Está en la página 1de 1

Repeticin

La prctica del chi kung y del tai chi chuan se basa en la repeticin, sea del movimiento o de la Forma. No
basta una sola vez para lograr el efecto que busca la prctica el de desbloquear meridianos y armonizar la
energa. Para que eso suceda se necesaria la repeticin del movimiento, realizarlo una y otra vez.

En cada repeticin se logra un poquito. Este poquito siempre es distinta cantidad, por as decirlo, ya que cada
vez tenemos distinta concentracin, distinta respiracin, factores que influyen sobre el movimiento. Pero el
efecto es acumulativo, los poquitos de cada repeticin se van sumando y en un momento se logra el objetivo.

Esta forma de practicar genera en muchos principiantes aburrimiento y tedio. No comprenden esta idea de
repetir. Acostumbrados a mantener la mente en estado de novedad y adrenalina constante, hacer lo mismo tan
solo dos veces parece ridculo. Porque habra de hacer lo mismo? Repetir requiere dedicacin, concentracin,
perseverancia, mucho ms esfuerzo que no repetir y hacer distinto todo el tiempo.

El aburrimiento es un punto clave en la prctica y en la consecucin de repeticiones. La mente se aburre, tanto


para principiantes como avanzados. Si nos dejamos llevar por la queja interna del aburrimiento, todo lo que
hemos acumulado se cae, el trabajo realizado se desperdicia. Pero, si traspasamos a la mente aburrida y
continuamos repitiendo, practicando, nos damos cuenta de lo que hay ms all de la mente, de las ideas, del
movimiento regulado por el pensamiento: hay un movimiento que surge solo, que mueve el cuerpo y que
trasciende lo fsico conocido.

Adems, cuando la mente deja de juzgar y de decir ests haciendo lo mismo otra vez empezamos a notar que
no es as, que cada repeticin es diferente, es un movimiento nuevo. As la prctica de repeticin se torna
espiralada, pasando una y otra vez por el mismo lugar pero ms amplio y ms fluido, con una armona
geomtrica que lleva tambin al equilibrio interno.

Repetir es ms simple, y a la vez ms difcil. Es ir a lo conocido para redescubrirlo, con constancia y


compromiso, sin tomar la primera oportunidad de novedad que aparece. Quedarse y practicar.