Está en la página 1de 76

GRANDES ESPACIOS es

Outdoor

EXCURSIONES

“Mágicas”

10RUTAS PORLA
10RUTAS
PORLA
S e s Outdoor EXCURSIONES “Mágicas” 10RUTAS PORLA ESPAÑAFANTÁSTICA www.desnivel.com 9 771 699 093000 GRAN

ESPAÑAFANTÁSTICA

www.desnivel.com

9 771 699 093000

GRAN CANARIA WALKING FESTIVAL. UNA EXPERIENCIA ÚNICA

CAMINO DE LEVANTE. DE ORIHUELA A CARAVACA DE LA CRUZ

CORISCAO EN E-BIKE. LA PRIMERA VEZ

MOCHILAS DE DÍA. PEQUEÑAS PERO MATONAS

ALTA MONTAÑA PALENTINA. LA BELLA DESCONOCIDA

VÍA FERRATA DEL SOBRÓN. LA PRIMERA VASCA

www.visitpirineus.com

#visitpirineus

EDUARDO VIÑUALES

S

E

E

S

D

N

P

A

A

C

R

I

G

O

S

- número -

1995-2017

T

-237-

U

O

R

V

I

I

S

T

M

C

A

O

Sumario

Noviembre 2017 GRANDES ESPACIOS 237

PORTADA:

Los Ojos del Cantábrico.

FOTO:

Carlos Lamoile

20 Excursiones mágicas

10 rutas por la España fantástica

La magia, la superstición, la brujería, las leyendas, los misterios, la mitología, los seres fantásticos… están muy presentes en muchos rincones de nuestro país. Muchas veces, lo sobrenatural se materializa en lugares en plena naturaleza, en lugares de gran belleza que son, por sí solos, objetos de una bonita excursión. He aquí una decena de estas “excursiones mágicas”.

14 Gran Canaria Walking Festival Una experiencia única

La sexta edición del Gran Canaria Walking Festival tendrá lugar del 8 al 12 de noviembre. Este festival de senderismo, que el año pasado reunió a más de ochocientas personas de más de veinticinco nacionalidades, da la oportunidad de conocer los rincones más fascinantes de la isla de Gran Canaria caminando por sus senderos tradicionales de la mano de guías especializados. Una experiencia única.

16 Camino de Levante De Orihuela a Caravaca de la Cruz

Con motivo del Año Jubilar 2017, la Región de Murcia ha preparado un camino que, con salida en la localidad alicantina de Orihuela, conduce al peregrino hasta Caravaca de la Cruz, donde se encuentra el Santuario de la Veracruz, uno de los lugares santos del cristianismo.

44 Subida al Coriscao en e-bike Siempre hay una primera vez

El Coriscao es una montaña muy ascendida en verano por su sencillez y porque brinda una vista única del valle de Liébana y de los Picos de Europa. También en invierno es destino preferente de esquiadores y montañeros. Lo que es mucho más raro –por no decir, imposible– es ver por sus pendientes a ciclistas. Varios “fanáticos” de las do ruedas intentaron y consiguieron por primera vez llegar hasta su cumbre sin desmontar utilizando bicicletas de montaña eléctricas.

www.desnivel.com

Actualidad 4 • Fotonoticia: Cueva helada de Peña Castil 6 • Libros 10 • Test de material 11 Noticias de empresa 12 • Muestrario de material 70 Nutrición: Carbohidratos 73

48 Mochilas de día Pequeñas pero matonas

Decir que la mochila es una parte imprescindi- ble del equipo del excursionista es una perogru- llada. Por muy corta que sea la actividad que se vaya a hacer, todos sabemos que hay transpor- tar algunas cosas imprescindibles y que esto no se puede hacer con una bolsa del Mercadona o una cartera de colegio, pero que tampoco necesi- tamos una megamochila. El mercado ofrece hoy una gran variedad de mochilas de entre 20 y 40 litros, suficientes para transportar con comodi- dad todo lo que necesitamos en excursiones de uno o varios días.

56 La Montaña Palentina invernales La Bella Desconocida

Cuando llega el invierno y la nieve cubre con su manto blanco la cordillera Cantábrica, la Montaña Palentina se viste de gala para

regalarnos mil y un rincones espectaculares por donde caminar con o sin raquetas y deslizarnos con esquís descubriendo valles y cumbres que harán las delicias de quienes se animen a aventurarse por estos territorios, “bellos y desconocidos”, que esperan que dejemos nuestras huellas impresas en sus sugerentes relieves.

66 Ferrata del Sobrón La “primera” vasca

El río Ebro ha abierto un estrecho desfiladero entre los montes Obarenes y la sierra de Árcena dejando apenas sitio para que pase la carretera BU-530. Lo angosto del paso fue aprovechado para construir una presa que embalsa el agua formando un largo y estrecho embalse cuyas orillas comparten las provincias de Álava y Burgos. En una de las crestas del lado vasco se ha instalado la primera vía ferrata de Euskadi.

EDITA: Ediciones Desnivel S.L. C/ San Victorino nº 8 • 28025 Madrid • Teléfono: 913 602 242 • Fax: 913 602 264 Director: Darío Rodríguez (dario@desnivel.com). Página web: www.desnivel.com

Redactor jefe: Dioni Serrano: 913 602 247 (dioni@desnivel.com). Director de arte: Andrés Pérez Muñoz (enter@desnivel.com). Informática: José Yáñez (yaz@desnivel.com). Infografía: Dioni Serrano. Publicidad: María Angeles Trujillo (mariangeles@desnivel.com): 913 602 260. Administración: Mayte López Saura: 913 602 620. Suscripciones: de 9 a 20:30 h. Tel: 913 602 269 (suscripciones@desnivel.com). Pedidos: Librería Desnivel. 913 694 290. Distribución: Mª José Santamaría: 913 602 284 (distribucion@desnivel.com). Envíos: Ramón Díaz y Pedro Montes. Imprime: Nueva Imprenta. Papel ecológico (totalmente libre de cloro). Distribuye: SGEL: 916 576 900. Sobreporte envío a Canarias: 0,15 euros sobre precio de portada. Prohibida la reproducción sin permiso escrito de GRANDES ESPACIOS. Depósito Legal: M-39544-1995. ISSN: 1699-09355

La Editorial a los efectos previstos en el artículo 32.1 párrafo segundo del vigente TRLPI, se opone expresamente a que cualquiera de las páginas de esta obra o partes de ella sean utilizadas para la realización de resúmenes de prensa. Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 91 702 19 70 / 93 272 04 47).

Síguenos en:

https://www.facebook.com/grandesespacios

https://twitter.com/grandesespacios

VIÑUALES DIONI SERRANOEDUARDO

NoticiasdeACTUALIDAD

NOTICIAS DE ACTUALIDAD, NOVEDADES EDITORIALES Y DE MATERIAL, NOTICIAS DE EMPRESA…

CONECTARÁ CON EL CAMINO NATURAL DEL ROMÁNICO PALENTINO

La red cicloturista de la Montaña Palentina crecerá con una nueva ruta de 57 kilómetros

L A red cicloturista de la

Montaña Palentina crece-

rá en breve con la imple-

mentación de una ruta circular de cincuenta y siete kilómetros, que comienza y acaba en Aguilar de Campoo. El propósito de la ruta, que rodea el embalse de Alto Campoo, es unir la docena de iglesias ro-

mánicas que hay en este lugar, co- nectar con el Camino Natural del Románico Palentino, y, por medio de éste, unirse al Canal de Casti- lla, o llegar a Santo Toribio de Lié- bana por el Camino Lebaniego castellano. En estos momentos se está procediendo a colocar las señales que guiarán a caminantes y ciclo-

INFORME DEL INSTITUTO PIRENAICO DE ECOLOGÍA

El glaciar de Monte Perdido pierde dos metros de espesor de hielo cada año

E L glaciar de Monte Perdido,

en el Pirineo aragonés,

pierde una media de dos

metros de espesor por año, según un informe del Instituto Pirenai-

co de Ecología. Un grupo de espe- cialistas ha extraído un registro de hielo a nueve metros de pro- fundidad del glaciar con el fin de determinar su edad y valorar así

turistas. Pra ello se están utili- zando las marcas homologadas por IMBA España (Asociación Internacional de Bicicleta de Montaña). Cabe mencionar que gran parte de la ruta circular transcurrirá dentro del Geopar- que Las Loras, al que esta revista dedicó un amplio reportaje en julio del 2016.

el impacto y alcance de los efectos del cambio climático. Es la prime- ra vez que se obtiene un registro de hielo tan profundo en la penín- sula Ibérica.

EN FORMATO DIGITAL

Guías cicloturistas del Camino del Cid

El Consorcio Camino del Cid ha pre- parado nuevas guías digitales para los cicloturistas que quieran recorrer este itinerario por carreteras secun- darias y con poco tráfico. Las publica- ciones ya están disponibles en forma- to digital y pueden descargarse en www.caminodelcid.org.

TRAMO CLAVE PARA EUROVELO 1

Novedades en el Camino Natural del Plazaola

Han comenzado las obras para acondi- cionar como Camino Natural el tramo del ferrocarril del Plazaola comprendi- do entre Irurtzun y Sarasa. Esta vía verde es parte fundamental para Euro- Velo 1, una ruta cicloturista con extre- mos en Noruega a Portugal que forma parte de la red ciclista europea.

APROBADA LA PRIMERA FASE

InterCatalunya: de Lleida a Girona en bici

Ha salido a concurso el primer tramo de InterCatalunya, un corredor no motorizado de 298 kilómetros que unirá Lleida y Girona. El corredor uti- lizará caminos rurales, pistas, tramos de ferrocarril fuera de uso y carrete- ras con poca densidad de tráfico. El tramo aprobado tiene una longitud de 67,7 kilómetros y discurre por la Plana de Lleida.

MÁS DE CIEN KILÓMETROS

Corredor verde a lo largo del río Tinto

Huelva proyecta crear un corredor verde a lo largo del río Tinto, desde su nacimiento hasta el muelle cargadero de mineral en Huelva. En total serían 102 kilómetros ininterrumpidos que utilizarían buena parte del antiguo fe- rrocarril minero que, en un tramo, ya está convertido en vía verde, en con- creto, los treinta y cinco kilómetros comprendidos entre las minas de Rio- tinto y Valverde del Camino.

FotoNOTICIA

FOTOS DE ACCIÓN CURIOSAS DE ACTIVIDADES DE AIRE LIBRE (ESQUÍ, FERRATAS, BICICLETA, ETCÉTERA)

CUEVA HELADA DE

PEÑA CASTIL

Una joya que se esfuma

OS expertos han dado la alerta:

las cuevas de hielo de los Picos de Europa están “esfumándose”. Las cavidades heladas de estas montañas están viendo como se reducen sus masas de agua sólida debido a la paulatina re- ducción de las nevadas, y todo apunta a que el cambio climático está detrás de esta pérdida. La cueva helada más importante, y en la que se hace más evidente este retro- ceso del hielo, es la muy poco conocida cueva de Peña Castil, una verdadera ra- reza situada 2.444 metros en el Macizo Central de Picos de Europa, muy cerca del Pico Urriello o Naranjo de Bulnes Varios expertos de la Universidad de Cantabria advierten que el hielo en esta cavidad se ha reducido a la mitad por- que en los últimos años no ha caído su-

Foto: José Román García

ficiente nieve para proteger el hielo fósil que se acumula desde al menos hace quinientos años. Las cuevas de hielo son excepcionales

a nivel mundial. Constituyen un elemento muy singular porque su estudio científico proporciona información muy valiosa sobre climas pasados. Ese hielo fósil ayuda a comprender el comportamiento climático pasado, actual y su respuesta ante el calentamiento global. Hasta hace pocos años, la cueva he- lada de Peña Castil era una perfecta desconocida para el turismo de monta- ña, pero el anonimato ha sido roto por las informaciones publicadas en internet

y en las redes sociales. Ante la creciente

afluencia de visitantes, los científicos so- licitan que se regule la visita a esta rara joya geológica.

FotoNOTICIA

FOTOS DE ACCIÓN CURIOSAS DE ACTIVIDADES DE AIRE LIBRE (ESQUÍ, FERRATAS, BICICLETA, ETCÉTERA)

 

B

U

S

C

A

R,

P

R

E

G

U

N

T

A

R,

R

E

S

E

R

V

A

R,

E

S

P

E

R

A

R…

MEJOR

suscríbete

LA FORMA MÁS CÓMODA DE CONSEGUIR LA REVISTA.

SOLO TIENES QUE ABRIR TU BUZÓN .

LA MANERA MÁS ECONÓMICA DE CONSEGUIRLA. TODAS LAS OPCIONES TE OFRECEN UN VALOR AÑADIDO:

BUENOS DESCUENTOS, BUENOS REGALOS .

Y NUNCA PAGARÁS DE MÁS.

DISFRUTA DE VENTAJAS RESERVADAS

PARA NUESTROS SUSCRIPTORES.

OPINA, COMPARTE, PARTICIPA.

TU OPINIÓN NOS IMPORTA .

SUSCRIPCIÓN AL EXTRANJERO: 12 NÚMEROS 73,5 € (SÓLO PAGO CON TARJETA)

Nos encontrarás en desnivel.com/suscripciones; y los días laborables de 9 a 20,30h en el teléfono 91 429 22 51 o en suscripciones@desnivel.com

ELIGE

LA

OPCIÓN 1

OPCIÓN

12 números + CAMISETA

CONSULTA COLORES Y TALLAS DISPONIBLES EN

www.desnivel/suscripciones

37

EUROS

+5 EUROS

DE GASTOS DE ENVÍO

QUE

MÁS

TE

GUSTE

45

EUROS

+5 EUROS

DE GASTOS DE ENVÍO

OPCIÓN 2

12 números + REGALO *

* CHEQUE DE 30 € EN LIBROS DESNIVEL

Puedes consultarlos en www.edicionesdesnivel.com

PROMOCIONES VÁLIDAS SOLO PARA TERRITORIO NACIONAL Y HASTA FIN DE EXISTENCIAS

NovedadesEDITORIALES

NOTICIAS DE ACTUALIDAD, NOVEDADES EDITORIALES Y DE MATERIAL, NOTICIAS DE EMPRESA…

GALICIA

Rutas con leyenda

El colaborador muy habitual de Grandes Espacios salta de nuevo al campo editorial con una guía que recoge cuarenta excursiones a otros tantos lugares de Galicia tocados por la leyenda, la magia y las cos- tumbres, tres cosas que en la región gallegas suelen ir de la mano. Las descripciones, como es habitual en el autor ga- llego, vienen acompañadas de magníficas fotografías.

Imprescindi-

bles para los amantes de lo

misterioso y

fantástico.

Anxo Rial SUA. 175 pág. 16.5 x 21cm. PVP: 17,60 €.

Visualiza la revista Grandes Espacios digital con la aplicación de Zinio

WWW.desnivel.com/revistadigital

i

Estos libros están a la venta en www.libreriadesnivel.com y en Librería Desnivel.

Plaza Matute 6, Madrid. Tel: 913 694 290.

MANUAL PARA EL ALPINISTA COMO DEPORTISTA

Entrenamiento para

el nuevo alpinismo

M ÁS alto, más rápido y más ligero. Éstas son las máximas del nuevo alpinismo y de Steve House, uno de los más

importantes alpinistas del momento. Como dice en la intro- ducción, solo un entrenamiento bien estructurado y completo le ha permitido superar retos y cumplir objetivos casi imposi- bles. Sin entrenamiento no hay progreso, no hay superación. Fruto de su experiencia nace este manual, enriquecido con in- teresantes relatos en primera persona de alpinistas mundial- mente reconocidos.

Steve House y Scott Johnston Ediciones Desnivel. 432 pág. 17 x 24 cm. PVP: 39 €.

UNA GUÍA

PARA VIVIR

SOBRE

DOS RUEDAS

No sin mi bicicleta

No es una guía ciclista más: es una guía dife- rente sobre el mundo de las bi- cicletas y el ci- clismo, con in- formación práctica para comprar una bicicleta, utili- zarla, mantenerla y mil sugerencias para disfrutar de las dos ruedas, un placer simple, saludable y sosteni- ble para el planeta. Las divertidas ilustraciones y los consejos de la guía son el complemento perfecto para quien sienta la curiosidad de descubrir o saber más sobre el “arte” de ir en bicicleta.

Anna Brones Editorial Geoplaneta. 186 pág. 15 x 19,5 cm. PVP: 12,95 €.

La Mirada

del Viajero

EL VIAJE ES LA VIDA

Éste es un libro de viajes que sigue la

estructura típica de este tipo de lite- ratura: empezar por la partida y ter- minar con el regreso, pero introduce

la variante de superar, en cada capí-

tulo, las fronteras del espacio y el tiempo. Muchos viajes en uno solo, alrededor del mundo pero también

a lo largo de la vida, desde los viajes salvajes de juventud a los más sere-

nos de la madurez. El viaje de la vida

y la vida como viaje. Sin duda, los via-

jes nos transforman y este libro es un retrato de la transformación del autor a lo largo de veinte años. Algo así como mirar un álbum de fotos ajeno en el que quizá nos veamos re- tratados.

Sergi Latorre Ediciones Desnivel. 256 pág. 14 x 21 cm. PVP: 19 €.

TestdeMATERIAL

NOTICIAS DE ACTUALIDAD, NOVEDADES EDITORIALES Y DE MATERIAL, NOTICIAS DE EMPRESA…

Por ALBERTO AYORA

Montañero de amplia experiencia, es coronel del Ejército de Tierra y miembro de la Escuela Militar de Montaña y de Operaciones Especiales. Responsable del Comité de Seguridad de la FEDME y autor de los libros Gestión del riesgo y Riesgo y liderazgo. Es miembro del jurado del Premio Desnivel de Material desde su creación, en 2009.

Por KILI DEL RÍO

Guía de Alta Montaña e Instructor de la Escuela Madrileña de Alta Montaña, es un empedernido escalador, alpinista y esquiador, con décadas de experiencia en montaña. Es uno de los testadores del equipo Desnivel, miembro del jurado del Premio Desnivel de Material desde la pasada edición.

PARA TREKKING TÉCNICO Y SENDERISMO

AISLAMIENTO EN SECO Y TAMBIÉN CON HUMEDAD

Minimalista chaqueta de fibra imitación plumón

1 Modelo probado: chaqueta Icarus de MONTANE. Precio recomendado: 175 €. Descripción del producto y comentario tras la prueba: súper ligera

y comprimible chaqueta aislante, cálida y de secado súper rápido. El teji-

do exterior es Pertex Quantum, resistente a la abrasión y que protege del viento. El relleno interior es PrimaLoft Thermo Plume, una nueva tecnología de fibra sintética de PrimaLoft pero disgregada en copos, que imita la capaciadad de hinchado del plumón, aportando similar aisla-

miento, pero con las ventajas de mantener estas propiedades en condiciones de hu- medad o incluso cuando se moja. El sis- tema de micro tabiques (1) garantiza

la eficiente distribución del relleno. El

tejido interior es transpirable y muy suave, de agradable contacto con la piel. Compatible con el uso de arnés y el casco de es- calada, dispone de diversos bolsillos estratégicamente ubicados. Todas las crema- lleras son de calidad aun- que la principal (2) no tiene doble cursor, lo que es útil en este tipo de pren-

das. Tiene tres bolsillos, todos exteriores, dos para manos y uno a la altura del pecho (3). Los puños se ajustan con elástico, la cintura no lleva ajuste pero tampoco se echa en falta porque queda bien adaptada al cuerpo, al igual que la capucha (4), que no tiene visera ni ajuste, pero queda ceñi- da por el contorno elástico. Me ha parecido una chaqueta bien construida y con buenos acabados, con un diseño muy limpio y buen patronaje, perfecta para es- caladas técnicas y en general para todo tipo de actividades en montaña, como esquí o senderismo.

4

1

3

2

Con suela que no desliza sobre el hielo

Modelo probado: bota Capra Glacial Ice+ Mid de MERRELL. Precio recomendado: 170 €.

Descripción del producto y comentario tras la prueba: Aparentemente estamos ante una bota más de trekking de las muchas que analizamos cada temporada, sin embargo si nos fijamos en la suela comprobaremos que cuenta con un elemento verdaderamente innovador. Se trata de la suela Vibram Arctic Grip (1) , galardonada en 2016 con el premio Gold Award en la sección de outdoor durante la ISPO. El motivo es que esta suela se transforma al notar que se encuentra sobre suelo helado, logrando un agarre excepcional en estas superficies. Esto se consigue gracias a un compuesto de distintas gomas que cambia su comportamiento automáticamente al notar que se encuentra sobre hielo o nieve. Se logra así un eficaz agarre sobre superficies heladas sin necesidad de añadir accesorios externos al calzado. Como testigo la suela incorpora una pieza de goma blanca termo cromática, que cambia a color azul cuando la temperatura es inferior a 0ºC, permitiendo comprobar que la suela está funcionando correctamente. Nosotros no hemos querido dejarnos impresionar sin más y para ello nos hemos fabricado una pequeña rampa helada donde poder probar la efectividad de la suela e incluso la hemos probado en una pista de hielo. El resultado ha sido cuando menos sorprendente… Por lo demás, es una bota cómoda, estable, impermeable gracias a su membrana M Select Dry, con parte superior en cuero revestido (2) y lengüeta con fuelle (3) que evita la entrada de suciedad.

Peso: 737 g hombre y 453 g mujer. Distribuye: Wolverine Europe BV.

Valoración

Ligereza

3 Agarre

Diseño

Durabilidad

Estabilidad

Precio

2

Peso: 560 g (talla M). Distribuye: Esportiva Aksa.

Valoración

Funcionalidad

Ligereza

Protección

Diseño

Polivalencia

Precio

FOTOS: COL. THE NORTH FACE

COL. TERNUA

NoticiasdeEMPRESA

NOTICIAS DE ACTUALIDAD, NOVEDADES EDITORIALES Y DE MATERIAL, NOTICIAS DE EMPRESA…

COLECCIÓN

INVIERNO 2017

Ceramicool de Odlo, enfría la piel hasta 1ºC

Este invierno la firma de origen noruego Odlo –ex- perta en ropa interior téc- nica deportiva– mantiene su foco de antención en la tecnología Ceramicool. Se basa en un hilo ultraligero y altamente transpirable que contiene partículas de cerámica, y cuya estructu- ra transversal plana crea minúsculos canales de aire que expulsan el calor del cuerpo de forma rápi- da y eficaz, bajando hasta un grado la temperatura corporal. La marca tam- bién incorpora nuevos di- seños de la línea Winds- hield, ideados especial- mente para actividades de alta intensidad, con re- fuerzos elásticos en las zonas más expuestas al viento.

Entrena con cualquier clima con The North Face

Y RÉCORD DE FERNANDA MACIEL EN EL KILIMANJARO

L A marca norteamerica- na ha presentado su

nueva colección de entre- namiento, especialmente diseñada para poder entre- nar en todo tipo de climas, incluso con frío riguroso. Está compuesta de prendas que incorporan los últimos avances tecnológicos, com- binándolos con un estilo inspirado en la montaña. Una de las chaquetas que destaca de esta línea es la Thermoball Active, basada en la tecnología Thermoball

(fibra imitación plumón) que per- mite mantener el calor corporal aunque la chaqueta esté mojada. Coincidiendo con el lanzamiento de la colec- ción, la marca ayudará a sus seguidores a entrenar libre- mente (#TrainFree) organi- zando una serie de eventos de entrenamiento por dis- tintas ciudades de Europa, que permitirá a los partici- pantes explorar nuevos lu- gares de entrenamiento.

Las prendas The North Face son las que ha utiliza- do Fernanda Maciel (foto arriba), patrocinada de la marca, en su reto de supe- rar el récord de ascenso- descenso femenino al monte Kilimanjaro (5.895 m), en Tanzania. El pasado 26 de septiembre logró rea- lizarlo en un horario de 10 horas y 6 minutos, batiendo

la marca anterior de Anne- Marie Flammersfeld, que estaba en 12 h 58 min. “Co- rrer en alta montaña es un estilo de exploración dife- rente, una experiencia in- creíble. Espero que mi ejem- plo anime cada vez a más chicas a probarlo”, declaró la corredora brasileña.

www.thenorthface.com

SEGÚN SU FUNCIONALIDAD

SOSTENIBILIDAD, TECNICIDAD Y DISEÑO

Sello Commitment en el 92% de las prendas de invierno Ternua

+8000 clasifica sus prendas en tres niveles

L A firma española +8000 ha establecido una clasificación de sus prendas en tres niveles,

según su funcionalidad. En el Nivel 1 están las prendas que empapan el sudor y lo alejan de la piel (con el tejido Quicker Dry como referente), en el

Nivel 2 están las pren- das que permiten que

el sudor se expanda y

evapore (referente el tejido Termaflex) y en el Nivel 3 están las prendas que cuanto más se calientan con el calor corporal, más rá-

pido evaporan el sudor

y por tanto logran un

eficaz punto de termo- rregulación y protec- ción, siendo el tejido Novashell un referente en este último nivel.

www.odlo.com

L A etiqueta Com- mitment de la

marca vasca indica que son prendas fabri- cadas con materiales reciclados, biodegra- dables naturales, con algodón orgánico o con materiales certifi- cados Bluesign. En la nueva colección de in- vierno también han ido aumentando el número de prendas con repelencia al agua libre de químicos PFC, llegando a un 93%, mientras que el 7% están libres de PFOA/PFOS. Además, el 50% de la colección son prendas hechas con tejidos reciclados (y a su vez reciclables). Como novedad, este año las prendas traen en su in- terior un estampado con la información del origen del tejido. Ternua utiliza tejidos provenientes de materiales reciclados como los posos de café, moquetas de tren, botellas de plástico, redes de pesca u otras prendas ya en desuso. Todo esto viene a confirmar la apuesta por la sostenibilidad de la marca y su avance en materia de economía circular.

www.mas8000.es

www.ternua.com

COL. DYNAFIT

PARA BOTAS DE TREKKING

Nueva suela

Vibram con Pro-Tec Comfort de Hi Tec

E N su colección de otoño-invierno, la marca especialista en calzado outdoor presenta una novedosa suela integrada por

cuatro elementos que, aunados, aportan máxima estabilidad, protec- ción y confort personalizado. Se trata de la nueva suela Vibram con Pro-Tec Comfort. Está integrada por una plantilla OrthoLite Impressions elaborada en espuma EVA de lenta recuperación que se adapta a la forma del pie. Después tiene el cambrillón, una pieza ligera que optimiza el apoyo. A continuación

una entresuela de EVA moldeada por com- presión que amortigua los impactos y por último una suela Vibram de caucho que aporta buena tracción y durabilidad.de invierno 2017-18.

www.hi-tec.com/sp

NoticiasdeEMPRESA

HASTA 2020

Oriol Cardona renueva con Dynafit

E L joven atleta catalán (23 años) ha renovado

su compromiso de colaboración con la firma Dynafit hasta el año 2020. Oriol compite en las disciplinas de Esquí de

Montaña y Trail Running; ha conseguido importantes logros como el bronce en los últimos Campeonatos del Mundo de Skimo el año pasado, entre otros. Dynafit ha sido el principal patrocinador desde que Oriol empezó a despuntar en las categorías inferiores en 2013 y desde entonces se ha convertido en una pieza clave del equipo Dynafit en España. La marca está distribuida en España por Salewa Iberica.

www.dynafit.com

FOTOS: GRAN CANARIA WALKING FESTIVAL 2016

UNA EXPERIENCIA ÚNICA

GRAN CANARIA WALKING FESTIVAL

LA SEXTA EDICIÓN DEL GRAN CANARIA WALKING FESTIVAL TENDRÁ LUGAR DEL 8 AL 12 DE NOVIEMBRE. ESTE FESTIVAL DE SENDERISMO, QUE EL AÑO PASADO REUNIÓ A MÁS DE OCHOCIENTAS PERSONAS DE MÁS DE VEINTICINCO NACIONALIDADES, DA LA OPORTUNIDAD DE CONOCER LOS RINCONES MÁS FASCINANTES DE LA ISLA DE GRAN CANARIA CAMINANDO POR SUS SENDEROS TRADICIONALES DE LA MANO DE GUÍAS ESPECIALIZADOS. UNA EXPERIENCIA ÚNICA.

E L Gran Canaria Walking Festival se posiciona como uno

de los eventos senderistas más importantes de Europa.

Este año, las inscripciones superan las setecientas pro-

cedentes de treinta países diferentes. Para dar respuesta

a la demanda, la Asociación de Empresarios de Turismo Natural,

Gran Canaria Natural & Active, organizadora del festival, ha pre- parado seis rutas por los lugares más significativos y pintorescos

de la isla con las que los participantes descubrirán este continen- te en miniatura. Pero estas excursiones son sólo una parte del programa del Festival: visitas, degustaciones, sorteos, espectá- culos tradicionales… un apretado programa destinado a conocer

a fondo este “Continente en miniatura”. •••

RUTA DE INAGUA ¿Entusiasta de la naturaleza?

Ubicada en el suroeste de la isla, la Ruta de Inagua (topónimo aborigen) introduce en el límite de la reserva natural integral que lleva su mismo nombre, un lugar donde naturaleza y aventura forman un tándem. El reco- rrido, que utiliza los caminos que comunicaban las poblaciones colindantes con el sector cumbrero del suroeste, permite explorar los parajes más áridos y montañosos de la isla. Inagua es un lugar idóneo para disfrutar del senderismo más auténtico, acompañado de unas inme- jorables vistas de Gran Canaria y de las islas occidentales. Sin duda, una ruta que permite conectar con la naturaleza propia lugar del lugar y el encanto y hospitalidad de la población local.

RUTA DEL CAMINO DE SANTIAGO A los pies del Nublo

También Gran Canaria tiene su Camino de Santiago. Está en la zona occi- dental de la isla y los participantes lo podrán conocer gracias a la excursión preparada para el jueves 9 de noviembre que transita a los pies del emblemático Roque Nublo. El camino, empedrado en algún sector, desciende desde la parte alta de la isla hasta la pequeña comarca de Las Tirajanas, atravesando parajes de alto valor biológico como El Paso de La Plata. La jornada discurre a la sombra de los pinos y ofrece unas inmejora- bles vistas de la vertiente sur de la isla. No en vano esta es una de las excursiones más populares de la isla por su incomparable belleza y autenticidad. Una ruta exigente pero con disfrute garantizado.

RUTA DEL VALLE Y DE LA VILLA MARINERA DE AGAETE Conociendo Agaete

Ubicado al norte de la isla, el municipio costero de Agaete es probablemente el lugar más emblemático de la isla, abraza- do por el mar y rodeado de infinitas montañas. En Agaete, la tradición pes- quera y agrícola se mezcla con el carác- ter hogareño y hospitalario de su pobla- ción. Agaete ofrece no sólo naturaleza y gastronomía típica, también ofrece todo tipo de experiencias lúdicas y deporti- vas destacando por supuesto la gran belleza y singularidad de sus senderos y rutas. La jornada es exigente, pues comienza subiendo hasta La Era de Berbique, cuatrocientos metros por en- cima del valle de Agaete, pero a cam- bio discurre por un enclave paisajístico único. Una ruta que permite conocer los secretos más ocultos del municipio a los pies del maci- zo de Tamadaba.

RUTA ASTRONÓMICA Una isla en el cielo

¿Quién no se ha maravillado al observar un cielo estrellado desde el cielo limpio de una montaña? Gran Canaria reúne muchas cualida- des que la convierten en un lugar idóneo para observar el firmamento nocturno: cimas altas, cielos limpios, despejados y, sobre todo, oscu- ros gracias a que los habituales mares de nubes que se forman bloquean las luces de las ciuda- des. Consciente de ello, en el programa del Festi- val se incluye una excursión nocturna para dis- frutar del fantástico cielo guiada por expertos que ayudarán a interpretar el cielo y sus secretos.

RUTA DE LOS MIRADORES DE BANDAMA

Naturaleza y vino

un

sendero relajado.

Situada en un paisaje natural incomparable y muy próxima a la capital, la Caldera de Bandama ofrece una experiencia multi-recreacional rodeada de parajes verdes de gran belleza natural. La ruta de Bandama tiene una longitud de sólo seis kilómetros y un desnivel que supera por poco los ciento treinta metros, de modo que el esfuerzo no será un impedimento para empaparse de la belleza natural que lo rodea. La ruta está pensada para relajarse y disfrutar, tanto del entorno como de los ricos vinos que se producen en esta comarca de larga tradición vitivinícola.

PUBLIRREPORTAJE

i www.grancanariawalkingfestival.com

REGIÓN DE MURCIA. CAMINO DE LA CRUZ

CAMINO DE LEVANTE

Con motivo del Año Jubilar 2017, la Región de Murcia ha preparado un camino que, con salida en la localidad alicantina de Orihuela, conduce al peregrino hasta Caravaca de la Cruz, donde se encuentra el Santuario de la Veracruz, uno de los lugares santos del cristianismo por guardar el Lignum Crucis, un trozo de madera de la Cruz donde fue crucificado Jesucristo.

DE ORIHUELA A CARAVACA DE LA CRUZ

E L llamado Camino de Levante

aprovecha las infraestructuras

abiertas sólo a caminantes y ciclis-

tas, como la mota del río Segura y

la Vía Verde del Noroeste. Es una ruta de casi 118 kilómetros que combina el carácter religioso con la cultura, la naturaleza, el de- porte y el patrimonio del interior de la Re- gión de Murcia. El Camino de Levante se puede hacer tanto a pie como en bicicleta pues todo él discurre por pistas en muy buen estado. Este camino es el primero de

una red de rutas que, partiendo desde di- ferentes puntos de la región, confluyen en

Caravaca de la Cruz, formando lo que se co- noce como el Camino de la Cruz de Carava- ca, un proyecto cuyo propósito es propiciar la peregrinación a pie o en bicicleta a la ciu- dad de Caravaca de la Cruz. El Camino de Levante se puede recorrer cómodamente a pie en cinco jornadas, pues ninguna de las etapas supera los 26 kilóme- tros. A bordo de una bicicleta se puede com- pletar la distancia en dos jornadas. Los pe- regrinos cuentan con la gran ventaja de que todas las poblaciones que se encuentran en el camino cuentan con todos los servicios que necesita un peregrino.

FOTOS: ITREM

1 El Camino de la Cruz se puede hacer completamente en bicicleta.

2 Caminando entre los viñedos de

Bullas.

Santuario de Caravaca.

Caravaca celebrando el Camino de la Cruz.

3 Capilla de la Vera Cruz, en el

4

Cena en

1

2

3

4

CAMINO

DE LEVANTE

Etapa

1

ORIHUELA – MURCIA

Distancia: 24 km. Tiempo a pie: 6 h Tiempo en bicicleta: 2h 30 min

Seis horas a pie –y menos de tres en bicicleta– separan Orihuela de la capital murciana. La primera etapa del Camino de Levante tiene fama de ser una de las más disfrutonas. Si no hay prisa por llegar a Murcia, es aconsejable demorarse visitando en Orihuela la catedral del Salvador, la iglesia de las Santas Justa y Rufina, el Museo Arqueológico, el palmeral de San Antón (el segundo más extenso de Europa después del de Elche) y la casa del poeta Miguel Hernández. Ya en tierra murciana, el camino, perfectamente señalizado, circula por la orilla del río Segura, verdadera arteria de la Comunidad, hasta la capital. En el camino, el peregrino tiene ocasión de ver las norias de Beniel y el Belén Viviente de El Raal (si se peregrina en Navidad). Al final de la etapa está Murcia, dotada de todos los servicios.

Etapa

2

MURCIA – ALGUAZAS

Distancia: 26 km. Tiempo a pie: 6 h 30 min Tiempo en bicicleta: 2h 30 min

El paisaje de la segunda jornada invita a la reflexión. Lo primero que encuentra el peregrino es el Malecón, una antigua construcción concebida para detener las avenidas del río Segura, y después la famosa huerta murciana, un milagro conseguido a fuerza de “domesticar” el agua, un paciente trabajo que tiene su mejor representación en la Noria de Alcantarilla y, sobre todo, en el Azud Mayor, en el paraje de la Contraparada, de donde parten, desde época musulmana, las acequias mayores que riegan la huerta. Molina de Segura ya se adivina en el horizonte. A partir de aquí y hasta Caravaca, el Camino de Levante transitará por la Vía Verde del Noroeste. La jornada acaba en Alguazas, puerta de salida (o de entrada, según se mire) de la Vega del Segura. Su nombre significa "en medio de",

3

FOTOLIA

ya que este municipio está situado entre los ríos Segura y Mula.

Etapa

3

ALGUAZAS-MULA

Distancia: 26 km. Tiempo a pie: 6,5 horas Tiempo en bicicleta: 2,5 horas

La fértil vega del Segura da paso a un paisaje seco y casi lunar, con multitud de barrancos y cárcavas excavadas por el agua de la lluvia. Son los llamados badlands, las “tierras malas”, que el viejo ferrocarril, hoy convertido en vía verde, atraviesa sabiamente. Aunque a primera vista no lo parezca, estos terrenos albergan una gran variedad de fauna y flora, amén de interesantes lecciones de geología. Los peregrinos tienen la posibilidad de tomar una variante que parte de Los Rodeos y llega a la parte antigua de Campos del Río. El camino gira suavemente al norte, hacia la

2

1

estación de Los Baños, muy cerca de Los Baños de Mula, famosa desde hace siglos por sus aguas termales.

La Región de Murcia está repleta de restos romanos, como los de la Villa Romana de Los Villaricos, a donde se puede llegar por un desvío que aparece poco después de Los Baños de Mula. Mula, con su notable conjunto histórico vigilado por el castillo de los Vélez, pone fin a la jornada.

Etapa

4

MULA - BULLAS

Distancia: 21 km. Tiempo a pie: 5 horas Tiempo en bicicleta: 2 horas

El camino sale de la comarca del río Mula para entrar de lleno en la de Noroeste. No muy lejos está el Parque regional de Sierra Espuña, uno de los entornos naturales más preciados de la Región. Tampoco está lejos El Niño de Mula, un habitual lugar de

FOTOS: ITREM

4

muestras de la laboriosidad del murciano, capaz de convertir en vergeles las tierras áridas del sureste peninsular: toda parcela cultivable está cubierta de viñedos con cuyas uvas se elabora unos vinos de calidad que cuentan con Denominación de Origen propia. Una buena forma de pasar lo que queda de tarde es visitar el Museo del Vino.

peregrinación. No es necesario desviarse para conocerlo, pues el Camino de Levante pasa justo por la puerta de santuario. El mejor mes para pasar por allí es septiembre, fecha en la que el pueblo conmemora la aparición del Niño Jesús a un pastor. Siempre con los ojos puestos en poniente, el peregrino continúa su viaje hacia la cada vez más próxima Caravaca, cruzando viejos puentes y túneles ferroviarios. Al entrar al municipio de Bullas de nuevo el viajero tiene

5

Etapa

5

BULLAS-CARAVACA DE LA CRUZ

Distancia: 21 km. Tiempo a pie: 5 horas Tiempo en bicicleta: 2 horas

El peregrino abandona Bullas guiado por la vía verde que discurre entre pinares y viñedos. La etapa es la más montañosa del camino, pero los desniveles son inapreciables gracias al inteligente trazado del viejo ferrocarril. Al pasar el cerro de Carrascalejo, el camino se adentra en las estribaciones norte de la sierra de Burete. En el paraje del Escobar, el horizonte se abre y el paisaje se cubre de huertas regadas por los ríos Quipar y Argos. A través de la entrada natural que nos proporciona el valle del río Argos y después de pasar el último túnel, la monumental Caravaca da la bienvenida al peregrino, pero antes, éste habrá tenido la oportunidad de visitar el Cehegín, un pintoresco pueblo construido en una colina cuyo casco antiguo está declarado Conjunto Histórico-Artístico. Desde su plaza alta se domina buena parte de la comarca. En Caravaca, aparte de visitar el Santuario de la Vera Cruz y su museo, es obligatorio pasear sin prisa por sus calles y entrar en el Museo de los Caballos del Vino, donde se muestra la historia de esta singular fiesta que forma parte del ADN de sus habitantes.

LA CREDENCIAL

A lo largo del Camino de Levante hay multitud de alojamientos, restaurantes, empresas de turismo activo y pequeños comercios que ofrecen precios especiales a los peregrinos que se identifiquen con la Credencial. Este documento es también necesario para conseguir la Caravaquensis, el Certificado del Peregrino que expide la Diócesis de Cartagena. La credencial se puede solicitar en todas las parroquias de la Región de Murcia, oficinas de turismo de los municipios del camino e incluso en los establecimientos “Adheridos”. Para conseguir la Caravaquensis, el peregrino debe caminar, al menos, desde Bullas, y los niños desde Cehegín, y llevar en la Credencial estampados un mínimo del sesenta por ciento de los sellos acuñados en los establecimientos religiosos. Más información en:

diocesisdecartagena.org y caminodelacruz.es

1

El Camino de la Cruz cuenta con señalización propia.

2

En el Camino de la Cruz se alternan paisajes verdes y otros más secos.

3

La Cruz de Caravaca domina

el entorno desde la torre del Santuario de la Vera Cruz.

4

Unos peregrinos llegan al Santuario de la Vera Cruz.

5

Un tramo de la Vía Verde del Noroeste.

Información:

Aquí encontrarás las etapas y todos los servicios turísticos y visitas disponibles a lo largo del camino.

www.murciaturistica.es/camino-de-la-cruz/etapas

10

Excursiones

La magia, la superstición, la brujería, las leyendas, los misterios, la mitología, los seres fantásticos… están muy presentes en muchos rincones de nuestro país. Muchas veces, lo sobrenatural se materializa en lugares en plena naturaleza, en lugares de gran belleza que son, por sí solos, objetos de una bonita excursión. He aquí una decena de estas “excursiones mágicas”.

rutas por la

« España fantástica

FOTOS: ANXO RIAL

10

FOTOS: ANXO RIAL 10 c o E XISTEN lugares que son mágicos por su belleza y
c o
c
o

E XISTEN lugares que son mágicos por su belleza y hay otros lugares que son mágicos porque son –o fue- ron– escenarios de hechos anóma- los, inexplicables o sobrenaturales; y lo hay en que ambas circunstan-

cias coinciden. Los hay con historia de hechizos o acontecimientos brujeriles; otros son escenario de enigmáticos secretos; bastantes están relacionados con mitos ancestrales fueron sido fagocitados por

el cristianismo…Bosques, santuarios, necrópolis,

cuevas, pueblos abandonados,… nuestro país re- zuma de lugares invadidos por la magia y el mis- terio ¿Por qué no convertir esos rincones en obje- tivo de nuestras andanzas?

En la foto grande la formación rocosa conocida como Portalén, la puerta del más allá. Debajo, la capilla de Santa Mariña.

PortalÉn

La puerta al más allá

A pesar de su modesta altitud, pues apenas sobre-

pasa los mil metros, la sierra de O Seixo es un pá- ramo azotado por el viento, de aspecto hostil y desierto. El lugar está casi desprovisto de árboles, y los pocos que sobreviven lo hacen en pequeños grupos, como si buscaran protección en la com- pañía. En este lugar, tan cerca de las nubes, se en- cuentra uno de los lugares mágicos de la provin- cia de Pontevedra: la Montaña Maxica, un grupo de rocas de diferente tamaño dispuestas de forma

caprichosa sobre una gran losa de granito, frac- turadas y separadas en aparente desorden. El lugar emana un halo de misterio que se incre- menta al conocer que los pueblos pre cristianos que habitaron en los alrededores lo eligieron para adorar al sol. El cristianismo, en su afán de borrar toda huella pagana, cristianizaron el lugar, plan- tando la Cruz do Seixo y un pequeño altar en uno de los penedos. Aquí, en estas rocas moldeadas por el tiempo, se encuentra, según la tradición, el Portalén, la Porta do Alén o puerta al más allá. Se trata de una “puerta” natural, si bien el dintel parece puesto intencionadamente y alguna de las rocas de la base parecen haberse tallado con alguna herra- mienta primitiva. El hueco es la puerta al más allá, la entrada a otro mundo, el de los muertos, un te-

EDUARDO VIÑUALES

rreno desconocido que debemos pisar con cuida- do, pues hay ciertas reglas que debemos cumplir para regresar de nuevo. Siempre debemos hacer el trayecto de norte a sur y portar una ofrenda de pan y una vela que hay que dejar en la puerta antes de entrar y tener claras las dudas o inquie- tudes que deseemos plantear. En el otro lado de la puerta, debemos aguardar, esperar paciente- mente a que el viento nos susurre las respuestas, para regresar por el mismo camino. Si no lo ha- cemos de esta forma quedaremos deambulando por el mundo de la almas para la eternidad. Otra de las normas es que jamás debemos contar

a nadie lo que lo muertos nos has manifestado. Si esta norma se quebranta el delator quedará afónico

hasta el fin de sus días. No piense en lector que ésta es una leyenda olvidada, todo lo contrario, es una práctica viva, pues es normal ver ofrendas recientes

al pie de la puerta. En el solsticio de verano, los ve-

cinos de la aldea de Barcia do Seixo suben en pro- cesión una imagen de San Antonio que posan en una mesa de piedra antes de oficiar una misa cris- tiana en la que se pide al santo suerte con las cose- chas, el clima, los campos, y en caso de que el santo no sea receptivo con las peticiones retornará a la aldea cabeza abajo.

Veleta con forma de bruja en el tejado de una casa de Yebra de Basa, punto de partida para subir a Santa Orosia.

Santa Orosia

Sanatorio de endemoniados

En el Serrablo, “la tierra del diablo”, hay un lugar sagrado muy especial y sobrecogedor, un barranco repleto de ermitas por donde sube un camino desde Yebra de Basa, trazado en mitad de la pared rocosa. Por allí remonta esta senda que pasa tras el salto de una cascada, y que discurre colgada junto a varios eremitorios rupestres que parecen anidar en los ris-

FOTOS: EDUARDO VIÑUALES

cos… hasta que, por fin, alcanza el altiplano del monte Oturia donde mana el agua y se alza el tem- plo dedicado a Santa Orosia, mítica princesa bohe- mia que murió decapitada a manos de tropas islámicas. Dicen que donde cayó su cabeza brotó la fuente que hay al lado del santuario. Localizada en las deshabitadas so- ledades del Sobrepuerto de Huesca, la montaña de Santa Orosia es uno de los mejores espacios mágicos del Pi- rineo Aragonés, lugar de culto a la na- turaleza, a las aguas y las rocas… en lo que primeramente fue un antiguo es- pacio de rito pagano que posterior- mente sería reconvertido hacia lo cris- tiano. Todavía hoy en día por estos parajes escarpados sube cada 25 de junio una concurrida romería coinci- diendo con el solsticio de verano, el día más largo del año. La romería de Santa Orosia está también relaciona-

Santuario de Santa Orosia y la fuente que brotó del lugar donde cayó la cabeza de la santa.

da con el clima, con las nubes y la lluvia, puesto que se trata de una “rogativa de agua” a la que en ese día acuden pidiendo precipitaciones y protección ce- lestial muchas gentes y pueblos del entorno del Se- rrablo y parte de Sobrarbe. Junto a la peana con el relicario de plata de la cabeza de Santa Orosia suben

a pie, en procesión, los peregrinos y devotos ade-

más de los folclóricos danzantes de Yebra de Basa que portan palos de boj, y que caminan al son de dos instrumentos musicales tradicionales: el chiflo

y el chicotén o salterio. Todos juntos, ladera arriba,

van ganando altura en fila como si este fuera un ca- mino iniciático llegando finalmente a la fuente sa- grada y al santuario del puerto de Santa Orosia. La intercesión divina de Santa Orosia tuvo tanta fama antiguamente que hasta mediados del siglo pasado –hasta 1947 para más señas– acudían a esta romería, buscando remedio y ayuda, los endemo- niados o espirituados de buena parte del norte de España y del sur de Francia, quienes gritaban, sal- taban, blasfemaban, lloraban o reían enloquecida- mente a la hora de ser bendecidos. Los pobres en- fermos mentales iban detrás de la urna, con los dedos atados con cordeles y llegaban a entrar en éx- tasis. En medio de terribles ataques nerviosos, si lo- graba romper las ataduras de sus dedos, se inter- pretaba que la Santa la había librado de los demo- nios que invadían su cuerpo. Esta tenebrosa ceremonia de exorcización dio lugar a varios cuen- tos y reportajes periodísticos de la época, e incluso fue fotografiada en 1910 por el jacetano Francisco de las Heras. A pesar de los tiempos, Santa Orosia sigue siendo un sitio mágico donde se dan la mano lo natural y lo sobrenatural.

Monte Pindo

Gigantes, druidas y reinas lobas

Desde tiempos remotos, la silueta del Monte Pindo ha alimentado la imaginación de los lugareños que han creído ver en sus piedras castillos, fortalezas y figuras fantásticas. El macizo es visible desde kiló- metros de distancia y el color rojizo de su granito

contrasta con el azul del cielo y las aguas del Atlán- tico. Situado entre las localidades de Carnota y Ézaro, hoy está catalogado como lugar de Impor- tancia Comunitaria y su perímetro está incluido dentro de la Red Natura 2000. Los más viejos del lugar, hablan de grutas miste- riosas que se adentran en las profundidades del mar

y de cánticos de sirenas que hechizan a los que se

atreven a adentrarse en estos mundos misteriosos y oscuros y que no regresan jamás. Una de ellas es la cueva da Xoana, a la que los lugareños acudían en busca de remedios contra las maldiciones y el mal de ojo. El Monte Pindo está cargado de misterio. La le- yenda habla de gigantes que moraban en la cumbre,

FOTOS: ANXO RIAL

10

FOTOS: ANXO RIAL 10 c o Desembocadura del río Xalla con la silueta oscura del Monte
c o
c
o

Desembocadura del río Xalla con la silueta oscura del Monte Pindo. Debajo, subiendo hacia la cúspide de este monte.

compartiendo espacio con las rocas y un frondoso bosque de grandes y sólidos robles, árboles que los druidas adoraban como lugar de sacrificio y ofrendas sagradas. En una ocasión, nueve gigantes, en un alar-

de de prepotencia y soberbia frente a los druidas, in- cendiaron el bosque sagrado. Los dioses encoleriza- dos convirtieron a los gigantes en rocas, que son las nueve cimas más destacadas del macizo de O Pindo.

A poco que nos fijemos, seguro que intuiremos al-

guna silueta que bien podría ser uno de esos gigantes.

Pedraforca

Santuario de brujas

La silueta inconfundible de el Pedraforca ejerce de polo magnético, atrae miradas, personas y energías.

A

sus pies discurren caminos de contrabandistas,

de

maquis y también el de los “bons homes”, cátaros

perseguidos por la ortodoxia y quemados en piras

públicas. Como en otros lugares de la accidentada geografía prepirinaica, aquí se registran historias de brujería desde la Edad Media. Igual que en el Pallars,

la Cerdaña, la Garrotxa y Osona, en esta comarca se

sucedieron las causas contra mujeres acusadas de ser poseídas por el diablo y ejercer la brujería. Quizá mujeres de mala vida, quizás remeieres o curanderas que aplicaban remedios naturales, marchando de pueblo en pueblo para vender hierbas y ejercer su oficio, todas caídas en desgracia. Un episodio más de las creencias sobrenaturales, la lucha entre las

FOTOS: JORDI LONGÁS

Arriba, la inconfundible silueta del Pedraforca con la enforcadura donde según la tradición se celebraban los aquelarres. Debajo, la misma enforcadura vista desde la subida al Pollegó Superior.

fuerzas del bien y del mal, que también servían para

explicar los misterios de la montaña y la fuerza sal- vaje de la naturaleza. Incluso hoy se cuenta que las brujas se reúnen en la enforcadura del Pedraforca la noche se San Juan y, sobre todo, la noche de San Sil- vestre. Hasta ese collado imponente, abierto entre las dos puntas de la gigantesca horca de piedra, llegan so- brevolando por las vertiginosas canales de la mon- taña. Usan escobas o simple- mente son transportadas por

el viento invernal. Bailan y

cantan entorno a una gran hoguera, renuevan sus em- brujos e invocan a Satanás. En fecha tan señalada las gentes no se atreven a subir tan arriba y prefieren celebrar la Nochevieja en sus casas. Abajo, en los pueblos de Gósol o Saldes, el mejor plan es una comida festiva y fue-

gos artificiales para convocar

la buena suerte en el nuevo

año. ¿Para qué meterse en problemas y desafiar tan in-

fernal tumulto allá en la montaña? Por eso nadie sabe,

a ciencia cierta, hasta qué

punto esta historia es cierta.

barranco del infierno

Bailaderos de guanches y brujas

Diseminados por todo el archipiélago Canario hay enclaves naturales que están envueltos en un halo de misterio. Situados en zonas elevadas con una energía especial aparecen los “Bailaderos de Las Brujas”. Según la tradición popular, dichos baila- deros eran lugares donde las brujas practicaban sus aquelarres. Pero si profundizamos sobre ellos des- cubriremos que muchos son realmente“Bailaderos

de los Guanches”, lugares que tenían un marcado carácter mágico para los antiguos pobladores de las Islas Canarias y a los que se les cambió el nombre tras la conquista de las islas. Las prácticas que se lle- varon a cabo en dichos enclaves, bien sea antes o después de la conquista de las islas, dejaron una im- pronta que se trasladó inequívocamente a la topo- nimia, lo cual ha contribuido a preservar su carácter esotérico, mágico y religioso. De ahí que no resulte difícil encontrar otras referencias toponímicas si- milares a la de “Bailadero de Las Brujas”, tales como “El Llano de Las Brujas”, “Los Bailaderos”, “Dego-

llada de Las Brujas” o incluso “Montaña de Las Brujas”, lo cual no dejan de ser formas distintas de referirse a un mismo fenómeno que ha sobrevivido al paso del tiempo y que subyace en la memoria his- tórica del pueblo.

Según las reseñas de Fray Alonso de Espinosa y Fray Abreu Galindo, ambos del siglo XVI, es que el

FOTOS: IGNACIO MONTESDEOCA

10

c o
c
o
,
,

encuentra uno de los Bailaderos de Brujas más famosos de Tenerife.

topónimo de Bailaderos de los Guanches puede provenir de la palabra Baladero, lugar donde al pa- recer los antiguos canarios invocaban a la lluvia se- parando los cabritos y corderos de sus madres para que balaran y llamaran la atención de los dioses. Por añadidura, a estos lugares también se les ha atribuido un carácter ceremonial relacionado con la celebración de fiestas, bailes y juegos, los cono- cidos Beñesmeres. Por todo el archipiélago existen buenos ejemplos de bailaderos: El Sabinar y el de La Llanía en El Hie- rro, los del Monte del Cedro y el de la ermita de San Isidro de Epina en La Gomera, el de los Jameos de Haría en Lanzarote, los de la Laguna de Barlovento, Hoya Grande y Lomo del Bailadero en La Palma, los de La Cruz Grande, Casares y el Pinar de Ojeda en Gran Canaria… Pero la isla donde mejor se en- cuentran representados y están en mayor número es en Tenerife. El historiador Juan Bethencourt Al- fonso llegó a identificar más de una veintena de ellos, lo cual viene a reflejar la magnitud que alcan- zaron estas manifestaciones en la isla. Quizás uno de los más conocidos sea el de Anaga, situado en el Barranco del Infierno.

FOTOS: EDUARDO VIÑUALES

La cueva de Zugarramurdi es, sin duda, uno de los lugares de España con una historia más ligada a la brujería.

Zugarramurdi

Brujería a tope

Uno de los lugares de España de mayor tradición brujeril es, sin duda, la localidad navarra de Zuga- rramurdi, en una de las esquinas más verdes y llu- viosas del Pirineo. Sus prados, cuevas, casas, gentes y animales fueron testigos en el siglo XVII de un hecho inaudito para aquellas tranquilas campiñas donde ahora podemos pasear entre árboles y lanudas ovejas lat- xas: trescientas personas fueron acusadas de posesión demoníaca; cuarenta de ellas fueron juzgadas en Logroño, y seis terminaron siendo ejecutadas. Se decía en aquellos valles de la comarca de Xareta, al norte del Baztán, que muchas mujeres al anochecer se reunían en aquela- rres y extraños rituales donde in- vocaban al demonio, hacían sus hechizos, se daban ungüentos de plantas mágicas y alucinógenas como la belladona, volaban de un sitio a otro, se transformaban en gatos … y en una fiesta de exceso y lujuriar lograban reunirse en una misa negra con el mismísimo diablo que hacía acto de presen-

cia en forma de macho cabrío. Durante el festín se comían corazones, los cuerpos difuntos de otros brujos y de niños… mientras todos danzaban loca- mente alrededor de una gran hoguera. Fantasía o realidad, hechos verdaderos o simple- mente una buena excusa en aquellos apartados va- lles para la venganza personal, se ha llegado a la conclusión de que en parte del Pirineo Occidental hubo “brujomanía”, puesto que siglos atrás se de- nunciaban unos a otros hasta el punto de que el veinticinco por ciento de la población del norte de Navarra llegó a ser acusada de practicar la brujería y la superstición. El caso de Zugarramurdi fue muy especial, y su sonoro nombre corrió como la pólvora por toda la geografía española y del sur de Francia, hasta el punto que se llegaron a editar dos libros monográ- ficos. La sobrecogedora historia de Zugarramurdi se cuenta con todo detalle en el Museo de las Bru- jas, y se recrea en la Cueva de las Brujas, una gruta natural, grande y misteriosa que se ve atravesada nada menos que por la regata del Infierno o Infer- nuko Errota. Todos estos paisajes bellos y amables de media montaña son, además, parte de los esce- narios mágicos donde la mitología vasca asegura que los arroyos son la morada de las lamias vas- cas… y que del corazón de los frondosos bosques son el hábitat de Basajaun, genio y gigante salvaje que rige la vida de las selvas de robles o hayas del Pirineo de Navarra.

FOTOS: ROBERTO ROGUEIRO

Moncayo

La Montaña mágica

Lo creyeron los celtíberos, después los romanos, más tarde los visigodos, los judíos y los musulma- nes, y aún hoy hay quien cree que en el Moncayo (el Monte Cano) y las tierras que lo rodean ocurren hechos sobrenaturales; que en las entrañas de la

Arriba, el museo de la Brujería de Trasmoz y debajo, el castillo que se eleva por encima del mismo pueblo, un edificio cargado de leyendas.

10

encima del mismo pueblo, un edificio cargado de leyendas. 10 c o montaña habitan espíritus diabólicos
c o
c
o

montaña habitan espíritus diabólicos que “durante la noche bajan por sus vertientes como un enjam- bre” según afirmaba el poeta Gustavo Adolfo Béc- quer que fue huésped del monasterio de Veruela entre 1863 y 1864, para curarse de la tuberculosis. Una productiva estancia que dejó para la historia el libro Cartas desde mi celda y que sirvió para ins- pirar al poeta alguna de sus narraciones extraordi- narias que descubrieron al mundo la magia del Moncayo. Muy cerca del monasterio (el primer del Císter en la Corona de Aragón) se encuentra Tramoz, un pequeño pueblo al que han perseguido las leyendas sobre brujas y aquelarres. En pleno siglo XXI este pequeño municipio zaragozano sigue rodeado de un halo de misterio, quizá porque el pueblo está “maldito” desde el siglo XIII cuando fue excomul- gado. Por aquel entonces Trasmoz era una isla laica rodeada de pueblos que pertenecían al monasterio. Según cuentan las leyendas, la actividad de las bru- jas estaba en aquellos años en su máximo apogeo y, entre los muros de su castillo, los aquelarres y todo tipo de actos paganos eran algo cotidiano. En

ROBERTO REGUEIRO

10

ROBERTO REGUEIRO 10 c o realidad, lo que ocurría es que Trasmoz tenía unos fueros especiales
c o
c
o

realidad, lo que ocurría es que Trasmoz tenía unos fueros especiales concedidos por el rey y esto lo convertía en algo incómodo para el monasterio. Los monjes cirtescienses movieron ficha y consiguieron que el pueblo fuera excomulgado. pero aquí no ter- minaron las rencillas. Siglos después, el abad del monasterio decidió propagar por el municipio de Trasmoz una maldi- ción convirtiéndolo en el único pueblo maldito co- nocido de toda España. A la entrada del pueblo, una cruz con un velo negro, dejaba constancia de la mal- dición, en la que participaron todos los monjes del monasterio con la lectura del salmo 108 del libro de los salmos, un salmo que se usaba para maldecir a los enemigos y con el que quedó maldecido el señor de Trasmoz, sus descendientes y todo un pueblo. No hay otro lugar en España en el que se haya rea- lizado un ritual de estas características. Pero los tras- mozanos han hecho de la necesidad virtud, y han convertido a sus brujas y leyendas en un importante recurso turístico. Todos los años, cientos de turistas se acercan hasta el pueblo para visitar su Museo de la Brujería y para participar en la feria dedicada a las brujas, la magia y las plantas medicinales que tiene lugar al comienzo del verano. Y por si fuera poco, a poca distancia de Trasmoz, en medio de un denso bosque, se encuentra el sana- torio de Ayamonte. Este edificio, que abrió sus puer- tas en 1920 como hotel de lujo, fue escenario de un suceso sangriento: unos asaltantes asesinaron a va- rios huéspedes. Fue reconvertido en sanatorio para tuberculo- sos hasta 1978, cuando se clausuró. Pero la mala fama siempre le ha acompañado. Una leyenda afirma que el director realizaba misas ne- gras y se dice que en su interior pueden sentirse presencias sobrehuma- nas. ¿Alguien da más?

Arriba, fiesta de la Brujería en Trasmoz. Debajo, uno de los grandes “ojos” que forman La Ojerada, la casa del ser mitológico llamado Lantarón.

La Ojerada

Los ojos de Lantarón

En el cabo de Ajo, entre Santander y Santoña, abre sus ojos el mar Cantábrico. Es la Ojerada, dos arcos naturales abiertos por el mar que sirven al temible Lantarón, el Neptuno cántabro, para otear el mar buscando compañera que comparta su reino. La so- ledad en los duros días de invierno le hace llorar y sus lágrimas son expulsadas en forma de chorro va- poroso por los apretadas grietas del entorno. En unas excavaciones de Castro Urdiales apareció una pequeña figurilla en bronce de época romana, re- presentando a una divinidad marina que ha queri- do asociarse a Neptuno, pero que exhibe varias pe- culiaridades. Se trata de un joven imberbe, que lleva un delfín en la mano y porta un collar con un col- gante de media luna. No se sabe si como evolución de aquel personaje, hoy perdura en estas tierras la creencia en un rey marino, el Lantarón. Se trata de una figura masculina, semejante a la humana, con grandes pies y manos con membranas entre los dedos, un cuerpo musculoso del color verdinegro como el de las algas, cabeza ovalada y ojos verdes

FOTOS: ANTONIO ARROYO

CARLOS LAMOILE

saltones. De su columna vertebral salen unas espi- nas dorsales, como las del pez escorpión. Durante

la bajamar se acerca a las rompientes y, en pie sobre

las rocas, apoyado en su vara de saúco, observa el

movimiento de las mareas. Es él quien premia a los pescadores concediéndoles la posibilidad de des- posar a las sirenas que caen presas en sus redes. Lantarón vive aquí, en La Ojerada, un lugar de abrumadora belleza realmente mágico y misterioso.

Y desde aquí vigilan también dos hermanos que, a

cambio de expulsar a los bárbaros, obtuvieron la propiedad del cabo para toda la eternidad, y para que no se distraigan cada primer viernes de sep- tiembre se conmemora la victoria sobre los bárbaros en las fiestas de San Pedruco.

Fachada de la ermita de San Vicentejo, joya románica del Condado de Treviño. Debajo, detalle de la puerta de la iglesia románica de Ochate que hoy se encuentra en Uzkiano.

ochate

La aldea maldita de Ochate

Los pueblos abandonados son una fuente inagota- ble de historias misteriosas, y si en nuestro país sobra algo esto es pueblos en ruinas. En el Condado de Treviño, una rareza en sí misma, pues se trata de una isla burgalesa en territorio vasco, hay uno cuya historia ha sido protagonista de varias publi- caciones y de un par de libros: Ochate. Ya su propio nombre parece haberle predispuesto pues el nom- bre en vasco que puede tener varios significados:

puerta del ruido, puerta secreta o puerta del frío Ochate es en la actualidad un pueblo completa- mente abandonado. Desde finales del siglo pasado tan sólo algún pastor ha vivido entre sus ruinas: la torre de la iglesia, un cobertizo y algunas casas. Pero hace poco más de un siglo era una comunidad de casi setenta vecinos. La historia que luego ha dado paso a la leyenda se inicia en 1860 con una epidemia de viruela que acabó con parte de sus ha- bitantes. Cuatro años más tarde fue el tifus el que diezmó la población, y en 1870 el cólera dejó sólo tres supervivientes. El pequeño cementerio adosa- do a la iglesia se quedó pequeño. Los cadáveres fue- ron enterrados diseminados por la ladera cercana. El pueblo quedó deshabitado y se empezó a tejer su

JUANAN COBO

10

JUANAN COBO 10 c o leyenda de aldea maldi- ta, pues las tres sucesivas epidemias no
c o
c
o

leyenda de aldea maldi- ta, pues las tres sucesivas epidemias no habían afectado a ningún pue- blo cercano. En 1947 Víctor Mora- za, vecino de Imíruri, vio una fuerte luz cayendo sobre la ermita de Bur- gondo. Se acercó y entre los restos aún humean- tes del edificio encontró un precioso y cuidado medallón que le produjo una rara sensación. Ac- tualmente, el medallón ha sido rodeado de una especie de cenefa de metal y oropel y se con- serva en Imíruri, a unos dos kilómetros de su lugar de aparición. A partir de ese momento empezaron a menudear los testimonios de ruidos misteriosos, luces, sombras, apariciones y desapa- riciones, y avistamientos de ovnis que se hicieron populares gracias a un reportaje publicado a prin- cipios de los años ochenta en la revista Mundo Des- conocido. Finalmente, Ochate terminó convirtién- dose en un referencia ineludible de lo paranormal con el libro que le dedico el ahora famoso presen- tador de Cuarto Milenio, Iker Jiménez.

Crómlechs de Oianleku

Los círculos de piedra de los Mairus

El origen de la mitología vasca se pierde en la noche de los tiempos. En algún momento indeterminado de la Alta Edad Media o quizás del Neolítico co- menzaron a cobrar fuerza los relatos de unos seres que convivían con los humanos. Eran unos perso- najes que poblaban la oscuridad y a los que alude un viejo proverbio vasco que dice “el día para los del día, la noche para los de la noche”, siendo pro- tagonistas como estamos viendo de relatos que se transmitían de generación en generación por vía oral y que sobrevivieron al cristianismo. El mundo fue durante miles de años un lugar desconocido para el ser humano, ya que no com- prendía porqué el sol salía cada mañana y se ocul- taba por la noche, porqué alguien sano de repente fallecía por alguna enfermedad, o porqué la clima- tología arruinaba sus cosechas. Por tanto intenta- ron explicar aquellos hechos mediante la interven-

ción de unas criaturas responsables de lo que no podían entender, dotando de un orden imaginario al caos, y creando así la mitología. Una situación ancestral con paralelismos en toda Europa. Y precisamente esta forma de intentar concebir el mundo es lo que hicieron los antiguos pobladores del actual Parque Natural de las Peñas de Aia, para poder interpretar que hacían allí los dispares círcu- los de piedras clavadas en la tierra que se reparten por sus bosques y praderas; monumentos megalí- ticos que hoy conocemos como crómlech. Los “crómlech” en Europa están datados en la Edad del Bronce, e inicialmente fueron construidos con fines funerarios para posteriormente dedicarlos a una es- pecie de templos o recintos sagrados. Este espacio natural protegido constituye el ex- tremo occidental de los Pirineos, con la singulari- dad de ser el único macizo montañoso granítico y más arcaico del País Vasco, situado entre las loca- lidades de Oiartzun e Irún. Cuenta la tradición que estos restos de este arte megalítico vasco fue- ron levantados por los “mairus” personajes dota- dos de una fuerza descomunal con aspecto huma- no, de ahí que se les conozca como mairubaratzak (huertos de los mairus). El más espectacular de todos se conoce como el Oileku Norte, un cróm- lech de diez metros de diámetro emplazado en una pradera que forma parte de una ruta donde podemos contemplar más formaciones megalíti- cas similares. •••

El crómlech de Oianleku norte es singular por su forma de cerradura. El lugar respira un ambiente mágico con las Peñas de Aia como telón.

LOS TEXTOS SON COSA DE:

Portalén y Monte Pindo:

ANXO RIAL

Santa Orosia y Zugarramurdi:

EDUARDO VIÑUALES

Pedraforca: JORDI LONGÁS

Los bailaderos de brujas:

IGNACIO MONTESDEOCA

Zugarramurdi y Santa Orosia:

EDUARDO VELASCO

Moncayo: ROBERTO ROGUEIRO

La Ojerada: CARLOS LAMOILE

Ochate: Redacción GE. Fuente: www.ochate.com

Crómlechs de Oianleku:

ENRIQUE ECHAZARRA

EN

TUS

DESNIVEL

HISTORIAS

TAMBIÉN

CUENTAN

BOSQUE

ENDIKA URTARAN

Bosque combina tres géneros dentro de una misma historia, saltando del thriller psicológico, a la novela bucólica e incluso al terror en unas pocas páginas. Endika Urtaran cuenta, con la maestría y el ritmo trepidante que ya demostró en Huida al Tíbet, una historia de supervivencia, misterio y dolor que engancha desde la primera hasta la última página.

CARTOGRAFÍAS NÓMADAS

OLGA BLÁZQUEZ SÁNCHEZ

Una historia de carne y roca, o quizá podría decirse una historia de rocas protagonizada por personajes de carne y hueso. Personajes que están en el paro, que escalan solo los domingos, entrenan en el rocódromo, que se enamoran, que tienen miedos y egos, y que pelean con las vías de su grado al mismo nivel de intensidad y compromiso que lo hacen los grandes alpinistas.

LA MIRADA DEL VIAJERO

SERGI LATORRE

Un libro de viajes que sigue la estructura típica de este tipo de literatura: empezar por la partida y terminar con el regreso, pero saltando, en cada capítulo, las fronteras del espacio y el tiempo. Muchos viajes en uno solo, alrededor del mundo pero también a lo largo de la vida, desde los viajes salvajes de juventud a los más serenos de la madurez. El viaje de la vida y la vida como viaje.

978-84-9829-402-6

14 x 21 cm

978-84-9829-401-9

14 x 21 cm

978-84-9829-396-8

14 x 21 cm

128

págs.

16 €

128 págs.

16 €

256

págs.

19 €

LA VOZ DEL RÍO

VICENTE GARCÍA CAMPO

Después de varios años sin verse, Rafael, fotógrafo de naturaleza, encuentra a Rodrigo remando en las serenas aguas de un estuario. Le inquieta cómo es posible que el más indómito de los kayakistas, aquel que hubiera vendido su alma al diablo por lanzarse desde la más alta de las cascadas, reme como un jubilado acomodado en una mañana de domingo.

UNA APROXIMACIÓN

JOSEP MARÍA CUENCA

Una aproximación es la historia de una rutina singular, que derivará en homenaje áspero, amargo, auténtico y vivo, cuyo mantenimiento exige dedicación, entereza y valor y que año tras año, desde hace una década, acometen sin falta sus protagonistas. Es un canto al montañismo y la amistad, al mismo tiempo que parábola histórica y sociológica del último cuarto del siglo XX.

HASTA LA ÚLTIMA SUELA

GABRIEL RODRÍGUEZ GARCÍA

Los cinco relatos que componen Hasta la última suela, buscan explicar ese mismo impulso, pero son además un apasionado canto a todas aquellas personas que se lanzan pendiente arriba, con el único objetivo de alcanzar el sueño inútil de una cumbre o una escalada de dificultad, gastando hasta la última suela de sus botas

978-84-9829-387-9

14 x 21 cm

978-84-9829-384-5

14 x 21 cm

978-84-9829-378-4

14 x 21 cm

160

págs.

16,5 €

96 págs.

14 €

128

págs.

16,5 €

CUADERNO DE VIAJE

La puerta al más allá

Hay varios caminos que no llevan hasta la cumbre del “monte mágico”, el Monte Seixo. Uno de los más interesantes es el que sube desde la proximidades de las aldeas de Carrizans y As Chozas. Sin duda, el mejor camino para llegar hasta la Puerta del más allá.

D ESPUÉS de traspasar la primera de las aldeas y dejar atrás el pequeño

cementerio, comenzamos a ca- minar en las proximidades de una nave ganadera siguiendo las marcas de pequeño sendero PR-G 135, la senda da Escuadra. Debemos adentrarnos en el monte con calma; partimos de los cuatrocientos sesenta y cin- co metros de altitud y nos espe- ra un desnivel de quinientos metros. La senda continua por un te- rreno despejado sin incidencias reseñable, hasta llegar a la altu- ra de una cruz. A partir de aquí, del camino principal se des- prenden pistas de servicio del parque eólico del Monte O Sei-

Magia de libro

El Monte do Seixo es uno de lo lugares mágicos de Galicia que más literatura ha produ- cido. Hasta tres libros se han dedicado a esta montaña:

Monte do Seixo. Reivindica- ción da Montaña Máxica y Monte do Seixo. O santuario dos celtas, ambos de Carlos Solla, y Deuses, mitos e ritos do Monte do Seixo. Unha proposta interpretativa en clave céltica, del economista y etnólogo vigués Rafael Quintía.

TEXTO Y FOTOS : Anxo Rial

xo. El parque se construyó so- bre un campo de túmulos en el que todavía se pueden observar dos mámoas (túmulos funera- rios característicos del Neolíti- co), lo que provocó no pocos conflictos en su día. Sin desviarse del camino prin- cipal continuamos hasta el mira- dor das Tres Rías, donde finali- zan las dificultades físicas. Las magníficas vistas que se abren justifican plenamente un alto en

la jornada. Como su nombre in-

sinúa, en días claros se llega a di- visar las tres rías de la provincia de Pontevedra. La senda avanza ahora en dirección sur descen- diendo suavemente y siguiendo

a cierta distancia la línea de aero- generadores hasta llegar a la ca- pilla de Santa Mariña, una pe- queña y sobria construcción que aparece anacrónica entre los al- tos aerogeneradores. Hasta aquí subían los vecinos de Cotobade

a firmar las actas importantes.

En este punto terminan las seña-

les del sendero de pequeño re-

pontevedra

DÓNDE ESTÁ: en la zona centro- sudoeste de Galicia, en la denominada Dorsal Gallega, provincia de Pontevedra. Las

Localidades de referencia son Cerdedo, Chamadoira, Limeres, Cavadosa y Meilide (Cerdedo). CÓMO LLEGAR: desde Pontevedra hay que tomar la antigua carretera N-541 a Ourense, después de 38 Kilómetros

llegaremos Soutelo de Montes, donde debemos desviarnos por la EP-7204, hasta Doade, (12 km desde Soutelo de Montes ) y enlazar aquí con la PO-2204,

corrido. Para continuar debemos

buscar la pista principal, situada a nuestra derecha en el sentido de la marcha, y seguirla. Tras pa-

para con dirección sur, volver a desviarnos por la CP-0306 y continuar 19 kms más hasta As Chozas. DISTANCIA: 12 km ida y vuelta. DURACIÓN: 4h 30 min DIFICULTAD: media. DESNIVEL: 530 m. CARTOGRAFÍA: hoja186-I del IGN.

1:25.000.

INFORMACIÓN: Ayuntamiento de Cerdedo. Tel: 986 753 006. en

su web www.cerdedo.org,

podemos encontrar toda la información necesaria para organizar la estancia.

sar unos generadores y un pe- queño bosquete veremos a lo le- jos el grupo de piedras que for- man el Portalén.

La “Puerta al más allá” está formada por dos peñas paralelas y una tercera que hace de dintel.

CUADERNO DE VIAJE

Sanatorio de espirituados

Santa Orosia

Todos los años, a finales de junio, cientos de personas parten de la iglesia de Yebra de Basa, donde la leyenda dice que estuvo oculto el Santo Grial, y suben hasta el santuario de Santa Orosia utilizando un camino jalonado de ermitas inverosímiles que desafía el abismo.

S I hay una ruta mágica en Aragón es ésta. A lo largo del camino vamos a ir pa-

sando por varios lugares de cul- to, por cuevas, bosques y fuen- tes, y ya al pie del monte Oturia alcanzaremos el santuario y la fuente que lleva el nombre de la Santa, en el paraje donde la le- yenda cuenta que se le apare- ció a un pastor de ovejas para narrarle el martirio que sufrió tiempo atrás y para expresarle el deseo de que se levantara una ermita. Saliendo del casco urbano hacia el norte, junto a una pista forestal, encontraremos la pri- mera de las ermitas, la del An- gusto, estrecho paraje ubicado entre dos colinas o rallas roco- sas, la de Santa María y la de Es- pata. Es ahí donde arranca la se- cular senda, marcada como PR- HU-4, junto a unos robles queji- gos. El sendero balizado avanza entre antiguas terrazas agríco- las, cerca de unos terrenos ero- sionados de margas grises, yen- do a buscar la pequeña ermita de las Escoronillas o de las Co- roniellas. Comienzan las empi- nadas laderas del monte, cu- biertas de bojes y de jóvenes ar- bolillos, pasando junto a las rui- nas del corral ganadero conoci- do como Tiña de Ferrero. La siguiente parada es la er- mita de las Arrodillas, construi- da sobre un bolo calizo en el que se pueden apreciar unos huecos y unas incisiones pro- fundas. En ellas, la devoción po- pular ha querido ver las huellas impresas de las rodillas de San- ta Orosia y los cortes de la es- pada cuando ésta iba a ser de- capitada. Paso a paso nuestra ruta se va espesando con la presencia de más bojes, pinos y robles en esta ladera solana y va ganan- do altura sobre el paisaje. Al cruzar el cauce del barranco de Santa Orosia alcanzamos el en- clave de la Cruz de la Gualda,

TEXTO Y FOTOS : Eduardo Viñuales

una privilegiada atalaya desde donde se domina el conjunto sagrado de las cuevas. En este punto hubo incrustada antaño una cruz sobre una piedra agu- jereada. El sendero gira, entra en el pinar y vuelve hacia la parte alta de la ladera por donde comen- zamos la subida. Ahora se apre- cian perfectamente las paredes rocosas de conglomerado, so- brevoladas por buitres, que- brantahuesos y otras aves rapa- ces. Es el rincón más pintoresco de todo el recorrido, con el con- junto de cavidades, con la cas- cada –o chorro- que se precipi- ta medio centenar de metros en

el vacío y con cuatro ermitas li-

teralmente incrustadas en el escarpe: San Cornelio –abajo, junto al camino, a modo de crip-

ta–, la iglesia de las Cuevas –en

lo

alto– y más adelante San Blas

y

Santa Bárbara. Nos vamos

acercando a todos estos eremi- torios y pasaremos andando con cuidado por un tramo que

se halla suspendido en estos ro- quedos gracias a unas anchas balmas o fajanas. Un terreno que, sin duda, apreciarán mu- cho los amantes del senderis- mo aéreo. Al final del paso colgado se alcanza el altiplano del Puerto de Santa Orosia en la ermita de

O Zoque, ya cerca del cielo y de

la luz, donde en la mañana del 25 de junio la procesión se reú-

ne y los danzantes bailan su pa- lotiau. Al fondo se ve ya el lugar que será nuestro destino y, so- bre él, el relieve del monte Otu- ria. La vista sobre otras monta- ñas próximas es imponente. El camino que llanea entre bojes, erizones y praderas nos guía hasta la iglesia de Santa Orosia,

la casa-refugio y la fuente, don-

de de la boca de tres caras la- bradas en piedra manan tres surgencias que dan agua fresca

y

limpia, el símbolo universal de

la

regeneración y de la vida.

una manifestación ancestral

Vinculados al rito de Santa Orosia han pervivido dos instrumentos musicales ancestrales: el chiflo y el salterio (o tambor de cuerdas), con los que se interpretan las danzas que bailan los Danzantes de Santa Orosia de Yebra de Basa durante todo el recorrido de la romería. Ataviados con traje de calzón y gorro de flores, y provistos de palos de boj acompañan a la urna de la santa en la que es la manifestación folclórica más ancestral de todo el territorio aragonés. La espectacularidad del baile unido a lo escarpado del terreno crean una atmósfera singular.

SITUACIÓN: comarca del Alto Gállego. Pirineo Aragonés. ACCESO: desde Huesca por la au- tovía E-07 hacia Francia y Jaca, y en Nueno seguir la carretera N-330 hasta Sabiñánigo. Conti- nuar hacia Fiscal y Ordesa por la

N-260, para llegar a Yebra de Basa. PUNTO DE PARTIDA: Yebra de Basa. DISTANCIA: 6,5 km (sólo ida).

DESNIVEL: 700 m.

huesca

DURACIÓN: 2 CARTOGRAFÍA: hojas 210-2 y 177-4 del IGN. 1:25.000. OBSERVACIONES: cuidado con los tramos más escarpados, especialmente en invierno cuando puede haber nieve o hielo en el paso colgado de la cascada. extremar las precauciones si se camina con niños. INFORMACIÓN: Comarca Alto Gállego:

www.pirineosaltogallego.com

si se camina con niños. INFORMACIÓN: Comarca Alto Gállego: www.pirineosaltogallego.com NOVIEMBRE 2017 35

CUADERNO DE VIAJE

Gigantes, druidas y reinas lobas

Monte Pindo

El Monte Pindo está recorrido por multitud de sendas utilizadas por los pastores y habitantes de la zona desde hace muchas generaciones. Quizá la más popular es la que lleva hasta la cumbre de A Moa, la cima de la sierra, desde el pueblo de O Pindo, al borde del mar.

C OMENZAMOS a caminar en la playa de arena blanca que da nombre al

pueblo. A espaldas de la fuente de la Capilla, arranca una senda bien marcada que gana altura en fuerte pendiente. Un bosque de pinos aporta sombra en esta pri- mera parte del camino. Llega- mos hasta O Pedrullo, el primer pico de importancia que destaca en medio de este laberinto gra- nítico y donde todavía son visi- bles las desfiguradas ruinas de lo que un día fue el castillo de San Xurxo. La fortaleza fue man- dada construir por el obispo Sis- nando en el siglo X para defen- der la comarca de los reiterados ataques vikingos. En algún lugar del castillo –cómo no– se oculta un gran tesoro. El camino continua por nues- tra izquierda, entre los “pene- dos” de desigual tamaño hasta llegar a una señal que indica el desvío a la cumbre del monte. El camino se convierte en una senda, a veces cómoda, y otras con grandes escalones natur- les, que parecen pensados para los gigantes que poblaban el monte. Después de un buen rato serpenteando entre las ro- cas llegamos a una amplia y verde campa rodeada de peñas llamada Chan de Lourenzo. El lugar es ambién conocido como

TEXTO Y FOTOS : Anxo Rial

la Zona de la mina, pues aquí existió un yacimiento de wolfra- mio que alimentó la industria de armas alemana durante la Se- gunda Guerra Mundial. Todavía son visibles algunas construc- ciones arruinadas y montículos de mineral. Desde la campa se divisan los arenales de la playa más larga de Galicia: Carnota aparece ante nosotros a vista de pájaro. Éste es un lugar idóneo para tomar un descanso y contemplar el Gi- gante de Piedra, una gran mole granítica con forma humana que evoca de nuevo el carácter le- gendario del monte: cuentan que es uno de los guardianes que protegía a la Reina Lupa que moraba en este lugar. El camino continua en un sua- ve ascenso y topa con un joven bosque de robles. Detrás de él aparece una canal que guía a la base de la gran mole de A Moa, la gran piedra que forma la máxi- ma altitud de O Pindo. La ascen- sión es fácil y una vez en la cum- bre, el paisaje sana todas las fa-

CÓMO LLEGAR: la mejor forma y más panorámica de llegar es desde Santiago de Compostela tomando como dirección Noia. Una vez allí continuar por la carretera C-505 que recorre toda la costa hasta O Pindo. Esta pequeña población y su macizo rocoso se encuentra entre Muros y Corcubión. RECORRIDO: Ida y vuelta por el mismo camino. Desde el pueblo de O Pindo tomaremos un camino

A Coruña

marcado con balizas blancas y amarillas (Pequeño recorrido) ascendente que se adentra en el monte y nos lleva hasta la cumbre. DISTANCIA: 10 km. DURACIÓN: 5 h. DIFICULTAD: media. DESNIVEL: 631 m. CARTOGRAFÍA: hoja 93-3 del IGN.

1:25.000.

INFORMACIÓN: Ayuntamiento de Dumbría, tel:. 981 744 001;

www.dumbria.com

tigas del camino: el océano a po-

y

donde se oficiaban ofrendas a

niente, limitado por la costa des-

la

fertilidad. Las fábulas cuentan

de el cabo Fisterra a la ría de

que bajo esta gran losa yace la

Corcubión, Ézaro o Carnota. En A Moa bulle la magia: la cumbre está llena de pías, recipientes naturales creados por la erosión

Reina Lupa, la reina Loba. Si prestamos atención quizá lle- guemos a percibir alguna señal bajo nuestros pies.

EN A MOA, LA CUMBRE DEL MONTE PINDO, BULLE LA MAGIA: LA CUMBRE ESTÁ LLENA DE PÍAS, RECIPIENTES NATURALES CREADOS POR LA EROSIÓN Y DONDE SE OFICIABAN OFRENDAS A LA FERTILIDAD. LAS FÁBULAS CUENTAN QUE BAJO ESTA GRAN LOSA YACE LA REINA LUPA.

El Gigante de Piedra, uno de los guardianes que protegía a la reina Lupa.

CUADERNO DE VIAJE

Aquelarres de altura

Pedraforca

La silueta inconfundible del Pedraforca ejerce de polo magnético, atrae miradas, personas y energías. A sus pies discurren caminos de contrabandistas, de maquis y también el de los bons homes, cátaros perseguidos por la ortodoxia.

H AY varias rutas para as-

cender al Pedraforca,

pero la que aquí se pre-

senta tiene la ventaja de tener casi siempre a la vista la impo- nente enforcadura donde, según la tradición, se celebraban los aquelarres. El punto de partida es la po- blación de Gósol. El pueblo es una curiosidad administrativa, pues es el único núcleo de la co- marca del Bergadá que pertene- ce a la provincia de Lleida. Gósol es famoso porque Pablo Picasso pasó allí la primavera y el verano de 1906. Por eso, antes o des- pués de subir al Pedraforca es

inevitable visitar el Museo Picas- so, símbolo cultural del pueblo. Iniciamos las excursión en la plaza dando los primeros pasos por la carretera que conduce a Saldes. Después de la rotonda y

l últ
l
últ

lleida

barcelona

SITUACIÓN: Sierra del Cadí. Comarca de Osona. Barcelona. ACCESO: carretera (E9-C16) de Berga a Guardiola de Berguedá y desvío hasta Gósol. SALIDA Y LLEGADA: plaza mayor de Gósol. DESNIVEL: 937 m hasta la enforcadura y 1.082 hasta la cima. DURACIÓN: 6 h. OBSERVACIONES: en invierno es imprescindible llevar piolet y crampones.

TEXTO Y FOTOS : Jordi Longás

izquierda por una pista, con in- dicaciones que entre campos de cultivo se dirige hacia el Pe- draforca. Llegamos al lecho de una riera seca (Torrent de Rubi- nat) progresando entre derru- bios y bloques de piedra. Algu- nos hitos señalan el itinerario a seguir. Ya dentro del bosque se su- pera una larga y fuerte pendien- te hasta alcanzar la arista de la Serra de la Tossa. El camino se desdibuja en algún tramo, pero si perdemos la traza no hay que apurarse: sólo necesitamos se- guir subiendo directamente has- ta el lomo, donde aparecen cla- ros de praderas entre los pinos. El camino continúa ascen- diendo por el lomo, sorteando los bloques de piedra y peque- ños gendarmes. En breve, el ca- mino comienza un corto descen- so y cambia de vertiente para en- trar en la gran canal. En una larga diagonal ganamos altura por el

INFORMACIÓN: en Gósol hay un Centro de Montaña (abre los fines de semana) donde se facilita todo tipo de información, desde rutas de grandes y pequeños recorridos, a pie y en bicicleta, hasta exposiciones de todo tipo. Tel: 973 370 055 (Ayto). Para organizar la estancia consultar:

www.berguedaturisme.com/esp/index

CARTOGRAFÍA: Pedraforca (Ed. Alpina 1:25.000), Berguedá (ICC

1:50.000).

PROTAGONISTA DE LEYENDA

Además de escenario de aquelarres, Pedraforca es protagonista de una leyenda –con muchas variantes– que explica su singular forma. Cuenta que hace muchos siglos en esta montaña mágica se alzaba un gran castillo habitado por el Diablo que esclavizaba a los habitantes de los pueblos de alrededor. Finalmente, Dios mandó una legión de ángeles y se entabló una dura batalla que terminó con la retirada del Diablo y su ejército al interior de la Tierra. Para que no volvieran a utilizarlo, el arcángel San Miguel lanzó un rayo que lo destruyó completamente partiendo la montaña en dos.

camino abierto entre derrubios hasta llegar a la enforcadura, un amplísimo collado abierto entre los dos monolitos rocosos que conforman la característica hor- ca y que separa la vertiente de Gósol (oeste) de la de Saldes (este). Podemos completar la excursión ascendiendo al Polle-

gó Superior por la evidente canal que lo escala por el norte. Al regresar hay que prestar atención al final de la gran ca- nal y volver a ascender al lomo que da acceso al bosque, no dejándonos engañar por el ca- mino que desciende directa- mente hacia la izquierda.

CUADERNO DE VIAJE

 

santa cruz

bailando con brujas

de tenerife

Barranco

del Infierno

Quizás uno de los bailaderos más extraordinarios de Tenerife sea el situado en el Barranco del Infierno. Tiene la peculiaridad de que no es una ruta de libre acceso. Sólo se puede hacer a una determinada hora del día y hay que reservar previamente pues el número de visitantes diarios está limitado a trescientos.

A NTES de iniciar la excur- sión, el personal imparte pequeña charla sobre

las precauciones a tomar y la conducta a seguir por el sende- ro. En dos puntos estratégicos del interior del barranco, con- cretamente en La Cogedera y en La Cascada, hay guardas que velan por la seguridad de los vi- sitantes. La excursión comienza en la caseta de madera que se en- cuentra al final de la empinada calle de Los Molinos, dentro del casco urbano de Adeje. En dicha caseta nos informarán de todo aquello cuanto deseemos y una vez hayamos adquirido el ticket de entrada nos facilitarán cas- cos que son de uso obligatorio durante todo el recorrido. El ca- mino que se adentra en la Reser- va Natural Especial del Barranco del Infierno no tiene pérdida po- sible ya que se encuentra bien definido y balizado. Es de ida y

TEXTO Y FOTOS : Ignacio Montesdeoca

vuelta y posee doce estaciones interpretativas, cada una de ellas dotada con su correspon- diente panel. En conjunto pode- mos identificar dos tramos bien diferenciados. El primero de ellos, más aéreo, discurre a me- dia ladera del margen derecho del barranco y se caracteriza por ser un continuo sube y baja, sin excesivo desnivel, con partes escalonadas que se alternan con apacibles tramos llanos. Aunque hay varios miradores, el tramo en sí mismo es un mirador conti- nuo de la profunda hendidura que constituye el barranco. El segundo tramo transita por el cauce, al que se baja desde la estación nueve. Desde aquí y hasta la cascada final, donde se encuentra la estación doce, el barranco se estrecha, por lo que cruzaremos el arroyo en más de una ocasión. Sobre nuestras ca- bezas se alzan paredones verti- cales de varios cientos de me-

SITUACIÓN: Reserva Natural Especial Barranco del Infierno. Municipio de Adeje, Tenerife. PARTIDA Y LLEGADA: caseta de control de acceso situada al final de la calle de Los Molinos, dentro del casco urbano de Adeje. DISTANCIA: 6,5 km ida y vuelta. DESNIVEL: 235 m. TIEMPO: 3 h.

tros, los cuales nos harán sentir muy diminutos. Este tramo es el más peligroso por los continuos desprendimientos que tienen lu- gar casi a diario, por lo que debe- remos extremar las precauciones y detenernos lo menos posible. En la estación tres, en el sa- liente de una loma y a pocos mi- nutos del inicio, se localiza el Bailadero de Las Brujas. No exis- ten restos que se hayan encon- trado en este lugar asociados a las prácticas que aquí pudieron

DIFICULTAD: baja. CARTOGRAFÍA: hoja 1096-3 del IGN. 1:25.000. INFORMACIÓN Y RESERVA:

922 780 078 y www.barrancode-

lin ierno.es

INFORMACIÓN TURÍSTICA:

oficina de turismo de Adeje:

922 756 200.

www.costa-adeje.es

llevarse a cabo, ni tampoco re- ferencia a las mismas en el pa- nel interpretativo. Lo que nos queda es la impronta dejada en la toponimia por la tradición po- pular y que los historiadores han reflejado en los pocos trabajos de investigación existentes. Además, la ruta resulta de gran interés por la presencia de es- pecies endémicas y protegidas, sobre las cuales sí dispondre- mos de información en las dis- tintas estaciones.

Vista del Barranco del Infierno desde una de las estaciones interpretativas.

CUADERNO DE VIAJE

Santuario de brujas

zugarramurdi

Un sencillo y bonito sendero enlaza las tres cuevas turísticas del territorio que vivieron las brujas del norte de Navarra: la de Urdax/Urdazubi, la de Zugarramurdi y la de Sara/Sare. Se trata de un paseo que discurre por el valle de Xareta conectando tres pueblos pirenaicos.

A DEMÁS de la excursión por el valle, que ya mere- ce la pena en sí misma, la

ruta aquí propuesta permite pe- netrar en el universo paralelo y mágico del mundo subterráneo donde la naturaleza es capaz de crear galerías, grandes salas, co- lumnas, estalactitas y estalagmi- tas… construidas pacientemen- te, gota a gota, sin prisa alguna. Después de visitar el monas- terio de San Salvador –del siglo XI–en Urdax, nos dirigiremos al barrio de Leorlaz, situado a un par de kilómetros, para empezar la ruta, aunque antes tenemos una primera incursión –con visita guiada–al corazón oscuro y mis- terioso del interior de la Tierra en la cueva de Ikaburu, morada de mitos y leyendas como la que cuenta que el diablo crió aquí a tres hermanos. Dicha cueva tie- ne un origen geológico que se remonta a hace 14.000 años, cuando las aguas del río Urtxu- mea empezaron a horadar la roca caliza y a formar lugares tan fntásticos como la Sala de los Tres Reyes, la de las Comunas o el gran Salón de Recepciones. Tomamos hacia el oeste el sendero local SL-NA-16, de mar- cas blancas y verdes, también se- ñalizado con la figura de un caba- llito pottoka de color azul. La ruta es también llamada de los Con- trabandistas, pues fue un itinera- rio seguido por aquellos que pa- saban productos de estraperlo desde Francia. Primeramente se discurre por un prado y luego a través de un bosque de viejos ro- bles, castaños, hayas y sauces. Así se sale al encuentro de la ca- rretera N-4401 donde habrá que seguir a mano izquierda por un paisaje agrario atlántico, alcan- zando el desvío que nos lleva al barrio de la ermita de San Este- ban. Desde ahí entraremos en la localidad de Zugarramurdi, pue- blo de gran embrujo, y nunca me- jor dicho. Podemos admirar sus grandes casas vascas, la iglesia

TEXTO Y FOTOS : Eduardo Viñuales

de la Asunción y visitar el Museo de la Brujería. Las carlinas (eguz- kilores) o cardos mágicos solares, protectores de los malos espíri- tus, se ven claveteados en mu- chas puertas. En la calle Beitikokarrika con- tinuamos por un camino ancho, bien indicado, que nos lleva hasta la Cueva de las Brujas (Sorginen Leizea), la gruta don- de se celebraron los famosos akelarres. La cueva no tiene grandes formaciones, pero las luces y los rincones crean un ambiente mágico. Regresamos al exterior y con- tinuaremos por mismo sendero local que baja por unas escalina- tas al arroyo del Infierno, transi- tando luego por más praderas con bosques caducifolios. No en vano, el nombre del valle de Xa- reta viene de “tierra arbolada”. Conforme avanzamos, al sur iremos dejando las laderas del monte Arxuria o Peña Plata, ac- cesible en otra excursión de hora y media, opción nada des- deñable puesto que desde lo alto se disfruta de grandes pa- norámicas sobre la costa del Cantábrico y de otras montañas vascas como el Larrún. Sin darnos cuenta habremos cruzado la muga y entrado en el municipio labortano de Sara, donde se halla la cueva Lezea, que es la única de este munici- pio que se puede visitar, aunque hay más no adaptadas al turis- mo. La cueva Lezea –o gruta de Sara– alberga un río subterráneo y fue morada de osos caverna- rios pero también del hombre prehistórico hace al menos 45.000 años, tal y como eviden- cian los restos hallados. Hoy sólo la habitan los murciélagos. El recorrido interior, de casi una hora de duración, se puede complementar con el parque megalítico y con el museo que recoge la herencia mitológica del etnólogo vasco José Miguel Barandiarán.

BRUJAS DE PELÍCULA

La cueva de Zugarramurdi siempre ha sido un foco de atracción turística, pero en 2013 se hicieron archiconocidas gracias a la película Las brujas de Zugarramurdi , del director Alex de la

Iglesia. La película está inspirada en el auto de fe que efectuó la Inquisición Española en 1610 y en que se procesaron a treinta y nueve mujeres de Zugarramurdi, acusadas de brujería. Doce de ellas fueron condenadas a la hoguera. Por cierto, el término aquelarre, que se utiliza para denominar las ceremonias de invocación del diablo, tiene su

la n do re o del abrío.
la
n
do
re o
del
abrío.

amurdi,

pamplona

SITUACIÓN: Urdax, Zugarramurdi

(Navarra) y Sara (Francia). Valle o territorio de Xareta. Pirineo Occidental. ACCESO: Desde Pamplona tomar

la carretera N-121 hasta

Oronoz/Mugairi, donde se continúa por la N-121-B. Camino de Urdax/Urdazubi cruzaremos el

valle del Baztán por el puerto de Otsondo en dirección a Francia. En Urdax seguir la NA-4402 hacia el paso fronterizo de Dantxarinea para tomar un desvío

a mano izquierda al barrio de

Leorlaz y la cueva de Ikaburu, de donde parte nuestro recorrido.

DISTANCIA: 6 km sólo ida. DESNIVEL: 100 m. DURACIÓN: 2 h sólo ida. OBSERVACIONES: recorrido fácil ideal para hacer en familia. Las

visitas al interior de las cuevas turísticas son de pago y tienen un horario que conviene consultar. Llevar buen calzado, ropa de abrigo e impermeable, pues se trata de una zona muy lluviosa INFORMACIÓN: Cueva de Ikaburu:

http://cuevasurdax.com. Cueva de

las Brujas:

www.turismozugarramurdi.com

Cueva de Lezea:

www.grottesdesare.fr

CUADERNO DE VIAJE

Brujas y castigos divinos

Moncayo

Los caminos que comunicaban los pueblos dependientes del monasterio de Veruela han dado forma a los Caminos del Alma, una red formada por once rutas. Utilizaremos una de ellas para ir caminando desde Trasmoz hasta el Pozo de los AInes en Grisel, uniendo las historias de brujería del primero, con las leyendas del segundo.

A NTES de partir de Tras- moz es obligatorio calle- jear entre sus casas y al-

canzar el castillo, al que la imagi- nación popular convirtió en un lu- gar de brujas y aquelarres. A sus pies se encuentra el camposan- to, un lugar que, a juicio de lo que escribió en su Cartas, impresionó

vívamente al poeta Bécquer. Dejamos atrás Trasmoz para acercarnos hasta el Monasterio de Veruela, a unos tres kilóme- tros. En el camino vemos señales de la Ruta Bécquer y del PR Z-2 que se solapan con la nuestra. Para evitar despistes, en todo momento seguiremos la señali- zación del Camino del Alma que vamos a utilizar, señalado con hi- tos de color marrón y blanco. Tras caminar un par de kiló- metros encontraremos el desvío que conduce al yacimiento celti- bérico de La Oruña. Se trata de un asentamiento de la segunda Edad de Hierro situado en lo alto de un cerro desde donde podre- mos contemplar una vista mag- nífica de toda la ruta que hemos emprendido. Al descender del yacimiento encontraremos las señales que dirigen hacia Grisel, pero por ahora lo dejamos de lado para dirigirnos al monaste- rio de Veruela. En una de sus celdas estuvo alojado Bécquer y se cuenta que desde ella veía los aquelarres nocturnos que tenían lugar en el castillo de Trasmoz. Volviendo sobre nuestros pa- sos nos toparemos con la Cruz

TEXTO Y FOTOS : Roberto Rogueiro

Negra un símbolo de autoridad que el abad de Veruela tenía so- bre las tierras de la zona. Esta cruz se ha convertido en uno de los atractivos del lugar puesto que en ella esperaba Bécquer la correspondencia. Tomaremos la Ruta 2 que, como veremos en un panel indicativo junto a la cruz, se solapa con la Ruta 1 en dirección Tarazona. Un cómodo camino rural entre olivares y vi- ñedos guiará nuestros pasos durante los próximos cuatro ki- lómetros. Frente a nosotros se levanta la sierra de La Diezma o Cies- ma, que tendremos que cruzar tras superar un desnivel de algo más de doscientos metros de- leitando nuestra vista con una espectacular panorámica. Descenderemos de la sierra hasta alcanzar la altura de la ca- rretera N-122, desviándonos a la izquierda sin atravesar el tú- nel. Ladeando el monte llegare- mos a Grisel. Allí veremos las señales del GR 90 que nos guia- rán hasta las proximidades del Pozo de los Aines, extremo de esta excursión. Se trata de una gran dolina formada por el hun- dimiento de estratos calizos y yesosos, debido a la acción de las aguas subterráneas. Causa sorpresa la singular vegetación presente gracias a la humedad reinante. La leyenda dice que la formó Dios para castigar a un morisco que salió a trabajar en domingo.

un Castillo maldito

El castillo de Trasmoz inspiró a Gustavo Adolfo Bécquer para escribir sobre las historias de brujerías y aquelarres que, la voz popular, mantenía que se producían en este paraje. Parece demostrado que lo que realmente ocurría es que en esta fortaleza se falsificó moneda y que mediante las historias de brujería se pretendía mantener alejados del mismo a los curiosos. Actualmente el castillo alberga en su interior el Museo de Brujería y Supersticiones del Moncayo.

LA LEYENDA DICE QUE EL POZO DE LOS AINES LO FORMÓ DIOS PARA CASTIGAR A U MORISCO QUE SALIÓ A TRABAJAR UN HUNDIENDO LA ERA DONDE TRILLABA

QUE SALIÓ A TRABAJAR UN HUNDIENDO LA ERA DONDE TRILLABA zaragoza SITUACIÓN: noroeste de la provincia

zaragoza

SITUACIÓN: noroeste de la provincia de Zaragoza. CÓMO LLEGAR: Desde Zaragoza por la A68 y la N-122. Desde Soria por esta última. Ambas con desvío hacia Vera de Moncayo / Veruela.

Partida desde Trasmoz y llegada a Grisel. Esta ruta permite también ser circular tomando el PR-Z 2 y

el GR 90 que une ambas

localidades. DISTANCIA: 14,56 km

DESNIVEL: 252 m positivos y 407

m

TIPO DE FIRME: pista de tierra, en

buen estado generalmente. Por lo tanto es ciclable. TIEMPO: 3 h 30 min a pie y 1 h 45 min en bici (sin visitas). DIFICULTAD: Fácil a pie y media

en bicicleta.

negativos.

OBSERVACIONES: el otoño y la

primavera son las dos estaciones recomendadas, evitando el verano

y el invierno ya que las

temperaturas son rigurosas. No es recomendable hacerla en bici si sopla el Cierzo fuerte o ha llovido intensamente los días previos.

CARTOGRAFÍA: Folleto Veruela

Caminos del Alma (DPZ). GR y PR Aragón. Comarca Tarazona y el Moncayo. Zona norte y zona sur.

MÁS INFORMACIÓN:

www.cultura.dpz.es/caminosdelalma

INFORMACIÓN TURÍSTICA:

Portal turístico Comarca Tarazona

y Moncayo:

www.turismotarazonayelmoncayo.es

y Campo de Borja:

www.larutadelagarnacha.es

CUADERNO DE VIAJE

Los ojos del cantábrico

LA OJERADA

La cueva de la Ojerada se encuentra en el cabo de Ajo. Su visita es siempre aconsejable, pero más con altas mareas mareas y mar bravo, pues muy cerca de las grandes oquedades a modo de ojos que la forman, unos potentes bufones que expulsan lo que se conoce como las lágrimas de Lantarón, el ser mítico que habita este mágico lugar.

E L de Ajo es el cabo más septentrional de la costa de Cantabria y uno de los

más accidentados. Se puede accede fácilmente y en pocos minutos tomando la carretera que, desde Ajo, conduce al faro, pero nosotros propone- mos convertir la Ojerada en el objetivo de una bonita excur- sión literal partiendo desde Ga- lizano. Desde esta localidad, nos acercamos por carretera CA-441 a la playa de la misma y un poco antes de llegar nos desviamos a la derecha para cruzar la ría que desemboca en este playa y que es fin del río Herrera. Siguiendo la carretera principal, siempre cerca de la ría, accedemos a un aparca- miento colgado sobre un lateral de la misma, donde deberemos dejar nuestro vehículo. Desde aquí, comenzamos el recorrido a pie. Una pista transi- table nos acerca a la cueva Cu- cabrera por el borde del acanti-

TEXTO Y FOTOS : Carlos Lamoile

lado, lo que será la tónica de la excursión. La cueva, orientada

al

mar, es otro lugar encantado

y

lleno de misterios. Después

de recorrerla fácilmente, volve- mos al camino y nos interna- mos en un curioso eucaliptal, donde hermosos ejemplares

crecen sinuosamente ramifica- dos al estilo de las hayas. Todos los cruces que nos encontremos en el camino de- beremos tomarlos siempre di- rección a la costa, esto es a nuestra izquierda. El camino

trascurrirá por el mismo filo, atravesando terreno de brezal

y helechos, siempre por un

sendero cómodo de andar, y con algún cercado que elimina

el riesgo de caer por el acanti- lado. Así, alcanzaremos el im- presionante cabo Quintrés, pri- vilegiada atalaya desde donde se divisan los Picos de Europa

y la bahía de Santander, así

como las montañas sobanas. En este punto del recorrido y

santander

SITUACIÓN: Comarca de Trasmiera. Cantabria. PARTIDA: playa de Galizano.

DISTANCIA: 12,6 km sólo ida.

DESNIVEL: 400 m (acumulado) en un solo sentido. TIEMPO: 5 h. DIFICULTAD: fácil. OBSERVACIONES: precaución en épocas de lluvia. El sendero se em- barra y el firme se torna resbaladi- zo. Puede ser peligroso transitar

por impedimento de una par- cela ganadera que se encuen- tra obstaculizando el paso por el mismo acantilado, debere- mos coger la carretera que

desde el mismo cabo se aden- tra hacia el interior, hasta en- contrar una pista al lado de un cobertizo en ruinas y que de nuevo nos adentra hacia un gran prado costero, en cuyo la- teral aparece un bello pinar por donde discurre el camino que

nos acerca a la playa de An-

por él por la proximidad de los acantilados. Si se hace en los dos sentidos, la excursión deja de ser un “paseo”. Puede combinarse dos coches fácilmente. CARTOGRAFÍA: hojas 35-2 y 18-4 del IGN. 1:25.000. INFORMACIÓN TURÍSTICA:

oficina de turismo de Adeje:

922 756 200.

https://turismodecantabria.com/d

escubrela/municipios/84-bareyo

tuerta y más tarde a la de Cu- berris. En esta última y siguien- do la playa hacia el visible cabo de Ajo, una urbanización al mismo borde de la playa nos obliga de nuevo a caminar por terreno asfaltado hasta las últi- mas casas donde volvemos a buscar la senda que nos acer- ca de nuevo por los cantiles al bello faro de Ajo. Desde aquí sólo resta acercarnos por el filo hasta donde se encuentran los bellos ojos del Cantábrico.

Un lugar tan singular como La Ojerada es terreno abonado para las historias fantásticas.

CUADERNO DE VIAJE

El pueblo maldito

Ochate

bilbao

san sebastián

vitoria

Cdo.

de treviño

Llamar a Ochate pueblo es un poco osado, pues de él sólo queda en pie la torre de la desaparecida iglesia de San Miguel y los muros de algunas casas. La citada torre es bien visible desde los cercanos pueblos de Imíruri y San Vicentejo. Desde cualquiera de ellos se puede llegar a Ochate caminando en poco más de media hora.

TEXTO: Redacción GE. FOTO: Antonio Arroyo

E N la lejanía, la torre de la antigua iglesia de Ochate parece un faro, y esa es

la función que parece ser que tenía en su día: la de guiar a los campesinos y pastores en caso de niebla o mal tiempo. Llegar hasta ella es muy fácil, pues apenas dista kilómetro y medio

en línea recta de los pueblos de Imíruri y Vicentejo. Pero antes de nada, hay que advertir que todo el perímetro de Ochate es finca privada para la explota- ción de ganado, y como tal está cercado. Aunque los propieta- rios no suelen poner impedi- mentos, podrían hacerlo si no cerramos los pasos de ganado o se molesta a los animales. Elegimos Vicentejo para ini- ciar esta excursión que aunque tiene como objetivo Ochate, alargaremos para conocer otros lugares de interés y componer un recorrido circular. Y elegimos Vicentgejo porque así tendre- mos las oportunidad de conocer su ermita, joya románica del Condado de Treviño.

La torre de la igelsaia de Ochate es lo único que ha sobrevivido a la ruina.

La primera parte de la ruta discurre por una pista agrícola. De hecho, podemos llegar en coche hasta una granja que dis- ta medio kilómetro y que se en- cuentra en una encrucijada. Una vez allí hay que tomar el ancho camino que se dirige hacia el este. Insistimos en que la mejor referencia es la torre. Antes de cruzar el arroyo Go- beloste, en una losa que forma un pequeño escarpe, hay una necrópolis medieval con tumbas antropomorfas esculpidas en la roca. Las tumbas son tan peque- ñas que algunos estudiosos pien- san que se hicieron para niños. La torre, en buen estado , es lo único que se conserva de la desaparecida iglesia de San Mi- guel, aunque puede verse su portada en la iglesia de Uzquia- no, a donde se trasladó en 1964 después de ser desmontada por unos albañiles y trasladada en un remolque cargado de paja. Algo impensable hoy en día. Continuamos la excursión rumbo a la cercana ermita de

SITUACIÓN: Condado de Treviño. Burgos PUNTO DE PARTIDA: San Vicentejo DISTANCIA: 10,38 km DESNIVEL: 470 m DIFICULTAD: Fácil TIEMPO: 3 h. CARTOGRAFÍA: hojas 138-2 y 4 del IGN. 1:25.000 PARA SABER MÁS: Ochate,

Burgondo, también en ruinas. En los lienzos que quedan en pie puede verse una decoración de estilo azteca en sillares de una roca diferente. La explicación es que un indiano enriquecido las trajo y también trajo a los cante- ros de Méjico. Dejamos atrás la ermita para internamos en el monte y coro- nar la peña de Arrate siguiendo un ancho camino que recorre el cordal. Continuamos en suave descenso hacia el norte dejando a la derecha una desviación que

hacia el norte dejando a la derecha una desviación que realidad y leyenda del pueblo maldito.

realidad y leyenda del pueblo maldito. Antonio Arroyo (Editorial Aguilar). El mismo autor mantiene viva la web www.ochate.com lleno de información y documentación sobre el pasado y presente de Ochate. INFORMACIÓN TURÍSTICA: Ayto. De Treviño. Tel: 945 360 018,

www.condadodetreviño.es

se dirige claramente hacia el sur. Muy cerca está puerto de Beto- ño, por donde pasaban las ca- rretas de bueyes que transporta- ban la piedra de las canteras de Ajarte hasta Vitoria para cons- truir la catedral vieja. Después de cruzar el arroyo Gobeloste el camino se orienta hacia el oeste y llanea hasta el alto de Mendí- guri, donde, ya arrumbado deci- didamente al sur, inicia el des- censo hasta coincidir con el ca- mino de subida muy cerca de Ochate.

CUADERNO DE VIAJE

círculos misteriosos

Crómlech

de Oianleku

Las montañas guipuzcoanas albergan más de un centenar de crómlech. Entre todos ellos destaca el de Oinaleku Norte, enclavado en el parque natural de Peñas de Aya. Su excelente estado de conservación y el espectacular entorno en el que se ubica convierten a este monumento megalítico en algo único.

L AS Peñas de Aya (o Aia) son

una excepción en las mon-

tañas de Euskadi pues son

el único macizo granítico del País Vasco y el material más antiguo de este territorio. Hay quien con- sidera a las tres cimas que lo componen la primera montaña del Pirineo. Su singularidad no pasó desapercibida para los pri- meros vascos, que las señalaron como la morada de invierno de la diosa, productora de lluvias y tor- mentas y también explicaría el inusual número de crómlech que hay en la zona, siendo el más im- portante de ellos el de Oianleku. Pra visitarlo proponemos una bonita excursión partiendo de Altzibar, un barrio del municipio de Oiartzun. Comenzamos a ca- minar por la carretera que con- duce a Artikutza (GI-3633) y gira- mos a la izquierda por Aramburu Bidea unos cien metros antes de alcanzar el punto kilométrico tres. Pasaremos junto a una fá- brica por un tramo balizado como PR que discurre paralelo al arroyo. En unos minutos atrave- samos un puente de madera, al que sucede un pequeño tramo entre casas, enfilamos por asfal- to hacia Karrika. Nuestra ruta avanza hacia la izquierda, si- guiendo la pista que discurre jun- to al frontón Artaso. Un poco más adelante la calzada se bifur- ca y elegimos la vía de la dere- cha. Progresamos por el camino de Oianleku ignorando cualquier desvío. La pendiente se acentúa cada vez más mientras disfruta- mos de la magnífica e imponente

TEXTO Y FOTOS : Juanan Cobo

silueta que forman los tres picos de Peñas de Aya (Hirumugarrie- ta, Txurrumurru y Erroilbide). En la siguiente bifurcación continua- mos por la izquierda para llegar a un alto con unas privilegiadas vistas panorámicas. Seguimos el sendero hacia la derecha por un paraje poblado de hierba y enla- zamos con la calzada cementada que abandonamos anteriormen- te y que, al poco rato, se convier- te en un sendero que se adentra en el bosque de hayas. Más adelante llegaremos al merendero donde se encuentra la fuente de Oianleku: estamos en la zona de los crómlech. En los alrededores hay una quince- na de ellos, aunque muchos es- tán deteriorados. El crómlech de Oianleku Sur y el de Oinleku Nor- te son los que presentan el me- jor estado de conservación. El Crómlech de Oianleku Sur está ubicado a unos cincuenta me- tros al suroeste de la fuente, jun- to a una valla de alambre. Para ver el de Oinleku Norte, el mejor conservado de todos ellos, hay que volver por el interior del me- rendero hasta salir del bosque y llegar al collado, un espectacular entorno que brinda unas exce- lentes vistas de la silueta de Pe- ñas de Aya. La particularidad de este megalito es que está forma- do por dos crómlech unidos en forma de cerradura. El primero tiene 9,5 metros de diámetro y ventinueve testigos; el segundo, mide 6,8 metros de diámetro y está formado por dieciocho tes- tigos.

SITUACIÓN: Parque Natural de las Peñas de Aia. Gipuzkoa

DIFICULTAD: fácil. CARTOGRAFÍA:

PUNTO DE PARTIDA: barrio

hojas 64-2 y 65-1 del IGN.

de Altzibar, perteneciente al

1:25.000.

municipio de Oiartzun.

MÁS INFORMACIÓN:

DISTANCIA: 14,56 km

www.gipuzkoamendizmendi.net

DESNIVEL: 662 m.

INFORMACIÓN TURÍSTICA:

TIEMPO: 1h 45 min.

https://turismo.euskadi.eus

El crómlech de Oianleku.

¿Cementerios o templos?

Un crómlech (palabra proveniente de un par de términos del bretón: kroum (corona) y lech (piedra), es un monumento megalítico formado por piedras o dólmenes introducidos en el suelo y que adoptan una forma redonda o elíptica, cercando un terreno. En euskera se llaman harrespil que significa «círculo de piedras. Se cree que los crómlech fueron al principio sólo monumentos funerarios que rodeaban a dólmenes o túmulos y que, más tarde, pudieron convertirse en recintos sagrados. Algunos investigadores llegan a sostener tesis astronómicas, sugiriendo que podrían haber sido observatorios de las estrellas o de los ciclos de la Luna.

san sebastián

bilbao

vitoria

2.346 m

Coriscao

exto: av

aén. otos:

ctor é ez

Siempre hay una primera vez

El Coriscao es un esbelto pico que se levanta en el límite de los Picos de Europa, en una zona de especial belleza. Es una montaña muy ascendida en verano por su sencillez y porque brinda una vista única del valle de Liébana y de los Picos. También en invierno es destino preferente de esquiadores y montañeros. Lo que es mucho más raro –por no decir, imposible– es ver por sus pendientes a ciclistas. Varios “fanáticos” de las dos ruedas intentaron y consiguieron por primera vez llegar hasta su cumbre sin desmontar utilizando bicicletas de montaña eléctricas.

Coriscao

en e-Bike

La cumbre del Coriscao es considerada uno de los mejores “balcones” de la Liébana. Desde allí se consigue abarcar de una ojeada prácticamente todos los Picos de Europa.

T ODAS las mañanas, al levantarme, lo primero que hago es asomarme a la ventana y mirar hacia el Coriscao para ver el día que hace, y siempre me hacía la misma pregunta: ¡¿Lo habrá subido alguien en bicicleta?!

Después de buscar y buscar encontramos fotos de gente con la bicicleta en la cumbre, pero que había llegado porteando la bici en alguna parte del recorrido… así que decidimos coger nuestras e-bikes en intentarlo. Mucha, mucha gente piensa que la e-bikes funciona sola y que no tienes nada que hacer salvo ir montado…pero eso no es así. Las e-bikes dan la oportunidad de dosificar el esfuerzo y de- sarrollar nuestra técnica sobre la bicicleta, ya que nos vamos a

encontrar muchos casos en los que la potencia nos sobra y lo que nos falta es la técnica para poder mover la bicicleta con ma- yor comodidad y seguridad. Elegimos el puerto de San Glorio para utilizar la ruta normal que utilizamos en el ochenta por ciento, pero el tramo final era tan empinado que resultó imposible físicamente superarlo, así que tuvimos que desistir. Volvimos en dos ocasiones hasta en- contrar el camino que nos permitió llegar a la cumbre sin sin echar pie al suelo. Sin duda alguna es la cima con mayor dificultad técnica que he realizado para hacer cumbre sin bajarme de la bicicleta. En cuanto pueda, iré a repetirlo. •••

FOTOS: VÍCTOR BARRO

MOCHILAS DE DÍA

Pequeñas pero

ATONAS

Decir que la mochila es una parte imprescindible del equipo del excursionista o montañero es una perogrullada. Por muy corta que sea la actividad que se vaya a hacer, todos sabemos que hay transportar algunas cosas imprescindibles: agua, ropa, comida, mapas, botiquín… y que esto no se puede hacer con una bolsa del Mercadona o una cartera de colegio, pero que tampoco necesitamos una megamochila. El mercado ofrece hoy una gran variedad de mochilas de entre 20 y 40 litros, suficientes para transportar con comodidad todo lo que necesitamos en excursiones de uno o varios días.

H ACE pocos meses estuve

haciendo con unos

clientes una travesía por

el Pirineo central. Pese a que iban a ser tres días transportá- bamos unas mochilas relativa- mente pequeñas y ligeras pues íbamos a cenar y pernoctar en refugios guardados. Es decir, llevábamos lo que llevaríamos en una salida de un día más ropa de recambio para la tarde, una sábana saco y un neceser minimalista. El primer día alcan-

zamos a una chica holandesa que caminaba sola. Transporta- ba sobre sus hombros un enor- me mochilón de unos setenta li- tros. Aplastada por el peso, su- bía lentamente y bajaba más despacio si cabe. Intrigados nos preguntamos qué llevaría en se- mejante mochila; si estaría ha- ciendo el mismo recorrido que nosotros pero en completa auto- nomía o si se trataba de una es- caladora solitaria… Hacía mu- cho rato que estábamos en el

TEXTO: Toño Guerra. Guía de Montaña

refugio cuando llegó ella. A la hora de cenar bajó al comedor elegantemente ataviada con unos tejanos negros, blusa, una chaqueta de vestir muy mona, una bufanda de punto, ¡y un li- braco grande y gordo de esos de mil páginas! Misterio resuelto.

Un equipo para el día

En las zonas de montaña más frecuentadas y accesibles es

Material de seguridad

Es posible que la dificultad del recorrido o la baja la experiencia de uno o varios componentes de un grupo aconseje transportar un material mínimo que permita solventar situaciones de riesgo y evitar que alguien se accidente. No hace falta mucho, basta con:

• Una cuerda de 20 o 30 metros y de 8 mm de diámetro.

• Cuatro mosquetones, alguno de ellos de seguridad.

• Tres anillos de cinta de 120 cm.

• Dos o tres anillos de cordino de 6 o 7 mm.

Todo esto pesa alrededor de 1,6 kilogramos. Y con ello podemos montar un pasamanos, improvisar un rápel, descolgar a alguien o asegurarse mutuamente para superar una zona difícil o expuesta. Naturalmente, hay que saber utilizarlo. Y si no se sabe, hay que aprender. Lo que no podemos hacer es meternos en zonas expuestas y llevar ahí a nuestros amigos inexpertos sin tener ni idea de sistemas y técnicas de aseguramiento, porque alguien podría acabar despeñado.

COLECCIÓN TOÑO GUERRA

fácil toparse con excursionis- tas que están haciendo una ruta de cierta longitud y com- promiso con un macuto colga- do del hombro o con esa mo- chila que regalan comprando un pack de bebidas refrescan- tes. Salta a la vista de que en ellas no transportan el equipo mínimo que exige la actividad que están llevando a cabo. ¿Y cuál es ese equipo? Apunta:

gafas de sol con lentes de cali- dad, categoría 3 a 4, guantes, excepto en verano (salvo si se va a superar altitudes de 2.800 metros), linterna frontal (las modernas de diodos son

TRUCO UTILIZAR UNA MOCHILA MUY GRANDE CUANDO NO SE NECESITA ES UNA INVITACIÓN A LLENARLA DE COSAS INNECESARIAS.

tan ligeras que ya no hay excu- sa para no llevarla siempre en la mochila aunque no se tenga intención de caminar de no- che), jersey o chaqueta de fo- rro polar, chaqueta ligera con relleno térmico, chaqueta im- permeable-transpirable ligera, crema solar protectora de fac- tor alto, superior a 25 y protec- tor labial, cantimplora o bolsa de hidratación con una capa- cidad de 1,5 a 2 litros, manta térmica aluminizada, gorro y gorra para el sol, papel higiéni- co, navaja, mechero, mapa de la zona, brújula (nunca uno sin el otro) y altímetro (éste úl- timo se incorpora ya a muchos

El autor del artículo, el mas alejado en la foto, durante el recorrido al que aludía al comienzo del artículo.

FOTOLIA

MOCHILAS DE DÍA

CORTESÍA LOWE ALPINE

Una mochila como la que transporta la muchacha de la foto sólo es razonable si se va a pasar varios días en régimen de autonomía.

TRUCO UTILIZA MOCHILAS DE COLORES VIVOS QUE FACILITEN TU LOCALIZACIÓN SI FUERA NECESARIO.

relojes de pulsera), comida para el día, botiquín básico y, finalmente, teléfono móvil o ra- dio transmisor con lista de te- léfonos y frecuencias de los grupos de rescate de la zona. Dicho así, parece que se ne- cesitará una mochila enorme para transportarlo todo. Nada más lejos de la realidad. La evolución de la ropa de monta- ña y del equipo en general, permite ahora llevar todo este equipo –y más– en una mochi- la de entre 20 y 25 litros, cuan- do hace dos o tres décadas, hubiéramos necesitado una de cuarenta o más… siempre y cuando no sigamos el ejemplo de la excursionista holandesa. Ahora bien, además de no cargar con cosas inútiles y de llevar el “mejor” equipo –den- tro, naturalmente, de nuestras posibilidades económicas– para que todo esto quepa en una mochila tan reducida es necesario saberlo colocar. A la hora de hacer la mochila tene-

TRUCO EN CASO DE TIEMPO INSEGURO ES INTERESANTE TENER A MANO UNA BOLSA GRANDE DE BASURA. COLOCADA EN EL INTERIOR DE LA MOCHILA PROTEGERÁ TODO EL EQUIPO, PUES TARDE O TEMPRANO LA MOCHILA ACABARÁ CALANDO.

mos que distribuir los distintos elementos por peso y prioridad de uso. En general hay que procurar colocar los objetos de mayor peso (agua, comida, et- cétera) pegados a la espalda, a la altura o por debajo de los omóplatos para dirigir la carga hacia nuestro centro de grave- dad. En la parte inferior, relle- nando huecos laterales y la zona posterior se sitúan las co- sas que abultan pero pesan poco tales como la chaqueta impermeable, el forro polar o la chaqueta con relleno aislante (y el saco de dormir y la ropa de repuesto si tenemos pensado

pasar la noche). Los objetos de uso inmediato deben mante- nerse en los bolsillos de la tapa o del cinturón lumbar. Allí se pueden guardar las gafas de sol, el mapa y la brújula, crema protectora, algo para picar, la frontal o una gorra para el sol.

Para más días

Si estamos preparando una excursión de más de un día, lo primero que hay que plantear- se es si vamos a necesitar ser autosuficientes o si podemos (y queremos) recurrir a los ser- vicios que ofrece un refugio

guardado o el abrigo de una cabaña, porque la cosa cam- bia, y mucho, como cambia dependiendo de la estación del año: como es natural, no es lo mismo planear una salida de este estilo en verano u oto- ño que hacerlo cuando el frío y el mal tiempo reina en las montañas; pero como esto úl- timo no entra dentro de las competencias de este artículo olvidémonos de ello. En la actualidad, en mu- chas de nuestras montañas es posible caminar durante días sin necesidad de cargar con un “armario” gracias a la

Las hombreras no deben ser demasiado gruesas pero sí algo rígidas. Tener un bolsillo en el cinturón lumbar evitará tener que quitarse la mochila para coger algo. Muchas mochilas ya traen incorporados protectores de lluvia.

DIONI SERRANO

ELIGIENDO

LA MOCHILA DE DÍA

1. QUE SEA LIGERA. Más de 1.100 gramos ya es

mucho para este tipo de mochilas. Busca un diseño

sobrio y compacto: lo simple es lo mejor.

2. ESPALDA. A ser posible con sistema de ventilación

con canales de conducción de aire, pero sin armadura interior en las de menos de 30 litros. Mejor si dispone de una plancha extraíble de espuma de polietileno que además de acolchar la espalda sirve para sentarse sobre la hierba húmeda o la nieve. Los sistemas que, para obtener una gran aireación, separan la espalda por medio de un panel de rejilla restan demasiado espacio al compartimento principal y trasladan el peso hacia atrás, lejos de la espalda.

3. HOMBRERAS. No deben ser demasiado gruesas

aunque sí suficientemente rígidas para distribuir adecuadamente la carga.

4. CINTURÓN. De cinta ancha con acolchado ligero.

Mejor si además dispone de un par de bolsillos para tener a mano objetos pequeños como la navaja o comida para picar.

5. CIERRE. Puede ser de cremallera o de tapa

tradicional. En el primer caso hay que asegurarse de que aquella sea de calidad y esté bien cosida, porque es por donde mueren este tipo de mochilas. En el segundo es recomendable que lleve una sola cinta con clip.

6. TALLA. Normalmente las mochilas de 40 litros para

abajo se fabrican en una sola talla y no tienen sistema de regulación de la espalda. Pero por si acaso pregunta si hay más tallas y comprueba que no te quede muy grande o muy pequeña.

7. BOLSILLOS. Conviene que disponga al menos de

dos en la tapa. Uno superior plano donde guardar mapas y guías y otro interior para la documentación y las llaves. Los bolsillos laterales, cuando son planos y elásticos van bien, pero si sobresalen se enganchan con la vegetación y estorban en los pasos estrechos.

8. COMPLEMENTOS. A pesar de lo del concepto

espartano, una mochila pequeña pero polivalente debe tener un par de portapiolets o portabastones y cintas de compresión laterales. Tampoco está de más que tenga una daisy chaine (un cinta con varios ojales donde se pueden sujetar cosas). Todo esto no añade mucho peso pero da mucho servicio.

TRUCO ANTES DE COMPRAR UNA MOCHILA PIENSA QUE USO REAL LE VAS A DAR. LO IDEAL ES TENER DOS MOCHILAS. UNA DE 20 A 35 LITROS PARA SALIDAS DE UN DÍA (O DE DOS CON PERNOCTA EN REFUGIO), Y OTRA DE 50 O 60 LITROS MÁXIMO, PARA ACTIVIDADES MÁS LARGAS EN AUTONOMÍA.

Nueva Transporter

Protegidos para la aventura.

ospreyeurope.es

MOCHILAS DE DÍA

DIONI SERRANO

1

2

3

4

5

6

1, 2 y 3…

A continuación, tres ejemplos reales de

mochilas preparadas para salidas de uno o más días. El contenido de estas mochilas es

el que se ha detallado a lo largo del texto.

FOTO 1. Mochila de 20 litros para salidas de un día.

FOTO 2. Equipo para salida de un día más prismáticos, guía de naturaleza y un litro de agua. Pesa 3.840 gramos.

FOTO 3. Mochila superligera de 30 litros y 440 gramos de peso para una travesía de varios días pernoctando en refugios guardados.

FOTO 4. Contenido de la mochila para salida de más de un día pernoctando en refugio. Incluye material de seguridad compuesto por una cuerda de 8 mm y 30 m, anillos de cinta y cordino y cuatro mosquetones. Incluyendo un litro de agua su peso es de 6.150 gramos.

FOTO 5. Mochila de 36 litros y 1.060 gramos de peso para salida de varios días con vivac.

FOTO 6. Al equipo apuntado en la foto 4 se añade colchoneta, saco de dormir de pluma de 740 gramos, funda de vivac, infiernillo con dos cacerolas, una carga de gas, vaso, cubierto, velas y toallitas húmedas. Esto suma 2.733 gramos más. Con un litro de agua, el total es de 8.883 gramos. En caso de optar por llevar tienda de campaña, se puede repartir entre dos o tres personas, lo que incrementaría el peso de las mochilas de 500 a 1.500 g. En ese caso se prescindiría de la funda de vivac, medio kilo menos, con lo que el peso final sería muy parecido.

presencia de refugios guarda- dos. Si vamos a utilizarlos, lla- ma la atención lo poco que hay que añadir a la “lista de

día” ya apuntada: bastará con un saco sábana, una camise- ta, ropa interior de recambio, unas mallas, unos calcetines

de repuesto, un paquete de toallitas húmedas, un neceser minimalista (cepillo de dien- tes, tubo de pasta, pastilla de

TRUCO LA FUNDA DE COMPRESIÓN DEL SACO DE DORMIR PUEDE UTILIZARSE PARA GUARDAR JUNTO CON ÉL LA FUNDA DE VIVAC ADEMÁS DE ROPA INTERIOR DE RECAMBIO. HABRÁ QUE APRETAR, CLARO, PERO SE AHORRA BASTANTE ESPACIO.

jabón y toalla de microfibra, todo pequeño) y algo de cinta americana. Bien acoplado, todo ello entrará en una mo- chila de 30 litros, en serio. Por el contrario, si no hay refugios donde dormir y co- mer (o sencillamente, no que- remos utilizarlos), el equipaje aumenta considerablemente al tener que añadir la comida, el saco de dormir, una colcho- neta o esterilla, un hornillo con su correspondiente carga de gas, menaje de cocina y la tienda o la funda de vivac en su caso. Bien es cierto que la tienda y el hornillo pueden transportarse desmontados y repartidos entre varias perso- nas, aunque sobre esto hay diferentes opiniones. Es evi- dente que si alguien pierde la carga de combustible, el que-

El excursionista que mira atentamente el panel del circo de Gredos transporta una mochila de 30 litros con equipo para vivaquear y comida para dos días.

CORTESÍA LOWE ALPINE

VÍCTOR BARRO

TRUCO DENTRO DEL BOTIQUÍN CONVIENE LLEVAR UN PEQUEÑO MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS, QUE PUEDEN SER UNAS HOJAS FOTOCOPIADAS Y REDUCIDAS.

mador o el mechero, inevita- blemente nos quedaremos sin cena caliente. Lo mismo pasa si se distribuye la tienda y el portador de las varillas se des- pista; aunque en este caso aún cabe improvisar un cobijo con el doble techo. En cual- quier caso, lo que es evidente

es que para una excursión de varios días en régimen de au- tosuficiencia necesitaremos una mochila algo más grande, de 40 o 50 litros, aunque es sorprendente lo que se puede meter en una de 35 litros si se valora con detenimiento las necesidades reales.

Algunas mochilas de pequeño volumen llevan un gran bolsillo frontal muy útil para guardar los mapas, por ejemplo.

PRESENTANDO

EXPERTOS EN TECNOLOGÍA DE VENTILACIÓN

MUESTRARIO

LOWE ALPINE

OSPREY

Airzone

Talon

Mochila con espalda ventilada muy confortable, diseñada para trekking y excursiones de día. Las hombreras y cinturón AdaptiveFit aseguran un ajuste perfecto y una gran comodidad. Múltiples bol- sillos elásticos en el frente y los laterales. Volumen expandible. Comparti- mento inferior independiente. Cubre mochila

Talon 33 posee un diseño limpio y moderno. Cons- truida con el sistema AirScape, un panel trasero de goma espuma en forma de acordeón combinado con un cinturón lumbar que

integrado. Un solo portapio- let. Fabricada con 210D Mini Ripstop

envuelve el cuerpo lo que permite la circulación del aire y mantiene

/ HydroShield

la

carga cerca del

Capacidad: 30 l. Peso: 1.150 g.

cuerpo.Dos portapiolets y correas de compresión laterales. Gran bolsillo frontal de

Precio: 119,95 €.

malla ideal para guardar la ropa húmeda. Dis-

Distribuye:

ponible en tres tallas.

Outdoor

Capacidad: 33 l. / Peso: 860 g

Representa-

Precio: 219 y 130 €.

ciones.

Distribuye: Viper.

VAUDE

MONTANE

Brenta

Feartherlite

Mochila técnica diseñada para el trekking. Sistema de espalda regulable Aeroflex con rejilla muy confortable. Seta con compartimiento con cierre cremallera, arnés acolchado con bolsillos, dos portapiolets, bolsillos laterales elásticos, bolsillo frontal elástico de gran capacidad. Sistema para bolsa de hidratación.

Capacidad: 30 l. Peso: 1.130 g. Precio: 90 €. Distribuye: Vaude Spain.

Ligera mochila para montañismo y sende- rismo. Las Featherlite Alpine son puro mini- malismo sin poner en duda la comodidad y funcionalidad. Dispone del sistema de aire- ación Comfort Air Back de Montane, un sistema de respaldo bien acol- chado, de secado rápido, que se puede desmontar. Además es com- pactable en su propia tapa. Dispone de puntos de anclaje para bastones y lugar para la bolsa de agua. Fabricada con tejido rip-stop Raptor de 100D. Correas acolchadas con Contact Air Mesh Plus.

Capacidad: 23 y 30 l. Peso: 600 g. Precio: 84 y 94 € respectivamente.

Distribuye: Esportiva Aksa.

DEUTER

Futura

Máxima ventilación gracias al sistema Aircomfort FlexLite. Confort y transferencia de la carga gracias a las aletas de cadera ergonómicas y a las hombreras anatómicas en forma de S, con forro Soft AirMesh. Tejido ligero pero extremadamente robusto. Múltiples opciones de almacenaje. Porta-bastón y porta- piolet. Sujeción reflectante para tubo de hidratación. Correas laterales de compresión para regular el volumen. Cubre-mochilas desmonta- ble. Compatible con sistema de hidratación.

Capacidad: 30 + 3 l . Peso: 1.550 g. Precio: 143 €. Distribuye:

Dynamic Limite.

MILLET

Ubic

La gama Ubic son unas mochilas técnicas muy polivalentes, gracias al sistema Variloop. Este sistema consta de diferentes cintas reforza- das que ofrecen muchas posibilidades a la mochila, ya que permiten poner casi cualquier cosa. Además tiene múltiples bolsillos y un comparti- mento independiente en la parte inferior para el saco. Funda para la lluvia. Exterior de nailon 210 D (con acabado de celdas de abeja).

Capacidad: 30 l. Peso: 1.180 g.

Precio: 129,90 €.

Distribuye: Lafuma

Group.

SALEWA

CAMELBAK

FERRINO

Ascent BP

Fourteneer

Flash

Mochila de corte clásico fabricada con nailon 200D con refuerzos de nailon 400D. Dos portapiolets y correas laterales de compresión. Bolsillos elásticos laterales, cubremochila impermeable y sistema para bolsa de hidratación.

Capacidad: 28 l. Peso: 1.200 g. Precio: 120 €. Distribuye:

Salewa

Ibérica.

La mochila cuenta con

una excelente estabilidad

a plena carga gracias al

diseño que distribuye el espacio interior a partir del compartimento destinado a la bolsa de hidratación. Respaldo NV, diseñado por Camelbak, que destaca por su estabilidad y su excelente ventilación. Cinturón regulable con bolsillo con cremallera, compartimento frontal abatible de acceso rápido con bolsillo con cremallera, dos bolsillos laterales elásticos y dos porta-bastones.

Capacidad: 24 l. Peso: 1.200 g. Precio: 145 €. Distribuye: Vertical Sports, S.L

Mochila de día con formas depuradas y modernas. Compartimento principal con cremallera en forma de U con amplia apertura. Cremallera frontal vertical de acceso adicional al interior. Cinturón envolvente con bolsillos con crema- llera. Bolsillos laterales en rejilla elástica. Respaldo con panel de polietileno amovible que ayuda a mantener la mochila separada de la espalda. Dos porta- bastones/piolets escamoteables y cintas amovibles para tabla o raquetas. Fabricada con Supertex Jacquard Weave 500 deniers con refuerzos Dupont Hypalon.

Capacidad: 32 l. Peso: 1.400 g.

Precio: 97,50 €.

Distribuye: Vertical Sports, S.L

16,5 x 22 cm 320 págs.

18€

Un manual muy práctico que, además de dedicar un capítulo clave a las estrategias en la toma de decisiones, se detiene en el análisis de los accidentes e incidentes más comunes y frecuentes en la práctica del montañismo.

Conseguir un cambio de actitudes, uno de los objetivos principales en prevención, solo viene de la mano de una profunda reflexión y de un necesario espíritu crítico. Únicamente así tendremos conductas más seguras. Sin duda, el libro que tienes en tus manos te va a ayudar a re- conocer estos errores, a conocerte a ti mismo, y te hará recapacitar. Y estoy seguro de que todo ello te cambiará la forma de pensar.

Alberto Ayora

en el prólogo del libro

El sol del atardecer ilumina la vertiente noroeste del Espigüete. Los esquiadores se dirigen al Alto de Arra en una excursión vespertina.

MONTAÑA PALENTINA INVERNAL

LA BELLA DESCONOCIDA

Cuando llega el invierno y la nieve cubre con su manto blanco la cordillera Cantábrica, la Montaña Palentina se viste de gala para regalarnos mil y un rincones espectaculares por donde caminar con o sin raquetas y deslizarnos con esquís descubriendo valles y cumbres que harán las delicias de quienes se animen a aventurarse por estos territorios, “bellos y desconocidos”, que esperan que dejemos nuestras huellas impresas en sus sugerentes relieves.

y j
y
j

DANIEL MUÑOZ

Un grupo de excursionistas desciende hacia la Vega del Naranco desde el collado de Robadoiro.

C URAVACAS, Espigüete, Pico Murcia,Tres Provin- cias, Peñalabra, Tres Mares, Valdecebollas… son nom- bres de algunas de las más altas y conocidas cumbres palentinas que recorren,

tanto en verano como en invierno, multitud de montañeros venidos desde lejos atraídos por la

fama que ya se van haciendo en el mundillo gracias a las buenas experiencias que en ellas se pueden conseguir. Quien después de haber pisado estas re- nombradas cumbres, decida regresar a la Montaña Palentina en busca de nuevas aventuras, se dará cuenta de que el título de “Bella Desconocida”, atri-

buido a la catedral de la ca- pital palentina, se puede

MONTAÑA

PALENTINA INVERNAL

58 NOVIEMBRE 2017

aplicar a estas “catedrales” rocosas que forman el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre, Montaña Palentina.

Cuatro comarcas

Cuatro comarcas conforman el norte montañoso de la provincia de Palencia: la Braña, la Pernía, la Peña y Fuentes Carrionas; cuatro comarcas total- mente distintas unas de otras, que poseen una enorme oferta de actividades invernales que deja- rán, a buen seguro, satisfechos a todos los que se animen a practicarlas, desde el excursionista que busca tranquilos valles, bosques y pequeñas cum- bres sin compromiso, al más esquiador extremo que desee estrechas y pendientes canales en las cumbres más altas donde poner a prueba su pericia sobre las tablas. La Braña recibe al viajero que se aproxima a la Montaña Palentina desde el sureste. Suaves y alo- mados relieves enmarcan dos amplios valles, San- tullán y Mudá, que vierten sus aguas hacia el sur. Bosques tupidos de roble y haya cubren gran parte de los fondos de los valles de las cuales emergen ali- neadas tres humildes sierras, Corisa, Cildá y Cote- jón, que dan paso a las altas cumbres, Cueto, Val- decebollas y peña Rubia, que, cual barrera alineada de oriente a poniente, protegen a los pueblos que se asientan en sus faldas del temible viento del norte que trae frío y nubes que suelen quedar atrapadas en las cumbres creando una espectáculo visual bas- tante frecuente. Valles y cumbres amables donde disfrutar largas rutas y tendidos descensos, pero donde no debemos bajar la guardia, pues altas ba- rreras rocosas podrían causarnos algún sobresalto.

Castillo natural

En pleno centro de la Montaña Palentina se ubica la Pernía. Se podría comparar a esta comarca con un gran recinto amurallado de fondo plano cubier- to por extensas praderías y espectaculares almenas montañosas difíciles de traspasar excepto por el

norte, por donde se comunica con los valles cánta- bros de Polaciones y la Liébana a través del puerto de Piedrasluengas, y por el sur, salida natural de las aguas del río Pisuerga hacia tierras castellanas. Este conocido río nace dentro de esta fortaleza, en la ca- becera del valle de los Redondos, en un paraje so- brecogedor a los pies de las sierras de Peñalabra y de la Cebollera, murallas que cierran la Pernía por el este. Se completa la muralla por el oeste con las cumbres de las sierras Albas, la Horca de Lores y peña Carazo. Quien busque verticalidad deberá di- rigirse a lo cimero de las almenas montañosas y quien busque tranquilidad podrá recorrer especta- culares valles y tranquilas cumbres. Un alargado y afilado crestón calizo convierte en inconfundible la posición de la comarca de la Peña a quien observa desde el sur la Montaña Palentina. Cual enorme ola petrificada de blanca caliza, la sie- rra de la Peña, rompe la tranquilidad de la plana me- seta castellana generando un resguardo perfecto para los pueblos que se acurrucan en su vertiente soleada. Comarca de espectaculares contrastes entre su solana y su umbría que nos ofrece largos valles, Valcobero, Miranda o Tosande, surcados por an- chas pistas forestales de fácil caminar, alomadas y

amables cumbres boscosas en la sierra del Brezo y Ruesga, que podremos subir sin muchas complica-

ciones, y altas y afiladas crestas como las del Fraile

o la peña Redonda con vertiginosos descensos, a ca-

ballo entre las altas cumbres de Fuentes Carrionas

y las infinitas planicies de Castilla, donde poner a prueba el agarre de los cantos de nuestros esquís.

Alta montaña por excelencia

Fuentes Carrionas es la comarca palentina de la alta montaña por excelencia. En ella se ubican algunas de las cumbres más altas y escarpadas de la cordille- ra Cantábrica. Las dos cumbres más conocidas, Es- pigüete y Curavacas, son un imán de alpinistas y es- quiadores en temporada invernal por mérito pro- pio. Sus corredores y canales hacen las delicias de quien los recorre en un ambiente de alta montaña que nada tiene que envidiar a otros macizos más altos. Pero Fuentes Carrionas es mucho más que estas dos icónicas cumbres, Fuentes Carrionas posee más de sesenta cumbres que superan los dos mil metros de altura y enormes valles glaciares que pue- den llegar a superar los veinte kilómetros de longi- tud, como en el caso del espectacular valle de Pine- da. Fuentes Carrionas es, en resumen, un paraíso invernal donde poder imaginar mil y una aventuras caminando, con raquetas o sobre esquís recorriendo esta comarca montañosa, joya de la corona de la zona de la cordillera Cantábrica. •••

LAS 4 COMARCAS DE LA MONTAÑA PALENTINA

LUIS CRESPO

MONTAÑA PALENTINA INVERNAL

6 RUTAS

E L próximo diciembre aparecerá con el sello de la editorial palentina La Pedrera Pindia

(www.lapedrerapindia.com) Montañismo invernal en

la Montaña Palentina: 262 Descensos, 68 Rutas y 12 Travesías para Esquís y Raquetas, una obra definitiva para conocer estas montañas. A continuación, presentamos media docena de propuestas contenidas en esta guía y seleccionadas por uno de los autores a modo de aperitivo. Las descripciones están dirigidas sobre todo a los esquiadores de montaña, pero las ascensiones propuestas son igualmente válidas para los excursionistas de a pie o aficionados a las raquetas de nieve.

RUTA 1

Del puerto de Piedrasluengas a Peñalabra

Situación: comarca de La Pernía. Desnivel: 650 m. Distancia: 6,5 km ida y vuelta. Cartografía: hoja 82-3 del IGN. 1:25.000. Dificultad: BE (Buen Esquiador) S3 30º de pendiente máxima.

El puerto de Piedrasluengas fue un paso estratégico entre la meseta cas- tellana y la Liébana cántabra. Posi- blemente sea este el “abra” (collado) que de nombre a la “peña del abra”, la hoy conocida como Peñalabra. Hacia el oeste nos encontramos los suaves relieves de la sierras Albas,

La impresionantes vertiente sur del Pico Tres Mares, punto de unión de tres cuencas: la cantábrica, la mediterránea y la Atlántica.

60 NOVIEMBRE 2017

cuyo topónimo es casi seguro que haga referencia al color que toman estas montañas cuando las nieves las cubren. Sus alomadas cumbres invi- tan a recorrerlas disfrutando de un paisaje de belleza sin igual rodeadas del macizo de Fuentes Carrionas, los Picos de Europa y las sierra de Peña Sagra. Dominando el puerto es im- posible no mirar hacia la esbelta si- lueta de Peñalabra, que, a pesar de su fiero aspecto de inaccesible muralla almenada, nos ofrece una bella as- censión en la que disfrutaremos de grandes y amables palas y una cum- bre que se convierte en uno de los miradores más espectaculares de esta zona de la cordillera Cantábrica.

Itinerario. Desde el aparcamiento del mirador del puerto de Piedras- luengas (1.356 m) cruzamos la ca- rretera que comunica Cervera de Pisuerga y Potes y empezamos a subir por suaves rampas hacia el

RUTA 1

este vigilados por el espectacular murallón rocoso de Peñalabra que vemos en lo más alto de la ladera hacia la que nos dirigimos. Deja- mos unas características rocas cali- zas a nuestra derecha (sur) y subi- mos por un vallejo que nos aupa a un panorámico llano (1.600 m) a los pies de una empinada loma que baja desde los escarpes cimeros de Peñalabra. Empezamos a subir por la loma, salpicada de grandes blo- ques rocosos, hacia el noreste y antes de llegar a la base de la pared hacemos una larga travesía hori- zontal hacia el este para colocarnos bajo un gran collado donde la mu- ralla se hace más amable y encon- tramos un paso, el portillo de Juan Clara (1.963 m). Sólo nos queda ahora girar hacia el oeste y recorrer las tranquilas rampas cimeras hasta

llegar al vértice geodésico que nos marca el punto más alto de Peñala- bra (2.029 m). En estas tranquilas lomas cerca de la cumbre no deberemos confiarnos, pues, tanto al sur como al norte, ter- minan en altos cortados en los que una caída sería muy peligrosa, y en caso de encontrar nieve helada no debemos afrontar este tramo sin pio- let y crampones… y la técnica ade- cuada, naturalmente. Desde la cum- bre se obtiene una de las vistas más espectaculares del valle de la Liébana con los Picos de Europa presidiendo sus alturas y los valles y cumbres de la Pernía, en especial la espectacular arista que se dirige hacia el este y cul- mina en la puntiaguda cumbre del Pico Tres Mares. •••

RUTA 2

De Santa María de Redondo al Cuchillón

Situación: comarca de La Pernía. Desnivel: 1.000 m. Distancia: 12,5 km ida y vuelta. Cartografía: hojas 107-1 y 82-3 del IGN.

1:25.000.

Dificultad: BE (Buen Esquiador) S3 35º de pendiente máxima.

El valle de los Redondos ocupa la mayoría de la zona oriental de la co- marca montañesa de la Pernía. Deli-

mitado en su zona alta por las sierras de Peñalabra y Cebollera cuenta con el honor de ver nacer al río Pisuerga en el paraje conocido como Sel de la Fuente, donde se filtra y recorre va- rios kilómetros por el subsuelo para renacer en la boca de la espectacular cueva del Cobre. Encontraremos los recorridos más difíciles en las altas

Vista de Peña Labra desde el cordal que lo une con el Pico Tres Mares. Abajo, saliendo de la cumbre de Peña Labra hacia el Portillo de Juan Clara. en el medio el Pico Tres Mares, y a su izquierda el Cuchillón.

cumbres que separan este tranquilo valle de la bulliciosa estación de esquí cántabra de Alto Campoo debido a una alta franja rocosa que protege el acceso a las cumbres. No obstante, audaces y estéticas canales nos per- mitirán superar ese obstáculo para conseguir subir a lo más alto de la sierra. El Cuchillón supera por muy

pocos metros a la cumbre más famo- sa de la zona, el Pico Tres Mares, y se convierte en un maravilloso mirador de esta zona de la Cordillera Cantá- brica alejado del bullicio de los re- montes de la estación de esquí de Alto Campoo. Además, el espectacu- lar recorrido desde Santa María de Redondo hasta su cumbre, uno de

Vértice geodésico de Valdecebollas cubierto de nieve venteada. El vértice es conocido como El Torreón

RUTA 2

los mejores descensos de la zona, que dejará un recuerdo imborrable.

Itinerario. Desde Santa María de Redondo seguir una carretera asfal- tada hacia el norte que sigue el arroyo Lombatero. Rodeamos una antigua instalación minera por la izquierda (oeste) y seguimos el valle hasta que este se bifurca en dos. Seguimos

ahora el valle de la derecha (este), arroyo de la Varga. Y cuando este gira hacia el norte cruzamos el arroyo por un puente dejando a nuestra izquier- da (norte) el paraje conocido como Ribero Pintado (1.306 m), una franja rocosa de gran altura y belleza en la que se pueden ver estratos de varios colores. Seguimos subiendo por un tendido y ancho valle que se dirige

MONTAÑA PALENTINA INVERNAL

primero hacia el este y luego hace un giro hacia el noreste. Las rampas au- mentan su pendiente y en la zona su- perior se convierten en anchas palas que terminan en los escarpes del Cu- chillón y un collado (2.065 m) que queda al sur de la cumbre. Entre los escarpes y el collado deberemos subir por una canaleta cercana a la arista que nos lleva hasta la cresta cimera, que si no está bien cubierta de nieve nos puede resultar incómoda de transitar debido a los grandes blo- ques rocosos que la forman. Al final de esta cresta cimera encontramos una pequeña cruz que nos indica que hemos llegado a la cumbre del Cu- chillón (2.174 m). •••

RUTA 3

De Brañosera al Valdecebollas

Situación: comarca de La Braña. Desnivel: 950 m. Distancia: 14 km. Ida y vuelta. Cartografía: hojas 107-1 y 2 del IGN.

1:25.000.

Dificultad: BE (Buen Esquiador) S3 30º de pendiente máxima.

Al abrigo de las cumbres de las sie- rras del Cueto y de Híjar se cobija la localidad de Brañosera, punto de

partida ideal para ascender a la cumbre más alta del entorno, el Valdecebollas. Alomadas cumbres, enormes palas tendidas, estrechos corredores entre grandes rocas y preciosos fondos de valle con bos- ques sacados de cuentos de duen- des y hadas ofrece esta montaña de

la Braña palentina a quien se anime

a descubrirla. Los suaves relieves de

esta cumbre engañan a quien las ve desde lejos y se sorprende después al descubrir espectaculares barreras rocosas que forman las cuencas de los valles que surgen desde las zonas cimeras de esta gran monta- ña y por donde discurren los arro- yos que han modelado este pinto- resco paisaje. Por ello, no debere- mos bajar la guardia al transitar por estas suaves laderas, ya que, en condiciones de mala nieve o poca visibilidad, esas barreras rocosas pueden convertirse en una trampa para quien se salga de la ruta.

Itinerario. Desde la zona alta de Brañosera, a la altura del cemente-

rio, sale una pista hacia el norte de- jando unas naves ganaderas a nues- tra izquierda. Esta pista entra en el valle del arroyo de Canal llaneando

a media ladera para llegar a un pri- mer puente (1.257 m). Cruzamos el arroyo y seguimos subiendo hacia

RUTA 3

el norte hasta llegar a una curva ce-

rrada donde abandonamos la pista principal, que gira hacia el sur para salir el valle, y seguimos un camino que continúa por el valle cerca del arroyo y se adentra en un precioso bosque. Llegamos a un vado por el que cruzamos de nuevo el arroyo, el camino se desdibuja pero sigue su- biendo cerca del fondo del valle. Pa- samos cerca de una tenada y llega- mos a otro vado por el que volve- mos a cruzar el arroyo para quedarnos definitivamente en esta orilla. A salir del bosque vemos en lo alto las ruinas del refugio del Go- lobar que dejaremos a nuestra de- recha (este) de camino al collado (2.039 m) que se forma entre la cumbre de Canalejas y el Sestil. Desde este collado ya vemos la cumbre del Valdecebollas a la que accederemos dirigiéndonos hacia el suroeste a media ladera por la cara norte de Canalejas hasta otro colla- do (2.058 m) desde el que aborda- mos las últimas rampas que nos lle- van a la amplia cima en la que se ubica el Torreón, vértice geodésico del Valdecebollas (2.142 m). •••

Cima del Pico del Fraile. Al fondo, a la izquierda del esquiador se distingue el Espigüete, y el Curavacas a su derecha.

buen frente de oeste carga sus lade- ras tiene una orografía privilegiada para deslizar desde sus cumbres y recorrer los preciosos valles que la rodean. El Pico del Fraile es el punto más alto y sobrepasa por muy poco los 2.000 metros. Es un mirador privilegiado de esta parte de la cordillera Cantábrica y desde su cumbre se disfruta de un tre- mendo contraste a caballo entre las verticales cumbres de Fuentes Ca- rrionas y las horizontales llanuras de la meseta castellana.

hículos no autorizados y cadena). Después de un kilómetro bastante horizontal a media ladera, van des- apareciendo los árboles y subimos por una vaguada hacia el sur hasta otro collado (1.647 m). Ahora la pista gira hacia el oeste y recorre un gran valle –la Vallejona– con la bella y altiva figura del Pico del Fraile que aparece de repente de- lante de nosotros. Después de ca- minar más o menos un kilómetro por la pista y a unos 1.700 metros

de altitud nos desviamos a la iz- quierda (sur) para afrontar las la- deras rocosas que nos llevan hacia la cumbre. Subimos decididamente hacia el sur siguiendo los hitos por un vallecillo que nos deposita en la arista noreste que baja de la cum- bre del Pico del Fraile. Un corto tramo de arista, donde se acentúa la pendiente, y un último esfuerzo nos aúpan a esta preciosa cumbre que supera por poco los dos mil metros de altitud. •••

RUTA 4

Del santuario del Brezo al Pico del Fraile

Situación: comarca de La Peña Desnivel: 600 m. Distancia: 12 km ida y vuelta. Cartografía: hoja 106-3 del IGN.

1:25.000.

Dificultad: BE (Buen Esquiador) S3 30º de pendiente máxima.

La Sierra del Fraile es una alargada cresta caliza que se alinea de oeste

Itinerario. Desde el Santuario del Brezo nos dirigimos hacia el oeste para recorrer un vallejo que va su- biendo tranquilamente hasta un pequeño collado (1.517 m). En ese collado nos encontramos una buena pista que sube a media lade- ra para, después de unos dos kiló- metros, donde los robles dejan paso a un denso pinar de ejempla- res jóvenes, llegar a otro collado. En este amplio collado, donde se cruzan pistas y cortafuegos, se le- vanta la ermita del Cristo Sierra

a

este entre Velilla del Río Carrión

que puede utilizarse como refugio

y

el santuario del Brezo. Su posi-

en caso de necesidad. Deberemos

ción al sur de la cordillera Cantá- brica la protege de las grandes ne- vadas de norte, pero cuando un

seguir ahora una pista que se inter- na en el bosque hacia el suroeste (señal de prohibición de paso a ve-

RUTA 4

MONTAÑA PALENTINA INVERNAL

Cima del Mojón de las Tres Provincias. Al fondo a la izquierda, la Peña Prieta, y a la derecha al fondo, la cara norte del Curavacas. A la derecha subiendo hacia el Alto del Concejo camino del Tres Provincias. Debajo, la inconfundible silueta del Pico Murcia.

RUTA 5

De Cardaño de Arriba al Pico Murcia

Situación: Fuentes Carrionas. Desnivel: 950 m. Distancia: 10 km ida y vuelta. Cartografía: hoja 106-1 del IGN.

1:25.000.

Dificultad: MBE (Buen Esquiador) S4 40º de pendiente máxima.

Si hay una montaña que conocen bien los esquiadores que frecuentan la Montaña Palentina, esta es el Pico

Murcia. Sus laderas han sido escuela de muchos de los que nos dedicamos

a dar giros por las montañas desde

hace muchos años, pero no por ello debemos pensar que es una cumbre fácil de ascender y descender. Sus empinadas laderas se encargan de se- leccionar cada invierno a quien pasa- rá el examen iniciático al que muchos se enfrentan. Sus cumbres vecinas con las que comparte el precioso valle de Valcabe también nos ofrecen gran

cantidad de opciones, desde anchas palas por las que trazar grandes giros

a estrechos y empinados corredores

donde no se permite ningún fallo. Itinerario. Desde Cardaño de Arri-

ba seguir una pista hacia el norte, ba- lizada como Senda de la Laguna de las Lomas, hasta cruzar un puente sobre el arroyo de Valcabe. En ese punto abandonamos la senda bali- zada y seguimos el valle hacia el norte con el arroyo a nuestra iz- quierda (oeste). Después de unas rampas fuertes el valle gira a la iz-

RUTA 5

quierda (oeste) y cruzamos el arroyo Hontanillas, que baja por nuestra derecha (norte), por un pequeño y destartalado puente. Seguimos el valle de Valcabe hacia el oeste y cru- zaremos otros dos arroyos por sen- dos puentes para llegar a una zona de praderías (1.650 m). Desde allí el valle gira hacia el sur y ahora segui- mos subiendo hacia el oeste para en- carar la empinada cara este del Pico

Murcia. Vamos sorteando grupos de rocas hasta llegar a la zona más pen- diente, unos trescientos metros bajo la cumbre. La pendiente seguramen- te nos obligará a usar crampones y piolet debido a su fuerte inclinación. En los últimos metros la pendiente

RUTA 6

disminuye y llegamos a la panorá- mica cumbre del Pico Murcia. Desde allí se obtiene una de las vistas más espectaculares de la cara norte del Espigüete y el resto del macizo de Fuentes Carrionas, así como de los Picos de Europa y la montaña oriental leonesa. Esta no es la ruta más sencilla para subir al Pico Murcia. Se puede acceder también a su cumbre por los collados que tiene al sur (collado de la Cerezuela), y al norte (collado de Peñas Caburdas), desde los que se accede a rampas más asequibles que las de la cara este, pero siempre

teniendo en cuenta que, cuando la nieve lo cubre, el Pico Murcia no se vende fácilmente. •••

RUTA 6

De Cardaño de Arriba al Mojón de las Tres Provincias

Situación: Fuentes Carrionas. Desnivel: 1.000 m. Distancia: 14 km ida y vuelta. Cartografía: 106-1 y 81-3 del IGN.

1:25.000.

Dificultad: MBE (Buen Esquiador) S4 40º de pendiente máxima.

En el lado soleado del corazón del macizo de Fuentes Carrionas nos en- contramos un enorme circo glaciar formado por las largas y uniformes laderas de algunas de las cumbres más altas de la zona. Cuando la nieve recubre esas laderas, el circo de las Lomas se convierte en un escenario de ensueño para recorrer cuantas lí- neas pueda imaginar nuestra mente. Si elegimos bien las orientaciones de los recorridos y los hacemos coinci- dir con las horas en los que el sol nos regale la mejor calidad de nieve posi- ble podremos disfrutar enlazando las cumbres del circo con el espectacular Pozo de las Lomas como testigo de nuestro paso por este paraíso inver- nal. Desde el tranquilo paseo hasta la hoya glaciar de las Lomas hasta las empinadas canales de los picos más altos, el circo de las Lomas tiene pro- puestas para dejar satisfechos a todos los públicos. El Mojón de las Tres Provincias es una elegante cumbre en el corazón del macizo en la que se respira un ambiente de alta montaña

que hará las delicias de quien se en- carame en su puntiaguda y panorá- mica cima.

Itinerario. Desde Cardaño de Arri- ba cruzamos el puente sobre el arroyo de las Lomas y atravesamos el pueblo para salir por una pista que pasa junto a la iglesia que dejamos a nues- tra izquierda. Llegamos a un puente por el que cruzamos el arroyo de las Lomas y conectamos con el sendero PR-P10 que seguimos hasta un rella- no en el que hay una bifurcación con un cartel que indica hacia los pozos del Ves. Seguimos subiendo siguien- do la ruta de la Laguna de las Lomas y encontramos otro puente sobre el arroyo que vamos siguiendo. Cruza- mos el arroyo y nos enfrentamos, en dirección norte, a las rampas de la Lomba, que nos llevan hacia la base del Alto de la Panda. Pasamos cerca de los restos del chozo de la majada de las Lomas y seguimos subiendo por suaves rampas hasta los 2.100 metros de altitud, donde la pendiente se acentúa y nos obliga a depurar nuestra técnica de vueltas maría para conseguir coronar esta inclinada pala que termina en un collado a 2.362 metros entre el Alto del Concejo y el Alto de la Panda (mal llamado Alto del Tío Celestino en el mapa del IGN). Seguimos ahora a media ladera hacia el norte dejando la cumbre del Alto del Concejo a nuestra derecha (este) y llegamos a un gran collado, el Campo de Gibraltar (2.405 m). Desde esta alta explanada ya sólo nos resta encontrar el paso más cómodo en la escarpada arista sur del Mojón de las Tres Provincias para llegar hasta su pequeña cumbre (2.499 m). •••

vía

ferrata

El río Ebro ha abierto un estrecho desfiladero entre los montes Obarenes y la sierra de Árcena dejando apenas sitio para que pase la carretera BU-530. Lo angosto del paso fue aprovechado para construir una presa que embalsa el agua formando un largo y estrecho embalse cuyas orillas comparten las provincias de Álava y Burgos. En una de las crestas del lado vasco se ha instalado la primera vía ferrata de Euskadi.

L A presa del Sobrón fue construida en

1961 por la empresa hidroeléctrica Iber-

drola para refrigerar la central nuclear

de Garoña construida aguas arriba.

Aguas abajo, a poca distancia de la presa, y en la ribera alavesa, se encuentra el pueblo de So- brón, que tuvo en su día cierta fama por un bal- neario que ahora se pretende revitalizar. Todo el lugar es de una pasmosa belleza. Las laderas de ambas sierras, cubiertas de vegetación me- diterránea, terminan en despeñaderos de va- rias decenas de metros que se sumergen en el embalse. Allí donde hay un sitio libre al lado del agua crecen los álamos y chopos. En definitiva,

Texto y fotos: Aventura Sobrón

un lugar remoto que merece la pena ser cono- cido. Y con ese propósito nació Aventura So- brón y el Museo del Agua, un proyecto pionero en el País Vasco en el que la tecnología y las si- mulaciones posibilitan el aprendizaje divertido. A las actividades propias de una empresa de tu- rismo activo, como el piragüismo, el senderis- mo, la orientación o el tiro con con arco, hace unos meses se sumó la posibilidad de escalar una larga cresta gracias a una vía ferrata, la pri- mera que se monta en todo el País Vasco, cuya instalación corrió a cargo de la cuadrilla de Añana. Las cuadrillas son en Álava, lo que las comarcas en otras provincias.

Lo más característico de esta vía ferrata es el tramo que discurre por una afilada cresta. A la derecha, croquis de la vía y del descenso.

TICAlocalidad de El Sobrón. Suroeste de la provincia de Álava, en la carretera A-2122, a

localidad de El Sobrón. Suroeste de la provincia de Álava, en la carretera A-2122, a orillas del río Ebro. INFORMACIÓN: Centro de Aventura de Sobrón . Tel: 945 359 016 y 686 983 Ebro. INFORMACIÓN: Centro de Aventura de Sobrón. Tel: 945 359 016 y 686 983 861. Alquilan material para hacer la vía y posibilidad de guía. EQUIPO: casco, arnés y sistema de aseguramiento para vías ferratas. ADEMÁS: aparte de otras actividades deportivas que ofrece Aventura Sobrón, es interesante visitar el Valle Salado de Añana, uno de los conjuntos arquitectónicos, paisajísticos, arqueológicos, geológicos e históricos más singulares del mundo que aspira a ser declarado Patrimonio de la Humanidad. En el Valle Salado se produce una de las mejores sales del mundo: la Sal de Añana. Este preciado producto es fruto de la evaporación natural de la salmuera procedente de los manantiales. nfo: Centro de Visitantes. Tel: 945 351 111.

vía

ferrata

ACCESO

Desde las ruinas del balneario de Sobrón seguimos la calle de fren- te hasta dar con una rampa de cemento a la derecha. Seguirla hasta llegar a lo que parece una antena de telefonía, visible desde el inicio de la subida. Después de pasar unas vallas a mano izquier- da llegaremos al inicio de la vía ferrata.

ITINERARIO

La de Sobrón es una ferrata bas- tante “atípica”. Si bien la mayoría de vías ferratas son bastante ver- ticales y salvan un desnivel impor- tante desde su comienzo hasta su final. La ferrata de Sobrón tiene una longitud de 550 metros y un desnivel de un centenar de me- tros, lo que la convierte en una fe-

rrata bastante horizontal. ¿Cuál es entonces su atractivo? Pues que dis- curre en su mayor parte por una afilada arista de roca, con abismo a los dos lados, por lo que ocasiones lo más seguro es avan- zar a horcajadas. También tiene varias fuertes trepadas, en incluso algún tramo desplomado, para luego descender y volver a subir otra arista, lo que la convierte en una ferrata muy variada. Otro atractivo de esta vía ferra- ta es que se ha equipado con los mínimos agarres artificiales nece- sario para poder progresar con comodidad y seguridad La roca es generosa en agarres naturales, y hay que ayudarse de ellos para poder avanzar.

Consta de tres tramos de difi- cultad creciente que se pueden hacer seguidos o independiente- mente, ya que todos ellos tienen escapes al final. El primer tramo tiene una lon- gitud de cincuenta metros y una dificultad de K2. Se puede consi- derar un tramo de iniciación, o de calentamiento. En este medio centenar de metros el deportista podrá evaluar por si mismo si tiene los conocimientos o la forma física para seguir adelante. A la altura de un poste de electri- cidad, visible desde el inicio, se

encuentra el escape a la derecha para ir al camino de regreso. El segundo tramo suma dos- cientos cincuenta metros de lon- gitud y tiene tramos más aéreo y exigente. El nivel K3 lo da alguna trepada sin apenas grapas, una afilada cresta por la que lo más seguro es pasar “a caballo” y una pequeña bajada desplomada. Las vistas a ambos lados de la arista son espectaculares, sobretodo las del este, siguiendo el serpen- teo del río hacia Miranda de Ebro Seguidamente nos encontra- mos con el tercer tramo, que tiene una longitud similar al ante-

Otro de los puntos fuertes de la ferrata del Sobrón, es el soberbio paisaje que se atrapa desde la cresta, con el Ebro como protagonista principal.

rior, pero con un grado más de di- ficultad (K4). Las crestas afiladas se suceden, con varias agujas

tramo. A unos ochenta metros de empezarlo, hay un escape fácil equipado con cuerda, por el que

tos siempre se pueden ayudar agarrándose al cable.

gada a la pared y que tiene tra- mos equipados. Hay que pres- tar mucha atención si hay

que primero hay que escalar y