Insumos para el debate 1

G U A T E M A L A , C E N T R O A M É R I C A , 1 6 D E A G O S T O D E 2 0 1 0

Mariano Rayo: “La mejor política social es una buena política económica”
ACERCA DEL ENTREVISTADO

Diputado al Congreso de la República por el Partido Unionista. Miembro de la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, y Presidente de la Comisión de Economía y Comercio Exterior. Consultor Externo nacional e internacional.

La política económica de un gobierno es quizás la variable más importante que define su ideología, el tipo de acciones y políticas que impulsará con mayor fervor, además de definir el devenir político del país. Así, es importante analizar los lineamientos económicos del actual gobierno, como también discutir sobre las temáticas que han generado tanta polémica, como la emisión de los bonos del tesoro y la aprobación de la reforma fiscal. En esta entrevista, realizada a principios de junio del presente año, Mariano Rayo nos presenta su perspectiva sobre estos temas. A partir de las políticas macroeconómicas y sociales que ha impulsado el gobierno de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), ¿Cómo podría describir la postura ideológica del gobierno y sus objetivos fundamentales? Ambivalente, no tiene una postura clara. Sin embargo, muestra una improvisación y atención sobre la marcha. Se dice socialdemócrata pero no es consistente, aunque es evidente que el Ministro de Finanzas busca una tendencia marcada de intervención estatal.

En el momento en que organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, aseveran que es necesario el

Continuando con la misma temática de la reforma fiscal, ¿Qué tipo de reforma fiscal considera que es la más idónea de aplicar en momentos en que la economía mundial se encuentra en recesión pero Guatemala manifiesta una de las tasas más bajas de recaudación fiscal en Latinoamérica? Primero hay que saber por qué la tasa es baja: no es sólo por la caída de la actividad económica, es también por un creciente índice de economía ilegal y criminal. El Estado no se fortalece sólo con recursos, sino su fortalecimiento para cobrar lo que tiene que cobrar, pasa por su regeneración. La reforma fiscal tiene que atender calidad de gasto, rendición de cuentas, e impuestos simples y efectivos. Sin la conjugación de lo anterior, todo es parcial y parchado. Tasas bajas y diferenciadas por actividad económica (entender que no es lo mismo el sector servicios que el comercial o el industrial o el agropecuario) y pago simple y sencillo, más fiscalización tributaria e incorporación de más contribuyentes. Existen posturas críticas en torno al hecho de que, la rectoría del gasto público haya sido trasladada del Ejecutivo -manejado por el ministerio de Finanzas Públicasal Congreso, ¿qué me podría comentar al respecto?

que se promueva una reforma fiscal en el país, pues el Estado necesita mayores recursos económicos para poder hacer frente a las secuelas de la crisis económica y las necesidades sociales de la población, ¿Cuál considera que debería ser el camino adecuado a seguir? La necesidad de recursos para el Estado “siempre” estará, en particular en Guatemala, no es por la crisis y las necesidades sociales que se demanda eso. La reforma fiscal sí es necesaria pero, apegada a nuestra realidad económica, social y cultural, y eso no lo entienden los organismos internacionales. Hay que revitalizar el Pacto Fiscal, aunque el mismo sea una ruta crítica que no verá sus resultados en este gobierno.

“Hay dos fuentes ineludibles de financiamiento del Estado, los ingresos ordinarios y el endeudamiento”

Esta aseveración es simplista y no muy apegada a la realidad. Si bien es cierto, el Congreso ha asumido más injerencia y responsabilidad, el MINFIN sigue siendo el rector, es más, la baja capacidad técnica del Congreso, permite que el Ejecutivo utilice las facultades legales que tiene para realizar transferencias y modificaciones, de esta manera ajustar el gasto a sus intenciones. El Congreso sólo ve techos, pero no movimientos dentro de los techos, precisamente es allí donde el MINFIN todavía mantiene la rectoría sobre el gasto. Además la fiscalización del Congreso es expost y no exante. En las últimas semanas un tema central en el Congreso fue la aprobación de los Bonos del Tesoro. Por un lado el gobierno estableció que eran necesarios para poder dotar de presupuesto a las distintas instituciones del Estado. Por el otro lado, la bancada opositora - el Partido Patriota- expresó que la aprobación era una medida totalmente peligrosa por el incremento de la deuda externa. ¿Son válidas estas posturas? ¿Existe un riesgo verdadero con el endeudamiento? ¿Es necesario este recurso para financiar el Estado? ¿Qué nos podría decir al respecto?

Hay dos fuentes ineludibles de financiamiento del Estado: los ingresos ordinarios y el endeudamiento; cuando falta uno, el otro lo complementa, no hay otra manera. Guatemala no posee un riesgo de sobre endeudamiento por el momento, lo que sí hay que reconocer, es que el actual gobierno ha acelerado el ritmo de endeudamiento, tanto externo como interno. La pregunta no es el nivel de endeudamiento, sino la sostenibilidad del financiamiento del presupuesto. Acá la respuesta es clara: de seguir el proceso acelerado que llevamos en los últimos 2 años, y no priorizar el gasto, se estará agotando el capital acumulado en el país. Es necesaria la aplicación de una política de endeudamiento moderada y prudente. Las dos posiciones son políticas; por un lado, sólo se confía en el gasto público como fuente de riqueza, lo cual es equivocado y con una visión cortoplacista. Se tiene que regresar a lo básico en política de endeudamiento público, se tiene que ser prudente, moderado y focalizado en aquellas áreas que generen los recursos para pagarlo en el tiempo. Lo peor es el endeudamiento para gasto corriente. En relación con la pregunta anterior, ¿cree probable que el rechazo radical que manifestó el Partido Patriota tenga fines electorales? O más aún, ¿será posible que los principales dirigentes de este partido hayan observado una latente imposibilidad de endeudamiento de su gobierno si los bonos eran aprobados?

No, el PP no tiene ese alcance en su análisis y posición. Su postura es tan sólo de bloquear las propuestas del Ejecutivo, ya sean éstas buenas o malas. La gran debilidad del PP es la ausencia de cuadros técnicos que entiendan o comprendan de política pública, y no es de extrañar, primero porque nunca han hecho gobierno, y segundo, porque todo está en función electoral. No terminan de entender que lo que siembran hoy, cosecharán mañana, lo cual, con facilidad, se podría llegar a traducir, en posiciones igualmente intransigentes ante su gobierno. Los principales rezagos de Guatemala se ubican en el área social, los índices de pobreza y desnutrición son alarmantes y los niveles de violencia que existen en el país son simplemente escandalosos. ¿qué tipo de políticas económicas le recomendaría a este gobierno y al próximo asumir con el fin de reducir las brechas sociales? La mejor política social es una buena política económica. Esto no se entiende acá en Guatemala, y esa sería mi recomendación básica. Si se desea redistribuir por medio de la política social, primero hay que garantizar la sostenibilidad de la generación de riqueza. Hoy el riesgo más grande es que las políticas sociales de este Gobierno -que veo muy difícil que se vayan a terminar con el próximo- no sean sostenibles. Empleo o trabajo son para un país, con nuestras características, la mejor política de combate a la pobreza.

“Empleo o trabajo son para un país, con nuestras características, la mejor política de combate a la pobreza.”

Instituto Centroamericano de Estudios Políticos (INCEP) Dirección: 8va. Calle 0-32 Zona 9. Guatemala C.A. Guatemala C.A. 01009 - Tel. (502) 23895900.- Fax (502) 23895902 Correo electrónico: info@incep.org