Está en la página 1de 2

ALBARRACIN EN LA RESISTENCIA DE LA BREÑA.

1881

Efrain Choque Alanoca

Como es sabido, inmediatamente después de la debacle del 26 de
mayo de 1880, y la consecuente ocupación chilena de Tacna,
Albarracín participó junto a Pacheco de Céspedes y Leoncio Prado
en la organización de la resistencia militar local. Luego del trágico
combate de Tarata, librado contra un poderoso destacamento
chileno asentado en Pachía, el 21 de julio de ese año, el “Centauro
de las vilcas” y el cuerpo guerrillero bajo su mando se replegaron
hacia Candarave y Puno.

Albarracín se incorporó a las fuerzas de Cáceres luego de las
batallas de San Juan y Miraflores, en enero de 1881. El periodo de
la resistencia se inicia en Lima muy pronto como fue ocupada por
las fuerzas vencedoras chilenas. Paralelamente a la reconstrucción
del ejército regular de Cáceres en Matucana, se organizaban
espontáneamente partidas de guerrilleros en los valles interandinos
de Lima. Las exacciones, abusos y atrocidades cometidas por las
tropas de ocupación alimentaron el espíritu combativo de los
campesinos breñeros. En tiempo presuroso las fracciones
guerrilleras se aproximaban a la ciudad capital. Venían de las
quebradas andinas de Canta, Huarochirí, Yauyos, Sisicaya, con la
misión de hostigar al enemigo e informar sobre sus movimientos y
proteger los flancos al ejército en reconstrucción.

Albarracín y los suyos se habían puesto a las órdenes del
comandante guerrillero José Bedoya. La guerrilla de Bedoya y
Albarracín actuaba por las inmediaciones de la quebrada de Canta.
La temerosidad y el arrojo con que acosaba, la ubicuidad de sus
maniobras y la velocidad pasmosa que imprimía a sus repliegues el
heroico tacneño, conmocionó al ejército invasor.

El 9 de abril de 1881, el comandante chileno José Miguel Alcérreca
fue comisionado a fin de perseguir y aniquilar la montonera de
Albarracín. Enterado éste del desplazamiento enemigo se trasladó a
San Jerónimo. Al día siguiente, en Callahuanca, la presencia

al mando del coronel Ambrosio Letelier. Luis Palomino Guzmán. Albarracín y su columna guerrillera decide dejar las breñas serranas de Lima y continuar la heroica resistencia en Tacna. al tiempo de ser impactada por los fusileros guerrilleros. Por último Alcérreca ordenó el retiro a Chosica. designó una expedición punitiva para la sierra central. el intrépido héroe guerrillero popular. Otras columnas montoneras también hostilizaban a esta expedición que se dirigía a Cerro de Pasco. en una citación al libro “Guerra del Pacifico” del historiador chileno Pascual Ahumada . con dos soldados muertos y 7 heridos. . destaca una carta del contralmirante Lizardo Montero. arrebatándole mucha parte del botín de que se habían adueñado en Pasco”. El 17 de abril. Los comisionados no tuvieron más alternativa que replegarse hacia Santa Eulalia. San Bartolomé y Cuevas. El día 11 nuevamente el cuerpo enemigo fue atacado sorpresivamente por guerrilleros en San Jerónimo. atravesando Huancayo y Huamanga. En noviembre de 1881. audazmente atacaron a un destacamento chileno. arrebatándole el ganado vacuno y caballar que llevaban. prestó su último combate en Saucini el 02 de octubre de 1882. pone en vergonzosa fuga a gran número de chilenos. fechado el agosto de 1881. donde afirmaba:”El valiente Albarracín en Chicla. Los invasores arribaron el 13 a Chosica. no sin antes arrasar el pueblo de Santa Eulalia. a dos días de iniciada la expedición. y levantó la moral combativa de la resistencia. Después de establecer su cuartel en Tala (Chucatamani) y ofrecer activa resistencia. los guerrilleros canteños al mando de Albarracín y Bedoya. desde las alturas de la margen derecha. El comando chileno al constatar la creciente actividad guerrillera. Esta acción guerrillera de Albarracín fue propalada en todo Lima. ocasionándole 5 heridos y varios contusos.chilena fue recibida por una vertiginosa y poderosa descarga de galgas.