Está en la página 1de 5

MEDINA LUGO VICTOR ALFONSO

EXAMEN DE HISTORIA DE MEXICO COLONIAL


SEGUNDO BIMESTRE

1. Explique las características que adoptó la relación entre los diferentes sectores de
gobierno civil y eclesiástico en el siglo XVII novohispano.

El siglo XVII novohispano se caracterizó por grandes conflictos y roces entre las autoridades
civiles y eclesiásticas, saliendo triunfantes la mayoría de la veces los eclesiásticos, debido
principalmente a que se encontraban en una mayor cercanía con el pueblo y contaban con
su apoyo para hacer frente a las autoridades.
Todos los hombres de la Iglesia ejercían un gran poder dentro de sus jurisdicciones y se
atrevían a enfrentarse con las autoridades civiles.
“Dentro de la jerarquía de las autoridades civiles y eclesiásticas había más divisiones que
concierto.”
Las pugnas aseguraban a la Corona el conocimiento de muchas cosas a través de las quejas
y demandas pero también complicaban muchos de los asuntos de impartición de justicia que
deberían de ser sencillos.
El poder y la influencia de los hombres de la Iglesia eran muy grandes, debido a su
acercamiento con todas las gentes del pueblo ellos tenían mayor posibilidad de ser
escuchados a la hora de llamar la atención y la obediencia, en comparación con las
autoridades civiles que encontraban muchos obstáculos para ello.
La legitimación de los poderes se prueba en los momentos más críticos, y en la historia de la
Nueva España se dieron muchos casos de fricción, en los que el clero tenía una gran
ventaja. Esto se debía en parte a que la gente tenía una clara noción de lo profano y lo
sagrado, que en este caso era de que sagrado es todo lo que lo profano no puede tocar sin
sufrir castigo.
MEDINA LUGO VICTOR ALFONSO

2. Explique la forma en que los atributos presentes en la iconografía de Santa


Gertrudis la Magna reflejan algunas de las principales preocupaciones y/o
aspiraciones de la sociedad novohispana.

El culto a Santa Gertrudis la Magna se encontró muy difundido en España y sus colonias al
grado de que se le puede considerar un símbolo del Imperio Español.
La presencia de esta santa está inmersa en el proceso de expansión de la Contrarreforma
aunque se le confundió con otra Gertrudis contemporánea y del mismo convento, lo que
originó que se pensara que tuvo el cargo de abadesa.
En el siglo XVII se encuentra registrado un caso de una religiosa de puebla que tuvo
intención de convertir una imagen de la Virgen María en Santa Gertrudis, pero que fue
reprendida a través de visione, donde le dijeron que no podía colocarse a una santa antes
que la Madre de nuestro Señor. Este caso ilustra dos cosas, primero la gran difusión que ya
había de su culto y obras en las colonias españolas y dos, la escasez de imágenes en la
Nueva España, lo que llevaba a la gente a realizar la práctica común de reciclar imágenes.
Aunque realmente no fue abadesa, se le representaba mucho con el báculo de abadesa, y se
le utilizaba como un ejemplo a seguir para todos los religiosos de vida conventual.
Por esto se le utilizaba también en los escudos de monjas, ya que se proponía a ella como
un modelo ideal de religiosa y abadesa. De este modo, servía igual de modo didáctico, ya
que se observa una relajación en el cumplimiento de las reglas monásticas en la Nueva
España.
Igual encontramos una vinculación de la santa con el Purgatorio, por esto se le representaba
en cuadros de animas en compañía de otros santos. En la Nueva España circuló una
variante de las misas Gregorianas para difuntos, conocidas como misas de santa Gertrudis.
Esto en base a la promesa que le hizo el Señor a la santa de ayudar a quienes intercedieran
por a través de ella.
Todo esto respondía principalmente a la necesidad de tener un modelo a seguir en las
colonias, por esto encontramos una reducción de su culto durante el proceso de
canonización de santa Teresa, que era española, al igual que cuando se canoniza a santa
Rosa de Lima, aunque vuelve a tener auge más tarde.
MEDINA LUGO VICTOR ALFONSO

3. Explicar por qué el barroco ha sido considerado la expresión más genuina de la


naciente cultura y conciencia criollas.

Criollo no es solamente el nacido en América hijo de europeos, sino todo el que se siente
novohispano por lo tanto esto entraña serias complicaciones en cuanto a la identidad.
En la conciencia criolla se buscaba una explicación a qué papel tenían en la sociedad, pues
no eran europeos pero tampoco eran indígenas.
Por ello la cultura barroca novohispana se nutre de mitos pero con un goce exaltado. El
novohispano se encuentra en búsqueda de su identidad y los mitos prehispánicos se
convierten en su obsesión compulsiva que llena ese vacío.
Se trataba de no mendigar en la historia europea sino encontrar todo lo necesario para llenar
ese vacío en la propia. Como es el caso de Don Fernando de Alva Ixtlilxóchitl, quien era
descendiente de los reyes de Tezcoco y se sentía orgulloso de su tatarabuelo
Netzahualcóyotl, crea la figura de éste como el “rey-poeta” e inicia la traducción de sus
poemas.
Es cuando encontramos los casos de gente que se vuelve a poner los apellidos indígenas de
sus antepasados.
El barroco además, es un movimiento cultural recargado, que busca la exaltación y permite la
exageración, es así como logra encontrar cabida en el criollismo, al permitir esa exageración
en los detalles y poder exaltar al novohispano de modo que no necesite de la cultura
europea.
Este movimiento podía llegar a todos los niveles de la sociedad, ya que exalta la religiosidad
española y la gente de campo tiene tendencia al milagro, lo que el barroco exaltaba, de esta
forma se ve como fe verdadera, la fe del campesino.
Así, en América les da a los criollos la oportunidad de buscar quienes son, teniendo a la
religión como un marco de referencia.
MEDINA LUGO VICTOR ALFONSO

4. ¿Cuáles fueron las reformas del régimen borbónico encaminadas a transformar el


régimen político de los Habsburgo?

Con la llegada de los Borbones llegó una concepción nueva de lo que es el Estado, en la
cual se consideraba como propio del mismo todos los atributos y funciones que habían sido
delegadas en las corporaciones e instituciones y reasumir la dirección en todo los aspectos.
Para llevar a cabo este proyecto se necesitaba una nueva administración y nuevos
funcionarios. Por lo que se adoptó el sistema de intendencias y se inició la búsqueda de
nuevas figuras jóvenes entre los adeptos al pensamiento ilustrado y los militares.
La persona encargada de llevar a cabo estos cambios en la Nueva España fue José de
Gálvez. Buscaba recuperar el control de todos los mecanismos económicos, políticos y
administrativos y colocarlos bajo el control de la metrópoli dejando a cargo a hombres fieles a
los intereses de ella y hacerlos servir a estos por sobre todo.
Se atacó a los privilegios de las corporaciones para buscar el poder delegado por los
Habsburgo, primero con la Iglesia y después con los Consulados de Comercio.
En 1764 llegaron a la Nueva España los primeros regimientos de tropas. Contando ya con
esta fuerza se inicio la parte más ambiciosa del proyecto Borbón, la reorganización del
aparato administrativo con funcionarios profesionales y leales a la Corona.
Para corregir los problemas encontrados por la antigua institución del virrey se eligió el
sistema de intendencias, creado en Francia y que ya había sido adoptado en España con
aparente éxito. Para ello se dividió el reino en nuevas jurisdicciones a cargo de las cuales
estaría el intendente o gobernador general, el cual tendría todos los atributos de poder.
De esta forma igual se buscaba acabar con los alcaldes mayores, ya que tenían un alto
grado de corrupción. Esto se debía a que en la antigua administración, los puestos podían
ser comprados, y muchas veces la gente no tenía el dinero suficiente, lo que los llevaba a
acudir a gente como los grandes comerciantes para pagar la fianza por el cargo, así se
endeudaban con estos y les permitían vender a los indígenas, ya que solo los alcaldes
podían tener contacto con ellos.
Con la reforma, los Borbones ya no venderían los puestos sino que reclutarían a sus
funcionarios de las filas de los nuevos ilustrado y del ejercito que finalmente se había
profesionalizado.
MEDINA LUGO VICTOR ALFONSO

5. ¿De qué forma las reformas en los mecanismos de juicio y sanción de la bigamia
reflejan una nueva concepción del papel social adjudicado a la Iglesia?

La bigamia se consideraba desde un principio como un delito del fuero mixto, es decir,
sancionada por leyes civiles y eclesiásticas. Se consideraba así porque los acusados
faltaban a la fe pública del contrato matrimonial, engañaban y ofendían a los cónyuges y
obstaculizaban la legitimación de la prole, y en cuanto a las leyes eclesiásticas se le
consideraba conducta herética por tener un mal concepto del matrimonio. Sin embargo se
dejó que sea la Inquisición quien persiguiera este delito.
Con las reformas, la Corona buscaba restringir el fuero legislativo y judicial que poseía desde
hace ya tiempo la Iglesia, y se quería limitar la jurisdicción de la Inquisición. También es en
esta época que se busca la laicización de los asuntos matrimoniales.
Todas estas reformas regalistas van encaminadas al control de los asuntos legales del
matrimonio, y como objetivo último, dejar a la Iglesia con los asuntos relacionados solo al
sacramento de la unión.
Las reformas borbónicas iban encaminadas a establecer una nueva concepción del Estado, y
para ellos buscaba recuperar todo el poder delegado en las corporaciones e instituciones,
por ello buscaba el rescate de la jurisdicción en materia jurídica.
Además, el proyecto borbónico era lograr una Iglesia española independiente del poder
papal. Con esto se buscaba dejar a la Iglesia solo con lo concerniente a los asuntos
espirituales de la gente. El papel de la Iglesia debe ser el de pastor, solo debe de guiar, no
castigar, eso es un asunto que les compete a las autoridades reales.