y la separación Iglesia-Estado desplazó a la Iglesia de aquellos cometidos y. la cesión de bienes públicos de equipo para su afectación al servicio concertado. 2. que ya contaba con la presencia de entes especializados (la ONCE. Las fronteras entre la actividad pública y la privada en la Constitución La Constitución. las CCAA han asumido sus competencias en la materia. drogodependencia. hoy claramente públicas. Así ocurrió en materia de educación y beneficencia. al reconocer “la iniciativa pública en la actividad económica”. educación y seguridad) y el surgimiento de un tercer sector de organizaciones que pretende satisfacerlas desde la filantropía. más allá del aseguramiento para todos de estos infortunios frente a la enfermedad y la pobreza de solemnidad. sin ánimo de lucro. 63 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. se está construyendo entre nosotros los servicios públicos económicos. por el contrario la ONG ha de someterse a las potestades administrativas de planificación. declarando determinada actividad esencial con exclusión de la actividad privada.

Por otra parte. como un medio de propaganda o e favoritismo. siendo ilícita su utilización con fines partidistas. transporte). exige que se garantice y salvaguarde la libre competencia. cualesquiera que sean el objeto del servicio y la naturaleza. mediante ley. El régimen del servicio público tradicional. lo cual no es compatible con actuaciones empresariales públicas carentes de justificación. está obligado a incorporar a la prestación que suministra a los usuarios del servicio los adelantos técnicos que se vayan produciendo. por lo que tanto el Estado como las CCAA pueden crear empresas públicas. sino que puede proyectarse. Se trata de unos principios de aplicación general. Para los entes locales el único requisito que ahora se exige a la actividad económica pública competitiva con la privada es que sea de utilidad pública. idéntica reserva para otras actividades y servicios” . del gestor. antes vigente. podrán establecer. depuración de aguas. alumbrados por la jurisprudencia y doctrina francesa e igualmente predicables de los servicios públicos en nuestro Derecho. la coexistencia de empresas públicas con fines empresariales y de empresas privadas en el marco de una economía de mercado. Ello implica que unos servicios habrán de prestarse en forma continua (policía. 3. una concreción del principio constitucional de objetividad en el funcionamiento de la administración. la ideología liberal dominante y el Derecho de la Unión Europea hacen cada vez más impensable esa alternativa. sobre cualquier sector de la actividad económica. pues en cuanto a estas últimas. los servicios públicos deben prestarse teniendo en cuenta las exigencias del interés general. siempre ha de concurrir. sea la Administración o un concesionario. La ley autonómica o estatal puede reservar en monopolio la actividad a la Administración si se trata de servicios esenciales. y necesariamente. el servicio público debe desarrollarse de forma ininterrumpida de acuerdo con la naturaleza de la prestación. Por el principio de neutralidad. En virtud del principio de legalidad corresponde al poder legislativo el reconocimiento de una actividad como de interés general y la dotación de créditos necesarios para su satisfacción mediante la creación de un servicio público. Según el Tribunal Supremo. Por el principio de continuidad. etc. público y privado. 4.es) . pública o privada. la CE también exige una equitativa asignación de los recursos públicos y que su programación y ejecución responda a criterios de eficiencia y de economía. mientras los particulares pueden crear sus empresas con plena libertad de criterios.) prescribe que “El Estado y las CCAA en el ámbito de sus respectivas competencias. sin embargo. y la pertenencia de España a la Comunidad Económica Europea. 3. 2. y para ello han de regir las mismas reglas para ambos sectores de producción. Según esta regla mientras una actividad económica pudiera ser asumida por el sector privado tal actividad estaba vetada al público. tanto si se trata de actos de autoridad como de actuaciones empresariales. Para los entes locales la LBRL después de reservar a las Entidades locales determinados servicios que declaran esenciales (abastecimiento. El principio de perfectibilidad o adaptabilidad de los servicios públicos supone que quien los presta. abastecimiento en general) y otros en los días y horarios previstos (educación. En el ámbito local el principio de legalidad ya está cubierto para determinados servicios por la LBRL. lOMoARcPSD|1541720 La realidad. 64 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. 1. sin más condición que la que sus fines sean lícitos. sin sujetarse a la regla de subsidiaridad. Regla no vigente en la actualidad. aunque en las mismas condiciones que la iniciativa privada. todas las actuaciones de los órganos de la Administración Pública deben responder al interés público que en cada caso. La iniciativa pública no está limitada a los servicios esenciales o de interés general. Principios generales La actividad de prestación o de servicio se sujeta a determinados principios.

B) Derechos y deberes de los usuarios. con descomposición de sus factores constitutivos. y de acuerdo con la Constitución (art. La aceptación de la solicitud del usuario al disfrute de la prestación va precedida de la comprobación administrativa de las circunstancias de hecho alegadas por el usuario. que los servicios o actividades no sean de solicitud voluntaria para los administrados. El principio de gratuidad sólo es aplicable cuando se deriva de la naturaleza del servicio (la protección ciudadana) o viene impuesto por una norma constitucional (art. Aparte del deber de observar las normas de funcionamiento del servicio. prestándose también tales servicios o actividades por el sector privado. cuando se produzca cualquiera de las circunstancias siguientes: primera. La remuneración del concesionario o gestor privado del servicio es también un precio privado. comporta la existencia de una relación entre la Administración que la desempeña o el concesionario que en nombre de ella actúa y el particular. La contraprestación económica del servicio. el contenido de la relación comporta el derecho de los usuarios a recibir las prestaciones previstas en términos de cantidad y calidad determinadas por las normas y a ser resarcidos por los daños ocasionados por el funcionamiento del servicio. tras de lo cual se produce la decisión administrativa por la que se admite al particular el disfrute del servicio. La admisión del usuario al disfrute del servicio supone la sumisión de éste a una relación especial conforme a la normativa del servicio. 65 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La relación de prestación. Tasas. Esta puede consistir en una tasa. la enseñanza básica es obligatoria y gratuita) o legislativa específica. 6. implica un trato igual para todos los que tiene.es) . sean de solicitud voluntaria por parte de los administrados. Por su parte el principio de igualdad. 14 CE). debiendo incluirse en los contratos de gestión de servicios las “tarifas máximas y mínimas que hubieren de percibirse de los usuarios. lOMoARcPSD|1541720 5. precios públicos y tarifas Supuesto el acceso al servicio. derecho de acceso al servicio y la prohibición de todo trato discriminatorio. Especial interés tiene la regulación de las tarifas en los supuestos de gestión indirecta o contractual de los servicios públicos. A) Admisión del servicio. y procedimientos para su revisión”. 4. un precio público o un simple precio privado. 27 CE. y segundo. Por su parte tienen la consideración de precios públicos las contraprestaciones pecuniarias que se satisfagan por la prestación de servicios o la realización de actividades efectuadas en régimen de Derecho público cuando. El primer aspecto relevante de esa relación es el derecho del particular a ser admitido al disfrute del servicio. beneficiario de la misma. El estatus de los usuarios de los servicios públicos Toda actividad administrativa de prestación. etc. Las tasas “son tributos cuyo hecho imponible consiste en la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público en la prestación de servicios o en la realización de actividades en régimen de Derecho público que se refieran. como puede ser poseer determinados títulos para matricularse en un establecimiento universitario. derecho subjetivo incuestionable si reúne las condiciones legalmente establecidas. que no se presten o realicen por el sector privado. en cuanto está definida explícita o implícitamente como servicio público. pero intervenido. la principal obligación del usuario es satisfacer la contraprestación económica en el caso de que el servicio no fuere gratuito. afecten o beneficien al sujeto pasivo.

etc. Entonces. todas ellas suponen la intervención de un particular o de una empresa mixta ligadas a la Administración titular del servicio por una relación contractual. que igualmente conocerá de las cuestiones relativas a los conflictos entre los usuarios y los gestores del servicio en régimen contractual. por consiguiente. Tal como se configuraron en el siglo XIX. personal que la sirve. En cuanto a las formas de gestión indirecta o contractual. No obstante. se abre paso el modelo de empresas encargadas de la gestión de servicios de interés económico general sujetas a la libre 66 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Por ello. Si la prestadora del servicio es una administración en forma societaria la competencia sería la jurisdicción civil. Aparecen entonces los servicios públicos gestionados por sociedades de capital íntegramente público que no son otra cosa que Administraciones Públicas disfrazadas de empresas privadas. contratos. de oficio o a petición de las empresas. en caso de que el usuario no fuere admitido al disfrute del servicio. en estos dos casos últimos siempre asistirá al usuario el derecho de denuncia ante la Administración de la que dependa la entidad prestadora del servicio y la impugnación posterior de sus resoluciones o inactividad ante la Justicia Administrativa. relaciones logísticas con terceros. El modelo europeo de los servicios de interés económico general. cuyo capital social pertenezca íntegramente a la Entidad local". o se le ocasionaron daños por el funcionamiento del servicio. o tratado de forma indebida. Primero. Así. Como forma de gestión directa se prevé la "sociedad mercantil. por circunstancias independientes a la buena gestión de una u otra. No obstante. Las formas de gestión de los servicios públicos La variedad de regímenes de gestión no está en los orígenes de los servicios públicos. la correlativa mayor o menor presencia del Derecho público y privado lleva consigo un régimen diverso para su garantía judicial. Así ocurrió con el transporte ferroviario (el caso de creación de RENFE) lo que obligó al Estado a asumir servicios antes gestionados por concesionarios y por ello sujetos a Derecho Privado. 6. A partir de aquí la cruzada por la libre competencia no es ya compatible con el modelo de los servicios públicos económicos en que el monopolio concesional era la regla. las modalidades de la gestión indirecta se regulan en la Ley de Contratos de las AAPP. o fuese rechazado una vez admitido. porque la nacionalización de empresas privadas concesionarias supuso que el Estado asumiese su gestión con arreglo al régimen jurídico- privado en que venían gestionándose. 5. deberán ser objeto de revisión. La alteración del modelo de los servicios públicos europeos trae causa del Tratado de Roma de 1957 con la introducción de la doctrina norteamericana de la libre competencia. A ellas hay que añadir la fundación privada creada por entes públicos según prevé la Ley 30/1994 de Fundaciones. siempre que se produjere un desequilibrio en la economía de la empresa mixta o de la concesión. la gestión directa por la Administración entrañaba la aplicación de un régimen integral de Derecho Administrativo sobre todos los elementos (entidad gestora. bienes relaciones con usuarios.es) . fórmula que se está aplicando como sustantivo de los antiguos establecimientos públicos y que permite eludir la aplicación del Derecho Administrativo en campos tan significativos como los hospitales e incluso la universidad. C) Relación de prestación y garantía judicial La variedad de formas de gestión y. cuando se trate de un régimen de prestación directa por un ente administrativo la jurisdicción contencioso- administrativa es la competente para la efectividad de la relación de prestación. lOMoARcPSD|1541720 Aprobadas las tarifas. El crecimiento del ámbito material de los servicios desbordó la estricta correlación de gestión directa-aplicación del Derecho administrativo.).

prestados de forma permanente en todo el territorio nacional y a precio asequible para todos los usuarios. y compite con otras compañías ferroviarias. como responsable de la gestión económica del sistema. En definitiva. se encomienda el servicio público. C) Servicio Postal En el servicio postal se desmantela de forma parcial el monopolio del Estado. asume la gestión del sistema de ofertas de compra y venta de energía eléctrica en los términos que reglamentariamente se establezcan. determinados servicios: de giro. la infraestructura ferroviaria constituye un monopolio natural que sigue estando nacionalizada como bien de dominio público a cargo de ADIF. el término habilitante para su prestación es el de autorización. 90 del Tratado no se aplican". se crea la Comisión Nacional del Sistema Eléctrico con amplias facultades en materia de solicitud de información y de resolución de conflictos. Para garantizar la prestación del servicio postal y la referida reserva se otorgan al operador los derechos que 67 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. cuando el servicio de interés económico general tenga carácter comercial su compatibilidad con la libre competencia queda asegurada con la expresa aceptación de las derogaciones parciales de ésta que guarden la debida proporción con aquél interés. el cumplimiento de la misión específica a ellos encomendada". El operador del mercado. lOMoARcPSD|1541720 competencia. estatal en que los empleados siguen ostentando la condición de funcionarios (algo insólito). Descartado el régimen del monopolio. Por último. No obstante. La comercialización de energía eléctrica queda asentada en los principios de libertad de contratación y de elección de suministrador. En los demás casos -servicios de interés general que no tienen carácter comercial. La planificación estatal. B) Electricidad El nuevo sistema eléctrico supone la plasmación normativa de la directiva 96/92CE. propietaria de los trenes y encargada de su circulación. propietaria de la infraestructura y encargada de su gestión. queda restringida a las instalaciones de transporte.es) . A) Servicio Ferroviario El primer mercado objeto de liberalización fue el ferrocarril en cumplimiento de la directiva comunitaria que declaraba liberalizada toda la red europea a partir de 2008. y se arbitra su colaboración con las instancias administrativas encargadas de la defensa de la competencia. envíos interurbanos y transfronterizos. etc. sin por ello deslegitimar a las empresas "que tengan el carácter de monopolio fiscal a las cuales solo se les aplicarán las normas de la competencia en la medida en que la aplicación de dichas normas no impida. del Parlamento Europeo y del Consejo. El Servicio de Correos que se prestaba de forma directa pasa a ser S."las condiciones del art. El servicio de transporte está a cargo de RENFE. buscando su imbricación en la planificación urbanística y en la ordenación del territorio. sobre normas comunes para el mercado interior de electricidad. entendiendo por tal el conjunto de servicios postales de calidad determinada en la Ley y sus reglamentos de desarrollo. porque "no pueden tratarse de la misma forma que los servicios de interés económico general". Al “operador”. Además se le reserva con carácter exclusivo. de hecho o de derecho.A. que proporciona sus servicios a cualquier operador ferroviario que los solicite. El sector eléctrico se asienta en el convencimiento de que garantizar el suministro eléctrico no requiere de más intervención estatal que la que la propia regulación específica supone al Estado. para la prestación de estos servicios.

los almacenamientos. las individuales podrán denegarse cuando el número de licencias sea limitado y quien solicite una no haya resultado adjudicatario del título en la correspondiente licitación. como las minas y las mismas concesiones hidroeléctricas. El Gobierno podrá. cuya exploración y explotación está sujeta a autorizaciones y concesiones administrativas. Pero la liberalización no se extiende al Gestor Técnico del sistema. del Parlamento Europeo y del Consejo. D) Hidrocarburos La liberación de los hidrocarburos supone en principio que estas actividades “no requieren de la presencia y responsabilidad del Estado para su desarrollo”. A pesar de ello. imponer. otras obligaciones de servicio público distintas de las de servicio universal y de los servicios obligatorios a los titulares de licencias individuales o de autorizaciones generales. los comercializadores y distribuidores. para la prestación del servicio telefónico disponible al público. F) Telecomunicaciones La Ley general de Telecomunicaciones de 1998. por necesidades de la defensa nacional y de la seguridad pública. relativa a un marco común en materia de autorizaciones generales y licencias individuales en el ámbito de los servicios de telecomunicaciones. etc. para la prestación del servicios o el establecimiento o explotación de redes de telecomunicaciones que impliquen el uso del dominio público radioeléctrico. 68 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. transportista titular de la mayoría de las instalaciones de la red básica de gas natural. Se requerirá licencia individual para el establecimiento o explotación de redes públicas de telecomunicaciones. el transporte y la distribución.es) . mediante Real Decreto. que tendrá la responsabilidad de la Red Básica y de las redes de transporte secundario con objeto de garantizar la continuidad y seguridad del suministro de gas natural y la correcta coordinación entre los puntos de acceso. se entiende el conjunto definido de servicios de telecomunicaciones con una calidad determinada. los hidrocarburos siguen siendo dominio público del Estado. las define como “servicios de interés general que se prestan en régimen de competencia” cuyo ejercicio requiere dos tipos de autorizaciones: Autorización general para la prestación de los servicios y para el establecimiento o explotación de las redes de telecomunicaciones que no precisen de una licencia individual. La Ley distingue como obligaciones de servicio público el servicio universal de telecomunicaciones. exención de cuantos tributos graven su actividad vinculada a los servicios reservados. accesible a todos los usuarios con independencia de su localización geográfica y aun precio asequible de forma que todos los ciudadanos puedan recibir conexión a la red telefónica pública fija y acceder a la prestación del servicio telefónico fijo disponible para el público. de acuerdo con lo establecido en el capítulo siguiente. en cumplimiento de la directiva 97/13/CE. Por servicio universal de telecomunicaciones. la liberalización sólo opera para los transportistas. E) Gas Respecto al Gas. los otras obligaciones de servicio público impuestas por razones de interés general. lOMoARcPSD|1541720 recuerdan al monopolio anterior: condición de beneficiario de la expropiación forzosa. A diferencia de las autorizaciones generales.

EEUU y Common Law) parte del monopolio de los jueces y tribunales para la imposición de toda suerte de penas y castigos. En algunos cantones se ha conservado. Alemania y Portugal. la autoridad administrativa. En Austria la ejecución de la leyes corresponde tanto a los Tribunales como a la Administración. lo que tiene un reconocimiento explicito en el Código Penal y en la propia Constitución. países que mantienen la competencia sancionadora de la Administración.LA ACTIVIDAD SANCIONADORA 1. sea judicial o administrativa. Este poder administrativo se compensa con un recurso ante los Tribunales penales. En Suiza. operación que se ha acompañado de una regulación material y procedimental de la actividad sancionadora de la Administración. Los derechos anglosajón y francés. El Derecho comparado ofrece diversas soluciones que van desde la solución respetuosa con el principio de división de poderes entendido como reserva del monopolio represivo a los jueces (Inglaterra. A) Sistemas que en principio garantizan el monopolio represivo de los Tribunales. La potestad sancionadora de la Administración y su inicial incompatibilidad con el principio de división de poderes. una competencia sancionadora de los Municipios para la corrección de las infracciones a las propias ordenanzas. El Derecho anglosajón (Inglaterra.es) . En Italia. movilidad e insustituibilidad en el desempeño de dicha función. Sistemas comparados y movimiento despenalizador En España. desempeñe a la vez funciones materialmente administrativas y judiciales. los casos de Austria y Suiza. la Constitución de 1978 ha legitimado el poder represivo de la Administración. por lo que la actividad judicial no es más que esa función ejecutiva ejercida por jueces dotados de las garantías constitucionales de independencia. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 8. debido a la tradicional autonomía de los cantones ha conservado numerosas competencias punitivas. además. C) La atribución de potestad sancionadora a la Administración a través de la despenalización en Italia. a través de los Tribunales de Policía dentro de la justicia penal. Alemania y Portugal se han producido operaciones legislativas de despenalización de determinadas conductas antes insertas en el sistema penal que ha llevado a dotar a sus respectivas Administraciones de amplios poderes represivos. los jueces y tribunales monopolizan la punición de las conductas cuando estas afectan a la legislación administrativa. En el Derecho francés la tradición liberal prohíbe al Ejecutivo entrar en el campo de la represión. La jurisdiccionalización o penalización de los ilícitos administrativos encuentra dos excepciones. 69 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. pasando por aquellos que han evolucionado de la primera a la segunda posición a través de leyes despenalizadoras que han procedido a una codificación de las reglas y principios aplicables a esa actividad administrativa. B) Ordenamientos sin monopolio represivo de los jueces: Austria y Suiza.. De aquí que nada impide que una misma autoridad. EEUU y en gran medida Francia) hasta países que mantienen la tradición jurídica de un cierto poder sancionador de la Administración.

la instrucción de sumarios en el territorio de la demarcación municipal y la detención de delincuentes con inmediata remisión al juez del partido. La Administración. sin limitaciones. Por su parte. representantes y delegados del Gobierno en el Municipio. el Consejo de Estado. con ocasión de resolver los conflictos entre la Administración y los Tribunales. a los alcaldes se atribuyen poderes san- cionadores en su condición de autoridades gubernativas. no asume las competencias para reprimirlas. y en lo penal. En todo caso la tónica de la legislación sectorial administrativa decimonónica es atribuir al poder judicial la aplicación de toda infracción prevista en ella otorgando a la Administración un mínimo poder sancionador. en términos absolutos. nuestro constitucionalismo decimonónico también se inicia con una atribución de la potestad punitiva estatal a los jueces y Tribunales como consecuencia del principio de división de poderes. Además. afirma el monopolio judicial sobre la función represiva. nuestra doctrina administrativa del siglo XIX. el poder punitivo de la Administración se afirma. se encarga la averiguación de las conductas ilícitas. encomendándoseles el juicio de conciliación. reglas y principios análogos a los de los Códigos penales. lOMoARcPSD|1541720 Las leyes que han regulado estas operaciones despenalizadoras han procedido a una codificación de los principios o reglas generales a las que debe ajustarse el ejercicio de la potestad administrativa sancionadora. sin embargo. con la unión de funciones administrativas y judiciales en su último escalón. el conocimiento de los negocios criminales sobre injurias y faltas livianas. justificó también ese poder sancionador administrativo en la necesidad de la actuación eficaz de la Administración. aunque en términos muy moderados. 70 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Se rechaza la posibilidad de recursos ante los jueces contra los actos sancionadores de la Administración. a diferencia de la francesa y debido quizás al desorden judicial imperante. 2. pues los alcaldes. la Constitución de Cádiz consagra el monopolio represivo de los jueces y Tribunales al atribuirles la función de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado en los juicios criminales. En cualquier caso. remitiéndose este cometido a los Tribunales ordinarios. luce claramente en el Proyecto de Constitución Federal de la República Federal Española. En efecto. la decisión de juicios civiles de ínfima cuantía. por consiguiente. El anárquico desarrollo de la potestad sancionadora administrativa en el Derecho español A) El inicial monopolio judicial del poder represivo en el constitucionalismo gaditano y sus excepciones en el siglo XIX. a la par que rectores de la Administración municipal.es) . La negación de poderes represivos en el Gobierno y la Administración se compatibilizó. B) Politización y crecimiento de la potestad sancionadora en la Dictadura de Primo de Rivera y en la II República En la Dictadura de Primo de Rivera (1923/1930) los poderes sancionadores de la Administración se disparan. es consciente de que es necesario reconocer un poder represivo a la Administración. Al igual que en otros países. Consecuente con los principios que inspiraban el régimen político. La tesis contraria a la existencia de sanciones administrativas y que. constituían la base del orden judicial. y remitiendo a los jueces las sanciones que excedían de determinado límite o los sucesos merecedores de mayor pena.

destacan las siguientes: la difusión de noticias que puedan quebrantar el crédito o el orden público. insignias o distintivos alusivos a la monarquía. tienden a cubrirlo los funcionarios. etc. Esta presunta desconfianza del legislador aparece justificada si se compara nuestro sistema judicial penal con el de otros países. Ni la legislación municipal ni la de orden público ofrecen novedades. Los poderes sancionadores de las autoridades administrativas sectoriales van a superar a los de policía general o de orden público. la imposición de multas y la clausura e intervención de la contabilidad de centros y asociaciones. etc. incluso antes de la propia Constitución de 1931 es la Ley de Defensa de la República. Las sanciones previstas en la Ley consistían en el confinamiento o extrañamiento de personal. quien pensase que con la caída de la Dictadura y el advenimiento de la II República cambiaría el signo de la legislación administrativa sancionadora habría de desengañarse. La ley definía. La II República fue inconsecuente en este punto con los principios democráticos y liberales que la inspiraban y no menos dura en el diseño de la represión administrativa que lo fue la Dictadura. Gobernación. huyendo de toda concreción y tipicidad. La Dictadura del General Franco heredó una potestad sancionadora en las autoridades gubernativas tan intensa que no necesitó de posteriores desarrollos. la legislación de la Dictadura ofrece la particularidad de que en ella se consagra y generaliza la atribución de potestades sancionadoras a órganos superiores de la Administración central. entre las que. el uso de emblemas. Por lo demás. superiores a las del Libro III del Código Penal.). debe destacarse la aprobación de un procedimiento sancionador por Ley de 1958 que permitirá el desarrollo de un sistema de garantías en vía administrativa y judicial muy avanzado que ha llegado hasta nuestro días. a que el legislador desconfía de que el sistema judicial penal pueda cumplir satisfactoriamente con aquella función. lOMoARcPSD|1541720 Por su parte. publicidad. la apología del régimen monárquico. Ahora bien. una Ley que apuntó directamente contra los desafectos al nuevo régimen político. La insuficiencia del sistema penal como causa del exorbitante poder sancionador de la Administración española El sector de la actividad represiva del Estado que los jueces no cumplen. sin embargo. pero sin que este límite afectase a las penas pecuniarias.es) . la falta de celo y la negligencia de los funcionarios públicos en el desempeño de sus oficios. 3. al menos en buena parte. No obstante. el Código Penal de 1828 estableció que las ordenanzas y reglamentos no podrían establecer penas privativas de libertad. trafico. no admitiéndose más recurso que el de reposición ante estas mismas autoridades. En todo caso. como actos de agresión a la República. a título ejemplificativo. directas ni subsidiarias. policía fluvial. es un sistema rígido pensado y diseñado para corregir cualquier infracción menos las infracciones a la legislación 71 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. C) El sistema sancionador en el régimen de Franco. un variopinto rosario de actitudes genéricamente descritas. toda acción o expresión que redunde en menosprecio de las instituciones del Estado. Si la legislación ha optado por la solución administrativa ello debe obedecer. Precisamente una de las primeras leyes aprobadas en el Parlamento. estas sanciones gubernativas se declaraban compatibles e independientes de las establecidas en leyes penales. Todas estas medidas podían decretarse sin sujeción a procedimiento por el Ministro de la Gobernación o el Consejo de Ministros. debe destacarse el crecimiento espectacular del poder sancionador en todos los ámbitos de la intervención administrativa sectorial (urbanismo.

ni han sido. regulada en la LECr. nuestro ordenamiento atribuía cierta participación a los funcionarios. En todo caso. En el primer caso. constituyen. la realidad sociológica muestra que los fiscales tienden más a ser los defensores en el proceso de la sociedad. deber que resulta muy difícil de conciliar obviamente con la enfática vinculación a la legalidad. ejerciendo con determinadas prerrogativas las funciones de policía judicial. del interés general. u ostentan. pues de acuerdo con la LECr los atestados y las manifestaciones de los funcionarios de la policía judicial se considerarán denuncias a los efectos legales y las declaraciones de hechos de los que tengan conocimiento personal declaraciones testificales. Tal participación era limitada. resultan ser un cuerpo de funcionarios judiciales en los que descansa. los funcionarios no policiales. A) Ausencia de funcionarios públicos del proceso penal y supresión de su participación en la actividad administrativa de constatación de las infracciones Los funcionarios públicos. Pero incluso esta limitada actividad probatoria de los funcionarios. por lo que su valor probatorio es el mismo que el que tendría el documento en que se consignase la actividad investigadora de un simple particular. 72 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Funcionarios o jueces. el régimen de la policía judicial. B) Ambigüedad en torno a la naturaleza y carácter del Ministerio Fiscal A la falta de integración de los funcionarios de la Administración que ejercen funciones inspectoras en el Ministerio Fiscal se suma la circunstancia de que los miembros del Ministerio Fiscal. sus condiciones de carrera y su enfática vinculación al principio de legalidad. en España miembros del Ministerio Público. no obstante ejercer actividades inspectoras. A ello había que añadir la falta de valor probatorio de la actividad administrativa de constatación y prueba de las infracciones. pueden estar y actuar. que de los intereses concretos de las administraciones públicas. bien como una de las partes del proceso actuando como Ministerio Fiscal. al que sólo pertenecen los funcionarios integrados en los Cuerpos que lo componen. La Administración Pública y los intereses que encarna so las grandes ausentes del sistema procesal penal. y con relación a los hechos que afectan a su actividad administrativa. Los funcionarios tampoco son. en cuanto órganos dependientes de la Administración de Justicia encargados de la averiguación y comprobación de los delitos y el descubrimiento de los delincuentes. pues.es) . ha sido totalmente eliminada por el Real Decreto sobre regulación de la Policía Judicial que limita el ejercicio de las funciones que le son propias a los miembros de las unidades orgánicas de Policía Judicial previstas en la LOFFCCS integradas por miembros del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. es decir. una parte esencial del proceso penal. los fiscales no obedecen órdenes de otras administraciones públicas como las Comunidades Autónomas y los Entes locales. Resta su deber de obediencia al Gobierno a través del Ministro de Justicia y del Fiscal del General del Estado. llevando la acusación de las infracciones a la legislación administrativa que tienen a su cargo. sino únicamente a «las autoridades administrativas encargadas de la seguridad pública y de la persecución de todos los delitos o de algunos especiales». a través del juego del principio acusatorio. bien como auxiliares de los órganos jurisdiccionales. En ningún caso. lOMoARcPSD|1541720 administrativa. pues la consideración de miembros de la policía judicial no comprendía ni mucho menos a todos los funcionarios públicos. que si quieren de alguna forma actuar en los procesos penales deben hacerlo en las mismas condiciones que los demás particulares. dadas la forma de su reclutamiento.

como Administración Pública en suma. desarrolladas en el Derecho comparado. Poco importa. Consecuentemente con estos preceptos el TC ha confirmado la legitimidad de la potestad sancionadora de la Administración y ha establecido las condiciones y límites para la imposición de sanciones administrativas en los siguientes términos: • Sujeción de la potestad sancionadora al principio de legalidad.es) . 73 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. No estamos por tanto ante una técnica que permita la condena sin proceso. se refiere a la penal y a la administrativa: "nadie puede ser condenado o sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito. son completamente desconocidas en nuestra legislación procesal penal. El único supuesto en el que la legislación penal española reconoce relevancia en el proceso a la voluntad del imputado de saldar su responsabilidad. eliminándose la fase del juicio oral. bien porque se produce un consentimiento del sancionado. de la misma condición que cualquier otra persona física o jurídica perjudicada por las consecuencias de las acciones delictivas. sino que con ella sólo se abrevian los trámites. o las demás administraciones públicas a través de letrados propios. 4. originándose siempre y en todo caso la celebración del correspondiente juicio. forzando al órgano a un nuevo juicio. para supuestos en que hay que defender un interés patrimonial concreto. 25 CE que al establecer el principio de legalidad en materia punitiva. en virtud del cual. o infracción administrativa. por consiguiente. pero no para actuar en forma constante y continua en el ejercicio de acciones penales que pudieran derivarse de las infracciones a la legislación administrativa. El Estado es para el Ministerio Fiscal un afectado más y. pero no es un cliente particular y preferente. se encuentra en la condena por conformidad del reo a pena correccional regulada en la LECr. se muestra conforme con la calificación más grave de las partes acusadoras. También la CE reconoce la licitud de las sanciones impuestas por la administración a quienes violen la legislación referente al medio ambiente. Ambas técnicas. sino que. C) La rigidez de la regla nula poema sine indicio La creciente multiplicación de las infracciones a la legislación administrativa exige confiar en el juez hasta el punto de aceptar la posibilidad de condenas sin proceso. directa o subsidiariamente. el Ministerio Fiscal tampoco es el representante del Estado como sujeto de Derecho. bien porque toda la garantía se desplaza al otorgamiento a aquél de un recurso que no sólo suspende los efectos del acto sancionador. que la Administración del Estado pueda constituirse en parte en el proceso penal a través del Letrado del Estado. el Tribunal. como persona jurídica. defiende y representa intereses supraadministrativos. invalida y anula la resolución sancionadora contra la que se dirige. La condena por conformidad constituye un procedimiento especial establecido por la ley para los supuestos en que el objeto de la pretensión deducida es una pena no superior a la de prisión menor. sino un simple mecanismo abstracto al servicio del principio acusatorio que encarna. falta. con asistencia del defensor. a menos que estime dicha calificación como improcedente por corresponderle otra de mayor gravedad. además. cuando el imputado. procede a dictar sentencia sin necesidad de que se celebre el juicio oral. pues. el Ministerio Fiscal ha sido desplazado en cuanto defensor y representante del Estado. Fundamento constitucional y límites de la potestad sancionadora La potestad sancionadora de la Administración ha sido convalidada por el art. lOMoARcPSD|1541720 En el proceso penal. en la que no hay cabida para mecanismos de conciliación ni para resoluciones judiciales inaudita parte. impliquen privación de libertad". según la legislación vigente" y "la administración civil no podrá imponer sanciones que. pues la actuación de aquél y la de éstos está pensada para situaciones excepcionales.

de irretroactividad de la norma sancionadora y retroactividad de la más favorable. 6. que en el ámbito administrativo no es necesario esa reserva absoluta de ley. según la legislación vigente”. “cobertura legal” aplicable a las sanciones administrativas. 25 CE se refiere al principio de legalidad en materia penal. En definitiva. en vez de remitir al Código Penal la solución de estas cuestiones. que debe ser orgánica cuando se limiten derechos fundamentales. • Subordinación de la potestad sancionadora de la Administración a la Autoridad judicial. refiriéndose únicamente a la responsabilidad de las personas jurídicas. la diferencia entre el principio de “reserva absoluta de ley” que opera en materia penal. y de.es) . bastando con una “cobertura legal”. 5. prohibición de analogía y del doble castigo (bis in ídem) y en general. 74 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. la ley legitimadora ha de cubrir por entero tanto la previsión de la pena como la descripción de la conducta ilícita (tipicidad) sin posibilidad de completar esa descripción por medio de un Reglamento de aplicación o desarrollo. a la responsabilidad civil derivada de la infracción administrativa y a la autoría múltiple. • Respeto de los derechos de defensa reconocidos en la CE. estableciendo que “nadie podrá ser sancionado por acciones u omisiones que en el momento de producirse no constituyan delito. este precepto implica además de la exigencia de ley habilitante o de reserva de ley. porque el TC se ha precipitado a declarar que en éste se da una reserva absoluta de Ley. pueden ser o no sancionadas las personas jurídicas. es decir. lOMoARcPSD|1541720 • Prohibición de las penas de privación de libertad. La LRJAP-PAC. La responsabilidad de las personas jurídicas En la versión penalista más común. sólo exige cubrir con ley formal una descripción genérica de las conductas sancionables y las clases y cuantía de las sanciones. falta o infracción administrativa. Se entiende por ello. la traslación a la actividad administrativa sancionadora del principio de tipicidad. la tipicidad. lo más adecuado dada la identidad de toda potestad punitiva. para el TC este precepto tiene distinto alcance en materia de sanciones administrativas. es que en la primera. Reserva de ley y tipicidad El art. pues “la reserva de ley establecida en la CE no puede ser tan estricta en relación con la regulación de las infracciones y sanciones administrativas como por referencia a los tipos y sanciones penales en sentido estricto”. la culpabilidad es un juicio personal de reprochabilidad dirigido al autor de un hecho típico y antijurídico. a diferencia de lo que acontece en el Derecho penal. consistente en el control posterior de los actos sancionadores por parte de la jurisdicción Contencioso-Administrativa y la preferencia de la jurisdicción penal para aquellos hechos susceptibles de ser enjuiciados por ambas jurisdicciones. mientras que el principio de “cobertura legal” de las sanciones administrativas. el empleo por el constituyente del término “legislación” no ha creado problemas en el derecho penal. La primera gran cuestión que suscita el Derecho administrativo sancionador es la exigencia del elemento de la culpabilidad y si. la aplicación de los principios condicionantes de la potestad punitiva del Estado. Sin embargo. con la posibilidad de remitir a la potestad reglamentaria la descripción pormenorizada de las conductas ilícitas. Desde la perspectiva de reserva legal. En una interpretación amplia. la abordó en términos muy incompletos. La culpabilidad en las infracciones administrativas.

sin embargo.es) . etc. implican la privación de determinados derechos (ej. Estas notas se cumplen en general en el caso de las multas. deben excluirse las medidas que con nombre de sanciones o sin él. que resulten responsables de los mismos a título de dolo o culpa". lOMoARcPSD|1541720 Sobre la culpabilidad. Una quiebra de la exigencia de la culpabilidad es. ni tampoco en las multas coercitivas que si bien traen causa del incumplimiento previo de una obligación. y. que es el supuesto más frecuente. Del ámbito de las sanciones administrativas. Clases. parece desdeñarse el elemento de la culpabilidad cuando se admite la responsabilidad administrativa de las personas físicas o jurídicas que tienen el deber de prevenir el incumplimiento por otras de las obligaciones impuestas por la Ley. en fin. ni en las medidas resarcitorias cuya finalidad es reparadora. a la intencionalidad o a la culpa del autor de los hechos infraccionales. sin el elemento subjetiva de la culpabilidad. la admisión de la responsabilidad de las personas jurídicas. admisión que ha sido una de las causas del desarrollo de la potestad sancionadora administrativa que permitía castigar a entes que. diga lo que diga la Ley citada. las uniones y entidades sin personalidad jurídica y los patrimonios independientes o autónomos.). la LRJAP-PAC parece confusa. Por ello las multas coercitivas son independientes de las que pueden imponerse en concepto de sanción y compatibles con ellas. de lo que parece deducirse que sin esa intencionalidad también es posible la sanción. Las sanciones administrativas pueden clasificarse en función de la relación que une al sancionado con la Administración en: 75 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. pues no contiene referencia alguna a la voluntariedad. La Ley 40/2015 RJSP resuelve con una contundente fórmula la admisión de la responsabilidad de las personas jurídicas y que ahora comprende "a personas físicas y jurídicas. las sanciones administrativas consisten habitualmente en la pérdida de derechos que el propio ordenamiento administrativo reconoce y reglamenta y de los que priva justamente por su infracción (privación carnet de conducir. tratan de vencer ese incumplimiento. y lo mismo pudiera inferirse cuando incluye entre los criterios que sirven para graduar la responsabilidad la concurrencia de la intención del sancionado. y por tener una justificación no sólo represora sino más bien reparadora del incumplimiento. Es más al aludir a la “responsabilidad a título de simple inobservancia” la Ley parece admitir una responsabilidad sin culpa. no puede admitirse. las ordinarias en aquél Derecho. por no ser personas físicas.Expropiación-sanción por incumplimiento de la función social de la propiedad.. retractos en favor de la administración. clases y graduación de las sanciones administrativas La legislación no ofrece una definición de lo que son las sanciones administrativas. penal o administrativa. no se consideraban culpables ante el Derecho penal y que. Además de la multa. que pueda darse infracción alguna.). lo que no persiguen las sanciones administrativas que parten de su existencia y que consisten simplemente en “la penalidad que al culpable de la situación creada corresponde padecer”. así como. pero no en las medidas preventivas dirigidas a impedir una infracción o incumplimiento jurídico. 7. cuando una Ley les reconozca capacidad de obrar. los grupos de afectados. aunque Suay las define como “cualquier mal infringido por la Administración a un administrado como consecuencia de una conducta ilegal a resultas de un procedimiento administrativo y con una finalidad puramente represora”. etc. a título de dolo o negligencia. Concepto. Las multas coercitivas están adscritas a la potestad ejecutiva de la Administración y no a la represiva. además no podían ser condenados a penas privativas de libertad. Sin embargo.

La graduación de la sanción considerará especialmente los siguientes criterios: a) El grado de culpabilidad o la existencia de intencionalidad. • Sanciones sectoriales: A cargo de la Administración especializada (tributaria. Ahora. Este precepto planteaba serias dudas sobre el alcance de la potestad decisorio-ejecutoria de la Administración. La Ley 40/2015 obliga a las Administraciones públicas a observar la debida idoneidad y necesidad de la sanción a imponer y su adecuación a la gravedad del hecho constitutivo de la infracción. tráfico. en este caso. debiendo. la jurisprudencia ha impuesto la vigencia del principio de proporcionalidad para limitar la inadmisible discrecionalidad de la Administración en la aplicación de las sanciones. • Sanciones que traen causa en una relación supremacía especial: concepto del que se ha abusado para burlar las garantías a que debe estar condicionado todo poder represivo (destacan las sanciones funcionariales y corporativas: sanciones disciplinarias). el cumplimento de la condena.es) . a su estado originario. la amnistía. sanidad. La responsabilidad civil derivada de las infracciones administrativas La responsabilidad administrativa abarca. d) La reincidencia. La LRJAP-PAC prescribía: “las responsabilidades administrativas que se deriven del procedimiento sancionador serán compatibles con la exigencia al infractor de la reposición de la situación alterada por el mismo. La extinción de las infracciones y las sanciones administrativas Según el Código Penal la responsabilidad criminal se extingue: por la muerte del reo. comunicarse al infractor para su satisfacción en el plazo que al efecto se determine. el importe de la multa. expedita la vía judicial correspondiente”. Como las sanciones administrativas pueden llegar a ser extraordinariamente graves. prescribiendo que la sanción pecuniaria a imponer “no resulte más beneficioso para el infractor que el cumplimiento de las normas infringidas”. el perdón del ofendido en los delitos perseguibles a instancia de parte. b) La continuidad o persistencia en la conducta infractora. así como con la indemnización por los daños y perjuicios causados que podrán ser determinados por el órgano competente. la responsabilidad civil por las consecuencias dañosas del hecho infraccional. c) La naturaleza de los perjuicios causados. una vez descontado del beneficio obtenido con la infracción. como la penal. etc. de no hacerse así. Esto se impide mediante la confiscación por vía sancionatoria de ese beneficio. es decir. la Ley 40/2015 RJSP impone la ejecutividad directa por vía administrativa tanto de la reposición de los bienes lesionados al estado anterior de la infracción como de la indemnización de los daños y perjuicios sin referencia alguna a la vía judicial. Alcaldes. Graduación. lOMoARcPSD|1541720 • Sanciones de policía general o de orden público: competencia de las autoridades gubernativas generales (Gobierno. 9. aquellas cuya comisión proporciona al infractor un beneficio todavía superior. La ley sale también al paso de las sanciones rentables. el indulto. 76 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Contenido. la Ley 40/2015 establece que en ningún caso pueden implicar directa o subsidiariamente la privación de libertad. etc. por comisión en el término de un año de más de una infracción de la misma naturaleza cuando así haya sido declarado por resolución firme en vía administrativa. Sobre el contenido de las sanciones administrativas.). y quedando. 8.) reguladas en la ley 1/92 de seguridad ciudadana. caza. la prescripción del delito o de la pena.

implica que la pena o sanción no se transmite a los herederos. Una modalidad es el pago voluntario en medida reducida. producen un efecto extintivo de la responsabilidad administrativa sancionadora: 1. La Ley sobre el Tráfico. ante la masificación de las infracciones menores incriminadas con penas pecuniarias. no obstante de la disolución quede afecto al pago de las sanciones impuestas. constituyendo su ausencia en nuestro proceso penal. Parece que la solución más justa es que el patrimonio social. una de las causas del anormal desarrollo de la potestad sancionada de la Administración. entendiéndose que la infracción nunca se ha producido.es) . en fin. a falta de previsión expresa legal. las graves a los dos años y las leves al año. y supone modificar los efectos de una sentencia judicial por un acto administrativo. Esta técnica que se introduce en los procesos penales para permitir. perdonando a unos y no a otros. El plazo de prescripción empezará a contarse desde el día en que la infracción se hubiere cometido. lOMoARcPSD|1541720 Todas estas formas de extinción de la responsabilidad se aplicarán a las infracciones y sanciones administrativas. Se admiten las amnistías fiscales en la Ley General Tributaria que prevé la concesión. 3. que suponga la condonación de una singular sanción administrativa. por razones prácticas ante la imposibilidad de la hacienda para luchar contra el fraude fiscal. 4. interrumpiéndose ésta cuando se inicia el expediente sancionador con conocimiento del interesado. Cumplimento de sanción o pago de multa: Es el supuesto más frecuente de la extinción de la responsabilidad administrativa. de perdones. circulación de vehículos a motor y seguridad vial. las sanciones impuestas por faltas muy graves prescriben a los tres años. Muerte del infractor: en principio. regulada por la Ley 40/2015. La cuestión es más compleja cuando se trata de disolución de personas jurídicas. El indulto particular se admite aunque produce desigualdad. 5. 2. Si quedan obligaciones pendientes se transmiten a los socios en proporción a su participación. además de esta forma de extinción. En este caso. La CE prohíbe los indultos generales pero se admite la amnistía porque ésta equivale a una legislación derogatoria. hace aplicación del pago en medida reducida. Se admite la reanudación de la prescripción cuando el expediente estuviere paralizado más de un mes por causa no imputable al interesado. es decir a través de la amnistía o el indulto. A pesar de que la Ley 40/2015 RJSP sólo trata de la prescripción de las infracciones y de las sanciones. la personalidad de la sanción propia de toda materia punitiva. trataremos de aquellas otras que de forma análoga o no al derecho penal. cuando el infractor en el acto de notificación ante el agente o ante el órgano administrativo encargado de la denuncia y dentro de los diez días siguientes a la formulación de la misma. la amnistía opera sobre el delito mismo. Según esta ley. el tiempo ya ganado se suma al que se gane tras la reanudación. Si el indulto actúa sobre la reducción o extinción de la pena. haga efectivo el importe de la multa. si bien el tiempo se cuenta a partir del momento en que se adquiere firmeza la resolución por la que se impone la 77 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. como un olvido. Prescripción: Las infracciones y sanciones administrativas se extinguen. condonaciones o moratorias". Indulto: En derecho administrativo no hay una regulación análoga a la establecida en materia penal por la ley de indulto de 1870. En términos similares se regula la prescripción de las sanciones. rebajas. reduciéndose la cuantía en un 20 %. una condena sin proceso cuando el infractor admite su responsabilidad. mediante ley. las infracciones muy graves prescriben a los tres años. Derecho de gracia: Es otra forma de extinción de las sanciones administrativas. por el transcurso del tiempo. las graves a los dos años y las leves a los seis meses.

por causa no imputable al infractor. es decir. mientras la autoridad judicial no se haya pronunciado sobre ellos”. la doctrina ha defendido su vigencia por entender que la formulación de la doble sanción está implícita en el principio de legalidad que vetaría una tipificación simultánea de iguales conductas con diferentes efectos sancionadores. por ello. lOMoARcPSD|1541720 sanción. El TC ha declarado aplicable el artículo 24 CE que garantiza el derecho a la tutela judicial efectiva. La primera garantía en el ejercicio de la potestad sancionadora es. El principio non bis in ídem y la subordinación de la potestad sancionadora administrativa a la jurisdicción penal De la tradicional consideración de la potestad sancionadora de la Administración como una manifestación más del poder punitivo del Estado se había extraído la consecuencia de su independencia de la Jurisdicción penal y. Por su parte el TC ha calificado el principio non bis in ídem como principio general del derecho. del procedimiento de ejecución y se reanuda si este se paraliza más de un mes. la potestad sancionadora de la Administración debe ejercerse de acuerdo con las garantías establecidas en el Convenio Europeo de Derechos y Libertades Fundamentales y consiguiente jurisprudencia del Tribunal Europeo. La Ley 40/2015 RJSP afirma que el ejercicio de la potestad sancionadora requerirá la instrucción del procedimiento legal establecido.es) . y que en ningún caso se podrá imponer una sanción sin que se haya tramitado el necesario procedimiento. por cuanto es doctrina constitucional “la imposibilidad de que los órganos de la Administración lleven a acabo actuaciones o procedimientos sancionadores en aquellos casos en que los hechos pueden ser constitutivos de delito según el Código penal o las leyes penales especiales. 11. Sin embargo. y asimismo determina una interdicción de la duplicidad de sanciones administrativas y penales respecto de unos mismos hechos. que la fijación de los hechos sancionables por un acto administrativo (incluso confirmado por una posterior sentencia de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa) vincule a la Jurisdicción penal. La Ley 39/2015 PACAP recoge la preferencia procesal de la Jurisdicción penal en la averiguación de los hechos. De la doctrina del TC se desprende que las autoridades administrativas no pueden. 10. sin duda. La prescripción de la sanción se interrumpe por la iniciación. siguiendo el esquema de la 78 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en su determinación o fijación definitiva. y reconoce el derecho a revisar los actos sancionadores ante una instancia judicial. Por otra parte. no parece admitirse la hipótesis inversa. No obstante. al prescribir que “los hechos declarados probados por resoluciones judiciales penales vincularán a las administraciones públicas respecto de los procedimientos sancionadores que sustancien”. por ello mismo. la compatibilidad de la sanción administrativa con la penal. o en el principio de exigencia de racionalidad e interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos. con conocimiento del interesado. Así impone a la Administración la necesidad de actuar y. la de la exigencia de un procedimiento sancionador. El derecho constitucional a las garantías procesales y la actividad administrativa sancionadora La CE condiciona el ejercicio de la potestad sancionadora de la Administración a la observancia de determinados procedimientos y garantías judiciales posteriores. de sancionar a través de un procedimiento administrativo con un trámite de audiencia. En la CE de 1978 no se recogió la regla del non bis in ídem. sancionar unos hechos que el Tribunal de lo penal ha declarado inexistente o simplemente no probados. Además.

en su caso. existen elementos de juicio suficientes para calificar la infracción como leve. en los procedimientos sancionadores debe estar separada la fase instructora y la sancionadora. por tal al inculpado. limitación que justifica en función de la menor entidad tanto de las faltas penales como de las infracciones administrativas. que también recoge al art. derecho que el TC concreta en el trámite de audiencia y el derecho a aportar pruebas de descargo frente a la acusación. sin perjuicio de lo que resulte de la instrucción. la identificación de los responsables y las circunstancias relevantes. Con carácter previo. por ser un derecho fundamental. El procedimiento debe asegurar. d) Órgano competente para la resolución del procedimiento y norma que le atribuya tal 79 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. lOMoARcPSD|1541720 jurisdicción penal. se recoge igualmente tal y como se recoge en la jurisdicción penal. el respeto a la presunción de inocencia. entendiendo. el procedimiento administrativo sancionador se rige por las mismas normas del procedimiento administrativo común con las especialidades que se recogen en la propia LPACAP. c) Identificación del instructor y. el instructor debe decidir si sigue el procedimiento sancionador ordinario o el procedimiento simplificado cuando considere que. b) Los hechos que motivan la incoación del procedimiento. Fundamental es en este trámite el acuerdo de iniciación que se comunicará al instructor del procedimiento. Este derecho ha sido desarrollado por la LRJSP que integra en ellos siguientes derechos: • A ser notificado de los hechos que se le imputen. así como la identidad del instructor. 24 CE. de las infracciones que tales hechos puedan constituir y de las sanciones que en su caso pudieran imponerse.es) . 12. La incoación también se comunicará al denunciante. en todo caso. su posible calificación y las sanciones que pudieran corresponder. • A formular alegaciones y utilizar los medios de defensa admitidos por el ordenamiento jurídico que resulten procedentes. con traslado de cuantas actuaciones existan al respecto. Por último hay que considerar el derecho a la asistencia letrada. La iniciación de los procedimientos sancionadores ordinarios es siempre de oficio por acuerdo del órgano competente y partirá de la debida separación entre la fase instructora y la sancionadora. Entre los principios de rigurosa observancia está el derecho de audiencia y defensa. El acuerdo de iniciación deberá contener al menos: a) Identificación de la persona o personas presuntamente responsables. con expresa indicación del régimen de recusación de los mismos. En cuanto al derecho a no declarar contra sí mismo o a no declarar. al que expresamente alude el artículo 24 CE. Dichas especialidades consisten en lo siguiente: Antes del inicio del procedimiento sancionador se admite la posibilidad de realizar actuaciones previas que orientarán a determinar los hechos susceptibles de motivar la incoación del procedimiento. encomendándose a órganos distintos. El procedimiento sancionador Según la Ley 39/2015 PACAP. de la autoridad competente para imponer la sanción y de la norma que atribuya la competencia. y se notificará a los interesados. El TC ha reconocido este derecho únicamente para los procesos penales por delito. Secretario del procedimiento.

es el de si la interposición de recursos judiciales. en cualquier momento anterior a la resolución. y la declaración de caducidad. o en su caso el de amparo constitucional. salvo en caso de reposición de la situación alterada y determinación de la cuantía de la indemnización por los daños y perjuicios causados por la infracción. e) Medidas de carácter provisional que se hayan acordado por el órgano competente para iniciar el procedimiento sancionador. Los principios afectados por esta cuestión son los recogidos en el artículo 24 CE. el desistimiento. el arbitrismo del legislador es manifiesto. En ambos casos. indicando la posibilidad de que el presunto responsable pueda reconocer voluntariamente su responsabilidad. se podrá resolver el procedimiento con la imposición de la sanción que proceda. cuya valoración se realizará de acuerdo con los criterios establecidos en la LEC. pues mientras la mayoría de las leyes que regulan la potestad sancionadora nada dicen sobre la ejecutoriedad inmediata de las sanciones. En nuestro Derecho. f) Indicación del derecho a formular alegaciones y a la audiencia en el procedimiento y de los plazos para su ejercicio. 80 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. y no han faltado tampoco supuestos de prohibición de cualquier medida suspensiva. 13. En los procedimientos de carácter sancionador. Pondrán fin al procedimiento la resolución. En este caso y. contra los actos sancionadores suspende o no su ejecutoriedad. A favor de la suspensión automática de la sanción por la interposición de un recurso opera también el argumento analógico de que los recursos contra las sentencias penales suspenden siempre la ejecución de la pena. Los hechos relevantes para la decisión de un procedimiento podrán acreditarse por cualquier medio de prueba admisible en Derecho. así como la imposibilidad material de continuarlo por causas sobrevenidas. sin perjuicio de las que se puedan adoptar durante el mismo. con los efectos de posible rebaja de la pena. La resolución que se dicte deberá ser motivada en todo caso. pero implica la renuncia o desistimiento de cualquier acción o recurso. Al contradictorio panorama legislativo. se aplicará una reducción de al menos 20%. La Ley permite la omisión misma del procedimiento cuando el infractor reconoce su responsabilidad. en caso de no efectuar alegaciones en el plazo previsto sobre el contenido del acuerdo de iniciación. El pago voluntario por el presunto responsable. los hechos declarados probados por resoluciones judiciales penales firmes vincularán a las Administraciones Públicas respecto de los procedimientos sancionadores que substancien. implicará la terminación del procedimiento. regla capital porque el principio nula poema sine indicio obliga a respetar la situación previa a la sentencia de primera instancia y la misma presunción de inocencia hasta el agotamiento de todas las restantes instancias judiciales. El principio nula poema sine indicio y la ejecutoriedad de los actos sancionadores de la Administración Un problema de procedimiento especialmente grave y mal resuelto por el Derecho español. es decir. éste podrá ser considerado propuesta de resolución cuando contenga un pronunciamiento preciso acerca de la responsabilidad imputada. lOMoARcPSD|1541720 competencia. otras imponen la suspensión. de presunción de inocencia y el de la efectividad misma de la tutela judicial.es) . sin diligencia de instrucción alguna. hay que sumar las vacilaciones de la jurisprudencia constitucional. el contencioso-administrativo. cuando tal renuncia no esté prohibida por el ordenamiento jurídico. así como indicación de que. la renuncia al derecho en que se funde la solicitud.

no explicada ni justificada por el alto Tribunal. De lo contrario seguirá vigente la contradicción. como ocurre en materia fiscal. 81 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Ésa es la “peculiar” conclusión a que conduce esa restrictiva doctrina del TC en la interpretación del art. A menor fiabilidad jurídica en los agentes sancionadores y menores garantías procedimentales. a costosos o imposibles avales a costa de los recurrentes. la Constitución presume que es menor que la de los jueces. desde el punto de vista de la independencia y objetividad. para no entender infringido el principio nula poema sine indicio es forzoso aceptar el carácter automático de la suspensión con motivo de la interposición de los recursos administrativos y jurisdiccionales. lOMoARcPSD|1541720 En definitiva. cuya fiabilidad.es) . 24 CE. menores garantías también en el trámite del recurso judicial. sin condicionarla tampoco. de que la ejecución de las penas impuestas por los jueces y tribunales penales se suspenda por al simple interposición de los recursos procedentes y que ese mismo efecto garantizador no se produzca cuando la potestad punitiva del estado se actúa a través de las autoridades o funcionarios administrativos.

en supuestos o ámbitos sectoriales determinados. las resoluciones judiciales que fueran desfavorables a la Administración. ante órganos colegiados o comisiones específicas no sometidos a instrucciones jerárquicas. pues. de Derecho público o privado. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 9. Ni siquiera si admitió en los comienzos del régimen constitucional el sometimiento de los conflictos de la Administración a los jueces civiles. desarrollando lo que hemos denominado la actividad arbitral de la Administración. A) La desconfianza tradicional ante el arbitraje y la transacción sobre derechos del Estado. Prohibición. tradicionalmente se contempló como una abdicación del poder del propio Estado. y cuando la especificidad de la materia así lo justifique. a seguidas. con razón o sin ella. La cuestión es: ¿Es posible admitir con carácter general un arbitraje privado que sustituya a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. inviable (porque se presta a la simulación del conflicto y. y se creó un fuero administrativo. Otra razón para la desconfianza del arbitraje es su parentesco con el contrato de transacción. con menos razón podía admitirse que la Administración fuera juzgada por los simples particulares actuando de árbitros. ¿Y que otra cosas es el arbitraje sino una transacción a cargo de un tercero? Prohibición por ello de someter los conflictos de la administración con terceros a la decisión de árbitros o amigables componedores. someta al juicio de un tercero la resolución de la controversia. y otra muy distinta es que ella misma arbitre sobre bienes o derechos de particulares en ejercicio de una potestad administrativa atribuida por Ley.LA ACTIVIDAD ADMINISTRATIVA ARBITRAL 1. se alzan las reglas 82 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. garantías y plazos que la presente Ley reconoce a los ciudadanos y a los interesados en todo procedimiento administrativo”. La LRJAP-PAC permite que “ leyes podrán las sustituir el recurso de alzada. máxime cuando la Justicia administrativa misma surgió para evitar el sometimiento a los tribunales civiles de los pleitos y conflictos en que era parte la Administración. de impugnación o de reclamación. de la misma forma que la justicia civil es sustituida por las decisiones y laudos de árbitros a través del arbitraje de Derecho privado que regula la Ley 36/1988?. mediación o arbitraje. Dejar en manos de terceros. Un negocio jurídico complejo. B) El arbitraje como sucedáneo de los recursos administrativos y de la justicia administrativa. y de ahí la tradicional regla de que los Abogados del Estado no podían ni allanarse a las demandas ni dejar de recurrir.es) . que consiste en resolver un conflicto vis a vis entre las partes. que el mismo Código Civil pone bajo sospecha cuando lo celebran los administradores de bienes ajenos.. a resolverlo mediante transacciones fraudulentas). la posibilidad de resolver los conflictos en que la Administración es parte. por otros procedimientos. Arbitraje y Administración pública Una cosa es que la Administración cuando se encuentra en un conflicto con otro sujeto. Pero esos principios van relajándose y rebajándose las exigencias para transigir y allanarse en los pleitos del Estado. incluidos los de conciliación. Pero ¿qué es la Administración pública sino un conjunto de funcionarios que administran bienes y funciones ajenas?. Frente a una corriente doctrinal que postula esa solución para paliar los enormes retrasos que se producen en las decisiones de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. con respeto a los principios. de transigir. También evolucionan los principios y modos de resolución de los conflictos entre la Administración y los administrados en materias estrictamente administrativas.

Por ello. así como el sometimiento de ésta a los fines que la justifican” reserva constitucional que podría quedar enervada. en particular. La misma técnica concesional para la gestión de los servicios públicos ha llevado a la Administración a arbitrar en los conflictos entre el concesionario y los usuarios. La atribución de potestades arbitrales a la Administración está todavía más justificada cuando se trata de delimitar la extensión física de derechos administrativos de concesión sobre bienes públicos. sobre lo que es en puridad una cuestión civil. si se cae en una práctica generalizada de delegar en instancias no administrativas. además de la finalidad de garantizar la justa resolución de un conflicto. a través del Jurado de Expropiación.Administrativa. por elementales razones de eficacia. como cuando los ciudadanos disputan sobre el mejor derecho a ser beneficiarios de actos favorables. 83 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La actividad arbitral de la Administración La Administración puede estar investida por al Ley de la potestad de resolver conflictos entre terceros. entre otros supuestos. El contenido del acto arbitral se aproxima al de las sentencias o decisiones judiciales civiles en cuanto aplicación objetiva de las normas y principios jurídicos. por ello.es) . a través de laudos de terceros. lOMoARcPSD|1541720 tradicionales ya aludidas de desconfianza al arbitraje y a la transacción de cualesquiera conflictos sobre derechos y conflictos de la Hacienda Pública y. burlando las garantías que les asisten dentro del proceso contencioso-administrativo. la reserva constitucional de la función de control judicial que la CE establece a favor de la Jurisdicción Contencioso- Administrativa. se presenta un interés público concurrente en el seguimiento y resultados de la aplicación generalizada de la norma. ni en el beneficio directo de la Administración como sujeto. la actividad arbitral no tiene su razón de ser predominante en el interés público. sino en la equidad con que debe resolver entre los sujetos enfrentados. hay que agregar como explicación de la potestad administrativa arbitral. litigios entre particulares en múltiples ocasiones. 2. Esto último ocurre cuando. sobre derechos privados en los múltiples sectores de la intervención pública. la necesidad funcional de incidir. como en materia represiva. o sustancialmente reducida. Y en fin y por ser muy habitual. A falta de una frontera precisa. la condición de funcionarios o de contratista o concesionario. en efecto. En todo caso. disponiendo que “Los tribunales controlan la potestad reglamentaria y la legalidad de la actuación administrativa. La Administración resuelve. Y no sólo litigios acerca de los derechos o relaciones estrictamente administrativas. pasan desapercibidos como supuestos de actividad arbitral aquellos en los que la administración decide entre particulares sobre derechos o intereses administrativos. determina el montante del justiprecio. la Administración asume o debe asumir en el cumplimiento de esta actividad una actitud de rigurosa neutralidad. a pesar del fervor con que muchos defienden hoy que la Administración se comporte antes y durante el proceso como un particular y que someta al arbitraje sus conflictos. lo que en parte va siendo legalmente reconocido. donde. la resolución de las controversias que suscita la actividad administrativa. el otorgamiento de subvenciones. exactamente la misma que han de adoptar los órganos jurisdiccionales en los procesos civiles. como tradicionalmente ha ocurrido con las minas o las aguas. Otro argumento contrario es que tales atajos para reducir la litigiosidad puedan afectar a terceros implicados en el acto o actividad administrativa en litigio potencial o real. sino sobre relaciones y derechos privados. siguen en pie las dificultades jurídicas y políticas para la litigiosidad que engendra al actividad administrativa pueda solventarse al margen de la solemnidad y garantía de los procesos. entre los administrados sobre derechos privados o administrativos bajo el control de la Jurisdicción Contencioso.

La actividad arbitral de la Administración se ejercita bajo dos formas: ü Una obligatoria. que denominaremos actividad administrativa arbitral y actividad de la Administración en arbitrajes de Derecho privado no son incompatibles y pueden estar atribuidas y convivir en una misma Administración. y de lo acertado o desacertado de la doctrina constitucional. El TC echó tinta de inconstitucionalidad sobre la actividad arbitral de la Administración. De la misma forma la Comisión de los Mercados y la Competencia. 84 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Ambas formas. aparte de la configuración pretendidamente neutral del Jurado de expropiación. 4. como sucedáneo de la justicia civil. lo que se reflejo en la legislación sobre éste. que requiere el sometimiento de las partes al arbitraje de la Administración para que ésta lo ejercite o nombre árbitros que lo harán con sometimiento a la Ley de Arbitraje de Derecho privado y recursos ante la Jurisdicción civil. conflicto cuya resolución la Ley atribuye a la Administración de forma obligatoria y vinculante para ambos contendientes. la actividad arbitral. entró en prevención y sospecha por falta de una clara cobertura constitucional. en la que persisten sus facultades dirimentes y vinculantes sobre conflictos entre particulares y cuyos actos arbitrales son controlados por la Jurisdicción Contencioso- Administrativa. transformándolas ahora en arbitraje voluntario. La presunta inconstitucionalidad de la actividad administrativa arbitral y la dualidad de sus manifestaciones Tras la CE de 1978. No hay una descripción general del régimen jurídico de esta actividad. sobresaliendo entre todas la regulación del justiprecio expropiatorio. ü Otra voluntaria. declarando que la Administración por si misma no puede arbitrar en conflictos colectivos ordenando el cese de una huelga.es) . pero tampoco existe inconveniente de principio para que lo sea del contencioso-administrativo. Pero sí hay regulaciones sectoriales que permiten una prefiguración de ese régimen. El régimen de la actividad administrativa arbitral El supuesto de hecho para calificar un acto administrativo de arbitral es la existencia de un conflicto en que se enfrentan dos o más sujetos con pretensiones puestas e inconciliables. siempre y cuando la decisión arbitral pueda ser posteriormente impugnada ante un órgano jurisdiccional civil. lOMoARcPSD|1541720 3. si los sujetos privados pueden someter la decisión de sus conflictos a cualquier persona a través de los mecanismos de la Ley de Arbitraje. El ejercicio de esta función arbitral no tendrá carácter público. Pero las cosas no son distintas en los supuestos de arbitraje obligatorio cuando se actúa a través de una potestad administrativa vinculante. Al margen de la disputa doctrinal. la Ley impone un procedimiento de igualdad de oportunidades de audiencia para ambas partes mediante la presentación de las hojas de justiprecio. resolverá los conflictos enumerados en la Ley 3/2013 en cada uno de los sectores regulados. que es hoy una jurisdicción tan ordinaria como la civil. en el que. como la dispensada por el artículo 25 CE a la potestad sancionadora de la Administración. lo cierto y verdad es que esas sospechas de inconstitucionalidad por uno u otro motivo han supuesto un retranqueo de buena parte de las potestades arbitrales de la Administración que se imponían obligatoriamente sobre las relaciones entre particulares. no se advierte la razón por la que dicha tarea no puede ser también asumida institucionalmente por la Administración. pero estimó conforme a la Constitución que esa decisión la asuman árbitros imparciales. En los supuestos en los que el arbitraje administrativo posee carácter voluntario.

como son la gratuidad y la innecesariedad de la protocolización notarial del laudo. sustancialmente análoga a la exigida al juez civil y que la Ley 40/2015 RJSP garantiza a través de la regulación de las causas de abstención y recusación. cuando en ellos subyace la oposición y el conflicto entre particulares. o sancionador. o de inscripción en un registro administrativo. La actividad de la Administración en el arbitraje voluntario de Derecho privado Distinta es la actividad de la Administración cuando actúa en funciones de arbitraje por el cauce de la Ley de Arbitraje de Derecho civil. En este caso ni actúa una potestad administrativa que se impone obligatoriamente a los administrados en conflicto. se puede distinguir dos modelos: • Uno de arbitraje institucional. lOMoARcPSD|1541720 Un principio inexcusable es la neutralidad del órgano administrativo. pero con ciertas particularidades. • Otro en el que la Administración gestiona o administra el arbitraje a través de la creación de órganos mixtos. en que es un órgano administrativo Ad hoc ejercita funciones de árbitro. La ejecución del laudo. que se documentará por los órganos arbitrales previstos en las normas correspondientes. al igual que los que dictan los demás árbitros privados. A la vista de las diversas soluciones que las Leyes ofrecen. como los que con la misma finalidad y naturaleza se prescriben para la resolución de los recursos administrativos de alzada y reposición.es) . sino por la civil en los términos que se prevén en la Ley de Arbitraje. No otra cosa supone dentro del procedimiento común. o policía. El primer caso estaría representado por la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones. según la Ley de Arbitraje está a cargo del Juez de Primera Instancia del lugar en donde se haya dictado. A su vez contra los laudos firmes sólo cabe el recurso de revisión. consumo. es susceptible únicamente de recurso ordinario de anulación ante el Juez de Primera Instancia del lugar en donde se haya dictado el laudo. En cuanto a su recurribilidad el laudo que dicta la Administración. la Administración hace aquí el papel de árbitro privado con sujeción a las reglas de la Ley de Arbitraje. Lo más singular del acto arbitral de la Administración en estos casos (sea dictado por ella misma o por las Juntas arbitrales o árbitros designados en la forma prevista por la Ley) es que está desprovisto de dos características esenciales de los actos administrativos: la ejecutoriedad por la propia Administración y la recurribilidad ante la jurisdicción Contencioso-Administrativa. En todo caso. representativos de la Administración y de los sectores interesados que ejercerán las funciones de árbitro. etc. en términos similares a la de los jueces en la LEC. etc. Ha de significarse que a veces los actos administrativos arbitrales se manifiestan como añadido necesario de un acto de limitación. 85 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. En estos casos. Contra la sentencia que se dicte no cabrá recurso alguno. o de fomento. ni su actividad se concreta en un acto administrativo ni. por consiguiente. Y el segundo modelo por las diferentes Juntas arbitrales que se constituyen con representantes de la Administración y de los sectores interesados en el transporte. Un segundo principio es la igualdad de oportunidades y medios de defensa. ese acto se enjuiciará en su caso por la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. 5. además de las normas propias de estos procedimientos deberán observarse las reglas de igualdad de oportunidades que se deriva de lo expuesto. los trámites de audiencia y alegaciones. conforme a lo establecido en la legislación procesal para las sentencias judiciales firmes.

Otro supuesto de jurisdicción especial y actividad arbitral lo constituyó el Tribunal Arbitral de Seguros de 1940. 86 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La relación de estos organismos arbitrales puede seguir con el ya fenecido Tribunal Arbitral del Ahorro de 1929. estando formadas íntegramente por funcionarios del Ministerio de Obras Públicas. pues en esa gestión se producen conflictos entre particulares. en las que no existía ningún representante de la carrera judicial. cuya resolución va a ser atribuida a la Administración y a la Jurisdicción Contencioso-Administrativa en segundo término. La actividad arbitral de la Administración se ha manifestado también a través de organismos especializados que constituyeron verdaderas jurisdicciones especiales. La legislación administrativa sobre bienes públicos susceptibles de utilización privativa por los particulares como bienes afectos al fomento de la riqueza nacional. Un viejo supuesto de jurisdicción especial es la actividad arbitral administrativa sobre auxilios y salvamentos y responsabilidades por accidentes marítimos. lOMoARcPSD|1541720 6. Las manifestaciones pasadas y presentes de la actividad arbitral El ejercicio de funciones arbitrales entre particulares por la Administración no es una novedad pues la atribución exclusiva de los conflictos entre particulares a los jueces civiles ha sido siempre objeto de notables excepciones. En materia de transportes. creadas en 1932. recurre a la potestad arbitral para ordenar el aprovechamiento de estos recursos. se establecieron las Juntas de Detasas.es) . La Ley de Navegación Aérea de 1960 atribuye a la Administración Aeronáutica la asistencia y salvamento de aeronaves y la investigación y determinación de las responsabilidades en los casos de accidente.

y finalidad garantista. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 10. determinan la imposibilidad de continuar el procedimiento. producen indefensión o perjuicio irreparable a derecho e intereses legítimos. que no pueda hacerse directamente a través de un recurso administrativo. respetando su carácter potestativo.LOS RECURSOS ADMINISTRATIVOS Y RECLAMACIONES PREVIAS FRENTE A LA ADMINISTRACIÓN 1. Suma importancia tiene la regulación de los actos y resoluciones que ponen fin a la vía administrativa. por otros procedimientos de impugnación. Ahora bien. al que se permite alegar o discutir la validez u oportunidad de un acto o conducta administrativo ante la propia Administración autora del acto. Los recursos administrativos se ven por el legislador más como un privilegio de la Administración que como una garantía del administrado. el verdadero “privilegio” de la Administración no ha estado tanto en condicionar el inicio del proceso contencioso-administrativo a la interposición previa de un recurso administrativo. pero además. reclamación. si estos últimos deciden el fondo del asunto. en principio.. pero. cuando en la conversión de los fugacísimos plazos de interposición de recurso de alzada (un mes) y contencioso-administrativo (2 meses) en plazos de prescripción de los derechos sustantivos. civiles o laborales. de otra parte. 2. • Recurso de revisión. Clases de recursos y disposiciones comunes La Ley 39/2015 PACAP mantiene los siguientes recursos: • Recurso de alzada. con carácter extraordinario. siempre que se funde únicamente en la nulidad de la disposición. Los recursos administrativos Los recursos administrativos y las reclamaciones previas a la vía judicial y laboral son instituciones de similar finalidad y contenido. una garantía del particular. mediación y arbitraje. conciliación. Estos actos son los siguientes: a) Las resoluciones de los recursos de Alzada. el recurso administrativo aparece como un privilegio de la Administración. y en abierta contradicción con esa naturaleza. • Recurso de reposición. estas técnicas quieren impedir que la Administración resulte enjuiciada sorpresivamente ante los Tribunales contencioso-administrativo. En ambos casos se trata de abrir una primera vía de revisión de la actividad administrativa ante la propia Administración a instancia de los interesados lesionados en sus derechos o intereses. El objeto de los recursos administrativos son las resoluciones y los actos de trámite. directamente ante la Jurisdicción Contencioso-administrativa. Los recursos administrativos suponen. pues con este filtro puede retrasar en su favor el enjuiciamiento por los Tribunales de sus actos y conductas. 87 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. sin trámite previo alguno. La impugnación de las disposiciones administrativas de carácter general. Novedad en la LPACAP es la posibilidad de que por medio de otras leyes se produzca una sustitución del recurso de alzada y reposición. ante órganos colegiados o Comisiones específicas no sometidas a instrucciones jerárquicas en supuestos determinados. mientras que la impugnación indirecta deberá hacerse ante el órgano que dictó la disposición.es) . se formalizará. pues en contra de esos actos no procederá nunca el recurso de alzada pero sí el potestativo de reposición. como previo a la vía contenciosa y.

“el error o la ausencia de la calificación del recurso por parte del recurrente no será obstáculo para su tramitación. pactos. salvo que por ley se establezca otra cosa. d) En los Organismos públicos y entidades derecho público vinculados o dependientes de la Administración General del Estado. d) Haber transcurrido el plazo para la interposición del recurso. b) Los emanados de los Ministros y los Secretarios de Estado en el ejercicio de las competencias que tienen atribuidas los órganos de los que son titulares. siempre que se deduzca su verdadero carácter” y. fecha. c) Lugar. por las disposiciones específicas. b) Carecer de legitimación el recurrente. d) Los acuerdos. d) Órgano.es) . así como la identificación personal del mismo. c) Los emanados de los órganos directivos con nivel de Director general o superior. los emanados de los máximos órganos de dirección unipersonales o colegiados. identificación del medio y. segundo que. de acuerdo con las Leyes. puedan sustituir al recurso de Alzada. firma del recurrente. salvo que una Ley establezca lo contrario. e) Las demás particularidades exigidas. tendrá lugar la audiencia de los interesados “…Cuando 88 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. primero que. e) Carecer el recurso manifiestamente de fundamento. e) La resolución administrativa de los procedimientos de responsabilidad patrimonial. en el ámbito estatal ponen fin a la vía administrativa los actos y resoluciones siguientes: a) Los actos administrativos de los miembros y órganos del Gobierno. c) Tratarse de un acto no susceptible de recurso. “los vicios y defectos que hagan anulable un acto no podrán ser alegados por quienes los hubieren causado”. f) La resolución de los procedimientos complementarios en materia sancionadora. Además. g) Las demás resoluciones de órganos administrativos cuando una disposición legal o reglamentaria así lo establezca. en su caso. c) Las resoluciones de los órganos administrativos que carezcan de superior jerárquico. convenios o contratos que tengan la consideración de finalizadores del procedimiento. en relación con las competencias que tengan atribuidas en materia de personal. Antes de la resolución del recurso. b) El acto que se recurre y la razón de su impugnación. de acuerdo con lo que establezcan sus estatutos. del lugar que se señale a efectos de notificaciones. centro o unidad administrativa al que se dirige y su correspondiente código de identificación. Como causas de inadmisión la ley establece: a) Ser incompetente el órgano administrativo. en su caso. El escrito de interposición del recurso deberá expresar: a) El nombre y apellidos del recurrente. La Ley consigna dos previsiones de gran importancia. lOMoARcPSD|1541720 b) Las resoluciones de los procedimientos dictados por órganos colegiados o Comisiones específicas que. cuando el competente perteneciera a otra Administración Pública.

si el acto fuera expreso. recurso jerárquico. por haber agotado la vía administrativa. o en su defecto. si estos últimos deciden directa o indirectamente el fondo del asunto. en cuanto permite al órgano superior corregir la actuación del inferior y al tiempo precisar que el acto eventualmente recurrible ante la Jurisdicción Contencioso-Administrativa lo es realmente de la cúspide que encarna la voluntad de la Administración. no cabrá ningún otro recurso administrativo. se podrá entender desestimado el recurso. el plazo será de 3 meses y se contará. no encuentra muchas posibilidades de aplicación. A estos efectos. pues al producirse la mayoría de las resoluciones como decisiones del Presidente o Alcaldía de las Corporaciones Locales o del Pleno. 4. y antes de recurrir ante la Jurisdicción Contencioso- Administrativa. salvo el recurso extraordinario de revisión en los casos establecidos en la Ley. llegado el plazo de resolución. lOMoARcPSD|1541720 hayan de tenerse en cuenta nuevos hechos o documentos no recogidos en el expediente originario…”. Contra la resolución de un recurso de alzada. hayan o no sido alegadas por los interesados. el plazo será de 3 meses. El plazo máximo para la notificación de la resolución es de tres meses. siempre y cuando dichos actos o resoluciones hayan puesto fin a la vía gubernativa. si el acto fuera expreso. con su informe y una copia completa y ordenada del expediente. El recurso de alzada El sistema de recursos administrativos arranca con el recurso de alzada. Si no lo fuera. es decir. determinan la imposibilidad de continuar el procedimiento. el órgano administrativo competente no dictase resolución expresa sobre el mismo. Es la última posibilidad de arreglo antes de un enfrentamiento judicial. los actos y las resoluciones y actos de trámite. El plazo para la interposición del recurso será de un mes. del que haya nombrado al presidente de los mismos. decidiendo de cuantas cuestiones. La resolución del recurso estimará en todo o en parte o desestimará las pretensiones formuladas en el mismo o declarará su inadmisión. plantee el procedimiento. Transcurrido este plazo sin que recaiga resolución expresa. 3. Pueden ser objeto de recurso de reposición los mismos actos que lo son del recurso de alzada. producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos o intereses legítimos. sobre todo en los pequeños municipios. éste deberá remitirlo ante el competente en el plazo de 10 días. La resolución corresponde al órgano superior del que dictó el acto recurrido. Si el recurso se hubiera interpuesto ante el órgano que dictó el acto impugnado. La interposición del recurso de alzada se hará por el interesado ante el órgano que dictó el acto que se impugna o ante el competente para resolverlo. 89 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. para el solicitante y otros posibles interesados. los Tribunales y órganos de selección del personal al servicio de las Administraciones Públicas se considerarán dependientes del órgano al que estén adscritos. El recurso potestativo de reposición El recurso de reposición es un recurso que con carácter potestativo se puede interponer contra los actos que agotan la vía administrativa.es) . Sin embargo no tiene apenas sentido aplicado contra los actos de los Entes Locales. salvo que éste se haya interpuesto contra la desestimación por silencio administrativo de una solicitud por el transcurso del plazo. El plazo para la interposición del recurso de reposición será de un mes. El recurso de alzada puede considerarse como el recurso común en la Administración del Estado y de las CCAA en las que se da una estructura jerárquica de dos o más niveles. en cuyo caso se entenderá estimado el mismo si. Si no lo fuera. tanto de forma como de fondo.

La resolución de los recursos de revisión podrá ser resuelta por el órgano superior y también. que permite el control a posteriori de las cuestiones de hecho sobre las que se asienta la resolución recurrida. cohecho. y se resuelven por el mismo órgano administrativo que los dictó. anterior o posterior a aquella resolución. se produzca el acto presunto. Transcurrido el plazo de tres meses desde la interposición del recurso extraordinario de revisión sin haberse dictado y notificado la resolución. El recurso de revisión El recurso de revisión es un recurso extraordinario que se interpone contra los actos que agoten la vía administrativa o contra los que no se haya interpuesto recurso administrativo en plazo. que resulte de los propios documentos incorporados al expediente. por el titular de la competencia que hubiera dictado el acto cuya revisión se pretende. 90 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. el recurso extraordinario de revisión se interpondrá.es) . Este motivo acerca notablemente el recurso de revisión al común. 5. el plazo máximo para dictar y notificar la resolución del recurso será de un mes. sea de alzada o reposición. En los demás casos. No se exige que el error sea manifiesto. En cuanto a los plazos. violencia. maquinación fraudulenta u otra conducta punible y se haya declarado así en virtud de sentencia judicial firme”. la revisión puede fundarse en la aparición. contra actos firmes y consentidos. sobre el fondo de la cuestión resuelta por el acto recurrido. se entenderá desestimado. lOMoARcPSD|1541720 a partir del día siguiente a aquél en que. Los motivos por los que puede interponerse el recurso de revisión son los tradicionales de los recursos extraordinarios. b) En segundo lugar. el recurso de revisión en cierto modo ha devenido en un recurso común. de acuerdo con su normativa específica. A su vez. cuando se trate de la causa a) dentro del plazo de cuatro años siguientes a la fecha de la notificación de la resolución impugnada. el plazo será de tres meses a contar desde el conocimiento de los documentos o desde que la sentencia judicial quedó firme. En definitiva. es decir. no jerárquico. pues siempre que exista una discrepancia sobre los hechos se dará la vía de la revisión. quedando expedita la vía jurisdiccional contencioso-administrativa. El órgano al que corresponde conocer del recurso extraordinario de revisión debe pronunciarse no sólo sobre la procedencia del recurso. con lo que por esta vía cualquier revisión sobre los supuestos fácticos del acto recurrido es ya posible. d) La cuarta causa de revisión es que “la resolución se hubiese dictado como consecuencia de prevaricación. de nuevos documentos de valor esencial y que evidencien el error en su resolución. si bien contra la resolución de un recurso de reposición no podrá interponerse de nuevo dicho recurso. c) El tercer motivo se da cuando en la resolución hayan influido esencialmente documentos o testimonios declarados falsos por sentencia judicial firme. en su caso. sino también. después de dictado el acto. si no se había agotado la vía administrativa. y son: a) Cuando al dictar el acto se hubiera incurrido en error de hecho.

por iniciativa de los interesados. Entre los primeros. por recurso o reclamación del particular. el Tribunal Central y los Tribunales Regionales. El procedimiento para la devolución de ingresos indebidos podrá iniciarse de oficio o a instancia del interesado. lOMoARcPSD|1541720 6. Las reclamaciones económico-administrativas La Ley 39/2015 establece que “Las reclamaciones económico-administrativas se ajustarán a los procedimientos establecidos por su legislación específica”. Conforme a este principio de separación funcional. únicamente. tanto sobre cuestiones de hecho como de Derecho. En la actualidad estos procedimientos se regulan en la Ley 58/2003 y por el RD 520/2005 y. El recurso de reposición de carácter potestativo que deberá interponerse. Revisión e impugnación de actos y sanciones tributarias. el conocimiento de las reclamaciones económico-administrativas se encomienda a unos órganos colegiados integrados por funcionarios de la propia Hacienda y estructurados en dos niveles. salvo cuando la rectificación se realice en beneficio de éste. El procedimiento de rectificación de errores. es posible clasificarlos en función de que la iniciativa corresponda a la Administración Tributaria. El procedimiento de revocación de los actos de aplicación de los tributos y de imposición de sanciones se iniciará. La declaración de lesividad de actos anulables se iniciará de oficio mediante acuerdo que será notificado al interesado. La vía económico-administrativa constituye el equivalente para la materia tributaria a los recursos administrativos y es necesario agotarla para poder acudir a la vía contenciosos-administrativa. Por vía económico-administrativa se sustancian materias que se relacionan en la Ley General 91 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en cuyo caso se podrá notificar directamente la resolución del procedimiento. Como mecanismos de impugnación. sin perjuicio de que los interesados puedan promover su iniciación por la Administración competente mediante un escrito que dirigirán al órgano que dictó el acto. sin perjuicio de que medie solicitud por los interesados. o a instancia del interesado. acompañando los documentos que sirvan de base a la pretensión que se ejercite. Las llamadas reclamaciones económico-administrativas son recursos administrativos en materia tributaria. las citadas normas ofrecen dos alternativas: el recurso de reposición y la reclamación económica administrativa ante el tribunal económico administrativo correspondiente. de los procedimientos que se inician. en su caso. también. con carácter previo a la reclamación económico-administrativa. por acuerdo del órgano que dictó el acto o de su superior jerárquico.es) . cuando se inicie de oficio. La especialidad de la vía económico-administrativa surge con la Ley Camacho de 31 de diciembre de 1881 y se ha configurado desde sus orígenes conforme al principio de separación entre la actividad de gestión y actividad de resolución de recursos. el procedimiento de revisión de actos nulos de pleno derecho podrá iniciarse de oficio. que se rigen por un cuerpo normativo específico. exclusivamente de oficio. ha de hacerse en el plazo de un mes y deberá incluir las alegaciones que el interesado formule. se dará traslado de la propuesta de rectificación en el plazo de 15 días al interesado.

b) La aplicación de los tributos cedidos por el Estado a las CCAA o de los recargos establecidos por éstas sobre tributos del Estado y la imposición de sanciones que se deriven de unos y otros. lOMoARcPSD|1541720 Tributaria. al decir de su Exposición de Motivos. Por ello. suponían una carga que dificultaba el ejercicio de sus derechos. tales como: a) La aplicación de los tributos y la imposición de sanciones tributarias que realicen la Administración General del estado y las entidades de Derecho Público del Estado vinculadas o dependientes de la misma. quedan suprimidas". "lejos de constituir una ventaja para los administrados.es) . ya que contra los m ismos sólo cabe recurso de reposición ante el órgano que los dictó y contra su denegación expresa o tácita. Las reclamaciones previas al proceso civil y laboral y su supresión por la Ley del procedimiento administrativo común Los conflictos que se originan cuando la Administración actúa en relaciones de Derecho privado se sustancian ante la Jurisdicción civil y laboral. en definitiva. el recurso contencioso- administrativo. 7. de este modo. la Ley no contempla ya las reclamaciones previas en vía civil y laboral. La LPACAP no recoge ya la regulación de las reclamaciones administrativas previas porque. debido a la escasa utilidad práctica que han demostrado hasta la fecha y que. c) Cualesquiera otras respecto de las que por precepto legal expreso así se declare. 92 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Notable excepción a la vía económico-administrativa la constituyen los actos sobre la aplicación y la efectividad de los tributos de la Administración local que no son reclamables en las vía económico-administrativa. las AAPP pueden ser demandadas ante la jurisdicción civil o laboral en los mismos términos que los particulares. La planta de los tribunales económico-administrativos está formada por el Tribunal Económico- Administrativo Central y los económicos-administrativos regionales a establecer en cada CCAA y locales en las ciudades de Ceuta y Melilla.

al conjunto de los ciudadanos. Los modelos orgánicos de justicia administrativa Las reticencias del Ejecutivo durante el primer constitucionalismo para dejarse enjuiciar por el Poder Judicial han determinado una evolución progresiva de la Justicia Administrativa. conforme a la cual los juzgados y tribunales de esta jurisdicción “conocerán de las pretensiones que se deduzcan en relación con la actuación de las Administraciones Públicas sujetas al Derecho Administrativo. Este factor explica que mientras la justicia civil o penal han permanecido inalteradas en sus estructuras y procedimientos desde su diseño decimonónico constitucional. en el que nunca comparece personalmente. es decir. Así lo reitera la actual Ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 1998. y. así como el sometimiento de ésta a los fines que la justifiquen. el autor del acto administrativo que se enjuicia. es decir. en el proceso contencioso-administrativo. sale “ileso” del trance.es) . 93 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. lOMoARcPSD|1541720 TEMA 11. El sistema armónico español. con las disposiciones generales de rango inferior a la Ley y con los Decretos legislativos cuando excedan los límites de la delegación”. Un rechazo que en principio llevó a configurar la Justicia Administrativa como una jurisdicción especial integrada en el Poder Ejecutivo y servida por funcionarios. y en su lugar se condena a la Administración. Sin duda alguna. 2. ¿Será acaso la inmunidad que el político y el funcionario disfrutan en la Justicia administrativa el precio satisfecho para que el poder ejecutivo se haya dejado juzgar hasta el fondo de su actividad por el poder judicial?. La presión política a favor de su traspaso a los jueces civiles dio origen a otros dos sistemas: 1. lo que en la justicia civil o penal ocurre sólo de forma episódica. Otra notable diferencia de la Justicia administrativa con la civil o penal está en la imputación del reproche jurídico de la condena y en sus consecuencias pecuniarias: mientras en la justicia civil y penal es condenado y paga las consecuencias del fallo adverso el propio autor del acto o conducta inválida o ilícita objeto del proceso. La jurisdicción contencioso-administrativa La Jurisdicción contencioso-administrativa o justicia administrativa es aquella. que tiene por objeto controlar la potestad reglamentaria y la legalidad de la actividad administrativa. como ordena la Constitución. como también poca duda ofrece que parte de ese precio ha consistido en los privilegios varios que la Administración mantiene en el proceso y que provocan una desigualdad procedimental que se manifiesta fundamentalmente en el carácter revisor del proceso administrativo. Señala Parada en términos de sociología jurídica hay dos rasgos sobresalientes en la Justicia administrativa: • Es una justicia de gran tensión política. y que no condena nunca a aquellos sino al conjunto de la ciudadanía. los políticos o funcionarios. la justicia administrativa ha sufrido verdaderas revoluciones y la doctrina siempre está a la búsqueda de nuevas fórmulas y paradigmas. al Estado. • Es una justicia que no enjuicia a los verdaderos responsables de la actividad administrativa.. encarnada en los sucesivos modelos que muestran el lento pero continuado abandono del inicial rechazo a que la Administración fuera controlada por los jueces comunes. se anula. que consistía en reunir a jueces y funcionarios en unos mismos tribunales. resulta indemne. sino a los actos administrativos.LA JURISDICCIÓN CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA 1. porque tiene la dura misión de controlar los actos del Poder. en su caso.

Nacida como un sucedáneo de la protección de derechos que de otra forma conocerían los jueces civiles. En la actualidad la justicia administrativa española es una Justicia subjetiva o garantista de derechos de una parte y. surge con la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa de 1956. las Leyes de creación del Consejo Real (después de Estado) y los Consejos provinciales. servida por funcionarios. susceptible de enjuiciamiento.). desarrolló lentamente una forma de control de la legalidad al margen de que la actividad administrativa encausada lesionara o no derechos subjetivos. El ámbito competencial de la jurisdicción contencioso- administrativa se irá ampliando en la Ley de Santamaría de Paredes de 1888 y en el Estatuto Municipal de Calvo Sotelo de 1924. con las disposiciones generales de rango inferior a la Ley y con los Decretos legislativos cuando excedan los límites de la delegación”. Muy tempranamente (Constitución de Bayona) se asumió en España el sistema de jurisdicción especial administrativa. impago de sueldos. instaurado en 1856 que reparte la competencia entre la Jurisdicción Civil y la Administrativa. caracterizados por ser conflictos de derechos en los que se esgrimía una petición sustantiva frente a la Administración (reclamaciones tributarias. y en eso estamos ahora. Este sistema ha sido confirmado por la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985. Por ello su ámbito competencial se afirma en términos de generalidad sobre todos los conflictos que origina la actividad de las Administraciones Públicas: “Los juzgados y tribunales del orden contencioso- administrativo conocerán de las pretensiones que se deduzcan en relación con la actuación de las Administraciones Públicas sujetas al Derecho Administrativo. etc. De éste sistema que no llego a estrenarse. no admitiéndose un recurso de simple anulación contra cualesquiera actos administrativos. 3. A) Ámbito inicial y su desarrollo En los orígenes en nuestro país del sistema de justicia administrativa. con la definitiva integración de los Tribunales Contencioso-Administrativos en el sistema judicial común. Esta Ley. de forma que en estos Tribunales no haya más que jueces. en la que tampoco durarían mucho por las vicisitudes políticas de la época.es) . en 1845. asignando a la primera los conflictos sobre los derechos y a la segunda los que versan sobre intereses. Por último. la materia contencioso-administrativa. a mediados del siglo XIX. Ámbito de la jurisdicción contencioso-administrativa ¿Es garantista o controladora de la legalidad la Justicia administrativa española? La Justicia administrativa ha sido mutante y ahora persigue ambas finalidades. al tiempo. una justicia de control de la legalidad. sustituida sin grandes alteraciones por la Ley vigente de 1998. Del modelo de justicia civil se retorna de nuevo al modelo francés de justicia administrativa que había previsto la Constitución de Bayona y que efectivamente instauran. creándose la figura del magistrado especialista de lo contencioso-Administrativo. reguladora de la Jurisdicción contencioso-administrativa. Y el italiano. se limitaba a determinados conflictos enumerados en las leyes de creación del Consejo Real o de Estado y de los Consejos provinciales. penal o laboral) para los asuntos administrativos. 94 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en la que se estableció que “la Jurisdicción Contencioso-Administrativa conocerá de las pretensiones que se deduzcan en relación con los actos de la Administración Pública sujetos al Derecho administrativo y con las disposiciones de categoría inferior a la ley”. hasta que finalmente la Ley de la Jurisdicción de 1956 estableció la competencia jurisdiccional sobre una amplia cláusula general. la eliminación de las reticencias al control judicial pleno ha llevado a la creación dentro del sistema judicial de un orden propio de la misma entidad y nivel que los otros órdenes jurisdiccionales (civil. las Cortes de Cádiz pasan a encomendar todos los asuntos contenciosos de la Administración a la justicia civil. supone la configuración plena de un sistema judicialista. Un judicial especializado. y sigue vigente con la Ley de 1998. justamente el más liberal y avanzado de justicia administrativa. lOMoARcPSD|1541720 2. daños ocasionados por las obras públicas.

como el que establece que en los litigios entre Administraciones públicas no cabe interponer recurso en vía administrativa. Como consecuencia necesaria de esta regulación constitucional han quedado invalidadas por inconstitucionalidad sobrevenida las materias que la Ley de la Jurisdicción de 1956 exceptuaba del control administrativo. administración y gestión patrimonial del Congreso de los Diputados y del Senado. legal o reglamentaria. Consecuentemente con esa desautorización constitucional. ¨ La actuación de la Administración electoral. pero mantuvo todavía determinadas zonas exentas del control judicial. la Ley de la Jurisdicción de 1998 no recoge ya aquellas exclusiones y en particular la referencia al acto político. expedientes gubernativos militares) y este precepto dejaba. pero que no tenían reflejo explícito en la Ley Jurisdiccional de 1956 y que entran de pleno en la de 1998 como ámbito ordinario del contencioso-administrativo: ¨ Los actos y disposiciones en materia de personal. entre las que se encontraban los actos políticos y una lista de actos excluidos por su artículo 40 (policía sobre prensa. lOMoARcPSD|1541720 Se admite así en esta Ley el recurso contra reglamentos. ascensos y recompensas militares. a su vez. ¨ Los actos y disposiciones del Consejo General del Poder Judicial y la actividad administrativa de los órganos de Gobierno de los Juzgados y Tribunales. y 106. D) El contencioso interadministrativo Una novedad de la Ley Jurisdiccional de 1998 ha sido la plena admisión de los conflictos entre Administraciones Públicas. aceptándose asimismo el control de la discrecionalidad de la Administración. y se incorpora la legitimación por interés. abierta la puerta para otras exclusiones por leyes especiales. o el que regula el procedimiento aplicable a aquellos casos en que una Administración puede suspender los actos o acuerdos de otra debiendo proceder seguidamente a su impugnación ante la Jurisdicción. verdadera cláusula regia del Estado de Derecho”. Estas últimas barreras a un enjuiciamiento pleno de la actividad administrativa son las que hace saltar la Constitución con los artículos 24. pero la Administración que interponga un recurso contra otra podrá requerirla previamente para que modifique su actuación o actúe en el sentido que lo considere obligado. así como de las Asambleas legislativas de las CCAA y de las instituciones autonómicas análogas al Tribunal de Cuentas y Defensor del Pueblo.es) . que consagra el derecho a la tutela judicial efectiva. a los que dedica algunos preceptos específicos. que considera incompatible “con el principio de sometimiento pleno de los poderes públicos al Ordenamiento jurídico. B) Incidencia de la Constitución de 1978 La Ley de 1956 supuso una notabilísima ampliación de la materia administrativa y de las técnicas de control judicial. C) Control de la actividad administrativa de los órganos constitucionales La Constitución de 1978 ha traído consigo otras necesidades de control de la actividad administrativa que ya estaban introducidas por otras normas legales. 95 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. del Tribunal de Cuentas y del Defensor del Pueblo. que encomienda sin excepción alguna a los Tribunales el control de la potestad reglamentaria y la legalidad de la actuación administrativa. a dicho control. cinematografía y teatro. del Tribunal Constitucional. radio. y a partir de aquí ya no es posible establecer excepción alguna.

La autorización de entrada al domicilio Debe señalarse también que la Ley Jurisdiccional de 1998 introduce la novedad de restar de la competencia del juez penal y atribuir al orden contencioso-administrativo y. En definitiva.administrativo. con los nuevos juzgados de lo contencioso-administrativo. La decisión. pero directamente relacionadas con un recurso contencioso. Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo. tras la Ley de la Jurisdicción de 1998. que se pronuncie sobre una cuestión prejudicial o incidental civil no producirá efecto fuera del proceso en que se dicte. como el regional o autonómico. El despliegue territorial de los órganos de la jurisdicción contencioso-administrativa ha pivotado siempre sobre una ubicación central (Consejo de Estado. de plantearse. penal. de asentamiento provincial (Consejos provinciales. la competencia de expedir las autorizaciones para la entrada en domicilios y restantes lugares cuyo acceso requiera el consentimiento de su titular. sobre cuatro niveles de órganos judiciales: • Los juzgados unipersonales de lo Contencioso-Administrativo.es) . con las salas de lo contencioso administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia de las CCAA. pues. después de los Tribunales Superiores de Justicia). el orden judicial contencioso-administrativo se estructura ahora. la primera es competente para los conflictos entre la Administración y los empleados que tienen la condición de funcionarios públicos y la segunda para los que se producen entre la Administración y sus empleados sujetos al Derecho laboral. En la actualidad. a los Juzgados. y otra periférica. pese a ser de naturaleza contencioso. Además. la Justicia administrativa conoce también incidentalmente de las cuestiones prejudiciales o incidentales no pertenecientes al orden administrativo. y podrá ser revisada por la Jurisdicción correspondiente. Tribunales Provinciales de lo contencioso-Administrativo) o regional desde la Ley Jurisdiccional de 1956 (Salas de lo Contencioso-Administrativo de las Audiencias Territoriales. Otra novedad es el refuerzo del nivel central con la creación de los Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo. en concreto. F) Una competencia no contenciosa. con jurisdicción en toda ella y sede en su capital. lOMoARcPSD|1541720 E) Lo contencioso-administrativo frente a lo civil. Materias conexas y cuestiones prejudiciales La competencia de la Jurisdicción contencioso-administrativa se afirma por consiguiente por la Ley actual en términos de práctica generalidad sobre todas las pretensiones que se deduzcan en relación con la actuación de las Administraciones públicas sujeta al Derecho administrativo. la Ley remite su conocimiento a los tribunales militares. siempre que ello proceda para la ejecución forzosa de actos de la Administración pública. el nivel periférico comprende tanto el provincial. Audiencia Nacional).administrativa. laboral y militar. según la Ley 29/1998. salvo las de carácter penal que. de los que habrá uno o más en cada provincia. Los órganos jurisdiccionales A) Clases. determinarán la suspensión del procedimiento mientras no sean resueltas por los órganos penales a quienes corresponda. 96 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. con las disposiciones generales de rango inferior a la ley y con los Decretos legislativos cuando excedan de los límites de la delegación. 4. En cuanto a la materia disciplinaria militar. En cuanto a los límites entre la jurisdicción contencioso-administrativa y la jurisdicción laboral.

es) . g) Los recursos que se deduzcan en relación con los actos y disposiciones de la Junta Electoral Central. que conocerá de los recursos de revisión contra las sentencias dictadas en única instancia por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de dicho Tribunal. así como los recursos contencioso-electorales que se deduzcan contra los acuerdos sobre proclamación de electos en los términos previstos en la legislación electoral. b) Los actos y disposiciones del Consejo General del Poder Judicial. o de los Presidentes de Sala. e) Los recursos de casación y revisión contra las resoluciones dictadas por el Tribunal de Cuentas. cuando sean juzgados todos o la mayor parte de los que la constituyen. de Partidos Políticos. B) La competencia objetiva o por razón de la materia La regla tradicional de distribución de competencias en el orden contencioso-administrativo consistía en una correlación entre el ámbito de la competencia territorial del órgano administrativo del que proviene el acto recurrido y la del órgano judicial. h) Los recursos deducidos contra actos de las Juntas Electorales adoptados en el procedimiento para elección de miembros de las Salas de Gobierno de los Tribunales A tener en cuenta la Sala Especial de Revisión prevista art. del Tribunal Constitucional. Por encima de la Sala Tercera del Tribunal Supremo está en el la Sala Especial de Revisión prevista art. formada por el Presidente del Tribunal Supremo. de los incidentes de recusación del Presidente del Tribunal Supremo. c) Los actos y disposiciones en materia de personal. 61 de la LOPJ. de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo. en la actualidad esta equiparación sólo se mantiene para la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo que conocerá en única instancia de: a) Los actos y disposiciones del Consejo de Ministros y de las Comisiones Delegadas del Gobierno. de la instrucción y enjuiciamiento de las causas contra los Presidentes de Sala o contra los Magistrados de una Sala. administración y gestión patrimonial adoptados por los órganos competentes del Congreso de los Diputados. del Tribunal de Cuentas y del Defensor del Pueblo. o de más de dos Magistrados de una Sala. La Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional conocerá en 97 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. pudiendo crearse también Salas con competencia reducida a una o varias provincias de la Comunidad Autónoma. lOMoARcPSD|1541720 • Las Salas de lo Contencioso-administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia.administrativo. Sin embargo. los Presidentes de Sala y el Magistrado más antiguo y el más moderno de cada una de ellas. del conocimiento de las pretensiones de declaración de error judicial cuando éste se impute a una Sala del Tribunal Supremo y. de los procesos de declaración de ilegalidad y consecuente disolución de los partidos políticos. del Senado. de las demandas de responsabilidad civil que se dirijan contra los Presidentes de Sala o contra todos o la mayor parte de los Magistrados de una Sala de dicho Tribunal por hechos realizados en el ejercicio de su cargo. • Los Juzgados Centrales de lo Contencioso. d) Los recursos de casación de cualquier modalidad y los correspondientes recursos de queja. 61 de la LOPJ. • La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional. de 27 de junio. • La Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. f) Los recursos de revisión contra sentencias firmes dictadas por las Salas de lo Contencioso- Administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia. conforme a lo dispuesto en la Ley Orgánica 6/2002.

lOMoARcPSD|1541720

única instancia:

a) De los recursos que se deduzcan en relación con las disposiciones generales y los actos de los
Ministros y de los Secretarios de Estado en general y en materia de personal cuando se refieran al
nacimiento o extinción de la relación de servicio de funcionarios de carrera. Asimismo conocerá de
los recursos contra los actos de cualesquiera órganos centrales del Ministerio de Defensa referidos
a ascensos, orden y antigüedad en el escalafonamiento y destinos.
b) De los recursos contra los actos de los Ministros y Secretarios de Estado cuando rectifiquen en
vía de recurso o en procedimiento de fiscalización o de tutela los dictados por órganos o entes
distintos con competencia en todo el territorio nacional.
c) De los recursos en relación con los convenios entre Administraciones públicas no atribuidos a
los Tribunales Superiores de Justicia.
d) De los actos de naturaleza económico-administrativa dictados por el Ministro de Economía y
Hacienda y por el Tribunal Económico-Administrativo Central, con excepción de las resoluciones
dictadas por el Tribunal Económico-Administrativo Central en materia de tributos cedidos.
e) De los recursos contra los actos dictados por la Comisión de Vigilancia de Actividades de
Financiación del Terrorismo, y de la autorización de prórroga de los plazos de las medidas de dicha
Comisión, conforme a los previsto en la Ley de Prevención y Bloqueo de la Financiación del
Terrorismo.
f) Las resoluciones dictadas por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, con
excepción de las resoluciones dictadas por el órgano competente para la resolución de recursos en
materia de contratación en relación con los contratos incluidos en el ámbito competencial de las
Comunidades Autónomas o de las Corporaciones locales.
g) De los recursos contra los actos del Banco de España, de la Comisión Nacional del Mercado de
Valores y del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria.
h) De los recursos interpuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia en
defensa de la unidad de mercado.

Conocerá, en segunda instancia, de las apelaciones contra autos y sentencias dictados por los
Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo y de los correspondientes recursos de queja;
de los recursos de revisión contra sentencias firmes dictadas por los Juzgados Centrales de lo
Contencioso-administrativo y también conocerá de las cuestiones de competencia que se puedan
plantear entre los Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo.

Los Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo conocerán de los recursos que se
deduzcan frente a los actos administrativos que tengan por objeto:

a) En primera o única instancia en las materias de personal cuando se trate de actos dictados por
Ministros y Secretarios de Estado, salvo que confirmen en vía de recurso, fiscalización o tutela,
actos dictados por órganos inferiores, o se refieran al nacimiento o extinción de la relación de
servicio de funcionarios de carrera, o a las materias sobre personal militar atribuidas a la audiencia
Nacional.
b) En única o primera instancia contra los actos sancionatorios de los órganos centrales de la
Administración General del Estado que consistan en multas superiores a 60.000 € y en ceses de
actividades o privación del ejercicio de derechos que excedan de 6 meses.
c) En primera o única instancia de los recursos contencioso-administrativos que se interpongan
contra las disposiciones generales y contra los actos emanados de los organismos públicos con
personalidad jurídica propia y entidades pertenecientes al sector público estatal con competencia
en todo el territorio nacional.

98
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

d) En primera o única instancia, de los recursos contra las resoluciones dictadas por los Ministros y
Secretarios de Estado en materia de responsabilidad patrimonial cuando lo reclamado no exceda
de 30.050 euros.
e) En primera instancia, de las resoluciones que acuerden la inadmisión de las peticiones de asilo
político.
f) En única o primera instancia, de las resoluciones que, en vía de fiscalización, sean dictadas por
el Comité Español de Disciplina Deportiva en materia de disciplina deportiva.

Las Salas de lo Contencioso-Administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia
conocerán en única instancia de los recursos que se deduzcan en relación con:

a) Los actos de las Entidades locales y de las Administraciones de las Comunidades
Autónomas, cuyo conocimiento no esté atribuido a los Juzgados de lo Contencioso-
Administrativo.
b) Las disposiciones generales emanadas de las Comunidades Autónomas y de las Entidades
locales.
c) Los actos y disposiciones de los órganos de gobierno de las asambleas legislativas de las
Comunidades Autónomas, y de las instituciones autonómicas análogas al Tribunal de
Cuentas y al Defensor del Pueblo, en materia de personal, administración y gestión
patrimonial.
d) Los actos y resoluciones dictados por los Tribunales Económico-Administrativos
Regionales y Locales que pongan fin a la vía económico-administrativa.
e) Las resoluciones dictadas por el Tribunal Económico-Administrativo Central en materia de
tributos cedidos.
f) Los actos y disposiciones de las Juntas Electorales Provinciales y de Comunidades
Autónomas, así como los recursos contencioso-electorales contra acuerdos de las Juntas
Electorales sobre proclamación de electos y elección y proclamación de Presidentes de
Corporaciones locales, en los términos de la legislación electoral.
g) Los convenios entre Administraciones públicas cuyas competencias se ejerzan en el
ámbito territorial de la correspondiente Comunidad Autónoma.
h) La prohibición o la propuesta de modificación de reuniones previstas en la Ley Reguladora
del Derecho de Reunión.
i) Los actos y resoluciones dictados por órganos de la Administración General del Estado
cuya competencia se extienda a todo el territorio nacional y cuyo nivel orgánico sea inferior
al de Ministro o Secretario de Estado en materias de personal, propiedades especiales y
expropiación forzosa.
j) Los actos y resoluciones de los órganos de las Comunidades Autónomas competentes para
la aplicación de la Ley de Defensa de la Competencia.
k) Las resoluciones dictadas por el órgano competente para la resolución de recursos en
materia de contratación previsto en la Ley de Contratos del Sector Público, en relación con
los contratos incluidos en el ámbito competencial de las Comunidades Autónomas o de las
Corporaciones locales.
l) Las resoluciones dictadas por los Tribunales Administrativos Territoriales de Recursos
Contractuales.
m) Cualesquiera otras actuaciones administrativas no atribuidas expresamente a la
competencia de otros órganos de este orden jurisdiccional.

99
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Conocerán, en segunda instancia, de las apelaciones promovidas contra sentencias y autos
dictados por los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo, y de los correspondientes recursos de
queja, así como el conocimiento de los recursos de revisión contra las sentencias firmes de los
Juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

Conocerán de las cuestiones de competencia entre los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo
con sede en la Comunidad Autónoma.

Conocerán del recurso de casación para la unificación de doctrina y del recurso de casación en
interés de la ley.

Los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de ámbito provincial en única o primera
instancia según lo dispuesto en esta ley, de los recursos que se deduzcan frente a los actos de las
entidades locales o de las entidades y corporaciones dependientes o vinculadas a las mismas,
excluidas las impugnaciones de cualquier clase de instrumentos de planeamiento urbanístico.

Conocerán, asimismo, en única o primera instancia de los recursos que se deduzcan frente a los
actos administrativos de la Administración de las comunidades autónomas, salvo cuando procedan
del respectivo Consejo de Gobierno, cuando tengan por objeto:

a) Cuestiones de personal, salvo que se refieran al nacimiento o extinción de la relación de
servicio de funcionarios públicos de carrera.
b) Las sanciones administrativas que consistan en multas no superiores a 60.000 euros y en
ceses de actividades o privación de ejercicio de derechos que no excedan de seis meses.
c) Las reclamaciones por responsabilidad patrimonial cuya cuantía no exceda de 30.050 €.

Conocerán en única o primera instancia de los recursos que se deduzcan frente a disposiciones y
actos de la Administración periférica del Estado y de las CCAA, contra los actos de los organismos,
entes, entidades o corporaciones de derecho público, cuya competencia no se extienda a todo el
territorio nacional y contra las resoluciones de los órganos superiores cuando confirmen
íntegramente los dictados por aquéllos en vía de recurso, fiscalización o tutela.

Se exceptúan los actos de cuantía superior a 60.000 euros dictados por la Administración periférica
del Estado y los organismos públicos estatales cuya competencia no se extienda a todo el territorio
nacional, o cuando se dicten en ejercicio de sus competencias sobre dominio público, obras
públicas del Estado, expropiación forzosa y propiedades especiales.

Conocerán, igualmente, de todas las resoluciones que se dicten en materia de extranjería por la
Administración periférica del Estado o por los órganos competentes de las CCAA.

También les corresponde conocer de las impugnaciones contra actos de las Juntas Electorales de
Zona y de las formuladas en materia de proclamación de candidaturas y candidatos efectuada por
cualquiera de las Juntas Electorales, en los términos previstos en la legislación electoral.

Igualmente conocerán de las autorizaciones para la entrada en domicilios y restantes lugares cuyo
acceso requiera el consentimiento de su titular, siempre que ello proceda para la ejecución forzosa
de actos de la administración pública, salvo que se trate de la ejecución de medidas de protección
de menores acordadas por la Entidad Pública competente en la materia.

Asimismo, corresponderá a los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo la autorización o
ratificación judicial de las medidas que las autoridades sanitarias consideren urgentes y necesarias
para la salud pública e impliquen privación o restricción de la libertad o de otro derecho
fundamental.

100
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

La segunda instancia o apelación esta atribuida. a las Salas de lo Contencioso-Administrativo de los TSJ y de la audiencia Nacional. y a la Sala del TS para las diversas modalidades de casación. los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo conocerán de las autorizaciones para la entrada e inspección de domicilios. la competencia será apreciada por el órgano jurisdiccional. locales. las que comporten intervención administrativa en la propiedad privada. A tener en cuenta que las referencias que se hacen a la Administración del Estado. incluso de oficio. expropiatorias y.es) . terrenos y medios de transporte que haya sido acordada por la Comisión Nacional de la Competencia. la atribución del conflicto entre varios órganos competentes por razón de la materia al órgano judicial competente en el lugar donde radican los bienes que motivan el conflicto. Tribunales de casación lo son las Salas del Tribunales Superiores de Justicia. En el contencioso-administrativo las partes no pueden someterse voluntariamente a uno u otro órgano jurisdiccional entre los varios objetivamente competentes. como a resolver todas sus incidencias y para hacer ejecutar las sentencias que dictaren. CCAA y entidades locales comprenden a las Entidades y Corporaciones dependientes o vinculadas a cada una de ellas. requiriendo dicho acceso e inspección el consentimiento de su titular. ü Cuando se impugnen planes de ordenación urbana y actuaciones urbanísticas. en general. Lo dicho hasta aquí vale para la primera o única instancia. 101 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. es decir. cuando. de los Juzgados provinciales y de los Juzgados centrales de lo Contencioso-Administrativo. incluyéndose en la competencia tanto la relativa a conocer y fallar el asunto principal. para las apelaciones de los autos y sentencias. Esta regla admite dos excepciones: ü Cuando el recurso tenga por objeto actos de las Administraciones públicas en materia de personal. competentes respectivamente. correspondiendo la revisión de las sentencias de ésta a la Sala de Revisión del TS. el Juzgado o Tribunal en cuya circunscripción tenga aquél su domicilio o se halle la sede del órgano autor del acto originario impugnado. únicamente. de la Audiencia Nacional y de la Sala del TS. Por último. De acuerdo con ello. También tiene aplicación en el contencioso-administrativo la técnica del fuero real. propiedades especiales y sanciones será competente. funcionan como Tribunales de revisión de las sentencias de órganos inferiores las Salas de los TSJ. limitadamente a la casación por unificación de doctrina y en interés de la Ley. previa audiencia de las partes y del Ministerio Fiscal. c) La competencia territorial La existencia de órganos judiciales con la misma competencia objetiva pero que actúan en ámbitos territoriales distintos (Salas TSJ o Juzgados provinciales) o sobre el mismo territorio (varios Juzgados en la misma provincia o los varios Juzgados centrales) obliga a precisar a cuál de ellos se asigna la competencia. la competencia corresponderá al órgano jurisdiccional en cuya circunscripción radiquen los inmuebles afectado. lOMoARcPSD|1541720 Además. Con carácter general la competencia se atribuye al órgano jurisdiccional en cuya circunscripción tenga su sede el órgano que hubiere dictado la disposición o el acto originario impugnado. a elección del demandante. éste se oponga a ello o exista riesgo de tal oposición.

demandados juntamente con la Administración autora del acto recurrido. es decir. Como en el proceso civil también el contencioso-administrativo se distingue entre capacidad para ser parte y capacidad procesal. como en todo proceso. Parte demandante. Parte demandada. sin embargo. esto es. Pero si la parte demandada. Las partes en el proceso contencioso-administrativo. En el proceso contencioso-administrativo. además de recurrentes. La posición de demandado la asumirá entonces el titular de los derechos o intereses legítimos cuya revocación pretende la acción de lesividad. La particularidad del proceso contencioso-administrativo radica en que por regla general estos papeles están asignados previamente. Después de la Constitución de 1978 las relaciones entre éstas se han judicializado de tal manera que caben todas las variantes de conflictos contencioso-administrativos entre unas y otras. Los particulares.es) . será acordada por la Sala de gobierno del respectivo Tribunal. autora del acto. al margen de contestar o no al requerimiento. la posición más cómoda de demandada. En principio será parte demandante la Administración que toma la iniciativa de formular frente a la otra el requerimiento para que derogue la disposición. A) La condición de demandante y demandado. • Cuando los particulares u otros entes públicos entran en el proceso como codemandados. Por regla general la capacidad para ser parte la ostentan las personas físicas y jurídicas que tienen capacidad con arreglo al Derecho civil y además los grupos de afectados. anule o revoque el acto. En el orden jurisdiccional contencioso-administrativo tienen capacidad procesal. o entre las diversas Secciones de una misma Sala. 2. capacidad procesal. dicta a su vez otro nuevo acto sobre la misma materia se plantea un problema cuya solución más razonable parece la vía que la Ley ofrece de que el primer requirente acumule en su demanda cuantas pretensiones tengan una conexión directa entre sí. lOMoARcPSD|1541720 En cuanto a la distribución de asuntos entre las diversas Salas de un mismo Tribunal. de forma que los ciudadanos titulares de los derechos e intereses legítimos lesionados por el acto o actividad administrativa asumen la carga de ser demandantes y la Administración. representación y defensa. uniones sin personalidad o patrimonios independientes o autónomos. La determinación de la parte demandante y la demandada se separa de estas reglas generales y ofrece problemas en el caso de los contenciosos interadministrativos. porque sus derechos o intereses legítimos pudieran quedar afectados por las pretensiones del demandante. 5. las cuales también tendrán capacidad procesal ante el orden jurisdiccional contencioso-administrativo cuando la Ley así lo declare expresamente. B) Capacidad para ser parte. aquella frente a la que la acción o recurso se dirige. que es la que inicia el recurso o la acción. es decir. se enfrentan dos partes: 1. pueden estar en la posición de demandados en dos supuestos: • En el proceso de lesividad: La Administración autora del acto lo impugna previa declaración de lesividad en el plazo de cuatro años. enfrentamientos contenciosos entre las Administraciones territoriales. teniendo en cuenta la naturaleza y homogeneidad de la materia a que se refieren los recursos. aptitud 102 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. entidades todas ellas aptas para ser titulares de derechos y obligaciones al margen de su integración en las estructuras formales de las personas jurídicas.

de prosperar el recurso. que consiste en una especial conexión con la pretensión que ha de sustanciarse en el proceso. La representación de las partes deberá conferirse a un procurador con poder al efecto y la defensa encomendarse a un abogado. ¿Y que se entiende por interés? El TS describe el interés para recurrir como aquél que. pues debería permitirse la representación y defensa directa ante cualquier Tribunal en asuntos de ínfima cuantía. la imposición de dos profesionales en el proceso contencioso-administrativo. La misma legitimación requiere el recurso contra la inactividad de la Administración.1 CE es más amplia que la de interés directo de la anterior Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa. que ese derecho o interés hayan sido agredidos por la disposición. produciría algún beneficio o evitaría un perjuicio de cualquier tipo al accionante. es decir. además de capacidad procesal. acto. porque en este caso lo que se reclama es el derecho a una prestación concreta cuya titularidad deberá acreditarse. es que no están legitimadas para recurrir los actos y disposiciones de una Administración pública los órganos de la misma y los miembros de sus órganos colegiados. lOMoARcPSD|1541720 para participar en el juicio. la legitimación adecuada. en cuyo caso será a éste a quien se notifiquen las actuaciones. como es el caso de la Universidad. en los mayores de dieciséis años para las cuestiones relacionadas con la conducción de los ciclomotores que les permite el ordenamiento jurídico). salvo aquellas Administraciones a las que por Ley se haya dotado de un estatuto específico de autonomía. el resarcimiento de daños y perjuicios. Para Parada. que le afecte. además de que la ostenten con arreglo a la Ley de Enjuiciamiento Civil. las CCAA o las entidades Locales. Como señala el profesor Parada. es una regla demasiado rígida. Pero cuando actúen ante los Juzgados provinciales o centrales. La primera. “Están legitimadas las personas físicas o jurídicas que ostenten un derecho o un interés legítimo”. Desde la perspectiva de la legitimación de las personas públicas conviene hacer dos precisiones. que ha introducido la Ley Jurisdiccional de 1998. La parte en un proceso ha de ostentar. inactividad o vía de hecho de la Administración. 103 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. comprendiendo también los intereses indirectos. aunque la ley no lo explicite es preciso el concepto de lesión.es) . que le vaya algo en ello. salvo que una Ley lo autorice expresamente. Por su parte el TC ha afirmado que la fórmula de interés legítimo a que se refiere el artículo 24. las partes pueden otorgar la representación al mismo abogado que lleva la defensa. los menores de edad para la defensa de aquellos de sus derechos e intereses legítimos cuya actuación les esté permitida por el Ordenamiento Jurídico sin necesidad de asistencia de la persona que ejerza la patria potestad. C) La legitimación. que de otro modo no serán recurribles en la práctica por lo costoso del proceso. La legitimación por lesión de un derecho es precisa cuando el recurrente pretende. es decir. el reconocimiento de una situación jurídica individualizada y/o además. respecto de la actividad de la administración de la que dependan. ni los particulares cuando obren por delegación o como meros agentes o mandatarios de ella ni las entidades de Derecho público que sean dependientes o estén vinculadas al Estado. De acuerdo con la Ley Jurisdiccional. además de la anulación del acto o disposición impugnado. tutela o curatela (pensemos por ejemplo.

El recurso contencioso-administrativo es admisible. declarar la validez o nulidad de la disposición general. la falta de impugnación directa de una disposición general o la desestimación del recurso que frente a ella se hubiera interpuesto. Tanto en el caso de la impugnación de actos como de reglamentos. al mismo tiempo que desestimar o estimar el recurso contra el acto.es) . contra actos expresos o presuntos que pongan fin a la vía administrativa. lOMoARcPSD|1541720 Una segunda. como dice la Ley. salvo que el conflicto tuviere relevancia constitucional. deberá. conforme a la tradición impugnativa de lo contencioso-administrativo. en el que el recurrente además de la anulación exige. fundada en este caso en que tales disposiciones no son conformes a Derecho. El proceso contencioso-administrativo puede tener por objeto. y que ahora comprende también los que producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos o intereses legítimos. Se admite asimismo. de una parte. § Recurso de plena jurisdicción. lo que siempre deberá hacer el Tribunal Supremo cuando. entre ellas la indemnización de daños y perjuicios. como dice la Ley Jurisdiccional. que puede ser directa o indirecta de los actos que se produzcan en aplicación de las mismas. una inactividad o una actuación material constitutiva de vía de hecho. es que la extensión del concepto de legitimación común al contencioso interadministrativo o contencioso entre Administraciones públicas no deja de ser una distorsionada transposición de conceptos. ya sean definitivos o de trámite.administrativo la delimitación de la actividad administrativa impugnable. un acto expreso o presunto o una disposición general. en la hipótesis más tradicional y común. las pretensiones ejercitables son dos: § Recurso de anulación. deberá plantear la cuestión de ilegalidad ante el Tribunal competente para conocer del recurso directo contra la disposición. de otra. el recurso contra las disposiciones de carácter general. regulando después cuestiones menores como la acumulación de pretensiones y la cuantía del recurso. no impiden la impugnación de los actos de aplicación invocando el mismo fundamento anterior. a la declaración de no ser conforme a derecho o. para lo que le asiste una superioridad de legitimación político. Además. conozca de un recurso contra un acto fundado en la ilegalidad de aquella norma. Objeto del recurso La Ley Jurisdiccional incluye en la temática del objeto del recurso contencioso. consecuencia de la judicialización de unos conflictos que deberían resolverse siempre por la Administración superior. La Ley de 1998 ha extendido el concepto de acto de trámite. en que la pretensión se ciñe a la anulación de un acto o disposición o. en cualquier grado. antes referido a los que decidían directa o indirectamente el fondo del asunto o determinaban la imposibilidad de continuar el procedimiento. 6. el reconocimiento de una situación jurídica individualizada y la adopción de las medidas adecuadas para el pleno restablecimiento de la misma. La Ley de 1998 ha introducido en la regulación del recurso indirecto contra reglamentos una cautela: la cuestión de la ilegalidad del reglamento. 104 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. A) Actividad enjuiciable y pretensiones en la impugnación de actos y reglamentos. salvo: Cuando el Juez o Tribunal competente para conocer de un recurso contra un acto fundado en la invalidez de una disposición general lo fuere también para conocer del recurso directo contra ésta. y las pretensiones de las partes. por la que cuando un Juez o Tribunal de lo Contencioso-administrativo hubiere dictado sentencia firme estimatoria por considerar ilegal el contenido de la disposición general aplicada.democrática indudable.

incluida la discrecionalidad”. C) El recurso contra la vía de hecho La Ley de 1998 ha introducido también como materia administrativa recurrible la vía de hecho. “los actos que sean reproducción de otros anteriores definitivos y firmes y los confirmatorios de actos consentidos por no haber sido recurridos en tiempo y forma”. Este recurso contra la inactividad de la Administración se admite en dos supuestos: è Cuando la Administración. pues podía hacer una solicitud a la Administración y esperar a que por el transcurso del plazo se entendiera desestimada su petición para después recurrir contra ella en vía judicial pidiendo la anulación de la desestimación presunta y la condena de la Administración a satisfacer la pretensión solicitada. una acción muy distinta de la acción de anulación por la que se persigue la simple declaración de invalidez. A juicio del profesor Parada. éstos pueden deducir recurso contencioso-administrativo contra la inactividad de la Administración”. De esta forma. es decir. La Ley Jurisdiccional de 1998 ha introducido el recurso contra la inactividad de la Administración. esté obligada a realizar una prestación concreta a favor de una o varias personas determinadas. como ya vimos. el cierre de la vía judicial se produce en cualquier momento en que un acto administrativo no ha sido recurrido en vía administrativa. en virtud de una disposición general que no precise de actos de aplicación o en virtud de un acto.es) . o por no haberlo sido en la vía judicial si dicho acto pone fin a la vía administrativa. dejando transcurrir el plazo previsto. lOMoARcPSD|1541720 Sobre la anterior materia impugnable opera la inadmisibilidad del recurso de los llamados actos consentidos. la Administración no hubiera dado cumplimiento a lo solicitado o no hubiera llegado a un acuerdo con los interesados. “el demandante podrá pretender del órgano jurisdiccional que condene a la Administración al cumplimiento de sus obligaciones en los concretos términos que estén establecidas”. esta vía está sujeta a minuciosas cautelas. Por otro lado. la ampliación de las garantías frente a la Administración que aporta esta regulación no es tan amplia como parece porque. como la limitación de esta acción a “prestaciones concretas y actos que tengan un plazo legal para su adopción” o la prohibición a los órganos judiciales de “sustituir a la Administración en aspectos de su actividad no prefigurados por el Derecho. Se trata por tanto de actuaciones de carácter material. la situación no es muy diferente. En ambos casos. pues quienes tienen derecho a la prestación concreta “pueden reclamar de la Administración el cumplimiento de dicha obligación y si en el plazo de tres meses desde la fecha de la reclamación. por un lado. En la nueva regulación. hay que tener en cuenta que en la anterior regulación el particular no estaba inerme ante la inactividad administrativa. con la que se abre la posibilidad de que el juez condene a la Administración a dictar un acto o realizar una determinada actividad. en las que no hay resolución formal 105 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. contrato o convenio administrativo. è Cuando la Administración no ejecute sus actos firmes. B) El recurso contra la inactividad de la Administración. Con esta modalidad de recurso contencioso-administrativo se pueden combatir aquellas “actuaciones materiales de la Administración que carecen de la necesaria cobertura jurídica y lesionan derechos o intereses legítimos de cualquier clase”.

lOMoARcPSD|1541720

administrativa ni apoyatura jurídica alguna.

En la vía de hecho, a diferencia de los supuestos anteriores, no es necesario preparar la acción
siguiendo una previa fase “gubernativa” aunque potestativamente el interesado podrá formular un
requerimiento a la Administración actuante, intimando la cesación de la actividad administrativa
perturbadora. Si dicha intimación no hubiera sido formulada o no hubiere sido atendida dentro de
los diez días siguientes a la presentación del requerimiento, el interesado podrá deducir
directamente recurso contencioso-administrativo.

D) El régimen de las pretensiones

Las pretensiones del proceso contencioso son: limitadoras de los poderes del juez, acumulables,
ampliables, y cuantificables.

Limitadoras de los poderes del órgano jurisdiccional, pues éste deberá juzgar dentro del límite de
las pretensiones formuladas por las partes y de los motivos que fundamenten el recurso y la
oposición. No obstante, el Juez puede provocar una clarificación de las posiciones de las partes si
al dictar sentencia estimare que la cuestión sometida a su conocimiento pudiera no haber sido
apreciada debidamente por las partes, por existir en apariencia otros motivos susceptibles de
fundar el recurso o la oposición.

La acumulación de diversas pretensiones en un mismo proceso es posible siempre que se
deduzcan en relación con un mismo acto, disposición o actuación, o bien cuando se refieran a
varios actos, disposiciones o actuaciones cuando unos sean reproducción, confirmación o ejecución
de otros o exista entre ellos cualquier otra conexión directa. La acumulación puede ser pedida por
las partes o acordada de oficio por el órgano jurisdiccional previa audiencia de éstas.

Es posible también, antes de que se dicte sentencia, solicitar la ampliación del recurso a
cualquier acto, disposición o actuación que guarde con el que sea objeto del recurso en
tramitación la relación antes dicha para la acumulación, así como cuando en los recursos
contencioso-administrativos interpuestos contra los actos presuntos de la Administración se dictare
durante su tramitación resolución expresa respecto de la pretensión inicialmente deducida (y esta
fuera, obviamente, desfavorable para el recurrente, pues en otro caso podrá desistir del recurso
interpuesto).

En cuanto a la cuantificación de las pretensiones, la cuantía del recurso contencioso-
administrativo vendrá determinada por el valor económico de la pretensión objeto del mismo
teniendo en cuenta las normas de la legislación procesal civil, con determinadas especialidades, y
será fijada por el órgano jurisdiccional una vez formulados los escritos de demanda y contestación,
en los que las partes podrán exponer, por medio de otrosí, su parecer al respecto.

106
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 12.- EL PROCESO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO

1. El proceso contencioso-administrativo como proceso revisor o de apelación y
sus insuficiencias

El proceso contencioso-administrativo nació en 1845 como un proceso civil de primera instancia e
inmediatamente evolucionó hacia un modelo similar al proceso de apelación civil, pero en el que el
acto administrativo recurrido oficia de sentencia de primera instancia y el expediente
administrativo cumple las funciones de los autos judiciales. Y de la misma forma que en la
apelación civil la no impugnación de la sentencia de primera instancia en el corto plazo previsto
para la apelación produce el efecto de cosa juzgada, así también la no impugnación del acto
administrativo en los brevísimos plazos de los recursos administrativos previos o en el previsto
para acceder al contencioso-administrativo judicial da lugar al mismo efecto de cosa juzgada, o, lo
que es igual, lo convierte en un acto firme y consentido, definitivamente inatacable.
A) La configuración histórica del dogma revisor.

Los diseñadores del primer modelo del proceso contencioso-administrativo lo hicieron sobre la
plantilla de un proceso de primera instancia civil que se iniciaba por demanda del particular o por
la Administración ante los Consejos Provinciales y el Consejo de Estado sin necesidad de acto ni
recurso administrativo previo, sin sujeción a plazo de interposición y sin limitación de alegaciones
ni medios de prueba, ni planteamiento del efecto suspensivo del recurso sobre el acto recurrido.

No era, pues, dicho proceso una revisión de una resolución formalizada y notificada, un recurso
contra un acto administrativo que hace el oficio de una sentencia de primera instancia como ahora
lo entendemos, aunque las demandas se formulasen también con ocasión de una actuación o acto
administrativo. Tampoco se trataba de la revisión de lo gubernativamente decidido, pues lo
gubernativo era precisamente entonces la materia que por sí misma la Administración activa
resolvía sin recurso ulterior ante la Administración contenciosa.

Pero la Jurisprudencia administrativa entendió que con el prestigio de la Justicia Administrativa y el
poder de la Administración enjuiciada cuadraba mejor una concepción del proceso como revisor de
lo previamente decidido por la Administración.

Así, el Consejo de Estado se ascendía a tribunal de apelación y judicializaba la actividad
administrativa. Por ello desde las primeras sentencias del Consejo de Estado se exigió para admitir
la demanda la existencia de un previo acto administrativo en torno al cual precisar los términos de
la litis a lo antes decidido abriéndose al tiempo la posibilidad de eliminar un buen número de
recursos, los no presentados dentro de los brevísimos plazos que se fueron estableciendo para
recurrir, girando ya las cuestiones y probanzas en torno y dentro de los límites de lo previamente
decidido y acreditado en la fase administrativa.

El carácter revisor del proceso contencioso-administrativo, es decir, su funcionalidad como recurso
de apelación contra un acto o resolución previamente dictado por la Administración, incluso ya
ejecutoriado, se reconocerá primero en la Jurisprudencia del Consejo de Estado y se consagrará
plenamente en la Ley de Santamaría de Paredes de 1888.

La regulación de la Ley de 1888, a semejanza de los procesos civiles de apelación, estableció que
el recurso contencioso-administrativo se interpusiera contra una resolución administrativa de
carácter reglado que ha causado estado, que es ejecutoria salvo suspensión acordada por el
Tribunal. De otro lado, el recurso debe interponerse dentro de un breve plazo (tres meses a contar
desde la notificación), bajo sanción de que el acto adquiera firmeza porque no se admite contra
«los acuerdos consentidos por no haber sido apelados en tiempo y forma»; y lo mismo que en los

107
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

procesos civiles de apelación se distingue entre la interposición y el escrito de alegaciones, escrito
razonado que se formaliza a la vista del expediente administrativo, expediente que cumple la
misma función que en el proceso de apelación corresponde a los autos de la primera instancia.

La Ley Jurisdiccional de 1956 estructuró el proceso contencioso-administrativo sobre los mismos
elementos característicos del recurso de apelación civil (interposición contra una resolución
ejecutoria que deviene firme si no se recurre en un breve plazo de interposición, dos meses; y
separación, como trámites y momentos procesales diversos, de los de interposición del recurso y
formalización de la demanda o alegaciones).

La Jurisdicción Contencioso-Administrativa, se dice, «es revisora en cuanto requiere la existencia
p r e v ia d e u n a c t o a d m in is t r a t iv o , p e r o s in q u e e llo s ig n if iq u e q u e s e a im p e r t in e n t e la p r u e b a , n i
que sea inadmisible aducir en vía contenciosa todo fundamento que no haya sido previamente
expuesto ante la Administración. El proceso ante la Jurisdicción Contencioso-Administrativa no es
una casación, sino, propiamente, una primera instancia jurisdiccional».

Es claro que lo negado no es que la primera instancia del proceso contencioso-administrativo sea
revisora del acto, ni siquiera que no sea asimilable a la segunda instancia o apelación en el orden
civil, sino que la primera instancia del proceso contencioso-administrativo no se parece en nada a
la tercera instancia civil, es decir, al recurso de casación.

Pero que la primera instancia del proceso contencioso-administrativo se asemeje a la segunda
instancia o apelación del proceso civil no significa que no existan profundas diferencias con éste,
diferencias que juegan en favor de la Administración. La más notable es, sin duda, que la
interposición del recurso no suspende la ejecutoriedad del acto administrativo, frente a la regla
general de que las apelaciones contra las sentencias civiles de primera instancia suspenden la
eficacia de las sentencias; por otra parte el juez civil que ha juzgado la primera instancia y dictado
la sentencia no es, obviamente, parte en el proceso de apelación como, sin embargo sí lo es la
Administración autora del acto en el proceso contencioso-administrativo.

B) Doctrina jurisprudencial coherente con el carácter revisor

La jurisprudencia no ha dudado en afirmar el carácter revisor de actos del proceso contencioso-
administrativo, una visión ajustada a la Ley de 1956 y anteriores, lo que, obviamente, llevó a
graves restricciones en la admisión de los recursos y por ende de la garantía judicial efectiva del
artículo 24 CE.

La primera restricción es la derivada de la exigencia del acto previo. La Jurisprudencia declara
inadmisible cualquier pretensión que no traiga causa de resoluciones o acuerdos de la
Administración. Tampoco permite el enjuiciamiento de actos administrativos distintos de los
citados como impugnados en el escrito de interposición del recurso e introducidos en el trámite de
formulación de demanda sin guardar los requisitos propios de la acumulación. Y tampoco se
acepta que el recurrente pretenda una pronunciación jurisprudencial sobre un acto posterior al
escrito de interposición salvo que se den los requisitos de la ampliación.

La prueba, sin embargo, se admite con mayor amplitud que en la apelación civil. Las limitaciones
vigentes proceden precisamente de la Ley de 1956 que permitió al órgano jurisdiccional
circunscribirla a los hechos de “indudable trascendencia”.

En el carácter revisor se apoya la regla de la preferencia a la hora de dictar sentencia del análisis
de los vicios graves de procedimiento, considerados como vicios de orden público, sobre las causas
de inadmisibilidad del proceso y sobre las cuestiones de fondo.

108
Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

o las resoluciones judiciales pueden efectivamente satisfacer la pretensión del que resulte en su día vencedor. la principal consecuencia del carácter revisor o de apelación que se otorga al proceso contencioso-administrativo de primera instancia es la equiparación que establece entre sentencia civil de primera instancia y acto administrativo.es) . 2. Medidas cautelares. mediante la correspondiente sentencia de condena. evitando su conversión en acto firme consentido. Se crea así un recurso contra la inactividad de la Administración. allí donde no juega el mecanismo del silencio administrativo”. una prestación material debida o la adopción de un acto expreso en procedimientos iniciados de oficio. “trata de superar la tradicional y restringida concepción del recurso contencioso- administrativo como una revisión judicial de actos administrativos previos” pero advierte que “del recurso contra actos. Para que estos nuevos recursos no cayesen en la lógica del proceso revisor era necesario evitar que la contestación de la Administración al requerimiento o reclamación del particular se asimilase a la de un recurso administrativo. y. También fuera del carácter revisor del proceso. y actos que tengan un plazo legal para su adopción. en fin. C) La Ley Jurisdiccional de 1998: mantenimiento del carácter revisor para la impugnación de actos La Ley de 1998. poco hay que renovar” y por consiguiente mantiene el principal efecto del carácter revisor que es “la inadmisibilidad del recurso contra actos confirmatorios de otros firmes y consentidos”. lOMoARcPSD|1541720 Manifestaciones del mismo carácter revisor son también la inadmisibilidad de los recursos prematuros contra actos aún no dictados. Pero la admisión de esta variedad del proceso queda sujeta a diversas cautelas: 》 De una parte “no se permite a los órganos judiciales sustituir a la Administración en aspectos de su actividad no prefigurados por el Derecho. y que viene a sustituir a los inseguros interdictos ante el juez civil. o la Justicia será otra “estafa procesal”. inadmisión de agravios comparativos. D) El abandono del carácter revisor en los recursos contra la inactividad de la Administración y las vías de hecho La Ley jurisdiccional de 1998 configura dos tipos de proceso cuyo objetivo no es una sacralizada decisión previa con vocación de cosa juzgada sino más sencillamente una conducta omisiva o agresiva de la Administración. la imposibilidad de pretensiones extrañas al contenido del acto. la prohibición del ejercicio de acciones de carácter reconvencional. 》 De otra parte. Con todo.” que se dirige a obtener de la Administración. incluida la discrecionalidad. 109 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. el rechazo de cuestiones nuevas no planteadas en vía administrativa. el mejor modelado en el periodo precedente. la inmutabilidad de las cuantías económicas solicitadas. la prohibición de sustituir a la Administración en su actuación. La suspensión de efectos del acto recurrido Las medidas cautelares están pensadas para asegurar el cumplimiento de la sentencia que en su día se dicte. pues. la Ley instaura el recurso contra las actuaciones materiales en vía de hecho que viene a ser una especie de interdicto contencioso-administrativo. pero con las que también se pretende evitar la ejecutoriedad del acto administrativo o anticipar la prestación solicitada en casos de necesidad. se juega en muchos casos el ser o no ser del derecho material discutido y la utilidad de los procesos. la ley limita esta acción a prestaciones concretas.

110 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. y será resuelto por auto dentro de los 5 días siguientes. Contra el auto que acuerde medidas no se dará recurso alguno. Levantada la medida cautelar por sentencia o por cualquier otra causa. muy limitativa en cuanto al fundamento o causa en que el juez puede apoyar la medida cautelar. se imponen a la concesión de la medida cautelar otros límites o condiciones algo rigurosos: El juez no puede conceder automáticamente la medida cautelar. La Ley descarta que tenga cabida la fundamentación de la medida cautelar sobre la apariencia del buen derecho. en un plazo que no excederá de 10 días. dentro del año siguiente a la fecha del alzamiento. pero si se impugnare una disposición general. sin embargo. pues permite solicitar en cualquier estado del proceso la adopción de cuantas medidas aseguren la efectividad de la sentencia. Además de la limitación derivada de su fundamento.es) . El incidente cautelar se tramitará en pieza separada. la petición deberá efectuarse en el escrito de interposición o en el de demanda. se le exige que proceda a una previa valoración circunstanciada de todos los intereses en conflicto. ampliando la suspensión de efectos del acto recurrido. Los interesados podrán solicitar la medida cautelar en cualquier estado del proceso. la Administración o la persona que pretendiere tener derecho a indemnización de los daños sufridos con motivo de ella podrá solicitar ésta ante el propio órgano jurisdiccional por el trámite de los incidentes. ni siquiera ante la evidencia del riesgo de inutilidad de la pretensión del actor. y se solicitare la suspensión de la vigencia de los preceptos impugnados. antes de decidir. Para el otorgamiento de la suspensión. con audiencia de la parte contraria. Lo que podrá traducirse en la exigencia de una caución o garantía suficiente para responder de éstos. La Ley Jurisdiccional de 1998 ha hecho un aparente esfuerzo de ampliación de las medidas cautelares. que ahora tiene una causa o fundamento único: “la medida cautelar podrá acordarse … únicamente cuando la ejecución del acto o la aplicación de la disposición pudieran hacer perder su finalidad al recurso”. El TS ha llegado a reconocer que la sentencia de primera instancia favorable al solicitante de la medida cautelar es más que suficiente justificación de esa apariencia de buen derecho para otorgar la medida cautelar de la suspensión de efectos del acto administrativo durante la sustanciación de la segunda instancia. impulsada por una previa jurisprudencia progresiva y la evolución seguida por otros ordenamientos europeos y el Derecho comunitario. La Ley es. B) Las medidas cautelares en el Derecho español La LEC reconoce al demandante el derecho a solicitar “las medidas cautelares necesarias para asegurar la efectividad de la sentencia que en juicio recayere”. lOMoARcPSD|1541720 Antes de la Ley Jurisdiccional de 1998 no se preveía otra medida cautelar que la suspensión de efectos del acto administrativo. La Ley de 1998 cambia el panorama de las medidas cautelares. la Ley de 1956 ponía el acento en que la ejecución del acto pudiera hacer peligrar la viabilidad posterior de la pretensión ejercitada. Se obliga al Juez a acordar garantías frente a la medida cautelar cuando de ésta pudieran derivarse perjuicios de cualquier naturaleza.

es decir. Copia o traslado de la disposición o del acto expreso que se recurran o indicación del expediente en que haya recaído el acto o el periódico oficial en que la disposición se haya publicado. conflictos entre Administraciones o Entes públicos y recursos de particulares contra éstas. o inicie la actividad a la que esté obligada. e instaura uno nuevo • La cuestión de ilegalidad de reglamentos. el expediente en que tuvieran origen. El recurso contencioso-administrativo común. Documento que acredite la representación del compareciente. se mencionará el órgano o dependencia al que se atribuya una u otra. Se acompañarán al escrito de interposición: 1. Los documentos que acrediten la legitimación del actor cuando la ostente por habérsela transmitido otro por herencia o por cualquier otro título. 4. declararlo lesivo para el interés público. En el proceso de lesividad (es decir. inactividad o vía de hecho en 111 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. acto. A) El inicio del procedimiento El procedimiento en primera o única instancia general se inicia de forma diferente según los diversos tipos de conflictos: proceso de lesividad. lOMoARcPSD|1541720 Las medidas cautelares estarán vigentes hasta que recaiga sentencia firme que ponga fin al procedimiento en el que fueren acordados o hasta que el procedimiento finalice por cualquiera de las causas previstas en la Ley. El procedimiento contencioso-administrativo de primera o única instancia La Ley Jurisdiccional regula un procedimiento común de primera o única instancia que responde básicamente a ese patrón revisor. En los litigios entre Administraciones públicas no cabe interponer recurso en vía administrativa. Este trámite no es necesario en el recurso dirigido contra una disposición general. en el generoso plazo de 4 años desde que dictó un acto ante la Jurisdicción Contencioso-Administrativa) deberá. reinstaura dos procedimientos especiales: • El procedimiento de protección de derechos fundamentales y • El procedimiento en los casos de suspensión administrativa previa de acuerdos. el recurso de lesividad se iniciará por demanda a la que se acompañará la declaración de lesividad y el expediente administrativo. se iniciará por un escrito de interposición reducido a citar la disposición.es) . Después. 3. Si el objeto del recurso fuera la inactividad de la Administración o una vía de hecho. anule o revoque el acto. cuando la Administración autora de algún acto pretenda en virtud de este privilegio auto demandarse. en su caso. No siempre es necesario iniciar el proceso mediante el escrito de interposición. 3. haga cesar o modifique la actuación material. inactividad o actuación constitutiva de vía de hecho que se impugne y a solicitar que se tenga por interpuesto el recurso. acto. Además. o cualesquiera otros datos que sirvan para identificar suficientemente el objeto del recurso. deberá requerirla previamente para que derogue la disposición. cuando una Administración interponga recurso contencioso-administrativo contra otra. Sin embargo. pero con diversas matizaciones en su configuración según el tipo de pretensión ejercitada. 2. el que comienza a instancia de particulares contra la Administración. previamente. El documento que acredite el cumplimiento de los requisitos exigidos para entablar acciones las personas jurídicas con arreglo a las normas o estatutos que les sean de aplicación.

a partir del día siguiente a aquel en que. Si no hubiere requerimiento. el plazo es de 6 meses y se contará: • para el solicitante y otros posibles interesados. Formalmente la reclamación del expediente administrativo produce el efecto de emplazamiento de la Administración y su envío equivale a su personación en el proceso. ordenándole emplace a quienes aparezcan como interesados en él. El Juzgado o la Sala podrá también de oficio acordar la publicación. reclamación del expediente. acordará. la Ley establece un trámite de admisión para que el órgano jurisdiccional pueda rechazar el recurso cuando constare de modo inequívoco y manifiesto la falta de jurisdicción o la incompetencia del Juzgado o Tribunal. lOMoARcPSD|1541720 que no existan terceros interesados que podrá iniciarse también mediante demanda en que se concretará la disposición. se produzca el acto presunto. si lo solicita el recurrente. alegaciones previas y contestación a la demanda. para que puedan personarse en el plazo de 9 días. si fuera expreso. • si media recurso de reposición. B) Publicidad. 112 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. acompañando los documentos antes dichos. si lo estima conveniente. • en el caso de proceso de lesividad. La reconvención. el plazo será de 20 días desde el día en que se inició la actuación administrativa en vía de hecho.es) . a contar desde el día siguiente a la fecha de la declaración de lesividad. Además de las mencionadas. emplazamiento. El plazo para interponer el recurso contra la vía de hecho es de 10 días a contar desde el día siguiente a la terminación del plazo de otros 10 establecido para que la Administración conteste al requerimiento. Los anuncios tienen por objeto llamar a terceros interesados para que comparezcan si a su derecho interesa. que se anuncie la interposición del recurso en el periódico oficial que proceda. desde el día siguiente a aquel en que se notifique la resolución expresa del recurso potestativo de reposición o aquel en que éste deba entenderse presuntamente desestimado. emplazamiento de los demandados y reclamación del expediente administrativo Examinada de oficio por el órgano jurisdiccional la validez de la comparecencia a través del escrito de interposición y de los documentos presentados. haberse interpuesto el recurso contra actividad no susceptible de impugnación. la Ley de 1998 ha añadido algunas causas nuevas de inadmisibilidad: 8 Cuando se hubieran desestimado en el fondo otros recursos sustancialmente iguales por sentencia firme. El plazo para interponer el recurso contencioso-administrativo es de 2 meses contados desde el día siguiente al de la publicación de la disposición impugnada o al de la notificación o publicación del acto que ponga fin a la vía administrativa. Tras los trámites de interposición. y personación. Al propio tiempo el órgano jurisdiccional requerirá de la Administración la remisión del expediente administrativo. Si el acto no fuera expreso. de acuerdo con su norma específica. demanda. o haber caducado el plazo de interposición. C) Los trámites de admisión. la falta de legitimación del recurrente. acto o conducta impugnados y se razonará su disconformidad a Derecho.

y al margen de la voluntad de las partes. Recibido el expediente administrativo en el Juzgado o Tribunal y comprobados. escrito parejo de ésta. como en el proceso civil.es) . La disponibilidad de las partes sobre la prueba queda. si fuera evidente que la actuación administrativa se ha producido dentro de la competencia y en conformidad con las reglas del procedimiento legalmente establecido. La jurisprudencia niega que la Administración pueda formular una reconvención a partir del argumento de que lo “pretendido a través de una sui generis reconvención es materia nueva. alegaciones previas sobre inadmisibilidad. en justificación de los cuales podrán alegarse cuantos motivos procedan hayan sido o no planteados ante la Administración. D) La prueba En la prueba rige. con la debida separación. referidas a los motivos que pudieran determinar la incompetencia del órgano jurisdiccional o la inadmisibilidad del recurso. sin que sea posible variar las pretensiones formuladas en la vía administrativa. para analizarlo a la luz del ordenamiento jurídico”. dentro del plazo para formular la demanda o la contestación. debe formularse en el plazo de 20 días. fundamentos de Derecho y las pretensiones que se deduzcan. para que se sustancie en el mismo proceso y se decide en la misma sentencia. rebajada por el amplio margen reconocido al juez para decidir la apertura del periodo probatorio. no obstante. los hechos. Las partes demandadas podrán formular dentro de los primeros 5 días de plazo para contestar la demanda. La contestación a la demanda. lOMoARcPSD|1541720 8 Cuando se impugne una actividad material constitutiva de vía de hecho. Si la parte demandada no se opone. se pasa el expediente al recurrente para que formalice la demanda en el plazo de 20 días. los emplazamientos. el pleito será declarado concluso para la sentencia una vez contestada la demanda. Si las partes estimasen que el expediente administrativo no está completo. condicionado a una valoración judicial que versará sobre dos circunstancias: que exista disconformidad en los hechos y que éstos fueran de trascendencia para la resolución del pleito. En el proceso civil la reconvención es una acción nueva que el demandado ejercita frente al actor. podrá solicitar. el juez puede acordar de oficio el recibimiento a 113 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. El actor podrá pedir por otrosí en su demanda que el recurso se falle sin necesidad de recibimiento a prueba ni vista o conclusiones. que se reclamen los antecedentes para completarlo con suspensión del plazo correspondiente. y en su caso completados. toda vez que la Jurisdicción debe examinar el acto previo. o de los que quedasen después de los invertidos en el trámite de formulación de alegaciones previas y tiene la misma estructura formal de la demanda: separación de hechos y fundamentos de Derecho. 8 Cuando se impugne la no realización por la Administración de sus obligaciones si fuera evidente la ausencia de obligación concreta de la Administración respecto de los recurrentes. en los escritos de demanda y contestación y en los de alegaciones complementarias. En la demanda se consignarán. el principio dispositivo de forma que el recibimiento del proceso a prueba se solicita por medio de otrosí. y las mismas reglas sobre acompañamiento de documentos que rigen para aquélla son aplicables a la contestación. Además. ajena al acto impugnado y sobre la que la administración no ha hecho pronunciamiento alguno” o bien porque “la jurisdicción Contencioso-Administrativa ha de ceñirse a las cuestiones resueltas por el acto previo de la Administración.

que se presenten conclusiones o que el pleito sea declarado concluso.es) . • Si se hubiese pretendido el reconocimiento y restablecimiento de una situación jurídica individualizada. extensión y límites La sentencia es el modo normal de terminación del proceso y por ella el órgano jurisdiccional decidirá sobre la regularidad del proceso y sobre las pretensiones de las partes. por desistimiento del actor y por allanamiento del demandado. Celebrada la vista o presentadas las conclusiones. El recurso se desestimará cuando se ajusten a Derecho la disposición. salvo que haga uso de la facultad de acordar determinadas pruebas para mejor proveer. • Si la medida consistiera en la emisión de un acto o en la práctica de una actuación jurídicamente obligatoria. Cuando se acuerde el trámite de conclusiones. sin que puedan plantearse cuestiones que no hayan sido suscitadas en los escritos de demanda y contestación. como los pleitos civiles y laborales. Se declarará la inadmisibilidad del recurso o de alguna de las pretensiones cuando el Juzgado o el Tribunal Contencioso-Administrativo carezca de jurisdicción. concluye por sentencia. cuando se hubiera presentado el escrito inicial del recurso fuera del plazo establecido. se hubiera interpuesto por persona incapaz. pues éstas podrán solicitar en la demanda y en la contestación que se celebre vista. incluso la desviación de poder. actos o actuaciones no susceptibles de impugnación. Además puede terminar por reconocimiento en vía administrativa de las pretensiones del demandante o por conciliación judicial. o tuviere por objeto disposiciones. A) La sentencia: contenido. E) El período conclusivo El proceso contencioso-administrativo termina con una fase de recapitulación y valoración de lo actuado. la prueba practicada y los fundamentos jurídicos en que apoyen sus pretensiones en el plazo de 10 días. la sentencia podrá establecer plazo para que se cumpla el fallo. si bien el plazo será de 15 días para proponer y 30 para practicar. reconocerá dicha situación jurídica y adoptará cuantas medidas sean necesarias para el pleno restablecimiento de la misma. acto o actuación impugnados. recayera sobre cosa juzgada o existiera litispendencia o. para sentencia. lOMoARcPSD|1541720 prueba y disponer la práctica de cuantas estime pertinentes para la más acertada decisión del asunto. en cuyo caso la sentencia estimatoria contendrá alguno de estos pronunciamientos: • Declarará no ser conforme a Derecho y. se dará la palabra a las partes por su orden para que de forma sucinta expongan sus alegaciones. el juez o Tribunal declarará que el pleito ha quedado concluso para sentencia. La terminación del procedimiento El procedimiento contencioso-administrativo. En el acto de la vista. Se dictará en el plazo de 10 días desde que el pleito haya sido declarado concluso y decidirá todas las cuestiones controvertidas en el proceso. cuya existencia se remite a la voluntad de las partes. anulará total o parcialmente el acto o disposición recurrido o dispondrá que cese o se modifique la actuación impugnada. La prueba se desarrollará con arreglo a las normas generales establecidas para el proceso civil. sin más trámites. no debidamente representada o no legitimada. 114 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. en su caso. 4. las partes presentarán unas alegaciones sucintas acerca de los hechos. en cuyo caso dicha declaración se hará inmediatamente después de que finalice la práctica de la diligencia o diligencias de prueba acordadas. El recurso se estimará cuando incurrieran en cualquier infracción del ordenamiento jurídico.

el allanamiento es un comportamiento procesal del demandado. B) Desistimiento. Por el contrario. en acto posteriormente inatacable. El procedimiento termina también por el desistimiento que consiste. para conocer de sus pretensiones de reconocimiento de dicha situación individualizada. por razón del territorio. al prescribir que no afectarán por sí mismas a la eficacia de las sentencias o actos administrativos firmes que lo hayan aplicado antes de que la anulación alcanzara efectos generales. y a ejercitar en ejecución de la sentencia. En 115 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. lOMoARcPSD|1541720 • Si fuera estimada una pretensión de resarcir daños y perjuicios. cuál es el efecto de las sentencias anulatorias de un precepto de una disposición general? La Ley Jurisdiccional sigue aquí un criterio restrictivo. La sentencia fijará la cuantía de la indemnización cuando lo pida el demandante. En principio. cuando concurran las siguientes circunstancias: 8 Que los interesados se encuentren en idéntica situación jurídica que los favorecidos por el fallo. 8 Que el Juez o Tribunal sentenciador fuera también competente. puede darse una extensión a terceros de los efectos de una sentencia en materia tributaria y de personal al servicio de la Administración Pública. en los términos propios del proceso civil. pero si se trata de una disposición general los tendrá “erga omnes” desde el día en que sea publicado su fallo y preceptos anulados. dictará sentencia de conformidad con las pretensiones del demandante. el Juez o Tribunal. salvo si ello supusiera infracción manifiesta del ordenamiento jurídico. Un límite importante a los poderes del Juez es la prohibición de determinar el contenido de los preceptos de una disposición general en sustitución de los anulados o el contenido discrecional de los actos administrativos. en el proceso contencioso- administrativo. Pero la Ley admite también un desistimiento del actor sin renuncia al derecho material. La estimación de pretensiones de reconocimiento o restablecimiento de una situación jurídica individualizada sólo producirá efectos entre partes. Admite dos variantes: § Cuando se produce dentro del proceso. fundado en que la Administración demandada hubiera reconocido totalmente en vía administrativa las pretensiones del demandante. 8 Que soliciten la extensión de los efectos de la sentencia en el plazo de 1 año desde la última notificación de ésta a quienes fueron parten en el proceso.es) . ¿Y sobre los actos dictados con anterioridad. A diferencia del desistimiento. en una declaración de voluntad del actor por la que abandona la acción ejercitada en el proceso. provoca que el acto recurrido se convierta en acto consentido. y tradicional. § Otra modalidad es el allanamiento extraprocesal. allanamiento y conciliación judicial. No obstante. pero sin renunciar al derecho material ni a las pretensiones ejercitadas que pueden reiterar mientras no se produzca su prescripción. se declarará el derecho a la reparación. la sentencia sólo produce efectos entre las partes. señalando quien viene obligado a indemnizar. sin más trámites. en cuyo caso dictará sentencia ajustada a derecho. que acepta mediante una manifestación de voluntad las pretensiones del actor. cuando la Administración reconoce totalmente en vía administrativa las pretensiones del demandante fuera del proceso.

El procedimiento se iniciará por demanda. trasladará al demandado y citará a las partes para la celebración de la vista. El juez dictará sentencia en el plazo de 10 días desde la celebración de la vista. los Juzgados Centrales de lo Contencioso-Administrativo de este Orden Jurisdiccional conocen. con la venia del juez. oídas las partes por plazo común de 5 días y previa comprobación de lo alegado.000 euros. en su caso. las personas que sean parte en los asuntos podrán. se propondrán las pruebas y se practicarán. el juez. lOMoARcPSD|1541720 este caso cualquiera de las partes podrá ponerlo en conocimiento del juez. por el procedimiento abreviado. y ordenará a la Administración demandada que remita el expediente administrativo. el juez dictará auto en el que también declarará terminado el procedimiento y ordenará el archivo del recurso y la devolución del expediente administrativo. así como la posibilidad de alcanzar un acuerdo que ponga fin a la controversia. en cuanto no sean incompatibles con los trámites del juicio abreviado. auto y sentencia) y la naturaleza y cuantía del objeto del proceso. así como todas aquellas cuya cuantía no supere los 30. antes de darla por terminada. la Ley Jurisdiccional recurre al activismo judicial para conseguir la rápida terminación de los procedimientos en primera o única instancia por medio de la conciliación judicial. o con una ratificación de los expuestos en la demanda. se tendrá al actor por desistido del recurso. si la hubiere. El procedimiento abreviado Los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo y. sobre extranjería y sobre inadmisión de peticiones de asilo político. que el juez.es) . Recibido el expediente administrativo. para asignar el tipo que corresponde a cada impugnación. con indicación de día y hora. una vez formuladas la demanda y la contestación. asuntos de disciplina deportiva en materia de dopaje. Tras la práctica de la prueba. en su caso. Si no se sustanciasen cuestiones procesales. y si compareciese sólo el actor. 6. El sistema de recursos Todas las resoluciones judiciales son impugnables a través de un sistema de recursos que tienen en cuenta. siempre que lo acordado no fuera manifiestamente contrario al ordenamiento jurídico ni lesivo del interés público o de terceros. el juez lo remitirá al actor y a los interesados que se hubieren personado para que puedan hacer alegaciones en el acto de la vista. y se le condenará en costas. se proseguirá la vista en ausencia del demandado. oídos los Letrados. exponer de palabra lo que crean oportuno para su defensa a la conclusión de la vista. La vista comenzará con exposición por el demandante de los fundamentos de lo que pida. el demandado podrá formular las alegaciones que a su derecho convengan. a la que se acompañará los documentos establecidos para acompañar el escrito de interposición. de oficio o a solicitud de parte. la diversa importancia del acto judicial impugnado (providencia. Si las partes no comparecieren. o lo hiciera sólo el demandado. de los asuntos de su competencia que se susciten sobre cuestiones de personal al servicio de las Administraciones Públicas. Acto seguido. se dará la palabra a las partes para fijar con claridad los hechos en que se fundamenten sus pretensiones. El intento de conciliación no suspenderá el curso de las actuaciones. somete a la consideración de las partes el reconocimiento de hechos o documentos. Los recursos admitidos hoy en el proceso contencioso-administrativo son el recurso de 116 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. de las conclusiones. En función de ésta. Si las partes llegan a un acuerdo que implique la desaparición de la controversia. prescindiendo del escrito y trámite de interposición. salvo que todas las partes personadas lo solicitasen. el Juez o Tribunal dictará auto declarando terminado el procedimiento. Si no hubiere conformidad sobre los hechos. y. Por último. 5. previo examen de su jurisdicción y de competencia objetiva.

El recurso se interpone en el plazo de 5 días. La Ley de 1956 estableció contra los autos y sentencias de las Salas de lo Contencioso- Administrativo. de oficio o a instancia de parte. a fin de que puedan impugnarlo si lo estiman conveniente. salvo contra los expresamente exceptuados. a contar desde el siguiente al de la notificación de la resolución impugnada. introduce algunos cambios. B) El recurso de suplica El recurso de súplica. Del escrito de recurso se dará traslado a las demás partes por término común de 3 días. Sin embargo. que conducen a reimplantar los recursos de apelación contra sus resoluciones. Asimismo contra las sentencias firmes no susceptibles de recurso ordinario se ha arbitrado el recurso extraordinario de revisión. pero con la finalidad de controlar la correcta interpretación del derecho por el órgano judicial de instancia. para corregir la apreciación de hechos. el recurso de revisión se configura como un recurso extraordinario contra sentencias firmes y. Ello determina que sólo se admite por motivos muy concretos a los que deben ceñirse los argumentos de las partes y la eventual casación o anulación de las resoluciones judiciales recurridas. caracterizado por la rapidez de planteamiento y de resolución. contra cuyas resoluciones. ¨ Por último. salvo el extraordinario de revisión. Transcurrido dicho plazo. que no tienen sin embargo carácter universal. el mismo órgano jurisdiccional resolverá por auto dentro del tercer día. el recurso de apelación ente la Sala 3ª del TS. quien igualmente lo resuelve. el de casación y el de revisión. fundamentalmente. que la aparición de documentos hasta entonces desconocidos o posteriores condenas penales han evidenciado como inciertos o falsos. Este cuadro resultó alterado por las previsiones de la LOPJ de 1985 que configuró al TS como juez de casación en todos los órdenes jurisdiccionales y que pretendió hacer de los Tribunales Superiores de Justicia la culminación de la organización judicial en las respectivas CCAA. el órgano jurisdiccional acuerde lo contrario. ¨ El recurso de apelación lo resuelve el órgano judicial superior y se caracteriza por dar lugar a una segunda instancia o reproducción simplificada del juicio anterior en el que se ha producido la resolución judicial impugnada. se interpone ante el propio órgano jurisdiccional autor de la resolución. ¨ El recurso de súplica se admite en el proceso contencioso-administrativo contra las providencias y los autos no susceptibles de apelación o casación y se interpone y resuelve por el mismo juez autor de la resolución impugnada. recurso de apelación y recurso de casación. los de aclaración y las solicitudes de revisión de diligencias de ordenación. Es admisible contra las providencias y los autos no susceptibles de apelación o casación. La Ley Jurisdiccional vigente de 1998 introduce sobre ese cuadro pocas novedades. sin efecto suspensivo salvo que. auto o sentencia. A) Evolución. no cabía recurso alguno. C) El recurso de apelación La apelación por su función revisora de la sentencia dictada en primera instancia es una 117 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Contra las sentencias de primera instancia se han ensayado en la Justicia administrativa tres fórmulas impugnativas: recurso de nulidad. lOMoARcPSD|1541720 súplica. los autos que resuelvan los recursos de súplica. el de apelación. motivados por la creación de los Juzgados de lo Contencioso- Administrativo.es) . ¨ El recurso de casación que igualmente se interpone ante un Tribunal Superior. en apelación o primera instancia.

La resolución del recurso corresponde al tribunal superior. Son susceptibles de apelación tanto los autos como las sentencias. a las que se remitirán los escritos de las partes y los autos de primera instancia. En los mismos escritos de interposición del recurso y de oposición. mediante escrito razonado que contiene ya las alegaciones en que se fundamente el recurso. y no sobre un nuevo material documental. para sentencia. sino ante los “autos” o conjunto de documentos en que se formalizó el primer juicio. Son apelables. lOMoARcPSD|1541720 reiteración. salvo cuando la misma sea susceptible de producir situaciones irreversibles o perjuicios de imposible reparación. Ante ellas podrán practicarse únicamente las pruebas que hubieran sido denegadas o no hubieran sido debidamente practicadas en primera instancia imputables a la parte que las solicita. alegaciones y pruebas de la primera instancia. un debate en que la apelación debe articularse no frente a la pretensión de la parte que dio lugar al inicial proceso. la celebración de vista. en ambos efectos (devolutivo y suspensivo).es) . Se admite también la ejecución provisional de la sentencia recurrida. del debate objeto del proceso. dentro de los 15 días siguientes al de su notificación. 118 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. aunque simplificada. admisión y resolución. Con esta doble concreción sobre los “autos” y sentencias se evita que el proceso se convierta en un eterno retorno y una fiel reproducción de los planteamientos. tiene efecto suspensivo sobre la ejecución de la sentencia. que se presenten conclusiones o que sea declarado concluso. En todo caso siempre serán apelables las sentencias dictadas en el procedimiento para la protección de los derechos fundamentales. respectivamente.000€ y los relativos a materia electoral. en materia tributaria y de personal. En cuanto a las sentencias de los mismos órganos jurisdiccionales serán todas ellas susceptibles de recurso de apelación. sino frente a la sentencia que remata la primera instancia. El recurso de apelación contra sentencias es admisible en ambos efectos. los autos de los Juzgados de lo contencioso-administrativo y los de los Juzgados centrales de lo Contencioso-Administrativo ante las Salas de lo Contencioso Administrativo de los TSJ y de la Audiencia Nacional. las Salas de lo contencioso- administrativo de los TSJ y de la Audiencia Nacional. La interposición tiene lugar ante el Juzgado que hubiere dictado la resolución apelada. es decir. El recurso de apelación contra los autos sólo se admite contra los de los Juzgados centrales de lo Contencioso Administrativo y de la Audiencia Nacional en un solo efecto. las partes podrán pedir el recibimiento a prueba. sin que la sustanciación del recurso impida su ejecución. en los incidentes seguidos para extender a terceros una sentencia estimatoria. La jurisprudencia ha dispuesto que la apelación no puede ser otra cosa que una “depuración de los resultados de la primera instancia”. lo que no obsta a que el juez pueda adoptar las medidas cautelares que sean pertinentes para asegurar la ejecución de la sentencia. es decir. La tramitación del recurso de apelación sigue tres fases: interposición. sin más trámites. las que resuelvan litigios entre Administraciones públicas y sobre impugnaciones indirectas de disposiciones generales. además de trasladar la competencia del Tribunal superior. salvo que se refieran a asuntos cuya cuantía no exceda de 18.

2. por el Presidente o Presidentes de las demás Salas de lo Contencioso-administrativo y.es) . El mismo juez de casación dicta una nueva sentencia en términos similares a lo que hace el juez de apelación. Mantener en los límites de la competencia al juez inferior. que la presidirá. A) Resoluciones recurribles en casación. 3. únicamente serán susceptibles de recurso las sentencias que contengan doctrina que se reputa gravemente dañosa para los intereses generales y sean susceptibles de extensión de efectos. En el caso de las sentencias dictadas en única instancia por los Juzgados de lo Contencioso- administrativo. Las sentencias que. El recurso de casación El recurso de casación nació con la Revolución Francesa como una técnica para reprimir las tentativas de los jueces de invadir competencias legislativas. el de casación para unificación de la doctrina y el de casación en interés de la ley. La Ley 29/1998 configuró tres tipos de recursos de casación: el ordinario. Vigilar la observancia por éste de las formas procesales. siendo susceptibles de casación. Pues bien. salvo en los casos en que aprecie falta de jurisdicción o vicios de procedimiento. siempre que hubieran sido invocadas oportunamente en el proceso o consideradas por la Sala sentenciadora. También son susceptibles de recurso de casación los siguientes autos dictados por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional y por las Salas de lo Contencioso- Administrativo de los TSJ. lOMoARcPSD|1541720 7. de las Secciones de las mismas. quedando únicamente el recurso de casación ordinario. y por los Magistrados de la referida Sala o Salas que fueran necesarios para completar un total de cinco miembros. b) Los que pongan término a la pieza separada de suspensión o de otras medidas 119 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. con la misma excepción e igual límite dispuestos anteriormente: a) Los que declaren la inadmisión del recurso contencioso-administrativo o hagan imposible su continuación. El juez de casación no revisa la determinación y fijación de los hechos realizada por el juez inferior. la Ley Orgánica 7/2015 deroga los recursos de casación para la unificación de doctrina y los recursos de casación en interés de ley. en número no superior a dos. hayan sido dictadas por las Salas de lo Contencioso-administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia sólo serán recurribles ante la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo si el recurso pretende fundarse en infracción de normas de Derecho estatal o de la Unión Europea que sea relevante y determinante del fallo impugnado. Las sentencias dictadas en única instancia por los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo y las dictadas en única instancia o en apelación por la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional y por las Salas de lo Contencioso-administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia serán susceptibles de recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo. y. pues es un recurso síntesis de la anulación y la apelación por motivos de derecho. atendiendo a un triple frente: 1. Cuando el recurso se fundare en infracción de normas emanadas de la Comunidad Autónoma será competente una Sección de la Sala de lo Contencioso- Administrativo que tenga su sede en el Tribunal Superior de Justicia compuesta por el Presidente de dicha Sala. pero después las funciones se han modificado o ampliado. en su caso. Regular y uniformar la aplicación del Derecho a través del respeto a lo establecido por la jurisprudencia de los Tribunales superiores.

Por ultimo. Se presumirá que existe interés casacional objetivo: a) Cuando en la resolución impugnada se hayan aplicado normas en las que se sustente la 120 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. entre otras circunstancias. que extienda a otros supuestos análogos los efectos de una sentencia firme. de personal al servicio de la Administración publica y de unidad de mercado. El Tribunal de casación podrá apreciar que existe interés casacional objetivo. c) Los recaídos en ejecución de sentencia. motivándolo expresamente en el auto de admisión. dentro de ese contexto estrictamente jurídico. ante cuestiones sustancialmente iguales. f) Interprete y aplique el Derecho de la Unión Europea en contradicción aparente con la jurisprudencia del Tribunal de Justicia o en supuestos en que aun pueda ser exigible la intervención de éste a título prejudicial. son susceptibles de casación las resoluciones del Tribunal de Cuentas en materia de responsabilidad contable en los casos establecidos en su Ley de Funcionamiento. sin que la improcedencia de plantear la pertinente cuestión de inconstitucionalidad aparezca suficientemente esclarecida. lOMoARcPSD|1541720 cautelares. siempre que resuelvan cuestiones no decididas. las pretensiones del recurso de casación deberán tener por objeto la anulación total o parcial de la sentencia o auto impugnado y. i) Haya sido dictada en el procedimiento especial de protección de derechos fundamentales. la devolución de los autos al Tribunal de instancia o resolución del litigio por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo dentro de los términos en que apareciese planteado el debate. una interpretación de las normas de Derecho estatal o de la Unión Europea en las que se fundamenta el fallo contradictoria con la que otros órganos jurisdiccionales hayan establecido. directa o indirectamente. la resolución que se impugna: a) Fije. h) Resuelva un proceso en que lo impugnado fue un convenio celebrado entre Administraciones públicas. c) Afecte a un gran número de situaciones. B) Objeto del recurso. b) Siente una doctrina sobre dichas normas que pueda ser gravemente dañosa para los intereses generales. bien en sí misma o por trascender del caso objeto del proceso. e) Interprete y aplique aparentemente con error y como fundamento de su decisión una doctrina constitucional. cuando. d) Los dictados sobre ejecución provisional de sentencias. El interés casacional. g) Resuelva un proceso en que se impugnó. d) Resuelva un debate que haya versado sobre la validez constitucional de una norma con rango de ley. El recurso de casación ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo se limitará a las cuestiones de derecho y. en aquélla o que contradigan los términos del fallo que se ejecuta. e) Los dictados en materia tributaria. directa o indirectamente. una disposición de carácter general. en su caso.es) .

en el caso de que ésta hubiera sido dictada por la Sala de lo Contencioso- administrativo de un Tribunal Superior de Justicia. contados desde el siguiente al de la notificación de la resolución que se recurre. e) Cuando resuelva recursos contra actos o disposiciones de los Gobiernos o Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas. la legitimación y la recurribilidad de la resolución que se impugna. que unirá al oficio de remisión. ordenando el emplazamiento de las partes para su comparecencia dentro del plazo de 30 días ante la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Supremo. fundamentar con singular referencia al caso. emitirá opinión sucinta y fundada sobre el interés objetivo del recurso para la formación de jurisprudencia. con toda evidencia. Si se cumplieran los requisitos.es) . D) La admisión a trámite. estando legitimados para ello quienes hayan sido parte en el proceso. f) Especialmente. oír a las partes 121 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. c) Cuando la sentencia recurrida declare nula una disposición de carácter general. de haber existido momento procesal oportuno para ello. o tomadas en consideración por la Sala de instancia. o que ésta hubiera debido observarlas aun sin ser alegadas. b) Cuando dicha resolución se aparte deliberadamente de la jurisprudencia existente al considerarla errónea. c) Acreditar. e) Justificar. si la infracción imputada lo es de normas o de jurisprudencia relativas a los actos o garantías procesales que produjo indefensión. que se pidió la subsanación de la falta o transgresión en la instancia. o debieran haberlo sido. d) Cuando resuelva recursos contra actos o disposiciones de los organismos reguladores o de supervisión o agencias estatales cuyo enjuiciamiento corresponde a la Sala de lo Contencioso- administrativo de la Audiencia Nacional. en apartados separados que se encabezarán con un epígrafe expresivo de aquello de lo que tratan: a) Acreditar el cumplimiento de los requisitos reglados en orden al plazo. justificando que fueron alegadas en el proceso. El escrito de preparación deberá. excepcionalmente y sólo si las características del asunto lo aconsejan. que concurren alguno o algunos de los supuestos que permiten apreciar el interés casacional objetivo y la conveniencia de un pronunciamiento de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo. carezca de trascendencia suficiente. mediante auto en el que se motivará suficientemente su concurrencia. C) Preparación del recurso. que la norma supuestamente infringida forma parte del Derecho estatal o del de la Unión Europea. salvo que esta. así como la remisión a ésta de los autos originales y del expediente administrativo Y. Recibidos los autos originales y el expediente administrativo. El recurso de casación se presentará ante la Sala de instancia en el plazo de treinta días. b) Identificar con precisión las normas o la jurisprudencia que se consideran infringidas. tendrá por preparado el recurso de casación. d) Justificar que la o las infracciones imputadas han sido relevantes y determinantes de la decisión adoptada en la resolución que se pretende recurrir. lOMoARcPSD|1541720 razón de decidir sobre las que no exista jurisprudencia. la Sección de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo a que se refiere el apartado siguiente podrá acordar. si lo entiende oportuno.

Admitido el recurso. El Tribunal de instancia denegará la ejecución provisional cuando pueda crear situaciones irreversibles o causar perjuicios de difícil reparación. impondrá a dicha parte las costas causadas. el Letrado de la Administración de Justicia de la Sección de Admisión de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo dictará diligencia de ordenación en la que dispondrá remitir las actuaciones a la Sección de dicha Sala competente para su tramitación y decisión y en la que hará saber a la parte recurrente que dispone de un plazo de treinta días. sin perjuicio de que la sentencia haya de extenderse a otras si así lo exigiere el debate finalmente trabado en el recurso. Cuando de ésta pudieran derivarse perjuicios de cualquier naturaleza. Igualmente podrá exigirse la presentación de caución o garantía para responder de aquéllos. y no sólo citar. pudiendo tal imposición ser limitada a una parte de ellas o hasta una cifra máxima. dictará sentencia inadmitiéndolo si entendiera tras la audiencia que el incumplimiento fue cierto. Durante este plazo estarán de manifiesto las actuaciones procesales y el expediente administrativo en la Oficina judicial. El escrito de interposición deberá. La preparación del recurso de casación no impedirá la ejecución provisional de la sentencia recurrida. para justificar su aplicabilidad al caso. E) Escrito de interposición y resolución del recurso. 122 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. Si el escrito de interposición no cumpliera lo exigido en el apartado anterior. Los autos de admisión precisarán la cuestión o cuestiones en las que se entiende que existe interés casacional objetivo e identificarán la norma o normas jurídicas que en principio serán objeto de interpretación. acordará dar traslado del escrito de interposición a la parte o partes recurridas y personadas para que puedan oponerse al recurso en el plazo común de 30 días. la Sección de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo competente para la resolución del recurso acordará oír a la parte recurrente sobre el incumplimiento detectado y. debiendo analizar. sin más trámites. a contar desde la notificación de aquélla. las sentencias del Tribunal Supremo que a juicio de la parte son expresivas de aquella jurisprudencia. podrán acordarse las medidas que sean adecuadas para evitar o paliar dichos perjuicios. Contra las providencias y los autos de admisión o inadmisión no cabrá recurso alguno. La admisión o inadmisión a trámite del recurso será decidida por una Sección de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo integrada por el Presidente de la Sala y por al menos un Magistrado de cada una de sus restantes Secciones. En otro caso. En ella.es) . En el escrito de oposición no podrá pretenderse la inadmisión del recurso. y b) Precisar el sentido de las pretensiones que la parte deduce y de los pronunciamientos que solicita. en apartados separados que se encabezarán con un epígrafe expresivo de aquello de lo que tratan: a) Exponer razonadamente por qué han sido infringidas las normas o la jurisprudencia que como tales se identificaron en el escrito de preparación. Las partes favorecidas por la sentencia podrán instar su ejecución provisional. lOMoARcPSD|1541720 personadas por plazo común de treinta días acerca de si el recurso presenta interés casacional objetivo para la formación de jurisprudencia. La inadmisión a trámite del recurso de casación comportará la imposición de las costas a la parte recurrente. sin poder extenderse a otra u otras no consideradas entonces.

en el primer caso. cuando justifique su necesidad. incluso la desviación de poder. en todo o en parte. fuesen los testigos condenados por falso testimonio. 8. Si apreciara que el orden jurisdiccional contencioso-administrativo no es competente para el conocimiento de aquellas pretensiones. o que no lo era el órgano judicial de instancia. anulando la sentencia o auto recurrido. habiendo sido omitidos por ésta. detenidos por fuerza mayor o por obra de la parte en cuyo favor se hubiere dictado. lOMoARcPSD|1541720 La sentencia fijará la interpretación de aquellas normas estatales o la que tenga por establecida o clara de las de la Unión Europea sobre las que. Podrá asimismo. No podrá promoverlo el demandante a quien se estimó íntegramente la demanda ni el demandado que resultó absuelto. estén suficientemente justificados según las actuaciones y cuya toma en consideración resulte necesaria para apreciar la infracción alegada de las normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia. El recurso extraordinario de revisión El recurso extraordinario de revisión se interpone ante las Salas de lo Contencioso Administrativo de los TSJ de las CCAA o ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del TS. están también legitimados para interponer la demanda de revisión quienes no habiendo intervenido como parte en él pudieron haberlo hecho y hayan de quedar afectados desfavorablemente por el resultado de la sentencia dictada en el mismo. sin que la misma pueda perjudicar los derechos adquiridos de buena fe por terceras personas. se consideró necesario el pronunciamiento del Tribunal Supremo. el concreto orden jurisdiccional que se estima competente. al haberle sido desestimada en todo o en parte la pretensión o la resistencia deducida en él. en el auto de admisión a trámite. o confirmándolos. Asimismo se podrá interponer recurso de revisión contra una resolución judicial firme cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos haya declarado que dicha resolución ha sido dictada en violación de alguno de los derechos reconocidos en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales y sus Protocolos.es) . ü Si. entrañe efectos que persistan y no puedan cesar de ningún otro modo que no sea mediante esta revisión. ü Si hubiere recaído la sentencia en virtud de documentos que al tiempo de dictarse aquélla ignoraba una de las partes haber sido reconocidos y declarados falsos o cuya falsedad se reconociese o declarase después. La jurisprudencia ha venido entendiendo que además de quienes fueron parte en el proceso anterior. ü Si la sentencia se hubiere ganado injustamente en virtud de cohecho. con arreglo a ella y a las restantes normas que fueran aplicables. contra sentencias firmes por motivos excepcionales. habiéndose dictado sentencia en virtud de prueba testifical. El Tribunal Supremo podrá integrar en los hechos admitidos como probados por la Sala de instancia aquellos que. anulará la resolución recurrida e indicará. concretamente todos 123 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. violencia u otra maquinación fraudulenta. ordenar la retroacción de actuaciones a un momento determinado del procedimiento de instancia para que siga el curso ordenado por la ley hasta su culminación. resolverá las cuestiones y pretensiones deducidas en el proceso. por su naturaleza y gravedad. siempre que la violación. Los motivos que dan lugar a la revisión son los siguientes: ü Si después de pronunciada la sentencia se recobraren documentos decisivos. dado en las declaraciones que sirvieron de fundamento a la sentencia. Y. Solo podrá promover la revisión quien haya resultado perjudicado por la sentencia firme dictada en el proceso de que se trate.

desde aquél en que se hubieren descubierto los documentos nuevos. La Ley de 1998 resuelve el problema de la ejecución de la sentencia encomendándola al órgano administrativo que hubiera realizado la actividad objeto del recurso mediante una orden del juez. debiendo ser rechazada toda solicitud de revisión que se presente pasado este plazo. La Ley de 1956 afrontó la regulación de los supuestos de imposibilidad de ejecución negando su misma realidad. Dentro de dicho período de 5 años. pero con la puerta abierta para algunas excepciones. cualquiera de las partes podrá instar su ejecución forzosa. cuando esté motivada en una Sentencia del TEDH la solicitud deberá́ formularse en el plazo de un año desde que adquiera firmeza la sentencia del referido Tribunal. con audiencia de las partes y de quienes considere interesados. el juez o Tribunal aprecie la concurrencia o no de dichas causas y adopte las medidas necesarias que aseguren la mayor efectividad de la ejecutoria. En cuanto a la suspensión. o se hubiere declarado la falsedad. la violencia o el fraude. inejecución. B) Suspensión. que atribuye. a fin de que. a contar desde la fecha de la publicación de la sentencia. en exclusiva. el cohecho. Así resultaba excesivo el rigor de los que opinaban que la regulación del sistema de ejecución de sentencias de la Ley de 1956 no se adecuaba a la CE. a contar desde el día en que se tuvo conocimiento del hecho integrante del motivo que se invoca como fundamento de la pretensión rescisoria. para el cumplimiento del fallo. expropiación e imposibilidad de la ejecución. la Ley de 1998 prescribe que no podrá suspenderse el cumplimiento ni declararse la inejecución total o parcial del fallo. A la vista de esta regulación.es) . viéndose luego afectados por el resultado del mismo. Una orden que deberá dictarse en el plazo de 10 días. lOMoARcPSD|1541720 aquellos que por estar interesados directamente en la relación objeto del litigio debieron ser llamados al proceso y no lo fueron. 9. no puede decirse que el papel de la Administración pasase de ser un simple servidor e instrumento de la propia ejecución judicial. fijando en su caso la indemnización que proceda por la parte en que no pueda ser objeto de cumplimiento pleno. en otros 10 días. No obstante. el sistema no infringía la CE. Ejecución de sentencias A) El principio de la ejecución administrativa bajo dirección y control judicial. Sí es diversa la regulación de la imposibilidad de ejecución. Transcurridos 2 meses a partir de la comunicación de la sentencia o el plazo fijado en esta. fuera del cual no cabe la revisión. Por ello. No obstante en el caso de revisión contra sentencias del TEDH la legitimación queda restringida al demandante cuya pretensión hubiera sido desestimada y por ello será parte perjudicada. La Ley de 1998 prescribe que el órgano obligado al cumplimiento de la sentencia lo manifestará a la autoridad judicial a través del representante procesal de la Administración en el plazo de 2 meses a fin de que. Solamente es posible promover el juicio de revisión dentro de un determinado período de tiempo que la Ley fija en 5 años. el plazo para el ejercicio de la acción es de tres meses. es decir. 124 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. a los jueces y Tribunales la potestad de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado. se lleve a puro y debido efecto y se practique lo que exija el cumplimiento de las declaraciones contenidas en el fallo. Los poderes del Tribunal para hacer que se cumplieran sus fallos podían llegar hasta la deducción del tanto de culpa a los Tribunales penales. La regla tradicional en la ejecución de las sentencias contencioso-administrativas ha sido que la materialidad de ésta correspondía a la Administración que hubiere dictado el acto o la disposición objeto del recurso.

a instancia de parte.es) . en caso de incumplimiento: ♦ Ejecutar la sentencia a través de sus propios medios o requiriendo la colaboración de la Administración condenada o. Por último se admite la ejecución por compensación de deudas. En materia tributaria y de personal se exige que los interesados se encuentren en idéntica 125 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. lOMoARcPSD|1541720 C) Incidentes de ejecución y poderes del juez. oídas las partes. La Ley de 1998 además de la regulación general. Si la Administración condenada al pago estimare que el cumplimiento de la sentencia habría de producir trastorno grave a su Hacienda. Cuando la Administración fuere condenada al pago de cantidad líquida. pleito sobre pleito. dando pie a que se eternicen los conflictos que se susciten en el trámite de ejecución. la inscripción del fallo en los registros públicos a que hubiere tenido acceso el acto anulado. Si la sentencia fuere de condena a realizar una determinada actividad o a dictar un acto. y precisamente con la finalidad de extender después los efectos de la sentencia aquellos retenidos en su curso procesal. sería inherente al acto omitido. el Juez o Tribunal podrá. lo pondrá en conocimiento del juez o Tribunal acompañando propuesta razonada para que. antes de que el juez pueda dictar. en su defecto. Si la sentencia es de anulación del acto impugnado. en su caso. el órgano judicial ordenará su publicación en diario oficial en el plazo de 10 días a contar de la firmeza de la sentencia. aleguen lo que estimen procedente. y ♦ Adoptar las medidas necesarias para que el fallo adquiera la eficacia que. las medidas necesarias para lograr la efectividad de lo mandado. D) Modalidades de la ejecución. y asimismo en los casos de suspensión de la tramitación de procesos análogos a otros que se tramiten con preferencia. de otras Administraciones. así como su publicación en los periódicos oficiales o privados. resolviendo el juez por auto. se resuelva sobre el modo de ejecutar la sentencia en la forma que sea menos gravosa para aquella. previa audiencia de las partes. las demás partes procesales y las personas afectadas por el fallo. el órgano encargado de su cumplimiento acordará el pago con cargo al crédito correspondiente de su presupuesto que tendrá siempre la consideración de ampliable. E) Extensión a terceros de los efectos de una sentencia firme Novedad de la Ley de 1998 es la extensión a terceros de los efectos de una sentencia firme si versa sobre materia tributaria o de personal al servicio de las Administraciones públicas. puedan promover incidentes para decidir cuantas cuestiones se planteen en la ejecución. Habrá que terminar con todos los incidentes y esperar a que transcurran todos los plazos. Si la sentencia es de anulación de una disposición general o un acto administrativo general. en el plazo común que no excederá de 20 días. mientras no conste en autos la total ejecución de la sentencia. Del escrito planteando la cuestión incidental se dará traslado a las partes para que. en el plazo de 10 días. despieza los diversos y más frecuentes supuestos de ejecución de sentencias en atención a sus contenidos. La Ley admite que la Administración pública. a costa de la parte ejecutada. el Juez o Tribunal dispondrá. entre las que se incluye la ejecución subsidiaria con cargo a la Administración condenada. La instrumentación de la ejecución permite su procedimentalización y de paso.

podrá acudirse al juez mediante escrito razonado acompañado del documento/s que acrediten la identidad de situaciones. o transcurso del plazo fijado para la resolución. poniendo de manifiesto el resultado de esas actuaciones a las partes para que aleguen por plazo común de cinco días. Las singularidades de este proceso. desde el día siguiente al de la notificación del acto.es) . que el juez o Tribunal fuera también competente. La Ley Jurisdiccional de 1998 mantiene el proceso con el mismo carácter preferente y urgente que ya tenía. El plazo de interposición es de 10 días. en muchos casos. Así la solicitud deberá dirigirse primero a la Administración demandada y sólo después de la denegación o de un silencio de 3 meses. un informe detallado sobre la viabilidad de la extensión solicitada. en los veinte días siguientes. se centraron en la eliminación de los requisitos de interposición. incluye la regulación del proceso especial en materia de derechos fundamentales con importantes novedades. para conocer de sus pretensiones de reconocimiento de dicha situación individualizada. más que un “atajo” judicial. en la facilitación de la suspensión del acto impugnado y en la reducción de plazos respecto al proceso ordinario. es decir. Antes de resolver. el Secretario judicial recabará de la Administración los antecedentes que estime oportunos y. en la intervención del Ministerio Fiscal. Procesos especiales La Ley de 1998 ha suprimido el procedimiento especial en materia de personal. Una vez evacuado el trámite. sin más trámites. que se computarán. No será aplicable a los supuestos de existencia de cosa juzgada o cuando la doctrina determinante del fallo cuya extensión se postula fuere contraria a la jurisprudencia del TS o a la doctrinas de los TSJ en el recurso por unificación de doctrina. Según la nueva versión. lOMoARcPSD|1541720 situación jurídica que los favorecidos por el fallo. que pretendió ser una especie de interdicto administrativo. en el que no podrá reconocerse una situación jurídica distinta a la definida en la sentencia firme de que se trate. A) El proceso de protección de derechos fundamentales. En ese caso los recurrentes afectados por la suspensión podrán interesar del juez o Tribunal de la ejecución que extienda a su favor los efectos de la sentencia/s firmes recaídas en los recursos resueltos. si no se tiene en cuenta el desarrollo legal de los mismos. Por otro lado. pero introduce importantes variaciones. publicación de la disposición impugnada. este recurso tiene por objeto hacer valer todas las pretensiones del proceso. 10. 126 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. puede convertirse en un verdadero proceso con su fase gubernativa incluida. los argumentos sustanciales que den fundamento al recurso. y que lo soliciten en el plazo de un año desde la última notificación de la sentencia a quienes fueron parte del proceso. La segunda modalidad de la extensión de efectos de una sentencia tiene lugar cuando los terceros están ya en el proceso. El escrito de interposición se concibe como un anticipo de la demanda puesto que expresará con precisión y claridad el derecho/s cuya tutela se pretende y. siempre que tengan como finalidad restablecer o preservar los derechos o libertades por razón de los cuales el recurso hubiere sido formulado. regula ex novo la llamada cuestión de ilegalidad de los reglamentos y el procedimiento en caso de suspensión administrativa previa de acuerdos. aunque subsisten algunas peculiaridades a lo largo del articulado. la tramitación diseñada. con emplazamiento en su caso de los interesados directamente afectados por los efectos de la extensión. un proceso inspirado en los principios de urgencia y sumariedad. requerimiento para el cese de la vía de hecho. por razón de territorio. por entender que la protección del derecho fundamental o libertad pública no será factible. La Ley pretende superar la rígida distinción entre legalidad ordinaria y derechos fundamentales. según los casos. en todo caso. de manera concisa. el Juez o Tribunal resolverá sin más por medio de auto. sustanciándose la pretensión por los trámites establecidos para los incidentes.

Contra las sentencias de los Juzgados de lo Contencioso-administrativo procederá siempre la apelación en un solo efecto. lOMoARcPSD|1541720 Viene después el trámite de admisión del procedimiento especial a cuyo efecto el Juez. La sentencia que resuelva la cuestión de ilegalidad no afectará a la situación jurídica concreta derivada de la sentencia dictada por el Juez o Tribunal que planteó aquélla. convocará al representante legal de la Administración. El planteamiento de la cuestión de ilegalidad por el juez se hará dentro de los 5 días siguientes a aquel en que conste en las actuaciones la firmeza de la sentencia y habrá de ceñirse exclusivamente a aquel o aquellos preceptos reglamentarios cuya declaración de ilegalidad haya servido de base para la estimación de la demanda. sin embargo. y poniendo de manifiesto el expediente si se hubiera recibido.es) . C) Procedimiento en los casos de suspensión administrativa previa de acuerdos de las Corporaciones o Entidades públicas. B) La cuestión de ilegalidad de una disposición general. El recurso se interpondrá dentro de las 48 horas siguientes a la notificación de la prohibición o modificación. de manera contradictora. No es. y no fuere competente para anularla en un recurso directo. suscitado de oficio. previstas en la Ley Orgánica Reguladora del Derecho de Reunión (1983) que no sean aceptadas por los promotores. salvo que faltare algún requisito procesal insubsanable. Cuando un juez o tribunal hubiese dictado sentencia estimatoria por considerar ilegal el contenido de la disposición general aplicada. La decisión que se adopte únicamente podrá mantener o revocar la prohibición o las modificaciones propuestas. y como consecuencia de la misma vulneren un derecho de los susceptibles de amparo. puedan comparecer y formular alegaciones ante el Tribunal competente para fallar la cuestión. un proceso garantista de los derechos e intereses de las partes intervinientes. en la que. La sentencia estimará o desestimará parcial o totalmente la cuestión. los comunicará a las partes y lo resolverá en una comparecencia a la que convocará a las partes y al Ministerio Fiscal. El Tribunal. oirá a todos los personados y resolverá sin ulterior recurso. emplazando a las partes para que en el plazo de 15 días. con el riesgo de ser desautorizado por haber estimado indebidamente un recurso indirecto. al Ministerio Fiscal y a los recurrentes a una audiencia. de la legalidad del reglamento que aprovecha la circunstancia de una sentencia estimatoria de un recurso indirecto contra un acto de aplicación y a resolver por el juez competente para el recurso directo. Se trata fundamentalmente de un control. la actuación o el acto incurran en cualquier infracción del ordenamiento jurídico. el órgano jurisdiccional dictará sentencia en el plazo de cinco días. Conclusas las actuaciones. en el supuesto de estimar posibles motivos de inadmisión o inadecuación del procedimiento. Suprimidos los controles administrativos directos de las Administraciones territoriales superiores 127 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. La sentencia estimará el recurso cuando la disposición. trasladándose a los promotores copia debidamente registrada del recurso a la autoridad gubernativa. con el objeto de que ésta remita inmediatamente el expediente. lo que lo expone a eventuales acciones de responsabilidad. Esta novedad. Tramitación especial se da a la prohibición o propuesta de modificación de reuniones. incluso la desviación de poder. deberá plantear la cuestión de ilegalidad ante el Tribunal competente. en el plazo improrrogable de 4 días. caso en que la declara inadmisible. arroja sobre el juez de instancia la carga de fundamentar ante el superior la invalidez del reglamento ya aplicado.

convocándolos para la celebración de la vista. El procedimiento para la declaración judicial de extinción de un partido político. el órgano jurisdiccional lo pondrá de manifiesto junto con las actuaciones. lOMoARcPSD|1541720 sobre las inferiores. será notificada al registro para que éste proceda a la cancelación de la inscripción. disponiendo lo que proceda en cuanto a la suspensión. bien que ha presentado las cuentas anuales de todos los ejercicios o. con las siguientes especialidades: a) En la demanda. acompañado en todo caso copia del citado acto de suspensión. 128 Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo. se regirá por lo dispuesto en el procedimiento abreviado. bien que ha renovado sus órganos de gobierno y representación. Celebrada la vista o deducidas las alegaciones. todo lo anterior. dicha suspensión deber ir seguida de la impugnación o traslado de aquéllos ante la Jurisdicción contencioso-administrativa. de 27 de junio.es) . Cuando estas impugnaciones van precedidas del reconocimiento legal de un efecto suspensivo sobre la actividad cuestionada. que se dará como mínimo a los 10 días de la puesta de manifiesto del expediente. en el plazo de 10 días siguientes a la fecha en que se hubiera dictado el acto de suspensión o en el que la Ley establezca. en su caso. se dictará sentencia por la que se anule o confirme el acto o acuerdo objeto del recurso. A ese efecto. c) Cuando la sentencia declare la extinción del partido. según proceda. b) El plazo de dos meses para la presentación de la demanda se contará a partir del día siguiente al vencimiento del plazo de 6 meses a seguidas del apercibimiento practicado por el registro de Partidos Políticos para que el partido en cuestión proceda a justificar bien que ha realizado la adaptación de sus estatutos a la Ley. deberá interponerse el recurso mediante escrito fundado. o darse traslado directo del acuerdo suspendido al órgano jurisdiccional. de Partidos Políticos. deberá especificarse en cuál o cuáles de los motivos recogidos en la Ley Orgánica 6/2002. sólo quedan las técnicas impugnativas por razones de legalidad ante el sistema judicial. el órgano jurisdiccional requerirá a la Corporación para que en el plazo de 10 días remita el expediente administrativo. vista que podrá sustituirse motivadamente por alegaciones escritas. se fundamenta la petición de declaración judicial de extinción. D) Procedimiento para la declaración judicial de extinción de partidos políticos. en el que siempre el Ministerio Fiscal será parte del proceso. Interpuesto el recurso o trasladado el acuerdo suspendido. Recibido el expediente administrativo.