Está en la página 1de 113
Marta DiLLon Vivir con virus relatos de la vida cotidiana GRUPO de Pblcacones PRoLoco mi diagnéstico de vih positivo en el Hospital a, después de una cortainternacién y a pocos meses de haber asist te de una amiga. Esa agonta lenta pero amable si es posible usar esa palabre~ ya ‘me habja cambiado la vida. Con algunos vaivenes, hi empezado a desprenderme de lo que me hact asumia como una condena necesari, vaya a saber por qué La muerte se habia imp mo una noche polar que ime obligaba a encender eandelas a cualquier hora para rasgar su manto. No habia tiempo que perder. Ese tiempo en que la despedida era una frontera a a que nos aceresbamos como ex cerca de Liliana Maresea ~un di tirar piedras en el camino para no perderme cuando me arlo otra vez loala Es que la muerte, a que se la podia oler, era inexorable entonces para quienes viviamos con vik