Está en la página 1de 2

Buenos modales del vino

En el restaurante practique las buenas maneras. Cu


ando el mozo ponga frente a usted la carta de vino
s, dsela en seguida a la mujer con quien comparte
la mesa. Ella habr de agradecerselo. O no, con las
mujeres nunca se sabe.
Ahora el camarero saca el corcho de la botella y lo
pone sobre la mesa delante de usted. Qu hacer c
on ese artefactito? No haga nada, ni lo mire. Djelo
ah. Papeln de falso canchero es escrutarlo, olfate
arlo, decir hum con la boca cerrada. Si lo escruta q
u ve? Un corcho. Hmedo en una punta, seco en l
a otra. Si lo huele? Huele a corcho, a qu va a oler.
Groucho Marx, en estos casos, pona cara de ente
ndido, cerraba los ojos, olfateaba tipo fox terrier y
deca: "Est incomible, muy crudo. Dgale al chef q
ue le d diez minutos ms de horno".
Cuando, para que lo apruebe, el mozo le sirva un p
oco de vino en la copa, esquive el error de llevrsel
o a la boca.
Resprelo solamente. Con slo olerlo puede verific
ar si est actico o bouchon, nica razn vlida par
a mandar de vuelta la botella.

Por Miguel Brasc


La Nacin Revista 28 de febrero 2010

mbrasco@fibertel.com.ar