Está en la página 1de 13

· introducción ·

· introducción ·
· primeras obras digitales · Poco después de descubrir la obra de Mucha, empecé a
· primeras obras digitales ·
Poco después de descubrir la obra de
Mucha, empecé a pasar horas y horas
en Internet. Descubrí artistas de manga
y cómic como Becky Cloonan y Aurore
Demilly, con unos estilos maravillosos
e inspiradores, así como Oekaki, un
en mi tablón favorito de fans de las
Supernenas (lo reconozco, soy fan).
Empecé a desarrollar mis habilidades
artísticas digitales con este simple
programa, usando un ratón óptico y la
herramienta Bezier.
complemento en Java que permite
ejecutar un programa donde puedes
dibujar usando herramientas básicas
en un lienzo de 300x300 píxeles y
publicar el resultado en tablones de
mensajes.
Empecé a dibujar numerosos Oekakis
al día. Se convirtió en una adicción;
estaba ansiosa por compartirlos
A los dieciséis tuve mi primera tableta
para dibujar y empecé a experimentar
con estilos más detallados. Trabajar en
un lienzo pixelado tan minúsculo me
enseñó mucho sobre composición
y cómo hacer que mi obra artística
destacara con una propuesta brillante y
estilizada. Las limitaciones suponían un
reto, pero era divertido y emocionante.
· bocetos diarios · Empecé dibujando varios Oekakis al día, lo cual me mantenía realmente

· bocetos diarios ·

Empecé dibujando varios Oekakis al día, lo cual me mantenía realmente motivada e inspirada. Cuando disminuyó mi interés en ello, busqué algo que tuviera un efecto similar en mí y empecé a hacer bocetos y trazos largos con regularidad. He descubierto que mantener este hábito y forzarme a hacerlo cuando no tengo motivación, hace que mi creatividad siga fluyendo y puede sacarme de un periodo de estancamiento.

Cuando estoy completamente sin ideas y no puedo enfrentarme a la presión de elaborar mi propio material, me gusta dibujar a partir de un modelo y hacer anatomía, ambientes o estudios de color. Si me siento más creativa, me pongo a hacer diseños de personajes, pruebo nuevos estilos y juego con nuevas ideas para obras acabadas. Lo más importante de hacer estos bocetos es darme la oportunidad de experimentar, trabajar rápido y no extenderme demasiado en nada durante demasiado tiempo.

· primeras líneas ·

· elegir colores ·

Los colores juegan un papel enorme en mi obra y confío mucho en mi intuición a la hora de elegirlos. Básicamente selecciono los colores que considero apropiados para mí, en ocasiones cambiándolos muchas veces a lo largo del proceso de dibujo hasta que noto que funcionan. Mi intuición, por supuesto, no es ninguna fuerza mágica. Es algo formado por el mundo que me rodea: me fijo en los colores de la naturaleza, la moda, obras de arte, etc. Ciertas combinaciones de colores tienen un impacto duradero en mí y me inspiran para recrearlas, ya sea de forma consciente o inconsciente.

· fase final ·

En general, la mayoría de las decisiones creativas para una ilustración digital se toman en la fase de boceto del dibujo. El resto es básicamente añadir detalles e ir puliendo. Es tentador trabajar en la última fase durante demasiado tiempo porque es agradable pintar los detalles y ver cómo va cobrando vida el dibujo. Puede ser complicado notar cuándo es el momento de parar. Me he apresurado para hacer la última fase muchas veces solo para descubrir que la imagen era mucho más dinámica e interesante antes de llenarla con demasiados detalles irrelevantes.

He aprendido que un poco de variedad entre las partes más definidas y las más básicas de una ilustración puede añadir interés, contribuye a que las partes definidas resalten de verdad y tengan un impacto mayor en el espectador. Intento evitar crear imágenes con tanto detalle que no sabes realmente dónde mirar. Prefiero ilustraciones con equilibrio y una zona clara donde centrarte, mientras sigue siendo agradable en su conjunto.

Intereses relacionados