Está en la página 1de 2

POESA DEL MES DE OCTUBRE.

Como blsamo resto de las tinieblas del olvido,


manantial de msica, una flor roja aparece,
como causa de voz y vuelve a morir
del agua perpetua, con los brazos del agua del da,
lo que nos ata a veces, slo a veces, las palabras.
nos arranca el hondo suspiro,
y madura la red de la impaciencia, Y en mi poesa,
cierra las esquinas del silencio, vivo, vivo, vivo,
gira en vano el vuelo de las palomas an vivo en mi muerte
y su signo de la inocencia. junto al fresco golpe del destino;
muerto, muerto, muerto,
Como palabra, an muero en mi vida
como grito de viento junto a la orilla del ro de piedra:
no para, espacio de meses, aos,
brota como la vida misma, de polvo de secretos,
como suplicio vencido, de puertos y silencios,
como msica-caricia de nombres limpiando lo imposible,
que nos deja golpe de destino barriendo el tibio aliento,
sin salida, generoso sonido
con belleza, que rescata el boleto
vuela en el palpitar de las hojas blancas, del viaje en sueos.
en el descanso del pensamiento,
y como savia de los rincones Y al final,
ahoga el da, sabemos
la vigilia de la semilla que la voz, tal
de los tiempos, y respira, vez,
versos. la voz rescatar
el olvido, tal vez,
Y en la noche, llegar de las
que acoge mis sueos, nostalgias
la bandera que reconoce los signos como presencia tumbar
del camino, los muros, tal vez, tumbar
una efmera victoria, las horas,
un recuerdo, y sin demora, la vida de ensueo,
la derrota en ciega energa tal vez, ser vida y poesa.
que se revela
en augusto sosiego, De: Francisco Dond
POEMAS DEL MES E COTUBRE

La tarde es una rosa vagamente


en la rama desnuda del ocaso. El mar de la memoria
Una rosa ceniza, como un fro se enciende, se ilumina, y a su
beso crecido en unos muertos amparo
labios. el corazn revive,
remoza primaveras, sollozando.

Leve sombra desliza


su palidez de hielo entre mis La tarde es una rosa vagamente
manos. en la rama desnuda del ocaso.
Las pupilas alargan sus miradas
como cautivos pjaros.
A la piadosa luz de octubre
vuelvo
Octubre otra vez fruto y entre la tibia cuenca de mis
de este paisaje, este rbol manos
donde da tras da oscuramente
mi pobre corazn se va
quedando. como un nio dormido
mi corazn levanto.

Vivir es reencontrarse
en todo lo lejano, Vivir es retornar a cada Octubre
ser otra vez aliento en el paisaje para sentirse el corazn dorado.
que fue otra vez soado.

La tarde es una rosa vagamente


Vivir es ser corteza de este roble
que en hielo y sol el tiempo va
quemando.