Está en la página 1de 4

Elementos fundamentales del sistema de contratación

civil
SUMARIO: I. NOTAS PRELIMINARES. II. ELEMENTOS DEL SISTEMA
DE CONTRATACION CIVIL. 1. LA FILOSOFÍA DEL SISTEMA DE
DERECHOS Y LIBERTADES FUNDAMENTALES. 1.1. El humanismo
jurídico. 1.2. El humanismo jurídico en la doctrina contractual. 1.2.1.
Carlos Cárdenas Quirós. 1.2.2. Luis Diez-Picazo. 1.2.3. Federico Castro
y Bravo. 1.2.4. Alberto Spota. 2. EL ORDEN PÚBLICO ECONÓMICO.
2.1. El orden público. 2.3. Noción. 2.4. Principios. 2.4.1. Trabajo digno.
2.4.2. Defensa y respeto del consumidor. a). El derecho a una
información completa y exhaustiva. b). Derecho a la no discriminación.
c). Derecho al prepago. 2.4.3. Equilibrio social. 2.4.4. Seguridad
jurídica. 3. LA TEORÍA GENERAL DEL CONTRATO. 3.1. Noción. 3.2.
Principios. 3.2.1. La voluntad contractual. 3.2.2. Obligatoriedad de los
contratos. 3.2.3. Igualdad contractual. 3.2.4. Efecto relativo del
contrato. 3.2.5. Buena fe contractual. III. NOTAS FINALES.

I. NOCIONES PRELIMINARES

El profesor Bullard, refiriéndose a las reformas económicas de la
Constitución Política de 1993 (en adelante Const.) decía: “…estamos
asistiendo en los últimos tiempos a un proceso de reformas y cambios
que se han materializado en un conjunto de normas que buscan romper
con los esquemas económicos y legales existentes en el Perú para
traernos un marco legislativo que persigue el diseño de un nuevo
modelo económico”(1 ). Según la doctrina constitucional española éste
marco legislativo económico constituye lo que se ha venido ha
denominar “La Constitución Económica”.

Este marco normativo tiene relevancia en el tema contractual. Ha
servido, por ejemplo, para que Diez-Picazo desarrolle el concepto de
“orden público económico” o para el desarrollo de una disciplina
interesante denominada “Derecho Civil Constitucional”. Esto sería todo
un proceso que se denomina “constitucionalización del derecho civil”.

En un sistema jurídico donde se promueve la libertad económica, el
contrato como mecanismo de intercambio de bienes y servicios es un
elemento fundamental. Constituye la bisagra de las relaciones juridico-
económicas. A través de estas relaciones todos los seres humanos
satisfacen sus más caras necesidades, intereses, expectativas y
aspiraciones; “nadie queda al margen de esas relaciones obligatorias
que se concretan a diario en cifras millonarias; aún el mendigo -

Sólo planteando así el tema contractual. pues hace posible la existencia del contrato y el intercambio económico. El derecho a contratar como “…potestad que se concede a cada persona de contratar o no y. tendremos la plena convicción que el principio de “seguridad jurídica” regulada en el artículo 62º de la Const. reconocido en el artículo 2º inc. Esta visión dinámica y global del fenómeno contractual permitirá identificar los elementos fundamentales de un verdadero sistema de contratación civil. En ese orden de ideas. En fin se integrará. sino un estudio sustentado. por ejemplo. Se entenderá que el consumidor antes de ser un agente económico es un ser humano y serán nulos aquellos términos contractuales que sean contrarios al valor superior de la persona o a su proyecto de vida. 14 de la Const. Por otro lado. entendemos que un estudio sistemático y coherente del tema contractual exige no sólo un análisis jurídico a la luz de la Teoría General del Contrato regulada en el Código Civil Peruano de 1984 (en adelante C. sino de todo el orden jurídico en especial del Derecho contractual. como dice Carnelutti..C.C. como la propiedad. . y la libertad contractual o “libertad de configuración interna”(4 ). tales como la libertad contractual. son principios fundamentales del sistema de contratación civil que deben entenderse a la luz de la filosofía que subyace en las normas que las regulan.irrumpe en el Derecho Contractual bajo la forma de donación”(2 ). no se debe perder de vista. en la concepción filosófica que inspira el sistema de derechos y libertades constitucionales y en los principios del orden público económico. la vigencia del principio de igualdad contractual en la contratación masiva. no es incompatible con el intervencionismo legislativo regulada en el artículo 1355 del C. Sin embargo. la que por lo demás no debe limitarse a la exégesis de los artículos sueltos y aislados. según el cual las normas constitucionales tengan aplicación directa en la regulación de las más diversas relaciones jurídicas económicas de orden contractual. sobre todo.). es la libertad contractual. 62º de la misma carta política. es un fenómeno económico antes de ser jurídico”.recuerda Hedemann. se sabe que los principios que orientan y sustentan los derechos constitucionales. en caso de hacerlo. No se tendrá dudas sobre el fundamento de la nulidad de los contratos de alquiler de vientre o los sucedáneos. que “el contrato.. también reconocido en el art. para elegir la persona del otro contratante”(3 ). Todavía más importante que el contrato. no sólo son normas hermenéuticas del régimen económico.

1. ELEMENTOS DEL SISTEMA DE CONTRATACION CIVIL. como hemos preferido llamar a esta concepción filosófica. tanto las de 1979 como las de 1993. El humanismo jurídico. El humanismo jurídico incluye también el concepto de “proyecto de vida”.En este orden de ideas. sólo mencionaremos). rescatando y actualizando el sentido medieval del término. que dice: “la defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”. Según Rubio(5 ) la concepción personalista es la que mejor interpreta el sentido de las normas constitucionales. aquellas aspiraciones. por ello su libertad no es una facultad absoluta sino limitada por el deber de no dañar a los demás. El humanismo jurídico. LA FILOSOFÍA DEL SISTEMA DE DERECHOS Y LIBERTADES FUNDAMENTALES. la filosofía de los derechos y libertades constitucionales de orden contractual. perspectivas que constituyen el sentido y destino de la persona (tema no tan novedoso. La Constitución define así su ideología en el humanismo jurídico y según la doctrina constitucional (6 ) éste constituye un principio general del derecho y sus postulados son normas hermenéuticas para todo el sistema jurídico. fundamenta el sistema de los derechos y libertades de la persona reguladas en la Const. 1. 1. por último.. La defensa de la persona y el respeto de su dignidad (principio del “Valor Superior de la Persona” en las relaciones jurídicas) son argumentos jurídicamente válidos para que allí donde no haya significados claros en las normas. El ser humano es un ser coexistencial que sólo existe con los demás. II. proponemos como elementos básicos de un verdadero Sistema de Contratación Civil. y. Las ideas centrales del humanismo jurídico se resumen en tres principios fundamentales: El ser humano es un ser libre y a la vez social. El valor superior de la persona en las relaciones jurídicas intersubjetivas. o donde debamos navegar una laguna del Derecho sin naufragar. la Teoría General del Contrato.C. segundo. pero apasionante que. Sus postulados están contenidos en el artículo 1º de la Const. la ideología del C. sustenta también. permitiendo así colmar los vacíos o contradicciones que se presenten. Estos elementos deben formar una unidad dinámica con coherencia interna y siempre permeable a las innovaciones. el orden público económico. primero y como principio hermenéutico. la primacía de la persona sea un .

y la experiencia italiana. admitiendo que los “daños al proyecto de vida”(9 ) constituyen límites infranqueables de la libertad contractual(10). Bajo esta premisa debe interpretarse el derecho a contratar y la libertad contractual. como señala Gido Alpa(12 ). en donde también se ha discutido mucho sobre la relevancia de los valores de la persona en esta materia. el valor de la persona está por encima de objetivos económicos como la eficiencia. Finalmente. el auge de la contratación masiva y el comercio electrónico. . es imprescindible considerar la preeminencia del “Valor Superior de la Persona” como principio rector de todas las relaciones intersubjetivas. el lector podrá acusarnos de haber constitucionalizado en exceso el tema contractual. De lo expuesto hasta aquí. cuya doctrina ha inspirado nuestro Código Civil de 1984(13).elemento determinante. que la jurisprudencia constitucional alemana. ha resuelto que el valor de la persona incide sobre la validez misma del contrato en el que se plasma valores contrarios a aquella. es también importante resaltar. los que si bien son deseables no pueden convertirse en fines y ni en valores. los alcances y límites de la libertad contractual en el Sistema de Contratación Civil. Sustenta. de aquellas de contenido patrimonial. “… las tendencias modernas en materia contractual sólo serán valiosas si respetan cabalmente a la persona humana” (11 ). la funcionalidad y la utilidad. también. pues como bien sostiene Rubio(7 ). pues en opinión de Alterini. caracterizada por la primacía de ideas de eficiencia y funcionalidad. sería importante tener en cuenta el criterio con el que la Comisión Reformadora del Código Civil Argentino ha propuesto regular la autonomía privada. En nuestra sociedad actual. Sin embargo. a la que algunos han denominado post- moderna (8 ). olvidando que para un civilista es elemental no olvidar el principio fundamental de “la autonomía de la voluntad”. en especial.