Está en la página 1de 1

VATICANO, 22 Sep. 17 / 07:32 am (ACI).

- Ante la desconfianza y la
preocupacin con que en ocasiones se afronta la llegada masiva de
migrantes y refugiados a las costas de Europa, el Papa Francisco anim
a las Iglesias locales a ver en este fenmeno una oportunidad para
reafirma la catolicidad de la Iglesia y la fidelidad a la misin
encomendada por Jesucristo: amar a Jesucristo en los que ms sufren,
como son los migrantes y refugiados.

En un discurso pronunciado ante los Directores nacionales de la pastoral


para los migrantes, a los que recibi en audiencia en la Sala Clementina
del Palacio Apostlico Vaticano, el Santo Padre reconoci la existencia de
una preocupacin en la sociedad europea por la llegada y acogida de
migrantes y refugiados.

Esa preocupacin se reconoce y se comprende a la luz de un momento


histrico marcado por la crisis econmica que ha dejado una profunda
herida. Esa preocupacin tambin se ha agravado por la composicin y
el flujo migratorio, por las insuficiencias importantes de las sociedades
de acogida y, a menudo, por las inadecuadas polticas nacionales y
comunitarias.

Adems, achac tambin esa preocupacin a los lmites de los procesos


de unificacin europea, de los obstculos con los que debe lidiar la
aplicacin de la universalidad de los derechos humanos, de los muros
contra los cuales choca el humanismo integral que constituye uno de los
frutos ms bellos de la civilizacin europea.