Está en la página 1de 2

CARACTERSTICAS DE PERSONAS CON UNA EXPERIENCIA DE

ORACIN

Quienes ponen el agradecimiento por delante.


Con actitud agradecida y dispuestos a dar gracias en lo cotidiano. Desde ah
alimentan la esperanza y su seguimiento.

Personas con decisin y determinacin, que eligen con la valenta del NT.
Personas que alimentan la vida con pasin, con deseos claros, fuertes y
grandes, sin espectacularidad, sin narcisismo, con la libertad de quien
decide darse y quiere aprender a hacerlo. Un persona decidida a mar puede
irradiar infinita bondad (Hno Roger)
Personas con decisiones interiores tomadas con corazn firme.

Personas en un cierto estado de vigilia que mantienen despierto el deseo.


Convencidas de que hay que examinarse, corregirse pedir ayuda y discernir.

La irrenunciable centralidad de Dios en sus vidas.


El Seor es para ellos su primera pasin. Ellos se viven enteramente en las
manos de Dios y se enganchan y articulan en los sueos de Dios.
Quien vive para Dios elige amar. Asumir esta eleccin exige una vigilancia
constante (Hno Roger)
S son felices y se muestran sinceramente alegres.

Para vivirse fundamentados en El cuidan su oracin que saben que siempre


es tiempo de Dios. En ella se introducen, respiran, se abandonan y logran
discernir. Se asoman como a un abismo y lo esperan todo de El. Se atreven a
preguntarle cada maana y a agradecerle.

Han aprendido a servir viendo como otros lo hacen y cmo se lo han hecho a
ellos mismos. Saben cmo servir sirviendo. Con el paso de tiempo se les va
notando como un cuajar como personas de Dios.

Participan de esto es mi cuerpo (Karl Rahner) hablan y viven en clave de


cuerpo entregado, entregando el suyo. Han integrado en su vida una
abnegacin por Cristo. Todo lo que hemos recibido es para entregarlo.

Decidieron ser un canal, un cauce del Seor, ser sus portadores. Se saben
cauces agujereados y agrietados. Han decidido poner los ojos no en ellos
sino en lo que el Seor hace en ellos cada da. Son gente perdonados
perdonadores, `pacificados pacificadores. Han aprendido a resistir, a
permanecer, a perseverar, a no abandonar.

Estas personas han credo en el amor (IJn 4,16) y sabemos que solo el amor
es digno de fe (U.von Balthasar)