Está en la página 1de 346

Historia
Y MEMORIA

ISSN: 2027-5137 No. 9 julio-diciembre, Año 2014 - Tunja, Colombia

Historia Y MEMORIA
Publicación semestral editada por el Área en Historia de la Facultad en Ciencias de la
Educación de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia UPTC, dirigida a
la comunidad de historiadores, cuyo propósito es dar a conocer los avances y procesos
investigativos y críticos de la sociedad en el tiempo.

Historia Y MEMORIA / Doctorado en Historia, Facultad de
Ciencias de la Educación, Universidad Pedagógica y Tecnológica
de Colombia. –No. 09 (julio-diciembre 2014)–Tunja: Uptc, 2010-
Semestral
ISSN 2027-5137. Electrónico 2322-777X
1. Historia - Publicaciones Periódicas.
2. UPTC.
CDD 980
http:http://www.uptc.edu.co/enlaces/rhismemo
//virtual.uptc.edu.co/revistas/index.php/historia_memoria

Revisión editorial: Olga Yanet Acuña.
Composición de Textos: Leidy Carolina Plazas Díaz.
Coordinación de texto físico: Olga Yanet Acuña y Leidy Carolina Plazas.
Diseño Portada: Antonio E. de Pedro Robles y Yenny Paola Martínez.
Manejo electrónico: Ángel Norberto Jiménez.

Este número es inanciado por:
Facultad de Ciencias de la Educación: Maestría y Doctorado en Historia
Dirección de Investigaciones
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

Información y Correspondencia:
Doctorado en Historia
Facultad de Ciencias de la Educación
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Ediicio Administrativo – Piso 2
Tunja – Boyacá – Colombia
historiaymemoria@uptc.edu.co; soporte.historiaymemoria@uptc.edu.co
Telefax: 0057-87400683

Canje:
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (Uptc)
BIBLIOTECA CENTRAL
Avenida Central del Norte
Tunja – Boyacá, Colombia

Esta revista publica textos en Castellano, Inglés, Francés y Portugués.
Se podrán realizar los resúmenes analíticos en Castellano, Inglés y otra
lengua admitida por esta revista.

Traducción Abstracts:
Juliana Borrero- Mg. en Literatura
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

Traducción al Francés:
Isidro Vanegas Useche Ph.D.
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

Impresión:
Formato:17 x 24 cm.
Papel: Bond ecológico de 75 gramos
Tinta: Negra

Diagramación e Impresión:
Búhos Editores
Diag. 57 No. 7 – 34. Tel.: 7442264-7440257
Tunja - Boyacá - Colombia

Los artículos publicados en la Revista Historia Y MEMORIA pueden ser consultados en:

Las opiniones expresadas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Se
permite la reproducción parcial o total citando siempre la fuente.

Editora
Olga Yanet Acuña Rodríguez, Ph.D.
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia Comité Cientíico
Coordinador Editorial Matthew David Brown, Ph.D.
Javier Guerrero Barón (Interino) University of Bristol, Inglaterra
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia Santiago Alfredo Castro Gómez, Ph.D.
Asistente Editorial Instituto Pensar. Pontiicia Universidad
Leidy Carolina Plazas Díaz, Mg. Javeriana, Colombia
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia Francisco Alejandro García Naranjo, Ph.D.
Comité Editorial Universidad Michoacana San Nicolás de
Javier Guerrero Barón, Ph. D. Hidalgo, México
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia Edda Otilia Samudio, Ph.D.
Diana Inés Bonnett Vélez, Ph. D. Universidad de Los Andes, Venezuela
Universidad de Los Andes, Colombia Juan Manuel Santana, Ph.D.
Justo Cuño Bonito, Ph. D Universidad La Palma de Gran Canaria,
Universidad Pablo de Olavide, España España
María Luisa Ortega, Ph.D. David Moriente Díaz, Ph.D.
Universidad Autónoma de Madrid, España Universidad Pompeu Fabra, Barcelona
Antonio E. de Pedro Robles
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

Gustavo Orlando Álvarez Álvarez
Rector
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Celso Antonio Vargas Gómez
Vicerrector Académico
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Hugo Alfonso Rojas Sarmiento
Director de Investigaciones
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Olga Najar Sánchez
Decana Facultad Ciencias de la Educación
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

ASESORES COLABORADORES EN ESTE NÚMERO

Ph. D. Josué Mario Villavicencio,
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla-México
Ph. D. Alfonso Rubio Hernández,
Universidad del Valle-Colombia
Ph. D. Javier Guerrero Barón,
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Ph. D. Matilde González Méndez,
Universidad Santiago de Compostela-España
Ph. D. Luis Eduardo Wiesner
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia
Ph. D. Edda Sant,
Universidad Autónoma de Barcelona-España
Ph. D. Beatriz de las Heras Herrero,
Universidad Carlos III de Madrid-España
Ph. D. Edda Otilia Samudio,
Universidad de Los Andes-Venezuela
Ph. D. Nectalí Ariza Ariza,
Universidad Industrial de Santander-Colombia
Ph. D. Álvaro Acevedo Tarazona,
Universidad Industrial de Santander-Colombia
Ph. D. Gilberto Loaiza Cano,
Universidad del Valle-Colombia
Ph. D. Mónica Burguera López,
Universidad de Valencia-España
Ph. D. Eduardo Ismael Murguia,
Universidade Estadual Paulista Júlio de Mesquita Filho-Brasil
Ph. D. Emilio Crenzel,
Conicet/Universidad de Buenos Aires-Argentina
Mg. Edwin Monsalvo Mendoza,
Universidad de Caldas-Colombia
Ph. D. Eduardo Miranda Arrieta,
Universidad Michoacana San Nicolás de Hidalgo-México
Ph. D. Jorge Conde,
Universidad del Atlántico-Colombia

Contenido

Presentación
Olga Yanet Acuña Rodríguez ......................................... 11-17

Sección Especial: LA MEMORIA

Artículos
La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los
cantos de sirenas y el manto de Penélope
Eduardo Porras Mendoza ............................................... 21-56

El Pasado: Historia o Memoria
Olga Yanet Acuña Rodríguez ......................................... 57-87

Provivienda: protagonista de la colonización popular en
Colombia
María Elvira Naranjo Botero ....................................... 89-118

El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria
regional entre 1934 y 1944: Conmemoraciones centenarias de
Eloy Valenzuela, Solón Wilches y Vicente Azuero
Gabriel David Samacá Alonso y
Sol Alejandra Calderón Patiño .................................. 119-160

Zona Libre

La querella por una alfombra, o la cuestión del buen orden de
la república. Valencia, Venezuela, en el ocaso de la monarquía
Carole Leal Curiel ....................................................... 163-187

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y
distopías 1843-1851
Daniel Roberto Vega Torres ......................................... 189-220

.. 221-246 El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 Ricardo Chica Geliz ................................................... La trayectoria de las FARC............... Informe del Centro Nacional de Memoria Histórica William Mancera .... memoria y enseñanza de la historia: conceptos.................. 1949-2013............................................ 315-318 Índice Bibliográico .................. debates y perspectivas europeas y latinoamericanas” M.Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura Alonso Valencia Llano .................. 275-311 Reseñas de libros Guerrilla y población civil.................................. Paula González y Joan Pagès ................................. 247-272 Reseñas y debates Conversatorio: “Historia................ 331-339 ...................... 319-330 Normas para publicar .......................

Utopias and Dystopias from 1843-1851 Daniel Roberto Vega Torres .... 57-87 Provivienda: a factor in the squatter colonization of Colombia María Elvira Naranjo Botero ........................................................................ 21-56 The Past: History or Memory Olga Yanet Acuña Rodríguez ........ Venezuela at the end of the 18th century Carole Leal Curiel ..................................... Valencia............................. 89-118 The Santander History Center and the management of local memory from 1934 to 1944: Centennial celebrations of Eloy Valenzuela....... 189-220 .......... Content Presentation Olga Yanet Acuña Rodríguez .......... or the Question of Maintaining Order in the Republic....... 11-17 Special Section: MEMORY Articles The odyssey of history in times of memory: From the song of the sirens to the robe of Penelope Eduardo Porras Mendoza ............................... 119-160 Free Zone The Quarrel over a Carpet........................................... 163-187 Liberal Political Sociability in Tunja: Conlicts............................................. Solón Wilches and Vicente Azuero Gabriel David Samacá Alonso and Sol Alejandra Calderón Patiño ..

................. Paula González and Joan Pagés ..Colonial Origins of the Port of Buenaventura Alonso Valencia Llano ........ debates and European and Latin American perspectives M.................................... memory and history teaching: concepts................................ 221-246 Urban ilm space in Cartagena: 1936-1957 Ricardo Chica Geliz ............................... William Mancera . 319-330 Guidelines for Publishing ...................... 247-272 Reviews and discussions Discussion: History.. The trayectory of the FARC.... 331-339 ............................................................. 315-318 Bibliographic index .............. 275-311 Book Reviews The Guerilla and the civil population......................... 1949-2013...................................

119-160 Espace libre La dispute pour un tapis..................................................... 189-220 ......... Valencia...... in du XVIIIe siècle Carole Leal Curiel .......................................... ou la question du bon ordre de la république............. 57-87 Provivienda: protagoniste de la colonisation populaire en Colombie María Elvira Naranjo Botero .... utopies et dystopies 1843-1851 Daniel Roberto Vega Torres ......... Venezuela.................. Table de Matíeres Présentation Olga Yanet Acuña Rodríguez ........................................... 163-187 Sociabilité politique libérale à Tunja: conlits............................ Solón Wilches et Vicente Azuero Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño ... 89-118 Le Centre d’Histoire de Santander et la gestion de la mémoire régionale entre 1934 et 1944: Commémorations centenaires d’Eloy Valenzuela.................... 21-56 Le passé: histoire ou mémoire Olga Yanet Acuña Rodríguez ....................................... 11-17 Section spécial: MÉMOIRE Articles L’odyssée de l’Histoire au temps de la mémoire: entre chants de sirènes et le manteau de Pénélope Eduardo Porras Mendoza ....................

............. débats et perspectives européennes et latino- américaines M................. La trajectoire du FARC..... 1949- 2013........................ William Mancera .. Paula González y Joan Pagés ........................... 221-246 L’espace urbain du cinéma à Cartagena 1936-1957 Ricardo Chica Geliz ....................................................... mémoire et enseignement de l’histoire: concepts............... 319-330 Normes de publication ..... 275-311 Comptes rendus d’ouvrages Guérilla et population civile...... 247-272 Comptes rendus et débats Dialogue: Histoire........Les origines coloniales du port de Buenaventura Alonso Valencia Llano .................................................................... 315-318 Index bibliographique ....................................... 331-339 ..............

fueron invisibilizados por posiciones ideológico – políticas. posiblemente. porque permite apreciar la voz de otros actores sociales que. São Paulo. 45. en las décadas de los años setenta y ochenta del siglo XX. Investigadores de las Ciencias Sociales han indagado en la memoria de las víctimas. objeto y fundamento para el análisis. en busca de explicaciones sobre las represiones institucionales. pp. 23. se retornó el debate a 1 Citado por Hernán Sorgentini. las versiones de distintos actores sociales y las diferentes interpretaciones sobre un hecho. Nº. en 1925. a las identidades. Presentación Olga Yanet Acuña Rodríguez Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia E l número 9 de la Revista Historia Y MEMORIA ha privilegiado en el debate sobre el uso de estas dos categorías de análisis que han centrado el interés de los historiadores. del colectivo social. Los debates sobre la memoria en el contexto de la historiografía han retomado el papel del sujeto. 11 . de los excluidos y de los ‘otros’.mem. “Relexiones sobre la memoria y autorrelexión de la historia”. Sin embargo.17 11 . mientras la historia sería la encargada de establecer la relación pasado/presente. hist. del libro Les cadres sociaux de la mémoire de Maurice Halbwachs. para lo cual han acudido al estudio de las representaciones colectivas.. porque de allí se derivan elementos sustanciales relacionados con el oicio del historiador. a los recuerdos y a las relaciones de poder que se esconden en dichas versiones. en Revista Brasileira de História. La memoria es pues. V. se toman en consideración los recuerdos individuales y colectivos. en que la memoria aparece como una construcción colectiva. Año 2014. La mayoría de autores coinciden en señalar que el debate entre historia y memoria se suscitó a partir de la publicación. 9. las omisiones y las particularidades en la expresión social y cultural. No. (2003) 103-128. porque su versión no se consideró relevante o porque estaban en juego intereses y estrategias de poder. lo que la acerca a una relexión sobre los usos políticos de la memoria1.

La problemáticas de los lugares”. Este tipo de análisis motivan al historiador a encontrar otros protagonistas. Otra tendencia se ha acercado a la memoria.es 12 hist. “Entre memoria e historia. Otras tendencias se han orientado a analizar las subjetividades a partir de la historia vivida. pp. en los que el poder los dinamiza y construye su propia versión3. esta tendencia le da mayor importancia al relato y al recuerdo individual. que han sido marcadas por las confrontaciones entre grupos sociales. 9. sino en la interacción del investigador y en la interpretación de la realidad. esto con el in de conocer los recuerdos de actores en conlicto. así. a propósito de la represión franquista”. 6. 2008).. 3 Francisco Erice. las prácticas y los recuerdos de los grupos sociales. en que se reiere a los lugares como los espacios colectivos en que se privilegian las representaciones.mem. privilegiando la hermenéutica como componente fundamental para el análisis del discurso y de las subjetividades. consultado 15 de marzo de 2014 en: http://hispanianova. 2006. Año 2014. bajo esta perspectiva la subjetividad adquiere un papel central no solamente en la expresión del recuerdo. que a su vez tienen una diversidad de imágenes y representaciones del pasado. las intencionalidades del silenciamiento represivo. “Combates por el pasado y apologías de la memoria. 11 . de esta manera hay un acercamiento a otras verdades con la participación de protagonistas diversos. en que se pretende incidir en los recuerdos colectivos para intentar homogeneizar la memoria. y en general el recuerdo de otras voces que han sido omitidas o invisibilizadas. esta tendencia analiza la inluencia de la memoria auspiciada por las contradicciones entre la memoria institucional y la memoria individual. El estudio de la memoria fue retomado desde la historia social para tratar de analizar el papel del colectivo social en la coniguración de la memoria. Nº. 20. Para este tipo de análisis se privilegia la historia oral porque además de las versiones permite apreciar los sentimientos y las emociones expresadas por las víctimas y que son asociadas a sus recuerdos. En: Les Lieux de Mémoire (Montevideo: Ediciones Trilce. se privilegian los recuerdos individuales contrapuestos a las versiones oicialistas. en que permite apreciar cómo se 2 Pierre Nora. Historia Y MEMORIA partir de los planteamientos de Pierre Nora2 sobre los “lugares de la memoria”. No.rediris. Revista de Historia Contemporánea. en que el individuo tiene un papel central.16 . las representaciones míticas.

mem. 11 . sus diferencias y complementariedades. le han aportado a los historiadores otras herramientas de análisis para intentar comprender otros procesos. pp. Desde la perspectiva de los estudios sobre subalternidad el autor ha planteado un debate interesante en la relación de estas dos categorías. el lugar de la memoria tiene que ver con el reconocimiento individual y colectivo de un grupo que ha sido inmolado por el conlicto armado. en una sociedad en que se privilegian las relaciones de poder y los intereses particulares. a los que nos vamos a referir: En el texto “La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas y el manto de Penélope”. El texto está dividido en dos hist. así. Invitamos a los/as lectores/as a relexionar sobre estas categorías que han sido abordadas en los 4 primeros artículos de la sección especial. se pretenden analizar las categorías historia y memoria. 9. Historia Y MEMORIA abre un espacio de diálogo en que se aborda el análisis de esta compleja relación. dándole así un sentido más humano en que se privilegia el recuerdo de las víctimas en conlicto. El artículo “El Pasado: Historia o Memoria” plantea un debate sobre los usos de la memoria en la interpretación histórica como fundamentos para el análisis del pasado. odios e incertidumbre.17 13 .. se hace un análisis sobre el papel de la memoria en tiempos de dolor. asimismo ha privilegiado el relato de las víctimas en conlictos. motiva a situar a las víctimas en el centro del debate. De esta manera. lo que le ha permitido acercarse a la memoria al escuchar sus voces. y de esta manera el análisis sobre las relaciones sociales en espacios y tiempos diversos. además de relexionar sobre el concepto de memoria y su relación con la historia. Nº. Estos debates sobre la memoria han sido base sustancial para las relexiones historiográicas en tanto le han dado un lugar importante a la memoria. Con este preámbulo. sus dramas y el juego de intereses. otros actores y con otras visiones. el sentido de la memoria deja de ser un espacio para la conmemoración y el aianzamiento de las relaciones de poder. Presentación coniguran los recuerdos y cómo el poder incide en el aianzamiento de una idea y en la coniguración de prácticas y expresiones individuales y colectivas. Este artículo. ya desde la concepción teórica o desde la aplicación en la perspectiva investigativa. Año 2014.

ha motivado relexiones metodológicas y de interpretación. Así. que mediante acciones colectivas obtuvieron vivienda.16 . La innovación de este texto está en las estrategias de investigación. 9. que a la vez asumieron como estrategia de supervivencia de estos actores sociales víctimas del despojo. De esta manera. las conmemoraciones se convirtieron en un medio sustancial para conigurar la memoria institucional. 11 . en la que se contrastó la versión de los colonizadores populares. El cuarto artículo “El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional entre 1934 y 1944: Conmemoraciones centenarias de Eloy Valenzuela. Nº. se reiere a la creación de Provivienda como la primera organización social de destechados. Solón Wilches y Vicente Azuero”. se hace un balance sobre los usos de la memoria en la interpretación histórica en los 6 primeros números de la Revista Historia Y MEMORIA. A partir de los relatos obtenidos se reconstruyeron las circunstancias y los hechos vividos por los colonizadores populares rurales y urbanos de Provivienda. sus representaciones.IAP. “Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia”. se reiere a cómo la política pública acudió a la reivindicación de 3 personajes para tratar de crear identidad regional. las víctimas del desplazamiento forzado se convirtieron en colonizadores de nuevos barrios clandestinos o de invasión. En la segunda parte. lo que además de la revisión conceptual. El tercer artículo. Estas víctimas del conlicto que se convirtieron en desplazados de las áreas urbanas fueron los gestores de la colonización urbana.. Historia Y MEMORIA partes: la primera parte plantea una relexión sobre la forma como ha sido asumido el concepto de memoria en las Ciencias Sociales y particularmente por la historiografía como lugar colectivo o como apropiación individual. de esta manera se creó el Centro de Historia de Santander bajo la reivindicación de Eloy Valenzuela. conformada por colonizadores expulsados por la violencia bipartidista de los años cincuenta. sus recuerdos. con lo que se pretende crear un espacio para seguir dialogando sobre estas dos categorías en la construcción histórica. pp. 14 hist. Solón Wilchez y Vicente Azuero con los que se pretendió conigurar la memoria colectiva de los santandereanos.mem. puesto que la autora acudió a técnicas convencionales con herramientas de Investigación Acción Participativa. Año 2014.

utopías y distopías 1843-1851”. inales del siglo XVIII”. con lo cual emergió la Sociedad de Instrucción Popular de Tunja. El artículo “Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. hist. La polémica valenciana por el uso de tapetes hace parte de la disputa sobre el signiicado del orden social y político. Valencia. Año 2014. el conlicto sobre el blanqueamiento en Venezuela. A continuación haremos alusión a los cuatro artículos que encontramos en la zona libre. que en últimas expresa la confrontación entre los blancos de distinción y los pardos con pretensiones de blanquearse.. con el que se referían a la señora Ochoa. además se utilizó para hacer alusión a una concepción de la representación del ser social inserta en una sociedad política sustentada en la idea de la desigualdad y de juego de intereses. que desde la región dinamizó un proyecto ideológico en que se integró lo religioso. en que se plantean los conlictos políticos desatados entre líderes políticos regionales y nacionales. En el texto “La querella por una alfombra. esta sociedad fue una base fundamental para la formación política de los jóvenes.17 15 . Nº. 11 . bajo el símbolo del tapete que se convirtió en un referente para aludir al conlicto social que se materializaba entre blancos y pardos. Venezuela. 9. estudia la sociabilidad política liberal desarrollada por abogados y notables de la ciudad de Tunja entre 1843 y 1851. que nos acercarnos a otros temáticas que aunque están relacionadas con la historia y la memoria. lo económico y lo cultural. para luego adentrarse en la propuesta de organización liberal concentrada en la Sociedad Democrática de Tunja. o la cuestión del buen orden de la república.mem. pp. Las temáticas centrales abordadas en esta área son: construcción de la República. a través de un estudio de caso. que luego consolidarían una élite. la coniguración del territorio. se plantea. Presentación Con estos cuatro artículos apreciamos visiones y percepciones distintas sobre la memoria y su relación con la Historia que esperamos se abra un espacio para la relexión permanente sobre la construcción histórica y el papel de la memoria individual y colectiva. los planteamientos no se centran necesariamente en esta relexión. El tapete. sociabilidad y los espacios urbanos del cine.

que a la vez se reiere a la apropiación social de la modernidad cultural. Así. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. las condiciones de la vegetación y la geografía que impedían el rápido acceso a la zona. Año 2014. 11 . En el artículo “El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957”. El proceso estuvo atravesado por una serie de conlictos. por la población cartagenera. A pesar de las vicisitudes y de los conlictos. Nº. el texto “Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura” se reiere a la exploración del territorio costero del pacíico con miras a consolidar un puerto marítimo que lograra dinamizar el comercio por esta región del país.mem. posteriormente hacia 1541 como parte de la resistencia indígena se destruyó el puerto y se expulsó a los españoles de la zona. Una vez consolidado el puerto. el Puerto de Buenaventura en el Nuevo Reino fue la primera ocupación española en los territorios del Pacíico colombiano. para mediar este conlicto la Gobernación de Nueva Castilla. le quitó el control de la zona que le había sido adjudicada a Andagoya y en adelante su control dependió de las élites de Cali. el espacio urbano del cine permite comprender la forma como los actores sociales le dan un valor simbólico a las representaciones y experiencias culturales.16 . los primeros conlictos se suscitaron entre los españoles. lo que permite apreciar el análisis que se hace de la cultura popular desde el uso social del cine. En éste se plantean relexiones sustanciales sobre 16 hist. En la zona de reseñas y debates encontramos la traducción del artículo “Historia. Esta inserción cultural y social estuvo atravesada por la cotidianidad. debates y perspectivas europeas y latinoamericanas”. pp. que originalmente fue publicado en Catalán. los cambios tecnológicos y en tercer lugar la identiicación que encuentran los sectores populares con los personajes de las películas y con el melodrama que se asociaba con la situación de extrema pobreza que vivían los barrios marginales de la ciudad de Cartagena. entre estos la resistencia indígena.. quienes se disputaban el control del territorio que les daba una entrada al territorio y el control económico sobre la zona. 9. Historia Y MEMORIA Desde otra perspectiva. se analiza la forma como fueron recibidas. las películas del cine mexicano.

formas de organización. Así. en que se da cuenta del texto publicado a partir de los avances de la investigación del centro de memoria histórica. La trayectoria de las FARC. que demandan análisis sobre las percepciones individuales y colectivas. reconocimiento de otras voces y otros procesos en la construcción del conocimiento social e histórico. En esta misma sesión encontramos la reseña del texto “Guerrilla y Población Civil. Nº. al giro lingüístico y al giro subjetivo. memoria y enseñanza de la historia. 1949- 2013”.mem. Año 2014. 9. motiva a relexionar sobre el papel del sujeto en la construcción del conocimiento histórico.. El aporte central de este texto es ver la incidencia de estos debates en la didáctica de la historia y la ijación de un tipo de recuerdo institucional o individual. Presentación los conceptos de historia. Invitamos a autores y lectores a seguir dialogando sobre las relaciones entre historia y memoria. tomando como base tendencias historiográicas que han incidido en la perspectiva de análisis. lecturas distintas sobre la memoria. pp. nos referimos al giro hacia el pasado.17 17 . Historia Y MEMORIA además de compartir experiencias investigativas. hist. 11 .

.

Sección Especial .

.

es hist. Pretende dar respuesta a la pregunta ¿quiénes recuerdan. Desarrollo y Estabilización. Resumen El presente trabajo indaga por el papel de la Historia en tiempos de memoria. se argumentará a favor de la historia del tiempo presente y los estudios subalternos. Universidad Libre de Barranquilla. del Departamento para la Prosperidad Social. 21-56 21 . estudiará la relación entre historiografía. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas y el manto de Penélope Eduardo Porras Mendoza1 Departamento para la Prosperidad Social-Colombia Recepción: 20/05/2014 Evaluación: 21/05/2014 Aceptación: 17/06/2014 Artículo de Investigación e Innovación. memoria histórica y violencia política contemporánea —con énfasis en el contexto colombiano— y la necesidad y el deber moral que tiene nuestra sociedad de emprender ejercicios de memoria con el máximo rigor posible. 1 Abogado. memoria histórica. desde sus diferencias y complementariedades. Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Nº. Historia social y política regional. un pasado lleno de atrocidades y dolor?.mem. cómo y para qué. Líneas de investigación: Conlicto armado colombiano. 9. Asesor nacional del grupo Paz. Año 2014. De forma más puntual.. Magíster en Historia. DPS. corrientes historiográicas útiles no sólo para articular memoria e historia sino para abordar y proyectar el punto de vista de las víctimas en el asimétrico y complejo escenario de las relaciones de poder que caracteriza al país. Por último. por lo que centrará el análisis en las categorías de memoria e historia. Historia del tiempo presente. pp. eduardoporrasmendoza@yahoo.

but also in addressing and projecting the outlook of the victims in the asymmetrical and complex power relations that characterize Colombia. víctimas. and for what reasons? This analysis is centered on two main categories: memory and history. as well as the necessity and moral duty of society to engage in the exercise of memory with the maximum rigor and precision. The Odyssey of History in Times of Memory: From the Song of the Sirens to the Robe of Penelope Summary This article investigates the role of history in memory. Nº. Año 2014. Eduardo Porras Mendoza Palabras clave: conlicto armado interno. including both their differences and their similarities. presentday history. memoria histórica. historical memory and contemporary political violence speciically within the Colombian context. how can this be done. It scrutinizes the relationships between historiography. In addition. historia del presente. d’un passé plein d’atrocités et de douleur ? Voilà pourquoi on focalisera l’analyse sur les catégories de mémoire et d’histoire. Key Words: internal armed conlict. this article will argue in favor of present-day history and subaltern studies. historical memory. subalternity. 9. à partir de ses différences 22 hist. L’odyssée de l’Histoire au temps de la mémoire: entre chants de sirènes et le manteau de Pénélope Résumé Le présent travail étudie le rôle de l’Histoire au temps de la mémoire. comment et pourquoi.mem. Il prétend répondre à la question: qui se souvient.. 21-56 . pp. subalternidad. These historiographical trends are not only useful in articulating memory and history. It attempts to resolve the questions: who remembers a past full of atrocities and pain. victims.

dándole el mayor alcance posible a los principios de verdad. subalternité. Año 2014. un concepto que debe ser examinado con el mayor cuidado. A pesar de ello. De la mayor parte de nosotros (los historiadores) se ha dicho que somos buenos operarios. mémoire historique. on argumentera en faveur de l’histoire du temps présent et des études subalternes. a la llamada justicia transicional.. en aras de no ser catalogado de contradictorio en sí mismo por cuenta de las tensiones existentes entre las categorías memoria e historia. victimes. 1. mémoire historique et violence politique contemporaine —particulièrement le cas colombien— et la nécessité et le devoir moral qu’a notre société d’entamer des exercices de mémoire avec le plus de rigueur possible. ¿hemos sido también buenos ciudadanos? Marc Bloch. aunque modestos resultados hasta el presente. et de complémentarités. paradójicamente acompañada de extenuantes esfuerzos por la paz. pp. de manera coherente con los derechos humanos.. on étudiera la relation entre historiographie. 21-56 23 . Mots clés: conlit armé interne. es decir.mem. justicia y reparación integral. El presente texto indagará por el papel de la Historia en tiempos hist. con interesantes. Nº. De manière plus ponctuelle. sólo hasta hace poco se empezó a hablar en el país de la necesidad de situar a las víctimas en el eje de las relexiones sobre la violencia.. courants historiographiques utiles non seulement pour lier mémoire et histoire mais aussi pour traiter et envisager le point de vue des victimes dans le scénario asymétrique et complexe des relations de pouvoir qui caractérise la Colombie. histoire du présent. que entre otros aspectos reclama –de acuerdo con los estándares del derecho internacional– un fuerte compromiso en materia de memoria histórica. Finalement. Pero. Introducción Colombia arrastra una larga historia de violencias y victimizaciones. 9. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. La extraña derrota. con el propósito de seguir desplegando. certeros ejercicios de construcción de paz que conduzcan a verdaderos escenarios de posconlicto armado.

de los nudos ciegos. un pasado lleno de atrocidades y dolor? En consecuencia. centra el análisis en las categorías memoria e historia. y de pronto no sé si las aguas nacen de mí o hacia mí luyen. con olor a cieno. pp. Las pequeñas.. ahora mojadas. una espinosa tarea que se debate entre las voces de múltiples y seductoras subjetividades y la necesidad de alcanzar la mayor idelidad posible en materia de verdad histórica. para proponer una muy particular. Nº. Análisis de las categorías Memoria e Historia Al narrar su pretensión de describir ielmente los paisajes y vivencias de su infancia. 21-56 . para inalmente proponer la Historia del tiempo presente y los estudios subalternos como prácticas historiográicas idóneas para emprender el deber de memoria.mem. 24 hist. 16. pero sesuda teoría sobre las complejidades de la memoria: Del ovillo enmarañado de la memoria. 9. Lo libero poco a poco. Me corre entre las manos. Toda el agua me pasa por entre las palmas abiertas. quizás pensando en el río de Heráclito –en el que nadie podría bañarse dos veces–. tiro de un hilo que me parece suelto. y tiene la blandura caliente del lodo vivo. 3 José Saramago. 2. verde y azul. Es un río. Y así.3 2 José Saramago. José Saramago se planteó –y nos planteó– la gran diicultad en torno del complejo ejercicio de la memoria: “El niño que fui no vio el paisaje tal como el adulto en que se convirtió estaría tentado de imaginarlo desde su altura de hombre”2. Año 2014. de la oscuridad.17.. 2007). Sigo tirando. cómo y para qué.. Eduardo Porras Mendoza de memoria y pretende dar respuesta a la pregunta ¿quiénes recuerdan. ya no solo memoria. Las pequeñas memorias (Bogotá: Alfaguara.. sino el propio cuerpo del río. el autor del Ensayo sobre la ceguera escribe unos versos en los que evoca al entonces transparente río de su niñez (“corriente de agua hoy contaminada y maloliente”). con miedo de que se deshaga entre mis dedos. Es un hilo largo.

Y es que la memoria. altamente útiles para introducir ciertos problemas epistemológicos en torno de los discursos sobre la memoria. por haberlos oído contar a otras personas. hist. ya había dado un perentorio campanazo de alerta: “La vida no es la que uno vivió. 2002).. y por ello preiere dejar que broten. si es que no hablaban. en especial lo relacionado con el tránsito de la memoria a la historia. incluso desde una apuesta por la memoria colectiva –al mejor estilo de Halbwachs– que queda en evidencia con esta contundente conclusión: A veces me pregunto si ciertos recuerdos son realmente míos. pues explicar esta relación ha sido y sigue siendo una tarea de gran complejidad. asunto sobre el cual Gabriel García Márquez.. resulta siendo también –y sobre todo– representación individual y colectiva del pasado. Vivir para contarla (Bogotá: Norma. sino representaciones del río de sus recuerdos. confunden y relacionan historia y memoria. Año 2014. Saramago se involucra en la eterna lucha entre la memoria y el olvido a partir de imágenes fugaces. si no serán otra cosa que memorias ajenas de episodios de los que fui actor inconsciente y de los que más tarde tuve conocimiento porque me los narraron personas que sí estuvieron presentes. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. 7.…75. colisionan. Las anteriores relexiones son. 5 Gabriel García Márquez. es proponer una dimensión mucho más compleja de relexión y debate. Ahora. 9.mem. 21-56 25 .. con total consciencia de la confusión que suele darse entre el objeto y el sujeto de la memoria. sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla”5. pp. además de recuerdo inmanente. De esta manera. del hilo suelto que se escapa de la desordenada madeja que es la memoria. como lo advirtieron García Márquez y Saramago. Las pequeñas. también ellas.4 Como puede verse. sin duda alguna. no recuerdos propiamente dichos. se trata de una relexión que desde la literatura –no desde las ciencias sociales o la ilosofía de la ciencia–. en Vivir para contarla. acceder a los espacios donde se encuentran. pregunta y se pregunta por la memoria. Si bien estas 4 José Saramago. Nº.

sobre los cuales volveremos más adelante. la presencia del testigo en relación con los hechos. aunque con ciertas diicultades adicionales. memoria e historia (Medellín: La Carreta-IEPRI. Nº. como lo planteara Ricœur en favor del estatuto cientíico de la Historia. Respecto de lo primero. dado que introducen cierto relativismo respecto de la exactitud de la fuente –y el historiador debe tomar distancia respecto de ellas y precisar la validez de las fuentes. que es la cruz del historiador. como exclusivos de las categorías memoria e historia. etc. no de cualquier narrativa. en el plano de la memoria y el olvido. quedan planteados encuentros y desencuentros entre memoria e historia.6 En la misma perspectiva problematizadora. la historia es racionalidad discursiva7. pp. Historia y Memoria. Pierre Nora. 9. se encuentra ya establecido en el plano de la memoria e incluso recibe allí una solución limitada y precaria que no será posible traspasar al plano de la historia. como bien lo ha señalado Ricœur: […] el problema de la representación. tanto compartidos. lo mismo que el debate acerca de los alcances históricos de la memoria. Agregamos: racionalidad. Gonzalo Sánchez ha recordado que mientras la memoria es subjetividad. 2006). no es menos cierto que el historiador se topa también con un ilón extraordinario a penetrar desde el campo de las representaciones. 21-56 . Eduardo Porras Mendoza posturas deben ser matizadas por el historiador. 7 Gonzalo Sánchez.mem. En este orden de ideas.cl/historizarelpasadovivo/ es_contenido. en un esfuerzo por delimitar los espacios. En ese sentido. La escritura de la historia y la representación del pasado. Historia y Memoria….. 8 Paul Ricœur.uahurtado. 14. 26 hist.–. lo que nos permitiría establecer cuánto de verdad y de objetividad habría en la memoria8.6. Disponible en internet: http://etica. Año 2014.php (15 de enero 2014). sino de una que aspira seriamente a la idelidad de la memoria. ha advertido que 6 Paul Ricœur. Guerras. la historia es heredera de un problema que se plantea en cierto modo por debajo de ella. el testimonio.

. La Nación [en línea]. laica. sino en la historia”10. 10 Luisa Corradini. “No hay que confundir memoria con historia.9 Nora y Ricœur coinciden en señalar. La memoria depende en gran parte de lo mágico y sólo acepta las informaciones que le convienen. La historia. Disponible en Internet: http://www. Por el contrario. la memoria va demasiado rápido. aun cuando es evidente que ambas tienen relaciones estrechas y que la historia se apoya. nacería el sujeto con conciencia histórica. pues 9 Luisa Corradini.. la memoria siempre es portada por grupos de seres vivos que experimentaron los hechos o creen haberlo hecho. Para Nora “todo cambió cuando el hombre empezó a decirse que no vivía en la tradición. es una operación puramente intelectual.ar/788817-no-hay-que-confundir- memoria-con-historia-dijo-pierre-nora. entrecruzados. miércoles 15 de marzo de 2006. emotiva. la historia es una construcción siempre problemática e incompleta de aquello que ha dejado de existir.. Sección Cultura. Memoria e historia funcionan en dos registros radicalmente diferentes. en este contexto. es afectiva. La historia permanece. vulnerable a toda manipulación. “No hay que confundir memoria… 11 Luisa Corradini. que exige un análisis y un discurso críticos. 21-56 27 . la memoria divide. Buenos Aires. dicta la siguiente sentencia. A partir de esos rastros. sobre todo. La memoria. abierta a todas las transformaciones. reiriéndose al testigo: “Usted podrá decir <yo estuve>”11. inconsciente de sus sucesivas transformaciones. aunque sea psicológicamente vivida como individual. El origen simbólico de esta premisa se lo atribuye a Goethe. integrar esos hechos en un conjunto explicativo. 9. el historiador trata de reconstituir lo que pudo pasar y. por naturaleza. Así. está viviendo una batalla de gran importancia histórica”12. algo así como decir: “No crea usted que está viviendo un hecho anodino. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas.com. La historia reúne. lo que signiicaría. que en su libro Campaña de Francia y Maguncia (1817). Por esa razón. nace de la memoria. que la clave de esta estrecha y difícil relación entre memoria e historia está dada por la aparición del testigo. susceptible de permanecer latente durante largos períodos y de bruscos despertares. pp. La memoria es siempre un fenómeno colectivo. controlados. por el contrario. comparados. “No hay que confundir memoria… 12 Luisa Corradini. entonces. Nº. Año 2014.lanacion. según Nora. pero que dejó rastros. “No hay que confundir memoria… hist. dijo Pierre Nora”.mem. La memoria es el recuerdo de un pasado vivido o imaginado.

ella o él. de los usos políticos de la memoria y del reconocimiento de una memoria entendida desde la pluralidad. a todas las personas gramaticales: yo. Allí es donde comenzó el drama actual.7. de una cantidad de víctimas que querían que sus penas y sufrimientos fueran tenidos en cuenta. Nora precisa que es con las tragedias del siglo XX cuando en verdad comienza a “vivirse” la historia. a ser suplida por la memoria. y que está dispuesta incluso a querer cerrarle la boca a los mismos historiadores. etcétera”14.13 Por lo tanto. Nº. por saber quién recuerda –o quiénes recuerdan– y cómo lo hace.mem. En la pretensión de garantizar el tránsito de la memoria a la historia desde una perspectiva política. “No hay que confundir memoria … 14 Paul Ricœur. por principio. Ricœur –al igual que Saramago– también adhiere 13 Luisa Corradini. hemos pasado de la defensa del derecho a la memoria a la defensa del derecho a la historia. de la colonización mundial. Sin embargo. pp. se hace necesario plantear el sentido histórico de la memoria. no sin cierta problematización de este hecho: El testigo se transformó en aquel que conserva la memoria viva para hablar del drama europeo de 1914. que quería hacerse reconocer. a democratizarse y. Es decir. del drama comunista. ellos. nosotros. puede ser atribuida. entre ellas la guerra. deinida por la presencia de algo pasado en la mente y por la búsqueda de dicha presencia. 28 hist. 9. más que toda otra forma de historia. Año 2014. desde luego. la primera pregunta que se tendría que formular es por el sujeto de la memoria. El problema es que ese personaje tiene un gran valor histórico. 21-56 .. a una memoria que se pretende dueña de la verdad histórica. de la aparición de memorias –en plural–. Esto se deriva también. de la guerra de colonización. que trasladan los discursos al terreno de las relaciones de poder. En 20 años. mas aún. Eduardo Porras Mendoza es el momento a partir del cual comenzaría a valorarse al testigo. pero no decisivo. Lo que vivimos desde hace 20 años es el paso de una memoria modesta. Ricœur reconoce que tras una larga disyuntiva llegó a la convicción de que “la memoria. Historia y Memoria…. En tal sentido.

dada la enorme carga imperativa que encierra el concepto de deber. Paul Ricœur advierte tres diicultades del recordar que debe enfrentar la epistemología de la historia en relación con la memoria: la memoria impedida. Año 2014. para fundar y proyectar el análisis sobre sus signiicados en torno de las relaciones entre lazos sociales. la historia pretende explicar los hechos (en este caso la memoria. La segunda por la adulteración de la memoria por cuenta del relato y sus adornos. que Ricœur divide en tres “(…) niveles de lenguaje o 15 Paul Ricœur. y como discurso crítico. cultura e historia. al concepto de memoria colectiva esbozado por Halbwachs. a su vez. Historia y Memoria…. sino también otros tipos de fuentes históricas. lo que uno recuerda y cómo lo recuerda para contarlo–. Nº. 9. en virtud de la identiicación entre memoria e historia que suele pretenderse en el terreno de lo político. En términos metodológicos. En otras palabras. Armonizando de nuevo a Ricœur con Nora. Historia y Memoria…. de vencer las tres diicultades de la subjetividad de la memoria. lo que se advierte entonces. que no sólo oponga las memorias entre sí. en memoria con sentido histórico. Ricœur le apuesta a una investigación histórica inmersa en el enfoque de las representaciones.. convertir la memoria colectiva en memoria histórica. La primera se caracteriza por la imposibilidad emocional de recordar. en la línea de garantizar el tránsito de la memoria a la historia. la memoria manipulada y la memoria forzada15. esto es. pp. 21-56 29 ..mem. los recuerdos) a través de interpretaciones..10 hist. 16 Paul Ricœur. ello exige la asunción de una práctica historiográica (u operación historiográica. Por ello.10. es la transmutación de la imposición de la memoria –la memoria forzada–. en derecho a la historia. Y la tercera por lo que él llama la trampa del deber de memoria. según Michel de Certeau) clara y rigurosamente deinida. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. identidad y cambio. Más allá de esto. en derecho a la memoria. y entiende la memoria individual como un territorio de la memoria colectiva. acentos y silencios –según García Márquez. y éste. esto es. que propone reemplazar por la categoría trabajo de memoria16. en las relaciones entre sociedad. En sentido contrario.

guerras e Iglesia en la construcción del Estado Nación en Colombia. 3. El Estado y la política en el siglo XIX (Bogotá: El Áncora Editores. Historiografía. 2006). 18 Gonzalo Sánchez. Partidos. De lo que se trataría. Año 2014. pp. las huellas de la experiencia. 30 hist. La primera mitad del siglo XX colombiano estuvo caracterizada por una tensa calma en la que la violencia no dejó de hacer marcada presencia. de lo vivido. más allá de los hechos o del acontecimiento. 20 Gonzalo Sánchez. objeto privilegiado de la memoria”18.24. con una historia atravesada por la tragedia permanente de la violencia social y política? Colombia padeció ocho guerras civiles de carácter nacional a lo largo del siglo XIX. propuesto para un escenario muy particular. pues “es la gran mutación de la historiografía contemporánea que ha saltado de una gran centralidad del acontecimiento. a la huella. Por supuesto que se trata de un salto evolutivo. sin contar la guerra de Independencia. memoria histórica y violencia política contemporánea en Colombia ¿Qué utilidad podrían tener las anteriores relexiones en el contexto de una sociedad como la colombiana.12. fase explicativa/comprensiva… (y) fase propiamente literaria o escrituraria. Eduardo Porras Mendoza problemáticas enmarañadas: fase documental en los archivos. 19 Entre la historiografía existente sobre las guerras civiles del siglo XIX puede consultarse: Fernán González. su marca en la memoria. la etapa conlictiva de 1930 en los 17 Paul Ricœur. Álvaro Tirado Mejía. 21-56 . 1830-1900 (Medellín: La Carreta.. es de buscar y encontrar. si se quiere. las dos guerras internacionales contra el Ecuador y una treintena de guerras civiles regionales de raigambre partidista19. esto replantea el quehacer y la obra del historiador.mem. memoria…. Nº.22. Guerras.000 muertos. Guerras. memoria…. objeto privilegiado de la historia. la más cruenta que viviera nación latinoamericana alguna durante ese período20. entonces. su signiicado. como lo es el de las memorias de la violencia. como en los casos de la masacre de las Bananeras en Magdalena. Historia y Memoria…. En palabras de Gonzalo Sánchez. 9. Despedimos esa centuria y le dimos la bienvenida al siglo XX en medio de la Guerra de Los Mil Días y sus más de 100. al cabo de la cual el tema de la representación alcanza su punto cúlmine de agudeza”17. 2001).

la emergencia temprana de este actor político con hist. Nº. El Frente Nacional restringió aún más la democracia con la constitucionalización del bipartidismo. tras la ejecución de la llamada Operación Marquetalia23. En ese momento acontece. (Medellín: La Carreta Editores. no es menos cierto que se trata de un fenómeno de raíces anteriores –incluso a la Revolución Cubana– de clara extracción comunista. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Comp. conlicto y política en Colombia (Bogotá: Instituto de Estudios Colombianos-Biblioteca Banco Popular. que inauguraron el Frente Nacional en medio de la bipolaridad de la Guerra Fría.. Vol. 1. a más de cuatro décadas de distancia entre ellos21.. 1994). “Historiografía de la Violencia”.. y no de la cooptación de antiguos guerrilleros liberales por el Partido Comunista tras la Operación Marquetalia: “La guerrilla colombiana tiene dos particularidades con respecto a las guerrillas del resto de América Latina: por una parte. con dos períodos dramáticos claramente deinidos (1948-1953 y 1954-1958) que legó a esta sociedad entre 200. 1988). la guerra contra el Perú. que había recuperado su existencia legal tras la caída del régimen militar. en el sentido que. Y cuando las élites creyeron que el país se aprestaría a un período de paz estable y duradera. ad portas de la sexta década del siglo XX22. La muerte de Gaitán. Año 2014. pp. Violencia. en Historia al inal del milenio: ensayos de historiografía colombiana y latinoamericana (Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. La Violencia. 1978). la Revolución Cubana llegó al poder (1959) y difuminó por toda América Latina el sarampión de la revolución comunista. supuso la fecha emblemática de una época de fricción violenta entre liberales y conservadores que ha sido denominada. tras los pactos de Sitges y Benidorm. a manera 21 Para un balance historiográico completo sobre la violencia antes de la década de los 60 el siglo XX ver: Carlos Miguel Ortiz Sarmiento. si bien 1964 es tomado como el año fundacional de las FARC. Orlando Fals Borda y Eduardo Umaña Luna. gamonales y campesinos. y el Partido Comunista. 2007). 383. y Gonzalo Sánchez Gómez y Donny Meertens. Santanderes y Boyacá. precisamente.mem. por demás. vale la pena resaltar la advertencia que hace Eduardo Pizarro. 22 Sobre el particular puede verse: Germán Guzmán Campo. FARC (1964).000 muertos. Estudio de un proceso social (Bogotá: Printer Colombiana-Círculo de Lectores. El caso de la Violencia en Colombia (Bogotá: El Áncora Editores. agita la bandera de la combinación de todas las formas de lucha (1961). 2006). y los magnicidios de Uribe Uribe y Jorge Eliécer Gaitán. Pasado y presente de la violencia en Colombia. Paul Oquist. lo que deviene en la fundación de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Antioquia y Caldas. La violencia en Colombia. 23 No obstante lo anterior. 21-56 31 . de fuerte impacto en Cundinamarca.000 y 300. Bandoleros. Gonzalo Sánchez Gómez y Ricardo Peñaranda. 9.

24 Eduardo Pizarro. el Partido Revolucionario de los Trabajadores. en consecuencia.185. Sin embargo. Las Farc…. en la que además de las FARC están el ELN y EPL26. dirigida por Erasmo Valencia. Y. un antecedente importante en la conformación de las FARC fueron las guerras del Sumapaz o de Villarrica (Tolima). Eduardo Pizarro. Las fuertes confrontaciones entre las fuerzas militares y las guerrillas comunistas. La década de los años sesenta nos lega. 26 Eduardo Pizarro. CRS. que Manuel Marulanda Vélez ingresó a las guerrillas comunistas en el año de 1952 -siete años antes de la entrada triunfal del Movimiento 26 de Julio a La Habana-. el Movimiento Indigenista Manuel Quintín Lame. la Autodefensa Obrera. M-1. PRT. 17. Las Farc…. y el Ejército Revolucionario del amplia antelación a la revolución cubana. por otra parte. como el Movimiento 19 de Abril. Las Farc…. 32 hist. alias Manuel Marulanda Vélez o Tiroijo) quien moriría en combate con el Ejército Nacional en los límites entre Huila y Tolima en 195725. integradas por colonos armados. 25 Eduardo Pizarro. Eduardo Porras Mendoza de mito fundacional.97. para subrayar uno y otro aspecto. la Corriente de Renovación Socialista. y en las tres décadas posteriores nuevas generaciones guerrilleras. una guerrilla de primera generación. zonas que desde entonces han constituido el nicho natural de lo que más tarde se conocería con el nombre de FARC.Patria Libre. 2011). ADO. el Movimiento de Izquierda Revolucionaria. y al Comité Central del Partido Comunista de Colombia (PCC) en el año de 1962. Año 2014. 1954-1957 y 1958-1965. no sólo el nacimiento de esta agrupación guerrillera. De guerrilla campesina a máquina de guerra (Bogotá: Editorial Norma. Nº. condujeron a la expansión de los frentes de colonización hacia el sur. 1948-1953. Las Farc (1949-2011). su carácter crónico. Basta decir. pero que en la práctica funcionaba bajo la denominación Frente Democrático de Liberación Nacional. MIR–PATRIA LIBRE. pp. región en la que se fundó la Colonia Agrícola del Sumapaz. impulsado por el Partido Comunista.179. sino del conlicto armado interno contemporáneo24. fundador del Partido Agrario Nacional.. 9. Cabe resaltar que uno de los integrantes del Frente Democrático de Liberación Nacional fue Jesús María Marín (hermano de Pedro Antonio Marín. en los hoy departamentos de Caquetá y Guaviare. Dos años antes del cerco militar a Marquetalia y al nacimiento de las futuras FARC”.mem. 21-56 .

entre otras27. 1982-2003 (Bogotá: IEPRI. dejaría a la sociedad colombiana. Guerras. De paramilitares. pues a inales de los años 80 del siglo XX se va expandiendo paulatina. Fin del paramilitarismo ¿Es posible su desmonte? (Bogotá: Ediciones B Colombia. 43 y ss. Nº. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. 2006). Año 2014. Ello supondría no sólo más pinceladas sangrientas al paisaje de la guerra. y Mauricio Romero. regionales y locales. parece asistirle razón a Gonzalo Sánchez cuando asevera que “(…) la guerra actual es una acumulación de guerras: guerra de guerrillas.. en medio de un conlicto armado aupado por el narcotráico. Partidos. 9. 2007).. incluyendo a la fuerza pública. Por todo lo anterior. maiosos y autodefensas en Colombia (Bogotá: Planeta.47. Las guerras de la paz (Bogotá: Planeta. 21-56 33 . La primera narra contiendas y batallas como fruto de pronunciamientos de heroicos caudillos. memoria…. esta vez contrainsurgente: las Autodefensas Unidas de Colombia. 2003). El primero por idealizar la heroicidad y plantear los conlictos sólo en el seno de las élites nacionales. ERP. 28 Sobre los orígenes y desarrollo de las AUC ver: Rafael Pardo Rueda. especialmente al mundo rural. Este cuadro de actores armados ilegales asociados a un fenómeno de insurgencia crónica. a todos los rincones del territorio nacional30. Gustavo Duncan. En el análisis de las perspectivas historiográicas que analizan la violencia en Colombia.mem.. pp.8. lo que aumentó exponencialmente el número de víctimas de la población civil. Los señores de la guerra. según González. vendrá a ser completado en los años 90 con un nuevo actor. guerras…. La segunda propone una interpretación que caracteriza a la sociedad colombiana dentro de una supuesta cultura política de la violencia y de la intolerancia. Ambos enfoques son equivocados. 31 Fernán González. desconociendo así la 27 Sobre las fundaciones de los grupos insurgentes en Colombia ver: Olga Behar. 29 Gonzalo Sánchez. 30 Para mayor información consultar: Ricardo Peñaranda. guerra de paras”29. Paramilitares y autodefensas. sino un escenario de confrontación total que. guerra de narcos. AUC28. 1999). Y guerra generalizada. Pueblo. hist. pero progresivamente. (Comp). Fernán González identiica dos tradicionales líneas de lectura de este continuum ya esbozado grosso modo: una anecdótica/romántica y otra simplista/catastroista31. 1986). De las Armas a la Política (Bogotá: IEPRI-Tercer Mundo. y Javier Guerrero.

de baja intensidad (o en tránsito hacia un conlicto de intensidad media). Eduardo Porras Mendoza perspectiva de los grupos subalternos y su incidencia en la historia nacional. de raíces ideológicas. Eduardo Pizarro caracteriza la guerra contemporánea en Colombia diciendo que […] se trata de un conlicto armado interno (inmerso en un potencial conlicto regional complejo). irregular. guerras…. Una democracia asediada…. 34 Eduardo Pizarro. 2004). Año 2014. regional y local. con desconocimiento de ciertos períodos de nuestra historia con evidente tendencia hacia al arreglo político y la convivencia pacíica. Lo mismo que (en) la manera como las guerras civiles comunicaron los diversos territorios y ayudaron a articular las redes regionales y locales de poder en las dos grandes colectividades políticas. Para González se hace necesario buscar una tercera vía que lea de manera más equilibrada la historia política colombiana y que por lo tanto ponga el énfasis en el impacto o […] resultados de esas guerras en la consolidación de redes locales y regionales de poder y la construcción de imaginarios políticos como vehículos de identidad nacional. Por esta y otras razones. y la segunda por pretender estereotipar el conlicto armado interno contemporáneo y a la actual sociedad colombiana dentro de una historia de violencia que hunde sus raíces en las guerras civiles del siglo XIX. y la guerra civil por la secesión de la región de Shan. que dominaron la vida nacional durante casi dos siglos.8. 49 y ss. pp. no puede dejarse de lado que el conlicto armado interno colombiano es el cuarto más antiguo del mundo. Una democracia asediada. en el cual las principales víctimas son la población civil y cuyo combustible principal son las drogas ilícitas”. Partidos. (negrillas fuera de texto).32 Más allá de esta mirada. prolongado. el conlicto entre Israel y Palestina (1949).80.34 32 Fernán González. sólo superado por tres conlictos asiáticos: la disputa entre India y Paquistán por la región de Cachemira (1947).. Balance y perspectivas del conlicto en Colombia (Bogotá: Editorial Norma.mem. Nº. 33 Eduardo Pizarro. en Birmania –o Myanmar– (1960)33. 34 hist. 21-56 . 9.

desde las memorias de las víctimas. Año 2014. lo que hace que cada guerra se entronque con la anterior y. al igual que en la invitación de Fernán González para abordar el análisis de la violencia desde perspectivas diferentes a las tradicionales.. memoria…. Cada uno dentro de la experiencia común construye sus propias narraciones. En consecuencia.65. sino por la fragmentación que de esa pluralidad se desprende. sus propios héroes o víctimas. entre los cuales hay que destacar a las víctimas. de globalidad de las soluciones. es decir. en tanto consecuencia directa de la irresolutividad de nuestras guerras. y también sus propias expectativas. uno de los roles más pertinentes de la actual historiografía nacional es el de narrar e interpretar. una larga sucesión de hechos de violencia que involucra a variopintos actores del conlicto y élites locales. de esta manera. han emprendido esfuerzos por silenciar la voz de las víctimas y difundir una versión falsa y acomodaticia con pretensiones 35 Gonzalo Sánchez. Para Sánchez. Si bien hay una dinámica global de la violencia. la pertenencia de la gran mayoría de las víctimas a la población civil. es decir. todas entre sí. pero no se resuelven.mem. Así las cosas. arrastra consigo una multiplicidad de memorias. ella no excluye la diversidad de experiencias de las víctimas o de los actores. a más de situar en medio de la línea de fuego a la población civil. memorias residuales. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. un panorama como el anterior. 21-56 35 . y memorias- mosaico. silencios u olvidos. por cuanto las guerras se terminan. pp. en razón no sólo de la pluralidad de los sujetos de la memoria. en especial desde aquellas que privilegien el punto de vista de sectores subalternos. Gonzalo Sánchez las ha clasiicado en memorias circulares.. dado el continuum de la guerra y la violencia en la historia nacional. Resulta inútil buscar un sentido de totalidad del conlicto.. Guerras. para analizar en el caso colombiano el papel de la Historia en tiempos de memoria es necesario poner el acento en el hecho cierto e irrefutable que plantea Pizarro. hist. recuerdos. 9.35 En consecuencia. regionales y nacionales que. caracterizado por la cronicidad del conlicto y marcado por una prolongada victimización de la población civil –y de la sociedad en general–. Nº.

que no sólo planteaba mostrar las cosas tal cual como sucedieron. Frente a este paradigma surgió una contracorriente de corte antipositivista. la verdad y la memoria. antropología o ciencia política. Como recuerda una historiadora contemporánea. desde mediados del siglo XIX el estudio del presente se había reservado dentro de las ciencias sociales a disciplinas como sociología.ar/archivos/investigacion/revista%Publifadecs-Cuando%20 el%20pasado%20reciente%20se%20hace%20historia. pero que de manera más reciente se concreta en lo que Peter Burke ha llamado nuevas “formas de hacer historia”. inicialmente en cabeza del materialismo histórico y con posterioridad en la escuela de los Annales. en función de las pretensiones de objetividad de la ciencia histórica36.mem. con apego a una visión estrictamente documentalista que permitiera mantener separadas las categorías sujeto/objeto. Un análisis amplio de este debate puede verse en: Carlos Pescader. Nº. La Historia del tiempo presente La historia del tiempo presente es una corriente historiográica de gran utilidad para un contexto como el colombiano. sino todavía vivo –pasado que no pasa–. 36 hist. su denominación también podría sonar un tanto contradictoria en principio. sino tomar distancia temporal del hecho histórico para lograr la objetividad. “Cuando el pasado reciente se hace historia. economía.riehr. El transcurso de la mayor cantidad de tiempo posible entre el historiador o la 36 La discusión se origina en el paradigma del positivismo rankeano (en alusión al historiador alemán Leopold Von Ranke). La generación que escribía en la transición del siglo XIX al XX desconiaba de esa proximidad entre los hechos y quienes los estudian. 9. Año 2014. No. Eduardo Porras Mendoza de verdad oicial sobre la violencia. 4.com. en especial la llamada Historia del tiempo presente. Al igual que la categoría memoria histórica. mientras que la Historia se periló para el estudio del pasado. 115-128.. en tanto ciencia de los hombres en el tiempo. con un pasado inmediato no solamente violento. Así. pues una de las discusiones más álgidas de las suscitadas entre los historiadores se reiere a la necesidad de tomar distancia o perspectiva respecto de los hechos materia de observación y análisis. en el que se articulan categorías y cuestiones relacionadas con la historia. Disponible en Internet: www. según la célebre deinición de Marc Bloch. pp. Ello supone el empleo de ciertas prácticas historiográicas. y había postulado que sólo la historia de los muertos revestía carácter cientíico. Año 8. Notas sobre teoría de la historia”. 21-56 . 9. Revista de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

mem. en el entendido de que lo importante no es revivir intelectualmente el pasado reciente. sino problematizarlo. no heredada”39. en la Historia del tiempo presente “el imperativo de objetividad sólo se reiere a la necesidad de trabajar para establecer intelectualmente la distancia que el escaso tiempo transcurrido no nos otorga”. entonces. sino también con teorías y métodos de otras disciplinas sociales.37 Sin embargo.. El mismo Bloch llegaría a concluir que “no hay. ya sea en su memoria o en la de aquellos contemporáneos con los cuales interactúa en su quehacer historiográico (fuentes humanas o testigos). 50. En la Historia del tiempo presente. sobre todo de la antropología y la sociología. requieren de la Historia y ésta de aquellas. está dada respecto de la objetividad. el presente y la relexión sobre el presente quedan asociados a la propia historia del historiador y a su experiencia vivida en un pasado que pervive. las ciencias sociales no pueden funcionar siendo ajenas al tiempo y a los cambios que sufre la sociedad en su transcurso.cl/historizarelpasadovivo/es_contenido. 38 Marc Bloch. hist. Nº. No. Para el reconocido historiador español. Historizar el pasado vivo en América Latina. Año 2014.: Fondo de Cultura Económica. pp.F. 2010). Introducción a la Historia (México D. 9. 17. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Para Anne Perotin-Dumon. historiadora y los hechos parecía la manera más segura de alcanzar la objetividad. “Retos de la memoria y trabajos de la historia”. La Historia 37 Anne Pérotin-Dumon. 39 Julio Aróstegui. aines a los problemas de las representaciones mentales.uahurtado. necesitan dialogar en un escenario en el que el énfasis esté puesto en las transformaciones o cambios sociales a lo largo del tiempo. el presente histórico sería “el contenido completo de una memoria viva. La pregunta que queda lotando en el ambiente. pues. el presente histórico es una construcción y explicación de cada época desde la perspectiva de los propios hombres que la viven. Es decir. 21-56 37 .. Pasado y Memoria. 3 (2004): 23. Revista de Historia Contemporánea. según lo planteara Aróstegui.. Por lo tanto. más que una ciencia de los hombres en el tiempo y esa ciencia tiene necesidad de unir el estudio de los muertos con el de los vivos”38. En este sentido.php. Y no sólo con la lógica de la Historia. Disponible en Internet: http://etica.

tomando como punto de partida las memorias de las víctimas. “La omnipresencia de los recuerdos vividos otorga un lugar importante a lo que suele llamarse. 145 y ss. “Historia Oral”. videos–. como la perspectiva de estudiar a los hombres en el tiempo y la de trabajar con archivos. hablar de historia oral es hacer referencia a teorías. métodos y técnicas etnológicas y etnográicas. 9. el cual ha de ser estudiado en un diálogo permanente con otras Ciencias Sociales”40.32. como las entrevistas. 38 hist. según el uso anglosajón. pues pone el acento en la violencia política derivada de las relaciones y ejercicio del poder en las sociedades 40 Ángel Soto. como observa Perotin- Dumon. expedientes. de la cual la historia oral es clara deudora.. la observación participante y la descripción densa. declaraciones. memorias. Historizar el pasado…. Eduardo Porras Mendoza del tiempo presente constituiría. 2003). Recuerdos. HAOL. 2004): 101-116. “historia oral” en el estudio del pasado cercano”42. en: Formas de hacer historia (Madrid: Alianza Editorial. Y con otras ramas de la historia. “en su doble faceta de técnica y de género dentro del canon historiográico”41. gracias al enfoque de la crítica interna y externa de las fuentes. la Historia del tiempo presente debe y tiene que engarzarse con la historia oral. Sobre este último aspecto. Nº. lo que implicaría la extensión del diálogo interdisciplinar a la antropología. 41 Gwyn Prins. compenetración y trabajo a fondo con fuentes humanas o testigos: sin lugar a dudas. pp. informes académicos e institucionales. En efecto. en tanto recursos que le permiten al historiador la construcción de los archivos a partir del encuentro. en una palabra. No. “(…) la posibilidad de análisis histórico de lo que está vivo e inconcluso. 3 (Invierno. la Historia del tiempo presente se plantea como historia política. habría que agregar. El presente es el eje central de su análisis.mem. según Soto Gamboa. que comporta una relación de coetaneidad entre la historia vivida y su escritura. 21-56 . en aras del rigor propio de la ciencia histórica. Año 2014. especialmente documentales –prensa. que deben confrontarse con otras fuentes. 42 Anne Pérotin-Dumon. Así. “Historia del Presente: estado de la cuestión y conceptualización”. Al estudiar el presente. el historiador no puede renunciar a ciertas propensiones características o propias de la investigación histórica.

F. Año 2014. hist. 44 Robert Darnton. la Historia del tiempo presente enfatiza en las representaciones y explicaciones individuales y colectivas en torno de aquellos hechos de violencia que marcan un período de ruptura en la vida social. Pero también como historia social. al centrarse en individuos y grupos sociales. Historizar el pasado…. O si se quiere: mostrar cómo el testigo/ víctima “organiza la realidad en su mente y cómo la expresa en su conducta”. humanas.. sobre todo en lo que atañe al abordaje de metodologías que contribuyan a la reconstrucción de casos. La gran matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa (México D.. 11. 21-56 39 . Es decir. En este sentido.. la Historia del tiempo presente se proyecta como una corriente historiográica comprometida con la recuperación del acontecimiento y la narrativa histórica. que para el caso son las víctimas individual y colectivamente consideradas. pp.41. “Historia de los acontecimientos y renacimiento de la narración”. cultural y política de determinadas comunidades y/o sociedades. Por último. ya que la Historia del tiempo presente centra su mirada en las representaciones mentales sobre hechos de violencia (la memoria y representaciones del acontecimiento violento). 45 Peter Burke. 43 Anne Pérotin-Dumon. para explicarlo con palabras de Robert Darnton44. manifestadas a través de los intersticios o poros que deja el relacionamiento entre memorias individuales y memoria colectiva. entiende y explica con el transcurrir del tiempo. como lo recuerda Burke45.: Fondo de Cultura Económica. Nº. 1987). algunas veces la Historia del tiempo presente debe articularse también con la microhistoria. la reducción de la escala de observación y la asunción de ciertas aspiraciones narrativas. la retroalimentación conceptual y metodológica es evidente con la historia cultural –entendida desde el enfoque de las mentalidades–.mem. tras su proscripción de la investigación historiográica por el estructuralismo braudeliano. a in de comprender la experiencia subjetiva de una sociedad a lo largo del tiempo. sino la forma como el/la testigo lo vivió y lo concibe. Asimismo. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Por lo tanto. la pretensión de la Historia del tiempo presente no es la de reconstruir el acontecimiento social y político en sí. 9. por lo que “historizar la memoria del acontecimiento es reconstruir el proceso actuante en las representaciones mentales que los individuos se hacen de él”43.

Nº. 2010). escrita entre 1942 y 1944 en Formas de hacer historia (Madrid: Alianza Editorial. cuando comienzan a publicarse estudios con este enfoque. aunque para el caso español en un contexto y alcances diferentes al de la II Guerra Mundial. este último fundador y primer director del Institut d’Histoire du Temps Présent. esto es. gracias a los trabajos pioneros de Rémond y Lacouture en la década del 60. Habría que señalar además que antes de que surgiera y se desarrollara esta nueva línea de trabajo historiográico. Historia del tiempo presente y memoria histórica en Europa. 40 hist. 325. y en la década de los 70 con historiadores como Le Goff. el de la Guerra Civil y la dictadura franquista46. pp. 46 Sobre la historia de la Historia del Tiempo Presente pueden revisarse los ya citados trabajos de Anne Pérotin-Dumon.. también conocida como El Diario de Ana Frank (1947). y más aún sobre la memoria histórica (o memoria con signiicación histórica). particularmente en Francia. Eduardo Porras Mendoza 5. 9. en Alemania. catártica y política. Entre estas manifestaciones vale mencionar como obras inaugurales La habitación de atrás. 21-56 . En tal sentido. proyectándose como una especie de dimensión social del recuerdo de los horrores y dolores de la guerra. IHTP. la memoria había logrado despertarse y liberarse. Comp. 2003). en especial la Historia Total y la Historia Social y Económica. desde las experiencias y voces de las víctimas del nazismo. América Latina y Colombia Queda clara. con toda su carga emocional. A su turno. no es menos cierto que es con la II Guerra Mundial –por sus horrores y dolores–. Si bien es cierto que después de la Gran Depresión renace dentro de la historiografía el interés por el presente. entonces. El tiempo presente como campo historiográico.mem. tan desprestigiada en Occidente luego de los nuevos enfoques historiográicos propuestos por Annales. Año 2014. la relación entre el origen de la Historia del tiempo presente y los estudios sobre la memoria. y Ángel Soto Gamboa y Juan Andrés Bresciano. la Historia del tiempo presente se proyecta inicialmente como memoria de la guerra y signiica el renacer de la historia política. Polonia y España empezó a replicarse en los años 80 esta tendencia de historiar el pasado reciente que no termina. Nora y Bédarida. Ensayos teóricos y estudio de casos (Montevideo: Ediciones Cruz del Sur.

CHOLF. en Seminario Internacional Justicia Transicional en la Resolución y Secuestros. y Si esto es un hombre (1947).. IHTP. hist. El Salvador y Guatemala47. Chile. Año 2014. que a su vez derivaría en el ya mencionado Institut d’Histoire du Temps Présent. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Memorias (Bogotá: Vicepresidencia de la República–CNRR– Universidad Nacional de Colombia–Fondo de Promoción de la Cultura. Además. que aunque dotadas ciertamente de inalidades políticas. en América Latina esta corriente se asumiría. CH2GM. 2007).. es preciso resaltar en Latinoamérica los propósitos reivindicatorios de la verdad histórica a través de la memoria de las víctimas. de Primo Levi. por la adolescente del mismo nombre. se conformaron organismos especializados de carácter oicial. con el objetivo de contribuir a documentar casos en contra de los criminales nazis. Uruguay. y Pablo Kalmanovitz. Ahora bien. surge un fuerte movimiento académico latinoamericano en pos de la memoria histórica. Tras esta fase inicial de las comisiones de la verdad. pp. de las llamadas Comisiones Históricas Judías. Perú. tras las dictaduras y conlictos armados internos que estremecieron a muchos países latinoamericanos. 9. “Verdad en vez de justicia: acerca de la justiicación de las comisiones de la verdad”. 2003). Comisiones de la verdad en América Latina: un instrumento necesario pero no suiciente (Bogotá: Universidad Externado de Colombia. Nº. Colombia.mem. no por ello han estado al margen de claras pretensiones heurísticas que les exigía y revestía de un mínimo rigor metodológico y cientíico.. como ocurrió en Francia con el Comité d’histoire de l’occupation et de la libération. que enmarca su trabajo dentro de los postulados conceptuales y metodológicos de la Historia del 47 Acerca de las comisiones de la verdad en Latinoamérica puede verse: Ana Cristina Portilla Benavides. integradas por historiadores judíos que habían sobrevivido al Holocausto. También es necesario destacar la creación en los países continentales de Europa. sino de la violencia. escrita entre 1945 y 1947. Brasil. que luego se transformó en el Comité d’histoire de la Deuxieme Guerre Mondiale de Francia. la cual comienza a desarrollarse a mediados de la década de los 90. Chile. a inicios de la segunda postguerra mundial. ya no como memoria de la guerra. Sin embargo. principalmente Argentina. 21-56 41 . de manera especial en los países del Cono Sur. Esto dio origen a las denominadas comisiones de la verdad. sobreviviente de Auschwitz.

En 1987 se generalizó el uso de la expresión corriente el “libro de los Violentólogos” al informe “Colombia Violencia y Democracia”. los dos últimos ya referenciados en este texto. realizados en Chiquinquirá. Este trabajo fundacional tiene la virtud de que no sólo aborda el período de La Violencia desde el punto de vista de la causalidad. USCO. sino la sociedad. Algunas publicaciones que muestran los orígenes y evolución de estos trabajos en nuestro continente son Enseñanza de la Historia y memoria colectiva (2006)48. Lo que estudiamos es la sociedad en la que hay épocas y situaciones violentas en determinadas circunstancias. El Concepto “violentología” es discutible stricto sensu. la violencia no es una cosa. 49 El nombre fue usado por primera vez en los Simposios Nacionales sobre la Violencia en Colombia. Fals y Umaña (1962). Ver Memorias II Simposio Nacional de la Violencia en Colombia (Colección Eventos Cientíicos. Orlando Fals Borda.. sino una relación social. 2006). 42 hist. 1962). La violencia en Colombia (Bogotá: Carlos Valencia Editores. (Buenos Aires: Editorial Paidós. Icfes. sino que se adelanta exhaustivamente la investigación a partir del testimonio (memoria con sentido histórico). Su usanza fue común en la prensa colombiana. que se proyecta hasta nuestros días a través de innumerables títulos. el cual hunde sus raíces en el emblemático estudio de Guzmán. un sujeto histórico. el país ha hecho avances signiicativos en torno a un campo especíico de indagación en ciencias sociales. 21-56 . en 1982. Pero lo que se estudia no es la violencia. 1986 y 1990. Historizar el pasado vivo en América Latina (2007) y El tiempo presente como campo historiográico: ensayos teóricos y estudios de casos (2010). y Eduardo Umaña Luna. denominado de manera sui generis con el nombre de violentología49. Eduardo Porras Mendoza tiempo presente. Ya en función de la violencia política contemporánea. poniendo 48 Mario Carretero. 9. sino que además muestran un esfuerzo por hacer un importante balance historiográico acerca de la Historia del Tiempo Presente en nuestro continente. XVI Congreso Colombiano de Historia. la principal preocupación académica de los violentólogos giró en torno de los orígenes y evolución del conlicto armado interno. Nº. Pasado y Presente de la Violencia en Colombia. Año 2014. Alberto Rosa y María Fernanda González (Comp. En lo que a Colombia se reiere. Panel “50 años del Libro La Violencia en Colombia” (Neiva. como de victimarios50. Exposición de Javier Guerrero. pp. que no sólo dan cuenta de aspectos teóricos y metodológicos. En la Universidad Nacional se realizó el I Simposio Internacional sobre la Violencia en Colombia.) Enseñanza de la historia y memoria colectiva. en 1984. 1986) y Gonzalo Sánchez y Ricardo Peñaranda. tanto de víctimas. 50 German Guzmán Campos. 2012).mem. especialmente a partir de 1986.

Desterrados (2005). en Observatorio para el desarrollo... que por sus características de conlicto rural ha afectado de manera mucho más fuerte a la población campesina colombiana. Dignidad campesina: entre la realidad y la esperanza (2013)./data/H_Critica_01/03_H_Critica_01. Disponible en Internet: www. Otro aspecto sensibilizador que mueve a los investigadores sociales colombianos hacia las víctimas son los fenómenos del desplazamiento involuntario. puede verse: Fernán González. de la Universidad Nacional de Bogotá. Dentro de estas líneas de investigación van apareciendo los dramas y tragedias de la guerra. Disponible en Internet: http://historiacritica. “A propósito del bicentenario: Relexiones sobre la violencia política. Disponible en Internet: http://redalyc. 1945-1950 1984-1988”. Crónicas del desarraigo. tanto de la sociedad civil como de universidades. en un ejercicio en el que hace recuperación de memoria histórica desde el punto de vista de las historias de vida de gentes pertenecientes a comunidades marginales y victimizadas52.mem. Vale la pena destacar los trabajos del sociólogo Alfredo Molano. “Pasado. Universidad Francisco Gavidia. año III. 3 (julio-septiembre). en Theorethikos. presente y futuro de la violencia”. org.edu. No. la democracia y la paz en Colombia a partir de la historia”. El Salvador. 52 Algunos de los libros de Molano son: Los bombardeos del Pato (1980).pdf. Apaporis: viaje a la última selva (2002). pp. el Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI) y el Centro de Estudios Sociales de la Facultad de Ciencias Humanas. 9. Selva adentro (1987).co/datos/pdf/ descargar. 21-56 43 . entre otros. especialmente por las condiciones marginales de nuestro conlicto armado interno. Trochas y fusiles (1994). y Medóilo Medina.uniandes. aunque también han dedicado parte de sus investigaciones a los esfuerzos por la paz en Colombia51. San Salvador. Revista Historia Crítica. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Daniel Pécaut. el acento en los factores estructurales o raíces del conlicto armado interno y en la naturaleza y característica propia de sus diferentes actores. Los años del tropel (1985).mx. Del llano llano (1995). la desaparición forzada y el reclutamiento de menores. Año 2014.php?f=. como el Centro de Investigación y Educación Popular. 51 Para un acercamiento a la arqueología de la violencia en Colombia desde la Independencia hasta nuestros días. En esta línea es preciso destacar los trabajos pioneros de ciertos centros de investigación. hist. Nº.. CINEP. ODECOFI. “Bases urbanas de la violencia en Colombia. Siguiendo el corte: relatos de guerra y de tierras (1989). la convivencia y el fortalecimiento institucional. y el Instituto de Estudios Políticos de la Universidad de Antioquia.co.uaemex.odecoi. Aguas arriba (1992).

9. por más políticos que sean los objetivos que estos invoquen. requieren enfocarse también desde los postulados conceptuales y metodológicos de los estudios subalternos. Hoy se piensa más –o por lo menos más que antes– en los derechos y en las reparaciones a las poblaciones 53 Anne Perotin-Dumon. que por la consideración a los actores de la guerra. pp. Sánchez ha precisado que Hoy –y por lo menos desde el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial– se ha desplazado el eje de las preocupaciones. la actitud de las élites latinoamericanas de negar el pasado para silenciar. Al menos en el plano normativo. Año 2014. las élites. señalar e invisibilizar a las víctimas.mem. con sus miradas y discursos contrapuestos emanados de sectores sociales diferenciados por su pertenencia o no a las esferas del poder. estigmatizado y silenciado. las víctimas.10. 21-56 . Ahora bien. Historizar el pasado…. plantea la necesidad de entender este fenómeno como conlicto político en el que se confrontan dos sectores sociales: uno con poder y capacidad para hacer sentir su voz justiicante y dominante. esto es. es decir.. pues “el término “memoria” apareció a la zaga de la verdad para airmar la resistencia de los recuerdos a las tentativas oiciales de negar lo sucedido y borrar el pasado”53 –tal como sucedió en Argentina. Chile y Brasil–. asociándose la memoria con la cultura política de aquellos países latinoamericanos que sufrieron represión y violencia de carácter político. Estos aportan a la Historia del tiempo presente lo que Gonzalo Sánchez ha llamado el punto de vista de las víctimas. Esta polarización en las sociedades que han padecido o padecen violencia sistemática y prolongada. desde una perspectiva de memoria de la resistencia. Eduardo Porras Mendoza 6. Memoria Histórica y Estudios Subalternos: aportes al punto de vista de las víctimas Es indudable que en los contextos latinoamericano y colombiano. y el otro subalterno. entre ellos Colombia. 44 hist. la memoria histórica adquiere sentido tanto académico como político. reconocimiento y protección a las víctimas. puede constatarse una mayor inclinación por las consideraciones. lleva a concluir que los trabajos en torno a la memoria histórica en los países latinoamericanos. Nº.

al momento de deinir los alcances de este mandato. a secas. En Colombia el punto de vista de las víctimas toma gran impulso tras la aprobación de la ley 975 de 2005. “¿Puede hablar el sujeto subalterno?”. 15. en últimas. 55 Gayatri Spivak. las víctimas respecto de sus victimarios y las redes a las cuales estuvieron articulados. pues. el punto de vista. la memoria de las víctimas. Grupo de Memoria Histórica. en su mayoría hijos de la violentología. a la que le adscribe en el artículo 51 la escueta función de presentar un informe público sobre las razones para el surgimiento y evolución de los grupos armados ilegales. 2009). de lo que se trata. a efectos de […] elaborar y divulgar una narrativa sobre el conlicto armado en Colombia que identiique “las razones para el surgimiento y la evolución de los grupos armados ilegales” (Ley 975 de 2005). corriente u ordinaria –como lo plantea la historia desde abajo–. III. es decir. es de darle voz a quien históricamente ha estado amordazado –el subalterno–. la CNRR lo concibió y proyectó con un claro enfoque pro víctimas y de memoria histórica. en relación con grupos sociales largamente oprimidos y silenciados55. Grupo de Memoria Histórica (GMH). sino desde el punto de vista de quien en una relación asimétrica de poder se encuentra en posición de desventaja o subalternidad. como lo pidiera en un conocido y celebrado ensayo Gayatri Spivak.54 Esta mirada supera con creces el enfoque de la historia desde abajo. pp.. De allí que no se trate sólo de omitir la versión de las élites para reconstruir la historia con el testimonio de la gente del común. afectadas. En las narrativas del conlicto contemporáneo resulta ya ineludible dar cuenta de lo que se ocultaba. hist.mem. así como las distintas verdades y 54 Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR). Esa guerra no era nuestra (Bogotá: CNRR- Taurus-Publicaciones Semana. en Orbis Tertius (1998).. por lo que creó a su interior un Área de Memoria Histórica conformada por un grupo de expertos investigadores. Año 2014.. Sin embargo. Nº. La masacre de El Salado. que introduce al país la llamada justicia transicional y –entre otras determinaciones– crea la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR). 21-56 45 . 9. que desde un principio se autodenominó y proclamó. más conocida como Ley de Justicia y Paz. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. a saber.

mem. el GMH se transformó en el Centro de Memoria Histórica. desde el año 2008 hasta el presente.56 Más tarde. 57 Centro Nacional de Memoria Histórica. para trabajar con un norte conceptual y metodológico claramente deinido en sus funciones legales. la justicia.. pp. edad y etnia. con autonomía administrativa y presupuestal. el grupo formula propuestas de política pública que propicien el ejercicio efectivo de los derechos a la verdad.] La metodología implica ejercicios participativos y dialogantes con habitantes de las regiones donde sucedieron los hechos. y en sus dos facetas institucionales. con un enfoque diferenciado y una opción preferencial por las voces de las víctimas que han sido suprimidas o silenciadas. Por medio de este ejercicio de construcción colectiva. no solo en cuanto al producto –los informes– sino también en relación al proceso mismo de construcción [. la realización de talleres. o Ley de Víctimas y Restitución de Tierras. exposiciones. con la aprobación de la ley 1448 de 2011.. la reparación y las garantías de no repetición. Año 2014.gov.centrodememoriahistórica. 3 cartillas de tipo conceptual y metodológico (compendiadas con el apropiado nombre de caja de herramientas). creado en el artículo 146 de dicha ley. Nº. Memoria Histórica ha elaborado y publicado 19 informes de memoria histórica. conversatorios. especialmente a las voces de las víctimas. y la compilación de formas de expresión creadas por las propias comunidades. Además. ¿Qué es el Centro Nacional de Memoria Histórica? Disponible en Internet: www. ¿Qué es… 46 hist. bajo la igura jurídica de un establecimiento público del orden nacional. Memoria Histórica pretende otorgar un lugar privilegiado a las voces regionales y locales. aspirando Por medio de la investigación de temas transversales y casos emblemáticos de la violencia en Colombia […] a construir un relato incluyente. 21-56 .co.57 Así.. trabajos fotográicos y audiovisuales. un documento conceptual y metodológico sobre memoria histórica y violencia de género y otro sobre los desafíos de la reintegración en materia de género. Eduardo Porras Mendoza memorias de la violencia. entrevistas. un documento conceptual y metodológico sobre tierras 56 Centro Nacional de Memoria Histórica. un libro de memorias personales. 9.

Una tragedia que no cesa (2008). Desplazamiento forzado en la Comuna 13 (2011). Iniciativas de memoria. Mujeres Wayuu en la mira (2010). especíicamente de los departamentos de Amazonas. Repertorio de Iniciativas (2009). Todos disponibles en formato digital en la página web del Centro Nacional de Memoria Histórica. La masacre de El Salado. La huella invisible de la guerra.mem. Bolívar. la diversidad étnica (dos casos). San Carlos. cuerpo y política en el Caribe colombiano (2011). Tierras.co/iniciativas-de- memoria/memorias-desde-la-region. bajo el auspicio de la CNRR. memorias desde región. La masacre de Remedios y Segovia 1982 – 1997 (2011). Memorias en tiempo de guerra. la lucha contra la impunidad (tres casos) y la resistencia al olvido de los desaparecidos (dos casos)59. Trayectoria de las FARC 1949-2013 (2013). Cundinamarca. La resistencia de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC) (2011). Silenciar la democracia. La masacre de Bahía Portete. si bien es cierto que el Grupo de Memoria Histórica –hoy Centro de Memoria Histórica– ha proclamado y demostrado su compromiso ético con las víctimas. 21-56 47 . Resistencia y memoria en el Cauca indígena (2012). 2009). 59 Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR). una encuesta nacional sobre percepciones ciudadanas en torno al proceso de Justicia y Paz58. Memorias del despojo y resistencias campesinas en la Costa Caribe 1960-2010 (2010). La Rochela. Nº. Por si fuera poco.. El Placer. Esa guerra no era nuestra (2009). Repertorio de iniciativas (Bogotá: CNRR. Mujeres que hacen historias. Disponible en Internet: www. El orden desarmado..gov. 60 Centro Nacional de Memoria Histórica. Una sociedad secuestrada (2013).centrodememoriahistórica. Chocó. y Guerrilla y población civil. Igualmente. 58 Los 19 informes son: Trujillo. Sucre y Tolima60. Memorias de un crimen contra la justicia (2010). La guerra sin límites (2010). en la página web del Centro de Memoria Histórica se ha abierto un link en el que se recogen y cuelgan iniciativas de memoria. el Centro de Memoria Histórica viene haciendo un gran esfuerzo de identiicación y sistematización de iniciativas sociales. Antioquia. Memorias en tiempos de guerra. Víctimas y resistentes en el Caribe colombiano (2011). Ahora. Grupo de Memoria Histórica. Putumayo (2011). el entonces Grupo de Memoria Histórica publicó un libro que presenta 13 iniciativas de memoria histórica desde la perspectiva de género (cinco casos). Justicia y Paz: ¿Verdad judicial o verdad histórica? (2012). y territorios y otro sobre la memoria institucional en materia de reforma agraria. regionales y locales de memoria histórica. La masacre de El Tigre.. Mujeres. guerra y coca en el Bajo Putumayo (2012). Memorias del éxodo en la guerra (2011). 9. Cesar. con un total de 26 experiencias de todo el país hasta la presente. La tierra en disputa. Bojayá. ¡Basta Ya! Memorias de guerra y dignidad (2013). hist. Ya en su momento. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. alto valor civil e independencia académica. pp. Mujeres y guerra. Año 2014. Nuestra vida ha sido nuestra lucha.

Eduardo Porras Mendoza y que su labor ha sido ponderada positivamente por la comunidad internacional y amplios sectores de la sociedad colombiana (academia. centra “[…] su interés en la reconciliación nacional con ese pasado de violencia política […] Desde este ángulo. lo que a la postre se traduce en punto a favor del trabajo de Memoria Histórica63. 61 Martha Cecilia Herrera y José Gabriel Cristancho Altuzarra. el 27 de julio de 2013. Por último. Sin embargo. ha sido recibido con preocupación y reacciones negativas por parte de ciertos sectores estatales. Según este funcionario. Revista Historia Crítica No. Año 2014. pp. desde la legitimidad que le coniere hablar a nombre del Estado”62. durante un evento en memoria de militares y policías muertos en cautiverio de las FARC. 63 El 23 de septiembre de 2013. en tanto cumple un mandato estatal que lo habilita como un actor que habla a nombre del Estado”61. “Aunque MH cuestione y se distancie de versiones de historias oiciales. “En las canteras de Clío y Mnemosine: apuntes historiográicos sobre el Grupo de Memoria Histórica”. 50. los planteamientos de MH son producciones de sentido que instituyen representaciones e imaginarios sobre el orden social establecido y su horizonte ético-político. que si bien propende por el derecho a la verdad –tanto de las víctimas directas. no obstante que el propio presidente Santos avaló la publicación durante su acto de lanzamiento. Nº. situación que tachó de “inconcebible” e “inconveniente”. 21-56 . es una historia oicial ligada a las políticas del Estado colombiano en torno a la memoria. organizaciones sociales y de derechos humanos. 62 Martha Cecilia Herrera y José Gabriel Cristancho Altuzarra.mem. la narrativa que ha ido construyendo se constituye en un tipo de historia oicial sobre la violencia política reciente. Bogotá (Mayo-Agosto 2013): 205. el informe compara “a militares con terroristas”. especialmente del Ministerio de Defensa y de la fuerza pública.. no es menos cierto que su postura responde a un discurso construido desde el interior del Estado. La suya.com: “Mindefensa 48 hist. “En las canteras…. el Ministro Juan Carlos Pinzón criticó de manera fuerte el libro ¡Basta ya! Colombia: memorias de guerra y de dignidad. como de la sociedad en su conjunto–. Ver: eltiempo. iglesias. Como bien lo analizan Herrera y Cristancho.189. tal como lo reseñaron El Tiempo y Caracol Radio. partidos y movimientos políticos e incluso agentes estatales). 9. por lo tanto. este doble cariz –seriedad y compromiso intelectual y ser y hacer parte de la versión oicial–.

2008). Gloria Inés Restrepo Castañeda. (Trabajo de grado para optar al título de magíster en Historia. la sociedad colombiana ha lanzó críticas al libro de Memoria Histórica”. Bogotá. Andrea Catalina Cagua Martínez.com. “Memorias sobre le Violencia: El caso de Efraín González”. Universidad de Los Andes. Conclusiones Tras décadas de violencias y victimizaciones.. Bogotá. 64 Sobre el particular se puede consultar: Ernesto Rojas Zambrano.. se han incorporado trabajos en torno a la memoria sobre los esfuerzos por la paz. (Trabajo de grado para optar al título de politólogo. Bogotá. Universidad de Los Andes. y en menor medida en la memoria de las víctimas.. 2010). pp.com. “Construyendo memoria: debates y controversias en el proceso de paz de Belisario Betancur (1982- 1986) desde la perspectiva de autores y actores”. Nº. También hay que destacar que dentro del reducido. Sara María Mejía Botero. Universidad de Los Andes. “El 9 de abril 60 años después contribuciones al análisis de la memoria y la resigniicación del pasado” (Trabajo de grado para optar al título de historiadora. 2009. que le agregan un componente adicional a los estudios sobre memoria64. pero interesante trabajo académico por hacer investigación sobre memoria histórica. (Trabajo de grado para optar al título de historiadora. 21-56 49 .co/noticias/ judiciales/inconcebible-que-informe-de-memoria-historica-compare-a-militares-con- terroristas/20130923/nota/1977045. 2009). Disponible en Internet: http://www. Juan Pablo Cardona Camargo. y caracol. 7. eltiempo. Bogotá.mem. 2007). que integran los nueve (9) tomos de la Biblioteca de la Paz. “Memoria y narración de un conlicto: la violencia en “Estaba la pájara pinta sentada en el verde limón” de Albalucía Ángel”. desde la academia se ha venido trabajando también en la temática de la memoria histórica. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. “Recuperación de la memoria histórica del movimiento estudiantil colombiano 1987– 2007: caso desplazamiento forzado en la Universidad del Atlántico”. Bogotá. Universidad de Los Andes. Universidad Nacional de Colombia.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-13078302. “Memoria e historia de la violencia en los municipios de San Carlos y Apartadó 1980-2005”.aspx).co: “Inconcebible que informe de Memoria Histórica compare a militares con terroristas” (disponible en Internet: http://www. Serie Procesos de Paz en Colombia. html). “Los vehículos de la memoria. 2010). Discursos morales durante la primera fase de la violencia (1946-1953)”. 9.caracol. Bogotá: Fundación Cultura Democrática (Fucude). (trabajo de grado para optar al título de historiador. hist. aunque el acento continúa en el conlicto armado interno y/o en los procesos de paz. (Trabajo de grado para optar al título de abogada. También es importante resaltar el trabajo de compilación de documentos. Nicolás Rodríguez Idárraga. (Trabajo de grado para optar al título de magíster en Historia. Catalina Cavelier Adarve. 2010). Año 2014. 2007). Bogotá. acompañadas de incesantes esfuerzos por la paz. Universidad de Los Andes. Universidad de Los Andes. entrevistas y recuperación de memoria con protagonistas de la historia llevado a cabo por Álvaro Villarraga Sarmiento.

9. viabilizar un sistema político justo y democrático. pp. los usos políticos de la memoria y los alcances de un proceso de construcción de paz necesariamente ligado a los esfuerzos por esclarecer la verdad histórica. no puede ser desconocida por los investigadores sociales e intelectuales –menos aún por los historiadores–. como mujeres. principales focos de victimización en Colombia.. Experiencias académicas individuales y colectivas. con los cuales se han suscitado amplios debates nacionales. El deber de memoria está ligado a la necesidad de verdad que víctimas en particular y sociedad en general vienen reclamando. levantada sobre prolongadas y asimétricas relaciones de poder. lo que sitúa a la memoria en el núcleo duro de las tensiones políticas nacionales y territoriales. con el consecuencial silenciamiento de los discursos y narrativas de sectores subalternos –excluidos históricos–. entre otros. Esta compleja realidad. complejo e ineludible proceso de reconciliación nacional. favorecer condiciones inherentes a la vigencia de los derechos humanos. hoy Centro Nacional de Memoria Histórica–. minorías étnicas e izquierda democrática. de política pública –como la del Grupo de Memoria Histórica de la Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación. 21-56 . el mosaico de la memoria ha estado en juego con una tradicional sobrecarga de la versión de los grupos dominantes (élite política y económica y actores armados ilegales de izquierda y de derecha). Nº. sobre todo. Año 2014.mem. que por deinición están llamados a contribuir con la verdad histórica y. Eduardo Porras Mendoza empezado a tomar conciencia sobre la necesidad de adelantar acciones que permitan darle cumplimiento al deber de memoria. que tarde o temprano (ojalá más temprano que tarde) emprenderá el país. a indagar por las huellas de un pasado atroz en la memoria individual y colectiva de quienes han experimentado la violencia. e innumerables iniciativas de la sociedad civil. según se reseñó en relación con escenarios europeos y latinoamericanos. No obstante. campesinos. 50 hist. como uno de los requisitos centrales para avanzar de forma segura hacia una paz estable y duradera. y facilitar el largo. Se trata. regionales y locales en torno al deber de memoria. han dado pasos signiicativos por introducir y desarrollar rigurosas metodologías y serios ejercicios de memoria histórica. obreros.

Bresciano. Marc. Las guerras de la paz. pp.centrodememoriahistorica. México D. centrodememoriahistorica. Disponible en Internet: www. Peter (ed). Olga.F. 2010. La guerra sin límites. en consecuencia.co __________. Centro Nacional de Memoria Histórica. Mario.. Alberto y González. Bloch.gov. 2010. Revista de Historia Contemporánea. Una tragedia que no cesa. Ensayos teóricos y estudio de casos. 2010. Disponible en Internet: www. María Fernanda (Comp. Carretero. 2009. Montevideo: Ediciones Cruz del Sur. 21-56 51 . Bogotá: Planeta. Disponible en Internet: www. 2008. El tiempo presente como campo historiográico. 2003. gov.co hist. desde enfoques que respondan. de una importante apuesta de la sociedad colombiana por la memoria histórica.co __________. Bojayá.. 1986. “Retos de la memoria y trabajos de la historia”.. Introducción a la Historia. 9. 3 (2004): 23. Bibliografía Aróstegui. Año 2014. Julio. Juan Andrés (Comp). Nº.mem. tanto a los postulados teóricos y metodológicos de la Historia del tiempo presente (racionalidad discursiva del acontecimiento violento). como a las narrativas e interpretaciones que emerjan y ausculten el punto de vista de las víctimas (subjetividad y huellas de la experiencia). Behar.: Fondo de Cultura Económica. Burke.gov. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Pasado y Memoria. Trujillo.centrodememoriahistorica. Buenos Aires: Editorial Paidós. Repertorio de Iniciativas. Memorias en tiempos de guerra. que espera y necesita los provocadores aportes de la historiografía nacional y regional. Rosa.) Enseñanza de la historia y memoria colectiva. Madrid: Alianza Editorial. No. Formas de hacer historia. 2006.

Disponible en Internet: www.co __________. Disponible en Internet: www.co __________. Putumayo. Mujeres que hacen historias.centrodememoriahistorica. La masacre de El Tigre. gov. 9.co __________.mem.gov. gov. Memorias del éxodo en la guerra.co __________.centrodememoriahistorica. centrodememoriahistorica. Memorias del despojo y resistencias campesinas en la Costa Caribe 1960-2010. 2012.centrodememoriahistorica.co __________.gov.co __________. Nº. Disponible en Internet: www. Disponible en Internet: www. Mujeres. pp. Disponible en Internet: www. Nuestra vida ha sido nuestra lucha. Disponible en Internet: www. 2010.centrodememoriahistorica. La huella invisible de la guerra. 2011.gov. Disponible en Internet: www.gov. La resistencia de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Carare (ATCC). gov. San Carlos. Disponible en Internet: www.co __________.co 52 hist. El orden desarmado. 2011. 2011. Año 2014. Disponible en Internet: www. centrodememoriahistorica.gov. Disponible en Internet: www. guerra y coca en el Bajo Putumayo.centrodememoriahistorica. Eduardo Porras Mendoza __________. 2012. 2011. Mujeres y guerra. centrodememoriahistorica.gov. La Rochela. centrodememoriahistorica. 2011. Memorias de un crimen contra la justicia. 2010. Tierras. La masacre de Remedios y Segovia 1982-1997. 2011.gov. Mujeres Wayuu en la mira.centrodememoriahistorica. Desplazamiento forzado en la Comuna 13. 2010. cuerpo y política en el Caribe colombiano. 2011.. El Placer.co __________. 21-56 . Resistencia y memoria en el Cauca indígena. La tierra en disputa.centrodememoriahistorica.gov.co __________.centrodememoriahistorica. Disponible en Internet: www. La masacre de Bahía Portete. Disponible en Internet: www. Silenciar la democracia.co __________. Víctimas y resistentes en el Caribe colombiano.co __________.gov.

México D. en Observatorio para el desarrollo.gov. ODECOFI. centrodememoriahistorica. __________. la convivencia y el fortalecimiento institucional. Sección Cultura.mem.: Fondo de Cultura Económica.com.. Comisión Nacional de Reparación y Reconciliación (CNRR).centrodememoriahistorica.lanacion. Justicia y Paz: ¿Verdad judicial o verdad histórica? 2012. Robert. Trayectoria de las FARC 1949-2013. Disponible en Internet: www. __________. Año 2014. Corradini. Una sociedad secuestrada.. 2013. Luisa. La gran matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa. 2009. Disponible en Internet: www. 1830-1900.odecoi. ¡Basta Ya! Memorias de guerra y dignidad.centrodememoriahistorica. Disponible en Internet: http://www. Disponible en Internet: www. 2009.co __________. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Memorias en tiempo de guerra. Nº. Disponible en Internet: www. 2006. Grupo de Memoria Histórica. 9. Guerrilla y población civil. 1987.co __________. hist.co __________. Fernán. “A propósito del bicentenario: Relexiones sobre la violencia política. Bogotá: CNRR-Taurus-Publicaciones Semana.gov.gov. Gabriel. Vivir para contarla. 21-56 53 . 2002. Partidos.co González.ar/788817-no-hay-que-confundir- memoria-con-historia-dijo-pierre-nora Darnton. La masacre de El Salado. Medellín: La Carreta. Disponible en Internet: www.co. 2013.org.gov.. Bogotá: Norma. “No hay que confundir memoria con historia. guerras e Iglesia en la construcción del Estado Nación en Colombia. Buenos Aires.centrodememoriahistorica. La Nación [en línea]. Fernán. dijo Pierre Nora”. 2013. la democracia y la paz en Colombia a partir de la historia”. Repertorio de iniciativas.F. Esa guerra no era nuestra. pp. González. miércoles 15 de marzo de 2006. García Márquez. Bogotá: CNRR.

Nº. Bogotá: IEPRI-Tercer Mundo. Ortiz Sarmiento.. Estudio de un proceso social. Disponible en Internet: http://redalyc. Pécaut. Ricardo y Guerrero. XVI Congreso Colombiano de Historia. Tovar Zambrano. De las Armas a la Política. 9. Javier (Comp). La violencia en Colombia. Pérotin-Dumon. Bogotá: Instituto de Estudios Colombianos-Biblioteca Banco Popular. Disponible en Internet: http://etica. pp. 1988. Kalmanovitz. 29-46. Revista Historia Crítica No. 21-56 . Daniel. presente y futuro de la violencia”.mx Peñaranda. Comp. conlicto y política en Colombia. 1978. Violencia. 1. Eduardo Porras Mendoza Guerrero. José Gabriel. Anne. “Verdad en vez de justicia: acerca de la justiicación de las comisiones de la verdad”. Año III. 371-423. Año 2014. Orlando y Umaña Luna. Herrera. Germán. Guzmán Campo. No. 2007. Historizar el pasado vivo en América Latina. Carlos. Javier. Bogotá: Universidad Nacional de Colombia. 1994.php Pescader. en Seminario Internacional Justicia Transicional en la Resolución y Secuestros. Pablo. Notas sobre teoría de la historia”. Neiva. 1999. 3 (julio-septiembre). Eduardo.cl/ historizarelpasadovivo/es_contenido. “Cuando el pasado reciente se hace historia.uahurtado. San Salvador. USCO (2012). Paul. Martha Cecilia y Cristancho Altuzarra. Universidad Francisco Gavidia. “Pasado.mem.uaemex. Bernardo. Revista de la Facultad de Derecho 54 hist. Vol. En: Historia al inal del milenio: ensayos de historiografía colombiana y latinoamericana. Fals Borda. El Salvador. “En las canteras de Clío y Mnemosine: apuntes historiográicos sobre el Grupo de Memoria Histórica”. Memorias del Panel “50 años del Libro La Violencia en Colombia”. “Historiografía de la Violencia”. Bogotá: Printer Colombiana-Círculo de Lectores. Bogotá: Vicepresidencia de la República–CNRR– Universidad Nacional de Colombia–Fondo de Promoción de la Cultura. 50. Oquist. Theorethikos. Memorias. Bogotá (mayo-agosto 2013): 183-210. Carlos Miguel.

III. La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas. Paul. 2007. 2006. Disponible en Internet: www. Spivak. Las Farc (1949-2011).riehr. 115-128. Soto. Nº. Bogotá: Editorial Norma. Sánchez. Gayatri. El caso de la Violencia en Colombia (Bogotá: El Áncora Editores. 175-235. __________. 9. Eduardo. Medellín: La Carreta Editores. Gonzalo y Meertens.. 1982-2003. 2001. Historia y memoria. 9. Bogotá: Alfaguara. Las pequeñas memorias. Año 2014. No. Balance y perspectivas del conlicto en Colombia. HAOL. “¿Puede hablar el sujeto subalterno?”.cl/historizarelpasadovivo/es_contenido. 2007.php (15 de enero 2014. No. Gonzalo y Peñaranda. Paramilitares y autodefensas. Disponible en internet: http://etica. El Estado y la política en el siglo XIX. Gonzalo. Ricardo. 2004): 101-116. Mauricio. Tirado Mejía. Bandoleros. La escritura de la historia y la representación del pasado.mem. Donny. 2006). ar/archivos/investigacion/revista%Publifadecs Cuando%20 el%20pasado%20reciente%20se%20hace%20historia Pizarro Leongómez. 2004. Ricœur. Romero. Bogotá: El Áncora Editores.. Sánchez. “Historia del Presente: estado de la cuestión y conceptualización”. en Orbis Tertius (1998).. Una democracia asediada. Sánchez. Bogotá: IEPRI. Medellín: La Carreta-IEPRI. Comp. Pasado y presente de la violencia en Colombia. 3 (Invierno. José. pp. De guerrilla campesina a máquina de guerra.com. memoria e historia. 2011. y Ciencias Sociales. Guerras. Álvaro. hist. Bogotá: Editorial Norma. gamonales y campesinos. Universidad Nacional de Comahue. Saramago. Ángel. uahurtado. Año 8. 21-56 55 . 2003.

2014): 21-56. Año 2014. “La odisea de la Historia en tiempos de memoria: entre los cantos de sirenas y el manto de Penélope”.mem. 21-56 . 56 hist. Nº. Revista Historia y Memoria No. Eduardo Porras Mendoza Citar este artículo: Eduardo Porras Mendoza. 09 (julio-diciembre. pp.. 9.

es analizada la manera como se han abordado estos dos conceptos en los primeros seis números de la Revista Historia Y MEMORIA. olga.. En segundo lugar. pp. que han permitido abrir un debate académico e intelectual fascinante. 1 Doctora en Historia. el uso de fuentes y las metodologías planteadas. España. Editora Revista Historia y Memoria. Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Año 2014. los enfoques.co hist. por la diferenciación entre memoria e historia. las cuales en la actualidad han sido estudiadas desde distintos campos —no exclusivamente el histórico—. que si bien son instrumentos al servicio de la construcción del pasado. con lo cual se propone. 9. Docente Doctorado en Historia y Escuela de Ciencias Sociales. En los seis números de la revista la relación entre historia y memoria se ha podido apreciar desde las temáticas. Universidad Pablo de Olavide. Nº. en primer lugar. Resumen Este artículo relexiona sobre la relación entre historia y memoria como fundamentos del conocimiento del pasado.mem. ciudadanía y violencia.acuna@uptc. Grupo de Investigación: Asociación Centro de Estudios Regionales. desde la historiografía. Líneas de investigación: Universidad. El Pasado: Historia o Memoria Olga Yanet Acuña Rodríguez1 Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia Recepción: 30/06/2014 Evaluación: 07/02/2014 Aceptación: 18/08/2014 Artículo de Investigación e Innovación. tienen entre sí diferencias relevantes. El texto se interesa.edu. ciudadanía y nación. 57-87 57 . un campo de análisis que le permita a los investigadores en ciencias sociales dialogar sobre los aportes de la memoria a la construcción historiográica y cómo la memoria contribuye a ijar un recuerdo individual y colectivo.

this article is interested in the differentiation between memory and history. In the irst six journal issues. bringing us closer to alternative prognoses about the past. theoretical approaches. Nº. Key words: history. Firstly. memoria. Regardless of the fact that both of these are effective tools for the reconstruction of the past. The Past: History or Memory Summary This article considers the connection between history and memory as foundations for knowledge of the past. the relationship between history and memory is found in the subject matter.. Olga Yanet Acuña Rodríguez acercándonos a otras visiones sobre el pasado. which proposes historiography. Historia Y MEMORIA journal. Palabras clave: historia. conocimiento. facilitating a fascinating academic and intellectual debate. past. Revista Historia y MEMORIA. 58 hist. pasado. as a ield of analysis that allows researchers in the social sciences to discuss the contributions of memory to historiographical construction. memory and history have relevant differences which have been studied from multiple viewpoints – not exclusively a historical one –. that include a permanent dialogue with the present. knowledge. this article analyzes the way in which these two concepts have been addressed in the irst six issues of Historia Y MEMORIA journal. pp. Año 2014. Secondly. 9. memory. use of sources and proposed methodologies.mem. 57-87 . and how memory contributes to the creation of both individual and collective remembrance. pero en un diálogo permanente con el presente.

hist. Introducción El artículo parte de una relexión teórica sobre la memoria. de l’utilisation de sources et des méthodologies utilisées. la relation entre histoire et mémoire a été considérée à partir des thématiques. ont entre eux des différences signiicatives. dans un dialogue permanent avec le présent. sino por lo que los actores sociales recuerdan y por la manera como ellos han ijado esos recuerdos. ce qui nous permet de nous approcher à d’autres interprétations du passé. d’abord. 9. pp. connaissance. qui ont permis d’ouvrir un débat académique et intellectuel fascinant. Le texte s’intéresse. qui bien qu’ils soient des instruments au service de la construction du passé. asimismo por las intencionalidades que se desligan del recuerdo y del olvido. Mots clés: histoire. et par la suite on propose. des analyses. Dans les éditions de la revue. 1. El Pasado: Historia o Memoria Le passé: histoire ou mémoire Résumé Cet article porte sur le lien entre histoire et mémoire comme fondement de la connaissance du passé. revue Histoire ET MÉMOIRE. 57-87 59 . passé. un domaine d’analyse qui permet aux chercheurs en sciences sociales de dialoguer sur les contributions de la mémoire à la construction historiographique et comment la mémoire contribue à ixer un souvenir individuel et collectif. se pretende acercar al lector a algunos debates sobre el conocimiento del pasado bajo la comprensión de historia y memoria. à partir de l’historiographie. de esta manera se invita al historiador a investigar no solo por lo que pasó.mem. Nº. à la différenciation entre mémoire et histoire.. Con estas relexiones se lleva a indagar por la forma como desde la historiografía se ha planteado el análisis del pasado. lesquelles ont été étudiées actuellement dans différents domaines —pas exclusivement l’histoire—. mémoire. Deuxièmement est analysée la manière dont on a abordé ces deux concepts dans les six premiers numéros de la revue Histoire ET MÉMOIRE. Año 2014.

Nº. En un segundo momento se retomaron los 6 primeros números de la Revista Historia y Memoria para tratar de comprender cómo la historia y la memoria estuvieron presentes en las construcciones historiográicas. lo que nos aportó relexiones teóricas interesantes sobre el concepto de memoria como ‘lugar colectivo’. porque con el resultado de su investigación aporta nuevas relexiones sobre un hecho. en términos generales desde las voces de los ‘otros’. que han sido un referente sustancial para los análisis que se han planteado desde la historiografía. y en su transmisión puede incidir en las relexiones para la comprensión de la sociedad del momento. Relexiones sobre los conceptos Historia y Memoria Los debates suscitados han generado nuevas interpretaciones sobre la relación entre memoria e historia.mem. mirar la construcción de ese hecho histórico y la manera en que ha sido transmitido. desde las temáticas abordadas. desde el tipo de fuente y su respectivo análisis. es importante indagar por la forma como se ha construido el objeto en el tiempo. son diversas las acepciones que al respecto se han planteado y que pretenden darle un sentido distinto al papel del sujeto. 9. Olga Yanet Acuña Rodríguez Se partió de la revisión del concepto de historia y memoria en libros y artículos desde perspectivas diversas. Partimos de algunos interrogantes que han orientado esta relexión: ¿Por qué debatir hoy sobre la Historia y la 60 hist. En este sentido. en la que se pueda vislumbrar que el historiador también participa en la construcción de la memoria individual y colectiva. Año 2014. al colectivo social.. 57-87 . 2. como ijación o derivación del ‘recuerdo’. ya desde la metodología. A continuación desarrollaremos los dos apartes en que se compone el artículo: Relexiones sobre los conceptos Historia y Memoria e Historia y Memoria en debate. como apropiación ‘individual’. en una relación dialógica pasado-presente. Esta relexión nos permite dejarle al lector un camino para el análisis y para la comprensión de la realidad. al recuerdo individual y colectivo. lo que implica a la vez tratar de comprender cómo el poder es capaz de construir y legitimar el pasado. pp.

el interés se centra en el carácter posesivo de la misma. Sin duda. “centrada en la apropiación del recuerdo por un sujeto capaz de acordarse de sí”5. ha conigurado un referente de primer orden para poner el debate abierto entre Historia y Memoria. pp. Hoy en día el debate entre Historia y Memoria ha puesto de nuevo de relieve esta tendencia fenomenológica como un instrumento metodológico de primer orden. La memoria. l’histoire. “vivida” y defendida o repudiada por sociedades y colectividades. la obra del desaparecido ilósofo francés Paul Ricoeur. como airma el mismo autor. Nº. un sujeto constructor de su pasado y.. tanto como sujeto individual (historia de vida). La memoria. mientras que en relación con la Memoria. las que se han ocupado de analizar la interrelación de estos dos campos del conocimiento para la comprensión de la realidad social. l’oubli. Ricoeur parte de dos preguntas de carácter fenomenológico3. Antropología. 4 Paul Ricoeur.mem. es importante el qué objetual. la historia. pasando por la reminiscencia. 57-87 61 . que son guías y orientan su larga e importante relexión sobre estos dos fenómenos: “¿De qué hay recuerdo? ¿De quién es la memoria?”4. es decir. a su vez. 5 Paul Ricoeur. la historia…19. Año 2014. Y cómo en relación con el recuerdo. como colectivamente en tanto la memoria es compartida. hist. de establecer el recuerdo como un fenómeno propio de algo más estructurado: la Memoria. editada en francés en el año de 20002. 9. 2003). El Pasado: Historia o Memoria Memoria? ¿Es la Memoria un proceso diferenciado de la Historia en relación con la construcción de los hechos del pasado? ¿El recuerdo es una actividad de carácter previo a la construcción histórica del paso del tiempo? Estos aspectos han sido abordados desde disciplinas como Historia. por lo tanto de su propia historia. podría decirse que es el paso del recuerdo a la memoria relexiva. capaz de acercarnos a problemas complejos sobre el recuerdo y la construcción del mismo convertido en hecho histórico. Es interesante como el ilósofo francés parte. el olvido (Madrid: Editorial Trotta. 2 Hemos utilizado la edición en castellano Paul Ricoeur. 3 Las tendencias más profesionalizadas de la Historia han tendido un largo olvido sobre el carácter fenomenológico de esta disciplina. Sociología y Filosofía. la historia…20. La memoria. La Mémoire. En su primer capítulo.

9 Walter Benjamín. Consultado el 5 de mayo de 2013. la historia…128. 53. pp. pero que depende de las percepciones. 6 Joseina Cuesta Bustillo. 32 (1998) (http://ww. “Memoria e historia.ahistcon. lo que la convierte en una disciplina social que se alimenta de la memoria individual y colectiva. mientras que la Memoria es el recuerdo de estos hechos pasados cultivada por los contemporáneos y sus descendientes. que inciden en la coniguración de los recuerdos que construyen los grupos sobre su propia realidad. en palabras de Walter Benjamín: “el pasado solo es atrapable como la imagen que refulge para nunca más volver. 8 Paul Ricoeur. 7 Enrique Florescano. AYER No. H. el rigor de control de los testimonios. la Historia. la Memoria es la capacidad de recorrer y de remontar los hechos en el pasado y establecer un vínculo con el presente. No. ¿qué es la Historia y cuál es la relación con la Memoria? Al respecto. Joseina Cuesta Bustillo6 plantea que la Historia es entendida como el saber cientíico de los hechos pasados.org/docs/ayer/AYER32_12. plantea que la Historia y la Memoria tienen una relación dialéctica con la que se explica el pasado en relación con el presente. Historia Mexicana. la Memoria es una categoría que alimenta a la historia y prácticamente es el fundamento central de la historia. 57-87 . Paul Ricoeur en su texto La Memoria. un estado de la cuestión”. Vol. Por lo tanto. los constructos y en general de la visión del historiador. en el instante que se vuelve reconocible”9. el pasado es una construcción temporal que depende de la relación entre Memoria e Historia. “Notas sobre las relaciones entre memoria y nación en la historiografía mexicana”. en: Ensayos Escogidos.pdf). Esto generó interpretaciones que plantearon una distinción de conjunto entre la disciplina cientíica y la construcción social de la memoria.mem. “Tesis de Filosofía de la Historia”. 62 hist. el Olvido. Olga Yanet Acuña Rodríguez Pero. 9. Los planteamientos de Florescano son sugerentes para nuestro análisis porque dimensionan el papel sociedad como componente central del estudio de la Historia. Nº.. La Historia es el centro del recuerdo que se alimenta con la Memoria. Año 2014. Por su parte.A. mientras que la Historia se sitúa en un espacio de confrontación de diversos testimonios y con diferentes grados de iabilidad8. La memoria. En palabras del historiador mexicano Enrique Florescano7. 2 (2003): 391-416.

9. la asociaron principalmente a la forma de acumulación de información como parte de la evidencia que servía de base a los historiadores para construir la verdad. siempre cambiante. de su historia vivida. 2-3.mem. entre Memoria individual y colectiva. Historia y Memoria colectiva (México: Universidad Nacional Autónoma de México. Nº. 57-87 63 . Por su parte. Otro punto de esta relexión es comprender la diferenciación entre Memoria individual y Memoria colectiva y su relación con la Historia. recurriendo a la tesis de Benjamin. al signiicado de un hecho y a las experiencias de cada sujeto social. sin embargo. El punto central fue la distinción entre la información de los archivos y la Memoria individual o personal. En términos generales. es decir. al modo en que ese pasado se representa en imágenes. Año 2014. En esa relación siempre tensa. la Memoria colectiva se reiere a las formas de representación en que se plantean las vivencias y las experiencias colectivas. Los primeros estudios que se centraron en explicar el concepto de Memoria. pp. El Pasado: Historia o Memoria Pero. 2010). ¿cuándo el pasado se vuelve reconocible y para quién? Cada historiador pretende explicar el pasado con la excusa de entender el presente. su referencia a ese pasado es parcial y depende de las huellas que se encuentran en la memoria y de la percepción y relexión del historiador. hist. 10 Aron Cohén. mientras que la Memoria individual está sujeta a las vivencias. nos referimos al poder y a los intereses que desde allí se desligan. aunque socialmente condicionada10. 1912). entre los miembros de una colectividad en un momento dado.. el vínculo entre pasado y presente –conciencia histórica– reside en la Memoria y en la capacidad del historiador para interpretar el pasado. es necesario considerar que la memoria personal actúa como testigo de las experiencias. Al respecto se debe considerar que buena parte de la información que reposa en los archivos ha sido custodiada para garantizar el tipo de Memoria que se pretende que los grupos sociales retengan y conserven. Un rasgo fundamental de la Memoria colectiva es que está determinada por la política Múnera (Buenos Aires: El cuenco de Plata.

Pierre Nora aportó el concepto central de “lugares de la memoria” para referirse a los espacios que son deinidos selectivamente y que durante mucho tiempo han permanecido como símbolos. con la imagen y con el objeto. Maurice Halbwachs. Esos lugares tienen múltiples dimensiones. 13 Felipe Gómez Isa. se reirió al concepto de Memoria como un rasgo central para comprender la estructura social de las sociedades medievales. 2006.mem. monumentos. el concepto de Memoria como fundamento central para el estudio de los procesos de transición de la oralidad a la escritura12. El Derecho a la Memoria. co/books?id=53aSzGJSFB0C&printsec=frontcover&dq=Felipe+G%C3%B3mez+Isa . 9. Posteriormente Marc Bloch. es decir. Año 2014. En: http://books. Los estudios sobre la memoria y los usos del pasado: perspectivas teóricas y metodológicas (Flacso: sede académica de Costa Rica. colectiva. pp. Estos se consideran “espacios centrales” para establecer la relación del pasado con el presente. y ésta tiene un instrumento fundamental en lo que Pierre Nora denomina “lugares de la memoria”.+El+Derecho+a+la+Memoria&hl=es&sa=X&ei=tF8lUrDXIsWysASZkoDwAg&ved 64 hist. La tercera generación de Anales. 2005). con el gesto. Olga Yanet Acuña Rodríguez pública. particularmente Jacques Le Goff y Pierre Nora retomaron. a la vez articulan la Historia con la Memoria. con el espacio. y una de ellas es justamente la de contribuir a la construcción de la Historia13. 2011).. entre los que podemos resaltar: iestas.com. la Memoria es por naturaleza múltiple. en la década de los años noventa. Nº. a la memoria como parte de la coniguración de la sociedad en que están inmersas prácticas y representaciones colectivas. 12 Mauricio Menjívar Ochoa. 57-87 . sus planteamientos sirvieron de base para que luego. 2004). desde la historia. El concepto de Memoria colectiva fue planteado inicialmente por el sociólogo Maurice Halbwachs en la década de los años veinte. emblemas. Los marcos sociales de la memoria (Barcelona: Editorial Antropos. El concepto de “lugares de la 11 Maurice Halbwachs.google. fuera retomado para referirse a la Memoria colectiva como concepto explicativo de una cierta cantidad de fenómenos sociales. la Memoria se enlaza con lo concreto. plural e individualizada. Según Halbwachs11. prácticas sociales y culturales. La memoria colectiva (Barcelona: Editorial Antropos.

en que la Memoria se ha encarnado selectivamente y que durante mucho tiempo han permanecido como símbolos. Precisamente el lugar al que se reiere Nora es a la vez el objeto del historiador. a la vez que ciertos fenómenos sociales ayudan a ijar la memoria de los sujetos. Por su parte. hist. Así. vista la relación Historia y Memoria. de esta manera. Nº. 57-87 65 .mem. Año 2014.… 15 Astrid Erll. 2012): 54-58. El Pasado: Historia o Memoria memoria” representó una ruptura epistemológica ocupándose de la Historia de lo simbólico. 9. pp. Al respecto. puesto que la memoria individual puede incidir en la memoria colectiva. En esta relación entre Historia y Memoria salta a la vista el problema de las fuentes como artefactos culturales que no sirven solamente para ver la noción de relejo de la realidad pasada. la Memoria se convierte en base fundamental para el análisis de las disímiles temporalidades e interrelaciones de los grupos sociales. desde la perspectiva de Paul Ricoeur. “Memoria e historia. Memoria Colectiva y Cultura del Recuerdo (Bogotá: Universidad de Los Andes. sino como mecanismos utilizados como interpretantes del pasado15. consultado el 15 de abril de 2013. 14 Joseina Cuesta Bustillo. traducido en un instrumento cognitivo para su análisis14. En palabras de Pierre Nora. la Historia no solo se liga a las continuidades temporales. Hernán =0CC4Q6AEwAA#v=onepage&q=Felipe%20G%C3%B3mez%20Isa%2C%20El%20 Derecho%20a%20la%20Memoria&f=false. Según Mauricio Menjívar. aporta elementos testimoniales que son fundamentales para caracterizar sujetos y procesos. la Historia es una forma de relacionarse desde el presente simbólicamente con el pasado. sino a la comprensión y explicación de los grupos sociales en tiempos y espacios diversos. se establece una relación dialéctica entre Memoria e Historia. puesto que sus relexiones plantean perspectivas distintas y formas de analizar los mecanismos como se produce la memoria. a las evoluciones y relaciones de los sucesos. Así. el concepto aportado por Nora se reiere más a un método que a un concepto propiamente dicho.. los lugares de la Memoria son aquellos espacios no necesariamente físicos.

. Olga Yanet Acuña Rodríguez Sorgentini16 revive el debate entre el pasado y el presente como objeto de estudio de la Historia. posteriormente tratar de comprender cómo la memoria se utilizó como medio para rescatar la historia de los vencidos. En segundo lugar comprender que el pasado antes que la memoria o conciencia histórica es un proceso real que determina el presente con independencia de las imágenes que de ese pasado construyen los historiadores. Revista Brasilera de Historia. “Relexiones sobre la memoria y autorrelexiones de la historia”. la recuperación del pasado puede ser instrumentalizado por quienes pretenden ijar un tipo de dominación. es el elemento que permite explicar e interpretar un proceso de temporalidad cambiante en tiempo y espacio. Nº. y tal vez una forma de denuncia o un instrumento 16 Hernán Sorgentini. La Historia y el Historiador (México: Fondo de cultura económica. pp. Esto nos permite apreciar cómo el historiador participa en la construcción de la memoria social. para luego darlo a conocer a través de su discurso histórico. 23. 17 Enrique Florescano. Para tratar de encontrar esa relación. con el que pretende explicar el pasado como realidad. 9. Según sus planteamientos el lenguaje es el cimiento de la representación en su máxima expresión. Año 2014. a la vez que puede ser utilizado como mecanismo de control. Por otra parte.mem. porque con el resultado de su investigación pretende aportar nuevas relexiones sobre un hecho. En términos generales. en que el pasado es la base para entender el presente y éste debe ser el fundamento de la Historia. en otros casos se reiere al patrimonio y legitimidad de los excluidos que nos permite encontrar otros protagonistas y otras explicaciones de la sociedad. 2003). a partir de las fuentes o testimonios utilizados elabora una interpretación- conocimiento. 57-87 . y tratar de comprender sus perspectivas e intencionalidades17. construidas y formalmente instituidas”. y en su transmisión puede incidir en la ijación del recuerdo individual y colectivo. un primer aspecto consiste en estudiar las tradiciones “realmente inventadas. 66 hist. 45 (2003): 103-128.

particularmente a las masas. Sin embargo. mirar la construcción de ese hecho histórico y la manera en que se ha transmitido. No se trata solamente de identiicar qué pasó. 57-87 67 . (2011): 11-32. epistemológicas. La independencia también se analizó desde el uso de lo simbólico para comprender la forma en que se aianzaron las relaciones de poder. metodológicas en las que el tema de la Memoria en relación con la Historia ha estado presente. 2. Por medio de esta revista se han puesto en diálogo relexiones historiográicas. a partir del análisis de las realidades propias de cada estado. El Pasado: Historia o Memoria para aianzar la identidad de un grupo determinado. hist. el consolidar tipos de administración. Nº. Año 2014. teniendo en cuenta el contexto. Por ejemplo. Josep Fontana18 invita a comprender el proceso de independencia de América. 9. Historia y Memoria en debate La Revista Historia Y MEMORIA se ha convertido en un medio de relexión y socialización de experiencias investigativas en el campo de la Historia. pp. es importante indagar por la forma como se ha construido el objeto en el tiempo. el deinir fronteras de orden territorial. Historia Y MEMORIA.. y de tratar de percibir cómo el poder es capaz de legitimar el pasado. sino de comprender las modalidades del uso de ese conocimiento histórico y sus alcances. en este contexto emergió el concepto de soberanía popular. otras metodológicas y fuentes que les permitió plantear nuevos debates. con una noción de exclusión a un amplio 18 Josep Fontana.mem. igualmente. las manifestaciones de protesta de los grupos sociales. a partir de las versiones testimoniales que no se hubieran escuchado y que permanecían en el anonimato. “En torno al signiicado de la independencia”. Para explicar el tema de la independencia los autores retomaron concepciones teóricas distintas. o con otras preguntas y otras categorías de análisis. 3. el tema de las Independencias en América Latina hizo alusión a la Memoria dándoles protagonismo a otros actores sociales.

Año 2014. 57-87 . 9. autonomía e 68 hist. 21 Edda Otilia Zamudio Aizpurúa. (2010): 35-54. pp. Historia Y MEMORIA. lo que permitiría comprender imperfecciones y proyecciones inconclusas. “La experiencia juntista en Mérida (Venezuela). que tienen que ver con el fortalecimiento de las élites regionales. Historia Y MEMORIA. en esta dirección el texto de Juan Manuel Robayo señala que los americanos tuvieron un gran protagonismo en dar autonomía a las provincias y desde allí se construyó una visión de Estado y de sociedad. la historiografía tradicional le dio la denominación de “Patria Boba” y las visiones recientes han planteado otras lecturas. La independencia de Tunja y su provincia 1810 – 1815”. al período de 1810-1814 en la Nueva Granada. Otro texto reivindica el papel de los criollos americanos en las Juntas de Mérida dando protagonismo al papel de las élites y de sus proyectos políticos21. Para explicar esta temática. 2. Por ejemplo. Sobre la autonomía gubernamental como expresión del proceso de independencia. (2010): 11-34. al proyecto de Estado y de nación que se construyó con posterioridad al proceso de emancipación.. 1808-1811”. lo que explica en parte la diversidad de conlictos entre élites locales y regionales19. 22 Reinaldo Rojas. De esta manera. de esta manera se ponen en consideración la memoria de otros actores sociales que permanecieron en el anonimato. Olga Yanet Acuña Rodríguez número de la población. lo que se constituye en una base central para la construcción de los modernos estados20. la construcción de proyectos políticos disímiles con el fortalecimiento de las provincias en contradicción al establecimiento de un estado central fuerte. Nº. Josep Fontana y Justo Cuño reivindican la memoria de los ‘otros’ referida a su participación o no en las guerras de independencia. Historia Y MEMORIA. la independencia. se pusieron en diálogo interpretaciones a partir de la memoria de los excluidos. y ver de qué manera estos estados construyeron identidad y un proyecto político independiente. 1. 1. “La Junta Suprema de Caracas de 1810: Nación. (2011): 33-52. Los aportes de los autores de estas temáticas coinciden en dar mayor protagonismo a los americanos y a los sectores populares.mem. 20 Juan Manuel Robayo. Reinaldo Rojas22 estudia la 19 Justo Cuño Bonito. “Relexiones en torno al impacto de la Patria Boba. “Lo real y lo imaginario en la construcción de la República colombiana”.

Estos sectores. igualmente la venezolana Jaika independencia”. que permite apreciar las redes familiares y de poder que se consolidaron con la nueva élite económica en Tucumán- Argentina. Jorge Tomás Uribe23 se reiere a la tendencia de los constitucionalistas liderada por la élite criolla santafereña. 1. la plebe. 2. inspiradas en las fuentes del derecho medieval español. Año 2014. 9. 57-87 69 . de esta manera. Historia Y MEMORIA. pp. familia y estrategias de producción social entre el Antiguo Régimen y el proceso de Revolución e Independencia en Tucumán. Historia Y MEMORIA. (2011): 69-92. con el in de establecer rupturas profundas con el sistema español imperante. la que promovió la consolidación de las primeras constituciones. Con relación a la autonomía política. analizó los negocios que se generaron durante el período de independencia en Argentina. 1780- 1820. 2. lo que condujo a la independencia de esta provincia con la participación de indígenas y afros en los movimientos sociales. 23 Jorge Tomás Uribe. Nº. Francisco Bolsi24. que se convirtió en el primer mecanismo de expresión política de los criollos. los afro-descendientes y en general de los sectores populares en el proceso de independencia? Al respecto. asumieron un protagonismo político y.mem.. hist. Pero no solamente la independencia se puede estudiar desde lo político. ¿cómo dejar de lado la participación de los indígenas. que paulatinamente proclamaron la independencia y elaboraron los primeros proyectos constitucionales. a través de la protesta. El Pasado: Historia o Memoria forma en que se organizó la Junta Suprema de Caracas. Sobre la participación de los sectores populares. Historia y Derecho”. (2011): 125-145. Alonso Valencia analiza la forma como los sectores populares participaron en las movilizaciones de la Gobernación de Popayán. Aunque inicialmente pretendía defender el gobierno de Fernando VII. “Negocios. 24 Francisco Bolsi. Historia Y MEMORIA. esta fue la base para la conformación de las juntas de gobierno autónomas. Y en el proceso independentista. “Independencia. rechazaron las autoridades coloniales y la dominación de las élites en general. El caso de los Posse”. (2010): 55-86.

en los roles y en las identidades. Nº. 26 Marisa Davio. “Atribuciones de la Nostalgia: Ollantay y el Movimiento Neo- Inca”. que posiblemente estaban invisibilizados por la historiografía tradicional y que dan cuenta de procesos alternativos. los indios. Año 2014. para lo cual se toma como excusa el drama de Ollantay. su participación en la militarización los incorporó en el espacio público y los llevó a desarrollar una serie de prácticas y acciones de resistencia que incidieron en consolidar un nuevo sujeto político.. Los sectores populares que hicieron parte de las tropas experimentaron cambios en su forma de vida. Historia Y MEMORIA. Historia Y MEMORIA. pero que respondieron a la conformación de un movimiento de resistencia contra el dominio español. que se vio relejada en la insurrección promovida por Túpac Amaru. a partir de su vinculación en la militarización. 25 Jaika Tejada Soria. los autores nos permiten escuchar las voces de otros actores sociales. el tema de la independencia ha conigurado visiones distintas a partir de escuchar otras voces. de retomar otras temáticas y de consultar otras fuentes para el análisis. 2. (2011): 93-124. durante la primera mitad del siglo XIX en Tucumán-Argentina. De esta manera. pardos e independencia en Venezuela 1812-1814”. Así pues. Historia Y MEMORIA. “Pulperos. “El proceso de Militarización en Tucumán durante la primera mitad del siglo XIX: experiencias e identidades de los sectores populares”. Por su parte. Con estas relexiones. identidades y formas de resistencia ante el sistema. los pardos y mulatos se incorporaron en el proceso de independencia en la Provincia de Caracas. la memoria le permite al historiador comprender los procesos independentistas desde perspectivas distintas. Olga Yanet Acuña Rodríguez Tejada25 hace alusión a la forma en que los blancos. Cordiviola da cuenta de cómo los abusos y las desigualdades de la economía imperial inluyeron en ijar en los sectores populares una conciencia política que motivó a consolidar un ‘movimiento nacionalista Inca’.mem. (2011): 53-68. 9. Alfredo Cordiviola27 estudió las rebeliones indígenas en el Perú en el siglo VIII. las que fueron vistas como nostalgia y como utopía. 1. 27 Alfredo Cordiviola. 57-87 . Marisa Davio26 analiza cómo los sectores populares asumieron una nueva cultura política. pp. (2010): 135-158. En este sentido. 70 hist. 2. Por su parte. lo que dio la sensación de ser un conlicto de razas.

“El Movimiento estudiantil como objeto de estudio en la historiografía colombiana y continental: notas para un balance y una agenda de investigación”. se asume el ideario de los conservadores como una memoria anti revolucionaria que deiende las relaciones Iglesia-Estado y la conservación del orden monárquico. 29 Andrés Gómez. se consolidó en Villavicencio un movimiento popular independiente al tradicionalismo político. Historia Y MEMORIA. (2011): 13-44. Año 2014. Escuchar estas voces de los sectores populares desde visiones distintas 28 Francisco García Naranjo. las que en su momento. 1864-1890”. Entre la ideología y las prácticas de violencia se plantea la “revolución del Llano”29. 9. durante el siglo XIX. los estudiantes. 3. 3. por tanto es necesario relexionar sobre la forma como la historia ha construido la memoria sobre las revoluciones. (2011): 79-108. que le aportaron a los movimientos sociales formas de interpretación de la sociedad. “Elecciones y junta revolucionaria. El Pasado: Historia o Memoria Uno de los temas de mayor controversia en nuestros tiempos es el de las “Revoluciones en América Latina”. fueron consideradas “doctrinas funestas” que atentaban contra la unanimidad católica y se les consideró una amenaza para el sistema social establecido en Europa y América. Desde otra perspectiva se analiza la inluencia de la revolución cultural francés de 1968 en los movimientos estudiantiles30. De esta manera.mem. hist. fue el garante para que los sectores populares –excluidos–. pp. “El Abismo Francés. con pretensiones revolucionarias.. así. Francisco García28 abre un panorama sobre la mirada que tenían los conservadores chilenos sobre las ideas que se desprendieron de la Revolución Francesa. tácticas de organización y en general proyectos políticos que en ocasiones se asocian a ideologías de izquierda. en que la memoria le da el protagonismo a otros actores sociales. Los conservadores chilenos y la Francia revolucionaria. caso particular de Villavicencio-Colombia donde la violencia asumió características particulares en que la lucha por el poder regional y local en 1947 y 1948 entre élites liberales y conservadoras. se identiicaran con la categoría de pueblo y desde su condición marginal. 3. Historia Y MEMORIA. Villavicencio 1947-1948”. Historia Y MEMORIA. Nº. (2011): 45-78. 30 Álvaro Acevedo Tarazona y Gabriel Samacá Alonso. se convirtió en una fuerza en oposición a la ‘oligarquía’. 57-87 71 .

Desde otra mirada. El texto indaga por la memoria que han construido los estudiantes de “enseñanza secundaria obligatoria” sobre el papel de las mujeres en la historia. la autora señala que las mujeres participaron activamente en el conlicto como proveedoras de armas. por eso la imagen de la mujer es como heroína. 57-87 . (2012):191-223. Jane Meyer31. Nº. Año 2014. (2011): 129-146. municiones. “La mujer cristera en Michoacán. (2011): 111-128. princesa. La pregunta: ¿por qué las mujeres han sido invisibilizadas en la enseñanza de la historia?32 conlleva a la relexión sobre el currículo de ciencias sociales y particularmente de historia en Cataluña. 3. bruja o feminista. estudió los escritos de tres mujeres norteamericanas que narraron visiones distintas sobre la sociedad y la cultura de los colombianos entre 1920-1950. 4. 31 Jane Meyer. Historia Y MEMORIA. Historia Y MEMORIA. Algunos estudiosos han encontrado en la historia de las mujeres una representación y explicación a procesos sociales. Olga Yanet Acuña Rodríguez permite plantear un diálogo sobre el signiicado de la revolución en tiempos y contexto distintos. “¿Por qué las mujeres son invisibles en la enseñanza de la historia?”. a través de sus relexiones. resalta la percepción de las mujeres norteamericanas sobre la sociedad colombiana resaltando el paisaje y algunas actividades culturales propias del momento. sin perder de vista los recuerdos y percepciones de los diversos actores sociales en relación con la memoria. 32 Edda Sant Obiols y Jean Pagés Blanch. 9.. y como informantes y practicantes del culto católico. Historia Y MEMORIA. de esta manera se otorgó un papel central al protagonismo político de la mujer en el conlicto religioso que plantea una memoria distinta. 33 Claudia Julieta Quezada Quiroz. La “historia de las mujeres” no ha sido ajena a las relexiones. a partir de las narraciones de tres mujeres norteamericanas”. Julieta Quezada33 aborda la participación de las mujeres michoacanas en la guerra de los cristeros. 3.mem. la hipótesis que construyen los autores es que posiblemente la enseñanza de la historia sigue ligada a la historia política tradicional. lo que aporta una visión novedosa sobre el pensamiento y la representación que tenían las mujeres sobre la sociedad colombiana de la época. “Con los ojos de ellas: percepciones de la historia en Colombia 1920-1950. pp. 1926-1929”. 72 hist. la investigación les permitió concluir que la presencia de las mujeres es casi nula.

Imagen y memoria visual. violación y estupro. La reivindicación de este artículo es sustancial porque permite apreciar la voz de las víctimas. La creación de la imagen de un héroe niño 1830-1881”. sin dejar de lado la descripción de las conductas de víctimas y victimarios. 34 María Teresa Patiño. pp. Así. en la Provincia de Tunja entre 1800 y 1820. (2012): 201-223. “Delitos en torno al núcleo familiar. estudió las conductas sociales irregulares o delitos de los que fueron víctimas las mujeres. con las que se pretende generar identidad en los colombianos35. esto le permite al autor explicar cómo la decadencia de la economía en la Villa Imperial de Potosí se traslada a una relación mitológica. considerada en el siglo XVIII como una de las ciudades más grandes de esta región. Año 2014. fue utilizada por los gobiernos conservadores y por la Iglesia durante “La Regeneración” y la hegemonía conservadora para tratar de promover identidad nacional. que logra una imbricación entre cuerpo y territorio. 5. hist. la representación de esta ciudad “generó una iconografía que pasó de la representación de su cerro como generador de estructuras de clase/raza o a su unión con la virgen”. 4. mujeres. la imagen de Antonio Ricaurte como héroe. Historia Y MEMORIA. (2012): 45-91. a la caracterización de los demandantes y los demandados. Historia Y MEMORIA. Un primer texto se reiere a la forma como se construye la imagen del héroe-niño y mártir de la independencia colombiana. con lo que posiblemente se pretendió construir un mito36. 36 Francisco Antonio Godoy Vega.. Delitos contra las mujeres”. y estas imágenes asumen otra connotación cultural. Historia Y MEMORIA. que desde diversas perspectivas nos aportan elementos teóricos y metodológicos para el análisis de la imagen y de las representaciones sociales. “Antonio Ricaurte. se reiere a las sanciones y castigos establecidas en las leyes indianas. El Pasado: Historia o Memoria Por su parte. que posiblemente fueron invisibilizadas por su condición de género o por su condición social. la coniguración de esta imagen se inició con las pinturas y dibujos de José María Espinosa. 4. “Anatomías Territoriales. 57-87 73 . Alternativas de activar la otredad de pinturas coloniales de Potosí”. 9. Nº. Ha suscitado la relexión de los historiadores.mem. María Teresa Patiño34. (2012):13-44. Y sobre la representación de la Villa Imperial de Potosí. 35 Abel Fernando Martínez Martín y Andrés Ricardo Otálora Cascante.

particularmente en el simbolismo de la carne humana. “Insurgentes de provincia: Nueva Granada y el constitucionalismo en el mundo Hispánico en la década de 1810”. 4. 74 hist. por lo que tanto la temática como el uso de las fuentes aportan elementos sustanciales para comprender la compleja relación entre historia y memoria. Y sobre la representación del cuerpo. (2012): 141- 187. 4. el cine y otras formas de expresión artísticas. lo que se aborda desde los procesos de hibridación o criollización cultural. que a la vez planteó un proyecto de organización social. (2012): 17-48.mem. La memoria en las conmemoraciones.. Para algunos autores el protagonismo lo tienen ciertos líderes políticos locales en las discusiones y propuestas sobre el establecimiento del primer 37 María Luisa Ortega. y la resigniicación de la temporalidad a través de los estudios sobre la memoria. Historia Y MEMORIA. 57-87 . 5. Historia Y MEMORIA. Nº. “Un planeta Caníbal”. cuyos rastros quedaron registrados en lugares. Historia Y MEMORIA. (2012): 93-140. David Moriente38 estudia las estrategias de representación y apropiación que utiliza la artista brasileña Adriana Varejao en su producción pictórica. analizando la representación de las víctimas de la violencia y el dolor. que se reiere a la memoria de la violencia durante la dictadura en Argentina. Se retomó la memoria sobre la consolidación de las Juntas revolucionarias de gobierno que se conformaron en América española entre 1808 y 1810. “Temporalidades en conlicto: cuerpo y desaparición en las prácticas artísticas contemporáneas en Argentina”. 9. 39 Víctor Uribe Urán. El Bicentenario de la independencia ha sido una excusa para retomar temas y problemas como el de las constituciones. Olga Yanet Acuña Rodríguez El tema de la violencia y la representación es retomado por María Luisa Ortega37. 38 David Moriente. Año 2014. objetos y cuerpos. que se pueden ver a través de la fotografía. pp. Moriente analiza un número signiicativo de referencias visuales y se centra en el estudio de lo corporal. Víctor Uribe39 dice que las constituciones se convirtieron en la expresión moderna de ‘acuerdo colectivo’. Aquí la memoria es asumida desde las representaciones del cuerpo de las víctimas. vistas a partir de las expresiones de la corporalidad de los desaparecidos.

9. Historia Y MEMORIA. (2010): 113-133. “José Joaquín Camacho y su inluencia en la constitución de la Provincia de Tunja (1811)”. Historia Y MEMORIA. (2012): 115-143. Patrimonio y Territorio”. Las iestas centenarias de 1910 y 1911 en Tunja”. de qué manera se instrumentalizan las iestas patrias para pretender crear identidad o un lugar común. precisamente el signiicado del 20 de julio relejó. Historia Y MEMORIA. Historia Y MEMORIA. Castiblanco Roldán. quien introdujo en la constitución de este país. Nº. (2012):49-72. (2012):73- 111. Historia Y MEMORIA. 1. 5. 3. lo que llevó a Andrés Castiblanco. “lugares de la memoria”. Por otra parte. tal vez. Ángela Camargo44 estudia la organización y composición de las fuerzas armadas 40 Armando Martínez Garnica. 5. (2011): 147-168. pp. Vicente Guerrero. Memoria. como lo plantea Nora. un insurgente mexicano frente a la revivida Constitución Española en 1820”. 5. los conceptos de poder y legitimidad con el in de mantener y controlar sus fuerzas de apoyo. El Pasado: Historia o Memoria gobierno republicano40. para el caso de México se analizó el protagonismo de Vicente Guerrero.mem. 44 Ángela Patricia Camargo Rodríguez. Los excluidos y la memoria. Y sobre la memoria del centenario Abel Martínez y Andrés Otálora43 describen cómo se celebraron las iestas en el primer centenario de independencia nacional y de la Provincia de Tunja. estas fueron las bases de un proyecto de república independiente41. 41 Eduardo Miranda Arrieta. “La Institución militar en el estado de Magdalena 1857-1885”. la modernidad y la paz de los boyacenses. 43 Abel Fernando Martínez Martín y Andrés Ricardo Otálora Cascante. Año 2014. una ruptura con el antiguo régimen. con este proyecto de nación se periló el progreso. “El bicentenario en Colombia. hist.. La memoria fue abordada desde la relación entre patrimonio y territorio en el Bicentenario. Aquí se analiza el cómo se conigura memoria colectiva o.42 a plantear que estos elementos fueron constitutivos de la identidad social del colombiano. estas celebraciones se fundamentaron en el concepto de patria y establecieron una articulación entre la nueva nación y la metrópoli. “La causa de la independencia y la República. “Patria y Madre Patria. 57-87 75 . 42 Andrés F. la conmemoración es un medio fundamental para ijar un tipo de memoria que se convertiría en rasgo fundamental de la identidad y de las representaciones sociales.

En este texto el uso de fuentes iconográicas. 76 hist. 1863-1886. 9. a través de este texto se puede apreciar la participación de los sectores populares en el ejército. Durante este período los gobiernos locales institucionalizaron una fuerza legítima capaz de defender el orden público del Estado. que analizan la inluencia del cine mexicano. Memoria y proyectos políticos. se resalta cómo los saberes culturales fueron codiicados a través del melodrama. en la reconiguración de la cultura popular en los sectores populares de Cartagena. 57-87 . Año 2014. 6.mem. (2011): 169-199. Olga Yanet Acuña Rodríguez en el Estado soberano del Magdalena en el período federal. Los excluidos fueron estudiados también por Ricardo Chica y Olga Acuña45. pp. desde allí la visión de la memoria está relacionada con el papel de los sectores populares en la participación militar y en la construcción de un proyecto colectivo. Y sobre el problema del Estado y los regímenes políticos latinoamericanos. 46 María Celia Bravo. aporta elementos sustanciales de la memoria de los sectores populares. lo que es sustancial para comprender la caracterización. representatividad y reconiguración de las prácticas culturales en los sectores populares. 3. Historia Y MEMORIA. (2013): 205-232. con los que los sectores populares adoptaron nuevos sentimientos y estilos que incidieron en la vida cotidiana de los habitantes de los sectores populares de Cartagena. Historia Y MEMORIA. lo que se derivó de la ideología liberal con que se pretendía defender la integridad pública. en su época de oro. “Los sentidos de la Nación y el federalismo en la Argentina 1830-1880”. lo que entra en contradicción con la perspectiva tradicional de que el ejército es una fuerza de élite consolidada por las élites. María Celia Bravo46 analiza las tendencias del federalismo argentino entre 1830 y 1880. este movimiento osciló entre la disolución del orden colonial. Nº. la reivindicación 45 Ricardo Chica Geliz y Olga Yanet Acuña Rodríguez.. particularmente del cine. “Cinema Reporter y la reconiguración de la Cultura popular de Cartagena de Indias 1936-1957”. sus arquetipos y actuaciones. en función de las fuerzas cambiantes entre las provincias y el incipiente Estado central.

6. y en las relaciones de inclusión/exclusión. Con la celebración del primer centenario de la independencia se promovió una movilización que reclamaba la creación del ferrocarril de Nariño y el mejoramiento de las condiciones de vida urbana. 47 Edwin Monsalvo Mendoza. (2013): 171-204. porque precisamente son otros los actores y tal vez más los excluidos los que participan desde la ilegalidad. La memoria sobre la construcción de ciudadanía ha sido tema de interés. se plantea cómo los actores sociales pastusos promovieron la modernización de la ciudad de Pasto bajo un proyecto de celebración del primer centenario. el caso del Departamento de Boyacá.mem. Como parte de los proyectos políticos. “Ciudadanía. Vecindad y sufragio en Cartagena 1810-1834”. Año 2014. con el in de reivindicar la identidad del pastuso y la colombianidad bajo la perspectiva de modernización. El Pasado: Historia o Memoria de la soberanía de las ciudades y la conformación de un movimiento federal con perspectiva totalizadora con el in de unir a las provincias. la educación y el lenguaje como elementos centrales para la conformación de un proyecto de unidad nacional48. en ese sentido Edwin Monsalvo47 estudió el problema de las elecciones y de la construcción de ciudadanía en Cartagena. en términos generales los fundamentos se centraron en la libertad del sufragio y en la independencia del votante. para lo cual se instrumentalizó la religión. se estudia el establecimiento del proyecto de Regeneración en Colombia. pp. De esta manera. bajo la perspectiva de centralización del poder. enfatizando en quienes podían votar y en los requisitos. Nº. centrándose principalmente en los debates que sobre ciudadanía se suscitaron en los primeros años de la república 1810-1834. con el que se pretendió consolidar un proyecto de nación mediante el establecimiento de un estado fuerte. Historia Y MEMORIA. desde el entorno urbano y la comunicación e integración con el resto del país y con el extranjero. Desde la historia local. “El Departamento de Boyacá a partir del proyecto hist. 48 Claudia Liliana Monroy. María Teresa Álvarez analiza el proceso de modernización de Pasto. 9.. 57-87 77 .

“Partidos y Directorios. lo que favoreció que los sectores populares y excluidos asumieran la participación. se reiere a cómo los partidos y directorios políticos transformaron las relaciones sociales y políticas en esta región. 49 Olga Yanet Acuña Rodríguez. teniendo en cuenta que éstos fueron la base del sistema político. Y sobre la memoria de actores y prácticas. Año 2014. Así. “La Nación en el Cadalso. la representatividad y una posición política. En el contexto de la historia política local. entre su aparición y desaparición es importante establecer el uso político que sirvió como mecanismo para la eliminación del enemigo político. Por eso la memoria de los “otros” o de las víctimas es un punto central para la comprensión de los procesos sociales. 78 hist. Relexiones desde lo político-administrativo. Pena de Muerte y politización del patíbulo en Colombia: 1800-1910”. 51 José Wilson Márquez Estrada. educativo y religioso”.mem. Historia Y MEMORIA. Olga Yanet Acuña Rodríguez Desde la memoria en la consolidación de la política regional. 2. Desde un punto de vista jurídico la pena de muerte fue un mecanismo de control social. Olga Yanet Acuña49 analiza el tema de los partidos y directorios políticos. (2012): 225-255. 9. Historia Y MEMORIA. Historia Y MEMORIA. así como de las elecciones. Fabio Santos50 examina. formas de participación y representatividad con el in de contextualizar el sistema colombiano. formas de sociabilidad política en Boyacá 1930-1953. (2010): 159-179. 5. a la vez que se convirtieron en escenario de sociabilidad política. “Elecciones y partidos políticos. 1.. Escenarios de construcción de nación”. Nº. pp. cómo se ha estudiado el tema de los partidos y movimientos políticos en el contexto local y latinoamericano. desde una perspectiva historiográica. Una aproximación al balance historiográico desde el contexto latinoamericano”. (2011): 147-175. 50 Fabio Santos Hernández. describe “el establecimiento de la pena de muerte en Colombia como semiología del castigo y del teatro punitivo desde inales del régimen colonial hasta principios del siglo XX”. político de la Regeneración 1886-1903. (2012): 145-178. 5. toma el caso del Departamento Boyacá. Santos plantea una relexión distinta de la forma como se construye cultura política y cómo se aborda el tema de la política en el entorno local y regional. Wilson Márquez51. Historia Y MEMORIA. 57-87 .

entre colonos e indígenas y sobre todo con los dueños de los latifundios. Y sobre un período más reciente. pp. (2013): 41-66. lo político o lo cultural. como lo plantea Albeiro Valencia53 al referirse a la región del sur de Antioquia donde se produjeron dos tipos de colonización: la de los campesinos pobres y la colonización empresarial. desolación e incertidumbre porque consideran que la tierra es parte de su identidad y de su expresión cultural. Al respecto. 6. Josué Villavicencio analiza el caso mexicano y particularmente en la sierra sur de Oaxaca. En el caso colombiano el problema de la tierra está ligado a la colonización de tierras. la tenencia de la tierra desde la colonia hasta la república estuvo en manos de la familia Ponte y Villegas. ya desde lo económico. “El Mayorazgo de Sartenejas en la Venezuela Colonial 1740- 1858”. Historia Y MEMORIA. estas formas de colonización generaron conlictos entre colonos. (2013): 17-39. dejando de lado el estudio de aquellos actores sociales.. 6. que a través de los mayorazgos se convirtieron en la élite venezolana. por eso se ha dedicado un espacio para relexionar sobre la propiedad y distribución de la tierra. A lo largo de este proceso se pudieron apreciar litigios. con lo que se pudo establecer una permanencia en la prevalencia de grupos de poder en Venezuela que no es ajeno a otros contextos. Migraciones hacia el sur de Antioquia 1800-1900”.mem. En la memoria de muchos habitantes el tema de la tierra les genera inconformismo. El Pasado: Historia o Memoria Tierra y memoria. que según su condición de pobreza migraron para encontrar una esperanza de vida. 9. Historia Y MEMORIA. relaciones comerciales de compra y venta y la permanencia de unas familias. una zona con alto índice de pobreza. analfabetismo 52 Egilda Rangel. 53 Albeiro Valencia. “Campesinos pobres y señores de la tierra. lo social. El tema de la colonización en general se ha referido a la colonización empresarial por considerarla parte del desarrollo. Por otra parte. en el actual territorio de Venezuela. Nº. Egilda Rangel52 estudia el proceso de incorporación de la tierra al dominio privado iniciado en la segunda mitad del siglo XVI. asimismo comprender el valor que los diversos grupos sociales le han dado a la tierra. 57-87 79 . hist. Año 2014.

María Eugenia Osorio55 describe las prácticas médicas que practicaban los misioneros de la Compañía de Jesús para realizar curaciones. 6. primera mitad del siglo XVIII”. pp. (2013):143-169. Para explicar este proceso. Al respecto. precisamente la botica se convirtió en un tipo de “laboratorio urbano” para curar enfermedades del cuerpo y de la mente. las relaciones de parentesco y el monopolio de los cargos y. Los trabajadores de la Casa de la Moneda de Santafé 1620-1816”. entre otros. Historia Y MEMORIA. 57-87 .mem. para la designación se tuvieron en cuenta. Nº. “La botica neogranadina de la Compañía de Jesús: un laboratorio para explorar prácticas médicas en la provincia de Santafé. “Oicios.. lo que fue fundamental para el establecimiento del “galenismo 54 Diana Inés Bonnett Vélez. Desde la historia social uno de los temas poco abordados es el de los oicios. estas características han generado una vulnerabilidad en los diversos grupos sociales donde los conlictos agrarios se han ido incrementando puesto que esta región ha sido proclive a la explotación y tráico ilegal. y sus habitantes víctimas del conlicto armado. entre éstas la designación en el cargo por relaciones de parentesco y la condición vitalicia. rangos y parentesco. de esta manera. 55 María Eugenia Osorio Oliveros. (2013): 103-141. disfrazado en un endémico conlicto agrario. 6. Año 2014. se pretende escuchar la voz de las víctimas que tienen una versión distinta sobre lo que han vivido por falta de la presencia del Estado y por la corrupción judicial. Historia Y MEMORIA. Desde otra mirada. Olga Yanet Acuña Rodríguez y falta de protección del estado. 80 hist. Uno de los aportes centrales al tema de la memoria es establecer la importancia del intercambio de conocimientos en las prácticas de curación utilizadas por los jesuitas y por los nativos americanos. aunque se experimentaron cambios en la forma de administración de la casa de la moneda hubo algunas prácticas que permanecieron. 9. la autora se reiere a dos períodos que oscilan entre la asignación de los oicios a personas particulares y el nombramiento directo de la corona sobre la casa de la moneda. Diana Bonet54 caracteriza la forma de organización y el personal que laboraba en la casa de la moneda de Santafé entre 1620 y 1816. La memoria en la labor de ciertos actores sociales.

Silva retoma los aportes de Michel Foucault para señalar otras estrategias de análisis en la construcción de la historia. pp. 4. Historia Y MEMORIA. lo que traslada a un escenario distinto el debate tradicional entre los conceptos y las fuentes. en la forma de escuchar y relexionar sobre las diferentes voces que percibimos de las fuentes. Michel Foucault en el archivo”. De esta manera. consideramos que hay otros temas y actores sociales que queremos colocar en debate. a las representaciones sociales. Historia Y MEMORIA ha abierto un espacio para el debate en que tienen cabida diversas temáticas. Conclusiones Pero ¿cómo se ha construido la historia? Al respecto se han planteado debates que son sustanciales para el historiador y para la construcción del discurso histórico. 9. 57-87 81 . hist. 56 Renán Silva Olarte. Año 2014. Es importante ver cómo la memoria se encuentra en los aportes testimoniales que ofrecen las fuentes. a las relaciones de poder. 4. a los saberes populares. En este sentido el concepto de memoria al que nos hemos referido va más allá de las víctimas del conlicto. a expresiones culturales. Nº.. “En defensa de un positivismo alegre. al sentir del ‘otro’ frente a las manifestaciones de poder. (2012): 225-257. Para este tipo de análisis se hace necesario acudir a teorías y metodologías de las ciencias sociales y humanas que le permitan al investigador comprender las diversas voces que hacen parte de los procesos sociales. El reconocimiento de la medicina de los nativos a los españoles es un aporte sustancial porque permite ver una interrelación de saberes y prácticas que son usadas para la curación de enfermedades. nos referimos a los excluidos. metodologías y estrategias. de esta manera se pudo apreciar un sincretismo en las prácticas de curación entre la medicina de occidente –los jesuitas–. a las prácticas tradicionales. Renán Silva56 relexiona sobre el uso de teorías y métodos utilizados en la investigación en Ciencias Sociales y en Historia. y la de los nativos. El Pasado: Historia o Memoria humanista”.mem.

Nº. Así se ha puesto en escena procesos. de los proyectos alternativos a los que se ha restado importancia por considerar. puesto que sus relexiones pretenden llegar a un público más amplio que desde ópticas distintas plantea revisiones historiográicas. la sección de reseñas y debates ha generado expectativa. con la experiencia. 9. 57-87 . Por su parte. actores y metodologías diversas que permiten tener un referente y acercarse a una problemática especial. Finalmente la revista ha abierto un espacio importante para dialogar sobre la producción historiográica. Las temáticas abordadas en estos seis números han aportado lecturas sobre los procesos sociales bajo otras concepciones teóricas como los excluidos.mem. Estas temáticas han servido de excusa para generar un diálogo sobre los desarrollos particulares de una región y ponerlos en el contexto nacional e internacional. posiblemente. pp. y en general ciertos grupos que la historiografía tradicional los condenó al anonimato. hasta el momento ha considerado la memoria como un eje transversal tanto en el protagonismo de los actores. artesanos. donde la Historia analiza las diversas expresiones de la sociedad a partir de las expresiones de la memoria. mujeres. De esta manera. Las diversas temáticas abordadas en estos seis números son un referente que permite poner en diálogo a los historiadores y a los investigadores de las ciencias sociales. con el saber y sobre todo con las pretensiones de los actores y grupos que ostentan el poder. Esperamos 82 hist. trabajadores. Las temáticas convocadas en la sección especial de la revista han permitido conocer procesos en tiempos y espacios diversos. abrimos un espacio para promover debates historiográicos en que se reconozca la memoria de los otros. Olga Yanet Acuña Rodríguez Así. que están en contradicción con el orden establecido. la memoria individual y colectiva es una construcción que tiene que ver con las vivencias.. Año 2014. como con el uso de las fuentes y por su puesto en la construcción narrativa. que permiten dar protagonismo y visibilizar el papel de ciertos grupos como soldados. Mientras la sección libre ha tocado temas diversos que permiten socializar la producción historiográica en el contexto del conocimiento.

familia y estrategias de producción social entre el Antiguo Régimen y el proceso de Revolución e independencia en Tucumán. 1. Bolsi. Bibliografía Acevedo Tarazona. María Celia. Año 2014. 6. “Partidos y Directorios. Benjamín. “Los sentidos de la Nación y el federalismo en la Argentina 1830-1880”. Memoria. Historia Y MEMORIA. Ensayos Escogidos. (2013): 103-141. “Tesis de Filosofía de la Historia”. Olga Yanet. (2011): 147-168. Francisco. “El Movimiento estudiantil como objeto de estudio en la historiografía colombiana y continental: notas para un balance y una agenda de investigación”. Acuña Rodríguez. Historia Y MEMORIA. rangos y parentesco. “Oicios. Camargo Rodríguez. Buenos Aires: El cuenco de Plata. “El bicentenario en Colombia. Ángela Patricia. H. Historia Y MEMORIA. Los trabajadores de la Casa de la Moneda de Santafé 1620-1816”. Walter. Bonnett Vélez. Bravo. 6. 2010. Ricardo y Acuña Rodríguez. Múnera.mem. Olga Yanet. “Negocios. Andrés F. Escenarios de construcción de nación”. 1780-1820. El caso de los Posse”. Historia Y MEMORIA. 1. pp.. (2013):205- 232. Gabriel. “La Institución militar en el Estado de Magdalena 1857-1885”. (2011): 45-78. Diana Inés. (2011): 147-175. Historia Y MEMORIA.A. Chica Geliz. El Pasado: Historia o Memoria que Historia Y MEMORIA siga siendo un espacio académico en que se ponen en diálogo perspectivas historiográicas diversas que motivan a la relexión y al debate. Historia Y MEMORIA. 3. Nº. Historia Y MEMORIA. 57-87 83 . Álvaro y Samacá Alonso. “Cinema Reporter y la reconiguración de la Cultura popular de hist. 3. (2010): 113-133. 2. 9. Patrimonio y Territorio”. formas de sociabilidad política en Boyacá 1930-1953. (2010): 55-86. Castiblanco Roldán.

Historia Mexicana.. 4. Davio. 2012. Historia Y MEMORIA. “En torno al signiicado de la independencia”. Marisa. 2003. México: Fondo de cultura económica.mem. Cohén. 9. Historia Y MEMORIA. Florescano. “Anatomías Territoriales.2 (2003): 391-416. 84 hist. 53. García Naranjo. Fontana. “El Abismo Francés. Historia Y MEMORIA. Nº. Astrid. “Atribuciones de la Nostalgia: Ollantay y el Movimiento Neo. La Historia y el Historiador. Bogotá: Universidad de Los Andes. Francisco Antonio. (2012): 45-91. (2011): 169-199. Los conservadores chilenos y la Francia revolucionaria. Historia Y MEMORIA. 2.Inca”. Historia Y MEMORIA. un estado de la cuestión”. __________. 1912. AYER 32*1998 (http://ww. Enrique. (2011): 11-32. (2011): 13 44. Cordiviola. Año 2014.ahistcon. 57-87 . Historia y Memoria colectiva. “Notas sobre las relaciones entre memoria y nación en la historiografía mexicana”. “El proceso de Militarización en Tucumán durante la primera mitad del siglo XIX: experiencias e identidades de los sectores populares”. Cuño Bonito. Erll. Olga Yanet Acuña Rodríguez Cartagena de indias 1936-1957”. Alfredo. pp. Godoy Vega. (2011): 93-124. (2011): 33-52. Consultado el 5 de mayo de 2013. Francisco. “Memoria e historia. Aron. Justo. Memoria Colectiva y Cultura del Recuerdo. 2. Historia Y MEMORIA. Cuesta Bustillo. 3. 1864-1890”. (2010): 135- 158. Joseina. México: Universidad Nacional Autónoma de México. Alternativas de activar la otredad de pinturas coloniales de Potosí”. Josep.pdf). “Lo real y lo imaginario en la construcción de la República colombiana”. 3. 2. 1.org/docs/ayer/ AYER32_12. Historia Y MEMORIA.

com. Flacso: sede académica de Costa Rica. La memoria colectiva. Armando. Villavicencio 1947-1948”. Mauricio. 5. Menjívar Ochoa. Año 2014. 5. “Con los ojos de ellas: percepciones de la historia en Colombia 1920-1950. Andrés Ricardo. Gómez Isa. Martínez Martín. Martínez Garnica. “Elecciones y junta revolucionaria. Los marcos sociales de la memoria. Historia Y MEMORIA. Historia Y MEMORIA. 4. ___________. Miranda Arrieta. 2004. __________. Abel Fernando y Otálora Cascante. Historia Y MEMORIA. Las iestas centenarias de 1910 y 1911 en Tunja”. En: http://books. Historia Y MEMORIA. pp. 2011. “José Joaquín Camacho y su inluencia en la constitución de la Provincia de Tunja (1811)”. 2005. (2011): 111-128. “Antonio Ricaurte. Halbwachs. google. Los estudios sobre la memoria y los usos del pasado: perspectivas teóricas y metodológicas. El Pasado: Historia o Memoria Gómez. Andrés. (2012):13- 44. (2012):73-111. a partir de las narraciones de tres mujeres norteamericanas”.co/books?id=53aSzGJSFB0C&printsec=frontcove r&dq=Felipe+G%C3%B3mez+Isa. consultado 15 de abril de 2013. Jane. 9. “La Nación en el Cadalso. Pena de Muerte y politización del patíbulo en Colombia: 1800-1910”. 2006. Eduardo. La creación de la imagen de un héroe niño 1830-1881”. un insurgente mexicano frente hist. Márquez Estrada. Vicente Guerrero. El Derecho a la Memoria.mem. (2012): 145-178. Maurice. Barcelona: Editorial Antropos. Historia Y MEMORIA. Nº. José Wilson. “Patria y Madre Patria. (2012): 115-143. 3.. “La causa de la independencia y la República. 57-87 85 . Historia Y MEMORIA. 5. (2011): 79-108. Meyer.+El+Derecho+a+la+Memo ria&hl=es&sa=X&ei=tF8lUrDXIsWysASZkoDwAg&ved=0C C4Q6AEwAA#v=onepage&q=Felipe%20G%C3%B3mez%20 Isa%2C%20El%20Derecho%20a%20la%20Memoria&f=false. 3. Felipe. Barcelona: Editorial Antropos.

María Teresa.mem. Patiño. (2013):143-169. Nº. “El Mayorazgo de Sartenejas en la Venezuela Colonial 1740-1858”. autonomía e independencia”. Quezada Quiroz. Historia Y MEMORIA. 86 hist. “El Departamento de Boyacá a partir del proyecto político de la Regeneración 1886-1903. Historia Y MEMORIA. Ricoeur. “La botica neogranadina de la Compañía de Jesús: un laboratorio para explorar prácticas médicas en la provincia de Santafé. Rojas. Delitos contra las mujeres”. Claudia Julieta. Ortega. Olga Yanet Acuña Rodríguez a la revivida Constitución Española en 1820”. Monroy. Robayo. 1. (2013): 171- 204. Relexiones desde lo político-administrativo. Historia Y MEMORIA. (2010):159-179. 57-87 .. Historia Y MEMORIA. “Un planeta Caníbal”. 6. Rangel. Año 2014. el olvido. pp. (2012): 93-140. Reinaldo. “Ciudadanía. Juan Manuel. (2012): 141-187. (2012):49-72. Historia Y MEMORIA. “Temporalidades en conlicto: cuerpo y desaparición en las prácticas artísticas contemporáneas en Argentina”. Historia Y MEMORIA. María Eugenia. David. 9. (2012):191-223. 1926-1929”. 2. 6. Moriente. 4. La memoria. (2013): 17-39. 4. (2010): 11-34. 1. 5. 4. “La Junta Suprema de Caracas de 1810: Nación. Monsalvo Mendoza. Historia Y MEMORIA. Edwin. La independencia de Tunja y su provincia 1810-1815”. primera mitad del siglo XVIII”. “Delitos en torno al núcleo familiar. 5. (2012): 201-223. Historia Y MEMORIA. “La mujer cristera en Michoacán. “Relexiones en torno al impacto de la Patria Boba. Historia Y MEMORIA. educativo y religioso”. 6. la historia. (2011): 69-92. 2003. Paul. María Luisa. Osorio Oliveros. Historia Y MEMORIA. Egilda. Historia Y MEMORIA. Vecindad y sufragio en Cartagena 1810-1834”. Madrid: Editorial Trotta. Claudia Liliana.

pardos e independencia en Venezuela 1812-1814”. Edda Otilia. Tejada Soria. El Pasado: Historia o Memoria Sant Obiols. “El pasado. (2010): 35- 54. (2011): 125-145. pp. Valencia.. Historia Y MEMORIA. “Independencia. Albeiro. Historia y Derecho”. (2011): 129-146. 23. hist. Historia o Memoria”. Historia Y MEMORIA. “En defensa de un positivismo alegre. Historia Y MEMORIA. Renán. Revista Historia y Memoria. “¿Por qué las mujeres son invisibles en la enseñanza de la historia?”. Nº. Historia Y MEMORIA. 5.mem. 3. Hernán. “Campesinos pobres y señores de la tierra. No. “Relexiones sobre la memoria y autorrelexiones de la historia”. Uribe. (2012): 225-255. 45 (2003): 103-128. (2012): 225- 257. Citar este artículo: Olga Yanet Acuña Rodríguez. 2. Jaika. 1. Zamudio Aizpurúa. “La experiencia juntista en Mérida (Venezuela). Historia Y MEMORIA. (2011): 53-68. Historia Y MEMORIA. Sorgentini. Santos Hernández. Migraciones hacia el sur de Antioquia 1800-1900”. 2014): 57-87. Una aproximación al balance historiográico desde el contexto latinoamericano”. Michel Foucault en el archivo”. 6. Fabio. (2012): 17-48. Historia Y MEMORIA. Año 2014. (2013): 41-66. Silva Olarte. 1808-1811”. “Elecciones y partidos políticos. Revista Brasilera de Historia. Víctor. “Pulperos. Jorge Tomás. 2. “Insurgentes de provincia: Nueva Granada y el constitucionalismo en el mundo Hispánico en la década de 1810”. Historia Y MEMORIA. 4. 5. Edda y Pagés Blanch. 57-87 87 . 9. 9 (julio-diciembre. Uribe Urán. Jean.

.

Provivienda organiza a los destechados en un movimiento de inquilinos. Una relexión sobre este proceso histórico en la perspectiva actual * Este artículo es producto del avance de tesis del Doctorado en Estudios Políticos y Relaciones Internacionales. Universidad Nacional de Colombia. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia* María Elvira Naranjo Botero1 Universidad Nacional de Colombia Recepción: 18/12/2013 Evaluación: 30/01/2014 Aprobación: 01/04/2014 Artículo de Investigación e Innovación. a partir del concepto de colonización popular. para su plena inclusión como ciudadanos con derecho a vivienda digna. resistencia civil. Democracia. e interpreta su dinámica organizativa a través tanto de entrevistas a sobrevivientes fundadores de los barrios de invasión como de los documentos del archivo de la organización. Creada en 1959. En la actualidad.. Muchos de sus protagonistas. Líneas de investigación: Acciones colectivas. inanciado por la Universidad Nacional de Colombia. Nº. conlicto y DIH. fueron despojados por la violencia de los años 50. Provivienda es la primera organización social de destechados. Universidad Nacional de Colombia. 1 Socióloga y Candidata a Doctora en Estudios Políticos y Relaciones Internacionales. 89-118 89 . colonizaron posteriormente ejidos y terrenos municipales en centros poblados. Grupo de investigación: Grupos de investigación del IEPRI- UNAL: Actores armados. Año 2014. que fundaron incas cafeteras adquiridas ocupando baldíos. pp.edu. menaranjob@ unal. conlicto armado.co hist. e hicieron parte de la Unión Patriótica. Profesora asociada. aún vigente e integrada por desplazados forzados que buscaron refugio y obtuvieron vivienda propia mediante acciones colectivas.mem. 9. Resumen Este artículo reconstruye la historia de Provivienda. nación y guerra.

90 hist. 89-118 . with regards to the concept of squatter colonization. 9. They later squatted on public lands and vacant municipal properties in population centers and formed part of the Patriotic Union political party. had been dispossessed by the violence of the 1950’s. Año 2014. who started coffee farms by squatting on public land. María Elvira Naranjo Botero de negociación política entre la insurgencia y el gobierno puede ser un aporte a la comprensión de las causas del conlicto y a la construcción de una paz con justicia social. Nº. desplazamiento forzado. forced displacement. pp. Key words: squatter colonization.mem.. Many of its founders. Provivienda: A Factor in the Squatter Colonization of Colombia Summary This article reconstructs the history of Provivienda. Created in 1959 and still operating. vivienda por autoconstrucción. A relection on this historical process from the view of current political negotiation between insurgent groups and the government may contribute to the understanding of the causes of the national conlict and to the building of peace with social justice. consisting of victims of forced displacement that sought shelter and obtained their own housing through collective action. Currently. and interprets Provivienda’s organizational structure through interviews with surviving founders of these squatter shantytowns as well as through documents from the archives of the organization. self construction. Provivienda was the irst social organization of homeless individuals. Provivienda organizes homeless individuals into a movement of tenants and advocates for their full inclusion as citizens with the right to a decent home. Palabras clave: Colonización popular.

en segundo lugar. Introducción En este artículo se presenta una historia de los fundadores de Provivienda. Beaucoup de ses protagonistes. déplacement forcé. el contexto violento de la colonización rural de donde proceden los protagonistas de este relato. ain de chercher leur pleine inclusion comme citoyens ayant droit à un logement digne. Mots clés: colonisation populaire. Año 2014. 89-118 91 . Actuellement Provivienda organise les sans-toit dans un mouvement de locataires. Se menciona en primer lugar.mem. encore en vie et constituée de déplacés forcés ayant cherché refuge et obtenu un logement pour eux au moyen d’actions collectives. víctimas de la violencia bipartidista de los años 50.. 1. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia Provivienda: protagoniste de la colonisation populaire en Colombie Résumé Cet article reconstruit l’histoire de Provivienda à partir du concept de colonisation populaire et étudie sa dynamique organisationnelle par l’intermédiaire d’entretiens aux survivants fondateurs des quartiers d’invasion ainsi que des documents des archives de l’organisation. Provivienda fut la première organisation de sans-toit. se describe cómo a partir del desplazamiento forzado. pp. que lograron consolidar sus barrios y ser propietarios de sus viviendas gracias a su experiencia previa como colonizadores rurales organizados. ont été dépouillés par la violence des années 50. et ont ensuite colonisé des ejidos et des terrains municipaux. Une rélexion sur ce processus historique dans la perspective actuelle d’une négociation politique entre les guérillas et le gouvernement peut aider à la compréhension des causes du conlit et à la construction d’une paix avec justice sociale. ont milité au sein de l’Union Patriotique. se hist. Nº. 9. Créée en 1959. qui ont fondé des exploitations caféières acquises en occupant des terres en friche. logement par auto- construction.

ubicar nombres. escrituras. ejercicios de cartografía social. Nº. se combinaron técnicas convencionales con herramientas de Investigación Acción Participativa. fechas. se ha intentado comprender los repertorios de contestación que han caracterizado estas acciones colectivas a lo largo de su historia.IAP. 89-118 . debe señalarse que se asumió una perspectiva de pluralismo metodológico. En relación con la metodología utilizada en la investigación. Lo documentos de Provivienda son en su mayoría de carácter administrativo. A través del proceso de la IAP ha sido posible crear un espacio de conianza con los fundadores sobrevivientes y con quienes actualmente hacen parte de la organización.. La Central Nacional Provivienda fundada en 1959 es la primera organización social de destechados creada en Colombia y es la única en América Latina que ha permanecido en funcionamiento por más de 50 años. ha sido posible reconstruir las circunstancias y los hechos vividos por los colonizadores populares rurales y urbanos de Provivienda. además de tener acceso a cerca de 2000 documentos conservados en bodega durante 4 décadas. En ninguno de ellos ni en las entrevistas a los fundadores se encontró evidencia de vínculos con las FARC u otras organizaciones armadas. lugares y cobertura de las acciones 92 hist. 9. pp. Con estos documentos se realizó un proceso de organización y clasiicación documental. creando así su archivo histórico que hoy proporciona información pertinente para reconstruir la memoria de la organización. María Elvira Naranjo Botero inicia y se consolida el proceso de colonización urbana. Con cerca de 80 entrevistas a los sobrevivientes fundadores de barrios en 10 ciudades. Año 2014. correspondencia. planos. y por último se presenta una síntesis de los principales períodos históricos de la organización desde 1959 hasta el año 2005.mem. inanciero y contable. conversatorios y debate con los protagonistas para comparar y complementar los hallazgos documentales con las memorias de los fundadores de la organización. actas. A partir de los relatos obtenidos. etc.

Coyaima. El Banco. Nº. La Plata. La organización de este archivo fue esencial para encontrar evidencias de que existieron cerca de 500 barrios de Provivienda en 120 municipios. Fusagasugá. la estructura y funcionamiento de sus barrios y para ubicar a muchos de los fundadores. Chinchiná. 9. Lejanías. San Alberto. Machado. Sibaté. muchos campesinos sin tierra migraron hacia las vertientes de la cordillera central de Colombia. Piedecuesta Piñalito. Cúcuta. Buenaventura. Archivo Histórico. Pitalito. Así lo evidencia el primer censo oicial realizado en 1932. Soacha. San Pablo. Puerto Asís. Consacá. Sogamoso. Rivera. Montañita. Pasca. Flandes. 304.2 como también para comprender las estrategias pedagógicas y organizativas. Córdoba. La Virginia. Sincelejo. Túquerres. Pasto. Barrancabermeja. Ipiales. La Unión. Tulúa. Mesitas del Colegio. La colonización popular rural En la primera mitad del siglo XX. Puerto Salgar. Segovia. quienes posteriormente fueron entrevistados. Villa del Rosario Viotá. en busca de tierras baldías. Bosa. El Castillo. Medellín. Santa Rosa de Cabal. 89-118 93 . Santa Marta. San Carlos. Circasia. Bello. Palmira. Sevilla. Neiva. 1981). la mayoría de ellas con menos de 10 hectáreas. La Dorada. Tabio. Villavicencio. Turbo. Esta producción en pequeñas propiedades fue importante para el desarrollo económico del país y para la estabilidad de la política colombiana en los albores del siglo XX3. La Uribe. Cartagena. La Mesa. Algeciras. Campoalegre. Rionegro. Chaparral. Valledupar. pp. Montenegro. Granada. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia colectivas emprendidas por los viviendistas. Arauquita. Chigorodó. Natagaima. Yacopí. Carepa. Bogotá. Florencia. hist. La existencia de grandes cantidades de tierra no titulada en las laderas fue decisiva para el nacimiento de incas pequeñas y medianas en el corazón de la zona cafetera del país. Ayapel. Puerto Colombia. El Espinal. Jamundí. Corinto. Puerto Wilches. Pradera. Armenia. Valparaíso. Chía. su legitimidad y función estabilizadora se rompen con la llamada violencia bipartidista. Manizales. Facatativá. Los 120 municipios con Centros de Provivienda son: Agua de Dios. Puerto Boyacá. Girardot. Sin embargo. Saravena. Remedios. Candelaria. 2 Provivienda. que registró 15000 incas cafeteras. Obando. Apartadó. 1886-1910 (Medellín: FAES. Doncello. Café y conlicto en Colombia. Barranquilla. Palestina. Puerto López. Miranda. Pereira. Mesetas. Dosquebradas. Bucaramanga. Paipa. 3 Charles Bergquist. Castilla. Yumbo y Zipaquirá. La Montañita.mem. El Playón. Año 2014. 2. Ibagué. Popayán. Fontibón. Apulo. Cali. Ciénaga. Mariquita. Ocaña. Honda. Montería. Madrid. Armero.. Necoclí.

comisiones del ejército en la vereda del Palmar quemaron las casas y asesinaron a los vecinos en el camino […] entonces. Sociedad y política en Sumapaz (Bogotá: FCH. En algunas ocasiones. Las grandes compañías agrícolas capitalistas y los futuros hacendados buscaron los mecanismos para apoderarse legalmente de las parcelas de los colonizadores desterrados. En las entrevistas realizadas a los fundadores de los barrios de Provivienda fue posible obtener testimonios que evidencian la intensidad del drama que vivieron las víctimas de esta violencia: “Los liberales perseguidos por los chulavitas en el norte del Valle del Cauca huían hacia Cali. Allí a las orillas del río Cauca llegaban centenares de refugiados en condiciones de miseria absoluta. Situaciones en donde repercutieron las condiciones políticas y sociales generadas en el Estado de Sitio decretado por el gobierno nacional después del Bogotazo. eran en realidad éxodos masivos. en el marco de políticas estatales de concesiones territoriales. 94 hist. 4 Rocío Londoño. con el doctor Alirio Caicedo atendíamos a los heridos y a los enfermos”6.. Juan de la Cruz Varela. que se desarrollaban en circunstancias bélicas por expulsión y destierro. en: Cátedra Jorge Eliécer Gaitán (Bogotá: Universidad Nacional. Año 2014. 5 de julio de 2011. “Memorias del destierro y del exilio”. dirigente comunista de Chaparral. María Elvira Naranjo Botero La consolidación de nuevas zonas productivas. 486. Rocío Londoño airma que en el Tolima esta violencia despojó de sus tierras al 48% de los campesinos4. la titulación de estos baldíos.000 personas (hombres. 2012). nacida en 1930. 5 Jacques Aprile-Gniset. 9. 6 Entrevista a Cruz. motivó a presiones violentas de especuladores y terratenientes usurpadores que se ocultaron detrás de supuestas razones políticas durante este período. 2007): 142.mem. con 38 ó 40 guerrilleros y con las familias que eran más de 4. Cali. por su parte. intentaron despojar y desalojar a los colonos pioneros de las laderas vírgenes que habían valorizado con su trabajo. 89-118 . forzados y prolongados. Nº. Celmira. incluso. En febrero de 1953. Aprile Gniset5 airma que las migraciones campo-ciudad. estos terratenientes recibieron. pp. mujeres. Esta violencia puede considerarse una larga guerra agraria de los latifundistas que.

en la iglesia católica de Ataco les daba la comunión a los asesinos y los bendecía con agua bendita. pero sucedió que mataron a mis hermanos y nuestra casa fue atacada varias veces. Dejamos todo lo que teníamos y nos vinimos a Bogotá”.8 Frente a este drama. 43 y 44. en el año 1949. La persecución política obliga al abandono de las pequeñas incas cafeteras ubicadas en las vertientes de las cordilleras de Cundinamarca. 1991). hist. maestro del Cauca. 1993). cuando iban a matar a los evangélicos. 78. Ellos fueron masacrados por la policía que les cortaba la cabeza y les quemaba las casas. pp. Nº. 9 Alfonso Torres. Eran evangélicos y gaitanistas. Bogotá. Tolima. arriba de Villarrica […] por el páramo de Sumapaz y salimos hacia el Guayabero y hacia el Duda.7 En 1950. Otros pobladores de asentamientos populares surgidos en Bogotá se expresan de manera similar: “Vivíamos en una inca cerca de Armenia. Eje cafetero y norte del Valle. En Santiago Pérez (Tolima) había una comunidad evangélica y tenían una capilla en Campohermoso. por lo cual mi marido se vino a Bogotá a buscar trabajo y luego nos vinimos con la familia”9. una vereda más arriba de Roncesvalles […] en esa vereda 7 Jacques Aprile-Gniset. 8 Entrevista a Dorado. 89-118 95 . nacido en 1920. 9.mem. Jesús María. nosotros tuvimos que salir huyendo por los cafetales porque en la volqueta del municipio de Rovira. Año 2014. se observa que las zonas rurales expulsoras son las de mayor prosperidad cafetera. 10 de febrero de 2013. Una historia similar es descrita por un fundador del barrio Policarpa Salavarrieta en Bogotá: Nuestra inca era cafetera. Así lo evidencian los campesinos inmigrantes: “Teníamos una inca cafetera en el Tolima y después del 9 de abril tuvimos que huir amenazados porque éramos liberales. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia niños y ancianos) salimos por la cordillera de Altamizal.. El padre Grisales. La ciudad en la sombra (Bogotá. La crónica de Villarrica (Bogotá: Ediciones Ilsa. venía una comisión de la policía a incendiar todo. Cinep. Venían de San Antonio de los Micos. cuando llegué como inspector de educación a Ataco (Tolima) había una lista de niños que tenían prohibida la entrada a la escuela porque eran hijos de comunistas y de evangélicos.

Mi abuelo fue combatiente en la guerra de los Mil días.14 10 Jacques Aprile-Gniset. A raíz de la muerte de Gaitán teníamos que vivir huyendo y esta violencia se incitaba desde el púlpito de la Iglesia. 7 de enero de 2011. Anita. En la Plaza de Bolívar de Pereira recuerdo que asistí a una manifestación con la plaza llena de gente y desde un balcón hablaba Jorge Eliécer Gaitán.12 Soy un hombre que vengo de familias campesinas. expulsados por la violencia liberal-conservadora: En plena violencia liberal conservadora mi papá murió. Y eso duró harto tiempo. acomodar las cobijitas por ahí y escondernos en el monte o debajo de las matas de café. Llegó tanta gente buscando refugio que la situación en Honda se hizo muy difícil. nacida en Cundinamarca en 1935. Mi mamá y yo tuvimos que abandonar la inca y huir con mi abuelita y sus hijos hacia Honda porque allí se brindaba protección a los desplazados de muchos lugares de Cundinamarca y Tolima. 13 Entrevista a Quintero. Bogotá. Mario.10 Estos hechos también se evidencian a través de algunas entrevistas realizadas a los fundadores de barrios de Provivienda en Soacha y en Valledupar que llegaron allí procedentes de zonas cafeteras de Cundinamarca y Norte de Santander. 10 de enero de 2011. pp. Nadie podía quedarse en la casa. Mi papá era gaitanista. La crónica…39. 9. Por eso nos fuimos y nunca volvimos por allá. 14 Jacques Aprile-Gniset. 11 Entrevista a Borray. 89-118 . Nº. Guzmán. Valledupar. en Montenegro (Quindío). fundadora del barrio Primero de Mayo en Valledupar.11 Yo nací en la zona cafetera. Valledupar. Cada día nos tocaba. a las seis de la tarde. 2 de octubre de 2011. Concejal de Bogotá. allí lo conocí. En la mañana primero debíamos asegurar que no había nadie para regresar a la casa. 96 hist.13 Ya no se podía ni dormir en la casa.mem. Barrio Fundadores de Valledupar. Vivimos una violencia permanente contra los liberales en el Carmen. Nací en el Carmen (Norte de Santander) una pequeña población cafetera en las estribaciones de la cordillera oriental. un pueblo liberal.. 12 Entrevista a Upegui. María Elvira Naranjo Botero mataron a más de 80 personas. La crónica…29. Año 2014.

barberos y joyeros. plomería. Qué pasó camarada? (Bogotá: Apertura. la mayoría de la población colombiana está ocupada o sub-ocupada en el sector informal de la economía en actividades. plomeros. 16 Nicolás Buenaventura. hacer reparaciones. fue escasa la vinculación de los bogotanos a la industria fabril capitalista y lo corrobora en el poco número de obreros en los asentamientos populares. electricistas. sastres. Torres observa que. el sociólogo Eduardo Ramos pudo constatar que más del 70% trabajan en actividades informales.. La colonización popular urbana El éxodo rural masivo de los años cuarenta y cincuenta obligó a la mayoría de los migrantes campesinos a sobrevivir en las ciudades como trabajadores por cuenta propia. carpinteros y zapateros. en oicios artesanales o como vendedores ambulantes15. trámites y reclamaciones. al sector informal de la economía como trabajadores por cuenta propia16. Los dirigentes de Provivienda son militantes comunistas destechados e invasores. “toderos”. 9. A través de su organización social lograron conseguir vivienda para cerca de medio millón de destechados. en general. modistas. La ciudad…47-51. hist. que en términos coloquiales se denominan “el rebusque”. en su gran mayoría. como puede observarse a continuación: 15 Aún en 2013. campesinos y campesinas. 17 Alfonso Torres. Son en su mayoría. 67. construcción o pintura. que en la ciudad se vinculan. otros le jalamos a lo que salga. vendedores ambulantes y celadores […] vendiendo chance o promociones puerta a puerta. Año 2014. 1992). expertos en trabajos manuales. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia 3. cocineras. sombrereros. pp. lavanderas. Nº. carpinteros. 89-118 97 . ornamentadores. albañiles. maestros de obras. Algunos pobladores fundadores de barrios surgidos a ines de la década del 50 narran que: Había muchos albañiles.17 A partir de una encuesta realizada en 1965 a los jefes de familia de barrios llamados “subnormales”. algunos trabajaban en plazas de mercado […] éramos más que todo trabajadores independientes.mem. Son quienes saben cómo y dónde solucionar los problemas cotidianos. zapateros.

4% Desempleados 5.0% Empleados en oicios domésticos 6. los nuevos pobladores pasan de colonizar tierras baldías de la nación a la colonización de los ejidos y los predios municipales. La ciudad colombiana (Bogotá: Banco Popular. pp. 18 Jacques Aprile-Gniset.4% Artesanos independientes 17. Distribución porcentual de los padres de familia de barrios subnormales según ocupación. cuyo proceso es explicado por Lina Sánchez: […] las tierras que circundaban al poblado.4% Vendedores ambulantes 13. 622-625. Para seguir el rastro de los destechados invasores.0% Empleados almacenes y oicinas 12. 98 hist.6% Obreros fabriles 5. se puede establecer una nueva categoría territorial histórica de la urbanización: la colonización popular urbana18. Año 2014. se integran a la urbe moderna por medio de un verdadero proceso de colonización urbana popular. que es el caso que nos ocupa. 89-118 . Ocupación de jefes de familia Porcentajes Obreros de la construcción 22. Bogotá. 1992). en el cual se observan muchos rasgos típicos de la colonización agraria del período anterior […] se puede airmar que la urbe colombiana nueva. De acuerdo con este autor. Así. Nº. La colonización popular urbana se constituyó como un rasgo característico de la fase moderna de la urbanización.mem. María Elvira Naranjo Botero Cuadro 1. “Invasiones”. es producto de los colonos destechados. en gran parte.8% Agricultores 17. es imprescindible tomar como referencia los desarrollos conceptuales de Jacques Aprile. 9.. 1965.4% Total 100% Fuente: Eduardo Ramos. 1965). Aspectos sociales de la inmigración en Bogotá (Universidad Nacional.

“Migración forzada y urbanización en Colombia”. festivales. mingas y trabajos colectivos de autoconstrucción. hist. 2007): 13. Estos habitantes realizaron acciones colectivas de diversa índole como movilizaciones. en: Procesos Urbanos Informales (Bogotá: Universidad Nacional. bloqueo de vías. Con un movimiento social silencioso. nacen cientos de nuevos barrios clandestinos. Alfonso Torres Carrillo relaciona cerca de 250 acciones colectivas emprendidas por colonizadores populares urbanos entre 1958 y 1971. memoriales a las autoridades. para solucionar su problema habitacional en barrios de Bogotá. 9. 20 Alfonso Torres. Como lo describen las crónicas de los viviendistas.mem. que fundaron barrios de invasión. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia “tomas” y “ocupaciones” deben ser analizadas como uno de los elementos que integran el proceso de urbanización nacional. reclamaciones escritas. carentes de servicios básicos esenciales. en condiciones de miseria. La vivienda es para los campesinos migrantes no solo un techo. pp. ya que representa seguridad para sus familias y la perspectiva de emprender con otros una nueva vida barrial superando el desarraigo. 89-118 99 . la inmensa mayoría de quienes participan en la lucha por la vivienda son mujeres y niños20.19 Los viviendistas de la segunda mitad del siglo XX son bastante heterogéneos. la parcela familiar proporciona el alimento y es la base de la organización social. como es el caso de la Central Nacional Provivienda. La importancia de conseguir tierra es un rasgo cultural característico de quienes han sido despojados en el campo. marchas. Año 2014. La ciudad…98. Hay desde invasores espontáneos que individualmente buscaron un techo en donde refugiarse hasta iniciativas de urbanizadores piratas ligados al clientelismo tradicional. Nº. recolección de fondos en bazares.. pedreas. 19 Lina Sánchez. También se encuentran las acciones colectivas directas que protagonizaron los destechados pertenecientes a una organización social. resistencia al desalojo.

como puede comprobarse en las diferentes formas de producción de vivienda tipiicadas y cuantiicadas por Samuel Jaramillo para la ciudad de Bogotá. Engativá.5 49. Su magnitud es tan signiicativa que llegó a constituir más del 50% de las viviendas urbanas construidas durante este período.2 49. Camilo Torres. Yomasa. 22 Samuel Jaramillo. Externado. Año 2014.3 16.0 12. Lucero. Los Olivos y Nuevo Chile21.9 Fuente: Samuel Jaramillo. Salvador Allende. La vivienda en Bogotá (CEDE. Soacha.9 1973-85 31. Atahualpa. Desde 1938 hasta 1985 los más pobres. 54. Santa Librada. El Dorado. Distribución porcentual de las formas de producción de vivienda por períodos en Bogotá (1938-1985).8 15. Formas de producción Promoción Por Estatal Auto- según capitalista encargo subsidiada construcción períodos 1938-51 23. pp. % sobre el total de viviendas. 9. Nº. Policarpa. María Elvira Naranjo Botero Los conlictos con las autoridades se ubican principalmente en los barrios de Usme. 100 hist.8 42. La Casona y El Vergel. 1992). resolvieron su necesidad de vivienda acudiendo a la autoconstrucción.. Ahora bien. Camilo Torres. Cuadro 2.9 21.8 17. 1997).mem. Juan XXIII.6 55. El Quindío. Juan XXIII.1 1964-73 16. En la práctica.9 4. que representan cerca de la mitad de la población. Salvador Allende. las invasiones de terrenos que pueden considerarse más signiicativas en la capital ocurren en: Las Colinas. Durante el mismo período.0 19. como puede observarse en el cuadro que se presenta a continuación. 89-118 . 21 Alfonso Torres. Organización popular y desarrollo urbano (Bogotá: U. La ciudad…208. este proceso de colonización popular urbana se realizó fundamentalmente por autoconstrucción.3 16. Suba. El Pedregal. Santa Rosa.2 1951-64 23. esta modalidad se convirtió en la alternativa de vivienda más utilizada por amplios sectores populares. la cual se encuentra ligada a la ocupación ilegal del espacio22. El Progreso. Los Laches.

Julio Rincón y Alfonso Barberena se oponían a esta clase de atropellos. La lucha por la vivienda en Colombia (Bogotá: Ecoe. con la complicidad de las autoridades que veían una oportunidad de adueñarse de las propiedades ejidales para su enriquecimiento personal. Los colonizadores populares urbanos que dan origen a Provivienda La creación y consolidación de la Central Nacional Provivienda en Bogotá durante 1959 fue posible debido a las acciones colectivas que se emprendieron en Cali. 1985). hist. sin tener necesidad de vivienda. Nº. La mayoría de las veces.mem. Las orillas del río Cali hacia el norte y del río Cauca hacia el oriente fueron pobladas por miles de familias. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia 4. 20-22. Como relata el escritor Arango Zuluaga23. una década antes. como consecuencia del crecimiento poblacional causado por las grandes migraciones campesinas que llegaban a la ciudad huyendo de la violencia rural.. las autoridades hacían el desalojo. 89-118 101 . Así en una ocasión. 9. Alfonso Barberena. miles de destechados intentaban ocupar los terrenos donde hoy existen los barrios de Agua Blanca y Terrón Colorado. participaban de las invasiones para apoderarse de lotes que luego alquilaban a familias sin techo. Barberena mostró documentos que probaban que los terrenos eran de propiedad ejidal y que quienes iguraban como arrendadores 23 Carlos Arango Zuluaga. se presentó en compañía de Julio Rincón. estas acciones eran fundamentalmente espontáneas y con permanentes enfrentamientos entre ocupantes y autoridades. Algunas de ellas habían ocupado directamente y otras se encontraban en calidad de inquilinas de algunos individuos que. Año 2014. pp. El personero municipal de entonces. evitaron un desalojo de 100 familias. en los terrenos ejidales. Cuando las familias se atrasaban en el pago del arrendamiento. Allí el problema habitacional tuvo dimensiones cada vez mayores. cuando el juez se disponía a irmar la orden de desalojo. Después de cada desalojo los invasores intentaban nuevamente ocupar los mismos terrenos y otra vez las autoridades desalojaban. Entre los años 1942 y 1946. en la capital del Valle del Cauca.

Luis. De esa manera las familias se salvaron de ser desalojadas recibiendo posteriormente. Las familias ocupaban los terrenos y a la vez estaban llenando formularios para que la entidad oicial indicada les adjudicara el lote ocupado. 102 hist. De común acuerdo. La idea de organizar a los destechados para resistir a los desalojos y conseguir vivienda propia fue una iniciativa de Barberena y Rincón. pp. 25 Entrevista a Jerez. Ponencia presentada al Observatorio Socio-político y Cultural sobre Desplazados. Preferían que la tierra fuera entregada a los nuevos pobladores. la lucha por la vivienda se hizo con una “combinación de las formas de lucha”. 9. a través del Concejo o mediante los mecanismos jurídicos. Rincón y Barberena combinaban la actividad normativa y jurídica con las acciones directas. por la cual se estableció la imprescriptibilidad de los ejidos o tierras comunales alrededor de los centros urbanos24. presidente nacional de Provivienda en 2012.mem. ante la magnitud del drama que vivían tantas familias25. Cuando fue personero municipal de Cali realizó acciones decididas de apoyo a los destechados. Nº. de alguna manera puede decirse que desde sus inicios. Como concejal logró la legalización de las ocupaciones que dieron vida a los barrios Nacional y Primero de Mayo. 1999):15. En síntesis. amparándose en las leyes vigentes de la época sobre los ejidos. 89-118 . Alfonso Barberena era un dirigente liberal. Así. migraciones internas y reestructuraciones territoriales. 20 de febrero de 2012. María Elvira Naranjo Botero incurrían en un fraude. Año 2014. No era difícil de lograr si comprobaban que la familia no tenía vivienda. “Dinámica del poblamiento y algunas características de los asentamientos populares con población afrocolombiana en el oriente de Cali”.. 24 Fernando Urrea y Fernando Murillo. también conocida como Ley Barberena sobre los terrenos ejidales. (Bogotá: FCH Universidad Nacional de Colombia. podían ocupar también en algunos casos predios privados de origen ejidal. pero cuando las mayorías oicialistas lo impedían. y cuando se desempeñó como congresista logró la aprobación de la Ley 41 de 1948. adjudicación legal de los terrenos por parte del municipio. entonces apoyaban a los destechados para que ocuparan directamente. emprendieron juntos durante varios años la defensa de quienes no tenían vivienda y lograron obtenerla para cientos de pobladores. Bogotá.

. Año 2014. Su cuerpo fue hallado con graves huellas de tortura. Tulio Villa. de artesanos y trabajadores independientes y que contaron con la participación activa de militantes comunistas como Carlos Herrera. Enero 25 de 2011. hicieron posible la creación de una organización nacional que integrara estas iniciativas para darles una mayor proyección y cobertura en todo el territorio nacional. pp. se iniciaron también comités locales de Provivienda promovidos por los sindicatos de oicios varios. Camilo Larrazábal. 9. La Federación funcionó durante dos años y se desintegró a raíz de la violencia desatada con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán y de Julio Rincón que también murió asesinado el 8 de junio de 1951. La lucha por la vivienda…22.mem. sindicalista fundador del barrio Primero de Mayo en Valledupar. militantes comunistas que posteriormente participarían en la fundación de la Central Nacional Provivienda y del barrio Policarpa Salavarrieta en Bogotá26. Ibagué y otras ciudades del país. entre otros. para expropiar los terrenos ejidales que estaban en posesión de familias pertenecientes a la élite vallecaucana. A la reunión constitutiva asistieron delegados de 40 comités nombrando una junta directiva integrada. En esos días se discutía en el Concejo de Cali un proyecto de acuerdo de su autoría. En Ciénaga invadieron los ejidos conocidos como playones para conformar los barrios Jorge Eliécer Gaitán y Nueva Colombia y en Valledupar los terrenos municipales de la Granja Ganadera dando origen al barrio Primero de Mayo27. 26 Carlos Arango Zuluaga. Nº. Vicente. Valledupar. Las experiencias de los primeros comités de Provivienda en Cali. por Luis Morales y Pedro Salas. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia En el año de 1946 los comités Provivienda que existían en Cali acordaron constituirse en una Federación con el in de afrontar unidos la represión policial en las ocupaciones. Valledupar. Carlos Arias. hist. que le ocasionaron la muerte junto con el veneno que le obligaron a ingerir. 89-118 103 . 27 Entrevista a Martínez. A inales de la década del 50. Vicente Martínez y Anita Borray. Los años cuarenta y cincuenta fueron una época de mucha agitación social en varias ciudades colombianas. Ciénaga.

Como narra Arango Zuluaga: Fue la organización pionera de las luchas de los destechados. 1963). 30 Provivienda. Año 2014. 29 Carlos Arango Zuluaga. las acciones colectivas de los destechados.mem. 89-118 . en la segunda mitad del siglo XX. quien redactó el proyecto de Estatutos de la nueva organización y tramitó la personería jurídica que sería obtenida el 5 de mayo de 1961 mediante resolución del Ministerio de Justicia. pues habían huido de sus sitios de origen hacia las ciudades en condiciones precarias y con la urgencia de encontrar un techo vivían hacinados en inquilinatos miserables30. que con frecuencia eran ejidos o predios municipales y otras veces baldíos de propiedad incierta. equipamiento urbano y seguridad y una activa participación en las protestas sociales y políticas de otros sectores sociales. • Primer período de Provivienda (1959-1971) En este período. predominan las ocupaciones a terrenos ociosos. Su propósito era promover y coordinar. El proceso organizativo se inicia a partir de las necesidades apremiantes de la mayoría de los destechados. algunos militantes del Partido Comunista crearon los Centros de Inquilinos de 28 Provivienda. La lucha por la vivienda…28. pp. orientadas a obtener soluciones de vivienda popular urbana28.29 A continuación se presenta una síntesis de los principales períodos históricos de la organización desde 1959 hasta el año 2005. Ante esta problemática. 1967).. en todo el país. Contó con la participación de sindicalistas y abogados como Hernando Garavito Muñoz. Informe a la V Asamblea Nacional (Bogotá: Archivo Histórico Cenaprov. Nº. Informe a la III Asamblea Nacional (Bogotá: Archivo Histórico Cenaprov. las prácticas colectivas de construcción. evento convocado por el Partido Comunista e impulsado por Alfonso Barberena. concibió y dirigió muchas de las ocupaciones de hecho más notables que dieron lugar a un nuevo tipo de barrios caracterizados por la organización de sus habitantes. 2. 104 hist. 9. María Elvira Naranjo Botero El 16 de febrero de 1959 se llevó a cabo la primera reunión de la Central Nacional Provivienda.

Luchan con las leyes y contra las leyes. sus soluciones. Así. 32 Una estrategia que hacía prácticamente imposible para las autoridades locales controlar la invasión ante el hecho de que por la noche había cierta cantidad de casetas y por la mañana aparecía otra cantidad muy superior. pp. y capacitación para participar en las acciones colectivas de ocupación de predios. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia Provivienda. 89-118 105 . inundaciones. estudiaban previamente el terreno. un Centro de Inquilinos llegó a tener más de tres mil ailiados31. quienes además de tener ensamblada su caseta y aforados sus enseres domésticos. estas acciones colectivas se realizaban casi con la precisión de un operativo militar. enfermedades. Cada vez que un Centro de Inquilinos decidían ocupar un lote. hist. Según informe a la V Asamblea. con el in de impedir que llegaran personas que no necesitaban vivir allí. se elaboraba un plan detallado con los futuros ocupantes. debían cumplir todas y cada una de las pautas acordadas. Informe a la V Asamblea…11. y se arrojan al mismo lugar de donde han sido arrojados. sincronizado y muy eicaz32. Año 2014. En los centros se estableció un reglamento según el cual todo aquel que llegara a solicitar un lote tenía que llegar con su familia y sus equipajes el día de la mudanza. el sol abrasador. Para las invasiones masivas. Estos centros tenían también la tarea de encontrar predios cercanos a las ciudades en donde se pudieran ubicar las familias que no tenían vivienda y promover la ailiación de inquilinos. Se niegan a sucumbir. Batiéndose contra el frío. De esta manera. Las casetas fabricadas se numeraban de acuerdo al plano e invadían todos al tiempo. Ganan y pierden batallas de aguaceros. en las acciones colectivas de tomas de predios. El centro tenía como labor brindar a los socios formación política en los principios y objetivos de Provivienda. palos y balas. se trazaban planos para levantar las casetas distanciadas unas de otras con el in de asignar a cada familia un lote de buen tamaño y abarcar la mayor extensión posible de terreno. El 31 Provivienda.mem. el barro. educación sobre el problema de la vivienda. distribuían y numeraban en un plano los lotes.. participaron activamente y jugaron un papel protagónico las mujeres y los niños. con un operativo relámpago. 9. los policías y el hambre. la lluvia. Nº.

pertenecer a la colectividad del barrio signiicó tener un techo para su familia y simultáneamente construir una identidad barrial. Conclusiones de organización y inancieras (Bogotá: Archivo Histórico Cenaprov. Nueva Esperanza. La lucha por la vivienda…9. Barrio Popular. 89-118 . María Cano.33 Los trasteos solo llegaban en carro hasta una distancia prudente y de allí en adelante eran transportados al hombro. 9. A la mañana siguiente. 34 Provivienda. requisaba a los transeúntes y detenía a los choferes sorprendidos entregando estos elementos. Manuela Beltrán. Ciudad Latina. pp. 106 hist. de diseñar estrategias de sobrevivencia en la ciudad con recursos no monetarios como el saber ancestral. Atahualpa. Julio Rincón. Simón Bolívar. Bello Horizonte. Después de cada desalojo los (y las) invasoras intentaban ocupar los mismos terrenos y de nuevo eran desalojadas. Pablo Neruda. Diana Cardona. Barrio Obrero. al ayudante y al carro.mem. mientras las ciudades duermen. creando lazos afectivos y espacios de solidaridad. Comuneros. Año 2014. María Elvira Naranjo Botero drama empieza por lo general en las altas horas de la noche. De allí que las vecinas optaran por descargar colectivamente los materiales y proteger al chofer. Primero de Mayo. Salvador Allende. Isla de Cuba. José Antonio Galán. Provivienda proporcionó a los destechados la manera de intervenir directamente en la solución de los problemas que afectaban su vida cotidiana. Nuevo Chile. 33 Carlos Arango Zuluaga. El Porvenir. Cerca de los barrios recién ocupados. Camilo Torres Restrepo. el apoyo mutuo. Para muchos de ellos. Así con frecuencia el nombre del barrio expresa en cierta medida esa nueva identidad ligada a su militancia política: Policarpa Salavarrieta. La Libertad. la ciudad ha crecido unos cuantos metros. 1979). Así ocurrió en sucesivas ocasiones.. muchas veces desistieron y otras perseveraron hasta lograr realizar su sueño y obtener su vivienda. Nº. el tiempo disponible y la creatividad34. la policía intentaba impedir el transporte de elementos que sirvieran para construir casetas. etc. También se buscó evitar la soledad moral.

reinados. concursos y campeonatos. con la alborada en la cual se prendía el fuego. corrieron a apagar el fuego en el rancho del vecino. 36 Marcela Hernández. Este fue el caso del Barrio Primero de Mayo en Valledupar con la asesoría del Sindicato de Oicios Varios. en Girardot 150 familias campesinas que habían invadido en 1961 los terrenos de Barzalosa lograron tras una larga y difícil lucha su adjudicación por el Instituto Colombiano de 35 Provivienda.mem. 9. Se movilizaron por las reivindicaciones inmediatas de techo y servicios. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia En la estructura organizativa de cada barrio fue primordial la Asamblea General de Vecinos para la toma de decisiones que afectaran a la comunidad barrial. apoyada en comisiones sectoriales y especiales de trabajo voluntario. Las especiales se responsabilizaban de la higiene. buscaron la manera de tener luz en el barrio. Aportaron tiempo. 5. Año 2014. pp. Reglamento orgánico de los barrios de Provivienda (Bogotá: Archivo Histórico Cenaprov. esfuerzo. escuelas y casas culturales. vigilaron de noche y de día. voluntad y recursos para mejorar su barrio. Por su parte. También se organizaron las celebraciones del aniversario del barrio. 2010). alojaron a los campesinos marchantes y acompañaron a los obreros huelguistas36. fue posible construir viviendas rodeadas con espacios adecuados. por las reformas políticas favorables a los destechados. Con este apoyo lograron consolidarse muchas de las primeras ocupaciones en ciudades diferentes a Bogotá. Esta Asamblea elegía la junta directiva encargada de ejecutar las decisiones colectivas. 89-118 107 . 1981). Las comisiones sectoriales estaban encargadas de la vigilancia del terreno ocupado por sectores. Cargaron agua. Julio Rincón: tres décadas de lucha (Bogotá: Fedes. la educación. signo de la victoria de los proviviendistas. Con el trabajo de las comisiones en las cuales eran protagonistas las mujeres y los niños.. se opusieron a los desalojos. Una estrategia efectiva para el éxito de la ocupación fue buscar y obtener la solidaridad de organizaciones sindicales. festivales. bazares. Nº. 99. los deportes y las actividades culturales y de solidaridad con otros barrios y sectores sociales35. como parques. hist.

con un sentido y una forma diferente de propiedad de la vivienda y con mayor unidad popular. pp. En este período.. La Federación de Trabajadores del Quindío apoyó a Provivienda en el proceso de obtención de vivienda digna para los ocupantes de las orillas de la vía férrea en Armenia y en la fundación de los barrios Manuela Beltrán y La Libertad.) y la pavimentación de sus principales vías. los sindicatos de sastres y de trabajadores de la construcción ayudaron a la toma de predios municipales en Neiva para crear el barrio La Libertad. se institucionaliza la idea de hacer que cada barrio de Provivienda logre ser un barrio de nuevo tipo. junto con la instalación de servicios públicos municipales (acueducto. Se inicia con la reforma de Estatutos en diciembre de 1971 que prioriza la compra de lotes y la concertación con las autoridades. María Elvira Naranjo Botero Reforma Agraria-INCORA. Primero de Enero y Antonio José Restrepo. • Segundo período (1972-1983) Es el período de transición organizativa y consolidación de los barrios. de trabajadores de la construcción y más tarde al sindicato de vendedores y trabajadores del comercio38. La lucha por la vivienda…204. 38 Carlos Arango Zuluaga. La lucha por la vivienda…151. 108 hist. Nº. En las entrevistas realizadas 37 Carlos Arango Zuluaga. En Ibagué fue el sindicato de ejidatorios quien participó en los años sesenta en las ocupaciones que dieron origen a los barrios Gabinal. 89-118 . en Bogotá fue emblemático el barrio Policarpa Salavarrieta. En este sentido. También en 1961. pues representa un modelo de barrio pensado por pobladores comunistas con el propósito de construir un modo de vida contrario al que impera en la sociedad capitalista. con el apoyo del Sindicato de Trabajadores Agrícolas37. donde el movimiento de destechados dio origen a los sindicatos de mecánicos. Año 2014.mem. 9. Es preciso anotar que esta solidaridad fue de doble vía. alcantarillado. Es la etapa en la cual los primeros barrios logran su legalización. Los viviendistas también apoyaron las movilizaciones de los trabajadores organizados e incluso promovieron la creación de sindicatos como ocurrió en la ciudad de Pasto. etc.

iniciativas legislativas. actividades culturales y recreativas. se desiste de las acciones colectivas directas con ocupaciones ilegales de terrenos ociosos. 9. se acudía masivamente a apagar el incendio en el rancho del vecino. 89-118 109 . Consolidación electoral. La Casa Cultural tiene ese nombre para expresar el propósito de Provivienda de elevar el nivel cultural de sus habitantes. que dieron lugar a los primeros barrios de invasión y son reemplazadas por procedimientos de concertación con el Estado. “subnormales” y normalizados. compra de terrenos subsidiados y programas de crédito formal de vivienda de interés social. • Tercer período (1984-1995). También. adelantaron acciones de solidaridad con el movimiento obrero y social en general. Fueron barrios pensados como una fortaleza popular que tenían una política orientada por el Partido Comunista ajena al clientelismo y al gamonalismo de los partidos políticos tradicionales. En primer lugar. Es el eje de la vida barrial. pp. Otra característica esencial del barrio de nuevo tipo es que tiene una Casa Cultural. en este período.. Año 2014. el primer lote que se deine en el mejor lugar del asentamiento es para la Casa Cultural. al sonido del cual. disuadir intentos de robo o de desalojo.mem. que es un centro social y cultural para las actividades de la comunidad. Es también la sede de las oicinas de la directiva del barrio. iniciativas legislativas y negociación política En este período es posible observar cambios sustanciales. inquilinos y habitantes de barrios piratas. Allí se ofrece formación política. en la mitad de la noche. En primera instancia se encuentran las asociaciones de adjudicatarios de planes oiciales. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia se menciona cómo en estos barrios se buscó movilizar a sus vecinos en acciones de protección comunitaria. participación electoral. las Cooperativas de ahorro y vivienda con sistemas de crédito hist. se realizan eventos. la vigilancia nocturna estaba a cargo de las mujeres que utilizaban como alarma un riel y un martillo. Por eso en el proceso de construcción de cada nuevo barrio. En segunda. Nº. Surgen muchas organizaciones populares y cooperativas dedicadas a la autoconstrucción independientes de Provivienda y relacionadas con la vivienda popular.

En 1985 se intentó generar un movimiento de viviendistas y se realizó un Primer Congreso Unitario de organizaciones populares de vivienda39.. 40 La guerrilla de las FARC: Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. al Concejo Distrital de Bogotá y que lograron ser aprobados por esa corporación. 89-118 . 22. María Elvira Naranjo Botero para sectores medios. 39 Rocío Londoño. el Acuerdo 02 de 1988 por el cual se legaliza la ocupación del terreno ocupado por las familias del barrio Yira Castro de Provivienda. Este objetivo pretende llevarse a cabo a través de la creación del Movimiento Político Unión Patriótica (UP). las FARC40 y el gobierno de Belisario Betancur irman un Acuerdo para iniciar un proceso de negociación del conlicto armado e incorporar a los insurgentes a la vida civil y política legal. Nº. Año 2014. acceso y pavimentación de barrios populares y coinanciación de la Empresa de Acueducto y alcantarillado con la comunidad de la infraestructura sanitaria requerida. al cual son convocados y llegan a hacer parte de este movimiento diversas organizaciones sociales y sectores democráticos. Una visión de las organizaciones populares en Colombia (Bogotá: Foro.mem. 9. mantenimiento de la malla vial. el Acuerdo 23 de 1997 sobre ampliación. presidente de Provivienda. se pueden mencionar en particular los proyectos de Acuerdo presentados por Mario Upegui. el Acuerdo 15 de 1998 para promover la organización comunitaria de familias de bajos ingresos y facilitar su acceso al suelo destinado a la vivienda de interés social prioritaria. Entre ellos se encuentran: el Acuerdo 12 de 1984 sobre las obras del Plan Maestro de Alcantarillado del sector sur de la ciudad y en favor de los propietarios de escasos recursos. En relación con los avances legislativos en materia de vivienda. En 1984. pp. el Acuerdo 2 de 1998 para la atención integral de la población desplazada. Después se encuentran las fundaciones y ONGS que brindan asistencia técnica. 1994). 110 hist. el Acuerdo 62 de 2002 por el cual se rinde homenaje al prócer cubano José Martí designando con el nombre de “Parque del Pueblo José Martí” al parque barrial ubicado entre carreras 10 y 10A y calles 3 y 4 sur del Barrio Policarpa Salavarrieta en la ciudad de Bogotá.

Gabriel Alfredo Briceño. Luz Mila Torres Lizcano. Humberto Zárate Triana. Diana Cardona. Edilma Moreno. James Barrero. En Colombia este 41 Provivienda. fueron privados de la libertad. desplazados. Año 2014. pp. Amparo Osorno. 1982 y 1983). por cuanto en la mayoría de los barrios desaparece el tejido social construido por Provivienda. Nº. Luis Eduardo Cubides. Listado de Centros según Seccionales (Bogotá: Archivo histórico Cenaprov. Entre ellos se encuentran: María Mercedes Usuga. Es difícil determinar las dimensiones reales del impacto de la violencia ejercida en contra de la Unión Patriótica. Edith Gallego. Epidemio Hernández. Alba Sofía Molina. Oswal Moreno. 2013). Base de datos de víctimas del genocidio UP. Corporación Reiniciar.mem. la persecución a los dirigentes de Provivienda y. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia donde tienen una participación destacada muchos dirigentes de Provivienda. Luis Eduardo Yaya. 18 diputados y 335 concejales) se inicia el exterminio de la UP. Eder Enciso Sandoval. Víctor Ochoa. Este plan de exterminio contribuyó en muchos barrios a desarticular los procesos organizativos y a destruir el tejido social originario. Rubén Lasso. Leyva. asesinados o desaparecidos41. Mercedes Aldana. Marcelino Blanquicet. Reina Luz Pulgarín. Gonzalo Zárate Triana. Marceliano Medellín. María Inés Pacheco. hist. Naum Urrego. Con los resultados electorales de 1986 (14 congresistas. Directorio de Centros de inquilinos. José Rafael Reyes Malagón. Luz Amparo Jaramillo.000 víctimas por parte de agentes estatales y paraestatales en un proceso de exterminio que se ha prolongado durante casi 30 años. por lo tanto. Muchos de los dirigentes de Provivienda que también pertenecieron a la UP. Reinaldo Perdomo y muchos otros y otras más. Juana García. Hildebrando Lora. 89-118 111 .. Bladimiro Escobar. 9. Isabelina Torres. del Partido Comunistas y de Provivienda. • Cuarto período (1996-2005) En este período puede observarse los estragos del exterminio. con más de 5. Pedro Nel Jiménez. el declive de la organización de destechados. Marlén Borja. Humberto Morales. Rita Tobón. (Bogotá: Archivo Memoria Viva. María Arango. Juan R.

La dirección administrativa de este período busca distanciarse de las experiencias anteriores. porque intentan tener una dinámica organizativa y cotidiana basada en la solidaridad y el apoyo mutuo bajo la orientación del Partido Comunista. Nº. ilustra cómo sectores sociales víctimas del despojo y del desplazamiento forzado adelantaron estrategias de sobrevivencia inicialmente exitosas.. contribuyendo al proceso de urbanización con 500 barrios fundados en 120 municipios a partir de la década del sesenta del siglo XX. Durante los últimos 9 años. 89-118 . Ante el exterminio de sus dirigentes y el éxodo de muchos fundadores de los barrios. Se adelantan dudosas alianzas temporales para tramitar subsidios gubernamentales y en muchas ocasiones se desatienden las obligaciones contraídas con los ailiados. 5. con vigorosa presencia de Provivienda. No logra los resultados esperados: la especulación inmobiliaria. prescindir del carácter de organización social de destechados comunistas estigmatizados y perilarse como una entidad de asistencia técnica en programas de vivienda y desarrollo urbano. las nuevas directivas de Provivienda buscan sobrevivir y adaptarse a las nuevas políticas públicas. Son barrios populares denominados de “nuevo tipo”. intenta resurgir de sus cenizas y recuperar sus propósitos fundacionales promoviendo un movimiento de inquilinos y planes de vivienda popular en Tolima y Cundinamarca. Conclusiones Esta historia de Provivienda como protagonista de la colonización popular en Colombia. pp.mem. la mayoría de sus ailiados son perseguidos. 9. Año 2014. responde poco a poco por las obligaciones contraídas y como el ave Fénix. desplazados y despojados de sus viviendas por los paramilitares. El terror surte su efecto y en regiones como Urabá y Meta. en condiciones críticas. las inversiones de alto riesgo con ánimo de lucro y la corrupción administrativa llevaron a Provivienda al borde de la ruina económica. A partir de la segunda mitad de la década de los años 80. sus dirigentes hicieron parte del proyecto de la Unión 112 hist. María Elvira Naranjo Botero es un período de predominio paramilitar.

Ha sido editor de la revista Análisis Político del IEPRI y vicerrector de la Universidad Nacional.mem. el proceso de violencia pública colombiana se expresa en: […] el robo armado y organizado de tierras campesinas que. El orangután con sacoleva. Según Marco Palacios. se produce un genocidio político42 como crimen de Estado? Responder cabalmente a este interrogante debe ser objeto de múltiples investigaciones. 89-118 113 . se desarticula el tejido social construido por ellos en sus barrios. Por ello. de acuerdo con el análisis histórico y las pruebas presentadas por la Fiscalía. citando a Darío Echandía airma que el sistema político colombiano es un “orangután con sacoleva” que se caracteriza por la coexistencia estable entre institucionalidad democrática. ¿Por qué en un país como Colombia. Democracia y represión en Colombia (1910-2010) (Bogotá: Editorial Pendim Random House. 9.verdadabierta. al punto de que su historia ha sido desconocida. 2014). distingue a este país entre aquellos que tienen las mayores concentraciones de la propiedad agraria en el mundo y sus actuales modalidades gansteriles 42 http://www. desplazados y/o asesinados. Por el momento. fue un genocidio político con la participación y colaboración activa de miembros de la fuerza pública.Los magistrados de Justicia y Paz aseguraron que. a través de un proceso de Investigación Acción Participativa.com/component/content/article/42-asesinatos- selectivos/4390-exterminio-de-la-up. perseguidos. […] por muchas décadas. Antropólogo PHD en Ciencia Política. se intenta con los fundadores sobrevivientes recuperar la memoria histórica de esta organización social. a partir de violentólogos reconocidos académicamente se intenta dar a conocer algunas precisiones: Francisco Gutiérrez43. Año 2014. 43 Francisco Gutiérrez.. que el gobierno respectivo puede escoger como blanco porque los considera como potenciales opositores. Nº. En consecuencia. 12 a 22. Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia Patriótica. permanente represión estatal y estados de excepción con ataques homicidas frente a sectores de la población civil. UP. hist. donde legalmente está proscrita la pena de muerte. el exterminio de la Unión Patriótica. pp. una organización víctima del genocidio político en la que muchos de los viviendistas que hacían parte de ésta son amenazados.

por agotamiento del suelo disponible cercano a las ciudades y por los cambios en la orientación política. Nº. En consecuencia. el modelo liberal de desarrollo imperante en Colombia basado en la exclusión de amplios sectores de la población. Fue rector de la Universidad Nacional y es investigador del Colegio de México. La persecución y exterminio a los dirigentes viviendistas integrantes de la Unión Patriótica y del Partido Comunista inluyó en la desarticulación de los procesos organizativos y destruyó el tejido social originario de los barrios de Provivienda.. las urbanizaciones piratas le ganaron la partida a las organizaciones sociales y al Estado. Violencia pública en Colombia 1958-2010 (Bogotá: FCE. esta estrategia no logró conjurar el exterminio al que fueron sometidos. Los límites de la modernización (Bogotá: Cinep. 26. De cierta manera. En lo que respecta al ritmo y la cantidad de soluciones de vivienda popular. 21-25. pp.mem. Año 2014. atrapado entre el conservadurismo político y el liberalismo económico. Las ocupaciones ilegales de terrenos ejidales y/o municipales que dieron lugar a los primeros barrios de invasión perdieron peso en las tácticas de lucha de Provivienda. 89-118 . Doctorado Universidad de Oxford. 2012). 3.44 Consuelo Corredor45 explica cómo el Estado colombiano es un Estado privatizado. 114 hist. María Elvira Naranjo Botero tienen un antecedente en la segunda ola de violencia. ha profundizado las desigualdades sociales y tiene su complemento en el monopolio del espacio político a través del bipartidismo con la criminalización de la protesta social y la satanización de la oposición política. en el cordón cafetero centro-occidental del país. 45 Consuelo Corredor. inluyen varios factores: 1. Se dio prioridad a actuar dentro de la legalidad. 9. buscando una inclusión plena en su condición de ciudadanos a través de la participación electoral. 1997). 2. Vieron la 44 Marco Palacios. puede concluirse que en el declive de Provivienda observado a partir de la década del 90 del S XX. Sin embargo.

Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia

oportunidad de comprar terrenos no urbanizados, lotearlos
y venderlos de manera ilegal. Estos predios carecían de
infraestructura sanitaria, de manera que cada cual tenía
que construir su vivienda por sus propios medios. Los
urbanizadores piratas tuvieron una mayor capacidad de
gestión frente al Estado y mejores posibilidades de acceso
a los servicios públicos y a la legalización de los barrios46.
Sus ofertas ilegales, fueron con frecuencia toleradas por las
autoridades porque no estaban dirigidas por organizaciones
de izquierda y tenían vínculos con poderosas redes
clientelares de los partidos políticos tradicionales y/o de
paramilitares47.
4. Las relaciones de Provivienda con otras iniciativas de
vivienda popular y organizaciones viviendistas ajenas al
Partido Comunista no prosperaron. Sus normas estatutarias
concebidas bajo el modelo disciplinario de los comunistas,
el mantenimiento de una retórica radical y la escasa y lenta
renovación de sus propuestas, no la hacen atractiva para
muchos colombianos sin vivienda que preieren acudir a la
intermediación de políticos tradicionales con capacidad de
gestión ante las autoridades gubernamentales48.
5. Relexionar sobre las experiencias vividas a lo largo de más
de cincuenta años en la actual coyuntura de apertura al
diálogo entre la insurgencia y el gobierno puede aportar a
la comprensión de las causas estructurales del conlicto y
contribuir a la construcción de una paz con justicia social.

Fuentes documentales

Entrevista a Cruz, Celmira, dirigente comunista de Chaparral,
nacida en 1930. Cali, 5 de julio de 2011.

46 Francisco Gutiérrez, La ciudad representada (Bogotá: Iepri Universidad
Nacional, 1998), 80.
47 Angélica Tamayo, “Barrios de invasión en Bogotá 1961-1974” (Tesis de grado en
Historia. Bogotá: Universidad Nacional, 2008); 28.
48 Rocío Londoño. Una visión de las organizaciones…30.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 89-118 115

María Elvira Naranjo Botero

Entrevista a Dorado, Jesús María, maestro liberal del Cauca, nacido
en 1920. Bogotá, 10 de febrero de 2013.

Entrevista a Borray, Anita, fundadora del barrio Primero de Mayo
en Valledupar, nacida en Cundinamarca en 1935. Valledupar,
7 de enero de 2011.

Entrevista a Upegui, Mario, dirigente de Provivienda y Concejal de
Bogotá. Bogotá, 2 de octubre de 2011.

Entrevista a Quintero, Guzmán, fundador del Barrio Fundadores de
Valledupar. Valledupar, 10 de enero de 2011.

Entrevista a Martínez, Vicente, sindicalista fundador del barrio
Primero de Mayo en Valledupar. Valledupar, Enero 25 de
2011.

Entrevista a Jerez, Luis, presidente nacional de Provivienda en
2012. Bogotá, 20 de febrero de 2012.

Provivienda. Informe a la III Asamblea Nacional. Bogotá: Archivo
Histórico Cenaprov, 1963.

__________. Informe a la V Asamblea Nacional. Bogotá: Archivo
Histórico Cenaprov, 1967.

__________. Estatutos de Cenaprov. Bogotá: Archivo Histórico
Cenaprov 1971.

__________. Conclusiones de organización y inancieras. Bogotá:
Archivo Histórico Cenaprov, 1979.

__________.Plataforma de lucha de la Central Nacional Provivienda.
Archivo Histórico Cenaprov, 1979.

__________. Reglamento orgánico de los barrios de Provivienda.
Bogotá: Archivo Histórico Cenaprov, 1981.

__________.Listado de Centros según Seccionales. Bogotá: Archivo
Histórico Cenaprov, 1982.

__________. Directorio de Centros de inquilinos. Bogotá: Archivo
Histórico Cenaprov, 1983.

116 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 89-118

Provivienda: protagonista de la colonización popular en Colombia

Bibliografía

Aprile-Gniset, Jacques. La crónica de Villarrica. Bogotá: Ediciones
Ilsa, 1991.

__________. La ciudad colombiana. Bogotá: Banco Popular, 1992.

__________. “Memorias del destierro y del exilio”. En: Cátedra Jorge
Eliécer Gaitán. Bogotá: Universidad Nacional, 2007.

Arango Zuluaga, Carlos. La lucha por la vivienda en Colombia.
Bogotá: Ecoe, 1985.

Bergquist, Charles. Café y conlicto en Colombia, 1886-1910.
Medellín: FAES, 1981.

Buenaventura, Nicolás. Cartilla Básica de Educación Provivienda.
Bogotá: Ceis, 1981.

__________. ¿Qué pasó camarada? Bogotá: Apertura, 1992.

Corporación Reiniciar. La paz frustrada en tierra irme. Bogotá:
D’vinni S.A, 2009.

Corredor, Consuelo. Los límites de la modernización. Bogotá: Cinep,
1997.

Gutiérrez, Francisco. La ciudad representada. Bogotá: Iepri
Universidad Nacional, 1998.

Hernández, Marcela. Julio Rincón: tres décadas de lucha. Bogotá:
Fedes, 2010.

Inurbe. Evaluación de las organizaciones de vivienda popular.
Bogotá, 1983.

Jaramillo, Samuel. Organización popular y desarrollo urbano.
Bogotá: U. Externado, 1997.

Londoño, Rocío. Una visión de las organizaciones populares en
Colombia. Bogotá: Foro, 1994.

__________. Juan de la Cruz Varela. Sociedad y política en Sumapaz.
Bogotá: FCH, 2012.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 89-118 117

María Elvira Naranjo Botero

Oviedo, Álvaro. Memoria y luchas urbanas. Bogotá: Ed. Izquierda
viva, 2012.

Palacios, Marco. Violencia pública en Colombia 1958-2010. Bogotá:
FCE, 2012.

Sánchez, Gonzalo. Guerra y política en la sociedad colombiana.
Bogotá: Ancora, 2008.

Sánchez, Lina. “Migración forzada y urbanización en Colombia”. En:
Procesos Urbanos Informales. Bogotá: Universidad Nacional,
2007.

Tamayo, Angélica. “Barrios de invasión en Bogotá 1961-1974”. (Tesis
de grado en Historia. Universidad Nacional. Bogotá. 2008).

Torres, Alfonso. La ciudad en la sombra. Bogotá, Cinep, 1993.

Urrea, Fernando y Murillo, Fernando. “Dinámica del poblamiento
y algunas características de los asentamientos populares con
población afrocolombiana en el oriente de Cali”. Ponencia
presentada al Observatorio Socio-político y Cultural sobre
Desplazados, migraciones internas y reestructuraciones
territoriales. Bogotá: FCH Universidad Nacional de Colombia,
1999.

Citar este artículo:
María Elvira Naranjo Botero, “Provivienda: protagonista
de la colonización popular en Colombia”, Revista Historia y
Memoria No. 09 (julio-diciembre, 2014): 89-118.

118 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 89-118

El Centro de Historia de Santander y la
gestión de la memoria regional entre
1934 y 1944: Conmemoraciones
centenarias de Eloy Valenzuela,
Solón Wilches y Vicente Azuero*

Gabriel David Samacá Alonso1
Sol Alejandra Calderón Patiño2
Universidad Industrial de Santander-Colombia

Recepción: 15/02/2014
Evaluación: 24/02/2014
Aceptación: 01/06/2014
Artículo de investigación e Innovación.

Resumen

Este artículo parte de la construcción de la memoria social y las
políticas de la memoria para mostrar cómo las regiones y sus
élites letradas acudieron a personajes egregios con el in de crear
y fortalecer sus proyectos identitarios. Se pretende mostrar
cómo el Centro de Historia de Santander, en cumplimiento de
su misión de creación y difusión del pasado regional, utilizó
las efemérides de tres hombres destacados en la historia

* Este artículo es producto del proyecto de investigación titulado: El Centro
de Historia de Historia de Santander: Historia de una sociabilidad formal 1929-
1946, inanciado por el programa Jóvenes Investigadores Colciencias-2013 de la
Universidad Industrial de Santander.
1 Estudiante del Doctorado en Historia, El Colegio de México. Historiador y Magíster
en Historia, Universidad Industrial de Santander. Grupo de investigación: Políticas,
sociabilidades y representaciones histórico-educativas. Líneas de investigación:
Proyectos educativos y Construcción de memoria nacional. davidsalon16@gmail.com
2 Historiadora y candidata a Magíster en Historia, Universidad Industrial de
Santander. Grupo de investigación: Políticas, sociabilidades y representaciones
histórico-educativas. Líneas de investigación: Proyectos educativos y Construcción
de memoria nacional. solalejandracalderon@gmail.com

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 119-160 119

Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño

regional con el propósito de posicionarlos en la memoria
como ejemplos de orgullo santandereano. En esta medida el
artículo se estructura a partir de tres conmemoraciones: Eloy
Valenzuela 1934, Solón Wilches 1935 y Vicente Azuero 1944.
El trabajo concluye que las referencias a estos personajes
fueron asociadas a un conjunto de virtudes cívicas como
hidalguía, herencia castellana, sencillez, sabiduría, adhesión
a principios democráticos, espíritu industrial y de progreso.

Palabras clave: Centro de Historia de Santander,
conmemoración, Eloy Valenzuela, Solón Wilches, Vicente
Azuero, memoria regional.

The Santander History Center and the management
of local memory from 1934 to 1944: Centennial
celebrations of Eloy Valenzuela, Solón Wilches and
Vicente Azuero

Summary

This article begins with the construction of social memory
and the politics of memory in order to demonstrate how the
regions and their intellectual elite turned to eminent regional
characters in order to create and strengthen their projects of
identity. We seek to demonstrate how the Santander History
Center, in compliance with its mission of establishing and
disseminating knowledge about the regional past, celebrated
the lives of these three prominent men in regional history in
order to position them in the memory of Santander´s citizens as
examples of regional pride. The article is structured around the
three commemorations: Eloy Valenzuela in 1934, Solón Wilches
in 1935 and Vicente Azuero in 1944. The study concludes that
references to these individuals were associated with a set of
civic virtues that included: honor, Castilian heritage, modesty,
wisdom, adherence to democratic principles, and a progressive,
industrial spirit.

Key Words: Santander History Center, celebrations, Eloy
Valenzuela, Solón Wilches, Vicente Azuero, regional memory.

120 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 119-160

l’héritage castillan. los estudios sobre las conmemoraciones han ido en aumento. 1. 119-160 121 . Le Centre d’Histoire de Santander et la gestion de la mémoire régionale entre 1934 et 1944: Commémorations centenaires d’Eloy Valenzuela... l’esprit industriel et de progrès. 9. Eloy Valenzuela. señaló cómo las naciones. Año 2014. la simplicité. conformément à sa mission de créer et diffuser le passé régional. de tal forma hist. commémoration.. Uno de los autores más reconocidos en esta materia. y por extensión otras formas de identidad colectiva en la modernidad como las regiones. On prétend montrer comment le Centre d’Histoire de Santander. la sagesse. se fundaban en la identidad de los vivos y muertos. l’adhésion à des principes démocratiques. Solón Wilches et Vicente Azuero Résumé Cet article commence avec la construction de la mémoire sociale et les politiques de la mémoire pour montrer comment les régions et leurs élites lettrées ont eu recours à des personnages éminents ain de créer et renforcer leurs projets identitaires. C’est la raison pour laquelle cet article est organisé à partir de trois commémorations: Eloy Valenzuela 1934. mémoire régionale. Mots clés: Centre d’Histoire de Santander. Solón Wilches 1935 et Vicente Azuero 1944. Vicente Azuero. Introducción Desde que la relexión en torno al nacionalismo y a la nación puso en el centro del debate la importancia de la memoria y la historia en la constitución de las “comunidades imaginadas”.mem. pp. Le travail conclut que les références à ces personnages ont été associées à un ensemble de vertus civiques comme l’hidalguía. Solón Wilches. a utilisé les anniversaires de trois hommes renommés de l’histoire régionale dans le but de les placer dans la mémoire comme des exemples de ierté pour les habitants de Santander. Anthony Smith. Nº. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional.

2 (octubre-diciembre. el valor ante la adversidad. Nº. Desde luego. el más importante. actualizando la idea de sacriicio y abnegación por el colectivo a lo largo del tiempo. en: 200 años de independencia: Las culturas políticas y sus legados (Medellín: Universidad Nacional de Colombia. Vol. pp. Entre los valores más importantes que Smith reconoce al respecto están: el celo de la santidad y la virtud de los héroes y prohombres. con apoyo o no de las autoridades políticas. la sabiduría del dominio de sí mismo y. Para que los exempla virtutis inspiren a los vivos deben estar formulados de tal manera que se tornen inteligibles a las nuevas circunstancias históricas. recuerdos y moralejas en la recreación de las identidades nacionales”. 2003): 301. siendo las conmemoraciones una de las principales expresiones de como la historia erudita puede llegar efectivamente al grueso de la población4. Revista Mexicana de Sociología. LIII. el uso del pasado por parte de las élites en el presente no se agota en estos valores. Mapas. (enero-marzo de 1998): 61-80. Vol. 2012). Como bien lo han advertido autores como Peter Burke. la conmemoración entraña un alto contenido pedagógico que inalmente simpliica los contenidos históricos para hacerlos asequibles a la mayoría de la población5. 3 Anthony Smith. Tomás Pérez Vejo señaló que la relación entre historia e invención de la nación constituye uno de los nudos más fuertes que existen. 119-160 . “Conmemorando a los muertos. “Hacia una antropología histórica de la conmemoración”. 4 Tomás Pérez Vejo. buscaban erigir la vida y obra de ciertos personajes –o acontecimientos– para legitimar un proyecto político en el respectivo momento o para inspirar a las generaciones presentes y futuras en el ejemplo de individuos considerados hijos egregios. inspirando a los vivos. 9. “La construcción de las naciones como problema historiográico: el caso del mundo hispánico”. No. 5 Peter Burke. No.mem. la abnegación heroica por la comunidad. 60. 1. Ahora bien. 437-438. puesto que lo más importante es la inspiración que se busca en el pasado –ojalá remoto– para las acciones en el presente3. Al respecto. Año 2014. 122 hist. Historia Mexicana. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño que estos terminaban por inspirar las acciones de aquellos a través de una serie de moralejas y lecciones.. las conmemoraciones se pueden entender como aquellas puestas en escena de parte de las élites letradas que.

. hist. 9. la característica principal de la conmemoración contemporánea es su carácter “patrimonial”8.ar. pp. según Nora y Hartog. y Marcela Valdata. tal y como sucedió para México en donde el primer número de la revista Historia Mexicana de El Colegio de México en el año 2010.edu. la 6 Sobre la territorialización de la memoria como parte de la construcción de las identidades colectivas por parte del poder se puede consultar: George Mosse. parques y monumentos para movilizar políticamente a las masas en torno a lealtad al Estado6. en las que generalmente el discurso patrimonial se basa en un llamado a la supervivencia de una identidad local. Citado en Micaela Corletta. 2007). 7 Pierre Nora. Gabriela Micozzi. 119-160 123 . pronunciar elogios fúnebres.unsam. “Between Memory and History”. Relación de tensión entre lo público y lo privado (Argentina: CEIA) Pdf. organizar celebraciones. Lugares de memoria. Precisamente fue el tema del bicentenario de las independencias americanas el que estimuló esta producción. pues. 2007). Al hablar de los lugares de memoria nos referimos a las estructuras de recuerdo para la identidad de los grupos. Regímenes de historicidad: presentismo y experiencias del tiempo (México: Universidad Iberoamericana. Año 2014. La nacionalización de las masas: Simbolismo político y movimientos de masas en Alemania desde las Guerras Napoleónicas hasta el Tercer Reich (Buenos Aires: Siglo XXI.. así como la creación de “lugares de la memoria” como plazas. Tomás Pérez Vejo.ram2009. http://www. en otras palabras. que hay que crear archivos.mem. se dedicó a las conmemoraciones en varias naciones latinoamericanas. porque estas operaciones no son naturales”7. el estudio de los lugares de memoria que “nacen y viven del sentimiento de que no hay memoria espontánea. Este trabajo hace parte de un impulso investigativo en torno a la construcción de la memoria social y de las políticas de la memoria que recientemente ha visto aparecer dos números centrales de importantes publicaciones periódicas. levantar actas.. así como bibliografía especializada. Por lo que además se puede airmar que ciertas acciones de patrimonialización son al mismo tiempo constructoras de memorias y de identidades. 171. que hay que mantener los aniversarios. 7-8. Como bien comentó el editor invitado. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. A ello habría que agregar que las conmemoraciones de héroes o de acontecimientos trascendentales han sido la ocasión precisa para estimular la producción escrita en torno al pasado. Nº. 8 Francois Hartog.

Élites como las que conformaban el Centro de Historia de Santander. Historia Mexicana. No. Finalmente. 11 Sebastián Vargas Álvarez. Memoria y Sociedad. 10 Erika Pani y Ariel Rodríguez Kuri (Coordinadores). 17. 2010): 7-29. Nº. sino para mostrar las disputas en el contexto iberoamericano11. “Presentación: políticas de la memoria y usos públicos de la historia”. se procura mostrar cómo más allá de los eventos y héroes nacionales. “Los centenarios en Hispanoamérica: La historia como representación”. cuando no crear. en tanto se juega allí la dimensión narrativa de las identidades nacionales con profundas implicaciones ideológicas.mem. 119-160 . La conmemoración del nacimiento y muerte de personajes catalogados como egregios que habitaron el territorio del departamento de Santander fue una ocasión inmejorable para cumplir con ese objetivo misional.. 35 (julio-diciembre. Uno de los objetivos que debía cumplir el Centro era el de rescatar. 2012). políticas e historiográicas. Año 2014. Con motivo de la doble conmemoración de la revolución de independencia de 1810 y la revolución mexicana de 1910. 2013): 7-9. Vol. la Pontiicia Universidad Javeriana en el último número de su revista Memoria y Sociedad se ocupó por posicionar la categoría de políticas de la memoria para apuntalar. No. 1 (julio-septiembre. el Colegio de México también impulsó un evento en el que varios historiadores mexicanos relexionaron sobre dichas efemérides. En este artículo. Centenarios: Conmemoraciones e Historia Oicial (México: El Colegio de México. en clave crítica respecto a la noción de historia oicial que atraviesa los estudios sobre historiografía y conmemoraciones10. 124 hist. De esta forma se presenta una mirada al proyecto de este importante grupo dentro de la sociedad santandereana y se abre el 9 Tomás Pérez Vejo. el pasado regional y difundirlo entre los santandereanos. no sólo los proyectos de memoria oicial desde el Estado. creado en 1928 y puesto en marcha un año más tarde. 9. Vol. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño representación –histórica y artística– está en la base de las conmemoraciones. las regiones y sus respectivas élites letradas también acudieron a personajes egregios para apuntalar sus proyectos identitarios. pp. LX. Los estudios incluidos en este número monográico se dedicaron particularmente al primer centenario de independencia9. el cual ejerció un liderazgo importante en Santander para rescatar y posicionar algunos de sus orgullos como Departamento.

“El testamento del Cura Valenzuela”. En un primer momento.. encontrado por el socio y primer director de la revista Estudio. se aluden algunas de las referencias a los personajes que se encontraron en las fuentes institucionales previamente a las fechas conmemorativas. Bucaramanga. Carlos Valencia Estrada. Nº. camino a futuras investigaciones que puedan abordar la conmemoración desde otros ángulos y con otros protagonistas. en la que destacó varios rasgos biográicos del cura de Bucaramanga. Primeras referencias sobre los grandes hijos de Santander La primera mención que sobre Eloy Valenzuela hubo en la vida del Centro de Historia. Luego se describe cada uno de los procesos conmemorativos correspondientes a los “grandes hombres”: Eloy Valenzuela. 19 de mayo de 1931. entre ellos. A principios del año 1932. pp. Solón Wilches y Vicente Azuero.mem. el presente artículo se estructura a partir del abordaje de tres conmemoraciones acaecidas en 1934. Estudio. estuvo relacionada con el hallazgo en la Notaría Primera de su testamento. 9. 1 (julio 1931): 27-32.. las dotes cientíicas que lo llevaron a ser uno de los líderes de la Expedición Botánica. el interés de los socios del Centro por los vestigios del cura Valenzuela se reiteró. Año 2014. los cuales fueron objeto de interés por parte de los socios del Centro por el orgullo que representaban como antecesores de la “raza santandereana”. hist. En efecto. 119-160 125 . El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. Acta del Centro de Historia de Santander. Finalmente. quien propuso su publicación en el órgano de la institución12. su carrera eclesiástica y la particular relación que sostuvo con Bolívar13. En 12 Academia de Historia de Santander (AASH).. se concluye al tratar de responder el por qué del tipo de conmemoraciones evidenciadas así como su relación con algunas virtudes cívicas. 2. relacionadas con tres hombres de prestigio regional. 13 Manuel Barrera Parra. 1935 y 1944. No. En esta medida. el documento fue publicado en el primer número de Estudio con una presentación de Manuel Barrera Parra.

en los que contaba sus orígenes en Girón. junio 13. Estudio. De esta forma el Centro se fue haciendo a una serie de documentos históricos de relevancia sobre este personaje que luego emplearía para rendirle tributo.. “Armónica vida del R. pues. para conseguir sus documentos militares y políticos. 119-160 . Eloy Valenzuela. don Francisco Serrano Muñoz. en la cual se hagan resaltar. Por su parte. “Armónica vida del…302. sus méritos como gloria cientíica y sus cualidades eximias de justo varón”16. 5 (enero 1932): 31. andando los tiempos. En junio de ese mismo año. la vida que llevó como cientíico en la Expedición Botánica. 126 hist. Consideraba que su publicación “vendría a enriquecer lo histórico no sólo de esta sección sino de la República en general”. 16 Enrique Otero D’Costa. Año 2014. (junio 1932): 240-260. pp. la vida política en tiempos de la Independencia y su cruel muerte15. el reconocido historiador santandereano publicó un par de escritos sobre la vida de Valenzuela. quien complementó los elogios proferidos por aquel sobre Wilches al destacar que había 14 “Partida de Bautizo del Dr. Nº. Estudio. No. 10. estas líneas a guisa de base para que. 1933) AASH.P. 15 Enrique Otero D’Costa. Solón Wilches no fue muy comentado antes del centenario de su nacimiento en 1935. otro autor más afortunado y competente pueda escribir una verdadera biografía del Padre Valenzuela. El socio Ernesto Valderrama Benítez manifestó la importancia que tendría para el departamento que se hicieran todas las gestiones posibles con los familiares del histórico General. el mismo Otero D’Costa señaló: “Queden. Acta del Centro de Historia de Santander.mem. con toda propiedad. Los primeros pasos por los que el Centro se inquietó por esta igura fueron similares a los que se dio con Valenzuela. don Eloy de Valenzuela”. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño dicha oportunidad. Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. De su trabajo. 19 de enero de 1932). remitió la partida de bautizo del doctor Valenzuela14. No. El interés por este personaje se reiteró un año más tarde al tratar el asunto de un óleo del cura que pertenecía al señor Celestino Valdivieso. 9. La proposición de Valderrama contó con el apoyo de Gustavo Otero Muñoz. el historiógrafo más importante de Girón. razón por la que él mismo se ofreció a conseguir la documentación y dirigir su edición. (Bucaramanga. En aquella oportunidad. Martín Carvajal propuso que el Centro solicitara al legítimo dueño que donara el retrato al Centro o a la parroquia de San Laureano.

marzo 23. 16 de septiembre de 1929) AASH. especialmente en momentos del gobierno de concentración nacional. el autor de la biografía airmó haberse tardado en la entrega del escrito por haber esperado una copia de la partida de bautizo de Azuero. la biografía de este personaje fue encomendada al doctor Manuel Enrique Puyana como parte del folleto que preparó para la conmemoración citada19. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. Carta de Benicio Collazos a Guillermo Otero Wilches. mayo 3. 1930) AASH. pp. (Bucaramanga.. septiembre 1. “Biografía del prócer de la Independencia doctor don Vicente Azuero”.. En una carta del 1 de septiembre de 1930. La alusión concreta tenía que ver con una carta del Concejo de Oiba para que el Centro adquiriera un retrato del prócer con destino a la Quinta de San Pedro18. (Bucaramanga. 1929).mem. Por último. un socio ponía el tema de presente y sugería la importancia de realizar 17 “Acta del Centro de Historia de Santander”. Ver: Acta del Centro de Historia de Santander. 119-160 127 . puesto en práctica cincuenta años atrás el sistema político de concentración17. 20 Benicio Collazos. La razón fundamental para que emergiera tan temprano fue la inclusión de su nombre en la primera lista de los próceres santandereanos que harían parte del homenaje que el Centro quería tributar a Bolívar en el centenario de su muerte. 18 “Acta del Centro de Historia de Santander”. 75-76. El texto inalmente fue escrito por Benicio Collazos. tales como Bolívar y Santander. AASH. la memoria de don Vicente Azuero estuvo presente durante las primeras sesiones del Centro para luego esfumarse y reaparecer en la primera mitad de los años cuarenta. (Bucaramanga. las alusiones a estos tres hijos egregios del “solar nativo” sólo resurgieron cuando se aproximaron sus respectivos centenarios. El nombre de Azuero fue conirmado en la lista deinitiva elaborada en el mes de marzo de 1930. Para los socios del Centro el personaje era importante por su labor militar y administrativa. (Bucaramanga. Ocupados en otros menesteres como las conmemoraciones de héroes nacionales. Secretario del Centro de Historia de Santander. quien transcribió una breve semblanza de la Historia Contemporánea de Gustavo Arboleda20.. Acta del Centro de Historia de Santander. (Bucaramanga. Año 2014. Los procedimientos seguidos por los miembros del Centro fueron similares en los tres casos que trataremos: durante las sesiones y con un tiempo prudente de antelación. en Próceres Santandereanos (Bucaramanga: Imprenta del Departamento. 9. 1930). mayo 10. hist. 19 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. septiembre 2. tardanza que se debía al párroco de Las Palmas. Nº. Días después. 1932) AASH. 1932) AASH. 1930) AASH.

En su lugar. con el traslado del Centro de Historia a la ciudad de Girón para que en el salón de sesiones del Concejo se dictara una conferencia “alusiva a la vida de tan eminente ciudadano”21. al parecer este homenaje no se desarrolló más allá de la citada norma. 9. pp.1 de noviembre de 1934) El 4 de mayo de 1934 se expidió por parte de la Asamblea de Santander una ordenanza con la que se honraba la memoria del ilustre naturalista.. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño alguna actividad especial para conmemorar el nacimiento o la muerte del prohombre. A continuación se explorará la labor del CHS en los centenarios de la muerte de Eloy Valenzuela (1 de noviembre de 1934). El Subdirector de Educación Pública remitió el 11 de mayo una copia de la misma ordenanza al Centro de Historia. mayo 11. 1934) AASH. Acto seguido. Pablo Emilio Jurado. que no tenía nada que envidiarle a la del mismo sabio Mutis. Ver: “Carta de Laurentino Torres. don Eloy Valenzuela. Aunque paralelamente la Asamblea expidió otra ordenanza relacionada con la memoria del doctor Teóilo Forero. (mayo-noviembre 1934): 247-248. Estudio. el nacimiento de Solón Wilches (7 de abril de 1935) y la muerte de Vicente Azuero (28 de septiembre de 1944). subdirector de la Expedición Botánica y cura de Bucaramanga por medio siglo.mem. se iniciaba el movimiento del Centro en función de la actividad y se ponía en marcha un plan de trabajo. Los méritos que los diputados querían relievar de este prestigioso gironés tenían que ver con su estatura cientíica. Por la cual se honra la memoria de un distinguido ciudadano”. 44 del 4 de mayo de 1934. 128 hist. 3. Llegado el día. Nº. 32-34. De este modo la Asamblea se asoció a la importante fecha del 1º de noviembre recomendando “su memoria al respeto de sus conciudadanos”. además de ser poseedor de un “genio vasto y profundo (…) nobilísimo carácter y (…) espíritu público”. remitió una carta al Centro en la que comunicaba a mediados de mayo los nombres de los 21 Asamblea de Santander. Año 2014. Subdirector de Educación Pública de Santander al Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. “Ordenanza No. los socios concurrían a los actos especiales y se presentaba el resultado de las labores emprendidas tanto al Centro como a la ciudadanía bumanguesa. el director de educación. El centenario del cura Eloy Valenzuela (1 de noviembre de 1834 . 119-160 . No.

. 23 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. el reconocido sacerdote declinó el ofrecimiento para pronunciar la conferencia en honor al “ilustre levita”. que pretendían publicar en Estudio23.mem. Nº. pues él mismo había cedido el honor al presbítero García Cadena. 24 “Carta del Pbro. Un día después de la designación por parte del Centro. a lo que arguyó que posiblemente para esas fechas no estaría en la ciudad25.. los socios decidieron nombrar a don Martín Carvajal. debido a las múltiples ocupaciones que el ministerio le acarreaba. 1934) AASH. Adolfo García Cadena. Así a principios del mes de junio. Cuando la carta fue leída por los miembros del Centro. junio 6. (Bucaramanga. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. En su lugar. Presidente del CHS” (sic). 119-160 129 . A su vez preguntó si el Centro iba a desarrollar algún acto especial con motivo de la conmemoración22. envió una información del cura Valenzuela para su publicación y se puso a las órdenes del Centro de manera “entusiasta y desinteresada”24. Para componer la situación. que no le dejaban tiempo para realizar un trabajo digno de dicha ocasión. El elegido decidió en la siguiente sesión proponer que en ningún momento él fuera a desconocer el legítimo derecho del 22 “Carta de Pablo Emilio Jurado. recogida de los libros parroquiales. Capellán del Hospital San Juan de Dios de Bucaramanga a la Señorita Doña Margarita Díaz Otero. no cayó muy bien. mayo 16. 1934) AASH. Director de Educación de Santander al doctor don Luis Enrique Navas Prada. 25 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. Los nombres eran: diputados Miguel A. al punto que el presidente expresó su molestia. además de solicitar al señor Pedro Elías Novoa una información relacionada con el cura Valenzuela. Galán.. Un agravante era la condición de llevar la doble representación de la iglesia y del CHS en el acto especial. 1934) AASH. julio 10. diputados que representarían a la Asamblea en los actos del 1º de noviembre. junio 7. 1934) AASH. luego de insistirle al presidente que aceptara la vocería y representación del Centro. pp. el Centro decidió nombrar como conferencista central para el acto especial al presbítero Adolfo García Cadena. Año 2014. Roberto Serpa y Abdón Espinosa. 9. Presidente del CHS” (Bucaramanga. hist.

mem. 26 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. La sesión extraordinaria del Centro se llevó a cabo una semana después. 1934) AASH. Tras reiterar el compromiso del Centro por darle a la conmemoración del dilecto hijo de Girón la solemnidad que exigía. para lo que solicitarían la participación de letrados como Simón L. pp. 119-160 . octubre 16. los socios del Centro volcaron su atención a la preparación del número especial de Estudio que esperaban entregar el 1º de noviembre que ya se aproximaba28. el mismo presidente recién reelegido en su cargo. Nº. 30 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. Adolfo García Cadena. se decidió solicitar al alcalde de Girón el programa y. septiembre 11 y 25. 1934) AASH. Sin embargo. también declinó la elección que hiciera el Centro para llevar la palabra en honor al “ilustre sacerdote y naturalista”. 1934) AASH. octubre 9. agosto 28. Año 2014. 1934) AASH. Allí se deinió que la actuación del Centro consistiría en: escribir al alcalde de Girón para informarle que la reunión especial del Centro sería a las 3:00 pm. En esa misma ocasión se decidió publicar un número especial de Estudio. El 9 de octubre por iniciativa del presidente y representante del Centro en los actos conmemorativos. 27 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. Por esta razón y reconociendo las calidades y la posición del presidente. exhortar al cura párroco de Girón que como consocio participase de la reunión especial e incluso disertara sobre los méritos de Valenzuela. ajustar la participación del CHS en una junta extraordinaria29. 9. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño presidente Navas Prada a representar al Centro en eventos especiales como el proyecto para noviembre. se aprobó una proposición en que se designó como vocero y conferencista central al doctor Luis Enrique Navas Prada26. 130 hist. Enrique Otero D’costa y Pedro Elías Novoa27.. julio 31. con base en él. 28 “Actas del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 29 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 1934) AASH. Harker. distribuir en Girón el número especial de Estudio y pasar a través de la presidencia una nota a los socios para conirmar el número de asistentes al desile a Girón para instalar la sesión ordenada por la Asamblea30.

32-33 (mayo-noviembre 1934): 324-325. 32 “Programa de los actos celebrados en la ciudad de Girón. hist. el 17 de octubre el gobernador Pedro Gómez Naranjo y el subdirector de Educación Pública. Nº. conferencia del Centro de Historia a las dos de la tarde y una retreta a cargo de la banda del departamento en las horas de la noche. A falta de la conferencia del doctor Navas Prada. Las loas para la ciudad 31 Gobernación de Santander. Reconociendo la obligación de las autoridades políticas de rendir homenaje a los “hombres ilustres que nos precedieron”.. el consocio José Fulgencio Gutiérrez. pronunció unas palabras que dan cuenta del signiicado de don Eloy Valenzuela para la época de la conmemoración. se decretó por parte del poder político departamental que el ejemplo del cura Valenzuela era digno de imitar por las generaciones presentes y venideras. En efecto. la gobernación asistiría con una representación y llevaría a la banda departamental para que amenizara la sesión programada. Estudio. Finalmente. Por el cual se conmemora el primer centenario de la muerte de un esclarecido santandereano. Laurentino Torres. No. No. Para los actos preparados por la Asamblea. el alcalde presentaría a los socios del CHS al Concejo Municipal y se izaría el pabellón nacional a media asta durante todo el día32. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. “Decreto No. se propuso contribuir a la difusión masiva del número especial de Estudio dedicado a la “vida y hechos” del padre Eloy31. Antes de la conferencia. el gobernador explicitó la importancia del cura para el pueblo santandereano. pp. las cuales estaban en la obligación de rendir veneración a su memoria.mem. 9. 32-33 (mayo-noviembre 1934): 326.. 119-160 131 . De esta manera. Estudio. irmaron el decreto por el que se conmemoraba el centenario de la muerte de don Eloy Valenzuela. Año 2014. El programa deinido por la alcaldía de Francisco Reyes Duarte no fue más allá de lo conversado: misa a las ocho de la mañana con asistencia de autoridades municipales. Su intervención fue dedicada no sólo a resaltar las conocidas virtudes del “rector de almas y factor de progreso” sino que también elogió las bondades de Girón que produjo a un personaje como el homenajeado.. 925 del 17 de octubre de 1934. en conmemoración del primer centenario de la muerte del doctor Eloy Valenzuela”. en representación del CHS. el doctor don Eloy Valenzuela”.

119-160 . fundador insigne del poblado. la conmemoración era la oportunidad para que los hombres y mujeres de aquel entonces hallaran en la historia “todas las virtudes que han de ser las luces viviicantes del porvenir”34. 1934): 348-365. 1934): 355-357. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño que vio nacer a Valenzuela se reirieron a las bondades que como ciudad colonial tuvo en contraste con Santafé. Al igual que Gutiérrez. 34. 33 José Fulgencio Gutiérrez. Estudio. heredera de don Francisco Mantilla de los Ríos. el 1º de noviembre de 1934. Por estas razones. “Palabras pronunciadas por el señor José Fulgencio Gutiérrez en el acto con que el Centro de Historia de Santander conmemoró en Girón. el primer centenario de la muerte del ilustre gironés doctor don Eloy Valenzuela”. orador comisionado por la municipalidad de Girón dijo”. quienes habían dado forma a hogares modelo para todos los santandereanos. como religioso. enfatizó en el ser piadoso que. pp. 34 “El doctor Rodolfo García García. expresó el signiicado que para la élite local tenía el personaje homenajeado. a propósito de los tiempos que vivía el país y el departamento en cuanto a su modernización económica. 34. Estudio.mem. Año 2014.” En sus propias palabras.. comisionado por el alcalde de Girón para hablar en nombre de la municipalidad en el fausto día. congregadas. No. (diciembre. puesto que la hidalguía y la herencia propiamente castellana que poseía supuestamente Girón. resaltó las virtudes castellanas de la villa que había producido otros prohombres. era el médico. 132 hist. La imagen que Gutiérrez compartió de Valenzuela el día de su conmemoración centenaria. Rodolfo García. sabiduría y espíritu industrioso. Sencillez. Las dotes extraordinarias en el caso del padre Eloy se vieron beneiciadas por haber sido hijo de una de las principales matronas de la villa. (diciembre. hombre de progreso y orgullo santandereano33. el doctor García estaba coniado en que las nuevas generaciones venerarían. Nº. fueron tres elementos fundamentales del legado de Valenzuela para los gironeses y santandereanos de los años treinta. Miguel Galán expresó claramente el uso de la memoria del cura. No. la igura del “varón ilustre. sabio discreto y compasivo sacerdote. Por su parte. 9. marcaron a uno de sus hijos predilectos. naturalista. el diputado a la Asamblea Departamental.

35 Miguel Galán. así como con unas cartas del mismo Eloy Valenzuela. “El padre Eloy y La capilla de Las Peñas”. Estudio. José Fulgencio Gutiérrez y Pedro Elías Novoa. Nº. Harker. 39 Adolfo Pbro. defunción y testamento36. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. 36 “Partida de bautizo del doctor Eloy Valenzuela” y “Testamento del doctor Valenzuela” y “Partida de defunción del doctor Eloy Valenzuela”. 32-33 (mayo- novimbre 1934): 270-273. No. “El doctor Juan Eloy Valenzuela”. El número fue complementado con un par de artículos de los socios Adolfo García Cadena. A esta imagen. 32-33 (mayo-noviembre 1934): 264-269 y 274-320. además de publicar en el número especial de Estudio. miembro de la diputación nombrado por la Asamblea para representarla. El Centro de Historia. Galán. 32-33 (mayo-noviembre 1934): 321-323. se incluyó una breve relación de hechos relacionados con la memoria del cura. presentadas por Otero D’Costa39. pp. No. Harker. 38 “Fechas en la vida del doctor Eloy Valenzuela”.mem. y más aún. incluso con recursos de su propio peculio.. asoció un rasgo considerado propio del ser santandereano como era el de la “altivez” a partir de la relación particular que entabló el cura con el mismo Bolívar35. 119-160 133 . emprendedor de varios proyectos que buscaban incrementar la productividad del suelo patrio. Simón S. Simón S. en el acto público celebrado en Girón en conmemoración del primer centenario de la muerte del doctor Eloy Valenzuela”. hist. Enrique Otero D’costa. “Palabras pronunciadas por el doctor Miguel A. Estudio. No. No. Estudio. Estudio. extractaron una cronología de la vida de Valenzuela como recurso didáctico para aianzar los hechos más importantes de su vida38. José Fulgencio Gutiérrez. “El padre Eloy y los suyos”. retomó algunos documentos relacionados directamente con la vida de don Eloy Valenzuela: Las partidas de bautizo. “A propósito del doctor Eloy Valenzuela”. García Cadena. Año 2014.. 37 “Relación que sobre la muerte del doctor Eloy Valenzuela hizo el señor José Joaquín García”. escrita por don José Joaquín García y publicada en la obra canónica Crónicas de Bucaramanga de 189637. Del trabajo de don Enrique Otero D’Costa publicado en 1932 en la misma Estudio. fuese un religioso proclive al pensamiento práctico. 32-33 (mayo-noviembre 1934): 255-262. No. Así mismo.. Galán admiraba que Valenzuela. 9. Conocedor de la tradición especulativa de los hombres de letras colombianos. Estudio. “Escritos del padre Valenzuela”. y Pedro Elías Novoa. 32-33 (mayo-noviembre 1934): 249-254 y 263. cien años atrás.

El Deber. tuvo para esa H.41 40 “El centenario de la desaparición del Padre Valenzuela conmemorado en Girón”. Quince días después de la jornada. quien habría hablado en representación de todo el pueblo gironés40. 9.” De la conferencia de José Fulgencio Gutiérrez. a diferencia del discurso de Rodolfo García. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño A pesar de la sencillez de la conmemoración ésta no pasó desapercibida por la prensa conservadora. pp. Nº. El Deber. en sesión del 14 de los corrientes. En la misma edición se hizo referencia a la claridad que hizo el “consagrado y erudito” historiador Simón Harker sobre la fecha de nacimiento del padre Valenzuela. El Templo estaba vestido con festones de luto riguroso. 41 “Carta de Enrique Rueda. las palabras del alcalde Reyes Duarte y de Miguel Galán no dijeron nada nuevo. por la simpatía ideológica que despertaba.” Ver: “El nacimiento del Padre Valenzuela”. y colmando a la legendaria villa de recuerdos históricos que enorgullecen a sus hijos y los estimulan al sostenimiento de su glorioso pasado y a la imitación ejemplarizante de aquéllas existencias que sólo vivieron para servir a la humanidad. AASH. 1934. 1934. del que destacaron su “estilo y erudición” así como de la “fama del distinguido orador”. Bucaramanga. quizá por la misma condición de religioso del personaje evocado y por tanto. La noticia se limitó a contar lo sucedido el 1º de noviembre y a describir la situación vivida en el pueblo gironés: “La Bandera nacional fue izada en los ediicios públicos. El uso del pasado estaba consumado y legitimado: El Concejo que presido. Año 2014. 119-160 . iglesias y residencias particulares atadas con cintas negras. La conmemoración arrojó para el Centro importantes resultados en cuanto al posicionamiento en la región y. noviembre 3. 1934). desde luego.. el Concejo Municipal envió una nota de agradecimiento al CHS por su labor durante el 1º de noviembre.mem. noviembre 3. Bucaramanga. 134 hist. por la manera tan gentil y fraternal como contribuyó a darle honor a la ciudad haciendo derroche de merecimientos de uno de sus hijos. Se reiere a la difusión errónea del 6 de agosto de 1756 y no el 25 de junio del mismo año. Corporación voces de sincero agradecimiento y de eterna gratitud. el estrechamiento de los lazos con las autoridades políticas de la histórica ciudad de Girón. como lo demostró en un “estudio detenido el señor Otero D’Costa. noviembre 19. Presidente del Concejo Municipal de Girón al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander” (Girón.

pp. 4. Después de dos semanas.. AASH.mem. Para ello. Año 2014. hist. acudió al CHS para obtener la verdad sobre el natalicio de Wilches. Nº. se recibió en una de las sesiones del Centro al doctor José Antonio Escandón. La preparación de la conmemoración ya se había iniciado entre inales de abril e inicios de mayo de 1934. Notario del circuito de Concepción al señor Pablo Emilio Barón” (Concepción. Harker. Cuatro días después de la carta del notario con la copia de la partida de bautizo. el notario de Concepción expidió una copia de la partida de bautismo de José Pacíico Solón Wilches42. los comisionados respondieron que el egregio santandereano nació el 7 de abril de 1835 en la población de Cerrito. Retomando el interés por algunos de sus documentos. 43 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga.. Casi al 42 “Carta de Silvestre Sánchez. El centenario del nacimiento de Solón Wilches (7 de abril de 1835-7 de abril de 1935) La segunda conmemoración regional que marcó las labores del Centro de Historia fue la del nacimiento de uno de los gobernantes más importantes para los santandereanos: el General Solón Wilches. abril 20. El procedimiento de acopio de piezas documentales sobre el personaje a homenajear era muy común en aquellos días. mayo 22. 119-160 135 . El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. abril 24. El gobierno departamental decidió que el primer paso era conirmar la fecha de nacimiento del prohombre santandereano. Simón L. previa acogida por parte de todos los socios de la propuesta43. 1934).. petición que fue resuelta a través de la conformación de una comisión compuesta de los señores Guillermo Otero Wilches. y José Fulgencio Gutiérrez44. respuesta que fue transcrita a la Dirección de Educación Pública para los efectos particulares45. 1934) AASH. 45 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. mayo 8. 9. quien fue el primero en poner sobre la mesa la necesidad de rendir un tributo a la memoria de Wilches “quien prestó importantes servicios al departamento de Santander”. La decisión en ese momento fue el compromiso que adquirió la presidencia para estudiar la manera como se daría tal homenaje. 44 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 1934) AASH. 1934) AASH.

Simón Harker y José Fulgencio Gutiérrez. Estudio. 37-38. 47 “Carta de Guillermo Otero Wilches a la Señorita Margarita Díaz Otero. mayo 15. se advierte cuáles eran los equívocos que reinaban sobre la fecha de nacimiento del estadista y el procedimiento empleado por los socios del Centro para dilucidar este asunto. junio 19.mem. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño mes de haber enviado la comisión su informe. (abril 1935): 8-9. 1934). fundamental para iniciar en irme la organización de la conmemoración46.. debía ser reconocido. generalmente vinculados al territorio santandereano. 136 hist. Por inferencia que no justiicó. pp. 119-160 . eran más que suicientes para brindarle un homenaje a su memoria. 9. En las cartas de la comisión. Año 2014. Secretaria perpetua del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. Nº. promocionado la educación técnica y la comunicación de Santander con los llanos orientales. Para resolver la duda de la gobernación. acusó recibo del mismo y agradeció la colaboración del Centro por haber dilucidado tal asunto. admirado y recordado por los santandereanos de los años treinta por haberse adelantado a su tiempo y proyectar obras como el ferrocarril y el puerto. el socio Otero Wilches acudió al testimonio del hijo del mismo general. El gobierno Departamental sintetizó el signiicado de este prócer santandereano en los considerandos del citado decreto: hombre abnegado que dedicó su vida al progreso regional en busca de prosperidad y portador de un espíritu de conciliación y tolerancia. el mismo socio aseguró que el nacimiento se había dado el día 7 y no el 8 como rezaba la copia de la partida47. El 30 de junio fue expedido el decreto por el que se convocó a la conmemoración del centenario del “ilustre varón” Solón Wilches. 1934) AASH. militar de alto rango y parlamentario. No. de nombre Solón Wilches Otero. 46 “Carta de Pablo Emilio Jurado. Catalogado como “estadista de lejana visión”. don Pablo Emilio Jurado. el director de Educación. Secretaria del Centro de Historia” (Bucaramanga. Director de Educación Pública a la Señorita Doña Margarita Díaz Otero. además adjuntó la copia de la partida de bautizo que reposaba en la Notaría de Concepción. Los méritos de Wilches como gobernante del Estado de Santander. conformada por Guillermo Otero Wilches.

cuyo título sería El general Solón Wilches y su época. Esto no obsta. 9. Los demás comisionados acompañaron el concepto de Otero con base en principios historiográicos: En todo caso. que el testimonio de la tradición debidamente conservada no es menos irme que el del documento escrito. quedando pendiente la forma como se llevaría a cabo la conmemoración48. Carta de Laurentino Torres. y se los esclarezca y complemente cuandoquiera que presenten algunas imprecisiones o inexactitudes […] Creen [Los comisionados junto con Otero]. La organización y adjudicación del premio correrían por cuenta del Centro de Historia de Santander. el Centro debía pronunciarse sobre el ganador del concurso para que la gobernación procediera a nombrar oicialmente al triunfador.. pp.49 Para el 30 de marzo. 50 “Bases del concurso para premiar el mejor estudio histórico sobre el General hist.. para que tales documentos fehacientes se les aplique la piedra de contraste de la crítica. “Decreto No. 610 del 30 de junio de 1934. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. 1935): 9-10. julio 2. Para Cerrito. Sin lugar y fecha.mem. Finalmente. sin embargo. (abril 1935): 1-3. En caso de que no hubiese ningún reparo por parte del poder departamental. en efecto. En el artículo tres. En cuanto a las medidas tomadas por la gobernación de Humberto Gómez Naranjo para celebrar el nacimiento de Wilches.. No. Por el cual se honra la memoria del señor general don Solón Wilches. 49 “Carta de Simón S. un artículo periodístico o necrológico como los aludidos no puede inirmar en caso alguno lo respaldado con documentos fehacientes como el que acogemos. el Centro agradeció se comunicara para hacer la respectiva difusión en la prensa local50. se abrió oicialmente el concurso para premiar la mejor obra sobre la vida del personaje. 48 Gobernación de Santander. Estudio. se dispuso la colocación de un retrato al óleo en el salón de sesiones del concejo municipal. 119-160 137 . Harker y José Fulgencio Gutiérrez al Centro de Historia de Santander”. 37-38. 1934) AASH. Subdirector de Educación Pública al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander. No. Nº. Estudio. (Bucaramanga. (abril. con motivo del primer centenario de su nacimiento”. se declaró iesta cívica el 7 de abril de 1935. 37-38. El 2 de julio fue remitido al Centro por parte de la Subdirección de Educación Pública el texto del decreto para celebrar el “fausto suceso” del “distinguido varón”. se destaca la promesa de erección de una estatua en bronce en la población de Puerto Wilches con fondos exclusivos del gobierno departamental. Año 2014.

Año 2014. El personero de Puerto Wilches se comunicó con el Centro de Historia para solicitar una biografía del General “iniciado del Ferrocarril” con el in de difundir en unos folletos los aspectos más importantes de la vida “del nunca bien lamentado hombre público”. El primero de ellos fue Camilo Forero Reyes. Estudio. la escritura del texto52. 1934) AASH. El Director de Educación agradeció la responsabilidad del Centro al asumir este compromiso.mem. el gobernador autorizó sin ninguna reserva las bases planteadas por el Centro. dando vía libre para que se difundieran en la prensa tanto local como de la capital del país. agosto 8. La conmemoración del nacimiento de Wilches estuvo ligada a la situación que se vivía respecto al ferrocarril que llevaba su nombre. Aunque el señor Arboleda había rogado que su petición fuese Solón Wilches”. 51 “Carta de Camilo Forero Reyes al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander” (Onzaga. “Carta de Pablo Emilio Jurado. Efectivamente. a pesar de ser un manuscrito por falta de una “modesta” máquina de escribir51. quien además de haber escrito un trabajo titulado: “Solón Wilches. doña Margarita Díaz Otero para que le ayudara a recabar información sobre el prohombre a homenajear. Personero Municipal de Puerto Wilches al Señor Presidente y demás miembros del CHS” (Puerto Wilches. Nº. 1934) AASH. se enteró del concurso y escribió a su amiga. (abril 1935): 4-5. el hombre incomprendido”. pues en la capital le había sido muy difícil. La idea era distribuir tal folleto en las escuelas del puerto con miras a rendir un tributo en el marco del centenario de su nacimiento53. 1934) AASH. conoció al personaje directamente. 119-160 . julio 26. Director de Educación Pública al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. junto con otro compañero. 53 “Carta de Julio Arboleda. algunos letrados manifestaron su interés por la igura de don Solón Wilches. 52 “Carta de Hernando Muñoz Nava a la Señorita Margarita Díaz Otero” (Bogotá. No. un joven santandereano residenciado en Bogotá y estudiante de la Facultad de Educación en la especialidad de Historia y Geografía. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño Por su parte. diciembre 14. 1934) AASH. octubre 24. 37-38. Esperaba en diciembre viajar a Bucaramanga para recoger la documentación y así iniciar. Debido al interés del Centro por Wilches a propósito de los cien años de su nacimiento. 138 hist. Forero envió el trabajo aspirando a su publicación en Estudio. y al enterarse del concurso pretendieron acercarse al Centro para participar en él.. pp. Hernando Muñoz. 9.

actividad más importante de esta efeméride. de quien dijeron era un “escritor santandereano bien conocido. erudito de renombre nacional y literato reputado. pp. pues no encontramos la decisión tomada en la respectiva sesión o la carta de respuesta54.mem. Nº. atendida en el menor tiempo posible.. para que organizaran el número con que el Centro haría presencia en la fecha citada. debido al poco tiempo que tendría para poner en marcha la edición de los folletos. tal y como se puede observar en el informe que la junta caliicadora envió al presidente. el Centro solamente conoció la carta al volver de las vacaciones reglamentarias en el mes de febrero de 1935. el Centro ya había escogido el ganador de la obra en honor a Solón Wilches. el presidente Navas Prada hizo entrega del retrato de Wilches para tomar el petrograbado que se utilizaría en la revista. Probablemente la solicitud no fue atendida. Así como con el centenario de Valenzuela. se decidió publicar un número de Estudio dedicado enteramente a resaltar la igura del ilustre gobernante y militar santandereano. de un consocio y admirado hombre de letras como era Otero Muñoz. Luis Enrique Navas Prada. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. 55 “Acta del Centro de Historia de Santander”.. hist. 119-160 139 . 9. Humberto Gómez Naranjo y Luis González Mutis. el Centro aceleró su participación no ya como jurado del concurso. 1935) AASH.. nombró una comisión compuesta por los doctores Emilio Pradilla. que sería repartido en dicha ocasión55. sino en cuanto a su colaboración con los actos que se iban a desarrollar el 7 de abril.”La alegría de los comisionados porque el premio quedase en manos de un hombre de la tierra y. el ganador de este concurso fue el consocio y reconocido historiador de talla nacional. Año 2014. Acto seguido. En primer lugar. no pudo ocultarse: 54 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. don Gustavo Otero Muñoz. mas aún. Bajo el seudónimo de “Rubén Silva”.. Iniciando el mes de marzo.. A menos de dos meses de celebrarse el centenario de Wilches. febrero 19.

por tratarse de un trabajo verdaderamente notable en su línea. 1935) AASH. pasando por la Gobernación de Norte de Santander hasta las alcaldías de Concepción. encargado de “solemnizar” la fecha y posicionar al Centro como la entidad líder. el resto del Centro se ocupó por deinir su participación en el centenario. Nº. 37-38 (abril 1935): 113-114. Dos días después. el diseño del plan de actividades a emprender corrió por cuenta de Luis González Mutis. marzo 5. 56 “Carta de Martín Carvajal. Emilio Pradilla. Sugirió además que se invitara a los familiares del político santandereano a los actos que se organizaran. 119-160 . A este listado de acciones. y hombre. “Comunicaciones referentes a la celebración del centenario”. miembro de número del centro de historia de Santander. recomendó que el Centro trabara comunicación con las autoridades políticas desde la Presidencia de la República. 1935) AASH. Las cartas publicadas se reieren a la 140 hist. No. 9.56 Mientras se cumplía la fecha contemplada en las bases del concurso para dar a conocer el concepto de la comisión. Estudio. se enviaron las cartas solicitando lo planteado por González Mutis a la empresa encargada de las obras en el barrio Sotomayor como al responsable del ferrocarril de Puerto Wilches58.mem. Eduardo Rueda Rueda y José Fulgencio Gutiérrez al Señor Presidente del Centro de Historia de Bucaramanga” [sic] (Bucaramanga.. en in. miembro de número de la academia de historia. Año 2014. marzo 4. En esta ocasión. En primer lugar. se pusiera la primera piedra del busto que se había ordenado por decreto el año anterior y se realizara una sesión especial del Centro en el salón de la Asamblea Departamental. Cerrito y Puerto Wilches para conseguir apoyo simbólico y material al homenaje. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño Nuestra congratulación es doble. pp. 58 Martín Carvajal. entidad que se honró en contarlo como su presidente. benemérito de la intelectualidad colombiana. 57 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. y luego por ser autor de él un valiosísimo escritor e intelectual santandereano. el presidente y los socios asistentes a la sesión sumaron la idea de conversar con el gerente de Fomento Urbano de Santander para “que una de las plazas y uno de los locales de las escuelas del barrio Sotomayor lleven el nombre de Solón Wilches”57.

el 20 de marzo los miembros de la junta caliicadora del concurso enviaron al presidente el concepto oicial sobre la obra ganadora en el que dejaron constancia que a pesar de haber recibido solamente una obra. El 13 de marzo. el señor Luis García Cadena respondió que tanto el ferrocarril como sus empleados estaban a las órdenes del Centro para tal evento60. Hecha esta salvedad. 9. Año 2014. así como la utilización “discreta y oportuna” del abundante arsenal de documentos y referencias históricas en que se apoyó61. 119-160 141 . El doctor Montoya dejó en manos del Centro la decisión de qué plaza en el barrio Sotomayor llevaría el nombre de Wilches. el jurado reconoció que la obra de Otero “estudia (…) con juicio y concepto altamente históricos la vida y las actividades del general santandereano”. Presidente del Centro de Historia de Santander” [sic] (Bucaramanga. prometió gestionar con la Dirección de Educación Pública lo relacionado con la escuela que se esperaba construir en el mismo sector de Sotomayor59.. invitación que hizo el presidente Carvajal al gerente del ferrocarril de Puerto Wilches y al gobernador de Norte de Santander... aunque si era del gusto del Centro podrían nombrar otra más grande pero tiempo después. valoraron en alto grado el trabajo con fuentes a partir del archivo particular de Wilches “lo que da al trabajo un valor extraordinario de originalidad histórica”. de por sí mérito suiciente para haber sido el ganador. apoderado de Fomento Urbano de Santander al Señor Doctor Don Martín Carvajal. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. marzo 13. pues para principios de abril sólo estaría lista una plazoleta que podría ser bautizada. 1935) AASH. En el mismo sentido. 59 “Carta del Señor Montoya. hist. 1935) AASH. Al valor documental. 60 “Carta de Luis García Cadena del Consejo Administrativo de los Ferrocarriles Nacionales. los socios del Centro estimaron el orden y método de la exposición. Por su parte. 61 Junto a estos criterios fundamentales en la evaluación de una obra histórica. marzo 13. los gerentes de Fomento de Santander y del ferrocarril central del norte respondieron positivamente a los pedidos del Centro. pp.mem. Por otro lado. pues el criterio fundamental era la calidad “intrínseca” del trabajo presentado. ello no podía ser causal para declarar “baldío” el concurso. Ferrocarril Central del Norte-Sección Primera al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander” (Las Bocas. Tal y como se había presupuestado. Nº.

AASH. y recomendaciones relativas a la adjudicación del premio pecuniario y a la publicación del trabajo premiado. (abril 1935): 94-95. Destacó en la carta la trayectoria política de Wilches y su condición de “hombre de acción” preocupado por los destinos de su región natal “dentro de un criterio de noble desprendimiento y de fecundo tesón”. ni el Gobierno Nacional ni las alcaldías de Cerrito. 64 La colonia oriunda de la provincia de García Rovira expidió un acuerdo en el que se adhirió a la celebración programada para Bucaramanga y en la que esperaba participar de los actos para esa importante fecha. 62 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 1935). Estudio. marzo 28. Nº. mientras que como vocal estaba Joaquín Fonrodona Suárez. El presidente del Comité de Acción Rovirense era Luis Enrique Navas Prada. Bucaramanga. y se distingue por su acomodación justa al objeto histórico. 37-38. Estudio. “Carta de Luis Hernández Gutiérrez al doctor Daniel Peralta” (Cúcuta. Por ejemplo. 37-38. 63 “Telegrama de Luis Hernández Gutiérrez al Presidente del Centro de Historia de Santander” (Cúcuta. La Academia Colombiana de Historia (ACH) expidió un acuerdo del 1º de abril a propósito del centenario del nacimiento de Wilches. quien representaría al gobierno seccional en los actos del 7 de abril. las autoridades de la gobernación de Norte de Santander atendieron el llamado del Centro aceptando la participación a través del consocio del CHS. 9.mem. 1935) AASH. el señor Daniel Peralta. No.. Bucaramanga. Año 2014. “La colonia rovirense y el centenario del General Wilches. marzo 26.” También se tuvo en cuenta la reconstrucción de la época y el “ambiente” en que vivió Wilches. No. José Fulgencio Gutiérrez. para lo cual debía avisar de los gastos necesarios63. (abril 1935): 111-112. presentados al concurso histórico promovido por la gobernación del departamento de Santander con ocasión del primer centenario del nacimiento del general Solón Wilches. Al parecer. 20 de marzo de 1935”. así como el Legislativo habría expedido una ley en la última legislatura en honor a la memoria de Wilches64. En vista que la gobernación se quería hacer presente con una placa conmemorativa. Ver: Comité de Acción Rovirense de Bucaramanga. las autoridades y personajes invitados por el Centro a que se asociaran a los actos fueron respondiendo positivamente62. reconocidos políticos santandereanos y miembros del Centro de Historia. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño A medida que se acercaba la fecha exacta de la conmemoración. pp. Emilio Pradilla y Eduardo Rueda Rueda. 14 de marzo de 1935”. “Concepto del jurado caliicador de los trabajos históricos sobre el tema “Wilches y su época”. Ver: Martín Carvajal. 22 de marzo de 1935). en el que además reconocieron las labores los miembros del Centro resaltaron el estilo ameno y sencillo del autor “(…) tocado a ratos de reminiscencias del modo de escribir en la época romántica que describe y de la que acaso el autor se contagia literariamente a veces. 119-160 . Concepción y Puerto Wilches respondieron al llamado del Centro. se autorizó a Peralta para que se hiciera cargo de ello. 142 hist.

338 a través del que se adjudicaron oicialmente los premios al doctor Otero Muñoz por su obra “Wilches y su época” que presentó como “homenaje a la memoria del grande hombre cuyo centenario se conmemora”. 1935). Los recursos para pagar los doscientos pesos se obtendrían de un préstamo extraordinario con cargo al presupuesto de la vigencia actual67. 67 Gobernación de Santander. La sesión empezaría con el himno nacional. abril 2. Gobernador de Santander al Sr. abril 2. Luego se leería una proposición de homenaje a la memoria de Wilches y se escucharía alguna pieza musical antes de la lectura por parte del presidente del Centro. AASH. Año 2014. El 6 de abril. (Bogotá. Faltando cinco días para la celebración. Finalmente se daría lectura del informe de la comisión evaluadora del trabajo presentado al concurso. Ocho puntos constituían el programa con que el CHS desarrollaría su sesión solemne en honor al General santandereano Solón Wilches el 7 de abril de 1935. de un trabajo publicado en Estudio. Secretario de la Academia Colombiana de Historia al Señor Presidente del Centro de Estudios Históricos” [sic].. El homenaje de la Academia reiteró los tópicos que el gobierno departamental ya había difundido sobre el prócer regional. 610 de 1934”. 338 del 6 de abril de 1935. “Decreto No. En el mismo acto administrativo. 66 “Carta de Pedro Gómez Naranjo.. Presidente del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. desarrolladas en la “patria del General”. razón por la cual el gobernador Gómez Naranjo devolvió el informe de la junta caliicadora al Centro. 1935) AASH. Dr.mem. 9. pp. Por el cual se hace la adjudicación del premio al vencedor en el concurso abierto por el decreto No. interpretado por la Banda Departamental. la gobernación expidió el Decreto No. seguido de la entrega del número especial de la revista institucional y otra tonada. 119-160 143 . para dictar la providencia oicial66. en el mismo 65 “Carta de Roberto Cortázar. se comisionó al CHS para coordinar la publicación de la obra y para entregar la medalla directamente o por comisionados al ganador.. Martín Carvajal. hist. además de prometer la publicación de una biografía del General en las páginas del Boletín de Historia y Antigüedades65. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. Nº. el premio no se podía entregar a Otero Muñoz sin la autorización formal del Centro.

(abril 1935): 117. No. El acto iniciaría a las 4:00 pm y se llevaría a cabo en el salón de la Asamblea Departamental68.” La proposición. 1935) AASH. general Solón Wilches. abril 7. se inauguraría la plaza Solón Wilches en el mismo barrio y se pondría la primera piedra de la escuela 68 “Programa del acto con que el Centro de Historia de Santander solemnizará el primer centenario del nacimiento del ilustre estadista General Solón Wilches”. El Centro se honra igualmente en presentar a las ilustres damas doña María Wilches de Espinel. 144 hist. por parte del presidente Carvajal “en el que puso de relieve. los méritos del homenajeado. Estudio. en el Cerrito.mem. Margarita Díaz Otero. y doña Rosalina Wilches de Barón. y a las municipalidades del Cerrito y la concepción. del preclaro varón. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño acto se adjudicaría el premio y se cerraría con el homenaje del Ejército a la memoria del General Wilches. General Pedro Julio Dousdebés. 69 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. Bucaramanga […]69 El programa de la Gobernación de Santander iniciaría a las nueve de la mañana con diferentes actividades. Luis González Mutis y Leonardo Martínez Collazos. pp. Helena Arenas Canal. el homenaje de su admiración respetuosa. Al parecer el acto se desarrolló tal cual estaba contemplado en el programa. dignas hijas del eximio Varón. propulsor decidido de la institución pública. ilustre e invicto soldado de la república y varias veces presidente del extinguido Estado Soberano de Santander. incluido el discurso.. Luego del himno nacional ejecutado por la banda departamental en el barrio Páez de Sotomayor. presentada por Martín Carvajal. Año 2014. y el cual le mereció muchos aplausos. 37-37. a quien se debe en mucho la obra del ferrocarril que lleva venturosamente su nombre. progresista gobernante. a las prenombradas damas. y eicacísimo pastor del progreso regional. 119-160 . sintetiza el pensamiento del Centro sobre el personaje tributado: El Centro de Historia de Santander en esta memoriosa fecha en que se cumple el primer centenario del nacimiento. Nº. gobernante de periles netamente republicanos. Comuníquese la presente nota de estilo al señor gobernador. todas gestionadas por el Centro de Historia. se honra en exaltar la cara memoria de quien ha sido uno de los santandereanos más sobresalientes. 9.

además de una retreta a partir de las ocho de la noche70. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. se disfrutaría de cine público en la plaza García Rovira. El número lo complementó el primer capítulo de la obra ganadora del concurso. incluidos discursos. que realmente fue poco. la transcripción de la partida de bautizo se acompañó del cruce de correspondencia entre el director de Educación Pública. 71 Ver: Estudio. religiosas y el personal de los establecimientos públicos de educación. ¿Por qué el homenaje literario que brindó el Centro de Historia de Santander a la memoria de Solón Wilches en el centenario de su nacimiento no contó con la pluma de los socios del Centro? Aunque no tenemos elementos para aseverar alguna explicación. y la novedad del concurso histórico con el resultado de la obra de 70 “Programa de los actos públicos con que se celebra el primer centenario del nacimiento del ilustre santandereano. el Centro preparó un número especial de su revista para ser difundida el mismo día de la celebración. lo cierto es que el tiempo dedicado a la preparación de la efeméride. 37-37. General Solón Wilches. No. Año 2014. (abril 1935). notas de prensa regional. pública del mismo nombre.. pp. hist. un listado de fechas importantes en la vida del personaje y alguna información relacionada con el ferrocarril de Puerto Wilches71. 9.. Como en la conmemoración de Eloy Valenzuela. En las horas de la tarde. Bucaramanga: Imprenta Departamental. Estudio. No. la secretaría del Centro y los comisionados que se nombraron para determinar la fecha exacta del nacimiento. No obstante. (abril 1935): 118.. Nº. documentos históricos relacionados con Wilches con los honores brindados en el siglo XIX. el volumen no contó con muchos artículos de los socios. Esperaban que asistieran todas las autoridades civiles. acompañado del homenaje del Ejército. Por ejemplo. el acto principal era el desarrollado por el Centro de Historia en el salón de la Asamblea. militares. 37-38. 119-160 145 . sino que por el contrario compiló las normas que se expidieron para el evento. Presidente del Estado Soberano de Santander”. Como obsequio de la administración del ferrocarril de Puerto Wilches. así como los programas y comunicaciones que llegaron al Centro con motivo del centenario.mem.

hubo dos textos que.” Ver: “Carta de Simón Harker a la Señorita Doña Margarita Díaz Otero” (Bucaramanga. la breve nota de Ramón Castro Wilches. “Voz de justicia”. así como el carácter liberal de Wilches hubiesen sido factores que incidieron en el aparente “desinterés” de los socios del Centro en materia de escritura. Incluso llegó a decir que sus ideas y propuestas eran adelantadas para su tiempo. entre ellos su padre y demás parientes. Luis Enrique Navas Prada publicó un texto que. 119-160 . agosto 15. son elementos que. 9. Ello se relativiza. 146 hist. su obra y su época. razón por la cual era más que necesaria y pertinente reivindicar su memoria a cien años de su nacimiento73. 37-38. el autor abordó la 72 En una carta de 1934. 1934) AASH. que daría como resultado un nuevo volumen de la Biblioteca Santander. sumados. (abril 1935): 96-97. pp. a la vez que dos personajes de reconocida actitud conservadora y religiosa como José Fulgencio Gutiérrez y Martín Carvajal hicieron parte de la comisión para deinir la fecha de nacimiento y en cuyo concepto no hubo ninguna referencia crítica72. fueron los principales promotores de su declive político. 73 Ramón Castro Wilches. pueden ayudar a entender por qué no hubo escritos de carácter histórico acerca de Wilches. No. Finalmente aceptó que la misma familia de Wilches. al señalar que hubo malas decisiones tomadas por haberse rodeado de “personas que rechazaba la opinión pública. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño Otero Muñoz. la vía férrea al Magdalena y la carretera de Santander hasta Casanare. Nº. no devela ser un análisis y reconstrucción de la vida política de Solón Wilches por su estilo literario y por ser una relexión general sobre la historia de Colombia del siglo XIX. No se puede descartar que la cercanía en el tiempo. si bien llegan a conclusiones similares.mem. Estudio. representaron dos formas de elogiar la memoria de Wilches.. Más allá de esta situación. Algunas de ellas en la promoción de la educación agrícola. a primera vista. quien en acto de justicia con su memoria resaltó no sólo su condición de militar sino que reparó en sus acciones a favor del progreso de sus coterráneos. Harker mencionó una crítica a Wilches por algún supuesto error durante su gestión como Presidente del Estado Soberano de Santander. Año 2014. así como la no convocatoria a los socios a escribir sobre el personaje en cuestión. familiar del General. Como paisano rovirense. De una parte.

74 Luis Enrique Navas Prada. decidió marginarse de la vida política en su tierra natal74. Ver: Carta de Pablo E. Barón. Barón. en la que dominó la traición y el trato injusto a una persona modesta y conciliadora que en lugar de preferir una guerra. 9. El artículo cerró con la narración de los sucesos más importantes de la vida del prócer.. Denominado como el “caballero de la mano al pecho” por su supuesta elegancia y aceptación en los círculos bogotanos decimonónicos. 119-160 147 . algunos de los familiares vivos del General Wilches manifestaron su agradecimiento por el justo homenaje del que había sido objeto su pariente. al servicio de la Patria y al engrandecimiento regional”76. (abril 1935: 98-108. vida de Wilches a través de los marcos en que transcurrió. señora e hijos a la Señorita Doña Margarita Díaz Otero Secretaria perpetua del Centro de Historia de Santander. Un mes después de los actos. Año 2014. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. del “pionero” que trascendió los devaneos ideológicos por el progreso de su “comarca nativa”. pp. 15 de mayo de 1935) AASH. envió saludos a los “recordados consocios”75. No. 37-38. 1935) AASH. Desafortunadamente y como algo extraño. 76 “Carta de Rosalina W.. 75 “Telegrama de Gustavo Otero Muñoz al Centro de Historia” (Bogotá. “Esquema emocional”. contextos geográicos e históricos que habrían deinido su temperamento. hist. Algo similar hizo el señor Pablo E. (Concepción. de Barón a la Señorita Doña Margarita Díaz Otero Secretaria perpetua del Centro de Historia de Santander y Miembro de Número del mismo” (Concepción. Estudio. de paso. quien en un breve telegrama agradeció una nota que le enviaron felicitándolo y.mem. de allí que no podamos hacernos a una idea de lo que sucedió en la ciudad más allá de las referencias que ofrece el mismo Centro de Historia. 1935) AASH. Nº. La primera reacción a todo lo sucedido provino del ganador del concurso. Navas insiste en mostrar el origen del político. especialmente por la proposición que fue enviada a sus hijas. la prensa no registró lo sucedido el 7 de abril de 1935. abril. exenta de egoísmos y de toda vulgar ambición.. Doña Rosalina Wilches de Barón airmó que el homenaje a su padre fue: “el reconocimiento espontáneo y franco de una actuación intensa que no declinó sino con la muerte de quien había consagrado su vida. mayo.

Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño Por otro lado. nunca salió el deseado número especial. La Secretaría de Hacienda sólo atinó a decir que en un corto plazo se haría efectivo todo el decreto. 1935) AASH. Parece que la comisión dada al socio Espinel de acopiar especialmente lo relacionado con la celebración en García Rovira no se llevó a cabo y. 1935) AASH.mem. Reconocido como un gran “repúblico”. en lo relacionado con el busto de Wilches en el puerto que llevaba su nombre. 148 hist. No se sabe si efectivamente se le pagó el premio a Otero Muñoz. pues fue el noveno volumen. noviembre 5. se decidió nombrar una junta para que deiniera con la gobernación la manera como se debía 77 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. octubre 15. Nº. iniciativa presentada por el mismo presidente del Centro. a realizarse el 28 de septiembre de 1944.. especialmente en cuanto al pago y al pedestal se refería78. pero sólo vería la luz hasta 1936. 5. Año 2014. Finalmente la obra ganadora sí se publicó como parte de la Biblioteca Santander. el Centro denominó a Azuero como un personaje que “(…) dedicó toda su vida al servicio de la república y al sostenimiento de las ideas democráticas. En tal sentido. concretamente. Esto no debe parecer extraño. los socios del Centro de Historia pusieron sobre la mesa la necesidad de prepararse para la conmemoración del centenario de la muerte del prócer santandereano. 9. pp. 78 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 119-160 . por tanto. el pago del premio al ganador del concurso y la publicación de la obra77. aunque se puede pensar que su interés no estaba en el dinero sino en el prestigio intelectual que incrementó al ver publicada su obra. tanto en la prensa como en el parlamento (…)” razón de más para brindar el respectivo homenaje a su memoria. El centenario de la muerte de Vicente Azuero (28 de septiembre de 1844-28 de septiembre de 1944) Con más de dos años de anticipación. los mismos socios del Centro llegaron a proponer la publicación de un número de Estudio dedicado a compilar todo el material que hablara de la conmemoración. Vicente Azuero. pues para el mes de octubre de 1935 se comisionó a Luis Enrique Navas Prada para que gestionara con el Gobernador el cumplimiento del decreto que sancionó la conmemoración.

en la cual no se especiicó su colaboración sino que solamente se ciñó a transcribir la proposición aprobada en la última sesión80. don Luis González Mutis. 81 “Carta de Roberto Cortázar. para que gestionaran con la debida antelación la ley de honores para Azuero y. 9. se decidió que los señores Agustín Gómez Prada. hist. esperaban “enaltecer la memoria del ilustre hijo de ese departamento”81. septiembre 16. don Juan de Dios Arias Ayala. 80 “Carta de Juan de Dios Arias. por último. dirigida a la Academia Colombiana de Historia. Presidente del Centro de Historia de Santander” (Bogotá. Gabriel Muñoz y Francisco Reyes Duarte. De esta forma. visitarían al Gobernador para conocer lo que pensaba al respecto y.mem. Nº. doctor Agustín Gómez Prada. agosto 27. Presidente del Centro de Historia de Santander al Señor Presidente de la Academia Nacional de Historia” [sic] (Bucaramanga.. y don Francisco Reyes Duarte. que la ACH estaba preparando un volumen de la biblioteca de Historia Nacional dedicado a la compilación de documentos de don Vicente Azuero. aunque no fue inmediata sí fue importante para efectos del homenaje que se le quería dar a la memoria de Azuero. en el mes de marzo de 1944. comunicar a la Academia Colombiana de Historia y a los representantes políticos de Santander en el Congreso. 1942) AASH. Año 2014. los socios volvieron a tratar la necesidad de conformar una comisión para que iniciara las gestiones con el gobierno departamental con el in de viabilizar el tributo.. La primera acción que se dio en este sentido fue la carta que suscribió el presidente del Centro. la 79 Los socios que designados para conformar la comisión fueron: doctor Gabriel Muñoz. noviembre 6. Secretario de la ACH al Sr. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. En la siguiente sesión. luego sí. Así pues. obtener de la Secretaría de Educación los retratos de Azuero y Florentino González para que fuesen colocados en los salones del Centro el día del centenario79. Ver: “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. la carta del CHS fue socializada en la sesión del 2 de noviembre y se resolvió contestarles a los colegas santandereanos. La respuesta de la Academia. pp. Con ello. 1942) AASH.. organizar el centenario. Tras un año de haber dejado el tema. 1942) AASH. 119-160 149 . comenzar a elaborar el programa.

Por otro lado. pp. el Centro le comunicaría el nombramiento del que fue objeto con el argumento del aprecio que Posada tenía por la memoria del prócer86. Año 2014. máxime cuando la Academia había expresado su intención de costear una “artística placa conmemorativa”83. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño comisión tendría que rendir un informe de su gestión. las cuales fueron en general positivas para el cometido del Centro. 1944) AASH. septiembre 5.mem. 1944) AASH.. 83 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. el doctor Lope Posada Azuero. Lope Posada Azuero” (Bucaramanga. cumplió satisfactoriamente su comisión al entregar debidamente la información requerida por el artista para el monumento que se proyectó de Vicente Azuero84. Para atender esta petición se comisionó a Lope Posada Azuero. 84 “Actas del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 1944) AASH. AASH. abril 27. El 27 de abril.1944) AASH. rector del Colegio de Santander por aquellos días. 86 “Carta de Juan de Dios Arias al Señor Doctor D. ya que con antelación se había 82 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. De la conversación con el Gobernador. El buen desempeño en su tarea. quien se ofreció a obsequiar un monumento de Azuero. la respuesta del rector del Colegio de Santander no fue positiva. septiembre 7. 119-160 . Nº. incluido un esbozo de programación para los actos del 28 de septiembre de aquel año82. Carlos Gómez Castro. 1944). Dos días después. 9. se obtuvo el compromiso de cumplir con una ordenanza del año 43 relacionada con la conmemoración. Reyes Duarte y Muñoz rindieron informe verbal de sus labores ante la gobernación. mayo 11 y julio 2. le granjearon a Posada Azuero el nombramiento como conferencista central para la sesión especial del 28 de septiembre85. Sin embargo. para el que necesitaba el apoyo del Centro en cuanto al retrato e información sobre el prócer. se leyó en la misma sesión una carta del artista santandereano. 85 “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. se discutió la pertinencia de invitar a la ACH a los actos de septiembre. marzo 1. 150 hist. Por último. Como parte de los preparativos. y quizá su posición cultural como rector de uno de los colegios más importantes de la ciudad.

irmaron el decreto 1293 a partir del cual se conmemoró el primer centenario de la muerte de “un prócer ilustre”. 89 Gobernación de Santander. Presidente al Señor Dr. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. “Decreto No. era la de haber sido uno de los hombres que más contribuyeron a la “emancipación de la patria y al establecimiento de las instituciones civiles. La imagen que pretendían rescatar las autoridades departamentales y el Centro de Historia sobre Azuero. 1944): 143. Con este “sincero tributo de admiración” y con la copia autógrafa del decreto para el Concejo de Oiba. quien de paso. su secretario de Gobierno. Año 2014. 119-160 151 . (septiembre. fue designado como orador principal para el 28 de septiembre88. fundadas en los principios democráticos y 87 “Carta de Lope Posada Azuero. Rector del Colegio de Santander al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. 9. irmado el mismo día de la conmemoración. 1944) AASH.. no sabía si tenía las cualidades para merecerla. La gobernación del doctor Alejandro Galvis Galvis. De allí que esperó que se eligiera a otro “inteligente socio”87. Mario Galán Gómez” (Bucaramanga. Nº. puesto que caliicó el nombramiento como una honrosa designación a la que. 153-154. 88 “Carta de Juan de Dios Arias. comprometido con el alcalde de Oiba para participar del homenaje que allí se le brindaría a Azuero. Estudio.mem. el Centro de Historia de Santander y la Academia de Historia. el decreto para Azuero. el doctor Horacio Rodríguez Plata y varios de sus secretarios de despacho. pp. septiembre 11. hist. A diferencia de los demás actos administrativos relacionados con la memoria de un hijo de Santander o de los héroes nacionales. Por el cual se conmemora el primer centenario de la muerte de un prócer ilustre”. cuyo nombre representa la más pura expresión de la raza”89.. Esta declinación no signiicó un desprecio. 1944). ni mucho menos. incluso. septiembre 15. No. 1293 del 28 de septiembre de 1944.. La decisión que tomó el Centro para poder resolver la falta de conferencista fue la de nombrar como socio correspondiente al doctor Mario Galán Gómez. solamente recomendó la vida del prohombre “como digno ejemplo de las más puras virtudes ciudadanas”. el gobierno departamental pasó la importante fecha de “uno de sus hijos preclaros. AASH.

La segunda parte de la sesión solemne incluyó la lectura de una proposición de honores a la memoria del doctor Azuero. el signiicado que para la República tuvieron tres miembros de la familia Azuero. en este caso se especiicó que sería Italianos en Argelia de Rossini.mem. rinde homenaje de patriótica exaltación al prócer ilustre que. La jornada culminaría con la marcha inal92. 119-160 . Por su parte. (septiembre 1944): 115. don Horacio Rodríguez Plata se dio a la tarea de contarle al auditorio presente en la sesión especial. su patriotismo. 1293…143. 92 “Programa del centenario de la muerte del doctor Vicente Azuero”. Acto seguido. Como era usual. “Decreto No. el CHS explicitó el signiicado de Azuero no sólo como hijo del “suelo santandereano” sino como repúblico de talla nacional: EL CENTRO DE HISTORIA DE SANTANDER. la sesión se abriría con una pieza musical a cargo de la banda departamental. Calvo. (septiembre 1944): 142. 153-154. No. luego de la cual continuaría el acompañamiento musical con los valses Mujeres Vienesas de Zier. para deinir con caracteres perdurables el peril civilista y democrático de la República. Año 2014. para dar paso al discurso del doctor Mario Galán Gómez. No. mediada por el Intermezzo No.. desde los primeros albores de la nacionalidad consagró su vida al servicio de los altos ideales libertadores. 153-154. pp. Estudio. puso toda su ilustración. su actividad. La preocupación fundamental del historiador socorrano era demostrar la valía que esta familia tuvo para las luchas 90 Gobernación de Santander. 152 hist. al conmemorar el centenario de la muerte del doctor Vicente Azuero. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño republicanos (…)”90. En una prosa limpia y con un estilo que ya demostraba una forma particular de concebir y escribir la historia. 1 de Luis A. y en los cargos de honor y de responsabilidad de que fue invertido. el socio Horacio Rodríguez Plata presentaría su conferencia titulada: Los Azueros y la Conspiración del 25 de septiembre. siguiendo una tendencia similar a las demás conmemoraciones. su celo. Estudio.91 El programa que deinió el Centro para su sesión especial el 28 de septiembre constó de siete puntos. 91 “Proposición de honores al doctor Vicente Azuero”. 9. Nº.

En la perspectiva de un siglo de historia colombiana. 9. De este modo. No.93 Don Mario Galán Gómez por su parte. mientras que el último como héroe sacriicado en la lucha por la libertad civil. Nº. que no tuvo reparo en oponerse a Bolívar 93 Horacio Rodríguez Plata. “Los Azueros y la Conspiración del 25 de septiembre”. A través de la reconstrucción del contexto político colombiano en las primeras décadas del siglo XIX. fue su primera aparición en el Centro como socio correspondiente.mem. Galán sostuvo que su amor irreductible por la libertad era el resultado de las condiciones de Santander como una tierra que históricamente había enarbolado las banderas contra la tiranía. los primeros injustamente al ser inculpados de participar en la conspiración del 25 de septiembre. así como resaltar el lugar que los santandereanos tuvieron en la conformación civilista de la República. organizador de la vida en democracia. 153-154. el denuedo en la ejecución de sus empresas políticas. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. a su turno. A partir del análisis psicológico de su personalidad.. Estudio. cuando ha transcurrido tiempo suiciente para el imparcial análisis de la vida y de la obra de los Azueros. y de los hombres y sucesos de su época. de la que concluyó que era un “razonador” poco proclive a la acción pasional. ellos se nos presentan con los relieves de una superioridad auténtica que bien merece esta exaltación de su memoria. su hermano Juan Nepomuceno y su sobrino Pedro Celestino. que hoy se gloria de haber dado tan ilustres exponentes de las tradiciones de su raza y de las excelencias de su espíritu. como iguras que fueron víctimas de la dictadura de Bolívar. su profunda devoción por la democracia y su irrevocable amor a la República. caracterizó a Azuero como un gran hombre civilista. la audacia de sus concepciones ilosóicas. (septiembre 1944): 116-131. En sus propias palabras: Características especiales de los tres ilustres hombres a que me acabo de referir fueron la iniciativa creadora. democráticas. La cita textual es de la p. Llegó a sugerir que la misma isonomía de Azuero era indicador de su personalidad liberal. hist. Rodríguez Plata presentó a Vicente Azuero. 119-160 153 . hizo un brillante elogio sobre la personalidad del prócer santandereano como discurso en la sesión especial que.. 131. que no solo a ellos honra sino que entraña también un ilial homenaje a nuestra tierra santandereana. Año 2014. pp..

En su lugar. “El doctor Vicente Azuero en la intimidad”. el alcalde de Oiba comunicó al Centro que había recibido en 94 Mario Galán Gómez. 154 hist. 153-154. No. Año 2014. Transcurrida la conmemoración. las reacciones que generó fueron lánguidas por no decir inexistentes. radicado en Neira (Caldas) quien habría enviado una carta al CHS saludando el centenario de la muerte de Azuero. La cita textual es de la p. 1944) AASH. El resto de la revista incluyó artículos sobre Rafael Núñez. 9. Como era obvio. El secretario del Centro y director de Estudio. Manuel Beltrán y algunos comentarios históricos de temas variados a cargo de Mario Acevedo Díaz y Juan de Dios Arias95. (septiembre 1944): 144-150. 119-160 . A diferencia de otras ocasiones. 153-154. la proposición de honores y el decreto de la gobernación. octubre 16.mem. Galán procuró evidenciar la actualidad de su legado. las batallas de Palonegro y la Puerta del Sol. 96 “Carta de Miguel Roberto Sarmiento Peralta. No. sus años de estudio y su labor como periodista y “colonizador”. especialmente en tiempos en que las dictaduras amenazaban el orden nacional y mundial94.. Nº. “Discurso del doctor Mario Galán Gómez en la sesión solemne del día 28 de septiembre de 1944”. 95 Lope Posada Azuero. Alfonso Ramos” (Bucaramanga. (septiembre 1944): 132-141. Sarmiento prometió que enviaría el número en el que publicó los discursos y demás documentos que podían ser de interés para el religioso admirado del prócer santandereano96. don Miguel Sarmiento Peralta. El número fue completado con una entrevista al consocio y rector del Colegio de Santander. el Centro no preparó un número especial de su revista institucional y mucho menos convocó a un concurso histórico. Estudio. Como respuesta a esta misiva. 141. evocó algunos recuerdos aprendidos sobre la infancia. publicó una entrega de Estudio en la que incluyó los textos de las intervenciones de Rodríguez Plata y Galán Gómez. pp. el doctor Lope Posada Azuero. Casi dos meses después de la sesión solemne. concedida al diario Vanguardia Liberal en la que. Estudio. agradeció una carta del presbítero Alfonso Ramos. Secretario del Centro y Director de Estudio al Señor Pbro. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño en defensa de las libertades garantizadas por el respeto al derecho. como familiar.

. Como el Centro no tenía los recursos para su acarreo. la Alcaldía de Oiba obsequió la maqueta de la estatua de Azuero que se instaló en Oiba a inales de 1944. Ver: “Acta del Centro de Historia de Santander” (Bucaramanga. Con la preocupación e interés por relievar a los grandes hombres locales y regionales. Conclusiones ¿Por qué resultó tan escueta la conmemoración de un personaje de la Independencia de origen santandereano. lo cierto es que ya fuese recordando a un religioso como Eloy Valenzuela. diciembre 4. el Centro de Historia buscó posicionar ciertos valores en aquellos años como referentes para las generaciones presentes y futuras de santandereanos. 1945) AASH. o un político-militar avezado como Solón Wilches o un repúblico como Vicente Azuero. hist. Hombres de progreso. respetuosos de las libertades públicas. reconocidos por su trayectoria política liberal. febrero 14. 6. 1944) AASH. 98 Meses después. Alcalde de Oiba al Centro de Historia de Santander” (Oiba. Alfonso Ramos al Señor Presidente del Centro de Historia de Santander” (Neira (Caldas). el cura Ramos solicitó el envío de la revista con los documentos sobre el centenario de Azuero. 119-160 155 . A inales de año. precisamente cuando varios socios. pues la promesa de Sarmiento no se había cumplido99. 99 “Carta del Pbro.. La revista Estudio fue la tribuna más importante para difundir los esfuerzos del Centro en esta 97 “Telegrama de Silvestre Rangel. el derecho y en general del sistema democrático y republicano que el país venía construyendo desde hacía más de cien años. buen estado el busto de Vicente Azuero97. el Centro deinió una serie de mecanismos para organizar y participar de la conmemoración del nacimiento o muerte de algunos prohombres santandereanos. ocupaban altos cargos en el gobierno departamental? Aunque no podemos dar cuenta de las razones de esta situación. pp. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. fueron los ejemplos escogidos por las autoridades departamentales y los letrados regionales para erguirlos como ejemplos de virtudes cívicas. Éste correspondía quizá. Año 2014. a la labor del artista Carlos Gómez Castro de la que se venía hablando hacía algunos meses en las sesiones del Centro98..mem. 1944) AASH. decidieron solicitar apoyo a la gobernación. noviembre 17. Nº. 9.

Desde el 16 de septiembre de 1929 – Hasta el 5 de septiembre de 1944. Archivo Academia Santandereana de Historia (AASH) Bucaramanga- Colombia. 1934. En todos los casos se organizó una sesión solemne que en algunos momentos tuvo impacto en la prensa o en la comunidad de letrados y en la que tomaron parte las autoridades departamentales. “Bases del concurso para premiar el mejor estudio histórico sobre el General Solón Wilches”. Actas del Centro de Historia de Santander. pp. Bucaramanga. 32-34. 37-38. Manuel. Fuentes documentales Archivo Academia Santandereana de Historia (AASH) Bucaramanga- Colombia. No. 156 hist. Bucaramanga. “El centenario de la desaparición del Padre Valenzuela conmemorado en Girón”. En el fondo de estos esfuerzos e iniciativas. 9. 1. Bibliografía Asamblea de Santander. “Ordenanza No. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño materia. 119-160 . Estudio. (mayo-noviembre 1934): 247-248. “El testamento del Cura Valenzuela”. No. Año 2014. estaba el claro interés por promover el orgullo de ser santandereanos en aquellos años como lo fueron los mejores hijos de Santander en el ayer. No. El Deber. 1934.mem. Por la cual se honra la memoria de un distinguido ciudadano”. Barrera Parra. (julio 1931): 27-32. ya fuese porque se publicaron los programas y normas con las que se asociaban las autoridades políticas o porque tuvieron cabida los artículos y conferencias de contenido histórico. “El nacimiento del Padre Valenzuela”. Cuando no hubo números dedicados exclusivamente al personaje homenajeado se convocó a un concurso para premiar una obra. Nº. El Deber. Estudio. noviembre 3. noviembre 3. Bucaramanga. (abril 1935): 4-5. Correspondencia desde 1930 hasta 1944. Estudio. 44 del 4 de mayo de 1934..

119-160 157 . “La colonia rovirense y el centenario del General Wilches. Estudio. Gabriela y Marcela Valdata. Collazos.edu. No. “Fechas en la vida del doctor Eloy Valenzuela”. 20 de marzo de 1935”. Ramón. No. 14 de marzo de 1935”. Bucaramanga. Medellín: Universidad Nacional de Colombia.unsam. “El doctor Rodolfo García García. y recomendaciones relativas a la adjudicación del premio pecuniario y a la publicación del trabajo premiado. Martín. Año 2014. No. Bucaramanga: Imprenta del Departamento.mem. “Hacía una antropología histórica de la conmemoración”. Emilio y Rueda Rueda. Estudio. (abril 1935): 96-97. orador comisionado por la municipalidad de Girón dijo”. 37-38. 75-76. Carvajal. http://www. Harker y José Fulgencio Gutiérrez al Centro de Historia de Santander”. Carvajal. pp. Corletta. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional.ar. 37-38.. “Carta de Simón S. (diciembre 1934): 355-357. “Concepto del jurado caliicador de los trabajos históricos sobre el tema “Wilches y su época”. presentados al concurso histórico promovido por la gobernación del departamento de Santander con ocasión del primer centenario del nacimiento del general Solón Wilches. Eduardo. Pradilla. Comité de Acción Rovirense de Bucaramanga. “Lugares de memoria” relación de tensión entre lo público y lo privado. (abril 1935): 9-10. 2012. No. (abril 1935): 113-114. “Comunicaciones referentes a la celebración del centenario”. Micaela.ram2009. 1930. hist. Gutiérrez. Argentina: CEIA. (abril 1935): 94-95. Nº. 37-38. Estudio. Benicio. Estudio. 37-38. 34. (mayo-noviembre 1934): 270-273. (abril 1935): 111-112. 437-438.. José Fulgencio. 32-33. No. “Biografía del prócer de la Independencia doctor don Vicente Azuero”. Micozzi. Bucaramanga. 37-38. No. en 200 años de independencia: Las culturas políticas y sus legados. Martín. No. Estudio. 9. Peter. Estudio. En: Próceres Santandereanos. Estudio.. Castro Wilches. Burke. Pdf. “Voz de justicia”.

(mayo-noviembre 1934): 324-325. __________. No. Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño Galán Gómez. Miguel. Mario. Gobernación de Santander. “Decreto No. Enrique Otero D’costa. (diciembre 1934): 348-365. 1293 del 28 de septiembre de 1944. (septiembre 1944): 132-141. “Discurso del doctor Mario Galán Gómez en la sesión solemne del día 28 de septiembre de 1944”. 32-33. Estudio. No. 119-160 . No. 610 del 30 de junio de 1934. 34. 925 del 17de octubre de 1934. El padre Eloy y los suyos y Pedro Elías Novoa. José Fulgencio.mem. No. Estudio. Nº. el 1º de noviembre de 1934. Harker. Decreto No. “El padre Eloy y La capilla de Las Peñas. __________. en el acto público celebrado en Girón en conmemoración del primer centenario de la muerte del doctor Eloy Valenzuela”. Año 2014. (abril 1935): 1-3. (septiembre 1944): 143.” Estudio. “Decreto No. Por el cual se honra la memoria del señor general don Solón Wilches. Estudio. (mayo-noviembre 1934): 321-323. Escritos del padre Valenzuela. No.. Por el cual se conmemora el primer centenario de la muerte de un esclarecido santandereano. El doctor Juan Eloy Valenzuela”. __________. García Cadena. Estudio. Galán. Galán. 153-154. José Fulgencio Gutiérrez. Gutiérrez. miembro de la diputación nombrado por la Asamblea para representarla. el primer centenario de la muerte del ilustre gironés doctor don Eloy Valenzuela”. el doctor don Eloy Valenzuela. 158 hist. “Palabras pronunciadas por el doctor Miguel A. “Palabras pronunciadas por el señor José Fulgencio Gutiérrez en el acto con que el Centro de Historia de Santander conmemoró en Girón. Estudio. 32-33. 153-154. (mayo-noviembre 1934): 264-269 y 274-320. pp. Por el cual se hace la adjudicación del premio al vencedor en el concurso abierto por el decreto No. 9. 338 del 6 de abril de 1935. Adolfo Pbro. 610 de 1934. Por el cual se conmemora el primer centenario de la muerte de un prócer ilustre”. A propósito del doctor Eloy Valenzuela. Estudio. 32-33. “Decreto No. No. Simón S. con motivo del primer centenario de su nacimiento”. 37-38. No.

(abril 1935): 98-108.. “Programa de los actos públicos con que se celebra el primer centenario del nacimiento del ilustre santandereano. Mosse.. George. don Eloy de Valenzuela”. “Programa de los actos celebrados en la ciudad de Girón. “La nacionalización de las masas: Simbolismo político y movimientos de masas”. Estudio. 32-33. 32-33. Estudio. 9. 2003): 301. Hartog. LIII. 2007. 37-37. Pérez Vejo. Otero D’Costa. (mayo-noviembre 1934): 249- 254 y 263. (abril 1935): 118. 2 (octubre-diciembre. 1 (julio- septiembre. No.P. Historia Mexicana. Nº. Tomás. No. Vol. No. Francois. “Armónica vida del R. pp. No. 37- 38. Buenos Aires: Siglo XXI. Pani. “Partida de bautizo del doctor Eloy Valenzuela” y “Testamento del doctor Valenzuela” y “Partida de defunción del doctor Eloy Valenzuela”. Estudio. Estudio. No. México: El Colegio de Mé- xico. Vol. 2010): 7-29. “Esquema emocional”. 2007. “La construcción de las naciones como problema historiográico: el caso del mundo hispánico”. en conmemoración del primer centenario de la muerte de doctor Eloy Valenzuela”. Historia Mexicana. (mayo-noviembre 1934): 326. El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional. 119-160 159 . __________. Presidente del Estado Soberano de Santander”. No. (junio 1932): 240-260. Estudio. México: Universidad Iberoamericana. Luis Enrique. Año 2014. 10.. Regímenes de historicidad: presentismo y experiencias del tiempo. Ariel (Coordinadores). LX. 2012. Navas Prada. Enrique.mem. Centenarios: Conmemoraciones e Historia Oicial. hist. No. En: Alemania desde las Guerras Napoleónicas hasta el Tercer Reich. Erika y Rodríguez Kuri. “Los centenarios en Hispanoamérica: La historia como representación”. General Solón Wilches.

pp. 153- 154. 160 hist.mem. No. “El Centro de Historia de Santander y la gestión de la memoria regional entre 1934 y 1944: Conmemoraciones centenarias de Eloy Valenzuela. recuerdos y moralejas en la recreación de las identidades nacionales”. 35 (julio-diciembre. (mayo- noviembre 1934): 255-262. Anthony. (septiembre 1944): 116- 131. “Conmemorando a los muertos. 17. 32-33. Nº. “Presentación: políticas de la memoria y usos públicos de la historia”. 2014): 119-160. Año 2014. Smith. Revista Mexicana de Sociología. 119-160 . Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño “Programa del centenario de la muerte del doctor Vicente Azuero”. Solón Wilches y Vicente Azuero”. “Relación que sobre la muerte del doctor Eloy Valenzuela hizo el señor José Joaquín García”. 9. 9 (julio-diciembre. 60. Horacio. Estudio. No. Revista Historia y Memoria. Vargas Álvarez. Mapas.. (enero-marzo. “Proposición de honores al doctor Vicente Azuero”. 1998): 61-80. 153-154. Memoria y Sociedad. Rodríguez Plata. Citar este artículo: Gabriel David Samacá Alonso y Sol Alejandra Calderón Patiño. Estudio. No. Vol. No. inspirando a los vivos. Vol. (septiembre 1944): 142. (septiembre 1944): 115. 153-154. Estudio. No. Estudio. Sebastián. “Los Azueros y la Conspiración del 25 de septiembre”. 2013): 7-9. No. 1. No.

Zona Libre .

.

pp.. los alcaldes ordinarios de primera y segunda elección. hist. el regidor Don Pablo de Arrambarri. p. en Gaceta de Caracas. 163-187 163 . depositario general. Año 2014. etapas 1 y 2. octubre 23 de 1810. 4 (lista de electores). quien para entonces profesaba como notario público en la ciudad de Valencia y a quien la Real Audiencia. tomó las armas para ello y declaró el establecimiento de un nuevo gobierno “dirigido a conservar los legítimos derechos de la corona de España y su Rey Católico”. el regidor Don José Antonio Naverán. Resumen En 1796. Refería la disputa a la mujer de un tal don Juan de Ochoa.mem. Juan de Ayala). directora e investigadora del Instituto de Investigaciones Históricas-Bolivarium de la Universidad Simón Bolívar. 2006-2012. Don Luis de Agreda. En 1810. La querella por una alfombra. inales del siglo XVIII Carole Leal Curiel1 Universidad Simón Bolívar . Colección Casa de Velázquez. Valencia. procurador y iel ejecutor2 del cabildo de Valencia deliberaban si debía o no la mujer de Ochoa usar alfombra en la iglesia. Las independencias hispanoamericanas.ve 2 El acta de 1796 de la sesión del ayuntamiento también la irmaron el teniente de justicia de Valencia. El coronel Páez dará mucho de qué hablar cuando el primer sitio de Valencia en tanto se opuso a la declaración de la independencia absoluta. cleal@usb. p. agosto 9 de 1811. Coordinadora del equipo venezolano del Proyecto Iberoamericano de Historia Conceptual (Iberconceptos). dos de estos regidores —el coronel Francisco Ramón Páez y Francisco Galíndez— serían electores parroquiales por Valencia para elegir los diputados del primer congreso constituyente. Caracas. eds.. o la cuestión del buen orden de la república. 9. Nº. Don Francisco Galíndez y Don Clemente de Andraca. 4 (Correspondencia entre el brigadier Páez y el gobernador militar de Caracas. que 1 Profesora asociada del Departamento de Ciencias Sociales. procurador general.Venezuela Recepción: 31/07/2014 Evaluación: 01/08/2014 Aceptación: 29/08/2014 Artículo de Investigación e Innovación. Madrid. los regidores. los alcaldes ordinarios de primera y segunda elección. Véase Gaceta de Caracas. en Véronique Hébrard y Geneviève Verdo. 2013. Venezuela. iel ejecutor. y el coronel don Ramón Francisco Páez. Su más reciente publicación es: “Entre la división y la Confederación: la independencia absoluta”.

No. tomo 31. tomo 30. Venezuela. “el Notario Ochoa”. apenas lo registra escuetamente como “el Notario Ochoa”4. tomo 32.. 53. le había provisto el uso del tapete y estar “en posesión de ello como persona blanca”3. se citará reiteradamente vinculado a un sonado caso de la época sobre blancura muy ordinaria. no así el de su mujer. which express a conception of society sustained by this inequality. 57: Valencia mayo 16 de 1797. desigualdad social. Key Words: republic. 164 hist. the city of Valencia. of a hierarchical nature and afirmed by material objects. 57. tomo 33. Venezuela at the end of the 18th century Summary At the end of the 18th century. cabildo. 82 y No. pp. 49. but also understood inequality as an expression of their social position. Palabras clave: república. in the province of Venezuela. No. 163-187 . Valencia septiembre 12 de 1780. As is demonstrated in this article. tomo 34. as a fundamental principle for maintaining order.mem. 9. 47 y 48. cabildo. 41. Acta de diciembre 19 de 1796. La documentación capitular del archivo del concejo municipal de Valencia de las postrimerías del siglo XVIII y los inicios del XIX. Valencia julio 5 de 1798. No. Valencia 18 y 23 de marzo de 1805. poco es lo que se conoce. Valencia septiembre 30 de 1799. monarchy. the carpet embodies central ideas about order. was the center of a dramatic dispute over the use of carpets in churches. tomo 30. 41. Valencia. Valencia julio 4 de 1803. Su nombre. both legal and natural. No. 54. The Quarrel over a Carpet. No. No. The Valencian people not only accepted and assumed that life was naturally unequal. 4 Véanse AAV. or the Question of Maintaining Order in the Republic. 3 Actas del ayuntamiento de Valencia (de aquí en adelante AAV). No. Venezuela. Valencia diciembre 19 de 1796. Valencia agosto 22 de 1803. No. such as inequality and equality. tomo 25. monarquía. Carole Leal Curiel diez años había sido erigida en la ciudad de Caracas. Año 2014. Nº. which at irst glance may seem banal. De Ochoa. social inequality.

No. Venezuela.mem. sino cualquier objeto (banco —“raso”. La blancura sin distinción: querellas por un tapete Poco se sabe sobre la suerte corrida por la mujer de Ochoa. comme l’égalité et l’inégalité. hist. Construcción social del espacio como símbolo del poder regio (Caracas: Academia Nacional de la Historia. bastones. monarchie. mais en outre ils y ont vu exprimé leur appartenance sociale. Valencia. in du XVIIIe siècle Résumé À la in du XVIIIe siècle la ville de Valence. inégalité sociale. Véase mi trabajo: Discurso de la idelidad. objeto- símbolo5 “que jamás la dicha antes ha usado”. Cependant. Mots clés: république. Nº.. La querella por una alfombra. province du Venezuela.. Les Valenciens ont non seulement accepté et ont intériorisé que l’être est naturellement inégal. 163-187 165 .6 razón que arguyó el cabildo de Valencia para oponerse a su uso “ante el mismo señor teniente en cuya inteligencia el procurador saldrá a la defensa pidiendo vista de las justiicaciones que se hubieren 5 En otro trabajo he ahondado sobre el alcance y signiicado de la idea de objeto- símbolo. Por tales entiendo no sólo las alfombras. comme principe constitutif et structurant. etc. o la cuestión del buen orden de la república. dans un ensemble d’objets qui réafirment ce type d’ordre. ou la question du bon ordre de la république. a été le théâtre d’un conlit pour l’utilisation de tapis dans l’église. 1990). sillas —con brazos o sin ellos—. 1. cette plainte met en scène des notions centrales de l’ordre. tomo 30. “desnudo” o “cubierto”—. 9. pp. Acta de diciembre 19 de 1796. comme on le montre dans l’article. una blanca —sin nombre ni distinción alguna— a quien la Real Audiencia le concedió la gracia de portar tapete.) que se expresan en un código discursivo que clasiica socialmente los espacios de la representación social. cojines. 41. cabildo. Venezuela. Año 2014.. ce qui à première vue paraît banal. 6 AAV. La dispute pour un tapis. de nature hiérarchique. juridique et naturelle. lesquelles expriment une conception de la société qui trouve dans cette inégalité son soutien.

Discurso de la idelidad… 10 Los conlictos de poder por preeminencias que se presentaron desde el momento de la erección de la Real Audiencia de Caracas en 1786 y el Cabildo de Caracas y otros cabildos de la provincia de Venezuela los he tratado extensamente en mi trabajo ya citado. Carole Leal Curiel hecho sin su citación para alegar lo que sea conveniente a la causa pública (…)”7. Historia Colonial de Venezuela. 1984).. 9. el cuerpo del cabildo resentiría haber “dejado pasar en silencio” aquel acto que tocaba al decoro y decencia de la causa pública. No. Años después. Año 2014. También véase Carole Leal Curiel. Se trataba ahora de unas jóvenes “blanqueadas”. 8 AAV. Los Ministros de la Audiencia de Caracas (1786-1810) (Caracas: Academia Nacional de la Historia. 46. ¿Cuál causa pública afectaba ese tapete para que el síndico procurador se viese obligado a defender a la ciudad ante el dictamen del tribunal de la audiencia? Un mes más tarde el caso de la mujer del notario Ochoa aún seguía sonando en los predios del ayuntamiento valenciano: el capitán don Carlos Miguel Hernández de Monagas. 163-187 . tomo 30. véase el trabajo pionero de Héctor García Chuecos. poco es lo que se ha trabajado en Venezuela. empleándose en el momento para dirimir subrepticiamente los conlictos jurisdiccionales entre la justicia ordinaria y la justicia real10: 7 AAV. hijas de Agustín Baquero. El cabildo acordó pasarle el testimonio requerido8. pp. quienes habían “echado tapete en la iglesia”. tomo 30. 125- 140) el mismo autor analiza los conlictos de ese tribunal a partir de 1793 en adelante 166 hist. Nº. Otra querella por el mismo objeto-símbolo —la alfombra o tapete— sería la razón durante ese año para una nueva y más larga disputa9. Sobre los otros tipos de conlictos. como expresión de la representación del ser social en una sociedad jerarquizada y subordinada. 111-125. No. por algunas mulatas de la ciudad. En las páginas siguientes (pp. los relativos a la pérdida de autonomía de los cabildos bajo la jurisdicción de la Real Audiencia de Caracas —entre ellos cabe destacar que las sentencias de los alcaldes ordinarios tenían que ser conirmadas por el nuevo tribunal o bien podían ser apeladas ante él— y los conlictos jurisdiccionales. No obstante. síndico procurador general. Acta de diciembre 19 de 1796. especialmente el tomo I (Caracas: Archivo General de la Nación. El caso de la mujer del notario volvería a mencionarse en la oportunidad. Acta de enero 9 de 1797. 1985). en especial. con mayor exactitud en 1803. 9 Las polémicas en torno a objetos. con gran perjuicio de la causa pública.mem. ejemplo que fue seguido. 41. véase el trabajo de Alí López Bohórquez. Discurso de la idelidad… 104-147. representaba verbalmente ante el cabildo que le diesen testimonio sobre lo obrado en la instancia de la mujer de don Juan de Ochoa.

163-187 167 . 12 AAV..11 Pero el nombre de Ochoa. sino que con su representación quería evitar que se le amonestara por su falta de celo tal y como había sucedido con el anterior procurador general. No. el notario Ochoa.. síndico procurador general del ayuntamiento de Valencia en 1803. 70. No. pp. Razonaba Cazorla en defensa del bien público y justiicaba su actuación advirtiendo que: no ignoro que para representar lo que sea a favor del público no necesitan los procuradores de licencia de los cabildos. también habían echado tapete en la iglesia. 70 (negritas mía). también será citado por el subteniente don Francisco de Cazorla. Nº. tomo 33. 9.S.. pues aunque estos se opongan pueden hacerlo y formar sus recursos a la superioridad alegando contra los acuerdos de los cabildos lo que sea justo y arreglado. Año 2014. o la cuestión del buen orden de la república. no saben qué hacer en cuya perplejidad pueden tomar cuerpo los agravios que se preparan en grave perjuicio de la quietud pública. Acta de la sesión de julio 14 de 1803. a propósito del caso de las blanqueadas hijas de Agustín Baquero y de las mulatas que.12 Resentía el síndico Cazorla no sólo el acobardamiento de los miembros del cuerpo capitular y del teniente de justicia mayor al soslayar la decisión sobre las preeminencias que desenfadadamente exhibían “las Baqueros” en la ciudad de Valencia. pero yo por honor nada determino hacer. de hacer uso de la alfombra […]”. […] que con lo sucedido en el pleito sobre el uso del tapete con Juan Ochoa están los señores acobardados temiendo igual condenación de costas que han exhibido de sus propios bienes. mi intención sólo ha sido desempeñar mi obligación haciendo presente lo ocurrido para el conocimiento de V. y algunas mulatas de la ciudad. hist.mem. 11 AAV. siguiendo su mal ejemplo. en la representación que dirigiera el 11 de agosto de ese año al cuerpo capitular valenciano. La querella por una alfombra. “Representación del síndico procurador general sobre las muchas querellas que se han producido ante la pretensión de las hijas de Agustín Baquero. el capitán don Carlos Miguel con los jueces del Consulado de Caracas que se había creado en desde ese año 93. tomo 33. no habiendo declarado la Real Audiencia si el uso de alfombras era distintivo como se alegó en el pleito que este Cabildo tuvo con Ochoa.

70 (apostillas mías). véase el estudio de Teresa Albornoz de López. Para esa fecha el doctor Juan Germán Roscio ejercía como Asistente de la Asesoría General de Gobierno y de la Auditoría de Guerra. oidor de la Real Audiencia de México.14 Mosquera y Figueroa. relativa a lo obrado en 1808-1809 cuando en Caracas se intentó constituir una junta “a semejanza de las de España”.15 cuyos ministros habían sido acusados de prácticas irregulares en la administración de justicia16. pp. 14 En particular destacan dos de sus actuaciones: una. Al mes de su llegada. para mi descargo quien en todo acordará lo que sea conforme. llega a la provincia en calidad de visitador real. lo represento a V. Roscio que se admiraba al ver a un procurador general empeñado en defender el uso del tapete dejando correr con tanto abuso el tratamiento de Don contra lo dispuesto en dicha cédula [se reiere a las Reales Cédulas de Gracias al Sacar]. 1987). Posteriormente. 9. con las facultades de decano y regente de la Audiencia de Caracas para prestar una visita de control institucional al tribunal caraqueño —un procedimiento de carácter extraordinario. dos. en el cual había declarado en su escrito irmado del Dr. Carole Leal Curiel Hernández de Monagas. en especial a partir del momento de la crisis política peninsular que se inicia con la invasión napoleónica en 1808. 163-187 . el 13 AAV. Año 2014. la primera desde 1796 y la segunda desde 1797. a partir del 19 de abril de 1810. Véase en especial lo relativo en los antecedentes de esta visita que son reveladores sobre los 168 hist.. observa Teresa Albornoz de López—. ambas actuaciones serían sedes argumentales de los criollos para ilustrar el “despotismo” español. elección que fue considerada nula y viciada.13 El 2 de febrero de 1805 arribaba a La Guaira don Joaquín de Mosquera y Figueroa. Nº. tomo 33. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa a la Real Audiencia de Caracas (1804-1809): conlictos internos y corrupción en la administración de justicia (Caracas: Academia Nacional de la Historia.mem. mandando que se me dé testimonio de esa representación y el acuerdo para los efectos que convengan. el 6 de marzo de 1805. 16 Teresa Albornoz de López. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa. con motivo de las elecciones del representante de las provincias como vocal de la Junta Suprema Central y Gubernativa de España e Indias en 1809. 15 Sobre el signiicado y alcance de estas visitas y sobre la visita en particular a la Real Audiencia de Caracas.. nombre que daría mucho de qué hablar hasta 1810. y no queriendo yo que a mí se me haga igual reprehensión..S. Asimismo es importante recordar que en 1798 el doctor Juan Germán Roscio había presentado expediente de limpieza de sangre al solicitar su incorporación en el Colegio de Abogados de Caracas. cuando el pleito contra Ochoa. No. no fue admitido en él.

Ministros de esta Real Audiencia y sus subalternos por las providencias dadas contra sus fueros y costumbres y por otras resoluciones […].. así las personas estantes y habitantes de esta ciudad como en otras de fuera”18. según costumbre inmemorial.S. providencias y certiicaciones que en ellos se hallasen insertos desde la época del establecimiento de la Real Audiencia de Caracas.17 El edicto se publicaría en la jurisdicción de Valencia el 17 de ese mismo mes. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa… hist. pues una de las principales causas de agravio para el ayuntamiento valenciano fue la seguida contra el notario Ochoa sobre el uso de su mujer del tapete por la declaratoria de la sentencia deinitiva que hizo la Real Audiencia y la ordenación de costas causándola contra los individuos de este cabildo que abusándose con la repetición de comisionados y últimamente de un receptor de dicha Real Audiencia. o la cuestión del buen orden de la república. tomo 34.. Archivo General de Indias. Entre las de afuera. Acta de marzo 18 de 1805. 19 Teresa Albornoz de López. al excelentísimo señor Don José Antonio Caballero”. 18 “Representación de Don Joaquín Mosquera y Figueroa (…). Año 2014. 47. pp.. Poco después de su promulgación “fueron acudiendo sucesivamente a formalizar sus respetivas querellas y demandas.19 Amén de otros perjuicios que en distintos tiempos le habían ocasionado las muchas providencias dictadas por el conlictos internos de los funcionarios del tribunal de la real audiencia de Caracas y en ese sentido acerca de los conlictos de poder durante la época. 9. los cuerpos y las personas particulares que tuviesen que decir y quejarse de los S. así como analizar los instrumentos. cuyos individuos aprovecharon la ocasión para registrar los libros de asiento de las actas celebradas. No. 17 AAV. el cabildo de Valencia.166. Caracas . Citado en Teresa Albornoz de López. el nombre del “Notario Ochoa” saldría a relucir.mem. a in de evaluar los perjuicios que ella haya podido irrogar al público y a los miembros de ese cabildo. 143-147. Una vez más. 17-25. La querella por una alfombra. 163-187 169 .. ocurra dentro del término de treinta días a poner sus quejas. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa.. “en los parajes públicos”: para todas las ciudades. regente visitador Mosquera y Figueroa promulgaba un edicto que hizo ijar. Nº. pp.

repito. Desconocemos si el memorial de agravios presentado por el regidor don Nicolás Malpica ante el juez visitador. más allá de los conlictos de carácter jurisdiccional entre los cabildos de la provincia de Venezuela y el tribunal de la justicia real de la Audiencia de 20 AAV. Acta de marzo 23 de 1805. El cuerpo capitular de Valencia resolvió. don Joaquín Mosquera y Figueroa. pp. no así de las “blancas del estado llano”. que habiéndose ganado la sentencia en la primera instancia la revocó. cursar representación ante el juez visitador sobre los agravios y perjuicios padecidos por sus individuos y para ello diputó al señor regidor don Nicolás Malpica con el in de que viajara a Caracas y se presentara en el juzgado de Su Señoría. Ignoramos también si la mujer de Ochoa siguió valiéndose de la gracia de usar tapete que le había concedido la Real Audiencia de Caracas.21 Poco sabemos. No. una preeminencia que era sólo del goce de las señoras blancas de la “principal distinción”. Sólo sabemos que ese minúsculo tapete que ha debido llevar a la iglesia la mujer de Ochoa fue motivo de una querella que pone en evidencia. Año 2014. Nº. la revocación de la sentencia y sustitución de las cantidades que se contribuyeron a los individuos de este cabildo por gastos y costas de las segundas instancias y que se satisfagan las costas de la primera instancia.. pues. Carole Leal Curiel tribunal real “como en las causas a que ha salido este Cabildo para impedir mezcla de calidades y clases que tanto se ha pretendido para personas inferiores”20. la suerte que corrió el polémico tapete de la mujer del notario Ochoa. don Joaquín Mosquera y Figueroa. tomo 34. que fue oponerse el cabildo al uso del tapete que repetidamente usó la mujer de él. tomo 34. entre muchos otros aspectos. […] en la causa del tapete por el notario Ochoa. tuvo efecto alguno. 48.mem. 170 hist. a solicitar. Ignoramos si los capitulares lograron la tan deseada revocación de la sentencia en la causa del tan nombrado notario. 163-187 . 9. Acta de marzo 23 de 1805 (negritas mías). No. declarándose a este por blanco y a su mujer y hermana […] pasándose en silencio el asunto principal porque se motivó el pleito. 48. 21 AAV.

Caracas. “su actual mujer”.22 una concepción de la representación del ser social inserta en una sociedad política que se sustenta sobre la idea de la desigualdad natural. Nº. Blanquearse signiicó en aquel tiempo seguir un engorroso y dilatado trámite administrativo-judicial. Agustín.. 54. baladí. a través del cual se le dispensaba de la calidad proveniente de su color o de 22 Sobre el particular. hist. que solicita blanquearse”. Acta de la sesión de julio 14 de 1803: acuerdo del cabildo en respuesta a la “Representación del síndico procurador general sobre las querellas que se han producido a causa de la pretensión de las hijas de Agustín Baquero”. Una vez más el tapete de la mujer del notario Ochoa se cruzará con el destino de aquellas pardas blanqueadas que aspiraron lograr algo más que una blancura muy ordinaria: las hijas de Agustín Baquero. Los Ministros de la Audiencia… 23 AAV. ¿cómo un tapete podía haberse convertido en la amenaza de la “pública quietud”? ¿En qué alteraba esa alfombra el buen orden de la república (cristiana)? Otra querella de la misma época y por razón similar quizás contribuya a ilustrar el punto. casado también con mulata apellidaba Bravo. ¿cuál puede ser la razón de esa trifulca por ese objeto menor del que se señala que perjudica la causa pública?. 163-187 171 .mem. tomo 33. véase el trabajo citado de Alí López Bohórquez. pluralizando el apellido para referir una cantidad no determinada de mujeres. 70. el padre de las Baqueros. Año 2014. pues la administración de justicia tuvo y tiene sus respectivos costos y costas— por un objeto tan insigniicante como es un tapete puede parecer cuando no tonto.. De la blancura muy ordinaria: el mal ejemplo de las Baqueros Agustín Baquero fue mulato por su padre y por su madre. La querella por una alfombra. Tuvo hijas a quienes mientan “las Baqueros”. 2. pp. tomo 33. Entonces.. había iniciado el proceso de “blanquearse” en 179724. 24 AAV. Y ha debido ser sólo mujeres la descendencia de Agustín Baquero. semejante disputa —con los costos incluidos. o la cuestión del buen orden de la república. Visto a la luz de una mirada contemporánea. “Suplementos que desembolsó en el asunto de Agustín Baquero. de elevado costo. 9. No. se lee uno de los documentos23. No.

mestizo. con la documentación probatoria. etc. concesión a una ciudad o villa del título de Muy Noble o Muy Leal.. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’ en Venezuela durante el período hispánico (Caracas: ANH. contarse como “ciudadanos” y en consecuencia ser admitidos a los oicios de la República. véase la tesis de grado para optar a la licenciatura de Historia en la Universidad Central de Venezuela de Ángel Almarza. Sobre las características especíicas de los trámites y exigencias en la provincia de Caracas para ingresar a la universidad y al colegio de abogados y otros aspectos de ese procedimiento. No. presentación y selección de Alí López Bohórquez. además del estudio pionero y fundamental de Santos Rodulfo Cortés. (Caracas: ANH. La especíica dispensa de color (pardo y quinterón) suponía la adquisición de privilegios completamente reservado a los blancos.. a través del cual y mediante el pago de un arancel o tarifa se podían adquirir privilegios especiales27 —o gracias reales—. Las “Gracias” instituyeron “el conferimiento de excepciones mediante tarifas concretas y directas”. etc. indio. 87. ingresar al estado eclesiástico. sobre la aplicación desde el punto de vista jurídico y de las respectivas 172 hist. 58-65. para mostrar que efectivamente se poseía la calidad correspondiente (blanco. Año 2014. La limpieza de sangre en Venezuela suponía hacer un recuento genealógico. entre las 25 La dispensa de color fue un proceso administrativo-judicial y taxativo que se institucionaliza en las provincias de la capitanía general de Venezuela (y en otras partes de los dominios de España) a partir de la declaratoria de la real cédula de Gracias al Sacar de 10 de febrero de 1795. 1978. “La ‘limpieza de sangre’ a través de la Real Audiencia de Caracas”. 376-411. entre otras “gracias”. citado notas anteriores. etc. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. 2 tomos). 26 La real cédula de Gracias al Sacar fue expedida en Aranjuez el 10 de febrero de 1795 y entre las muchas otras dispensas contemplaba desde las cartas de naturaleza. entre ellos Venezuela. licencia para usar espada. 163-187 . El trámite de la dispensa de color debe distinguirse del procedimiento administrativo para obtener el certiicado de calidad que se conoce como “limpieza de sangre”. licencia para una mujer de tener botica abierta.). la “gracia de poner cadenas a las puertas”. la posibilidad de la dispensa de calidad a los pardos y quinterones contra el pago de una tasa al real erario. oct-dic. 348. La limpieza de sangre como procedimiento es un traslado institucional proveniente de España hacia sus dominios. véase Santos Rodulfo Cortés.mem. de 2004. Vol. declaración de hidalguía y nobleza (a razón de 80 mil reales de vellón). véase el trabajo de Ermita Troconis de Veracoechea. El proceso de dispensa de color de Agustín Baquero había comenzado dos años después de haberse expedido el decreto de las “Reales Cédulas de Gracias al Sacar”. Nº. 9. etc. ingresar al Seminario Tridentino y en la Real y Pontiicia Universidad. como por ejemplo. por la que consagra. Carole Leal Curiel su “inferior calidad”25. es decir que era un “viejo cristiano”. Véase Santos Rodulfo Cortés. “La limpieza de sangre en la provincia de Caracas durante el siglo XVIII”. La limpieza de sangre fue un procedimiento institucional para obtener una certiicación a través de la cual quedaba asentada la calidad del solicitante: probar que no se era descendiente de judíos ni moros en España. 127-160. 1986). Caracas. Sobre “limpieza de sangre” en Venezuela y sus diferencias con España. en La Real Audiencia de Caracas en la historiografía venezolana. legitimación de hijos. 27 Pocos son los estudios que hay en Venezuela sobre este sistema de dispensas.26 un sistema de dispensaciones que instrumentó la dinastía Borbón en las postrimerías del siglo XVIII. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’… tomo II (documentos anexos). pp. Sobre el funcionamiento del régimen de las Gracias al Sacar en Venezuela.

No. Los quarterones provienen de blanco y tercerón. publicado bajo el título La vivencia del honor en la Provincia de Venezuela (1774-1809 (estudios de casos) (Caracas: Fundación Polar. hizo presente ante el cabildo que no cargo a la ciudad sino lo gastado en papel el escribano y lo demás según consta en cada ramo. dentro de esa celosa práctica observada por la justicia monárquica. o la cuestión del buen orden de la república.30 Y con ese espíritu representa ante el ayuntamiento de Valencia para que revisen las cuentas “a razón de los pleitos judiciales” que esta ciudad mantuvo con los casos de Agustín Baquero y el notario Ochoa. 163-187 173 . no intereso cosa alguna por mi trabajo. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’. Nº. a propósito de la aplicación de las “Gracias”. no es perceptible entre los blancos. el síndico procurador general del cabildo valenciano.. así la “mezcla de mulato y blanco es la que se llama tercerones. pues en caso de perder o ganar sin costas. En ese sentido. 28 Los diversos cruces y el grado de sangre africana que corriera por las venas se expresa en una estratiicación-clasiicación sociolingüística según los grados dentro del grupo de pardos.31 consecuencias sociales de la aplicación del “régimen” de las “Gracias al Sacar”. en contra algunas interpretaciones interesadas. Así.. 30 AAV.mem.. Los quinterones. La querella por una alfombra. así en el color como en las facciones”. 82. está el trabajo de grado presentado en la escuela de Historia de la UCV por Luis Felipe Pellicer. De los trámites y sus respectivos costos de ese proceso seguido por Agustín Baquero da cuenta. no un pase a otra casta. que se cuenta la dispensa de la calidad de pardo a razón de 500 reales de vellón. Ni la exoneración de una ‘raza’ o el advenimiento de un nuevo orden de la sociedad” (tomo I. enfocado desde la perspectiva del honor y en el que al autor va mostrando. que es de blanco y cuarterón. el capitán don Carlos Miguel Hernández de Monagas. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’… tomo II. “la Real Cédula de Gracias al Sacar vendía en consecuencia un distintivo.. tomo 33. la de la calidad de quinterón28 a razón de 800 reales de vellón y la distinción de hacer uso del tratamiento de “Don” contra el pago de 1000 reales de vellón29. en “Representación del batallón de pardos pidiendo se excluya de él a Juan Bautista Arias”.. 1996). No. ni un cambio biológico o social de un color. 9. cómo las “gracias al Sacar” terminaron constituyendo formas de control del Estado a la movilidad social. y no la alegación en los escritos porque ésta la he dispuesto que lo represento para que si la ciudad ganase los pleitos con costas se me satisfaga lo que monten los escritos. quien recauda meticulosamente. 54. en 1797. 29 Santos Rodulfo Cortés. pp. de llevar el registro de cada uno de los gastos efectuados en las diligencias realizadas para el asunto de la calidad de Agustín Baquero. 31 AAV. Año 2014. tomo 33. Acta de la sesión de julio 4 de 1803: “Representación del hist. en Santos Rodulfo Cortés. 19-23. que constituye un interesante trabajo sobre una diversidad de conlictos entre blancos y pardos. 97). 1774.

“Representación del síndico procurador general sobre las muchas querellas que se han producido…” (negritas mías). 163-187 . No. “en fuerza de su obligación”. Carole Leal Curiel El cabildo aprobó las cuentas presentadas por el escrupuloso capitán. 174 hist. no pueden éstas para acto alguno de distinción. quien se constata vivió humildemente sin pensar en blancura. El síndico no alberga dudas y dictamina que las Baqueros no deben usar de alfombra siempre que sea un acto de distinción porque no la tienen. tomo 33. pues a lo más. quienes no sólo habían echado tapete en la iglesia –mal ejemplo imitado por otras mulatas–. lo que. lesionaba la quietud pública por la que debía velar el cabildo. 9. el subteniente don Francisco Cazorla. pp. según su juicio que para aclarar el asunto contaré el caso. Fue él quien. tomo 33. No. las que hacen cuerpo para oponerse a las de inferior calidad. que aclara y cuenta Cazorla. alertaba el 11 de julio de 1803 al ayuntamiento de Valencia que está expuesta esta ciudad a muchos pleitos por el uso de alfombras. Nº.32 El asunto. 70 (negritas mías). a que pueden aspirar es a la blancura muy ordinaria y a la ninguna posesión que han tenido por su abuelo Juan Antonio Baquero. a su juicio. es el blanqueamiento de las hijas de Agustín Baquero. 32 AAV. sino además se valían del tratamiento de Don.33 síndico procurador general del capitán don Carlos Miguel Hernández de Monagas al cabildo de Valencia”. 33 AAV. 70. otro era quien ejercía la función de síndico procurador. porque aunque la declaratoria de la descendencia de su padre Agustín se entendiera respecto de ellas.mem. en fuerza de la declaración superior. y buscándolo indebidamente otras. Y Acuerdo del cabildo nombrando una comisión para revisar las cuentas presentadas por el síndico procurador general a razón de los pleitos judiciales que mantenía la ciudad contra Agustín Baquero y Juan Joseph Ochoa.. fecha de la querella de la ciudad contra las Baqueros. resistiendo las personas que lo tenían por distintivo el que pase a otras que no pueden tener esta distinción. En 1803. Año 2014.

Nº. 1968). de ellas. solicitados por pardos (Diego Mejías Bejarano y Nicolás Francisco Yánez. Arcaya. Arcaya. Pero su uso estaba prohibido para “los grupos raciales marginados” tanto de la península como de los territorios de ultramar. las restricciones se fueron ablandando y terminó anteponiéndose el Don para identiicar a las personas blancas. 35 Pedro M. o la cuestión del buen orden de la república. rechazando: la de Juan Álvarez Rodil. origen cristiano y servicios prestados a la causa real. motivo de agravio para el celoso síndico procurador. Tenía voz. se entreteje en diversas ramiicaciones. El autor evalúa 5 solicitudes de autorización para el uso del distintivo Don en Venezuela que invocan las reales cédulas de Gracias al Sacar.. no debía permitírseles el tratamiento del Don “como lo están usando contra la Cédula de las Gracias al Sacar”36. la que concierne a la argumentación esgrimida por el síndico ante el cabildo. e hijos). que el título de Don originalmente estuvo reservado a los personeros de la corte palaciega y a quienes desempeñaran magistraturas políticas. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’…. La querella por una alfombra. 257-259. 163-187 175 . en cuyo caso parece que se necesitaba especial declaratoria en la sentencia de que había probado la de su mujer para que ésta y sus descendencia gozasen de ella”35.34 con respecto a los abusos de las Baqueros. Por una parte. los de estos ante aquel y de ambos ante el rey. tres fueron solicitadas por personas blancas y se concedieron dos. pero sin voto en el cabildo y siempre fue un cargo electivo cadañero”. 9. El Cabildo de Caracas (período de la colonia). A lo que agrega que siendo las Baqueros del “estado muy llano”. El caso de las mulatas Baqueros. Por la otra.. y su uso estuvo expresamente restringido a personas de menor categoría social quienes sólo podrían utilizarlo solicitando la licencia respectiva al monarca. 36 Pedro M. la de Gabriel de Aramburu (escribano del cabildo de Valencia) y la de Rafael Diego Mérida (rechazada). Cazorla apela al valor simbólico de la representación social de la desigualdad natural. en su condición de representante de los vecinos. (Caracas: Ediciones Librería Historia. militares y judiciales. El Cabildo de Caracas. Año 2014. una vez probada su antigüedad. Asimismo arguye 34 El cargo de síndico procurador general de cabildos era de elección anual y se encargaba de representar a los vecinos ante el cabildo. hist. Pero con el tiempo. Observa Santos Rodulfo Cortés en su obra. la abierta crítica que él hace por la actuación —u omisión— del cabildo valenciano en relación a este asunto. Sus deberes incluían el mandato del cabildo ante los vecinos. Señala Arcaya que “era un representante del común en el ayuntamiento. Arcaya. tomo I. ambas sufrieron de proceso prolongado y entorpecimiento judicial. 38. a los propietarios de títulos aristocráticos y a los parientes y allegados al rey.mem. El Cabildo de Caracas. Las otras dos. En lo que toca a las razones que emplea ante el cabildo. quien solicitó esta dispensa de color y tratamiento honoríico para su mujer. 2ª edición... parda. En Pedro M. religiosas. por lo que argumenta que se hace necesaria nueva declaratoria de la Real Audiencia. pp.. “pues el plazo con Agustín Baquero no era por su calidad sino por la de la mujer también (…)...

163-187 . le reprocha que éste nada ha resuelto a pesar de haber contado esa sesión con la presencia del teniente de justicia mayor.39 La junta extraordinaria convino en pasarle testimonio de esa sesión al procurador Cazorla.. No. Carole Leal Curiel que no puede además tolerarse que otras mulatas. en la que estuvieron presentes el teniente de justicia mayor. tomo 33. y don Clemente de Andraca. siguiendo el (mal) ejemplo de las Baqueros. 32. para que ésta dictaminare lo que tuviera por conveniente “pues es privativo a aquel superior tribunal la declaratoria que corresponda”38. tomo 33. tomo 33. los alcaldes ordinarios de primera y segunda elección. pp. Nº. 176 hist. La saga por los tapetes parecía no tener in. la Audiencia de Caracas. el regidor iel ejecutor don Clemente de Andraca. Otra representación del síndico dirigida nuevamente al ayuntamiento valenciano un mes después de ese acuerdo. Año 2014. el agravio que se le hace a las señoras de distinción con el uso del tapete que ha advertido en las Baqueros y en varias mulatas debe representarlo ante uno de los jueces territoriales. Acta de la sesión extraordinaria de 14 de julio de 1803. el subteniente Francisco Cazorla. el capitán don Miguel de Gárate. iel ejecutor—. 39 AAV. quienes fueron del dictamen que si el síndico procurador había juzgado ser de su competencia. pretendan a su vez hacer uso del tapete más cuanto “el uso de la alfombra es de alguna distinción”. 32. Y la de los regidores —don Miguel de Gárate. Y solicita al cabildo que acuerde “lo que tenga por conveniente según las circunstancias”. 32. No. La representación del síndico Cazorla obligó a la Justicia y Regimiento de la ciudad a juntarse a cabildo extraordinario. 38 AAV. y el propio síndico procurador. don Pedro Antonio de Eizaguirre.mem. No. el regidor alférez real. sin que se entienda que para este asunto expresa su consentimiento. don Juan Crisóstomo Natera y don Manuel Hidalgo. 9.37 reunión en la cual la votación se dividiría dos a dos: los alcaldes ordinarios de primera y segunda elección —don Juan Crisóstomo Natera y don Manuel Hidalgo— serían del parecer de que la consulta debía elevarse a su real alteza. alférez real. cuya 37 AAV.

no es tampoco inobediencia cuando no hay decreto que lo mande.. porque la declaratoria a su padre Agustín sólo es de blanco. Año 2014.. más cuanto considera que él actúa a favor del público —“mi intención sólo ha sido desempeñar mi obligación”— 41 al pedir celeridad de la sentencia en el caso de las Baqueros.. 43 El trabajo de Pellicer. Valencia agosto 22 de 1803 (negritas mías). La querella por una alfombra. ¿Siguieron haciendo uso de los tapetes y haciéndose tratar por Don?. No. ¿escandalizarían más aún a las señoras blancas de distinción?. Nº. 42 AAV. Valencia agosto 22 de 1803. 94-99 recoge varios casos de uso del distintivo “Don” entre mulatos. ¿habrán pretendido otras mulatas también echar tapete en las iglesias valencianas?43 No lo sabemos. 163-187 177 . tomo 33. No. 85. en tono más elevado. pp. Deducimos por la representación de marras que la tasa de la gracia para gozar del tratamiento no la habían exhibido. antes por el contrario se tiene en lo resuelto por la Cédula de Gracias al sacar. tomo 33. pues “como lo es siempre que estén iguales los votos en dos partes contrarias en todos los asuntos.mem. Sobre las Baqueros no se volvería a hablar durante ese año ni el siguiente. 71. o la cuestión del buen orden de la república. decisión era indispensable al caso. que no les corresponde. y así me he quedado sin saber lo que deba practicar (…)”40. La vivencia del honor…. No. sin faltar el respeto y obediencia debida a los decretos de la Real Audiencia. tomo 33. 71. pp. y Su Alteza en su decreto no se lo da. el acobardamiento de los señores capitulares. en cuya inteligencia las Baqueros que ahora comienzan a ser tenidas por blancas. aunque los apoderados se lo den. así como el de unas mulatas en la ciudad de Coro que en 1774 habían asistido a la iglesia con “alfombras y tapetes de estera”. “Representación del síndico procurador general…”. observando que acusar que las Baqueros se dan tratamiento de Don en sus escritos. Y recrimina.42 “Sacar la gracia y exhibir tasa por ella” tiene un claro signiicado en ese documento: hacer la solicitud de la dispensa correspondiente y pagar los mil reales de vellón que costaba el distintivo del tratamiento de Don. 9. sin presentarse a sacar la gracia y exhibir tasa por ella. 41 AAV. no pudiendo tener más distinción que la que su abuelo Juan Antonio Baquero tenía […] no puede usar de él. 71. hist. El nombre de las Baqueros y sus “abusos de 40 AAV.

Los capitulares dan cuenta de ello. ese plural femenino indeterminado en número. Una vergüenza llevó a la otra: Este temor de las molestias y de (ilegible) de sus propios bienes que experimentó este cuerpo por las resultas de Ochoa le redujo a la vergonzosa resolución de no seguir a las Baqueros en su recurso de apelación que interpusieron por la dicha Real Audiencia de la sentencia deinitiva en que se declaró por mulato a Agustín Baquero su padre. pp. Una vez más el tapete de la mujer del notario Ochoa y las hijas de Agustín Baquero emblematizan las humillaciones padecidas. 178 hist. 48. tomo 34. El 23 de marzo de 1805 la justicia y regimiento de Valencia se juntaba en la sala de su ayuntamiento. Repasa los perjuicios padecidos por las muchas providencias dictaminadas por el tribunal real de Caracas.. han debido ser mulatas de armas tomar. Nº. “ganándose las voluntades con sus clamores de que se han seguido varios insultos en menosprecio de los Magistrados. Carole Leal Curiel distinción” quedaron sepultados hasta la llegada a Caracas del juez visitador real y oidor de la Audiencia de México. No. Ellas se habían presentado. según las resultas o representándolo en la misma Real Audiencia en mejor ocasión. y por esto en los estrados ganaron las Baqueros la revocatoria. don Joaquín Mosquera y Figueroa: los casos de la mujer del notario Ochoa y de las blanqueadas Baqueros volverían a brillar con la misma fuerza inicial. Valencia. en la capital de la provincia. y con escándalo 44 AAV. marzo 23 de 1805 (negritas mías).44 Las Baqueros. 9. La junta sesiona. y condenó en costas para no ponerse a gastar en el recurso y después experimentar lo mismo que en la causa de Ochoa el (ilegible) de elevar también su queja al Rey. “en persona”. 163-187 . sin embargo de que en la sentencia nada dice de la mujer de Agustín Baquero sobre cuya calidad se estipuló también y aunque en la referida sentencia no se condenó a este Cabildo.mem. Año 2014. Examina cómo hacer presente la gravedad de los ultrajes a la causa pública con los decretos de la audiencia. Delibera el contenido de lo que habrá de presentarse ante el regente visitador Mosquera y Figueroa. pero se causó graves perjuicios a la causa pública con la declaratoria de Blancos de Agustín Baquero y sus hijas.

justiicada ante el alcalde segundo de la ciudad de Valencia. tomo 34. ¿Cuál pudo ser para el cabildo la razón. Año 2014.47 Escandaloso fue. tomo 34. perturbador del buen orden en que debían mantenerse las respectivas “clases” de la república.46 Y una vez que las Baqueros se hicieron dar el tratamiento de Don. tolerado por la audiencia y en quebranto del real erario. introdujo solicitud. Las razones invocadas por el ayuntamiento de Valencia hay que leerlas en el contexto de la deliberación —y fuerte oposición— que desde 1788 venía formulando el cabildo de Caracas contra las solicitudes y dispensaciones de color48. con aprobación de la Audiencia. 47 AAV. 46 AAV. para que sus hijos gozasen de la misma declaratoria de las Baqueros y sin esperar el informe del Cabildo pasó el dicho alcalde con sólo la representación del síndico procurador a declararla por bastante. sin duda.. y con ella se presentó Caballero ante la Real Audiencia y ganó la sentencia de Blanco y sin la averiguación de la calidad de su padre y de su madre se ha registrado al libro parroquial de Blancos las partidas de bautismo de sus hijos que estaban en los pardos. un tal Miguel Caballero. pp. 48. otras mulatas. todo por aquel silencio. 163-187 179 . en cuya posesión ha estado siempre el referido Miguel Caballero sin pretender lo contrario y matriculado en el batallón de pardos […] y de repente sale tratándose de Don y así se le toleró en la Real Audiencia. 48 Véase en especial la representación que en octubre de 1788 dirigiera al rey Carlos III el cabildo de Caracas suplicando que denegase a los pardos las solicitudes de hist. así es que hasta el día han ganado algunas mulatas usándolo. 45 AAV. tomo 34. el oprobio de escándalo? El mal ejemplo que introducía desorden en la república: una vez que las Baqueros habían echado el tapete en la iglesia. (…)”45. No. Nº. La querella por una alfombra.mem. para el cabildo valenciano el mal ejemplo dado por las Baqueros. No. 48 (negritas mías). casado con una de ellas... No. 48 (negritas mías). o la cuestión del buen orden de la república. 9. para hacer trisca del uso del tapete viendo que lo gastaban aquellas que pocos días antes eran sus iguales […] lo echaron también y los jueces nada se atrevían a disponer por no exponerse a los decretos de la Audiencia.

En: Santos Rodulfo Cortés. en in. Asimismo el acta de la sesión de noviembre 21 de 1796 relativa a la “gracia” con respecto a Diego Mexías Bejarano. 9. Año 2014. 3. 163-187 . en particular en las representaciones y actas del cabildo de Caracas entre 1770 y 1796. que una esfera propasara la otra. Véase Santos Rodulfo Cortes.mem. 49 Hago uso deliberado de la expresión que reiteradamente se encuentra en los documentos que hacen referencia a las dispensas de color. Carole Leal Curiel El escándalo. e igualándose con los blancos y gentes principales y de mayor distinción en la República. así como el título de Don. que las dispensas de calidad de pardos y quinterones. 180 hist. el acta de la sesión de abril 12 de 1798 sobre la dispensa de calidad de pardo a Diego Mexías Bejarano. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’… tomo II. etc. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’… t. ¿en qué altera el buen orden de la república?. no habría quién quisiese servir los oicios públicos. era que una “esfera inferior”49 pretendiera salirse de su lugar. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’… tomo II. matrimonios con personas blancas. 86-89.50 Un tapete en Valencia personiicó el miedo a una igualación sin distinción. y vendrían a ocuparlos sin impedimentos mezclándose. en Santos Rodulfo Cortés. las actas de las sesiones de marzo 14 de 1796. en cuyo caso por no sufrir ese sonrojo.. 7 y 14 de 1796 y el informe que el ayuntamiento caraqueño elevara ante el rey el 28 de noviembre de 1796. II. 50 Acta del cabildo de Caracas de abril 14 de 1796. resultaban en graves daños.). Nº. ¿en qué malogra salir “de su propia esfera”? privilegios que habían formulado y el acta de la sesión de cabildo de octubre 6 de 1788 sobre las distinciones solicitadas por los pardos libres (admisión al estado eclesiástico. también la representación elevada al rey en 1789 para que denegase las pretensiones de los pardos Bejarano. pues los tales —según argumento empleado por el cabildo caraqueño en 1796— quedarían habilitados entre otras cosas para los oicios de la República propios de personas blancas. y abril 5. que se trastornara el principio de la igualdad sólo “dentro de su propia esfera” y la desigualdad con respecto a las otras. pp. Tapetes de mil amores o el sonrojo de la república ¿Tanta tinta gastada por un tapete? ¿Cuál habrá sido el costo total de la querella por los tapetes de la mujer del notario Ochoa y el de las hijas de Agustín Baquero? ¿Qué valor pudo haber tenido el uso de una alfombra que dio origen a una disputa legal de tamaña envergadura? ¿Cómo ese objeto amenaza la “pública quietud”?.

1985). Su uso tenían signiicado. Duarte. 1979). citados por Carlos F. tal y como existen hoy en día. Los tapetes. ayunas “de vestidos bastante decentes para presentarse a la Iglesia durante el día”. 153 (testimonio de Berthier). Objetos al uso de la vida cotidiana. objetos al uso de situaciones ceremoniales. Para comprender el alcance de esta polémica por tan minúsculo objeto. Año 2014. 53 Carlos F.. En la segunda mitad del siglo XVIII. tapete o estera —conducida por una criada— para el servicio de sus oraciones52. 163-187 181 . creando y recreando a la vista una relación simbólica de identidad y de jerarquía social en el seno de una sociedad cuyo orden político estaba estructurado sobre el principio vertebrante de la subordinación54. bancos para los feligreses y en la mayor parte de los casos los suelos de los templos eran húmedos y de tierra.. Nº. En el siglo XVIII y a principios del XIX. 134-135.. alfombras y esteras son cosas. La querella por una alfombra. Por lo que el porte de ese objeto así como la ausencia de su uso (o la prohibición de hacerlo) clasiica socialmente. “rigurosamente negras y decentes”.. Historia del traje durante la época colonial venezolana (Caracas: Fundación Pampero. Duarte. Eran símbolos de distinción para el género femenino. en Caracas se puso en boga la moda de decorar la sala de las casas con una gran alfombra51. 9.53 también de riguroso negro. esteras y tapetes eran objetos-símbolos de reconocimiento social. 52 Ver los testimonios de los acompañantes del Conde de Segur. tocaba ir a misa en la madrugada. trajeadas con basquiña y mantilla. en tanto señal externa y visible. Y también era costumbre que las mujeres de distinción. por ejemplo. Duarte. Y a las féminas carentes de fortuna. de representación del ser social. hay que tener presente que en las iglesias de aquel tiempo no había.mem.. ya en ciernes nuestro primer ensayo republicano. 17. Historia del traje durante la época colonial. llevaran su alfombra. objetos destinados a variados usos. visitantes de la provincia de Caracas en 1793. 54 La relación entre el concepto de orden y escándalo público vista a través de los objetos simbólicos de uso ceremonial en el seno de la sociedad provincial de Venezuela hist. pp. las alfombras. a quien lo porta. Historia de la alfombra en Venezuela (Caracas: edición patrocinada por la fábrica nacional de alfombras. adquirirán —bajo el peso de la inluencia de algunos tópicos de la Ilustración— otra connotación: el de ser objetos de necesaria utilidad para la salud pública femenina. El tapete encarna la 51 Sobre esta moda véase Carlos F. FANAL. o la cuestión del buen orden de la república. Más tarde.

enero 22 de 1811. Apunta en el diario: Aquí como allá [reiere a España] la principal ocupación matinal de las mujeres es su asistencia a misa. es por esto. elevó a la consideración de la Junta Conservadora de los Derechos de Fernando VII una queja: el justicia mayor de la villa de Calabozo no quería dar cumplimento al decreto de 26 de noviembre de 1810. cómo “el carácter hispano subsiste en ellas más que en los hombres”. no sin cierta ironía. entre ellas. 3. 9. 1812. aparecerá meses más tarde citado en una lista de “Donativos hechos a la patria por los vecinos del pueblo de San Francisco de Tisnados para la mantención de 25 hombres que se 182 hist. insigniicante al parecer. 56 Gaceta de Caracas. p. pp. una esclava. la he desarrollado ampliamente en mi trabajo ya citado Discurso de la idelidad… Véase en especial el capítulo IV. Año 2014. un pardo habitante de la provincia de Caracas. Carole Leal Curiel representación del ser (la fémina en nuestro caso) en sociedad. sino propio a la calidad de blanco “de distinción”. Esta alfombra es una llamativa señal de distinción y sólo se les permite en las iglesias a las mujeres blancas. muchas veces más hermosa que la señora. idem. en su diario de viaje lleva registro de diversas observaciones.mem. por lo que a ellas les gusta hacerla conducir con orgullo. pp. José Félix Salinas. Londres. Y el uso del tapete no sólo es femenino. El pardo Salinas. a paso lento por las calles. 163-187 . las costumbres. 1974). 171-246. quizás. con el pretexto de la oposición que habían formulado “varios vecinos blancos de aquel partido”56. No. 16. la sigue. “Decreto”. causó gran desagrado entre las clases distinguidas de Caracas. naturaleza y carácter de las damas caraqueñas.55 Principiando el año 1811. La de la segunda mitad del siglo XVIII. 30 (negritas mías). ataviadas de negro y tocadas con mantilla […]. emitido por dicha Junta. vecino del pueblo de San Francisco de Tiznados. Bosquejo del estado actual de Caracas. Robert Semple. 55 Robert Semple. En estos casos. visitó Caracas entre 1810 y 1811. anhelos y esperanzas de cambio entre las familias de color”. en: Tres testigos europeos de la Primera República (1808-1814) (Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República. Robert Semple reiere en su notas de viajero que he citado en la cita precedente que “tal innovación.. Nº. causante de semejantes decretos. viajero de naturaleza inglesa. incluyendo un viaje por La Victoria y Valencia hasta Puerto Cabello. portando una pequeña alfombra sobre la cual habrá de arrodillarse aquélla. Observa. y en proporción equivalente.

no se ha introducido semejante uso de tapetes. enero 22 de 1811. Salinas “con 80 arrobas de carne salada a 6 rs. Obsérvese el gradual tránsito que va desde una concepción para la cual el uso social del tapete es la expresión visible. 57 Gaceta de Caracas. a causa de darse en ellas sepultura a los cadáveres de los difuntos. o la cuestión del buen orden de la república. que el uso de estos en el otro sexo es permitido a toda persona sin distinción alguna. pp. por punto general. lo que no sucede en muchas otras partes por estar los Templos con el aseo. tangible y concreta de la natural desigualdad que existe (y debe existir) entre los miembros y esferas de la sociedad..57 Nótese en esta última cita el giro que ha dado el signiicado del uso de la alfombra para el servicio de iglesia.. No.mem. y humedad que generalmente conservan los suelos de éstas. 3 (negritas mías). De allí que en el primer caso. 48. Compáresela con la argumentación esgrimida por el cabildo de Valencia cuando los casos de la mujer del notario Ochoa y de las hijas de Agustín Baquero. y 11 en la Montaña de Queipa. 163-187 183 . y particularmente en la de los campos por su temperamento y pocas precauciones. decencia y protecciones necesarias y ser el piso naturalmente seco. un nuevo decreto ratiicaría lo ya decidido en el anterior: y teniendo en consideración la necesidad que autoriza semejante uso en las mujeres para conservar el aseo y limpieza de sus ropas y precaverlas de los males que se les originan en la salud por la situación con que se colocan en las iglesias. de pública utilidad —bien sea fundada en la idea de una igualdad natural o en la del artiicio de la legislación como parece recrear el decreto de la Suprema Junta—. desde el palacio de la Suprema Junta. No. Año 2014. a otra para la cual el uso de ese mismo tapete es asunto de necesidad. en esta jurisdicción contra los insurgentes de Valencia”. Nº.. Junta había dictaminado que a la mujer de Salinas y a su familia se les permitiera el uso de alfombra en la iglesia. En Gaceta de Caracas. y que sobre ello no debe hacerse ni consentirse se haga novedad que lo impida. La querella por una alfombra. septiembre 3 de 1811. El 8 de enero de 1811. hist. 9. y hallándose por consiguiente en disposición de causar mayores y más frecuentes enfermedades. “Decreto”. la trasgresión en su uso implica el quebranto de un orden social y político hallan destacados en Mamare. Dijeron que debían declarar. y 30 pesos en plata para pan y asciende todo a la cantidad de 90 pesos”. como declaran. p. 16.

2004. en Revista Nacional de la Cultura. eterno. al pretender propasarse de una esfera a otra. 9. II. Vol. Variaciones sobre el tema de la turba y la sociedad civil”. en Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales..58 parecen desconocer. “Leyenda Negra. Nº. o la manipulación ideológica interesada por parte de la Corona para seducir a los pardos en “ilusiones” y fantasías. 10. año LXV. No. Sacarlas del momento histórico de su ocurrencia —éstas tuvieron lugar en el contexto de las gracias de dispensas de color— es apostar por el anacronismo. que unas mulatas (blanqueadas o no) hagan uso de él. “Racismo y discurso político en Venezuela”. creando una imagen de la estratiicación 58 Véanse. Cristian Camacho.mem. julio de 2003. No. Caracas. por consiguiente. Luis Brito García. o la violencia de los blancos durante el proyecto ecuménico de la catolicidad y monarquía española contra la lucha social sostenida en una “soterrada cultura democrática. 2 (mayo-agosto) 2004. a Jesús Herrera. Año 2014. 163-187 . desconociendo. 4. 329. inmutable e invariante. violenta el orden natural sustentado en el principio de la subordinación y jerarquía de un cuerpo naturalmente bien ordenado. Las interpretaciones que han pretendido leer una “ideología racista” como sustento del proyecto “colonizador”. Allí se inscribe el razonamiento de los capitulares valencianos. esto es. el forcejeo entre los blancos de distinción y los pardos de distinción con pretensiones de blanquearse en el marco de una sociedad en proceso de cambios. como acertadamente señala Pellicer. “La corrupción administrativa como efecto de la conducta no recíproca de la monarquía española durante la colonia en Venezuela”. Vol. la complejidad (de valores) de los estratos sociales en Venezuela en las postrimerías del siglo XVIII y los inicios del XIX. de sentimiento igualitario”. No. Carole Leal Curiel que se concibe instituido por Dios y. la diversidad “de esa lucha íntima por mantener el estatus o lograr la igualdad. entre otros. 4. 184 hist. pp. Si el tapete (alfombra o estera) es la encarnación de la representación del ser social (la fémina en nuestro caso). en Procesos Históricos. Conclusiones La polémica valenciana por los tapetes hay que situarla entonces en el ámbito de una disputa sobre el signiicado del orden social y político de ese tiempo. al procurar ser lo que verdaderamente no se es socialmente en una sociedad que se concibe natural y jurídicamente desigual.

Estos conlictos registrados en las actas del ayuntamiento de Valencia. 9. Caracas. la que es aceptada como principio fundante y ordenador de ella. disposiciones espaciales. El buen orden de la república cristiana se preserva sobre la base de la aceptación de esa desigualdad natural — que también se encarna en la posesión y goce del uso o no de tales objetos—. 163-187 185 . privilegiando una visión de conlicto que obvia la estabilidad de la sociedad colonial. Año 2014. La querella por una alfombra. donde la ideología funcionaba como factor estabilizador frente a las luchas sociales de pardos y negros esclavos”59. religiosos. democrática y popular. lugares.mem. sino también cómo las interpretaciones sobre la base de algunas generalizaciones han terminado reduciendo el proceso emancipador a una guerra social sustentada en lo racial y el resentimiento. pp. jurídica y natural. sean estos ideológicos. sino que además su presencia y pertenencia social. desigual. resumen nociones de la igualdad y desigualdad. El autor cuestiona duramente no sólo las generalizaciones que se han producido en torno a la lucha social entre blancos y demás grupos sociales (pardos y negros). No sólo se acepta y asume que el ser es naturalmente desigual. interpretaciones efectuadas desde la proyección de intereses contemporáneos. bastones. políticos. gramaje de oro y plata permitido según las “castas”. hist. Nº.. de conservarse cada quien en su propia esfera. “Entre el honor y la pasión”. en tanto son expresión de una concepción de una sociedad sustentada sobre esa desigualdad. 8. o la cuestión del buen orden de la república. 2003. Una adecuada lectura del alcance y signiicado de esa igualdad-desigualdad. que tal vez sean de apariencia banal.. título de Don. etc. sustentada sobre la base de la igualdad jurídica. jurídica y natural. se expresa en un conjunto de objetos (tapetes. usos de bancos y sillas. Y poco añade a la comprensión de nuestro pasado. etc.. tanto el mal llamado pre-emancipador como el mismo proceso emancipador. 59 Véase el trabajo de ascenso sobre disensos matrimoniales presentado por Luis Felipe Pellicer en la escuela de Historia de la Universidad Central de Venezuela. social demasiado simple.) que así lo reiteran. contribuiría a darle densidad a la comprensión del momento de ruptura con la monarquía y el posterior proceso de iligrana institucional que signiicó la ediicación de una república. raciales.

“La limpieza de sangre en la provincia de Caracas durante el siglo XVIII”. Camacho. año de 1811. Pedro M. Caracas: Academia Nacional de la Historia. II. 4 (julio de 2003). Caracas (2004). Historia del traje durante la época colonial venezolana. (octubre-diciembre de 2004): 127-160. 1987. 1968. t. “Leyenda Negra. 329. Caracas: Academia Nacional de la Historia. 30. tomos 25. Nº. Historia Colonial de Venezuela. Carlos F. Luis. Historia de la alfombra en Venezuela. Revista Nacional de la Cultura. 32. Caracas. 1985. Bibliografía Albornoz de López. Procesos Históricos. Variaciones sobre el tema de la turba y la sociedad civil”. Caracas: edición patrocinada por la fábrica nacional de alfombras. La visita de Joaquín Mosquera y Figueroa a la Real Audiencia de Caracas (1804-1809): conlictos internos y corrupción en la administración de justicia. No. 1985. Héctor. Cortés. Carlos F. García Chuecos. Año 2014. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. I. 2ª edición. El régimen de ‘las Gracias al Sacar’ en Venezuela durante el período hispánico. 87. 34. 186 hist. Gaceta de Caracas. No. “La corrupción administrativa como efecto de la conducta no recíproca de la monarquía española durante la colonia en Venezuela”.mem. Carole Leal Curiel Fuentes documentales Actas del ayuntamiento de Valencia. Almarza. Ángel. Teresa. 2 tomos. 9. 348. Vol. Caracas: Fundación Pampero. 1979.. Caracas: Archivo General de la Nación. año LXV. pp. 31. 163-187 . Caracas: Ediciones Librería Historia. 1978. Arcaya. 33. FANAL. Vol. Cristian. No. Duarte. Santos Rodulfo. El Cabildo de Caracas (período de la colonia). Duarte. Brito García.

Entre el honor y la pasión. 1974. o la cuestión del buen orden de la república. Nº. La querella por una alfombra. Troconis de Veracoechea. inales del siglo XVIII”. Robert. Jesús. 1984. López Bohórquez. 10. Semple. Carole. vol. Citar este artículo: Carole Leal Curiel. 1986. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la República. Leal. Revista Historia y Memoria No. 163-187 187 . 09 (julio-diciembre. Pellicer. Valencia. 2003. presentación y selección de Alí López Bohórquez. pp.. Caracas: Academia Nacional de la Historia. Luis Felipe. Pellicer. 9. En: La Real Audiencia de Caracas en la historiografía venezolana. Caracas: Academia Nacional de la Historia. “La ‘limpieza de sangre’ a través de la Real Audiencia de Caracas”. Luis Felipe La vivencia del honor en la Provincia de Venezuela (1774-1809 (estudios de casos). Venezuela. Año 2014. Construcción social del espacio como símbolo del poder regio. Caracas: Fundación Polar.. en Tres testigos europeos de la Primera República (1808-1814). 1812. “Racismo y discurso político en Venezuela”.mem. o la cuestión del buen orden de la república. Ermita. 2014): 163-187. No. 2 (mayo-agosto 2004): 111-128. 1996. Bosquejo del estado actual de Caracas. Herrera. Caracas: Academia Nacional de la Historia. Discurso de la idelidad. Londres. 1990.. “La querella por una alfombra. Alí. Los Ministros de la Audiencia de Caracas (1786-1810). hist. Revista Venezolana de Economía y Ciencias Sociales. incluyendo un viaje por La Victoria y Valencia hasta Puerto Cabello. Caracas: trabajo de ascenso escuela de Historia de la Universidad Central de Venezuela.

.

co hist. Nº. utopías y distopías 1843-1851* Daniel Roberto Vega Torres1 Fundación Universitaria Juan de Castellanos-Colombia Recepción: 27/05/2014 Evaluación: 03/06/2014 Aceptación: 24/07/2014 Artículo de Investigación e Innovación. Líneas de investigación: sociología de la artesanía. Grupo de Investigación en Pedagogía y Humanidades RELIGIO. Tesista de la Maestría en Historia. se contextualiza la formalización de grupos políticos de apoyo liberal luego de la consolidación del movimiento entre 1849 y 1850. como una forma de sociabilidad política liberal desarrollada por abogados y notables de la ciudad entre los años 1843 y 1851.vega@ uptc.mem. En un primer momento son presentados los conlictos políticos en que se vieron involucradas las asociaciones durante la década del cuarenta. Se concluye que la organización liberal en Tunja buscó aprovechar la coyuntura política para posicionar mejor ciertos proyectos e intereses de notables de la ciudad.edu. pp. En segundo lugar. utopías y distopías que caracterizaron una propuesta liberal en la región a mediados del siglo XIX. daniel. Por último se ofrece un análisis discursivo de la Sociedad Democrática de Tunja. * Este artículo es producto del proyecto de investigación titulado: La sociedad de instrucción popular: sociabilidad política liberal en Tunja 1838-1854. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. 189-220 189 . sociabilidad política. 9.. estrategias. Docente. Año 2014. en cuanto hace a su sentido de pertenencia. Resumen El artículo reconstruye la experiencia de la Sociedad de Instrucción Popular de Tunja. Fundación Universitaria Juan de Castellanos. debido particularmente a su involucramiento en disputas provinciales y estatales. Universidad Nacional de Colombia. 1 Sociólogo.

Liberal Political Sociability in Tunja: Conlicts. en tant que sociabilité politique libérale développée par des avocats et des notables de la ville entre 1843 et 1851. Tunja. that characterized a liberal proposal in the region in the mid-19th century. utopies et dystopies 1843-1851 Résumé L’article retrace l’expérience de la Société d’Instruction populaire de Tunja. Liberalism. Liberalismo.. strategies. particulièrement à cause de leur 190 hist. political discourse.mem. Utopias and Dystopias from 1843-1851 Summary This article reconstructs the experience of the Society of Popular Instruction. Key Words: Sociability. pp. Initially. the formalization of political groups with liberal backing is contextualized as occurring after the consolidation of the movement between 1849 and 1850. 9. 189-220 . discurso político. It is concluded that the liberal organization in Tunja sought to take advantage of the political situation of the time in order to improve the position of certain projects and interests of notable individuals in the city. as a form of liberal political sociability developed by lawyers and other signiicant individuals in the city between 1843 and 1851. Nº. utopias and dystopias. Sociabilité politique libérale à Tunja: conlits. Daniel Roberto Vega Torres Palabras clave: Sociabilidad. due particularly to their involvement in provincial and national disputes. we present the political conlicts in which these associations were involved during the 1940’s. Año 2014. Tunja. Lastly a discursive analysis of the Democratic Society of Tunja is provided with regard to its sense of belonging. Secondly. Premièrement sont présentés les conlits politiques dans lesquels ont été mêlées les associations pendant la décennie de 1840.

2 Víctor Uribe Urán.mem. De esta manera. libéralisme. “La sociabilidad política: un juego de luces y sombras”. abogados. “Sociabilidades y prácticas políticas en Popayán. se puede reconocer los alcances de la relexión social de la organización política republicana desde ámbitos menos abstractos y más relacionados a intereses y motivaciones particulares. 9 (2003): 89-116. Año 2014. des utopies et dystopies qui ont caractérisé le projet libéral dans la région vers le milieu du XIXe siècle. Mots clés: Sociabilité. 29 (2010): 25-36. Colombia 1820-1886 (Bogotá: Universidad Externado de Colombia. Nº. Historia y Sociedad No. Introducción El estudio de la sociabilidad política liberal en el país se ha tomado como una parte fundamental del estudio de lo político y social fuera de las estructuras conceptuales partidistas e ideológicas de la organización social de las República en el siglo XIX2. pp. La relexión histórica regional contribuye a deinir otras formas de abordar la comprensión de las asociaciones políticas y culturales3. On conclut que l’organisation libérale à Tunja a cherché à proiter de la conjoncture politique pour mieux placer certains projets et intérêts de notables de la ville. “Sociabilidad política popular. 14: No. des stratégies. la búsqueda por explicaciones concretas puede generar visos de discontinuidades y relativas contradicciones que se entienden a la luz de objetivos puntuales. on analyse le discours de la Société démocratique de Tunja. discours politique. du point de vue du sentiment d’appartenance. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos.. 9. utopías y distopías 1843-1851 engagement dans des conlits au niveau de la province et de l’État. 1832-1853”. on montre la formation de groupes politiques de base libéral après la consolidation du mouvement entre 1849 et 1850. Oscar Guarín Martínez. religión y política en la deinición de la nación. hist. 1. Revista Memoria y Sociedad Vol. Tunja. Sociabilidad. 1830-1850 respuestas subalternas y reacciones elitistas”. 3 Willian Chapman Quevedo. 189-220 191 . Revista Historia Caribe Vol. Finalement. guerra y bandidismo en nueva granada. 2011). 13 (2008): 179-207. Gilberto Loaiza Cano. Aunque los aportes generales puedan contribuir a una visión sintética del proceso. Deuxièmement.

Nuevo mundo. para entender la sociabilidad como un conjunto de actividades continuas que cristalizan unos intereses y proyecciones compartidas4. sino a las prácticas sociales que permiten la coniguración y toma de posición histórico-política a mediados del siglo XIX. para concretar las manifestaciones de las políticas liberales en la región. desde las propuestas y acciones de la misma en 1850 y 1851. es necesario visualizar que las asociaciones políticas se nutren de aspectos mucho más cercanos a lo interpersonal. mundos nuevos (2008) [En ligne]. Por último. pp. “La « sociabilidad » y la historia política”. 9. Aunque esto último es relevante. se realiza un análisis del discurso de la Sociedad. tomando en cuenta la tesis de Loaiza Cano. de identidades y alteridades que transponen lo puramente ideológico.. Pilar. Nº. 2. Bibliothèque des Auteurs du Centre. que […] parece evidente que primero predominó una sociabilidad 4 Pilar González Bernaldo De Quirós. en este caso no enfocaré la lectura de lo político a la trascendencia de las ideas liberales. como parte de las sociedades democráticas que apoyaron la candidatura de José Hilario López en los años de 1848 y 1849. peleas. amistades y demás vicisitudes que comprenden las relaciones humanas. 192 hist. revues. esto permitió formalizar los intereses de grupos de notables de la Provincia de Tunja y de varias regiones del país en relación con grupos populares. URL: http://nuevomundo. se describen tres momentos: el primero de organización de asociaciones que se proyectan como formas posibles para la toma del poder desde la coniguración de propuestas articuladas con los excluidos de la nueva administración estatal a cargo de los vencedores de la guerra de los “supremos”. Para comprender el desarrollo de procesos de creación de sociabilidad liberal de forma local. Puede airmarse. consulté le 09 mai 2014. Un segundo momento de consolidación de la Sociedad de Instrucción Popular en Tunja.mem.org/24082. Año 2014. González Bernaldo. 189-220 . Rivalidades políticas: Abogados y liberalismo Las formas de sociabilidad política se han desarrollado desde los inicios de la República en el siglo XIX. a las contrariedades. Daniel Roberto Vega Torres Así.

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y distopías 1843-1851

de élites y para las élites constructoras del mundo
republicano, dispuestas por iniciativa privada a reproducir
un consenso en tareas básicas del Estado, y luego se produjo
la mezcla y la diversidad de prácticas asociativas que dieron
origen a identidades partidistas o que al menos reunieron
elementos sociales más heterogéneos.5

Así, la formación de asociaciones populares fue paralela
a la construcción de la independencia, pero con unas prácticas
de comunicación y con intereses aún locales y eventuales, por
no decir reaccionarios. No obstante, es fundamental recordar
que el tipo de sociabilidad política que se formalizó desde el
notablato o las élites criollas, buscaron fortalecer la República
mediante la formación de una población para el “progreso”.
Las bases de la ilustración que permitieron idealizar una
sociedad educada en la Razón, permitieron a la vez difundir
de manera clara los intereses del Estado en la formación de
aspectos fundamentales como la educación, comercio, trabajo,
relaciones internacionales, distracción y literatura.

Luego de los movimientos de insurrección llevados a
cabo a ines de la década del treinta, en la llamada guerra
de “Supremos” o caudillos regionales, la cual había dejado
devastada económicamente la nación, se abrió un espacio
de disputa y resentimiento mucho mayor que el percibido
hasta el momento entre caudillos y el gobierno central. El
frustrado plan de reorganización federal del país, con el apoyo
de las sociedades democráticas organizadas para apoyar el
liberalismo, agrietaba las regiones en su afán de veriicar que
pese al intento de centralización política, existían intereses
dispares entre los grandes terratenientes, el clero, y las
asociaciones de jóvenes que buscaban más poder en el gobierno
con el in de consolidar un cambio deinitivo en la sociedad
neogranadina. Dentro de las Sociedades Democráticas que
se crearon durante ines de los años 30 en la Provincia de
Tunja estuvieron la de la capital (Tunja), Soatá, Villa de
Leyva y Santa Rosa6. Este tipo de asociaciones permitió la

5 Gilberto Loaiza Cano, Sociabilidad, religión…59.
6 El papel de los abogados era de gran relevancia desde ines del siglo XVIII, pues
su profesionalización era signiicativa debido a las diferentes funciones que tenían.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220 193

Daniel Roberto Vega Torres

consolidación de propuestas políticas descentralizadas como
el Estado Federal del Socorro7.

A pesar de las propuestas y movimientos insurreccionales
apoyados por las sociabilidades liberales, con el in de la
guerra comienza un nuevo ciclo de formulación y organización
política centralizada, puesto que el aplastante resultado
del conlicto dejaba abierto el espacio para consolidar el
gobierno centralista, luego llamado ministerial o conservador.
Para Tunja, esta tendencia política se hallaba en manos de
políticos como Antonio Malo8 junto con José Joaquín Gori y
José Ignacio de Márquez, quienes provenían y mantenían
la aristocracia tunjana de la época. Con el in de estabilizar
la provincia de Tunja, el presidente J. I. Márquez delega la
función de gobernador a Francisco J. de Hoyos en diciembre
de 1840 –antiguo ministro juez tribunal de distrito–9, luego
de retomar el poder en el oriente. Este nuevo gobernador se
inclinará por el apoyo al ejército legítimo a cargo de Herrán10
y al centralismo constitucional.

Para el año de 1842, mientras la disputa regional
inalizaba en la concentración del poder con una nueva
constitución, en espacios locales se dirigían otra clase de
disputas igualmente signiicativas para la comprensión de la
política regional. En carta abierta al público, el notable Carlos
María Gómez exponía un caso judicial contra administradores

“The practicing lawyers fulilled a variety of professional functions: preparing deeds
and writing wills for wealthy families; designing commercial contracts between local
merchants or local and foreign traders; conducting iscal disputes, criminal cases, or
litigation over dowries, entails, inheritances, donations, land, mining and property
rights, and affairs of honour - one of the overriding concerns of Hispanic society”.
Víctor Uribe Urán, “The Lawyers and New Granada’s Late Colonial State”, Journal
of Latin American Studies, 27, 3 (1995): 526.
7 “Estado Federal del Socorro Provincia de Tunja, Acta 2”. (Tunja: Impreso por
José Ayarza, 1840) Biblioteca Nacional de Colombia (BCN) Fondo Pineda (FP) 469,
Fol. 87.
8 Víctor Uribe Urán, Honorable Lives: Lawyers, Family, and Politics in Colombia,
1780-1850, (Pittsburgh: University of Pittsburgh Press, 2000): 119.
9 El patriota 2, Tunja, enero 15, 1838, 1.
10 “Francisco J. de Hoyos Gobernador de la provincia de Tunja por el gobierno
lejítimo de la Nueva Granada” (Santa Rosa de Viterbo: Impreso Por Vicente Baños,
17 de Diciembre de 1840) BNC, Fondo Quijano 260.

194 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y distopías 1843-1851

de los cantones de la provincia por caso de pérdida de dineros
en el correo del distrito de Boyacá en el año de 1838 en el
cual él se veía inmerso. Para ese entonces él agenciaba como
administrador principal de correos de la provincia de Tunja,
luego de haber sido secretario del Colegio de Boyacá.

El problema se generó por una pérdida de doscientos
cuarenta y tres (243) pesos en el mes de mayo de 1838,
que el señor Pedro Ignacio Valderrama desde la salina de
Chita dirigía a Bogotá al señor Raimundo Santamaría. La
encomienda estuvo a cargo de Antonio Blanco, administrador
de correos de Soatá. No obstante, la pérdida del registro de la
encomienda permitió inculpar por parte de Pedro González,
contratista para la conducción de correos, y el mismo Antonio
Blanco, al peón conductor Laureano Niño y a Carlos María
Gómez, mencionando que éste último había recibido dicho
dinero. La lucha legal inició cuando González y Blanco
inculparon a Gómez de hurto de la encomienda, aseverando
frente al tribunal el crimen.

Al verse involucrado en el mismo, Gómez interpuso
queja ante el tribunal para rectiicar las declaraciones, con el
resultado a su favor al encontrarlo libre de cargo11. Esta queja
por injuria, es decir, por la rectiicación del “buen nombre”
y el honor de este administrador, permite concebir el tipo
de fortalezas que alcanzaban las relaciones del notablato en
la provincia de Tunja, no sólo porque recibía un apoyo del
gobierno central para ese entonces de su coterráneo presidente
Márquez, sino por una serie de conexiones y redes que permiten
el fortalecimiento legítimo de un hombre en su cargo, es decir,
la manifestación del poder e inluencias locales en conlictos
sobre problemas concretos. Así, por una parte se rectiica el
honor de Gómez y se castiga al pago a Blanco y González, por
el uso de un sistema judicial y político establecido.

El anterior caso acompañará la carrera de Carlos María
Gómez al deinir su inclinación política, más que por aspectos

11 Carlos María Gómez, Al público, (Tunja: Imp. de Vicente Baños, 4 de junio de
1842). Biblioteca Nacional de Colombia (BCN) Fondo Pineda (FP) 466. pza. 204 v.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220 195

Daniel Roberto Vega Torres

abstractos derivados de la ideología, por momentos de
controversia dentro de las vicisitudes y controversias nacidas
dentro de la profesión. Por ello, se tiene por bien comprender
que las problemáticas acaecidas con este abogado deinirán el
rumbo de la política liberal en Tunja junto con Alejo Morales,
quienes consolidarán las sociabilidades liberales en esta
región. De este último se tiene en cuenta que su profesión no
viene dada en la ciudad de Tunja, sino que inicia en el Tolima
o en aquel entonces la Provincia de Mariquita. Uno de los
conlictos del abogado Morales se relata en Bogotá en abril
de 1845, cuando Eloi Manrique, abogado y juez natural del
Tolima, acusó al juez de circuito de Garzón (Tolima), Alejo
Morales, por la infracción de constitución y leyes, abuso de
autoridad, detención arbitraria, prevaricato y omisión en
la persecución de los delincuentes12. Los conlictos de este
personaje, de igual manera, serán parte de la consolidación de
la corriente liberal en Tunja, de allí que se siga su situación.

Luego de la gobernación de Francisco J. Hoyos en
184613, se conigura una organización política que deiende
el “liberalismo moderado” con el cual la provincia de Tunja
trató de zanjar el conlicto de los cuarenta. Esta propuesta
venía acompañada del apoyo al gobierno central de Mosquera,
quien habría presentado cambios de dirección política en sus
últimos años del primer mandato. Dicho sostenimiento de
la línea liberal se aferró en el poder provincial, no sólo en la
gobernación de Hoyos, seguida de la de Plácido Morales, sino
que pudo aianzar reelecciones desde la cámara provincial en
la rama judicial. Para este caso, la percepción de liberalismo en
el país se fortalecía como una forma de gobierno que permitía
perpetuar el poder adquirido en la década del cuarenta.

12 Eloi Manrique, Espresión de agravios hecha en estrados contra la sentencia
pronunciada en 1a instancia, por el Dr. Manuel Restrepo Sarasti: en la acusación
intentada contra el Dr. Alejo Morales, por infracción de constitución y leyes, abuso
de autoridad, detención arbitraria, prevaricato y omisión en la persecución de los
delincuentes (Bogotá: Imprenta de Jesús A. Cualla. 1845). BCN-Fondo Quijano (FQ)
313. pza. 18. p. 13.
13 Francisco J. de Hoyos a los habitantes de la provincia de Tunja (Tunja, 26 de
Mayo de 1841), BCN-FP 888. pza. 31. Francisco J. de Hoyos, Contestación a una
carta Señores Doctores. Tunja, 9 de Junio de 1845. (Tunja: Imp. por Vicente de Baños,
1845), BCN-FP 888. pza. 34.

196 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y distopías 1843-1851

Para 1848, el tribunal de justicia de Boyacá contaba con
la dirección del señor Mateo Domínguez, quien con Ambrosio
Gonzales y Segundo Castiblanco dirigían un círculo de poder
político o club, del cual aún hacían parte aquellos compañeros
de la gobernación de Hoyos y demás militares y clérigos que
manifestaban ideas moderadas frente a la administración de
los recursos de la provincia. Por ello se les denominaba por
cierto grupo de abogados liberales como “seudo-liberales”,
al reconocérsele su anexión al centralismo de Herrera y
Mosquera. Este aianzamiento en los tribunales como jueces
de la provincia consolidó la formación de un club que se
acercaba más a la manifestación concreta de la tendencia del
general Mosquera en sus últimos años del primer gobierno.

Con este club se robustecieron las disputas e
inconvenientes, no sólo con los problemas de una corriente
conservadora, sino que además tendrá como objetivo el
fortalecer de manera indirecta la constitución de una corriente
liberal diferente, encabezada por Carlos María Gómez y Alejo
Morales. Puesto que, derivada de las primeras acusaciones
contra el abogado Gómez, la situación se desarrollará conforme
éste alcanza cargos más altos, como el de ser Juez Letrado
de Hacienda, adquiriendo así un poder que le permitirá de
manera más concreta consolidar su ataque a los liberales
moderados o ministeriales de la provincia de Tunja, acusados
de ser un club demagógico que se asegura de su posición según
el gobierno de turno.

De esta manera se preparaba el camino para las
elecciones presidenciales de 1848, en donde el apoyo de los
electores de la provincia de Tunja, que eran aproximadamente
189, tenía identiicado un 20% de los votantes ministeriales
del país. Estos estaban dirigidos a dos candidatos, al señor
Ruino Cuervo y a José Joaquín Gori. El primero, tenía
mucha más aceptación al ser natural de Tibirita (Boyacá),
quién representaba para esta provincia un mejor candidato
para mantener relaciones en el poder central de la Nueva
Granada. El candidato de T. C. de Mosquera era el general
Joaquín Barriga, los candidatos Florentino González y

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220 197

Daniel Roberto Vega Torres

Mariano Ospina aún no tenían un alto grado de aceptación
entre los ministeriales, el primero por su antigua adopción del
liberalismo “exaltado”, y el segundo porque aún no se había
consolidado como una igura representativa, a pesar de su
trabajo en los gobiernos anteriores.

Para una parte de los “liberales moderados” que aún
se encontraban en los cargos públicos de la provincia, el
candidato que se proyectaba era Eusebio Borrero, igura de
la independencia, y quien contaba con el apoyo de una parte
del notablato de Tunja. Así, en los primeros meses del año
de 1848, se inició una campaña de apoyo a la candidatura
de Borrero, recordando a este personaje en sus hazañas
independentistas. Este militar del Cauca proyectaba para este
club la oportunidad de consolidar el santanderismo que allende
habían organizado en el gobierno de Márquez14. Para ellos,
la elección del candidato en el mes de marzo era un objetivo
relevante, pues de esto dependía la consolidación del poder
regional en los cargos institucionales. Así pronunciaban la
importancia que de los delegados senadores y representantes
debía esperarse para la consolidación de dicha candidatura:

El 1° de Marzo entrante, se reúne el 16° Congreso
constitucional; grandes cosas debemos esperar de este
cuerpo Soberano ¡pleguemos al Todo Poderoso por el acierto,
y tino de los escojidos del pueblo, los Representantes de la
Soberanía nacional! Conciudadanos de la provincia de Tunja,
ved aquí vuestros diputados, no los perdáis de vista, tenedlos
presentes, para que a su tiempo les tomeis estrecha cuenta
de su misión.

Senadores: Doctor Cayetano Camargo, Joaquín Larrarte,
Doctor Antonio Malo

Representantes: Doctor Ciriaco Castañeda, Antonio M.
Calderón, Pedro José Nieto, Severo García, Francisco J.
de Hoyos, Diego Mendoza, Juan Nepomuceno Neira, Pedro
Cortéz, Ezequiel Rojas.15

14 El Labrador i Artesano 16, Bogotá, diciembre 30, 1838, 60. Juan Nepomuceno
Toscano, Carta al Jefe Político de Tenza (Estado Federal del Socorro, octubre 12,
1840) [manuscrito]. BCN-FP, 873.
15 “Congreso”, El oteador 3, Tunja, febrero 24, 1848, 4.

198 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220

más que una preferencia del centralismo con el cual se medía la participación política durante el cuarenta. Por el lado de los liberales “exaltados” o aquellos que se habían visto derrocados en la guerra de los “supremos”.. 189-220 199 . La Revolución Liberal y la protesta del artesanado (Bogotá: Fundación Universitaria Autónoma de Colombia. como los estudiantes de colegios. 1848. pues del candidato que apoyaban no obtuvieron ningún voto. estaban ligados a la propuesta de mantener las lides de la institución regional. los liberales son dueños del poder. Borrero: 0. 17 Carmen Escobar Rodríguez. los 189 votos de Boyacá quedaron repartidos así: Gori: 63. ésta se basaba más en el mantenimiento de una facción santanderista de Márquez y Hoyos. González: 3. tiene por candidato al general Borrero. es una reivindicación de los intereses particulares por deinir esa autonomía relativa que les permitía el gobierno actual. 9. 2. apoyando a Obando y López. De esta manera representaban al general Borrero como un candidato liberal. Ospina: 0. 1990). que propiamente una tendencia conservadora. encontraban en éste último. Nº. aunque se consideraba como una propuesta liberal. al candidato pertinente para ser impulsado por distintos grupos de electores. Tunja. Esto. utopías y distopías 1843-1851 De este grupo de representantes. La separación de este club o grupo de políticos “moderados” los llevó al fracaso en la votación. Año 2014. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. marzo 19. “la mayoría de los liberales. Enrique Gaviria hist. pp. Lo que les quitó representatividad y apoyo de los conservadores y de los liberales exaltados. así como el general Mosquera es presidente”16. Si él es el electo. el general José Hilario López.mem. más que una deinición propia de un proyecto político consistente. la Sociedad Democrática de Artesanos en Bogotá17 –que nuevamente se había consolidado para ir 16 “Candidatura para la presidencia Jeneral Eusebio Borrero”. a los cuales pertenecen sin duda alguna los que opinan por la presidencia del Doctor Cuervo. Así. Por ello. Para este grupo de notables. El Oteador 5. en los cuales se contaba con partidarios de la organización gubernamental de la provincia. el liberalismo que profesaban estaba ad portas de una elección que limitaba con la tendencia gubernamental. Cuervo: 110. Barriga: 13.

Daniel Roberto Vega Torres en contra de las disposiciones económicas propuestas por Mosquera y González– y alguna parte de notables que veía necesario reivindicar el liberalismo en la Nueva Granada al considerar opresivo el gobierno centralista fortalecido con la constitución de 1843. produjo un gran cambio tanto en los notables del país. Colcultura. Esta elección permitirá entender por qué los “seudo-liberales” se encontraron con un nuevo escenario político que fortaleció el liberalismo exaltado. 189-220 . Año 2014. como en la población granadina en general. Para el 7 de marzo de 1849. 9. Lo que se pueda considerar sobre la manera en que los votos favorecieron a López en contra de las expectativas que se tenían. la votación daba como vencedor en las urnas a López después de cuatro oportunidades en que los 84 electores del congreso dieron como vencedor al general liberal sobre su contendor Cuervo. se procedió a deinir por parte del Congreso al nuevo presidente.. 22 (1990). Renán Vega Cantor. que había sido derrotado a inicios de la década del cuarenta. Primeras manifestaciones socialistas en Colombia (Bogotá: Universidad Jorge Tadeo Lozano. Jaime Jaramillo Uribe. Santiago y Felipe Pérez. 2002). Nº. pp. La construcción de la Sociedad Liberal de Tunja Al promulgarse un nuevo levantamiento del poder liberal a ines de la década del cuarenta. Rafael Núñez. El liberalismo y la insurrección de los artesanos contra el librecambio. Biblioteca Básica Colombiana. en: La personalidad histórica de Colombia y otros ensayos (Bogotá. Boletín cultural y bibliográico. recibiendo el primero 45 votos. dirigidos ideológicamente Liévano. Entre estos jóvenes se encuentran Salvador Camacho Roldán. en especial los artesanos. “Las sociedades democráticas de artesanos y la coyuntura política colombiana de 1848”. 200 hist. Miguel y José María Samper. se organizan sus adeptos para consolidar proyectos económicos y políticos con el apoyo de otros sectores sociales. 3. entre otros. mientras que el segundo tuvo 37 votos. 1977). pero a la vez entender que las adhesiones a los cambios liberales se verán fortalecidas. Luego de que ninguno de los candidatos de la elección del primero de agosto de 1848 hubiese resultado vencedor. “Liberalismo económico y artesanado en la Colombia decimonónica”.mem. constituido por juventudes universitarias instruidas en las ideas políticas europeas.

huérfano de una estructura organizativa. esta se dio desde la toma de poder en la administración de justicia con el posicionamiento de gobernador y alcaldes. 20 Cabe recordar que según bajo el Gobierno de José Hilario López. pp. 28. 189-220 201 . Maestros y artesanos en la arquitectura de Medellín y Antioquia 1775 – 1932 (Medellín: Universidad Nacional Facultad De Arquitectura. Nº. La disposición del nuevo panorama político permitió una acción con un horizonte nacional en la creación de redes políticas de sociedades. aspecto que se diferencia de la corriente conservadora la cual presentará una mayor continuidad y homogeneidad. 9. permitió una ofensiva de los liberales exaltados. “El artesano libre. la pérdida de apoyo de los ministeriales al fracasar en la elección de su candidato.mem. utopías y distopías 1843-1851 por Ezequiel Rojas. y a la vez tuvo implicaciones regionales en la coniguración de los poderes administrativos de las provincias. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. El papel de los artesanos se convertirá en algo fundamental para dicho proceso. religioso o político. Lorenzo María Lleras y Manuel Murillo Toro. no parece relevante la constitución del artesanado dentro del oicio sino dentro de la conciencia de grupo que deiniría la dinámica de las organizaciones artesanales18. encontró otras formas de sociabilidad. Curso y discurso del movimiento plebeyo 1849/1854 (Bogotá: El Áncora Editores. 92. 2008). De esta formación se organizará la corriente liberal que tendrá de por sí mutaciones y cambios constantes a lo largo de todo el siglo. Año 2014. primero pensadas desde la ayuda mutua. la defensa y la ilustración –Sociedades de Artesanos– y después con carácter más participativo y beligerante –Sociedades Democráticas–”19. se expide la hist. de carácter social.. 1995). el Tribunal de Distrito de Boyacá nombra al Sr. Carlos María Gómez20 como Ministro 18 Francisco Gutiérrez Sanín. Florentino González. El 15 de mayo de 1849. 19 Luis González Escobar. La identiicación del artesanado durante casi todo el siglo XIX estará destinada al reconocimiento y participación política. Es decir. Los artesanos que participarán de nuevas formas de agrupación estarán más relacionados con las ciudades y centros políticos de provincias. Para el caso de Tunja.

(Bogotá: Imprenta de Echeverría Hermanos. En este sentido. entendiendo que sobresalen las estrategias asociativas que se producen en función de intereses interpersonales y de adhesión a las propuestas gubernamentales del liberalismo. la cual decreta que: Al Presidente y Vicepresidente. Ricardo Monroi para Secretario interino del mismo Tribunal. bajo una postura federalista. mantuvieron sus reservas de dichas administraciones. Daniel Roberto Vega Torres Juez “para complementar la sala de acuerdo. Cuando llega a su cargo como ministro juez en el tribunal de Boyacá. aunque hayan participado de gobiernos anteriores en oicios distintos. Nº. Luis Reyes21 para completar la sala de acuerdo por el motivo expresado”22. Bogotá. El caso de Carlos María Gómez es signiicativo. encabezada por los abogados Carlos María Gómez y Alejo Morales. Luego de la posesión de Carlos Gómez. 189-220 . 1849. El ataque también concierne a Francisco de Paula Bermúdez. Apéndice a la recopilación de Leyes de la Nueva Granada (Bogotá: Imprenta del Neogranadino. 202 hist. a los presidentes de la cámara legislativa y a los generales del ejército se le dirá Ciudadano. por hallarse con licencia uno de los Ministros jueces. 22 Gaceta oicial 1058. clérigos y militares que había acompañado los gobiernos provinciales de Hoyos y Morales. José Antonio De Plaza. 21 Personaje en los años de 1860. Ley 28 de Abril 10 de 1849 “Sobre tratamiento oicial a los funcionario públicos”. y el séquito de abogados. julio 1. Año 2014. la situación política estaba dispuesta sobre dos polos de intereses grupales: por un lado se encontraba el club ministerial encabezado por los ministros reelectos Domínguez y González. pp. se comienza a gestar un proceso de apoderamiento y fricción.mem. El día 22 al Dr. i al Dr. 1850). “A los demás funcionarios i empleados públicos se les dará el tratamiento de Señor antepuesto al título del empleo”.. es como se puede iniciar una observación de los problemas políticos de la región. Así. Tomás Cipriano De Mosquera. 14. ambos recién electos en los cargos. Discurso del presidente provisorio de los Estados Unidos de Colombia. se inicia una acción de desprestigio por parte de aquellos que veían vulnerado su poder en esta institución. en la instalación de la Convención Nacional. pues sobre él se desarrollan las sinergias de asociaciones durante el año de 1849. 1868): 18. y por el otro. insistiría en la resistencia de la toma de los estados de Boyacá y Santander bajo el gobierno conservador de Ospina. una tendencia cercana a la preferencia “exaltada” nacional de López y Obando. 9.

La aparente contravención que se le imputaba a Gómez venía de su problema judicial iniciando una década atrás por proceso judicial en su contra. De este hecho se le adjudicaba la falta de capacidades para conducirse en el ministerio. el trabajo de descrédito para con los abogados era impulsado por Domínguez.mem. mas él ha sido liberal desde antes del 7 de marzo. 9. 9. Nº. i ustedes. quien era parte del grupo ministerial. pza. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. Tunja.. ¿qué han sido. Según este documento. a quienes se les reprochaba ser liberales por conveniencia23. utopías y distopías 1843-1851 Este caso de descrédito frente a estos dos abogados presentado a la Corte Suprema y al Gobierno de la República por parte de quienes se autodenominaban como “Todos los liberales de la provincia de Tunja”. surgió porque Gómez vino a reemplazar el puesto de Francisco de Paula Angulo. 1848 BCN-FP 815. Al público… hist. Año 2014. según los defensores. con apoyo del iscal Alejo Morales. 23 Carlos María Gómez. En réplica a ello. El problema. Al público. permite visualizar que al “inmiscuir” dos personas fuera del club de Domínguez y González acarrearía la disputa para expulsar aquellos personajes de la vida pública. En respuesta a esas acusaciones. los liberales exaltados respondían que Las manchas que para ustedes tiene el doctor Gómez. son i serán? [. en publicación impresa “muchos liberales de la provincia de Tunja. En marzo de 1849.] Siempre ministeriales i partidarios del que manda i les da destino. Como era de esperarse. 189-220 203 . 24 Carlos María Gómez. señores oposicionistas. son las de la virtud i de la ciencia […] i ustedes dicen que es como el camaleón (plajio. pp... i que se les ha dicho a ustedes) porque juzgan por su condición.24 La división de estos tipos de asociación autodenominados liberales –unos “moderados” y otros “exaltados”– se reproducirá en los ataques que se llevarán a cabo durante el año de 1849. i no falsos” declaraban su inconformidad a esta situación y apoyo a estos abogados. González y Castiblanco. el conlicto se desarrolló en función de la representación e imaginario legalista y constitucional.

Se podría mencionar a este como uno de los primeros conlictos que van a nutrir las disputas políticas de aquel año en la provincia de Tunja. mayo 3. por haber supuestamente extraído éste unos documentos del archivo de dicho pueblo. Mateo Domínguez. 25 “Resultado de un denuncio contra los ministros de la corte suprema” Gaceta Oicial 1041. pues se le acusaba por parte del primero de haber faltado a sus obligaciones al no haber recibido unas pruebas en un juicio contra Encarnación Huertas. vecino de Tibaná. Daniel Roberto Vega Torres iniciado un proceso por parte de Morales contra los ministros de la Corte Suprema de Justicia. Juez de la primera instancia procediere contra los testigos José María Aconcha y Julián Cancino por el delito de perjurio” al dar declaraciones contradictorias. que el Sr. El proceso judicial parte de un conlicto pasado en segunda instancia en donde se acusa a Gómez por una supuesta intención de desvirtuar el proceso contra José María Medina por haber declarado tener el Sr. pp. Gómez por calumnia e injuria. “(…) por habérsele mandado seguir causa de responsabilidad por faltas en el cumplimiento de sus deberes (…)”25. que llevaba a cargo el Sr. en los meses siguientes del año se presentarán otros juicios que involucrarán a los ministros Carlos González y a Mateo Domínguez. una serie de sucesos intencionados y. por “no haber en la sentencia de segunda instancia que pronunció en la demanda instruida por Rafael Vela contra Ruino Martínez sobre intereses. Puede entenderse más que como unos hechos aislados. a él también se le acusó por haber alterado dicho proceso al modiicar las declaraciones de Medina. En septiembre de 1849 se encuentra la primera sentencia de un juicio contra Carlos González. 9. Bogotá. El conlicto judicial involucra al iscal Morales con el Sr. Año 2014..mem. encontramos un juicio promovido por Carlos María Gómez contra Mateo Domínguez y Carlos González. 189-220 . Nº. 204 hist. Para junio del mismo año. No obstante. 1849): 162. en cierta medida. en donde se le imputa el cargo de omisión. coaccionados. Gómez un odio a la familia del acusado. quienes revocaron la sentencia en segunda instancia del juicio contra José María Medina Celi. Junto a este primer conlicto.

Fol. pp. utopías y distopías 1843-1851 También aparece una acusación de José Domingo Sánchez contra el ministro juez Mateo Domínguez fechada en inicio por parte de José Miguel Sánchez26. Lo que se puede percibir de los juicios anteriores es que detrás de cada uno de los procesos estaba incluida la necesidad de conformar un bloque sólido en el poder desde el cambio gubernamental con José Hilario López. Carlos González.. 189-220 205 . Así. Gómez. mediante la reunión de un grupo de “ciudadanos que profesan por convicción los principios liberales” se crea la Sociedad de Instrucción Popular de Tunja. 885 v. 9. 12. Año 2014. Dr. 27 “Contra el Dr. Ministro Juez del Distrito. Estas asociaciones políticas se anexaron a la Sociedad Democrática de Artesanos de Bogotá reconstituida en 1848. Por último. La noche del 16 de noviembre de 1849. Fol. por delitos de prevaricato y rebelión.. puesto que un principio del derecho reza que “el igual contra el igual no tiene imperio”27. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. Se le reconoce al Sr. junto a las visibles disputas de notables de la Provincia de Tunja. 901 v. Carlos González Ministro Juez del Distrito Judicial de Boyacá”. Carlos González. El objetivo de dicha sociedad 26 “Contra el Dr. 898 r. Asuntos Criminales de la República: Sección República. Fol. juicio que llevaba el ministro del mismo tribunal Carlos María Gómez. Reiterando la problemática que se encuentra dentro de las esferas judiciales del Distrito durante la segunda mitad del año de 1849. se lleva a cabo un cambio signiicativo en las propuestas gubernamentales que fueron consolidando las asociaciones políticas liberales en varias regiones de la Nueva Granada. Se entiende el esfuerzo por separar a algunos individuos de los cargos públicos por mantener una nómina de funcionarios que fuese en pro de los intereses generales del gobierno central. Archivo General de la Nación (AGN). y que no tenía autoridad superior para revocar ni intervenir en proceso de un igual. Nº.. Isaac Orjuela. a quien se le acusa de haber mandado acumular unos autos en contra del juez letrado de Villa de Leyva. González que no debió interferir en el juicio que ya había iniciado el Sr. encontramos un proceso que se realiza en contra del ministro juez del Tribunal Superior del Distrito de Boyacá Dr.mem. hist. 1849.

Daniel Roberto Vega Torres

era “propender con mayor ahínco, a que se difundan las luces,
a que el pueblo se instruya, por consiguiente en sus derechos
i obligaciones, i a que adquiera perfecto conocimiento de
los principios liberales i democráticos, únicos i exclusivos
que pueden hacer la felicidad de nuestra cara patria”28. No
sorprende pues, que el conlicto entre iguales no haya acaecido
por una simple casualidad personal, sino que el proyecto
político también se manifestó en los pasillos de los Tribunales
del distrito de Boyacá, siendo escenario principal para ejercer
el control liberal que sustentará la siguiente década en cuanto
a proyectos sociales y políticos.

Los irmantes de esta Sociedad son: Joaquín Machado,
Ramón Acevedo, Fruto Vélez, José María Buitrago, Ignacio
Franco Pinzón, Rafael Vela, Gregorio Páez, Jesús Díaz,
Domingo Casas, Buenaventura Larrota, Dimas Arias, Torcuato
Borda, Ignacio Sierra, Juan N. Villate, Juan Jaime, Fernando
Higuera, Antonio Flores, Sebastián Jaime, Francisco de P.
Angulo, Pedro Roncancio, Juan N. Osuna, Antonio María
Amézquita, José Primo Rojas, Telésforo de los Ánjeles, José
Rudecindo Carvajal, Nicolás Machado, José María Solano,
Carlos María Gómez, Alejo Morales i Vicente Torres. El
secretario de la Sociedad Carlos María Gómez29. Para 1850,
luego de la creación de la Sociedad de Instrucción Popular,
se adhieren más simpatizantes de la igura del general José
Hilario López30.

Una forma de entender este tipo de identidades y
adhesiones es mediante la pertenencia a los diferentes
factores del proceso de formación liberal, conigurados en
cuatro momentos representativos. El primero, la creación de
sociedades democráticas en 1838; el segundo la participación
en la organización del Estado Federal del Socorro en 1840; el
tercero, en la consolidación y apoyo al gobierno de F. J. Hoyos

28 “Sociedad de Instrucción Popular”, Gaceta oicial 1089, Bogotá, diciembre 2,
1849, 550.
29 “Lista de los Ciudadanos que concurrieron a la instalación de la ‘Sociedad de
Instrucción Popular’ en la capital de la provincia de Tunja”, Gaceta oicial 1089,
Bogotá, diciembre 2, 1849, 550.
30 “Ciudadano Presidente de la República”, La Libertad 8, Tunja, junio 1, 1850.

206 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y distopías 1843-1851

en 1845 y por último la adhesión al gobierno liberal de J. H.
López en 1849.

En primera medida observamos que de aquellos que
participaron en la organización de la Sociedad Democrática
de Tunja en 1838 se unían una década después a la Sociedad
de Instrucción Popular: Ignacio Leal, Juan Nepomuceno
Rojas, Lucas La Rota, Manuel Ruiz, Nicolás Machado, Rafael
Machado, Segundo Castiblanco y José Gregorio Páez31.
Todos ellos notables de la ciudad de Tunja, que en uno u otro
caso pueden considerarse como partícipes de la corriente
santanderista liberal y republicana.

En segundo lugar, podemos identiicar aquellos que
colaboraron a la construcción del federalismo en el oriente
durante 1839-1840, entre ellos encontramos al militar Dimas
Arias, Joaquín Torres, José Gregorio Páez, Manuel Ruíz,
Rafael Machado, Sebastián Jaime y Timoteo Rivadeneira32.
Debe destacarse la continuidad de Páez y Machado, pues
durante la organización del Estado Federal estuvo más
cercano el proceso militar de sustentar el nuevo proceso
independentista.

Luego, encontramos a quienes de alguna manera,
apoyaron el gobierno constitucionalista y, en cierta medida,
liberal-moderado de Hoyos. En este caso encontramos a
Carlos Gutiérrez, José Primo Rojas, Juan Nepomuceno Rojas,
Juan Nepomuceno Villate, Patrocinio Cuéllar, Proto García,
Ramón Escovar, Segundo Castiblanco y Vicente Azula33. Estos
tres momentos de actividad política son divergentes en la
manera como se proyectaba la sociabilidad, pues conluía en
el primero un proyecto relativamente consolidado, que fue el
santanderista, un paso de adhesión militar y caudillista en
el segundo, y un proceso político lexible y de conveniencia
regional en el tercero. Dichos aspectos comprueban la

31 El Labrador i Artesano 17, Bogotá, enero 6, 1839, 65.
32 El Labrador i Artesano 17…65.
33 “Sr. Doctor Francisco José de Hoyos”, Tunja, junio 1 de 1845 (Tunja, Imp. por
Vicente de Baños, 1845) BCN, Fondo Pineda 873. Fol. 173 r.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220 207

Daniel Roberto Vega Torres

variabilidad de los tipos de asociación, pero en la misma forma
consolida los tipos de agrupación liberal que se desarrollan en
la provincia de Tunja durante una década.

4. Utopías y Distopías: actores y discursos políticos

Para entender la manera como se desarrolla la Sociedad de
Instrucción Popular desde sus intereses, comunicaciones y
propuestas que permitían consolidar una actividad continua,
es pertinente retomar el análisis metodológico de Francisco
Gutiérrez Sanín. Este autor nos presenta una propuesta que
nos conduce a analizar el discurso de las asociaciones políticas
de mitad de siglo en cuatro aspectos:

1. Buscar mediante testimonios sentidos de pertenencia
a partir de los cuales se articulan y desagregan los
actores sociales.
2. Encontrar cuáles son sus estrategias, valores y
propuestas.
3. Hallar cuáles son los actores que deienden modelos
o programas de la sociedad futura, es decir, describir
los tipos de sociedad que buscan utopías, a la vez
observar las distopías o peores futuros posibles.
4. Identiicar la dimensión orgánica y espacial de dichas
estrategias, utopías y distopías34.

Vamos a pasar a explicar mediante este tipo de
planteamiento la Sociedad de Instrucción Popular, tanto en
los actores, su discurso, sus prácticas y el espacio social de
enunciación desde donde se proyectaban. Según Gutiérrez
Sanín, un rasgo característico de los actores o integrantes de
las asociaciones políticas –para su estudio “plebeyas”–, tiene de
por sí dos hipótesis: la existencia de varios tipos de pertenencia
y la volatilidad de los individuos en las organizaciones35. Para
el caso de la Sociedad de Instrucción Popular, revisaremos

34 Francisco Gutiérrez Sanín, Curso y discurso…26.
35 Francisco Gutiérrez Sanín, Curso y discurso…29.

208 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y distopías 1843-1851

este tipo de premisas que pueden tomarse en cuenta como
formas de participar asociativamente en una práctica política
o en la distribución de formas de poder mediante el gobierno
regional. Puede observarse que la identidad e identiicación
principal se daba en base a la adherencia de los miembros
al liberalismo, impulsado desde el cambio gubernamental
en cabeza del general López. Pero para desarrollar la
identiicación observemos, de igual manera, el grado de
continuidad o volatilidad que ha tenido esta identidad liberal.

El sentido de pertenencia para agrupar es la capacidad
de consolidar formas de asociación que respondan a proyectos
relativamente autónomos pero que trascienden a intereses
generales de autonomía en el gobierno, mayor desarrollo de
mecanismos gubernamentales en lo económico y lo iscal,
redistribución de las tierras y resguardos, entre otros. Pero
estas tendencias no pueden estar separadas de una trayectoria
o centro de sacralidad de la población granadina, la formación
de la República, ese es el escenario de agrupación de políticas
por parte de liberales o “seudo-liberales”.

Para ocuparnos de las estrategias de asocio o sentido de
pertenencia de agrupar, se encuentra la propuesta ilustrada
de “iluminar” o civilizar el camino de la república mediante la
razón. Los integrantes de la Sociedad de Instrucción Popular
permiten diferenciar aquellos individuos que estuvieron con el
liberalismo de aquellos que apoyaron los gobiernos de Márquez,
Herrán y Mosquera. Este tipo de asociación se centraba en
enaltecimiento de la sociedad liberal republicana, mientras
que las estrategias de disociación o sentido de pertenencia para
disociar, se encaminan a consolidar a los “enemigos” como
los conserveros, conservadores, que impulsaban mantener
la dominación en condiciones semejantes a la colonia. El
sentido independentista se aferra a los pocos cambios que
habían acaecido desde la separación de la corona española,
esa disociación que ponía en contra todo rezago colonial fue
un factor que se aprovechó para poner límites y fronteras a las
representaciones políticas de la región.

Se retoma una forma de identiicación temporal y
espacial, pues no sólo reairma la participación de los liberales

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220 209

Daniel Roberto Vega Torres

en la provincia de Tunja, sino que además organiza una
periodización diferente a la llevada desde la independencia
para enfrentar un proceso autónomo y teleológico de la
vida republicana. El discurso victorioso es frecuente en las
publicaciones de esta asociación, en especial si retomamos
la manera como se observa una teleología del movimiento
hacia un “progreso”. En la primera editorial de su medio de
publicación La Libertad, se hace notorio este aspecto:

Contrayéndonos a la Nueva Granada hallamos que en los
23 años transcurridos desde 1810 hasta 1833 fue la época de
los valientes, de los sacriicios, del patriotismo – De 1833 a
1837 la mui corta pero resplandeciente era de la instrucción
i de los sanos principios – I los 12 años terribles desde 1837
hasta 1849, la demasiado larga de las persecuciones, de
la inseguridad, de la irrupción de todas las calamidades
que pueden alijir la sociedad. Desde el 1º de Abril de 49
empieza la era de la libertad i de la práctica de los principios
democráticos.36

Como observamos, existe un tipo de periodización que
conduce a presentar a la opinión pública que su llegada al
poder era necesaria, que se justiicaba no sólo por la liberación
de un grupo de personas destinadas a la conservación de
un gobierno coercitivo e impositivo, que atentaba contra la
libertad, en este caso de asociación, tribuna o imprenta. Esto
referido a las fuertes políticas que se habían impuesto a la
población luego de los “desórdenes” que atentaban contra la
República y la Constitución en la guerra de los tres años o de
los “supremos”.

Son este tipo de defensa a las libertades las formas de
poder identiicar a quiénes cumplían con los rasgos liberales
que se basaban en la corriente de “exaltados”. De esta manera
agrupaban a mayor número de individuos a propuestas tomadas
de la agenda liberal de mitad de siglo y que se desarrollaban
en varios intereses ilustrados y civilizadores como lo presenta
la citada editorial, continuando de la siguiente manera:

36 “Editorial”, La Libertad 1, Tunja, abril 1, 1850, 1.

210 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220

Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos, utopías y distopías 1843-1851

No exajeramos, pues; no nos mueve el espíritu del partido
cuando aseguramos que el 1º de Abril de 1849, empezó la
era de la libertad que se estiende hoy a todos los puntos de
la República no podía dejar de ejercer su benéica inluencia
en la provincia de Tunja. En efecto, la sociedad actual, no
es en ella, i particularmente en esta ciudad, la sociedad de
ahora un año. Las costumbres son buenas como antes; pero
están mas de acuerdo con la cultura i las ideas del siglo.
La franqueza i las buenas maneras están reemplazando
el triste cuanto ridículo tono aristocrático, que aunque en
miniatura, se pretendía hasta ahora poco tiempo sostener.
[…] Últimamente se pretende mejorar la mala imprenta que
hai en la ciudad i se escribe un periódico liberal. Abril 1.37

Se concibe un cambio general en la sociedad granadina,
se hace punto de inlexión en la historia mediante nuevas
trayectorias, cabe recordar que el tono de conquista no
implica la negación del otro en relación de la dicotomía bueno/
malo, es decir, no se intenta oscurecer el pasado de una
manera totalizante. En otras palabras, no se iba a las bases
de la estructura que distribuía y organizaba a la población
granadina, sino que se enfocaba en él como se había hecho
durante la década anterior. Pero si bien no se encuentra una
disociación total a la estructura, como otros tipos de propuestas
socialistas o comunistas que pálidamente llegaban en esos
años, sí se dirigían lanza en ristre contra el grupo opuesto,
es decir el partido “godo-conservero”, quién había victimizado
diversos grupos de población en el país, así lo expresaban y
reproducían en el aniversario del 7 de marzo:

Esperamos de la providencia, i de la buena marcha que
lleva la opinión pública, que vendrá un día de verdadero
escarmiento para los conserveros, escarmientos que piden
tantos asesinatos cometidos por ello con el in de que no se
conservaran los principios de libertad i progreso…

Llegará, tenemos fé en nuestras creencias, i coniamos en
nuestro valor, porque egrejios varones, como López y Obando,
aún viven para nuestra salud, aún viven para desgracia y
terror de nuestros enemigos. Ellos curarán las dolorosas
heridas que aún no están cicatrizadas.

37 “Editorial”, La Libertad 1…1.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 189-220 211

y por último la opinión de un liberalismo que contribuye a uno de los centros principales de las costumbres y el imaginario tunjano: la religión católica. Daniel Roberto Vega Torres […] Esperad ladrones de la República que el día llegará. releja el tipo de distopía que fortalece el discurso liberal. sociabilidad y política: Bogotá 1855-1870 (Tunja: UPTC. i para entonces pedid a Dios resignación para sufrir. Garagoa y Guateque. pp. represiones y amenazas que se habían presentado en su gobierno. entonces. Año 2014. el aianzamiento de los cargos públicos por parte de los integrantes de la misma. quien también era parte de la logia masónica del país39. Cartagena 7 de Marzo de 1850. segundo. Patrocinio Cuéllar. que deberían tener por haber puesto a los granadinos en dichas condiciones.mem. El fortalecimiento de la Sociedad de Instrucción Popular. 212 hist. religionarios y artesanos. de allí que este panorama obligaba a deinir un rumbo más consolidado en el castigo. divino o humano. 2005).. Tunja. se observa cómo dentro de la población existía un respaldo al mantenimiento del cargo: El ciudadano PATROCINIO CUÉLLAR entre otras cualidades reúne las del don administrativo. en cartas remitidas de algunos ciudadanos de los cantones de Miralores. 39 Jaime Tovar Borda. recorre varios aspectos. Para el año de 1850 el gobernador de la provincia era el integrante de la Sociedad de Instrucción Popular. 9. Nº. El aporte a la rama gubernamental de la provincia estaba ya deinida con este cargo. del cual se fortalecía no sólo el cantón de Tunja sino el de los demás cantones de la provincia. abril 1. 189-220 . prudencia e imparcialidad. 3. La Libertad 1. Radicales. El apoyo a la gobernación de Cuéllar se profesaba como parte del sentido de pertenencia para agrupar a los sectores diversos de la población. es el de tener seguridad que el futuro que se espera en manos del partido “godo-conservero” se limita a la reproducción de los homicidios.38 Este tipo de descripción de la victimización de la población. entre ellos: primero. mediante las incursiones de estos en la política nacional.Él se ha granjeado en la provincia 38 “El 7 de marzo en la Nueva Granada”. 1850.

mientras que su antecesor no tenía gran aceptación por parte de los católicos. 1850. 3. La Libertad 9. 189-220 213 . si se esceptuan unos pocos hombres que desconociendo el noble dictado del republicano. i estimación personal. poseídos por móviles parciales i guiados por antipatías. 41 La Libertad 12. 3. hombre de severas costumbres. los negocios públicos marchan por el carril de la lei. i los intereses del verdadero progreso caminan a la cima de su perfección. […] i al hablar sobre este punto debemos notar que el actual gobernador. i tiene un pleno conocimiento de la mayor parte de los hombres inluyentes de ella: con tales elementos su posición como gobernante es mui ventajosa. julio 26. Año 2014. hist. 1850. i dar así un noble ejemplo al pueblo. sino que sirve como igura para representar el partido liberal como una persona de principios morales lo suicientemente aceptables para la opinión pública. Recordemos que la sensibilidad de la opinión en el discurso cotidiano radica en su forma de ser ante el público y en la vida privada. Nº. de igual manera eran reconocidos 40 “Ciudadano Presidente de la República”.. pp. Tunja. mientras que el señor Hoyos cuando ocupaba el mismo puesto huía de toda ceremonia religiosa […] ¿cómo pues conciliar estos hechos con los cargos de irreligiosidad que se hacen a los hombres del partido liberal?41 Pero esta cuestión no sólo le acarreaba responsabilidad y éxito a Patrocinio Cuéllar. en función de que se le daba mayor prioridad al trabajo que éste había hecho en un año frente al trabajo con que. Tunja. las comparaciones que se tenían del gobernador Cuéllar frente a la administración de Hoyos eran relativamente positivas. no alcanzan a comprender la misión del verdadero e ilustrado patriotismo. junio 21. De la misma forma se comparaba la situación religiosa que Cuéllar llevaba con visibilidad para la honra del partido. i por esto con ningún orden de cosas se avienen. utopías y distopías 1843-1851 grandes simpatías. De esta manera. lo hemos visto cumplir con los preceptos de la Iglesia. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. 9. Hoyos llevó sus varios años de ineiciente labor.40 Lo interesante de este apoyo es que no se concentra únicamente en los vecinos de los cantones. según la opinión de los vecinos de la provincia.mem. El actual Gobernador goza de una completa popularidad en los cantones del Sur de la provincia de la que sabemos no carece en el resto.

la Sociedad (Democrática) de Instrucción Popular se aianzaba en el poder. sino que se adscribían al partido liberal. Miguel La Rota. pp. Cayetano Castillo. De estos individuos se organizaba de nuevo el proyecto político. • Juez Letrado del Cantón de Centro: Segundo Castiblanco. Rafael Angulo. pero en sus pretensiones regionales el cuadro de postulados estaba de la siguiente manera: • Para Senadores: General Manuel María Franco y Miguel La Rota. durante dicho año. José Primo Rojas. en especial en un panorama bastante prometedor. tenían a cargo la gobernación con Cuéllar.mem. ya no sólo como un grupo de asociaciones. Hipólito Machado. en donde. apoyaban la candidatura de José de Obaldía a la vicepresidencia. y en general con la población tunjana. • Diputados a la Cámara de Provincia: José Niño. Antonio María Amézquita y Camilo Riva de Neira. Antonio G. En general. se mantenía en el poder iscal Alejo Morales y de igual manera Carlos María Gómez como ministro juez interino del Tribunal de Boyacá. Daniel Roberto Vega Torres que los méritos en la creación del Obispado de Boyacá se debían a la intervención de Alejo Morales. constituido ideológicamente 214 hist. Manuel Uribe. relaciones estables con los representantes de la iglesia católica. Año 2014.. 189-220 . se hace más claro que los antagonismos clásicos sobre la adscripción de la iglesia católica al partido conservador no eran del todo claros y. Al transcurrir un año en el poder. Nº. en un primer momento. 9. Desde estos términos. Franco. como la mayor parte del partido liberal. por el contrario. las políticas liberales trataban de mantener. • Para Representantes: Juan Nepomuceno Rojas. Ramón Escovar. Antonio María Amézquita y Vicente Azula. Con este hecho. Ignacio Pinzón. Manuel Mota López. se proyectaban a conseguir futuros cargos en las elecciones de 1850. y de él había dependido el fortalecimiento de la religión católica en la provincia.

Promover i sostener la abolición de la esclavitud. 2. De esta manera se lleva a cabo un proceso visible de consolidación del liberalismo en las esferas de elección gubernamental. 6. Sostener i defender la Relijion Católica. Promover i sostener la reforma de la Constitución en el sentido más favorable al pueblo. 4.mem. Apostólica. por el sendero que le trazan la Constitución i las leyes. son las siguientes: 1. como hasta hoy. Sostener la administración actual mientras que ella marche. Procurar el ensanche del poder municipal. 9. julio 12. Año 2014. representante del Congreso de la República. Promover la perfecta organización de la Guardia Nacional i la completa eliminación del ejército permanente. hist. i la disminución de contribuciones. La Libertad 11. Promover i defender la libertad del comercio. 8. pp. 5. Las políticas que se proyectaban desde este grupo de candidatos. Que el Senador i los Representantes voten por el señor José de Obaldía para Viscepresidente de la República. Promover i defender la verdadera libertad de imprenta. su culto i sus ministros. tanto de manera nacional como regional. Lo que se espera durante este primer año es la latencia de reagrupaciones y deiniciones a favor y en contra de la 42 “Elecciones”. 3. 7. 189-220 215 . Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. 1. 10. como seguramente sucederá. la industria i de la instrucción42. Tunja. utopías y distopías 1843-1851 por el también boyacense Ezequiel Rojas. Nº. 1850. Procurar la más severa economía en los gastos públicos. Romana.. en caso de que no sea electo popularmente. 9. y que eran parte constituyente de los intereses políticos de la Sociedad de Instrucción Popular.

su instrucción. Al paso que todo lo que tiene color conservero. pp. 189-220 . lo económico y lo cultural. Año 2014. Este tipo de 43 La Libertad 5. sujetos a una severa disciplina. perilándose para una continuidad política gracias a la estructuración de asociaciones que integraban a vecinos de la ciudad y ciudadanos en particular. i entre ellos muchos de brillantes capacidades.mem. 216 hist.. Tunja. entre ellos iguran los hombres de más valer de la ciudad por su patriotismo. Es decir. su honradez i sus recursos pecuniarios. La Sociedad Democrática tiene cerca de doscientos miembros. Poco a poco los espacios y centros de instrucción se suman al fortalecimiento de la Sociedad. Conclusiones Una de las implicaciones de los cambios políticos en la República de la Nueva Granada fue la formación de grupos de jóvenes políticos y abogados que permitieron ingresar durante la década de los cuarenta en el poder gubernamental. mengua lo liberal i progresa. Esto permite además comprender que las acciones colectivas no son imitaciones de intereses homogéneos. 9. más de una forma dialéctica y dinámica que de una manera sintética y estática.43 5. estrema aplicación. El colejio provicial tiene más de cien jóvenes de exaltado patriotismo. sino una serie de prácticas heterogéneas que se entrecruzan desde lo concreto y lo genérico. un grupo de hombres que se estructuraron como una élite con una ideología que integraba lo religioso. La Sociedad de Instrucción Popular fue el producto de la consolidación de individuos que lograron tomar el gobierno de la provincia mediante la lucha por la airmación de intereses personales y representaciones grupales. mayo 24. se visualizó con esto una de las maneras como se fue conigurando políticamente la Sociedad de Instrucción Popular en la capital de la provincia de Tunja. De manera regional. Daniel Roberto Vega Torres asociación liberal que se proyecta utópicamente como una fuerza lo suicientemente estable en el poder. Nº. 1850. 4. i maneras cultas i agradables.

radica en reconstruir la memoria de lo socio-político en cuanto a lo puramente “supericial”. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. 1840. utopías y distopías 1843-1851 organizaciones escapan de la literatura histórica tradicional de Tunja al comprobarse que no podrían partir únicamente de imaginarios o ideologías preconcebidas del liberalismo. En última instancia. Nº. _______________. son formas de asociación que explicitan estrategias. Asuntos Criminales de la República: Sección República. Fol. Fondo Quijano 260. Fuentes documentales Archivo General de la Nación (AGN). Biblioteca Nacional de Colombia (BCN). Tunja: Impreso por José Ayarza. 87. diciembre 17. de conlictos directos y desigualdades en el poder para la administración de los recursos del gobierno provincial. pza. 26 de mayo de 1841. _______________. La derivación de estas implicaciones desde la comprensión histórica. Estado Federal del Socorro Provincia de Tunja. 31. 885 v. es comprobar que aquellos procesos políticos son profundamente variables y dependen de la posición de los agentes en espacios determinados socioeconómicamente para conseguir beneicios especíicos. 12. Acta 2. Carlos González Ministro Juez del Distrito Judicial de Boyacá”. sean autónomas o tomadas de procesos políticos internacionales. BNC. Francisco J. Año 2014.. Sino que. 189-220 217 . Santa Rosa de Viterbo: Impreso Por Vicente Baños. hist. Fondo Pineda (FP) 469. de Hoyos Gobernador de la provincia de Tunja por el gobierno lejítimo de la Nueva Granada. Tunja. por el contrario. 1849. Fol. “Contra el Dr. luchas y revanchas desde prácticas de asociación y disociación. Francisco J. 1840. 9. de Hoyos a los habitantes de la provincia de Tunja. FP 888. más allá de llevar a cabo una referencia esencialista de lo que signiica ser o no liberal. pp.mem. existen aspectos de las asociaciones que se sustentan de propósitos interpersonales.

173r. Gaceta oicial 1058. Tunja. 9 Gómez. El oteador 3. Tunja. 1850. Carlos María. FP 888. 34. La Libertad 11. Tomás Cipriano. 204 v. Fol. 1840 [manuscrito]. julio 12.mem. Al público. 1848. El Labrador i Artesano 17. Bogotá. 189-220 . 4 de junio de 1842. _______________. Bogotá. 1839. 1850. 1850. carta al Jefe Político de Tenza. 2. de Vicente Baños. “Ciudadano Presidente de la República”. 1. Tunja. Tunja: Imp. Imp. “Elecciones”. por Vicente de Baños. pza. Biblioteca Nacional de Colombia (BCN) Fondo Pineda (FP) 466. 873. 3. 1838. Tunja. “Editorial”. Tunja. febrero 24. Bogotá. Daniel Roberto Vega Torres _______________. La Libertad 8. Año 2014. La Libertad 1. enero 6. julio 1. Carlos María. pza. 1849. de Hoyos. 1848. Tunja. 1850. “El 7 de marzo en la Nueva Granada”. octubre 12. 60. El patriota 2. Gómez. Nº. Fondo Pineda 873. Juan Nepomuceno Toscano. pza. marzo 19. 1845. Tunja. De Mosquera. 1848. 9. Discurso del presidente provisorio de los Estados Unidos de Colombia. Tunja. “Congreso”. 4. por Vicente de Baños. domingo 30 de diciembre. El Oteador 5. Doctor Francisco José de Hoyos. Al público. Tunja. El Labrador i Artesano 16. junio 1° de 1845. Tunja: Imp. Sr. Tunja. Tunja. Junio 9. Contestación a una carta Señores Doctores. junio 1. pp. 65. en la instalación de la Convención Nacional. Bogotá: Imprenta de Echeverría Hermanos. 1845. abril 1. “Candidatura para la presidencia Jeneral Eusebio Borrero”. 1838. 1868. Francisco J. 1. Estado Federal del Socorro. 1845. enero 15. 218 hist. abril 1. La Libertad 1. BCN-FP. BCN-FP 815..

Bibliothèque des Auteurs du Centre. “La sociabilidad y la historia política”. Tunja. Manrique. 1849. 18. Nuevo mundo. 1849. BCN-Fondo Quijano (FQ) 313. Bogotá: Universidad Jorge Tadeo Lozano. La Libertad 5. Pilar. 3. consulté le 09 mai 2014. 1849: 162. Pilar. mundos nuevos (2008) [En ligne]. 550. detención arbitraria. Cualla. Bogotá: Fundación Universitaria Autónoma de Colombia. utopías y distopías 1843-1851 La Libertad 12. Año 2014. 1990. Bogotá. Carmen. Tunja. pza.. El liberalismo y la insurrección de los artesanos contra el librecambio. abuso de autoridad. 550. “Sociabilidades y prácticas políticas en Popayán. Primeras manifestaciones socialistas en Colombia. 1832-1853”. Willian. González Bernaldo. Bogotá. 1845. Espresión de agravios hecha en estrados contra la sentencia pronunciada en 1a instancia. 189-220 219 . revues. Gaceta Oicial 1041. Nº. 13. 1850. mayo 3. Bogotá: Imprenta de Jesús A. Gaviria Liévano. De Plaza. Bibliografía Chapman Quevedo. “Sociedad de Instrucción Popular”. mayo 24. 1850. Manuel Restrepo Sarasti: en la acusación intentada contra el Dr. Alejo Morales.13. 4. V. González Bernaldo de Quirós. pp. 9. diciembre 2. hist. 1850. prevaricato y omisión en la persecución de los delincuentes. Apéndice a la recopilación de Leyes de la Nueva Granada.mem. Bogotá: Imprenta del Neogranadino. José Antonio. Gaceta oicial 1089. Gaceta oicial 1089. Bogotá.org/24082. (2008): 179-207. URL: http://nuevomundo. Escobar Rodríguez. Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. Eloi. julio 26. diciembre 2. La Revolución Liberal y la protesta del artesanado. por el Dr. por infracción de constitución y leyes. Enrique. Historia Caribe. “Resultado de un denuncio contra los ministros de la corte suprema”. 2002. “Lista de los Ciudadanos que concurrieron a la instalación de la Sociedad de Instrucción Popular en la capital de la provincia de Tunja”.

Memoria y Sociedad 14. abogados. “Sociabilidad política popular. 2000. 1995. “Sociabilidad política liberal de Tunja: conlictos. 2014): 189-220. 9. pp. 220 hist. 2005. 1977. Radicales. Honorable Lives: Lawyers. Tovar Borda. Gilberto. (Colombia 1820-1886). Journal of Latin American Studies. Jaramillo Uribe. Renán. and Politics in Colombia. Medellín: Universidad Nacional. 189-220 . 22. religión y política en la deinición de la nación. Bogotá: El Áncora Editores. Uribe Urán. Maestros y artesanos en la arquitectura de Medellín y Antioquia 1775-1932. ____________. Family. Historia y Sociedad 9. Sociabilidad. “Las sociedades democráticas de artesanos y la coyuntura política colombiana de 1848”. 3 (1995): 517-549. Loaiza Cano. Boletín cultural y bibliográico. Vega Cantor. 2008. 29 (2010): 25-36. Gutiérrez Sanín. 27. “La sociabilidad política: un juego de luces y sombras”. Tunja: UPTC. (1990). Citar este artículo: Daniel Roberto Vega Torres. Nº. 1780-1850. Francisco. Jaime. guerra y bandidismo en nueva granada. Luis. Oscar. En: La personalidad histórica de Colombia y otros ensayos. Curso y discurso del movimiento plebeyo 1849-1854. utopías y distopías 1843-1851”. religionarios y artesanos. Guarín Martínez. Bogotá: Universidad Externado de Colombia. Colcultura. Victor M..mem. “The Lawyers and New Granada’s Late Colonial State”. ____________. 2011. Bogotá: Biblioteca Básica Colombiana. 1830-1850 respuestas subalternas y reacciones elitistas”. Facultad de Arquitectura. Año 2014. “Liberalismo económico y artesanado en la Colombia decimonónica”. Pittsburgh: University of Pittsburgh Press. Jaime. Daniel Roberto Vega Torres González Escobar. 09 (julio-diciembre. Revista Historia y Memoria No. (2003): 89-116. sociabilidad y política: Bogotá 1855-1870.

mem. 9. además. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura* Alonso Valencia Llano1 Universidad del Valle-Colombia Recepción: 15/05/2014 Evaluación: 28/05/2014 Aceptación: 22/07/2014 Artículo de Investigación e Innovación. Océano Pacíico. alonso. Se muestra también cómo fue controlado por las élites de la ciudad de Cali. Año 2014.valencia@correounivalle. Son analizados. inanciado por la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad del Valle. 1 Doctor en Historia. Colombia. Resumen Este texto estudia los orígenes del puerto de Buenaventura en el Nuevo Reino de Granada. Líneas de investigación: Resistencias sociales. pp. ámbitos académicos. Profesor titular. mostrando que empezó como puerto luvial para luego ser reubicado hasta convertirlo en marítimo. hasta convertirse durante el período republicano en el único puerto colombiano sobre el Pacíico. frontera minera. Grupo de Investigación: Educación social. Palabras clave: Puerto de Buenaventura. Nº. * Este artículo es producto del proyecto de investigación titulado: Monografía Histórica de Buenaventura. la resistencia indígena que llevó a que el poblado fuera destruido y la necesidad inal de poblar la zona con esclavos negros para la explotación de la frontera minera.edu. resistencia indígena. 221-246 221 . así como la difícil comunicación con el interior. Universidad del Valle. Se inicia con el proceso de exploración del territorio costero para señalar los diferentes sitios en que fue ubicado. comunicaciones. población esclava.co hist. los problemas que enfrentó..

this article analyzes the problems it faced. ainsi que la communication dificile avec l’intérieur. until the Republican period when it became the sole Colombian port on the Paciic Ocean. en outre. It begins with the process of exploration of the coastal territory in order to highlight the different sites in which it was situated. pour montrer les différents emplacements où il a été placé. This study also discusses how this port was controlled by the elite of the city of Cali. and inally the necessity of populating the zone with black slaves in order to exploit the mining border. 222 hist. 9. Il commence par le processus d’exploration du territoire côtier. demonstrating that it began as a river port and was later resituated and gradually converted into a maritime port. In addition. Alonso Valencia Llano Colonial Origins of the Port of Buenaventura Summary This article studies the origins of the Port of Buenaventura in the New Kingdom of Granada. mining border. Nº. la résistance indigène qui a produit la destruction du village et la nécessité de peupler la zone avec des esclaves noirs pour l’exploitation de la frontière minière. such as the dificulty of communication with the interior of the country. Les origines coloniales du port de Buenaventura Résumé Ce texte étudie les origines du port de Buenaventura dans le Nouveau Royaume de Grenade. jusqu’à se transformer pendant la période républicaine dans le seul port colombien sur le Paciique. communication. en montrant qu’il a débuté comme un port luvial pour ensuite être resitué jusqu’à devenir un port maritime. slave population. indigenous resistance. 221-246 . Año 2014. the indigenous resistance that caused the destruction of the town. pp.mem. les problèmes auxquels a fait face Buenaventura.. On montre aussi comment le port a été contrôlé par les élites de la ville de Cali. Key Words: Port of Buenaventura. L’article analyse. Paciic Ocean.

Y no lo hicieron por el hecho de que el descubrimiento y la conquista de los territorios que hoy conforman el suroccidente de Colombia no fueron hechos por mar. communications. En efecto. Debido a ésto. tampoco contamos con una monografía que ofrezca una visión de la historia del principal puerto de Colombia. Año 2014. 2. ni Ladrilleros. a pesar de haber salido de Panamá bordeando las costas no encontraron ni las bocas del río grande que luego llamarían San Juan. una investigación que permitiera superar estas falencias y que fuera de utilidad tanto para los porteños como para las personas interesadas en encontrar en el estudio del pasado respuestas al conlicto presente de esta región colombiana.. population esclave. 221-246 223 . Lamentablemente su reciente partida no permitió que conociera nuestros resultados. Quiero agradecer a Jacques Aprile-Gniset. ni Buenaventura. mediante la Convocatoria Interna del 2011. que en la época eran entradas a Los Andes. los conquistadores que realizaron la conquista del sur de América. Introducción Poco conocemos sobre los orígenes históricos del puerto de Buenaventura. por el apoyo que nos brindó en el desarrollo de la investigación y por el obsequio de su obra como soporte de la misma. la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad del Valle inanció. Nº. Océan Paciique. No: ellos por efecto de las corrientes marinas fueron enviados hist. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura Mots clés: Port de Buenaventura. frontière minière. sino por tierra. La fundación de Buenaventura Las comunidades indígenas de la costa del Pacíico colombiano no vivieron los hechos del descubrimiento y la conquista de la misma manera en que lo hicieron las que ocuparon las costas del Atlántico. résistance indigène.mem. 9. El artículo que hoy publicamos es sólo un avance de esta investigación. ni las bahías que serían conocidas como La Cruz. 1. pp.

Año 2014. Debido a ésto. y se fundaría la primera ciudad. La expedición de Ladrilleros 224 hist. pues la hueste dirigida por Sebastián de Belalcázar. Gobernador del Perú.mem. una conquista y ocupación hecha desde el interior a pesar de que en ella se asentaran otros conquistadores llegados desde Panamá bajo la dirección de Pascual de Andagoya. Alonso Valencia Llano mar adentro. Nº. la incorporación de los territorios de las costas que conoceríamos como Buenaventura sería un hecho andino. la de nuestras costas fue tardía. en especial con Panamá. 9. Desde esta perspectiva. se habían dominado los reinos de los Incas y de Quito y se habían fundado las ciudades del Caribe: Cartagena y Santa Marta.. época en la cual ya se habían realizado las conquistas de Centroamérica. Precisamente fue la fundación de Cali el hecho histórico que llevaría al descubrimiento y exploración de las tierras de la costa del Pacíico vallecaucano y a la ocupación de éstas por parte de los europeos. 221-246 . la de Cali. Para ello comisionó a Juan de Ladrilleros quien buscó la Mar del Sur siguiendo las rutas que los indígenas habían abierto para su comercio de sal. desde la cual se realizarían las exploraciones y procesos conquistadores que llevarían a la dominación de los indios y al establecimiento de una sociedad diferente a las que existían en estas tierras. Jamundí o Petecuy se haría por las agrestes cumbres andinas. pues se remonta a 1536. Panamá se había convertido en centro de irradiación de conquistas. pp. Como ocurrió con la incorporación de otros territorios del suroccidente colombiano. Calocoto. desviados hacia la isla que llamarían Gorgona y de ella a las costas del Perú en territorios de las grandes culturas dominadas por los Incas. gracias a los caminos que habían construido los indígenas que habitaban y cultivaban aquellas tierras. Ese año marca el inicio de la dominación española con la conquista del Valle del río Cauca y de lo que sería después la Gobernación de Popayán. de tal manera que pudiera reclamar para él los territorios conquistados por sus hombres e independizarlos de los conquistados por Francisco Pizarro. debió buscar un camino al mar que le permitiera mantener el contacto con otros sitios de conquista. la llegada de los españoles a los territorios de las comunidades indígenas dirigidas por caciques indígenas como Popayán.

años de 1541 en Cali en su IV Centenario. Ocho leguas de la isla se descubrió el Puerto de la 2 Pascual de Andagoya. y de estas salían de un río que venían allí a hacer pesquerías. conquistar. En su ausencia llegó a la ciudad Lorenzo de Aldana. 9. s. pues encontrar una salida por el mar le permitiría a Belalcázar marchar a Europa a solicitar a las autoridades españolas la adjudicación del gobierno de estos territorios.. pp. 150. Aldana ordenó la fundación de otras ciudades y permaneció poco tiempo en la ciudad. Cuando se retiró llegó otro conquistador. quien no alcanzó a gobernarla por haber muerto en el Cuzco. hist.i. La Gobernación de la Nueva Castilla Esta sería una historia salida del conlicto. Relación de los sucesos de Pedrarias Dávila en la Tierra Firme y de los descubrimientos en el mar del Sur. 221-246 225 . Nº. según él mismo lo relata: “Hallé allí cinco casas de indios con algún maíz. (Cali. La expedición de Andagoya conformada por 200 hombres salió de Panamá hacia el cabo Corrientes. quien en 1537 había recibido por parte de la corona la autorización para descubrir. lo que llevaría a que la ciudad de Cali fuera trasladada al sitio donde hoy se encuentra. 3.p. En Cali. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura debió sufrir fuertes ataques de los grupos indígenas de la zona antes de encontrar el mar. el licenciado Pascual de Andagoya. quien fuera enviado por Pizarro a reclamar estos territorios como correspondientes al Reino del Perú. De esta manera. donde desembarcó. la suerte de los territorios del Pacíico en lo que sería la Gobernación de Popayán quedó amarrada para siempre a la historia de la ciudad de Cali. abarca desde el río San Juan hasta la provincia de Atacames en el actual Ecuador. Esta gobernación cubría los territorios que actualmente pertenecen a la costa colombiana comprendida “desde la punta de San Juan hasta el Golfo de San Miguel”2 que. Año 2014. en términos modernos. 1936). y siguió bordeando la costa hasta llegar a la isla de Las Palmas. poblar y gobernar unos territorios que fueron denominados la gobernación La Nueva Castilla.mem. Se trataba de una porción del territorio del Pacíico que había sido concedida inicialmente al licenciado Gaspar de Espinosa.

Año 2014. donde mandé a poblar la provincia de Yolo o Buenaventura: en la ribera abre un río grande tres leguas de la bahía. Relación de los sucesos…151-152. tuvo la categoría de ciudad y en ella se alojaron varios españoles. 23. 9. pues no quería ceder en su empeño por apropiarse de unos territorios que no había 3 Pascual de Andagoya. sería el sitio de entrada de mercancías a las poblaciones de la Gobernación de Popayán. pp. 221-246 . que era luvial por estar en el río San Juan de Micay. 4 Pascual de Andagoya. no obstante haberle impedido desembarcar en el puerto. 5 Jacques Aprile-Gniset.4 Esta. y estaba listo para enfrentarlo. envié luego a descubrir otro camino que desencajase las sierras. Andagoya se había preparado para enfrentar a Belalcázar. Alonso Valencia Llano Buenaventura. que es la primera población conocida con el nombre de Buenaventura. Este puerto. Ya se había enterado de la expedición de Andagoya. 2002). 226 hist. Relación de los sucesos…150. no estuvo ajena a los conlictos entre los conquistadores. que llegan los navíos con toda la carga a echar los caballos a la plaza de mercado.. y salió a la Bahía de Ziuz y provincia de Yolo. que sería la primera ocupación española en los territorios del Pacíico colombiano. Su intento por ingresar por Buenaventura fue obstaculizado inicialmente por Ladrilleros quien. Andagoya se internó tierra adentro hacia la ciudad de Cali. le mostró la ruta por la que podría llegar a la ciudad de Cali. El establecimiento del Puerto. salía un camino que bajaba a la mar de indios que venían a hacer sal”3. lo que es más importante para nosotros: Llegado yo a Lili (Cali) visto que el camino que traía era tan áspero que era imposible pasar por él caballos. pues tan pronto fue establecido llegó Belalcázar desde Panamá en 1541 con el título de Gobernador de Popayán.mem. Debido a que la Gobernación que le fuera adjudicada ya estaba poblada. Nº. Génesis de Buenaventura (Buenaventura: Universidad del Pacíico. incluida la familia del gobernador5. donde reclamó los territorios conquistados por Belalcázar como pertenecientes a su gobernación y. y una montaña muy áspera.

la historia inicial del Puerto de la Buenaventura no estuvo ajena a los conlictos de la conquista española. los Waunana y los Cuna”. “Los Embera. Andagoya fue apresado y enviado a Popayán donde fue liberado por el visitador Cristóbal Vaca de Castro quien pasaba por Popayán en viaje a Lima. única población con que contaba su gobernación de San Juan y desde donde podría ventilar su disputa con Belalcázar en la corte. En consecuencia. la Tola y la Tolita. La guerra fue evitada cuando muchos de los soldados volvieron a militar bajo su antiguo jefe y cuando los Cabildos de Cali y Popayán reconocieron la autoridad de Belalcázar. hist. 326-330. solamente. Sus descendientes actuales son las comunidades conocidas como waunanas. en: Colombia Pacíico tomo 1(Biopacíico. El nuevo gobernador. cuyas concentraciones humanas más importantes las encontramos al norte del río San Juan. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura conquistado. la Gobernación de San Juan desapareció. FEN. no estaba dispuesto a renunciar a los derechos que la Corona le había cedido por sus méritos militares. quedando poblada en ella. Año 2014. sin embargo. la suerte no lo acompañó pues durante su estadía en Cali el puerto había sido destruido por los indígenas quienes habían dado muerte a su familia.mem. Aunque no tenemos muchos datos acerca 6 Patricia Vargas Sarmiento. pero en esa historia hay que mencionar los que se generaron con los indios de la región. pp. por su parte. Los indígenas que encontraron los españoles a su llegada a nuestras costas no eran descendientes de los que encontraron los arqueólogos y que se vinculan con los de las culturas conocidas como Tumaco. hacia el Chocó y el Atrato6. 221-246 227 . Desde allí viajó a Buenaventura. La resistencia indígena en Buenaventura Como se mencionó antes.. emberas y cunas. Debido a estos hechos. 9. el puerto de Buenaventura. 4. Los indígenas que debieron enfrentar a los invasores los podemos ubicar como pertenecientes a la cultura chibcha. en sus diferentes manifestaciones culturales. 1993). Nº.

hasta que llegan a donde se han de desembarcar o donde las hayan de ejercitar. salieron muchos indios de guerra que los estaban atendiendo en celadas. e sin recelo de lo que les iba aparejado. destaca entre ellos Payo Romero. Resistencia Indígena a la Colonización Española. sí sabemos que superado el choque inicial de la conquista. que servían con toda quietud a los cristianos en todo cuanto podían. trastornaron las canoas. e no pudiéndose defender. E como los españoles iban descuidados. los mataron e anegaron a todos. Año 2014. e no bien a los cristianos. 36. 221-246 . e a robar cuánto él podía. acostumbran los soldados atar las espadas e ballestas e las otras armas a las canoas. para que le tomase. quien desempeñaba el cargo de lugarteniente del gobernador. que ninguno quedó con vida sino el Payo Romero. 1991). Alonso Valencia Llano de las comunidades encontradas por los españoles. como otras veces lo hacía como amigo. se enfrentaron a los conquistadores que había dejado Andagoya en el puerto. Así. 228 hist. Los maltratos de Romero consistieron en cortar las ojeras y narices y aperrear a los indios que no pagaron tributo. e pensaban que iban con amigos. y embarcó al Payo Romero en una canoa. La reacción indígena consistió en tender una emboscada dirigida por Buenbya quien: Concertó con todos los indios que él llevaría al dicho Payo Romero a cierto indios principal que estaba alzado. e porque tal manera de barcas muchas veces se trastornan (e no se hunden). Nº. puestos en ciertos esteros […] e cuando vieron tiempo los indios que llevaban a los cristianos. El trato de Romero hacia los indios no fue el mejor según lo relata el cronista Fernández de Oviedo: “Comenzó a tiranizar e tractar mal a los indios. e haciendo con diligencia lo que se les mandaba”7. los indígenas de la zona donde se estableció el puerto de Buenaventura iniciaron un importante proceso de resistencia. dándoles oro. Resistencia Indígena…36-38. que tuvieron aviso de tomarle vivo para darle la más cruel muerte que supieren arbitrar o pensar.8 7 Alonso Valencia Llano. pp. Centro Editorial. 9. e a los soldados cristianos embarcó en las canoas. e así lo hicieron.. por no perdellas. 8 Alonso Valencia Llano. Resistencia Indígena Militar en la Gobernación de Popayán (Cali: Universidad del Valle.mem. en 1541. Había en este tiempo cuatro caciques de paz. dándoles de comer e dándoles obediencia.

Los chilomas habitaban la banda derecha del río Dagua inferior. pues los ranchos fueron quemados y el caserío despoblado. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura La muerte de 40 españoles y el robo de las mujeres blancas puso in al puerto de Buenaventura como capital de la Gobernación de San Juan. 5. la Gobernación de Nueva Castilla adjudicada a Andagoya prácticamente desapareció. Año 2014. quedando como principal problema del mismo el pésimo camino que lo comunicaba con Cali. unidos a los chancos y noanamáes. 2001). 9. que en aquella época quedaba junto al río Anchicayá. Los indígenas de la zona permanecieron prácticamente en paz después de la destrucción del puerto. que tampoco trajo la tranquilidad a la precaria fundación. pp. Su resistencia continuó por largos años.. A raíz de esto fueron sometidos por el capitán Cristóbal Quintero.mem. pues en 1601. obligando a una reconstrucción del mismo poco después. quienes por su oicio de tamemes (cargueros de mercancías) eran los encargados de mantener al corriente el comercio. 221-246 229 . pues según relata el licenciado Salinas. 1810 -1830 (Cali: Programa Editorial de la Universidad del Valle. Génesis de Buenaventura…26. En adelante su futuro quedó amarrado al de Cali. Buenaventura en los inicios del desarrollo económico de Cali Con la destrucción del puerto de Buenaventura como consecuencia de la resistencia indígena. con ella también se perdió la posibilidad de que nuestro puerto fuera la capital de una gobernación. Marginados y “Sepultados en los montes”: Insurgencia social en el valle del río Cauca. hist. Nº. quien pernoctó en él en 1543: “Habíamos de estar en vela. 70-72. 10 Alonso Valencia Llano. atacaron el puerto y lo quemaron. ciudad que 9 Jacques Aprile-Gniset. Fue sólo hasta 1571 que los indios chilomas hicieron nuevas excursiones esta vez sobre los indios de la Montaña de Ambichintes. sin que volviera a aparecer registro de sus acciones10. cerca de Buenaventura. por temor a los indios que echaron de allí cuando se pobló dicho puerto que nos venían los más de los días a dar guasábara y llegaban por el río junto a los bohíos”9.

Belalcázar al fundarla solo estaba pensando en una salida al mar para los territorios que estaba descubriendo y conquistando.. Los puertos eran sin duda alguna el factor poblador más importante para cualquier espacio conquistado y colonizado. 1992). y tráenlas los naturales que en esta montaña están poblados. sino lo que es más importante: el desarrollo económico de las regiones al facilitar el comercio. Año 2014. Nº. Alonso Valencia Llano la utilizó únicamente como fondeadero de barcos. en: Pilar Ponce Leiva. Traen las mercaderías que de España entran por la Mar del Sur. Relaciones histórico geográicas. no obstante Buenaventura se convirtió en un espacio estratégico para el desarrollo de Cali. en el que se dice acerca de Cali: “Está de la mar más cercana 32 (o 33) leguas del puerto de Buenaventura que nuevamente ahora descubrió el adelantado y a la bahía de la Cruz”11. la comunicación con Buenaventura no era fácil a pesar de aprovecharse los caminos indígenas 11 “Relación de la Provincia de Popayán”.mem. a cuestas a una jornada de la ciudad. Esto fue recogido en diferentes crónicas e informes en los que resalta que la fundación de la ciudad de Cali se debió a la existencia de Buenaventura pues. la más áspera y diicultosa de andar que hay en las Indias. Está de esta ciudad 32 leguas todo de montaña. pues garantizaba no sólo la comunicación con Europa. pp.. 9. 12 “Relación de Popayán y del Nuevo Reino”. un anónimo escrito hacia 1545.. 230 hist. que de ninguna manera puede andar recua por ella. en particular.12 Desde luego. 221-246 . de hecho. 17. Relaciones histórico geográicas de la Audiencia de Quito. y de la Gobernación del Popayán en general. en: Pilar Ponce Leiva. Por eso otra crónica resaltaba la importancia de Cali en su carácter comercial: A esta ciudad vienen todas las mercaderías que de España traen para toda la Gobernación. desde un puerto de la Mar del Sur que se llama la Buenaventura.40. La importancia del puerto se hizo evidente en la primera “Relación de Popayán”. sin que considerara su consolidación como espacio urbano. Siglos XVI-XIX (Quito: Marka Instituto de Historia y Antropología Andinas y Ediciones Abya-yala.

mientras que la segunda en el “valle de la montaña”. No. porque en la ciudad no la hay. que cada uno dé una gallina a su encomendero y que les traigan algunas cargas de sal de la mar. sino también. Este tipo de utilización de los indios tuvo que hacerse con los indios que estaban cerca de Cali. tal y como había ocurrido desde épocas prehispánicas con el activo comercio indígena de la sal. 221-246 231 . Ante esto. La primera en las cabeceras de los ríos Anchicayá y Alto Pepito. Demás de esto. que era el que formaba el río Bitaco. pp. pero los conquistadores encontraron que los caminos no se adecuaban a estos semovientes. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura prehispánicos13. 3 castellanos. Los indios que se utilizaron en el comercio con el puerto estaban situados en la cordillera.mem. pues como mencionamos antes. sin que pudieran ser conquistados. Año 2014. la única posibilidad que tenían los caleños de aprovechar las ventajas que ofrecía el puerto de Buenaventura era utilizando cargueros humanos. tal y como nos relata un funcionario español en alguno de sus informes: Los de la montaña del pueblo de la Buenaventura cada indio haga dos viajes desde el puerto hasta la ciudad de Cali y por cada uno le pague el mercader cuya fuere la ropa. por estar en las estribaciones de la Cordillera Occidental y estar dedicados tradicionalmente al transporte y comercio de la sal. Colombia. Esta vez era necesario recurrir a medios de transporte no conocidos como ocurría con las recuas de mulas. los de Buenaventura estuvieron en guerra contra los invasores. Desde luego. Y no lo era no sólo por lo “áspero” de las sierras cordilleranas. los indios de La Montaña eran considerados indios de Buenaventura. y no dan otro género 13 Mariano Argüelles. Nº. los 2 para el encomendero y el 1 para el indio que trae la carga. 1944). hist. de manera que cada indio se ocupa en el servicio de su amo 24 días. Tarda un indio en hacer un viaje desde le puerto a la ciudad 12 días. 9. porque la conquista de los territorios permitió introducir volúmenes de comercio que superaban las posibilidades de movilidad que ofrecían los caminos indígenas. 10 (octubre. y al ser controlados se introdujeron en la selva.. ni les puede venir sino de la mar. “Cali y su contacto con el mar”. en dos subregiones conocidas como “la provincia de la montaña” y la de “el valle”.

Pero el puerto. este puerto es un río a donde llegan los barcos desde la ciudad de Panamá.. como cargueros. correrán estos dichos barcos por este río hasta dar en el puerto. y que de estos lleva el indio para sí 2 castellanos. 8 leguas. En este dicho puerto hay sólo 3 españoles porque es tierra casi inhabitable. Panamá. la condición del puerto desde el punto de vista del desarrollo urbano no cambió a lo largo del siglo XVI. siguieron siendo la constante en la conformación urbana del importante puerto. en donde residían habitualmente los gobernadores y otros funcionarios y se estableció una casa de fundición de moneda15. Historia de Cali (Cali: Universidad del Valle. Alonso Valencia Llano de aprovechamiento ni servidumbre a su encomendero más de estos 2 viajes. 232 hist.14 Es a partir de esta actividad que Buenaventura cobra importancia. 9. Desde este punto de vista –insistimos– Buenaventura fue el factor de desarrollo que le permitió a Cali adquirir importancia durante el período colonial. el uno de ellos es Alcaide que allí pone el gobernador de Vuestra Alteza. “Cali y su contacto… 15 Gustavo Arboleda. pp. situación que se ha mantenido a lo largo de su historia. Una crónica de 1582 corroboró que este sitio no era más que un espacio de tránsito de mercancías en la conexión España. de estos 3 españoles.mem. Nº. por ser tierra a donde no se pueden meter caballos. además. y los otros 2 soldados de cuando viene el barco. ya que. Cali: Desde la ciudad de Cali al puerto que llaman de la Buenaventura que es a donde se cargan los indios las mercaderías. al ser utilizados los indios. 221-246 . en forma masiva. hasta dar en este río. Año 2014. de montaña cerrada. pues las cuatro chozas que encontrara Andagoya –los bohíos que quemaron los indios–. Lo curioso es que a pesar de ser su más importante factor de desarrollo. permitió intensiicar la explotación de los indios encomendados de Cali. tierra calidísima y así hay muchos mosquitos muy enconosos. 1952). no sólo fue importante por esto. 14 Mariano Argüelles. los cuales dichos barcos navegan 150 leguas por el mar que es llamado del Sur. pues Cali rápidamente se convirtió en la más importante ciudad de la Gobernación de Popayán. que recibe las mercaderías que allí van.

“Gobierno de Popayán. En efecto. y porque la tierra es tan áspera a donde jamás han entrado caballos. pp. trayendo 3 veces en el año 2 arrobas de peso. que son 6 tomines. 221-246 233 . porque el tributo que pagan estos indios a sus encomenderos es el más extraño que se conoce. Esto es cuanto a este puerto que esta tierra tiene. “Gobierno de Popayán. Nº. también fue la desgracia para los indios..mem.16 Si bien Buenaventura fue una oportunidad económica para Cali. y fuera de este trabajo. Estos dos soldados con el Alcaide. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura ir a dar mandado a la ciudad de Cali. le viene a caber cada años 2 y 3 caminos. y hácele pago el Alcaide al pobre indio con arroba y medio de sal que le cuesta al Alcaide menos de un peso. hist. en el cual trabajo han muerto muchos. porque por ese puerto es por donde entran los pliegos de Vuestra Alteza y los demás avisos que de acá van y de esto sirven estos soldados y de hacer vecindad y compañía al dicho Alcaide. y sí se provee de que esos soldados sean buenos peones para que con presteza vengan a pie así para avisar al gobernador como a los vecinos de la ciudad de Cali para que envíen a los indios en cuyos hombros se acarrean todas las mercaderías del comercio de esta tierra. Esto no escapó a la perspicacia de los funcionarios españoles. Relaciones histórico geográicas. trecho de 25 leguas. Madrid-1582”. ponen un Alcaide en el puerto que les hace con temores llevar otras cargas del dicho Alcaide. sin darles el interés que habría de ganar el indio para sí. fue la forma más rentable de explotación de la fuerza humana utilizada por los invasores: Porque si un vecino de estos de Cali tiene 30 indios en esta montaña. que los envía al puerto por cargas. en: Pilar Ponce Leiva. 200. la utilización de los indios encomendados como “tamemes” (cargueros). ni pueden. 17 Fray Gerónimo de Escobar. que es grande. que es donde reside el gobernador. quienes reportaron al Rey que su utilización como mulas de carga fue la más clara explicación de su desaparición en épocas tan tempranas como el siglo XVI. que está tasado en 3 pesos de oro.17 16 Fray Gerónimo de Escobar. calidades…346. hacen vida tristísima en este puerto. calidades de la tierra. porque por ser tierra estéril adonde viven y no tienen aprovechamiento qué dar a sus amos. 40. paga con su cuerpo. 9... cada uno con 100 pesos de salario y el Alcaide. Año 2014.

para que apremie a los indios montañeses que salgan por las cargas que son obligados. signiicó una época de crecimiento económico que les permitió acumular los capitales suicientes para consolidarse como clase dominante.000”19. pues como lo dice fray Gerónimo de Escobar. 26 . Nº. para que se saque a los indios de la montaña para el buen despacho de las mercaderías. 221-246 . Ante esto..000: no han quedado 2. Alcaide de Buenaventura. 61 . y os indios paguen sus tributos y los mercaderes sean despachados […]18 Lo que esto representó para los indios se tiene en las cifras demográicas. para los vecinos de Cali. Para ello optaban por refugiarse en la montaña tratando de evitar el desgastante trabajo. Desde luego.mem. Año 2014. sin tener en cuenta las ganancias que signiicaron su comercialización: Cuadro 1. Un buen ejemplo se tuvo en 1578. porque tenía más de 30. Alonso Valencia Llano Desde luego. Encomendero enero junio agosto diciembre Total Baltasar 180 120 56 . 356 González Blas de Simancas 70 . El siguiente cuadro da una idea de lo que representaba el movimiento de mercancías. 131 Alonso Ximénez 37 . “Gobierno de Popayán. los indios no iban al oicio de cargueros de buen grado. 63 Juan López 40 . 234 hist. por lo que eran frecuentes las negativas. calidades…345. Los dichos señores proveyeron se le dé mandamiento para ir a Andrés García vecino del puerto de la Buenaventura. 9. capitular 1. cuando Bartolomé Ruiz. los mismos que para 1634 se habían reducido a 420. 19 Fray Gerónimo de Escobar. oició al cabildo de Cali pidiendo: Se ponga una persona en la montaña. 56 168 Raposo 18 Archivo Histórico Municipal de Cali (AHMC). 79 62 181 Menores de 50 62 . los funcionarios coloniales tomaban medidas represivas enviando soldados que los sacaran y llevaran al servicio. para 1582: “Hubo en este pueblo (Cali) muchos indios. pp. Movimiento de Mercancías. folio 170.

Vol. “Nomenclatura y población indígenas de la antigua jurisdicción de Cali a mediados del Siglo XVI”. pp. . Revista Colombiana de Antropología. 80 75 155 Juan del Castillo 135 . . 11 20 Villalobos Juan de Argüello . 9. . disminuyendo la presión que existía sobre los indios garantizando. dadas las diicultades del camino y como un medio para controlar el creciente poderío económico de las élites de Cali. . Buenaventura era el único puerto que sobre el Pacíico permitía ingresar a las tierras de Los Andes del norte y quien lo gobernara controlaba la actividad económica más importante de España en el momento. De hecho. 190 333 Quintero (abril) Rodrigo Alonso . 70 . Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura Pascual de . 50 46 . 65 (???) Totales 512 859 822 663 3. 135 . los caleños le apostaron a conservar el puerto de Buenaventura como único mecanismo para mantener el monopolio sobre el comercio de toda la Gobernación de Popayán. 72 142 Fuenmayor Rodrigo de 9 . Nº. XVI. . 110 Juan de Castro . sino que pudiera recorrerse con bestias de cargas. 170 305 Segura Antonio Redondo . 110 . . . Desde luego. 75 80 64 219 Pedro Ximénez .094 Fuente: Kathleen Romoli. 135 Juan Dávila . Año 2014. su conservación. los vecinos de Popayán propusieron la construcción de otro camino que no sólo facilitara el comercio.mem. . A pesar de las enormes diicultades que oponían las condiciones geográicas. Instituto Colombiano de Antropología (Bogotá. . 1974).. 158 Rodrigo . la oposición de los caleños no se hizo esperar: hist. 96 Alonso de . desde épocas tempranas. 221-246 235 . 228 106 68 402 Menores de Cobo . . 158 . . 55 55 Hernández Cristóbal . al mismo tiempo. . De hecho.

Cali: terratenientes. 9. Es tierra donde se saca mucho oro. porque es imposible entrar por allí a caballo. tal y como lo relatan funcionarios coloniales: La montaña de allí donde está poblada de indios es muy áspera: viénese por ella del puerto de Buenaventura y es muy áspera. Nº. pp. La producción minera en la frontera del Pacíico Como hemos visto. 1975). Alonso Valencia Llano La causa de desgastarse los indios por esta montaña es la suma aspereza de la tierra. sino que se le agregara la existencia del oro. características que mantendrían a lo largo de su historia colonial21. que se descubrieron el año de 1579 de donde se saca mucho oro.. consolidando sus roles como terratenientes. pero los vecinos de Cali han estorbado que se abra este camino por Popayán por que no cese el trato de ellos. la importancia de Buenaventura se concentró hasta bien entrado el siglo XVI en las actividades comerciales propias del puerto. en especial la ciudad de Popayán hay 2 ó 3 vecinos que se obligan de dar camino bueno y llano por donde sin pasar aquella montaña puedan ir caballos al puerto de la Buenaventura y se traiga con recuas las mercaderías y se quite este trabajo a estos pobres indios pues ellos podrían con facilidad conmutar el trabajo que dan de sus personas en oro.mem. 221-246 . “Gobierno de Popayán. Esto hizo que en adelante las referencias a Buenaventura no se enfocaran únicamente en el papel del puerto. El puerto de 20 Fray Gerónimo de Escobar. se desplegó una actividad minera que se expandió a toda la frontera del Pacíico. Esto es digno de remedio por Vuestra Alteza. que ellos tienen ahora nuevamente descubiertas minas. lo que se conserva hasta hoy. Sin embargo. 6. siendo tan a costa de los pobres indios. mineros y comerciantes. mineros y comerciantes siglo XVIII (Cali: Universidad del Valle. Pero esta diicultad han evacuado muchas gentes. calidades…346-347. Año 2014. con el descubrimiento de yacimientos auríferos por vecinos de Popayán y Cali en las montañas de Raposo en 1579. 236 hist. 21 Germán Colmenares.20 A pesar de lo viable que parecía la propuesta y las bondades que ofrecía no hubo solución. y los funcionarios y encomenderos de Cali siguieron controlando el comercio por Buenaventura.

Nº. cruzó el Chocó y se expandió bien al norte a la región del Atrato. Este proceso produjo transformaciones importantes desde el punto de vista social. “Relación de don Pedro González de Mendoza del Cerro de Zaruma. carne cecina y botijas de miel. 23 Pedro González de Mendoza. 1592). hist. Año 2014. los indígenas fueron “echados” a la cordillera para que trabajaran en las minas y en los placeres auríferos de los ríos. Relaciones histórico geográicas…550. Distancia de leguas y asiento de minas y sobre los indios de aquella provincia” (Madrid. pp. Relaciones histórico geográicas…452. Estos informes hicieron que la Cordillera Occidental de Los Andes se llenara de exploradores que buscaban yacimientos auríferos y que se establecieran los primeros “entables de minas”. Debido a ésto. en los territorios del Valle del Cauca se presentó desde el siglo XVI una tendencia a la especialización 22 Francisco Guillén Chaparro. ocupaciones precarias que se movían en la medida en que el mineral se agotaba. en: Pilar Ponce Leiva. transformando este ramal cordillerano en una frontera minera que abarcó desde la región de Esmeraldas en el sur. (Madrid. y desde el puerto de la Buenaventura se va a Panamá en unos barcos en 7 días. “Relación de las ciudades y villas que hay en el distrito de la Audiencia Real que reside en la ciudad de San Francisco de Quito y de los oicios de administración de justicia de ellas. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura la Buenaventura es al pie de la montaña.22 La existencia del mineral fue reiterada después en otros informes al Rey: “Cali tiene muchas minas de oro. cubrió Barbacoas y Tumaco. vendibles y no vendibles y del valor de cada uno de ellos y de los que se podrían criar y acrecentar”. tales como maíz. principalmente las tiene en lo que llaman la montaña. ante la escasez de mano de obra. en: Pilar Ponce Leiva. avanzó por Raposo y Buenaventura. súbese al puerto por un río arriba y este río entra en la mar del Sur. Es la tierra por el río arriba muy montuosa y de muchos pantanos y manglares.. hay indios de guerra por allí. que es como van de Cali a la Buenaventura. lo que demandó que las ciudades del valle del Cauca especializaran su producción hacendataria de tal manera que produjeran los artículos necesarios para el consumo diario. pues. 221-246 237 . posterior a 1582). de donde hay muy grande abundancia de minas y mucho oro en ellas (…)”23. 9.mem.

457. 3-XI-1549”. Año 2014. la que a su vez. pues las minas del Pacíico. 1986). “de la montaña de Buenaventura”. la presencia de esclavos en estos territorios no se debió a la minería. pp. pues solicitó permiso y obtuvo merced real para introducir cien negros esclavos libres de derechos. puesto que un número pequeño de ellos acompañó a los encomenderos. pues las necesidades del desarrollo regional así lo imponían dadas las diicultades para incorporar más indios por las prohibiciones establecidas en las “Leyes Nuevas” de 1542. 9. Alonso Valencia Llano económica. lo que llevó a que desde épocas tempranas el mismo gobernador pidiera permiso para introducir mil esclavos “horros de derechos”25. pues es necesario recordar que ella se dio desde los inicios mismos de la conquista. Sebastián de Belalcázar. llevó a la necesidad de incorporar nueva mano de obra. en: Diego Garcés. “Carta al Rey. representada en los esclavos24. se trata del establecimiento de fronteras –agrarias o mineras– que se fueron ampliando sucesivamente. al unirse con la crisis demográica que experimentaban los indios encomendados. pero especialmente 24 Alonso Valencia Llano. 238 hist. unidas a las del Chocó y Anserma. La llegada de la población afro-descendiente La consolidación de la minería debió enfrentar la tenaz resistencia de los indígenas de la zona. La necesidad de este tipo de mano de obra se hizo más patente a raíz de las constantes prohibiciones acerca del trabajo personal de los indígenas en las minas. Fundador de Ciudades (Cali: Feriva. Esto no impidió que los vecinos de Cali compraran esclavos para utilizarlos en minas y estancias. Su necesidad como mano de obra para desarrollar la colonia fue planteada por Belalcázar cuando recibió el título de Gobernador de Popayán. Nº. 7.mem. fueron en la época las más importantes productoras de oro de toda la Gobernación de Popayán. 221-246 . Las fuentes sugieren que la Corona guardó prudente silencio frente a esta solicitud.. Cali. Desde luego. Resistencia Indígena… 25 Sebastián de Belalcázar.

los mineros y terratenientes habían logrado introducir a Cali más de 400 negros esclavos. nos dicen que entre 1541 y 1568. 44r. siguiendo el ejemplo de lo que se hacía en la época en el Nuevo Reino y en Panamá. 27 AHMC. 221-246 239 .mem.. f. número que tendía a un incremento vertiginoso. Nº. sentando el precedente de exigir castigos tales como mutilaciones corporales y la horca para los insurreccionados. tendencia que mostraba que la mano de obra esclava se consolidaba como la más importante para el desarrollo minero y agropecuario con el rápido desplazamiento de los indios encomendados en estancias y minas26. El esclavista en la misma denuncia solicitó que se extremaran los castigos contra los esclavos insubordinados. y los naturales muy pocos y gente muy miserable pa se saber defender de las fuerzas que se le hiciesen. Capitular 1. Capitular 1. la Audiencia consideró la urgencia de buscar un remedio ejemplar. ya que por la insurgencia de los esclavizados: se an seguido grandes robos en deservicio nuestro. pues sólo durante la primera mitad de dicho año de 1568 habían logrado importar 200. y más teniendo tantos aparejos como dizque tienen en esa dicha gobernación por ser tierra tan larga y de tan pocos españoles pa los resistir si se alzacen y juntasen muchos. y robos de gentes. 44r. Fondo Cabildo. f. La presencia cada vez más masiva de esclavos negros en la frontera del Pacíico no estuvo exenta de problemas. Año 2014. Fondo Cabildo. pues como decía el encomendero don Gregorio de Astigarreta – transformado ahora en esclavista– en una denuncia que interpusiera ante la Real Audiencia de Quito acerca de los esclavos que había importado del Perú: “se amotinan y huyen del servicio [ilegible] y andan fuxitivos salteando los caminos y haciendo muchos [daños]”27.. pues es necesario recordar que en nuestra región se produjo el primer proceso de insurgencia negra del que tengamos noticias. y muertes. pp. 9. hist. Las cifras con que contamos. Ante la gravedad del problema. Y porque 26 AHMC.. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura por la tenaz resistencia indígena que se prolongaba sin que fuera posible someter a las comunidades de las cordilleras.

9. Nº.. 46r. La minería de aluvión en Colombia durante el período colonial (Bogotá: Universidad Nacional.. 1972). nacidos en América y que el comercio interregional que se daba por el puerto era de esclavos que se negaban a someterse a las condiciones de esclavitud. pp. Fondo Cabildo. 44r-44v.]28 Desde luego.. deberían regresarse al lugar de origen. y a su parte se le había huido y ausentado algunos esclavos que le habían costado mucha cantidad de pesos de oro y tiene otros que se levantarán como los demás viendo que no tienen castigo [. no. Capitular 1. Muchos de ellos fueron vinculados a las labores de las estancias y las nacientes haciendas..)”29.. 28 AHMC. ya que “por el puerto de Buenaventura entran a esta gobernación gran cantidad de esclavos y entre ellos muchos criollos e otros que vienen de diferentes partes [por lo que] se reciben en esta ciudad y gobernación gran daño por ello (. es decir. Esto signiica que en adelante el comercio esclavo debería ser con nativos de naciones africanas. Tenemos que aclarar que no todos los esclavos que entraron por Buenaventura y por otros lugares fueron dedicados a labores de minas.mem. 29 AHMC. Alonso Valencia Llano a nos toca el remedio antes que el mal sucediese. lo que amarró el desarrollo de la agricultura a la demanda que generó la creciente importación de esclavos a los entables de mina y a los placeres auríferos. 221-246 . lo que llevó a que el cabildo de Cali ordenara al Alcayde del Puerto que adelantara las diligencias necesarias para averiguar de dónde provenían los esclavos que llegaban en los barcos. f.. lo que caracterizaría la frontera del Pacíico hacia el futuro. cuando se abrieron deinitivamente las fronteras mineras del Raposo y Chocó30. todo esto está asociado a Buenaventura pues los esclavos entraban por ella. Sospechaban las autoridades que los esclavos eran “criollos”. 30 Robert West. Fondo Cabildo. Esto alcanzó volúmenes imposibles de calcular.. ff. por lo que se ordenó que si los esclavos eran “criollos o desterrados”. Año 2014. 240 hist. Capitular 1.

mineros…47. sin contar los que entraron por medio del contrabando. con bagajes culturales diferentes. Cali: terratenientes.mem. Año 2014. Buenaventura. 31 Germán Colmenares. por obedecer más a una cultura de “asiento” en algunos casos. cuyos pueblos rápidamente ocuparon32. pp. llegaron esclavos criollos que entraron rápidamente en un acelerado proceso de mestizaje con blancos y los grupos indígenas. 32 Alonso Valencia Llano. esto le dará a Buenaventura y su zona de inluencia una característica de poblamiento negro que es necesario resaltar por la importancia cultural que tendrá en el futuro: a la zona van a llegar hombres y mujeres africanos de diferente procedencia étnica. lo cierto es que muchos de los esclavos llegaron a la vertiente del Pacíico controlada por Cali y se introducían a las zonas que en la época correspondían al distrito minero de Buenaventura: el río Calima.. lo que explica que entre 1714 y 1736. tendrían una población mayoritariamente afrodescendiente. pues el comercio de esclavos se trasladó al puerto de Cartagena. Aunque parezca trivial. por supuesto. muchos de los cuales sobreviven hasta hoy gracias a la ausencia de factores de mestizaje como los que ofrecía el Valle del Cauca. Nº. Esta importancia de los afrodescendientes se incrementó a partir de 1714 con el control del comercio por parte de compañías inglesas que acabaron con el monopolio que tuvieron los asientos portugueses durante el siglo XVI. llegaran al Pacíico más de diez mil esclavos casi todos bozales (africanos). Dagua y Raposo31. característica que conservan hasta hoy. Aunque vendidos genéricamente con destino al Chocó. desde donde eran introducidos al Chocó. lo que signiicó un cambio profundo para Buenaventura. Marginados y sepultados… hist. 9. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura En adelante la frontera del Pacíico y. es necesario recordarlo. la época más productiva de producción aurífera. 221-246 241 . donde. que empezó a avizorarse como la frontera minera más productiva. y en otros por obedecer a las tradiciones africanas. Esto dará también una ocupación espacial a orillas de los ríos que tendrá un sentido diferente al tradicional “pueblo” español.

. por los farallones. por supuesto. y aunque se concentraron en la región del Chocó. Esto tiene una explicación: el puerto de Buenaventura fue el medio que encontraron los conquistadores españoles para comunicarse con los poderes metropolitanos y darle independencia gubernativa a los espacios conquistados y colonizados por ellos. para abastecer los distritos mineros del Chocó. la 33 Alonso Valencia Llano. 221-246 . Sólo la paciicación de los noanamas permitió el acceso a la región (por el río Dagua). El dominio de esta familia se remonta a las guerras que se dieron contra los indígenas que se rebelaron en la zona del Pacíico que impedía la comunicación con el Puerto y la circulación de mercancías. desde la cual se remontaba el San Juan. Año 2014. los comerciantes caleños se lucraban haciendo transmontar las mercancías a lomo de indio desde Buenaventura. El distrito tuvo un dominio especíico por parte de la red social conformada por la familia Caicedo. Desde luego. Pero así como las guerras indígenas produjeron la primera crisis económica regional.mem. La misma provincia de Noama (que comprendía Buenaventura. Germán Colmenares. Buenaventura nace asociada a la ciudad de Cali y. ellas también fueron aprovechadas para hacer las grandes fortunas caleñas. la ruta intentó abrirse varias veces en el siglo XVII. nace dominada y controlada por ella. Nº. pp. no deja de ser cierto que ellas afectaron al Valle del Cauca en general y a Buenaventura en particular. 9. como ya se mencionó. por la postración económica en que se vio sumida la región33. nos dice que las más grandes fortunas caleñas se hicieron precisamente en la zona minera de El Raposo: Desde el Siglo XVI. Resistencia Indígena… 242 hist. Pero la dominación de la élite caleña sobre Buenaventura no fue generalizada. Los mineros caleños en el Distrito minero de Buenaventura Como hemos dicho antes. son los miembros de la élite caleña los dueños de los recursos de Buenaventura durante todo el período colonial. Alonso Valencia Llano 8. Extinguidos los indígenas de la cordillera. Estas guerras se prolongaron prácticamente a lo largo del siglo XVII. sin conseguirse de manera deinitiva.

Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura región de El Raposo y los pueblos de San Javier y Zabaletas). 9. 1. mineros… hist. por vecinos de la ciudad. Región Minera El Raposo Fuente: Germán Colmenares. se estimaba jurisdicción de Cali. Nº.. Cali: terratenientes. principalmente. Año 2014. pp. 34 Germán Colmenares.34 Mapa No. y sus riquezas mineras fueron explotadas. 221-246 243 .mem. Cali: terratenientes…25.

Historia de Cali. permaneció bajo el dominio de Cali hasta que se logró la independencia que permitiría la fundación oicial del Puerto de Buenaventura en la Isla de Cascajal. Jacques. 35 Pascual de Andagoya. nombrado en 168035. Colombia. El primero de ellos fue Andrés Pérez Serrano. No. quien gobernó hasta 1723 por un Caicedo. dándole autonomía político-administrativa a la región e independizándola de Cali. quienes nombraron en la provincia de Noama a terratenientes caleños como tenientes. pp.. 9. Nóvita. El Raposo –Buenaventura incluida–. Nº.mem. mineros…53. por lo que fueron disueltas excluyendo El Raposo que se puso bajo la jurisdicción del cabildo de Cali37. 10. Buenaventura: Universidad del Pacíico. capitular 1. Cali: Universidad del Valle. Arboleda. fueron administradas por un superintendente. “Cali y su contacto con el mar”. Bibliografía Aprile-Gniset. Cali: terratenientes. 46r. Alonso Valencia Llano Esta pretensión de dominio fue reconocida por los gobernadores de Popayán. 36 Familiar de Nicolás Pérez Serrano quien poseyó tierras en Dagua. Gracias a esto. donde su hijo Nicolás introdujo las primeras cuadrillas de esclavos a las minas de la zona en 1734. Contraloría General de la República. quien tomó el cargo que se mantuvo hasta 1726 cuando se comprobó que las administraciones de los superintendentes sólo habían servido para incrementar el contrabando. Argüelles. Fuentes Documentales Archivo Histórico Municipal de Cali (AHMC). folios 170. 44r. Año 2014. sobrino del Alférez Real de Cali36. Timaná y Noanamá–. mineros…87. 221-246 . 37 Germán Colmenares. Génesis de Buenaventura. Relación de los sucesos de Pedrarias Dávila…53. 2002. Germán Colmenares. Bogotá (octubre. Gustavo. Cali: terratenientes. A partir de 1796 el cargo fue controlado por la familia Caicedo hasta 1719 cuando las cuatro provincias del Chocó –Citará. 1956. 1944). Mariano. 244 hist.

En: Ponce Leiva. calidades de la tierra”.mem. Relaciones histórico geográicas de la Audiencia de Quito. 1975. Pedro. “Relación de la Provincia de Popayán”. Quito: Marka Instituto de Historia y Antropología Andinas y Ediciones Abya-yala. Cali. “Relación de don Pedro González de Mendoza del Cerro de Zaruma. Relaciones histórico-geográicas de la Audiencia de Quito. Pascual. 1582. Pilar.i. Quito: Marka Instituto de Historia y Antropología Andinas y Ediciones Abya-yala. Cali: Universidad del Valle. pp. Pilar. Siglo XVIII. En: Garcés. En: Ponce Leiva. Pilar. Madrid. 221-246 245 . 1992. hist. Madrid. 1992. De Andagoya. Siglos XVI-XIX. Siglos XVI-XIX. Germán. Siglos XVI-XIX. 3-XI-1549”. Sebastián. Quito: Marka Instituto de Historia y Antropología Andinas y Ediciones Abya-yala. Año 2014. Sebastián de Belalcázar. “Gobierno de Popayán. Relaciones histórico geográicas de la Audiencia de Quito. Cali.. Madrid. Pilar. Diego. En: Ponce Leiva. 1992. Quito: Marka Instituto de Historia y Antropología Andinas y Ediciones Abya-yala. mineros y comerciantes. Cali: terratenientes. De Escobar. Siglos XVI-XIX. Cali: Feriva. Fundador de Ciudades. Relaciones histórico geográicas de la Audiencia de Quito. 1992. “Relación de las ciudades y villas que hay en el distrito de la Audiencia Real que reside en la ciudad de San Francisco de Quito y de los oicios de administración de justicia de ellas. Nº. posterior a 1582. 1936. “Carta al Rey. Siglos XVI-XIX. Francisco. En: Ponce Leiva. Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura Belalcázar. González de Mendoza. Fray Gerónimo. s. vendibles y no vendibles y del valor de cada uno de ellos y de los que se podrían criar y acrecentar”. 1986. Relación de los sucesos de Pedrarias Dávila en la Tierra Firme y de los descubrimientos en el mar del Sur. Distancia de leguas y asiento de minas y sobre los indios de aquella provincia”. 1592. Colmenares. Quito: Marka Instituto de Historia y Antropología Andinas y Ediciones Abya-yala. Pilar. años de 1541 en Cali en su IV Centenario.p. En: Ponce Leiva. Relaciones histórico geográicas de la Audiencia de Quito. 9. “Relación de Popayán y del Nuevo Reino”. Guillén Chaparro. 1992.

Bogotá: Universidad Nacional. 246 hist. los Waunana y los Cuna”. Vargas Sarmiento. 9. Marginados y “Sepultados en los montes”: Insurgencia social en el valle del río Cauca. West. Revista Colombiana de Antropología. 221-246 . La minería de aluvión en Colombia durante el período colonial. “Los orígenes coloniales del Puerto de Buenaventura”. 1810 -1830. Vol. XVI. Patricia. Robert. Cali: Programa Editorial de la Universidad del Valle. “Nomenclatura y población indígenas de la antigua jurisdicción de Cali a mediados del Siglo XVI”. Alonso. Instituto Colombiano de Antropología (1974). Nº. Revista Historia y Memoria No. Año 2014. Cali: Universidad del Valle. ______________. 2001. Alonso Valencia Llano Romoli. Kathleen. “Los Embera. Centro Editorial. 1991. pp. Resistencia Indígena Militar en la Gobernación de Popayán. 1993. 09 (julio- diciembre. Valencia Llano. FEN. Biopacíico. Resistencia Indígena a la Colonización Española. 1972. 2014): 221-246..mem. En: Colombia Pacíico tomo 1. Citar este artículo: Alonso Valencia Llano.

pp. historia y cultura. ricardo@unicartagena. historia y análisis fílmico. Universidad de Cartagena. * Este artículo es producto del proyecto de investigación titulado: Cine. Docente en Comunicación Social. Palabras clave: espacio urbano del cine. Rudecolombia. educación y cultura popular en Cartagena 1936-1957 inanciado por la Universidad de Cartagena. uso social del cine.co hist. Colombia. historia social de los medios. 1 Doctor en Ciencias de la Educación. Nº. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957* Ricardo Chica Geliz1 Universidad de Cartagena-Colombia Recepción: 09/05/2014 Evaluación: 22/05/2014 Aceptación: 22/08/2014 Artículo de investigación e Innovación. 247-272 247 . Resumen A través del concepto “espacio urbano del cine”. Aspectos que sirven para ubicar y comprender el lugar simbólico que ocuparon las distintas audiencias del cine y sus condiciones concretas de vida en un contexto de fuerte exclusión social. analfabetismo. especialmente el cine mexicano de su época de oro (1936-1957). 9. Grupo de Investigación: Cine.mem. Para posibilitar este análisis se consideran tres aspectos: la periodización del espacio urbano del cine en Cartagena.. el uso social del cine y sus prácticas cotidianas. Líneas de investigación: teoría.edu. Año 2014. se ponen en evidencia las prácticas y usos de recepción de películas que fueron vistas por los distintos sectores sociales de Cartagena. y el caso de la huelga de teatros de 1955.

L’espace urbain du cinéma à Cartagena 1936-1957 Résumé À travers du concept d’“espace urbain du cinéma”. social history of media. l’utilisation sociale du cinéma et ses pratiques quotidiennes. the social use of ilm and its daily practices. especially Mexican ilms of the Golden Age (1936-1957). Pour permettre cette analyse on considère trois aspects: la périodisation de l’espace urbain du cinéma à Cartagena. pp. These aspects allow us to situate and comprehend the symbolic place that different ilm audiences occupied. Ricardo Chica Geliz Urban ilm space in Cartagena: 1936-1957 Summary By means of the concept of “urban ilm space”. et le cas de la grève des théâtres en 1955. illiteracy. analphabétisme.mem. 247-272 .. spécialement le cinéma mexicain à son époque dorée (1936-1957). Año 2014. 248 hist. Three aspects were examined for this analysis: the periodization of urban ilm space in Cartagena. on met en évidence les pratiques et les usages de la réception de ilms qui ont été vus par les différents secteurs sociaux de Cartagena. Key words: urban ilm space. social use of ilm. viewed by different social sectors of Cartagena. 9. Mots clés: espace urbain du cinéma. histoire sociale des medias. as well as their speciic conditions of life in a context of strong social exclusion. it is possible to study the practices and uses of the reception of ilms. usage sociale du cinéma. Ce sont des aspects qui permettent de situer et comprendre le lieu symbolique qu’ont occupé les différents publics du cinéma et leurs conditions concrètes de vie dans un contexte de forte exclusion sociale. Nº. and the case of the strike of theaters in 1955.

. a través del consumo del cine mexicano en su época de oro. Introducción Este artículo hace parte de un trabajo más amplio titulado Cine. los usos y los estilos de vida. Lo anterior supuso tener en cuenta el melodrama del cine Mexicano como la forma en que las gentes accedieron a la modernidad vista como una sensibilidad que se manifestó en la moda. El tercer aspecto constituye un caso que puso en evidencia la importancia del cine mexicano en tanto apaciguador de las inconformidades de las gentes frente a la situación de extrema pobreza que se vivía en los barrios de una ciudad de geografía racializada. hist. familiares y particulares. entre otros. en la Fototeca Histórica de Cartagena. De manera que un tópico relevante del mencionado proceso de apropiación. pp. El segundo aspecto distingue las prácticas de recepción del cine. en el periódico El Universal.mem. se realizaron entrevistas a expertos y a informantes clave. el gusto. En la mencionada relación se destacan aspectos como: la periodización del espacio urbano del cine en Cartagena. el uso social del cine y sus prácticas cotidianas. Se consultaron archivos de prensa institucionales. En el primer aspecto se destacan cambios tecnológicos y urbanos que van condicionando la recepción de cine en los distintos sectores sociales de la ciudad. se consultaron películas y documentales. según lo acaecido en las distintas clases sociales. las preferencias. Nº. La historia social de los medios sirvió como enfoque metodológico para tratar fuentes que se hallaron en la Cineteca Nacional de México. se da en la relación que tiene el espacio urbano del cine con las prácticas y dinámicas de recepción de las películas en el ámbito barrial de Cartagena. en la Biblioteca Bartolomé Calvo del Banco de la República en Cartagena. 247-272 249 . fotográicos. cuyo propósito general consistió en analizar el proceso de apropiación social de la modernidad cultural de los sectores populares de Cartagena. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 1. cultura popular y educación en Cartagena 1936-1957. 9. en el Acervo del Colegio de México. en el Archivo Histórico de Cartagena. y el caso de la huelga de teatros de 1955. Año 2014.

Así.. 247-272 . [… ]El lugar tanto físico como simbólico que ocuparon las salas de cine en las ciudades remite a lo que se ha denominado como ‘espacio urbano del cine’. en una capital que se convertía de manera apresurada en una ciudad moderna: 2 Juan Felipe Leal. Carlos Arturo Flores y Eduardo Barraza. 1895-1911. 2003): 21. cine…52-53. 3 Evelia Reyes. entre otras manifestaciones. en la medida en que la ciudad de Aguascalientes iba expandiendo su casco urbano3. Dicho concepto es referencia importante en el estudio de la historiadora mexicana Evelia Reyes Díaz. Reyes señala el cambio de sentido de la palabra cine. puesto que ésta también proporciona una serie de imágenes que remiten al tema […] Este referente espacial llega a ser un elemento importante en la sociedad y ciudad misma. Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades. “Ciudad. marcaban las nuevas pautas de lo público y lo privado. lugares. donde. pues eran el centro de convivencia más importante. el higienismo. 9. cine: La apropiación del espectáculo cinematográico en la ciudad de Aguas Calientes 1897-1933”. (Trabajo de grado para optar el título de Magíster en Historia.mem. la palabra cine se refería casi exclusivamente a la película que se elabora y se proyecta en una pantalla. Ricardo Chica Geliz Con miras a analizar las prácticas y dinámicas de recepción del cine en los sectores populares de Cartagena entre 1936 y 1957. esta palabra comenzó a referirse también: al espacio físico que ahora conocemos como sala cinematográica. se enfoca a establecer los cambios urbanos que vivió la ciudad de México durante el Poririato (1876-1911). 250 hist. en general. 216. Departamento de Historia. sin ellos. lugares. 2006).4 El espacio urbano del cine en 1903 es el tema principal que aborda la revista Anales del cine en México 1895-1911 y. describen las grandes transformaciones en el paisaje urbano a partir de las ideas positivistas de orden y progreso. “Ciudad. Universidad de Guadalajara. 1903: El espacio urbano del cine (México: Ediciones EON. en el devenir urbano. Anales del cine en México. gente. se tiene en cuenta el concepto espacio urbano del cine2. pero. Nº. 4 Evelia Reyes. no se concebía una posibilidad de diversión. según los preceptos franceses y ante la avidez de parecer cosmopolitas. gente. Los autores de la revista. Año 2014. la industrialización y el cine. pp. para principios del siglo XX.

La tertulia. Carlos Arturo Flores y Eduardo Barraza. por preservar el anonimato. en tanto que la vida privada establece nuevos límites en un esfuerzo. Allí rige la ley de lo propio y los individuos se vinculan mediante relaciones de coexistencia. o no. hist. donde la clase social es clave. 87. en cambio. la vida pública se amplía. quizá desesperado. el espacio es al lugar lo que el habla es a la lengua. como signiicante y como signiicado. resulta clave entender el cine como lugar y como espacio. El espacio. Anales del cine…23. el alumbrado público. Hábitos y condiciones materiales de las distintas clases sociales en Cartagena podían evidenciarse en las características signiicantes. la moral de la época. Año 2014. y la vida familiar y social. 9. Era clara. es decir. en los lugares del cine a que asistían. 6 Ana María Zubieta. pues. temporalizan y lo hacen funcionar a partir de vinculaciones contractuales o conlictivas: es el lugar usado. pues. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 nuevos trazos viales y modernas colonias.5 Dicho lo anterior.. Así entendido. los paseos y la novedad de asistir a espectáculos como el cine. 247-272 251 . 7 Jesús Martín Barbero. en su libro: La Invención de lo Cotidiano establece la diferencia entre lugar y espacio en virtud del uso y la disposición. como nos lo enseña Jesús Martín Barbero: “los hábitos de clase atraviesan los usos”7. pp. 2000). el teatro o al circo empiezan a popularizarse. 240. la diferencia material entre los cómodos y limpios cines de la clase social media y alta de Cartagena y las bancas de parque que se disponían en los cines 5 Juan Felipe Leal. de un territorio propio y de poder: El lugar es visto como un espacio geométrico siempre conectado al control y al poder […] que indica que dos cosas no pueden estar en un mismo sitio. practicado. 1987). Cultura de masas y cultura popular (compilación) (Buenos Aires: Editorial Paidós. Así tenemos que el historiador Michael De Certeau.mem. el servicio de tranvías y sistemas de alcantarillado. se modiicaron de manera profunda.6 Lo anterior nos facilita ver al cine en tanto su uso en Cartagena. es producido por las operaciones que lo orientan. De los medios a las mediaciones (Barcelona: Editorial Gustavo Gili. circunstancian. Nº. drenaje y desagüe […] La energía eléctrica determinó diferencias sustantivas en la faena cotidiana.

se reiere al conjunto de teatros disponibles. el aumento de la población alfabetizada. En 8 Carlos Monsiváis y Carlos Bonil. la comedia urbana.. Se considera este hecho como el declive del cine mexicano en su época de oro. pues. “Cinema Reporter y la reconiguración del a cultura 252 hist. Una decadencia que coincide con su baja en el número de películas producidas por año. la añoranza poririana.. Año 2014. Entre las grandes temáticas fílmicas del país azteca que se popularizaron tenemos: el cine de rumberas. pp. pues. el cine de piedad religiosa. también hay que señalar la diferencia en la calidad de proyección de las cintas en la pantalla. lo que propició una red de puntos de referencia para andar por la ciudad y usarla. en ese sentido.mem. Se trata de un período en que los historiadores coinciden en establecerlo entre 1936 y 1957. y la llegada y progresiva masiicación de la televisión8. entre otras. Otra dimensión de lo concreto del espacio urbano del cine. A través del Espejo: El cine mexicano y su público (México: Ediciones El Milagro . Nº. el analfabetismo en Cartagena superaba el cincuenta por ciento. Para la época. 1994). el melodrama urbano. Hacia 1957 muere en un accidente de aviación el ídolo de las masas Pedro Infante. sus nombres y su ubicación geográica. Ricardo Chica Geliz barriales de los sectores populares. Allá en el rancho grande (1936) de Fernando de Fuentes. funcionaban como nomenclatura orientadora en los entramados y recovecos que aparecían durante el crecimiento urbano desbordado y desordenado: cada barrio tenía su cine. Por su parte el cine mexicano en su época de oro se expandió por toda América Latina y el Caribe. Este tipo de cine tuvo gran incidencia en la reconiguración de la cultura popular en Cartagena9. 9 Olga Acuña y Ricardo Chica. 9. 37. frente a la maquinaria de Hollywood. por ejemplo. 247-272 . según cada sala. se constituye en el primer éxito internacional de aquella cinematografía. lanzando el género de comedia ranchera como la propuesta fílmica que conectó con la sed de cine de las masas analfabetas del continente. en los cines barriales de manera recurrente proyectaban cintas muy deterioradas y con más de cinco años de antigüedad.IMCINE. que pueden verse como coordenadas vivas de la ciudad.

Año 2014. Revista Historia y Memoria. No. Para la misma época el mismo Belisario inaugura el Teatro Variedades. 1995). El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 general. Semblanzas y artículos (Cartagena: Festival Internacional de Cine de Cartagena.mem. 3 (2011): 169-199. pero. 247-272 253 . se trató de la aparición de una nueva sensibilidad colectiva basada en ver cine y que supuso una experiencia de apropiación social de ciertas manifestaciones culturales de la modernidad. taburete o mecedora para proporcionarse su propia comodidad”10. 9. Periodización del espacio urbano del cine Víctor Nieto Núñez fundador del Festival Internacional de Cine de Cartagena en 1960. para aquella época. en Getsemaní. 2. 47. pp. donde el espacio urbano del cine. Víctor Nieto. hist. hombre de cine. El primer período se ubica durante la exhibición del cine silente. pues. De ahí en adelante se comenzaron a construir cines hacia la periferia de la ciudad. el evento más signiicativo para el paisaje y la dinámica urbana de la ciudad es cuando. no había salas de cines fuera del cordón amurallado de Cartagena. 10 Víctor Nieto Núñez. pero era permitido llevar a cada cual su silla. En este momento. da cuenta de ciertas características físicas de los cines en una propuesta de tres períodos. el cual. el Teatro Variedades se convierte en Teatro Cartagena y se ofrece como un escenario para la clase social alta. “El público se sentaba en bancas. mientras la mancha urbana de Cartagena se iba expandiendo. dejó de ser itinerante en 1916 de la mano de Belisario Díaz quien establece el primer salón de cine en el ediicio Mogollón en la calle del Coliseo. Nº. contaba con la novedad del aire acondicionado y modernos aparatos de proyección y de sonido. en 1941. según la iniciativa empresarial de ciertos inversionistas y popular en Cartagena de Indias 1936 -1957”. Una segunda época viene marcada por la aparición del cine sonoro en los años treinta. resulta clave para su comprensión. e introdujo dos categorías de público: luneta a veinticinco centavos y galería a diez centavos. el empresario había construido también el Teatro Rialto el cual resultó de gran preferencia popular..

13 Diario de la Costa. 8. porque sepa quién es quién en el mundo del celuloide. septiembre 21. después de los años sesenta. septiembre 7. 1978. El Toril. 1955. hacia febrero de 1943 se inaugura el Teatro Colonial. que la prensa lo mencionara como el segundo más destacable de la ciudad11. Año 2014.mem. el interés. Llama la atención que es el aspecto climático de las salas de cine lo que destaca Nieto para establecer su periodización. según lo que se ha podido establecer por archivo de prensa12. febrero 18. Había. tiene buena parte en esta obra y así es reconocido.. Cine Colombia. en 1955 los empresarios a cargo de la exhibición en Cartagena. en 1978 el mismo Víctor Nieto interrogaba en la prensa: ¿Por qué Cartagena se ha vuelto la mejor plaza cinematográica de Colombia? Y la verdad es que aquí nos hemos preocupado por educar al público. 12 El Universal. respecto a las que tenían aire acondicionado y las que no. 254 hist. eran: Circuito VELDA. La tercera época de los cines o teatros en Cartagena se caracteriza por la proliferación de los cines con aire acondicionado. ya que estaba ubicado en zona de conluencia de barrios como Lo Amador. una marca climática en la geografía urbana de las salas de cine. pp. juntos formaban un conglomerado de 29 cines. Nº. Los cines clubes primero y el Festival de Cine después. Los cines de la periferia. para usar un término de la época. 247-272 . y han fracasado en todos precisamente por ello. Ricardo Chica Geliz circuitos cinematográicos. los cines con aire acondicionado solo estaban en el centro de la ciudad que. 9. Circuito América. Así. para entonces. económica. por enseñarle a ver cine. en su momento el más importante.13 11 El Diario de la Costa. nunca contaron con aire acondicionado y siempre estuvieron a merced de las imprevisiones del clima. Por su parte. la devoción con que el público ‘mira’ una película. Hay que asistir a una función a cualquiera de los Festivales de Cine para apreciar el silencio. social y cultural. 4. era el único lugar que congregaba las actividades más importantes en materia política. Cine Manga y Teatro Colón. La Quinta y La Esperanza. entonces. de ahí. o de extramuros. lo que resulta importante frente al espacio urbano del cine en Cartagena. 1943. Estos festivales se han ensayado en otras ciudades. pues. Circuito ABC.

podría ser un centro turístico igual que esos balnearios. el Teatro Bucanero. Siempre se exhibieron en los cines que contaban con aire acondicionado como el Teatro Cartagena. hay que destacar en las apreciaciones de Nieto el poder educativo del cine. desde la perspectiva cultural. es muy distinto al uso social de los cines de barrio en el marco de su vida cotidiana. Por supuesto. en el Teatro Colón. pp. en especial.. se debía alcanzar. en el Teatro La Matuna y. mencionado por Nieto. a principios de los años ochenta. Nº. hombre de cine…16. en Chile. el cual. a la luz de los contenidos del cine mexicano. Existía otro en Viña del Mar. eventualmente. Año 2014. Nieto se reiere al uso social del Festival de Cine. y por esto se me ocurrió que podríamos hacer un festival de cine en esta ciudad”14. Uso social del cine y sus prácticas cotidianas Durante el segundo período de los cines en Cartagena. 9. trasladó sus principales actividades al Centro de Convenciones. en centros culturales donde la proyección de una película constituía la actividad central pues el espacio urbano 14 Víctor Nieto Núñez. 247-272 255 . algún día. Víctor Nieto. hist. el Teatro Calamarí.mem. No obstante. generó un proceso donde la gente de los sectores populares aprendió los diversos estilos de vida. desde 1960. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 La anterior consideración de Nieto Núñez nos da la oportunidad de señalar que las películas del Festival de forma muy esporádica se programaron en los cines populares de la ciudad. fue creado principalmente con propósitos de promoción turística: “Yo pensaba que Cartagena. en la práctica. el cual. al menos en sus inicios. es decir. lo que entraba en franca contradicción con la visión que la élite tenía de la modernidad urbana que creían. Además. En efecto. en tanto arte y cultura. en un contexto de modernización y en el marco de la institucionalidad del Festival. 3. el poder educativo del cine. tenemos que estos se constituyeron. hay que anotar el contraste que hay entre la visión que Nieto tiene sobre el público de cine y la función de control social de la Junta de Espectáculos respecto la vigilancia del orden y el comportamiento público en los cines.

Andrés Cardona. en el marco de la vida barrial. Los media y la modernidad (Barcelona: Paidós. Ricardo Chica Geliz del cine supuso un lugar no solo físico sino simbólico donde acaecía una suerte de proceso de apropiación y sensibilidad colectiva respecto a las marcas de la modernidad cultural. 17 Javier Ortiz Cassiani. Ahora bien.mem. Para la historiadora mexicana Evelia Reyes. desde 1916 la prensa registra espectáculos de baile y canto antes de la proyección de la película. cine…216. 2012).wordpress. Carlos Monsiváis y Carlos Bonil. Se trataba de un proceso de autocomprensión colectiva que se regodeaba con las ofertas identitarias de los melodramas del cine hablado en castellano15. un negro famoso en Cartagena por su descomunal fuerza y su oicio de carretillero y quien tenía un hijo de tres años de edad quien hacía la danza del cocotero en el Teatro Variedades y acompañado de una orquesta. de alguna manera una inclusión.. por el mismo carácter popular que desde el principio tuvo el espectáculo del cine. pp.17 15 John B. 1997). o durante el intermedio. 19. Año 2014. cuya estructura física exterior y sobre todo interior está diseñado para ese objetivo. 247-272 . Nº. es que sí hay. así lo reiere el historiador Javier Ortiz Cassiani cuando escribe “Calabazo”. 256 hist. el concepto de sala cinematográica remite a un espacio físico muy especíico: es un lugar diseñado para la exhibición de películas. 9.16 En efecto. “Ciudad. de los sectores populares de la ciudad. Jesús Martín Barbero. aunque ocasionalmente pueda ser ocupado como sede de algún otro evento que en nada tenga que ver con la exhibición cinematográica. Al respecto Ortiz considera: Lo que estamos viendo aquí. No olvidemos que el cinematógrafo es hijo de una de las etapas de mayor auge de la expansión imperialista europea. es una inclusión que se hace desde esa especie de la folclorización de la identidad y de los nacionalismos. Cine mudo para una ciudad ruidosa (Bogotá. gente. El callejón de la luz 2011) http://elcallejondelaluz. pero además de la exotización del otro y la construcción de la otredad para aianzar la superioridad de un yo civilizador como lo expresó claramente Edward Said en su libro Cultura e Imperialismo. lugares. Thompson.com/2011/02/01/cine-mudo-para- una-ciudad-ruidosa/ (Febrero. De los medios a las… 16 Evelia Reyes Días. A través del Espejo:….

cuyo premio era acumulable durante todas las semanas. De manera que el cine se convertía en improvisada caseta festiva. 1953. cuando se proyectaba cine gratis. Vale aclarar que los picós o pick ups son grandes equipos de música que se prenden en las calles de los barrios populares de Cartagena y en los países y regiones de la cuenca del Caribe para amenizar todo tipo de festejos y celebraciones. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 Una forma de exclusión llevada a cabo desde la Junta de Espectáculos.. En los circuitos de cines. a su vez. solo la mitad de los cines contaban con inspector permanente: un aspecto que desprotegía al público de los barrios frente a la defensa de las condiciones de recepción en las salas. Por su parte. 247-272 257 . Año III. ya fueran cantantes. quizás. 55 Resolución No. declamadores. se organizaban. homenajes a personajes ilustres –como el que recibió Daniel Lemaitre Tono en el Teatro Padilla–18 e incluso bailes de picós. 3. pp. 8. campañas como la Semana del Niño.mem. se programaban sorteos de dinero. también. se manifestaba en que. Cartagena. actores. nacionales e internacionales. Año 2014. bailarines. abril 1. por lo general. sketch teatrales. los domingos durante el día. en la tarima y antes del comienzo de la proyección. febrero 23. ocasionalmente. los cuales fueron reglamentados por la Gobernación de Bolívar19. Dicho testimonio arroja pistas sobre lo que signiicó la rutina nocturna del consumo del cine y los nuevos usos sociales que emergieron: Hubo una época en que la vida nocturna de la ciudad giraba alrededor del Teatro Cartagena y los teatros de la calle 18 El Universal. el abogado cartagenero Rafael Ballestas da testimonio de su experiencia con el cine en la ciudad en su libro: Cartagena de Indias. hist. 19 Anales del Municipio. humoristas. 9. orquestas. 1956. No. magos. se hacían eventos y promociones de productos alimenticios y. Sin embargo los cines de los barrios eran escuelas de la cultura popular donde las gentes tenían la oportunidad de bailar y cantar de manera espontánea. denunciado por la prensa. actrices. 119/56. Nº. Relato de la vida cotidiana y otras historias. Desde ines de la década de los cincuenta se organizaban bailes de picós en los cines. lo que era. la actividad más importante era la presentación de artistas locales.

dejemos que Carlos Monsaváis. el haz de las maquinarias y aprendizajes. 247-272 . O enterarse de la programación de películas a través del boca a boca. de ser y estar con los demás. consultar la cartelera publicada en los periódicos.mem. pp. Lo que. de la mezcla de señales modernas y tradicionales que se desata con la masiicación del cine en todo el continente: En el cine de barrio se adquieren destrezas básicas. Era mostrarse y ser visto. deporte que estaba en su apogeo. Año 2014. que en algo compensa por las oscilaciones del México de transición. tal y como narra Ballestas en su libro. A través del Espejo:…60. pues. así mismo. […] el cine es la escuela de las psicologías individuales. junto con la radio. amigos y conocidos. Relatos de la vida cotidiana y otras historias. lo que implicaba vestirse para la ocasión. 9. Cartagena de Indias. mientras las parejas de novios eran custodiadas por los adultos mayores parientes de las novias. en las cuales se hablaba especialmente de béisbol.. de economías industriales y alivios domésticos. En el período 1920-1960. extendiendo su zona de inluencia hasta el Camellón de los Mártires. 2008). En general la gente asistía en grupos de amigos o en familia. Sin embargo. en ciertos barrios la gente iba vestida sólo con una franela. donde se armaban diferentes tertulias antes del cine. Ir al cine en aquella época consistía en programarse de acuerdo con los horarios ofrecidos y. contribuye a una magna empresa de esos años: la asimilación de la tecnología. Ricardo Chica Geliz Larga. las salas de cine se multiplican y son el eje de ‘la identidad del barrio’ […] el cine reelabora la cultura oral y. que ayudan a orientarse en la ciudad que se expande: el sentido de intimidad dentro de la multitud y su complemento: el gusto de ailiarse a la alegría comunitaria. Hacer la ila para comprar la boleta era el inicio de un acontecimiento colectivo que servía para instalarse en una dinámica de encuentros entre vecinos. es la visión de lo deseable. Nº. no todas las veces ocurría. alrededor de la exhibición de películas. de política y otras cosas. describa el proceso de aprendizaje. 21 Carlos Monsivais y Carlos Bonil. Segunda Edición (Cartagena: Universidad Libre.21 20 Rafael Ballestas. 258 hist.20 Se propició una incipiente vida nocturna en los barrios populares de Cartagena. indiferenciado y singular. y se acostaban en el piso en vez de sentarse frente a la pantalla. 63.

bolsas con orines o con agua hacia el interior de la sala desde la calle. la pajarilla y las morcillas. Otro platillo frecuente eran diversos pescados fritos acompañados con yuca. lo que fue advertido por la prensa e inspectores de la Junta de Espectáculos. ocurría una oferta gastronómica popular que consistía en mesas de fritangas que ofrecían patacones. carimañolas. el agua de arroz. En las afueras de los cines. de manera que los patios vecinos terminaban siendo salas de exhibición alternas e ilegales. arepas con huevo. de manera. Hay que destacar que estas salas eran de grandes dimensiones como para albergar tres mil personas –las más grandes– y unas quinientas o seiscientas. el bofe. empanadas de carne y de queso. También se ofrecían gaseosas pero una especial. lo que la convertía en uno de los primeros comestibles industriales inscrito en las prácticas culinarias de los sectores populares de la ciudad. buñuelitos de fríjol. Platillos que eran acompañados por bebidas como las chichas de maíz. pedazos de queso blanco. La comida descrita arriba. palomitas de maíz. con frecuencia. buñuelos de maíz. 247-272 259 . pp.. risas y lágrimas. pues. También proliferaron los cines de árbol. pues. también era ocurrente que la gente fumara durante la función. la horchata hecha con millo y la avena. era consumida al interior de la sala de cine. Nº.mem. De otra parte. habían ciertas personas que alquilaban puestos en las ramas de los árboles vecinos a las salas de cine que no tenían techo. chicharrones y ciertas vísceras fritas como la tripita. Año 2014. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 También era frecuente que el público asistente participara de los momentos intensos de las películas a través de gritos de condena a los villanos o de ánimo a los héroes. butifarras y chuzos de carne. lo que también desencadenaba un ambiente de algarabía y bulla. mientras pasaba la película: lo que hace suponer en qué consistía el espectro de olores que allí había. además de tertulias antes y después de las películas. ciertos jóvenes propiciaban el desorden cuando tiraban piedras. refrescos. que se disponía de espacio hist. por distintos motivos. el pícaro. es decir. Mientras se proyectaba la película era común que circulara entre los pasillos de la sala vendedores que ofrecían maní. 9. como la “Kola Román” la cual fue inventada y vendida en la ciudad desde ines del siglo XIX. las más pequeñas.

teniendo en cuenta la clase social. la ubicación espacial urbana de los cines. Se ofrecían pasabocas de origen industrial. platillos ligeros y refrescos. Prácticas de la gastronomía.. argentino o norteamericano. identidad y distinción espacial a cada teatro. Nº. entre otras. principalmente. el hablar. a cada barrio y a cada sector social de la ciudad. 260 hist. Moda: Había un interés por mostrarse y ser visto en los momentos previos a la proyección de la película. de los usos amorosos. prácticas musicales y festivas. Son las prácticas y usos sociales del cine las que van dando signiicado. formulamos una propuesta para visualizar dichas distinciones simbólicas en una tabla. de la moda. Usos Amorosos: A ines de los años treinta. prácticas de la agenda noticiosa. la compañía de las consortes. el bailar. La moda se ajustaba. pp. Dicho lo anterior. por tanto. las prácticas de los estilos de vida y sus manifestaciones en el caminar. como las que tienen que ver con el uso de los picós al interior de las salas y las relacionadas con la presentación de orquestas. esta rutina anual consistía en repetir la vista de las mismas cintas. prácticas y usos sociales. el vestir. hay cierto recato en el comportamiento de las jóvenes. en especial la que se maniiesta con las películas que se proyectaban en semana santa. Piedad Popular: Estas se manifestaban durante la presentación de películas sobre historia sagrada en Semana Santa.mem. Año 2014. Ricardo Chica Geliz amplio para que circularan los vendedores de maní tostado. de ahí. artistas y shows. el espacio del cine propició besos furtivos. lo más cercano posible a los cánones de la belleza del cine europeo. sus condiciones materiales. amasijos y agarradas de mano. No obstante. 247-272 . lo que ocurría en las salas de cine fue motivo recurrente en los temas de la prensa. No pasa lo mismo con los jóvenes que siempre estuvieron al acecho amoroso. 1. pues. durante los años cuarenta y parte de los cincuenta se considera al cine un lugar favorecedor del pecado y. Prácticas y Uso del Cine en Cartagena 1936-1957. Cuadro No. de la piedad popular. 9. Clase social. no había vendedores ambulantes dentro del teatro o eran casuales. Clase Social Alta Gastronómicas: Se disponía de coniterías o fuentes de soda.

Moda: Al igual que la clase alta. en el sentido. Torices. esta rutina anual consistía en repetir la vista de las mismas cintas. alrededor del estilo de vida. el cual. había un interés por mostrarse y ser visto en los momentos previos a la proyección de la película. Agenda noticiosa: Los acontecimientos que registra la prensa tienen que ver con las prácticas musicales y festivas arriba mencionadas. quizás. lo más cercano posible a los cánones de la belleza del cine europeo. a los jóvenes sobre todo a ines de los años cincuenta cuando aparece el cocacolismo. Heredia Centro 763 3. En los demás cines se disponía de coniterías y no había vendedores ambulantes dentro del teatro. Usos Amorosos: Similar a la clase alta. Canapote. estaba muy alejado de lo mexicano y muy cerca de lo europeo y lo norteamericano y por tanto de lo letrado. argentino o norteamericano. una frontera con la periferia. Claver/Colón Centro. también. en virtud de la competencia lectora de subtítulos. Estas se manifestaban durante la presentación de películas sobre historia sagrada en Semana Santa. La moda se ajustaba. Miramar Pie de La Popa 600 Clase Social Media Gastronómicas: A excepción. 247-272 261 . lo que permitía lujo de público de sectores como Chambacú. El Circo Teatro era un recinto cinematográico ubicado en el barrio San Diego. aglutinaron el gusto de la clase social alta y media de la ciudad. también. tiene que ver con la aparición de los cine clubes.Getsemaní 628 4. Cartagena Centro – Getsemaní 1421 2. sólo aprovechando la oscuridad de la sala. Año 2014.mem. en especial. también realizado en el Teatro Cartagena. pp. Quizás. hist.. Sala de cine Barrio Aforo 1. un estilo de vida relacionado con el rock and roll. del Circo Teatro. pero. al pie de la muralla. consideradas cultas. 9. Piedad Popular: En general se comparte con la clase alta y baja. la oferta gastronómica era igual a la de la clase alta. se presentan regaños sociales al público. que se llevaban a cabo en el Teatro Cartagena. otras están relacionadas con obras de teatro y presentación de orquestas. los cuales. etc. Musicales y festivas: Las prácticas más comunes tienen que ver con el Festival de Música Clásica de ProArte Musical. de que se procuraba guardar las apariencias y no demostrar afectos amorosos en público. el evento simbólico más importante es el evento de coronación del Reinado Nacional de Belleza. Nº. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 Estilo de Vida: Quizás la práctica de distinción más importante.

en lo que tiene que ver con el Festival de Música Clásica de ProArte Musical. Nº. el evento simbólico más importante es el evento de coronación del Reinado Nacional de Belleza. 247-272 . la oferta gastronómica tradicional era amplia y circulaba antes. lo que constituía parte del ritual de la recepción de películas. consideradas cultas. no obstante. que cuando se asistía a presentaciones de artistas internacionales. lo que tiene que ver con los cine clubes. Agenda noticiosa: Similar a las prácticas de la clase alta. Quizás. Lux Centro ND Clase Social Baja Gastronómicas: Se disponía de coniterías o fuentes de soda al interior de los cines. a los jóvenes sobre todo a ines de los años cincuenta cuando aparece el cocacolismo. 9. Manga Manga 520 6. que se llevaban a cabo en el Teatro Cartagena. No obstante. pp. los cuales. Sala de cine Barrio Aforo 5. en especial. es decir. 262 hist. el cual. Cabrero Cabrero ¿250? 7. Los acontecimientos que registra la prensa tienen que ver con las prácticas musicales y festivas arriba mencionadas. Naval ARC Bolívar ¿600? 10. la sala y sus alrededores era asumida como espacio de encuentro barrial. durante y después de la proyección de las películas. aglutinaron el gusto de ambas clases. este interés no era tan generalizado. Año 2014. también..mem. Ricardo Chica Geliz Estilo de Vida: Estas prácticas se compartieron mucho con la clase alta. Coliseo Centro 900 9. se presentan regaños sociales al público. buena parte del público era desprevenido frente a su presentación personal: había gente que se quitaba la camisa. Musicales y festivas: Estas prácticas se comparten con mucha frecuencia con la clase alta. estaba muy alejado de lo mexicano y muy cerca de lo europeo y lo norteamericano y por tanto de lo letrado. un estilo de vida relacionado con el rock and roll. en especial. pero. Circo Teatro San Diego 2516 8. sin embargo. el atuendo cambiaba según lo ameritara el caso. alrededor del estilo de vida. en ocasiones festivas como bailes y celebraciones al interior de los cines. al igual. también. pues. otros acudían con sus atuendos propios del oicio callejero y también se esceniicaban los atuendos de la pobrería. Moda: Las gentes se vestían para ir al cine. también realizado en el Teatro Cartagena. Predominaron las viandas propias de las mesas de fritos o fritangas. otras están relacionadas con obras de teatro y presentación de orquestas.

iestas con picós. así como de sus galanes. de bailar. 247-272 263 . pp. Hay que destacar que esta clase social es la más regañada por la prensa y los columnistas de opinión. Los close ups de las actrices y divas mexicanas. Se regaña para despreciar las características formales del estilo de vida y para señalar los desmanes y desórdenes que se presentaban ocasionalmente en los cines. Variedades Torices 2681 17. Colonial La Quinta 3470 16. presentaciones de shows artísticos musicales con artistas mexicanos. Miriam Bosque 2090 13. poses. Un tema frecuente en la prensa son sus denuncias frente a los abusos de los empresarios del cine. Nº. formas de hablar. pues. nacionales y locales. no se hiciera pública. pues. América Bosque 451 12. de ahí la importancia del acompañamiento de las consortes lo que de alguna forma validaba socialmente el enamoramiento. peinados. Musicales y festivas: Las prácticas más comunes tienen que ver con reinados populares. una situación amorosa e íntima. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 Usos Amorosos: En general. vestuario. Piedad Popular: Se comparten con las clases altas y medias. Año 2014. Agenda noticiosa: Los acontecimientos que registra la prensa tienen que ver con las prácticas musicales y festivas arriba mencionadas. se trataba de la moralidad de la época. se proyectaban películas muy viejas y en mal estado. también. Sala de cine Barrio Aforo 11. Estilo de Vida: El cine mexicano y sus formas tienen importancia medular en la reconiguración de la cultura popular cartagenera. 9. esta rutina anual consistía en repetir la vista de las mismas cintas.mem. Granada Camino del Medio 472 hist.. Caribe Torices 1567 18. Laurina Lo Amador 615 14. de caminar y maneras de participar en el relato urbano que constituyó la vida cotidiana de Cartagena. Estas prácticas se caracterizaban por tratar de guardar las apariencias. sus gustos y sus preferencias. estas prácticas se comparten con las clases altas y bajas. encontramos eventos patrocinados y emitidos por las emisoras radiales. Padilla Getsemaní 2600 15. fueron expresión que sedujo a las masas en código de melodrama e inspiró a las gentes en cuanto estilos respecto a: maquillaje. de tal manera que. Estas se manifestaban durante la presentación de películas sobre historia sagrada en Semana Santa. Diamante Torices – Canapote ¿400? 19.

Nº. El día primero de ese mes apareció una pequeña nota de prensa en El Universal en la página primera que anunciaba el aumento de la boleta de los cines en toda la ciudad en cinco centavos. Los quejosos alegaron que pagaban muchos impuestos y no soportaban uno más.. 9. alcalde militar de la ciudad. Don Blas Blas de Lezo ND 24. El Mercurio. Cristina Bruselas ND 29. pagar el viaje a Miami como premio principal y otros menesteres de la celebración novembrina. 4. Anales del Concejo. pues los empresarios no aceptaban el sobrecosto. los impuestos vigentes eran los siguientes: Un 264 hist. entrevistas a informantes clave. que se trataba de un impuesto provisional y que sólo iría hasta ines del mes de octubre. San Roque Getsemaní ND 27. España España ND 23. pp. Atenas Daniel Lemaitre ND Fuentes: Archivos de prensa de El Universal. Ricardo Chica Geliz Sala de cine Barrio Aforo 20. Año 2014.mem. San Jorge La Esperanza ND 28. con el propósito de inanciar la carroza de la reina popular de ese año. El caso de la huelga de teatros de 1955 Un episodio revelador de pistas sobre los signiicados del espacio urbano del cine tiene que ver con el paro y cierre de todos los teatros que se presentó en la ciudad en septiembre de 1955. Caña Brava Caimán ND 25. Poco después se supo que el recaudo del impuesto se prolongaría para inanciar los VII Juegos Nacionales de 1958. El Fígaro. un par de citas que al parecer no fueron debidamente atendidas. Capítol María Auxiliadora 940 26. 247-272 . Los empresarios de la exhibición fílmica solicitaron al capitán Hernando Cervantes Zamora. Rialto Getsemaní 2500 21. no obstante. Lo anterior provocó el cierre de todos los cines el día siete del mismo mes. Dorado Torices 1183 22.

pues las actividades alrededor del cine constituían. 1955. se señala la angustiosa situación económica generalizada en relación con la única diversión accesible a los “sectores trabajadores y la población pobre que es la que llena los cines de los barrios”. había una maniiesta inequidad en materia de impuestos y. Cartagena. mientras que para el cine era de cuarenta y ocho mil pesos. la única posibilidad de vida nocturna de la ciudad accesible y para todo tipo de público22. Año 2014. prácticamente. El primer aspecto tiene que ver con una característica importante de la geografía humana de la ciudad. septiembre 7. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 centavo de cada boleta para la SAYCO (Sociedad de Autores y Compositores Colombianos). dando al cine importancia cultural según su “expansión sencilla y económica”. vidrios de propaganda y otros. La crítica se hizo con miras a exigir mayor gravamen a las actividades del juego.. pp. las cuales eran relacionadas con vicios y malas costumbres. En primera instancia. que era de veinte pesos mensuales por cada teatro. en asuntos administrativos del gobierno. La prensa siguió con atención el desarrollo de los acontecimientos y la puja entre los empresarios y el alcalde. impuesto de defensa nacional. por último. impuesto sobre carteles. la noche como un elemento del espacio urbano del cine y las prácticas culturales que allí 22 El Universal. el editorialista critica la diferencia en recaudos entre juegos y casino. En tercera instancia está la importancia que el editorial le dio al signiicado de la noche en relación con la oferta cultural y el ocio. Nº. e impuesto para ciegos. el cual. 9. hist. para el primer semestre del año era de trece mil pesos. después se sabría que la nueva alza decretada por la alcaldía era ilegal. 247-272 265 . En segunda instancia. de otra parte. Ese mismo día siete. La ausencia de proyección de películas afectó las dinámicas sociales y el sentido del espacio urbano del cine en toda la ciudad. estampillas. El paro de cines se declaró indeinido.mem. el editorial de El Universal señalaba tres aspectos que son relevantes al espacio urbano del cine. 4. pues con la huelga se vieron principalmente afectados los barrios y sus habitantes.

Los empresarios decidieron demandar ante el Contencioso Administrativo los decretos correspondientes. Cartagena. a todo ello. evocadora de glorias pretéritas. en especial. Cartagena. Ricardo Chica Geliz acontecían. A las tristezas que puedan originarse por la carestía de las subsistencias.mem. quizás sea. pp. 1955. pobreza extrema y sus consecuencias en la salud de la población. de manera que el paro amenazaba con prolongarse mientras la incertidumbre en la ciudad era mayúscula. tan señorial y monumental. Una consecuencia inmediata de la determinación de los empresarios locales. por parte de las distribuidoras fílmicas capitalinas23. Año 2014. Nº. fue la solicitud de la devolución de todas las películas que estaban siendo exhibidas en la ciudad. esta problemática. decimos.24 Lo primero que hay que destacar es que el público de cine se relacionaba con su espacio urbano por la ausencia de alcantarillado en la ciudad. 247-272 . 24 El Universal. lo que suponía enfrentar y sortear diariamente una realidad ambiental y social de pobreza. las que tienen que ver con los procesos de acceso y apropiación del aspecto sensible de la modernidad cultural a través del melodrama. 9. a pesar de su posición geográica de puerto marítimo. 266 hist. carece de vida nocturna. Pero es quizás en la editorial del día ocho de septiembre donde se encuentran más elementos que evidencian la alteración de las rutinas propias del espacio urbano del cine. 4. 1955. septiembre 8. en una ciudad de condiciones materiales muy precarias. queda la ciudad de Cartagena. septiembre 8. a causa de que todavía no tenemos un buen sistema –ni si quiera uno pésimo– de desagüe sanitario. por la suciedad inevitable en que se encuentra la urbe histórica.. peor que la del analfabetismo y el bajo nivel educativo que padecía en aquel 23 El Universal. de por sí no muy alegre peor que si estuviéramos padeciendo una grave calamidad pública. viene ahora a sumarse esta situación en que se coloca a los habitantes de no poder disfrutar –seamos o no cineastas– de uno de los esparcimientos más sanos y menos comprometedores para la salud y para el presupuesto familiar […] Esta ciudad de Cartagena. donde los teatros se constituían en alivio colectivo a la postración cotidiana de ribetes pavorosos: Al tomar esta determinación. 8.

como exorcismo supremo a tanta desventura”25. “fue la escuela de las resignaciones que propuso la fatalidad como única explicación del mundo. 247-272 267 . es la norma. hist. el cual. del goce de la apropiación vicaria y tarareó y aprendió a silbar Amorcito Corazón. las tácticas de la astucia. de hecho. la fe inquebrantable. Sin la posibilidad de ver cine. las gentes. Y supo el público del hechizo embriagador de la tragedia ajena. la abnegación y el sacriicio. 9. 4. El cine mexicano en su época de oro posibilitaba comprender las formas de ser pobre y en donde los procedimientos de negociación y de apropiación social partieron de relatos que contaban y mostraban la ética de la tenacidad.. septiembre 8. Lo anterior sin desconocer el poder hegemónico de los medios y su capacidad de moldear la conciencia de las masas. De manera que la rutina de consumo de cine y su espacio urbano. Año 2014. devino en la vida social de Cartagena como una clave de lectura de películas mexicanas sobre relatos que contaban episodios de micro- resistencia. A través del Espejo:…26. 26 El Universal. el editorialista reconoce el cine como aparato ideológico del Estado y del sistema socioeconómico imperante. en la película Nosotros los pobres (1948). “sobre todo cuando en las imágenes cinematográicas se muestra la redención y felicidad del pobre y la amargura de los ricos que 25 Carlos Monsiváis y Carlos Bonil. más que implícita. una clave de lectura que vinculaba el mundo fílmico del melodrama con los avatares y rigores inclementes del mundo real del público cartagenero. pp. la ley de compensación de la vida y todo el universo del saber popular que puede resumirse en la leyenda que reza en la defensa del camión que maneja Pepe El Toro: “Se sufre pero se aprende”. debe haber un número proporcional de medios que distraigan de las preocupaciones”26. La clave de lectura se cifraba en el melodrama. perdían la oportunidad de aliviar su propio dolor viendo el dolor ajeno presentado en las películas mexicanas. Nº. en uno de sus apartes el editorial referido señala: “A mayores diicultades domésticas. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 entonces buena parte de la sociedad. Cartagena. 1955. De una manera.mem.

4.. A través del Espejo:…29. “el melodrama es escuela de resignación y catecismo de la armonía social”28. En ese sentido. En código de melodrama las películas mexicanas fueron consumidas por el público barrial de Cartagena. se ofrecen las siguientes conclusiones. sin importar su condición social o material29. estos empresarios de pueblo conocían muy bien la sed de melodrama de las masas. Surgimiento de la industria cinematográica y el papel del Estado en México 1895-1940 (México: Editorial Porrúa. El cine y su espacio urbano en Cartagena era un eje vital que hacía soportable la realidad social más horrorosa. De ahí que un concepto como el de espacio urbano del cine sea útil en la pretensión de relexionar el devenir de los cambios urbanos en tanto formaciones sociales y culturales que acaecen en una ciudad. 5. 2010). septiembre 17. puede darse en el análisis del consumo del cine.mem. lo que favoreció su acceso al aspecto sensible y emocional de la modernidad en tanto experiencia cultural. 247-272 . Después de diecisiete días los cines reanudaron las actividades en Cartagena el 24 de septiembre y el primer tramo de alcantarillado aparecería apenas hasta el año de 1960 y sólo en el casco del centro histórico de la ciudad. 28 Carlos Monsiváis y Carlos Bonil. el mexicano en su época de oro entre 1936 y 1958. lo que marca la relevancia del cine en la vida de cualquier persona. 29 El Universal. pp. Conclusiones Una forma de comprender la apropiación social de la modernidad cultural en los sectores populares. 35. pues. 268 hist. en este caso. Año 2014. un modesto teatro de la población vecina de Turbaco ofrecía películas en la prensa cartagenera con los títulos Tarzán en la selva secreta y la cinta mexicana Pobre huerfanita (1955). Nº. 9. aunque desde Cartagena sólo podían asistir aquellos que disponían de recursos económicos y que no pertenecían propiamente a los sectores populares. Mientras los empresarios de teatros se reunían con el alcalde de Cartagena. 1955. Ricardo Chica Geliz tienen que cargar con su vida llena de placeres pero vacía y sin sentido”27. a la luz de los aspectos analizados como son: la 27 Rosario Vidal. Cartagena.

y el caso de la huelga de teatros de 1955. Nº. Los cines barriales presentaban casi siempre películas habladas en castellano. las cuales se pueden vislumbrar a través del espacio urbano del cine en Cartagena. argentina y de Hollywood y. modelos y estereotipos ofrecidos por las películas exhibidas. media y baja. hist.mem. En contraste. se caracterizaron por el seguimiento y apropiación de patrones. Lo anterior generó una diferencia social muy marcada en las condiciones de recepción de películas. pp. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 periodización del espacio urbano del cine en Cartagena. Otra diferencia importante lo constituyen las condiciones de las salas de cine. Dichas prácticas se pueden categorizar en la gastronomía. la diferencia de prácticas de recepción llevadas a cabo entre los cines considerados de clase alta. en especial las mexicanas. Así por ejemplo. 9. el estilo de vida. En el primer aspecto se destacan cambios tecnológicos y urbanos que condicionaron la recepción de cine en los distintos sectores sociales de la ciudad. De los tres períodos referidos se analizó el segundo. En general. en menor medida. el cual coincide con la mencionada época de oro del cine mexicano. En primera instancia los cines de mejor condición social ofrecían títulos de películas pertenecientes a cinematografías europeas. toda vez que su público en su mayoría era analfabeto. en los cines de clase baja. En dicho período el espacio urbano del cine en Cartagena se distinguió por la expansión de cines hacia los barrios extramuros de Cartagena. el uso social del cine y sus prácticas cotidianas. la piedad popular. los cines barriales eran sin techo. Mientras las primeras contaban con silletería apropiada. norteamericano y argentino. los usos amorosos. El segundo aspecto distingue las prácticas de recepción del cine según las distintas clases sociales. proyección de calidad técnica y algunas con aire acondicionado. Año 2014. las películas mexicanas. se seguían los referentes culturales ofrecidos por el cine mexicano y argentino en menor medida. 247-272 269 . las prácticas de recepción en los cines de clase alta y media eran muy similares toda vez que se exponían a los contenidos del cine europeo. las prácticas musicales y festivas y la agenda noticiosa. la moda. con bancas de madera y con proyección de calidad deiciente..

4. marzo 26. octubre 3. 4. Nº. visto según el caso de la huelga de cines en 1955.. Cartagena. 22. No. El Universal. Fuentes documentales “Anales del Municipio”. 119/56. puso en evidencia las condiciones de extrema precariedad en que vivían los sectores populares de Cartagena y puso de maniiesto la importancia del cine. 9. 1955. 1943. Jorge y Gutiérrez Magallanes. El Universal. en tanto apaciguador de las inconformidades de las gentes según lo manifestado por la prensa local. 3. 270 hist. 1954. Archivo del Centro de Documentación e Investigación de la Cineteca Nacional de México. 4. 247-272 . pp. 1956. septiembre 17. 8. en especial el mexicano. El Diario de la Costa. abril 1. septiembre 7. El Universal. Archivo Histórico de Cartagena (AHC).mem. Ricardo Chica Geliz El tercer aspecto. Entrevista a Valdelamar. de febrero 12. en los barrios extramuros de Cartagena. febrero 18. El Universal. 1953. 2007. 1954.1955. El Universal. Año 2014. noviembre 17. el espacio urbano del cine es un término clave al momento de ubicar y comprender el lugar simbólico que ocuparon los distintos sectores sociales y sus condiciones concretas de vida. 4-8. 1954. 55 Resolución No. febrero 23. 4. Juan. septiembre 8. 1.1955. 8. Año III. En general. Revista Cinema Reporter. a través de la experiencia cultural de ir a ver cine mexicano en su época de oro. El Universal. 1955. El Universal. junio 5.

Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades.. 1998. “Ciudad. En: http:// elcallejondelaluz. Monsiváis. Consumidores y ciudadanos. Juan Felipe. Revista Historia y Memoria. La invención de la vida cotidiana. Olga y Chica. Leal. 2006).com/2011/02/01/cine-mudo-para- una-ciudad-ruidosa/ Reyes. lugares. De los medios a las mediaciones. Ortiz. Carlos. García Riera. Ediciones EON. Barcelona: Editorial Gustavo Gili. Néstor. (Tesis de Maestría en Historia. La isla que se repite. Relatos de la vida cotidiana y otras historias. Año 2014. Segunda Edición.IMCINE. El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957 Bibliografía Acuña. México: Grijalbo. 1903: El espacio urbano del cine. pp. 9. 3 (2011): 169-199. Michael. cine: La apropiación del espectáculo cinematográico en la ciudad de Aguas Calientes 1897-1933”. México: Editorial Universidad Iberoamericana. México: Ediciones El Milagro . Rafael. Eduardo.wordpress. Universidad de Guadalajara. Javier. Barcelona: Editorial Casiopea. Martín Barbero. 2003. 1995. Nº. “Cinema Reporter y la reconiguración del a cultura popular en Cartagena de Indias 1936-1957”. Jesús. De Certeau. Cartagena de Indias. Conlictos culturales de la globalización. gente. Emilio. Anales del cine en México. Flores. Ballestas. México: UNAM. Ricardo. 2008. Carlos y Bonil. Cartagena: Universidad Libre. Departamento de Historia. García Canclini. 1987. 247-272 271 . Carlos Arturo y Barraza. Cine mudo para una ciudad ruidosa. 1994. Benítez. Historia del cine mexicano. 1895-1911.mem. A través del Espejo: El cine mexicano y su público. 1999. hist. Evelia. 1991. Antonio.

Ana María. 2003. Año 2014. 247-272 . Revista Historia y Memoria No. 09 (julio- diciembre. Cultura de masas y cultura popular. Surgimiento de la industria cinematográica y el papel del Estado en México 1895-1940. Compilación. 272 hist.. 9. John B. Ricardo Chica Geliz Thompson. 2010. 2014): 247-272. 1997. Citar este artículo: Ricardo Chica Geliz. “El espacio urbano del cine en Cartagena 1936-1957”. Vidal. pp. Buenos Aires: Editorial Paidós. Rosario. Barcelona: Paidós. Nº. Los media y la modernidad. Zubieta.mem. México: Editorial Porrúa.

Reseñas y Debates .

.

Doctor en Ciencias de la Educación. España. en primer lugar. Paula González1 Universidad Nacional de General Sarmiento y Consejo Nacional de Investigaciones Cientíicas y Técnicas-Argentina Joan Pagès2 Universidad Autónoma de Barcelona-España Resumen Este trabajo presenta un conjunto de conceptos. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. 9. Historia. Argentina. Año 2014. España. gonzalezamorena@gmail. Investigadora de Carrera del Consejo Nacional de Investigaciones Cientíicas y Técnicas.. pp.A. Era el capítulo introductorio a los trabajos presentados en las IV Jornadas de Investigación en Didáctica de las ciencias sociales organizadas por la unidad departamental de Didáctica de las ciencias sociales de la Universidad Autónoma de Barcelona en febrero de 2007 con el título de Historia. Coordinador del Grupo de Investigación en Didáctica de las Ciencias Sociales.mem. debates y perspectivas europeas y latinoamericanas* M. se ha publicado mucho desde entonces tanto a nivel educativo como en el campo de la historia. Universidad de Buenos Aires-Argentina.pages@uab. Universidad de Barcelona. Universidad Autónoma de Barcelona.B. En nuestra opinión. debates y perspectivas europeas y latinoamericanas en torno a la relación entre historia. GREDICS.com 2 Licenciado en Filosofía y Letras (Historia Moderna y Contemporánea). creemos que las líneas maestras de nuestro trabajo se mantienen bastante parecidas a como las expusimos en 2007 y a los debates y relexiones que se generaron a lo largo de las Jornadas. se aborda el concepto de memoria * Este trabajo se publicó en 2009 en catalán. 1 Historiadora. Para ello. Universidad Autónoma de Barcelona. Paula González y editado en la Colección Documents por el Servei de Publicacions de la U. Sin embargo. Los autores consideramos inicialmente la conveniencia de actualizarlo pero al inal hemos optado por mantenerlo tal cual fue publicado. Nº. 275-311 275 . memoria y enseñanza de la historia. Investigadora docente adjunta. memoria y enseñanza de la historia: perspectivas europeas y latinoamericanas. Universidad Nacional de General Sarmiento. España.cat hist. Universidad Autónoma de Barcelona. joan. Doctora en Didáctica de las Ciencias Sociales. Este es el mismo título del libro coordinado por Joan Pagès y M. Catedrático de Didáctica de las Ciencias Sociales y de la historia.

Por esta razón. memoria. peut-elle être. la memoria. “La mémoire collective est-elle. coincidimos con el mencionado autor en que el planteamiento de estos interrogantes supone abordar un debate más político que técnico e implica arriesgarse 3 Didier Guivarc’h. Además. Seguidamente. Año 2014. las identidades. En tiempos en que “la memoria” ha adquirido una especial centralidad. soumis aux prescriptions de l’institution scolaire. 276 hist. Luego. el giro lingüístico y el giro subjetivo.fr/grhi/cahier/select_ articles/guivarch. qué. c’est donc prendre sa part dans un débat plus civique que technique. Nº. revisando sus lógicas disímiles y presentando las interpretaciones de dicha relación. creemos pertinente interrogar y debatir sobre sus sentidos en el mundo escolar. los testimonios y los temas “socialmente vivos”. donde se destaca la historia oral. 275-311 . Introducción Las palabras de Didier Guivarc’h nos resultan un buen punto de partida para nuestra relexión. en: Cahiers d’histoire immédiate 22 (2002) http://w3. se analiza el vínculo entre historia y memoria en la escuela advirtiendo que en el espacio educativo se entrecruzan diversas acepciones y sentidos. Paula González y Joan Pagès y se interpreta su centralidad en el mundo académico actual a partir de tres giros simultáneos: el giro hacia el pasado. se problematiza la relación entre historia y memoria. 9. De la recherche à l’enseignement”.mem. “La mémoire collective. se exploran los desafíos para la didáctica de la historia en relación con la historia.. Finalmente. Palabras clave: Historia. También se revisa la relación entre memoria y olvido y se exploran los procesos y actores sociales que intervienen en la construcción de las memorias. doit-elle être un objet pour l’histoire enseignée? Poser ces questions c’est s’avancer sur un terrain peu défriché par la recherche. Latinoamérica. enseñanza de la historia. cómo y cuándo recuerda y olvida. accepter le risque de suggérer des pistes qui peuvent être contredites”3 1.univ-tlse2. M.htm (4 de febrero de 2009). se aborda el carácter plural de la memoria repasando quién. objet de fortes controverses. pp. Europa.

política (València: PUV. señalado entre otros por Andreas Huyssen6. En busca del futuro perdido.mem. debates y perspectivas sobre la historia y la memoria. en Marina Franco y Florencia Levín. en un mundo que ha perdido 4 Enzo Traverso. podemos considerar el impacto simultáneo de tres “giros”: el giro hacia el pasado. comps. como el cine y la literatura. Historia reciente.. genocidios y exterminios han cuestionado el supuesto moderno de progreso humano desplazando así el interés por el futuro a la atención casi exclusiva por la recuperación y preservación del pasado. Nº. “la obsesión memorial de nuestros días es el producto del declive de la experiencia transmitida. En palabras de Traverso. y entre otras cuestiones. Perspectivas y desafíos para un campo en construcción (Buenos Aires: Paidós.. ¿Cómo puede explicarse la centralidad adquirida por el concepto de memoria en los últimos años? En principio. 2. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. El primero de ellos. Año 2014. no con el in de sintetizarlas sino con el afán de esbozar una puerta de entrada para su abordaje desde el campo que nos ocupa: el de la enseñanza de la historia y las ciencias sociales. la memoria había penetrado profundamente en el mundo historiográico hasta transformarse en una “obsesión memorial”4 y erigirse como una versión privilegiada del pasado en detrimento de la historia. esta omnipresencia es relativamente nueva: en los años 60 y 70 estaba prácticamente ausente del debate intelectual. debates y perspectivas. Sin embargo. hist. memòria. 2002). el giro lingüístico y el giro subjetivo5. a sugerir pistas que pueden ser contradichas. 2006).. 5 Marina Franco y Florencia Levín. 9. 6 Andreas Huyssen. 2007). Asumiendo este riesgo. Els usos del passat. El concepto “memoria” El concepto de memoria inunda hoy el ámbito académico y desborda diversos campos culturales. resulta uno de los fenómenos culturales y políticos más destacables de los últimos años en el mundo occidental. Historia. Història.. “El pasado reciente en clave historiográica”. presentamos aquí algunas deiniciones. Cultura y memoria en tiempos de globalización (Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica. 275-311 277 . pp. Guerras. Años después.

9. Nº. el aumento de los documentales históricos y los canales televisivos dedicados enteramente a la historia. La mirada de los historiadores y otros cientistas sociales se posó. 278 hist. de diversos emprendimientos para proteger el patrimonio y el acervo cultural como la escritura de memorias. 1981). de la creciente construcción de museos. 1993). Els usos del passat…. 10 Las referencias aquí son múltiples. la obra El queso y los gusanos de Carlo Guinzburg. Año 2014. 8 El concepto “giro lingüístico” engloba autores y estudios que han reconsiderado la importancia del lenguaje y la narración en la construcción historiográica. Paula González y Joan Pagès las referencias. El arco es amplio e incluye extremos como Hyden White que considera que un texto historiográico es análogo a un texto de icción. El queso y los gusanos. a modo de ejemplo. y no sólo en el historiográico. Otra cuestión vinculada con este giro memorialista es la transformación que se viene produciendo en el campo intelectual en general. De una historia de grandes modelos interpretativos se pasó a una historia más sensible a los detalles. Citamos. 9 Peter Burke. mejor dispuesta a los acontecimientos políticos. hizo visibles actores o fenómenos hasta entonces ignorados (las mujeres. Se produjo el retorno a la narración como forma de escritura de la historia que hace visible los ejes del relato histórico: temporalidad e interpretación9. desde los años 70 aproximadamente. 275-311 . se produce un boom de la memoria que se alimenta del marketing masivo de la nostalgia. la vida cotidiana. en Peter Burke (ed.) Formas de hacer Historia (Buenos Aires: Alianza. 7 Enzo Traverso. Así. lo criminal). Se trata de la crisis de los marcos estructural-funcionalista y marxista que junto al impacto del denominado giro lingüístico8 puso en duda los grandes relatos y las aproximaciones globales. y más atenta al oicio historiográico. en lo excepcional o anómalo (la brujería.16. deformado por la violencia y atomizado por un sistema social que borra las tradiciones y fragmenta las existencias”7. la locura. pp. M. entonces. la literatura popular) y atendió a sujetos “normales” protagonizando negociaciones o transgresiones respecto a las imposiciones del poder material o simbólico10. (Barcelona: Muchnik. “Historia de los acontecimientos y renacimiento de la narración”..mem.

Conceptos y escrituras (Buenos Aires: Nueva Visión.. 2005). se produjo el giro subjetivo11. los aportes de Halbwachs fueron retomados por Pierre Nora para delimitar las diferencias 11 Beatriz Sarlo. Por ello. hist. 3. total y generalizador. La memoria colectiva (Zaragoza: Prensas Universitarias de Zaragoza. 14 Maurice Halbwachs. Tiempo pasado. el psicoanálisis y la sociología– se produjo la disociación entre memoria e historia comenzando a deinirse como universos diferenciados. Historia. 2004).. Así. 2004). El ámbito historiográico restituyó a los actores y sus experiencias otorgando lugar a los testimonios y a los discursos de la memoria que habían sido borrados por la historia estructural y de larga duración. La historia oral posibilitó la construcción de fuentes.mem. Fue el sociólogo Maurice Halbwachs quien deinió que del lado de la memoria se situaba lo concreto. la memoria y la historia se suponía que estaban superpuestas haciendo que la historia se identiicara con la memoria13. lo sagrado y lo mágico. Año 2014. analogía y diálogo. debates y perspectivas. 9. 275-311 279 . y permitió incluir una dosis más grande de subjetivitdad en la reconstrucción del pasado. a través de entrevistas. Hasta el siglo XX. la historiografía comenzó a abordar tiempos más próximos (algunos de ellos traumáticos) a través de las voces de sus protagonistas y testigos. la relación entre ambas ha suscitado una amplia gama de interpretaciones que la han deinido en términos de oposición. Así. mientras que del lado de la historia se encontraba el relato único. Historia y memoria Historia y memoria nacen de una misma preocupación y comparten el mismo objeto: la elaboración del pasado12. lo vivido. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Acompañando esta renovación metodológica y temática. 12 Enzo Traverso. Una discusión (Buenos Aires: Siglo XXI. Cultura de la memoria y giro subjetivo. El usos del passat… 13 François Dosse. Cuando el historicismo clásico entró en crisis –por el cuestionamiento simultáneo de la ilosofía. Tiempo después.. pp. La historia. Nº. la historia sólo comenzaba cuando se acababa la tradición o cuando se descomponía la memoria social14.

La lectura del tiempo pasado: memoria y olvido (Madrid: Arrecife- 280 hist. Para Nora. por Perry Anderson para la propia obra de Nora que fue criticada por el poco espacio que el historiador otorgó a la Francia colonial (citado por EnzoTraverso. Nora emprendió la dirección de Les lieux de mémoire. La memoria. 2003). son también parte posible de la historia y su escritura17. vulnerable a las manipulaciones y susceptible de estar latente y de revitalizarse. explicativo e interpretativo19. La historia. la memoria es la vida en evolución permanente. Como forma de superar la oposición y la analogía entre historia y memoria. la historia. abierta al recuerdo y a la amnesia. M. en la que se reformulaba la historia nacional francesa a partir de paisajes. pp. monumentos. etc. Paula González y Joan Pagès y funcionamientos especíicos de la historia y la memoria presentando una oposición entre ambas. 9. La problématique des lieux”. 19 Paul Ricoeur.. Así se produjo una analogía entre memoria e historia ya que ésta última también puede dar lugar a construcciones igualmente fetichizadas y iccionales. Nº. reconstruirla cientíicamente y desacralizarla16. El usos del passat…). esta pretendida rigurosidad y cientiicidad de la historia fue puesta en cuestión desde una mirada subjetivista de la historia. 16 Sobre esta idea. Es el caso de Paul Ricoeur quien entiende que historia y memoria son dos formas de representación del pasado gobernadas por regímenes diferentes: la historia aspira a la veracidad mientras que la memoria pretende la idelidad18. 18 Paul Ricoeur. el olvido (Madrid: Trotta. Nora planteó que “la memoria es un absoluto y la historia no conoce sino lo relativo”15 por lo que la relación que se establece es la de una historia distanciada de la memoria que toma a esta última para analizarla. Sin embargo. Los historiadores 15 Pierre Nora. símbolos. 17 Esto fue señalado. 1984): XIX. otros autores han hablado de un diálogo. encubrimientos o deformaciones. instituciones. 275-311 . es la operación intelectual de análisis crítico que evita censuras. por el contrario. de una conjunción nutrida entre ambas.mem. lejos de ser exclusivos de la memoria. Año 2014. en Pierre Nora (dir. “Entre mémoire et histoire. (Paris: Gallimard. La historia basa su pretensión de veracidad en su función crítica sostenida en tres niveles: documental. mitiicación o amnesia. por ejemplo.) Les lieux de mémoire. La sacralización.

Lo que se produce es una interacción mutuamente cuestionadora que somete a la memoria a la dimensión crítica de la historia y coloca a la historia en el “movimiento de la retrospección y el proyecto” de la memoria22. se afana en recuperar celosamente las experiencias de los testigos.. 275-311 281 . la memoria pretende “singularizar” la historia en la medida en que es indiferente a las reconstrucciones de conjunto y escasamente proclive a las comparaciones. En este diálogo. la historia intenta “normalizar” la memoria al enmarcarla dentro de un relato más general y global. próximas y vitales. las memorias son sometidas a los resguardos metodológicos de los historiadores como cualquier otra fuente. no puede subsumirse la historia a la memoria (como si ésta última remitiera a las vivencias “auténticas”) ni tampoco preferir la historia (como si ella asegurara eludir las “trampas” de la memoria). Nº. Visto desde la historia. hist. Allí donde el historiador ve una etapa de un proceso. en las historias mínimas. por su parte. buscan pruebas documentales para reconstruir los hechos históricos explicando sus causas. de interpelación e inluencia. un testimonio muestra un acontecimiento singular. 2000). donde la comparación con otros genocidios resulta ofensiva porque parece minimizarlo y atenuarlo. Por su parte. Historia.52. la relación con la memoria puede construirse de varias formas: la memoria puede ser recurso para la investigación en el proceso de obtener y UAM. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. debates y perspectivas. La memoria. 22 Paul Ricoeur. En este caso. 1999). 20 Enzo Traverso. Los abusos de la memoria (Barcelona: Paidós. El autor critica esta postura y habla de los riesgos de una “memoria literal”. 9. En este diálogo. contextualizaciones y generalizaciones20. incomparable y superlativo21. La lectura del tiempo pasado….. motivos y razones para encadenarlos en la escritura historiográica. pp.mem.. Ante estas lógicas tan diferentes. Todorov señala que este argumento es frecuente en el debate sobre el exterminio de los judíos perpetrado por los nazis. Año 2014. El usos del passat… 21 Tzvetan Todorov. en reconocer su carácter único e irremplazable. los testimonios. las fuentes orales. Ricoeur señala que no se trata de plantear una contraposición de virtudes sino de un vínculo dialéctico.

M. Paula González y Joan Pagès

construir “datos” sobre el pasado23; puede ser un espacio que
es “corregido” o normalizado por la historia (aunque sin caer
en la ilusión de que la historiografía asegura ‘la verdad’) y
inalmente, la memoria puede ser objeto de estudio de la
historia24. Desde el lado de la memoria, ésta le puede señalar
a la historia qué temas debe investigar, preservar y transmitir
(especialmente en trozos del pasado que se conservan a través
de la rememoración) proporcionándole el hilo de Ariadna25.

Para inalizar, memoria e historia se inluyen
mutuamente. Por un lado, la historia se ve inluenciada por las
luchas por la memoria que se instalan en la agenda pública.
Por otro, la memoria es inluida por la historia: no existe una
memoria literal, original que no haya sido “contaminada”
por elementos que no derivan de la experiencia misma26. Los
recuerdos son reelaborados desde marcos sociales, donde son
inluenciados tanto por las aproximaciones académicas como
por los modos de pensamiento colectivos.

4. Memoria y memorias

La noción de memoria hace alusión a múltiples cuestiones y a
una amplia gama de experiencias y procesos. De una parte, y
habitualmente, es referida como atributo o capacidad personal
e íntima para conservar recuerdos, ideas, datos, etc. De otra,
alude a un proceso y a un contenido social y colectivo.

Tomando la memoria en esta última dimensión, surgen
dos deiniciones: por un lado, la que pone el énfasis en lo que
se recuerda y se conserva, y, por otro, la que entiende a la
memoria como proceso activo de recuperación o re-construcción

23 Philippe Joutard señala que no hay historia de las violencias extremas sin el
recurso a la memoria de los salvados. Cuando faltan archivos y fuentes escritas, los
testigos se convierten en piezas claves para la reconstrucción de esas experiencias
no sólo en el espacio historiográico sino también en el jurídico. Philippe Joutard,
“Memoria e historia ¿cómo superar el conlicto?”, Historia, antropología y fuentes
orales, Vol. 38 (2007): 115-122.
24 Elizabeth Jelin, Los trabajos de la memoria (Madrid: Siglo Veintiuno, 2002).
25 Philippe Joutard, “Memoria e historia…
26 Enzo Traverso, El usos del passat…

282 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 275-311

Historia, memoria y enseñanza de la historia: conceptos, debates y perspectivas...

simbólica del pasado. Para muchos autores, la memoria puede
considerarse en una faz “habitual” (comportamientos regulares,
hábitos y formas de expresión compartidos socialmente) y en
su dimensión “narrativa”, es decir, como capacidad de elaborar
sentidos sobre el pasado donde operan la selección y el olvido. A
esta distinción, Yerushalmi agrega que la memoria es aquello
que permanece esencialmente ininterrumpido mientras que
la reminiscencia designa el retorno y recuperación de lo que
alguna vez se avasalló y fue olvidado27. Así, estas deiniciones
hacen hincapié en dos sentidos diferentes: la memoria como
conjunto de representaciones y narrativas y la memoria como
imperativo ético.

A esto, se suman otros dos órdenes diversos que muchas
veces aparecen entremezclados en los debates sobre el tema:
de una parte, la noción de memoria como categoría social
(discursos, recuerdos, representaciones), y, de otra, en su
dimensión (inter)disciplinar, esto es, como herramienta
teórico-metodológica de un campo que se dedica a su estudio.

Finalmente, la memoria también es deinida subrayando
su papel clave en la producción social de identidades28. En estos
casos, la memoria otorga sentido de pertenencia: la referencia
a un pasado común permite construir sentimientos de
autovaloración así como sostener una coherencia y continuidad
necesaria para el mantenimiento de una identidad.

Tomando a la memoria en su dimensión social y narrativa
podemos deinirla, siguiendo a Elizabeth Jelin, desde tres ejes
imbricados: quién, qué, cómo/cuándo recuerda y olvida29.

El “quién” reiere al sujeto que recuerda y olvida, donde
aparecen y se entrecruzan lo individual y lo colectivo. La
memoria individual es, según Ricoeur, singular y propia del

27 Yosef Yerushalmi, “Relexiones sobre el olvido”, en: AA.VV, Usos del olvido
(Buenos Aires: Nueva Visión, 1989), 16.
28 Michael Pollack, Memoria, olvido, silencio. La producción social de identidades
frente a situaciones límites (La Plata-Argentina: Ediciones Al Margen, 2006).
29 Elizabeth Jelin, Los trabajos…

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 275-311 283

M. Paula González y Joan Pagès

sujeto, establece una continuidad entre el pasado y el presente
y permite orientarse en el tiempo en un recorrido que va del
pasado al futuro. Pero la memoria individual se relaciona
íntimamente con procesos sociales de construcción de memoria,
dando como resultado una “constitución simultánea, mutua y
convergente de ambas memorias”30. Una referencia ineludible
para hablar de estos procesos colectivos de construcción de
memoria es la obra de Maurice Halbwachs quien propuso
la noción de “memoria colectiva” para deinirlos. Según este
autor, no recordamos solos sino con ayuda de los recuerdos de
los demás; nuestros recuerdos se nutren de relatos contados
por otros; y nuestros recuerdos se encuentran inscritos en
relatos colectivos que se refuerzan en conmemoraciones y
celebraciones públicas.

La noción de “memoria colectiva” ha sido largamente
discutida puesto que tiene dos problemas: por un lado, puede
transmitir la imagen de una entidad reiicada por fuera
de los individuos y de las luchas sociales y, por otro, puede
dar una idea de construcción homogénea y unívoca. Esto es
problemático porque

[…] es imposible encontrar una memoria, una visión y una
interpretación únicas del pasado, compartidas por toda una
sociedad. Puede encontrarse momentos o períodos históricos
en los que el consenso es mayor, en los que un libreto
único del pasado es más aceptado o aun hegemónico. [Sin
embargo] siempre habrá otras historias, otras memorias e
interpretaciones alternativas, en la resistencia, en el mundo
privado, en las ‘catacumbas’.31

Esto se conecta con los conceptos de memoria “débil”
y “fuerte”, propuestos por Traverso, es decir, con memorias
de diversa visibilidad y fuerza que, lejos de ser propiedades
ijas, van mutando en el tiempo. La memoria de la Shoah
es un ejemplo del paso de una memoria débil a una fuerte
que actualmente se ha convertido en una especie de “religión

30 Paul Ricoeur, La lectura del tiempo pasado…,21.
31 Elizabeth Jelin, Los trabajos…,5-6.

284 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 275-311

Historia, memoria y enseñanza de la historia: conceptos, debates y perspectivas...

civil del mundo occidental”32. Aun cuando es difusa, ambigua
y problemática, algunos autores coinciden en señalar que la
categoría “memoria colectiva” es más expresiva que explicativa
y resulta operativa para designar ciertas formas de conciencia
del pasado aparentemente compartidas por un conjunto de
individuos a in de dar cuenta de ciertos acontecimientos
memorizados u olvidados por una determinada sociedad33.

Respecto a “qué” se recuerda y olvida, podemos decir
que participan en ello creencias, saberes, patrones de
comportamiento, sentimientos, experiencias, emociones.
Todos ellos son transmitidos, recibidos y modiicados en
la interacción social, en los procesos de socialización (por
ejemplo, la escuela) y en otras prácticas grupales. En general,
la memoria y el olvido, la conmemoración y el recuerdo, se
tornan cruciales cuando se vinculan a acontecimientos de
carácter político y a situaciones de represión, sufrimiento
colectivo y aniquilación34.

Para explicar “cómo/cuándo” se recuerda y olvida, cómo
se conserva, transmite y modiica, nos ayuda la categoría
“cuadros sociales de la memoria”35 –también de Hallbwachs–.
Este concepto subraya que la reconstrucción de la memoria
depende de una matriz grupal, de una interacción social, de
los marcos sociales entre los que se encuentra, por ejemplo, el
lenguaje36. Hay experiencias y marcas –tanto simbólicas como
materiales– que construyen y activan la memoria. Asimismo,
determinados climas y contextos socio-culturales y luchas
de carácter político e ideológico habilitan u obstaculizan las
rememoraciones. Es por eso que la memoria es objeto de
disputas y conlictos por lo que resulta permeable a los cambios

32 Enzo Traverso, El usos del passat…,72.
33 Joël Candau, Antropología de la memoria (Buenos Aires: Nueva visión, 2002).
34 Elizabeth Jelin, Los trabajos…,10-11.
35 Les cadres sociaux de la mémoire, obra anterior a La mémoire collective, fue
publicada en 1925 y reeditada en 1994.
36 El lenguaje es un marco que aporta convenciones verbales con poder evocador:
así, por ejemplo, Bastille evoca la Revolución francesa; Auschwitz, al Genocidio nazi;
Villa Grimaldi a la dictadura chilena, la ESMA, a la última dictadura militar en
Argentina, etc.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 275-311 285

M. Paula González y Joan Pagès

de sentidos sobre el pasado que se van construyendo a lo largo
del tiempo. Así, por ejemplo, en la conmemoración de los
quinientos años de la llegada de Colón a América, los debates
se dieron en torno a cómo explicar aquel proceso puesto que
el 12 de octubre podía ser el inicio del descubrimiento, del
encuentro, o del genocidio37.

Para inalizar, resta decir que en la literatura académica
dedicada a la memoria coexisten variadas denominaciones
para referir a su dimensión de conjunto: “memoria(s)”,
“memoria social”, “memoria colectiva”, “memoria histórica”38.
Por nuestra parte, y para este artículo, hemos optado por el
término “memoria” considerando siempre el carácter plural
y heterogéneo y atendiendo a su naturaleza inacabada y en
construcción.

5. Memoria y olvido

La ambivalencia entre recuerdo y olvido, entre la necesidad de
recordar y olvidar –como propio de la memoria– ha sido una
de las cuestiones más debatidas en este campo. Muchas veces
memoria y olvido se presentan como términos contrapuestos.
Lo cierto es que esta oposición es muy propia del mundo
occidental. Como apunta Yerushalmi, “el olvido, reverso de la
memoria, es siempre negativo; es el pecado cardinal del que
se derivarán todos los demás”39. Sin embargo, y como apunta
Tzvetan Todorov, podemos airmar que “el elogio incondicional
a la memoria y la condena ritual del olvido acaban siendo, a

37 Sobre las diversas memorias en torno al 12 de octubre y las diversas historias
escolares al respecto, pueden verse los trabajos de Mario Carretero, Documentos de
identidad. La construcción de la memoria en el mundo actual (Buenos Aires: Paidós,
2007) y Mario Carretero, Alberto Rosa y María Fernanda González, Enseñanza de la
historia y memoria colectiva (Buenos Aires: Paidós, 2006).
38 El concepto “memoria histórica” es más utilizado en España. José Maria Ruiz
Vargas la deine como “la recuperación de la verdad desde la memoria herida de las
víctimas” José María Ruiz Vargas, “Trauma y memoria de la Guerra Civil y de la
dictadura franquista”, Hispania Nova. Revista de Historia Contemporánea, No. 6.
(2006): 39 Pueden verse más referencias de su utilización en la Revista Hispania
Nova http://hispanianova.rediris.es, y en la Revista Historia Actual http://www.
historia-actual.com
39 Yosef Yerushalmi, “Relexiones…,17.

286 hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 275-311

Historia, memoria y enseñanza de la historia: conceptos, debates y perspectivas...

su vez, problemáticos (…) La memoria no se opone en absoluto
al olvido. Los dos términos para contrastar son la supresión
(el olvido) y la conservación; la memoria es, en todo momento
y necesariamente, una interacción de ambos”40. Así entonces,
“¿de qué deberíamos acordarnos, qué podemos autorizarnos a
olvidar?”41.

Respecto al olvido, cabe señalar que existen multiplicidad
de situaciones en las cuales éste se maniiesta con diversos usos
y sentidos: hay olvidos “deinitivos”, “evasivos” y “liberadores”42.
El olvido “deinitivo”, o profundo, responde a la voluntad
de borrar hechos y procesos del pasado propio evitando su
presencia en el devenir histórico. También puede ser producto
de una voluntad política para ocultar, destruir pruebas,
documentos, etc43. Sin embargo, los recuerdos y las memorias
de testigos y protagonistas no pueden ser manipulados de la
misma forma (a excepción del exterminio físico) ni todas las
huellas pueden ser eliminadas completamente. Los pasados,
que a veces parecen suprimidos deinitivamente, reaparecen
mientras que los que no habían sido escuchados, aparecen y
cobran nuevos signiicados.

El olvido “evasivo” es un intento de eludir el recuerdo
que puede herir y que muchas veces se presenta en momentos
posteriores a guerras, masacres y genocidios. Más que olvido,
se trata de silencio. Es el recuerdo de lo “indecible” de los
sobrevivientes de los campos de concentración, que necesitan
del silencio para reencontrar un modus vivendi en un pueblo
o ciudad que asistió a su deportación y para evitar transmitir
a sus hijos el sufrimiento vivido. Es el recuerdo “vergonzoso”,
por ejemplo, de quienes silencian o son silenciados por la
estigmatización y el rechazo. Es el recuerdo “prohibido” que
se esconde y no puede escucharse en medio de la represión

40 Tzvetan Todorov, Los abusos…,15-16.
41 Yosef Yerushalmi, “Relexiones…,16.
42 Paul Ricoeur, La historia… y Paul Ricoeur, La lectura del tiempo pasado…
43 La voluntad política de olvido puede llevar a posiciones paradójicas como la
frase de Himmler a propósito de la “solución inal”: “una página gloriosa de nuestra
historia que nunca ha sido escrita y que jamás lo será”. Citado por Tzvetan Todorov,
Los abusos…,13.

hist.mem., Nº. 9. Año 2014, pp. 275-311 287

frente a estos diversos “olvidos”. Los silencios se quiebran cuando los testigos sienten que van a desaparecer –y no quieren que esos recuerdos se pierdan– o cuando se produce un cambio de régimen político. para muchos. testimonios. Por último. 46 Andreas Huyssen. narrativas personales. 2006 [1873]). evidente en la iebre conmemorativa. el olvido “liberador” es aquel que nos permite vivir habitualmente puesto que la memoria total es imposible. Segunda consideración intempestiva. M. en: Marina Franco y Florencia Levín (comps. “Historia reciente de pasados traumáticos. “deber de memoria”50.mem. Es el olvido que reclamaba Nietzsche frente a la “iebre histórica” inútil para la vida45. 1994). otras preguntas: ¿cuáles son los contornos de la memoria? ¿En qué lugar delinear los límites de la conservación y la supresión? Hay necesidad de memoria. traumas. Si esto es un hombre. Sobre la utilidad y los inconvenientes de la Historia para la vida (Buenos Aires: Libros del Zorzal. Allí se abre un período para hablar y escuchar. olvido. silencio… 45 Friedrich Nietzsche. Los abusos… 49 Jöel Candeau. una manía memorialista que también denuncia Huyssen a principios del siglo XXI46. al ser publicado por Einaudi. El imperativo de “deber de memoria” se conecta estrechamente con la experiencia concentracionaria de las víctimas del nazismo. Año 2014. 275-311 . 2001). por las repeticiones literales de hechos pasados que se cristalizan en el presente. Pero los recuerdos dolorosos. 44 Michael Pollack. pp. Memoria. los recuerdos no-dichos no se pierden: son guardados o circulan clandestinamente. 50 Primo Levi. Se registra una “superabundancia” de memoria49. 2007). Primo Levi se reconoció en el deber de la memoria. En busca del futuro perdido… 47 Pierre Vidal Naquet. desde donde surgió una abundante literatura que articula silencios. el libro alcanzó resonancia internacional. Los asesinos de la memoria (Madrid: Siglo XXI. como denunciaba Vidal-Naquet47. etc. También ha habido. 48 Tzvetan Todorov. 9. Véase: Daniel Lvovich. Perspectivas y desafíos para un campo en construcción (Buenos Aires: Paidós. impelido por una “delegación” en su carácter de sobreviviente. en la obligación de hablar de inmediato. Sin embargo. De los fascismos y colaboracionismos europeos a la historia de la última dictadura argentina”. 288 hist. Nº..) Historia reciente. frente a sus “asesinos”. Paula González y Joan Pagès de un régimen totalitario44. En 1958. Los hundidos y los salvados (Barcelona: Muchnik Editores. Antropología…69. Es el que permite liberarnos de la “carga” del pasado para poder mirar el futuro. Surgen entonces. Hay “abusos de memoria”48. escrito por Levi al volver de Auschwitz fue rechazado por varias editoriales.

de sobrevivientes) no deben omitir otros planos de la memoria: “la ola testimonial no puede reemplazar la urgencia de respuestas políticas. Ricoeur propone una política de “la justa memoria” donde se atienda a la memoria como matriz de la historia y se rescate la función crítica de ésta última. recordar”54. es decir. sin embargo. Por otra parte. resulta necesario atender a la temporalidad de las narrativas personales tanto como de las instancias colectivas que posibilitan la escucha51. el abuso. Ante esto. es necesario escuchar los testimonios pero evitando la repetición ritualizada. de recuerdo y de elaboración) y la lectura de Ricoeur. ante la falta. productivos y de transformación. Ante el dolor de los demás (Madrid: Alfaguara. institucionales y judiciales a la conlictividad del pasado. Como airma Susan Sontag: “quizás se le atribuye demasiado valor a la memoria y no el suiciente a la relexión”53 y. 52 Elizabeth Jelin. los testimonios (por ejemplo. En este sentido. pp. 55 La autora retoma los aportes de conceptualizaciones psicoanalíticas de Freud (trabajo de duelo. Jelin por su parte. son ciertamente. 9. Finalmente. Historia..mem. la circulación de múltiples “verdades”. habla de “trabajos de la memoria”55. el deber y el exceso de la memoria. Pueden verse las referencias en Joan Pagès y Montserrat Casas. Nº. aunque para entender sea preciso. los silencios y omisiones. desde búsquedas de sentido 51 Michael Pollack. 275-311 289 . cuyos primeros testimonios aparecen en 1977 y se multiplican después de 2000. silencio… Otro ejemplo de esta apertura a la escucha es el caso de los republicanos y republicanas españoles en campos de concentración nazi.. Los trabajos…98. 2005). El testimonio. también. Republicans y republicanes als camps de concentració nazi. Memoria. olvido. pensar (y elaborar) la memoria desde lugares activos. “es más importante entender que recordar. 53 Susan Sontag. abriendo el debate y promoviendo el análisis y la relexión activa sobre el pasado.26. las simbólicas y las morales o éticas”52. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Resulta preciso escuchar los discursos de la memoria pero no limitarnos a ellos. desafíos para la memoria y para la historia.Ajuntament de Barcelona. tomando distancia. además de las personales. debates y perspectivas.. 54 Beatriz Sarlo. Testimonis i recursos didàctics per a l’ensenyament secundari (Barcelona: Institut d’Educació . hist. Año 2014. Tiempo pasado…. 2003): 134.

Nº. En los Estados-nación una de las operaciones simbólicas más importantes fue la elaboración de un gran relato nacional para la cohesión del conjunto social a través de un mito colectivo identitario que deinía y reforzaba sentimientos de pertenencia. 9. un rol activo. “no se trata de lidiar con los hechos sociales como cosas. silencio…. olvido. hablar de “trabajos de la memoria” implica el desafío de referirnos a la memoria como producto de un proceso inter-subjetivo de signiicación y resigniicación. interesa analizar los procesos y actores que intervienen en el trabajo de constitución y formalización de las memorias.mem. Como apunta Pollack. aparecían 290 hist. con diferentes vinculaciones con el pasado. La memoria y sus construcciones Además de considerar qué.18. resulta necesario observar de qué manera se construye la memoria. 2005). M. Esta memoria narrativa del pasado “común” 56 Reinhart Koselleck. 1993). cómo y cuándo se recuerda (y olvida). 58 Benedict Anderson. construyen e intentan legitimar y transmitir una narración de sentido sobre ese pasado. Futuro pasado. Siguiendo esta perspectiva. 1991). Eric Hobsbawm. Año 2014. Diversos actores sociales. Naciones y nacionalismo desde 1780 (Barcelona: Crítica. proceso en el que la escuela y la enseñanza de la historia deben tener. 57 Michael Pollack. quiénes. Entre estos actores se destacan los agentes estatales quienes han tenido un papel central en la elaboración de una “historia nacional y una memoria oicial”. Memoria.. En este proceso. 275-311 . como una construcción. En síntesis. cómo y por quién son solidiicados y dotados de duración y estabilidad”57. la historiografía ocupó un lugar privilegiado produciendo una versión “oicial” del pasado58. Paula González y Joan Pagès del pasado hacia el futuro. En este proceso. Para una semántica de los tiempos históricos (Barcelona: Paidós. desde nuestra perspectiva. Relexions sobre l’origen i la propagació del nacionalisme (València: Afers. entre “el espacio de la experiencia” y “el horizonte de expectativas”56. pp. sino de analizar cómo los hechos sociales se hacen cosas. 6. Comunitats imaginades. colocando a la memoria en una trama temporal.

Tampoco los historiadores dominan el campo de producción de narrativas en el caso de los pasados más recientes de fuerte conlictividad social y política aunque. “las aperturas políticas. es decir.42. ‘contra el silencio’. Es el caso de colectivos que fueron oprimidos o marginados como los pueblos indígenas en América latina. Año 2014. muchos se han centrado en examinar las “tradiciones inventadas” por los Estados nacionales. Nº.. su papel ético y político es reclamado en los debates públicos60. los historiadores no sólo no tienen la potestad para establecer un “historia oicial” sino que. hecho evidente en la proliferación de acercamientos desde otros campos culturales como la literatura..mem. resulta más difícil airmar que la historiografía ocupa el lugar de constructora de una memoria nacional. fue la que la escuela se encargó de transmitir a través de la enseñanza de la historia y las ciencias sociales y por medio de la instrucción cívica desde la instauración de estas disciplinas en la escuela. el teatro. en las que participan actores diversos y plurales con demandas y reivindicaciones múltiples. convirtiendo a la nación en un problema de investigación59. el cine. El usos del passat… 61 Elizabeth Jelin. los deshielos.Véase Enzo Traverso. etc. Historia. liberalizaciones y transiciones habilitan una esfera pública y en ella se pueden incorporar narrativas y relatos hasta entonces contenidos o censurados”61 y entonces aparecen las luchas por la memoria. o ‘para no repetir’. pp. debates y perspectivas. por el sentido del pasado. como en Francia a propósito del caso Papon -funcionario acusado de la deportación de judíos durante la ocupación alemana. aunque la memoria es un espacio que reiteradamente se deine en términos de lucha ‘contra el olvido’. 275-311 291 . Los historiadores y la “cuestión nacional” (Buenos Aires: Fondo de cultura económica. estas consignas algunas luchas por la memoria entre actores o colectivos que reclamaban (y reclaman) reconocimiento y legitimidad. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. La nación como problema. 9. etc. un “lugar” en la historia. Actualmente. 2002). los afro-descendientes en Estados Unidos. Esto es así porque los intelectuales no son los únicos capaces de elaborar narrativas sobre el pasado. Los trabajos…. Por esto mismo. Como señala Jelin. además. 60 Incluso también en ciertos procesos judiciales. En nuestros días. 59 Elías Palti. al mismo tiempo. hist..

por el bando militar y por el movimiento de derechos humanos. espacios y emprendimientos que participan decididamente en la construcción de la memoria. Los ejemplos aquí son múltiples. demandan reparaciones o exigen reconocimiento. Azun Candina. los movimientos de derechos humanos ocuparon un lugar central. Pero estos y otros emprendedores no sólo buscan reivindicaciones. 2002b).. Nº. las conmeraciones se multiplicaron en fechas “redondas” a propósito del in de la Segunda Guerra Mundial y la liberación de los campos de concentración nazi o bien se reeditan anualmente frente a hitos como el 11 de septiembre en Catalunya. Las fechas y los aniversarios son coyunturas de activación de la memoria: el espacio público es ocupado por las manifestaciones donde aparecen confrontaciones. 62 Elizabeth Jelin. 64 El 11 de septiembre es una fecha sin duda conlictiva en Chile. esto es. donde el mismo hecho –el golpe militar de Pinochet en 1973– es recordado de diferentes maneras por la izquierda y por la derecha. 275-311 . Para Latinomérica pueden mencionarse momentos tales como la conmemoración de los quinientos años de la conquista o el próximo bicentenario de las revoluciones de independencia hasta los aniversarios de los golpes de Estado que iniciaron las dictaduras en el Cono Sur64. la justicia y la memoria intentando mantener visible y activa la atención social y política sobretodo en torno a las memorias de la represión y la violencia política63. Año 2014.mem. 9. Memoria e instalación del 11 de septiembre de 1973 en Chile”. 292 hist. Las conmemoraciones: las disputas en las fechas «in-felices» (Madrid: Siglo XXI. Los emprendedores son aquellos que reclaman la verdad. “memoria contra memoria”62. pp.6. 63 En el caso de las transiciones latinoamericanas a la democracia de los 80-90. M. Los trabajos…. Paula González y Joan Pagès esconden una oposición entre distintas memorias rivales (cada una de ellas con sus propios olvidos). luchas por la memoria de diferentes actores sociales.). en: Elizabeth Jelin (comp. Respecto a los actores que participan en la construcción de la(s) memoria(s) se puede hablar de “emprendedores de la memoria”. “El día interminable. En el caso europeo. También elaboran rituales y conmemoraciones al tiempo que construyen o reclaman marcas simbólicas en lugares públicos.

pp. Los abusos… hist. De este modo. los cambios y transformaciones en las prácticas y signiicados de la conmemoración. y sin negar la singularidad de los procesos. Por el contrario.mem. los lugares de y para la memoria: monumentos. se hacen públicas diversas interpretaciones del pasado. Historia. Las conmemoraciones…. 275-311 293 . memoriales y marcas territoriales (Madrid: Siglo XXI. la memoria ejemplar permite abrir el recuerdo a la analogía y la generalización para extraer una lección. están las marcas en el espacio.. debates y perspectivas. Además de las fechas. y las fracturas. esto fue evidente en 2005 cuando se retiró la estatua ecuestre de Franco situada en el centro de Madrid. El pasado se convierte. memoriales. donde los hechos aparecen únicos. 66 Elizabeth Jelin. se interrogan sentidos. sin conducir a nada más allá de sí mismos. Nº. entonces.. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Las memorias se construyen y establecen a través de estas prácticas y de estas marcas. esto es. la tensión entre los rituales que se reiteran y relejan continuidades identitarias. 9. Las disputas por la memoria fueron allí explícitas y cargadas de sentidos políticos sobre el pasado y el presente.). 2003). 65 Victoria Langland y Elizabeth Jelin (comps. por el otro67. pero no están cristalizadas para siempre una vez que fueron instaladas: “su sentido es apropiado y resigniicado por actores sociales diversos. en ocasiones. En este plano. de acuerdo a sus circunstancias y al escenario político en el que se desarrollan sus estrategias y sus proyectos”66. El abuso de memoria se produce en la reminiscencia literal. se activan sentimientos. 67 En el caso español. Todorov alerta sobre abusos de la “memoria” e invita a distinguir entre la “recuperación” del pasado y su “utilización” subsiguiente. En este sentido. en un principio de acción para el presente puesto que permite aprovechar las lecciones del pasado para comprender situaciones nuevas. placas recordatorias son materializaciones de la memoria. si se hace desde una memoria “literal” o “ejemplar”68. Monumentos. existen luchas por las reapropiaciones de ciertos lugares.2. Año 2014.. irrepetibles e intransitivos. 68 Tzvetan Todorov. El modo en que se construyen las memorias demuestra que tienen un transfondo y un sentido político. plazas. murales. registrándose. por un lado. por el reconocimiento y la preservación y por el contenido a transmitir en esos espacios65.

del mundo del trabajo. la historia de las mujeres. Como mencionábamos al principio. una metodología que produce y utiliza testimonios orales en la investigación historiográica. M. 7. transmisión y trabajo con la memoria en la escuela.mem. Véase la reseña de estos espacios institucionales en Julio Aróstegui. surgió la denominada “Historia oral”. rituales y lugares– así como en sus usos posibles –literales o ejemplares– resulta de vital importancia para acercarnos a la construcción. las experiencias migratorias. Fue sobre todo a partir del in de la Segunda Guerra Mundial que comenzaron a trabajarse dimensiones hasta entonces desatendidas por la historiografía tales como la vida cotidiana. La historia vivida. Asimismo. hacia mediados del siglo XX. 294 hist. el Institut d’Histoire du Temps Présent. Sobre la historia del tiempo presente (Madrid: Alianza. Paula González y Joan Pagès Pensar las construcciones y luchas por la memoria –con sus disputas. el Institut für Zeitgeschichte (Alemania) y el Institut of Comntemporary British History (Gran Bretaña).. 2004). Año 2014. creado en Francia en 1978. las historias regionales. hicieron necesario reformular las formas de investigar y exigieron incorporar nuevas fuentes. muy diferentes a la historia lejana de los grandes personajes. La memoria y los testimonios La cuestión de los testimonios y la historia oral resultan aspectos fundamentales para pensar la memoria y la historia. conmemoraciones. etc. la historiografía occidental acusó cambios profundos en los temas abordados así como en las perspectivas y metodologías empleadas. Nº. pp. y con especial fuerza en los años 60 y 70. al tiempo que los historiadores fueron liberándose de los prejuicios positivistas –que predicaban la imposibilidad de hacer historia reciente por la inexistencia de una perspectiva temporal adecuada y por la desaconsejable implicación con el objeto de estudio– fueron institucionalizándose diversos espacios dedicados a la investigación del pasado más cercano69. 9. Estos nuevos temas. 275-311 . Así. El fenómeno de la historia oral estuvo ligado a la aparición de testimonios de sobrevivientes del genocidio nazi aunque 69 Por ejemplo.

. cuando surge la imaginación. Nº. que permitían dar cuenta de experiencias individuales y subjetivas de las transformaciones del siglo XX.) La historia oral. Las fuentes orales son creíbles pero con una credibilidad diferente. 275-311 295 . pp. en el cruce de los testimonios con otras fuentes históricas puede apreciarse cómo los contextos inluyen en las vidas de las personas al tiempo que es posible advertir cómo esas personas despliegan estrategias frente a esos contextos. Así. Año 2014. se ha señalado que las fuentes orales son esencialmente subjetivas y. se ha destacado que esta historia permite reconstruir aspectos y procesos históricos antes desatendidos por la historiografía –tanto por la falta de documentos escritos como por la falta de preocupación por la “historia desde abajo”–. en la revista Historia. no en su adherencia al hecho. por lo mismo. La importancia del testimonio oral puede residir.. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. La diversidad de la historia oral consiste en el hecho de que las declaraciones “equivocadas” son psicológicamente “verídicas” y que esa verdad puede ser igualmente importante como los relatos factualmente coniables. Habida cuenta del desarrollo y extensión de la historia oral. la distorsión y el error. también fue haciéndose extensivo a otros temas y procesos históricos.71 70 Por ejemplo. Asimismo. no hay fuentes orales “falsas’’.. (Buenos Aires: Centro Editor de América Latina. Sin embargo. entre otras potencialidades. sino mas bien en su alejamiento del mismo. hist. la historiografía –y con ella otras ciencias sociales– ha relexionado profundamente sobre sus potencialidades y límites así como en las características de sus fuentes70. Antropología y Fuentes Orales. “Lo que hace diferente a la historia oral”. Historia. están sometidas al olvido. Por lo tanto. y como airma Alessandro Portelli. el simbolismo y el deseo. 71 Alessandro Portelli. y como ya señalamos. no necesariamente traumáticos. editada en Barcelona.mem. debates y perspectivas. en: Dora Schwarzstein (comp. 1991): 42-43. Entre los límites. se ha remarcado cómo la historia oral permite acceder a las experiencias directas de diversos actores sociales y posibilita ver con más claridad sus subjetividades. 9. Además.

2000). El pasado reciente….45. M. en: Henro Moniot y Maciej Serwanski. “La guerre des récits. se ha subrayado que los testimonios orales producen cierta “fascinación” por la aparente facilidad de acceso a los datos y por la potencia y legitimidad fundada en la posición del testigo que emerge como portador de la verdad por el hecho de haber “visto” o “vivido” directamente tal o cual evento o experiencia72.. Une pensée et des practiques au présent (París: L´Harmattan. una relexión similar. Esto coloca a las fuentes orales frente al peligro de su uso acrítico: los testimonios que hablan del horror y del dolor pueden quedar encerrados en una “cristalización” inabordable mientras que los que hablan de experiencias de vida pueden producir la distorsión de ser considerados como relejo “iel” de la historia. 74 En los casos europeos. 73 Christian Laville es quien propone esta distinción entre “citoyen-sujet” y “citoyen- participant” para referirse a las diferentes inalidades formativas de la historia en la escuela. Débats et illusions autour de l´enseignement de l´histoire”. 8. sobre todo. L´histoire et ses fonctions. la conformación de los estados nacionales con sus memorias 296 hist. estos relatos nacionales en tanto “memorias oiciales” apuntaron a reforzar sentimientos de pertenencia. citado por Marina Franco y Florencia Levín. Cristhian Laville. en la enseñanza de la historia. 275-311 . pp. se ha dado en el campo educativo por cuanto esta historia adoptó una fuerte presencia en la escuela y. memoria e historia se presentan como cuestiones ineludibles en el mundo escolar. 9. Nº. formando identidades y ciudadanías. sobre las posibilidades y los límites de la historia oral. Año 2014. La enseñanza de la historia en Occidente. Así.mem. Como decíamos antes. Paula González y Joan Pagès Asimismo. se ocupó de instruir al “ciudadano-sujeto”73 por medio de un relato fundado en el mito de los orígenes y la gloriicación de las gestas y los héroes de la nación y la patria. La historia y la memoria en la escuela Actualmente. Como se verá más adelante. Sin embargo no son nuevas: la escuela siempre ha enseñado historia y ha transmitido una memoria. a mantener la cohesión social y a defender fronteras simbólicas constituyendo un eje identitario fundamental74. desde su instauración por parte de los Estados nacionales. esas memorias fueron 72 Jaume Peris Blanes.

la historia dio entrada a las historias mínimas. Mario Carretero. Año 2014. en: Cómo hacer cosas con recuerdos. Nº. la memoria adoptó nuevos sentidos. “La guerre des récits…. la memoria tomó otro cariz: el convencimiento del fracaso del proyecto ilustrado76. “Recordamos mal”.. económicas y sociales del siglo XX.. 9. Más tarde. “una” lengua y “unas” determinadas costumbres y tradiciones. mantuvo un espíritu reinvindicativo: el in de la Segunda Guerra Mundial era la manifestación del triunfo de la democracia en el que subyacía una cierta esperanza y en el que cabía la exaltación. cuando se reactivó el debate en torno al genocidio nazi hacia 1980 –por la aparición de testimonios y la profusión de aniversarios y recordatorios del Holocausto–. tanto para dar cuenta de aquellas memorias traumáticas como para dar la voz a los protagonistas desconocidos de las transformaciones políticas.mem. La escuela y la enseñanza de la historia en muchos países albergaron con entusiasmo oiciales reunió grupos diversos en un solo conjunto. hist. 275-311 297 . al inalizar la Segunda Guerra Mundial. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Más tarde. pp. signiicó separar pueblos en distintos países con fronteras largamente discutidas y batalladas. cotidianas y anónimas a partir del surgimiento de la historia oral. Aunque en muchos casos la enseñanza de la historia siguió reproduciendo relatos cerrados a in de moldear consciencias y comportamientos75.. Historia. “una” historia. 2007). En un primer momento. Sobre la utilidad de la memoria y la conveniencia de rendir cuentas (Buenos Aires: Katz editores. la historia y las ciencias sociales en la escuela buscaron formar al “ciudadano-participante” a través de un conjunto de saberes y capacidades para la participación activa en el sistema democrático. Para el caso latinoamericano. debates y perspectivas. Paralelamente. 75 Christian Laville. intrínsecamente excluyentes: borraron y ocultaron las diferencias a in de homogeneizar al conjunto social a través de una adhesión afectiva a una comunidad de pertenencia con “un” origen. Estas memorias oiciales fueron la base de las historias escolares durante gran parte del siglo XX: se trataba de una memoria lejana y gloriosa que apelaba a la exaltación del pasado. culturales. Documentos… 76 Manuel Cruz.

) que revelan sus características al tiempo que la identiican y la diferencian. entre los diversos estratos del tiempo histórico. 137-151. En el campo escolar. 275-311 . 2 (1989). M. ha sido discutida por la historiografía de los últimos treinta años con el in de desnaturalizar la idea de nación y quebrar la idea “genealógica” de supuestos orígenes materialmente “objetivos” y “naturales” de una comunidad nacional (cuestiones cientíicas. que pueda dar cabida a la diversidad étnica. encontramos la memoria nacional tradicionalmente sustentada en la gloriicación del pasado. que permita unir sin homogeneizar ni borrar diferencias. fuertemente chauvinista y excluyente. hace tiempo se viene pensando cómo liberarse de esa historia plagada de iguras heroicas a la vez que despolitizada por falta de conlictos y entramado social. Paula González y Joan Pagès la historia oral como forma de renovación temática y metodológica proponiendo nuevos nexos entre la historia local y la general. Aportaciones y problemas”. de una narrativa inclusiva que nos posibilite “sentir” que formamos parte de una comunidad y de la construcción de su futuro. “Fuentes orales y enseñanza de la historia. Esta narrativa.. entre los jóvenes y sus experiencias. Año 2014. En la actualidad. 77 José Borrás Llop. 9. lingüísticas. Así. y aquella que reiere a las reconstrucciones realizadas por medio de los testimonios y de la historia oral. Historia y fuente oral No. social y cultural que caracterizan a nuestras sociedades en la actualidad.mem. entre los estudiantes y la historia como reconstrucción del pasado77. En este sentido. 298 hist. no debería presentarse como contrapuesta a una historia para “pensar” y problematizar. por su parte. etc. la que alude a rememoraciones de los pasados traumáticos. en la escuela se entrecruzan y se relacionan diversas acepciones y sentidos de la memoria que reieren a narrativas diferenciadas: la que alude a una conciencia colectiva e identitaria nacional. pp. religiosas. se busca una narrativa que sea simultáneamente aglutinadora y plural. Por un lado. Nº. creemos que la posibilidad de un relato plural.

“El lugar de la memoria en la enseñanza hist. genocidios y crímenes contra la humanidad del siglo XX79. Por eso. en el mundo educativo al airmar que “la exigencia de que Auschwitz no se repita es la primera de todas las que hay que plantear a la educación”. colocándolo. debates y perspectivas. entre otros. Muchos autores han preferido hablar de genocidio. en la escuela aparece fuertemente la noción de memoria asociada al pasado cercano y traumático donde ya no hay héroes sino víctimas. La educación de la mente y el conocimiento de las disciplinas. por medio de diversos proyectos82. la historia más reciente 78 Para muchos. totalitarismos. 80 Howard Gardner. Así como para el mundo académico el genocidio nazi ha constituído un quiebre en su relexión. calamidad. religión. las guerras. 2000). Theodor Adorno. “Educación para la ciudadanía democrática”. raza. véase el trabajo de Joan Pagès. la tolerancia. “La educación después de Auschwitz”. además. El término Holocausto era usado tradicionalmente para referirse a los rituales en que se ofrendaba un animal en sacriicó para los dioses. Para algunos tampoco es apropiado porque. el Estado de derecho y la resolución pacíica de los conlictos. por extensión. se considera que es privativo del ámbito judío lo que le resta universalidad.) 79 Theodor Adorno fue uno de los primeros en utilizar el nombre de Auschwitz para deinir la fábrica más grande de muerte conocida en la historia. Año 2014. el respeto mutuo. por un lado. 1998): 79. Shoah es un término hebreo que signiica catástrofe. los programas “Enseñar la memoria: educación para la prevención de crímenes contra la humanidad”. etnia. ideología. En la perspectiva latinoamericana. pp. la democracia.mem.. por otro. las experiencias de los Estados terroristas de los años 70 y 80 del siglo XX se vinculan con pasados dolorosos y abiertos que imponen ineludibles desafíos morales y políticos. Para un análisis exhaustivo de estas propuestas. en las recomendaciones del Consejo Europeo y en distintas propuestas que ha impulsado en los últimos años81. Tal sentido de la memoria en la escuela es visible. término incorporado en la Convención Internacional de 1948 de la ONU para referirse a la destrucción total o parcial de un grupo de personas que comparten características comunes (nacionalidad. En este sentido. 275-311 299 .. por ejemplo. y en el caso europeo. Por otro lado. “Enseñanza de la historia”. Así. Nº. en el mundo escolar ha pasado a ser considerado un saber básico que todos los estudiantes deberían comprender80. en: Educación para la emancipación. por ejemplo. muchos consideran inaceptable su utilización para hablar del exterminio nazi. Pueden verse los documentos y propuestas en http://hub. Lo que todos los estudiantes deberían comprender (Barcelona: Paidós. Auschwitz se ha convertido en un término alternativo al de Holocausto y Shoah largamente discutidos. Historia. etc.int/web/coe-portal 82 Véanse. Conferencias y conversaciones con Hellmut Becker (1959-1969) (Madrid: Morata. 9. es un término asociado a un fenómeno natural y no uno producido por seres humanos y. Auschwitz78 se presenta sintetizando el exterminio nazi y condensando. memoria y enseñanza de la historia: conceptos.. 81 El Consejo Europeo deine la educación como el espacio para introducir en la práctica cotidiana los principios de los derechos del hombre.coe.

y que ha permitido reconstruir aspectos cotidianos. Como ya hemos señalado. M. en la escuela también se encuentra la memoria de los protagonistas de la historia más contemporánea. Por nuestra parte. La discusión en torno a esta memoria ha sido cómo sortear los riesgos de la sacralización. No. ¿De qué manera evitar quedar encerrado en la experiencia intransitiva de una memoria literal que sólo habilita la preservación (puesto que de otro modo se profanaría)?83. 83 Tzvetan Todorov. Paula González y Joan Pagès resulta un contenido escolar ineludible y la memoria un deber fundamental de la escuela. El debate en el campo escolar se ha centrado. No es fácil. el debate académico en torno a esta memoria se ha centrado en las posibilidades y límites de los testimonios. Al mismo tiempo. 275-311 . en cómo enriquecer las fuentes orales entrecruzándolas con otras. En el campo educativo. plantear problemas y continuar debatiendo imaginarios socialmente sedimentados y anquilosados. 55. Por último. (2008). regionales y generacionales en el tiempo. Año 2014. pp. pero no podemos sustraernos a este desafío.. en cómo evitar la cristalización de la palabra del testigo. y particularmente en la enseñanza de la historia. creemos que si bien la escuela ha perdido potencia “simbólica”. Nº. la enseñanza de la historia está convocada y debe esmerarse en buscar los mejores recursos para multiplicar las preguntas. cómo evitar la simpliicación de creer que conocer garantiza “no repetir” cuando lamentablemente el siglo XX –y lo que va del siglo XXI– demuestra que la memoria no garantiza “proilaxis”. aquella que ha dado lugar a las voces de los testigos.mem. Geografía e Historia. también. se ha destacado que la historia oral de la historia”. la escuela se plantea de qué modo ha de sustentar su papel ético y político evitando tanto los discursos bien intencionados como aquellas posiciones pesimistas que aseveran que la escuela ya no tiene poder en la formación de representaciones. Didáctica de las Ciencias Sociales. Los abusos… 300 hist. en cómo evitar la pedagogización en términos de cristalización. locales. Iber. 9.

. 9.. de su ciudad. debates y perspectivas. 275-311 301 . los problemas de colocar a los estudiantes en el lugar de “pequeños” historiadores y de trabajar con datos descontextualizados –como si las fuentes orales pudieran explicar y explicarse por sí mismas–84. narración. Esto es así puesto que estas memorias necesariamente se relacionan: no resulta posible sostener una crítica “antigenealógica” sobre la memoria nacional sin revisar el trabajo sobre las memorias traumáticas del siglo XX. “Fuentes orales… hist. no es posible tomar la memoria de los protagonistas “anónimos” de la historia más contemporánea insertando las voces de los protagonistas en el tejido histórico y social sin que esto nos haga examinar y cuestionar la historia nacional “oicial”. historia y enseñanza de la historia. permite renovar temática y metodológicamente la enseñanza de la historia introduciendo la voz de hombres y mujeres comunes. así como recurrir a otras fuentes y ponderar la necesaria intervención didáctica de los profesores. aspectos que fortalecen los vínculos entre las escuelas y las comunidades al tiempo que favorecen el diálogo intergeneracional. experiencias. accediendo a una cara más “humana” de la historia. diálogo resuenan insistentemente cuando hablamos de memoria. la historia oral ha permitido que los alumnos se acercen a temas más cercanos a sus propias vidas como las historias de su entorno. Nº.mem. De la misma manera. Entre sus límites. 2001) precisamente por la hegemonía de aquella narrativa “nacional” de los grandes héroes. cuestiones tradicionalmente ausentes en la historia escolar en sus diversos niveles (Schwarzstein. Dadas las diversas memorias que aparecen en la escuela. Historia. El reto para la enseñanza de la historia con fuentes orales es. testimonio. se han señalado los riesgos de la utilización acrítica de los testimonios. transmisión. precisamente. Así.. de su familia. identidades. Año 2014. Como se puede observar. tradiciones. tener en cuenta sus potencialidades tanto como sus problemas y limitaciones. pp. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Esto nos devuelve a un 84 José Borrás Llop. entendemos que un desafío interesante para la enseñanza de la historia y las ciencias sociales es que estas nociones de la memoria aparezcan y se entrecrucen en ella.

Nº.mem. En este sentido. Los deberes de la memoria en la educación (Barcelona: Octaedro. M. en: Pilar Benejam y Joan Pagès (coords. 9. Carretero.. el aprendizaje y los conocimientos de los alumnos85. Historia y memoria en la enseñanza: desafíos para la didáctica de la historia y las ciencias sociales A las ya clásicas cuestiones como la formación de profesores. Idéntités. mémoires. la función social de la historia. Carretero89 y Cuesta90 entre muchísimas otras. 275-311 . La enseñanza… 89 Mario Carretero. francófono. “La investigación en didáctica de la historia”. Rosa y González88. la didáctica de la historia y las ciencias sociales acusan nuevos temas y renovadas perspectivas de investigación entre los que sobresalen la memoria. las identidades.) (en prensa) La investigación en la enseñanza de la historia en América Latina (México: Publicaciones de la Universidad Pedagógica Nacional y Bonilla Artigas Editores). No. 2003). 9. a revisar las consecuencias didácticas de todo ello. conscience historique (Lyon : Publications de l’Université de Saint-Étienne. Para el caso de Latinoamérica. Educación XXI.) Enseñar y aprender ciencias sociales. 87 Nicole Tutiaux y Didier Nourrison. Año 2014. L´histoire et ses fonctions. 86 Henri Moniot y Maciej Serwanski.. pueden citarse recientes aportaciones como las de Henri Moniot y Maciej Serwanski86. “Líneas de investigación en didáctica de las ciencias sociales”. Alberto Rosa y María Fernanda González. Estas cuestiones nos transportan. Paula González y Joan Pagès punto ya planteado en torno a la memoria: considerarla como un proceso inter-subjetivo de signiicación y resigniicación. como una reconstrucción del pasado desde el presente y para el futuro. la conciencia histórica. geografía e historia en la educación secundaria (Barcelona: Horsori) y Rodrigo Henríquez y Joan Pagès. la formación de la ciudadanía. 7 (2004) 63-83. la historia reciente. Nicole Tutiaux y Didier Nourrison87. pp. sobre las que avanzaremos seguidamente presentando una serie de aportes y debates sobre estas cuestiones en un conjunto de países europeos y latinoamericanos. 2007). véase Sebastian Plà y Joan Pagès (comps. Documentos… 90 Raimundo Cuesta. 88 Mario Carretero. el patrimonio y la narrativa entre otros. italiano y español pueden verse los trabajos de Joan Pagès. Lo sobresaliente de estas obras es el hecho de situar a la memoria –y también a la conciencia histórica– 85 Para un panorama de los temas de la investigación en didáctica de la historia y las ciencias sociales en el mundo anglófono. necesariamente. 302 hist. la enseñanza y las prácticas docentes..

memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Nº. analizó la relación entre historia y memoria y propuso que la distinción e interacción entre ambas sea objeto de relexión y aprendizaje escolar constituyendo. Francia. Fruto de ese encuentro. 9. memòria i ensenyament de la història: perspectives europees i llatinoamericanes del que aquí presentaremos sus principales preguntas. Año 2014.. a la crítica de su memoria y la consideración de lo irracional y los mecanismos de la psicología colectiva. en su artículo titulado “El trabajo de la memoria y el aprendizaje de la Historia en la Suiza francófona”. se publicó en 2009 el libro Història. analizó el cambio conceptual asociado al paso de trabajos realizados desde la historia oral a las propuestas que hacen hincapié en la construcción de la memoria entre 1970 y 2007. Argentina y Chile. pp. España. En torno a estas cuestiones. En un país como Suiza. una enseñanza que plantee interrogantes en lugar de respuestas acabadas. A partir de este recorrido. 275-311 303 . donde el mito de hist. Charles Heimberg. en su trabajo sobre la “Memoria y la enseñanza de la historia en Italia”. reconstruyó las transformaciones en el campo de la historiografía y de la didáctica de la historia y la aparición del concepto de memoria en el campo académico y escolar. se celebraron las IV Jornadas de Investigación en Didáctica de las Ciencias Sociales en 2007 en la Universidad Autónoma de Barcelona donde participaron investigadores de Italia. Historia. como cuestión ineludible en la enseñanza de la historia al tiempo que señalan la necesidad de evitar planteamientos ontológicos. Para ello. así. Mattozzi señaló que el uso de las fuentes orales y los testimonios no debería restringirse a una reconstrucción más humana y atractiva del pasado al tiempo que la memoria como objeto escolar no debería ser separada de reconstrucciones más comprensivas y complejas propias de la historia. cristalizados e inmutables proponiendo. Suiza. perspectivas y experiencias compartidas.mem.. su interpretación.. lo que denominó una “pedagogía de la memoria” que atienda a los hechos del pasado. debates y perspectivas. Ivo Mattozzi. en su lugar.

transformaciones que han signiicado pasar de “aprender de memoria” a “enseñar para la memoria”..mem. que pueda ser iel al pasado sin negar su verdad. Benoît Falaize. en “La enseñanza de la Shoah ante otros temas controvertidos en la escuela francesa” también destacó la relación entre historia. en su trabajo sobre “Memoria. el autor puntualiza cuáles son las diicultades y riesgos de la enseñanza de éste y otros temas controvertidos y socialmente vivos. Para Finocchio. al mismo tiempo. retomando a Paul Ricoeur. Año 2014. Para eso. pp. pensar una “pedagogía justa de la historia”. no debería desatenderse otro aspecto también capital para una sociedad democrática como es la diversidad cultural. según la autora. repasó cómo han cambiado los sentidos escolares de la historia y la memoria en ese país. Silvia Finocchio. punto insoslayable de la relexión europea sobre la violencia del siglo XX. se vuelve necesario un relato más denso. Nº. memoria y enseñanza de la historia. A partir de su análisis. fecundo e integrador que revise qué historias. 275-311 . la autora mostró cómo la memoria nacional abonó representaciones identitarias de un país “blanco” invisibilizando la pluralidad étnica al tiempo que señaló cuáles son los desafíos y diicultades actuales en la transmisión de la historia reciente. memorias e identidades 304 hist. Paula González y Joan Pagès la neutralidad y de la independencia de la Alemania nacional socialista durante la Segunda Guerra Mundial ha sido muy aceptado. historia y educación en la Argentina”. el acento actual en el tratamiento escolar de la última dictadura militar en Argentina atiende a una cuestión política fundamental –como es el fortalecimiento de la democracia– pero que. verdugos y espectadores pasivos. La propuesta de fondo de Falaize es. Para ello. propone algunas pistas didácticas para tratar los temas sensibles en clase de historia basadas en la problematización. Heimberg propuso un trabajo de conocimiento y reconocimiento basado en los tres tipos de actores: víctimas. que pueda construir una historia crítica sin desestimar la fuerza social de la memoria en juego. Tomando el caso de la Shoah. la rigurosidad conceptual y la relación de saberes –no solo historiográicos– necesarios para su tratamiento. 9. M.

tanto del pasado lejano como del pasado más cercano. Vistas en perspectiva. Nelson Vásquez y Ricardo Iglesias. Finalmente. evaluación o reconciliación/olvido. y ante esta compleja historia de la memoria en Chile. Nº. trabajar los sentidos fundamentales de la enseñanza de la historia. 9. Historia. Así. en “La construcción de la memoria colectiva en la historia reciente de Chile”. pp. A través de las preguntas que guiaron la investigación en la que participaron los autores. memoria y enseñanza de la historia: conceptos.mem. pusieron en evidencia diversas “memorias en conlicto” que interpretan el gobierno de Allende. las contribuciones de las IV Jornadas de Investigación en Didáctica de la Historia dejan a la vista las preocupaciones comunes y los desafíos para la hist.. desafíos sobre los que Pagès puntualiza en una serie de sugerencias para el futuro para trabajar con la memoria. resistencia. Joan Pagès. presentan una relexión teórica y conceptual sobre la construcción de la memoria en aquel país retomando. Finalmente. En este sentido.. el autor destacó dos cuestiones. en “La memoria y la enseñanza de la historia en Cataluña”. Año 2014. 275-311 305 . Por otro lado. el golpe militar y la dictadura de Pinochet en términos de salvación. mostraron que en la sociedad chilena coexisten diversas memorias sobre el pasado –sobre todo de los últimos treinta años– y cómo éstas se relejan en las opiniones de los estudiantes. hizo un recorrido por algunos antecedentes –especialmente las innovaciones relacionadas con el uso de los testimonios mediante la historia oral– y por los cambios alrededor del concepto de memoria en los ámbitos académico y escolar.. se construyen en las escuelas. Por un lado. debates y perspectivas. los diversos signiicados del concepto de memoria y las diversas experiencias que ese concepto denomina y las diversas estrategias didácticas que comporta. es decir. sobre todo. presente y futuro. la propuesta de “memorias emblemáticas” de Steve Stern. los autores puntualizan los problemas que se les presentan a los profesores que abordan la historia chilena reciente en las escuelas. de qué manera las propuestas educativas basadas en la historia oral permiten a los jóvenes ser protagonistas en la reconstrucción del pasado y en la construcción de los conocimientos históricos y relacionar signiicativamente pasado.

Año 2014. Nº. 275-311 .mem. recordando que la historia no puede juzgar a la memoria sino comprenderla e integrarla en un relato más denso y plural comprendiendo que la memoria colectiva es un hecho social que no se puede negar ni excluir. Sin caer en la competencia entre ambas o la preferencia por una de ellas. historia. La relación entre historia. 9. se acordó en la necesidad de discutir a qué construcción identitaria abona hoy la escuela. la opción educativa parece establecerse en el espacio de la necesaria interacción entre historia y memoria. Paula González y Joan Pagès didáctica de la historia y las ciencias sociales. memoria y temas “socialmente vivos”. Se trata de una serie de relaciones complejas –no exentas de diferentes intepretaciones– en torno a: las relaciones entre historia y memoria. apareció también en el debate la relación entre historia. memoria y testimonios. Por lo mismo. Por ello. memoria y testimonios fue analizada en términos del valor educativo de la historia oral en la escuela y en la necesidad de evitar un acercamiento ingenuo a esas fuentes. historia.. memoria e identidades apareció también en los aportes y debates de las citadas jornadas donde se coincidió en señalar de qué manera la historia y la historia escolar en muchos países (tanto europeos como latinoamericanos) se asentaron en un relato y una memoria homogeneizadores y excluyentes. comparar y trabajar sus lógicas y aspiraciones diferentes en torno al pasado. M. Conclusiones La relación entre historia y memoria fue abordada por todas las contribuciones señalando la necesidad de conocer. En estrecho vínculo con lo anterior. ante estos 306 hist. se propuso una enseñanza de la historia y las ciencias sociales sensible a los protagonistas y un trabajo con la memoria que inalmente se dirija a potenciar el conocimiento histórico. memoria e identidades. La relación entre historia. A partir de las investigaciones compartidas en las Jornadas. historia. 10. pp. memoria y temas socialmente vivos. apareció con claridad cómo.

“Fuentes orales y enseñanza de la historia. Desde luego. En: Educación para la emancipación. al tiempo que resulta inevitable aceptar el carácter controversial de la historia y la memoria. Burke. 1993. los aportes hasta aquí señalados no agotan el tema pero permiten abrir un debate fecundo y necesario para la enseñanza de la historia y las ciencias sociales que deberá ser profundizado en los próximos años. València: Afers. Siete años después. pp. las prácticas escolares. Buenos Aires: Alianza. 2005. 275-311 307 . 9. Antropología de la memoria. La historia vivida. se vuelve necesario tener en cuenta las representaciones sociales. Sobre la historia del tiempo presente. 2 (1989): 137-151. Aróstegui. José M. 1998. Conferencias y conversaciones con Hellmut Becker (1959-1969). Nº. Anderson. La educación después de Auschwitz. Benedict.) Formas de hacer Historia.. Julio. Peter. No. Historia y fuente oral. Joël.. Bibliografía Adorno. Historia. Año 2014. temas problemáticos y abiertos. Peter (ed. las representaciones de profesores y alumnos. En: Burke. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Comunitats imaginades. pensamos que nuestra relexión sigue siendo válida y puede ser útil para plantearse de manera rigurosa la relación entre memoria e historia en la enseñanza de la ciudadanía. Buenos Aires: Nueva visión. Historia de los acontecimientos y renacimiento de la narración. 2002. 2004. Candau. Borrás Llop. Relexions sobre l’origen i la propagació del nacionalisme. hist. Madrid: Morata.mem. debates y perspectivas. Aportaciones y problemas”. Theodor.. Madrid: Alianza.

Paula González y Joan Pagès Candina. Buenos Aires: Paidós. 9.univ-tlse2. 2007. Barcelona: Paidós. Marina y Levín. Cuesta. 7 (2004): 63-83. F. Disponible en Internet: http://w3.. François.htm (Consulta: 4 de febrero de 2009). En: Jelin.mem. Buenos Aires: Katz editores. Enseñanza de la historia y memoria colectiva. Memoria e instalación del 11 de septiembre de 1973 en Chile. Sobre la utilidad de la memoria y la conveniencia de rendir cuentas. 2002. 2007. 2006. 308 hist. Guivarc’h. 2004. Carretero. En: Cómo hacer cosas con recuerdos. El queso y los gusanos. Raimundo. Las conmemoraciones: las disputas en las fechas «in-felices». Manuel. Alberto y González. “Recordamos mal”. Carretero. María Fernanda (comps. Florencia. No. Madrid: Siglo XXI. El día interminable. Rosa. “La mémoire collective. La educación de la mente y el conocimiento de las disciplinas. Zaragoza: Prensas Universitarias de Zaragoza. Halbwachs. Gardner. 2007. Mario. Mario. Elizabeth (comp. Cruz. Franco. M. En : Cahiers d’histoire immédiate. 2004. Maurice. Buenos Aires: Paidós. 275-311 . En: Franco. 1981. Conceptos y escrituras. y Levín. Didier. Azun. 2007. Howard. Lo que todos los estudiantes deberían comprender. No. “El pasado reciente en clave historiográica”. En: Educación XXI. 22 (2002). La memoria colectiva. Henríquez. Buenos Aires: Nueva Visión.fr/grhi/ cahier/select_articles/guivarch. Dosse. Guinzburg.) Historia reciente. Rodrigo y Pagès. Buenos Aires: Paidós. Documentos de identidad. M.). 2000. Carlo. De la recherche à l’enseignement”. “La investigación en didáctica de la historia”. Año 2014. pp. Barcelona: Octaedro. Barcelona: Muchnik. La construcción de la memoria en el mundo actual. Nº. La historia. Los deberes de la memoria en la educación. Perspectivas y desafíos para un campo en construcción. Joan. (comps.).

2002. Los hundidos y los salvados. Barcelona: Crítica. París: L´Harmattan. Reinhart. Año 2014. pp. Lvovich. M.mem. (comps. “Historia reciente de pasados traumáticos. Historia. M.). Débats et illusions autour de l´enseignement de l´histoire”.38 (2007): 115-122. Madrid: Siglo XXI. Hobsbawm. 2000. Nº. Cultura y memoria en tiempos de globalización. Primo.). “Memoria e historia ¿cómo superar el conlicto?”. “La guerre des récits. Madrid: Siglo XXI. De los fascismos y colaboracionismos europeos a la historia de la última dictadura argentina”. Joutard. Las conmemoraciones: las disputas en las fechas «in- felices». Daniel. Philippe. Friedrich. Futuro pasado. L´histoire et ses fonctions. Eric. Levi. M. memoriales y marcas territoriales.) Historia reciente. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Perspectivas y desafíos para un campo en construcción. Paris: L´Harmattan. Une pensée et des practiques au présent. _____________. Huyssen. Segunda consideración intempestiva. Barcelona: Muchnik Editores. 275-311 309 . Para una semántica de los tiempos históricos. Victoria y Jelin. 1993. (dir. L´histoire et ses fonctions. Madrid: Siglo Veintiuno. F. y Serwanski. antropología y fuentes orales. 2002. Une pensée et des practiques au présent. Elizabeth (comps. H. Langland. Buenos Aires: Paidós. debates y perspectivas. 9.. (2006 [1873]). Elizabeth. Buenos Aires: Libros del Zorzal.). Monumentos. Sobre la utilidad y los inconvenientes de la Historia para la vida. En : Moniot. (dir. Barcelona: Paidós. En: Franco. Cristhian. Henri y Serwanski. Laville. En busca del futuro perdido. Jelin. y Levín.. hist. Los trabajos de la memoria. Moniot. Andreas. Naciones y nacionalismo desde 1780. 1991. Historia. 2001.. No. 2003. 2007. 2002b. 2000. Nietzsche. Koselleck. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Joan y Casas. 2006. silencio.mem. Ricoeur. En : Nora. No. 1997. la historia. Madrid: Arrecife-UAM. 1991. “El lugar de la memoria en la enseñanza de la historia”. En: Schwarzstein. Madrid: Trotta. No. Pierre (dir. Ricoeur. Paul. Los historiadores y la “cuestión nacional”. “Entre mémoire et histoire.) Enseñar y aprender ciencias sociales. 55 (2008): 43-53. Iber. Michael. Palti. Alessandro. Versión electrónica disponible en Internet: http://hispanianova. 1 La République. (coords. La memoria. olvido. La nación como problema. José María. “Líneas de investigación en didáctica de las ciencias sociales”. el olvido. Ruiz Vargas. Paul. Pagès. 9. P. Pagès. La problématique des lieux”. “Lo que hace diferente a la historia oral”. J.Ajuntament de Barcelona. y Pagès.) Les lieux de mémoire. La lectura del tiempo pasado: memoria y olvido. Barcelona: Horsori. Testimonis i recursos didàctics per a l’ensenyament secundari. _____________. La Plata (Argentina): Ediciones Al Margen. La producción social de identidades frente a situaciones límites. En: Benejam. Revista de Historia Contemporánea.es 310 hist. Paris: Gallimard Vol. 1999. Republicans y republicanes als camps de concentració nazi. Barcelona: Institut d’Educació . M. Didáctica de las Ciencias Sociales. 2003. 275-311 . Sebastian y Pagès. Joan (comps. Buenos Aires: Centro Editor de América Latina. Memoria. Año 2014. Buenos Aires: Fondo de cultura económica. Geografía e Historia. Elías. pp. Paula González y Joan Pagès Nora. Plà.) La historia oral. 1984. “Trauma y memoria de la Guerra Civil y de la dictadura franquista”. 6 (2006). Pollack.. Nº.) La investigación en la enseñanza de la historia en América Latina. Pierre. Joan. Montserrat. 2002.rediris. geografía e historia en la educación secundaria. México: Publicaciones de la Universidad Pedagógica Nacional y Bonilla Artigas Editores (en prensa). Dora (comp. 2005. Portelli. Hispania Nova.

1994. 1989. Susan. Sontag. Revista Historia y Memoria No. Yerushalmi. Tiempo pasado. Buenos Aires: Nueva Visión. 2000.. mémoires. Una discusión. Buenos Aires: Siglo XXI. Tutiaux. 9. Cultura de la memoria y giro subjetivo. València: PUV. memoria y enseñanza de la historia: conceptos. Traverso. Todorov. Citar este artículo: M. debates y perspectivas. 2003. hist. pp. 2014): 275-311. Sarlo. 2003. Historia. Vidal Naquet. Nicole y Nourrisson. 09 (julio-diciembre. Yosef. Beatriz. Año 2014. Nº. 2006. Tzvetan. Paula González y Joan Pagés. Idéntités.Guillon. Pierre. memòria. Enzo. Didier (comps. Història. Ante al dolor de los demás. Madrid: Alfaguara. conscience historique. debates y perspectivas europeas y latinoamericanas”. Els usos del passat. 275-311 311 . Usos del olvido. Madrid: Siglo XXI. 2005. Barcelona: Paidós. política.VV. “Historia. Los asesinos de la memoria. memoria y enseñanza de la historia: conceptos..). Los abusos de la memoria. En: AA. “Relexiones sobre el olvido”.. Publications de l’Université de Saint-Étienne.mem.

.

Reseñas de Libros .

.

El informe ofrece una síntesis de la evolución de las FARC desde sus orígenes como autodefensas comunistas en 1949 hasta la actualidad. 1949-2013.mem. Guerrilla y Población Civil. Universidad Nacional. es que ha cultivado una memoria histórica que destaca las agresiones o violencias de las que ha sido hist. Mario Aguilera Peña. pp. Bogotá-Colombia. la evolución militar en un sentido amplio (estrategias. métodos de guerra. muestra la dinámica de las relaciones. Se muestra que una de las fortalezas de la guerrilla. Desentrañando a las FARC Recientemente el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) lanzó el informe escrito por Mario Aguilera. 9. Imprenta Nacional. 315-318 315 . Investigador del Centro Nacional de Memoria Histórica. La trayectoria de las FARC.. investigador del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales (IEPRI). Las FARC: ¿de víctimas a victimarios? El informe permite identiicar en las diversas fases de existencia de las FARC el universo de sus representaciones e imaginarios. por lo menos interna. Año 2014. Esta recapitulación pone en juego tres variables fundamentales: las representaciones que la guerrilla tiene de sí misma y las que elabora la sociedad sobre ese actor armado. recursos y dominios territoriales). Nº. 2013). igualmente. William Mancera Historiador. Informe del Centro Nacional de Memoria Histórica (Bogotá. intercambios e impactos de la guerrilla frente a la población civil.

que las FARC dejaron de ser consideradas como portadoras de una violencia de respuesta para convertirse en ejecutoras de una violencia agresiva y “sobre todo sin excusa”. que toma como eje la lucha de Simón Bolívar. William Mancera víctima. Esto con el objeto de darle una legitimidad a su lucha. el bombardeo contra Casa Verde. A ello contribuyeron los cambios culturales que deslegitimaron el uso de la violencia como instrumento para el cambio social.. a partir de los años noventa. Se plantea que esa guerrilla a diferencia de otras. 315-318 . según el informe. las acciones paramilitares apoyadas por agentes del Estado. La idea de unas FARC como víctimas del Estado se fue desdibujando paulatinamente. porque las FARC se convertirían desde mediados de los noventa en un ejército intimidante. Igualmente. En líneas generales. minas antipersonal. Año 2014. el Plan Colombia. tuvo muy claro su modelo estratégico de guerra e hizo todo lo posible por cumplir sus fases. 316 hist. se suma el patriótico. Ese pensamiento inscrito en una parte importante de la opinión colombiana llevaría a justiicar la acción represiva contra dicha guerrilla e incluso a aceptar por lo menos pasivamente la acción del paramilitarismo. la agresión contra Marquetalia. que por sus retrasos y suspensiones terminó prolongándose por más de veinte. Esta fuerte referencia patriótica en el simbolismo guerrillero buscaba coincidencias y continuidades entre las luchas por la liberación política y social en el siglo XIX. etc. A ese imaginario. etc. Fue entonces. Nº. En su memoria colectiva tienen como lugares destacados la persecución contra las autodefensas agrarias. bien armado y ofensivo que pugnaba cada vez más por cercar las capitales del departamento. se trató de un plan militar de 8 años.. con los postulados políticos de la insurgencia.mem. el aniquilamiento de la Unión Patriótica. 9. destrucción de infraestructura pública. aduciendo que ha hecho uso de una violencia de respuesta frente a la violencia injustiicada del Estado. el uso de recursos provenientes del narcotráico y algunos de sus métodos de guerra (secuestro. pp.). Profundamente coherentes en la guerra Otro aspecto destacado del libro es el seguimiento a la evolución militar de las FARC.

la reorganización y la retoma de la ofensiva de la fuerza pública. según las fuentes del informe. Siguiendo la ruta que reconstruye las raíces económicas y sociales de la confrontación. El conlicto se intensiicaría hacia los años setenta debido a la difusión de los cultivos de coca. que permitió que en la VII hist. Después de ello y hasta la actualidad. A la par. En una primera ofensiva se pretendía tomar el control de los departamentos del Caquetá y el Putumayo.mem. se colocaría en la cordillera oriental rumbo hacia la capital para bloquearla y librar combates en sus alrededores. mediante la derrota de los batallones de la fuerza pública y la destrucción de los aviones y las pistas de los aeropuertos de esos dos departamentos. Año 2014. Guerrilla y Población Civil. Mario Aguilera Peña. pp.. El otro 50% debía situarse en el resto del país. el informe demuestra que esa organización creció y se expandió en zonas colonizadas en la segunda mitad de siglo. mostrando que se trata de una organización que se origina en un conlicto agrario no resuelto y que tiene sus orígenes en las primeras décadas del siglo pasado. Nº. tropas del Bloque Oriental avanzarían sobre la capital y las milicias bolivarianas debían promover la insurrección y la huelga general en las ciudades principales del país. el abandono estatal y la pobreza rural. sacándole provecho al marginamiento geográico. con un plan estratégico desarticulado y sin una real perspectiva de triunfo. Consistía. en el incremento de la fuerza de esa guerrilla a más de 60 frentes con entre 300 y 500 guerrilleros. 315-318 317 . Expresión de un conlicto político y social En otro de sus grandes ejes analíticos el texto recorre los orígenes de esa organización en las guerrillas comunistas de los años cincuenta. la falta de apoyo y la retoma de la ofensiva militar por parte del ejército particularmente durante el gobierno de Uribe Vélez. De estos frentes un 50%. La trayectoria de las FARC... El texto se ocupa de analizar los diversos factores que impidieron el éxito militar de las FARC entre los que se destacan la ayuda militar norteamericana por intermedio del Plan Colombia. 9. las FARC pasaron a librar una guerra de resistencia. dispersando al ejército y paralizando las carreteras nacionales y municipales.

Su oferta de seguridad fue particularmente notable en regiones con cultivos de coca en donde se encargaron de regular la producción. etc. en unas y otras zonas. 9. pp. William Mancera conferencia las FARC oicializaran el cobro de un impuesto a los comerciantes y no a los productores como lo estaban haciendo espontáneamente los comandantes en estas zonas. Nº.. la guerrilla exigió lealtad y el cumplimiento a las normas escritas u orales que controlaban el comportamiento de los habitantes de las veredas campesinas. A cambio exigieron diversas formas de tributación según las facilidades del “mercado” y la presión de la fuerza pública o de los grupos paramilitares.) o resolviendo conlictos entre vecinos y generando orden y seguridad en zonas geográicas marginales.mem. imponiendo impuestos para pagar maestros. 315-318 . amparando ocupaciones de tierra. contribuyendo a la instauración de organizaciones campesinas. respaldar la existencia de cultivos y frenar los atropellos de las bandas de narcotraicantes. Año 2014. Por todos los servicios ofrecidos. Su incumplimiento podía llevar hasta la pena de muerte. las FARC sustituirían algunas de las funciones del Estado. En esas regiones como en otras sin dichos cultivos. 318 hist. interviniendo en la solución de problemas colectivos (construcción y sostenimiento de caminos.

1780-1820.Bolsi. Francisco. “La Experiencia Juntista en Mérida (Venezuela). Alonso. . Olga Yanet. Memoria patrimonio y territorio”. “Negocios. Andrés F.1808-1811”. familia y estrategias de reproducción social entre el antiguo régimen y el proceso de revolución e independencia en Tucumán. pp. 1: julio-diciembre de 2010.. El caso de los Posse”. 319-330 319 . 35-53. Año 2014.Samudio. La independencia de Tunja y su Provincia 1810-1815”. “Atribuciones de la nostalgia: Ollantay y el movimiento Neo-Inca”. Juan Manuel (1948-2010). 113-132. Sección Especial . Nº. Alfredo. hist. “Indígenas. sectores populares y Afrodescendientes en la Independencia de la Gobernación de Popayán”.135-158. .Robayo. .. 5-8. 55-86. 11-33.Valencia Llano.mem. 9. “Relexiones en torno al impacto de la patria boba. . INDEPENDENCIAS EN AMÉRICA LATINA Presentación Rodríguez Acuña. “El bicentenario en Colombia.Castiblanco Roldán. 87-112. Zona Libre -Cordiviola. plebe. Índice Bibliográico Índices Cronológico/ Alfabético de Autores Índice Cronológico No. Edda Otilia.

Historia y Derecho”.mem.Fontana Lázaro. Reinaldo. Antonio Elías. Reseñas y Debates . 5-8.143. 9. Nº.125. Claudia Liliana. 33-52. 53-66. Año 2014. “Lo real y lo imaginario en la construcción en la primera etapa de la República Colombiana. pp. “El departamento de Boyacá a partir del proyecto político de la regeneración 1886-1903. Latinoamericanismo y Colonialidad”.11-32.Uribe Ángel.Monroy. .De Pedro Robles. Autonomía e Independencia”. 2: enero-junio de 2011. Jorge Tomás. “El proceso de militarización en Tucumán durante la primera mitad del siglo XIX: experiencias e identidades de los sectores populares”. “Independencia. Castro Gómez. . “La Junta suprema de Caracas de 1810: Nación. . Justo. “Pulperos. 181-19.159 -177. Josep. Pardos e Independencia en Venezuela 1812-1814”. Sección Especial . “En torno al signiicado de la independencia”. No. 93-124.Davio. Santiago. Historia Y MEMORIA . 319-330 . .Rojas. . “Transdiciplinariedad. Marisa.Tejada Soria. educativo y religioso”. INDEPENDENCIAS Presentación . 69-92. Relexiones desde lo político -administrativo.Cuño Bonito. Jaika. 320 hist..”.

pp. “El abismo francés. Olga Yanet. Los conservadores chilenos y la Francia revolucionaria. “Relexiones en torno a Immanuel Wallerstein”. No. Abel Fernando.mem. 227-239. Construcción de ciudadanía en Boyacá durante la república Liberal 1930-1946. REVOLUCIONES EN AMÉRICA LATINA Presentación . Reseñas y Debates . 9.220. Sección Especial . 177- 210.Martínez Martín. “El movimiento estudiantil como objeto de estudio en la Historiografía colombiana y continental: notas para un balance y una agenda de investigación”. Olga Yanet. Escenarios de construcción de nación”. hist.174. 147. Gabriel. Miryam. formas de sociabilidad política en Boyacá 1930-1953. . Yenny Aida. 45-74. 319-330 321 .Caicedo Nossa. Las ideas de Laureano Gómez.Báez Osorio. Nº.Acuña Rodríguez. .García Naranjo. Francisco Alejandro. de 1846-1890”. Año 2014. Jorge Tomás. 223-226.Acevedo Tarazona. “Relexiones: El Juntismo Hispanoamericano y el ideal Republicano de los criollos”. 211. 13-44. 5-9.Uribe Ángel.Acuña Rodríguez. .. 3: julio-diciembre de 2011. Álvaro y Samacá Alonso. Índice Bibliográico Zona Libre . “Partidos y directorios. Reseñas de Libros .

De Pedro Robles. “Cinema reporter y la reconiguración de la cultura popular de Cartagena de indias 1936 – 1957: tensiones entre signiicados de la modernidad cultural y su relación con la formación de ciudadanía a través del cine mexicano en su época de oro”.Meyer Rausch. El ojo de la historia. No. Olga Yanet y Chica. 147-168.Acuña Rodríguez. “Elecciones y junta revolucionaria. Villavicencio 1947-1948”. Joan y Sant Obiols. 9. Antonio. . 319-330 . Año 2014. 4: enero-junio de 2012.169- 199. Reseñas y debates .mem.Pagés Blanch. 229-232. Edda. Ricardo.129-146.Gómez Barrera. Ángela Patricia.De Pedro Robles. Reseñas de libros . “La institución militar en el estado de Magdalena 1857–1885”. pp. “¿Por qué las mujeres son invisibles en la enseñanza de la historia?”. Jane. 322 hist. (2008). “Con los ojos de ellas: percepciones de la historia en Colombia 1920-1950. 7-10. Nº. Historia Y MEMORIA .. .Camargo Rodríguez. Andrés. 79-108. 111-128. Cómo ver cómo. . Joan. Antonio E. Conversatorio entre Joan Pagés y los docentes de la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. IMAGEN Y MEMORIA Presentación . a partir de las narraciones de tres mujeres Norteamericanas”. Zona Libre . Cuando las imágenes toman posición.Pagés Blanch. 203-226.

5: julio-diciembre de 2012. “Temporalidades en conlicto: cuerpo y desaparición en las prácticas artísticas contemporáneas en argentina”. “Anatomías territoriales. 1926-1929”. La creación de la imagen de un héroe niño 1830-1881”. Víctor. No. “La mujer cristera en Michoacán. 45-91. Rodolfo.Quezada Quiroz. Alternativas de activar la otredad de pinturas coloniales de Potosí”. Javier.Uribe Urán. Índice Bibliográico Sección Especial . Año 2014. 9. Renán. Nueva Granada y el constitucionalismo en el mundo hispánico en la década de 1810”. El investigador social y las Ciencias Sociales a través del libro”. “En defensa de un positivismo alegre. “Insurgentes de Provincia: Tunja.141-187.Silva Olarte. Claudia Julieta. María Luisa y Rosauro Ruiz. Francisco Antonio. Elena. Sección Especial . Michel Foucault en el archivo”.Masías. 225-257. Reseñas y debates . 17-48. pp.Martínez Martín. “Un planeta caníbal”. David. . “La arbitrariedad del título. CONSTITUCIONES Presentación . 7-14.191-223. 93-140.Moriente Díaz.mem. hist. 261-282.. Zona libre . Abel Fernando y Otálora Cascante. Andrés Ricardo. . 319-330 323 .Ortega Gálvez. “Antonio Ricaurte. Nº.Godoy Vega. . 13-44.Guerrero Barón. .

73-11. 259-279. 281-288. . “Conversatorio: “la historia.Santos Hernández. “Patria y madre patria.179-200. 201-223. 49-72. . las humanidades y la formación del ciudadano”. Pena de muerte y politización del Patíbulo en Colombia: 1800- 1910”.Acuña Rodríguez. “José Joaquín Camacho y su inluencia en la Constitución de la Provincia de Tunja (1811)”. “La causa de la Independencia y la República. Zona Libre .115-143. . José Wilson. Historia Y MEMORIA . Armando. Nº. María Teresa. Las iestas centenarias de 1910 y 1911 en Tunja”. Olga Yanet. Una aproximación al balance historiográico desde el contexto latinoamericano”. Eduardo.Álvarez Hoyos.Patiño.145-178. “Elecciones y partidos políticos. María Teresa.Florescano. Reseñas y libros . Vicente Guerrero. Abel y Otálora Cascante.Márquez Estrada. 225-255. Fabio. “Pasto y sus intentos modernizadores en el período de la República Liberal (1930- 1946)”. 319-330 . Año 2014. “Delitos en torno al núcleo familiar.mem. Procesos independentistas en Iberoamérica y nueva Granada.. . “La Nación en el Cadalso. Conmemoraciones y crisis. . 324 hist. Andrés Ricardo.Martínez Garnica.Miranda Arrieta. pp. Enrique. 9. Delitos contra las mujeres”. Reseñas y debates . un insurgente Mexicano frente a la revivida Constitución Española en 1820”.Martínez Martín.

319-330 325 . QUÉ VERDE ERA MI VALLE. 17-39. México”. Egilda.. Migraciones hacia el sur de Antioquia 1800-1900”. Albeiro.67-100. 103-141. Edwin. Nº. “Oicios.Bravo. TIERRA Y PODER Presentación . Josué Mario. María Celia. . Zona Libre . Marco. 143-169. pp.Bennett Vélez. María Eugenia. “La botica neogranadina de la Compañía de Jesús: un laboratorio para explorar prácticas médicas en la provincia de Santafé. 41-66. “El Mayorazgo de Sartenejas en la Venezuela Colonial 1740-1858”. Índice Bibliográico No. 205-232. . “Tierra y Violencia en la Sierra Sur de Oaxaca.Acuña Rodríguez. Vecindad y sufragio en Cartagena 1810-1834”. 171-204. 6: enero-junio de 2013. Diana.mem. Sección Especial . . hist. 235-249. rangos y parentesco. . 7-13.Palacios. Olga Yanet. “Los sentidos de la nación y el federalismo en la Argentina 1830-1880”.Rangel. Conversatorio: “Tierra y Poder”. Los trabajadores de la Casa de la Moneda de Santafé 1620-1816”. primera mitad del siglo XVIII”. . “Campesinos pobres y señores de la tierra.Monsalvo Mendoza. “Ciudadanía. Año 2014.Villavicencio Rojas. Reseñas y Debates . 9.Osorio Oliveros.Valencia Llano.

Jorge Roa Martínez.Solano Roa. pp. . María Elena. Roger.Vilaltella. Historia Y MEMORIA No.Abello Rodríguez. Gabriel. 19-48. 113-166. 319-330 . 1904-1930”.Rosauro. “La Asimilación Mexicana: Colombia en los años treinta. Javier. 227-268. El caso de Ignacio Gómez Jaramillo”. IMAGEN Y MEMORIA PARTE II. Boyacá-1891. 269-332. Isidro.mem. Antonio Elías.. 326 hist. “El consumo de bebidas embriagantes durante el proceso de Independencia de Colombia: aliento. “Transacciones visuales y reinscripciones de la identidad en Nadín Ospina y Calimocho Styles”. . 9. . .Lucero. 79-111. El lugar del mundo en el obrerismo y el socialismo colombiano. Sección Especial . festejo y conspiración”. Año 2014.Pita Pico. Pereira-1966”. 7: julio-diciembre de 2013. “La memoria cultural en Warburg y las limitaciones de la construccion de la memoria nacional en Colombia: el regeneracionismo y el pasado precolombino”. . Elena. 199-225. 11-16.Acevedo Tarazona. “Patriotismo o universalismo proletario. 49-78. Álvaro. .De Pedro Robles. “Una imagen real de la Argentina: contranarrativas artísticas a través del Archivo Caminante y el proyecto Hegemonía”. “La prosopografía en la investigación histórica. Zona Libre . 169-198.Vanegas Useche. Nº. Presentación . “El juego de Tejo ¿Un símbolo nacional o un proyecto inconcluso?”. Juanita.

De Pedro Robles. 9. . Francisco Javier. acaparadores y monopolistas”. 8: enero-junio de 2014. .Mora Bautista. . 1788”. Abel Fernando. Antonio Elías. Diana Inés. Reinaldo. “Michel Foucault y la Contra- Historia”. . No. Sección Especial . “Ilustración y educación: Baltasar de los Reyes Marrero y la cátedra de Filosofía Moderna en la Universidad de Caracas. “Interdiscursividad en la serie de cuadros de castas hist. 211-243. 175-207. “Sobre la función de policía y el orden económico en San Miguel de Tucumán a ines del siglo XVIII. 19-58. 59-101. Edwin. Privilegios y pesares de la sociedad en el siglo XVIII”. Luis Augusto y Martínez Martín. Índice Bibliográico Reseñas de libros .mem. “La condición social de la mujer y su educación a inales de la Colonia y comienzos de la República”. Nº.Márquez Estrada.Zamora. 319-330 327 . Enriqueta. pp. Año 2014. José Wilson.. Inlujo romano en su ideario. 11-16. . Bárbara Yadira y Guerrero Barón.Quiróz. 335-340. ILUSTRACIÓN. Presentación . Romina Noemí. Bolívar.García Sánchez. dictador y legislador republicano. Zona Libre .Bonnett Vélez. 143-174. “Comer en Nueva España.Cruz Rodríguez. 103-141. “La antigua ciudad maya de Palenque en el debate ilustrado sobre la anticuaria indígena Americana”.Rojas. De presuntos delincuentes.

Ricardo (No. Marisa (No. 245- 295. Currículum and informational criticism. un publicista católico frente al Estado liberal..García Naranjo. Francisco (No. Yenny (No. Álvaro (No. 2) Bolsi. María (No. Andrés (No. Ángela (No. 7) Cuño. Josep (No. 1862-1890”. 2) De Pedro. Orlando. Diana (No.Valera Alfonso. 3) Castiblanco. Edwin (No. 5) Álvarez. 1) Bonnett. Alfredo (No. Historia Y MEMORIA atribuida al pintor novohispano José Joaquín Magón”. 7) Acuña. Olga (No. Francisco Alejandro. 1) Cruz. 297-338. María Celia (No. 3 y No. 2) Camargo. 5) Báez. 2. Justo (No. “Abdón Cifuentes.mem. 341-342. 3 y No. 1) Chica. 6) Bravo. Índice Alfabético de Autores Abello. Enrique (No. No. 9. . Gabriel (No. Chile. Nº. 2) Davio. 319-330 . 3) Cordiviola. Antonio (No. 6) Caicedo. Reseñas de libros . 8) Florescano. 2) 328 hist. Miryam (No. 5) Fontana. 7) Acevedo. Santiago (No. pp. Año 2014. 1) Castro.

5 y No. José Wilson (No. 7) Samacá. 1) Mora. 4) Gómez. Renán (No. 6) Patiño. 4) Monsalvo. Armando (No. Joan (No. pp. Jane (No. Abel (No. Roger (No. 3) Monroy. Luis (No. Gabriel (No. Marco (No. Bárbara (No. Edda (No. Claudia (No. 4) Sant. 5) Pita. 1) Rojas. María Teresa (No. 2 y No. 6) Otálora. María Eugenia (No. 8) García. Julieta (No. 8) Martínez. 3 y No. 319-330 329 . 3) Samudio. 8) Rangel. 4. No. 8) Martínez. 5 y No. Andrés (No. 3) hist. 9. 5) Pagés. Nº. 7) Quezada. Año 2014. 8) Godoy. 3) Lucero. 6) Ortega. 5) Masías.mem. Edda Otilia (No. 4) Quiroz. Eduardo (No. 1) Silva. Rodolfo (No. Francisco (No. 4) Osorio. No. Egilda (No. María Elena (No. David (No. 8) Guerrero. 8) Moriente. Juan Manuel (No. 5) Miranda. 3) Palacios. 2. Elena (No.. 4 y No. Reinaldo (No. Javier (No. 4 y No. 7) Márquez. Francisco (No. 8) Rosauro. Edwin (No. María Luisa (No. Enriqueta (No. 4) Meyer. 6) Robayo. Andrés (No. Índice Bibliográico García.

Romina (No. 319-330 . Nº. 6) Valencia. Jorge (No. 8) Vanegas. Año 2014. 2) Uribe. Fabio (No. Albeiro (No. 7) Tejada. 6) Zamora. 7) Vilaltella. pp. Orlando (No. Juanita (No.. Historia Y MEMORIA Santos. Javier (No. 7) Villavicencio. Isidro (No. Jaika (No. Alonso (No. 1) Valera. 8) 330 hist. Víctor (No.mem. 9. Josué (No. 2) Uribe. 5) Solano. 5) Valencia.

la memoria es uno de los campos que coniguran nuestro pasado próximo en el que convergen prácticas. epistemológicas y críticas que consoliden y fortalezcan una comunidad académica. Año 2014. que se presenta a investigadores. La Historia se reiere al diálogo permanente entre pasado y presente. docentes y lectores como medio de relexión y socialización de experiencias investigativas en el campo de la Historia. 9. Normas para Publicar Historia Y MEMORIA es la revista de Historia de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. duración y acontecimiento. al pensamiento que da cuenta de la sociedad en el tiempo. representaciones sociales. 1. imaginarios colectivos y las formas como la población se identiica en un contexto.. pp. lo lineal y lo cíclico. También se busca que sus páginas sean un espacio de diálogo permanente. Por su parte. los artículos aceptados para ser sometidos al proceso de evaluación por parte de hist.mem. Nº. cambio y permanencia. Tipo de artículos De acuerdo a la Guía para el Servicio permanente de indexación de revistas de Publindex. Historia Y MEMORIA se propone divulgar ensayos y artículos inéditos de resultados de investigación en cualquier campo historiográico. lo diacrónico y lo sincrónico. 331-339 331 . de relexiones historiográicas. de intercambio de opiniones.

Estructura y contenidos del artículo El artículo debe estar estructurado así: Resumen Analítico. Nº. Se caracteriza por presentar una cuidadosa revisión bibliográica de por lo menos 52 referencias.mem. Palabras clave: Son las palabras que describen el contenido del documento. • Si corresponde a un artículo de relexión producto de un proceso de investigación. pp. La revista introducirá un resumen en inglés a todos los artículos presentados. sobre un tema especíico.. 331-339 . Resumen Analítico: En este texto se deben presentar los objetivos del artículo. en español y en otros idiomas que pueden ser inglés. conclusiones y bibliografía. cuerpo del trabajo. Introducción (Metodología). 332 hist. además deberá presentar resultados de investigación desde una perspectiva analítica. su contenido y sus resultados. con el in de dar cuenta de los avances y de las tendencias historiográicas. Historia Y MEMORIA dos evaluadores ciegos. el cual presenta la siguiente descripción: documento que presenta la producción original e inédita. Palabras clave. francés y portugués. deben presentarse en español y en los idiomas aceptados por la revista. sobre un campo en ciencia o tecnología. cuya extensión máxima será de 200 palabras. Año 2014. Introducción: Se debe incluir la metodología utilizada en el desarrollo de la investigación. interpretativa o crítica del autor. 9. resultado de proceso de investigación. deberá sistematizar e integrar los resultados de investigaciones publicadas o no publicadas. • Si corresponde a un artículo de revisión. se colocarán entre 4 y 6. 2. deben corresponder a la tipología: “Artículo de Investigación e Innovación”. su desarrollo debe basarse en fuentes originales. La revista introducirá las palabras clave en inglés. relexión o revisión.

Se ubican enseguida del párrafo donde se anuncian. y entre la frase. 331-339 333 .. Año 2014. tamaño de letra 11 y sangría con márgenes 1-1. Las notas a pie de página en el mismo tipo de letra tamaño 10. Ejemplo: [. si cumple con los requisitos básicos exigidos por la revista (estructura. Normas para Publicar Cuerpo del trabajo: Los artículos no deben superar las 18 páginas en formato carta. contenido y hist.. exclamaban que primero pasarían sobre sus cadáveres. pues habiéndoles leído aquí mi terrible intimación.mem. ilustraciones. Proceso de evaluación de los artículos 3. Nº. SOLAMENTE SI APARECE EN EL TEXTO ORIGINAL O EL AUTOR ASÍ LO SEÑALE EN LA NOTA DE PIE DE PÁGINA. paréntesis si la frase está cortada. así mismo. Es responsabilidad del autor conseguir y entregar a la revista el permiso para la publicación de iguras que lo requieran. Las citas de tipo largo (separadas del texto cuando son más de tres líneas) deben aparecer sin comillas al inicio y inal. fotografías y mapas deben aparecer referenciados y explicados en el texto. Las citas textuales que sobrepasen cuatro renglones deben colocarse en formato de cita larga. Las imágenes se entregarán en formato digital de buena calidad. numerados secuencialmente y acompañados por sus respectivos pies de imagen y fuente(s). lo mismo al inal.. gráicas. titulados. NO DEBEN NUNCA PONERSE EN LETRA CURSIVA. a espacio sencillo. Conclusiones y Bibliografía: Al inal del artículo deberá ubicarse la bibliografía citada en el texto. que los españoles los vendían y que preferían morir a ceder […] Los cuadros. escrita en letra Century Schoolbook tamaño 11. si la cita arranca en el medio de una frase deben colocarse al principio: […]. Las notas de pie de página deberán aparecer en números arábigos.] estos hombres -decía. en un primer momento.son los más tenaces.1 Una vez recepcionado el artículo. el Comité Editorial evalúa. más obstinados (…) la voluntad del pueblo está contra nosotros. Deben estar. 12. 3. pp. a espacio sencillo y letra Century Schoolbook N. 9.

Historia Y MEMORIA normas editoriales). En datos domiciliarios señalar dirección clara del lugar de residencia o laboral. 331-339 . Las imágenes y cuadros deben estar en JPG. En el resumen del currículo especiicar estudios realizados. con modiicaciones o denegado.mem. y la “Zona Libre” en la que se recibirán artículos de diversos temas durante todo el año. Envío de artículos La revista tiene una periodicidad semestral. ailiación institucional. 3. al modo de pares ciegos. tanto si es aprobado sin modiicaciones. 334 hist. los artículos serán sometidos a evaluación por parte de dos asesores.3 Las observaciones de los asesores. Año 2014. En un archivo anexo debe registrarse resumen del currículum y datos domiciliarios. 9. El resultado de las evaluaciones será comunicado al autor. últimas publicaciones y líneas de investigación en las que trabaja el autor. deberán ser tomadas en cuenta por el autor. quien hará los ajustes solicitados. 3. Estas modiicaciones y correcciones al manuscrito deberán ser realizadas por el autor en el plazo que determine el Comité Editorial. pp. Los artículos se publicarán en dos secciones de la revista: la “Sección Especial”. 3. se recurrirá al concepto de un tercer asesor. Nº. En caso de ser aprobado por un asesor y rechazado por el otro. se le informará al autor acerca del concepto deinitivo (publicación aprobada o rechazada). así como su pertinencia temática para igurar en una publicación de carácter histórico.2 De cumplir con los requisitos básicos.4 Luego de recibir el artículo modiicado. cargo actual. quienes remitirán el concepto evaluador al Comité Editorial. así como las del Comité Editorial.. con carta remisoria y en formato Word. de acuerdo al tema central dispuesto para cada convocatoria. 4. El artículo debe entregarse en un archivo digital sin el nombre del autor preferiblemente.

comunicación pública. Forma de citación Historia Y MEMORIA utiliza una adaptación del Chicago Manual of Style en su edición N. Ejemplo: Francois Javier Guerra. Nombre. Madrid: Editorial Complutense. fecha).co Una vez aprobado el texto para su publicación. A continuación se utilizarán dos abreviaturas que permiten ver las diferencias entre la forma de citar en las notas a pie de página y la bibliografía. 15. 1995. hist. 9. transformación y distribución) a la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Las revoluciones hispánicas. Las Revoluciones hispánicas. pp.. pp. 331-339 335 . Ciudad: Editorial. Francois Xavier. Independencia americana y liberalismo español. el o los autores del texto autorizan. año. la utilización de los derechos patrimoniales de autor (reproducción.edu. Año 2014. título (ciudad: editorial. Bibliografía Apellidos. Ejemplo: Guerra. 219-222. Título completo. Normas para Publicar Toda la documentación requerida debe enviarse al correo: historiaymemoria@uptc. mediante la irma del ‘Documento de autorización de uso de derechos de propiedad intelectual’. 5. Independencia americana y liberalismo español (Madrid: Complutense. 1995).mem. Nº. Libros Nota a pie de página: Nombre y apellido. para incluir el texto en la revista.

Año 2014. Inventando la Nación: Iberoamérica en el siglo XIX (México: FCE. México: Fondo de cultura económica. año). 2003. año. Inventando la Nación: Iberoamérica en el siglo XIX. Ciudad: Editorial. Para qué sirven las elecciones? ( México: Fondo de cultura económica. 232. O: Annino Antonio y otros. México: FCE. sin embargo también es válido utilizar “et al. Cualquiera de las dos opciones. Título completo. Ejemplo: Alain Rouquié y Guy Hermet. pp. Ejemplo: Rouquié Alain y Hermet Guy. Cuatro o más autores Nota a pie de página: Las notas al pie de página deben incluir el nombre del primer autor seguido por “et al. Antonio. Dusek y Guerra. 1982). Nombre y otros. En la Bibliografía. Francois. Título. 2003). 1982. 331-339 . año. Inventando la Nación: Iberoamérica en el siglo XIX. México: FCE. 336 hist. nombre. Ejemplo: Annino. Bibliografía: Apellidos. Título (ciudad: editorial. 210. Bibliografía: Apellido. pp..mem. Historia Y MEMORIA Dos autores Nota a pie de página: Nombre y Apellido y nombre y apellido.” o “y otros. Von. Nº. 2003.” Ejemplo: Antonio Annino y otros. usualmente se ponen todos los autores. Para qué sirven las elecciones?. nombre y apellido. 9.” o “y otros”. Ciudad: editorial.

En Gobiernos y partidos en América Latina: un estudio comparado. 71 (noviembre 2004): 20-32. Ejemplo: Manuel Rojas Bolaños. Ejemplo: Gabriel Zaid. 2001). “La fe en el progreso”. núm. Ciudad: editorial. “Título artículo”. hist.mem. Gabriel. pp. Año 2014. “La fe en el progreso” Letras Libres 6. Artículo de revista Nota a pie de página: Nombre apellidos. Letras Libres 6: No. Normas para Publicar Capítulo de libro Nota a pie de página: Nombre completo. Bibliografía: Apellido. en nombre libro (ciudad: editorial. (mes y año): páginas. “Las relaciones gobierno- partido en Costa Rica”. Bibliografía: Apellido. “Las relaciones gobierno- partido en Costa Rica” (capítulo IV). pp. año). 2001. En nombre libro. título revista Vol. 9. “Título” (capítulo). “Título artículo”. Manuel.. Ejemplo: Rojas Bolaños. (mes y año): pp. Reimpr. Nº. 331-339 337 . 185-222. 71 (noviembre 2004): 20. No. año. Título revista Vol.. México: CEPCOM. Nombre. “Título”. No. Nombre. Ejemplo: Zaid.. México: CEPCOM. en Gobiernos y partidos en América Latina: un estudio comparado (reimpr.

Bibliografía: Nombre completo del archivo (sigla). (tesis pregrado/ Ph. día y mes. Univ. año). Fondo. ciudad. “título de tesis” (tesis pregrado/ Ph. Univ. título periódico. año.D/ Maestría. año).. año. día y mes. nombre.. (Trabajo de grado para optar el título de Licenciatura en Ciencias Sociales./leg. 338 hist. 331-339 . Nº.D/ Maestría. La primera vez se cita con el nombre completo del archivo y la abreviatura entre paréntesis. 50. pp. Tesis Nota a pie de página: Nombre apellidos. Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.mem. Chiquinquirá. Fondo (s). Historia Y MEMORIA Artículo de prensa Nota a pie de página: Nombres apellidos./t. Ejemplo: José Orlando Ávila Rodríguez. Fuentes de archivo Nota a pie de página: “Título del documento” (lugar y fecha si se aplica). pp. “título artículo”. 9. Sección (es). Nombre. Título del periódico. Bibliografía: Apellido. “Título del artículo”. ciudad. pp. en siglas del archivo. 102. “Título tesis”. Año 2014. y Carlos Eduardo Torres Cortés. año. “La violencia en el occidente de Boyacá durante el gobierno de la concentración nacional”. Ciudad-país. Sección. 45. 1986). Bibliografía: Apellido.. vol.

Nombre. 5 de febrero de 2005. Ejemplo: Entrevista a Mejía. María Emma. pp. Sección República. Nº.. Ciudad. cit. Fondo Ministerio de Gobierno. Normas para Publicar Ejemplo: Archivo General de la Nación AGN.… 45-90. edu/founders (fecha de consulta). Ejemplo: Revista de las Indias [online].C. eds. 331-339 339 . o ibídem. ni op. Bogotá-Colombia. fecha completa. Universidad de Salamanca. dos o tres palabras del título. D. Entrevistas Entrevista a Apellido(s). http://press-pubsuchicago. 9. OLGA YANET ACUÑA RODRÍGUEZ Editora hist.es (15 enero 2005).mem. Ministra de Educación Nacional de Colombia. Available from internet: <htpp://us. año). Bogotá. Publicaciones en Internet Nombre Apellido(s) y Nombre Apellido(s). Nota: Luego de la primera citación se procede así: Nombre Apellido.. Año 2014. No se utiliza ni Ibíd. Título completo (Ciudad: Editorial..

.

Tabla Contenido Anuario Colombiano Historia .

.

Fecha: Firma:_______________________________________ c. y demás normas internacionales sobre Derechos de Autor. publicar. ____ de la Revista Historia Y MEMORIA. distribuir. e identiicando al CEDENTE (S) como autor (es) del artículo y no podrán alterar el texto del artículo publicado sin el consentimiento del (los) autor (es). 343-344 343 .c. conservando la obligación de respetar. Año 2014. Pasaporte hist. por cualquier acción de reivindicación. comercializar el artículo objeto de la cesión. tanto directamente como a través de intermediarios. plagio u otra clase de reclamación que al respecto pudiera sobrevenir. el CESIONARIO queda autorizado para copiar. El (los) CEDENTE (S) declara que el artículo es original y no ha sido publicado antes y que ha obtenido permiso del titular del derecho de autor para reproducir en el artículo. además. Se publicará en el No. ya sea de forma impresa o electrónica. 9. respondiendo. en todos los medios. los derechos morales del autor contenidos en el artículo 30 de la Ley 23 de 1982. que el artículo no contiene ningún planteamiento ilícito y que no infringe algún derecho de otros. por cualquier medio digital. en todo caso.mem. el material que no es propio. maniiesto (amos) que cedo (emos) a título gratuito la totalidad de los derechos patrimoniales de autor derivados del artículo en mención. En virtud de la presente cesión. CESIÓN DE LOS DERECHOS DE AUTOR REVISTA Historia Y MEMORIA ISSN: 2027-5137 Artículo: Autor o Cedente (S): La Revista Historia Y MEMORIA de la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. La Revista Historia y Memoria tiene como inalidad poner a su disposición el trabajo en toda su extensión. electrónico o reprográico.. pp. reproducir. En virtud de lo previsto en los artículos 76 y 77 de la Ley 23 de 1982 de la República de Colombia. Nº. a favor de la citada publicación.

000 pesos) Envío Internacional-suscripción anual envío a países de América (US61 dólar) Envío Internacional-suscripción anual envío al resto del mundo (US81 dólar) Números de Edición que desea recibir 344 hist.mem. 343-344 .000 pesos) Envío Nacional-Quinquenal (10 Números) ($154. 9.. Historia Y MEMORIA SUSCRIPCIÓN REVISTA HISTORIA Y MEMORIA ISSN: 2027-5137 Nombres y apellidos completos Número de identiicación o NIT Profesión Dirección de residencia Teléfono residencia Entidad Dirección de oicina Teléfono de oicina Dirección de entrega de la revista Ciudad Departamento País E-mail Seleccionar valor según modalidad y lugar de envío nacional o internacional Envío Nacional-anual (2 Números) ($38. Año 2014.500 pesos) Envío Nacional-Bienal (4 Números) ($66. pp. Nº.