Está en la página 1de 4

Resumen: T-081

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E


Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2006

Desarrollo de criterios para la producción de ladrillos comunes


según normas técnicas en el NEA.

Ebel, Gabriela A. - Jacobo, Guillermo J. - Corvalán, Rubén E.

Cátedra “Estructuras II” - Facultad de Arquitectura y Urbanismo - Universidad Nacional del Nordeste.
Avenida Las Heras Nº 727 - (3500) Resistencia - Provincia del Chaco - República Argentina
E-Mail: gabriela_ebel@yahoo.com.ar - gjjacobo@arq.unne.edu.ar - rubenpstt@yahoo.com.ar

Antecedentes
Desde hace varias generaciones, la fabricación del ladrillo común ha sido, en nuestra zona una práctica habitual,
generadora de puestos de trabajo, y a la vez, productora de grandes cantidades de uno de los materiales más utilizados
en la construcción tradicional de edificios. Si bien los avances tecnológicos, el desarrollo de nuevos materiales y
aleaciones y la adaptación de diversos sistemas constructivos, se encuentran en todos los mercados del mundo, cabe
destacar que en la región NEA, el ladrillo común sigue siendo el material de mayor aceptación por parte de la
población. , la utilización del ladrillo tiene un amplio campo en el mercado de la construcción regional. Actualmente su
utilización está totalmente generalizada en el campo de la construcción regional. El ladrillo común ha sido adoptado
como una de las herramientas necesarias en la gran mayoría de las construcciones, y su aplicación no se reduce a la de
simple cerramiento, sino que cumple también una función estructural en la edificación. Derivado de componentes
naturales y producidos de manera prefabricada (con un bajo nivel de industrialización en su proceso de producción),
este material reúne diferentes características que hacen que su utilización no sea reemplazable, por ahora, debido, entre
otras bondades, a dos fuertes componentes: el costo-beneficio desde el enfoque económico, y la componente histórico-
cultural de identidad. Sin embargo, lamentablemente, hoy en día nos vemos ante la problemática de que, aún siendo el
material más utilizado en la construcción regional, no se ha generalizado la adopción de criterios técnicos para su
producción, ni se han implementado mejoras que propicien una prefabricación con mayor planificación en el proceso
productivo. Evidentemente, el origen de los problemas que actualmente presenta el sector productivo ladrillero, tiene su
raíz en la repetición durante décadas de las mismas técnicas de fabricación, combinado con la mínima introducción de
nuevos conocimientos tecnológicos y el desinterés de las autoridades en el desarrollo social de ésta anegada parte de
nuestra población. Todos estos factores han derivado en una mera repetición de “fórmulas tradicionales”, sin tener en
cuenta que la calidad final del producto ha ido en desmedro.
Materiales y métodos
El trabajo se desarrolla en dos etapas: “etapa de relevamiento”, consistente en búsqueda y clasificación de datos
(bibliográficos y tomados In-Situ con visitas a diferentes obradores y productores zonales); a partir de allí se ha
clasificado y sistematizado la información, definiendo los ejes temáticos de estudio, y “etapa operativa”, donde, por
medio de la información obtenida en la Etapa de Relevamiento, se focaliza la investigación en ejemplos acotados de las
ciudades de Resistencia y Corrientes que constituyen el principal nodo urbano de la Región Nordeste de Argentina.
Para el desarrollo del plan de trabajos se ha empleado el método “Analítico Deductivo: de lo general a lo particular”,
partiendo de la información extraída de fuentes especializadas sobre el tema, de manera de reconocer el uso y aplicación
del ladrillo en la construcción en distintas escalas de estudio, internacional, nacional, regional, hasta focalizar la
investigación en casos particulares de productos y métodos productivos. No obstante, dadas las características
dinámicas del proceso de análisis, el método aplicado es también de “Inferencia Lógica: desde lo particular (el
resultado) y lo general (la regla), hacia la formulación de la hipótesis (método por Abducción)”.
Discusión de resultados
La industria ladrillera se encuentra directamente relacionada a la industria de la construcción, por ser proveedora de una
de las materias primas fundamentales para su desarrollo, radicando aquí su importancia, y la necesidad de mejorar los
sistemas productivos actuales, ya que, no obstante las ventajas del material y la difundida utilización del ladrillo común
en nuestro medio, no se observa un proceso productivo acorde a la importancia de éste noble material y es frecuente
observar técnicas obsoletas y bajo grado de desarrollo tecnológico en los productores de ladrillo de la zona, sumado a
esto el grave estado de marginación y desamparo en el que se encuentran sumidos desde hace largo tiempo. Las
diferencias en la calidad del producto, en consecuencia disminuyen su valor de venta llegada la etapa de
comercialización. En el NEA se pueden distinguir diferentes tipos de productores de ladrillos, que pueden agruparse
básicamente en:
• Pequeños productores: producción mensual menor o igual a 12.000 ladrillos (venta en horno, obra, ruta o
corralón).
• Medianos productores: producción mensual mayor a 12.000 ladrillos (“asociadas” a empresas
constructoras, la producción es de venta exclusiva a las mismas y las empresas ceden maquinaria e insumos
en parte de pago).
Resumen: T-081
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E
Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2006

Gastos para producir 12.000 limpiar y cargar el pisadero


ladrillos (en %) mojar la tierra y pisar
7% 10% liga
aserrín
4% 2%
Figura 1: yeguas p/pisar
Esquema de gastos para producir
12.000 ladrillos en el NEA 5% 8% corte
planchada,canteada y apilado
17% 3%
armado del horno
8% 7% leña
enrafado y desenrafado
5% 24%
quema del horno
carga (acopio)

En ambos casos puede observarse que el “circuito del ladrillo” es similar, variando principalmente en tiempos de
ejecución y cantidad de personal dedicado a la producción. En la figura 1 se observa el esquema de gastos para la
producción de 12.000 ladrillos, expresando los valores en porcentajes. Se debe considerar que, al tratarse de producción
de tipo familiar, los gastos por tareas “humanas” en general, no se pagan -solo se pagan si participa una persona extra
familiar -(limpiar y cargar el pisadero, mojar la tierra, corte, planchada, canteada, armado del horno, enrafado y
desenrafado, quema). La materia prima e insumos tienen costo real (liga, aserrín, yeguas, leña). Los pequeños
productores tienen el siguiente esquema productivo (Tablas 1 y 2): Se observa que el trabajo se realiza con pocos
operarios. Se consideran 29 y 26,50 días respectivamente con valores óptimos de temperatura y humedad relativa.

Tabla 1: ESQUEMA DE TAREAS PARA LA PRODUCCIÓN DE LADRILLOS DE PEQUEÑOS PRODUCTORES (12.000 ladrillos)
TAREA CARACTERÍSTICAS TIEMPO OPERARIOS
1. Limpieza del pisadero y canchas. Para desmalezar y dejar en preparado el espacio de trabajo. 2 días 1
2. Carga del pisadero Realizada a mano por el operario con pala y carretilla, desde la cantera. 4 días 1
Se realiza a mano por los operarios con baldes, desde fuentes de agua
3. Mojado del pisadero 1 día 2
cercanas.
Mezcla de tierra con liga (virutas de madera) y materiales
4. Amasado (ó Pisado) complementarios (camalotes, aserrín, etc.) Se realiza por tracción a 2 días 2 + 2 yeguas
sangre (tropilla de yeguas)
Realizado a mano por los operarios con carretillas, moldes y banco de
5. Corte 4 días 3
corte de madera
Realizada con un “plancha” de madera, para emparejar caras y cantos
6. Planchada y canteada
del adobe cuando comienza a secar. 2 días 2
7. Apilado Armado de “pilas” para favorecer la circulación del aire entre adobes.
Para el correcto secado de los adobes antes de la cocción (a la
8. Secado 6 días -
intemperie)
9. Armado del horno Tipo hormiguero. 3 días 2
10. Enrafado del horno y Se cubre todo el perímetro del horno con ladrillo viejos, barro y la parte
½ día 1
carbonilla. superior con carbonilla para mejorar la concentración del calor.
Realizada por combustión de leña. Se realizan 4 “boquillas” para
11. Cocción 2 días 1
colocar la leña.
12. Enfriado del horno Se debe dejar enfriar a los ladrillos recién cocidos para manipularlos. 1 ½ días -
13. Desenrafado del horno Se retira la cubierta de barro para el acopio. ½ día 1
Carga de los ladrillos a camiones, que en general no pertenecen al
14. Acopio ½ día 4
ladrillero.
15. Distribución Depende del tipo de venta (en horno, obra, ruta o corralón)
SE NECESITAN 29,00 DÍAS PARA LA PRODUCCIÓN DE 12.000 LADRILLOS
Resumen: T-081
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E
Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2006

Tabla 2: ESQUEMA DE TAREAS PARA LA PRODUCCIÓN DE LADRILLOS MEDIANOS PRODUCTORES (30.000 ladrillos)
TAREA CARACTERÍSTICAS TIEMPO OPERARIOS
1. Limpieza del pisadero y canchas. Para desmalezar y dejar en preparado el espacio de trabajo. ½ día 4
Realizada con retroexcavadora mecánica (cedida por la empresa
2. Carga del pisadero ½ día 2
constructora) se utiliza 1 maquinista y un “paleador” como ayudante.
3. Mojado del pisadero La extracción se realiza con motor eléctrico. ½ día 1
Mezcla de tierra con liga (virutas de madera) y materiales
4. Amasado (ó Pisado) complementarios (camalotes, aserrín, etc.) Se realiza con malacate y 1 día 4
tractor (cedido por la empresa constructora)
Realizado a mano por los operarios con carretillas metálicas, moldes y
5. Corte 4 días 6
banco de corte de madera
Realizada con un “plancha” de madera, para emparejar caras y cantos
6. Planchada y canteada
del adobe cuando comienza a secar. 2 días 6
7. Apilado Armado de “pilas” para favorecer la circulación del aire entre adobes.
8. Secado Para el correcto secado de los adobes antes de la cocción (a la intemperie) 6 días -
Tipo hormiguero. El traslado de los adobes hasta el horno se realiza en
9. Armado del horno 2 días 7
tractor.
10. Enrafado del horno y Se cubre el horno de ladrillo viejos, barro y la parte superior con
½ día 7
carbonilla. quebrachillo para mejorar la concentración del calor.
Realizada por combustión de leña. Se realizan 10 “boquillas” para
11. Cocción 3 días 2
colocar la leña.
12. Enfriado del horno Se debe dejar enfriar a los ladrillos recién cocidos para manipularlos. 5 días -
13. Desenrafado del horno Se retira la cubierta de barro para el acopio. ½ día 1
Carga de los ladrillos a camiones, que en general no pertenecen al
14. Acopio 1 día 8
ladrillero.
15. Distribución Con camión propio y venta exclusiva a la empresa constructora
SE NECESITAN 26,50 DÍAS PARA LA PRODUCCIÓN DE 30.000 LADRILLOS

En el caso de la producción de 30.000 ladrillos (Tabla 2), se observa que el trabajo se realiza con mayor cantidad de
operarios. El pago de los mismos se realiza por día para todas las tareas, excepto para el corte, que presenta un mayor
costo y paga por cada 1000 ladrillos cortados. Se consideran 26,50 días necesarios con valores óptimos de temperatura
y humedad relativa para desarrollar todas las tareas (en caso de no contar con dichas condiciones climáticas, aumenta el
tiempo de producción). En la Figura 2 se observa el esquema de gastos para la producción de 30.000 ladrillos,
expresando en porcentajes del costo total. Se debe considerar que, al tratarse de producción de mediana escala, existen
acuerdos de trabajo con empresas constructoras, quienes “ceden” en parte de pago maquinaria, liga, aserrín, leña. Las
tareas “humanas” se dividen en: pagadas por día y corte, que tiene una forma de pago especial (por cada 1000 ladrillo
cortados).
materiales y materia
Gastos para producir 30.000 prima cedidos por
ladrillos (en %) empresa constructora
en parte de pago
(retroexcavadora, liga,
Figura 2:
Esquema de gastos para producir pago por día a
30.000 ladrillos en el NEA
15% operarios
35%

50% corte

De todas formas, no se verifica en la práctica, en ninguno de los dos casos, (ni siquiera en los de mayor desarrollo
productivo), que los fabricantes de ladrillos comunes hayan tenido un crecimiento acorde al volumen de material
realizado y a la importancia constructiva del ladrillo común en las construcciones actuales. Existen otros factores que
aún no se han considerado, como ser el “climático”, que muchas veces retrasa y hasta puede arruinar la producción, el
“tecnológico-humano”, que en muchas ocasiones es la principal causa de las diferencias y errores en las producciones,
el “social”, reflejado en el abandono y desamparo en el que se encuentran muchas familias productoras de ladrillos en
nuestra región y fundamentalmente, por último y menos tratado, el “medioambiental”, que actualmente no parece ser
un problema para los productores ni para las autoridades, quienes no consideran dentro del precio final de los ladrillos
el altísimo costo ambiental que pagamos todos los habitantes de la región.
Resumen: T-081
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDEST E
Comunicaciones Científicas y Tecnológicas 2006

Conclusiones
Los problemas actuales de la producción ladrillera local, tanto en calidad como en cantidad, tienen sus orígenes en
factores, tanto internos al sector, como externos al mismo, los cuales son los siguientes:
1.FACTORES CLIMÁTICOS:
 Fundamentalmente el efecto de las lluvias durante determinadas etapas del proceso productivo, que retrasa todo
el ciclo, generando muchas veces la pérdida de toda la producción (por ejemplo: con lluvias durante el período de
secado se obtienen ladrillos “llovidos”, marcados por las gotas de agua, que inevitablemente serán vendidos a un
precio muy inferior al real).
 En menor medida, la falta de vientos en algunas ocasiones hace que el secado se produzca de forma muy lenta y
despareja, provocando retrasos en los tiempos de ejecución, y en algún caso, por el secado diferencial, una
cocción de mala calidad. Una solución podrían ser los secaderos cubiertos con ventilación artificial.
2.FACTORES TECNOLÓGICOS–HUMANOS:
 En primer lugar, la baja tecnificación de los pequeños productores, que obviamente por falta de recursos no
poseen maquinaria adecuada para evitar los trabajos de extremo agotamiento que deben realizar (por ejemplo:
extracción y traslado de agua y tierra realizadas a mano, muchas veces desde grandes distancias hasta el
pisadero).
 Inexistencia de un criterio unificado de medidas de producción. Cada productor fabrica ladrillos de acuerdo al
molde que posee, y en la mayoría de los casos las medidas difieren de una ladrilleria a otra.
 Falta de conocimiento de técnicas para favorecer la calidad del producto (los ejemplos son inagotables, pero se
puede destacar el desconocimiento en algunos productores del tipo de tierra óptimo para la producción, así como
los mejores tipos de liga y leña para que el ladrillo no resulte bayo o mal cocido, etc.)
 En relación con el ítem anterior, se puede ver la falta de cuidado en operaciones básicas para conservar la
imagen y características del producto (muchas veces por no cuidar la limpieza del pisadero se pueden encontrar el
los adobes cortados diferentes objetos ajenos a la producción, al igual que el poco cuidado de la limpieza de las
canchas donde se secan los adobes, provocando que éstos resulten marcados, con mala forma, etc.)
3.FACTORES SOCIALES:
 Fundamentalmente la tremenda exclusión y marginación social en la que se encuentran sumidos el productor y su
familia, en un estado de total abandono por parte del Gobierno, que realiza escasos y esporádicos intentos por
revertir ésta situación, lo que genera, entre otros graves problemas la falta de recursos genuinos para el sustento
familiar, la deserción escolar a corta edad y el trabajo infantil, hacinamiento y falta de satisfacción de
necesidades básicas en la mayoría de los casos.
 Falta de un plan rector por parte del Estado, proponiendo mejoras de fondo para el sector ladrillero local, que
incluya cuestiones como trabajo asociado con el Estado para la construcción de viviendas (tanto las propias como
para otros planes estatales de viviendas), elección de predios que pueden ser donados por los municipios para
favorecer la organización y obtención legítima de tierras para los productores, concreción de planes para que la
actividad se formalice y los productores dejen la evasión y el trabajo informal, que incluyan cobertura social.
 Inexistencia de capacitación y asistencia técnica a los productores y talleres de formación microempresaria, para
mejorar los niveles de producción, muchas veces generados por la limitada capacidad asociativa de los
productores que no llegan a formar un grupo fuerte, con representantes genuinos que defiendan intereses de todo
el sector.
4.FACTORES MEDIOAMBIENTALES:
 Total inexistencia de estudios de impacto ambiental y planes de protección del medio ambiente, como forma de
atenuación de los innegables efectos contaminantes de la producción ladrillera, que incluyen la proliferación de
cavas, degradación e inutilización de la tierra para producción agropecuaria, la tala indiscriminada de monte
nativo para la obtención de leña mas barata, el humo y cenizas producidas por la combustión de la leña, etc. que
tienen serias consecuencias, principalmente en la salud de productores y ciudadanos. Éste factor debería ser
particularmente analizado desde este momento, ya que sus efectos negativos sobre la vida humana irán en
aumento de no ser controlados.
Todos estos factores se están terminando de analizar en el presente trabajo, previéndose su publicación para el mes de
Diciembre de 2006.
Bibliografía
MÜLLER, María (2000) “El ladrillo”, Monografía inédita. Buenos Aires, Argentina.
MÜLLER, María (1999) “Gestión Ambiental de la Minería de Suelos en el Partido de General Pueyrredón: Manejo
integral de la actividad ladrillera y minimización de sus consecuencias degradantes en el territorio”, Maestría de
gestión ambiental del desarrollo urbano. Director: Dr. Luis del Rio. Buenos Aires, Argentina.
DECRETO N° 0263/05. Programa de fortalecimiento al sector ladrillero. Gobierno de la Provincia del Chaco.
Argentina.
www.ceac.com.ar
www.mundoagrario.unlp.edu.ar

Intereses relacionados