Está en la página 1de 2

2.

-IMPORTANCIA
La importancia del ciclo de las rocas está en cómo los procesos internos y externos
trabajan juntos para formar los materiales que componen a la Tierra. Para hacerlo, el ciclo
atraviesa tres etapas distintas, que producen tres tipos de roca. De acuerdo con el Centro
de Tecnologías Educativas, las rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas aparecen
cuando los materiales se desplazan de una capa de la Tierra a otra. A medida que se
mueven las placas tectónicas, las erupciones volcánicas producen un material líquido
llamado magma o lava. Cuando estos materiales se enfrían, pueden atravesar una
compresión y volverse rocas sedimentarias, o bien pueden estar sujetos al calor, lo que
produce rocas de tipo metamórfico.

3. ROCAS METAMÓRFICAS
Cualquier roca cuando se somete a intensas presiones y temperaturas sufre cambios en
sus minerales y se transforma en un nuevo tipo que llamamos ROCA METAMÓRFICA

El proceso metamórfico se realiza en estado sólido, es decir las transformaciones se


producen sin que la roca llegue a fundirse. La mayoría de las rocas metamórficas se
caracterizan por un aplastamiento general de sus minerales que hace que se presenten
alineados. Esta estructura característica que denominamos foliación se ve muy bien en
rocas como las pizarras, los esquistos y los gneises.

 LAS PIZARRAS:
Proceden de arcillas que han sufrido un incremento
bajo de temperatura y presión por enterramiento.
Presentan una estructura foliada que se denomina
pizarrosidad (foliación muy recta, paralela y muy
fina). Generalmente son oscuras y con frecuencia
contienen fósiles. Son utilizadas en placas para
techar en construcción, así como para revestimiento
de paredes y suelos en viviendas.

 LOS ESQUISTOS:
Son rocas que han sufrido un metamorfismo más
intenso. Presentan foliación algo deformada y los
fósiles que pudiera haber en la roca original
desaparecen durante el proceso metamórfico.

 EL GNEIS:
Es una roca que ha sufrido un metamorfismo muy
intenso. Sus principales minerales son el cuarzo, los
feldespatos y las micas (como el granito) pero se
presentan orientados en bandas claras y oscuras.
 EL MÁRMOL:
Es una roca metamórfica que procede de la
transformación de rocas como la caliza y la dolomía
por un incremento de la temperatura y presión.
Presenta un aspecto cristalino característico. El
mármol es una de las rocas o piedras ornamentales
más apreciadas, ya que al ser pulida presenta unas
características cromáticas y decorativas muy
llamativas. Además, tiene unas propiedades de
resistencia muy adecuadas para ser utilizada en construcción.

 LA CUARCITA:
Procede del metamorfismo de areniscas muy ricas en
cuarzo y se utiliza como árido en construcción
constructiva y decorativa.

El metamorfismo puede ocurrir en diferentes ambientes terrestres, por ejemplo a ciertas


profundidades las rocas sufren cambios debidos al peso de los materiales que hay por
encima y a las grandes temperaturas. También se produce metamorfismo en los bordes
de las placas tectónicas debido fundamentalmente a las grandes presiones que actúan y
también en los alrededores de los magmas gracias a las grandes temperaturas reinantes.