Está en la página 1de 7
INSTITUTO DE ESTUDIOS PARA LA EXELENCIA PROFESIONAL 2015 ESTUDIO DE TRASTORNOS DEL DESARROLLO Y LA CONDUCTA.

INSTITUTO DE ESTUDIOS PARA LA EXELENCIA PROFESIONAL

2015

ESTUDIO DE TRASTORNOS DEL DESARROLLO Y LA CONDUCTA.

(TRABAJO FINAL)

CASO: TDAH.

INSTITUTO DE ESTUDIOS PARA LA EXELENCIA PROFESIONAL 2015 ESTUDIO DE TRASTORNOS DEL DESARROLLO Y LA CONDUCTA.

LIC. DIANA CECILIA ACOSTA FALCÓN. LIC. JENNIFER DEL CARMEN CABRERA FARIAS. ASESOR: DIEGO CANTORAL CANCINO

17/10/2015

INFORME DE VALORACIÓN I.- Ficha de identificación del paciente.

NOMBRE:

Ángel Osvaldo Colorado Almazán.

EDAD:

  • 15 años.

FECHA DE

  • 15 de septiembre de 2002

NACIMIENTO:

CURP:

COAA020915HTCLLNA3

ESCOLARIDAD:

2do. De secundaria

ESCUELA:

Secundaria del Centro de atención múltiple No. 6

MADRE:

Adriana García Almazán.

PADRE:

Ángel Colorado Cruz.

DIRECCIÓN:

Localidad, Villa Chable. Emiliano Zapata, Tabasco.

II.- Historia del desarrollo:

Pre, Peri, Postnatal y primeros años de vida: Incluir las condiciones del embarazo, de parto y desarrollo de los primeros años (gateo, caminar, habla, control de esfínteres, enfermedades, etc.).

Osvaldo es fruto de la segunda gesta de la madre, resultando este único ya que en el primer embarazo perdió a la bebe. Tenía la madre 32 años, presento síntomas de aborto y a los 4 meses le recomendaron reposo absoluto. Fue producto deseado pero ambos padres preferían que él bebe fuera de sexo femenino.

La madre asistía a consulta médica periódicamente, el parto se presentó a término por vía cesárea, lloro al nacer y peso 2.500kg. Su cráneo no estaba completamente unido, por lo cual estuvo hospitalizado por un tiempo.

Le dio de lactar por 7 meses y posteriormente cambio a formula. El niño tuvo control de cuello a los 3 meses y empezó a sujetar objetos a los 4 meses.

A los 7 meses se sentó solo y empezó a caminar al año seis meses. Comenzó hablar a los 2 años. Avisaba para ir al baño a los 2 años, pero tuvo control de esfínteres hasta los 4.

III.- Antecedentes de la problemática y situación actual.

El alumno ingresa al servicio de educación especial, a la edad de 6 años al ingresar a la primaria, ya que presentaba poca atención e inmadurez mental. Por lo que se solicitaron estudios neurológicos en junio de 2009 para determinar un posible diagnóstico. A lo que se le diagnostica como TDAH.

Desde entonces se le brinda el servicio de educación especial en USAER, en las disciplinas de apoyo pedagógico, psicología y comunicación y lenguaje.

Es importante mencionar que la familia del alumno es disfuncional, su padre es alcohólico, el cual se separó de su madre; y su madre presenta severos problemas de salud que o le permiten brindarle la atención debida. Además de ser de muy bajos recursos económicos.

Osvaldo en la primaria, era un niño tranquilo, solo reaccionaba de manera agresiva si lo molestaban, era inquieto, alegre y cariñoso. Pedagógicamente le gustaba trabajar con material concreto, rompecabezas, memoramas aunque por cortos periodos de tiempo porque se distraía con facilidad. Se trabajaba con él en trabajos de equipo, con material novedoso y con niveles de ayuda. Se trabajaba más el área de español por que presentaba mayor atención en ella que matemáticas. Cuando algo le gustaba lo disfrutaba y presentaba actitud positiva ante ello. Se trabajaba también en el aula de apoyo, directamente habilidades cognitivas.

Después de esto, al concluir su primaria, es canalizado al área de secundaria del CAM No. 6 por el área de USAER que lo atendía, a lo que ellos alegaban que el niño no se desarrollaría de la mejor manera en una secundaria regular, por los problemas de atención y conducta que presentaba.

En un principio el alumno no respetaba la autoridad y mostraba una actitud indiferente y altanera hacia sus compañeros. Se establecieron límites, normas y reglas y se ha mejorado mucho en el aspecto conductual. Su madre viaja con él a la escuela diario y permanece en la escuela hasta que el sale, ya que viajan de una comunidad a media hora de la escuela y por no pagar pasaje dos veces lo espera ahí, además de presentar problemas de salud severos. Esto ha ayudado en que la madre se involucre un poco en el proceso pedagógico del alumno, sin embargo fuera de la escuela ya no se hace ningún trabajo pedagógico, ya que la misma condición de salud no le permite a la señora tener un seguimiento en ello.

Pedagógicamente. Oswaldo es un alumno que hasta el inicio de este ciclo escolar estuvo integrado a la escuela secundaria regular y por decisión de sus padres a sugerencia de sus maestros, decidieron inscribirlo al centro de atención múltiple. Este ciclo escolar ha representado un cambio significativo para el alumno, situación que hizo que experimentara su propio proceso de

adaptación ya que se le atendió académicamente a partir de lo que indican los programas de estudios del primer grado del nivel secundaria; desde luego haciendo las respectivas adecuaciones al currículo y trabajando más acentuadamente en el desarrollo de competencias.

En este periodo escolar centramos la atención a las competencias a desarrollar que nos marcan los programas de español y matemáticas, las fichas del programa de enseñanza de habilidades de interacción social (PEHIS), las actividades del programa de autonomía e integración social, actividades permanentes de lectura, escritura y resolución de problemas aritméticos básicos.

Actualmente. En lo que respecta a la escritura, el alumno se encuentra en el nivel silábico de conceptualización, en la categoría de escrituras silábica inicial y en la subcategoría de escrituras silábica inicial sin valor sonoro convencional; es decir, que el alumno todavía no encuentra una idea acerca de la relación existente entre el símbolo y el sonido, por lo que en su escritura sigue sin existir una correspondencia sonoro-gráfica. Ya presenta un dominio claro de las letras en la escritura, es consciente de que las letras cumplen una función específica que no desempeñan los demás símbolos. Ya conoce visualmente la mayoría de las letras, por lo que se ve claramente una gran variedad de escritura entre cada palabra, es decir, el repertorio es mucho más variado.

Ante la lectura de un texto, el alumno ha logrado identificar claramente el aspecto cuantitativo, por lo que las interpretaciones se basan principalmente en la cantidad de letras de una palabra o de palabras en un enunciado. Una palabra larga puede deducirla como cualquier nombre largo que conoce (no necesariamente si es el nombre de un objeto grande) y una palabra corta le significa cualquier palabra corta que conozca.

Al presentarse una palabra acompañada de una imagen de apoyo, intenta leer la palabra, aunque la imagen seguirá siendo la principal referencia, sirviéndole para anticipar y confirmar lo que está escrito, en ocasiones sigue un silabeo guiado con su dedo sobre la palabra.

Sus conceptos numéricos han desarrollado progresivamente, su conteo oral alcanza la centena, reconoce y lee cantidades igual y menores a 100. Tiene la capacidad para dar solución a sumas y restas sencillas de una sola cifra. Ante una serie de números en desorden, puede ordenarlos de manera tanto ascendente como descendente. En ejercicios que le muestren ciertas cantidades de objetos, puede con el primer nivel de ayuda, identificar las decenas y las unidades. Conoce los números que anteceden y suceden a

cualquier número dado, siempre y cuando este no rebase la centena. Reconoce que los números enteros pueden fraccionarse en mitades, cuarto y hasta octavos.

Con el transcurrir del tiempo a lo largo del ciclo escolar, el alumno ha recobrado la confianza en sus capacidades, esto le ha dado mayor seguridad y sus participaciones en clase y sus intervenciones en ejercicios y actividades han mejorado en cantidad y calidad. Ha mejorado notablemente su atención en clases, lo hace por tiempos más prolongados y se conduce de mejor manera.

Y sus recomendaciones de trabajo son:

  • Ofrecerle estrategias y tiempos de apoyo para que conozca las letras del abecedario y sus sonidos.

  • Actividades lectoras que permitan mejorar mayor familiaridad con la escritura.

  • Que la capacidad para resolver sumas y restas la traslade a su vida cotidiana y le permita dar soluciones a situaciones comunes.

  • Espacios y oportunidades sociales que permitan mostrar sus conocimientos, habilidades y valores.

  • Atención y apoyo por parte del área de comunicación y lenguaje.

  • Continuar adaptándole los elementos del currículo incluyendo la metodología, los contenidos, los propósitos y la evaluación.

  • Ofrecerle material de uso concreto, novedoso, atractivo y de su interés personal.

IV.- Impresión diagnóstica

De acuerdo a los síntomas o criterios establecidos para el TDAH en el DSM 5, observamos los siguientes en el alumno.

1.

Con

frecuencia

se

levanta

en

situaciones

en

que

se

espera

que

permanezca sentado. (por ejemplo al estar en clase, la mayoría de sus compañeros a la hora de explicar el maestro están sentado, y él está recargado sobre la mesa, se puede levantar de un lugar a otro, o si ve pasar a alguien se para y va a preguntar o hablar sobre algo. Cuando hay actividades deportivas en que hay que estar de espectadores, él va de un lado a otro sin poder permanecer sentado durante toda la actividad.).

2.

Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta

apropiado. (Él es muy inquieto. En el homenaje

se

sienta arriba

de

la

bocina, ya jalo una hoja del árbol, ya se adelantó a tocar la grabadora. Etc.)

  • 3. Con frecuencia habla excesivamente. (Constantemente está haciendo preguntas. Depende con quien este y donde, pero pregunta de todo)

  • 4. Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta (en clases se anticipa a responder antes de que el maestro termine, se le acepta su opinión pero se le vuelve a mencionar y el vuelve a anticiparse. En ocasiones no respeta el turno de conversación).

  • 5. Con frecuencia le es difícil esperar su turno (p. ej., en las clases de física siempre quiere ser el primero, y lo expresa moviéndose de la fila adelantándose, o levantando la mano insistentemente o gritando yo, yo, yo)

  • 6. Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye con otros (p. ej., se mete en las conversaciones, juegos o actividades; cuando hay actividades en otras áreas o salones, él se va para allá e intenta participar inmediatamente. Cuando hay eventos fuera de la escuela, el anda por todos lados y se mete en las pláticas o actividades de otros.).

Según las características antes mencionadas y a la conducta observable diariamente en la escuela de Osvaldo, según la gravedad actual a lo que considera el DSM 5, es Leve, ya que pocos síntomas están presentes más que los necesarios para el diagnóstico, y los síntomas sólo producen deterioro mínimo del funcionamiento social o laboral.

V.- Sugerencias de inclusión educativa

*Medicamente: llevar un control médico regular

*Pedagógicamente: integrar al alumno en actividades cívicas, culturales y deportivas.

*Utilice estrategias de trabajo que desarrollen su capacidad de análisis, reflexión y autocrítica.

*Reciba especial atención para que adquiera el dominio de la lectoescritura y conceptos numéricos básicos.

*Use y desarrolle los procesos cognitivos básicos de atención y memoria.

*Familiarmente: orientar a la madre sobre cómo establecer y mantener normas, reglas y límites en el alumno.

*en cuanto a lenguaje y comunicación: trabajar los niveles de lenguaje dando prioridad al nivel fonológico, ya que hay omisiones y distorsiones en algunos fonemas. De igual manera trabajar coherencia lineal y lenguaje receptivo y comprensivo, así como lenguaje espontaneo y reciprocidad en la comunicación.