Está en la página 1de 5
CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA DEL. PERU ‘SALA PENAL PERMANENTE CASACION Ne 107-2020 (SENTENCIA) LALIBERTAD ‘SENTENCIA DE CASACION Lima, catorce de abril de dos mil once ~ VISTOS; en audiencia privad; el recurso de casacién por infraccién de la ley penal material y falta de rmotivacién de la sentencia, interpuesto por el encausado OSWALDO ROGER MENDEZ CRUZ contra la senlencia de vista de fos ciento quince, del tres de agosto de dos mil deg, que confirmando la sentencia de primera instancia de ojos cincuento, del nueve de abril de dos mil deg, lo condené por delito contra la Libertad Sexual - actos contra el pudor de menor de edad, en agravio de La menor identificada con las Inciales LES.0,, a dieg afos de pena privativa de libertad, con lo demas que contiene. Interviene como ponente el seiior Jueg Supremo José Antonio Neyra Flores. FUNDAMENTOS DE HECHO |. Del Itinerario de ta causa en primera instancia PRIMERO: 1 encausado Oswaldo Roger Méndeg Crug fue procesado penalmente con arreglo al nuevo CCédigo Procesal Penal. Que el seior Fiscal Provincial mediante requerimiento de fojas uno, dl dieciocho de seliembre de dos mil nueve, formuld acusacién contra el precitado por el dello contra la Libertad Sexual actos contra el pudor de menor de edad, previsio en el articuto ciento setenta y seis - A con la agravante contenida en el cltimo pérrafo del articulo ciento setenta y tres del Cédigo Penal, en agravio de la menor identificada con los iniciales LES.Q. Que, « fojas once obra el acta de La audiencia de control de la acusacién, levada o cabo por el Jueg de {a Investigacion Preparatoria. EL auto de citacion a juicio fue expedido por et Juggado Penal Colegiado correspondiente con fecha quince de enero de dos mil deg y obra a fojas tres del cuaderno de debate. SEGUNDO: Seguido el juicio de primera instancia -como se aduierte de las actos de fjas cuenta, cuorenta y os, cuorena y cuatro, cuorenta y sey cvarenta y nueue, el Juggado Penal Colegiado dicté sentencia de fojas cincuento, del nueve de abril de dos mil dieg, que condend a Oswaldo Roger Méndeg Crug por delito contra {a Libertad Sexual - actos contra el pudor de menor de edad, en agravio de lo menor identificada con Los iclales LES.Q. a deg aos de pena privativa de libertad; con lo ders que contiene. Contra ta referida sentencia el abogado defensor del encausado Roger Méndeg interpuso recurso de ‘opelacién por escrito de fojas sesenta y cinco. Este recurso fue concedido por auto defojas setenta, del cinco cde mayo de dos mil deg. IL Det trémiterecursalen segunda instancia TERCERO: La Segunda Sola Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de a Libertad, culminada la fose de traslado de Lo impugnacion y habiendo declarado inadmisible, mediante auto de fojas ciento cuatro, de fecha acho de jullo de dos mil deg, los medios probatorios propuestos par el imputado Méndeg Crug - por tratose de detorcions testmaniales yo actuodas en prmera nsanci,y porque el ménto de protaclo de penicia Pscohgicasuscrtapor el doctor Jime ZavaletaDigno revit calidad de prueba nuevo Las emplogo a fn que concurran ‘la audiencia de apelacisn de sentencia mediante la citada resolucion. Realigada la audiencia de apelacion conforme aparece del acta de fojas cento trece, del ueintiuno de julio de dos mil deg, el Tribunal de Apelacién ‘cumplié con emir y ler en audiencio privade la sentencio de apelacién de fojas clento quince, del tres de ‘agosto de dos mil deg. CUARTO: Lo sentencia de vista recurrida en casacién, por unanimidad confirmé La sentencia de primera Instancia que condené a Oswaldo Roger Méndeg por delito contra La Libertad Sexual - actos contra el pudor cdemenor de edad, en agravio dela menor identificada con Las iniciales LE-S.0.,« dieg afios de pena privativa de libertad; con Lo demas que contiene. Ill Del Trémite det recurso de casacién de la defensa del procesado Méndeg Crug. QUINTO: Leida La sentencia de visto, La defensa del acusado Méndeg Crug se reserué el derecho de Impugnar,interponiendo el recurso de casacién correspondiente mediante escrito de folasciento veintsiete, introduciendo cuatro motivos de cosacién: a) para el desarrollo de La dactrina jurisprudencial ancko cuoto el artculocuatrocientos veintslete del igo Procesal Penol;b) inobservancia de preceptos constitucionales -nciso ‘uno del arculo cuotrocentos veintinueve del Codigo Procesol Peni ¢ infraccién de La Ley penal material -inciso tres e{ rtcutocuatrocientosventinueve del Codigo Procesol Fendt; yd falta de motivacién de la sentencia -indso cuatro Ge articulecuatrocients veintinuee del citado Cuero Legal. Concedido el recurso por auto de fojas ciento treinta y cinco, del veinticinco de agosto de dos mil dieg, se elevé la causa a este Supremo Tribunal con fecha veintiuno de setiembre de dos mil dies ‘SEXTO: Cumplido el trémite de traslados a los sujetos procesales por el plago de dieg dias, esta Suprema Sala mediante Ejecutoria del dieciocho de noviembre de dos mil dieg, obrante en el cuademo de casacién, en uso de su facultad de correcciin, admitié et trémite del recurso de casacién por los motivos previstos en los incisos tres y cuatro del articulo cuatrocientos ueintinueve del Cédigo Procesal Penal, esto es: i) Infraccién de ta ley penal materia - puesto que La defensa del sentenciado ha denunciado que “..se aplico ‘una circunstoncia agravante especiica a un hecho que no le corresponde. yi) falta de motivacién dela sentencia, toda veg que, “..se cuestiona los alcances de la motivacién det uicio de culpabilidad a partir det “andlisis de a prueba personal, de lo exigible en cuanto a la vatoracién del testimanio de la vietima y de a vualoracién de la prueba personal actuada en primera instancia ..” ‘SEPTIMO: Instruido el expediente en Secretaria, sefialada fecha para la audiencia de casacién el dia de la fecha, instalada la audiencia y realigados los pasos que corresponden conforme al acta que antecede, et estado de la causa es la de expedir sentencia. Octavo; Delberada La causa en secret y votada el da dea fecha, esta Suprema Sola cumpi6 con pronunciar la presente sentencia de casaciOn, cuya Lectura en audiencia privada -con tos prtes que osistan- Se realigard por lo Secretoria de la Sola el dia veintiocho de abril det ario en curso.a las acho horas con treinta minutos de la mafiona. FUNDAMENTOS DE DERECHO [Del ambito de ta casacion. PRIMERO: Conforme ha sido establecido por La Elecutoria Suprema de folas veintitrés, del cuaderno de ‘casacién, del dleciocho de noulembre de dos mil diez los dos motivos de casacién admitidos son: infraccién ‘delaley penal material y to falta de motivacién delta sentencia. Sobre el particular ta defensa del procesado ‘lega en su recurso formaligado de fojas ciento veintisite que el Colegiado Superior al expedir lo sentencia de segunda island no sey pronunciad respecio a cusstones prbalorids de pine stand, elo una actitud de sujecin estricta « lo formalmente previsto en el articulo cuatrocientos veinticinco del Cédigo Procesal Penal, lo que le genera afectacién, pues en el presente.caso, se advierte que el Iuggado de primera instancia no ha uolorado ni considerado las aportaciones probatorias actuadas en el juggamiento, Por tal motivo es necesario que exista un pronunciamiento senaléndose los alcances de la norma prevista ‘ene mencionado articulo cuatrocientos veinticinco del Cédigo Procesal Penal, respecto o la imposibitidad legal de revisar cuestiones probatorias Sobre Las que no se fuvo inmediacion; que, en tal sentido la Sata Penal de Apelaciones no pudo de ninguna manera revisar la vatoracion de La sentencia de primera instancia, ues la misma se encuentra condicionada por la referida disposicion legal, habiéndose limitado a afirmar {a misma argumentacién det Juggado, cometiendo asi los mismos errores, es deci, no se ha pronuniclado sobre diversos medias probatorios que sustentan la ausencia de responsobilidad del encausado Méndeg ‘Crug, como son los versiones aportadas por los testigos Leonor Costorieda Pelaeg, Angélica Marla Becerra GongGles, Lesly Llanos Honores, Paula Estela Zelada Cedamanos, entre otros -2frecidos tanto porla parte acusada ‘cama par 6 Fecal, siendo que todos ellos refrieron que el mencionado sentenciado jamds dicté el curso de religién. ‘Que, en el presente caso, el Grgano Jurisdiccional ha efectuado una errdnea valoracién de la version dela supuesta agrauiada, pues tanto el Juggado como La Sala Penal de Apetaciones han considerado que dicha Ursin es uniforme, sin embargo, existen contradicclones que no corresponden a la edad de La agraviada, Por elemplo, cuando ésta ha indicado La hora en que se habrian producido Los hechos materia del proceso, ‘nte La pregunta de ta Fiscal dijo que era en ta tarde, pero ante La pregunta del abogado de la defensa «dijo que era en la mariana, por tanto, tales contradicciones e incoherencias no permiten aplicar el Acuerdo Plenario ntimero dos - dos mil cinco / CJ - ciento dieciseis del treinta de setiembre de dos mil cinco ‘simismo, refiere que se ha oplicado indebidamente La Ley, al considerar una agravante derivada del hecho, la condicién aboral que ostentaba el encousado en el centro de estudios, en efecto, se ha establecido judicialmente que la condicién de Director del Colegio Privado “Guillermo Miller” que tenia Mendeg Crug jstificara la reaccién punitiua del Estado aplicdndose el ttimo parrafo del articulo ciento setenta y tres del Codigo Penal, sin eribargo, para ello sea debido verificar que la posicién que ostentaba el encausado en el Centro Educative haya generado una particular autoridad sobre ta victima o que tal. condicin haya generado que se deposite en dicha persona la confianga que alude el citado tipo penal, sin embargo, tales aspectos no deben vincularse por et simple deseo del Juggador, sino que deben ser consecuencia de una interactuacién factica, objetiva entre el sujeto activo y to victim, to que no ha ocurrido en el presente caso, pues ala fecha de La supuesta produccion del evento delictvo el encausado Méndeg Crug no era profesor de a supuesta agraviada y menos ella era alumna del centro educativo; que también ha quedado establecido que a supuest agraviada no fue matriculadaeen e aio dos mit ocho, en el centro educativo donde trabaja el encausado porque tenia una deuda por concepto de pensiones, cuya exigencia de pago le estaba siendo exigible a La madre de dicha menor, generdndose entre esta persona iyel encausado una situacién de canfrontacién que podria haber sido la causa para utiligar a la menor y efectudrsele tan grave imputacién, IL Del pronunciamiento det Tribunal de Apelacién, SEGUNDO: La sentencia de vista impugnada en cosacién precisa lo siguiente: ‘A.EL Legislador ha pretendido con esta norma-zereferealartculocucrecientn veintiino de CéigoProcssl Pena privilegiar el principio de inmediacién que adquiere singular reLevancia en el jugqamiento, en ta medida {que en esta etapa del proceso penal, el Jueg aprecia directamente la actuacién de los medios de prueba, con maypor énfasis: el relato - mas omenas-cicunstanciada de los testigos y las explicaciones - mas 0 menas- especialigadas de los peritos, sin despreciar sus reacciones, serenas 0 nerviosas, espontaneas o dirigidas; todo lo cual sirve al Juggador como fuente invaluable para formarse juicios de valor que repercutirén necesariamente en su sentencia. En el presente proceso especficamente en el jucio oral, se ha actuado prueba personal (testigo y pertos de cargo y testimonios de descargo) que no ha sido desacreditada con medios de prueba actuadas en segunda instancia, pues no las ha habido. En efecto, conforme se fundamenté en lo resolucin denegatora pertinente, no se otorgé cabida a las “nuevas pruebas" de la defensa, pues in Stl econ de tesmonos que habia sido oj de examen y cont examen en eugaient de instanco, B. Que, el 1uggado Colegiada ha dado por cumplidos los requistas preuistos en el Acuerdo Plenario nimero dos dos mil cinco / CJ-ciento cieciséts, pues ha sefialado que a defensa no ha invocado, menos presentado ‘evidencia o medio de prueba que estuviesedirigida o probar que haya existido entre La menor agraviada osu fay el procesodoeaconesbasods en lai, reseriients, ened u crs, po contro a ‘madre de La menor, ha declarado al ser examinada en el acto oral que es miembro de (a Iglesia Adventista de Palermo al igual. que el encausado; asimismo, la versién de la menor es sumamente clara y coherente, pese a su edad - nueveafos-, ademas, se encuentra respaldada con una serie de corroboraciones perifricas ‘como son: a) Las conclusiones del protocolo de percia psicoldgica nimero cero cer tres nueve uno dos ~ dos mil nueve - PSC que hon sido descrtos en el uico oral: b) Las conclusiones det informe psicoldgico nimero ‘c2t0 cero cinco - die JGLA sustentada en jucio oral por su atorgante; c) Las conclusiones de La evaluacién psiquidtrica nimera cero cero tres cro cinco nueve - dos mil nueve - PSQ practicada al encousado y que ha sido explicada en el acto oral; d) la decloracion de la madre de la menor agraviada; finalmente La declaracién de la menor ha sido persistente, pues ha brindado su decloracion ante la Fiscalia de Famiio, ante los peritos psicol6gicos que La evaluaron y especialmente en el Jucio Oral C.Que, ademas, indica el Colegiado Superior, ante lo expuesto por el abogado defensor, respecto a que nose configura la agravante porque la condicién de Director de. Centro Educativo no genera “interacién’ con a menor, que dicha calidad por sf misma le concedié al acusado una especial autoridad sobre la victima que fue determinante para la consumacin delictva, Que, los aspectos mencionados precedentemente han sido materia de interposicién del recurso de casacin por parte de a defensa del procesado Méndeg Crug, por lo que en virtud al cuarto considerando de la jecutoria Suprema - auto de colifcacén - de fecha dieciocho de noviembre de dos mil deg obrante a fojas veintiocho del cuaderno formado en esta Suprema Instanci, tnicamente se emitié pronunciamiento respecto a los motivos cosacionales indicados anteladamente. IIL Det motivo casacional. Infraccién de ta ley penal material. TERCERO: Que, al respecto es de indicarse que en el caso materia de evaluacién no se aduierte la infracci6n dela ley penal que se reclama, en efecto, en autos na quedado acreditado que el encausado Mendeg Crug tenia la calidad Director del Colegio Privado "Gerardo Miller”, donde la menor agraviada venio cursando sus estudios desde cuando tenia cinco anos de edad, y ques bien no se matriculo para el curso de afangamiento quese reali en el verano de dos mil nueve, sin embargo, asisté a dichas clases os das diecises y diecisiete de febrero de dicho afi, con La cnuencia del encausado, hecho que tiene relevancia, pues ello crigind que a menor acuda al citado Colegio y que tras las clases recibidas, el encausado Méndeg Crug lo condujera a uno de los ambientes de las aulas de clase para efectuar los tocamientos indebidos en su contra, por tanto, resulta evidente que Méndeg Crug si tenia una particular auteridad sobre la victima que le impulsd a ésta a depositar su confianga en él resultando inatendible el agrauio del enccusada en el sentido que la menor no habia sido matriculada a dichos cursos y, por ende, no tenia calidad de alumno, pues ta menor habia venido estudiando en el mencionado centro educativo y consideraba evidentemente al encausado como una autoridad a quien le deba respeto, lo que utili éste para aprovecharse de la menor agraviadar ademas, resulta pertinent indicar que ta agravante descrita en el altimo pérrafo del articuo ciento setenta iy tres del Cédigo Penal encuentra sustento, pues se basa -a casos como en cl que es matena de ealuccen- en deberes de responsabilidad institucional, en efecto, cualquier persona que tenga un grado jerdrquico que le permita astentar un mejor posicionamiento o status rspecto a sus subordinadas, no puede aprovecharse de ello para violentar ni ta libertad - en coso de mayors de colerce aos de eda - ni a indemnnidad sexual - en eso ‘de menor de olorce aos de edad -, lo que evidentemente ha sucedido en el caso materia de andlisi, no siendo necesario que exista de manera objetiva alguna “interaccion” entre el sujeto activo y la victima, pues el conocimiento de la posicién o el cargo es suficiente para generar esa particular condician de supremacia de ‘una persona sobre otra y La utiligacion indebida de ello es Lo que se sanciona con La agravante aplicada al encausado, en tal virtud, se conciuye que no es de recibo el citado motivo casacional. Del motivo casacional. Falta de motivacién y prueba personal. CUARTO: Que, este Supremo Tribunal ha defado establecido en La sentencia casatoria cero ocho - dos mit siete / Huaura, de fecha trece de febrero de dos mil ocho, que respecto a la garantia de motiuacion, el ‘numeral cinco del articulo ciento treinta y nueve de la Constitucién Politica del Pers, establece como uno de los principios y derechos de la funcién jurisdiccional la motivacin eserita de Las resoluciones judiciales en todas las instancias, excepto los decrétos de mero trémite, con mencién expresa de la ley aplicable y de Los fundamentos de hecho en que se sustentan; norma que concuerda con el articulo doce del Texto Unico Ordenado de La Ley Orgénica del Poder Judicial, modificado por el articulo Unico de la Ley niimero veintiocho mil cuatrocientos noventa, en cuya observancia se debe proceder a la fundamentacién de las resoluciones correspondientes. Que, en ese sentido, las decisiones jurisdiccionales que correspondan, deen ser odecuadamente fundamentados mediante un ragonamient jrdico que exprese el porque de lo que se decide (..) Una de las garantias establecidas por La ley, es el derecho de obtener de los érganos Jurisdiccionales una respuesta motivada, pero ragonada y congruente respecto a las peticiones que se formulen, en este caso, en materia penal. La exigencia de motivacion como se tiene expuesto, se encuentra regulada en el plano constitucional, en el. inciso cinco del articulo ciento treinta y nueve de la Constitucién Politica del Estado; debiendo tenerse en consideracion que La garantia procesal especifica de motivacion, integra. su veg la gorantia dela tutela jurisdiccional relacionada también con el debido proceso; de ahi que toda decisién jurisdiccional debe estar fundamentada con logicidad, claridad y coherencia, lo que permitiré entender el porqué de lo resuelto, QUINTO: Que, en consecuencia, es de advertirse que el Colegiado Superior ha cumplido con explicar tas ragones de la aplicacién del Acuerdo Plenario niimero dos - dos mil cinco / CJ - ciento dieciss, del treinta de setiembre de dos mil cinco en los puntos doce, trece, catorce y quince de La sentencia de visto, de Fecha tres de agosto de dos mil dieg, obrante a fojas ciento quince; en efecto, se ha merituado debidamente el valor probatario de la sindicacién efectuada por la menor agraviada, asi se puede apreciar de dicha resolucién que el Colegiado Superior ha cumplido con realigar una explicacién y andlisis de cada uno de los requisitos uepiantec et mencinade Acuerde Plenary en qué forma ycon qu nstrumenteles sedan por cumplios SEXTO: Que, osimismo, debe indicarse que la prueba personal introducida por los testigos tanto de cargo como de descargo ha sido debidomente merituada por el Organo Jurisdiccional; en efecto, todos los testimonios, cuya reproduccién y nueva valoracién solcita que se efectie la defensa del encausado en instancia, ya fueron evoluados por el Juggado competente, es decir, éstos ya han sido sometidos a las exigencias det acto oral, en el. que rigen los principios de publicidad, oralidad, contradiccién y, sobre todo, inmeciacién, negdndose a posibilidad que el Colegiad Superior pueda efectuar un re- examen deello, s6lo en el entendido que no exista nueva prueba que pueda incidir en el valor probatorio que se le otorgé en tol sentido, et articulo cuatrocientos veiticinco del Cédigo Procesal Penal no impide que en segunda instancia se efectué una evaluacién o andlisis sobre la prueba personal actuada en primera instancig sino inicamente establece como exigencia -que pone de relave la importanca de lo nmediacén ena actuacn probatona- que existan nuevas pruebas; que en el caso sub exdmine el encausodo pretendié introducir en segunda instancia material probatoro testmanos - ya evaluado en primera instancia, por ello resulta arreglado a lo resuelto en el presente caso, mds ain si mediante resolucidn de fojas ciento cuatro, de fecha acho de julio de dos mil digg, lo Sala Penal de Apelaciones declaréinadmisible los medias probatorios propuestos en segunda instancia por Méndeg Crug, por tanto, en este extremo también deviene en inatendible el presente motivo casacional invocado. SEPTIMO:Con areglo al articulo cuatrocientos noventa y siete del nuevo Cédigo Procesal Penal corresponde. pronunciarse sobre Las costas del recurso. Que, respecto al recurrente no s6lo no se ha definido aén su situacién Juridica, sino que el presente recurso de casacién ha sido desestimado farticulasqurints apartado uno y quinn cuatro aparta dos del nuevo Csdiga Procesl Penal) No han existido ragones serias y fundadas para promover el recurso de casacién, por lo que no cabe eximirlo del pago de Las costas frtculocuatocntos noventa y st aartade tes, contra sensu, del nuevo Codigo Poossl Penal. DECISION Por estos fundamentos: |LDecloraron INFUNDADO el recurso de casacion porinfraccién de ley penal material yfalta de motivacién de La sentencia, interpuesto por el encausado OSWALDO ROGER MENDEZ CRUZ contra la sentencia de vista de fos ciento quince, de tres de agosto de dos mil dieg, que confirmando ta sentencia de primera instancia, de fojas cincuenta, dei nueue de abril de dos mil digg lo condené por delito contra la Libertad Sexual actos contra el pudor de menor de edad, en agravio de a menor identificada con las iniciales LES, a dieg afios de pena privativa de libertad, con Lo demas que contiene. I CONDENARON al pago de las costas del recurso al acusado Oswaldo Roger Méndeg Crug; ORDENARON due el Jueg de lo Investigacion Preparatoria cumpla con su liquidacién y pago, conforme al articulo cuatrocientos diecinueve del Cédigo Procesal Civil. Ill DISPUSIERON que lo presente sentencia cosatoria se lea en audiencia privade por la Secretaria de esto Suprema Sala Penal: y, acto seguido, se notifique a todas Los partes apersonadas a la instancia, incluso a las no recurrentes. IV. MANDARON que cumplidos estos trémites se deuuelua el proceso al Organo Jurisdiccional de origen, y se archive el cuaderno de cosacién en esta Corte Suprema. Interviene el sefior Jueg Supremo Santa Maria Morilo por licencia del sefior Jueg Supremo Rodrigueg Tineo. Ss VILLA STEIN PARIONA PASTRANA NEVRA FLORES CALDERON CASTILLO SANTA MARIA MORILLO