Está en la página 1de 1

1- Enumere y ejemplifique diez de los ms importantes usos de la mayscula.

I. Las que aparecen al comienzo de un escrito. Ej. Es imposible trabajar contigo.


II. Despus de un punto o cualquier otro signo. Ej. El sol sali temprano. Nos fuimos a
trabajar. Y sabes qu? Nos pagaron horas extras.
III. Los nombres propios. Ej. Mara, quiero ir al Museo de Arte en Londres.
IV. La palabra Dios cuando se refiere al Dios Creador. Ej. T eres, Seor, Dios
Misericordioso
V. Los nombre de las asignaturas. Ej. Las Matemticas son muy importante en mi carrera.
VI. Los atributos divinos cuando se refieren a un ser nico. Ej. En el cristianismo se venera
al Creador.
VII. Las abreviaturas y siglas. Ej. Lic., Dr., Prof.
VIII. Al escribir nmeros romanos. Ej. XXI, XX, VI
IX. Los sobrenombres o apodos. Ej. Juana la Loca, hija de Isabel la Catlica, se pint el pelo
de verde.
X. Cuando se cita despus de dos puntos. Ej. Jess dijo: La verdad os har libres

2- Realiza un texto en el que hagas uso de los ejemplos de la mayscula que diste
anteriormente.

En una ocasin, en el siglo XX, una chica llamada Esther recin entraba a la universidad. Ella
maldeca mucho y sin ninguna razn. Su primer da de clases result muy decepcionante para
ella, lo cual no le pareci nada raro porque a donde quiera que llegaba iba con ella la mala
suerte. En la escuela la llamaban la Ceniza, la que trae mala suerte. Al parecer era cierto y
siempre culpaba a Dios por eso.

Ese da en la universidad, cuando entra por la puerta del aula donde iba a tomar clases se dio
cuenta de que el aula estaba vaca, y pens: Dnde estn todos? Habr llegado tarde? No
lo creo. As que entr, se sent y se puso a esperar, pero sus compaeros ni el Prof. Luna
nunca llegaron, a pesar de que las Matemticas es una materia muy importante. Se senta
impotente, porque pens que al llegar a la universidad todos esos malos ratos iba a acabar.

Sali al patio de la escuela y grito: Dios mo! No tienes derecho a tratarme as, todo esto es
t culpa, maldigo el da de mi nacimiento. Si de verdad eres Dios Misericordioso, mtame o
quita la mala suerte de mi. Entonces cay un rayo cerca de ella. Quiso maldecir, pero no poda
hablar. Y encontr una nota que deca: Para quitar la mala suerte de ti, tuve que quitarte la
voz; porque en vez de agradecer, maldecas a tu Seor