Está en la página 1de 2

PROPORCIONALIDAD INVERSA: INVERSIÓN

Son magnitudes inversamente proporcionales las que varían manteniendo su producto constant e (a.b = a’.b’)

Dado un centro de inversión, a cada punto del plano le corresponde


O A A'
otro punto, siendo el producto de sus distancias al centro un valor
constante que denominamos Valor ó potencia de la inversión (K).
K>0
OA . OA’ = OB . OB’ = K
A O A'

O A K<0

Dos puntos inversos están siempre alineados con el centro de la


A' inversión, y situados en la misma dirección respecto de éste cuando
el valor K es positivo, ó en direcciones opuestas si K es negativo.
B
La potencia es una relación concreta entre un punto y una circunfe-
rencia, mientras que la inversión es una transformación que se puede
aplicar a todos los puntos del plano, una vez que está determinada.
Ambas comparten el mismo fundamento geométrico. La raíz del valor
constante k se calcula de la misma manera.
T
Formas de determinar una inversión:
OT = raíz de K
- Dados el centro y el valor de la inversión.
B’ - Dados el centro y un par de puntos inversos.
Dos pares de puntos homólogos en la misma inversión son concíclicos - Dados dos pares de puntos inversos no alineados.
(existe una circunferencia que pasa por los cuatro).

P’
K>0 K<0
A=A'

A
K
O O
P
K
A'

Q’
Circunferencias de autoinversión
O
Q Gráficamente, el valor de la inversión lo representa la Cir-
cunferencia de autoinversión ó de puntos dobles. Es la
Cómo calcular un punto inverso: En una inversión dada por el centro O formada por los puntos que están a una distancia del centro
y el par de puntos inversos P y P’, queremos localizar el inverso de Q. de inversión igual a la raíz de K. Son dobles porque cada
Trazamos las mediatrices de P con P’ y con Q, obteniendo un punto uno se transforma en sí mismo. Con valor K negativo, cada
equidistante. Trazando con este centro una circunferencia que pasa por punto es inverso del diametralmente opuesto, por tanto los
los tres puntos, y una recta que pasa por O y Q, localizamos Q’. puntos no son dobles, pero la circunferencia sí.

O P’

r = r’

Los elementos dobles son muy útiles porque economizan operaciones en la


r
inversión. Además de las circunferencias de autoinversión, son dobles las
rectas que pasan por el centro, por la simple condición de que los puntos O
K
inversos siempre están alineados con el centro de inversión, aunque sólo
sean dobles los puntos donde r corta a la circunferencia de autoinversión.
También son dobles las circunferencias que pasan por pares de puntos inversos, que como se puede comprobar se
caracterizan por ser ortogon ales a la de autoinversión (los radios de los puntos donde se cortan son perpendiculares).

Paulo Porta
O
La figura inversa de una recta que no pasa por el Centro de
inversión es una circunferencia que sí pasa por él.
D’
Podemos comprobarlo fácilmente, conociendo el centro O y tomando
diferentes puntos A, B, C, D en la recta r, conociendo el inverso de A. C’
Trazamos circunferencias que pasan por A, A’ y cada uno de los otros
puntos. Los inversos irán formando una circunferencia que pasará por
el centro O cuando la distancia aumente hasta el infinito. Se deduce r' B’
también que el centro O ocupará siempre uno de los extremos del
diámetro perpendicular a la recta, el más alejado ó el más cercano, A'
1 2 3
dependiendo del valor positivo ó negativo de la inversión.
r
O A' A B C D

K>0 K<0

La figura inversa de una circunferencia que no pasa por el


Centro ni contiene puntos dobles, es una circunferencia
r' r'
homotética. (la razón de la homotecia entre ellas es el cociente
A' O del valor de inversión y la potencia de O respecto de c)

Obsérvese que una secante común que pasa por el centro O


r r define dos pares de puntos homólogos, pero en orden diferen-
A A
te que en una homotecia.
A'

B'
B
Si dos circunferencias inversas son tangentes a una tercera,
A
los puntos de tangencia serán puntos inversos.

O C C'

T
T'

C' O F
C

C
E
D

A B

Aplicación en tangencias simples: Sabemos que una circunferencia es tangente a


otras dos de centros A y B, y que C es uno de los puntos de contacto. Trazamos el
radio BC y otro paralelo AD en la otra circunferencia. Unimos C con D, que sería su
correspondiente en una homotecia, obteniendo E, que lo es en la inversión, y por tanto
es el otro punto de tangencia. Las alineaciones AE y BC dan el centro F.

1
Aplicación en tangencias complejas: en el caso PRC, en que se han de trazar
c=c' circunferencias que pasen por un punto P tangentes a la circunferencia c y a
la recta r, definimos una inversión de centro P y valor igual a su potencia res-
pecto de c, que de este modo se transforma en sí misma y estará formada
R’
C=C’ por pares de puntos inversos. Obsérvese cómo la circunferencia de radio PA,
ó de autoinversión, proporciona en la recta los puntos dobles 1 y 2, así que
P la figura inversa de r es una circunferencia qu e pasa por el centro P y por los
dos puntos dobles. Como las circunferencias c’ y r’ tienen cuatro rectas tan-
A r' gentes comunes, desinvertidas pasarán a ser cuatro circunferencias que pa-
2
sarán por el centro P de la inversión, conservando cada una sus dos puntos
comunes con c y con r.
K r

Paulo Porta