Está en la página 1de 237

Gt.\CIII r-10 -

1 '$.

Gt.\CIII r-10 - 1 '$. A,( r. t.- Técnica y práctica de la soldadura

A,(

r.

t.-

Gt.\CIII r-10 - 1 '$. A,( r. t.- Técnica y práctica de la soldadura

Técnica y práctica de la soldadura

Técnica y práctica de la soldadura Joseph W. Giachino William Weeks Western Michigan University Kalamazoo,
Técnica y práctica de la soldadura Joseph W. Giachino William Weeks Western Michigan University Kalamazoo,

Técnica y práctica de la soldadura

Joseph W. Giachino William Weeks

Western Michigan University Kalamazoo, Michigan

de la soldadura Joseph W. Giachino William Weeks Western Michigan University Kalamazoo, Michigan EDITORIAL REVERTÉ, S.

EDITORIAL REVERTÉ, S. A.

Prólogo

Esta edición de Tt.CNICA Y PRACTICA DE LA SOLDADURA aporta /os métodos y téc- nicas actuales y reconocidos. Va dedic ada a estudiantes, aprendices y alumnos de escue- las técnicas, a maestros, instructores en el ramo del metal y verificadores de procesos de fabricación, y a los profesionales de ramas o tecnologías afines. Este amplio libro de texto aborda las cuestiones de manera que se adapten a la en- señanza a que va dirigido. La quinta edición se ha puesto al día dando entrada a los procedimientos y materia- les nuevos y respondiendo mejor a las exi gencias del momento. Actualiza por completo la cuarta edición, altera algo el orden e introduce tres capítulos nuevos:

1)

La seguridad en la soldadura .

2)

Soldadura de plásticos.

3)

Homologación de ·soldadores.

El

capitulo sobre diseño de uniones se ha mejorado y en el correspondiente a l os

procesos oxiacetilénicos se han añadido el oxi-Mapp , la soldadura oxh ídr i ca y l a aeroace-

tilénica. Se hace mayor hincapié a lo largo de toda la obra a la cuestión de la segurldad. Los dos capítulos sobre soldadura de tuberías, se han simplificado y recopilado en uno solo.

Si bien la soldadura por arco-metal se conserva en el proceso de soldadura introduc-

torio, la serie de seis capítulos sobre la oxiacetilénica se ha pasado a la parte central del libro.

A aquellos profesores que prefieran empezar con la oxiacetilénica, quizá les resulte

conveniente dar primero los cuatro capítulos Introductorios y pasar luego a los capítu- los 21 a 29. Otros, después de l a introducción, quizá prefieran seguir del 5 al 16 con la

cuestión de la soldadura por arco con electrodos revestidos.

El libro entero Tt.CNICA Y PRACTICA DE LA SOLDADURA se ha puesto al día, se ha

revisado y se le ha dado un nuevo formato, con muchas figuras y tipo de letra de lec-

tura cómoda, lo que da poi resultado una obra compacta y de fácil manejo.

LOS EDITORES

Título de la obra original

WELDING SKILLS ANO PRACTICES, Fi fth

Edition

Edición original en lengua inglesa publicada por

American Technical Society, Chicago

Copyright © American Technical Society

Versión española por

D. Matías Antuña

Profesor de Soldadura de la Universidad Laboral de Gijón

Propiedad de:

EDITORIAL REVERTÉ, S. A. Encarnación 86 08024 Barcelona

Reservados todos los derechos. Ninguna parte del material cubierto por este títu lo de propiedad literaria puede ser reproducida, almacenada en un sistema de info rmática o transmitida de cualquier forma o por cualquier medio electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otros métodos sin el previo y expreso permiso por escrito del editor.

Edición en español

© EDITORIAL REVERTÉ, S. A., 1988

Impreso en España/Printed in Spain

)
)

ISBN 84-291-6053-1

Depóoito Legal: B, 16.491/1988

SORPAMA, S, A. - Paraguay, 12 • 08020-Barcelona

V

in Spain ) ISBN 84-291-6053-1 Depóoito Legal: B, 16.491/1988 SORPAMA, S, A. - Paraguay, 12 •

lndice analítico

INTRODUCCION

A

LA

SOLDADURA

' -'

Capítulo

1.

Una técnica fu ndamental

 

2. La

seguridad en

la soldadura

3. Metalurgia de

la soldadura

4. Diseño

de

uniones

y

terminología

SOLDADURA

POR

ARCO

CON

ELECTRODOS

REVESTIDOS

Capítulo

5.

Máquinas y accesorios

6.

Elección del electrodo

 

7.

Cebado de arco

8. Depósito de cordones

9. Soldadura en horizontal

10. Soldadura en cornisa

11.

Soldadura

en

vertica l

12. Soldadura en techo

13.

14. Aceros al carbono

15. Aceros aleados

16. Metales no férreos

Soldadura de

la f undición

SOLDADURA POR ARCO CON

PROTECCION GASEOSA

Capítulo 17.

Procedimiento TIG

 

18.

Soldadura TIG

por puntos

19.

Procedimientos

MIG y

MAG

20 .

Técnicas afi nes al proced i miento MIG

10

20

43

56

72

84

89

99

/

.

111

117

122

128

137

142

155

166

195

200

235

SOLDADURA

OXIACETILENICA

Capítulo 21.

Instalaciones y equipos

22.

Puesta a punto del equipo y encend ido de la llama

23.

Soldadura en horizontal

24.

Soldadura

en otras ' posiciones

25.

Soldeo de espesores medios y gruesos

26 .

27. Fundición gris

28. Aluminio

Aceros inoxidables

245

259

267

276

279

284

287

290

VII

espesores medios y gruesos 26 . 27. Fundición gris 28. Aluminio Aceros inoxidables 245 259 267

VIII

PROCEDIMIENTOS ESPECIALES

Capítulo 29 .

Arco con

electrodo

de

carbón

30.

Soldaduras heterogéneas

31.

Recargues superficial.es

32 Soldadura de tubería

33 Procedimientos de corte

34. Soldadura de producción

35. Soldadura y corte bajo el agua

36. Soldadura de plásticos

.

.

DATOS SUPLEMENTARIOS SOBRE SOLDADURA

Capítulo 37 .

Control

de

soldaduras

38.

Simbolización

de soldadura

39.

Homologación

de soldadores

INDICE ALFABETICO

Índice analítico

?96

303

319

332

.345

362

389

403

412

431

448

457

Introducción a la soldadura

Capítulo 1 Una técnica fundamental La soldad ur a es fundame ntal para la expans10n
Capítulo 1
Una técnica fundamental
La soldad ur a es fundame ntal para la expans10n y
productividad de nuestras industrias. Actualmente es
u no de los princ i pales medios de fabri cación y repa-
ración de productos metál icos. Es casi imposible ci-
algún tipo de soldadu ra. la industria ha encontrado
en l a soldadu ra un procedimiento -;fici~nte, s~guro
'y
económico
para
la
unión
de
metales
en
práctica-
mente todas las operaciones de fabricación y en la
tar una industria, _grande o pequeña , que no utilice
rhayoría de
!as construcciones (fig. 1-1).
Fi g. 1·1. la f abr i cac i ón se s i mpl ifica por l a aplicación de t écn icas de soldadura automática.
(Dou gl as
A i rcraft Corp.)
i cac i ón se s i mpl ifica por l a aplicación de t écn
2 Una técnica fundamental Fig. 1-2. Muchas partes de los aviones se enlazan por algún

2

Una técnica fundamental

2 Una técnica fundamental Fig. 1-2. Muchas partes de los aviones se enlazan por algún procedimiento
2 Una técnica fundamental Fig. 1-2. Muchas partes de los aviones se enlazan por algún procedimiento

Fig. 1-2. Muchas partes de los aviones se enlazan por algún procedimiento de soldadura. [Boeing Ai rc raft Corp .).

APLICACIONES

DE

LA SOLDADURA

 

agrícola, maquina ria para minas y explotaciones pe-

 

trolíferas , máquinas herramientas, muebles, calderas, hornos y material ferroviario.

En

la

preparac1on

del

material

necesario

para

la

La

téc nica

del

rec argue

permite

la

recu perac ión

puesta

en

fabricación

de

un

nuevo

modelo

de

auto-

 

millón

de

edificios, puentes y embarcaciones se construyen por soldadura.

de

móvil, ·el fabricante puede

invertir

más

La

de

un

dólares

en

equipo

de

soldadura.

mayoría

al

Cuando los ruidos de construcción deben reducirse

hos-

mínimo,

por ejemplo en

la ampliación de un

pital, la

importancia

de

la soldadura como principal

medio

de

unión

es

particularmente

significativa.

Sin

la

contribución

d.e

la.

s.oldadura, las industrias

sido capa~es d; satisfacer

cóhetes

y

misiles .

aeronáutic~~

la- enorme

{fig.

nu~~a-h~b;ían

demanda

El

de

aviones,

metalurgia de la solda-

dura y la aparición de nuevos métodos de soldeo han permitido un rápido progreso en la exploración del espacio {fig. 1-3). La mayor contribución de esta técnica a la sociedad

actual se encuentra, probablemente, en la fabricación

televi-

sores,

procedi-

mientos de soldeo. Como medio de fabricación, la soldadura aporta rapidez, seguridad y gran flexibilidad. Además, dismi- nuye los costos de fabricación, porque permite dise- ños más simples y elimina costosos modelos, así como numerosas operaciones de mecanizado. La soldadura también se emplea ampliamente en la fabricación y reparación de maquinaria y equipo

similares,

productos

1-2).

desarrollo de la

de

electrodomésticos .

neveras,

cocinas,

se

utilizan

En

la

manufactura

de

y

otros

distintos

lavadoras

masivamente

En la manufactura de y otros distintos lavadoras masivamente Fi g. 1-3. La soldadura hace posi

Fi g.

1-3.

La soldadura

hace posi ble

l a fabricac ión de esta secc ió n

de

un

misil.

 

Una técnica fundamental

de un misil.   • Una técnica fundamental Fig. 1-4 . El so ldeo por ar

Fig. 1-4 . El so ldeo por ar co con e l e ctrodos revestidos se emplea en l a fabricac ió n

(Fibre-Metals Products Co.)

de

muchos

productos

industria l es.

3

e l e ctrodos revestidos se emplea en l a fabricac ió n (Fibre-Metals Products Co.)

4

Una técnica fundamental

Una técnica fundamental

5

4 Una técnica fundamental Una técnica fundamental 5 Fig . 1-5. La soldadura es con frecuencia

Fig .

1-5.

La

soldadura

es con frecuencia imprescindible en el

mo n taje de est ruct uras

metálicas.

imprescindible en el mo n taje de est ruct uras metálicas. Fig . 1-8 . Soldadura

Fig . 1-8 . Soldadura man ual por arco metálico y protecc i ón gaseosa , aplicada Manufacturing Co.)

al

soldeo

de

un

panel

de

acero.

(M ille r

Electric

Co.) al soldeo de un panel de acero. (M ille r Electric Fig. 1-10. Esta olla

Fig. 1-10. Esta olla de un restaurante, en acero inoxidable, se

está

soldando

mediante

el

procedimiento

TIG

por puntos.

(Linde

Co.)

procedimiento TIG por puntos. (Linde Co.) • Fig. 1-7 .' So l dadura por rol dan

Fig.

1-7 .' So l dadura

por

rol dan as

rl o

·~ ·''•>ria l aé re o .

( P r a tt

as rl o ·~ ·''•>ria l aé re o . ( P r a tt Fig.

Fig.

1-9. Est e reci pien t e se está soldando por el pr ocedim ien-

t o

TIG.

(Miller

Electric

Manufacturing

Co.)

t o TIG. (Miller Electric Manufacturing Co.) Fig. 1-6. La soldadura trucción v reoaración juega un

Fig.

1-6. La soldadura

trucción

v

reoaración

juega un

de

importante

nP~'lda .

papel

maquinaria

en

la cons-

Co.) Fig. 1-6. La soldadura trucción v reoaración juega un de importante nP~'lda . papel maquinaria

Una técnica fundamental

6

de piezas desgastadas, lo que repercute muy favora- blemente en la economía de muchas industrias (figu- ras 1-4 a 1-10).

Procedimientos de soldadura

Entre los numerosos procedimientos de soldeo que se aplican en la actualidad, la soldadura con llama, el soldeo por arco y la soldadura por resistencia son _los_ más extendidos. Para explicar !as diferencias existen- tes entre estos procedimientos, podemos fijarnos en !as funciones que debe desempeñar el soldador para

la

soldador que utilice el pro-

cedimiento de soldadura con llama, es la de controlar

y dirigir el calor sobre los bordes de las piezas a en-

lazar, mientras api ica, al baño de fusión, una varilla

de metal adecuado. El intenso calor necesario para

fundir bordes y varilla

de un gas. Puesto que normalmente se emplea una

mezcla de acetileno y oxígeno, el procedimiento re·

cibe

requerida para este trabajo se puede re- reglaje de la instala·

ción, selección de la boquilla y diámetro de varilla adecuados, preparación de los bordes de las piezas

a soldar y manejo correcto de llama y varilla. El sol·

dador de oxiacetilénica también puede hacer el corte con llama , mediante el empleo de un dispositivo de corte y una sobrepresión de oxígeno. E! oxicorte, o corte con llama, se emplea para cortar diversos meta- les al tamaño y forma adecuados, o para eliminar el

material

en esta-

blecer un arco eléctrico en un extremo de la junta

a realizar y mantenerlo, para conseguir la fusión de

los bordes de las piezas y del electrodo. El metal tundido procedente del extremo del electrodo se de- posita entre las piezas y junto con el que resulta de la fusión de los bordes forma el baño de fusión. Este, al solidificar, da lugar a una conexión limpia y uniforme . El soldador por arco debe seleccionar el electrodo adecuado para cada trabajo, o ser capaz de seguir las instrucciones establecidas en las especifi· caciones; leer símbolos de soldadura y realizar cual- quier tipo de costura utilizando la técnica adecuada, es decir, soldadura en techo, en horizontal, etc.

aplicación de cada uno de ellos.

La principal

misión del

se obtiene

por la combustión

el

nombre

de

sofdadura

oxiacetiféníca.

La técnica

sumir en los siguientes puntos:

sobrante

del

en

piezas

de

fundición.

consiste

El

trabajo

soldador

por arco

Una técnica fundamental

7

El trabajo soldador por arco Una técnica fundamental 7 Fig . M otors 1· 11. la

Fig .

M otors

1· 11.

la

Corp. )

produc c i ón m as iva d e

automóvi les es un a d e la s aplica c io nes

t íp i cas

de

l a

so l dadur a.

! Chevro let

D i v .,

Gene ra l

del

procedimiento

oxiacetilén ico

corte

y

tratamientos

térmicos.

permite

férreos , y más finos

en toda

hasta los más gruesos .

la gama de espesores, desde

-

, En el campo de la soldadura por arco los procedí· 1 mientas que utilizan una protecciÓn gaseo~~tieneo

un prestigio reconocido, considerándose incluso su-

) periores al método clásico con electrodos revestidos.

arco

\ como el baño de fusión están rodeados por un gas protector. Esta protección gaseosa evita la contami-

una sol-

Estos procedimientos, que se co-

nocen como soldadura TfG y soldadura MfG, se pue-

! dadura muy limpia.

<

En

estos

procedimientos

de

soldeo,

tanto

el

nación

.

den

atmosférica, con

manual

lo que se consigue

aplicar

o automáticamente.

Los soldadores por resistencia son responsables del contro l de las máquinas que realizan estas sol· daduras. Estas trabajan por aplicación de calor y pre- sión (fig. 1-11 ). Si se sitúan dos piezas metálicas en- tre dos elect rodos y a t ravés de éstos se establece una corriente de gran intensidad, bajo un pequeño voltaje; los materiales, debido a su propia resistencia, se calentarán hasta alcanzar el estado plástico. Una vez interrumpida la corriente, se completa la solda- dura por aplicación de una presión a las piezas. Las misiones del soldador son las de ajustar la co- rriente, la presión y los tiempos de alimentación adecuados pa ra cada material a soldar. También es

responsab le de la al ineación correcta de las piezas a

éstas

a

ensamblar,

así

como

de

controlar

el

paso

de

través de l as máquinas de soldar.

del

procedimiento

Selección

más adecuado

de soldeo

No existen reglas sencillas y precisas que deter- minen el tipo de soldadura a utilizar para cada traba- jo en particular. En general, los factores determinan· tes para la elección son, el tipo de metal a soldar, el costo, la naturaleza de los productos a fabricar y las técnicas utilizadas en la producción. Algunos traba- jos se realizan más fácilmente mediante la soldadura oxiacetilénica. Otros, por el contrario, son más ade- cuados para soldadura por arco.

llama se utiliza prácticamente en

todas las industrias de fabricación metálica. Principal-

su

flexibilidad y movilidad, es ampliamente utilizada en trabajos de reparación y mantenimiento. El equipo, montado sobre una carretilla, es fácilmente transpor- table al pun to donde se produzca la avería. La adap-

t abilidad

aplicación para so ldadura por fusión, soldaduras het e-

rogéneas,

su

los

La

soldadura

por

resi'stencia es , principa l mente, un

proced imiento

para

fabr i cación

en

serie . Se

desti na

específicamente a la producción masiva de electrodo-

mést icos , automóv iles , equ i po eléctrico , etc. Proba·

blemente la principa l característica de este

miento se encuentra en la gran rapidez para la reali·

zac ión

procedi-

de las costuras .

.

Oportunidades de empleo en soldadura

la

El

amp l io campo

industria

de util i zación

de

una fuente

la soldad ura

constante

en

de em-

suministra

La_princ_ip~l ventaja de la so ldadura por ar co estriba

en la gran

rapidez

con

que

se

rea l izan

soldaduras

de gran - calidad a Ün costo relat ivamente

bajo. Apli·

cac iones - específicas de est e procedimie nto se en- cuentran en la fabricación de estructuras de acero

para edificación, puentes y maquinaria. El soldeo por

arco

se

considera

ideal

pa ra

la

fabricación

de

reci-

pientes

y

aparatos

a presión,

así como

para

la

pro-

ducción

a base

de

metales

come rciales

estandar.

El desarrollo de las soldaduras por arco con protec- ción gaseosa amplía el campo de aplicación de este procedimiento a todo tipo de metales, férreos y no

La soldadura

con

mente en trabaj os de mantenimiento. Debido a

este procedimiento a todo tipo de metales, férreos y no La soldadura con mente en trabaj

8

pleo para personal especializado y semiespecializado. De acuerdo con el Departamento de Trabajo de los

hay unas 555 000 personas emplea-

das

quintas

partes , aproximadamente, trabajan en la fabricación de material de transporte, maquinaria y electrodomés- ticos . El resto pertenecen en su mayoría a firmas de- dicadas a la construcción y montajes.

Estados Unidos,

como

soldadores

en

ese

país . Las

tres

Perspectivas

de

empleo.

Se

espera

un incre-

mento

en

los

puestos

de

trabajo

para

soldadores,

debido

al

desarrollo

de

nuevos

y

mejores

procedi-

mientos de soldeo. Esto es particularmente cierto en los campos de la construcción naval, fabricación

de recipientes

automoción, industria aeronáutica. construcción de edi-

y calderas , material de transporte,

construcción de edi- y calderas , material de transporte, técnica requeridas para soldar , el aspirante

técnica

requeridas para soldar , el aspirante debe completar un curso formal de instrucción bajo la dirección de un instruct or com- petente.

Fig.

1·12.

Normalmente, para

alcanzar

la habilidad

y

Una técnica fundamental

ficios , oleoductos y muchas otras industrias de fabrica- ción metál ica. Aunque no existe un salario uniforme para soldadores, se considera que éstos ocupan uno de los niveles más altos en las es calas salariales de la industria .

Formación de soldadores.

El

aprendizaje de las

técnicas fundamentales necesarias para satisfacer los requerimie ntos de la mayoría de trabajos de soldadura, varía desde unos meses de aprendizaje en el pro- pio lugar de trabajo. hasta varios años de enseñanza formal. La mayor parte de empresas, prefieren los as- pirantes con estudios secundarios o formados en sol- dadura en centros de formación profesional. Como base de formación se consideran muy recomendables cursos de matemáticas, mecánica e interpretación de planos (véase fig. 1-12). Los jóvenes aspirantes a soldadores necesitan una cierta habilidad manual, buena vista y buena coordina- ción entre vista y manos. Deben ser capaces de con- centrarse durante largos períodos de tiempo sobre un trabajo muy detallado y estar libres de cualquier in- capacidad f ísica . que pudiera impedirles el trabajo en

posiciones difíciles o i ncómodas.

El soldador sin expe-

riencia suele empezar, habitualmente, realizando tra- bajos de pequeña dificultad, para pasar posteriormente a más· altos niveles, a medida q ue su hab ilidad y ex-

periencia se lo van permitiendo. Antes de encomendar- le trabajos en los que la calidad y la resistencia de la soldadu ra son críticos, el soldador debe superar, generalmen te, una p rueba de calificación. Esta la pue- de realizar la propia empresa, algún organismo estatal u otras autoridades dedicadas a la inspección. Los soldadores, podemos clasificarlos en expertos y semiexpertos. Los primeros son aquellos que tienen la habilidad suficiente para planifi car y desarrollar su trabajo a parti r de planos o de especificaciones escri- tas y sueldan todo tipo de juntas, en todas posiciones :

horizontal, vertical, cornisa y techo. Además, tienen un cierto nivel de conocimientos técnicos sobre mate- rias tales como las propiedades de los materiales, los efectos del calor sobre las estructuras soldadas, el control de las fuerzas de dilatación y contracción, in-

defectos de las soldaduras .

Por otra parte, el soldador experto ha de desenvolver-

terpretación de símbolos y

Clasificación

de

trabajos.

se en las dist intas áreas de la soldadura, dominando tanto los procesos con llama t-Omo los procedimientos

Una técnica fundamental

de soldeo por arco. Como regla general, estos sol- dadores están siempre homologados para el trabajo particular de soldadura que deben realizar. Normalmente, los soldadores semiexpertos se dedi- can a la realización de trabajos repetitivos, esto es, a trabajos de producción en los que, generalmente, no se deben satisfacer especiales exigencias de se-

guridad o resistencia. En general , sueldan en una sola

posición

o

tipo de trabajo que realizan .

y

pueden

estar

no

homologados

para

el

Las

siguientes son

algunas de

las

principales pro-

fesiones dentro del campo de la soldadura:

Ingeniero en soldadura . S_oldador por arco con electrodos revestidos. Soldador por arco con protección gaseosa. Soldador y cortador. Soldador por arco sumergido.

Soldador

Soldador de tuberías.

Soldador de calderas

Soldador de estructuras. Soldador de mantenimiento. Preparador de la soldadura. Inspector de obra soldada. Verificador de soldaduras. Jefe supervisor de soldadura .

por resistenc ia, por puntos, etc.

y recipientes

a presión.

9

Los soldadores expertos, mediante los cu rsos de promoción adecuados, pueden llegar a ser inspecto- res, jefes de soldadura, supervisores, etc. Actu almen- te hay un campo ilimitado de oportunidades para aquellos que llegan a estar informados a fondo sobre las técnicas , materiales, diseños y nuevas aplicacio- nes de los distintos procedimientos de so ldeo.

La seguridad en la soldadura

Partes de accidente

11

do se trabaja con un equipo de soldadura es la de no

intentar nunca reparar las averías sin consultar previa· men te con personal especialtzado. Esto es ap li cable al amp li o campo de accesor ios, desde una fuga en una manguera de gas hasta un cable suelto en un genera- dor de soldeo. El instructor o el jefe de la secc ión debe conocer la anomalía y suya es la responsabilidad

de decidir l a acc ión a desarro llar

Capítulo 2 La seguridad en la soldadura

 

¿Ha oído usted alguna vez el dicho • algunas per- sonas son propensas a los accidentes ·? Esto implica que los accidentes parecen seguir a algunos indivi- duos, independientemente de lo que éstos hagan. como si estu v iesen señalados por una desgracia. La realidad es que no hay personas propensas a los accidentes y éstos se producen simplemente por falta de cuidado o por indiferencia hacia las normas de

seguridad . Cada año. miles de personas sufren el azote de los accidentes por no utilizar el sentido común (fig . 2-1}. De· alguna manera. la seguridad puede considerarse como un hábito, como una forma de comportamiento. Un

(fig . 2-1}. De· alguna manera. la seguridad puede considerarse como un hábito, como una forma

hábito se adquiere;

no se

nace con

él, sino que

es

el

resultado de una rep etición. De hacer algo una y otra vez hasta que esto llega a formar parte de uno mismo. A sí, si conscientemente y con continuidad, seguimos las normas de seguridad. nuestro subcons- ciente se irá formando la idea de seguridad que, nor- malmente, nos evita rá el cometer errores tontos y pe-

ligrosos . Sencillamente , la seguridad cons iste en uti- lizar un poco el sentido común y actuando de esta forma se evitarán muchos accidentes. Finalmente, la seguridad no es algo que se leyó al-

Fig. 2-1.

El estar herido a causa de algún absurdo accident e

 

no es ninguna broma.

 

guna vez o que se practica de vez en cuando . Debe ser

El

propósito fundamental

de este capítulo es, sim-

 

observada constantemente.

 

plemente, el de alertar sobre algunas de las precau-

La industria concede una gran importancia a la

ciones

generales que deben seguirse para el

empleo

seguridad . Una tremenda cantidad de tiempo y 'de

de la soldadura.

 

esfuerzo se dedi can a este campo .

 

Al

desarrollar

los

distintos

procedimientos

sobre

situaciones específicas de soldadura se darán nor-

 

Por tanto, no te arriesgues nunca ; tu trabajo será más agradable si llegas a ser un trabajador seguro.

mas m ás

definit ivas y

concretas.

 

10

Siempre que ocurre un accidente, por pequeño que éste sea, hay que realizar un informe sobre el mismo. Inc luso un pequeño rasguño puede conducir a una infección, o una diminuta partícu la puede traer con- sigo serias lesiones en la vista . Normalment e, una puntual atención a cualquier accidente, minimizará

que , en otro caso . podría n llegar

a ser graves.

Genera lmente. en todos los sitios donde se realiza un trabajo f ísico , sea en un centro de aprendizaje o en una industria dedicada a la producción, está esta- blecido un p rocedim iento bien definido para confec- cionar el parte de accidentes . Dado que este parte se rea l iza en interés del acc identado, es arri esgado el ignorarlo o el tratar de evitarlo. En consecuencia , todos deben estar completamente informados sobre

actuar co-

estos

qué

en cada caso.

unas consecuencias

Ventilación

Todas

las

área s

bi en ventiladas . Tiene que haber el suficiente movi -

acumulación de humos

o las posibles deficiencias de ox ígeno. La ven-

t ilación adecuada llega a ser extremadamente crítica, en espacios cerrados en los que los humos, gases y polvo son capaces de acumularse (fig. 2-2}.

mi ent o de tóxicos

so ldaduras

debería n

hacerse

en

aire

para evitar la

se

debe

hacer en

casos,

para

rrectamente cuando sucede un accidente.

Comportamiento en el trabajo

cuando sucede un accidente. Comportamiento en el trabajo Fig. 2·2. Una buena ventilación es esencial para

Fig. 2·2. Una buena ventilación es esencial para la salud del soldador.

En alguna ocasión pode mos estar tentados a di s- traernos mediante alguna broma inofensiva. En el ta-

ller, cualquier fo rma de broma es peligrosa y puede c onducir a un accidente. Ex isten numerosas expe- riencias en las que j uegos aparentemente inofensivos

te rminaron en serias lesiones. La mayor parte de las

áreas de trabajo son razonablemente seguras si se trabaja con las debidas precauciones, pero esta se- guridad se pierde en cuanto se abandona la actitud correcta.

Familiarización con el equipo de soldadura

No debe utilizarse nunca ningún tipo de equipo de soldadura sin haber recib ido anteriormente instruc- ciones exactas y completas sobre su correcto manejo. Los métodos recomendados por los fabricantes son

muy importantes y deben seguir~e siempre. Intentar utilizar un equipo sin disponer de las instrucc iones correspondientes, no sól o hac e peligrar al equ ipo, si- no que puede acarrear serios accident es. Los equipos

de

se util izan correctamente. PRECAUCION: Una recomendación importante cuan-

soldadura , de todo

t ipo,

son

siempr e

seguros

si

izan correctamente. PRECAUCION: Una recomendación importante cuan- soldadura , de todo t ipo, son siempr e

12

La seguridad en la soldadura

12 La seguridad en la soldadura normas de seguridad que velan por su bienestar per- sonal.

normas de seguridad que velan por su bienestar per- sonal.

Corte y soldadura sobre recipientes

PRECAUCION: Nunca se debe soldar ni cortar sobre recipientes usados hasta que se hayan limpiado cuida- dosamente de toda sustancia combustible que pueda desprender vapores o gases inflamables.

Entre las sustancias inflamables o explosivas pode- mos incluir la gasolina, aceites, ácidos que reaccionan con el metal desprendiendo hidrógeno y aceites no vo- látiles o sólidos que desprenden vapores al exponerlos al calor. Además, deben tomarse suficientes precauciones para asegurarse de que el recipiente a soldar está suficientemente ventilado. Cualquier acumulación de aire o gases en un espacio cerrado aumentará de pre- sión al calentar el recipiente y puede llegar a produ- cir una explosión. La limpieza del recipiente puede hacerse llenándolo varias veces con agua, con distintas soluciones quími- cas o con vapor. La limpieza con agua es satisfactoria cuando los residuos que contenga el recipiente son

fácilmente solubles en esta

sustancia . Este es el caso

de la acetona o el alcohol. Para otras sustancias me- nos solubles deben emplearse soluciones químicas adecuadas o vapor.

La seguridad en la soldadura

13

químicas adecuadas o vapor. La seguridad en la soldadura 13 Fig . 2-4. El soldador debe

Fig . 2-4. El soldador debe tom ar todas las precauc iones para protegerse de l as radiaciones que se generan durante la soldadura. (Fibre-Metal Products Co.)

Fig . 2-3. Es conven iente el empleo de una careta cuando se sueldan metales que desprenden gases altamente tóxicos. (American Optical Corp.)

de

soldadura es necesario prever un sistema de ventila-

ción que mantenga el contenido en gases tóxicos por

debajo de los límites

tema adecuado y exhaustivo es especialmente necesa-

prescritos por sanidad . Un sis-

Donde

se

vayan

a

realizar

grandes

cantidades

rio cuando se suelda

o

se corta cinc, latón , bronce,

plomo, cadmio, berilio

o

metal antifricción . Los humos

procedentes de estos metales son tóxicos y pueden

resultar muy peligrosos para la salud.

PRECAUCION: Incluso con ventilación adecuada, es conveniente el empleo de una careta antigás cuando se sueldan metales que desprendan humos tóxicos

(fig. 2-3).

Protección corporal

En cualquier operación de corte o soldadura se des-

ultra-

violeta e infrarroja. En consecuencia, deben utilizarse ropas y protecciones visuales adecuadas. Las proyecciones pueden producir serias quemadu- ras y las radiaciones son extremadamente peligrosas para la vista (véase fig. 2-4) . En otras secciones del libro, en las que se tratan distintas operaciones de

prenden proyecciones y peligrosas

radiaciones

corte y soldadura, se encontrarán instrucciones más concretas sobre la protección visual del soldador. De momento baste con señalar que el soldador debe co- nocer los riesgos que se pueden presentar durante cualquier operación de corte o soldadura y seguir las

debe co- nocer los riesgos que se pueden presentar durante cualquier operación de corte o soldadura

La seguridad en la soldadura

15

14

La seguridad en la soldadura

en la soldadura 1 5 14 La seguridad en la soldadura PRECAUCION: No utilizar nunca el
en la soldadura 1 5 14 La seguridad en la soldadura PRECAUCION: No utilizar nunca el

PRECAUCION: No utilizar nunca el oxígeno para ven-

Puede iniciar un

que deben seguirse cuando se trabaja sobre recipien- tes usados:

1. No cortar ni soldar sobre recipientes usados has-

( ta no estar seguros de que no hay peligro de fuego o explosión.

2. No fiarse del olfato o la vista a la hora de

determinar si es seguro el soldar sobre un recipiente

tilar un recipiente. una explosión.

se

y

llenarse con

se

El

fuego o producir

realizar

el corte

de

Por último, una vez limpio, el recipiente debe airear-

o

agua antes

debe

agua

de

hasta

soldadura.

centímetros

por debajo del punto donde se está cortando o soldan- do (véase fig . 2-5).

PRECAUCION: Antes de soldar, asegurarse de que queda abierto un orificio de ventilación para que pueda escapar el aire y no alcance presiones peligrosas.

A continuación se resumen algunas instrucc iones

forma

que

recipiente

con

disponerse

unos

mantenga

cerrado.

Recordar que los residuos inflamables, aunque se en-

cuentren en una cantidad muy pequeña, pueden provo- car una gran explosión.

3. No limpiar los recipientes en Jugares poco ven-

tilados. Se necesita una buena ventilación para evacuar los peligrosos vapores explosivos.

Averiguar primero la sustancia

que contenía.

4. Cuando haya que eliminar una gran capa de óxi-

do o suciedad mediante rascado o golpes, utilizar siem- pre una herramienta que no desprenda chispas.

LA SEGURIDAD EN EL CORTE

Con frecuencia se producen incendios durante las operaciones de corte, por no tomar las precauciones adecuadas. Los operarios cortadores olvidan, con de- masiada frecuencia , que las ch ispas y escorias que se originan durante la operación de corte pueden despla- zarse hasta distancias de unos 10 ó 12 metros y pue- den atravesar rendijas saliéndose de su campo visual. Las personas responsables de realizar o supervisar cor- tes de cualquier tipo deben observar lo siguiente:

PRECAUCIONES:

1. No cortar nunca en fugares donde las chispas

puedan presentar un -peligro, como, por ejemplo, en compartimentos que contengan materiales inflamables.

Para cortar sobre un suelo de madera, barrer

para eliminar el polvo, humedecerlo con agua y colo-

car bajo

coger la escoria.

3. Disponer de un extintor cerca de donde se rea-

liza el corte.

re -

2.

la pieza un

cubo con agua o arena para

4. Cuando sea posible, realizar los cortes en zonas

para 4. Cuando sea posible, realizar los cortes en zonas .Fig. 2-5. Para cortar o soldar

.Fig. 2-5. Para cortar o soldar sobre un recipiente usado. con- viene llenarlo parcialmente con agua .

Fig. 2-6. Tener siempre un extintor a mano. (Walter Kidd e Co., l nc .)

1 ses, vapores o suciedad, deben tomarse precauciones

( extraordinarias para evitar explosiones producidas por

llas, operac 1on con manorreductores, empleo del oxí- geno y acetileno, mangueras para gases. detección

de

de seguridad son extremadamente importantes y deben. seguirse con sumo cuidado y regularidad. Además de las precauciones norma l es a observar en la soldadura oxiacetilénica, hay que tener especial cu idado con las cana l izaci ones de gases. Todas las canalizaciones utilizadas para conducir los gases des- de las centrales de suministro hasta los distintos pues- tos de trabajo deben soport ar, como mínimo, una

presi ón de 10 Kg / cm 2 Las tuberías de oxígeno pueden ser de acero negro, hierr o forjado, latón o cobre. Para

\ chispas o escorias.

\ iadas de

la llama y

fugas y encend ido de la llama. Todas estas normas

\ 7. Mantener las botellas de gases y mangueras ale-

de la chispa.

las botellas de gases y mangueras ale- de la chispa. , ~J 8. No cortar nunca

, ~J

8.

No cortar nunca cerca de ventiladores.

1

9.

No realizar cortes a menos de 12 metros de ma-

l

feriales combustibles.

1

10. Cuando el riesgo de incendio es grande, man- tener unos vigilantes provistos de extintores durante la operación de corte.

11. No utilizar el chorro de oxígeno para limpiar el

polvo de las ropas o del lugar de trabajo.

\

12. No emplear el oxigeno como sustituto del aire

comprimido.

LA SEGURIDAD

CON

LLAMA

EN

LA SOLDADURA

se-

guridad en la soldadura con llama se relacionan en las

Las

instrucciones específicas para

trabajar con

unidades

dedicadas

a

soldadura

oxiacetilénica.

Estas

precauciones se centran

en

la

manipulación de

bote-

\

1

1

J

J

los acoplamientos de tubos,

no deben utilizarse nunca compuestos que cont engan aceites o grasas. Las tuberías de acetileno son siem-

conseguir estanque i dad en

p re de hierro forjado.

PRECAUCIONES: Salvo en el soplete, el acetileno no debe entrar en contacto con elementos de cobre o de aleaciones ricas en este metal. Cualquier contacto de acetileno con cobre dará lugar a la formación de acetiluro de cobre, detonante muy sensible que puede provocar violentas explosiones.

amplías y abiertas.
)

5.

Si el corte tiene que realizarse en las proximi-

} dades de materias inflnmables y éstas no pueden apar- tarse, deben utilizarse pantallas protectoras resistentes al fuego.

6. En locales con atmósferas contaminadas por ga-

(

\

deben utilizarse pantallas protectoras resistentes al fuego. 6. En locales con atmósferas contaminadas por ga- (

16

Después del morrtaje de las canalizaciones y antes de su puesta en servicio, deben soplarse con aire o nitrógeno para limpiarlas de sustancias extrañas. Para el manejo seguro del equipo de soldadura oxia- cetilénica podemos citar cinco reglas básicas:

1.

Conservar siempre limpio el equipo, libre de

aceite o grasas y en buenas condiciones.

2.

Evitar fugas de oxígeno o acetileno.

3.

Abrir lentamente las botellas.

4.

Antes de encender el soplete, purgar las líneas

de alimentación de oxígeno y acetileno.

5. Mantener tanto la llama como las proyeccio-

nes o chispas que se puedan producir, lejos de sustan- cias combustibles.

La seguridad en la soldadura

de sustan- cias combustibles. La seguridad en la soldadura Fig . 2·8. No hacer la conexión

Fig . 2·8. No hacer la conexión a tierra a través de tuberías de conducción de sustancias inflamables.

.\

LA SEGURIDAD EN LA SOLDADURA POR ARCO

En este apartado consideramos la soldadura por arco con electrodos revestidos, la soldadura con pro- tección gaseosa y el soldeo por resistencia. Puesto

1

\J que las instalaciones y equipos necesarios para estos

r procedimientos varían considerablemente en tamaño y tipo, sólo podemos indicar aquí algunas reglas gene- rales. Los equipos pueden variar desde pequeños ge- neradores portátiles para el soldeo por arco con elec-

trodos revestidos, hasta instalaciones altamente meca- nizadas para el soldeo por puntos o para soldadura

1 semiautomática con protección gaseosa. En cada caso,

\ deben seguirse las instrucciones especificadas por los fabricantes de los equipos.

en

dura eléctrica podemos citar las siguientes:

Como

normas

generales de

seguridad

la solda-

.!) \ \
.!)
\ \

Fig. 2·7. Asegurarse de que hay a mano un interruptor general.

PRECAUCIONES:

1. Instalar los equipos de soldadura de acuerdo con las recomendaciones del código para instalaciones eléctricas.

2. Asegurarse de que la máquina está equipada con

un interruptor general situado cerca del puesto de trabajo, de forma que se pueda cortar la corriente rá- pidamente, en caso de necesidad (fig. 2-7).

3. No hacer reparaciones en el equipo mientras

éste esté conectado a la red El voltaje de alimenta-

c/On de estas fatales lesiones.

4. No utilizar máquinas que no estén correctamen-

te puestas a tierra. Si tocamos una parte que no esté puesta a tierra se pueden producir fuertes descargas a través de nuestro cuerpo (fig. 2-8). No hacer la toma de tierra sobre tuberías de conducción de gases o lí- quidos inflamables.

máquinas puede ser causa de serias y

5.

No

utilizar

portaelectrodos

con

conexfones

flo-

jas,

mordazas

incorrectas o

partes

mal aisladas.

6.

No cambiar la polaridad cuando la máquina está

bajo carga. Abrir el circuito y esperar que la máquina

pare. En caso contrario, puede quemarse el contacto

La seguridad en la soldadura

puede quemarse el contacto La seguridad en la soldadura Fig. 2·9. Evitar la sobrecarga de los

Fig.

2·9. Evitar la

sobrecarga de los cables . (Aireo .]

del conmutador de la

polaridad e incluso la

persona

que lo

está accionando puede recibir severas quema-

duras.

7. No accionar ningún conmutador cuando la má- quina está bajo carga. Deben accionarse con la má- quina parada. El accionamiento en carga puede pro- ducir arcos entre las superficies de los contactos.

8. No sobrecargar los cables ni utilizar la máquina

con conexiones deficientes. La sobrecarga de los ca- bles da lugar a un calentamiento excesivo de los mis- mos. Las conexiones incorrectas pueden producir pe- queños arcos entre las partes mal conectadas (véase fig. 2-9).

húmedos y man-

t ener las manos y

las ropas bien ;ecas. La humedad

sobre el cuerpo puede producir descargas

No estar sobre charcos, agua, tierra húmeda o piezas apoyadas en la tierra, si no se está bien aislado. Uti- lizar una rejilla seca de madera o goma para situarse sobre ella.

9. Evitar la soldadura en lugares

eléctricas.

CIACHlNO- 2

17

Evitar la soldadura en lugares eléctricas. CIACHlNO- 2 17 Fig. 2-10. No coge r objetos ca

Fig. 2-10. No coge r objetos ca li entes . (A i reo.)

l~

ar co cerca de pe rsonas que no

estén dotadas de la protecci ón visual adecuada. Las radiaciones del arco son muy peligrosas para la vista. Para soldar cerca del lugar de trabajo de otras perso-

10.

·

No

c ebar

el

del lugar de trabajo de otras perso- 10. · No c ebar el Fig . esmerilar.

Fig .

esmerilar. (Aireo.)

2-11 .

Usar

gafas de

seguri dad

al

picar

la

escori a y

al

18

La seguridad en la soldadura

La seguridad en la soldadura

19

seguridad en la soldadura La seguridad en la soldadura 1 9 Fig. 2-12. Antes asegurarse de

Fig. 2-12. Antes

asegurarse de que están bien aireadas. (Aireo.)

de

soldar sobre

piezas huecas de fundición

CUESTIONES

PARA

1. ¿Por qué hay poca base para decir que algunas

personas son propensas a los accidentes? 2. ¿Cuáles son algunas de las principales causas

de los accidentes?

3. ¿Por qué se debe dar parte, inmediatamente, de

todos los accidentes?

4. ¿Cómo se puede llegar a estar envuelto en un

accidente cuando se juega en e l taller?

5. ¿Qué puede suceder si i ntent as usar un equipo

de soldadura sin disponer de las instrucciones ade-

cuadas?

alguna

.avería en un equipo de soldeo?

7. ¿Qué reglas generales deben seguirse para dis-

poner de una ventilación adecuada durante cua lquier ope-

ración de soldadura?

ha-

6. ¿Qué

debe

hacerse cuando

se

presenta

8.

¿Por qué debe dedicarse una gran atención

ESTUDIO Y DISCUSION

cia las ropas de protección y los elementos de pro- tección visual?

9. ¿Por qué se da la instrucción de limpiar cuida-

dosamente

soldadura?

10. ¿Por qué se pueden producir incendios duran-

te las operac iones de corte?

el

empleo de un soplete cortador? 12 . ¿Por qué son peligrosas las tuberías de cobre

para la conducción de acetileno?

13. ¿Por qué es recomendable el dotar a cada equ i-

po de soldeo de un interruptor general fácilmente

accesible?

máqui-

nas de soldadura?

los

recipientes usados, antes del cort e o

son

las

precauciones

a

tomar

para

11. ¿cuáles

14. ¿Por

qué

no

deben

sobrecargarse

las

15. ¿Por qué no debe cambiarse la polaridad cuan-

do la máquina está bajo carga?

nas, debe aislarse la zona de soldadura mediante el empleo de cortinas de lona que proteian de los fogo- nazos del arco. 11 . No coger nunca piezas metálicas recién sol- dadas (fig. 2-10).

12. Utilizar siempre gafas o pantallas protectoras

cuando se vaya a picar o esmerilar. Una pequeña par- tícula de escoria o metal, puede producir graves lesio- nes en los o¡os (fig. 2-11 )_

13. No soldar sobre piezas de fundición huecas si

no han sido previamente aireadas. Pueden contener

gases que produzcan una explosión (fig. 2-12).

\ 14. Asegurarse de que las máquinas de soldadura 1por presión están efectivamente protegidas.

15. Cuando se suelda por chisporroteo, comprobar

1 que los alrededores del equipo están protegidos con- tra las chispas.

soldadura, apagar la má-

16. Una vez finalizada

la

quina, desconectar el interruptor general y colocar e/ portaelectrodos en el emplazamiento previsto para el

mismo.

\

(

1

Precaución final

Recordar que los accidentes no suceden por casua- lidad. Estos se presentan, invariablemente, por indife- rencia hacia las normas de seguridad, por falta de in- formación sobre las mismas, o por falta de cuidado. Una lesión de cualquier tipo es siempre desagra- dable y muy a menudo puede producir incapacidades temporales o incluso permanentes. Cuanto más pensemos en las consecuencias de los

accidentes, menos tendencia tendremos

normas de seguridad, disminuyendo así el número de

los mismos.

los accidentes, menos tendencia tendremos normas de seguridad, disminuyendo así el número de los mismos. a

a ignorar las

los accidentes, menos tendencia tendremos normas de seguridad, disminuyendo así el número de los mismos. a

Capítulo 3

 

Metalurgia de la soldadura

 

Para llegar a ser un buen soldador es necesario cono- cer los efectos del calor sobre la estructura de los metales, así como lo que sucede cuando a éstos se les añaden ciertos elementos de aleación. También se deben conocer las medidas a seguir para

diemos la soldadura de distintos metales por diferen- tes procedimientos de soldeo . Las propiedades de los materiales pueden clasifi car- se como sigue:

 

Características

qmmzcas.

Son las que i nf luyen en

evitar que el calor aportado durante el proceso de soldadura pueda destruir los elementos de aleación incluidos en el metal para mejorar su estructura.

Por ejemplo, las dilataciones y contracciones expe- rimentadas por el material durante el proceso de sol- deo, dan lugar a la aparición de tensiones que se pue-

den traducir en grandes deformaciones. La soldadura incorrecta de un acero inoxidable, puede traer consigo la pérdida total de la resistencia a corrosión de este material; si se suelda un acero de alto contenido en carbono como si fuese un acero suave, la soldadura puede quedar tan frágil que la pieza quede inutilizada. En este capítulo se estudia la metalurgia de la sol- dadura, es decir, la influencia de las impurezas y de los elementos de aleación, así como los efectos del

las propiedades físicas, químicas y mecá-

calor sobre

los fenómenos de corrosión, oxidación y reducc ión. La corrosión es una destrucción progresiva del metal por efecto de los elementos atmosféricos. La oxidación

consiste en la formación de óxidos metálicos por combi- nación de los metales con el oxígeno . La reducción con- siste en la elim inación de oxígeno de las inmediaciones del baño de fusión para ev itar los efectos de la cont a- minación atmosférica. En cualquier situación de soldadura es importante recordar que el oxígeno es un elemento a ltamente re- activo. Cuando se pone en contacto con u n meta l, es- pecialmente a elevadas temperaturas, se fo rman óxidos

y

gases indeseables, que dificultan la oper<~ción de

soldadura. Así, el éxito de la soldadura depende en gran medida de lo bien que se evi te la contam inación del baño de fusión por el oxígeno.

nicas de los metales.

 
 

Características

físicas.

Son las que definen el com-

CARACTERISTICAS DE LOS MATERIALES

portamiento del metal cuando éste se somete al calor necesario para soldar. Podemos citar como más impor- tantes la temperatura de fusión, la conductividad tér- mica y la estructura granular. Los metales sólidos pasan

al estado líquido (fusión) a diferentes temperaturas.

Las características químicas, físicas y mecánicas de los materiales, tienen una influencia muy significativa

Cuando se enfrían desde el estado líquido, los átomos

en cualquier operación de soldadura. Esto lo veremos con más claridad en capítulos posteriores, cuando estu-

se

ordenan formando distintos modelos de cristales (re-

 

20

Metalurgia de la soldadura

d es cristalinas). La resistencia de la soldadura depende, con mucha frecuencia, de cómo se controlen estas re- des cristalinas y de cuánto calor es necesario para la correcta fusión del metal. También es importante tener en cuenta que algunos metales presentan una e levada conductividad térmica, mientras que otros la tienen muy baja. También es necesario entender cómo afecta el ca- lor a la estructura y al grano de los metales, pues tanto el tamaño de grano como la estructura cristalina, tienen una influencia directa sobre la resistencia de la junta soldada.

Son las que determi·

nan el comportamiento de los metales cuando éstos se someten a distintos tipos de cargas. Podemos ci tar como más importantes la resistencia a tracción, ducti·

fidad, tenacidad, fragilidad, etc. Todas tienen una gran importancia en relación con la soldadura.

Características

mecánicas.

ESTRUCTURA DE LOS METALES

Cuando examinamos al microscopio una pieza metá- l ica perfectamente pulida, observamos unos pequeños granos . Cada uno de estos granos está constituido por

granos . Cada uno de estos granos está constituido por Fig . 3·1. Disposición de los

Fig . 3·1. Disposición de los át omos formando crista l es según

el sistema cúbico centrado en el cuerpo.

·

21

otras partículas más pequeñas llamadas átomos. (Toda la materia se compone de .átomos.) Los granos, o cristales como se les llama a menudo, pueden presentar distintas formas y tamaños. La dis- posición relativa de los átomos determina la forma de la red cristalina . En general , los cristales de la mayor ía de los metales, tienen sus átomos ordenados según tres tipos de redes cristalinas.

de

la ordenación geométrica que toman los átomos de todos los metales al pasar de líquidos a sólidos . La red cristalina representada en la f igu ra 3-1 per-

tenece al sistema cúbico centrado en el cuerpo . El cris-

en cada vért ice del

cubo y otro en el centro del mismo . Este tipo de crista l

se encuentra en metales tales como el hierro, molib- deno, cromo, columbio, tungsteno y vanadio.

sistema

cúbico centrado en las caras. Metales como el alumi· nio, níquel, cobre, plomo, platino, oro y plata, presen-

Una red

cristalina es una representac i ón

vi sua l

tal consta de nueve átomos, uno

El

El

segundo

cristal

tercer

tipo

de

(fig .

red

3-2)

pertene c e

recibe

al

el

tan este tipo de red cristalina.

nombre

de sistema hexagonal compacto y está representado

la fig. 3-3 . Entre los metales que presentan esta

en

cristalina

r---- 1 tJ 1 1 1 e~ ! / · 1 1 1 1 1
r----
1
tJ
1
1
1
e~
!
/
·
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1
1 1
l--------
1
1
1
~~,3--------IL------1;

Fi g. 3·2. En el sistema c úbico de car as centradas , los átomos . presentan esta disposición.

~~,3--------IL------1; Fi g. 3·2. En el sistema c úbico de car as centradas , los átomos

22

estructura cristalina podemos citar el cadmio, el bis- muto, el cobalto, el magnesio, el titanio y el cinc. Los metales que cristalizan en el sistema cúbico de caras centradas son, generalmente, dúctiles; es de- cir, son plásticos y fáciles de trabajar. Los que crista- lizan en el sistema hexagonal compacto, a excepción del circonio y el titanio, carecen de plasticidad, por lo que no se pueden conformar en frío. Los metales del sistema cúbico centrado en el cuerpo tienen mayor resistencia que los del sistema cúbico de caras cen· tradas, pero presentan una menor aptitud para la con- formación en frío.

Cristalización de los metales

Todos los metales solidifican en forma de cristales. Cada metal tiene su propio sistema de cristalización. En algunos metales se produce un cambio de estruc- tura cristalina al variar la temperatura . Por ejemplo, el hierro, que a temperatura ambiente presenta una red cúbica centrada en el cuerpo, cambia al sistema cúbico de caras centradas a la temperatura de 910°C

(1670°F).

líquido pierde energía

térmica (calor) a través del aire y de las paredes del molde. Al alcanzar la temperatura de solidificación, los átomos del metal van asumiendo su estructura crista· lina característica. Los cristales se van formando, al azar, en los puntos del líquido que tienen menor ener- gía. Cuanto mayor es la velocidad de enfriamiento, mayor es el número de cristales que se forman en un momento dado. Al ser mayor el número de cristales que están creciendo simultáneamente, disminuye el tamaño de grano en el metal solidificado. El tamaño de grano tiene una gran influencia sobre las propiedades del material. Así, los aceros de grano fino tienen características mecánicas muy superiores a los de grano grueso. Según esto, es importante que el soldador tome las medidas adecuadas para con- servar el tamaño de grano del metal base. Los ca- lentamientos excesivos conducen a pequeñas veloci-

dades de enfriamiento, lo que origina una estructura de grano grueso y fragiliza la soldadura.

En

el

enfriamiento, el

metal

Efectos del calentamiento sobre la estructura de los aceros

Cuando el acero, que es una aleación

se

calienta

desde

la

de hierro

y

ambiente

carbono,

temperatura

Metalurgia de la soldadura

y ambiente carbono, temperatura Metalurgia de la soldadura Fig. de un sistema hexagonal compacto. 3-3. Esta
y ambiente carbono, temperatura Metalurgia de la soldadura Fig. de un sistema hexagonal compacto. 3-3. Esta

Fig.

de un sistema hexagonal compacto.

3-3. Esta es la disposición de

los átomos en

un cristal

hasta unos 835°C (1333°F), los granos de perlita pasan de una estructura cúbica centrada en el cuerpo a la estructura cúbica de caras centradas. Esta última dis· posición de los átomos de hierro recibe el nombre de hierro gamma. Además, cuando el acero alcanza su temperatura crítica (temperatura por encima de la cual hay que calentar el acero para endurecerlo por temple), el carburo de hierro se descompone en hierro y carbono, distribuyéndose éste uniformemente en el hierro. El producto resu ltante recibe el nombre de austenita. Si se prosigue el calentamiento por encima de la temperatura crítica, va aumentando el tamaño de gra- no hasta que se alcanza la temperatura de fusión.

Metalurgia de la soldadurade gra- no hasta que se alcanza la temperatura de fusión. Cuando el acero funde, la

Cuando el acero funde, la estr uctu ra cristalina se des- truye totalmente, quedando los átomos libres y sin ninguna relación definida entre los mismos.

Efectos del enfriamiento sobre la estructura granular de los aceros

Si se enfría el metal desde e l estado de fusió n hasta la temperatura ambiente, bajo condiciones ade- cuadas, se producen exactamente las transformacio- nes opuestas a las que experimenta el metal durante el calentamiento.

A medida que el metal se va enfriando , l os cristales

de hierro inician la solid if i cación. A esto sigue la cristalización de los granos de austenita hasta que se produce la solidificación completa. Dentro del cam- po de temperaturas ent re las cuales se produce la so-

lidificación del acero, éste pasa por distintos grados de solidificación, desde un estado pastoso a la forma de solución sólida. Mientras se encuentra en estado pastoso, se puede deforl!lar fácilmente. Por el con- trario , después de alcanzado el estado sólido, aun· que aún se encuentre caliente, sólo puede deformar- se por aplicación de grandes presiones o golpes (forja).

sólido ,

la austenita se va contrayendo uniformemente a me-

dida que la temperatura desc iende. Cuando se alcanza la temperatura de transformación, ésta se estabiliza

pro-

durante

duce la transformación

de hierro gamma en hierro

Si

continuamos

un

cierto

el

enfriamiento

del

metal

tiempo . En

este

momento

se

Fig. 3·4. Estruct ura de la martensita.
Fig. 3·4.
Estruct ura de la martensita.

23

alf a, así como la separac ión de carburo de h i erro y hierro puro en l os granos de perlita.

estado

En

la transformación

del

material

desde

el

líqu ido hasta

el

estado só l ido , es

muy importante

la

ve

locidad

de

enfr iamiento,

pues

de

ésta

depende

la

estructu ra f i nal en que se di!;ponen los át omos. Por ejemplo , si un acero de 0,83 °(o de carbono se enfría

por debajo de su temperatura crí-

ráp i damente hasta

t ica , algu nas

de

las

transformaciones

mencionadas

anter iormente

no

se

verifican .

El

resultado

es

que

de

martensita (fig. 3-4), de gran dureza y muy frágil.

estas propiedades.

de

carbono se enfría más lentamente , la estructura fina l será mucho más dúctil.

Finalme nte, el acero Por el · contrario , si

aparece un constituyente que

rec ibe

con

acero

el

de

nom bre

0,83 %

queda

el

mismo

INFLUENCIA DEL CARBONO EN EL ACERO

elemento de aleación

en

p iedades de carbono sobre

ros depende del contenido del mismo y de su micro-

pro-

El

carbono

es

el

princi pal

los aceros y

de é l depende

la

estructura

y

los aceros al carbono. La

la resistencia y

infl uencia del

los ace-

la dureza de

estructura . Los aceros al carbono enfriados

lentame n-

te

presentan

una

microestructura

perlítica

relativa-

mente blanda. Por el contrario, los enfriados rápi- ·

damente tienen una microestructura martensítica de

gran

resistencia

y

dureza,

pero

muy

frág il.

A temperatura ambiente, los átomos de un acero al

carbono se disponen según el sistema cúbico cen- t rado en el cuerpo. Esto se conoce como hierro alfa. Cada grano de la estructura está formado por cap as de hierro puro (ferrita) y una comb inación de hierro

y

carbono

(carburo de hierro),

que

recibe

el

nombre

de cementita.

La

cementita

es

muy dura

y

práctica-

mente no tiene ducti lidad.

ciento de ca r bono , pre-

senta una estructura totalmente perlítica, es decir, todos sus granos son como los descritos anterior- mente : láminas de ferrita con láminas de cementita. Recibe el nombre de acero eutectoide (fig. 3-5). Si el acero tiene menos del 0,83% de carbono, presenta una estructura ferrítico-perlítica y recibe el nombre de acero hipoeutectoide. El examen de esta estructura nos muestra granos de ferrita y granos de perlita, como se muestra en la fig. 3-6.

Si

el

acero tiene 0,83 por

estructura nos muestra granos de ferrita y granos de perlita, como se muestra en la fig.

24

24 Fig. 3-5 . eutectoide. Disposición de los granos de Cuando el acero tiene más del

Fig. 3-5 . eutectoide.

Disposición

de

los

granos

de

Cuando el acero tiene más del

perlita

0,83 %

en

un

acero

de carbono,

la estructura está formada por una mezcla de perlita

nombre de acero hipereutec-

toide. Observar en la fig. 3-7 cómo los granos de per-

y cementita y recibe el

fig. 3-7 cómo los granos de per- y cementita y recibe el Fig. 3-6. Estructura de

Fig.

3-6. Estructura de un acero hlpoeutectoide.

Metalurgia de la soldadura

están

aceros

del 0,83 %

los hipoeutectoides.

lita

rodeados de cementita. En general , los

industria suelen tener menos

grupo de

de

utilizados en

la

C, por lo que pertenecen

al

Otros factores que alteran la resistencia y la estructura

Cuando un metal se trabaja en frío (laminación, mar- tilleado, trefilado, etc.). los granos de ferrita y de perlita se hacen más pequeños, aumentando la dureza

y de perlita se hacen más pequeños, aumentando la dureza Fig. 3-7. Ejemplo de estructura hlpereutectoide.

Fig. 3-7. Ejemplo de estructura hlpereutectoide.

y resistencia del material. Si después del trabajo en

frío el metal se calienta y se deja enfriar lentamente,

vuelve a aumentar el tamaño de grano y el material se ablanda y pierde resistencia. El tamaño de grano de algunos metales se reduce

y la resistencia aumenta, mediante un proceso de

calentamiento y enfriamiento posterior. Por ejemplo,

si un acero con alto contenido en carbono se calienta ~

a una temperatura determinada y luego se enfría brus- camente en agua o en aceite (proceso de temple), el

tamaño de grano permanece fino. Por el contrario, si

el mismo acero se calienta durante largo tiempo o si

Metalurgia de la soldadura

se somete a temperaturas muy superiores a la crítica, el tamaño de grano aumenta y el material se fragiliza . Este punto es de tener muy en cuenta en la soldadura de diversos aceros aleados.

El

problema

de

los

cambios

de

estructura

no

es

demasiado

bajo

de alto contenido en carbono y aceros aleados están muy influenciados en su res istencia por la variación de estructura y del tamaño de grano. Según esto, hay

precauc iones durante la soldadura.

para evitar que un excesivo calentamiento o un trata-

miento inadecuado durante el enf r iamiento

rar sustancialmente la est ru ct ura de l material.

que tomar grandes

grave

en

la

soldadura

de

los

aceros

los

de

contenido en

carbono. Sin

embargo,

aceros

pueda alte-

Efectos del calor aplicado durante el proceso de soldadura

enfriamientos muy

rápidos de algunas zonas , lo que puede producir pun- tos duros, los cuales pueden ser origen de fisuras o grietas en el cordón. Además , hay que tener en cue n-

ta que mientras una zona de la pieza se encuentra

en estado de fusión, el resto de la misma tie ne tem-

límites : desde zonas

que están a una temperatura próxi ma a la de fusión

hasta otras que se mantienen a temperatura ambiente. Esto implica que mientras en unas zo nas la estructura cristalina está totalmente rota o a punto de romperse, en otras se está iniciando la rec r is tal ización . Cuando se sueldan aceros de alto contenido en car- bono, si no se toman med idas para evitar los cambios

media nte ca lent am ientos p re- ve l ocidad de enfr iamiento, la

soldadura quedará demasiado frágil, por lo que la pieza será prácticamente inserv ible. Si se suelda una pieza de acero de gran elasticidad, por ejemp lo un resorte, el ca lor aplicado durante la soldadura puede disminu i r la elastic idad , con lo que se inutiliza la pieza. También hay que tener en cuenta, que si se suelda una pieza endurecida por temple, la soldadura, no r- malmente , disminuye la dureza de la misma . En mu- chos casos, una vez rea lizada la soldadura, hay que someter las piezas a un tratamiento térmico que les devuelva sus características iniciales . Es evidente que para soldar cualquier acero aleado

de estructura, bien sea vios o disminuyendo la

En soldadura

pueden

producirse

peraturas variables entre amplios

25

o de e levado contenido en carbono, hay que conocer

muy

bien

los

efectos

de l

ca le ntamiento y

el

enfria-

miento.

 

Tratamientos térmicos

los tratamientos térmicos se aplican a los metales

y aleaciones para ablandarlos o eliminar tensiones in-

ternas

(recocido) . o

para endurecerlos total o parcial-

mente

(temp l e total

o superfic ia l). Es importante pa ra

el soldador el conocimiento de estos procesos, pues

controlar los procesos de

la soldadura.

para evitar que un tratamiento pueda modificar la estructura del material. El recocido es un trat amiento por el que se cons igue ablandar el material con vistas a fac il itar su mecani-

zación y que también elimina las tensiones internas que pueden quedar en e l material como consecuenci a de la soldadura. Para recocer un acero, se calienta hasta una c ierta temperatura y se mantiene du rante cierto tiempo para conseguir que 'todo el carbono se

disuelva uniform emente en la masa de hierro. la tem-

en

muchos

casos

deberá

calentamiento y de enfriamiento duran te

peratyra

de

recocido

varía

según

el

tipo

de

acero .

Después

que

la

pieza

ha

s ido calentada

duran t e

un

período de t iempo suficiente, se deja enfriar l enta-

mente,

ascuas, arena o cualquier otro

En algunos casos se emplea el tratamiento de nor-

malizado. Difiere de l recocido estánda r en que se calienta a temperatu r as más altas durante t iemp os más cortos y el enfriamiento se realiza al aire.

bien

sea

dentro

de

un

horno

o cubierta con

material aislante .

un

procedimiento para eliminar las tensiones internas desarrolladas durante el proceso de soldeo. Consiste en ca lentar a una temperatura por debajo de la crí- tica (aproximadamen te 594°C [ 11 00°F]) y en friar lue-

go

es el de martilleado; sin embargo, hay que apl icarl o con muchas precauciones, pues siempre presenta un

gran riesgo

El

recoci do

para

eliminación

de

tensiones

es

lentamente. Otro método para el iminar t ensiones

de fisu ración de

las piezas.

El

recoc ido

para

elim inación

de

tensiones sólo

se

aplica

sobre

piezas

en

las

que

se

tema

una rotura

f rágil

proce-

dimiento para el iminar las fuerzas de expansión y con-

tracción que se presentan durante el soldeo. El temple se emplea para endurecer las piezas una vez fabricadas . Se realiza calentando hasta una tem-

y

siempre que no

se d isponga

de

otro

para endurecer las piezas una vez fabricadas . Se realiza calentando hasta una tem- y siempre
26 peratura por encima de la crítica y enfriando rápida- mente en aire. aceite, agua

26

peratura por encima de la crítica y enfriando rápida- mente en aire. aceite, agua o sales. Sólo los aceros de medio o alto contenido en car- bono pueden endurecerse por este procedimiento. Los de bajo contenido en carbono no templan. La tempe- ratura de calentamiento depende del tipo de acero. El endurecimiento por temple no siempre es desea- ble. Su interés depende de la aplicación posterior de

la pieza. Por ejemplo, si una pieza de acero endurece

por temple durante el proceso de

provocada

por las tensiones de origen térmico que se originan

durante el proceso de soldeo. En estos casos deben tomarse precauciones especiales, como un precalen- tamiento o un control severo sobre la aportación de calor y las condiciones de enfriamiento para minimi- zar esta tendencia. Durante el proceso de soldeo exis- te una marcada diferencia de temperaturas entre el metal fundido (y sus inmediaciones) y el metal base, que se encuentra frío. Este actúa como un medio de enfriamiento enérgico de las zonas calientes. La con-

secuencia

los

bordes que, durante la soldadura, superan la tempera-

tura crítica,

de tipo martensítico. Cuanto mayor es la tendencia al

temple del acero, mayor es el peligro de que se pre- sente este fenómeno incluso con pequeñas velocida- des de enfriamiento. Esta es una de las razones por las cuales los aceros de elevado carbono deben sol- darse con muchas más precauciones que los aceros ordinarios de bajos contenidos en carbono.

soldadura, quedará

muy fr.ágil

y

muy sensible a la fisuración

de esto

es

que

las

zonas

próximas

a

quedan con una estructura dura y frágil,

Tratamientos superficiales

Los tratamientos de endurecimiento superficial se suelen aplicar a los aceros de bajo contenido en car- bono y consisten en añadir carbono, nitrógeno o una combinación de ambos a la superficie exterior de la pieza con vistas a conseguir una fina capa exterior de gran dureza. Las tres técnicas principales de endu- recimiento superficial se conocen como carburadón, cianuración y nitruración. La carburación consiste en calentar las piezas a tra- tar en un horno cuya atmósfera sea rica en monóxido de carbono. Otro método consiste en calentar el acero en contacto con su&tancias ricas en carbono, tales como carbón vegetal, carbón mineral, etc.

Metalurgia de la soldadura

Los métodos modernos de carburación utilizan la

atmósfera

La pieza se calienta a una temperatura entre 899° y 927°C (16500F a 1700°F). A esta temperatura el acero se encuentra en forma de austenita y fácilmente absor- be carbono de la atmósfera circundante rica en este elemento. El tiempo de duración del tratamiento de- pende del espesor que se quiera conseguir en la capa dura. Después del calentamiento, la pieza se enfría bruscamente, con lo que se consigue una superficie exterior muy dura sobre un núcleo relativamente tenaz. La cianuracíón consiste en introducir la pieza de ace-

ro en un baño de sales de cianuro sódico o potásico que se encuentran a una temperatura de unos 815°C (1500°F). Se consigue una capa exterior más fina y más dura que la obtenida por carburación. La nitruracíón es el procedimiento que permite eón- seguir capas superficiales más duras. El endurecí·

miento se consigue por la formación de compuestos de nitrógeno, que son muy duros y resistentes al des- gaste. Se realiza calentando la pieza de unos 482 a

583°C (900 a 1OOOOF} en

atmósfera a base de gases amoniacales . Debido a que

es el procedimiento que menor calentamiento exige se emplea siempre que se quiera dureza superficial sin producir grandes deformaciones en las piezas a tratar.

gaseosa

casi

exclusivamente.

un

horno que contenga una

CARACTERISTICAS MECANICAS DE LOS MATERIALES

Las características mdcánicas de los materiales son una medida del comportamiento de los mismos bajo distintos tipos de esfuerzos. También las podemos de- finir como la resistencia de los materiales cuando• se someten a la acción de una o más fuerzas. Si conocemos las propiedades resistentes de los materiales, podremos construir estructuras seguras. Del mismo modo, si un soldador conoce la resistencia

de la soldadura con relación a la del metal base, podrá aplicar la soldadura necesaria para que su re- sistencia sea suficiente. Podemos definir la resistencia de un material como su capacidad para soportar car- gas sin que se produzca la rotura.

los siguientes apartados se incluyen algunos de

las caracterís·

ticas mecánicas de los materiales. El soldador debe

En

los términos

básicos

relacionados

con

El soldador debe En los términos básicos relacionados con Metalurgia de la soldadura TENSION TENSION DEFORMACION

Metalurgia de la soldadura

básicos relacionados con Metalurgia de la soldadura TENSION TENSION DEFORMACION Fig . 3-B. Ejemplo de tensión

TENSION

TENSION

relacionados con Metalurgia de la soldadura TENSION TENSION DEFORMACION Fig . 3-B. Ejemplo de tensión y
relacionados con Metalurgia de la soldadura TENSION TENSION DEFORMACION Fig . 3-B. Ejemplo de tensión y
relacionados con Metalurgia de la soldadura TENSION TENSION DEFORMACION Fig . 3-B. Ejemplo de tensión y

DEFORMACION

Fig . 3-B. Ejemplo de tensión y

deformación.

llegar a familiarizarse con ellos. pues muy a menudo

rela-

cionadas con la soldadura. Tensión es la resistencia interna que un materi al

pueden ayudarle

a entender muchas

cuestiones

ofrece a la deformación . Se

dad de superficie (ver fig . 3-8) .

mide

en fuerza por uni-

La deformación es el camb io de dimens iones o for-

27

La deformación es el camb io de dimens iones o for- 27 Fig . cesar l

Fig .

cesar l a carga.

3-9.

Un

mat erial

elástico

r ecupera

su

f orma

i nicial

al

la tensión . Se fig . 3-8).

los materia-

les para recuperar su forma y dimensiones iniciales al

ma que experimenta la pieza al aplicarle suele expresar en valores unitarios (ver

Elasticidad es la capacidad

que tienen

cesar las f uerzas que fig . 3-9). Una banda

previamente los deformaron (v~r

de goma es

un buen . ejemp lo de

material

elástico.

Si

la goma

se estira,

recupera

su

forma y

med ida iniciales al cesar la fuerza. Sin em-

bargo, si se carga por enc ima de cierto l ímite, se rom-

perá. Los materiales con propiedades elásticas se com- portan de la misma forma. Límite elástico es la carga máxima que puede sopor- tar un material sin perder su forma inicial al cesar la carga. Módulo de elasticidad es el cociente entre tensión

y deformacón dentro del límite elástico. Cuanto me-

nor es la deformación de un material bajo una tensión dada, mayor es su módu lo de el asticidad. Por compara- ción de sus módulos de , elasticidad, podemos determi-

nar la rig idez de los materiales. La rigidez , u oposición

a la deformac ión, ti ene

chas aplicaciones , tanto

turas. Resistencia a fa tracción es la capacidad que tiene el material para soportar fuerzas que intentan alar-

una gran importanci a en mu-

en

máquinas como en est r uc -

tiene el material para soportar fuerzas que intentan alar- una gran importanci a en mu- en

28

28 Fig. 3-10. Ejemplo de sólido sometido a tracción. gario (ver fig. 3-10). Es una de

Fig. 3-10. Ejemplo de sólido sometido a tracción.

gario (ver fig. 3-10). Es una de las características me- cánicas más importantes. Resistencia a compresión es la capacidad que tiene el material para soportar fuerzas que intentan acor- tarlo (ver fig. 3-11). Si nos fijamos en el sentido de las fuerzas, la compresión es el esfuerzo opuesto al de

las fuerzas, la compresión es el esfuerzo opuesto al de Fig. 3-11. la resistencia a compresión

Fig. 3-11. la resistencia a compresión nos indica la capacidad del material para soportar fuerzas que intentan acortarlo.

Metalurgia de la soldadura

CARGA

que intentan acortarlo. Metalurgia de la soldadura CARGA FLEXION TORSION Fig. y cortadura. 3-12. Ejemplos de

FLEXION

intentan acortarlo. Metalurgia de la soldadura CARGA FLEXION TORSION Fig. y cortadura. 3-12. Ejemplos de CORTADURA

TORSION

acortarlo. Metalurgia de la soldadura CARGA FLEXION TORSION Fig. y cortadura. 3-12. Ejemplos de CORTADURA sólidos

Fig.

y cortadura.

3-12.

Ejemplos

de

CORTADURA

sólidos

sometidos

a flexión,

torsión

Metalurgia de la soldadura

tracción. la mayoría de los metales tienen buena resistencia a la tracción y a la compr es ión. Sin embargo, los materiales frágiles, tales como la fundición, tienen buena resistencia a compresión, pero sólo una mode- rada resistencia a tracción. Resistencia a flexión es la capacidad que tienen los materiales para soportar cargas que intentan curvarlos

o flexarlos. En realidad, una tensión

combinación de tensiones de tracc ión y compresión (ver fig. 3-12). la resistencia a torsión es la capacidad del material para soportar fuerzas que intentan girarlo (fig_ 3-12). Resistencia a cortadura es la que presenta el mate- rial a que una parte del mismo se deslice con relac ión a otra (ver fig. 3-12). La resistencia a la fatiga nos indica la capacidad del material para soportar fuerzas intermitentes o alter- nativas. Por ejemplo, una b ie-la sufre es.fuerzos alterna- tivos de tracción y de compresión . La resistencia al impacto nos indica la capacidad del material para soportar ca r gas aplicadas bruscamente . Cuanto mayor es la resistencia al impacto de un ma- terial, mayor es la cantidad de energía requerida para romperlo. Esta característica, dado que es una de las más sensibles a las variaciones de estructura , puede ser ampliamente afectada por la soldadura. La ductilidad nos indica la apt itud del material a la

de f lexión

es

la

nos indica la apt itud del material a la de f lexión es la Fig. 3-13

Fig. 3-13 . los meta les dúctiles pueden deformarse f ácilmente.

29

. los meta les dúctiles pueden deformarse f ácilmente. 29 Fi g. 3-14. los metal es

Fi g. 3-14. los metal es duros

res i sten a

l a pe netr ac i ón .

deformación sin que se produzcan grietas o rotu r as

(véase fig. 3-13) . los

el cobre o el acero suave, rompen progresivamente a medida que la carga se va incrementando. los de pe-

queña ductilidad, tales como la fundición, rompen de

metales de gran ductilidad, como

r epente cuando la carga alcanza Dureza es la

penetrado por otros (ver f ig . 3-14). Se suele determi-

nar midiendo el área de la huella dejada sobre la pieza

por una bola que

opos i ción del mate r ial a ser ra yado o

un determinado v al o r. ·

se ap l ica

ba j o una carga deter minada

o m idiendo la profu ndidad

un penetrador adec uado ba j o una ca rga

de la huella producida por

dada .

la frag ilidad vi ene a se r la característica opuesta a la res istencia al im pact o . Nos i ndica que el material se

cargas . En mu ch os

casos la fragi lidad se puede origi nar por una so ldadura inadecuada. la fragilidad indica una pérdida total de ducti lidad.

fractura fácilmente , bajo peq ueñas

la tenacidad se puede considerar como una combi- nación de res istencia y ductilidad . ·Un material te naz

cantidades de

energ ía si n que se produzca la rotura . los metales que presentan un módulo de elasticidad elevado y . una gran ductilidad , son muy tenaces. la soldadura de este tipo de materiales debe r ea l izarse con sumo cuidado. Un régimen térmico inadecuado puede modificar el tama-

es aque l que puede absorber grandes

l izarse con sumo cuidado. Un régimen térmico inadecuado puede modificar el tama- es aque l

' Metalurgia de fa soldadura

Metalurgia de la soldadura

De acuerdo con su contenido en carbono , los aceros

al

carbono se clasifican en aceros de bajo, med io , alto

y

muy a lto contenido en carbono .

Aceros de bajo contenido en carbono.

Contie-

nen entre el 0,05 y ef 0,30 % de carbono. Son tenaces,

dúctiles

y fáciles

de mecan izar , conformar y soldar. La

mayoría

de ellos no resp onden

a los tratamientos tér-

micos, salvo a los de endu r ec imiento superficial. A f

esmerilarlos desprenden un haz de chispas blancas, con escasas ramificaciones (ver fig. 3-15).

Con-

tienen entre ef 0,30 y el 0,45 % de carbono . Son resis- tentes y duros, pero no se pueden trabajar o soldar con tanta facilidad como los de bajo contenido en carbono . Admiten los tratamientos térmicos. Para soldarlos con

buenos resultados, deben utilizarse electrodos especia- les y hay que tomar medidas para evitar la formación de fisuras en fa zona de soldadura y sus inmediaciones. Desprenden chispas más numerosas y brillantes, pero de _menor longitud .

Aceros de

medio contenido en

carbono.

Aceros con c1lto o

muy alto contenido en car-

bono. Los primeros contienen entre ef 0,45 y el

desde el 0,75 al otros , responden

1,7 % de

0,75 % de carbono, y los segundos,

carbono. Tanto unos como

muy bien a los tratamientos térmicos. Requieren el empleo de electrodos especiales , pre- calentamientos y tratamientos para eliminación de ten- siones. Normalmente no se practica la soldadura en los

aceros de muy alto contenido en carbono. Se reconocen fácilmen te por sus chispas blancas, cor- tas, brillantes y con numerosas ramificaciones (véase fig. 3-15).

ACEROS ALEADOS

Un acero aleado es aquel que contiene uno, o más , elementos de aleación, tales como el níquel , cromo , manganeso, molibdeno, titanio, cobalto, wolfram io o vanadio. la adición de estos elementos aumenta algu-

na característica del acero. Por ejemplo , su tenacidad,

resistencia a la co-

rrosión, etc. Se suelen designar por el eleme~to de aleación pre- dominante . En su mayoría pueden soldarse siempre que se emplee el electrodo y técnica adecuada. los elementos de aleación más comunes son los si- guientes:

Cromo. le comunica af acero una gran dureza y

resistencia,

resistencia al

calor,

30

31

ño de grano y la microestructura del material, caracte- rísticas a las que está íntimamente ligada la tenacidad. Maleabilidad es la capacidad del materiai para ser deformado por aplicación de fuerzas de· compresión sin que se originen defectos . Los materiales malea- bles pueden ser forjados o laminados. La fluencia consiste en un lento, pero progresivo in- cremento de la deformación, que normalmente se pro- duce a elevadas temperaturas, hasta producir el fallo del material. Las propiedades criogénicas del material nos indican

el comportamiento del mismo cuando se somete a ten-

siones a muy bajas temperaturas. Además de ser sensibles al tipo de estructura crista- lina y a los procesos de fabricación, los metales tam- bién son sensibles a las altas y bajas temperaturas. Algunos materiales que se comportan perfectamente

a la temperatura ambiente, pueden fallar inesperada-

mente a bajas o altas temperaturas. Al despender la temperatura se suele producir un cambio brusco de comportamento dúctil a comportamiento frágil.

El coeficiente de dilatación nos indica la variación unitaria de longitud que experimenta el material, al variar la temperatura 1°C. Es siempre un factor impor-

tante en la soldadura .

CLASIFICACION DE LOS ACEROS AL CARBONO

Los aceros al carbono son aquellos en los que el carbono es el único elemento de aleación. El contenido en este elemento es el que determina la dureza, la resistencia y la ductilidad. Cuanto mayor es el conte- nido en carbono, mayor es la resistencia y la dureza.

Por el

contrario, a medida que disminuye el carbono,

aumenta la ductilidad del acero.

COLOR 140 cm de LONGITUD VOLUMEN- GRANDE NUMEROSAS Y CHISPAS
COLOR
140 cm de
LONGITUD
VOLUMEN-
GRANDE
NUMEROSAS
Y CHISPAS

BLANCO

HAZ DE UNOS

RAMIFICACIONES

resistencia al desgaste, sin aumentar la fragilidad . Tam-

del acero , por uti lizar solo o

lo que aumenta

en combinación con otros elementos, ta les como el

níquel, vanadio , molibdeno o wolframio.

La adición de este elemen to produce

una estructura de grano fino con gran tenacidad y bue-

na ductilidad .

Molibde no. Después del carbono es el elemento que produce un mayor efecto endurecedor. A l mismo tiempo se opone al aumento de tamaño de grano. El res u ltado es un acero resistente y tenaz. Aunque en algunos aceros se emplea como único elemento de aleación, normalmente suele utilizarse como comple- mento del níquel, del cromo o de ambos. Níquel. Aumenta la ductibilidad del acero sin per- der resistencia. Cuando se añade en grandes cantida- des (25 al 35 %) no sólo se incrementa la tenacidad

bién tiene tendencia a afinar el grano

la tenacidad . Se suele

Manganeso.

de

f acero, sino que también aumenta la resistencia a

la

corrosión y al choque .

Vanadio.

La

adición

de

este

elemento favorece

la

formación

de estructuras de grano fino

cuando el

acero se calienta por encima de su temperatura críti-

ca , para realizar un tratamiento térmico. Además,

aumenta la tenacidad y l a resistencia. Wolframio. Normalmente se emplea en los ace-

Da una gran dureza

ros

para

herra mien t as de

corte.

y

resistencia al desgaste. Cobalto. Su principal función es la de fortalecer

la

ferrita. Se emplea en combinac ión con e l wolframio

para desarrollar durezas en caliente, es decir, para con-