Está en la página 1de 16

Alicia la guardiana del poder

Hace muchos años, una noble familia vivía en una


hermosa mansión, en la cual sucedían cosas
extrañas, aquella familia se hacía llamar, la familia
Alonso. Era una familia de brujos cuya misión era
proteger el gran poder de la casa y de los
instrumentos mágicos que se encontraban en esta.
Hoy en día la generación que pertenece a aquella
dinastía de brujos y brujas ya no habitan la casa. Y
han pasado ha ser la familia Díaz.

Capítulo 1

Alicia es una chica muy hermosa, procedente de la


dinastía de brujas de la familia Alonso. Tiene 14
años, su cabello es dorado como el sol y ojos azules
como el cielo de verano. Ella vive junto a sus
padres, su hermana y su abuela, en un piso de Dos
Hermanas. Son una familia humilde y trabajadora.
Pero siempre en todas las familias hay una oveja
negra y en esta familia era Alicia. Alicia es
despistada e irresponsable pero con un gran
corazón. Esto es lo que le paso a Alicia el día en el
que descubrió su mágico destino.

¡¡Riiiing, riiiing!!

- ¡Mamá! ¿por qué no me has despertado?


- Hija lo he intentado unas 10 veces y sigues
durmiendo, tu eres la que te tienes que
responsabilizar en poner tu despertador y
levantarte temprano no yo.
- Mamá un beso que llego tarde. ¡adiós!
- Que cruz
Alicia como de costumbre volvió a llegar tarde a la
escuela.
Cuando entra en clase la maestra la dice:

¡Alicia!, ¿otra vez llegando tarde?


¡Al pasillo!

-ya estoy harta de llegar siempre tarde y me


castiguen todos los días, a partir de mañana seré
una chica ejemplar.

Alicia no se esperaba la sorpresa que le darían sus


padres al regresar a casa.

¡Hola mamá!

-Hola hija te tengo que contar una cosa que


hemos hablado tu padre y yo. ¿Te acuerdas del
cupón de anoche?

-si
-pues nos ha tocado
-¡que bien!
-pero espera, lo que nosotros hemos decidido
ahora que podemos permitírnoslo es comprar la
mansión Alonso que perteneció a nuestra familia
durante siglos y que a causa de la gran crisis
económica te tus bisabuelos, fue vendida.
¿Qué te parece la idea?

- Pues la verdad es que no me hace mucho


chiste, pero debe ser divertido hacer nuevos
amigos y vivir en una gran mansión, que
perteneció a nuestra familia en el pasado.
- Bien pues pronto nos mudaremos.

Capítulo 2
Pasaron un par de semanas y a primera hora de la
mañana llegó el camión de la mudanza.

-¡Alicia, ya esta aquí el camión de la mudanza!


-Vale papá

Todos despidieron con una gran nostalgia aquel


piso en el que se vivieron muchos momentos
felices.

Cuando llegaron a Sevilla y vieron la mansión se


quedaron todos boquiabiertos. Aun habiendo que
restaurar la mansión por completo esta tenia algo
que la hacía encantadora. La casa parecía de
ensueño, grandes jardines, vistas a la giralda y a
Sevilla entera por así decirlo ya que la casa
estaba situada en unas colinas apartadas de la
hermosa ciudad. Por dentro era hermosa, era
rústica pero a la vez tenia un toque moderno,
creo que no encontraron palabras para describir
aquel lugar que sin haber estado apenas una hora
ya lo sentían como su hogar.

La casa estaba dividida en un salón y al lado de


este la cocina, una salita, un invernadero y en
este se encuentra la puerta que da a aquel
enorme jardín. En la planta de arriba había diez
habitaciones y todas se encontraban en el mismo
pasillo, 5 habitaciones en el lado de la izquierda, 4
puertas en el lado de la derecha que daban a
unas enormes habitaciones y en esa misma pared
había otra puerta que daba a unas escaleras para
subir al ático y en el fondo del pasillo, estaba la
habitación de matrimonio y cada habitación tenia
su propio cuarto de baño.
- Mamá voy a salir un momento al jardín
- apresúrate que pronto estará la cena en la mesa
- vale mamá

Alicia salió al jardín y en este había una casa


árbol. Subió por las escaleras y decidió entrar.
La casa árbol estaba muy sucia, pero tenía un olor
a romero muy agradable.
Encima de una pequeña mesa, había una caja
grande, pero no era una caja común, era una
especie de baúl antiguo.

-¿Qué habrá dentro?


Me lo llevaré a mi habitación y lo abriré allí con
más tranquilidad.

Cuando Alicia terminó de cenar subió a su


habitación muy apresurada.
Cogió la caja y la abrió. En ella se encontraba un
libro grande y gordo, se notaba que era tan viejo
como la casa.

Alicia decidió contárselo a su abuela.

-¡abuela! Mira lo que he encontrado en la caja que


estaba en la casa árbol.
-no puede ser, yo misma tiré este libro al río
cuando mi madre murió.
-abuela ¿Por qué tiraste el libro?
-porque este libro es mágico y perteneció a
nuestra familia durante siglos pero yo llegué a la
conclusión de que el libro solo atraía al mal y a la
muerte hacia nuestras vidas, pero si el libro ha
vuelto es porque no pertenece al mal, el libro es
bueno.
-pero abuela en este libro hay hechizos de todo
tipo y yo ya he intentado hacer uno para levitar y
no me ha funcionado.
-¿has leído el conjuro de la primera página?
-no
-pues debes leerlo para ser bautizada como una
bruja de nuestra familia y entonces el libro
reconocerá tu poder.
-pero abuela el libro me pide una serie de
ingredientes que yo no he comprado.
- sube al ático, allí en las repisas y cajas se
encuentran todo tipo de instrumentos mágicos y
de hierbas mágicas que han pertenecido a mi
madre durante siglos.
-abuela, me imagino que la persona a la que
vendisteis la casa lo habrá tirado todo.
-si, pero si el libro ha vuelto todo lo mágico que se
encontraba en la casa ha vuelto.

Alicia se dirigió hacia el ático y cuando encontró


todo lo necesario para hacer el hechizo, bajó a su
habitación.

-Bien, pues hagámoslo. Primero debo hacer un


circulo con doce velas blancas, rociar el libro con
agua vendita para que el mal no pueda cogerlo,
con una aguja pincharme el dedo y derramar una
gota de sangre sobre el. Y ahora el conjuro.

``Escucha ahora los gritos de esta bruja, dioses


ocultos en la noche. Devolvedme a mí y a mi
familia el poder que se nos otorgó y en su
momento un ser maligno nos arrebató. Que
vuelva la esencia a la mansión y la magia brille en
nuestro puro corazón ´´
Alicia notó algo en su interior que había
cambiado, ahora se sentía fuerte y poderosa.

Capítulo 3

A la mañana siguiente Alicia bajó a desayunar,


pero no había nadie en la casa, estaba sola.

-umm, me parece que voy a aprovechar ahora


que no hay nadie, para practicar mis nuevos
poderes.
A ver este conjuro creo que me viene de perlas.

Conjuro para encontrar lo perdido.

`` Tiempo retrocede a mi antojo para que


aquello perdido lo vea mi ojo ´´

De repente aparece una pulsera que perdió el año


pasado cuando fue a la playa.

¡¡Din, don!!

¿Quién es? Ahora mismo abro.

Hola ¿Quién eres?

-Soy tu prima Nuria y vengo a verte porque he


notado que desde hace unas horas no puedo
levantar el dedo, porque hago explotar las cosas
cuando las señalo.

- Creo que en parte ha sido mi culpa.


Ayer encontré un libro mágico que me ha aportado
una serie de místicos poderes.
-¿también haces explotar las cosas tu?
- no yo no tengo ese tipo de poder, solo hago que
los conjuros del libro surtan efecto.
- ya pero no solo me ha afectado a mi, sino a todas
y cada una de las mujeres de esta familia.
-yo creía que los poderes los tenían tanto los
hombres como las mujeres.
- ya pero ya no quedan hombres que tengan nuestra
misma sangre, es decir, en esta familia ya no hay
varones mágicos.
-pues entonces hagamos un conjuro que traiga a las
brujas más poderosas de nuestra familia.

`` Invocamos en este momento y espacio el


poder que gobierna este nublado día, para
que traiga en este sagrado lugar a las brujas
más poderosas de nuestra familia ´´

Un par de segundos más tardes, una brillante luz


apareció en el salón de la casa y cuando la luz se
desvaneció aparecieron tres brujas más de la familia
Díaz, que por casualidad, también eran primas de
Alicia. La problemática Patricia, la presumida Elisa y
la responsable María.

Todas se saludaron y se dieron un fuerte abrazo.


Pasaron unas dos horas hablando de sus vidas, pero
de repente aparece un ser maligno en la casa.

- ¡¡Soy el demonio de la injusticia!! Y voy a


mataros a todas.
- No si nosotras te matamos ante, dijo Alicia.
- Umm, eres valiente, que pena que te tenga que
matar
- ¡¡ Adelante!! Usad vuestros poderes
Todas estaban confundidas, ellas sabían que tenían
una serie de poderes pero aun no sabían manejarlos
correctamente.

Elisa junto sus dos manos y de ellas salió un rayo de


agua. Todos se quedaron asombrados. Patricia
después de darle una buena patada en la rodilla,
elevó su mano y de ella salió un rayo. El demonio
estaba casi muerto pero Nuria lo explotó con solo
señalarle con el dedo.

- Uff, era un demonio muy fuerte, dijo Nuria.


- Seguro que no es nada del otro mundo,
contestó Patricia.
- Pues yo que quieres que te diga, prefiero
estudiar antes que estar derrotando demonios,
añadió María.
- Oye chicas, calmarse, no creo que vengan más
demonios, dijo Alicia muy confiada. Creo que
debemos dormir. Os prepararé vuestro
dormitorio.

Todas asustadas por lo ocurrido se fueron a la cama


sin apenas soltar una palabra.

Capítulo 4

Todas despertaron con energía y por fin llegaron los


padres de Alicia y la abuela.

Todas corrieron a contarle a la abuela lo que les


había sucedido.

- Oye abuela, ¿Por qué Nuria, Patricia y Elisa


tienen poderes y Alicia, Maria y yo no tenemos?
- Pues porque ellas son brujas activas y vosotras
sois brujas pasivas.
- Es injusto, ellas pueden vengarse de quienes
quieran.
- Chicas, se que tener poderes es divertido, pero
debéis guardar el secreto.

De repente se escuchó una explosión en el ático.


Todas subieron para ver lo que ocurría y cuando
subieron un terrible ser oscuro se les apareció.

- Chicas ingenuas, ¿os creéis que por solo tener


poderes, tenéis derecho ha matar a mis
súbditos?
- Pues yo creo que sí, contesto Alicia.
- Pronto sufriréis la cólera de mi amo.
- ¿y tú te consideras un ser de la oscuridad?
¿desde cuando los seres oscuros tienen amo?
- ¡¡me has enfadado!! Ahora te castigaré
enviándote a ti y a tus primas a la dimensión
astral.

En ese mismo momento una sombra oscura las


rodeó y de pronto desaparecieron.

- Chicas, hay que salir de aquí como sea, dijo


Alicia.
- Oye ¿no era la dimensión astral la dimensión
paralela de nuestro mundo? Preguntó María.
- Creo que si, contesto Elisa, ¿crees que habrá un
conjuro en el libro para volver a nuestra
dimensión?
- Si, lo malo es que el libro no existe en esta
dimensión, contestó Nuria. Pero no tenemos por
qué usar el hechizo del libro, podemos crearlo.
- Pues manos a la obra, añadió Alicia.

En unos minutos escribieron un conjuro que les


devolvería a su dimensión.
`` Noche oscura liberadnos de esta oscura
dimensión, llevadnos allí donde se encuentra
la verdadera mansión ´´

En ese mismo instante aparecieron de nuevo en el


ático.

- Bien, ha funcionado, dijo Alicia.


- Ha sido una experiencia fantástica, añadió
María.

- Creo que el demonio está en el sótano, dijo


Patricia.
- Pues si está allí se va a enterar, añadió Elisa
- ¿ de que se va a enterar?, preguntó Alicia
- De cómo se viste de verdad, esa ropa es de al
menos 3 siglos atrás.
- Pues entonces vamos, dijo Nuria sorprendida.

Todas bajaron muy despacio por las escaleras hacia


el salón.
El salón estaba lleno de otros seres malignos y ellas
no se atrevían a bajar.

- Creo que tengo una idea, dijo Alicia.


- ¿Cual? Preguntó Nuria.
- Hacernos invisibles.
- ¡Creo que eso puede funcionar! Exclamó Elisa.

`` Dioses antiguos liberad la magia, haced que


nuestra piel invisible se vuelva y que los
demonios no nos vean ´´

Todas fueron andando sigilosamente por el salón sin


que nadie las viera. Cuando llegaron al sótano se
enfrentaron al demonio, pero no bastaba solo con
sus poderes comunes, necesitaban algo más
poderoso.

- Chicas necesitamos un conjuro, ¿Dónde está el


libro mágico?

El demonio no las veía pero sabía que estaban allí.


De repente el conjuro de invisibilidad se rompió,
porque el tiempo se había acabado.
Misteriosamente el libro apareció en las manos de
Alicia, ella rápidamente buscó un hechizo que
destruía al demonio.
Y juntas lo dijeron en voz alta.

`` Poder de la luz, guíanos hacia la gloria y


que este oscuro ser desaparezca de nuestro
espacio y memoria ´´

El demonio fue cubierto de fuego y se murió con


éste.

Capítulo 5

Todas se quedaron asombradas con sus poderes.

- Oye, ¿Dónde están mis padres? ¿y la abuela?,


preguntó Alicia.
- Es verdad, no los hemos visto desde que entró
el demonio en la casa, contestó Nuria.

Todas fueron al invernadero y allí mientras regaban


las plantas pensaban una forma de encontrar a los
padres de Alicia.
Alicia se mareó y la llevaron al jardín.
Cuando Alicia recuperó el conocimiento, decidieron
inspeccionar el jardín y entre unos árboles se
encontraban los padres de Alicia y a la abuela.

- Abuela, ¿Qué hacéis aquí?, preguntó Elisa.


- Pues nos escondimos de los demonios.
- Bien hecho abuela, dijo Alicia.
- Chicas os tengo que contar algo. Hoy os habéis
enfrentado a un ser poderoso, pero si ya habéis
vencido a sus súbditos el poderoso demonio de
la oscuridad aparecerá esta misma noche.
- ¿y cómo lo destruimos?
- No lo vais a conseguir con un simple conjuro del
libro, tenéis que buscar poderes mayores.
- Abuela, ¿Por qué le tienes tanto miedo a ese
demonio?, preguntó Alicia.
- Pues porque ese demonio fue el que nos robó la
mansión.
- Pero abuela, tu me dijiste que fue tu madre la
que vendió la mansión.
- Eso te lo dije porque aun no sabias tu mágico
destino. Tus padres y yo nos iremos esta tarde
para que ustedes cumpláis vuestra misión.

Esa tarde los padres de Alicia y la abuela se fueron


de la mansión para que ellas pudieran cumplir su
misión sin estar pendientes de si les ocurre algo
malo.

Ellas se dirigieron hacia la cocina y cogieron todos


los ingredientes para pociones que ellas tenían.

- Chicas, creo que en esta lucha debe haber una


líder y creo que esa líder debe de ser Alicia.
¿Qué opináis?
- ¡¡si!!, gritaron todas
- Bueno chicas como soy vuestra líder aquí solo
hablo yo, no es por nada, sino porque no
podemos perder tiempo en discutir, todo se
hará a mi modo.
Lo primero que vamos hacer es una poción para
cegar al enemigo, el resultado es de unos 50
segundos lo suficiente para recitar el conjuro
que derrotará al demonio de la oscuridad.
Necesitamos un poco de muérdago y un ala de
hada, después echadle agua con esencia de
ogro, eso bastará para cegar a un demonio.
Bien ahora escribamos el hechizo.

Estuvieron toda la tarde planeando la batalla.


Llegó la noche y todas se dirigieron al salón para
esperar al ser maligno, se pusieron una en cada
esquina y Alicia se quedo en el centro. El demonio
apareció, ellas le atacaron por sorpresa y usaron
sus poderes pero al igual que con el otro
demonio, los poderes comunes no le hicieron
daño. De repente aparecieron otros demonios
para proteger al demonio de la oscuridad, ellas
lucharon pero se dieron cuenta de que sus
poderes no eran lo bastante fuertes así que
decidieron echar la poción cegadora.

- Venga Alicia es el momento los demonios ya


han sido cegados, dijo Nuria casi gritando.
- Vale pues digamos el conjuro para destruir a
estos demonios.

`` Poder de la luz, guíanos hacia la gloria y


que estos oscuros seres desaparezcan de
nuestro espacio y memoria ´´
Los demonios se destruyeron pero aun quedaba un
demonio más fuerte.

- Brujas estúpidas yo os mataré ¡no tenéis poder


para detenerme! Os mataré a vosotras igual
que hice con todos los miembros de vuestra
estúpida familia, jamás os daré la oportunidad
para que encontréis a la princesa a la que le
pertenece el poder legendario de la luz,
¡¡jamás!!
- ¿a no?, pues mira y veras.

Todas rodearon al maligno demonio y juntas


recitaron el hechizo.

`` Poderes legendarios surcad los cielos en el


tiempo y el espacio,
Por el poder de la familia Alonso te
destruimos oscuro ser, tú que fuiste quien un
día nos arrebataste el poder, ahora y para la
eternidad en el infierno vas a arder ´´

- Esto es solo el principio, que os creíais ¿Qué yo


era el único ser maligno que os quería matar?
No queridas vuestra guerra solo acaba de
comenzar.

El demonio de la oscuridad al terminar de decir sus


últimas palabras se destruyó entre una gran
explosión.

Al día siguiente la abuela y los padres de Alicia


llegaron a casa.

- Abuela ¡¡hemos vencido al demonio!!


Exclamaron todas con gran alegría.
- Si, muy bien chicas, os doy mi mas sincera
enhorabuena.
- Oye abuela
- Dime Alicia
- El demonio de la oscuridad mencionó algo
sobre encontrar a la princesa destinada a tener
el legendario poder de la luz. ¿Es eso verdad?
- Si Alicia pero eso es una guerra a la que aún no
estáis preparadas. Lo mejor será que no
recordéis nada de lo que os ha ocurrido este
último mes.

`` Dioses antiguos escuchad mi grito, que


estas brujas olviden aquello que en su destino
ya está escrito ´´

- Oye, ¿Qué estamos haciendo todas aquí en esta


mansión?, preguntó María.
- Si ¿Qué hacemos aquí? Se preguntaron todas.
- Vinisteis a visitarme a mí y a vuestra prima
Alicia que ya hacía tiempo que no la veíais.
- Si ya ahora me acuerdo, dijeron todas dudosas.
- Bueno chicas es hora de que os valláis a
vuestra casa, vuestros padres estarán
preocupados.

Todas ellas se fueron, menos Alicia ya que aun de


no recordar nada seguía viviendo allí.

- Abuela, he tenido un sueño de lo más raro.


- Dime querida.
- Yo era bruja y luchaba junto a mis primas
contra el mal.
- Querida solo ha sido un sueño, no debes darle
la menor importancia, ahora ve a jugar.
- Gracias abuela.
Alicia no recordaba nada, ni sus primas tampoco,
pero ¿esto es todo? ¿Ya ha finalizado el mágico
destino de Alicia y sus primas?

Yo creo que no.

Fin.