Está en la página 1de 496

Negación

(Denial)
Dedicatoria de Traducción

¿Recuerdas que te dije que te lo compensaría?, bueno pues aquí tienes este
fic que se es uno de tus favoritos. No es mucho comparado a todo el apoyo
que me has brindado, más tengo la esperanza que este gesto te
proporcione alegría. Esta traducción va por ti.

Créditos y Descargos de Traducción

Copyright de la traducción: LeiAusten © Septiembre 2017.

Portada y edición: Lei Austen

Título Original: Denial

Categoría: Ficción Original

Clasificación: Para mayores de 18 años.

Descargo de Traducción: Esta es una traducción libre y aficionada


al español, sin fines de lucro, realizada únicamente para su
entretenimiento particular no para comercializarse. Sin más que
agregar les dejo continuar y disfrutar de esta magnífica historia.
Sinopsis

El tiempo pasado en Somalia tiene a la Doctora Celeste Cameron


acostumbrada a vivir y trabajar en una zona de guerra. Al volver a
casa en los Estados Unidos, Celeste se alegra de ver el final del
peligro en que ella ha estado o al menos eso es lo que piensa. El
peligro parece seguir a Celeste y lo encuentra en la forma de Amy. Lo
que siente Celeste por Amy la asusta más que cualquier cosa a la
que se ha enfrentado en las zonas de guerra.
Amy tiene los mismos sentimientos, pero está en negación y se
compromete a casarse con Josh, el hermano gemelo de Celeste,
haciendo caso omiso de lo demás. Cuando el destino las reúne de
nuevo, van a ceder a su mutua atracción o van a negar una vez más
lo que sienten.
(Denial)
5

de Omega13

Capítulo 1

—Jodida milicia, —Felice expulso. Trató de gritar, pero sus


pulmones se vaciaron. El sonido del disparo de un arma de fuego los
rodeaba. Con el aliento entrecortado, alcanzó ciegamente a Celeste—.
No me dejes morir... No aquí... No en esto.

Con la lluvia golpeando, Celeste tomo la mano de Felice. —No lo


haré.

Con los ojos abiertos, Felice buscó en el rostro de Celeste. —Yo


quería ir contigo, —se esforzó—. Conocer a tu familia.

Celeste asintió con la cabeza. —Lo harás. —Ella empujó el


cabello mojado tiernamente de la cara de Felice.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Merde1, —gritó Felice. Agarrando la mano de Celeste, se


retorció de dolor. Su cuello se mecía con esfuerzo, se estremeció,
mientras luchaba por respirar.

Libertando su mano del agarre de Felice, Celeste abrio su 6

botiquín. —Creo que tu pulmón ha colapsado, —dijo buscando en


él.

—Puedo sentirlo —exclamó Felice—. Mi pulmón —contestó


observando a Celeste arrancar el envase de una máscara de
oxígeno—. El aire se escapa con cada respiración. —Alargó la mano y
trató de alejar la máscara que Celeste estaba atando a su rostro
ceniciento—. Me estoy —suspiró profundamente—, sofocando.

Celeste apartó la mano de Felice. —Te ayudará a respirar.

Sus manos muy temblorosas desmentían sus palabras, Celeste


se esforzó por cubrir la nariz y la boca de Felice con el duro plástico.
Rasgando el frente de la blusa blanca empapada de sangre de la
rubia, miró el orificio y palideció. Felice tenía una herida en el pecho.

Examinando el orificio de entrada, Celeste combatió el pánico


cuando Felice tosió sangre en la máscara. Sacudiéndose
fuertemente, se secó la lluvia de sus ojos y se enfocó. Necesitaba
obstruir la herida. No había duda de que el pulmón estaba
colapsado.

1
Merde: Mierda.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

La lluvia caía, los párpados de Felice revoloteaban salvajemente.


Ella jadeó. Con la garganta abierta, aspiro aire. Tragando, se
atraganto con su propia sangre.

Celeste escudriñó rápidamente su botiquín. Casi gritó de 7

frustración cuando no encontró ningún vendaje de oclusión2.


Necesitaba algo por lo menos tres veces el tamaño de la herida para
evitar que el vendaje fuera aspirado, luchó contra las náuseas
cuando sus ojos se fijaron en el envoltorio de plástico descartado de
la máscara de oxígeno. Lo agarró y lo sacudió, derramando la lluvia.
Sacó la cinta de su botiquín. Tomando una respiración temblorosa,
comenzó a colocar la cinta y el plástico alrededor de la herida.

—¡Me duele como la mierda! —Gritó Felice temblando


violentamente.

Con las manos manchadas de sangre y de la lluvia, Celeste se


esforzó por cerrar la herida. Eventualmente, logró cerrar el orificio en
tres lados, dejando una solapa para asegurarse de que cualquier aire
dentro de la cavidad torácica se expulsara cuando presionaba sobre
el pulmón.

Felice se quitó la máscara de oxígeno y susurró entre


respiraciones, —¿Cuánto tiempo... tengo?

Celeste miró a Felice, e intentó ignorar la mirada de terror


abyecto. Con el corazón contraído, abrio la boca pero no salió nada.

2
Oclusión: En medicina el término hace referencia al cierre o estrechamiento que impide o dificulta el paso de
un fluido por una vía o conducto del organismo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Cuánto tiempo? —Felice jadeó.

Celeste no respondió. Como médicos, ambas sabían que en la


medicina de emergencia, la primera hora después de una lesión
devastadora es la hora dorada, cuando cada minuto cuenta en la 8

batalla para salvar una vida. La supervivencia depende de si los


médicos pueden estabilizar a un paciente durante esos sesenta
minutos, manteniendo el ABC vital del trauma principal claro y
constante; vías respiratorias, respiración y circulación.

Celeste levantó la vista. Un alivio momentáneo se apoderó de ella


cuando vio a James con otra enfermera de campo corriendo hacia
ella. —Gracias a Dios, respondiste rápidamente, —le gritó.

Con los ojos abiertos, Celeste miró la carnicería que la rodeaba;


La milicia había sido brutal hoy. Ella y Felice formaban parte del
equipo médico de emergencia de Medicines san Frontières3. Había
estado aquí en Somalia durante casi un año y Felice unos meses. Su
equipo llegó al campamento hace una semana para tratar lo que
deberían haber sido problemas básicos dentro del complejo, pero en
los últimos días, lucharon contra el número de heridas de bala.

—¡Dime! —Felice jadeó.

Celeste necesitaba llevar a Felice a un centro de trauma, y sobre


una mesa de operaciones. Convencida de que de alguna manera

3
Medicines san Frontières (Médicos sin Fronteras): Es una organización médica y humanitaria internacional que
aporta su ayuda a las víctimas de desastres naturales o humanos y de conflictos armados, sin ninguna
discriminación de raza, sexo, religión, filosofía o política.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

podía tirar de Felice a través de esto, su garganta se contrajo


fuertemente y susurró, —Tienes tiempo.

James cayó de rodillas, en un charco al lado de ellas. —Jesús


—dijo mirando a Felice. 9

Celeste miró por encima del hombro a la otra enfermera que


corría hacia el niño herido cerca de ella. Desde que el equipo había
llegado, la milicia que rodeaba el campamento dejó claro que tenían
una política de disparar a matar si cualquier interno intentaba salir.
Para la completa desesperación de Celeste, utilizaban la política
liberalmente.

—¿Qué pasó? —preguntó James mientras miraba fijamente a


Felice, tumbada, cenicienta y en un montón arrugado.

—Estábamos esperando que llegara el helicóptero —respondió


Celeste—. Y él, —le indicó al chico en el que la otra enfermera estaba
trabajando—, corrio hacia nosotros con un soldado persiguiéndolo.
—Celeste cavó a través de su botiquín—. La única razón por la cual
el bastardo dejó de disparar fue cuando se dio cuenta que su capitán
estaba con nosotros. Pero para ese momento Felice y el chico
estaban abajo. —Ella miró hacia arriba—. ¿Dónde está el
helicóptero?

—El helicóptero fue disparado en su camino aquí, causando


algún tipo de falla mecánica. —La lluvia salió volando de la cabeza
de James cuando la sacudió—. No viene.

—¿Qué? —dijo Celeste, mirando a James incrédula.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Se ha ido, —James respondió lentamente, como si


absorbiendo totalmente lo que realmente significaba.

—¿Cuáles son las opciones? —exclamó Celeste.


10
—No podemos quedarnos, los soldados están en una matanza,
ya no se trata sólo de las personas que tratan de abandonar el
complejo, sino que están matando al azar. —Buscó a través del
botiquín y gritó sobre una ráfaga de disparos—. Tenemos que
evacuar por carretera, las ambulancias están listas.

—¡Mierda! —Gritó Celeste—. Cuántos están abajo.

Con los ojos entornados, James la miró. —Demasiados.


—Sacudió la cabeza—. No podemos llevarlos a todos.

Conscientes de lo mal equipadas que estaban las pocas


ambulancias en este complejo; Celeste luchó contra otra oleada de
náuseas. Sabía que él quería decir que sólo debían llevar a los que
sobrevivirían al viaje. Los bloqueos que la milicia había establecido
entre el complejo y el hospital significaba que llegar allí sería difícil.

James trabajó en Felice. —Sus pupilas están inactivas.


—Bombeó el manguito de la presión arterial y luego palmeo el
estetoscopio en el hueco de su brazo—. ¿Cuánta sangre ha perdido?

Ocultando su miedo, Celeste dijo recortadamente en tono


profesional, —demasiada. —Rápidamente transmitió las estadísticas
vitales de Felice. Una vez que una persona ha perdido veinte a
veinticinco por ciento de su volumen de sangre, la presión arterial se
desplomará y los órganos del cuerpo entrarán en crisis y comenzarán
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

a cerrarse. Con la falta de oxígeno y pérdida de sangre, Felice estaba


luchando para mantener la conciencia.

Celeste trabajaba y hablaba. Rezó para que el calor del disparo


cauterizara las heridas internas lo suficiente como para mantener 11

baja la pérdida de sangre. —Tiene un pulmón perforado, ha


colapsado, lo he conectado, estoy poniendo una línea. Hay un
vendaje a presión en su herida en el pecho, —dijo ella abriendo una
línea intravenosa.

—Ya está en shock, —dijo James dejando que el aire silbara


fuera del manguito.

Celeste abrio los ojos. Pensó en los lujos de su pasantía donde


una cantidad de gente trabajaría para salvar a una víctima de
disparo. Médicos, enfermeras, técnicos de rayos X y un cirujano,
todos ellos trabajando para detener la hemorragia interna. Pero aquí
en Somalia, en medio de una guerra, en este recinto, ella era ahora
la única doctora.

James agarró el brazo de Celeste. —Está inconsciente —dijo él,


empezando a entrar en pánico—. ¡No podemos estabilizarla aquí!
—Se apresuró a levantarse cuando la ambulancia se detuvo cerca de
ellos—. Ha tomado un impacto K6. Tenemos que sacarla de aquí
rápido.

De pie, Celeste se atraganto cuando la bilis inundó su boca. La


escupió. Sus manos se cerraron en puños mientras la lluvia caía.
Sus palabras verbalizaban lo que no quería oír, K6 significaba que
Felice había sido impactada en la zona de muerte.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 2

12

Abriendo la puerta, Maggie gritó de sorpresa cuando una rama


la golpeó en la cara. Balbuceando, retrocedió y escupió. —Josh, ¿qué
diablos tienes ahí?

—¿Qué te parece? —Josh dijo ahogadamente por detrás de la


gran maceta que estaba luchando por sostener—. Aquí, toma la base
y ayúdame a llevarla adentro.

Maggie abrio la puerta y agarró la base. —Cielos, —dijo


luchando a través de la puerta—. ¡Acaso, Amy piensa que vivimos en
el parque de la ciudad! —retrocedió—. ¿Nadie le ha dicho que estas
cosas son para el exterior?

—Es para la nueva casa, —respondió Josh, siguiéndola por la


puerta principal.

—¿Por qué no vas al patio trasero?

—Necesito una mano.

Se dirigieron al vestíbulo y salieron al patio trasero.

—Está empezando a parecer un parque safari aquí —dijo Maggie


bajando la maceta—. Jesús, Josh, nunca debiste haberla alentado a
salir de Escocia, pues el tiempo frío equivale a menos plantas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Bueno, ella está aquí Maggie, —respondió abriendo a través


del follaje para encontrarla—. Pensé que venir a Florida con ella
mantendría su fetiche vegetal bajo control.

Maggie crujió a través del follaje para encontrarlo. Sonrio. 13

—Incluso yo no me enfrentaría a ella cuando se trata de estas cosas.


Debería haber estudiado jardinería paisajista no maldita
arquitectura. —Se enderezó—. ¿Creía que los dos iban a ir a la
barbacoa de Irene?

—Fuimos —respondió Josh. De pie, estiró su espalda—. Pero,


Amy tiene el síndrome de la enfermedad del ave temprana, quiere
organizar las cosas para la nueva casa. —Bostezó—. Se parece a su
mamá en eso.

—Sí, esperemos que sea lo único que saco dé Irene —respondió


Maggie, entrecerrando los ojos.

Josh se echó a reír y luego sacudió la cabeza. —Ese es otro


rencor que puede apuntarse contra la mamá de Amy.

—No es broma, —Maggie respondió mientras entraba a la


cocina.

—Hola —dijo Amy, colocando las macetas que llevaba en la


superficie de trabajo.

—Hey, Jellybean. —Maggie respondió—. ¿Tienes idea de qué


hora es? —preguntó mirando su reloj. Sonrio—. ¿Alguien te dijo que
los fines de semana están específicamente diseñados para la cama y
mucho sexo?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy sonrio a su prima. Maggie tenía una mata ardiente de


cabello corto rojo, y los ojos verdes más asombrosos. Con cinco pies
siete, Amy no era pequeña, pero la figura de casi seis pies de Maggie
fácilmente se elevaba sobre ella, sobre todo cuando llevaba sus botas
14
de motorista.

—Me siento motivada para salir de la cama Maggie —respondió


Amy—, porque en menos de dos meses me casaré y mudaré de casa.
—Ella sonrio—. Normalmente, cuando esas dos cosas coinciden hay
mucho que hacer.

Maggie se encogió de hombros y abrio la nevera.

Amy miró a su prima. —¿Lo hiciste?

—Ermmm, —Maggie respondió titubeante mientras miraba en la


nevera—. Sí. —Sacando algo de comida, cerró la puerta del
refrigerador. Miró a Amy y sonrio avergonzada añadiendo—, ¿Cómo
lo supiste?

Amy sonrio —Traes unas greñas de almohada.

—Oh —respondió Maggie. Sonriendo, se pasó una mano por el


cabello despeinado.

Amy miró a su prima y pensó que no importaba cuán


cuidadosamente construido fuera el exterior de tomboy4 de Maggie,
no podía esconder sus rasgos, ella era impresionante.

4
Tomboy es una palabra de origen inglés que significa literalmente marimacho, se refiere a la mujer que tiene
actitudes masculinas, se viste de manera masculina o toma roles que corresponden generalmente al género
masculino. Sin que eso tenga necesariamente que ver con su orientación sexual.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Adiós, —dijo Josh besando a Amy brevemente.

Amy lo miró sorprendida. —¿A dónde vas? —preguntó cuándo


caminó hacia la puerta de la cocina.
15
—¿Voy a encontrarme con mi hermana?

—Pero ¿qué pasa con la barbacoa? —preguntó Amy.

—Está bien, cariño, —dijo Josh, apoyándose en el marco de la


puerta—. Voy a recoger a Celeste, ella se quedará con Alex.
Estaremos en la barbacoa a las tres, lo prometo.

Amy le sonrio. —Bien.

—Nos vemos después, Maggie, —gritó Josh mientras se dirigía al


pasillo.

—Adiós, Joshie boy, —Maggie le dijo. Miró a Amy—. ¿No sabía


que su hermana estaba aquí?

Amy asintió con la cabeza. —Voló hace unos días.

Tomando un cartón de jugo de manzana de la nevera, Maggie


llenó dos vasos con jugo.

—Gracias —dijo Amy tomando un vaso—. Vienes esta tarde,


¿verdad?

Maggie se encogió de hombros. —Tal vez.

—No, tal vez, Maggie, estuvimos de acuerdo.

Maggie hizo una mueca.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Oh, vamos, Maggie —dijo Amy mientras sostenía el vaso frío


sobre su frente—. No tires ese truco conmigo, hoy no.

—Es tu madre —dijo Maggie apoyándose en la barra del


desayuno—. Siempre está interfiriendo. 16

—Maggie, —Amy respondió colocando su vaso abajo—. No está


interfiriendo, sólo quiere que las cosas salgan bien y hoy, quiere
reunirse para hablar sobre la boda.

Maggie frunció el ceño.

Amy cerró los ojos brevemente, deseando ignorar el infeliz rostro


de su prima.

—Ella se ha hecho cargo de todo, —Maggie dijo antes de beber


tres cuartos de su vaso.

Amy intentó otra táctica. —Te necesito allí.

Maggie suspiró. —¿Cómo va la casa? —preguntó, cambiando


hábilmente de tema.

Amy alzó las cejas. —¿Quieres la versión corta o la larga?

Maggie sonrio a medias. —Un pequeño chiste, gracias.

—Brillante.

—¿Cómo estás? —dijo Maggie, luego sonrio abiertamente—.


Hace sólo seis meses que nos mudamos aquí, pronto estarás atada, y
todo lo que puedes pensar es en ladrillo y mortero. —Maggie miró a
Amy—. Es verdad, ¿no es así, estás más emocionada por la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

construcción de esa casa y tu nuevo trabajo en la firma


arquitectónica que lo que has estado en la boda?

Amy se encogió de hombros y sonrio.


17
Maggie sacudió la cabeza. —Increíble. Sabes —dijo ella—. Creo
que Irene está un poco molesta que no he decidido que quiero llevar
por el pasillo.

—No es de extrañar, —Amy respondió entonces sonrio—. Sigues


insistiendo en que vas a usar una vestimenta loca!

—No hay nada malo con un traje de Elvis —dijo Maggie, sonando
indignada—. Sigo diciendo, no es la vestimenta, sino la ubicación lo
que es el problema. —Le guiñó el ojo—. Si te hubieras quedado con
mi sugerencia original de ser atada en Las Vegas, mi atuendo sería
perfecto.

—Sí —respondió Amy, con los ojos muy abiertos—. Y sólo Dios
sabe qué ropa me habrías elegido para llevar.

Maggie movió las cejas. —Algo definitivamente xrated5.

Amy trató de ocultar su sonrisa. —¿Vas a dejar de antagonizar?

—Es culpa de Irene, —Maggie respondió, su rostro


repentinamente abatido—. Ella no está contenta de que te esté
entregando, y está seriamente infeliz de que no quiero usar ese
estúpido vestido.

5
X-rated, es una expresión idiomática que indica que es solo para adultos generalmente por su contenido fuerte
o sexual.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Sólo se te pide que lleves el mismo vestido que Caitlin y Rosie.

Maggie apoyó su larga figura contra el mostrador de la cocina.


—¿Estás bromeando, no? —Miró a Amy y pasó una mano por su
ardiente cabello rojo—. ¿Has visto los vestidos, no? 18

Amy asintió con la cabeza.

—Amy tus hermanas pequeñas son niñas y cuando eres un


niño, es sólo marginalmente aceptable, estar vestida como una
¡jodida hada colgada de un árbol de Navidad!

—Vamos, Maggie, los vestidos están bien, —respondió Amy—.


Admítelo simplemente tienes fobia sobre tener que ponerte realmente
un vestido. —Ella soltó el aliento—. Por favor, Maggie, es sólo por un
día.

Maggie se encogió de hombros. —Hablaremos de la boda más


tarde.

—¿Por qué? —preguntó Amy.

—Tengo que ducharme y organizarme para esto de hoy


—respondió Maggie moviéndose hacia la puerta.

Aliviada, Amy sonrio. —Me alegro de que vengas.

Maggie se detuvo en la puerta de la cocina. —La última en estar


lista tiene que hacer la cena todas las noches esta semana. —Ella
sonrio a Amy antes de arrasar por el pasillo.

—Hey, —gritó Amy—. ¡De ninguna manera voy a ser yo esta vez!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 3

19

—Amy, —Josh dijo desde el borde de la piscina—. Ven a nadar.

—No, no ahora —respondió Amy—. Pero lo haré en un rato.


—Ella se rio cuando sus medias hermanas, Caitlin y Rosie corrieron
hacia Josh y tiraron de sus manos.

—Josh, —dijo Caitlin emocionada, saltando arriba y abajo—.


¿Juega con nosotras?

Josh alzó las cejas a Amy en varias ocasiones. —Te he dicho que
soy irresistible para las mujeres. —Agarró a una alegre Caitlin—.
Especialmente con las niñas de seis años.

Gritando, Josh saltó con Caitlin dentro de la piscina.

Rosie, de cuatro años, chilló de alegría y luego saltó tras ellos.

Sonriendo, Amy vio cómo Josh y las niñas jugaban.

—Amy —dijo Maggie.

Volviéndose, Amy miró alrededor para ver a Maggie en una


tumbona. Se acercó a ella y tomó la tumbona junto a su larguirucha
prima, y se estiró.

Al pasar, Irene atrapo los ojos de Amy y le sonrio.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Desde que la madre de Amy se enterara de la boda, se había


encargado de todos los preparativos como lo haría cualquier padre
devoto, pero esta nueva devoción le proporcionaba una nota de
ironía a Amy. Habían pasado años desde que había estado cerca de
20
su madre. Eran, de hecho, extrañas. Hace diez años, Irene se
divorció de su padre y se mudó de Escocia a Sarasota con su nuevo
marido Bruce. Viviendo en Escocia, Amy no había tenido mucho
contacto con ella en años. La pura serendipia6 las unía ahora.

—Sabes que sólo estoy bromeando sobre el traje, —Maggie dijo


pasándole a Amy una cerveza—. Tu papá habría pensado que yo
vestiría un graciosísimo traje de Elvis.

Amy respiró hondo y cerró brevemente los ojos, ocultando su


desolación. El año pasado su padre había muerto repentinamente de
un aneurisma, y tanto como amaba a Maggie. Todavía le resultaba
demasiado doloroso hablar de él.

Abriendo los ojos, Amy miró a su prima.

Maggie inclinó la cabeza y pronunció la palabra, lo siento.

Amy sonrio y luego se encogió de hombros. —Depende de ti,


Maggie, es tu elección lo que quieras usar, pero ya basta con la
tortura. —Bebió un poco de cerveza—. Necesito que te pongas seria.

Los ojos de Maggie cayeron a su botella de cerveza, frunció el


ceño y luego suspiro un poco mientras pelaba la etiqueta. —Sabes,

6
Serendipity (serendipia): Es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando
se está buscando otra cosa distinta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

ojalá Irene no se hubiera encargado de los preparativos de la boda, la


ha llevado de una cosa pequeña a la condenada boda del año.
—Arrancó la etiqueta—. Esta ignorando totalmente el hecho de que
querías que todo el asunto fuera de bajo perfil.
21

—Escucha, —dijo Amy—. Ella está haciendo todo lo posible,


sabes que casi no he pasado tiempo con ella durante años, tengo
veinticuatro años, Maggie, ha perdido una gran parte de mi vida y
sabes mejor que nadie que hay mucho de…

—Lo sé —interrumpió Maggie—. Hay muchos problemas sin


resolver. —Sonrio disculpándose—. Y sé que no estoy ayudando a la
situación.

—Esta es su forma de compensar el tiempo perdido, —dijo


Amy—. Y no tengo el corazón para decirle que la boda se está
saliendo de las manos. —Lanzó una mirada de advertencia a su
prima—. No quiero que le digas tampoco. —Amy frunció el
entrecejo—. Tenemos suerte de que lo haga, tengo demasiadas cosas
con mi trabajo y la casa. —Trató de mirar con reproche a Maggie,
pero su voz contenía mucho afecto—. Y no estás ayudando.

—Sabes que no soporto el fanatismo que rodea a las bodas.


—dijo Maggie. Bebió un poco de cerveza—. Sé que es bueno que esté
organizando las cosas. —Se secó la boca con el dorso de la mano—.
Y es un alivio que ella ofreció tratar con algunos, —con los dedos
gesticulo unas comillas—, de los arreglos de la boda porque tú y
Josh están muy ocupados. —Miró a Irene—. Pero ella ha ido
demasiado lejos y lo ha vuelto un manicomio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—No puedo soportar los tópicos de la boda tampoco, pero sólo va


a ser por un día, —respondió Amy—. Y necesito que dejes de hacer
un gran alboroto.

Maggie no dijo nada. 22

Amy bebió su cerveza, consciente de que no debía preocuparse


porque, independientemente de su charla anterior, Maggie no la
dejaría caer. —De todas formas —dijo—. Ya no quiero hablar más de
la boda, sólo necesito que me prometas que vas a trabajar con Irene
en esto. —Miró a Maggie—. ¿De acuerdo?

Maggie asintió con la cabeza. —Está bien, trataré. —Se encogió


de hombros y extendió las manos—. Pero ella tiene que encontrarme
a medio camino. —Le lanzó a Amy una mirada de advertencia—. No
importa lo que Irene diga no hay manera de que lleve un vestido, lo
digo en serio, Amy. Sabes cómo me gusta la imagen ruda y lista de
los motociclistas. —Se pasó una mano por su pelo corto y rojo—. No
he usado un vestido desde que estaba en la escuela, e incluso
entonces era una pelea para meterme en uno.

Tomando un trago de cerveza, Amy se giró y luego tragó saliva.


—Recuerda, es sólo por un día.

Maggie asintió y miró a Irene. —Sigo pensando que es extraño


que termines instalándote en un lugar donde tu madre se queda.
—Bebió un poco de cerveza—. ¿Qué opinas que son las
probabilidades de que eso ocurra?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Maggie, las probabilidades no son tan grandes cuando mi


propia madre le dio a Josh mi número.

—Sí, —Maggie respondió burlonamente—. Como dije, siempre


está interfiriendo. 23

Amy puso los ojos en blanco.

—De todas formas —dijo Maggie—. Lo que vista no debería


importar, todo lo que importa en ese día, es que la novia se vea
hermosa. —Ella sonrio—. Y tú, mi prima más joven y hermosa,
eres espectacular, cada día estás más hermosa, ¿lo sabes?

—Och, déjalo, Maggie Forsythe, —respondió Amy—. Las


palabras dulces conmigo no van a funcionar. —Ella gruñó
juguetonamente—. Todavía necesitarás arreglar las cosas con Irene.

—De acuerdo, tal vez estoy tratando de ser zalamera contigo,


Amy —respondió Maggie—. Pero mírate. —Ella agito los brazos—.
Eres muy sexy.

Amy sonrio pero no lo mordió.

—De verdad —dijo Maggie sacudiendo la cabeza—. ¿Por qué


crees que Josh está desesperado por casarte contigo?

A punto de responder, Maggie levantó una mano hacia Amy.


Ojos bailando con humor, dijo. —Mira, sé que has estado saliendo
con él por un tiempo, pero no me digas que está enganchando a ti
por tu personalidad o Dios no lo quiera, ¡por tu cerebro!

Amy asintió con la cabeza y luego bromeó, —¿Qué más?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¡Qué más! —Exclamó Maggie—. ¡Eres muy atractiva, cariño!


—Empujó sus gafas obscuras por el puente de su nariz y miró a
Amy—. ¿Cómo se llama una rubia con medio cerebro?

Juguetonamente, cruzando los ojos, Amy respondió, —Uh, ¿No 24

sé?

—¡Dotada! —Maggie respondió. Guiñando un ojo, empujó sus


gafas obscuras hacia atrás por su nariz.

Amy se rio.

—No te equivoques —dijo Maggie—. Tu cerebro no es el activo


que busca. No. Él está dispuesto a clavarte permanentemente
porque son los otros activos los que él quiere. Y, créeme, cariño, él se
casará contigo porque él quiere todos los activos para sí mismo.

Amy sonrio.

Maggie la miró. —Tienes un buen par de pechos, Amy, y Joshie


boy quiere ser el único en saber lo firmes que son.

—Maggie —dijo Amy riendo—. ¡Suficiente!

Maggie señaló con un dedo a Amy. —Si tuviera pechos como los
tuyos, me publicarían en todas las revistas calientes que hay.

Amy sacudió la cabeza.

Maggie miró de Amy a Celeste. —Hablando de magníficos


pechos, es otra cosa, ¿verdad?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy miró hacia donde Maggie estaba indicando. Vio a Celeste


unirse a Josh y a las niñas en la piscina. Ella asintió.

—¿No la conociste cuando vino a quedarse en Glasgow por unos


días el año pasado? —preguntó Maggie. 25

—Sí, —Amy respondió mirando a Celeste.

Con sus ojos ocultos, Maggie murmuró mientras miraba a


Celeste, —Ah. Ahora recuerdo fue en verano.

—Fue su única visita para ver a Josh cuando estuvo allí


terminando sus estudios, —respondió Amy mirando a Celeste.

—Debo haber estado de excursión.

Amy asintió con la cabeza. Maggie era una entusiasta


excursionista.

—Sí, ya lo recuerdo —dijo Maggie abriendo otra cerveza—.


Ustedes dos no se llevaron bien. ¿Hubo una pequeña gresca en el
aeropuerto o algo así?

—Apenas un altercado, Maggie —dijo Amy frunciendo el ceño—.


Simplemente no hicimos clic, y antes de que preguntes, —levantó
una mano—, voy a hacer un verdadero esfuerzo para avanzar con
ella esta vez.

Mirando a Celeste, Amy recordó la primera vez que se


conocieron. Ella había estado saliendo con Josh por cerca de un año
y estaba tan nerviosa como el infierno por conocer a su gemela. En
aquel entonces, todo lo que sabía era que Celeste trabajaba para
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Médicos sin fronteras, y aunque su sede estaba en París, parecía


estar permanentemente en asignaciones.

Los ojos de Amy se estrecharon cuando recordó el tiempo que


Celeste pasó con ellos por unos días. 26

Amy estaba nerviosa por conocer a Celeste. De pie en la terminal


del aeropuerto, observó a Josh abrazar a su hermana, y se quedó
inmediatamente fascinada por lo sorprendentemente similar que era
en la coloración y la complexión de su hermano. De cabello oscuro,
Celeste tenía ese tipo envidiable de cabello largo hasta el hombro con
un gran brillo. Ella era unos centímetros más baja que la altura de
Josh de seis pies dos y sus llamativos ojos color verde avellana
brillaban de felicidad mientras sonreía y besaba a su hermano.

Observando a Celeste, Amy notó la fuerte barbilla, los altos


pómulos y la pequeña pero notable cicatriz que corría desde la
esquina de su ojo derecho hasta la punta de su pómulo. No había
notado la cicatriz en las fotografías, pero, en carne y hueso, sólo
parecía mejorar su aspecto seductor.

Soltando a su hermana, Josh se volvió para presentar a Amy.

Amy cuadro los hombros y tomó aliento, sólo para soltarlo


lentamente cuando vio una mirada de sorpresa en el rostro de
Celeste.

—Hola, —Amy dijo tendiéndole la mano.

Celeste le cogió la mano y miró a Amy. Aunque se apresuró a


esconderlo, era evidente que estaba sorprendida por la apariencia de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy. Amy se ruborizó notablemente y se dio cuenta de que Celeste


probablemente no podía creer que aquella criatura, agotada y
maltratada ante ella, era, de hecho, la prometida de su hermano.

Amy estaba en su último año en la universidad estudiando 27

arquitectura. El día anterior había completado su primer proyecto;


Una pequeña extensión en una granja. Cuando se marchaba,
cometió el error fatal de admirar los caballos del granjero, diciéndole
que no había montado desde que era niña. De regreso en una silla
de montar, en cuestión de minutos la gentil yegua que montaba, la
tiro y luego se dirigió a alimentarse.

Sintiéndose como si le hubieran golpeado la cabeza varias veces,


Amy acompañó al granjero cuando insistió en que visitara el
hospital. Aunque la visita confirmó que nada más que su orgullo
estaba gravemente herido, prometió mientras salía de la Sala de
Urgencias alimentada por sus rodillas doloridas y una nariz
reventada que nada menos que una lobotomía frontal la obligaría a
volver a una silla de montar.

No fue hasta la mañana siguiente, mirándose al espejo, que ella


vio el impacto total de las travesuras de esa pequeña yegua malvada.
Con la boca abierta, Amy miró su rostro caricaturescamente
magullado, reflejando un enorme ojo negro, un gran labio inflamado
y una nariz tan hinchada que podía ocultar un pequeño país.

De pie frente a Celeste, en el aeropuerto, Amy intentó darle a la


morena su sonrisa más encantadora, pero la hinchazón la hizo algo
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

desequilibrada. Ella dijo con la confianza que no tenía, —Mucho


gust…

—Hey, hermana, siento que llegáramos tarde, —interrumpió


Josh. 28

Mirando fijamente a Josh, Amy deseó por millonésima vez no


haberle permitido que la invitara a venir esta mañana. Estaban
atrasados porque hasta hace una hora, ella estaba bajo la cubierta
de su cama negándose a salir. Eventualmente, Josh la convenció de
venir explicando que, como doctora, su hermana había tratado todo
tipo de lesiones, y que no iba a estar perturbada por algunos
moretones, ¿verdad?

Chico, estaba equivocado, pensó Amy, mientras Celeste miraba


la gran hinchazón púrpura alrededor de su ojo.

Celeste dejó caer lentamente la mano de Amy, —No hay


problema, Josh.

Consciente de sí misma, Amy tocó el borde de su vieja y holgada


sudadera, que estaba cubierta de pintura. Aunque estaba
estudiando arquitectura, pintar era su pasión. Completamente
preocupada por su rostro, se había olvidado de su aspecto y, esta
mañana, llegando tarde, apresuradamente se había arrojado lo
primero que tenía a la mano. De repente avergonzada, por lo
andrajosa y cuán gamberro debía parecer, juntó las manos con
fuerza.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Conseguiste el número del camión que te golpeó? —preguntó


Celeste.

Sintiéndose frágil, y no estando segura si el comentario tenía un


poco más de burla que de simpatía, Amy frunció el ceño. 29

Josh rio y le guiñó un ojo a Amy.

Consciente de sí misma, Amy comenzó a explicar, —Yo…

—Realmente te he echado de menos, Celeste, —Josh


interrumpió luego dio una gran sonrisa a su hermana.

Amy cerró los ojos brevemente, y luchó contra una inusual


necesidad de golpearlo por ser tan condenadamente denso. Era
completamente ajeno a lo torpe que era la situación, y lo mal que
realmente se veía.

—También te he extrañado —dijo Celeste, y le sonrio.

Abrazándola nuevamente, susurró Josh. —No puedo creer que


haya pasado tanto tiempo. —Él la sujeto de los hombros y la miró—.
Quiero decir, pensaría que nos habríamos visto más, contigo
viviendo en París y yo aquí terminando mi doctorado. ¡Había pensado
que conseguiríamos vernos más! —Sacudió la cabeza y luego la
soltó—. Pero, cada vez que intento alcanzarte, estás en alguna
misión humanitaria, Nigeria para las vacunaciones, luego Honduras,
luego Nicaragua. —Dejándola ir, enumero los diferentes lugares con
sus dedos—. Guatemala por los huracanes. —Sacudió la cabeza—.
¿A dónde vas ahora?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Somalia.

—¿Por cuánto tiempo? —preguntó Josh.

—No lo sé —contestó Celeste—. Depende de cuánto me


30
necesiten.

Él sonrio y luego besó su mejilla. —¿Qué importa ahora, eh?,


estás aquí, y en una sola pieza.

Celeste sonrio. —Bueno, una parte de mí está aquí —Ella


frunció el ceño—. Parece que mi equipaje está improvisando su
trayectoria en algún otro lugar mientras hablamos.

Una pequeña mujer se acercó usando un uniforme de aerolínea.


—Srita. Cameron, no le tengo una gran noticia, —dijo mirando su
reloj—. Su equipaje está programado para arribar a Londres en la
siguiente hora.

El teléfono celular de la oficial de la aerolínea sonó, y se alejó sin


excusarse. Un leve gruñido de frustración escapó de la boca de
Celeste. —En este clima actual, ¿cómo diablos es eso posible?, Josh,
—dijo ella—. No me importa lo que suceda con mi equipaje. —Ella
miró a la oficial con frialdad—. Me ha costado treinta y seis horas
llegar aquí, y he tenido suficiente. —Sonando resuelta añadió—.
Tengo que salir de aquí.

Sorprendida, Amy vio a Celeste dar la vuelta y marcharse.


Parpadeó unas cuantas veces cuando Josh apunto a la funcionaria.
—Amy, ¿podrías darle mis datos de contacto?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sorprendida, Amy vio cómo Celeste se marchaba, e incapaz de


creer que Josh la dejaría sola luciendo como lo hacía, cruzó los
brazos y golpeó su pie. —¡Tienes que estar bromeando! —Lo miró
fijamente y luego señaló en dirección de Celeste—. Sé que ha tenido
31
un largo viaje, pero ¿qué tipo de comentario es ese de que un camión
me golpeo? —Preguntó Amy—. ¿No se supone que está en una
profesión humanista por el amor de Cristo?

—Cariño, por favor, ¿podrías solucionarlo? —Josh puso sus


manos en los hombros de Amy y luego las deslizó por sus brazos.
Frotándolos, vio a su hermana desaparecer—. Mira, —dijo
frunciendo el ceño—. Es obvio dado que estás aquí, que tus heridas
no son tan serias, ella lo habrá evaluado inmediatamente.

Amy torno y bajó los ojos.

—Celeste se pone realmente malhumorada cuando está


atrasada, —él apaciguó entonces le sonrio como si su explicación
excusara el comportamiento de su hermana.

—La llevaré al auto y te encontraré en el frente en unos minutos,


¿está bien?

Antes de que tuviera la oportunidad de responder, Josh se había


marchado.

Furiosa, Amy los maldijo a ambos cuando la oficial de la


aerolínea se acercó a ella.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 4

32

Maggie palmeo el muslo de Amy. —¿Estás sorda o algo así?

De regreso al tiempo actual, Amy parpadeó unas cuantas veces.


—¿Qué?

—He dicho que la hermana de Josh es atractiva, ¿verdad?

Maggie vio a Celeste hablar con Josh.

Un poco sorprendida, Amy respondió en broma, —¿Por qué te


interesa?

Maggie gruñó. —Zafada. —Se frotó el estómago—. Ya sabes que


mi dieta consiste en hombres guapos.

—A veces, —Amy dijo tratando de reprimir la burla en su tono—.


Me pregunto.

—¿Qué quieres decir? —preguntó Maggie, mirándola por encima


de sus gafas obscuras.

Bingo, ha picado el anzuelo, pensó Amy. —Bueno, a veces me


pregunto, ya sabes, con tu apariencia... —Amy dejó deliberadamente
salir su voz.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Oh vamos, —Maggie respondió—. ¿Estás bromeando no?


—Deslizó sus gafas sobre su cabeza—. Debido a que luzca una
imagen andrógina, no significa que estoy en las chicas.

Amy trató de no reír y continuó provocando. —¿Has recibido 33

ofertas?

Maggie sonrio. —Sí, bueno, mido más de seis pies, me visto de


cuero y monto una motocicleta, quien no querría morderme.

Amy se echó a reír.

Maggie sacudió la cabeza. —Las mujeres simplemente no son


para mí. —Bebió un poco de cerveza—. ¿Puedes imaginarte el
equipaje emocional? —Puso los ojos en blanco—. Dios mío, de
ninguna manera, los chicos son mucho menos complejos. Son fáciles
de complacer, comida, fútbol y sexo, eso es todo lo que necesitan.
—Ella miró a Amy y sonrio maliciosamente—. Tiene algo que ver con
que sus cerebros sean más pequeños que los nuestros.

Amy sonrio.

—Gracias a Dios —dijo Maggie—. No me gustan las mujeres,


solo tener amigas es suficientemente exhausto.

Amy miró a la pelirroja. —¿Cómo?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie levantó dos dedos. —Dos mujeres es igual a dos PMT7, y


sé que estoy de tan mal humor como el infierno. ¿Te imaginas lo
doble? Eso sería una sentencia de cárcel para mí, nena.

—Pero tú vives conmigo —replicó Amy con una nota de ironía. 34

—Sí, pero no cuentas, eres de la familia.

Amy sacudió la cabeza ante la lógica de Maggie.

—No me malentiendas —dijo Maggie—. Me gusta mirarlas. ¿A


quién no le gusta mirar a una mujer atractiva, especialmente una
que tiene tanto como ella? —Señaló a Celeste—. Pero no te
preocupes, —dijo cuándo Amy frunció el ceño—. Soy estrictamente
del tipo mirar escaparates, no es sensiblero para mí, en mi libro ella
es estrictamente competencia. —Miró de Amy a Celeste y volvió otra
vez—. Sin embargo, podrías tomarla fácilmente.

—Maggie, —dijo Amy sacudiendo la cabeza divertida—, ¿Cuándo


fue la última vez que te examinaron los ojos?

—No es justo —dijo Maggie. Ella miró su pecho—. Ustedes dos lo


tienen todo. —Se incorporó y agitó una mano en la dirección de
Celeste—. Pechos geniales, un estómago de lavadero, piernas por las
que Elena de Troya habría llorado. —Miró a Amy y dijo acusadora—,
¿Y qué tengo yo? —Ella agito sus manos al aire—. ¡Sin tetas y el pelo

7
PMT o SPM: Tensión premenstrual (PMT) y el síndrome premenstrual (SPM) son términos utilizados
indistintamente para referirse a los cambios físicos y psicológicos que ocurren a menudo en los días antes de que
comience el período de una mujer.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

rojo! —Suspiró pesadamente y entonces dramáticamente se dejó caer


sobre su tumbona—. Tengo toda la suerte de un perro de tres patas.

Sonriendo, Amy sacudió la cabeza. —No sé qué universo paralelo


has visitado recientemente —dijo ella burlonamente—. Pero mis 35

estadísticas no coinciden con las tuyas. —Movió sus cejas unas


cuantas veces—. Y créanme, si te enceraras ese bigote más a
menudo, entonces la vida no sería tan difícil.

Maggie rápidamente tocó su labio superior. —¡Qué bigote, bruja


descarada!

Amy le guiñó un ojo.

Maggie sacó un poco de hielo del refrigerador y se lo lanzo a


Amy.

—¡Eh!. —Recogiendo un trozo de hielo que le cayera sobre el


estómago, Amy lo chupó.

—De acuerdo —admitió Maggie, mientras miraba a Celeste—. No


tienes el estómago de twinnie8, pero todavía puedes tomarla.

—Och. Suficiente, Maggie, —Amy dijo, entonces tomó un trago


de cerveza.

—Ella realmente tiene una buena definición, ya sabes. —Maggie


miró a Amy—. Estoy intentando conseguir ese tipo de definición en
mi estómago.

8
Celeste es gemela de Josh, twin significa gemelo(a), así que el apodo twinnie hace referencia a eso.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Qué te ha pasado desde que nos mudamos aquí? —Preguntó


Amy—. No te importaba el aspecto de la gente antes.

—Florida es lo que me ha pasado, nena, —respondió Maggie—.


¿No te has dado cuenta de que todo es grande?, barcos grandes, 36

casas grandes, coches grandes, el nivel de conciencia del cuerpo es


increíble, la gente aquí pone mucho tiempo y esfuerzo en mirarse
bien.

Amy sonrio y dijo, burlonamente, —¿Y esa es la justificación


para esas charlas veinticuatrosiete sobre como todo el mundo se ve?

Maggie replicó, —Estarías hablando mucho si tu vagina tuviera


un permanente letrero de vacante colgando de ella desde que te
mudaste aquí.

Amy casi se atraganta con un trago de cerveza. —¡No lo creo,


Maggie! —Se secó la boca—. ¡En todo caso, has visto más acción en
los últimos meses!

—Amy, lo digo en serio —dijo Maggie sonando genuinamente


desconcertada— ¡Podrías darle una carrera por su dinero!

Amy tomo un sorbo de su cerveza y luego miró a su prima.


—Maggie no empieces. —Bajó la voz—. Ser un cojín viviente para
alfileres en esos accesorios de vestir. No sería la emoción de mi vida
estar de pie en mi sostén y pantaletas siendo pinchada, hurgada, con
expresiones de Ay que adorable y guau por completos desconocidos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie se sentó y extendió el brazo, palmeó la pierna de Amy y


luego dijo juguetonamente, —Awww muchachito encontrando todo
chiquitín es demasiado, ¿verdad?

Los ojos de Amy se estrecharon, pero su voz llevaba humor. 37

—Apenas un buenísimo, pequeñito, diminuto pene, siempre tan


pequeño, minúsculamente pequeño.

Maggie se echó a reír. —Eso es mucho, ¿eh?

—Eso es mucho.

—Escucha, sé que una vez fuiste una adolescente delgada, pero


has florecido... Mírate, eres absolutamente preciosa, gran cuerpo,
hermosa cara. —Maggie alargó la mano y tocó la cola de caballo de
Amy—. Hermoso cabello rubio natural.

Amy sacudió los cabellos de la mano de Maggie.

—¿Qué llevan las rubias detrás de sus oídos para hacerlas más
atractivas? —preguntó Maggie, angelicalmente.

Entrando fácilmente en sus bromas de rubias y pelirrojas, Amy


se incorporó ligeramente. —¿No sé?

—¡Tus tobillos!

Amy se echó a reír y luego la siguió. —¿Por qué las pelirrojas


llevan ropa interior?

Maggie sonrio. —¿No sé?

—Porque hacen buenos calentadores de tobillo.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie sonrio. —¿Por qué las rubias conducen BMW?

Amy entrecerró los ojos. Ella y Josh acababan de comprar un


BMW. Preguntó cautelosamente, —¿Por qué?
38
—¡Porque pueden deletrearlo!

Amy le sacó la lengua y dijo maliciosamente. —Qué linda, tu


nariz se menea cuando hablas, vamos, di algo más.

Maggie se echó a reír y meneó los labios, tocándose la nariz.


—No, no soy una pequeña bruja. —Alzando las cejas y abriendo los
ojos, preguntó con tristeza—. ¿Tienes suficiente niña?

Amy sonrio. —¡Dale, nena!

—Escucha, eres hermosa, lo sabes, —Maggie dijo


sinceramente—. Tienes una gran estructura ósea, y esos increíbles y
grandes ojos azules son como los de Bambi. —Maggie se rascó la
cabeza—. Sólo sus ojos podrían haber sido marrones. —Ella agitó
una mano desdeñosamente—. El punto es que lo tienes todo,
hermana y ni siquiera lo sabes.

—¡Hermana! —Amy se rio—. ¿Estás agarrando rápidamente la


jerga?

Maggie se rio entre dientes. —Cuando en Roma.

Amy bebió su cerveza.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie le guiñó un ojo. —Och, bueno —dijo—. Tal vez en mi


próxima vida, volveré como rubia y compensaré todas tus
oportunidades perdidas.

Amy sonrio. Maggie era una gran creyente en la vida futura y a 39

través de los años había adoptado cada novedosa teoría de la nueva


era.

—¿Qué está haciendo aquí, de todas formas?

—¿Quién?

Maggie miró a Celeste. —Twinnie.

Amy alzó una ceja. —Celeste —enfatizó el nombre—. ¿Está aquí


por un descanso, creo? —Ella frunció el ceño—. Tengo la impresión
de que ha tenido un difícil momento en su última asignación.

—¿Qué pasó?

—Estaba trabajando en Somalia y algo sucedió.

Maggie la miró expectante.

Amy alzó las manos. —No conozco los detalles, sabes que Josh
es vago en el mejor de los casos.

—Realmente tiene buen cuerpo, —dijo Maggie sosteniendo otra


cerveza para Amy.

Amy sacudió la cabeza y levanto la mitad de su cuerpo. —Solía


ser una atleta competitiva.

Maggie se acostó y se tendió en su tumbona. —¿Que hacia?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Era nadadora.

Maggie suspiró. —Puede que tenga que volver a Glasgow


después de todo.
40
—¿Por qué?

—¿Qué te parece? —Replicó Maggie señalando a Celeste—.


Pronto mi vagina se marchitara y se caerá si ella es el tipo de
competencia contra la que estoy. —Se volvió de costado y sus ojos se
ensancharon, susurrando— Quizá no tenga competencia alguna.

—¿Tal vez ella está en las chicas?

Amy escupió su cerveza. —¿Cómo te la arreglaste para


averiguarlo? —preguntó mientras limpiaba el derrame.

—Hmmm. Vamos a ver, —Maggie respondió mirando por encima


de su hombro hacia Celeste—. No puedo ver ningún anillo. —Ella
miró a Amy y luego tocó su dedo contra su barbilla—. No he oído a
Josh ni a la familia mencionar nada sobre ella con algún tipo.
¿Quizás es gay?

—¡Ella estuvo casada!

—¿Y? —Maggie respondió como si Amy fuera algo lerda—. La


sexualidad es fluida, Amy.

—¿Tomo de tu pequeño discurso anterior, acerca de ti estando


sólo con hombres guapos significa fluido para todos excepto para ti?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Exactamente, —Maggie respondió con sus ojos brillando—.


¿Podría ser lesbiana?

—¿Qué?
41
—Sabes, una mujer gay. —La risa bailaba sobre sus ojos—.
Excava las vibraciones lesbianas.

Amy sonrio y luego sacudió la cabeza. —Sí y tal vez ella es esa
nueva generación de lesbianas. —Miró a Celeste y luego arrugó la
nariz—. Tú sabes del tipo heterosexual.

Maggie se rio entre dientes. —¿Qué le dijo una lesbiana a otra


después del sexo?

Amy miró a su prima. —¿No sé?

—Es verdad que sabemos cómo pollo.

Amy sonrio y sacudió la cabeza. —Eres mala.

Maggie se echó a reír. —¿No lo entiendes?

—No me lo digas, lo entiendo.

—¿Cuántas lesbianas se necesitan para cambiar una bombilla?

—¡Oh Maggie, ya basta!

—¿Cuántas?

Amy se encogió de hombros.

—Dos —respondió ella—. Una para atornillar la bombilla, y otra


para escribir una canción folk sobre eso.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se rio. —Está bien. —Ella bajó la voz—. Basta con las
bromas de lesbianas que alguien nos oirá.

—Ella es zurda, sabes.


42
Maggie era bien conocida por sus conocimientos en trivias y
sabiendo que estaba a punto de escuchar alguna información
estadística, Amy alzó la frente. —¿Y?

Los ojos verdes de Maggie se iluminaron. —Bueno —respondió


ella—. ¿Sabías que la gente diestra vive, en promedio, nueve años
más que los zurdos?

Preguntándose de dónde sacaba Maggie esta basura, Amy


sacudió la cabeza. —¿Entonces?

Maggie sonrio con indulgencia. —Entonces, —dijo sonando


satisfecha—. Tendré el placer de saber que hay muchas posibilidades
de que ella haga estallar los zuecos antes que yo.

Sacudiendo la cabeza, Amy miró a su prima larguirucha. —En


ocasiones eres demasiado extraña.

Cambiando de tema Maggie preguntó, —¿Seguimos mañana


jugando al golf con Josh y twinnie?

Alegre de que Maggie no hubiera dado una larga lista de


información estadística sobre zurdos Amy asintió. Sentándose, miró
a Celeste. —Sí, mañana por la mañana —respondió ella.

—Con suerte, si no puedo vencerla con los chicos, puedo


vencerla en un club de golf.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Espero que hables en sentido figurado? —Amy dijo mirando a


Celeste.

—Tal vez, —Maggie respondió juguetonamente. Ella bostezó—.


Creo que necesito una siesta. —Ella cerró los ojos—. Estoy cansada, 43

despiértame en una hora, por favor.

—Está bien, —respondió Amy.

Escuchando la respiración de Maggie, Amy miró a Celeste y


pensó que Maggie tenía razón, ella era una maravilla.

Amy se mordió el labio inferior cuando Celeste giró la cabeza y la


miró directamente. —Mierda —susurró ella.

Ruborizándose furiosamente, Amy se acostó rápidamente.


Lanzando los brazos sobre sus ojos, gimió avergonzada de que
Celeste la hubiera atrapado mirándola abiertamente.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 5

44

—Me gustaría haber recordado traer mi sombrero —dijo Amy,


con el viento soplando el cabello en su cara—. Creo que esta mañana
he conseguido comerme la mitad del cabello que hay en mi cabeza.
—Sacó unos mechones de sus labios. Respirando profundamente,
miró a su alrededor y sonrio—. Pero vale la pena, qué hermosa
mañana.

—Que podrido que Josh tuviera que trabajar esta mañana —dijo
Maggie, dejando caer la bolsa de golf a sus pies.

—Lo sé. —Amy respondió—. Su jefe llamó, quería información


financiera, Josh está trabajando en una hoja de cálculo para él.

—Que mal que estemos aquí y él este encerrado.

Amy asintió con la cabeza. Desde que se mudó a Sarasota, el


trabajo de Josh estaba comenzando a comprometer seriamente su
vida personal.

—¿Sabes que apenas hemos jugado al golf desde que llegamos?

—Lo sé, —contestó Amy.

—¿Sabes por qué es eso?

Amy sacudió la cabeza.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Hombres —susurró Maggie, burlona—. Estás haciendo


demasiado tiempo para ellos, bueno, para uno en particular.

—¡Yo! —Amy respondió en voz alta. Consciente de que Maggie no


había dejado de perseguirlos desde que llegó aquí, respondió 45

indignada—, ¿Y tú?

—Ssshhh, —dijo Maggie en voz baja—. Celeste está intentando


hacer su tiro.

Repentinamente consciente de la estratagema de Maggie, Amy se


ruborizó furiosamente. Miró a Celeste y sonrio disculpándose.
Maggie era una excelente golfista con un handicap bajo, y dado que
Amy tenía un handicap similar, a menudo se chanceaban
mutuamente. Era rutinario que intentaran algo para obtener una
ventaja.

Celeste le devolvió la sonrisa a Amy y luego se preparó para


hacer su tiro.

—Esa es una sonrisa asesina la que tiene.

Amy asintió mientras veía a Celeste hacer el tiro.

—Ella es buena, —dijo Maggie viendo la pelota viajar por el


fairway9—. ¿Estás segura de que Josh tenía razón cuando dijo que
no había jugado en un tiempo? —No lo sé —replicó Amy
encogiéndose de hombros—. Le has preguntado.

9
Fairway: Es la zona del recorrido de cada hoyo, desde el tee de salida, hasta el comienzo del green, donde el
césped está más cortado, que es por donde deberían jugarse los golpes., en la cual la hierba está cegada de
manera uniforme y por donde se jugara el hoyo con mayor comodidad. No obstante en el fairway pueden
encontrarse obstáculos de agua, bunkers y otros elementos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Hmmm, esperaba que esta ronda fuera fácil, —susurró—.


Aposté cien dólares con Josh que la tomaría.

—Bueno, ahí tienes tu respuesta, —susurró Amy, enseguida


sonrio—. Josh nunca le buscaría los dientes a un regalo10. 46

Maggie miró fijamente a Amy.

Sabiendo que era una oportunidad demasiado buena para


perderla, Amy susurró, —Ven aquí. Tienes algo en la frente.

Maggie se quitó la gorra y se acercó. —¿Qué es?

Humedeciéndose el pulgar, Amy se inclinó cerca, —Casi esta,


—murmuró frotando la frente de Maggie.

—¿Qué estás frotando? —preguntó Maggie abriendo los ojos.

—Estoy borrando el letrero de idiota que tienes en ese grueso


cráneo tuyo.

Retrocediendo, Maggie gruñó. —Todavía hay tiempo sabes.

La pelirroja metió la mano en su bolsa, sacó su Palo y se alejó.

Divertida, Amy observó a su prima tomar unos cuantos


movimientos de práctica. Ella sonrio a Celeste cuando se acercó y se
paró a su lado. Desde que Celeste llegara a casa, Amy no había
pasado tiempo con ella. Si ella era honesta, no había salido de ella
estar en su compañía.

Celeste estaba junto a Amy, pero no dijo nada.

10
N. de T: El sentido de la frase hace relación al siguiente dicho «a caballo regalado no se le miran los dientes»
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sintiéndose incómoda, Amy observó a Maggie prepararse para


su tiro, luego miró a la morena de manera subrepticia. De pie sobre
el green11, pensó en la conversación que tuviera con la hermana
menor de Josh, Sophie, en la barbacoa de ayer.
47

Fue hacia el final de la tarde. Amy estaba observando a Josh y


Celeste jugar el set final en su juego de tenis. Ella miró a su prima.
Maggie y Sophie habían bebido cerveza toda la tarde, y ahora, Maggie
estaba tendida en una tumbona roncando. Amy sonrio cuando
Sophie se tambaleó hacia ella. Notando, no por primera vez, lo
extremadamente pálida que era Sophie para vivir en un clima tan
cálido. Josh había mencionado que a su hermana menor no le
gustaba demasiado el sol.

Sophie desplazo a Amy del banco. —¿Quieres un poco de mi


cerveza? —preguntó agitando su botella.

Amy sacudió la cabeza y levantó una taza de té. —Estoy bien,


gracias. —Miró a Sophie, apreciando que poseía esa distintiva
apariencia ingenua. Pequeña, con el pelo corto negro azabache y
profundos ojos marrones. Ella era muy bonita. Al principio Amy
había encontrado a Sophie extremadamente complicada, notando
que parecía que prefería la compañía de Maggie, pero ahora se
llevaban muy bien, y realmente le gustaba la personalidad peculiar
de Sophie.

11
Green: Área especialmente preparada donde está situada la bandera que indica la posición exacta del hoyo,
donde se debe embocar la bola. En esta área la hierba está segada más corta y hay suaves pendientes llamadas
caídas para dificultar el juego.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Cómo va el libro? —preguntó Amy. Sophie estaba en el


proceso de publicar su primer libro. Amy lo había leído, y aunque
apreciaba la escritura, el horror no era lo suyo.

Tratando de colocar sus piernas debajo de la mesa, pero 48

balanceándose demasiado Sophie extendió una mano. Amy la agarró


y rápidamente la estabilizó antes de que se cayera.

—Bien, —contestó Sophie—. ¿Sabías que Celeste estuvo casada?

Preguntándose de dónde venía eso, Amy parpadeó unas cuantas


veces. —Sí.

—¿Sabías que sólo estuvo casada por un año?

Amy asintió dándose cuenta de que Sophie se había percatado


de la curiosidad de Maggie. —No sé mucho de Celeste para ser
honesta.

—Oh —dijo Sophie, luego señaló con un dedo hacia la dirección


de Celeste—. Bueno, en los últimos dos años ha trabajado para
Médicos sin Fronteras, y a sus veintinueve está entre los médicos
más jóvenes en el campo.

Amy escucho una nota de orgullo en la voz de Sophie.


Afortunadamente, eso lo sé, pensó.

Sophie agitó la mano. —Ya no mantiene contacto con él.

—¿Quién?

Sophie hipo. —Nick.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Oh, —Amy respondió entonces cuidadosamente miro su reloj,


preguntándose cuánto tiempo pasaría antes de que pudiera escapar.

—¿Sabías que tuve un gran flechazo por Nick?


49
De repente intrigada, Amy alzó una ceja. —No.

—A decir verdad —respondió Sophie—. Yo diría que estaba


enamorada de él. —Tragó saliva—. Deberías haberlo visto, Amy.
—Sus ojos perdieron el foco—. Es, o la última vez que lo vi,
absolutamente precioso, alto, moreno, tu sabes, lo habitual, pero no
se tomaba demasiado en serio, lo único que tomaba en serio era a
Celeste. —Ella indico con un dedo la dirección de su hermana—.
Estaba locamente enamorado de ella, pero ella pensó que había
cometido un error. —Ella hipo—. Un maldito gran error si me lo
preguntas. —Se apartó un mechón de pelo oscuro del rostro—. De
todos modos, él estaba devastado cuando se separaron,
prácticamente la acosó por un tiempo. Trató de todo para que el
matrimonio volviera a la pista, pero simplemente no sucedió.

—¿Por qué rompieron?

Sophie miró a Amy y se encogió de hombros. —Todas las


relaciones terminan —replicó ella con nostalgia, luego hipo—.
¿Sabías que el budismo enseña...? —se calló y frunció el ceño.
Golpeando su cabeza, murmuró—, Algo acerca de hacerse un
perjuicio a si mismo si se une a una cosa o a una persona porque
todo cambia y todo termina.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

No estaba segura de cómo debía tomar esta información, ya que


se casaría con el hermano de Sophie en dos meses, Amy se resistió a
la urgencia de responder. Esta noche, ella no quería involucrarse en
una de las discusiones filosóficas de Sophie.
50

—En última instancia —dijo Sophie al cabo de un momento—.


Creo que todo se debió al hecho de que él se esforzó por estudiar
medicina y cuando falló, no pudo manejar su éxito.

En ese momento Bud, el san bernardo de la familia Cameron,


decidió interrumpir. Ladrando, se acercó. Buscando atención,
suavemente golpeó a Sophie en la pierna con su pata.

—¿Quieres comer algo, Bud? —preguntó Sophie. Bajando las


piernas de debajo de la mesa, agregó—, No te preocupes, Buddie
chico, te daré de comer.

Sophie perdió el equilibrio. Colapsando llevándose a Amy con


ella.

Traída a la realidad cuando Maggie, disgustada con su swing de


práctica maldijo, Amy distraídamente frotó el codo que se golpeara
cuando Sophie la derribó. Sus labios se fruncieron, estaba claro que
la racha competitiva de Maggie estaba entrando en juego. De
repente, consciente de que ella no había dicho nada a Celeste, y
sabiendo que debería hacer un esfuerzo le preguntó, —¿Vas a
almorzar con nosotros y tu familia después de esto?

Celeste sacudió la cabeza. —No —respondió ella—. Tengo otros


planes.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Oh, —contestó Amy. No podía pensar en otra cosa que decir,


vio a Maggie dar el primer golpe.

—Uchhhh, —gritó Maggie cuando la pelota cayó en el ruff—.12


¡Ay, cabrón! —Lanzando su palo hacia abajo, pasó por delante de 51

ellas murmurando que necesitaba hacer pis e iba a encontrar un


arbusto en alguna parte.

Celeste levantó una elegante ceja. —¿Siempre es tan dulce?

Aliviada de que Celeste pudiera ver con buen humor la


situación, Amy asintió. —Sí, —respondió ella—. Especialmente, al
perder...

—Dinero con Josh —interrumpió Celeste.

—Sí, —contestó Amy sorprendida—. ¿Cómo supiste?

—Fui muy deportista cuando era joven, y a Josh siempre le


gustaba apostar.

—Especialmente en el golf, por lo que parece.

Celeste asintió.

—¿Te dijo Josh que Maggie esperaba ganar?

Celeste sonrio. —Sí.

12
Ruff es la parte del campo de juego fuera del fairway. Entre fairway y el ruff suele haber un semiruff. El ruff,
dependiendo de la vegetación, es de naturaleza variable pero a menudo consiste en hierba alta con vegetación
densa. El ruff es una dificultad, pero también una zona de seguridad, ya que a menudo detiene a la bola de
terminar en dificultades adicionales.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Oh? —Amy respondió. Mirando las zancadas Maggie, se dio


cuenta de que Josh y Celeste le habían hecho una pasada a su
prima. Le preguntó—. ¿Siempre consigue un retorno sobre sus,
—jugó con el uso de la palabra maquinaciones—, apuestas?
52

—Por lo general —respondió Celeste.

Repentinamente consciente de que le estaban tomando el pelo,


Amy miró a Celeste.

—¿Cómo te estás asentando ahora que te has mudado aquí


permanentemente?

—Bien, —respondió Amy—. Todavía extraño mi hogar, pero


ahora me estoy acostumbrando.

—¿Extrañas algo en particular?

—Sí, —respondió Amy—. Salchichas. —Ella sonrio—. Echo de


menos las salchichas cuadradas.

—¿De verdad? —dijo Celeste, luego se rio.

—¿Qué extrañas cuando no estás en París? —preguntó Amy.

Celeste lo pensó por un momento. —Muchas cosas, pero sobre


todo las películas. Los franceses toman sus películas muy en serio.

—¿De verdad? —preguntó Amy.

Celeste asintió.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Siento el retraso —dijo Maggie caminando hacia ellas.


Recogiendo su club, agregó—, Parece que las cervezas están llegando
a mí.

Sabiendo que no tenía el corazón para decirle a Maggie que 53

había sido estafada, Amy solo asintió y tratando de esconder su


diversión le dio a su prima una sonrisa reconfortante.

Después del juego, Amy y Maggie se dirigieron hacia las casa de


los padres de Josh para el almuerzo según lo dispuesto. Después del
almuerzo, Maggie se marchó, diciéndole a Amy que tenía algo que
hacer. Amy sabía que probablemente era una cita, y decidió esperar
a Josh.

Camille, la madre de Josh, insistió en que Amy se relajara junto


a la piscina. Debía haberse quedado dormida, sólo despertando
cuando una sombra cayó sobre ella.

Abriendo los ojos, Amy vio a Celeste. Sentada, sonrio. —Oh hola.
—Miró el reloj y levantó la mano para taparse del sol—. ¿Pensé que
tenías una cita para el almuerzo? —preguntó ella
conversacionalmente.

—Un cambio de plan —respondió Celeste—. Mi cita del almuerzo


cancelo. —Sonrio a Amy—. Algo surgió y Alex no pudo. —Ella se
quitó el sarong—. ¿Has conocido a Alex?

Con los ojos muy abiertos, Amy asintió. Miró cómo Celeste
revelaba un bikini negro. No podía dejar de estar de acuerdo con
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie, Celeste tenía un físico increíble. No había duda de que


todavía tenía la construcción de una nadadora.

Amy miró a la morena apreciativamente, su cabello medianoche


estaba fuera de su cara, su piel oliva compensaba la claridad de sus 54

ojos color verde avellana. Sus ojos se deslizaron por el cuerpo de


Celeste y permanecieron en su pecho bronceado y busto completo
antes de moverse para seguir el contorno de su estómago definido.
Se detuvo en el pequeño tatuaje alrededor de su ombligo. Intrigada,
estudió su detalle.

Celeste tosió cortésmente.

Sorprendida, Amy levantó la vista.

Celeste levantó las cejas inquisitivamente.

—Hum —dijo Amy. Consternada, de ser atrapada mirando


fijamente, sus mejillas brillaron de vergüenza—. Sí —dijo ella,
poniéndose sonrosada—. Sí. He conocido a Alex, es un chico muy
simpático.

Sintiéndose expuesta, Amy se apresuró a levantarse. Buscando


una distracción, cogió su camiseta y se la puso antes de apretar su
cola de caballo.

Moviéndose más cerca, Celeste susurró en el oído de Amy. —Tu


etiqueta está de fuera.

Amy casi se atraganto con su lengua cuando los dedos de


Celeste rozaron ligeramente la parte posterior de su cuello mientras
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

introducía la etiqueta. En completa sorpresa, miró a Celeste, un


hormigueo la atravesó. Su rubor se hizo más profundo. —Gracias.

Celeste sonrio.
55
Necesitaba una distracción y Amy preguntó. —¿Quieres una
cerveza?

Celeste asintió.

Amy introdujo la mano en el enfriador a su lado, abriendo una


cerveza, se la pasó a Celeste. Tratando de deshacerse de su súbito
nerviosismo, dijo. —Tu mamá insistió en que me relajara con unas
cervezas. —Miró al enfriador—. Ella debe pensar que tengo un
problema con la bebida, hay un montón ahí.

Riendo, Celeste se instaló en la tumbona junto a la de Amy. Se


echó hacia atrás, bebió un poco de cerveza y luego suspiró
pesadamente. —Justo lo que necesitaba. —Colocó la botella sobre su
estómago y luego miró a Amy—. ¿Únete a mí?

—Bien, —respondió Amy. Lentamente, se sentó en su tumbona y


luego se estiró.

Celeste cerró los ojos. —Esto es hermoso —dijo casi cansada—.


Momentos como este me hacen darme cuenta de lo mucho que
realmente extraño estar en casa.

Amy asintió con la cabeza. —Si sé a qué te refieres.

Celeste la miró.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sintiendo una repentina punzada de nostalgia, Amy preguntó.


—¿Cuándo fue tu última vez en casa?

Celeste frunció el ceño profundamente. —Ha pasado mucho


tiempo. 56

—Debes encontrarlo difícil, —Amy dijo pelando la etiqueta de su


botella de cerveza.

Celeste asintió. —Más y más. —Observó los dedos de Amy—. No


tenía la intención de que fuera tanto tiempo, pero mi trabajo lo hace
difícil. —Ella chasqueó la lengua—. Realmente no he parado durante
el último año.

Consciente de que algo había sucedido en Somalia, Amy quería


preguntarle a Celeste si estaba bien, pero instintivamente sabía que
esas preguntas no serían bienvenidas. —Te alegrarás de estar en
casa ahora, —preguntó ella sin saber qué decir.

Celeste la miró. —Yo... —ella negó con la cabeza. Su rostro se


oscureció.

—¿Qué? —Amy preguntó suavemente.

Celeste miró a Amy, y medio sonrio. —Es complicado.

De algún modo consciente de que los pensamientos de Celeste


no estaban en un buen lugar, Amy cambió el tema rápidamente.
—Estoy pensando en tener una fiesta de despedida de soltera, ¿te
gustaría venir?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Mamá mencionó que estarías pasando unas vacaciones con


unas amigas de Escocia.

—Sí, —contestó Amy mientras sus dedos trabajaban horas


extras destrozando la etiqueta—. Vendrán aquí primero, pensé que 57

sería una buena idea tener también una en Sarasota, ya sabes, para
las amigas que he hecho aquí.

—Sé que los escoceses tienen una reputación cuando se trata de


ese tipo de fiestas. —Celeste dijo con sus ojos brillando con
diversión.

Amy sonrio. —Es cierto, —respondió—. Pero, no te preocupes,


generalmente sólo la futura esposa es la víctima de la completa
humillación.

Sólo diré que sí si no hay arrestos por la noche.

Amy se carcajeo. —No puedo prometer nada más que voy a


llevar dinero extra en caso de que necesites una fianza.

—Celeste —dijo Camille apurándose hacia ellas

—Hola mamá, —Celeste contestó cubriendo sus ojos.

Inclinándose, Camille besó a su hija en ambas mejillas y tomó


su mano, tirando de ella. —Ven, tengo algo que enseñarte.

De pie, Celeste sonrio a Amy disculpándose.

Mirándolas desaparecer, Amy se sentó y se frotó el cuello,


sorprendida de que todavía hormigueaba.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 6

58

Esa noche, extendiéndose en el sofá, Amy suspiró aliviada.


Gracias a Dios, este día ha terminado, pensó. Sonrio a Josh cuando
entró en la sala de estar llevando dos vasos de jugo de naranja y un
gran paquete de dulces.

Se detuvo junto a ella y le tendió un vaso. Aceptándolo, dejó el


vaso en el suelo pulido.

Alzando sus pies, Josh se sentó y los colocó en su regazo.


Inclinándose, tomó un largo trago antes de colocar su vaso y los
dulces en el suelo. Tomando su pie derecho, comenzó a masajearlo.
Amy gimió de placer y levantó los brazos, cubriéndose los ojos. Le
encantaba cuando masajeaba sus pies. Disfrutando de su habilidosa
manipulación, dio un quejido de aprobación.

Mientras él trabajaba en su pie, pensó en cómo el año pasado,


casarse con Josh habría sido lo más lejano de su mente. Pensó en
cómo dramáticamente su vida había cambiado en los últimos doce
meses.

Cuando comenzaron a salir hace dos años, tampoco esperaban


que la relación se volviera seria. En aquel entonces, Josh había
llegado a Escocia para terminar su doctorado en software y
electrónica, y su estatus temporal fue la mitad de su atractivo, le
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

gustaba la idea de que no sería a largo plazo, pero de alguna manera


su relación pasó de casual a seria y el año pasado, Josh dejó claro
que quería más. Quería hacerlo permanente.

Cuando le propuso matrimonio, Amy se había negado, 59

explicando que no estaba lista, y en ese momento no lo estaba.


Aunque ella quería que su relación continuara, no veía la prisa, pero
el año pasado, la muerte de su padre tuvo un impacto tan
devastador que tener permanencia repentinamente era atrayente.

—¿Cómo está estableciéndose Maggie en el hospital?

—A ella le encanta —replicó Amy—. Ama trabajar con niños, no


sé cómo puede hacerlo, ser enfermera y trabajar con niños enfermos
debe ser uno de los trabajos más difíciles que existan

—Totalmente, —dijo Josh concentrándose en su pie—. ¿Crees


que toda esta situación sobre la indumentaria para la boda con
Maggie es más acerca de molestar a tu mamá que la vestimenta en
sí?

Amy levantó los brazos de sus ojos. Anteriormente, Irene había


telefoneado y se quejó de lo difícil que Maggie era.

—Desde el divorcio de mi padre, —dijo Amy en forma de


explicación—. Maggie nunca ha tenido tiempo para Irene, creo que
está empeñada en fastidiarla tanto como pueda.

Amy metió su mano detrás de la cabeza. —No hay nada que


podamos hacer, quiero decir, no estoy contenta de la forma en que
los planes de boda están desarrollándose. —Sacó la mano de detrás
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

de la cabeza y se frotó la frente—. Pero, no podemos ignorar el hecho


de que ella está haciendo todo lo posible.

Josh sonrio. —Sé que te gustaría que fuera mucho más


pequeña, y no es la boda que deseas. —Levantó la mano y detuvo la 60

respuesta de Amy—. Pero en realidad no podemos dejar que Maggie


aparezca en alguna vestimenta alocada. —Le frotó el pie con
suavidad—. Y es más que capaz de hacerlo. ¿Quieres que hable con
ella?

Amy miró a Josh apreciativamente. —No —respondió—. Yo lo


haré, sólo te enrollará. —Ella movió los dedos de los pies—. De todos
modos —bromeó—, tendré una buena charla con ella cuando
estemos en Barbados celebrando mis últimos días de libertad.

Josh se relajó visiblemente. —Hablando de celebración, —dijo—.


Estoy muy contento de que hayas invitado a Sophie y a Celeste con
tus amigas. —El asintió—. Realmente lo aprecio.

—Bueno, me pediste que pasara una noche aquí para invitar a


tus hermanas.

—Espero que tu noche no sea demasiado alocada. —Dijo Josh—.


Si recuerdo bien, tus amigas de la universidad son bastante salvajes.

—Estaremos volando al día siguiente, así que no creo que sea


muy alocada.

—Será bueno para Sophie, —dijo Josh apretando el pie de


Amy—. Todo lo que hace es sentarse frente a su computadora
portátil, quiero que tenga un cambio de escenario y salga de la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

rutina en la que se ha metido últimamente. —Acarició amorosamente


la pierna de Amy—. Y, le dará a Celeste y a ti la oportunidad de
llevarse mejor.

Amy lo miró sorprendida. 61

—No soy tan tonto, sabes, —dijo—. Sé que en realidad no has


hecho buenas migas con ella desde ese momento en el aeropuerto.
—Él la miró—. No estoy haciendo excusas, pero ella estaba agotada
del vuelo. Sabes que hubo una serie de largos retrasos. —Y añadió
frunciendo el ceño—. Estoy preocupado por ella.

—¿Por qué, —Amy preguntó de repente intrigada.

—Aún no me ha dicho lo que le ha pasado en Somalia, y sé que


es grave. —Él frotó el crecimiento en su cara de su barba del fin de
semana—. Hablará cuando esté lista.

Amy sonrio tranquilizadora. —Tienes razón, ya es hora de que


Celeste y yo superemos ese obstáculo, pero —añadió con una nota
de humor—, todavía no te he perdonado por haberme dejado en el
aeropuerto ese día.

—Cariño, estamos hablando de hace un año, —dijo Josh—.


Pensé que era historia antigua. —Se inclinó, agarró la mano de Amy
y la besó—. ¿No te lo compensé esa noche?

—¡Ah!, ¡ese malo y patético desempeño! —Bromeó Amy—. ¿Te lo


estás inventando?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Hmmm. ¡Pobre desempeño fue! —Josh se acercó y le hizo


cosquillas a Amy.

—¡Josh! —Amy chilló.


62
Finalmente, Josh se detuvo. Agarro el control remoto. Amy
observó la parpadeante pantalla azul y pensó en su conversación con
Sophie. Incapaz de resistirse a averiguar más sobre Celeste,
preguntó, —Sophie me hablo del matrimonio de Celeste.

—Hmmm.

Queriendo atención, Amy dejó caer los pies sobre el regazo de


Josh.

—Uggghhh.

Queriendo información, preguntó, —¿Nunca me has contado


mucho sobre eso, o que su ex marido era una bala perdida?
—Empujó un pie en sus manos.

Josh suspiró.

El tipo típico que no te dice nada, pensó Amy. —¿Cuál es la


historia, qué pasó?

Josh miró a Amy luego tomó el control remoto y presionó el


botón de pausa. —Mira —dijo levantando las cejas—. No hay mucho
que decir, se casó joven y el tipo se puso demasiado posesivo.

Amy movió los dedos de los pies. Josh agarró un pie, y masajeó
un familiar nudo de tensión con ambos pulgares.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Realmente no conocía al tipo, ella lo conoció en la escuela de


medicina, y cuando se separaron, él se puso raro. —Josh trabajó en
el nudo—. Creo que rompieron porque finalmente ella no podía
moverse. En su graduación, él golpeó a un tipo realmente mal por
63
prestarle demasiada atención.

Josh dejó de hablar y le dedicó toda su atención al pie de Amy.

Queriendo saber por qué este tipo, Nick, reaccionaría así, Amy
presiono. —¿Por qué alguien haría eso?

Josh la miró como si fuera una tonta. —¿La has mirado, Amy?
—dijo soltando su pie. Inclinándose hacia delante, recogió su zumo
de naranja—. Nick no podía aceptar que llamara la atención, y chico,
ella llama la atención.

Amy asintió con la cabeza. —Sé lo que quieres decir, Maggie


piensa que es hermosa.

—¿Sólo Maggie? —Preguntó—. ¿No tú?

—Está bien, —respondió Amy—. Supongo que yo también.

Josh arqueó las cejas. —Ella tiene una especie de encanto.


Cuando estábamos en la escuela secundaria, estaba atormentado de
adolescentes calientes que querían invitarla a salir. Ella podía
seleccionar del montón, pero realmente sólo tenía tiempo para su
amigo homosexual Alex.

—¡Josh! —Amy dijo, sorprendida por la inusual actitud—.


Vamos, puedes hacerlo mejor que eso, Alex es un gran tipo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy había conocido a Alex varias veces en los últimos meses.


Era consciente de que era un amigo de infancia de Celeste, y había
llegado a conocerlo mientras visitaba regularmente la casa
Cameron.
64

Josh sonrio. —Simplemente estaba bromeando. —Pasó sus


manos por su cabello y luego ahogó un bostezo—. Vamos a ver,
—dijo mirando a Amy—. Cuando Nick apareció eran inseparables, al
principio nadie se dio cuenta de que tenía una verdadera racha de
celos porque eran tan cercanos, pero con el paso del tiempo
empezaron a moverse en diferentes direcciones. Solía preguntarme si
Nick habría estado tan implicado en la vida de Celeste si su carrera
en la natación no hubiera terminado cuando lo hizo.

Bebió un poco de jugo y luego chasqueo sus labios fuertemente.


—En aquel entonces, no parecía tener mucho tiempo para cualquier
otra cosa, que la natación y el estudio. —Miró a Amy—. El tiempo es
escaso cuando compites.

Amy lo observó con interés mientras la tristeza llenaba los ojos


de Josh.

—Su carrera en la natación terminó cuando ella se quebró el


hombro gravemente en el kayak, fue un momento difícil para ella.
—Pasó ligeramente el dedo por su pómulo derecho—. Y se quedó con
la cicatriz como recordatorio. —Se encogió de hombros—. Creo que
Nick no fue más que una distracción.

Josh, que nunca hablaba en serio por mucho tiempo, miró a


Amy. —Ya sabes —dijo, burlándose—. No sólo ella es espectacular
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

en la familia, —alzando las cejas, bajó la voz y miró a Amy—. Las


damas me encuentran irresistible.

—Oh, —dijo Amy con brillo en sus ojos—. ¿No quieres decir
irritante como el infierno? 65

—Ahora, Amy —respondió Josh—. ¿Quieres que te muestre lo


irresistible que soy? —Levanto su pie y comenzó a besarlo.

Sabiendo a dónde llevaría y queriendo que la conversación


continuara, Amy quitó su pie. Se sentó y lo metió debajo de ella.

Disgustado, Josh estiró los brazos y suspiró pesadamente. —Me


alegro de que Maggie haya salido esta noche. He estado esperando
un tiempo a solas contigo.

—Josh, no cambies de tema, estoy interesada en saber de tu


hermana.

—Oh, vamos, Amy, lo único que quiero es abrazarte y ver una


película, ¿es eso mucho pedir para un chico?

—Dime.

Josh suspiró. —Está bien, creo que voy a tener que decirte algo
o estarás toda la noche cacareando como una bruja.

—Oh, cariño, —dijo Amy agitando sus pestañas—. ¿Por qué será
que tus elogios siempre me llegan aquí? —Apretó una mano contra
su corazón—. Dime o de lo contrario, —dijo levantando las cejas.

—¿O de lo contrario qué?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—O sea que no hay sexo esta noche, chico grande.

—Odiaba que alguien llamara la atención sobre el hecho de que


éramos gemelos, —dijo Josh rápidamente.
66
Amy se rio.

Josh le guiñó un ojo. —Y cuando fue a la escuela de medicina,


no le dijo a nadie por la atención que esto traería.

—¿Por qué?

—¿Por qué estás tan interesada en ella ahora? —preguntó—. No


lo estabas el año pasado.

Amy le sacó la lengua. —Vamos, responde la pregunta.

Se encogió de hombros. —La gente tiene algo por los gemelos.


—Se inclinó sobre el brazo del sofá y dejó el vaso en el suelo, luego
recogió el paquete de dulces tamaño familiar que había traído
antes—. ¿Podemos ver la película ahora?

—No, quiero hablar.

—Oh, vamos —dijo—. Sé que te gustará.

Amy pasó su mano por el muslo de Josh. —¿Es ella como tú?
—preguntó en voz baja.

Josh gimió cuando lo acarició.

Amy sonrio con suficiencia. —Abajo chico. —Ella le acarició la


entrepierna suavemente antes de apartar la mano—. Eso es sólo una
pequeña muestra de lo que vendrá si juegas la pelota.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Si vuelves a jugar con mis pelotas, —dijo Josh en un tono de


advertencia—. ¡Entonces más tarde será ahora mismo!

Quitándole el paquete de dulces, Amy los abrio y luego metió


unos dulces en su boca. —No contestaste mi pregunta —dijo 67

masticando—. ¿Es como tú?

Josh cogió un puñado de dulces y luego los arrojó a su boca.


—Quizás encajamos en el estereotipo clásico, —dijo masticando—.
Tu sabes uno extrovertido, el otro tímido, ¿quién sabe? —Se encogió
de hombros—. Incluso cuando éramos niños ella odiaba la atención,
siempre quiso estar en el fondo. Cuando su carrera de natación
terminó, no hizo un gran problema al respecto, simplemente tomo
otros deportes. Incluso se casó con Nick en silencio. Mi familia
estaba muy enojada cuando se los contó.

Amy preguntó inquisitivamente. —Así que, ella se casa con Nick


sin que nadie se entere y cuando las cosas no van bien, se une a
Médicos sin Fronteras. —Ella metió la mano en el paquete por más
dulces—. ¿Por qué? —preguntó antes de echarse unos dulces a la
boca.

—Cariño, no estamos unidos por la cadera, o como a tu prima le


gustaría pensar —intervino Josh gesticulando unas comillas con sus
dedos—, conectados psíquicamente.

Amy rio. Sólo Maggie trataría de convencer al hombre más lógico


del planeta de que ser gemelo significaba que tenía que haber alguna
conexión psíquica.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Tu prima necesita que la examinen —dijo Josh golpeando su


cabeza.

—Bueno —dijo Amy con ironía—. Eso haría un cambio de que


cualquier otro lugar fuera examinado cada dos semanas. 68

Josh sacudió la cabeza. —Quién es ahora al que ella tiene en la


camilla.

—Quién sabe, sólo los conozco brevemente —dijo Amy, y luego


metió un dulce en su boca—. Usualmente están de camino hacia la
puerta cuando me encuentro con ellos.

—No me gusta que traiga extraños a la casa.

Amy sonrio sabiendo que Josh no aprobaba el apetito sexual de


Maggie. —Suficiente, volvamos a Celeste. —Empujando su cabello
rubio detrás de sus orejas, se inclinó y se centró en Josh.

—Dios, —dijo Josh mirándola intensamente—. Tienes los ojos


azules más hermosos que he visto, no son simplemente azules, son
azul turquesa, ¿sabes?

—Entonces, sigue contándome, —dijo Amy luego sonrio—.


¿Celeste se unió a MSF13 para alejarse de Nick?

Josh la miró apreciativamente y luego se humedeció los labios.


—Dios, realmente eres hermosa.

Amy trono sus dedos. —Quédate conmigo, Josh.

13
MFS: Abreviatura o iniciales que significan Médicos sin Fronteras.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—No puedo esperar a casarme contigo, —dijo Josh—. Tirando a


Amy cerca la besó.

—Josh —Amy susurró contra sus labios cuando él intentó


profundizar el beso—. Derrama los frijoles. 69

—No se unió a MSF de inmediato, —respondió—. Trabajó


primero en París. —Él sonrio—. Y no, antes de que me lo preguntes,
no creo que Celeste huyera de nada, particularmente de Nick.
—Cogió el control remoto—. Mira, es simple, mamá siendo Francesa
y papá siendo escocés significaba que siempre tuvimos que dividir
nuestro tiempo entre ambos países cada vez que los visitamos. —Él
le revolvió el pelo—. Celeste tiene afinidad con Francia, y tengo más
gusto por Escocia, porque es allí donde preciosas chicas rubias
pasan el rato.

Amy sonrio. —Dime más.

—Cuando éramos jóvenes, —Josh continuó complaciéndola—.


Papá solía llevarnos a visitar a la familia de mamá en París y luego a
la suya en Escocia, pero cuando crecimos, Celeste quería pasar todo
su tiempo en París, amaba a la vieja hacha de batalla de mi abuela.

—¿No te agradaba? —preguntó Amy, sorprendida.

—Ella estaba bien, —respondió Josh frunciendo el ceño—. Pero


no le gustaba mi papá. —Él la miró—. Pensaba que mamá se había
casado por debajo de ella.

Amy lo miró sorprendida, era la primera vez que compartía esto


con ella.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Clase obrera, clase alta de mierda a la que la vieja generación


quiere aferrarse. —Josh sacudió la cabeza—. No importa cuánto lo
intentara papá, ella no podía pasar por alto de donde venía.

Amy sonrio. Le parecía romántica la manera en que los padres 70

de Josh se conocieron. Recordó a Camille diciéndole que cuando era


joven bailaba en el Royal Ballet, y el padre de Josh trabajaba en la
construcción. Se enamoraron y han estado juntos desde entonces.
Se mudaron a Sarasota cuando el padre de Josh tuvo la oportunidad
de instalar su propia compañía de construcción con un tío que vivía
allí.

—Mi abuela tenía dinero, y cuando murio dejó una gran porción
a Celeste, incluyendo una casa en Saint Germain des Prés14.

Amy soltó el aliento. —¿Es que tu abuela tenía una casa allí?

—Sip.

—¿No te dejó nada?

Josh sonrio. —Al parecer, le recordaba demasiado a mi papá.


—Se encogió de hombros—. Debo reconocer, ella no era tan mala. Te
hubiera gustado. —Miró a Amy—. Era un personaje, y, Dios, ella
amaba a Celeste, era la niña de sus ojos. —Su dedo se movió sobre el
botón de reproducción—. ¿Es suficiente?

—¿Por qué Celeste se unió a MSF? —preguntó Amy.

14
Saint Germain des Prés está entre los barrios residenciales más caros de París.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh suspiró y apartó el dedo del botón de reproducción. —No


creo que sea algo muy complicado, —respondió—. Creo que se unió a
MSF porque tiene un fuerte sentido de obligación, quiero decir que
tienes que preocuparte para ir a donde va. —Se echó más dulces en
71
la boca—. Debes hacerlo, ¿verdad? —preguntó masticando.

Amy asintió con la cabeza. —Pero MSF es una organización


internacional, Josh, no tenía por qué estar residiendo en Francia.

—Sí, bueno, lo que sea.

—¿Nunca te lo has preguntado? —Amy dijo mirándolo con


incredulidad—. Nunca le has preguntado a tu gemela por qué se
queda tan lejos.

—Amy, —dijo Josh con forzada paciencia—. Como he dicho,


pasamos mucho de nuestro tiempo allí. No parecía una gran cosa
que quisiera vivir allí. De la misma manera que no era un gran
problema que yo quisiera terminar mis estudios en Escocia.

—Oh, —dijo Amy dándose cuenta de la lógica.

Josh le sonrio y luego presionó el botón de reproducción,


señalando que la conversación había terminado. Cuando la película
comenzó, él la atrajo hacia él y envolvió su brazo alrededor de ella.
Amy se acurrucó en él satisfecha antes de dejar que sus
pensamientos volvieran a Celeste. El color tiño sus mejillas al
recordar cuánto tiempo su nuca hormigueara después de que
Celeste metiera su etiqueta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 7

72

Irene, la conductora designada para la noche, detuvo su coche


afuera del bloque de apartamentos de Amy. Una puerta se abrio y
después de unos instantes, Amy se tambaleó, seguida por Celeste.
Cerrando la puerta del coche, Celeste se inclinó hacia la ventanilla
abierta del lado del pasajero. —Gracias por regresarnos.

Amy empujó la cabeza en la ventanilla del coche junto a Celeste


y se inclinó como si un exagerado Sean Connery dijera, —Gracias
por el aventón, Irene. —Puso el pulgar y el índice juntos—. ¿Estás
segura que no quieres venir a tomar un pequeño trago?

Celeste observó los ojos de Irene estrecharse. En la barbacoa, la


semana pasada, notó que Irene se estremecía cuando Amy usaba su
nombre de pila. Se preguntó si esta denominación era algo nuevo.

—No, cariño —respondió Irene—. Será mejor que vayas a la


cama. —Ella dudó, luego puso el coche en el estacionamiento, salió,
y se dio la vuelta para dar un abrazo de buenas noches a Amy.

Irene y Bruce habían sido amigos de los padres de Celeste


durante años. Hasta que Josh empezara a salir con Amy, Celeste no
tenía ni idea de que Irene tenía una hija mayor. Cuando preguntó a
su madre sobre la relación de Irene con Amy, le dijo que era
demasiado doloroso discutirlo para Irene. Aparentemente, el divorcio
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

del padre de Amy era tan acrimonioso que intentó todo para
mantener a Irene fuera de la vida de Amy. Cuando se mudó aquí con
Bruce, nativo de aquí, Irene se vio obligada a dejar atrás a Amy.

Celeste las observo. Siempre le había gustado Irene. En muchos 73

sentidos le recordaba a su padre, ambos llevaban el rasgo escocés de


decir lo que pensaban, y ambos eran laboriosos y duros
trabajadores.

Mirando a madre e hija ahora, Celeste pensó que era difícil creer
que había suficiente diferencia de edad. Irene no parecía tener edad
suficiente para tener una hija de veinticuatro años.

Celeste miró a Amy. Ella sabía muy bien que su hermano tenía
un buen ojo para las chicas bonitas y él había elegido bien con Amy.
Todavía se arrepentía de su primera reunión, y esperaba que su
asistencia esta noche sirviera para sanar la fisura. Ese día, el año
pasado, en el aeropuerto, ella simplemente había estado cansada.
Con suerte, después de esta noche, trazarían una línea sobre su
reunión inicial.

El cabello rubio de Amy capturo la atención de Celeste. Sus


pensamientos se volvieron bruscamente hacia Felice. Todavía le
resultaba difícil creer que Felice había estado viva y feliz hace unas
semanas. Consciente de que su estado de ánimo se oscurecía, tragó
saliva. No queriendo pensar en los últimos acontecimientos, se
centró en Amy. Decir que se sorprendió cuando Josh le dijo que
estaba listo para casarse sería un eufemismo. Su hermano era un
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

jugador y nunca uno para las relaciones profundas, significativas,


pero viendo Amy, fácilmente vio el atractivo.

Amy salió de los brazos de su madre. —Está bien, —ella dijo con
una sonrisa descuidada. 74

Al darse cuenta de que el aire fresco debía haber impactado en


Amy, pero no estando segura de lo borracha que estaba, Celeste
avanzó y se paró cerca de ella por si acaso se desplomaba.

Irene miró a Celeste. —Me alegro de que estés aquí esta noche,
—dijo entonces añadió en un tono burlón—. ¿Viste la cantidad de
alcohol que sus amigas lograron almacenar?

La ceja de Celeste se arqueó, pero no dijo nada.

—¡Qué aburrido grupo son tus amigos! —Dijo Irene tomando un


mechón de cabello rubio detrás del oído de Amy—. No estuvieron así
en tu graduación en Glasgow, ¿verdad?

Amy sonrio y dijo como si escondiera un secreto, —El año


pasado, no llegaste a verlas en su mejor momento. —Agitando un
dedo hacia su madre, se tambaleó—. Tú y Bruce regresaron a su
hotel antes de que empezara la fiesta.

Mirando a Amy, Irene dijo, —Parece que la buena doctora aquí


tendrá que vigilarte. Te vi golpear las margaritas con tus ayudantes.

Amy sacudió la cabeza y protestó, —Sólo he tenido unas...

—Demasiadas —interrumpió Irene, llenando el papel de una


madre sobreprotectora.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy frunció el ceño y comenzó a trabajar con sus dedos cuántas


bebidas había tenido.

Irene alzó las cejas hacia Celeste cuando Amy contó con una
mano y luego se trasladó a la otra. —Es una lástima que Sophie se 75

haya retirado del arreglo de esta noche, —dijo observando cómo la


lengua de su hija salía mientras contaba.

No queriendo explicar que Sophie se retiró del arreglo, una vez


que se diera cuenta de que sería una multitud de chicas chillonas,
Celeste asintió y sonrio a Irene.

—¡Siete! —Amy exclamó. Hipo varias veces, sosteniendo siete


dedos en alto en el aire.

Celeste intentó no reírse.

—¿Dónde está esa altiva prima tuya cuando la necesitas?


—preguntó Irene mirando a su hija.

Amy dejó caer sus manos. Mirando hacia abajo, arrastró los
pies.

Irene se acercó. Alzando la barbilla de Amy, dijo con suavidad.


—Por ningún lado que se vea es donde está.

Amy apartó su barbilla de las manos de su madre. Alzando los


hombros y mirándola desafiante, dijo, —Ojalá ustedes dos ordenaran
esta pelea.

Irene, con cara avergonzada, cambió de tema. —Recuerda


llamarme antes de que salgas mañana, sé que solo vas a salir una
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

semana, pero sabes que las chicas se enojarán si se pierden de decir


Hasta luego a su hermana mayor. —Volvió a abrazar a su hija.

Sobre el hombro de Amy, Irene capturó la mirada de Celeste y


explicó. —Las chicas siempre quieren decir adiós incluso cuando ella 76

está pasando la noche en alguna parte. —Soltó a Amy y luego


suavemente alisó el cabello de su cara. Tomó suavemente la cara de
Amy en sus manos, y añadió con un toque de orgullo y mucho
afecto—, Porque aman conocer a su hermana mayor y adorarla.

Asintiendo con la cabeza enérgicamente, Amy dijo, —Les


llamaré.

—¿Lo prometes? —Irene respondió arreglando el tirante del


vestido que se había desprendido de los bronceados hombros de
Amy.

—Lo prometo —replicó Amy—. ¿Cuál es la llamada de


apareamiento de una rubia? —preguntó a Irene.

—¿Qué? —Irene respondió confundida.

—¿Cuál es la llamada de apareamiento de una rubia? —Amy


repitió.

—Eh... no sé, —respondió Irene mirando a su hija.

—¡Estoy tan borracha! —Amy dijo entonces se echó a reír. Se


detuvo de repente cuando se dio cuenta de que era la única que
estaba riendo—. ¿No lo entiendes? —preguntó ella con incredulidad.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Por supuesto, querida —dijo Irene en tono tranquilizador. En


secreto, le guiñó un ojo a Celeste.

Amy miró a Celeste. —¿Cuál es la llamada de apareamiento de


una pelirroja? 77

Celeste inclinó la cabeza. —No lo sé —replicó divertida.

Amy sonrio. —¿La rubia ya se ha ido?

Encantada por los malos chistes y el humor fácil de Amy,


Celeste rio. Irene la siguió.

—Maggie —dijo Amy, con los ojos brillantes—, eso le va a


encantar.

Frotando los brazos desnudos de su hija y tratando de mantener


una cara seria, Irene le recordó. —Tienes mucho que hacer antes de
comenzar tus vacaciones mañana. —Ella murmuró—. Esperemos
que tu prima recuerde encontrar su camino a casa esta noche, y no
hacer que tu ni nadie pierda su vuelo.

Irene se volvió hacia Celeste. —Por favor, asegúrate de que se


vaya a la cama a una hora razonable, —dijo—. Cuando era una niña
pequeña, nunca podía hacerla dormir cuando había algo
emocionante planeado para el día siguiente. —Irene besó la mejilla
de Amy y se dirigió al coche—. Buenas noches Celeste.

Abriendo la puerta del coche, el afecto llenó la cara de Irene


cuando miró a Amy. —Buenas noches, Jellybean.

Amy gimió.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste asintió con la cabeza y dijo su último buenas noches a


Irene.

Amy rodó los ojos mientras su madre se alejaba. A veces, Irene


la exasperaba completamente. A diferencia de la madre de Josh, 78

Irene insistió en asistir a la fiesta. De pie, saludando a su madre,


Amy admitió que no debería haber sido una sorpresa para ella, ya
que a Irene siempre le gustaba mantenerse al corriente. Cuando Amy
le dijo que sus amigas venían de visita, Irene quería saber quién
venía, y hasta el último detalle sobre cada una de las chicas.

—¿Jellybean? —Celeste preguntó en broma.

Amy se tambaleó un poco. —Och, ese beamer —respondió ella—.


Imagina ser llamada Jellybean a mi edad.

—¿Beamer? —preguntó Celeste confundida.

Amy la miró. Avergonzada —explicó— significa con la cara roja.

—¿Por qué Jellybean?

Tratando de recordar, Amy pasó sus dedos por su cabello suelto,


revolviéndolo. Después de un momento, sonrio. —Era mi cariño
favorito cuando era una niña.

Celeste sonrio y se volvió hacia el bloque de apartamentos


preguntando, —¿Lista?

Amy asintió con la cabeza y juntas caminaron la corta distancia


hasta su apartamento.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Afuera de la puerta, Amy excavó en su bolso al hombro


buscando su llave. Hurgo un poco e incapaz de encontrarla, suspiró
y se reprendió por llevar una bolsa tan grande.

Buscando en su bolso, Amy estaba completamente aliviada de 79

que todavía estuviera de pie. Se había olvidado cuanto sus amigas


eran unos animales de fiesta. A pesar de que debían volar a las diez
de mañana de mañana, no cavia duda, dado su nivel de emoción
que, con toda probabilidad, sólo volverían a sus habitaciones de
hotel para cambiarse y salir.

Afortunadamente, Amy había logrado salir de la fiesta. Mañana


por la mañana, ella tenía que hacer algunas comprobaciones en el
sitio de un cliente antes de salir. Desafortunadamente, el sábado era
el único día que su cliente tenía libre, y no queriendo ninguna
complicación mientras estuviera ausente, había accedido a
encontrarlo en el lugar a las siete, lo que significaba levantarse a la
seis.

Harta de buscar, Amy dejó de hurgar. Conteniendo un bostezo,


sostuvo las asas de par en par y luego miró dentro del abismo.
Estaba demasiado oscuro para ver algo, así que decidió hurgar un
poco más. Sintiendo un trozo de acero en la mano, la sacó
entusiastamente de la bolsa y se tambaleó mientras gritaba,
—¡Eureka! —Agitando un broche metálico para el pelo, giró hacia su
izquierda—. La he encontrado.

Alcanzándola rápidamente, Celeste ayudó a Amy a recuperar el


equilibrio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy sonrio a Celeste y luego se encogió de hombros cuando se


dio cuenta de que su broche de pelo no era después de todo la llave
de su apartamento. Revolvió un poco más.

Sabiendo la cantidad de un buen momento que a sus amigas les 80

gustado tener y olvidando que Celeste estaba observando, Amy pensó


en la condición en que su hígado estaría cuando regresara de su
viaje. Miró su estómago y se dirigió a su hígado. —Tú, —dijo con
dificultad—. Pequeño amigo, no tienes que preocuparte, ¡me
aseguraré de que volvamos a rehabilitación cuando regresemos!

—¿Necesitas ayuda?

Sorprendida, Amy miró a Celeste. —No —respondió ella—. No


tardare ni un minuto.

Alegre de que Celeste no hubiera cambiado sus planes cuando


Sophie se retiró, Amy luchó contra el impulso de abrazarla por venir
esta noche. Esto era importante pensaba, asintiendo, seguirían
adelante. Se tomó un momento para mirar más a Celeste. Con tantas
cosas sucediendo, en realidad no había tenido la oportunidad de
pensar en nada ni en nadie más esta noche.

Amy aprecio abiertamente a la morena. Le gustaba la ajustada y


negra camiseta de seda sin mangas que delineaba los pechos llenos
de Celeste. Con los ojos dilatados, notó los negros pantalones de
seda. Dios, pensó. Ella siempre logra parecer tan condenadamente
ardiente. Amy miró a Celeste, notando el collar de plata que
descansaba contra la bronceada garganta de Celeste, luego las otras
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

piezas de joyería, todas las piezas eran costosas y todas eran


discretas.

Ajena al hecho de que Celeste era consciente de que la estaba


mirando abiertamente, la mirada de Amy cayó sobre su cabello 81

oscuro y estudió la forma en que caía alrededor de sus hombros.


Finalmente, sus ojos se enfocaron en los labios de Celeste, y no fue
la primera vez que noto que Celeste tenía la boca más increíble. Por
último, miró a los ojos de Celeste que brillaban con humor.

Amy se sonrojó profundamente. Estaba claro que a Celeste le


hacía gracia ser su objeto de estudio. Desembriagándose, trató de
cubrir su vergüenza entregándole a Celeste su bolso. —Podrías
buscar la llave, no he tenido mucha suerte.

Celeste asintió y tomó la bolsa, rápidamente recuperó la llave.


Abrio la puerta y se apartó para dejar entrar a Amy.

Amy entró en el apartamento que ella y Maggie compartían, y


encendió las luces. Todavía le sorprendía que Josh no hubiera
insistido en mudarse con ella. En cambio, sugirio que esperaran
hasta después de casarse. A Amy le parecía divertido que a Josh le
gustara pasar un buen momento, un tiempo muy bueno de acuerdo
con algunas de las historias que había escuchado recientemente. Él
era, en el fondo, estaba descubriendo, un poco anticuado.

Amy se movió a través del apartamento. Dejó caer su bolso y


luego sacó uno y luego el otro zapato. Le encantaba este lugar.
Estaba bien ventilado y espacioso. Si no se estuviera construyendo
una casa propia, habría convencido a Josh para que se mudara aquí
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

con ella. Caminando hacia la sala de estar, Amy le preguntó a


Celeste si quería tomar una copa.

—Tequila con hielo.


82
Dirigiéndose a la cocina, Amy gritó por encima de su hombro,
—Siéntete como en casa.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 8

83

Celeste se acomodó en el sofá. Estiró sus largas piernas, cruzó


un tobillo sobre el otro y dejó que el cansancio se filtrara por los
huesos. Sólo despertó cuando Amy le tendió una copa helada.
Tomando su bebida, observó a Amy sentarse frente a ella.

Amy levantó un vaso. —Tengo un jugo de naranja, —dijo,


sobria—. Mañana por la mañana comienzo temprano.

El silencio cayó entre ellas. Esta noche, en el bar mientras


hablaba con Irene, Celeste observo, de Maggie, a la fuerte algarabía
de las amigas, llevar a Amy al escenario. No había sabido qué
esperar mientras las veía afinar las guitarras que habían tomado
prestadas. Después de unas cuantas canciones, se sorprendió por la
dulzura de la voz ronca de Amy.

—Tienes una gran voz, Amy —dijo Celeste—. Me impresionaste


cuando te oí cantar esta noche, no tenía ni idea de que tú y Maggie
tocaban. —Sonrio cuando Amy se sonrojó y preguntó—, ¿Organizaste
el set acústico que tocaste esta noche?

Metiendo sus pies debajo de ella, Amy respondió tímidamente.


—No, fue pura casualidad, cuando Maggie vio a los dos chicos
tocando la guitarra, me preguntó si podíamos hacer algunos
números.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste sonrio. —Fue genial, lo disfruté mucho.

Amy bebió de su vaso. —¿Así que Maggie te conto su historia?


—preguntó—. ¿Habló de sus días en la banda?
84
Dudando, Celeste sonrio. —Ella se entusiasmó después de tocar.

Amy se rio entre dientes. —No era realmente una banda,


—dijo—. Maggie lo usaba principalmente para atraer a los chicos, le
encantaba la idea de actuar.

La atención de Celeste fue capturada cuando Amy puso su vaso


en el suelo, y sentándose, pasó sus dedos por su cabello de color
miel. Alzando una ceja con aprecio, Celeste preguntó con curiosidad.
—¿Y qué hay de ti?

—Empecé como su groupie15 número uno, —respondió Amy—.


Iba pegada detrás de Maggie a dondequiera que fuera, no podía
quitarme de encima, y los chicos de su banda me tomaron bajo sus
alas y me enseñaron a tocar la guitarra.

Instintivamente, los ojos de Celeste evaluaron a Amy. Llevaba un


vestido negro finamente atado con un profundo escote en V. El
vestido, se dio cuenta, mostraba la figura de Amy, y en particular
sus pechos hermosamente.

Amy apoyó la cabeza en el sofá acolchado y continuó


recordando. —Acose a Maggie día y noche para tocar en su banda.
—Sonrio—. Y puesto que yo estaba pegada a ellos, los chicos

15
Groupie: Este término se aplica a una joven admiradora de un determinado cantante o grupo musical, a los
que sigue incondicionalmente.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

eventualmente la convencieron, así que ella me dejó tocar la guitarra.


—Rio—. A los dieciséis años, eso significaba el mundo para mí. En
ese entonces yo tenía poco para trabajar, usaba brackets y parecía
un insecto palo.
85

Los ojos de Celeste cayeron sobre los pechos de Amy, y luchó


contra el impulso de decir que no tenía ese problema ahora. —Estás
pintando un cuadro realmente atractivo aquí, Amy, —bromeó ella.

Amy se rio. —Para cuando tenía dieciocho años, los brackets


habían desaparecido. —Ella miró hacia abajo y añadió
juguetonamente—, Mis pechos crecieron. ¡Gracias a Dios! —Deslizo
los dedos por el pelo—. Pero, con el tiempo, Maggie me dio poca
importancia, estaba recibiendo demasiada atención para su gusto y
me dijo que mis estudios necesitaban ser lo primero.

Divertida, Celeste se rio. Disfrutando de la intimidad de Amy,


ella preguntó, —¿Así que nunca quisiste seguir una carrera musical?

Amy se estiró y los ojos de Celeste cayeron involuntariamente


sobre sus pechos.

—Sí, por un corto tiempo, —Amy respondió—. ¿Quién no lleva


sueños de hacerla en grande a esa edad?

Celeste sonrio. Le gustaba el acento escocés y la ronquera en la


voz de Amy.

—Toque en una banda en la universidad, pero la química nunca


estuvo bien, —continuó Amy—. Supongo que me habían echado a
perder. Me encantaba la diversión en la banda de Maggie. Los chicos
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

eran como hermanos para mí. Era todo acerca de divertirse, de reír,
nada más. Rápidamente perdí interés en la nueva banda a la que me
uní. Se tomaban demasiado en serio.

Amy miró su reloj y se sorprendió al ver que era casi la una de la 86

mañana. Una punzada de pesar se disparó a través de ella porque


tenía que terminar la noche. Realmente había disfrutado de la
compañía de Celeste, pero si quería levantarse temprano para
encontrarse con su cliente, realmente necesitaba irse a la cama
ahora.

—Celeste, odio terminarlo aquí, pero realmente necesito dormir


un poco.

Luciendo decepcionada, Celeste asintió. —Sí, por supuesto


—respondió—. Tienes que levantarte temprano. —Dando unos
golpecitos a su copa—. Voy a terminar mi bebida y seguir en breve.

Amy dio las buenas noches. Dirigiéndose a la escalera, esperaba


que Maggie no hiciera mucho ruido cuando regresara, si volvía.

Decidiendo ordenar rápidamente su estudio antes de ir a la


cama, Amy se dirigió a la habitación.

El teléfono sonó.

Dios es tan tarde, pensó Amy. Jugueteó con la idea de ignorarlo,


pero la curiosidad se apoderó de ella. Corriendo por el pasillo, entró
en su dormitorio y agarro el teléfono, era Josh. Sentada en la cama,
le dio lo más destacado de la noche.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Cuando Amy colgó, jugueteó con la idea de abandonar su


estudio hasta que regresara, pero la experiencia le había enseñado
que odiaba volver a casa estando en un desastre. Sólo me demorare
cinco minutos, razonó mientras paseaba descalza por el pasillo.
87

Abriendo la puerta de su estudio, Amy empezó. Celeste estaba


ahí. Sorprendida, parpadeó varias veces y preguntó abruptamente.
—¿Qué haces aquí?

Imperturbable, Celeste miró a Amy por un momento. —Maggie


me mostró brevemente esta habitación cuando llegué aquí, pero no
tuve la oportunidad de mirar. —Tomo un pincel—. He escuchado la
artista talentosa que eres. Maggie dijo que estaba bien mirar
alrededor, ¿espero que no te importe? —Dejó el pincel y le indico a
Amy que entrara en la habitación.

Odiando la forma en que Celeste de repente dominaba su


espacio, Amy quería decir, Sí, condenadamente me importa. Esta
habitación era su santuario interior y, por lo general, Maggie
respetaba su espacio.

Conteniéndose, Amy tragó saliva y entró. Cerrando la puerta, se


apoyó en ella y observó a Celeste moverse por la habitación,
examinando un modelo de la construcción de la nueva casa, así
como otros proyectos en los que Amy estaba trabajando.

—Eres una mujer muy ocupada —comentó finalmente Celeste,


mirando por la ventana de la casa en miniatura.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Un color rosado subió las mejillas de Amy mientras veía a


Celeste tocar sus cosas. Cuando se detuvo en una pintura en la que
Amy estaba trabajando, se contrajo.

Celeste inclinó la cabeza para ver la pintura. —Pareces ser una 88

mujer de muchos talentos —comentó.

Avergonzada, Amy se acercó lentamente a la morena. Se detuvo


junto a ella y se dio cuenta de que ella estaba descalza.

—¿Cuándo pintaste esto? —preguntó Celeste mirando la


pintura.

Inhalando profundamente, Amy respondió, —Uhmmm, hace


unas semanas, el día de la barbacoa en casa de Irene en realidad.

Ese día, Amy fue incapaz de resistir el impulso de esbozar a


Celeste. Desde que la conoció, había reflexionado sobre las
similitudes y diferencias entre los gemelos, y aquella tarde, cuando
todo se había calmado, surgió una oportunidad. Con sus hermanitas
en la cama para la siesta de la tarde, Sophie y Maggie dormidas en
sus tumbonas, los chicos al final de un partido de fútbol, su madre y
Camille en la cocina chismorreando, encontró a Celeste sola en el
borde de la piscina, absorta en sus pensamientos.

Mirándola durante un rato, Amy cayó en la tentación.


Impulsivamente, se dirigió a la habitación de las niñas y sacó los
lápices de colores y un bloc de dibujo. Emocionada a su regreso al
descubrir que Celeste todavía estaba en su lugar, se colocó justo
fuera de la vista de la morena, y rápidamente la esbozó.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Mirando a Celeste observar la pintura, Amy estudió su perfil.


Esa tarde, recordó que quería saber qué era más fuerte entre Josh y
Celeste, sus similitudes o diferencias en su apariencia y gestos. En
cambio, capturó algo más, una esencia que irradiaba de Celeste, algo
89
que la sorprendió… melancolía.

Girando la cabeza, Celeste miró a Amy con curiosidad y luego


susurró. —Me siento halagada.

Para el completo asombro de Amy, Celeste, como si necesitara la


cercanía, la abrazó.

Sorprendida por el contacto físico y sin saber cómo reaccionar,


Amy colocó los brazos torpemente alrededor de Celeste, y
apretándola suavemente respondió, —De nada.

—Nunca han hecho mi retrato antes, —dijo Celeste, rodeando a


Amy.

—Ha sido un placer, —respondió Amy. Sintiéndose torpe e


incómoda, trató de luchar contra el impulso de alejarse. Consciente
de que no quería sobrereaccionar ante un momento instintivo entre
ellas, se obligó a relajarse.

—Me has atrapado pensando en alguien, —dijo Celeste


finalmente.

Amy notó la crudeza en su voz.

—Perdí a alguien muy especial para mí, —dijo ella su agarre en


Amy se intensifico.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy escuchó mientras Celeste inhalaba profundamente.

—Su nombre era Felice.

Sin saber cómo reaccionar, pero sintiendo que Celeste


90
necesitaba hablar, Amy esperó un momento. —¿Qué pasó?

Celeste vaciló, su agarre se aflojó, miró a Amy. —Probablemente


no necesito hablarte de la guerra en Somalia.

Amy asintió con la cabeza. —Sé lo que está pasando.

Mirando a Celeste, Amy recordó cómo Josh y su familia se


habían asustado cuando Celeste llamó para comunicarles que iba a
Somalia.

Celeste cerró los ojos. —Hace unas pocas semanas, mi equipo


fue enviado a un campamento. —Abriéndolos cansadamente—. Es
una larga historia, pero en pocas palabras el campo era un complejo,
rodeado por la milicia, y la gente dentro necesitaba ser atendida.
—Hizo una pausa y luego aspiro un poco de aire—. Lo siento Amy
—dijo ella apartándose—. No quiero ser una carga para ti...

Sintiendo que esta necesidad de hablar era poco habitual, Amy


declaro tranquilamente. —Quédate, dime, quiero escucharlo. —Ella
abrazó a Celeste, alentándola.

Celeste bajó sus largas y oscuras pestañas. —La milicia veía el


campamento como un santuario para sus enemigos, —dijo—. Antes
de que llegáramos ya habían masacrado a muchos de ellos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se estremeció incapaz de imaginar el tipo de violencia que


Celeste debe haber sido testigo en los últimos años.

Celeste frunció el ceño y se retiró de los brazos de Amy. —Se


acordó que no nos harían daño, y nos enviaron allí para 91

proporcionar asistencia médica.

Amy contuvo la respiración registrando por primera vez que


Celeste probablemente estaba a menudo en situaciones donde podía
ser asesinada.

Celeste cruzó los brazos. —Nos dijeron que miles de personas


desplazadas estaban en el campamento, pero cuando llegamos allí,
—su voz bajó mientras recordaba ese momento—. Era como una
ciudad fantasma. —Frunció el ceño profundamente.

Amy apenas podía imaginar el miedo que debió haber


experimentado sobre el destino de esas personas.

Celeste tragó saliva. —No pudimos encontrar a nadie, el lugar


estaba lleno de pertenencias, pero no fue hasta que nos adentramos
en el campamento cuando los encontramos. —Cerró los ojos
brevemente—. Miles de personas aterrorizadas reunidas. —Ella miró
a Amy—. Como ovejas, todas acurrucadas a lo largo de una cresta
que corría por el campamento.

Celeste sostuvo la mirada de Amy. —Trabajamos durante días,


las víctimas nunca terminaban, nunca había visto nada parecido, las
heridas eran horribles. —Ella rompió el contacto visual y sacudió la
cabeza—. Sólo estábamos equipados para los problemas básicos,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

disentería, mordeduras infecciosas, malaria, cosas así, cualquier otra


cosa, el hospital de la ciudad podría tratarlo. —Se mordió el labio
inferior—. La milicia estableció que cualquier persona atrapada
tratando de abandonar el campamento sería fusilada. —Sus ojos se
92
cerraron—. Pero la gente estaba aterrada, incluso sabiendo lo
peligroso que era, algunas personas todavía trataban de escapar.
—Ella frunció el ceño—. Éramos completamente impotentes para
impedir que fueran perseguidos y asesinados. —Sus ojos se
oscurecieron—. Los soldados no eran buenos tiradores, incluso
cerca, todavía podían fallar y si lograban herir a alguien, no
desperdiciarían balas, sino que los matarían a bayoneta.

Amy había visto imágenes de las noticias. Aunque horrorizada


por lo que veía, se dio cuenta de que no había manera de que
pudiera comprender lo que era ser testigo de una carnicería como
esa de primera mano. Miró a Celeste con nuevos ojos. Debe haber
destruido el alma ver las vidas de las personas que estaba tratando
de salvar, ser tan fácilmente apagadas.

—Después de unos días la milicia se lanzó a una matanza.


—Celeste sacudió la cabeza—. El día en que Felice fue... asesinada,
la gente estaba siendo fusilada por todo el campamento. —La ira
centelleó en sus ojos—. Era una situación desesperada. No
estábamos equipados para tratar heridas de bala. Lo único que
podíamos hacer era recoger las víctimas y hacer que volaran al
hospital. —Los ojos de Celeste se ensancharon—. Esperábamos que
llegara el helicóptero, este joven chico, —sacudió la cabeza—. No
podía tener más de ocho años de edad, corrio hacia nosotras
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

gritando por ayuda. Había un soldado persiguiéndolo. El chico corrio


hacia Felice, corrio directamente a sus brazos, gritándole para que lo
ayudara. Sólo cuando el soldado vio a un oficial con nosotras, se
detuvo. —El dolor teñía el tono de Celeste—, Pero Felice y el niño
93
fueron impactados.

Las lágrimas llenaban los ojos de Amy mientras imágenes de


esta mujer desconocida, horriblemente derribada inundaban su
mente.

—El helicóptero había sido disparado anteriormente y no podía


aterrizar. —Continuó Celeste. Tragó saliva—. Felice estaba en estado
grave y no podíamos tratarla en el recinto, necesitábamos llevarla al
hospital. —Ella abrio los ojos—. Pero los bloqueos que la milicia
tenía en el lugar eran una pesadilla para negociar. Un oficial del
ejército trató de allanar nuestro camino a través del punto de
verificación después del puesto de control. No pude hacer nada.
Estaba en la parte trasera de la ambulancia con Felice y los demás.
—Una expresión de desolación cruzó su rostro—. Hice lo que pude,
pero no estábamos equipados. —Cerró los ojos—. Cuando finalmente
llegamos, ya era demasiado tarde. —Su voz se quebró—. La
perdimos. —Su voz se rompió—. Ella luchó tan duro.

Amy tiró a Celeste entre sus brazos y la abrazó. —Está bien,


—susurró ella—. Vas a estar bien, lo prometo, Celeste.

Celeste abrazó a Amy con fuerza.

Sintiendo su dolor, Amy abrazó a Celeste y se estremeció ante el


horror de una situación tan insoportable. Comprendía la pérdida. La
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

muerte de su padre la había devastado, pero perder a alguien así. No


podía comprender lo que debía sentirse ver a alguien a quien querías
morir ante tus ojos. Sintiendo una gran compasión por Celeste, Amy
tomó su cara y la miró fijamente. —Estás a salvo aquí —susurró—.
94
Está bien dejarlo ir.

Apoyando la cabeza contra la de Amy, Celeste contuvo el aliento.

Consciente de que probablemente era una de las pocas personas


que veía a Celeste tan vulnerable, Amy la miró fijamente mientras las
lágrimas se deslizaban por la cara de Celeste. Incapaz de resistirse,
cogió una con el pulgar y la frotó entre sus dedos.

Llorando, Celeste se inclinó hacia Amy. Al cabo de unos


instantes, abrio los ojos.

Agarrando un trapo cercano, Amy limpió suavemente las mejillas


de Celeste. Le besó la mejilla con ternura. —Liberarse es bueno.

Asintiendo con la cabeza, Celeste la abrazó con fuerza. Aflojando


su agarre, dijo. —Eso fue... inesperado.

Amy susurró. —Lo sé.

Se miraron la una a la otra.

Celeste se aclaró la garganta. —Gracias. —Miró la pintura y


cambió de tema—. Se puede ver mi cicatriz con toda claridad.

Amy miró por encima del hombro. —Sí.

Celeste empezó a alejarse de Amy.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Consciente de que Celeste era vulnerable, Amy decidió no


romper el contacto. Girando en los brazos de Celeste, añadió. —Está
bien, tu cicatriz, me gusta.

Sus brazos colgaban holgadamente alrededor de Amy, Celeste 95

frunció el ceño.

Inmediatamente avergonzada por lo estúpido que sonaba. Amy


agregó rápidamente. —Quiero decir... realmente me gusta tu cicatriz
porque, —trató de justificarse—. Eso... agrega profundidad.

Era verdad, a Amy le gustaba la cicatriz de Celeste. Cuando


había esbozado el rostro de Celeste, sus ojos verde avellana eran
inicialmente el rasgo dominante, seguido por sus labios y pómulos,
pero la pequeña cicatriz, de alguna manera, sin darse cuenta se
mantuvo en el centro del escenario. Mirando la pintura, Amy
contempló por qué le gustaba. Después de un momento, se dio
cuenta de que era porque le quitaba al rostro de Celeste la
perfección, y de alguna manera eso la complacía, pues su ojo
artístico siempre encontraba la imperfección más atractiva.

Con los brazos apretados alrededor de Amy, Celeste susurró.


—Pero, todavía, me has hecho parecer tan... tan... —Parecía luchar
por las palabras mientras miraba la pintura—. Hermosa.

Sorprendida de que Celeste pensara algo menos, Amy respiró


profundamente. —Eso es porque eres hermosa. —Volvió la cabeza
para mirar a Celeste—. Muy hermosa.

Sus ojos se encontraron.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se sonrojó cuando un errante pensamiento cruzó su mente


de lo bien que se sentía estar en los brazos de esta mujer.

Celeste besó la parte superior de la cabeza de Amy y susurró.


—Gracias, es una sorpresa maravillosa. 96

Amy quería que Celeste supiera que lo que acababan de


compartir era bueno. —Me alegra que hayas confiado en mí.

Celeste asintió lentamente.

Mirando a Celeste, Amy se centró en su boca generosa y labios


llenos, luego finalmente sus ojos. Sus labios se separaron
ligeramente en sorpresa cuando Celeste inclinó su cabeza, y besó su
mejilla luego su boca. Era un suave beso, cálido y dulce. Uno que
pretendía comunicar más afecto que deseo. Uno que nunca fue
diseñado para encender la fiebre hormonal completa de su cuerpo
que explotara a través de Amy.

Con los ojos abiertos, los labios hormigueando, Amy miró a


Celeste. Completamente abrumada por la inesperada intensidad de
su respuesta física, susurró. —¿Has sentido eso?

Celeste asintió lentamente. Aspiró el aire. —Sí —respondió con


voz ronca—. Lo hice. —Gimiendo suavemente, atrajo a Amy hacia
ella.

El calor se elevó dentro de Amy. Sus sentidos explotaron cuando


Celeste alentó un beso completo con la boca abierta. Presionándola
contra el banco de trabajo, sus bocas ardientes y exigentes, las
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

manos de Celeste se movieron con urgencia por la caja torácica de


Amy. Besándola profundamente, bajó los tirantes de su vestido.

Con el vestido cayendo a su cintura, Amy gimió cuando Celeste


ahuecó luego acarició sus pechos desnudos. Incapaz de concentrarse 97

en nada excepto en la boca de Celeste y las sensaciones increíbles


que explotaban dentro de ella, Amy no pudo hacer otra cosa que
rendirse completamente.

Eventualmente, Celeste dejó ir la boca de Amy. Succionando


suavemente, mordió la longitud de su cuello. Dejando un rastro de
humedad, mordisqueó su trayectoria hacia abajo y luego de regreso.

—Oh Dios, —susurró Amy. Su cabello cayó a un costado,


permitiendo el acceso de Celeste. Jadeó cuando un gruñido profundo
escapó de Celeste mientras le succionaba el cuello.

La ingle de Amy se apretó cuando las manos de Celeste


trabajaban en sus muy sensibles pezones. Cuanto más la acariciaba,
más Amy respondía. Pronto, sus caderas ondularon.

Gimiendo, Celeste tiró el vestido de Amy por encima de sus


muslos. Aparto a un lado el bikini de seda y frotó el pulgar sobre su
clítoris empapado.

Envolviendo sus brazos alrededor del cuello de Celeste, Amy se


movió contra su mano.

Celeste gimió mientras tocaba a Amy.

Con los ojos cerrados, Amy gimió profundamente.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Con la respiración agitada, Celeste deslizó los dedos


profundamente dentro de Amy mientras su boca trazaba un sendero
húmedo por su garganta. Mordiéndole el cuello, empujo en ella.

La combinación del dolor agudo y sentir a Celeste impulsaron 98

las caderas de Amy hacia adelante. Gritando, su cuerpo entero se


ruborizó al culminar.

Finalmente, el placer que recorría Amy aminoro. Al calmarse,


abrio los ojos. Mirando a Celeste, aspiró aire. Lentamente Celeste se
apartó de ella.

El aire frío que recorrio los pezones de Amy enfocó su mente.


Mirando hacia abajo, su cerebro se revolvió. Aturdida, se apartó del
banco de trabajo. Su vestido seguía levantado, los tirantes colgaban
alrededor de su cintura.

Respirando trabajosamente, Celeste se apoyó contra la pared.

Enojada, con el cuerpo sacudido, Amy huyó de la habitación.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 9

99

Corriendo a su dormitorio, Amy abrio la puerta y se apresuró a


entrar. Sacudida hasta la médula y sintiéndose desconcertada, se
detuvo en medio de la habitación y miró a su alrededor. Sacudió sus
manos para aliviar el creciente pánico.

—¡Oh, mierda, por dios!

Amy miró hacia la puerta y se dio cuenta de que todavía estaba


abierta, corrio hacia ella. Cerrándola, apoyó todo su peso contra ella
y buscó la llave. Alarmada, recordó que estaba en su tocador. Con
los ojos ensanchándose, se dio cuenta de que nunca había usado la
llave antes.

Rápidamente recuperando la llave, Amy trató de meterla en la


cerradura, sus manos temblaban violentamente, la dejó caer varias
veces antes de conseguirlo. Suspirando pesadamente, se apoyó
contra la puerta cerrada con llave. Al acomodar su vestido, la fuerza
completa de lo sucedido la impacto. La vergüenza la inundo, y las
lágrimas cayeron. Apoyándose contra la puerta, sollozó anonadada.

—Amy, ¿estás bien?

Amy podía oír la preocupación en la voz de Celeste

Celeste repitió, —Amy, ¿estás bien?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se quedó helada.

Celeste llamó a la puerta. —Amy, por favor, contéstame.

Amy se secó las lágrimas. —No, no estoy bien, Celeste. ¡Lo que
100
sucedió no está bien! —Apretó los puños—. ¡Comprendes!

—Amy, creo que deberíamos hablar.

—Creo que es mejor que te vayas —interrumpió Amy,


retorciéndose las manos—. No creo que ninguna plática pueda
explicar lo que acaba de suceder.

Celeste giró la manija de la puerta.

Amy gritó. —Por amor de Dios, ¿no me has oído?

—Amy, quiero que intentes mantener la calma y respirar


profundamente.

Amy caminó por la habitación. Estaba enfadada y confusa.


Necesitaba tiempo para pensar.

—¿Amy?

—¿Cómo se supone que debo mantener la calma, ¿cuándo


nunca he hecho nada? —Amy dejó de pasearse y miró hacia la
puerta—. ¡Quiero decir absolutamente nada de eso antes!

Una repetición de lo que había pasado corrio por la mente de


Amy. Apretando las mejillas, trató de absorber la enormidad de la
situación.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Sé que es una sorpresa, Amy. —La puerta crujió cuando


Celeste se apoyó en ella—. Es un shock para ambas, —hizo una
pausa—. Pero estoy segura de que si hablamos, podemos solucionar
esto.
101

Comenzando a hiperventilar, Amy sacó las palabras.


—Acabamos de tener sexo Celeste, ¡no creo que nada de lo que
propongas hablar pueda eliminar eso! —Ella se quedó mirando la
puerta—. No puedo lidiar con esto... tú... —Ella aspiró aire—. ¡Con
esto ahora mismo!

—Amy, abre la puerta.

Tratando de regular su respiración, Amy se apoyó contra la


pared cerca de la puerta. —No te quiero aquí, de acuerdo, no hay
nada que decir ahora mismo, no puedo... —Su respiración se cortó,
sus palabras se interrumpieron.

De pie fuera del cuarto de Amy, Celeste escuchó impotente.

—Amy, escúchame, respira profundamente. —Consciente de que


Amy estaba entrando en shock, Celeste inyectó autoridad en su
voz— Amy, estoy de acuerdo de no hablar ahora. —Intentó ser
persuasiva—, pero no quiero dejarte así, está claro que estás
teniendo un ataque de ansiedad y no tengo ni idea si tienes
antecedentes de esto o si tienes problemas respiratorios. —En tono
claro, añadió—. Amy, necesito saber qué ¿no estás en ningún tipo de
medicación o sufres de problemas como asma?

Ninguna respuesta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste tragó saliva. Su propia ansiedad aumentó, intentó otra


vez. —Si quieres que me vaya, me iré, pero sólo una vez que sepa que
vas a estar bien.

Ninguna respuesta. 102

Con el rostro adolorido y la voz tensa, Celeste se inclinó más


hacia la puerta. —Amy, por favor. ¿Necesito saber que vas a estar
bien cuando me vaya?

Después de un largo silencio, Amy respondió. —No, no tengo


ningún problema. —Todavía luchando, se obligó a decir—. Sé lo que
tengo que hacer, conseguiré una bolsa y respiraré. —Celeste la oyó
aspirar aire profundamente—. Estaré bien en cuanto te vayas.

El alivio cayó sobre Celeste. Apoyando la cabeza contra la


puerta, respondió con gratitud. —Bueno, voy a bajar las escaleras
para conseguir mis cosas, y luego me marchare. —Acarició la
puerta—. Me llevará sólo unos pocos minutos, lo prometo.

—Sólo vete... por favor.

Empujándose de la puerta, Celeste se dirigió a la habitación en


la que habría dormido. En el dormitorio, se sentó en el borde de la
cama y, sosteniendo su cabeza, se preguntó por qué demonios no
había visto venir esto.

Se frotó las sienes, exhaló lentamente y recordó el día del golf


con Amy. Pensó en lo consciente que estaba de ella, y en ese algo que
pasó entre ellas cuando introdujo la etiqueta de Amy. Celeste miró
sus dedos consciente de que aquel día habían hormigueado mucho
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

tiempo después. Sacudiendo la cabeza, parpadeó varias veces


comprendiendo que no lo habría visto venir porque desde la muerte
de Felice no había estado pensando con claridad.

De pie, Celeste miró su reloj, no quería dejar a Amy, pero la 103

experiencia médica le dijo que era lo mejor. Tomando la liga para el


pelo de la mesa de noche, se agarró el cabello y lo ato nuevamente.
Al darse cuenta de que estaba descalza, tomo su bolsa de viaje y
apresuradamente la relleno con los artículos que había sacado antes.
La arrojó sobre su hombro, y rápidamente se dirigió a la sala de
estar para recuperar sus zapatos.

En la calle, Celeste abrio su teléfono celular y llamó a un taxi.


No queriendo que Amy mirara por la ventana y la viera dando
vueltas, dio una dirección a dos cuadras más abajo. Cerrando el
teléfono, levantó la vista, encontrando la ventana del apartamento de
Amy vacía, se volvió y caminó por la calle. Caminando, sus
pensamientos se volvieron por primera vez a Josh.

—¡Josh!

Las manos de Celeste cubrieron su boca. Asolada hasta el


núcleo, su corazón latía con fuerza contra su caja torácica. Los
acontecimientos de esta noche afectarían directamente a su
hermano. La adrenalina corriendo por sus venas, la obligó a acelerar.
Dios mío, pensó. Su estómago se revolvió. —Jesús, Josh —susurró
ella. Su estómago se sacudió—. Dulce, hermoso, adorable Josh,
—murmuró ella. El estómago le dio un vuelco—. ¿Cómo pude
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

lastimarlo así? —Su visión se hizo borrosa cuando una imagen de


Josh pasó por su mente.

Deteniéndose, Celeste colocó una mano temblorosa contra la


pared más cercana e, incapaz de controlar su reacción física, vomitó. 104

Amy podía oír un ruido lejano. Tomó un tiempo, pero finalmente,


se dio cuenta de que un teléfono estaba sonando. Agitada, miró su
reloj, pero no pudo verlo correctamente. Gimiendo, entrecerró los
ojos en los números borrosos, que finalmente entraron en un foco
brumoso y leyó las siete y media. Se sentó de golpe, se lanzó hacia
delante y frenéticamente buscó el teléfono timbrando.

—Hola, —dijo una voz ronca en el otro extremo.

—Hola, señor Dreyfuss —dijo Amy tratando de contener el


pánico en su voz cuando se dio cuenta con temor de que había
plantado a su cliente. Se pasó una mano por el cabello y jalo la ropa
de cama a su alrededor, luego se disculpó profusamente. Le explicó
que su fiesta de despedida de soltera había sido la noche anterior, y
que no había terminado tan rápidamente como ella esperaba.

Para alivio de Amy, con eso el cliente mostró cierta simpatía, y


estaba dispuesto a discutir los puntos más importantes del proyecto.

La línea murio, Amy miró tristemente al receptor por un rato


antes de colocarlo lentamente en su base. Hundiéndose en la cama,
se cubrio la cabeza con la sabana y gimió. A lo largo de toda la
conversación fue bombardeada con flashbacks de la noche anterior.
Para su completa humillación, durante la llamada, sabía con certeza
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

que había tropezado en todos los lugares equivocados. Estaba segura


de que había dicho «mierda» una vez.

¡Oh Dios!, pensó Amy. Probablemente piensa que tengo


Tourettes16. Gimió de desesperación. Cubriéndose los ojos con los 105

brazos, susurró. —¿Qué he hecho?

El sol entraba a través de la ventana de su dormitorio, y con la


necesidad de un poco de aire, Amy echó atrás las sábanas de cama
y absorbió parte de la energía del sol. Después de unos minutos,
comprobó el tiempo y se obligó a salir de la cama. Dirigiéndose a la
ducha, esperaba que Maggie estuviera de regreso y preparada.

En la ducha, Amy aumentó la temperatura. Apoyándose contra


el muro de azulejos, dejó que el agua cayera sobre ella.

Incapaz de creer lo que había dejado pasar la noche pasada,


Amy gimió. Que ella hubiera engañado a Josh era increíble. Con una
mujer era incomprensible. No sólo cualquier mujer, se recordó, sino
su futura cuñada. Ella gimió. No podría haber estado más
sorprendida si alguien le dijera que su cerebro había desaparecido
durante los últimos veinticuatro años.

Sintiéndose enferma, Amy apoyó su cabeza contra la pared. El


familiar sentimiento de pánico brotó en su interior mientras se

16
Síndrome de Tourette es un trastorno neuropsiquiátrico heredado con inicio en la infancia, caracterizado por
múltiples tics físicos (motores) y vocales (fónicos). El síndrome de Tourette se consideraba un raro y extraño
síndrome, a menudo asociado con la exclamación de palabras obscenas o comentarios socialmente inapropiados
y despectivos, pero este síntoma está solo presente en una pequeña minoría de afectados.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

preguntaba por centésima vez. —¿Cómo podía haber dejado que eso
sucediera?

Incapaz de responder a la pregunta, su cabeza colgó


desesperada, Amy finalmente aceptó que no tenía una respuesta. 106

Apagando la ducha, Amy salió, se secó y luego rápidamente se


vistió. Cepillándose el pelo, se quedó inmóvil cuando oyó un golpe en
la puerta. El corazón le latía con fuerza cuando la manija de la
puerta giró.

—¿Amy?

Era Maggie.

Suspirando de alivio, Amy rápidamente abrio la puerta.


Encantada de ver a su prima y necesitando algo de consuelo, tomó a
Maggie en sus brazos y la abrazó con fuerza. —Luces como el
infierno, —dijo liberándola.

—Gracias, yo también te amo.

—¿A qué hora llegaste?

Aparentemente, demasiado cansada para preguntar por qué la


puerta estaba cerrada, Maggie miró su reloj. —Errrmmm,
aproximadamente ahora, —respondió tímidamente. Gimiendo, se
acercó a la cama de Amy. Se echó de espaldas, gruñó—. ¡Sin duda,
debe haber una mejor manera de empezar el día!

—¿Estás lista? —Amy preguntó rápidamente acercándose a ella.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie miró a través de un ojo y murmuró, —Estoy lista cuando


lo estés Jellybean.

—Hice todo mi equipaje ayer.


107
Maggie suspiró. —¿Pensé que iba a reunirme contigo en el
aeropuerto?

El pulso de Amy se aceleró. —Sí, bien cambio de planes.


—Sacando a Maggie de la cama, añadió—. Vamos a largarnos de
aquí.

Amy gimió cuando entró en el cuarto de Maggie. Su prima era


todo menos organizada. La habitación era un caos.

Maggie se dejó caer en la cama.

—¿Dónde está?

—¿Qué? —Maggie dijo amortiguadamente debajo de su


almohada.

—¡Tu maleta!

—Debajo de la cama.

Encontrando la maleta de Maggie, Amy la abrio. Abrio un par de


cajones y arrojo todo lo que pudo encontrar. Consciente de que la
pelirroja era particular acerca de lo que llevaba, Amy sonrio
brevemente, sabiendo que Maggie estaría en shock cuando llegaran a
Barbados.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Mientras ayudaba a Maggie a prepararse, Josh luego Irene


llamaron. Amy se esforzó por hablar. Mantuvo cada conversación
breve, con la esperanza que pensaran que estaba demasiado
entusiasmada con el viaje para charlar durante mucho tiempo.
108

—¿Estás lista? —preguntó Amy cuando el taxi llegó.

Maggie asintió cansadamente.

—Vámonos.

Pronto estuvieron en el aeropuerto. Para alivio de Amy, cuando


llegaron, sus amigas estaban padeciendo graves resacas, lo que
significaba que estaban demasiado cansadas para prestarle mucha
atención. No fue hasta que estuvieron a bordo del avión que Maggie
finalmente se acordó de Celeste quedándose.

—¿Tuviste la oportunidad de charlar con twinnie anoche?

Amy se puso tensa. El color se dreno de su cara.

Frunciendo el ceño, Maggie la miró. —Espero que todo haya ido


bien, sé que la has encontrado algo torpe.

Amy miró hacia abajo y murmuró. —Todo estuvo bien.

Maggie insistió. —¿Dónde estaba esta mañana?

Queriendo terminar la conversación, Amy respondió. —Se fue


temprano. —No dejando espacio para que Maggie hiciera más
preguntas, llamó a su amiga Islay, que se preparaba para sentarse
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

en el asiento frente a ella, y le preguntó, para confusión de Maggie, si


le gustaría sentarse a su lado.

109
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 10

110

A punto de salir de su habitación, sonó el teléfono. Titubeando


en la puerta, Amy lo dejó sonar unas cuantas veces antes de
recogerlo. —¿Hola? —respondió con cautela.

—Hola cariño

Amy se frotó la frente, aliviada de que fuera Josh. Cerrando los


ojos, exhaló lentamente. Desde aquella noche, la semana pasada,
Celeste había perseguido sus pensamientos. Por un lado, se sentía
aliviada de estar aquí en el Caribe y fuera de su alcance, pero por
otro lado quería desesperadamente resolver, fuera lo que fuera, «eso»
con Celeste, y volver a su vida. Hasta ahora, no había habido
ninguna comunicación.

—Hola Josh, —contestó Amy tratando de despejar su mente de


imágenes de Celeste.

Conversaron brevemente sobre algunas cuestiones que Irene


tenía con los preparativos de la boda. Amy se despidió. Cada vez que
hablaban, la culpa la llenaba y dejaba su garganta tan seca como un
hueso. Afortunadamente, sus amigas pensaron que su distracción
era sólo un ataque de nervios antes de la boda, pero Maggie era un
asunto diferente. Maggie se dio cuenta de que algo estaba mal. A
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se le revolvió el estómago. Repentinamente nauseabunda, se


dirigió al baño. Cuando finalmente salió del baño, Maggie estaba allí.

—Esa es la tercera mañana de esta semana que has vomitado,


¿no? 111

Limpiándose la boca con un pañuelo, Amy asintió débilmente.

Maggie la abrazó. —Vamos, —dijo con una nota de


preocupación—. Creo que deberías ir a dormir una pequeña siesta.

Amy asintió y se dirigió a su cama.

—Despierta, Jellybean.

Amy abrio los ojos.

Maggie bajó la mirada hacia ella.

—Hola, —Amy dijo sentándose—. ¿Qué hora es? —Preguntó


frotándose los ojos.

Maggie apartó la mirada hacia el despertador. —Es hora de


averiguar el tiempo, —respondió. Sacó un paquete de su bolsillo y lo
sacudió.

Amy entrecerró los ojos en el paquete. —¿Qué es eso?

Empujando a Amy, Maggie se sentó a su lado. —Una prueba de


embarazo.

El color desapareció del rostro de Amy. Gimiendo, se recostó.


Cubriéndose los ojos con los brazos, susurró. —Imposible, siempre
soy muy cuidadosa.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Amy, cambiaste recientemente a una nueva píldora y dado que


tu cuerpo reaccionó mal tuviste que dejarla, —dijo Maggie
suavemente quito los brazos de Amy de su cara.

La voz de Amy se hizo más ronca de lo normal. —¿No puedo 112

estarlo?

—Jellybean —dijo Maggie en voz baja—, has estado sin la píldora


durante dos meses. —Tratando de hacer una broma de ello añadió—,
Sé que eres rubia, ¿pero es eso realmente una excusa?

Las lágrimas brotaron en los ojos de Amy. —Estoy apenas


comenzando mi carrera. Tener un bebé en este momento no es parte
del plan.

Hombres, ¿cómo son? —Dijo Maggie acariciando el cabello de


Amy—. ¿No le dijiste que te gustaría que tus huevos no fueran
fertilizados? —Ella sacudió su cabeza—. Si Josh no quería usar
protección, deberías haber puesto una grapa en su parte esencial.
Ella sonrio. —Habría recibido el mensaje muy rápido que no estabas
lista para las pisadas de pies diminutos.

—Mira, Maggie —protestó Amy—. ¿Crees que soy tonta o algo


así? Créeme —dijo con indignación—. ¡Usamos protección!

Maggie sacudió el paquete. —Entonces veamos si fue eficaz.


—Alzando las cejas desafiante, preguntó—. ¿Tienes miedo?

Amy asintió con la cabeza.

Maggie engatuso. —¿Por qué la rubia dejó de tomar la píldora?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy sacudió la cabeza.

—¡Debido a que se caía!

Incapaz de ayudarse a sí misma, Amy sonrio.


113
El humor bailó a través de los ojos de Maggie. —¿Por qué las
rubias no usan vibradores?

Amy sacudió la cabeza.

—¡Porque se les astillan los dientes!

Amy no pudo mantener la sonrisa en su rostro.

—Bueno, Jellybean —dijo Maggie parándose—. Si usaste


protección entonces es altamente improbable. —Ella le tendió las
manos—. Pero, tenemos que estar seguras.

Amy tiró las sábanas hacia atrás y tomó las manos de su prima.
—Maggie —dijo, en pie sobre piernas temblorosas—. ¡Tengo noventa
y nueve punto nueve por ciento de seguridad que no estoy
embarazada!

—Entonces, no va a hacer ningún daño redondear hasta cien.

Amy bajó las pestañas rubias oscuras.

—Jellybean —dijo Maggie con firmeza—. De una manera u otra


vamos a averiguarlo, y es mejor ahora que tarde. —Entregándole a
Amy la prueba de embarazo, Maggie la empujo al baño. Cerró la
puerta y se apoyó en ella—. Estoy aquí si me necesitas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Después de unos minutos, Amy abrio la puerta. Tomando su


mano, Maggie la condujo a la cocina.

—¿Bien?
114
—No miré, —Amy respondió temblorosa—. ¿Podemos tomar una
taza de té primero?

Asintiendo, Maggie sentó a Amy en el bar del desayuno antes de


encender la tetera.

Después de su tercera taza de té, Maggie dijo. —Deberías ir a


comprobarlo.

Amy asintió pero no se movió. —Acabo de recordar algo.

—¿Qué?

—Hace un par de semanas —respondió Amy con los ojos


bajos—. Estábamos con amigos, y Josh estaba celebrando... —Su
voz se apagó.

—¿Y?

—Y nosotros pedimos champagne.

—¿Cuánto has tenido?

—Sólo unas copas.

—¿Cuántas, Amy?

—No lo sé, —Amy se encogió de hombros y éramos cuatro.

—¿Y?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Y, realmente no puedo recordar, pero podría haber jurado que


usamos protección. —Se frotó la frente—. Pero ahora no estoy tan
segura.

—Hmmm. —Maggie miró a Amy y luego asintió hacia el baño. 115

Amy asintió con la cabeza, pero no se movió. La idea de estar


embarazada la aterrorizaba.

Maggie asintió de nuevo hacia el baño.

Amy suspiró. —¿Quieres ir?

Maggie miró a Amy por un largo momento y luego se dirigió al


cuarto de baño para recuperar los resultados. Regresando, le dirigió
una pequeña sonrisa a Amy. —Bueno, Jellybean, no te dije en tu
cumpleaños veintiuno que te apegaras al chocolate. —Miró los
resultados en la mano—. No te dejan embarazada, y no consigues
pelos en la boca cuando lo comes!

Cubriendo su boca, Amy estalló en lágrimas.

—Ay, estoy aquí, —dijo Maggie extendiendo sus brazos—.


Estarás bien, pétalo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 11

116

—Mike, es viernes por la tarde y estoy en la casa, solo me


preguntaba dónde te encuentras, llámame cuando recibas este
mensaje, —dijo Amy al buzón de voz de su contratista. Colgando,
miró a su alrededor y observó con ojo minucioso el trabajo que
quedaba por hacer. Sacudió la cabeza, incapaz de creer que después
de todo el duro trabajo el contratista estaba aflojando el ritmo justo
cuando la casa estaba en la etapa final de construcción.

Amy se preguntó qué hacer y decidió revisar la casa a fondo.


Vagó por el interior y pensó en lo duro que había sido este su primer
proyecto real. El proyecto estaba por encima del presupuesto y con
seis semanas de retraso, pero teniendo en cuenta todo lo que
pensaba, con una mirada apreciativa a sus diseños, valía la pena.

Amy sonrio cuando escuchó un coche subiendo por el camino.


Pensando que Mike no había tomado la tarde libre después de todo,
camino afuera de la casa y hacia el porche delantero. Cuando llegó
allí, se congeló, y su corazón casi saltó a su boca cuando reconoció el
coche de Celeste.

A su regreso del Caribe, hace unas semanas, Amy se había


preparado mentalmente, incluso se había preparado a sí misma para
una especie de «confrontación», pero para su sorpresa no hubo
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

contacto alguno desde la esquiva doctora Cameron. Todo lo que


sabía era lo que había deducido de las quejas cada vez mayores de
Josh de que Celeste nunca estaba cerca.

A medida que pasaban las semanas, sin ninguna palabra, Amy 117

finalmente racionalizó su extraño encuentro con Celeste. A pesar de


que no podía explicar totalmente por qué sucedió, había leído en
algún lugar que las hormonas de una mujer tendían a estar por
todos lados durante el embarazo, lo que llevaba a un
comportamiento errático y cambios de humor. Con cierto alivio, Amy
decidió que su encuentro con Celeste no era más que un bache
hormonal.

Respirando hondo, Amy vio a Celeste salir del coche y mirar a su


alrededor. Aceptando que una conversación con la morena debió ser
hace mucho tiempo, ella inconscientemente endureció su mentón
luego cuadró sus hombros antes de bajar las escaleras.

Al acercarse a Celeste, Amy no pudo evitar admirar su atuendo.


Llevaba una camisa blanca ajustada, que mostraba su tez bronceada
y elegantes pantalones negros. Es tan increíblemente hermosa, Amy
pensó fugazmente. Desde su primera reunión, Amy había admirado
el estilo de Celeste, en particular, la forma en que utilizaba una rica
paleta de colores para reunir tela y ropa texturizada. Sin material
sintético para esta chica, pensó Amy. Deteniéndose delante de la
morena, notó que su cabello había sido rediseñado. Normalmente
más largo, estaba en capas, y unos pocos centímetros por encima de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

sus hombros. En general, pensó Amy, tiene clavada esa apariencia


chic francesa.

Cerrando la puerta del coche, Celeste se quedó sorprendida por


el asalto de deseo que la atravesó cuando Amy se detuvo frente a 118

ella. —Hola Amy.

Amy frunció el ceño. —Hola. ¿Qué te trae aquí?

Quitándose las gafas obscuras, Celeste miró a Amy. A ella le


gustaba su estilo, y apreciaba la sensualidad de su apariencia. La
camiseta blanca de Amy acentuaba sus pechos completos y sus
botas y pantalones de corte vaquero mostraban sus hermosas
piernas al máximo. Ignorando el repentino aire cargado entre ellas, y
luchando contra el impulso de tocar a Amy, Celeste apartó
abruptamente la mirada. Tomó un momento antes de encontrar la
intensa mirada de Amy. Deslizando sus gafas sobre la cabeza,
respondió. —Sé que es... inesperado, pero hablé con Josh por
teléfono esta tarde, y mencionó que estabas aquí y ya que estaba en
el área, sugirio que me detuviera y viera la casa. —Se alejó de Amy y
caminó hacia la casa—. Esto es bastante espectacular, ¿qué tal un
tour?

Moviéndose un poco más cerca, Amy miró a Celeste. —Bien.

Celeste caminó hacia la casa. En la parte superior de la escalera,


se detuvo y miró hacia atrás con sorpresa, Amy no se había movido
más que unos pocos pasos. Hizo un gesto con la mano para que la
rubia la siguiera.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy no se movió cuando Celeste se dirigió hacia la casa. En vez


de eso, la observó. Siempre había sabido que Celeste era una mujer
excepcionalmente hermosa, pero ahora no sólo admiraba su
apariencia. Ahora, se dio cuenta, con el estómago en nudos, estaba
119
respondiendo a eso.

Cuando Celeste la miró interrogativamente, Amy sonrio


brevemente. Tragó con fuerza, y la siguió.

Amy le mostró a Celeste los alrededores. Inicialmente, le


resultaba difícil concentrarse en otra cosa que la proximidad física
de la morena y cómo su cuerpo reaccionaba a su cercanía, pero a
medida que la gira continuaba, su entusiasmo y la manera fácil de
Celeste mitigaron su tensión.

Con un poco de persuasión, Amy le mostró a Celeste los planos


de diseño de la casa, explicando sus inspiraciones y detallando lo
que aún estaba por suceder.

Al acercarse a Amy, Celeste miró los planos. —Josh mencionó


que la casa estaba siendo propuesta para un premio porque puede
ser la casa modelo para casas ecológicas en la Florida.

Amy se sonrojó. —Mucho de eso dependió de tu papá, Celeste,


—respondió—. Le debo mucho tiempo, nunca lo hubiera logrado sin
su considerable ayuda, me dio al personal, y él fue el que negoció
este acre de reurbanización.

—Sí, es un tipo generoso, —dijo Celeste—. Cuéntame sobre los


aspectos ecológicos de la casa.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Bueno, —comenzó Amy—. La mayor parte de la casa está


construida con materiales de la zona. Hemos reciclado los residuos
de la construcción en el lugar para crear nuestro propio abono.
Hemos guardado y trasplantado árboles, incluyendo robles vivos y
120
magnolias, y donde fue posible se utilizó madera de ingeniería hecha
de madera triturada o basura. —Amy miró a Celeste y se ruborizó—.
Lo siento, podría continuar por siempre.

—Quiero saber más —respondió Celeste apoyándose en el


mostrador de la cocina—. Estoy impresionada. Este lugar es otra
cosa.

Amy vio la camisa de Celeste estirarse contra sus pechos


mientras descansaba sus manos sobre el mostrador. —Hay un
sistema al vacío en toda la casa y grifos automáticos.

—Suena muy bien, Amy.

De repente consciente de que estaba mirando al pecho de


Celeste, Amy se centró rápidamente en el suelo. Avergonzada, se
aclaró la garganta. —Uhmm, y el suelo de bambú es renovable,
madurando en cinco años en lugar de los treinta típicos para la
madera tradicional.

—La sostenibilidad, me gusta, —dijo Celeste mirando fijamente a


Amy.

El color corrio hasta las mejillas de Amy. Bloqueo su mirada con


Celeste.

—Cuéntame más.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Ermm, también está el piso de corcho a través del exterior,


que se cosecha sin dañar la vegetación. La iluminación, —agregó
sintiéndose nerviosa al encender y apagar el interruptor—, utiliza
menos energía, genera menos calor y dura más tiempo que la
121
iluminación normal. —Ella señaló hacia arriba—. Hay aire
acondicionado de alta eficiencia.

—Es maravilloso —respondió Celeste en voz baja.

El pulso de Amy se aceleró. Necesitaba poner algo de distancia


entre ellas, y dijo. —Déjame mostrarte algo más. —Rápidamente,
abrio el camino a través de la casa—. La piscina utiliza sal natural
para purificarla, eliminando la necesidad de cloro. El calentador
fotovoltaico calienta la piscina con energía solar. —Sintiéndose más
tranquila, levantó las cejas y sonrio—. Realmente no quieres que
empiece.

—Quiero que continúes —respondió Celeste—. Lo digo en serio,


Amy, es increíble, por supuesto estoy interesada.

Incapaz de resistirse, Amy detalló mientras regresaba a la


cocina, —Los aparatos están diseñados para ahorrar energía,
—señaló—. El refrigerador, el lavavajillas, la estufa, el horno, el
microondas, la lavadora y secadora, los ventiladores de techo,
etcétera, serán en última instancia hasta un veinte por ciento más
eficientes que los convencionales.

Celeste miró a Amy durante un largo momento.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Consciente de que sonaba como una especie de fanática del


ahorro energético, Amy dijo. —Tienes la esencia de vivir en este tipo
de casa, realmente es sobre el uso prudente de los recursos y la
energía.
122

—¿No me di cuenta de que eras una embajadora tan ecologista?

—Este lugar significa mucho para mí, —Amy respondió


genuinamente, encantada de que a Celeste le gustara—. Quería que
la casa se mezclara con su hábitat natural, pero también quería que
fuera sensible... con el medio ambiente. —Amy se sonrojó—. Mi
padre —dijo mirando a Celeste y preguntándose fugazmente si
estaban avanzando—. Era un entusiasta ecologista y muchos de los
elementos ecológicos que he incorporado, —ella señaló a varias áreas
en los planos—, serían construcciones que habrían contado con su
aprobación.

Celeste se acercó a Amy. —Estoy segura de que tu padre estaría


tan asombrado como yo —dijo con suavidad—. Me encanta esta
casa, parece reflejar mucho de tu personalidad, y probablemente la
suya también. —Ella tocó el brazo de Amy tranquilizándola—. No hay
duda de que tienes un talento real, eso es evidente en tu arte y en el
diseño de esta casa.

Consciente del calor abrasador de la mano de Celeste en su piel


desnuda, Amy respiró profundamente.

—¿Lo encuentras completamente diferente de lo que habrías


construido en Escocia?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Con los ojos amplios, Amy asintió. Consciente de nada más que
del contacto de Celeste, tragó saliva. —De alguna manera es muy
diferente, y de alguna manera no lo es, —dijo para evitar tirar del
brazo—. Todo tiende a ser a gran escala en términos del tamaño de
123
la propiedad. Las casas aquí son famosas por tener pequeños garajes
y espacio de almacenamiento limitado.

—¿Cómo es eso? —preguntó Celeste, con la mano todavía


quemando la piel de Amy.

—Uhmm, —Amy murmuró, y luchó contra el fuerte impulso de


apartar su brazo del intenso calor—. Los constructores son astutos y
ahorran en los costos de construcción haciendo armarios, áticos y
garajes más pequeños. Con no muchos sótanos debido a la tierra
arenosa y las condiciones de humedad se obtienen grandes casas sin
almacenamiento.

Celeste sonrio y preguntó. —¿Hay más?

De repente consciente que Celeste estaba involucrándola pero


manteniendo la conversación lejos de cualquier cosa demasiado
personal, Amy se apartó. —Un montón y mucho más, —respondió—.
Pero no te aburriré.

Se miraron durante un largo momento.

Celeste se acercó, —Amy, quiero...

Amy saltó cuando su teléfono celular irrumpió. Miró a Celeste, y


trató de comunicar su pesar al responder. —Hola —dijo mirando a
Celeste.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Hola, Amy, es Mike. Mira, lamento que no estuve ahí, pero...

—Mike, —Amy le interrumpió viendo a Celeste recoger las llaves


de su auto—. Mira, no te preocupes —dijo apresuradamente—. Lo
hablaremos mañana, te llamaré, adiós. —Ella colgó. 124

—Amy, tengo que irme, —dijo Celeste. Frunciendo el ceño, miró


su reloj—. Me reuniré con Alex a las tres. –—Hizo un gesto hacia su
auto—. ¿Quieres caminar conmigo?

Amy levantó la frente sorprendida ante la aguda sensación de


pérdida. Asintiendo con la cabeza, murmuró. —Claro.

Salieron de la casa y se dirigieron al auto en silencio.

—También necesito terminar de hacer las maletas —le dijo


Celeste, deteniéndose en su auto—. –Me voy a Zaire mañana por la
mañana.

La mandíbula de Amy se aflojó y una oleada de preocupación se


apoderó de ella. Sólo esta mañana había escuchado, en estado de
shock, una noticia sobre la violencia en el este de Zaire. Quería llegar
a Celeste y decirle que no se fuera. Para su sorpresa, tuvo que
contenerse físicamente y morderse la lengua de decir las palabras,
«No te vayas». En vez de eso, miró fijamente a Celeste. Dios, ¿cómo
puede hacerlo? Las noticias dijeron que más de un millón de
refugiados estaban atrapados por la violencia. Debería detenerla. ¿Y
si no vuelvo a verla otra vez?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Los ojos de Amy buscaron el rostro de Celeste, y su mente


trabajó frenéticamente. De repente consciente de que estaba
mirándola, apartó la mirada y concentró su mirada en la casa.

Celeste la observó. 125

Amy sabía que cuando Celeste había regresado a casa


recientemente le había confiado a Josh que estaba tomándose un
tiempo, que estaba contemplando salir de Médicos sin Fronteras ya
que su último viaje de campo había sido traumático. Josh no conocía
los detalles, como lo hacía Amy, pero estaba encantado de que
Celeste quisiera instalarse aquí en Sarasota. Cerrando los ojos por
un breve momento, Amy pensó en lo devastado que estaría él y su
familia con las noticias. Abriéndolos, volvió la cabeza hacia Celeste y
preguntó con voz ronca. —¿Pensé que habías terminado con MSF?

Sonriendo conmovedoramente, Celeste susurró, —yo también

—¿Cuándo hiciste la llamada para ir?

—Hace unos días.

Amy se sintió extraña. Todo tipo de emociones la atravesaban.


Estaba teniendo dificultad para combatir la necesidad de deslizar
sus brazos alrededor de la delgada cintura de Celeste y abrazarla
estrechamente. En cambio, se abrazó a sí misma y luchó contra el
deseo de decirle que no se fuera. Incluso trató de bromear,
—¿Tremenda manera de salir de una invitación para la boda?

Celeste sonrio y miró a Amy, respondiendo. —Quizá.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Supongo que no volverás —Amy hizo una pausa—, ¿para la


boda me refiero?

Celeste avanzó ligeramente.


126
Amy pudo ver que estaba luchando para decir algo.

Celeste alzó la mano como para tocar el rostro de Amy, vaciló,


luego la dejó caer. —No —respondió—. No. Lo siento, no volveré para
la boda.

Volviéndose de Amy, Celeste abrio la puerta del auto, entró y la


cerró. Bajó la ventanilla. —He oído que las felicitaciones están en
orden.

Sin comprender lo que quería decir, Amy miró a Celeste con


curiosidad entonces cerró brevemente los ojos. A diferencia de Amy,
Josh estaba completamente emocionado por su inesperado
embarazo. La idea de ser padre lo alucino, y quería contárselo al
mundo. Con mucho esfuerzo, Amy lo contuvo y le pidió que no le
dijera a nadie hasta que pasaran los tres meses. ¿Por qué Josh? ¿Por
qué tenías que decírselo por el amor de Cristo? ¿Por qué le has dicho
a Celeste de toda la gente?

Amy se acercó al coche y puso las dos manos en la puerta del


coche. —¿Cuándo te lo contó Josh?

Al encender el motor, Celeste miró a Amy. —Hace unos días.

Amy miró a Celeste. —¿Cuándo regresaras?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste sonrio. —Realmente no lo sé. —Sus ojos se posaron en


los labios de Amy—. Pero es poco probable que vuelva pronto.

—¿Cuánto tiempo? —Amy preguntó frunciendo el ceño.


127
Buscando el rostro de Amy, Celeste contestó finalmente. —Es un
puesto promovido, y el primer año es principalmente trabajo de
campo, la asignación general es de tres años, posiblemente más.

Amy se estremeció. —¡Tomaste una asignación de tres años!


—Ella mordió su labio inferior para no decir algo más. Consciente de
que no quería que Celeste se fuera, el pulso de Amy empezó a
palpitar en su cuello. Una inesperada oleada de miedo se apoderó de
ella. Donde Celeste va es peligroso, ¿y si le pasa algo?

Amy cortó cualquier otro pensamiento. Contrólate, se dijo. Esto


es para mejor. Su voz interna racionalizó, ella está haciendo lo
correcto. La razón de su partida podría no haber sido dicha, pero
ambas sabían el por qué. Esa noche nunca debería haber ocurrido.
De esta manera, ambas mantendrían la distancia.

Amy suspiró. Aunque comprendía la lógica, su corazón


palpitante le decía otra cosa. Miró a los ojos de Celeste.
Inconscientemente, se inclinó más cerca y pensó lo fácil que sería
besarla.

Celeste acercó su rostro al mismo tiempo que la voz interior de


Amy le decía que retrocediera. ¿Recuerdas, Josh? El hombre con el
que estás a punto de casarte. ¡Él es su hermano por el amor de Dios!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

La realidad de la situación golpeo a casa, Amy dejó caer sus


manos. Miró a Celeste y se apartó del coche.

Los ojos oscuros de Celeste examinaron atentamente el rostro de


Amy. Finalmente, asintió en aceptación. Deslizó las gafas obscuras 128

sobre sus ojos y se marchó.

Amy vio desaparecer el coche de Celeste. Deberíamos haber


hablado. Deberíamos haber hablado de lo sucedido, y juntas tratar
de poner un poco de lógica a ello. Tal vez entonces, no habría tenido
que irse.

Sintiéndose vacía, Amy entró de nuevo en la casa, y recogiendo


los dibujos los guardó. Salió de la casa, subió al coche y regresó a
casa, ya no estaba de humor para hablar con nadie.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 12

129

—George, todo va a estar bien. —Amy dijo. Con el teléfono sobre


el hombro, trató de atarse el pelo. Eran las siete y media de la
mañana y su jefe quería asegurarse de que la importante reunión de
esta mañana no tendría problemas.

—No deberías haber dejado que Maggie se fuera a casa —dijo él


con petulancia.

—Oh, vamos George, deja de ser un gran bebé, —respondió


Amy—. Es mi prima, no una sirvienta remunerada, puede tomar
tanto tiempo libre como quiera.

Aquella mañana, George casi se había desmayado cuando Amy


le dijo que Maggie todavía no había vuelto, y Josh no estaba
disponible.

—¿Cuándo regresará?

—Al final de la semana.

Hace dos semanas Maggie se marchó a visitar a la familia, y las


mañanas no habían sido nada más que una completa pesadilla.
Desde que tuvieron a los gemelos, un pequeño ejército tenía que
movilizarse para sacarlos por la puerta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Afortunadamente, Maggie se ofreció a ayudarles cuando los


niños nacieron, supuestamente tomando una licencia de su trabajo
en enfermería hasta que encontraran una niñera adecuada, la cual
Amy se dio cuenta en el transcurso de tres años, no iba a suceder en
130
un momento cercano.

—¿No podrías haberle dicho que volviera antes?

—Mira George, ya te he explicado que Maggie ha decidido


prolongar su estadía, ¿de acuerdo? —añadió, molesta que George
pareciera convencido de que no lograría sacar a los niños por la
puerta esta mañana.

—Sí. Bien, pero sabes que esta reunión es muy, muy importante
para la firma, si conseguimos este acuerdo estaremos en el mapa.

Sonriendo dulcemente a sus hijos, Amy los observó sumergir


trozos de pan tostado en sus huevos mientras ella le explicaba a
George una vez más que nada, absolutamente nada, la haría llegar
tarde a la reunión de las nueve en punto.

Apaciguando a George, Amy observó a Ryan, el más precoz de


los gemelos, tomar un pedazo de pan tostado, sumergirlo en su
huevo y pincharlo antes de masticarlo en una esquina.
Tranquilizando a su jefe, repentinamente dejó de hablar, cuando un
pedazo de tostada masticada voló por el aire, e impacto su blusa de
seda blanca junto en el centro.

Amy abrio la boca. Transfigurada, observó el pan tostado sorber


en la parte delantera, detenerse brevemente y desplomarse sobre el
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

piso de la cocina. Aturdida, dejó caer el teléfono. Con la boca abierta,


miró el desorden. Exasperada, sacudió el puño con frustración hacia
su hijo. «Ryan, pequeña mierda», quiso gritar pero logró contenerse.

Ryan y Christopher se rieron. 131

Controlando su temperamento, se enfureció. —¡Correcto, eso es


todo!

A punto de marchar hacia el pasillo y llegar hasta la oficina de


Josh, Amy se detuvo, cuando oyó una pequeña voz. Al darse cuenta
que George seguía en la línea, se apresuró a buscar el teléfono,
murmuró algo y luego colgó cuando él dejó escapar un jadeo
asombrado.

Mirando a los niños, Amy repitió. —¡Eso es todo! —Se volvió


hacia el despacho de Josh.

Josh había organizado una conferencia telefónica temprano en


la mañana para finalizar los arreglos de un lanzamiento de software
que estaba por venir. Durante los últimos años, había estado
trabajando para una compañía de software.

A menudo trataba de explicarle a Amy lo que hacía, pero no


podía evitar estar perpleja cada vez que caía en la jerga técnica.
Comprendía que trabajaba en desarrollo de software y sabía que
tenía algo que ver con la robótica, pero la dinámica de lo que estaba
haciendo parecía cambiar constantemente. A menudo, estaba
trabajando en varios prototipos. Ella trató de mostrar interés, pero
su trabajo simplemente no la entusiasmaba. Aunque ella utilizara
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

para trabajar el diseño asistido por computadora, la idea de sentarse


día tras día mirando una pantalla de computadora la llenaba de
horror. Necesitaba aire y mucha actividad.

Amy miró su reloj. —Maldita sea —dijo ella, dándose cuenta de 132

que si no salía de la casa pronto, George la serviría en un plato. Al


acercarse, Amy notó que la puerta de la oficina estaba cerrada.
Normalmente, se dejaba entreabierta para que los niños tuvieran
acceso, pero hace unas semanas habían traído a casa dos cachorros
Golden Retriever, Mac y Flynn, como una sorpresa para los niños, y
para mantener a los cachorros fuera Josh ahora mantenía la puerta
de la oficina cerrada.

Al final de su cuerda, Amy irrumpió sin contemplaciones.


—Josh, ¿podrías ayudarme? —gritó—. No sólo tengo que cambiar mi
blusa, sino que cada mañana desde que los cachorros llegaron, ha
sido una pesadilla completa alejar a los niños de ellos en el Jeep e ir
al jardín de niños. Normalmente, no sería un problema, porque
siempre estás allí, pero esta mañana —rugió—. ¡Es un asunto
diferente!

Josh saltó de su silla. Una expresión de desconcierto cruzó su


rostro. Mirando a su esposa, habló enérgicamente a su equipo.
—Necesitamos un descanso de veinte minutos chicos. Les llamaré a
todos nuevamente. —Pulso un botón y terminó la llamada.

Josh rápidamente siguió a Amy mientras caminaba por el


pasillo. Se detuvieron en seco. Amy se quedó boquiabierta de horror.
Ryan y Christopher rodaban alrededor del piso de la cocina jugando
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

con los cachorros. La ropa limpia que acababa de ponerles estaba


cubierta del desayuno y baba de cachorro.

Lanzando sus manos al aire, Amy miró a Josh con exasperación.


—¡Míralos! —Mirando hacia abajo, tragó saliva—. ¡Mírame! 133

—Amy, ¿por qué no pusiste a los perros en el patio? —preguntó


Josh, reuniendo a los cachorros y poniéndolos en la nueva parte
cercada del patio trasero.

Amy hizo un gesto de disgusto. —Estaba a punto de hacerlo


—replicó ella—. Pero sonó el teléfono.

Josh deslizó el panel de cristal cerrándolo y aplaudió. —¡Esta


bien niños, muévanse!

Amy salió de la cocina y corrio hacia el dormitorio. Deslizando


las puertas de su armario, recordó el jadeo asombrado de George
cuando le colgó. Estaba aterrorizado de que algo saliera mal esta
mañana. —¡Hasta ahora, tiene razón! —Murmuró, sacudiendo la
cabeza en incredulidad—. Todo va patas arriba esta mañana.

Alcanzando una blusa, Amy maldijo a Maggie por marcharse, a


Josh por tener su reunión esta mañana. Sacó la blusa de su percha
y maldijo a los niños alienígenas que habían aparecido desde que
los cachorros habían llegado.

Apresuradamente, se puso una blusa blanca de algodón y trató


de abrocharla. Al dificultársele, se dio por vencida cuando miró su
reloj. Rápidamente, bajó las escaleras.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy hizo una pausa afuera de la cocina. Alzando los ojos al


techo, rogó. —¡Por favor, no dejes que este día empeore!

Cuadrando los hombros y endureciendo la barbilla, Amy se


dirigió de nuevo a la zona de guerra. Una vez en la cocina, miró a su 134

alrededor y sonrio encantada de que al fin hubiese una semblanza


de orden.

Satisfecha que la mayor parte de los restos del desayuno de los


niños fueran retirados de su ropa, Amy se arrodilló para acomodar
su cabello. Ella los besó, y por primera vez aquella mañana, el nudo
en su estómago se aflojó.

Josh les señaló a los dos niños la puerta y trató de sacarlos.


Queriendo decir un último adiós a los cachorros, los niños gritaron
entre las piernas de Josh, tratando de llegar a la puerta de atrás.

Josh suspiró, renunciando a tratar de alejar a los niños, alzó a


Ryan sobre su hombro izquierdo, luego tomó a Christopher y lo
colocó bajo su brazo derecho. Se volvió hacia Amy. Hinchando el
pecho, gorjeo el grito de Tarzán de la selva.

Sorprendidos, los gemelos se quedaron en silencio y luego


rompieron en risas.

Amy soltó una carcajada entonces grito mientras intentaba


abotonarse la blusa, —Mi héroe.

Josh se rio. Volviéndose hacia la puerta, anunció. —Se suponía


que Celeste estaría aquí esta mañana para ayudarte con los niños
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

porque sabía que estaría ocupado. —Él frunció el ceño—. No es de


ella el llegar tarde.

Abruptamente, Amy dejó de abotonarse la blusa. Sin saber si


ella lo había oído bien, dijo. —¿Qué? —Con el corazón golpeando, 135

esperó, observando cómo Josh luchaba por sostener a los niños.

Consiguiendo un mejor agarre, Josh respondió burlonamente,


—¿Recuerdas, mi gemela? Ella vendrá esta mañana.

Tratando de asimilar la noticia, Amy parpadeó unas cuantas


veces, y confirmó lentamente, —Celeste. ¿Tu hermana va a venir
aquí, esta mañana?

Josh respondió con la misma lentitud. —Sí, así es, mi hermana


Celeste está viniendo aquí.

Todavía parpadeando, Amy confirmó. —¿Está en casa?

Perdiendo el control de los niños retorciéndose, Josh respondió


distraídamente. —Sí.

Sus ojos se ensancharon en shock, Amy pensó alarmada,


Celeste viene aquí. No puede ser. —¿Qué quieres decir con que
Celeste está en camino? ¡Ni siquiera sabía que estaba en casa!

Agarrando la superficie de trabajo, Amy respiró profundamente.


Esto no puede estar sucediendo, no hoy. No cuando es vital que tenga
la cabeza despejada.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sonriendo, Josh apretó a los niños y luego miró a su esposa. Su


sonrisa se desvaneció cuando vio a Amy luchar por respirar. Dejó a
los niños deslizarse de él y rápidamente se dirigió hacia ella.

—¿Cariño? —Dijo Josh agarrando los hombros de Amy—. ¿Amy? 136

—Su agarre se intensifico—. Cálmate —dijo—. Toma algunas


respiraciones profundas.

Amy inhaló profundamente y luego exhaló lentamente.

—Eso es todo, —dijo—. Fácil y lento.

Viendo una oportunidad de jugar con los cachorros, los gemelos


deslizaron el panel de vidrio trasero, y se deslizaron hacia fuera al
patio trasero para encontrarlos.

Sintiéndose mareada, Amy cerró los ojos. Incluso después de


todos estos años, la mención del nombre de Celeste generalmente se
apoderaba de ella. No importa la idea de verla. Ella miró a Josh. No
puede haber arreglado que viniera como si fuera algo que hiciera
todo el tiempo.

—¿Por qué diablos no me dijiste que estaba de camino esta


mañana?

—Celeste está aquí para pasar tiempo con la familia, —respondió


Josh, tomando a Amy en sus brazos—. Ella piensa quedarse con mi
familia durante los próximos meses.

Amy lo miró fijamente. —Pero ¿por qué no me lo dijiste? ¡Yo


podría haber preparado algo!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Qué? —Josh frunció el ceño—. ¿Qué necesitas preparar?

—Yo, —Amy trató de pensar—. No lo sé. —Sus ojos buscaron en


la habitación en busca de una pista—. ¡Algo! —agregó—. Siempre
hay algo que preparar. 137

La confusión parpadeó a través de los ojos de Josh ante la lógica


de Amy. —Mira, cariño, ¿qué está pasando? —Sólo te he visto así
una vez anteriormente, y eso fue el día de nuestra boda cuando
pensé que ibas a correr lejos de mí. —Él besó la parte superior de su
cabeza reconfortante—. No sabía que regresaría a casa hasta hace
unos días, y no te lo dije porque pensé que sería una buena
sorpresa, no es algo malo, realmente necesitamos ayuda con los dos
Terribles, será una agradable sorpresa para los niños.

—Josh, ¿cómo puede ser una sorpresa cuando ni siquiera la


conocen? —Amy se apartó de sus brazos, y se dirigió hacia el gran
panel de vidrio abierto que conducía al patio trasero. Huh, ella pensó.
Si supieras lo que pasó entre nosotras, entonces seguro que sería una
maldita sorpresa.

Gritando a los niños que se dieran prisa, Amy se volvió hacia


Josh. —¿Por qué no me lo dijiste?

Encogiéndose de hombros, Josh proyecto sus manos


interrogativamente. —¿Cuál es el problema, Amy? —Preguntó
frunciendo el ceño—. Pensé que estarías encantada de verla, ya que
sólo nos visitó una vez desde que tuvimos a los niños y no la viste
entonces porque estabas visitando a la familia con Maggie.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy sabía que tenía razón. Aunque ella no la había visto, Josh
lo había hecho varias veces. Su trabajo lo llevaba cada vez más al
extranjero. Siempre que podía, Josh se encontraba con su hermana.

La tía de Amy, la madre de Maggie, murio de repente hace unos 138

años. Cuando Amy llamó a su casa después del funeral, le dijeron


que Celeste había hecho una visita «improvisada» para ver a los
niños. Una visita improvisada, mi culo, pensó Amy en ese momento. A
partir de ese instante, decidió corresponder evitando
deliberadamente todo lo que implicara interesarse por Celeste. Hasta
ahora, ese arreglo le había ido bien.

Obviamente sorprendido por la reacción de Amy, Josh continuó


calmándola. —Sólo viene esta mañana porque le pedí que me
ayudara con los niños. Pensé, mencionarla, después de discutirlo
contigo, por supuesto, —la apaciguo—, sobre estar aquí durante
unas pocas semanas en lugar de con mis padres. Eso significaría
tener un par extra de manos aquí mientras Maggie está fuera, y un
poco de compañía femenina entre todos estos tipos, quiero decir,
incluso los malditos cachorros son hombres.

Cuando Amy no respondió, Josh agregó, —Para ser honesto,


cariño, realmente la extraño, y la quiero alrededor.

Avergonzada por su exagerada reacción, Amy se pasó los dedos


por el cabello. No pierdas la cabeza, pensó. Hay demasiado en juego
esta mañana.

Tratando de calmar a su palpitante corazón, Amy respiró


lentamente y luego, distraídamente, gritó nuevamente para que los
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

niños se dieran prisa. Se centró en Josh. —Por supuesto que está


bien tener a tu hermana alrededor, —dijo quitándose la liga para el
cabello de su muñeca y esta vez atando eficientemente su cabello en
la parte de atrás—. Sé lo importante que es para ti, pero... bueno...
139
no me agrada que hicieras arreglos y no me lo hicieras saber.

Perplejo, Josh la miró. —Amy, ella es mi hermana, —dijo


frunciendo el ceño—. ¿No pensé que sería un problema?

Avergonzada de que no tuviera ni idea de por qué estaba


molesta, Amy se sonrojó y se sintió culpable, y le aseguró. —No lo es.

Su voz se suavizó. —Mira, cariño, tiene sentido, Maggie no está


aquí y todos los demás están de vacaciones, tu familia, mi familia.
—Él sonrio—. No hay nadie más cerca. Incluso Sophie estaba
claramente asustada de que pudiéramos pedirle que ayudara. —Se
encogió de hombros y le tendió las manos—. Celeste está aquí, y por
ahora tiene mucho tiempo libre. —Claramente inseguro de por qué
Amy era tan reticente a que su hermana ayudara, el ceño de Josh se
profundizó—. Y hasta que Maggie vuelva, será de gran ayuda aquí.
—Su ceño se aclaró—. Sabes que tiene perfecto sentido.

Incapaz de explicar su reticencia, Amy cedió. Asintiendo con la


cabeza, sonrio a Josh.

Sonriendo, Josh se acercó a Amy para abrazarla, justo cuando


Amy se tambaleo hacia el frente, lanzada completamente fuera de
balance por la fuerza de dos fuertes cachorros que pasaban junto a
ella.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh agarró a Amy, estabilizándola.

Amy jadeó mientras los cachorros, con sus lenguas colgando,


subieron por sus piernas buscando atención. Amy dejó caer su
mandíbula. Observó horrorizada mientras estampaban el rocío de la 140

mañana, mezclado con barro, por toda la falda color crema de su


nuevo traje de diseñador.

Incapaz de creer el número de cosas que iban mal esta mañana,


Amy miró a Josh. —Está bien, Josh. —Alcanzando un paño húmedo,
comenzó desesperadamente a limpiarse la falda—. Esto no hizo ni
una pizca de una maldita diferencia.

Apretando los dientes, Amy murmuró. —¡Dios dame fuerzas!


—Con los últimos vestigios de control, agarró su chaqueta y su bolsa
de trabajo—. Tengo que ir al trabajo, ¿podrías por favor organizar a
los niños y meterlos en el Jeep antes de que pierda la cabeza?

Saliendo de la casa rápidamente, Amy arrojó sus cosas al


asiento del pasajero. Sacó las toallitas del jeep y trató frenéticamente
de quitar las huellas de patas. Para mejorar el acceso, se desabrochó
la falda y trató de quitar las marcas de una mañana desastrosa.

Josh logró sacar a los niños de la casa y meterlos en el Jeep.

Trabajando en sacar las marcas, Amy escuchó a Josh charlar


con los niños mientras los colocaba en sus asientos. Sus labios se
crisparon y luego sonrio cuando escuchó la risa de los niños
mientras Josh les hacía cosquillas a lo tonto.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

No feliz con los resultados, pero desesperada por escapar antes


de que Celeste llegara, Amy dejó de limpiar su falda. Gracias a Dios,
pensó, hay un traje de repuesto en la oficina.

Amy contuvo el aliento cuando los neumáticos crujieron por el 141

camino de entrada. —Mierda —murmuró.

Sosteniendo su falda suelta en una mano y una toallita de bebé


en la otra, Amy sintió un tintineo en la nuca de su cuello. Se volvió
lentamente y vio a Celeste salir de su coche. Celeste estaba vestida
casualmente con pantalones vaqueros y una camiseta negra con el
pelo en una cola de caballo. Todavía tan hermosa como siempre,
pensó Amy.

Sus ojos se encontraron.

—Hey Cel, —dijo Josh. Barriendo a su hermana en sus brazos,


la abrazó con fuerza.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 13

142

Incapaz de romper el contacto visual, Celeste miró a Amy por


encima del hombro de Josh, y se preguntó qué pasaba detrás de esos
sorprendentes ojos azul turquesa. Su corazón se retorció cuando una
mirada cautelosa cruzó la cara de Amy

—Sé que sólo han pasado dos meses, desde mi último viaje a
París, pero me alegro de verte por fin. —Josh dijo dejando ir a
Celeste. Miró a Amy—. Lo creas o no, he trabajado muy duro para
llevarla hasta aquí.

Celeste sonrio. —Me alegro de estar aquí.

Durante los últimos años, el trabajo de Celeste había sido más


que exigente con poco tiempo para visitar su hogar. Pero, si era
honesta consigo misma, le había tomado mucho tiempo aceptar lo
que había sucedido entre ella y Amy. El factor de traición por sí solo
la había mantenido alejada, tanto que sólo había vuelto a casa una
vez, en los últimos años, y sólo cuando descubrio que Amy estaba
fuera del país.

Afortunadamente, para Celeste, sus padres disfrutaban de


viajar, por lo que los había visto a menudo.

Mirando a Amy, Celeste se vio obligada a admitir que en ese


entonces no se sentía cómoda con la idea de encontrarse con su
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

«cuñada». Pero ahora, cuatro años después, estaba en casa por un


par de razones, una de las cuales era enterrar el pasado con Amy.

Rompiendo el abrazo de Josh, Celeste se acercó a Amy. Su voz


llena de calidez, susurró, —Hola. 143

—Hola, —Amy dijo levantando su barbilla. Con voz cautelosa,


respondió—, Es bueno verte.

Celeste asintió. —Y a ti, —respondió. Acercándose, hizo algo que


incluso la sorprendió a ella, tomó la mano de Amy y la apretó.

Una mirada de sorpresa se deslizó sobre la cara de Amy.

Rápidamente, ella retiró su mano, y le habló a Josh en un tono


urgente. —Voy muy tarde, —dijo—. Y no hay manera de que pueda
dejar a los niños, y llegar a mi reunión a tiempo.

Sintiendo el pánico en el aire, Celeste ofreció, —Si ayuda, ¿por


qué no los tomo?

Josh y Amy la miraron. Con alivio, Josh respondió, —Gran idea,


hermana.

Amy giró la falda y la abotonó. A toda prisa, le dio las gracias a


Celeste antes de buscar su bolso de trabajo y la chaqueta de su traje
del Jeep. Rápidamente, se despidió de los niños, subió al coche, se
sujetó el cinturón de seguridad y encendió el motor. Salió del garaje.
Bajando la ventana, se despidió.

—Te veo después, cariño —dijo Josh, acercándose a través de la


ventana abierta y besando a Amy ligeramente en los labios.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste observo divertida cuando Amy se ruborizó y le dijo.


—Gracias por tu ayuda, Celeste.

Con humor, Celeste miró a los vividos ojos azules de la rubia y


asintió con la cabeza. —De nada, pero Amy, debes saber, —movió su 144

mano arriba y abajo de su área frontal.

Luciendo confundida, Amy frunció el ceño.

—Tú estás... —Celeste señaló los pechos de Amy.

Amy miró hacia abajo, su mal abotonada blusa estaba


completamente abierta en la escisión. Se puso colorada. —Lo
ordenaré más tarde —dijo sonriendo torpemente, encendió el motor y
se marchó.

Diciendo adiós, Celeste se preguntó por qué Josh no le había


dicho a Amy que su blusa está mal abrochada. Lo vio despedirse y
luego sonrio sabiendo muy bien que su hermano era lo
suficientemente travieso como para permitir que su esposa fuera a
trabajar sin decirle que su camisa estaba deshecha.

Después de que el auto de Amy desapareciera, Josh se volvió


hacia Celeste. —Déjame volver a presentarte a los dos Terribles.
—Señalando con ambas manos hacia el Jeep, habló como si
estuviera narrando para una vieja película del oeste—. Podrás haber
servido en países desgarrados por la batalla, esquivado balas,
sobrevivido a huracanes y salvado incontables vidas, pero... —con
voz enarbolada mientras la tomaba de la mano y la empujaba
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

suavemente hacia el jeep—. Estaré sorprendido si duras una semana


con estos dos.

Disfrutando del brillo travieso en los ojos de Josh, Celeste le


guiñó un ojo a su hermano y se rio libremente cuando él dejó caer su 145

mano, y golpeo su pecho, rugiendo. Ella sonrio cuando escuchó


risitas alegres procedentes del Jeep.

Amy sonrio ampliamente a Celeste. —Es genial estar en casa.

Celeste miró su reloj. Eran las nueve. Sonrio cálidamente a Amy.


—Aquí ten esto. —Le entregó un vaso de vino tinto.

Celeste tomó su propio vino y se sentó en el sofá frente a Amy.


Durante las dos últimas semanas, Amy había trabajado hasta tarde
la mayoría de las noches, y durante los últimos días estuvo
encerrada en reuniones de negocios con un grupo de abogados en
Nueva York finalizando, según Josh, un contrato lucrativo a largo
plazo.

Celeste observó a Amy mientras se sentaba satisfecha en el sofá,


con Christopher en su brazo, meciéndolo suavemente para que
durmiera. Ryan ya estaba profundamente dormido con la cabeza en
el regazo de Amy. Como era viernes, a los niños se les permitió
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

quedarse hasta más tarde de lo habitual para dar la bienvenida a su


mamá a casa.

Celeste sonrio mientras observaba cómo Christopher luchaba


para mantener los ojos abiertos. 146

Tomando asiento en el sofá junto a su familia, Josh preguntó.


—¿Tienes hambre, cariño?

Sonriendo, Amy sacudió la cabeza. —No, gracias, comí antes.


—Tomó un sorbo de vino—. ¿Ha llamado Maggie? No he podido
contactarla en los últimos días.

Josh se rio entre dientes. —Cada día maldito. —Alzó las cejas—.
¿No ha intentado llamarte al celular?

—Sí, —respondió Amy, su ronco acento escoces floto hacia los


oídos de Celeste—. Pero debido a la cantidad de tiempo que duraron
las reuniones, seguí perdiéndola. —Amy miró a Celeste y la incluyó
en la conversación—. Al parecer, algunos viejos amigos han hecho
una visita sorpresa desde Nueva Zelanda, y dado que el tío Jim se
está sintiendo mejor, se ha ido a las colinas con ellos, pero es
prácticamente imposible obtener señal allí.

Josh asintió con la cabeza. —Ha hablado con Celeste


recientemente.

—Hablamos ayer, —dijo Celeste haciendo contacto visual con


Amy—. Sabe que debías regresar esta noche, pero no estaba segura
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

si te atraparía esta noche cuando se fuera a embolsar su última


Munro17.

Los ojos de Celeste se agrandaron de placer cuando Amy le


sonrio. Contuvo la respiración cuando Amy inclinó la cabeza, y rozó 147

sus labios sobre la frente de Christopher.

—Maggie es una entusiasta excursionista y se ha embolsado


todas, excepto algunas de las montañas Munro en Escocia,
—explicó Amy—. Las Munros son subidas por los excursionistas con
un fanatismo casi religioso y Maggie es dedicada. Le daré eso.
—Mirando a Celeste, añadió con un toque de humor—, se embolsa
esas cosas con el mismo tipo de dedicación que esos pequeños,
adolescentes con acné coleccionistas de comics tienen.

Celeste sonrio ante la descripción de Amy de Maggie. Bebiendo


su vino, escuchó mientras Josh le preguntaba a Amy sobre su viaje.
Desapercibida, permitió que su expresión se volviera vulnerable.
Exhalando lentamente, evaluó cuidadosamente a Amy, disfrutando
de su apariencia profesional. Amy se veía muy bien con su camisa
blanca de algodón de manga larga con mancuernillas ónix y
elegantes pantalones negros a la medida con zapatos de tacón.
Celeste miró la chaqueta de Amy. Le gustaba la forma en que Amy la
había tirado sobre el sofá cuando llegó a casa.

17
Un munro es una montaña escocesa con una altura por encima de los 3000 pies (910 msnm). Reciben este
nombre por Sir Hugh Munro, quien elaboró la primera compilación de un catálogo de tales colinas, conocidas
como las Munro's Tables (Tablas de Munro), en 1891. Una «Munro top» («cumbre Munro») es una cima por
encima de 910 metros que no está considerada como una montaña individual.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Bebiendo de su copa, Celeste observo a su hermano y a su


familia. Hace seis meses, tener una familia era la última cosa en la
mente de Celeste, pero mientras trabajaba recientemente en Sierra
Leona un niño de cuatro años, Daniel, había llamado su atención
148
cuando trataba a su madre que estaba muriendo de sida. Sus
abuelos eran viejos y dada la crisis no estarían vivos por mucho
tiempo. Esto significaba que Daniel, y su hermanita de cuatro meses,
eran vulnerables.

Años de experiencia, significaba que Celeste era plenamente


consciente del sombrío futuro que tendrían sin una familia para
protegerlos. Lo había visto antes, había estado expuesta a
situaciones similares a lo largo de los años, pero esta vez, eso la
afectó. Normalmente había algún tipo de red familiar extendida para
los niños, pero no esta vez. Esta vez no había parientes, los orfanatos
eran su única esperanza, y para la mayoría no existía una vida más
horrible.

Daniel era extremadamente brillante. Algo en el niño y su


vulnerable hermanita tocó a Celeste. Cuando tomó la decisión de
planificar un futuro que los incluyera, se sorprendió de lo cierto que
se sentía que estaba haciendo lo correcto. Pensó en Felice que le
había dicho a menudo que era sólo cuestión de tiempo que un niño
llegara y le tocara el corazón. Sonrio tristemente, como siempre
Felice tenía razón.

Concentrándose en Amy, los dedos de Celeste hormiguearon


cuando Amy se rio de algo que dijera Josh. Su pulso se aceleró
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

cuando él extendió la mano y soltó el cabello rubio oscuro de Amy.


Los ojos de Celeste se agrandaron cuando el cabello de Amy cayó
sobre sus hombros. Se concentró en Josh, y lo miró mirar a su
esposa con reverencia. Sus ojos se estrecharon, y su estómago se
149
retorció cuando nuevos sentimientos de celos la inundaron.

Sorprendida y asustada por las intensas emociones que la


atravesaban, Celeste se levantó, dejando la copa en el suelo, se
excusó y, al salir de la habitación, dejó el cuarto diciendo que tenía
que levantarse temprano.

Sorprendida, Amy vio cómo Celeste se marchaba. Preocupada,


preguntó a Josh. —¿Está bien?

Josh apretó el hombro de Amy. —No hay nada mal con ella,
—respondió—. Tiene algo que hacer en la mañana.

Amy sonrio a Josh y tomó un sorbo de vino.

Durante las dos últimas semanas, Amy había notado que


Celeste buscaba singularmente la compañía de Josh. Su corazón se
calentó que estaban muy cómodos y divertidos juntos. Los niños
también Amy admitió adoraban a su tía, sus labios se curvaron
sabiendo que la razón se debía principalmente a que Celeste
concedía todos los caprichos de los niños.

Para sorpresa de Amy, Celeste era una cocinera fabulosa, y


estaba encantada de preparar comida para ellos la mayoría de las
noches. Para su mayor sorpresa, Amy se dio cuenta de que le
gustaba tener a Celeste alrededor, su compañía era cómoda.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh acarició ligeramente la mejilla de Amy. —Ha habido un


cambio de planes.

Sorprendida, Amy lo miró. —¿Qué?


150
—No podré ir contigo a visitar a mi familia mañana.

Al ver la decepción en sus ojos, Josh explicó que había un


problema con el software que saldría a la venta.

Amy suspiró y luego escuchó pacientemente mientras Josh le


explicaba la situación, diciéndole que tomaría un máximo de dos o
tres días para resolverlo. Esta semana, habían planeado un descanso
mientras Fraser y Camille regresaban de su gira por Australia.

A Amy le gustaban mucho los padres de Josh, y en los últimos


años había desarrollado una fuerte relación con ellos. Le encantaba
que adoraban a los niños. Recientemente, la pareja había decidido
retirarse y mudarse a Jacksonville, a unas horas en auto.

Fraser prefería el norte de Florida dado que el clima era


diferente, y los meses de invierno tendía a ser frío, con fácil acceso a
lugares como Atlanta. La atracción que le dijo a Amy cuando le
preguntó fue poder escapar a las montañas en agosto cuando el
turismo se ponía pesado. La pareja prometió que no afectaría el
tiempo con los niños, y hasta la fecha no lo había hecho. Todo lo que
significaba era que los niños tendían a pasar los fines de semana
enteros con sus abuelos.

Josh miró a Amy. —Gracias a Dios, Celeste ha estado aquí las


últimas dos semanas —dijo frotándose la frente—. Dadas las
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

presiones bajo las que has estado y los problemas con el lanzamiento
del software, realmente habríamos tenido problemas si no hubiera
sido así. —Se levantó y luego recogió a Ryan—. ¿Por qué no nos
vamos a dormir?
151

Miró a Amy amorosamente. —Vamos a poner a los niños en la


cama y, —su tono sugirio algo—, tener una noche temprana.

Demasiado perdida en sus pensamientos para notar su


intención, Amy asintió y se levantó. Pensó que en general tenía
razón, Celeste había resultado ser de gran ayuda. A pesar de que
nunca sería un parche para Maggie, logro en un corto espacio de
tiempo, llegar a ser invaluable. Pero Amy reflexionó mientras
abrazaba a Christopher, aunque Celeste era lo suficientemente
amistosa, había una distancia definida entre ellas. Celeste sólo
parecía relajarse cuando su hermano y los niños estaban cerca.

Siguiendo a Josh mientras se dirigía hacia el dormitorio de los


niños, Amy decidió que lo que pasó entre ellas, si no olvidado, era
ahora una parte del pasado. Celeste, concluyó con gratitud, sólo
estaba aquí para fortalecer su relación con su hermano y construir
una relación con los gemelos.

Moviéndose por la casa, Amy sentía por primera vez desde la


llegada de Celeste, una gran sensación de alivio. Empezó a esperar
que su «encuentro» estuviera detrás de ellas, y esperaba que con un
poco de trabajo una amistad se pudiera alentar.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 14

152

—Josh, asegúrate de que no pasen de dos días —Amy dijo


abrazándolo.

—Te lo prometo no más que tres. —Besó a Amy y se dirigió hacia


su auto.

Amy se despidió y se preguntó distraídamente si eso era todo lo


que Josh hacía, solucionar problemas de software. Estaba segura de
que la empresa para la que trabajaba nunca lanzaría este software,
ya que siempre parecía haber un problema con él. Cuando se lo
comento de mal humor, esta mañana, él se rio y le dijo que el
negocio en el que trabajaba significaba que incluso cuando fuera
lanzado todavía tendrían problemas.

Cerrando la puerta, Amy frunció el ceño. Una mirada


confundida cruzó su rostro. No entendía cómo su compañía podía
gastar tanto tiempo y dinero para ordenar algo que probablemente
tendría que ser arreglado de nuevo cuando fuera liberado de todos
modos. En su negocio, cuando se construía algo, trataban de
asegurarse de que fuera bien construido desde la primera vez.

Amy sonrio al ver una agitada Celeste y los dos niños bajando
las escaleras. Moviéndose hacia la cocina, dijo por encima de su
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

hombro. —Vamos a tener un desayuno decente antes de salir esta


mañana.

Eventualmente, después de unas pocas salidas en falso y un


montón de carreras, Amy y Celeste lograron meter al Jeep a los 153

niños, los cachorros y sus pertenencias, y ponerse en marcha. Amy


se rio de la incredulidad de Celeste por la cantidad de cosas que
necesitaban empacar.

El ruido excitado, durante el trayecto, de los niños sobre ver a


sus abuelos excito a los cachorros a ladrar. Dentro de una hora, Amy
vio a Celeste alcanzar por algunas pastillas para el dolor de cabeza.

A su llegada, Celeste preguntó. —¿Cómo te las arreglas?

Con los niños dormidos, Amy comenzó tranquilamente a


descargar. Miró a Celeste con sorpresa y luego bromeó. —Pregúntale
a mi terapeuta.

Celeste regreso la chanza. —Eres escocesa, Amy. ¿La ética de


trabajo protestante seguramente no deja tiempo para un poco de
terapia?

—Bueno, me tienes allí, sólo que la terapia que recibo es al por


menor, y eso suele estar en el departamento de los niños.

Celeste ayudó a Amy a descargar el Jeep. —Esto es bueno,


necesito práctica, la maternidad es realmente dura.

Amy la miró con curiosidad. —¿Quieres compartir algo?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste sacudió la cabeza. —No saltes a conclusiones, Amy. ¿No


es lo que piensas? —Sus ojos brillaron—. Olvídate de las veintiséis
millas —dijo levantando una bolsa de la parte trasera del jeep—.
Debería haber un premio olímpico de platino para la resistencia a la
154
maternidad, ¿no crees?

—No es una broma —replicó Amy sonriendo—, especialmente


con mis dos granujas.

—¿Estás planeando alguno más?

—¿Qué? —Exclamó Amy—. ¿Has conocido a mis hijos ¿no es


cierto? —Se rio—. ¿No sabes lo que la maternidad le hace a una
mujer?

Celeste sonrio. —¿Quieres contarme las historias de horror?

Amy sonrio. —Solo recuerda en la milésima historia que tú me


preguntaste primero, ¿correcto?

—Recuérdalo en la milésima historia, continua.

—¿Dónde empiezo? —Amy dijo rascándose la cabeza—, Oh sí.

—Hace un par de semanas, Josh y los niños se reunieron


conmigo cuando terminé en una peluquería que uso. Hicimos planes
para llevar a los niños a algún lugar esa tarde. Cuando fui a pagar,
Ryan decidió en ese momento liberar algo de energía reprimida, y
volverse loco. Josh se dio a la persecución, por supuesto, y me
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

distraje tanto que en vez de preguntarle cuánto era por el lavado y


secado, le pregunté cuánto era por el lavado y una mamada18.

Celeste sonrio.
155
—Una mamada, Celeste. —Amy se puso roja remolacha—. Le
pregunté a mi peluquero cuánto por una mamada.

—¿Lo tomo que no era el especial de ese día?

—Trabajos de mamadas no son aparentemente un servicio que


ofrecen.

Celeste se carcajeo. —Bueno punto tomado. Nota para mí, Amy


preferiría golpear su cabeza hasta la inconsciencia que tener más
hijos.

—Lo has conseguido. —Amy miró hacia la casa—. ¿Estás segura


que tus padres dijeron que no pasarían mucho tiempo en la tienda?
¿No han decidido quedarse con nosotros desde la última vez que
tuvieron a los niños?

—No, por lo que he oído algo sobre mamá empeñándose en que


Ryan comiera sus verduras.

—Él vomitó, ya sabes.

Celeste sonrio. —Lo sé. —Intentó no reírse—. Vomitó en un


restaurante, justo en su regazo.

18
N. de T. En el texto original en inglés secado se dice blow dry y mamada se dice blow job, por eso el juego en
las palabras y similitud fonética que puede apreciarse en inglés, pero al traducirse al español se pierde.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy asintió con la cabeza. –—Tuvo el descaro de insistir en que


le dijo que las zanahorias lo enfermaban.

—Están aquí, —dijo Celeste mientras el auto de sus padres se


dirigía por la entrada—. Si quieres que cuelguen alrededor, no pidas 156

una mamada en el corto plazo.

Amy sonrio. —Es un trato, pero sólo si ambas hacemos un


esfuerzo para comprobar el horno de los osos de peluche, la próxima
vez que su papá se presenta como voluntario para hacer brownies.

—¿Quién fue?

—Chris, pensó que el peluche ayudaría a su papá a cocinar.

Celeste sonrio. —¿De seguro funciono?

Amy asintió.

—Tienes que tratar.

Saliendo del coche, Camille las llamó.

Amy sonrio. —Tú tienes a los niños, voy a buscar a mis suegros.

Una vez que descargaron el Jeep y se instalaron en la casa,


Fraser mostró a los niños una colección de cometas.

—He traído algunos cometas para los niños, —dijo él mostrando


las cometas a Amy desde el grande hasta el pequeño.

—Se ven geniales —respondió Amy, complacida y agradecida de


que los padres de Josh fueran una pareja tan reflexiva. Dondequiera
que iban, siempre volvían con maravillosos regalos para los niños.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Volar cometas era un pasatiempo de mi infancia, —dijo Fraser


desenredando la cuerda de una pequeña cometa—. Sé que en estos
días, los niños están en todo lo de alta tecnología, pero nada puede
superar la sensación del viento en tu cara y volar alto. ¿Qué dicen
157
niños, ¿quieren volar una cometa?

Mientras Ryan y Christopher gritaban entusiasmadamente,


Fraser animó a todos a ir a la playa.

La tarde fue divertida y pasó rápidamente. Amy no dominaba el


volar la cometa, pero lo disfruto de todos modos. Eventualmente,
decidieron marcharse cuando los niños empezaron a pelearse, y los
cachorros más de una vez los hicieron a todos caer.

De regreso en la casa, hubo un cara o cruz de quien prepararía


el almuerzo. Fraser perdió el volado y dada su historia de comida
quemada, incluso los niños suspiraron cuando descubrieron que
Papa estaba cocinando.

Amy estaba preparando a los niños para su siesta de la tarde


cuando Celeste le dijo a Camille que iba a nadar. Camille miró a
Amy. —¿Por qué no vas también? —le preguntó—. Llevaré a los
niños a la cama.

Amy miró a Camille. —¿Creí que estabas ayudando a Fraser a


cocinar? —Ella alzó las cejas burlonamente—. ¿O es la intoxicación
alimenticia en el menú?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Camille rio. —No —respondió ella—. Ahora nos hemos puesto de


acuerdo en una barbacoa, y Fraser gracias a Dios sabe cómo dar la
vuelta a una hamburguesa.

Amy se encogió de hombros y, volviéndose hacia Celeste, 158

preguntó. —¿Está bien?

Celeste asintió.

Amy dijo con entusiasmo. —¿Podemos probar las cometas otra


vez? Vamos a tomar la cometa grande. Me gustaría darle otra
oportunidad.

Celeste sonrio y escogió la cometa con la que Amy había tenido


dificultades. Juntas caminaron hacia la playa.

Al quitarse los shorts, Celeste desafió a Amy. —La primera en


nadar hasta la boya puede olvidarse de comer las hamburguesas de
papá y tirarlas.

—¡Te tomo la palabra!, —respondió Amy—. Desvistiéndose


furiosamente, corrio tras Celeste.

Después de nadar, la cual Celeste ganó por una milla, voló la


cometa demostrando a Amy lo fácil que era.

Durante las dos últimas semanas, Celeste usó su cabello en una


cola de caballo, pero hoy era la primera vez que lo usaba suelto. Amy
notó que ella había retirado la parte superior y los lados de su
cabello en una trenza, el resto colgaba debajo de sus hombros. Era
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

mucho más largo de lo que recordaba, pero el brillo seguía siendo


tan profundo.

—Entonces, ¿realmente tengo que comer la comida casera de tu


papá? —preguntó Amy. Estirándose en la arena, se apoyó en los 159

codos.

La cometa volando alto, Celeste tiró de las cuerdas. —Sí,


—respondió—. ¿A menos que tengas un talento que puedas
mostrarme?

Amy parpadeó. —¿Cómo qué?

—Tú sabes, talentos inútiles como el silbar a través de una


lengua enroscada, mover las orejas, de pie sobre tu cabeza,
malabares con tus pies, ese tipo de cosas.

Amy se rio. —No creo que pueda hacer nada de eso. ¿Qué hay de
pasar la aspiradora y usar un filtro de polvo al mismo tiempo?

—Tal vez —respondió Celeste sonriendo.

—¿Qué puedes hacer?

—Puedo decir el alfabeto de atrás hacia adelante.

—Ya veo, —contestó Amy disfrutando el desafío—. Uhmm...


—arqueó las cejas—. De acuerdo, llevo una gran cantidad de
comerciales musicales en mi cabeza, particularmente aquellos
dirigidos a niños menores de cinco años.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Guau. —Celeste se rio—. Ahora eso es inútil. —Ella cuadró los


hombros—. De acuerdo, puedo contraer los músculos de mis ojos y
hacerlos temblar.

Amy aplaudió. —De ninguna manera. 160

Celeste asintió. —Sí.

Amy sonrio. —Muéstrame.

Celeste agitó sus pestañas y luego lo demostró.

Amy se carcajeo fuertemente. —Está bien, tú ganas.

Celeste sonrio. —Bueno, porque mover mis orejas es algo que


sólo hago como último recurso.

—De ninguna manera.

—Sí.

—¿Puedes mover tus orejas?

—Puedes apostar.

Amy hizo una mueca. —Voy a tener que comer la comida de tu


papá, ¿no?

—¡Ah, pobre bebe! —Bromeó Celeste—. No olvides que hay una


doctora en la casa si las cosas se ponen serias.

Amy sacó la lengua.

Celeste se rio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Después de unos momentos, Amy señaló la cometa. —Eres


buena en esto.

Un leve viento tiro de Celeste. Ella forcejeo, pero mantuvo el


equilibrio. —A papá le gustaba llevarnos a volar cometas cuando 161

niños, —dijo consiguiendo el control.

—¿Alguna vez lo probaste una de esas cosas con una bicicleta?


—Preguntó Amy—. Tú sabes en los que arrastras la cometa contigo.

—No, —respondió Celeste maniobrando la cometa.

Las cejas de Amy se alzaron delicadamente, cuando notó que


ciertos movimientos forzaban a la parte superior del bikini negro de
Celeste a empujar sus senos hacia arriba y adelante.

—Pero, ahora que ha comprado estos, creo que no pasara mucho


tiempo antes de que papá tenga uno. —Celeste tiró de su mano
izquierda hacia abajo forzando a la cometa a regresar a ella.

Levantándose, Amy se acercó a Celeste. —Probablemente tienes


razón, —dijo disfrutando de la charla fácil entre ellas—. Ahora está
jubilado, tu mamá va a tener un condenado momento tratando de
detenerlo de llenar la casa con objetos innecesarios.

—No es broma —respondió Celeste. Apretando los dientes, trató


de detener una ráfaga de viento que le tiro varios pies.

Un placer inesperado llenó a Amy. Su estómago se tensó


mientras observaba a Celeste conseguir el control.

—¿Quieres intentarlo?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Moviéndose más cerca, Amy contestó desafiante. —¿Has tenido


suficiente?

—Tal vez —contestó Celeste. Inclinó la cabeza y luego sonrio.


162
Desarmada por la sonrisa asesina de Celeste, Amy se ruborizó
furiosamente.

—El viento aumenta —dijo Celeste mirando a su alrededor—. Si


no quieres ser arrastrada a través del estado, será mejor que te
apures.

—Estoy lista para tomar las riendas, capitán.

—¿Qué tan segura estás?

—Más o menos —respondió Amy—. Probablemente me ayudaría


si me lo mostraras.

—De acuerdo —respondió Celeste abriendo los brazos—. Ven


aquí.

Sin dudarlo, Amy se metió en los brazos de Celeste. Encerrada,


miró a la morena con expectación.

—Amy tienes que dar la vuelta —dijo Celeste juguetonamente.

—Uh... Sí. Por supuesto, —Amy respondió, encogiéndose.

Celeste se colocó detrás de Amy. Lo suficientemente cerca para


que Amy sintiera el calor que emanaba de su cuerpo, pero no lo
suficiente como para tocarla.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Si lo consigues, pon tus manos debajo de las mías —la animó
Celeste.

Amy apretó sus manos en el espacio que Celeste hizo en el


mango. 163

Celeste apoyó ligeramente las manos sobre los dedos de Amy.

Respirando profundamente, Amy captó el aroma almizclado del


perfume de Celeste. Con su rubor intensificándose, esperó su
siguiente instrucción.

—¿Lista? —Celeste susurró al oído de Amy.

Con su cuello hormigueando, Amy respondió con una voz


extraña y sin aliento. —Sí.

—Es todo tuyo —dijo Celeste alejándose.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 15

164

Encantada, Celeste se sentó con las piernas cruzadas en la


arena observando a Amy volar la cometa bajo su instrucción.
Después de algunas caídas en picada, la vacilación de Amy se
desvaneció rápidamente. Celeste sonrio, satisfecha de que Amy
estuviera disfrutándolo.

Celeste miró a Amy en su bikini. Notó que su cabello rubio era


más rico en color de lo que recordaba. Podía ver los cambios en el
cuerpo de Amy de tener a los gemelos, sus pechos seguían siendo
muy firmes, pero más completos, y sus caderas tenían una redondez
que no había estado allí antes. Se dio cuenta de que Amy estaba
delgada antes, pero ahora las nuevas curvas realmente sacaban a
relucir su belleza. Ella era impresionante.

La ceja de Celeste se alzó y su estómago se tensó cuando los


pezones de Amy se endurecieron con el frío. Ella gimió interiormente
cuando su estómago se apretó, y un espasmo corrio directo a su
ingle.

Una súbita ráfaga de viento cogió a la cometa. Se elevó y se alejó


buscando liberarse. Celeste observó a Amy aguantando mientras la
arrastraba en su trayecto a la libertad. Rápidamente levantándose,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

persiguió a Amy y la agarró, con éxito la trajo y a la cometa hacia


abajo.

Riendo se desplomaron una al lado de la otra.


165
Volviéndose de lado, Celeste observó a Amy. Sonrio, adorando el
ronco sonido de la risa de la rubia.

Eventualmente, Amy controló su alegría. —Gracias —dijo


sonriendo—. Si sólo hubiéramos hecho esto después de haber
comido la barbacoa de tu papá.

Arqueando una ceja, Celeste la miró. —¿Por qué?

—Dada su comida, un huracán no me hubiera levantado de los


pies.

Apoyando la cabeza en la palma de la mano, Celeste dijo con


cierta diversión. —Lo creas o no, mamá ha intentado repetidamente
enseñarle lo básico, pero creo que le gusta la reputación.

—¿Qué reputación? —Amy preguntó tratando de desenredar sus


manos de las cuerdas de la cometa.

—Es el chico malo de la cocina.

—¿Qué? —Amy respondió—. ¿Quieres decir en lugar de una vida


de notoriedad a través de peleas de bar, bebidas alcohólicas y
mujeres? —bromeó—. ¿Él ha construido su reputación de ser letal
alrededor de... utensilios de cocina?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste se rio. —Dale una sartén —miró a Amy tratando de


desenredarse las manos—. Él causará estragos donde quiera que
vaya.

Soplándose un mechón de cabello de su cara, Amy miró a 166

Celeste y con grandes ojos azules imploró. —¡Ayúdame, Celeste!

Celeste sonrio. —Pensé que nunca me lo pedirías. —Se agachó, y


con una mano rápidamente desenredó las cuerdas.

Una vez suelta, Amy suspiró y se frotó las manos en alivio.

Bajando la mano, Celeste quitó unos mechones de cabello de la


cara de Amy. Sus dedos se posaron en la mejilla de Amy.

Sus ojos se encontraron. Con un nudo en el estómago, Celeste


susurró, —Amy.

Dominada por una poderosa necesidad de tocarla, Celeste


descansó lentamente su frente en la de Amy. Ansiaba tocarla, sus
pezones se endurecieron y su ingle pulsaba. Sería tan fácil, pensó
deseando devorarla, tan fácil, sólo un beso.

Con los ojos abiertos y apenas respirando, Amy permaneció


inmóvil como un bombardeo de emociones, y la excitación la
atravesó.

La frente de Celeste tocó la suya. Esto se siente bien, pensó Amy


a través de una bruma, tan bien.

Levantando la cabeza, Celeste susurró. —Quiero besarte.


—Tragó saliva—. Necesito besarte.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

La necesidad cruda en la voz de Celeste hizo que Amy volviera a


la realidad. Ella se tensó. Oh Dios, pensó. Recordando que la única
otra ocasión en su vida que sentía estar aterrorizada, o esta
excitación estaba con esta mujer, susurró. —No podemos. —Su
167
estómago se revolvió de deseo—. No podemos hacer esto, no de
nuevo.

—Lo sé. —Celeste gruñó—. ¡Dios mío, lo sé! —Se alejó de Amy.
Sentándose, abrazó sus rodillas.

—Celeste, yo...

—Vete, Amy.

Sentada, Amy miró desoladamente hacia ella. —Celeste,


quiero...

—Por favor, Amy.

—Yo

—¡Vete!

Perdida, Amy se acercó y tocó el brazo de Celeste.

Celeste se movió rápidamente. Se puso de pie. —Me iré antes de


que hagamos algo que lamentaremos por segunda vez.

Amy vio cómo Celeste se alejaba.

Una hora después del regreso de Amy, Fraser Cameron vio a su


hija salir de la playa, sonreírle brevemente y luego ir directamente a
su habitación.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Después de diez minutos y sin aparecer, Fraser llamó a la puerta


de su dormitorio. No estaba seguro de por qué no había vuelto con
Amy, y se sentía algo incómodo de que algo hubiera ocurrido entre
ellas. Amy había estado excepcionalmente tranquila desde su
168
regreso. Cuando Celeste abrio la puerta, se dio cuenta de que se
había puesto un par de pantalones cortos de mezclilla y una
camiseta negra de cuello V. Aunque parecía tensa, su corazón se
hinchó de orgullo por haber creado tal belleza. Él extendió la mano
para abrazarla y susurró en su oído mientras frotaba su cabeza.
—¿Todo bien calabaza?

—Basta, papá —dijo Celeste afectuosamente—. No soy una niña,


¿sabes?

—Lo sé, —respondió y sonrio. A pesar de que Celeste tenía


treinta y tres años, a menudo se olvidaba de sí mismo y la trataba
como si todavía tuviera nueve años. Él se rio entre dientes y la tomó,
haciéndola girar.

Ella sonrio cuando él la bajó. Satisfecho que la tensión había


salido de su rostro, Fraser tomó la mano de su hija y la llevó al patio
y hacia la parrilla todavía humeante, donde le mostró un plato lleno
de comida quemada. —He guardado algunos para ti —dijo con
orgullo.

Celeste miró el plato y alzando las cejas miró a su padre. —Papá,


—dijo burlona—. Es una parrillada. Tú sabes, el método más simple
de cocinar desde que los humanos utilizaron el fuego. ¿Cómo te las
arreglas para hacer esto? —preguntó señalando el plato.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—De acuerdo —contestó amonestador—. Ok. Sé que es malo,


pero tú eres la que tiene la pasión por cocinar, no yo.

Envolviendo sus brazos alrededor de él, Celeste susurró


cariñosamente. —Te amo papá, pero creo que es mejor que coma 169

fuera. De hecho, creo que deberías luchar contra el deseo de cocinar


en un futuro.

Fraser sonrio. Incapaz de leer su expresión, la miró mirar a Amy,


cuya atención completa estaba en los niños. Agitando su cabello gris
oscuro, dijo con inquietud. —Voy a salir. —Ella le dirigió una breve
sonrisa antes de volverse.

—De acuerdo, Calabaza —respondió él y luego la observó


marcharse. Tomó una hamburguesa quemada y la masticó. De todos
sus hijos, Celeste era la que más le preocupaba. Ella era la más
compleja.

No había duda de que Fraser estaba orgulloso de su hija.


Cuando les dijo que quería ser doctora, estaba encantado. Cuando se
ofreció a trabajar en condiciones tan extremas, estaba devastado.

Fraser culpó en gran medida a su necesidad de escapar de su ex


Nick. Sacudió la cabeza lamentando el día en que conoció a ese
muchacho. Si él era honesto, no había nada malo con Nick aparte de
una fuerte vena celosa que se exacerbó porque el muchacho no era
un buen partido para ella.

Fraser sabía lo que necesitaba. Necesitaba encontrar lo que Josh


tenía. Necesitaba encontrar a alguien que no pudiera controlar, que
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

fuera su igual. Necesitaba a alguien que pudiera ver lo interno no


sólo la belleza exterior. Necesitaba caer locamente enamorada,
decidió.

Sin saber qué podía hacer, Fraser cerró la parrilla. Admiraba lo 170

que hizo Celeste. A lo largo de los años con Camille había viajado
muchas veces a donde estaba su base, y había visto de primera
mano lo vital que eran sus servicios. Aunque no tenía nada más que
el máximo respeto por ella, no podía negar que la quería aquí. Quería
que su niña llegara a casa, cerca de su familia. La quería de vuelta a
donde pertenecía.

Fraser sonrio y pensó reconfortantemente que al menos él y


Camille hicieron todo lo posible por apoyarla. Durante los últimos
seis años, trabajaron duro en la recaudación de fondos para
dondequiera que estaba Celeste. Alzó las cejas y dejó de masticar,
pensó, seis años. Dios, ¿cuánto tiempo ha pasado? Sacudió la cabeza
y frunció el ceño cuando miró a su esposa, reconociendo que aunque
Camille decía poco, le preocupaba terriblemente que le sucediera
algo a Celeste.

Bud, el perro de la familia, se acercó a romper su concentración.

Fraser bajó el plato en su mano. El perro olfateo el plato y luego


rápidamente levantó la nariz.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 16

171

Celeste era consciente de que su hermana estaba encontrando


cada vez más difícil ocultar el hecho de que los niños y los cachorros
la estaban poniendo de los nervios. A mitad de la semana, toda la
familia estaba agotada tratando de involucrar a Sophie, que estaba
en vías de completar su quinta novela, y sólo parecía levantar la
cabeza de su computadora portátil para quejarse de los niños o los
perros.

De alguna manera, los niños parecían sentir su animosidad, e


instintivamente se esforzaron por molestarla.

A los veintisiete años, Sophie todavía vivía en casa. Le dijo a


Celeste que no veía la necesidad de mudarse ya que tenía todas las
comodidades y servicios veinticuatrosiete de su familia. Su madre,
Celeste se dio cuenta, hizo todo por Sophie, y su hermana de buen
grado la ordeñó al máximo.

Sophie era definitivamente una criatura nocturna. Según


Sophie, era más propicio para apoyar dos de sus hábitos favoritos,
beber y fumar, y puesto que sólo podía conseguir que Camille
aceptara una parte del día en que ella pudiera disfrutar de ambos
con entusiasmo, las tardes parecían adecuadas para los dos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste sabía que su madre estaba aliviada de que se tratara


más de cigarrillos que de alcohol, pero eso no le impedía preocuparse
por el estilo de vida de Sophie.

Esa noche, cuando todos se retiraron, Sophie animó a su 172

hermana a tomar una copa en la playa. Celeste agarro una botella de


tequila, y Sophie tomó un paquete de cigarrillos junto con un bloc de
notas en caso de que un momento inspirador llegara.

Bud siguió tras ellas.

Se instalaron en la arena, encendieron sus cigarrillos y tomaron


unos cuantos tragos de tequila en silencio.

Sophie vació tequila en su mano para Bud. —¿Creía que no


fumabas?

—No lo hago —respondió Celeste. Ella dio una calada—. Solo


disfruto de uno ocasionalmente. —Tomó otra calada—. ¿Creía que
odiabas el tequila?

Sophie sonrio. —Sí, pero eso fue cuando era vegetariana.

Celeste levantó la ceja y miró a Sophie en confusión. —¿Qué?

Sophie echó más tequila en la palma de su mano, y se explicó


mientras el perro sorbía con entusiasmo. —Ya sabes la cosa del
gusano.

Mirando a su hermana, Celeste se rio de buena gana. —Dios, he


extrañado tu locura —dijo, recostándose.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sophie también se tumbó.

Mirando el cielo nocturno, bebieron tequila.

Después de un rato, Sophie preguntó. —¿Qué está pasando


173
contigo y Amy?

Sorprendida, Celeste levantó la cabeza y miró a su hermana. Al


darse cuenta de que la tensión entre ellas era probablemente obvia,
respondió. —Bueno, ya sabes, en este momento no nos estamos
llevando bien.

Sophie se incorporó. —No —dijo apoyándose—. Estoy hablando


de esta cosa de la tensión sexual.

Celeste se sentó de golpe. —¿Qué?

—Bueno —respondió Sophie como si dijera lo obvio—. He visto la


forma en que la miras, y no es con amor fraternal eso es
malditamente seguro.

—Sophie, ¿en qué planeta estás? —Celeste replicó—. De alguna


manera, estás confundiendo la vida real con esos malditos libros
seriamente deformados que escribes.

—Son de horror, Cel —respondió Sophie sentándose. Ella cogió


el esmalte negro de sus uñas—. Buenos a la antigua, libros de horror
que hielan la sangre. —Encendiendo otro cigarrillo, añadió antes de
lanzar un poco de tequila—. Saludable como el infierno si me
preguntas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Bud eructó y golpeó la pierna de Sophie con su pata por más


tequila.

Celeste se recostó. Alzando la cabeza, vio a Sophie verter tequila


en la palma de su mano. Bud lo tomó antes de sentarse a su lado. 174

—Le complaces demasiado —dijo—. Me sorprendería que no esté en


una cajetilla al día.

Sophie la miró. —Los cigarrillos no son lo suyo, prefiere los


puros. —Dio unas palmaditas en la cabeza de Bud—,
principalmente cubanos, y ocasionalmente.

—¿Estás bromeando ¿verdad? —Celeste dijo sabiendo que su


hermana era capaz de cualquier cosa.

Sophie alzó la ceja y sosteniendo la mirada de Celeste,


respondió. —Sí.

Celeste sonrio y dejó caer su cabeza hacia atrás, fumando


profundamente del cigarrillo.

—Acabo de terminar de leer un libro sobre el incesto. —Dijo


Sophie dibujando un corazón en la arena.

Celeste se incorporó. Miró a su hermana con incredulidad. —No


es incesto.

—¡Ah! —Exclamó Sophie como si descubriera al culpable en un


misterio de asesinato—. Entonces, ¿admites que no es puramente
platónico?

Irritada, Celeste frunció el ceño. —¡No!


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sophie sonrio con satisfacción y luego explicó su deducción.


—Hay una tensión palpable entre tú y Amy, y en los últimos días,
ella ha hecho todo lo posible para ignorarte y, en reconocimiento a
su lejanía, te has alejado de la situación pasando la mayor parte del
175
tiempo explorando la playa a pocas millas de distancia.

—Es decir, inspector Clouseau ¿hay tensión sexual en el aire?


—Celeste respondió, sus labios crispándose.

Como si decidiera algo, Sophie miró a su hermana por un


momento, luego dio una calada al cigarrillo y dijo con su mejor voz
garbosa. —No, querida, porque vi a las dos retozar en la playa el
otro día.

Quejándose, Celeste se echó hacia atrás y cubriéndose los ojos,


dijo, —Sophie, ¿qué se te ha metido? —Levantó las manos de sus
ojos, y preguntó a la defensiva—. ¿Por qué estás espiando a la gente?

Ignorando la acusación de Celeste, Sophie respondió. —No, Cel.


¿Qué se te ha metido? —Corrio una flecha a través de la forma del
corazón. Apuntando directamente a Celeste—. ¡Es la esposa de Josh
con la que te estás metiendo!

Incorporándose, Celeste observó a Sophie inscribir sus iniciales


y las iniciales de otra persona en forma de corazón.

—He estado teniendo una aventura —dijo Sophie.

Aliviada de que su hermana había cambiado de tema, Celeste


bromeó. —¿Todavía debes estar en terapia para revelar eso?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Esto hizo cosquillas a Sophie, ella se rio. —Sí, en realidad, lo


soy, ¿y adivina qué? —Ella se inclinó hacia delante—. ¡Tengo un
romance con mi terapeuta!

La boca de Celeste se aflojó. Observo a su hermana. —¿Estás 176

bromeando?

—Hay realmente química.

—En serio, ¿estás bromeando? —Celeste dijo entonces hizo una


mueca.

Sophie sacudió la cabeza. —Lo digo en serio.

—¡No puedo creerlo!

Sophie levantó los brazos. —¿Por qué?

—¿Por qué? —Celeste miró a su hermana y luego se estremeció.


—Porque seducir a señoras mayores es horrible, Jesús, Sophie, ¿no
tiene ella setenta años?

Sophie miró maliciosamente a su hermana. —No es una ella, es


un él, uno muy joven, y en forma.

Celeste se rio entre dientes. —¿Qué pasó con la mujer?

—Me dejó.

—¿Por qué?

Sophie sonrio. —Por establecer constantemente estándares


personales bajos y no lograrlos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sintiendo el tequila entrar, Celeste estalló en carcajadas, Sophie


la siguió. Pasaron unos minutos antes de que pudieran recuperar el
aliento.

Celeste encendió el cigarrillo que Sophie le pasó. 177

Sophie sorbió de la botella, se pasó la mano por la boca y


preguntó. —¿Cuándo te convertiste en una tortillera?

Conmocionada, Celeste se atraganto con el humo que estaba


inhalando y tosió furiosamente.

Corriendo, Sophie dio una palmada a Celeste en la espalda


mientras sostenía la botella en su boca animándola a que bebiera.

Finalmente, Celeste recuperó el aliento.

Sophie volvió a su sitio.

Bud gruñó cuando Sophie se dejó caer a su lado.

Tomó unos instantes antes de que el rostro de Celeste volviera a


su color normal.

—Sólo estaba bromeando. —Dijo Sophie—. Quiero que me digas.


—Ella se inclinó con seriedad—. Realmente quiero saber qué está
pasando entre tú y Amy.

Con los ojos enrojecidos, Celeste miró a su hermana y dijo con


voz ronca. —Pensé que tu bola de cristal te lo habría dicho ya.

—No se necesita una bola de cristal. Solo tienes que ver la forma
en que la miras.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste tomo un trago de tequila y tosió levemente. Por un


momento, pensó en negarlo todo, pero su hermana era como un
perro con un hueso, por lo que decidió ser vaga. —Algo sucedió hace
un tiempo, antes de casarse. —Agitó una mano en el aire—. Era,
178
—su corazón se estrechó—. No importa. —Deseando cambiar de
tema, pasó la botella—. Tu último libro es bastante horroroso.

Evidentemente complacida, Sophie se rio entre dientes.


—Gracias.

Apoyándose en los codos, Celeste cayó en un territorio familiar.


Ella se burló de su hermana. —¿Tu psiquiatra te está tratando
porque eres una candidata natural para la desselección?

Sophie sonrio dulcemente. —Sí, es difícil creer que esa pequeña


cosa dura me golpeó con un millón de otros espermatozoides.

Celeste se rio.

—Es porque soy deseable y de impuestos retornables, —dijo


Sophie—. Él me cobra por las sesiones, pero acordamos que sólo
facturaría por una de las dos sesiones semanales, dice que hace que
las cuentas se vean mejor o algo así. —Ella arrugó la nariz—. Pero le
doy por su lado porque siento una emoción saber que vamos —hizo
unas comillas con sus dedos—, tu sabes la liberación femenina y
todo eso.

Celeste asintió. —¿Es serio?

Sophie medio sonrio y luego se encogió de hombros. —Lo he


hecho de nuevo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste alzó las cejas con preocupación. —Está bien.

—He estado aquí antes. —Sophie dio una calada al cigarrillo—.


Me volveré a lastimar de nuevo, estoy segura. —Ella puso una mano
en su corazón y se desvaneció—, Lo amo con todo mi corazón, 179

querida. —Borro la forma del corazón en la arena y levanto la


barbilla con una nota de desafío—. No pasará mucho tiempo antes
de que me bote. Una vez que se vuelva demasiado ordinario o una
vez que crea que ha solucionado mis muchas neurosis. —Miró a
Celeste—. Sabes, es un hombre íntegro, le gusta pensar que está en
el trabajo cuando está haciendo el trabajo. —Ella le guiñó un ojo—.
¡Si sabes a lo que me refiero!

—¿Estás bien con eso?

Sophie miró a Celeste. —De alguna manera terminará. —Se


encogió de hombros—. Estas cosas nunca funcionan, le gusta estar
casado y con una familia. Él consigue echarse algo de sexo con sus
pacientes. —Pasó el tequila—. Volviendo a ti, entonces, ¿cuándo has
comenzado a estar loca por Amy?

—Sophie —respondió Celeste exasperada—. ¡No hay nada entre


Amy y yo!

—¡Apuestas la mitad de nuestro culo francés que lo hay!

—No, no lo hay, —replicó Celeste.

Sophie se apoyó en sus codos. —Bueno, si eso es verdad, ¿por


qué te has mantenido alejada durante tanto tiempo? ¿Por qué
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

estaban ustedes dos prácticamente haciéndolo en la playa como dos


adolescentes enamoradas?

Mirando a su hermana, Celeste decidió que no tenía sentido


negarlo. —¿Acaso la idea de que yo sea atraída por la esposa de Josh 180

no te asusta pequeña Sophie?

Sophie se encogió de hombros y dijo con un toque filosófico.


—Todo el mundo está en un viaje, Cel. ¡El tuyo puede ser un poco
más complicado que el de la mayoría! Sin embargo, de regreso a ti,
¿qué crees que hará Amy?

—¿Por qué Amy? —Preguntó Celeste levantando las cejas—. ¿Por


qué no lo que yo quiero hacer?

Sophie se rio, luego arrastrando las palabras dijo. —¡Ya sé lo que


quieres hacer, dulzura!

Impaciente, Celeste se pasó los dedos por el pelo. —No importa.

Sophie dijo en voz baja. —Estoy aquí para ti.

—Sí, está bien, lo reconozco —dijo Celeste, y luego suspiró


pesadamente—. La razón por la que me he quedado lejos es a causa
de Josh y Amy. Porque, —ella titubeó—, de quien es ella.

—¿Quién sabía que esto te pasaría a ti, hija perfecta?

Celeste sonrio. —No otro canto del cisne19, Sophie.

19
El termino Swan Song (Canto del cisne) puede tener las siguientes connotaciones: La última pieza de trabajo
de una persona, un logro o desempeño.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Oh vamos Celeste, me conoces, el canto del cisne es mi


especialidad.

Celeste sonrio.
181
—De vuelta a ti —dijo Sophie—. Y Amy.

Celeste corrio un montón de arena entre sus dedos. Apoyó su


barbilla en sus rodillas. —¿Cómo explican las cosas en el cine, la
indiscreción de un momento, se terminó antes de empezar.

Sophie dijo. —Si todo lo que conseguimos es prestado. Si todo lo


que hacemos es solo dolor. C'est la vie20, —sonrio Sophie—. Escucha
—dijo ella, reconfortante—. Veo que no todo es en un solo sentido.

Celeste le dio una mirada inquisitiva.

—He estado observando cómo te mira. Es claro para mí que se


siente atraída por ti.

Con la cabeza borrosa, Celeste entrecerró los ojos ligeramente.


—Entonces, ¿qué me estás diciendo?, ¡que está bien hacer un
movimiento en la esposa de Josh!

Sophie extendió las manos. —¡No! —ella respondió


enfáticamente—. ¡No!, ¡claro que no!, vamos, Celeste, ¡darte mi
permiso incluso para mí sería un poco extraño!, pero hay una
conexión entre tú y Amy.

Celeste sacudió la cabeza.

20
C'est la vie: Significa, Así es la vida.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sophie se encogió de hombros. —Tal vez tú y yo estamos


destinadas a compartir el mismo destino, amar al hombre de otra
persona —arqueó una ceja—, ¿o mujer en tu caso?

Al sentir la crudeza de las palabras de Sophie, Celeste respondió 182

con altivez. —No estoy enamorada de ella. —El tequila entró en su


totalidad, añadió irónicamente—, ¡solo muy, muy, muy atraída por
ella! —Inclinándose hacia delante, Celeste miró a su hermana—.
Hace algunos años, conocí a alguien.

—¿Chico o chica?

—Chica.

—¿Antes o después de Nick?

—Después.

—¿Se lo han metido? –—Sophie pregunto con impaciencia.

Celeste miró a su hermanita. —Vuelve a tu puente, malvado


troll, tus poderes no funcionan aquí.

Sophie se rio. —Lo siento, culpo a las voces, solo hago lo que sea
que me dicen.

Celeste sonrio.

—¿Era amor?

La sonrisa de Celeste se escapó. —Tal vez, —respondió ella—. Es


difícil decirlo, todo era nuevo.

—¿Nuevo en términos de estar con una mujer?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Sí. —Celeste se pasó las manos por el pelo. Suspiró—.


Supongo que en la universidad coquetee con la idea, pero con
Felice... —su voz se apagó.

—¿Qué pasó? 183

—Ella fue asesinada.

Sophie contuvo el aliento. Miró a Celeste con sorpresa y luego


sincero pesar. —Lo siento.

Celeste asintió lentamente. —Yo también.

—¿Por qué nunca me dijiste esto?

Celeste miró a su hermana. Sacudió la cabeza. —No podía. Era


demasiado doloroso.

Sophie miró a Celeste durante un rato. —Amy, ¿dónde encaja en


todo esto?

—No lo sé —dijo Celeste—. Lo único que sé es que un día


conozco a la prometida de mi hermano y tú tienes razón, ¡me vuelvo
loca por ella! —Ella negó con la cabeza—. ¿Qué demonios es todo
eso? ¿Debo estar jodida?

—¿Rebote?

Celeste sacudió la cabeza. Sonrio con tristeza. —¿Tal vez


necesite una cita con tu terapeuta?

—No, —Sophie dijo mirando a su hermana arriba y abajo—. No


lo consigas todavía, hermanita, nadie puede resistírsete, ni siquiera
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy. —Ella sacudió su cabeza—. ¡No tardaría mucho en ofrecerte


tres o tal vez cinco sesiones semanales!

—¡Dire quoi quoi!21


184
—Basura mi culo, —respondió Sophie. Ella chasqueó la
lengua—. Eres inconsciente, ¿no? —suspiró—. Eso es lo que te hace
tan atractiva, Cel. —Sacudió los brazos—. El hecho de que seas
hermosa y te importa una mierda eso.

—Déjalo, Sophie, no tú también.

Sophie se echó a reír. —Afortunadamente, tienes una


personalidad increíble. Así que, —se encogió de hombros—. Como
siempre, estoy dispuesta a perdonarte por no dar una mierda por
cualquier jodida razón.

—Estás borracha.

—Lo sé.

Celeste bebió un poco de tequila. —No me gusta esto.

—Lo sé.

—¿Por qué me siento atraída por ella?

—Ella es sexy, —contestó Sophie—. Eres una lesbiana, las


estrellas brillan en la noche, así son las cosas. —Se encogió de
hombros—. Acéptalo.

Celeste sacudió la cabeza.

21
Dire n'importe quoi! significa ¡Di lo que tú quieras!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Tal vez tenga mucho que ver con tu trabajo.

Confundida, Celeste miró a su hermana. —¿Qué quieres decir?

—Te hace ver las cosas de manera diferente.


185
—¿Disculpa?

Encendiendo el último cigarrillo, Sophie murmuró algo.

—¿Qué estás diciendo? —preguntó Celeste mientras Sophie


inhalaba profundamente.

—Ves todos los lados de la humanidad.

Celeste se encogió de hombros.

—Con tu trabajo ves extremos de la naturaleza humana,


¿verdad?

—Peut être22

—No hay tal vez al respecto. —Sophie miró a Celeste—. Vas a


lugares donde hay guerra y hambre, y todo ese tipo de mierda.

Sabiendo que su hermana era más que capaz de irse por la


tangente, Celeste frunció el ceño e intentó averiguar lo que Sophie le
estaba diciendo. No estando segura de a qué se dirigía, levantó las
cejas. —¿Y?

—Y, supongo, de alguna manera es un privilegio llegar a ver


todos los lados de la humanidad.

22
Peut être: Significa Puede ser o Tal vez.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Ahora, completamente confundida, Celeste preguntó. —¿A qué


quieres llegar, Sophie?

—A lo que quiero llegar Celeste, —respondió Sophie—. Es que


donde has estado, te da claridad, lo que has visto significa que no te 186

importan las cosas que a alguien como yo o a la mayoría de la gente


que conozco le importan.

Confundida, Celeste respondió lentamente. —De acuerdo.

—Quiero decir, te importa una mierda el ajetreo cotidiano o


cosas como la ganancia material o lo que la gente piensa.

Aún confundida, Celeste miró a Sophie.

—Pocos de nosotros dejarán un legado, —dijo Sophie mirando a


Celeste intensamente—. En cien años, ¿a quién le importa un carajo
lo que hicimos?, ¿qué coche manejamos, en qué casa vivíamos, cómo
trabajábamos, qué principios teníamos? ¿Quién sabrá o incluso se
preocupara por que o quiénes éramos?. Dentro de cien años, a nadie
le importará.

—Esto es muy profundo, Sophie, pero...

Sophie lo interrumpió. —Pero debido a lo que haces, te hace


comprender lo que es importante. Te hace entender tu propia
mortalidad, Celeste. Te hace entender que en realidad las reglas no
significan nada.

—¿Cuál es tu punto, Sophie?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—El punto, —Sophie respondió estrujando el paquete de


cigarrillos vacío—. ¿Es eso lo que te hace menos asustada de
perseguir lo que quieres?

De repente curiosa, Celeste inclinó la cabeza. 187

—Conformarte no es lo que haces más. Puede que te haya


tomado un tiempo volver a casa, pero yo te conozco. Sé que le restas
importancia a lo que sientes por Amy. Y puedo ver que estás
luchando. —Sophie respiró hondo y exhaló lentamente—. Quieres ir
tras ella. Tú quieres…

—¡Suficiente! —dijo Celeste levantando la mano. Empezando a


sentirse más que un poco mareada, tragó saliva.

Sophie miró a su hermana y se levantó. —Voy a buscar más


cigarrillos. ¿Quieres algo?

Celeste negó con la cabeza y alzó la mirada hacia el cielo


nocturno.

Gotas ligeras de lluvia cayeron sobre el rostro de Celeste,


sentándose, ella gimió y sostuvo su cabeza. Sintiéndose mareada,
miró su reloj. Sophie se había ido hace más de una hora.

Celeste trató de organizar sus pensamientos, pero la lluvia


comenzó a caer fuertemente. Levantándose, corrio a la casa de
verano. Una vez dentro, se aflojo la ropa mojada y buscó una toalla.
Encontrando una, la arrojó sobre su cabeza, y comenzó a secarse el
cabello. Se inclinó, se aflojó la agujeta de uno de sus tenis de lona.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 17

188

Tropezando a través de la puerta, empapada, Amy sonrio,


disfrutando de esa sensación única de regocijo que sólo la lluvia
puede traer. Cerrando la puerta detrás de ella, pasó sus dedos a
través de su cabello, e inmediatamente sintió que su estado de
ánimo se aclaraba.

Como madre de dos, normalmente Amy estaría durmiendo antes


de que su cabeza golpeara la almohada, pero durante las últimas
noches, incapaz de olvidar el incidente con Celeste, había encontrado
casi imposible dormir, generalmente recostándose y dando vueltas
hasta la mañana. Esta noche, demasiado inquieta como para
intentarlo, decidió que necesitaba una caminata nocturna para
cansarse, sólo para quedar atrapada en el repentino aguacero.

Amy saltó sorprendida cuando vio a Celeste.

Sobresaltada, Celeste miró a Amy. Tratando de ponerse de pie,


ella atrapo su agujeta en la correa de su reloj. Sacudiendo su brazo,
trató de soltarla.

Estupefacta, Amy observó a Celeste balancearse luego perder el


equilibrio y caer. Toda enredada, Celeste se desparramo a través de
la alfombra, su cuerpo fue en una dirección, y su cabeza por otra.

Amy se apresuró en su rescate.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Estás bien

—¿Qué te parece?

Amy intentó no reírse. Ver a la normalmente fría y serena


189
Celeste trastabillar alrededor de la habitación y caer sobre su trasero
no tenía precio.

Enredada en el suelo, Celeste fulmino con la mirada a Amy.


—¡No es gracioso!

Ayudándola, Amy respondió con dulzura, —Lo sé, fue


simplemente tan... inesperado.

Una vez libre, Celeste se alzó. La velocidad de su acción hizo a


Amy tambalearse hacia atrás y caer contra la pared. El aire salió de
sus pulmones cuando el peso completo de Celeste cayó contra ella.

Celeste se aprovechó de su posición, inclinándose hacia atrás


sólo ligeramente, colocó sus manos a ambos costados de la cabeza
de Amy, atrapándola. Miró a Amy cuidadosamente y luego la fijó con
una mirada. Hipando, hizo un puchero con su labio inferior.

Amy bajó la cabeza y trató de detener su risa. Luchó pero no


pudo parar, y exploto. Con el tiempo, consiguiendo algo de control,
levantó la cabeza y miró directamente a la cara ceñuda de Celeste.
Se aclaró la garganta y trató de lucir seria. Inspeccionó la ligera
hinchazón. Era evidente por el enrojecimiento en la sien de Celeste
que tendría una marca mañana.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Tiernamente, Amy dijo como si estuviera hablando con uno de


sus hijos, —Tendrás una pequeñita marca para mañana, pero nada
de qué preocuparse.

Celeste le dio a Amy una sonrisa perezosa. —¿Qué estás 190

haciendo aquí?

De repente consciente de lo cerca que estaban, Amy se enderezó,


y poniendo sus manos contra los hombros de Celeste trató de
alejarla. En lugar de moverse, Celeste asombró a Amy presionándola
suavemente contra la pared.

Mirando dentro de los problemáticos ojos azules, Celeste agarró


la cadera derecha de Amy.

Sorprendida, Amy exhaló bruscamente y luego inhalo aire


cuando la mano de Celeste corrio por el costado de sus mojados
shorts de mezclilla.

Mirándola fijamente, Celeste susurró, —¿recuerdas esa noche en


tu apartamento?

Estupefacta, Amy miró fijamente a los ojos oscuros de Celeste.

Celeste se inclinó más cerca. Amy sintió su aliento caliente en su


oído. —Lo hago.

Los cabellos en la nuca de Amy se levantaron.

Vacilando brevemente, Celeste dejó que sus dedos recorrieran el


muslo desnudo de Amy y lentamente retrocedieran, deteniéndose
sólo cuando llego al borde de los shorts de Amy. Haciendo contacto
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

visual, su mano se deslizó más arriba de su muslo. —De hecho,


nunca he conseguido sacarlo de mi mente.

Amy cerró los ojos y tragó saliva. Sus ojos se abrieron y se


ampliaron en shock cuando los dedos de Celeste comenzaron un 191

viaje exploratorio arriba y abajo de la longitud de su muslo, subiendo


cada vez más alto.

—Cuando te miro —susurró Celeste—. Quiero ver a la esposa de


mi hermano, pero no lo hago, todo lo que veo es alguien que quiero.

Amy contuvo su respiración irregular, Celeste estaba


acariciándole la parte superior del muslo.

Respirando pesadamente, Celeste apoyó la cabeza suavemente


en la de Amy. —Sé que es egoísta, —dijo levantando su cabeza
cuando su mano alcanzó su objetivo—. Sé que eres la esposa de
Josh y yo no debería tocarte así, pero estoy encontrando cada vez
más difícil luchar contra esto.

Gimiendo, Amy involuntariamente empujó sus caderas hacia


adelante. Consternada por la traición de su cuerpo y tratando de
combatir su creciente deseo, suplicó, —Celeste, te lo suplico...

—¿Me suplicas qué? —Celeste preguntó estudiando a Amy


intensamente—. ¿Qué me detenga? —Ella bajó sus oscuras
pestañas—. No siento que quieras que me detenga.

Avergonzada por la magnitud de su excitación, el rostro de Amy


se impregno de color.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste empezó el lento sendero de nuevo. Mirando


profundamente en los ojos de Amy, rozó sus labios sobre su boca.
—Sé, —dijo con voz ronca—. Que mañana querremos negar que esto
haya pasado, pero esta noche Amy, —susurró—, te necesito.
192

Levantando la camiseta de Amy, Celeste le acarició el estómago.

Los pezones de Amy se tensaron en respuesta. Cerrando


brevemente los ojos, se estremeció de placer.

Celeste rozó sus labios sobre la boca de Amy de nuevo y luego


preguntó con una nota de vulnerabilidad, —¿Me quieres?

El estómago de Amy dio una voltereta, sus entrañas se tensaron,


un rayo de deseo se disparó por su espina dorsal, pero ella no dijo
nada.

Una descarga de electricidad recorrio a Amy cuando Celeste la


besó. Tragó saliva visiblemente cuando la morena retiró lentamente
sus manos, y se apartó.

Incapaz de contenerse más, Amy se rindió. Agitándose


fuertemente, se pasó la lengua por los labios antes de alcanzar
ansiosamente a Celeste. —Te quiero, —Respondió con voz ronca
mientras agarraba los brazos de Celeste y la acercaba—. ¡Dios, te
deseo tanto, que apenas puedo respirar!

Celeste sabía desde el momento en que cayeron contra la pared


que no le importaban las consecuencias. Lo único que le importaba
era lo bien que se sentía tener a Amy en su contra. Sin romper
nunca el contacto visual, y queriendo rasgar cualquier cosa que
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

estuviera entre ellas, rápidamente deshizo el botón superior de los


shorts de mezclilla de Amy. Aflojando el resto, empujó los shorts de
mezclilla sobre sus caderas y sus muslos. Dejándolos caer al suelo.

Impaciente, Celeste sacó los shorts de mezclilla. Colocó una 193

mano contra la pared, deslizó la otra entre los muslos de Amy,


buscando urgentemente su calor.

Amy gimió. Celeste cerró los ojos brevemente. Amy estaba tan
mojada que supo instintivamente que llegaría rápidamente.
Deseando mantener vivo el momento, atormento a Amy lentamente,
tocándola por todas partes pero evitando su clítoris hinchado.

Amy gimió. —No juegues, —dijo con frustración. Deslizo los


dedos por el cabello de Celeste y lo jaló suavemente.

En respuesta, Celeste pinchó el clítoris de Amy.

Amy extendió las piernas y gimió para que entrara, —Dentro.


Por favor, ve dentro de mí.

Celeste gimió, pero se contuvo.

—¡Te necesito dentro de mí, Celeste!

Celeste empujó lentamente dentro de ella.

Amy gimió en voz alta y colocando ambas manos en los hombros


de Celeste sacudió sus caderas para aliviar la presión cada vez
mayor. —¡Más! —gimió extendiendo sus piernas aún más.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Empujando más profundamente, Celeste se quedó sin aliento


cuando los labios de Amy le rozaron el cuello. Ella susurró. —Por
favor.

Un gemido salió de la garganta de Celeste. Con el pulgar 194

presionando contra el clítoris de Amy, aumentó la velocidad.


Colocando los labios suavemente en la base del cuello de Amy, la
mordió.

Amy se impulsó hacia adelante y gritó, —¡Siiiii... Aaaaaggggggh!

Celeste cerró los ojos y trabajó a Amy hasta que sus caderas se
impulsaron una última vez.

Un gemido profundo salió de la boca de Celeste. En llamas,


instintivamente tomó la mano de Amy y la puso entre sus muslos.
Sosteniéndola apretadamente, y aún dentro de Amy, se movió contra
ella. Ya impulsada hacia el precipicio con los gemidos repetitivos de
Amy, en cuestión de segundos, llegó.

Respirando fuertemente, Amy intentó moverse, pero Celeste,


capturando su propia respiración, empujó el hombro de Amy
firmemente contra la pared. Sacudiendo la cabeza, dejó en claro que
no iban a ninguna parte. Observó el color abandonar la cara de Amy.

Respirando fuertemente, Celeste se enfrentó a la verdad, su


deseo por esta mujer estaba más allá de todo lo que había
experimentado.

—Celeste, yo...
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Ssshhh, —susurró besando el cuello de Amy.

Celeste se preguntaba cuál era la conexión entre ellas. Como


Amy, ella no quería esto. Tenía planes que implicaban quedarse
aquí, estar cerca de su familia, pero no podía seguir así. No podía 195

seguir sintiendo este intenso anhelo. Necesitaban hacer algo.

Celeste finalmente aceptó que lo único que podía hacer era


quemar esta atracción. Lentamente, retiro sus dedos y sonrio cuando
Amy soltó un suspiro de alivio.

Cuando Amy trató de enderezarse, Celeste empujó sus dedos


hacia dentro. Empujó suavemente y luego deslizó su pulgar sobre el
clítoris de Amy. Observó con placer, los ojos de Amy ensancharse de
sorpresa, estrecharse en protesta y finalmente llenarse de
necesidad.

Las caderas de Amy empujaron hacia adelante y volvieron a


encontrar el ritmo de Celeste. Su cabeza cayó descansando sobre el
hombro de Celeste.

Celeste empujó dentro de Amy y supo por su respuesta que no


tardaría mucho. Su propio deseo también estaba creciendo
rápidamente. Cerró los ojos e intentó encontrar la fuerza para
detenerse. Necesitaba desesperadamente dejar a Amy hambrienta de
más.

Celeste sintió las entrañas de Amy contraerse.

Amy puso su cara en el cuello de Celeste, y gimió mientras se


dirigía hacia el orgasmo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste desaceleró.

—No te detengas —murmuró Amy—. Oh, Dios mío, no puedo


creer lo que me haces. Te necesito. No te detengas. Por favor.
196
Cuando Amy empujó sus caderas hacia adelante, Celeste deslizo
sus dedos hacia afuera. Ella se alejó.

Amy miró a Celeste en estado de shock. Sus brazos se


extendieron, pero Celeste se movió rápidamente fuera de su alcance.

Los brazos de Amy cayeron a sus costados. Enderezándose, se


apoyó contra la pared y miró a Celeste con confusión.

Celeste observó cómo Amy luchaba por recuperar la compostura.


Esperó hasta que tuvo su completa atención y luego se acercó a ella.
Levantando su mano izquierda, miro la humedad brillando en sus
dedos. —¿Me pregunto qué sabor tienes? —preguntó mientras corría
los dedos húmedos por el interior de los labios de Amy.

Una expresión de horror cruzó el rostro de Amy. Escupió el


sabor. Secándose la boca con el dorso de la mano, miró a Celeste
sorprendida.

Dando un paso atrás, Celeste le sonrio. Colocó los tres dedos en


su boca y los chupó.

Volviéndose, Celeste dejó la casa de verano con la gloriosa


imagen de Amy con la mandíbula abierta y el deseo crudo
acumulándose en sus ojos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Caminando hacia la casa, Celeste era plenamente consciente de


que había desencadenado algo entre ellas. Sólo esperaba que pudiera
ser rápidamente satisfecho por el bien de ambas.

197

Josh siguió a sus hijos mientras corrían por el pasillo para


despertar a su madre. Su corazón se hinchó cuando él atravesó su
cabeza en torno a la puerta del dormitorio y vio a su hermosa
esposa.

Amy se despertó con un sobresalto cuando los niños saltaron


sobre su cama. Gritando emocionados. —Papá está aquí, papá está
aquí.

—Wowwhhh, —dijo. Sentada, abrazó a los niños hacia ella.


Bromeando con ellos, besó sus caras en todas partes y al mismo
tiempo trató de detener las manos de Christopher de tirar de su
cabello. No tuvo éxito.

Josh sonrio y observó fascinado mientras Amy desataba


cuidadosamente su cabello de las pequeñas manos regordetas de
Christopher. En trance, vio a su esposa quitar su cabello de las
garras de su hijo. Llegar a la mesa de noche y recuperar un broche
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

de pelo. La acción causó que la sábana se deslizara y revelara sus


pechos firmes y completos.

Sorprendido de que estuviera desnuda, el corazón de Josh


martillo con fuerza. La observó enderezarse, tirar de las sábanas de 198

cama a su alrededor, juntar su cabello de rocío de miel y sujetarlo.

Josh sonrio cuando Amy levantó cariñosamente a Christopher y


lo abrazo a ella. Él sonrio cuando frotó su nariz con la suya, y viendo
a sus hijos, se sintió orgulloso de que fueran una buena mezcla de
sus padres. Tenían su cabello oscuro y su tez, pero las
características finas de Amy, y sus ojos verdes eran una mezcla de
los suyos.

Deseando levantar a Amy, Ryan saltó arriba y abajo en la cama.


—Mamá —dijo—, papi está aquí... ¡Papi está aquí!

Amy alargó una mano para detener a Ryan.

Christopher notó a Josh y gritó, —Papi.

Josh entró en la habitación y se dirigió a la cama. Agarrando a


los dos niños, agitó su cabello oscuro juguetonamente.

—Jossssh, —dijo Amy frustrada mientras desordenaba su


cabello.

Los niños gritaron, —¡Oh mamá! —cuando intentó arreglar sus


mechones desordenados. Se alejaron, salieron de la cama y
empezaron a jugar peleando en el suelo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Entrecerrando los ojos, Amy miró el reloj. Sus ojos se abrieron


de sorpresa, eran las diez de la mañana. Miró a los niños, estaban
completamente vestidos. Camille debió haber decidido dejarla dormir
esta mañana.
199

Amy se tensó cuando Josh se sentó a su lado. Su estómago se


estrechó cuando el encuentro de la noche anterior inundó su mente.

Josh suspiró y se reclinó contra la cabecera de la cama. Pasó la


mano por la espalda desnuda de Amy, apoyándola ligeramente en la
base de su columna vertebral.

Incapaz de contenerse, Amy se puso rígida cuando su mano se


movió alrededor de su cintura y hacia su pecho. Volviéndose hacia
Josh, susurró, —Ahora no.

—Lo sé, cariño, —dijo él acariciando el lado de su pecho


ligeramente—. ¿Puedo llevarlos abajo?

—No... eso... sería demasiado obvio.

—¿Cuando? —preguntó, quitando su mano.

Amy se relajó visiblemente. —Pronto, —respondió entonces


tragó. Se volvió y lo abrazó con fuerza—. Estoy tan feliz de verte.

Josh envolvió sus brazos alrededor de ella.

Ella se acurrucó en él y preguntó, —¿Todo esta ordenado?

—Sí, —dijo acercándola más—. Yo... —Las palabras de Josh se


perdieron mientras acariciaba el cuello de Amy.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se apartó y se volvió para mirar por la ventana. —Mira qué


hermosa es la mañana, —dijo ella, queriendo levantarse—.
Preparémonos para la playa, tendremos tiempo juntos esta noche.

Josh la miró y luego sonrio. —Está bien, —dijo sonando 200

satisfecho. Luego condujo a los niños fuera de la habitación.

Amy los vio alejarse. Su corazón se hundió. Por primera vez


desde que conocía a Josh, temía pensar en pasar tiempo a solas con
él. No queriendo pensar más, tiró el edredón y se dirigió a la ducha.
Abriendo el panel de vidrio, entró y encendió el spray, dejando que el
agua fría le golpeara, trató de bloquear los recuerdos, pero no pudo.
Incapaz de detener la viva repetición del orgasmo más intenso de su
vida, gimió y apoyó la cabeza contra el muro de azulejos. Anoche,
ella sabía que no había sido consciente de nada. No era quien era o
lo qué estaba haciendo. Sólo era consciente de Celeste.

Cerrando los ojos, Amy gimió cuando su entrepierna palpitó ante


el recuerdo de Celeste venirse. Apretó la cabeza con fuerza contra los
azulejos, consciente de que un ligero toque la conduciría al orgasmo.
La ira se encendió dentro de ella, envolvió sus brazos fuertemente
alrededor de sí misma, y trató de bloquear la imagen de estar con
Celeste.

Amy se movió de la pared y apoyó su cabeza contra el cristal de


la ducha, dándose cuenta por su respuesta de anoche, que era
completamente impotente alrededor de Celeste. Mentalmente, luchó
con el conocimiento de que Celeste, si decidiera, podría derribar
cualquier barrera que ella pusiera. Se mordió el labio inferior con
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

fuerza mientras su mente filmaba devanando el encuentro. Pensó en


decirle a Josh, como se había propuesto el día de su boda, luego hizo
una mueca, recordando que todo lo que había conseguido hacer ese
día era hiperventilar seriamente.
201

Presionando la cabeza contra el cristal, Amy se dio cuenta de


que no podía contárselo a Josh. El divorcio sería inevitable. Josh
nunca viviría con semejante traición. ¿Quién podría? Enderezándose,
pensó en lo que su padre tuvo que pasar. Apagando la ducha, Amy
se juró resueltamente a sí misma que, pasara lo que pasara, nada
volvería a ocurrir con Celeste de nuevo. Ella y Josh nunca se
convertirían en una estadística de divorcio.

No queriendo pensar más de lo necesario, Amy se secó y luego se


puso un par de jeans y una camiseta. Atándose el pelo hacia atrás,
enderezó los hombros y se dirigió abajo.

Al entrar en la cocina, Amy se llenó de temor ante la idea de ver


a Celeste. Sus ojos se centraron en la humeante cafetera, se dirigió
directamente hacia ella y se sirvió una taza.

Camille entró en la cocina, —Bonjour, mon chéri23, —dijo ella


brillantemente. Al acercarse a Amy, besó ligeramente ambas mejillas.

—¿Tienes hambre? —preguntó cariñosamente.

El estómago de Amy se revolvió. Negó con su cabeza.

—Sintiéndote ligeramente peor por el desgaste, ¿no?

23
Bonjour, mon chéri: Significa Buenos Dias, Querida.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Ruborizándose, Amy miró fijamente en su taza de café

—Qui?24 —Camille se burló moviéndose hacia la cafetera.

Amy observó a Camille tomar una taza de China del armario y


202
vaciar un poco de café en la taza.

—Celeste menciono que te habías quedado despierta hasta muy


tarde anoche.

Amy se atragantó con el café.

Camille miró a Amy. —¿Estás bien?

Amy tragó el café. —Estoy bien, el café es... más fuerte de lo que
esperaba.

—Es extraño. La medida del café es la misma de siempre,


¿nunca habías tenido un problema antes?

Amy se encogió de hombros.

Camille colocó cuidadosamente dos cubos de azúcar en su taza.

—Celeste dijo que necesitabas dormir esta mañana —dijo


Camille mientras movía su café—. ¿Te diste cuenta de que se fue
temprano?

Amy negó con la cabeza y le dedicó a la taza de café toda su


atención.

24
Qui? Significa ¿Qué?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Oh, —respondió Camille con una nota de decepción. Se apoyó


en el mostrador de la cocina—. Mencionó algo acerca de ir a ver a
Alex.

Amy no dijo nada. 203

Camille sostuvo su taza con ambas manos. —Le pregunté qué


podía ser tan urgente para irse tan temprano. —Levantó la taza a su
boca—. Dijo algo sobre ¿tomar una decisión? —Camille miró a Amy
por un momento antes de beber su café—. No entiendo por qué es
tan reservada. ¿Y tú?

Desesperada por no dar nada, Amy sacudió la cabeza


lentamente.

Camille tomó otro sorbo de café y luego gruñó, —Quiero decir


¿qué es lo que está decidiendo hacer? —Ella se encogió de
hombros—. ¿Tener un bebé, porque está embarazada?

Amy tragó saliva. ¡Embarazada!

Gesticulando exageradamente, Camille continuó, —¿Está


decidiendo en no traer a un novio o prometido sino a un marido a
casa para conocer a sus padres, como hizo con Nick?

Amy abrio mucho los ojos. ¡Marido!

Camille bajó la taza. —¿No sé qué está pasando?

Amy parpadeó unas cuantas veces antes de darse cuenta que


todo lo que Camille había dicho eran conjeturas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Merde, —Camille suspiró—. Je ne le comprends pas?25


—Asintiendo con la cabeza, arqueó una ceja y miró a la puerta—.
Zzzooommm —añadió con cierta molestia—. Ella estaba fuera de la
puerta antes de que pudiera preguntarle.
204

Mirando a Amy, el tono de Camille cambió a uno de curiosidad.


—De todos modos, dijo específicamente que te diera un mensaje de
que te vería pronto.

Amy se estremeció ligeramente, los manierismos de Camille le


recordaban tanto a Celeste.

—¿Qué quiere decir con eso?

Amy se encogió de hombros. Una fugaz sensación de alivio de


que Celeste no estuviera allí la inundo, pero consciente de lo aguda
que era Camille y con la intención de no dar ninguna indicación de
su agitación interior, respondió con indiferencia, —No lo sé.

—¿Sabes qué? —dijo Camille mirando a Amy, con un indicio de


dolor en sus ojos—. ¡No puedo entender lo que Celeste quiere!

Amy abrio los ojos. Ya somos dos, pensó.

Camille suspiró. —Me preocupo por ella. —Bajó la cabeza—.


Tiene una profesión honorable, y estoy muy orgullosa de ella. Pero
todo eso la esta consumiendo y eso me preocupa.

Amy contuvo la respiración, era inusual que Camille confiara en


ella.

25
Je ne le comprends pas? significa ¿No lo entiendo?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—No pretendo nada, pero espero, —miró a Amy—. Sólo espero


que encuentre a alguien especial. —Camille se acercó a ella—.
Quiero que sea feliz como tú. —Sonrio—. Quiero que se establezca y
tenga hijos, quiero decir, —ella chasqueó su lengua—. Ahora tiene
205
treinta años. —Camille sacudió la cabeza—. Pero cuando le
pregunto, siempre es tan... vaga. —Frotó suavemente la mejilla de
Amy—. Es el instinto de una madre querer que sus hijos se
establezcan y sean felices. Sabes eso ahora que eres madre. —Alzó
las cejas y miró a Amy—. Creo que ella confía en ti, sé que te quiere.

Amy tragó visiblemente. Incapaz de mantener el contacto visual,


inclinó la cabeza.

Poniendo una mano bajo el mentón de Amy, Camille lo levantó y


la miró. —Sé que ella confía en Josh, —dijo en voz baja—. Pero él es
tan cerrado como ella, ¿podrías por lo menos hablar con Celeste
sobre cuáles son sus planes para el futuro?

Desesperadamente incómoda, Amy asintió rápidamente y se


alejó de Camille. Para hacer algo, volvió a llenar su taza y trató de
cambiar de tema. —¿Dónde está Sophie? —preguntó, luego cerró los
ojos al darse cuenta de que eso era un gran error.

—¡Mon Dieu!26 —Camille pronunció y luego se fue por una


tangente sobre cómo Sophie probablemente no saldría a la superficie
hasta el mediodía y que ella, también, necesitaba encontrar a alguien
a quien amar. Camille concluyó—. ¡Si fueran un poco más como tú,
Amy entonces yo sería una mujer feliz!

26
¡Mon Dieu! Significa ¡Dios mio!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Ruborizada, Amy inclinó la cabeza en vergüenza. Si solo supieras


Camille, pensó. Si solo supieras.

Amy escuchó la charla de Camille durante un rato antes de


mirar a través de las puertas del patio. Vio a Josh jugar con los 206

niños. Son tu prioridad, se dijo.

Mirando a su marido jugar con los niños, el mundo de Amy se


enderezó lentamente.

Para la evidente sorpresa de Camille, Amy la abrazó y luego la


besó en la mejilla. Ella susurró, —Merci27.

Sonando ligeramente confusa Camille respondió mientras


abrazaba a Amy de regreso, —De nada, mon chéri. —Ella
retrocedió—. Tienes que comer, querida. —Volvió a mirar a su
nuera—. Siempre has tenido una figura encantadora, pero te
pondrás escuálida si no comes.

Amy sacudió la cabeza. —Estoy bien.

—Mmmm, sé lo que las madres trabajadoras son, ocupadas,


ocupadas, ocupadas. Todo es trabajo y nada de diversión, ¿eh?
—Camille rodó los ojos en desaprobación y luego chasqueó la
lengua—. Pero escúchame, tienes que comer. —Abrio el
refrigerador—. Ahora veamos qué podemos conseguirte para
desayunar.

27
Merci: Gracias
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 18

207

Celeste miró el rostro sonriente de Alex.

Era temprano del viernes por la mañana, y se estaban dirigiendo


a los Cayos para pasar el fin de semana con algunos amigos.

Aturdida, Celeste observó a Alex cuidadosamente desenvolver un


sándwich de su bien surtida cesta de picnic. Ella negó con la cabeza
cuando se lo ofreció. Comer, pensó mientras tragaba el sabor
amargo de su boca, era la última cosa en su mente.

Celeste observó a Alex morder su sándwich. Gimió en voz alta


con satisfacción. Ella rio suavemente. Adoraba a Alex. Desde que
estaban en la escuela primaria, habían sido cercanos, y ahora él
enseñaba literatura inglesa en su antigua escuela secundaria.

Alex comió su sándwich y charló. Celeste le escuchaba a medias.


Normalmente, ella habría disfrutado de este viaje, pero en la
actualidad había demasiado en su mente. No podía seguir así, se dio
cuenta, no después de lo de la casa de verano hace unas noches.
Necesitaba que Alex le ayudara a racionalizar lo que estaba
sucediendo. Decidiendo confiar en él, dijo en voz baja, —Alex...

Alex dejó de charlar satisfecho de que Celeste ya estaba lo


suficientemente relajada como para hablar. Desde que había llegado
hace unos días, estaba claro que estaba completamente preocupada.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Sí.

Celeste le dio una rápida sonrisa, respiró hondo y procedió a


contarle todo. Cuando terminó, condujeron en silencio durante un
rato. 208

A Alex no le sorprendió que Celeste se sintiera atraída por las


mujeres. Siempre lo había pensado desde que eran adolescentes, y
hasta el día de hoy estaba seguro de que su matrimonio con Nick
sólo había ocurrido porque era el primer tipo al que ella realmente le
atraía e, incluso entonces, la atracción no duró demasiado tiempo.

Alex recordó lo sorprendido que estaba cuando Celeste le


anunció durante la cena, una noche, que se había casado en secreto
con Nick. Aunque estupefacto, le dio sus palabras de apoyo, pero
supo de inmediato que era un error. No fue hasta mucho más tarde
que Celeste admitió que la única cosa exitosa sobre el matrimonio
fue el día de la boda.

¡Amy! Él pensó en estado de shock. ¡Mi Dios, está en Amy!

A pesar de que Alex tenía sus sospechas acerca de la sexualidad


de Celeste, aprendió al principio de su amistad que Celeste era del
tipo que no se podía sondear para obtener información. Solo te diría
lo que quería que supieras cuando ella quería que lo supieras.
Siempre supo que hablaría con él cuando estuviera lista. Sentado en
el coche, hizo una pregunta que había estado en su mente durante
mucho tiempo.

—¿Háblame de Felice?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste lo miró.

—¿Había algo entre ustedes dos?

—Sí, Alex, —respondió Celeste—. Había algo entre nosotras.


209
—Me lo imaginaba.

Celeste frunció el ceño. —Pero, no tuvimos mucha oportunidad


de explorarlo completamente.

Él sonrio tristemente. —Entiendo.

Alex comprendía que Celeste había pasado un momento difícil


cuando Felice murio. También sabía que trabajaba en condiciones
que apenas podía comprender. Celeste raramente hablaba de su
trabajo, y nunca hablaban demasiado de su vida personal porque
instintivamente sabía que cuando tenían tiempo juntos, lo cual no
era frecuente en los últimos años, ella necesitaba que él estuviera
optimista.

Aspirando, aire Alex lo exhaló lentamente. —¿Debería haberme


dado cuenta de que algo estaba mal cuando saliste antes de la boda?

Celeste lo miró. —¿Qué más podía hacer? —Sus manos


sujetaron el volante—. Cuando descubrí que estaba embarazada.
Bueno. —Ella suspiró—. No había otra opción, no podíamos seguir
adelante. —Miró a Alex—, Y si soy honesta, no estaba lista para
explorar nada más que fuera un evento de una sola vez. Felice
acababa de ser asesinada, y emocionalmente, yo era un desastre.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Alex arrugo la cara y pensó que había sido un «evento de una


sola vez» que la había asustado lo suficiente como para mantenerse
alejada durante años. Él suspiró. Observar el cometa Hailey, sabía,
era un evento único, esta cosa con Amy no estaba tan seguro donde
210
terminaría.

—¿Y ahora?

—Y ahora es diferente.

Alex se preguntó cómo habría sido si Amy no hubiera estado


embarazada. Tal vez hubieran terminado juntas. Se dio cuenta de
que no importaba ahora, su trabajo, como su amigo, era desalentarla
de hacer este lío más grande de lo que ya era.

Celeste miró a Alex antes de concentrarse en la carretera. —¿Vas


a decir algo?

—Te amo, Celeste, pero no importa cómo lo mires, es la mujer de


tu hermano, tu cuñada. —Se dio un golpecito en su cabeza—. La
madre de tus sobrinos consanguíneos, ¿eso por si solo debería
disparar grandes campanas de advertencia en tu cabeza?

—¡Jesús, por supuesto que sí! —Celeste respondió—. Pero te he


explicado lo que pasó...

—Lo sé —interrumpió Alex—. Pero dime que has estado con otra
mujer aparte de Felice –—él titubeo—. ¿Y Amy?

Celeste asintió.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Satisfecho, Alex sonrio. Él sabía que en los últimos años, Celeste


apenas había estado en un país, que estuvieran definiendo su
sexualidad era importante. Tener éxito en salvar vidas era lo
importante, pero era reconfortante que hubiera estado con otras
211
mujeres. Menos posibilidades de fijación, pensó.

—Bueno, entonces vamos a hacerlo fácil. Este fin de semana,


puedes tener lo que quieras y a quien quieras. —Sonrio
ampliamente—. Déjame decirte, cariño. Que puedes elegir. —Sacudió
la cabeza cuando Celeste abrio la boca—. ¡Excepto, ya sabes quién!
—Él dio una palmada.

—De todos modos, me has contado cómo te sientes, pero ¿qué


pasa con Amy?, ¿qué siente?, ¿seguro que debe estar confundida?

Celeste no respondió.

—¿Qué es lo que Amy asume de todo esto?

Celeste le dio una mirada vulnerable.

Alex suspiró. Tendría que ser gentil con ella. —Está bien,
¿quieres la versión larga o corta de lo que pienso?

—La corta.

Alex decidió ser brutalmente honesto. –—Tener sexo con tu


cuñada está mal. —Se pasó un dedo por la palma de su mano—.
Echemos un vistazo a través de la carta de código moral. —Se tocó la
palma de la mano—. Desear a la mujer de tu hermano. Ahora,
¿dónde estaría? —Tarareó por un momento—. Sí, lo encontré.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Pareció pensativo—. Esta donde pensé que estaría. —Chasqueó su


lengua—. Está ahí arriba en la lista de prioridades. Eso —dijo
mostrando a Celeste su palma vacía—, es el boletín de todos los
puntos. Ahórratelo y cuelga, dice aquí.
212

Celeste sacudió la cabeza.

—Ella está casada, Celeste, con tu maldito hermano —dijo Alex.


Volteando la visera hacia abajo, se contuvo a sí mismo—. En mi libro
eso significa muy jodidamente sucio. —Él volteó la visera hacia
arriba, y deseando conseguir su punto añadió—. Si conozco a Amy,
esto la estará destrozando. —Alzó las cejas—. ¿Supongo que sabes
del equipaje entre Amy y su madre?

Celeste suspiró pesadamente.

Sabiendo que sus palabras la estaban hiriendo, pero sabiendo


que necesitaba oír la verdad, Alex continuó, —De acuerdo con
Maggie, Amy nunca le ha perdonado a Irene —el gesticulo una
comillas con los dedos— por tener una aventura. La misma aventura
que hizo que su padre se desmoronara dejando a Amy para recoger
los pedazos. Por lo tanto, es la razón por la que ella nunca ha
perdonado a Irene. Es decir, cualquier psicólogo te dirá que ella es
un tipo clásico A1. Ese es el tipo que se ponen serios, y me refiero a
serios, rasgos emocional de estar en una relación monógama.

Alex respiró hondo y esperó un momento. —Realmente estoy


hablando en serio, sé que has estado lejos y sé que lo que estoy
diciendo podría hacerte daño, pero todavía estás en el mismo
planeta, ¿verdad? —Miró a Celeste para que lo reconociera. Ella
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

asintió—. ¿Así que sabes acerca de los problemas que tiene con
Irene?

—Sí.
213
—¿Entonces debes saber que lo único que verdaderamente has
estado fornicando es su mente?

Celeste hizo una mueca de dolor. Sus hombros se tensaron.


—¿Es eso lo que piensas, que estoy jugando un juego?

Alex se encogió de hombros. —Bueno, ¿qué otra cosa puede ser?


Mírate. —Él abrio sus manos—. Eres preciosa, podrías literalmente
tener a cualquiera que quisieras. —Sacudió la cabeza—. ¿No crees
que es más que un poco jodido que decidiste ignorar a todas las
disponibles, solventes, sólidas de mente, buenas ciudadanas
lesbianas del mundo, e ir a por la que debería ser la mujer más
inalcanzable del planeta para ti?

Celeste respiró profundamente y luego exhaló. —No es así,


—respondió—. Con toda honestidad, Alex, nunca he estado tan
atraída por nadie de la manera que lo estoy de ella. —Lo miró—. Y sé
exactamente quién es ella. —Sacudió su cabeza—. Sé que es
completamente inapropiado esto... lo... lo que sea que suceda entre
nosotras. —Su agarre se intensifico en el volante—. Pero, maldita
sea, la quiero.

—¿Querer? —Alex dijo agitando una mano en el aire—. ¿Y qué,


Celeste? No pasa un día que no quiera al señor Richmond, nuestro
viejo profesor de deportes. ¡Pero eso no significa que vaya a cazarlo y
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

romper su matrimonio! —Aunque, Alex pensó soñadoramente, con


esos muslos, podría si pensara que tuviera una oportunidad—. Es
un flechazo Celeste —añadió con desdén—. Nada más, lo superarás.

Celeste, mirando hacia delante, respondió con firmeza. —Es más 214

que eso.

Alex inclinó la cabeza. Ella tenía razón, por supuesto. Tenía que
ser mucho más que eso. Este tipo de cosas definitivamente no eran
su estilo. Pero, pensó. Esto es algo de mierda seria, y la repercusión
podría ser horrible.

A Alex le encantaba la familia Cameron como si fuera la suya y


lo último que quería era una grieta meteórica si la familia se
enteraba, y él sabía con certeza que lo descubrirían si Celeste no
detenía esto. Independientemente de lo que fuera, decidió que
necesitaba revisar la realidad. Dijo en voz baja, —¿Y Josh?

Celeste palideció visiblemente.

Alex recalcó. —¡Lo destruiría si alguna vez se enterara!

Celeste asintió. —Lo sé.

Alex quiso susurrar dramáticamente, pero en lugar de ello siseó.


—¿Estás preparada para correr el riesgo? —Alzó las cejas, pero
Celeste ignoró completamente su talento dramático.

Celeste exhaló profundamente. —Quiero decir que no. —Lo


miró—. Pero ya no lo sé. —Se centró en el camino—. Sinceramente,
no sé qué hacer.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Alex le tocó el brazo. Por Dios, ella lo tiene mal, pensó.

—Cariño, es simple. Necesitas encontrar una nueva compañera


de juego. Solo deseo que me hubieras dicho todo esto hace unos
años. Entonces, no habrías tenido que lidiar con esto por tu cuenta. 215

Te habría presentado a unas cuantas mamacitas28, y déjame decirte,


un toque de sus buzzzzoms, —él puso sus manos alrededor de un
pie en frente de su pecho para enfatizar su punto—, limpiaría tu
disco duro enteramente de cualquier recuerdo de la rubita.

Celeste se rio. —Alex dijo sacudiendo la cabeza—. ¿Estás seguro


de que eres profesor de inglés? Estás empezando a sonar más como
los niños rebeldes a los que enseñas en la escuela secundaria.

Él sonrio. —Tienes que moverte con los tiempos, nena.

Alex miró a Celeste encogiéndose de hombros unas cuantas


veces, obviamente tratando de relajarse.

—Alex, no estoy tratando de fornicar con su mente. —Negó con


la cabeza—. No puedo explicarlo.

—No hay necesidad dulzura —respondió Alex acariciándola en el


hombro—. Estaba guardando esto para más tarde. —Metió la mano
en la cesta de picnic a sus pies, y sacó una botella de champán—.
Déjame explicártelo —dijo removiendo el papel aluminio—.
Bienvenida de Closetville a Pinksville, Estados Unidos. —Estiró los

28
N. de T. La palabra bombshell se utiliza para referirse más informalmente a una mujer atractiva. En México en
lugar de ¡Adiós guapa! dirían ¡Adiós mamacita! Como no todos los países hispanoparlantes manejamos los
mismos coloquialismos, hago esta aclaración.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

brazos y gritó—, Pinksville te da la bienvenida con el corazón abierto


y espera que disfrutes de tu larga estancia.

Alex trago de la botella y sin ceremonias se limpió la boca con el


dorso de la mano. 216

Celeste lo miró con sorpresa.

—¡QUÉ! —dijo mirándola—. Uno de nosotros tiene que celebrar


en tu fiesta de salida.

Celeste lo miró. —Tú, —dijo ella significativamente—, Puedes


empujar a Pinksville directamente por tu culo.

Bebiendo un poco más de la botella, Alex chasqueó los labios.


Resoplando, respondió entusiastamente, —¡Esta noche, nena, tengo
la intención de hacerlo!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 19

217

—No dejemos pasar tanto tiempo la próxima vez, —dijo Marie a


Celeste.

—Eso es un trato —respondió Celeste sonriendo cálidamente.

—Y la próxima vez que veas a tu hermano, —Charlie, el esposo


de Marie dijo abrazando a Celeste—. Dile que estaré en la ciudad en
unas pocas semanas y que lo llamaré para una ronda de golf.

—Buenas noches, muchachos —dijo Alex. Con impaciencia, tiró


del brazo de Celeste—. Los veré a los dos cuando esté al lado y
recuerde. —Resopló cuando Celeste se resistió—. Dale al pequeño
Charlie un beso de buenas noches de mi parte cuando llegues a
casa.

Aquella noche, Alex había insistido en que después de la comida


iban a un bar gay, y ahora quería ir a un club. Sus viejos amigos de
la escuela, Marie y Charlie hicieron sus excusas, necesitando llegar a
casa para dejar ir a la niñera.

—Está bien, Alex —dijo Marie cálidamente—. Lo siento, no


podemos ir al club, pero, hey, tener un hijo significa que perderás
eso después de pasada la medianoche.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—No te preocupes, —dijo Celeste plantándose al suelo mientras


Alex tiraba—. No vas a perderte nada más que a Alex haciendo su
acto de hermana fea si no se sale con la suya.

Alex sacó la lengua, —Cenicienta, la noche es joven, y voy a 218

buscar a mi príncipe azul.

Tratando de ignorar a Alex tirando de su brazo, Celeste dio un


beso de buenas noches a la pareja, prometiendo llamarlos pronto.

Alejándose, Alex le explicó con entusiasmo que había acordado


reunirse con un maestro de educación física de cabello oscuro que
había conocido en el bar antes.

—¿Cuando? —preguntó Celeste, sorprendida—. Estuviste con


nosotros toda la noche.

—Surfeando, bebé, es una forma de arte. —Miró a un chico


mientras pasaba junto a ellos—. Se necesita práctica, pero una vez
que lo tengas clavado, nunca volverás a mirar atrás.

—Alex —dijo Celeste sacudiendo la cabeza—. ¿Qué te ha pasado


en los últimos años?

—Penes, cariño. —Él sonrio—. No puedo resistirme. —Miró a


Celeste maliciosamente—. Al final del día, supongo que solo soy un
tipo al estilo de una buena carne y dos verduras.

Celeste sonrio y arqueó una ceja sorprendida ante la mirada


hambrienta en los ojos de Alex cuando un tipo vestido de cuero los
miro.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Una vez en el club, Celeste se acomodó en un sofá y dejó que


Alex se abriera paso hacia el bar. Miró a la pista de baile y sintió el
zumbido del vino de la cena, y los shots de tequila en el bar. Dejando
que la cálida y borrosa niebla alcohólica la cubriera, se echó hacia
219
atrás y luego estiró sus largas piernas. Cerró los ojos. Tan pronto
como los cerró, Alex la despertó. Entregándole una bebida, él la
empujó por el sofá.

Lleno de energía, Alex le dio un golpecito en la pierna.


—Esperemos que él esté aquí, —dijo en voz alta a su oído antes de
escanear toda la zona.

Celeste cerró los ojos.

Alex la sacudió, y comenzó una conversación llamando su


atención. —Bien, acepto que estás muy, muy atraída físicamente por
Amy. Puedo ver por qué. Ella es sexy. —Él la miró—. No hay duda de
que es una chica realmente bellísima.

Celeste lo miró.

—¿No te parece?

—Por supuesto.

—Vamos a ver —dijo Alex. Extendió la mano y empezó a marcar


con los dedos—. Tiene una estructura ósea por la que yo hipotecaría
mi casa. —Miró a Celeste—. Es rubia, una natural. Tiene unos ojos
azules increíbles. —Se frotó la frente—. ¿Cómo describirías el color?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Azul turquesa, —respondió Celeste—. Turquesa es la palabra


que estás buscando.

—Sí. —Dijo Alex. Sus ojos centellearon maliciosamente—. Ella


tiene unos pechos magníficos. Me refiero realmente, realmente 220

magníficos pechos. —Él sonrio perversamente—. ¿Has notado eso?

Celeste levanto una ceja y se esforzó por no sonreír, pero no


pudo resistirse. —Deben estar marcados con los activos.

Alex se rio. —Sí, —dijo golpeando su muslo—. Van a estar bien


arriba en tu registro.. —Movió un dedo—. Pero, mira a tu alrededor,
cariño, hay un montón de caramelos en la tienda esta noche.

Celeste se incorporó, bostezó y se estiró. Se preguntó si podía


excusarse pronto y preguntó distraídamente, —¿Eso es un desafío,
señor Forrester?

—Ajá, —Alex respondió luego hizo un gesto a alguien en el bar.

Celeste miró hacia donde Alex estaba saludando, y vio a una


mujer de cabello oscuro acercarse.

Una vez que ella se acercó, Alex levantó a Celeste y le indicó a la


mujer que se uniera a ellos. Sentada entre ellos, Alex miró a Celeste
y sonrio. —Me gustaría presentarte a una vieja amiga mía, Robin
Fernández.

El timbre del teléfono llego a Celeste, tendida sobre su estómago,


sacó su mano de debajo de la almohada y alcanzó por el. Incapaz de
encontrarlo, levantó la cabeza sólo para dejarla caer cuando un dolor
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

cegador se disparó atravesando su sien. —Uurrgghh, —gimió. Pero


para su disgusto, el teléfono seguía sonando.

Levantando la mano, Celeste lo intentó de nuevo. Con los ojos


cerrados, sintiendo tentativamente a su alrededor, palmeó el aire. 221

Finalmente, recordando que estaba en una habitación de hotel, de


mala gana abrio un ojo, con la visión borrosa encontró lo que
buscaba y gruñó en el auricular, —¿Qué?

Alex arrullo desde el otro extremo, —Buenos días cariño. Pensé


en hacerte una llamada temprana ya que estabas tan, tan, tan
borracha anoche.

Celeste trató de distinguir la hora en la mesita de noche, pero no


pudo concentrarse. Su otro ojo se negó a abrirse, logró sacar otro
sonido de su garganta. —¿Qué hora es?

—Es el momento de decirte lo que pasó anoche, cariño.

La mente de Celeste se quedó en blanco. Recordaba vagamente


ir a un club y beber mucho tequila. Gimió e intentó no pensar más
ya que le dolía la cabeza. Murmuró, —¿Dónde estás Alex?
—Recordando, preguntó—, ¿Encontraste a tu maestro?

—Estoy al lado y no cariño, no lo encontré, pero no me fui a casa


con las manos vacías. —Se rio y añadió maliciosamente—, ¡Y tú
tampoco!

Justo cuando Celeste estaba a punto de preguntarle de qué


diablos estaba hablando, una mano serpenteó sobre su espalda y
descansó sobre su hombro. Aturdida, se congeló.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Igual que una voz siniestra en una película de terror, Alex


susurró al teléfono, —Sí, Celeste. Finalmente conseguí arrancar a
esa preciosa latina de sangre caliente de ti el tiempo suficiente para
ponernos a todos dentro de un taxi.
222

Conmocionada, Celeste no se movió ni dijo una palabra.


Postrada, sintió que unos besos ligeros se deslizaban por su espalda.
Tragó saliva cuando todo el peso de un cuerpo se presionó en ella y
una voz femenina gimió en su oído, —Buenos días, querida. ¿Tienes
idea de lo maravillosa que estuviste anoche?

Celeste se tensó aún más cuando las caderas presionaron en las


suyas, y comenzaron a moverse.

Alex supo desde el momento en que Celeste tomo el teléfono,


porque ella no lo maldijo, que no tenía ni idea de que estaba
compartiendo su cama. La escuchó respirar hondo. Pero lo sabes
ahora, pensó. ¡No, cariño! —¿Dónde está Robin? —preguntó con
malicia.

Celeste no dijo una palabra.

Alex no pudo evitar encontrar toda la situación muy divertida.


Preguntó, burlonamente. —¿Está a tu lado?

Celeste contestó lentamente, —Uhhuh.

—¿Dónde?

Celeste no respondió.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sin pensar que realmente lo estaba, Alex preguntó, —¿Está


encima de ti?

Celeste susurró, —Uhhuh.


223
Poniendo su mano sobre el receptor, Alex rio con fuerza. Sólo
podía imaginar lo que Robin estaba haciendo. Quitando la mano
susurró, —Celeste, déjame contarte un poco sobre la mujer que está
encima de ti. —Él arrastró las palabras «encima de ti», tomando
placer verdadero de ellas—. Su nombre es Robin Fernández y es muy
hermosa.

Alex se detuvo un momento cuando oyó a Robin gemir. Él sonrio


antes de continuar con su currículum. —Tiene veintinueve años, un
Géminis, así que no dejes que se enoje contigo, es abogada, muy
exitosa en eso, y viene de dinero viejo. Es muy solvente, muy
impresionante, viste muy elegante, y es una aguda conversadora. Es
muy particular acerca de a quién quiere, y ella te quiere mucho,
mucho, mucho. —Tosió ligeramente—. Como estoy seguro de que te
das cuenta.

—Je ne le crois pas!29

Alex se rio. —Mejor que lo creas, cariño.

—Comment estce c'est arrivé?30

—Bueno, sucedió porque había vino, canto y serenata. ¿Necesito


decir más?

29
Je ne le crois pas! Significa ¡No lo creo!
30
Comment est-ce c'est arrivé? Sinifica ¿Como diablos ha sucedido esto?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Je ne me souviens de rien31.

—No me sorprende que no recuerdes nada, todos estábamos


muy borrachos...
224
—Raccroche le téléphone32, Celeste —dijo Robin.

Celeste exhaló bruscamente. —Mierda.

Alex rio cuando escuchó maldecir a Celeste.

Robin murmuró, —Hier soir était stupéfiant33.

Escuchando, Alex pensó que si su noche fue tan buena


definitivamente debería colgar el teléfono, pero sintiendo una
punzada de culpa que había estado más que un poco involucrado en
la orquestación de los acontecimientos de la noche, incluyendo
conseguir a Celeste borracha, se detuvo. Entonces, a punto de
colgar, oyó a Celeste susurrar, —¡Alex!

Al oír el pánico en su voz, Alex sintió una oleada de culpabilidad


sabiendo cuando llamó a Robin ayer por la tarde que en el momento
en que viera a Celeste, no podría mantener sus calientes manos
latinas de su amiga. Apretó el teléfono a su oreja escuchando luego
sonrio. Era obvio que Robin lo estaba pasando bien, pero no podía
estar seguro acerca de Celeste. Decidiendo sacarla de su miseria y
acudir a su rescate, susurró heroicamente, —Estaré allí en dos
segundos.

31
Je ne me souviens de rien. Significa, No me acuerdo de nada.
32
Raccroche le téléphone: Significa Cuelga el teléfono.
33
Hier soir était stupéfiant: Significa Ayer por la noche fue asombroso.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste colgó el teléfono lentamente, incapaz de creer que alguna


desconocida estuviera moliéndose encima de ella. Apretó los ojos con
fuerza y trató de recordar lo que sucedió después de que
abandonaran el club. Todo era demasiado nebuloso, abrio los ojos y
225
aspiró aire.

Robin murmuró sensualmente en su oído.

Zalamera, pensó Celeste. En cualquier otro momento que se le


dijera que ella era la mujer más hermosa de todas sería un gran
cumplido. Especialmente teniendo en cuenta que era la primera hora
de la mañana, estaba con cara de sueño, y su respiración podría
noquear a un rinoceronte.

Robin besó la nuca de Celeste.

Celeste se tensó.

Robin estaba bajando por la espalda de Celeste cuando la puerta


se sacudió.

Saltando de la cama, Celeste agarró algo para cubrirse.


Rápidamente, se dirigió a la puerta y la abrio a un Alex sonriendo.

—¿Alguien, para el desayuno? —Alex chilló cuando ella lo agarró


por el cuello, y entró en la habitación.

En el cuarto de baño, vistiéndose, Celeste casi estranguló a Alex


cuando le oyó pedirle a Robin que se uniera a ellos para el desayuno.

Durante el desayuno, Robin preguntó si les gustaría ir a navegar


con ella esa tarde. Alex saltó inmediatamente en la oferta, y porque
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

no tenían nada planeado, y lejos de ser maleducada, Celeste aceptó


su invitación.

La tarde fue una extraña experiencia para Celeste. El toque de


Robin fue íntimo durante todo el día, pero le costaba recordar la 226

noche anterior. Aunque su memoria estaba regresando, ahora


mismo, fragmentos de Robin literalmente rasgando su ropa era todo
lo que tenía.

Habían pasado años desde que Celeste había estado tan ebria.
Con la cabeza un poco dolorida, recordó un claro recuerdo de Alex
estar brindando por su regreso. Ella frunció el ceño, recordando
muchos brindis de celebración. Al darse cuenta de que había un
suministro constante de tequila, miro a Alex ahora consciente que
fue deliberado.

Alex le sonrio dulcemente.

Celeste le devolvió la sonrisa. Sorprendentemente, la tarde no


fue un completo desastre. En realidad, estaba disfrutando de la
compañía de Robin, y el yate Catalina, de cincuenta pies que su
familia poseía, no era nada espectacular. A Celeste le encantaba
navegar. Había pasado demasiado tiempo desde que había sentido la
emoción de las olas.

A medida que avanzaba la tarde, Alex, para la molestia de


Celeste, obtuvo más irritante. No podía entender por qué no estaba
babeando por Robin y, en cada oportunidad, la incitaba a darle
atención a Robin como si esperase que de algún modo su atracción
se desviara de Amy a su amiga.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Cada vez que Alex tenía la oportunidad, susurró información de


fondo sobre Robin, afirmando de vez en cuando que no había
manera de que Celeste pudiera rechazar a alguien como ella.

Para apaciguarlo, cada vez que cogía la mirada de Robin, Celeste 227

se obligaría y concentraría en ella medio esperando mientras lo hacía


que algo se encendiera.

Cuando atracaron, Robin preguntó si se unirían a ella para la


cena. No queriendo una repetición de la noche anterior, Celeste
rápidamente declinó, y, fiel a la forma, antes de que se separaran,
Alex utilizó sus habilidades de casamentero e invitó a Robin a
Sarasota para un fin de semana.

Manejando a casa, Celeste miró a Alex en el asiento del pasajero.


Sonrio cuando él resoplo entonces roncó. Mirando la carretera por
delante, se concentró en el viaje a casa, y sus pensamientos
volvieron a Robin. Alex tenía razón, por supuesto. Robin era
hermosa, y muy entretenida, pero, desgraciadamente, ella no hizo
nada por Celeste. En todo caso, estar con Robin sólo la hizo querer a
Amy más.

Conduciendo a casa, Celeste empezó a formular un plan.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 20

228

—Tengo que irme —dijo Amy a toda prisa. De pie engullo su té y


luego introdujo un pedazo de pan tostado en su boca—. No puedo
creer, —dijo masticando—, que has estado de regreso una semana
ya, ¡y no hemos tenido la oportunidad de ponernos al día
apropiadamente!

—Cierra la boca, Amy. —Maggie respondió—. ¿No te he dicho ya


que para mí cada regla en el libro puede romperse?, excepto, —movió
un dedo—, ¡hablar con la boca llena!

Amy tragó, sonriendo, empujó la última de sus tostadas en su


boca, y dijo, —¿Cómo podría olvidarlo?

Maggie gruñó juguetonamente.

Masticando concienzudamente, Amy deglutió y luego chasqueo


sus labios. Miró a Josh, que estaba en el teléfono, y dijo que tenía
que marcharse.

De pie, Maggie se acercó a su prima. —Vamos —dijo ella—. ¿No


has tenido un momento, desde que has ganado ese contrato?
—Extendiendo la mano, tomó el rostro de Amy y lo sostuvo
suavemente en sus manos antes de pellizcarla afectuosamente—.
¡Tú, astuta, pequeña sinvergüenza!
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Ay... Tranquila —dijo Amy frotándose la mejilla—. Maggie, yo...


—se detuvo cuando observó el reloj de la cocina. Agarró la chaqueta
de su traje— ¡Tengo que irme!

Moviéndose hacia la mesa del desayuno, Amy buscó su bolsa de 229

trabajo y rápidamente dio un beso de despedida a los niños y a Josh


antes de salir zumbando por la puerta principal.

Cuando llegó a la oficina, todo el mundo, y todo estaba en un


estado de frenesí. Desde la noticia de ganar el mayor contrato que la
firma hubiera tenido, todo parecía haberse ido al infierno en un
bolso de mano.

—Buenos Días, —dijo alegremente Wendy, la secretaria de la


oficina, mientras seguía a Amy en su despacho con una taza
humeante de café caliente.

—¿Color nuevo? —preguntó Amy, cerrando la puerta.

—Sip, —respondió Wendy con cierto orgullo. Le tendió la taza a


Amy—. Pensé que ya era hora de que las rubias se trasladaran, y
dejar que los buenos tiempos rodaran con nosotras las morenas.

—Es así, —respondió Amy, aceptando la tan necesaria cafeína.


Miró al cabello negro de su amiga y le preguntó burlonamente—, ¿Te
has hartado de ese tinte verde?

—¡Eh! —Wendy respondió. Tocándose el pelo, gruñó—. Mira,


nadie me dijo que mi cabello reaccionaría al cloro cuando fuimos a
nadar esa vez.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Se volvió de ese color porque normalmente la única piscina a


la que vas en cualquier lugar cerca, —Amy respondió
burlonamente—, es en la que los promiscuos tiran las llaves del
auto.
230

Wendy intentó no reírse. —Gracias a Dios sólo ha ocurrido una


vez.

—¿Es así? —Alzando las cejas, Amy examinó la parte superior de


su amiga—. ¿Qué es ese poco de verde encima de tu cabeza ahora?

—¡Qué! —Agarrando rápidamente la brillante cafetera de café del


escritorio de Amy, Wendy se miró en ella—. ¿Qué pasa esta vez?
—preguntó, tocando sus raíces frenéticamente.

—Mi error —dijo Amy—. Es sólo la luz.

—Perra.

Amy le guiñó un ojo.

Wendy se arregló el cabello en su lugar.

Amy se detuvo en su escritorio. Había un montón de papeleo


sobre él. —¿No me digas que esto se ha acumulado desde ayer?

—Es de George, —respondió Wendy. Mostrando sus hoyuelos,


sonrio alegremente.

—Él llamó esta mañana para decirme que se iba a Miami para
atar algunas de las posibilidades legales y terminar con el nuevo
contrato, —dijo Amy. Dejó la taza y señaló la pila—. Me preguntó si
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

podía manejar algunas de sus cosas. —Miró al montón con recelo—.


Pero no esperaba tanto.

Amy considero seriamente su escritorio antes de mirar a Wendy,


que a sólo cinco pies se balanceaba sobre sus tacones de cuatro 231

pulgadas. Sintiéndose desafiante, saco su mentón. —No hay manera


de que trabaje este fin de semana debido a esto. —Soplando el
cabello lejos de sus ojos, agregó resueltamente—, Absolutamente
ninguna manera.

—¿Es así? —Cruzando los brazos, Wendy le dio a Amy una


mirada que le dijo que no creía una palabra.

Desinflándose rápidamente, Amy se sentó y se dejó caer en su


silla. La apartó del escritorio. Girando, trató de concentrarse en un
lugar en el techo. —Es justo ahora, —dijo con desaliento—. Que
estoy empezando a sentirme como una mula con exceso de trabajo.

—No es broma, —respondió Wendy tomando el asiento de


enfrente.

Sintiéndose mareada, Amy detuvo su silla. Con el color


drenando de su rostro, agarró el lado de su escritorio.

—¿Estás bien?

Con la cabeza dando vueltas, Amy murmuró, —Demasiado


rápido. —Se llevó ambas manos a los lados de su cabeza—. ¿Están
girando mis ojos?

Wendy la miró. —¿No lo están siempre?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy sacó la lengua.

—¿Cuántas veces tengo que decirte que estás demasiado vieja


para eso?
232
—Sí, sí. —Amy inhalo aire y exhaló fuertemente—. ¿Sabes que
apenas he estado en casa antes de la medianoche esta semana?

Wendy agitó un dedo. —Tu, mi amiga, insistías en ganar


grandes contratos. —Apoyó su amplio pecho sobre el borde del
escritorio de Amy y le dio una palmadita en la mano—. Ahora
podemos hablar acerca de lo que tu trasero está trabajando o seguir
adelante con el día.

Con su color regresando, Amy sonrio débilmente. —Elige.

Wendy le hizo un guiño. —Vamos a repasar tu horario, vamos a


solucionar algo.

Amy asintió con la cabeza. Enderezándose, tiró de la silla. —Es


hora de ser profesional.

—Es un concepto nuevo para ti, lo sé, pero estamos


progresando.

Amy levantó una ceja a su amiga. Recogiendo su pluma, abrio la


agenda de su escritorio. Miró a Wendy. —No tengo opción, voy a
tener que trabajar hasta tarde esta noche, ¿no?

—Pero, si es un consuelo, es algo que se conoce como horas


extras, y nos pagan por ello.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿No me digas, en serio?

Wendy fingió simpatía. —Te alegrarás de saber que no serás el


único trasero viejo que estará sobrecargado aquí esta noche.
233
Amy frunció los labios. —Dije mula hacha de batalla. ¡No trasero
de mula con exceso de trabajo!

Los ojos de Wendy brillaron. —Sí. Sí. ¡Lo que sea!

Amy se echó hacia atrás. —Maggie me va a matar, está viendo a


su joven amante esta noche. —Repentinamente curiosa, Amy chupó
su pluma—. ¿Sabes que Maggie ha estado viendo a alguien estable
durante los últimos meses?

Maggie conoció a Wendy poco después de que Amy comenzara a


trabajar para George Shaw y Asociados. Maggie le relato a una
Wendy completamente divertida que el autor, JM Barrie, creó su
nombre para su novela de Peter Pan. Habían sido amigas desde
entonces.

Wendy enderezó su blusa gris. —Por supuesto que sé que ella


está saliendo.

—Oh, gran Oráculo, —respondió Amy. Inclinando la cabeza,


desplego los brazos en adoración.

—Extraño cómo te olvidas de eso.

—¿Lo has conocido? —preguntó Amy, cerrando su agenda.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Wendy sacudió la cabeza. —¡No! —Su boca se volvió hacia


abajo—. Y no creo que vaya a verlo pronto porque de lo que he oído,
—Wendy se inclinó y susurró—, él es una versión pictórica de
Maggie. —Su mano gesticuló rápidamente alrededor de su rostro—.
234
Ya sabes, pelo rojo y pecas. —Ella se echó hacia atrás—. He oído que
tienes el honor de preparar la cena para ellos el próximo sábado por
la noche. —Sonrio y luego bromeó—, Envíale a Maggie mis
condolencias, si necesita un viaje a urgencias, dile que me llame.

—¿Por qué no vienes?

—¡Qué! —Wendy respondió con alarma. Sacudió la cabeza—.


Cariño, ¡no hay suficiente dinero en el mundo que me convenza a
cenar en tu casa cuando estás cocinando!

Amy sonrio. —¿Puedo entender que es un no, entonces?

—¡Sí, eso es un no! —Wendy se estremeció—. ¿Recuerdas la


última vez que me invitaste a tu lugar para cenar?

Amy asintió un poco ansiosa antes de bajar su labio inferior en


un intento de parecer avergonzada.

—Pusiste tanto pimentón y Dios sabe qué diablos más en ese


plato Hindú, —dijo Wendy con el ceño fruncido—. ¡Perdí la voz
durante una semana!

—¿Cuántas veces tengo que decir lo siento? —Amy respondió,


tratando de no reírse—. Estaba intentando impresionarte.

Wendy sacudió la cabeza.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy asintió vigorosamente. —Leí mal la receta.

—Leí mal mi culo —respondió Wendy. Pasó los dedos por su


enredado cabello negro—. Lo hiciste deliberadamente, ¡querías
librarte de la competencia! 235

Amy se rio. —En caso de que no te hayas dado cuenta, pequeña


yin, estoy fuera del mercado. —Miró a su amiga juguetonamente—.
Pero, si quisiera sacarte mi pequeña amiga, pondría un poco de
queso en una ratonera, y no te resistías.

Levantándose, Wendy frunció el ceño. —Puedo ser pequeña.


—Cortó el aire con sus manos al estilo karate—. Pero te advierto,
estoy letalmente empacada.

—Eso no es verdad —dijo Amy. Descolgó el teléfono y marcó a su


casa—. Hola Maggie, —dijo inclinándose hacia atrás—. Me
preguntaba...

Eventualmente, Amy logró persuadir a Maggie con una promesa


de ayudarla a pintar su apartamento si se quedara unas horas más
hasta que Josh llegara a casa. Al colgar, suspiró pesadamente.

—Oh, eso debe de doler —dijo Wendy frotándose las rodillas—.


Todo ese arrastrarse no puede ser bueno para las rodillas.

Mirando la sonrisa de Wendy, Amy se levantó. —¿Lista Cruella?

Wendy le sacó la lengua.

Ignorándola, Amy abrio el camino a la sala de juntas para la


primera ronda de reuniones.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 21

236

—Solamente toma este vino y relájate en el sofá, cariño, —Josh dijo


con dulzura—. Me ocuparé de los niños esta noche.

—Está bien, —respondió Amy tomando el vaso de vino ofrecido


por Josh. Ella se sentó y luego se tumbó en el sofá y sonrio,
encantada de que su semana laboral hubiera por fin concluido.
Amy escuchó a Josh y los niños moverse arriba. Él estaba
preparando su baño mientras los niños corrían por el pasillo. La
familiaridad de la rutina calmó su mente saturada del trabajo.
Moviendo los dedos de sus pies, se deleitó en el calor del sofá y dejó
que sus pensamientos volvieran hacia Maggie. Amy esperaba que no
estuviera demasiado molesta con ella por arruinar su cita de esta
noche. Bebiendo su vino, se preguntó cómo sería este nuevo chico.

Al escuchar el ruido del piso de arriba, Amy se relajó


completamente y dejó que sus pensamientos volvieran a su prima.
Desde el momento en que la recordaba, Maggie nunca se había
tomado en serio las relaciones. Había dejado atrás una cadena de
corazones rotos alegando que ella era demasiado libre para
establecerse, pero este nuevo hombre parecía ser diferente. Tan
diferente que el próximo fin de semana, Maggie lo traía para el sello
de aprobación de la familia.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy apoyó la cabeza en el brazo del sofá y pensó en cuánto


forcejeo había tenido la última semana. Estaba agradecida de que el
trabajo fuera demandante ya que aún estaba tambaleándose por su
experiencia con Celeste. La falta de contacto la había dejado
237
preocupada. Tanto así, que durante la última semana, había roto su
buena cantidad de platos, dejó caer cosas y tropezó con casi todo lo
que no estaba clavado en el piso.

Amy medito pensativamente acerca de cómo Josh y Maggie


habían descubierto que algo estaba mal, y habían comenzado a
hacer preguntas de sondeo. Hasta ahora, pensó con alivio, había
logrado deshacerse de su olfateo poniéndolo todo bajo la presión en
el trabajo con el nuevo contrato.

Amy suspiró y bebió un sorbo de vino. Sonrio cuando escuchó a


Josh perseguir a los niños al salir del baño y entrar a su habitación.
Escuchó los gritos familiares de protesta, entonces pensó por
enésima vez sobre Josh y trató de luchar contra la culpa. Cerró los
ojos entendiendo que Josh consideraba la fidelidad la llave para una
relación exitosa.

Amy sabía con intima certeza que Josh nunca había estado con
otra mujer desde que se habían juntado. Ella recordó cuando
conoció por primera vez a Josh. Pocos meses después de salir, se
había negado a ver a nadie más, incluso casualmente. En ese
momento, lo había encontrado entrañable. Era tan atractivo que al
principio incluso sus amigas agitaron sus pestañas hacia él. Incluso
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

ahora, cuando Josh encendía el encanto, todavía podía hacer a una


empedernida como Maggie volverse débil de las rodillas.

Amy saltó un poco cuando Josh le tocó el hombro.


238
—Los niños están en la cama.

Amy le sonrio.

El buscó su copa de vino y se movió al extremo opuesto del sofá,


levantó los pies. Sentándose, los colocó sobre su regazo. —Gracias a
Dios es fin de semana, —dijo alzando su copa hacia su boca.
Amy asintió, disfrutando de la sensación de familiaridad ya que a
menudo se sentaban así por la noche.

—Me alegra que hayas logrado llegar a casa esta noche a una
hora razonable.

Amy sonrio. —Estoy contenta también. Esto no será por mucho


tiempo.

—Espero que sí. ¿Tienes hambre?

—No. —En verdad, Amy no había sentido hambre durante


días—. Conseguiré algo más tarde.

El frotó su pie. —¿Estás segura de que estás bien, cariño?


Simplemente no pareces estar en tu estado normal.

—Sí, —respondió Amy erizándose—. Estoy bien.

—Está bien, pero me dirías si fuera más que solo trabajo, ¿no es
así?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Tensándose, Amy contuvo la respiración y asintió lentamente.


—Uh Huh. —Ella bebió un poco de vino.

—Estoy preocupado, Amy. Nunca te he visto tan preocupada.


—Él sonrio y luego añadió en broma—, o ir a través de tanta vajilla. 239

—No te preocupes, —respondió Amy. Forzando calmarse a su


creciente pánico, respiró lentamente—. Estoy bien. No es nada que
no pueda manejar.

—¿Estás segura?

—Sí, —respondió, aliviada de que él aceptara su respuesta—. Te


prometo que todo va a estar bien.

Durante las siguientes horas, se relajaron y charlaron sobre los


eventos de la semana.

Josh sirvió lo que quedaba del vino en sus copas. Sintiéndose


somnolienta, Amy dijo. —Tendremos un fin de semana ocupado,
deberíamos ir a la cama. Le prometí a Maggie que la ayudaría a
pintar su apartamento el domingo.

—¿Domingo? —Josh respondió con sorpresa.

Amy suspiró. —Lo sé.

—¿Por qué ahora la repentina necesidad de decorar?

—No estoy segura, pero puede tener algo que ver con el nuevo
hombre en su vida.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Subiendo al sofá, Josh dijo en voz baja. —Tenía la esperanza de


que tendríamos un fin de semana tranquilo, solo tú, yo y los niños.

Antes de que Josh llegara a ella, Amy rápidamente tiró las


piernas desde el sofá. —Mañana será tranquilo, —respondió 240

levantándose—. El siguiente fin de semana será el momento


ajetreado. Recuerda, tu papá pasará el próximo sábado para llevarse
a los niños con él. Y ha reservado un juego de golf por la mañana
contigo.

—¿Para qué se llevara a los niños?

—Josh, —respondió Amy frustrada—. ¿Nunca escuchas una


palabra que digo?

Josh se encogió de hombros.

—Para que podamos tener una noche tranquila con Maggie y su


nuevo hombre.

Josh se puso de pie y sonrio cuando Amy pasó por una lista de
cosas que tenían que hacer.

Mientras hablaba, él la tomó de la mano y la llevó a su


habitación.

En la habitación, Amy decidió no atender sus cuidados


habituales. En cambio, rápidamente se desnudó, se puso una
camiseta y un pijama, y se metió debajo de las sábanas. Era casi
una semana desde que habían regresado desde la familia de Josh, y
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

había logrado mantener a Josh alejado diciéndole que estaba


agotada.

Sintiéndose ansiosa, Amy se acurrucó en una bola. Sabía que no


podía seguir poniendo excusas. No pasaría mucho tiempo antes de 241

que él sospechara que algo andaba realmente mal. Ella se


estremeció. En este momento, hacer el amor con él era lo último que
necesitaba; Celeste estaba demasiado fresca en su mente.

Esta noche, Amy se había contenido varias veces de preguntar


directamente sobre Celeste. Josh estaba tan lleno de problemas de
software que la noche fue absorbida por su trabajo.

Amy estaba nerviosa por hacer el amor con él esta noche. Podía
contar con una mano el número de encuentros sexuales que había
tenido antes de Josh. Aunque, tenía que admitir, su vida sexual se
había convertido en una rutina, hasta ahora, no le había dado
realmente un segundo pensamiento. Todavía encontraba a Josh muy
atractivo, y aunque no fuera el más aventurero en la cama. En
general, ella tampoco lo era, o eso había pensado.

Amy pensó en Maggie y en lo diferente que era. Maggie era


sexualmente aventurera, y no amaba nada más que compartir sus
hazañas sexuales con ella. De las quejas de Maggie, Amy había
decidido que a ella y Josh les estaba yendo bien.

Pero ahora, todo había cambiado. Celeste había abierto una


necesidad, y Amy tenía miedo de que esta vez no fuera capaz de
ponerla de nuevo en una caja.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Hace cuatro años, Amy había experimentado el mismo tipo de


cosas, pero en aquel entonces, estaba segura de que era una
casualidad, todo relacionado con sus hormonas. Lo había achacado
todo a que no era una atracción real y, después de un tiempo, se
242
desvaneció en un recuerdo. Pero, ahora no podía negarlo, era
sexualmente explosiva en torno a Celeste. Si era sincera, la dejó
confundida y bastante aterrorizada.

Amy escuchó mientras Josh se lavaba los dientes y afeitaba su


barba. Sabiendo lo que estaba por venir, enterró la cabeza en la
almohada y suspiró pesadamente.

Josh apagó la luz del baño y rápidamente se metió entre las


sábanas. Se acurrucó contra la espalda de Amy, y colocando su
mano sobre su pecho, gruñó. Amy sintió que él se endurecía.
Mordiéndose el labio inferior con nerviosismo, se quedó quieta y lo
escuchó susurrar lo mucho que la amaba. Mientras acariciaba su
cara con su pelo, podía sentir crecer su erección y presionar en su
espalda.

En cierto modo, Amy se sintió aliviada. Al darse cuenta de que


quería que todo regresara a como era, se giró para hacer frente a
Josh y le susurró, —También te amo, bebe.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 22

243

Amy se paró frente al departamento de Maggie al sur de Venecia


con un par de jeans viejos y una camiseta gris. Por tercera vez, toco
el timbre, esperando que Maggie la escuchara a través del estruendo
de la música que estaba reproduciendo. Ella trajo el desayuno; dos
cafés, croissants con mantequilla rellenos de queso y jamón, dos
rodajas de pay de manzana y dos rodajas de pay de ruibarbo.
Aunque Maggie era como un insecto palo, tenía un diente
extremadamente bueno.

Maggie abrio la puerta de entrada. De pie descalza en shorts de


mezclilla desmenuzados y una camiseta, le ofreció a Amy su más
hermosa sonrisa. —Ven adentro Jellybean, —dijo haciéndose a un
lado.

Durante el desayuno, Maggie detalló todas las cosas que quería


hacer.

Amy miró a su prima, y se preguntó qué se había apoderado de


ella. —¿De verdad quieres destripar este lugar?, ¿no?

Maggie la miró. —¡Uh huh, cortesía de una dulce prima que


conoce a todas las personas correctas y que puede obtener todos los
materiales correctos a bajo precio! —Alzó las cejas expectante.

Amy sonrio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie quería comenzar por refrescar la sala de estar con una


mano de pintura. Amy pensó divertida, que todo tenía que ver con su
nuevo hombre. Sorprendentemente, la idea la golpeó que Maggie
podría estar considerando seriamente asentarse. Aunque Maggie
244
daba todo en todo lo que hacía. No había manera de evitarlo, le
gustaba la idea de un estatus temporal, y deliberadamente evitaba la
responsabilidad en caso de que una idea la llevara a abandonar. Si
ella quisiera salir ahora mismo, podría hacerlo. Como Amy podía
recordar, Maggie había sido así.

Cuando Amy era una adolescente, en el estímulo del momento,


Maggie se fue de viaje. Pasaron dos años antes de que volviera a
verla. A pesar de que habían mantenido un contacto regular, había
pasado por la separación de sus padres sin ella. Aunque lo minimizó,
Amy la extrañó desesperadamente, y supo que Maggie había
percibido esto. Desde entonces, Maggie se había mantenido cerca de
ella.

Después del desayuno, Maggie le entregó a Amy una brocha y se


pusieron a trabajar. Maggie habló animadamente sobre su nuevo
novio, insistiendo en que él no era su tipo habitual. Describiéndolo
como bastante pequeño, alegre, guasón, sin barba, ni músculos o
nada por el estilo.

Amy notó con diversión que su prima se estaba sonrojando al


hablar.

—Sabes, —dijo Maggie mirándola—. Él no es nada especial de


mirar, pero él solo tiene esa chispa. Sabes esa ventaja extra que
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

nadie más ha tenido en años. —Y Maggie dejó de pintar. Puso su


brocha y se acercó a Amy—. El sexo es fantástico. Quiero decir que
podrá ser un tipo pequeño, pero él compensa de sobra eso en otro
lado. —Le guiñó un ojo— ¡Deberías ver la cosa en él! —Tendió las
245
manos y luego las estiró hasta un pie.

Amy abrio los ojos. —De ninguna manera.

—Sí, está bien, —respondió Maggie. Encogiéndose de hombros,


acercó sus manos un poco más.

—Tal vez eso fue un poco exagerado.

Amy sonrio. —Eres una sucia desvergonzada, Maggie Forsythe,


—dijo bruscamente—. ¿Sabes eso? —Chasqueando la lengua y
sacudiendo la cabeza agregó—, lo juro por Dios, estás obsesionada
con el sexo. ¡Eres como un cerdo husmeando por eso todo el tiempo!

Amy se movió por la habitación resoplando.

Maggie se rio. —Hey, —dijo juguetonamente—. No ataques al


mundo animal. ¿Sabías que el orgasmo de un cerdo puede durar
treinta minutos? Y que los leones pueden aparearse más de
cincuenta veces al día cuando la leona está en celo. —Ella contempló
esto—. Sin embargo todavía quiero ser un cerdo en mi próxima vida,
la calidad sobre la cantidad siempre cuenta, ¿no te parece?

Amy se encogió de hombros.

—De todos modos, —dijo Maggie rascándose la espalda


ociosamente—. ¿Sabías que el cerdo más viejo del mundo vivió hasta
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

la madura edad de sesenta y ocho años? —Ella levanto las cejas—. Y


no es de extrañar. Querría seguir el mayor tiempo posible si mis
orgasmos duraran tanto tiempo. —Antes de que Amy pudiera decir
algo, Maggie continuó—, ¿Y sabías que el cerdo es considerado el
246
cuarto animal más inteligente? Y que es físicamente imposible para
ellos mirar hacia el cielo. De la misma manera que es físicamente
imposible para un ser humano ¡lamerse el codo!

La cabeza de Amy comenzó a girar. Ella la sacudió. —¡Suficiente!

Maggie preguntó en broma, —¿Qué hay de ti, calidad o


cantidad?

Maggie siempre estaba molestando a Amy y tratando de


averiguar sobre su vida sexual. Para burlarse de su prima, Amy
siempre se resistió a decirle algo. Ella evitó la pregunta. —Maggie, si
se pone serio, ¿esperas que el sexo permanezca tan bueno a través
de los años?

Maggie se rio. —Jesús, espero que sí. ¿Para qué otra cosa sirven
los hombres? —Miró a Amy—. Sabes, para ser honesta, solo he
sentido esto una vez en mi adolescencia, pero nunca desde entonces.
—Maggie agitó su brocha—. Tengo treinta años, y todos siguen
diciendo que el indicado llegaría. Pero para ser sincera, ¡estaba
empezando a pensar que nunca iba a suceder! —Se rio con
entusiasmo—. Todos esos años, y ni siquiera una minúscula copa de
amor, y, como sabes, he tenido mi parte justa de tipos, algunos de
los que realmente me han gustado.

Amy alzó la frente. —¿No deberían haberte gustado todos?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie sonrio. —Bueno, tal vez, —admitió—. El caso es que tuve


buen sexo, muy mal sexo y sexo muy extraño. —Se rascó la
cabeza—. ¿O fue sexo con personas extrañas?

Ella miró a Amy. —De todos modos, para ser honesta, pensé que 247

el amor no era para mí. Que me había vuelto cínica o algo así.
—Sonrio—. Lo que estoy diciendo es que creo que es raro conocer a
alguien con quien realmente te conectas en todos los sentidos, quién
sabe lo que sientes y casi puede leer tu mente. —Sonrio—. Así es
como me siento con Sean. Quiero decir que es pequeño. —Levantó
las manos, ajena a las salpicaduras de pintura por todos lados—. Y
Dios sabe que es insignificante. Tiene casi todos los atributos físicos
con los que normalmente no iría.

Viendo a su prima, Amy se dio cuenta de que la mayor parte del


tiempo de hoy se emplearía en limpiar los derrames si Maggie no
dejaba de agitar sus brazos.

—Quiero decir eso me sorprendió, —continuó Maggie—, ¡es que


realmente me gusta alguien con el pelo rojo! Pero este tipo solo toca
mis botones. Quiero decir que realmente tenemos algo caliente. Y a
pesar de que él es el polo opuesto a lo que normalmente me atraería,
la química es increíble entre nosotros. Quiero decir que solo quiero
saltar sobre sus huesos cada vez que lo veo. Y su personalidad,
bueno, me encanta. Compartimos el mismo sentido del humor y los
mismos intereses. Sabes, es un experto en el libro de récords
guinnes. Conoce todos los logros más salvajes y extraños de la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

historia, y todavía hay muchas cosas que tengo que averiguar sobre
él.

Amy gimió interiormente. Oh Dios mío. Qué combinación, pensó.


Miró la cara sonriente de Maggie. —¿Suena a que eres realmente 248

seria acerca de este tipo?

Maggie miró a Amy tímidamente. —Creo que él es el indicado.

Amy dejó caer su brocha en el bote y se acercó a su prima.


Encantada, barrio girando a Maggie. Se rieron y se abrazaron.
Ambas se emocionaron al pensar que Maggie estaba enamorada.
Al final, se detuvieron, se sonrieron y volvieron al trabajo, pero Amy
todavía quería que Maggie respondiera si esperaba que ese tipo de
pasión durara. Después de hacer el amor anoche, se había quedado
rígida en los brazos de Josh escuchando mientras le susurraba
cuánto la amaba al oído. La vergüenza la inundó. Durante su acto
sexual, Celeste había sido la única en su mente.
Amy necesitaba saber qué tan rápido muere esa pasión sexual.
Esperó unos minutos y luego volvió a preguntar, —¿Esperas que
dure?

—¿Qué? —Maggie preguntó, pintando con entusiasmo.

Amy dejó de pintar y girando miró a su prima. —La chispa,


—respondió—. El sexo genial. La necesidad de saltar sobre sus
huesos cada vez que lo ves. ¿Esperas que dure?

Maggie miró a Amy y se rio. —No. No para siempre, —respondió


ella—. Pero es un buen comienzo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Por primera vez, Amy dejó escapar una grieta. —Josh y yo nunca
hemos tenido esa, —ella iba a agitar sus manos y recordando la
brocha, la dejó caer en el bote— pasión.

Maggie dejó de pintar. 249

¡Solo dile! Amy pensó. Pero se congeló a sabiendas de que no


había manera, incluso si Maggie la lanzara a un potro de tortura,
nunca diría que había experimentado esa chispa con otra persona.

—¿La pasión? —Maggie respondió mirando a su prima con


curiosidad—. ¿Qué quieres decir?

Amy suspiró, sabiendo que no podía dejarla caer, necesitaba


desesperadamente hablar con Maggie de alguna manera. —Bueno,
no creo que Josh y yo, —vaciló—. No creo que Josh y yo hayamos
compartido de lo que estás hablando. —Se frotó la frente, sin
percatarse de que estaba manchándose de pintura sobre ella—. Tú
sabes esa chispa. —De repente sintiéndose expuesta, rápidamente
justificó—, Quiero decir el me gusta, quien no lo haría. Es
guapísimo. Y el sexo... siempre ha sido... bueno. —O eso es lo que
pensabas, su voz interior dijo sarcásticamente.

Amy no pudo contenerse de seguir explorando. —Pero falta algo.


—Tal vez estoy confundida, pensó. ¿Porque Josh y Celeste son
similares? Tal vez me atrae Celeste a causa de Josh.

De repente, consciente de que tenía toda su atención, Amy miró


a Maggie. Luchó por las palabras y finalmente murmuró, —¿falta
algo, y no sé si ese algo es fácil de tener, o si necesita algo de trabajo,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

o que no podemos tenerlo porque nunca ha estado allí y nunca lo


estara?

Sigue diciéndole, dijo la voz interior de Amy. Dile que es porque


has experimentado lo que ella describió con alguien más, y que 250

quieres desesperadamente que sea con Josh.

Maggie dejó su brocha. Dirigiéndose a su prima, la abrazó y


luego la sostuvo con los brazos extendidos. —Jellybean, ¿estás bien?
—pregunto preocupada—. ¿Nunca has mencionado esto antes?

Amy se encogió de hombros. —Lo sé, pero todo el mundo asume


que Josh y yo somos idílicamente felices y nosotros lo somos.
—Agregó tranquilizadoramente cuando Maggie frunció el ceño—,
Somos una pareja feliz, pero tenemos nuestros problemas. Ya sabes,
como todos los demás.

Maggie sonrio. —Jellybean, ahora escúchame, —ahuecó el rostro


de Amy—. No me oirás decir esto a menudo, pero en tu caso, ese
anillo en tu dedo no significa, —sacó la palabra—, sufrimiento.
—Miró intensamente a Amy—. ¿Tienes idea de lo difícil que es
encontrar un hombre amable, sensible, divertido y muy guapo?

Amy sacudió la cabeza.

—Bueno, es prácticamente imposible. Y cuando lo haces, son


generalmente algo delicados y saben más acerca de
electrodomésticos de cocina que tú.

Los labios de Amy se fruncieron.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Lo que tú y Josh tienes es brillante. Él te adora, —dijo Maggie


de manera tranquilizadora—. Y déjame decirte que la pasión no lo es
todo, he probado en la carretera suficientes modelos para saber que
la diversión esta solo en las primeras vueltas. Una vez que abres el
251
capó, siempre hay algo que necesitas arreglar, y espero lo mismo con
Sean. Mientras que Josh, es un tipo brillante. No hay nada que
necesites cambiar con él. Él te daría cualquier cosa, y los dos vivirán
el uno para el otro.

Maggie abrazó fuertemente a Amy y luego la miró admitiendo,


—Quiero lo que tienes, Amy. El sexo como todo lo demás se vuelve
normal, ¡pero lo que tienes es real! ¿Sabes cuántas mujeres se
morderían el brazo derecho para tener lo que tienes? —Miró a su
prima—. ¿Crees que todas las parejas están aporreándose teniendo
buen sexo todo el tiempo?

Amy la miró interrogante.

—La realidad es que para la mayoría se trata de limpiar después


de los niños, lavar los platos, limpiar la casa. Pelear por el control
remoto de la tele es la única acción que la mayoría de las parejas
tienen. Esa es la vida real, Amy, —Maggie dijo de manera
tranquilizadora—. Las relaciones como cualquier otra cosa en la vida
son un trabajo duro, y como todo lo demás tienen sus altas y bajas.
—Frotó sus manos arriba y abajo de los brazos de Amy y luego la
abrazó, y terminó filosóficamente—. Todo se vuelve ordinario
eventualmente, Jellybean.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

De repente sintiéndose mucho mejor, Amy sonrio y luego se echó


a reír. —Sí, —respondió ella. Al retirarse del abrazo, pellizcó la
mejilla de Maggie—. Tienes razón, volvamos al trabajo y rompámosla.
—Sus cejas se elevaron—. Tengo muchas ganas de conocer a
252
Superman la próxima semana.

Maggie se rio. —Bien, respondió ella—. Te encontrarás con una


versión pequeña, delgada y pelirroja de Superman. —Tornándose
tímida, agregó—. Pero él es mi Superman.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 23

253

—Mac, —gritó Amy mientras luchaba contra el cachorro por su


zapato—. Devuélvemelo tu pequeño enano. ¡Ahora!
Con un costoso y único zapato de diseñador firmemente en la
boca, Mac corrio fuera de su dormitorio. Con un rasguño de uñas, se
escabulló en el suelo de madera y huyó por el pasillo hacia el
dormitorio de invitados.
—Jesús, —vocifero Amy—. ¡No puedo creerlo! —Gritó detrás de
él y luego lo persiguió.
Corriendo hacia el dormitorio de invitados, Amy miró
frenéticamente alrededor. Cayendo de rodillas, se arrastró hacia la
cama. —¿Por qué no eres, —murmuró ella—, como los perros de las
películas, lindo y complaciente? —Miró debajo de la cama y jadeó,
Mac estaba masticando su zapato.
Amy dio un manotazo. —Mac, ¡saca tu pequeño trasero de ahí!

Desde que llegaron los perros, Amy había recogido y puesto


fuera de su alcance todos los artículos masticables de las dientes de
los cachorros. Pero, varios tenis; dos controles remotos y varias
clases de entrenamiento para perros más tarde, demostraron que
estaban lejos de lograr que los bulliciosos cachorros estuvieran
completamente bajo control. Para empeorar las cosas recientemente
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

y, sin motivo aparente, Flynn tenía que hacer pis en el suelo cada vez
que sonaba el timbre.
Gruñendo, Amy se abalanzo. —Mac, ¡devuélvelo! —deslizo su
brazo alrededor y tocó el borde del babeado zapato—. Uggghhh
254
—retrocedió, sus dedos goteaban—. ¡Qué asco!
Amy agarró lo primero que pudo encontrar para limpiarse los
dedos. —Mac, —dijo mirándolo—, ¡He llegado al fondo contigo,
amigo, y estoy empezando a cavar!
Gruñendo, Mac se arrastró hasta la esquina más alejada y luego
salió disparado de debajo de la cama. Pasando silbando, Amy intento
agarrarlo y lo perdió.
Jadeando, Mac se detuvo en la puerta del dormitorio y la miró.
En cuclillas, Amy lo fulminó con la mirada.
Mac la miró triunfalmente.
—Mac, —gritó Amy mientras la cola marrón se paseaba por la
puerta—. ¡Regresa aquí!
Levantándose, Amy lo persiguió. Corriendo fuera de la
habitación, se tambaleó hacia atrás cuando su pie impacto contra la
esquina del marco de la puerta.
El timbre sonó.

—Jod… Umph, —Amy se cubrio la boca con ambas manos. En el


dolor insoportable, las lágrimas llenaron sus ojos.
—Oh, Flynn, ¡qué demonios se te ha metido orinando en todas
partes, hombre! —Amy oyó que Josh gritaba desde el pasillo.
Sosteniendo su pie, Amy dio saltos alrededor. Después de varias
palabrotas susurradas, tentativamente colocó su dedo lastimado en
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

el suelo. Cojeando hacia su zapatero, eligió un par que le permitiera


acomodar su dedo gordo del pie ahora muy hinchado.
Era sábado por la noche, y finalmente Amy estaba a punto de
conocer a Sean.
255
Amy vio a Josh limpiar rápidamente el desastre de Flynn
mientras ella bajaba las escaleras rápidamente.
Abriendo la puerta de entrada, Amy dio la bienvenida a Maggie y
Sean a la casa. Abrazó a Maggie, luego estrechó la mano de Sean y lo
besó en la mejilla.

—Bienvenido, —dijo Josh sacudiendo la mano de Sean.


Amy tomó sus regalos de unas flores y vino, y Josh los condujo a
la sala de estar.
Después de organizar las bebidas, se instalaron en una charla
confortable. Josh dirigió la mayor parte de su conversación hacia
Sean. Pronto, se introdujeron en el tema de las motos y las carreras
de bicicletas.
Josh le guiñó el ojo a Maggie.
Maggie sonrio con orgullo.
El resto de la noche se escapó fácilmente, con solo algunas
historias vergonzosas que Amy y Josh habían contado sobre Maggie.
—Acabo simplemente de establecer un récord correcto, —dijo
Amy finalmente, cuando Maggie la golpeó juguetonamente.
Una vez Josh descubrio que Sean era un jugador de póker, las
cartas estuvieron fuera y se establecieron las apuestas.
—¿Supongo que vamos a quedarnos? —Maggie le dijo a Sean.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sean dio un ligero encogimiento a Maggie y una gran sonrisa en


respuesta.
Amy podía fácilmente ver el atractivo. Él es lindo, pensó.
Amy y Maggie jugaron al póker por un tiempo y luego
256
abandonaron con gracia. Bostezando, Maggie dijo que estaba lista
para irse a la cama.

—Yo también, —respondió Amy levantándose.


Josh las miró. —Solo tendremos una mano más. —Le guiñó un
ojo a Sean.
—Uno más, Josh, —advirtió Maggie—. O tu cabeza saltará de
tus hombros si mantienes a mi hombre hasta muy tarde.
Sean le sonrio a Maggie.
Amy y Maggie dejaron a los chicos masticando sus puros.
Amy dijo en voz baja mientras cerraba la puerta, —A Josh, le agrada,
está tratando de jugar con los chicos mayores. A él ni siquiera le
gustan los puros.
Subiendo las escaleras, Maggie agarró la mano de Amy. —Sean
me ama, —cantó en voz baja—. Él no puede tener suficiente de mí.
—¿Qué? ¡Él te ama! —Amy bromeó—. ¿A pesar que te niegas a
separar esas cejas?

Maggie se rio. —¿Te he dicho que ser una perra malhumorada es


parte de tu encanto?
Amy sonrio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Él me ama porque, —movió las cejas—, ¡he aprovechado una


fuente de poder que la mayoría de las mujeres ni siquiera saben que
existe!
—¿Qué?
257
—¡El poder de la vagina!
—¡Qué! —Amy dijo señalando con el dedo la entrepierna de
Maggie.
—¿Esa vieja pelirroja vagina tuya realmente tiene poder?
Maggie se rio. —Absolutamente.
Ambas se rieron. —¿Cuándo dejaran caer a los niños? —Maggie
preguntó.
—Probablemente, tarde por la mañana.
—Entonces, ¿eso significa que tendremos una hora extra en la
cama?
Amy se rio entre dientes y abrazó a su prima de buenas noches.
—Eso, —dijo con complicidad—, se puede arreglar fácilmente.
Maggie sonrio. —Con su gran pene y mi vagina mágica,
probablemente necesitaremos una hora y media más.
—Tú eres otra cosa.
—Cachonda, y no puedo tener suficiente, creo que es la
respuesta correcta.
—Te veo en la mañana. —Dijo Amy. Se volvió y caminó por el
pasillo.
—No demasiado temprano, —dijo Maggie cuando Amy abrio la
puerta de su habitación.
Amy sonrio dulcemente. —No muy temprano, lo prometo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 24

258

Era tarde en la mañana cuando Amy decidió levantarse, no


ocurría a menudo que podía quedarse dormida. Decidió dejar que
Josh durmiera, ya que no estaba acostumbrado a estar hasta las
últimas horas de la noche.

Para su diversión, eran las primeras horas de la mañana antes


de que apareciera. Refunfuñando, se acurrucó contra ella, diciéndole
malhumorado que solo estaba unos cientos de dólares más ligero.

Después de su ducha, Amy bajó las escaleras para preparar el


desayuno. Dirigiéndose a la cocina, se dio cuenta de lo silenciosa que
estaba la casa sin los niños. Ella entró a la cocina. El timbre sonó
justo cuando levantaba el teléfono para llamar a su familia política y
verificaba a qué hora llegarían.

Amy abrio la puerta y sus ojos se agrandaron. Celeste y los


niños estaban allí de pie. Su corazón se elevó martillando.

Celeste sonrio. —¿Estamos a tiempo para el desayuno?

La mandíbula de Amy cayó al ver a su inesperada visitante.


Desprevenida, se tambaleó hacia atrás cuando los niños se lanzaron
hacia ella.

Celeste rápidamente alcanzó a Amy y la estabilizo.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Instintivamente, Amy la aparto. Inclinándose, envolvió sus


brazos alrededor de los niños casi protectoramente. Los abrazó y los
besó y luego les arregló el cabello, disfrutando de la sensación de
alivio de que sus hijos estuvieran de regreso en sus brazos.
259

Como no quería dejar ir a los niños, Amy se enderezó y tomó sus


manos. Poco dispuesta, para hacer contacto visual con Celeste, miró
a sus hijos y preguntó. —¿Tienen hambre?

Celeste sonrio. —Anoche, —dijo mirando a los niños con


afecto—. Nosotros horneamos pastelillos. —Levantó su mirada hacia
Amy—. Bueno, eran magdalenas diseñadas para niños precoces de
tres años. Y, sin importar lo cuidadosos que fuimos, —bromeó
mientras los miraba—, de alguna manera acabamos cubiertos con
yema de huevo y harina. Pero, —sacó un envase de su bolso—,
hemos guardado algo para mamá y papá, ¿verdad, chicos?

Amy no pudo evitar reírse con Celeste cuando los niños le


dijeron con los pechos hinchados lo magníficos que estaban en la
cocina.

Celeste levantó una ceja, sonrio y explicó que habían empezado


con ocho magdalenas esta mañana, pero que ahora se reducían a
dos. —Las cuales, —dijo poniendo una voz severa—, tuvieron que
ser rescatadas de estos dos pequeños inadaptados.

—Buenos días, —dijo Josh soñoliento mientras abría la puerta


principal.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy lo miró y se dio cuenta con sorpresa de que debería haber


salido en lugar de invitar a Celeste a entrar.

Los niños chillaron al ver a su papá, y se arrojaron sobre él.


260
Disfrutando de su muestra de afecto, Josh se rio y,
levantándolos fácilmente en sus brazos, los hizo girar.

Amy trató de no pensar en Celeste parada tan cerca y en su


lugar se centró en su marido y sus hijos. Pero la tensión crecía
rápidamente dentro de ella y decidió que necesitaba alejarse de
Celeste. Se excusó y se dirigió a la cocina.

Mientras preparaba el desayuno, Amy escuchó a Maggie antes


de que apareciera. Sonrio felizmente cuando Maggie soltó una sonora
carcajada.

La pareja entró a la cocina y se sentó a la mesa del desayuno.

—Servicio, —llamó Maggie. Sonriendo, levantó la mano y trono


los dedos.

Amy arrojó la toalla de cocina sobre su brazo, y juntó los


talones. —¿Qué puedo conseguir para usted esta mañana, señora?
—Inclinó la cabeza ligeramente—. ¿Señor?

Sean sonrio.

Maggie sonrio y le guiñó un ojo a Amy. Abriendo el periodico de


la mañana, ella respondió, —Creo que será un jugo de naranja.

—Por supuesto, —respondió Amy.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh y Celeste habían llevado a los niños y los cachorros a la


parte trasera de la casa. El panel de cristal estaba abierto, y
mientras Amy vertía el jugo en la jarra, observó a los gemelos adultos
jugar con sus niños y los cachorros. Sosteniendo el cartón, pensó
261
cuán similares eran Josh y Celeste. Se sonrojó cuando se dio cuenta
de cuán íntimamente los conocía.

Amy observó a Celeste sostener a Ryan mientras Josh corría a


su alrededor con Christopher sobre su espalda. Ellos parecían la
imagen de la felicidad.

—Amy, —dijo Maggie—. ¿Vas a ignorarme toda la mañana?

Sorprendida, Amy miró a Maggie y parpadeó confundida.


—¿Qué?

—¿Qué quieres decir con qué? —Maggie respondió


sorprendida—. Solo he tenido que repetirme dos veces.

Buscando apoyo, Maggie se volvió hacia Sean pero él estaba


mirando a Celeste.

—Sean, —dijo Maggie. Miró hacia Amy cuando no obtuvo


respuesta y luego repitió—. Sean.

Sean miró a Maggie. —Esa es la hermana de Josh, ¿verdad?

La atención de Maggie se centró bruscamente en su novio.


Obviamente, percibió algo en su voz que no le gustó, y dijo. —Solía
ser su hermano hasta la operación. Él, lo siento ella, hizo el cambio
con bastante éxito, ¿no lo dirías, Amy?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Los ojos de Maggie nunca abandonaron los de Sean.

Inseguro de qué pensar, Sean miró a Amy para la confirmación.

Incapaz de resistirse, Amy asintió con la cabeza, se llevó el dedo


262
a la boca y dijo en voz baja, —es un tema delicado. No tenemos que
hablarlo hasta que quiten los puntos.

Maggie señaló la ingle de Sean y luego cortó con la mano en el


aire. —Imagina que tu orgullo y tu alegría se fueran.

Sean se estremeció.

—Aparentemente, —añadió Maggie con una nota de pesar


mientras continuaba mirando fijamente a Sean—. Él también tenía
uno grande.

Sean miró con los ojos muy abiertos a Maggie. —De ninguna
manera. —Miró a Amy.

Amy asintió.

Una mirada de absoluto horror cruzó la cara de Sean. Por


reflejo, colocó una mano entre sus piernas.

Maggie fue la primera en reír. Amy la siguió.

—Tonto... ¿no es obvio que es su hermana? Si dijera que tenía


una tercera pierna, me creerías. —Maggie alcanzó un vaso de jugo—.
¿Por qué quieres saber?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sean miró a Maggie y luego a Amy y dijo medio en broma.


—Porque ella es... una... una belleza. Debe tener a los chicos
arrastrándose sobre ella.

Ante eso, todos se volvieron para mirar a Celeste. Él tiene razón, 263

pensó Amy. Ella se ve impresionante. Celeste estaba empujando a


Ryan en su columpio. Estaba vestida simplemente, toda de negro,
jeans y camiseta negros, su cabello recogido en una cola de caballo.
Su cara estaba fresca, llena de sonrisas y sus ojos brillaban. Amy
apartó sus ojos de la boca de Celeste.

Molesta porque Sean estaba prestando atención a Celeste,


Maggie entrecerró los ojos. Si pudieran, Amy estaba segura de que
sus orejas se habrían aplanado.

—¡Qué malos modales puedes tener! —Maggie dijo—. ¿No era


solo esta mañana, que solo tenías ojos para mí?

Sean sonrio. —Es cierto, —respondió. Obviamente, sintiendo que


podía ganar algo de terreno, añadió—. Eso es porque eres hermosa e
inteligente.

Maggie miró a Amy. —¡Así es como los opuestos se atraen!

Desconcertado, Sean extendió sus manos. —¿Qué he hecho?

Maggie se le quedo mirando.

—Vamos, nena —Sean dijo tomando la mano de Maggie—. Soy


un hombre y ella es una mujer hermosa. ¿Qué esperas? —Él acarició
la mano de Maggie—. ¿Qué más quieres que haga?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Admitir que eres un imbécil sería un buen primer paso,


—respondió Maggie. Bajando del taburete, salió volando de la cocina.

—Jesús, —dijo Sean—. ¿No es ella un rayo de sol? —Miró a


Amy—. ¿Que paso allí? 264

—Un huracán pelirrojo sucedió.

Sean sonrio. —Me gusta. Un huracán pelirrojo ciertamente es lo


que ella es. —Movio la cabeza—. ¡Mujeres! —Dijo—. No puedo vivir
con ellas y, —se rio—. Sí, supongo que eso es todo, —dijo yendo tras
de Maggie.

Amy sonrio, de repente se sintió segura de que Sean era más


que capaz de manejar a Maggie.

Haciendo el desayuno, Amy escuchó a sus hijos gritar de alegria.


Una ola de pánico la golpeó. Su pecho se contrajo. Una sensación de
impotencia la llenó. Pensó en cómo debería poder disfrutar de que su
familia estuviera unida, pero no pudo. Lágrimas llenaron sus ojos.

Amy levantó la cabeza, inhaló profundamente. Durante la


siguiente media hora, Josh, Celeste y los niños jugaron afuera.
Aunque podía escucharlos, ni una sola vez miró en su dirección.

Con el tiempo, Maggie y Sean regresaron. Amy alzó las cejas


cuando Maggie le sonrio. Observo el cabello de Maggie. Estaba claro
por lo desaliñado que estaba que ella fue más que apaciguada.

—¿Feliz ahora? —Amy preguntó, entregando los platos a Maggie


para poner en la mesa de la cocina.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Maggie ronroneó.

Sean le guiñó un ojo a Amy.

Durante el desayuno, la charla alrededor de la mesa fue amable.


265
Discutieron sobre el sábado siguiente donde celebrarían el
cumpleaños de los niños con los padres de Josh.

Sonó el teléfono y Josh respondió. ¿Papá dice que organizó una


ronda de golf el próximo domingo por la mañana y quiere saber si te
interesaría?

Sean asintió con entusiasmo, obviamente disfrutando de ser


incluido.

Masticando una tostada, Josh le guiñó un ojo a Amy. Poniendo


su mano sobre el receptor, le dijo a Maggie, —Papá debe pensar que
es amor.

Maggie miró a Sean.

Sean se puso rojo brillante, pero no rompió el contacto visual


con Maggie.

Maggie le sonrio. —¿Puedes decirle a tu papá que Sean llegara


un poco más tarde, está recogiendo su nueva bicicleta? —Miró a
Amy—. ¿Por qué no tenemos una ronda el domingo también?,
—miró a Celeste—. También puedes venir, si estas libre.

Celeste sonrio. —Gracias, —respondió con aprecio—. Tal vez te


tome la palabra con eso.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Antes de terminar la conversación, Josh le pidió a su papá que


organizara una ronda para todos. Cuando se sentó, miró a su
hermana. —Hablando de estar libre, —dijo alcanzando otra rebanada
de pan tostado—. ¿Qué estarás haciendo estos días?
266

Celeste explicó que comenzaría un nuevo trabajo, un contrato a


corto plazo en el Hospital Memorial local de Sarasota en la sala de
emergencias agudas. Les conto que acababa de firmar el
arrendamiento de un departamento.

Al escuchar los planes de Celeste para quedarse, Amy contuvo el


aliento. Incapaz de creerlo, cerró los ojos brevemente.

Josh estaba lleno de sonrisas. —Bien hecho, hermana, —dijo—.


Es una gran noticia que planees quedarte.

Josh le preguntó qué planeaba hacer con su casa en Lido Beach


y luego explicó a la mesa que Celeste había comprado la casa con su
ex marido, Nick, cuando se acababan de casar, y que ahora le
pertenecía como parte de su acuerdo de divorcio.

—Pero en aquel entonces, Celeste estaba demasiado inquieta


para disfrutarlo, —terminó Josh—. Ella necesitaba salir y explorar el
mundo.

Amy observó a los ojos de Celeste estrecharse ligeramente


mientras Josh discutía libremente acerca de ella.

—¿Qué está pasando con los inquilinos en Lido Beach?


—Preguntó sirviendo café en su taza.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Aún les queda otro año, —respondió Celeste, tendiéndole una


taza de café para que la rellenara.

—¿Piensas mudarte una vez que se marchen? —Josh preguntó


antes de sorber su café. 267

—Sí, —respondió Celeste—. Tengo la intención de regresar tan


pronto como se vayan. Pero mientras tanto, he alquilado un
departamento cerca del hospital, pero necesita algo de trabajo.

Josh sonrio y lanzó. —Estoy seguro de que Amy puede ayudarte


allí. Está ayudando a Maggie a decorar su departamento.

Amy suspiró para sus adentros. Desde que se sentara, no había


dicho una palabra, y había logrado evitar el contacto visual directo
con Celeste al dar toda su atención a los niños.

Molesta porque Josh había ofrecido voluntariamente sus


servicios, Amy se concentró en su marido y dijo bruscamente,
—Josh, no soy una diseñadora de interiores. —Miró a Celeste y
finalmente hizo contacto visual—. Si lo que buscas son consejos de
decoración, entonces debes hablar con un decorador. —Hizo una
pausa y luego agregó—, si es más que eso, Celeste lo siento pero
deberías hablar con tu casero.

Sorprendido por la respuesta de Amy, todos la miraron


fijamente.

Después de un momento, Josh replicó, —Amy, creo que sería


bueno darle un poco de orientación a Celeste. Después de todo, tú
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

eres la arquitecta de la familia y estaría bien si al menos pudieras


echar un vistazo alrededor.

Un momento de torpeza cayó alrededor de la mesa. Incluso los


niños estaban en silencio. 268

Consciente de que todos la estaban mirando, Amy se agarró a


los costados de la silla. Sabía que debería dar marcha atrás y
aceptar ayudar a Celeste o se harían preguntas. Causar una escena
o llamar la atención de cualquiera de ellos era lo último que
necesitaba, pero Amy no pudo evitarlo.

Miró directamente a Celeste e inhaló. —Lo siento, pero creo que


debes buscar en otra parte. No hay nada que pueda hacer por ti.

Aun sosteniendo la tostada en su boca, Josh se echó hacia atrás


y miró incrédulo a su esposa, claramente incapaz de creer que se
negara a ayudar a su hermana.

Amy empujó su silla hacia atrás y luego se levantó. —Si todos


me disculpan, tengo planes que ver sobre el trabajo.

Sin un murmullo, todos vieron a Amy salir de la cocina.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 25

269

El estómago de Amy gruñó. Había perdido el desayuno de esta


mañana. Se preguntó qué estaría haciendo Wendy en el almuerzo, y
decidió que estaba segura de poder invitarla a comer algo caliente y
picante; tailandés quizás.

Amy sonrio cuando la puerta de la oficina se abrio, y Wendy


asomó la cabeza. —Justo a tiempo, —dijo agarrando los
reposabrazos de su silla—. Me muero de hambre. ¿Te apetece salir a
almorzar a ese nuevo restaurante tailandés en la vuelta de la
esquina?

Todavía sosteniendo la puerta, Wendy sonrio y dijo líricamente,


—Nop, no lo creo.

Wendy nunca rechazaba la comida, especialmente la comida


picante. —¿Qué? —Amy respondió sorprendida. ¿Incluso si yo
invito?

—Gracias por la oferta, pero podría tomarlo en otra ocasión.


—Wendy entró en la habitación—. Tienes una visita.

A menudo, Maggie traía a los gemelos a la oficina para una visita


sorpresa.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy miró expectante hacia la puerta, pero para su sorpresa, su


prima no entró con los gemelos al remolque. En su lugar, apareció
Celeste, sonriéndole.

La mandíbula de Amy se abrio, y se quedó mirando Celeste. 270

Wendy tosió cortésmente. Miró hacia Celeste. —Ella está


teniendo un momento rubia. Anteriormente, se quedó atascada en
las escaleras mecánicas durante horas cuando se cortó la
electricidad.

Los ojos de Amy oscilaron hacia Wendy.

Wendy arqueó las cejas hacia Amy.

Silencio.

—Los doctores, —le dijo Wendy a Celeste en un tono burlón—,


han confirmado que todavía tiene la capacidad de hablar.

Celeste sonrio.

Amy se sonrojó. No había visto a Celeste desde que saliera poco


después del desayuno de ayer por la mañana. Cuando ella se
marchó, Josh muy enojado confrontó a Amy sobre su
comportamiento. Con el tiempo, lo convenció diciéndole que con las
presiones en el trabajo, no necesitaba trabajo adicional. Ella lo
apaciguo aún más al prometerle que hablaría con Celeste y resolvería
las cosas.

Amy tartamudeó sorprendida, —¡C... C... Celeste!


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste asintió en respuesta. —Amy.

Amy tragó saliva. —Es... es bueno verte.

Wendy observó con asombro cuando Amy comenzó a


271
inquietarse. Tirando de las mangas de su blusa, luego pasó un dedo
a lo largo de la parte posterior del cuello de su blusa.

Mirando a Celeste, Wendy se preguntó qué demonios estaba


pasando. Cada vez que visitaba el hogar Cameron, Josh y su familia
a menudo mencionaban el nombre de Celeste, pero hasta el día de
hoy, nunca había conocido a la altruista Doctora Celeste Cameron,
quien dedicó su carrera a los necesitados.

Como fan devota de cualquier programa de televisión que


involucrara algo médico, particularmente las series forenses y de
detectives, Wendy se sentía más que calificada para comprender las
difíciles situaciones en las que se encontraban los trabajadores de
ayuda internacional como la doctora Cameron. Admiraba
abiertamente a cualquiera que dedicara su carrera y su vida a una
tarea tan difícil. Celeste no fue la excepción, pero Wendy tuvo que
admitir que las fotografías que Josh le había mostrado de la buena
doctora no le hacían justicia.

Al mirar a Celeste, Wendy de repente sintió las treinta libras


adicionales que estaba decidida a perder, incluso en los últimos dos
años. Ella metió su vientre y luego exhaló rápidamente al darse
cuenta de que al sostenerlo forzaría su copa doble f borrando toda la
luz que entraba por la ventana.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Wendy observo el cabello oscuro y brillante de Celeste y se tocó


automáticamente su propio cabello negro que estaba debilitándose
de teñirlo. Miró hacia abajo, en su traje gris, y se sintió como su
desaliñada tía abuela Tilly, que incluso vistiéndose bien, no llevaba
272
nada más que franela gris, que combinaba con su pelo gris y su
general apariencia gris.

Esta noche, Wendy decidió resueltamente mientras miraba a


Celeste, iba a sacar de su armario cualquier cosa gris y renovar su
membresía en el gimnasio. Nada, se prometió a sí misma, sino una
bala de plata la detendría.

Llena de una nueva convicción, Wendy dejó que sus


pensamientos retornaran a Amy y observó con fascinación la
aparente agitación de su amiga. Amy siempre llevaba un aire de
confianza tanto en su vida personal como profesional, verla nerviosa
era sorprendente.

Wendy miró a Celeste. Era obvio que la visita de Celeste no era


una alegre. Se preguntó qué mala sangre había entre ellas para que
Amy reaccionara así. Hizo una nota mental para llamar a Maggie
más tarde, y presionar por un chisme jugoso.

En un intento de salvar la incomodidad, Wendy se volvió hacia


Celeste y le preguntó si le gustaría algún refrigerio. Automáticamente
pasó a través de una lista bien recitada de bebidas descafeinadas,
desgrasadas, café descremado a un raro té chino de hierbas por el
que su jefe estaba loco.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste negó con la cabeza. —No, gracias. —Mirando a Amy, dijo


interrogante—, ¿con suerte tengo una cita para el almuerzo?

El color de Amy aumentó. Trató de hablar, pero su garganta


estaba seca. 273

Interesante, pensó Wendy.

—Me encantaría tener el almuerzo en otra ocasión, Amy, —dijo


Wendy. Miró a Celeste—. Ahora tengo demasiado trabajo de todos
modos. —Sonrio maliciosamente sabiendo que estaba a punto de
decir lo último que Amy podría esperar oír—. ¡Ya sabes ocupada,
ocupada, ocupada!

Amy miró a Wendy por un momento y luego sonrio.

Wendy podría decir que era forzada.

Celeste sonrio. —Entonces está arreglado. —Miró su reloj y luego


a Amy—. Me arriesgué y reservé una mesa.

Amy no se movió.

Wendy miró a Amy y notó que su mandíbula nuevamente se


aflojaba. Divertida, le dijo a Celeste. —Otro momento rubia.

Celeste miró a Wendy con diversión.

—Los ataques pueden ser frecuentes. —Dijo Wendy mientras


llevaba una mano hacia el pecho—. Pero hemos aprendido a hacerles
frente. —Se volvió hacia Amy y le susurró—: Creo que eso significa
que debes moverte.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy tragó visiblemente antes de aclarar su garganta. —Sí. Por


supuesto, graznó. Almorzar no debería ser un problema. —Miró
hacia su escritorio—. ¿Puedes darme unos minutos para
organizarme?
274

Sí, —respondió Celeste cortésmente. Mirando a Wendy, le


preguntó— ¿Puedo usar el baño?

Wendy asintió y luego salió de la habitación con Celeste. Ansiosa


por volver con Amy para averiguar qué estaba pasando entre ella y la
doctora, rápidamente dirigió a Celeste hacia el baño. En su camino
de regreso, Wendy se preguntó si podría enviar una invitación a Amy
y Josh alguna noche cuando la doctora estuviera allí, y tentarla a
contar algunas historias.

Con las rodillas débiles, Amy se dejó caer en su silla, incapaz de


creer que Celeste hubiera aparecido aquí, en su oficina. Con el
corazón acelerado ante la idea de pasar la siguiente hora o dos a
solas con ella, tomo su pluma y masticó la tapa.

Amy pensó en empujar a Wendy para que viniera con ellas, pero
esa idea la hizo sentir incómoda. Celeste era demasiado
impredecible, y Wendy era una inquisidora natural. Algunas
preguntas hábilmente colocadas y no le tomaría mucho tiempo
descubrir qué estaba pasando. De todos modos, resolvió mientras
tiraba la destrozada pluma, ella y Celeste necesitaban hablar. Era
hora de encontrar algún cierre.

Los ojos de Amy se ensancharon cuando reconoció las señales


ahora familiares que su cuerpo le enviaba cada vez que Celeste
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

estaba cerca. La repentina humedad entre sus muslos la inquietó, se


movió incómoda.

Amy se preguntó con vergüenza si se estaba convirtiendo en una


especie de maniática sexual. Frustrada y sin querer pensar mucho, 275

cerró los ojos. Pero, en segundos, se levantó de la silla.

Su pulso latía dolorosamente, el dolor en su ingle crecía, Amy se


movió hacia la ventana, y respirando profundamente trató de ignorar
la fuerte excitación. Mirando hacia afuera, con los brazos cruzados,
observó ansiosamente la vista, pero el dolor aumento cuando
imágenes invadieron su mente de esa noche en la casa de verano.

Queriendo correr hacia las colinas, Amy apoyó su frente contra


la ventana, y con bastante desesperación gimió.

—Wow, —dijo Wendy entrando a la habitación—. ¿La doctora


Cameron, supongo?

Asintiendo, la cabeza de Amy chirrio mientras subía y bajaba


por la ventana.

—Ya me lo imaginaba. —Wendy respondió asintiendo de manera


satisfactoria—. Se puede ver el parecido con Josh. —Dejó que su
lengua saliera de su boca. Sosteniendo sus manos frente a ella,
jadeaba como un cachorro ansioso—. Guau, guau, guau.

Levantando la cabeza del cristal, Amy miró a su amiga.

—Te apuesto que todos los chicos se ponen una talla más
grande cuando la ven de blanco. —Wendy dijo con envidia—. Por ahí
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

salvando vidas en situaciones devastadas por la guerra y peligrosas.


—Ella se giró—. ¡Aquí viene la doctora Cameron al rescate!

Reluciente, Wendy cantó, —Mujer Maravilla, Mujer Maravilla


276
—Wendy, —Amy la interrumpió—. No seas tonta. Ella no habla
mucho acerca de su trabajo.

El hábito de veintiún días de Wendy la hizo jadear. Al detenerse,


se tambaleó. Sosteniendo su cabeza, respondió con incredulidad,
—Oh, dame un descanso. Sin duda, habla sobre su trabajo. Después
de todo, —Wendy hizo movimientos de karate con los brazos y los
pies—, ella es una heroína de acción total.

Amy frunció los labios. Mirando a la puerta, susurró cuando


Wendy intentó una patada alta.

—¡Wendy! Contrólate.

Wendy realizo otra patada de karate y luego otra patada alta,


que no fue alta debido a sus muslos regordetes. Después de su
tercera patada, se agarró la espalda y grito. —Algo me ha dado.
—Haciendo muecas de dolor, Wendy se tambaleó sobre sus talones
peligrosamente.

Impaciente, Amy extendió la mano y agarró a Wendy justo


cuando estaba a punto de caerse.

Enrojecida, Wendy se enderezó, sujetándose la nalga izquierda,


puso una mano sobre el hombro de Amy. —Lo siento, —dijo tratando
de recuperar el aliento—. Sabes lo mucho que amo toda esa
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

porquería, —negó con la cabeza—, salvar vidas, luchando contra


viento y marea. Sé que lo que hace es probablemente más aterrador
que cualquier cosa que alguna vez haya experimentado en mi vida.

Sonriendo brevemente, Amy le dio a su amiga un asentimiento 277

conciliador.

Dejándola ir, Wendy empujó sus manos en sus caderas y


susurró mientras miraba hacia la puerta. —Entonces, ¿qué diablos
está pasando entre ustedes dos?

Amy gimió, deseando no por primera vez que Wendy fuera tan
atenta a su trabajo como en los asuntos de otras personas.

—Nada, —murmuró Amy.

—Vamos, —dijo Wendy con impaciencia y luego volvió la cabeza


para mirar hacia la puerta susurrando—, es evidente que estás
enojada con ella. —Ella se frotó la nalga—. Un breve resumen
pequeñito va a hacerlo.

—Mira. Simplemente no nos llevamos bien, eso es todo, —dijo


Amy—. No hay un gran drama. No hay necesidad de llamar a la
CNN34.

Una expresión de dolor cruzó por la cara de Wendy.

Amy bajó los ojos y le ofreció, —Simplemente no me llevo bien


con toda mi familia política.

34
CNN: Canal de noticias estadounidense.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Wendy suspiró. —Dímelo a mí, monada, —dijo sonando


apaciguada.

Amy sonrio a medias. Wendy la abrazó y luego la dejó ir.


278
—Los votos matrimoniales no deberían decir solo amor y honor,
—dijo Wendy—. También deberían decirte que detrás de cada gran
hombre hay una maldita suegra quejándose en tu cara y nunca
dejara de joderte. —Miró a su amiga con simpatía y le palmeó el
hombro—. Es por eso que soy divorciada.

Levantó dos dedos regordetes. —¡Dos veces! —Wendy se frotó la


nariz—. Sé muy bien sobre los suegros. —Le guiñó un ojo a Amy.

Como no quería discutir, Amy asintió.

—¿Está soltera?

Amy parpadeó. El color se deslizó en sus mejillas. —¿Por qué


preguntas?

—¿Por qué piensas, Sherlock? —Wendy respondió. Agarrando la


cola de caballo de Amy, tiró de ella con suavidad—. Realmente es
cierto verdad, ¿no es así, cariño? —dijo luego la provoco porque ser
rubia significaba que las actividades cerebrales de Amy dejaban
mucho que desear.

—¿A qué quieres llegar?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Bien, Colombo35, —respondió Wendy y sonrio—. Si ella es


soltera y ustedes dos se besan y hacen las paces, —Amy sintió que
su color se hacía más profundo—. Ella sin duda vendrá a nuestras
noches mensuales de solo para chicas. En la cual como sabes, —dijo
279
Wendy con cierto orgullo—. Maggie y yo tenemos un registro de
puntuación del cien por ciento. —Su boca bajó—. Bueno, Maggie ya
no tanto. Pero, —miró hacia la puerta—, si la hermana
chisporroteante viene no habrá garantías.

Amy tomó su cabello de los dedos de Wendy y le sacó la lengua


justo cuando Celeste entraba en la habitación.

Avergonzada, Amy fue a su escritorio, recogió su bolso, y dijo


demasiado alegremente, —¿Lista?

Celeste asintió.

Juntas, salieron de la oficina.

Sentada en un restaurante italiano a pocas cuadras de su


oficina, Amy sintió que la tensión se hacía más pequeña. La idea de
comer le revolvía el estómago.

—Wendy es todo un personaje.

—Sí, somos buenas amigas, —respondió Amy—. Pero cuando,


Maggie y Wendy se juntan, puede ser un acto doble.

Celeste asintió y luego miró a Amy. —Gracias por tomarte el


tiempo.

35
Colombo: Es un personaje ficticio que es un detective de homicidios.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—De nada, —respondió Amy. Su voz un poco alta, se aclaró la


garganta. El camarero apareció en su mesa. Ordenó de memoria,
prestando poca atención al menú que normalmente disfruta hojear
ya que era uno de sus lugares favoritos para comer.
280

Celeste ordenó su comida, y una botella de vino tinto.

Una vez que ordenaron, silencio.

Amy pensó, maldición, ella no iba a hablar. Eventualmente, para


romper el silencio y mantener la conversación ligera, preguntó,
—¿Vendrás a la fiesta de cumpleaños de los niños este fin de
semana?

Camille había insistido en que organizaran una fiesta para el


cumpleaños de los niños, y había pasado las últimas semanas
organizando un día lleno de diversión.

Celeste arqueó las cejas. —¿Me lo estás pidiendo, Amy?

Amy entornó los ojos. —No, Celeste. Simplemente estoy


preguntando.

—Sí, estaré allí.

Silencio.

Finalmente, Amy se vio obligada a preguntar, —¿Por qué estás


aquí?

Justo cuando Celeste estaba a punto de responder, el camarero


apareció con su botella de vino. Amy dio golpecitos silenciosamente
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

con su pie, y esperó con impaciencia mientras él realizaba las


ministraciones habituales de servir el vino. Esperó la aprobación de
Celeste antes de llenar sus copas de vino.

Cuando el camarero se retiró, Celeste habló. —Estoy aquí 281

porque hay una gran atracción entre nosotras, Amy. Y tenemos que,
—hizo una pausa—, abordarlo.

Sorprendida por la franca declaración, Amy parpadeó varias


veces.

Celeste tomó su copa y bebió un sorbo de ella. La volvió a


colocar sobre la mesa y alisó la tela blanca que la cubría. —No he
pensado en otra cosa que no sea qué hacer desde esa noche en la
casa de verano, —continuó—. No puedo seguir alejándome. Mi
familia está aquí y ya me he mantenido alejada demasiado tiempo.
—Mirando a Amy, arqueó una elegante ceja—. Hemos tratado de
ignorarlo. Pero eso, —dijo ladeando la cabeza—, no funciona.

Amy se sonrojó. Inconscientemente, deslizó su mano arriba y


abajo del tallo de su copa de vino y escuchó nerviosamente.

—La única opción viable, —dijo Celeste mirando la mano de


Amy—. La que puedo ver es que quemamos esta atracción. Con un
poco de discreción, podemos disiparla de forma segura, y nadie tiene
porque saberlo nunca.

Aturdida, Amy miró a Celeste en incredulidad. —¿Estás loca?


—finalmente preguntó asombrada—. Estás hablando como si se
trata de algún tipo de proyecto de ciencias. —Su color se
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

profundizó—. Discreción... Disipar. —Sacudió su cabeza—. Hablas


como si tener una aventura fuera la respuesta.

Tragó saliva. —¿Y a qué te refieres con que nadie necesita saber?
Lo sabré. —Amy se inclinó hacia delante, apretando la mandíbula, 282

con los ojos azules oscureciéndose, agregó—, ¿Realmente tienes


alguna idea de lo que estás pidiendo?

Súbitamente consciente de su entorno, Amy recogió su copa y


bebió de ella lentamente. Cuidadosamente, miró a su alrededor. Era
un lugar popular con tráfico concurrido durante el almuerzo y
música de bajo concierto. Afortunadamente, nadie les estaba
prestando atención.

Tratando de controlar su creciente enojo, dejó la copa y se


inclinó. —No quiero que esto vaya más lejos. —Miró a Celeste—.
¿Debes saber que amo a Josh? ¿Qué estoy felizmente casada?

Las características de Celeste no se movieron. —Permíteme


aclararlo, Amy, —dijo con un filo en su voz—. No tengo la intención
de que destruyamos tu matrimonio. —Su voz se suavizó—. Te guste
o no, algo ha sucedido entre nosotras. Quería creer que no era más
que una casualidad, que era arbitrario. —Inclinándose, dejó la copa
y acarició el tallo mientras sostenía la mirada de Amy—.
Definitivamente no es una casualidad. —Su voz se hizo íntima—. Me
siento atraída por ti. Y no puedo detenerlo, —alargó la mano sobre la
mesa y acarició la mano de Amy—. O ignorarlo.

Amy apartó su mano. Su corazón se aceleró. Consciente de que


su temperamento estaba incrementándose, se tomó un momento.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Parece que no consigues lo que en realidad estoy diciéndote,


Celeste. —Sus hombros se tensaron—. No me importa lo que no
puedas ignorar. Valoro la vida que tengo y algún tipo de enlace
contigo no es parte de eso. —No pudo evitar mirar a su alrededor
283
antes de fijar sus ojos en Celeste—. No hay manera de que vaya a
poner en peligro todo lo que tengo para satisfacer lo que no es más
que una picazón biológica básica. —Miró a los ojos de la morena, y
se preguntó por qué esta mujer la afectaba tanto—. ¿Por qué
Celeste? —le preguntó—. ¿Por qué yo cuando puedes tener a
cualquiera?

—No crees que yo misma me he hecho la misma pregunta mil


veces, —Celeste miró intensamente a Amy—. Todo lo que sé con
certeza, Amy, es que me quede colgada desde la primera noche en tu
apartamento. Necesito sentirme bien otra vez. Yo... necesitamos que
esto suceda.

—¡No puedo creer que quieras tener una aventura! —Amy dijo
incrédula—. ¿Sabes lo que estás pidiendo? —Amy puso ambas
manos sobre la mesa—. ¿Qué pasa con la moral, la integridad, y el
cuidado de la familia? ¿Qué hay de todas esas cosas que se supone
importan?

Celeste frunció el ceño. —Han sido ya comprometidas, Amy.

Amy negó con la cabeza y se recostó. Sintiéndose


repentinamente agotada y abrumada, dijo, —Simplemente no lo
entiendo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Lo último que quiero hacer es separar a nuestra familia, y no


lo haremos si tenemos cuidado. Esta... atracción... es fuerte,
demasiado fuerte para seguir luchando contra ella. —Por primera
vez, Amy escuchó una nota de vulnerabilidad en la voz de Celeste—.
284
He estado alejada durante años debido a ella. ¿De qué otra forma
podemos dejarla atrás?

Con esas palabras, Amy se dio cuenta de que ambas estaban


atrapadas, atrapadas en este extraño mundo del deseo. Un
pensamiento cruzó por su cabeza que si tal vez se hubieran conocido
primero las cosas podrían haber sido distintas, pero consciente de
que no había marcha atrás, cerró rápidamente la puerta a ese
pensamiento.

Decidiendo que ya había tenido suficiente, Amy dijo, —No


importa cómo lo racionalicemos, está mal. No podría vivir conmigo
misma, haciéndole deliberadamente esto a Josh sería imperdonable.
Lo siento. —Empujando hacia atrás la silla, cogió su bolso—. Pero no
puedo.

Celeste empujó hacia atrás su propia silla y se levantó.


—Agarrando la mano de Amy, la atrajo hacia sí.

Una oleada de electricidad subió por el brazo de Amy. Sus ojos


se abrieron con sorpresa.

Celeste miró a Amy a los ojos. Suavemente acarició con su


pulgar el dorso de su mano. —¿Sientes eso? —preguntó mientras su
otra mano se deslizaba alrededor de la nuca de Amy y la acercaba.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy solo esperaba que para el espectador casual no pareciera nada


más que una afectuosa despedida.

El cálido aliento de Celeste acarició un costado de su rostro.


Susurró al oído de Amy casi con avidez. —Esto no puede ser 285

ignorado, Amy. Si no hacemos algo al respecto, solo se intensificará.

Los pezones de Amy se endurecieron. El dolor entre sus piernas


aumento. Se apartó con facilidad, pero los cabellos de su nuca
crepitaban. Al darse cuenta de cuánto deseaba a esta mujer, miró a
la morena e, incapaz de ocultar su vulnerabilidad preguntó, —¿Y
cuándo se acabe, Celeste? —Su voz se quebró—. ¿Cuándo hayas
terminado conmigo? —Ella la miró—. ¿Quién recogerá los pedazos,
entonces?

Los ojos oscuros de Celeste le devolvieron la mirada, pero no


respondió.

Girándose, Amy salió del restaurante.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 26

286

Amy dio golpecitos con su pie y miró su reloj. Durante los


últimos minutos, había estado parada afuera de la puerta del
departamento de Celeste con un dedo sobre el timbre. —No puedo
hacer esto, —murmuró—. ¡No puedo hablar con ella en este
momento!

Hoy, después de su almuerzo desastroso, cuando regresó a la


oficina, Josh la llamó para preguntar si se había reunido con
Celeste. Le preguntó si Celeste la había llevado al restaurante
italiano que le gustaba, y lo más importante, quería saber si habían
resuelto las cosas.

Incapaz de decirle la verdad, Amy interrumpió la llamada y le


dijo que tenía una reunión a la que asistir, y que hablaría con él esta
noche. Después de colgar, se dio cuenta de que esta no era la forma
de manejar las cosas. Sabiendo que no podía seguir estando en
«alerta roja» cada vez que Celeste estaba cerca, reconoció que las
cosas irían de mal en peor si no encontraban una solución.

Incapaz de concentrarse en su trabajo, Amy miró por la ventana.


Sabía con certeza que no podían seguir así. Particularmente, ahora
que Josh tenía una mayor conciencia de la situación. Si la tensión
continuaba entre ellos, no pasaría mucho tiempo antes de que todos
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

lo notaran y comenzaran a sacar sus propias conclusiones.


Aceptando que necesitaban hablar y encontrar algún tipo de cierre,
decidió llamar a Celeste y preguntar si podrían reunirse para discutir
la situación.
287

En el teléfono, Celeste accedió a reunirse, pero le preguntó a


Amy si podría ir a su departamento mientras cocinaba para sus
amigas esa noche. Amy vaciló acerca de la ubicación, pero razonó
mentalmente mientras hablaban que no eran animales,
¿seguramente podrían levantarse por encima de esto?

Amy aceptó reunirse con Celeste en su apartamento. Cuando


colgó, se sintió segura de que todo lo que se requería era un terreno
en común, que seguramente encontrarían si hablaban.

Pero ahora, estando parada afuera del departamento de Celeste,


hablar sobre las cosas no parecía una buena idea después de todo.
Amy estaba perdiendo el valor. Se apartó de la puerta del
apartamento, se volvió y se dirigió al ascensor. Cuando presionó el
botón «bajar», su teléfono celular sonó.

Rápidamente, Amy rebuscó en su bolso y lo recuperó. Tal vez,


pensó, es un cliente, y tendré que irme. Sonriendo con optimismo,
abrio el auricular y susurró. —¿Hola?

Amy se volvió lentamente cuando la puerta del departamento de


Celeste se abrio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sonriendo, Celeste habló por su teléfono. —Hola, —dijo


colgando—. Cuando marqué tu número, escuché sonar un teléfono.
Me alegra que pudieras hacerlo.

Amy no se movió. Insegura de qué hacer, continuó sosteniendo 288

el teléfono en su oreja. Las esquinas de la boca de Celeste se


arquearon. Levantando su mano, le indicó a Amy que entrara.

Amy cerró lentamente su teléfono y entró. Cerrando la puerta


detrás de ella, dudó un momento antes de seguir a la figura de
Celeste que retrocedía hacia la cocina. Se detuvo en la entrada de la
cocina, y observó a Celeste examinar el estante de vinos.

—¿Te gustaría una visita guiada? —Celeste preguntó por encima


de su hombro.

Amy negó con la cabeza. —No. —Sus fosas nasales se dilataron


cuando los exóticos olores provenientes de la carne marinada en el
mostrador las llenaron.

Celeste sacó una botella de vino tinto del estante.

—¿Qué estás cocinando?

—Vietnamita, —respondió Celeste descorchando el vino.

—Oh... bien.

Celeste sacó dos copas del estante y las colocó en el mostrador.


—Pasé unos meses de gira por el sudeste asiático hace unos años,
—dijo sirviendo vino en una copa—. Me enamoré del lugar y, en
particular, de la comida.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Te gusta cocinar, ¿verdad? —Amy preguntó recordando las


comidas que Celeste había preparado para ellos durante su estancia.

—Mucho, —respondió Celeste—. Si no quieres mirar alrededor,


¿quizás te unirías a mí? —Le tendió una copa de vino. 289

Amy negó con la cabeza. —No, —respondió—. Traigo el coche.

—Una copa, Amy, —respondió Celeste secamente—. No es la


botella.

La cara de Amy se enrojeció.

Celeste sostuvo la copa de vino en su mano, y alzo una ceja.


—Puede ayudar a relajarte.

Molesta, Amy replicó. —Estoy relajada.

—¿Lo estás? —Celeste replicó. Señaló la mano de Amy—.


Entonces, ¿por qué sigues moviendo el receptor en tu teléfono
celular?

Inconsciente de que lo estaba haciendo, Amy se detuvo de


inmediato.

—Mira, toma la copa. Entonces depende de ti si la bebes o no.


¿De acuerdo?

Amy asintió y tomó la copa.

Celeste sirvió vino en la otra copa, pasó rozando a Amy y se


dirigió a la estancia.

Amy no tuvo más remedio que seguirla.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

De pie descalza, Celeste miró por la gran ventana panorámica.

Amy estaba detrás de ella.

A medida que los momentos transcurrían, Celeste siguió


290
mirando por la ventana.

Amy sintiéndose cada vez más incómoda tomó un trago de vino y


luego otro antes de colocar cuidadosamente la copa, su teléfono
celular y las llaves del coche sobre la mesa de café. Bajando su
bolsa, se preparó. —Celeste tenemos que hablar, —dijo. Tomando el
toro por los cuernos, añadió—. He tratado de explicarte que no
puedo embarcarme... en... —hizo una pausa—. No puedo hacer lo
que sugeriste en el almuerzo de hoy. —Vaciló cuando Celeste se giró
y la miró—. Independientemente de cuál sea la razón o cuan,
—decidiendo que la mejor táctica era la honestidad, bajó los ojos y
terminó—, atraída estoy hacia ti. Simplemente no puedo.

Esperando una respuesta, Amy levantó los ojos y miró a Celeste.

Celeste sostuvo la mirada de Amy. —Amy, ¿quieres que esto


continúe durante años? —Preguntó bajando su copa de vino—.
Porque puedo asegurarte que lo hará. Te guste o no, esta cosa entre
nosotras no va a desaparecer.

Amy respondió, —Esto de lo que estamos hablando es solo


química, ¿verdad?

Celeste no respondió.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy continuó, —no necesitamos comportarnos como animales.


Sin duda, podemos controlar nuestros impulsos biológicos básicos.

—¿Es así, Amy? —Celeste respondió en voz baja,


peligrosamente. Miró a Amy con una mirada de ardiente deseo, una 291

mirada que dejaba en claro exactamente lo que quería—. Entonces


pongámoslo a prueba.

Celeste se movió rápidamente hacia el espacio de Amy. La


expresión de su rostro era de hambre intensa. Tomando la mano
izquierda de Amy, la colocó directamente sobre su pecho.

Al movimiento inesperado, Amy intentó apartar su mano, pero


Celeste la sostuvo. Ella entrelazó sus dedos y luego manipuló ambas
manos.

Amy sintió todo el peso del pecho de Celeste. Sorprendida por la


sensación sensual y la suavidad, su corazón intentó salírsele del
pecho cuando, con el pezón endureciéndose, Celeste gimió.

Inmediatamente, toda lucha abandono a Amy.

Mientras Celeste pasaba sus dedos sobre su pecho, su otra


mano desabrochó la parte superior.

La cabeza de Amy giró. Respiró profundamente. Ella estaba


asustada. Lo que Celeste era capaz de mover en ella fue aterrador.
Quién era esta mujer debería haberla detenido en seco, pero no fue
así. Con los ojos muy abiertos, vio abrirse el último botón.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste levantó sus manos entrelazadas y poco a poco las pasó


por su garganta, más allá de su escote y todo el trayecto hasta su
estómago. Deteniéndose en el cinturón alrededor de sus jeans
negros, lentamente movió sus manos hacia arriba.
292

Los parpados de Amy se cerraron.

—Mírame, —exigió Celeste, su voz gruesa.

Amy abrio los ojos de par en par. Estaba hipnotizada.

Celeste dejó caer su propia mano.

Una intensa oleada de deseo penetró a través de Amy.


Instintivamente, regresó al pecho de Celeste y lo ahuecó. Sintiendo
su peso descansar en su mano, pasó el pulgar ligeramente sobre el
pezón y lo observó ponerse rígido.

Celeste se quedó sin aliento.

Amy vio que los párpados de Celeste se tornaban pesados.


Cautivada, acarició el pecho de Celeste, y observó su reacción.

Gimiendo, el cabello oscuro de Celeste se extendió sobre sus


bronceados hombros desnudos mientras se deslizaba por su parte
superior.

Amy miró a Celeste. Notando sus fuertes hombros, sus pechos


llenos, susurró. —Eres impresionante.

Para sorpresa de Amy, Celeste se sonrojó inclinando la cabeza


respondió. —Gracias.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sus ojos se encontraron. Un momento de intimidad pasó entre


ellas. Amy bajó la mirada hacia los pechos de Celeste. La necesidad
de llevar un pezón a su boca era demasiado fuerte, colocó sus manos
en las caderas de Celeste y bajó la boca. Tomando el pezón de
293
Celeste entre sus dientes, sintió el fruncido de la areola. Mordió
suavemente antes de succionar.

Celeste se quedó sin aliento. Su cuerpo se arqueó y luego se


estremeció. Amy sonrio débilmente. El movimiento fue obviamente
inesperado.

Gruñendo ligeramente, Celeste aflojó el cabello de Amy y,


deslizando sus dedos a través de él, susurró. —Siempre me ha
gustado que toquen mis pechos, Amy, pero nunca tanto como ahora.

Sus palabras hicieron que Amy sufriera un espasmo en la ingle.

Colocando su muslo entre los de Amy para mantener el


equilibrio, Celeste apoyó su mano en la parte de atrás de la cabeza
de Amy, y la presionó acercándola.

Capturada, Amy escuchó la respiración entrecortada de Celeste,


disfrutando intensamente de escuchar los pequeños jadeos cada vez
que pasaba la lengua por su pezón. Con una confianza cada vez
mayor, Amy succiono la mayor cantidad posible del seno de Celeste,
su lengua amaba su peso mientras succionaba. Inconscientemente,
presionó hacia abajo en el muslo de Celeste. Lentamente, comenzó a
moler.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

En poco tiempo, Amy sintió fuertes y exigentes dedos tirar de la


camisa de su traje pantalón. Con un sentido de urgencia, Celeste
desabrochó algunos y luego arranco el resto con impaciencia.
Pasando sus manos hacia arriba del estómago de Amy, ahuecó sus
294
pechos.

Un rayo de electricidad golpeó los muslos de Amy obligándola a


presionar su clítoris contra el muslo de Celeste. —Uggghhh.

Quitando la pierna de entre los muslos de Amy, Celeste susurró.


—Reduce la velocidad.

Amy casi se deja caer de rodillas ante la pérdida. Retiró su boca


del pecho de Celeste y susurró con voz ronca, —¡Pero estaba casi allí!

—Lo sé, —dijo Celeste acariciando el cabello de Amy—. Pero


quiero que me toques.

Celeste se desabrochó rápidamente el cinturón y luego


desabrochó sus jeans, empujándolos, y a su pantaleta de satén
negro deslizándolos sobre sus caderas.

Dominada por una fuerte ola de excitación, Amy observó a


Celeste desnudarse.

De pie desnuda, Celeste deslizó su brazo alrededor de la cintura


de Amy. Con la otra mano, tomó la muñeca de Amy y guiando su
mano. Susurró, —Tócame.

Una sacudida de realidad golpeó a Amy cuando Celeste separó


sus muslos. Aunque Amy había estado con Celeste, y la idea de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

tocarla íntimamente pasó por su mente, recientemente, todo el


tiempo, de hecho, si era sincera. La realidad de tocar realmente su
carne allí, aquí, ahora, era bastante diferente.

Amy intentó apartar su mano, pero Celeste la tomó de la 295

muñeca. Reafirmando su agarre, separó sus muslos aún más,


dándole acceso completo.

Amy susurró, —¿No sé si puedo hacer esto Celeste?

Celeste habló urgentemente al oído de Amy, —Necesito sentir


que me tocas, así, ahora, Amy. He esperado tanto tiempo. No puedo
esperar más.

Respirando pesadamente, Amy intentó apartar su mano, pero


Celeste empujó su muñeca más entre sus muslos.

Sus ojos se encontraron. Amy contuvo el aliento. Se tensó


cuando una capa de humedad se formó sobre sus dedos. Para su
sorpresa, la humedad de Celeste se sentía sensual. Se froto el pulgar
por los dedos y dejó escapar el aliento.

Celeste parecía vulnerable y, temblando ligeramente, suplico.


—Por favor, Amy. No puedo esperar.

Las rodillas de Amy se debilitaron. Pasó los dedos a lo largo del


clítoris de Celeste y luego la exploró.

Celeste presionó su cabeza al costado de la de Amy y


envolviendo sus brazos alrededor de ella murmuró. —Necesito esto.
Te necesito. —Cogió la punta del lóbulo de la oreja de Amy con la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

boca y lo succiono—. No he pensado en otra cosa, —dijo acariciando


el cuello de Amy—. Estás en mi mente. Eres la única cosa en mi
mente.

Meciendo sus caderas, Celeste pasó la lengua a lo largo de la 296

parte exterior de la oreja de Amy luego atrapó la punta de nuevo y


succionó.

Estremecida de placer, Amy cerró los ojos, perdida por los


gemidos de Celeste y sentirla. Respirando pesadamente, escuchó a
Celeste construir hasta el orgasmo. Las sensaciones que la
embargaban eran abrumadoras. Eran —buzz... buzzz.... buzzzzzzz...

Los ojos de Amy se abrieron de golpe. Tardó un momento en


darse cuenta de que el zumbido era de su teléfono celular. —¡Oh
Dios!

—Ignóralo, —dijo Celeste desesperadamente—. Sigue, Amy, ¡no


pares!

Amy trató de alejarse.

—¡Amy, no lo hagas! —Celeste gritó.

Amy se apartó a la fuerza.

—¡Mierda!

Moviéndose rápidamente hacia la mesa de café, Amy agarró su


teléfono. Queriendo detener el sonido y no pensando claramente,
respondió. Girando, vio a Celeste presionar sus manos entre sus
piernas, tratando de detener la pérdida de su orgasmo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Claramente, demasiado tarde, Celeste gruñó con ira.

—¿Hola Amy? —Josh dijo.

Poniendo una temblorosa mano sobre sus ojos, Amy no podía


297
creerlo. ¿Por qué respondiste el teléfono? Se regañó. Sintiéndose
mareada, su pulso vibraba ruidosamente a través de sus oídos.

—¿Amy? —Josh dijo sonando perturbado por el silencio.

Amy trató de controlar su respiración. Miró a Celeste inclinada y


le dio la espalda. —¿Hola Josh? —quiso decir, pero el sonido que
salió fue más un chillido estrangulado.

—Amy, ¿estás bien? —Josh preguntó rápidamente.

Tragando saliva, Amy respondió. —Sí. —Se aclaró la garganta—.


Sí, estoy bien.

—Está bien, —dijo Josh con una nota de alivio—. Cariño, te


llamo para decirte que trabajaré hasta tarde esta noche.

Acunando el teléfono e intentando abotonarse la blusa, Amy


murmuró distraídamente. —Oh, está bien, entonces.

Hubo un momento de silencio. Obviamente, Josh esperaba que


le preguntara por qué estaría trabajando hasta tarde. —¿Dónde
estás, cariño? —Sin esperar una respuesta, rápidamente siguió—,
Trate en casa, pero Maggie dijo que ibas a tener una hora extra, así
que llamé a tu oficina, pero Wendy me dijo que ya te habías ido.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se puso rígida, sorprendida de que Josh llamara


buscándola. Detuvo su tentativa, sus manos estaban demasiado
temblorosas, y los botones faltaban de todos modos.

Alejando el teléfono de su hombro, Amy lo sostuvo con ambas 298

manos. —Estoy en camino... yo estaba... uhmmm... me vi envuelta


y... uhmmm.... —No podía pensar—. Oh, Josh ya sabes lo que
pueden ser los lunes... pueden ser tan impredecibles... ...pensé que
tenía que trabajar hasta tarde, pero entonces... no... eh... tú sabes,
tuve que trabajar hasta tarde, —Terminó débilmente.
Enderezándose, se aclaró la garganta y luego presionó el teléfono en
su oreja—. Estoy de camino a casa ahora mismo.

Una voz en el fondo llamó a Josh diciéndole que la reunión


estaba a punto de empezar.

—Bien. —Josh volvió a llamar—. Amy, cariño, me tengo que ir,


—dijo apresuradamente—. Nos topamos con un problema, así que no
sé cuánto tiempo voy a quedarme, pero besa a los niños de buenas
noches por mí, está bien. Te amo.

Amy exhaló. —También te amo.

La comunicación se cortó.

De pie, de espaldas a Celeste, una ola de culpa paralizante pasó


sobre Amy. Josh pensaba que ella se dirigía a casa con sus hijos.

Girando para enfrentar a Celeste, un rubor de excitación se


apoderó de Amy al ver a la morena desnuda. Abajo chica, se dijo a sí
misma cuando su rubor se hizo más profundo. Se apresuró a recoger
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

sus cosas de la mesa de café. Las tiró sobre su hombro mientras


corría hacia la puerta, —Tengo que irme.

—Amy, —Celeste la llamo mientras la seguía—. Amy.


299
Con la sangre bombeando fuertemente por sus venas, estaba
segura de que su cabeza estaba a punto de explotar, Amy abrio la
puerta principal.

—¡Espera!

Sin darse la vuelta hasta el umbral, Amy respondió. —¿Qué?

—Tus botones, —dijo Celeste señalando los botones


desalineados en la blusa de Amy.

Mirando hacia abajo, Amy se cerró la chaqueta del traje.

Las manos de Celeste se acercaron.

—Puedo hacerlo, —dijo Amy empujando las manos de Celeste.


Miró a Celeste y trató de no mirar su desnudez—. ¿No te sientes
avergonzada?

Celeste sonrio dolorosamente y susurró. —Más de lo que nunca


sabrás, Amy. —Sacudió la cabeza y repitió—. Más de lo que nunca
sabrás.

No estando segura de qué creer, Amy giró en redondo y


rápidamente se dirigió al ascensor. Demasiado impaciente para
esperar y necesitando escapar desesperadamente, tomó las
escaleras.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 27

300

Amy y Camille saludaron al último de los padres y sus hijos


mientras salían por el camino de entrada. Había sido un día largo y
no había sentido nada más que alivio de que la fiesta de cumpleaños
de los niños había terminado, Amy miró su reloj y deseó estar en
casa en vez de aquí.

Siguiendo el camino que rodeaba el costado de la casa con


Camille, Amy sonrio para sí misma, gratamente sorprendida por la
cantidad de niños que se presentaron.

Cuando Camille mencionó tener la fiesta en su casa, Amy se


mostró reticente. Estando ya en casa, nadie soñaría con viajar
durante unas horas para asistir a la fiesta de cumpleaños de un
niño. Una hora sería prolongarlo, pero Camille había argumentado
que los viajes largos eran la norma aquí, y que los niños tenían
tantos amigos en el vecindario de sus abuelos como en el suyo.
Entonces, Amy organizó un autobús y los niños y padres
afortunadamente vinieron.

Amy inspiró profundamente, y por primera vez ese día, sintió


que la tensión dentro de ella disminuía un poco. Esta mañana,
cuando despertó, deseó desesperadamente no haber planeado pasar
el fin de semana con sus suegros o acceder a la fiesta de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

cumpleaños. Tumbada en la cama, había deseado desesperadamente


que solo ella y Josh celebraran el cumpleaños de los niños a solas.

Dibujando, junto a la piscina, Amy le sonrio a Maggie, que


estaba tumbada en una tumbona. Maggie la llamó y le indicó que se 301

uniera a ella. Necesitando poner un poco de crema en las orejas cada


vez más rojas de Ryan, Amy le hizo señas a su hijo y luego tomó una
botella de protector solar.

Toda la semana, desde el arrebato de Amy con Celeste el


domingo pasado, Maggie la había molestado preguntándole qué le
pasaba. Ansiosa por evitar cualquier conversación personal, Amy
había sido vaga, culpando su comportamiento a la presión en el
trabajo, pero sabía que era obvio para su prima que estaba teniendo
problemas.

Amy sintió una punzada de culpa de que Maggie estuviera


confundida y luego sintió un alivio instantáneo por haber sido lo
suficientemente inteligente como para pedirle a Wendy que no
mencionara a Celeste aparecer en la oficina. Afortunadamente, dado
que Wendy tenía «antecedentes» como le decía, con su familia
política, aceptó fácilmente que había tensión entre Amy y Celeste.

Amy le dijo a Wendy que la visita de Celeste era un primer paso


para reducir la «brecha», y le pidió que no le dijera a Maggie acerca
de la visita explicando que Maggie pondría centrarse en este «paso
tentativo», y probablemente causaría más daño que beneficio.

Desafortunadamente, y para la diversión de Amy, la solicitud no


influyó en la necesidad de Wendy de chismorrear, pero un soborno
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

flagrante de una cena en un restaurante caro a su elección la hizo


capitular de inmediato.

Recogiendo a Ryan, Amy lo llevó hacia la sombra. Él se retorció,


tratando de salir de sus manos y volver a la piscina con su padre, 302

pero lo abrazó con fuerza. Maggie se acercó mientras Amy le aplicaba


protector solar en las orejas. Sentándose junto a ellos, comenzó a
decirle a Ryan que hoy él y su hermano estaban compartiendo su
cumpleaños con al menos nueve millones de personas más en el
mundo.

Amy miró a Maggie. —¿Por qué le estás diciendo eso?,


—Espetó—. Este es su día. ¿A quién le importa si otras nueve
millones de personas lo comparten? —Ella se puso de pie—. De todos
modos, ¿cómo esperas que él entienda eso?

Maggie miró a su prima sorprendida. —Bueno, —respondió—. Te


sorprendería lo listos que son los niños. ¿Sabías que...?

—¡Por el amor de Dios, es suficiente! —Amy la interrumpió en


voz baja.

Maggie frunció el ceño profundamente, pero no dijo nada.

Sin decir una palabra, Amy se alejó de Maggie y llevó a Ryan a


un lado de la piscina, poniéndolo en los brazos de su padre.

Josh le pidió que se uniera a ellos, pero Amy hizo una excusa
diciéndole que necesitaba algo de la cocina.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sintiéndose molesta, Amy entró en la cocina, abrio la puerta del


refrigerador y buscó un jugo de cartón. Cerrando la puerta, se acercó
a un armario, lo abrio con fuerza, tomó un vaso y lo golpeó contra el
mostrador, sirviendo el jugo en él. Queriendo sacar más de la tensión
303
dentro de ella, golpeó la caja y miró a su alrededor en busca de algo
más que pudiera golpear con fuerza.

Amy se detuvo. Respirando profundamente, levantó el vaso frío y


lo sostuvo en la cabeza. Cerró los ojos y dejó que la frialdad le
ayudara a bajar su temperamento. Suspiró con frustración. Desde
su visita al departamento de Celeste el lunes, había sido un desastre
emocional.

Amy abrio los ojos y miró a Maggie a través de la ventana


jugando con los niños en el agua. Inmediatamente se sintió culpable.
Sabía que Maggie estaría molesta. No debería haberle ladrado así,
pero todo esto con Celeste la estaba volviendo loca. Tomo un sorbo
de su jugo y vio a sus hermanitas, Rosie y Caitlin, saltar a la piscina.
Sin previo aviso, sus ojos se posaron en Celeste, que estaba sentada
en su hamaca hablando con Sophie.

Después de la noche en el departamento de Celeste, Amy recibió


un sobre. Afortunadamente, estaba marcado claramente como
privado y confidencial, y bien sellado. De lo contrario, Wendy habría
tenido sus pequeños guantes pegajosos en él. Cuando Amy abrio el
sobre, había una llave del apartamento de Celeste con una nota
adjunta, una cita del poeta William Blake. «Aquellos que reprimen el
deseo, lo hacen porque es lo suficientemente débil para ser reprimido».
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

La sangre de Amy había hervido cuando leyó la nota.


Inmediatamente, la rompió, luego la tiró en el bote de basura. Miró la
llave por un largo momento y luego la tiró también a la basura.

Frotándose el vaso por la mejilla, Amy miró a Celeste. 304

Inmediatamente sintió un fuerte tirón de deseo. Avergonzada, le dio


la espalda a la ventana. Dejó su vaso, se apretó la cola de caballo y
pensó en el viaje de esta mañana.

Cuando llegaron, Josh había salido y dejado a los niños y los


cachorros fuera del Jeep. Sola, Amy por unos segundos tuvo que
luchar contra el impulso de sentarse en el asiento del conductor, y
manejar como un murciélago fuera del infierno para salir de allí. En
vez de eso, bajó del Jeep cuando Fraser y Camille salieron corriendo
de la casa, gritando dándoles la bienvenida.

Para sorpresa de Amy, Sophie se acercó y la abrazó.

Devolviéndole el abrazo, Amy vio primero los pies descalzos de


Celeste. Sus ojos se movieron lentamente hacia sus vaqueros
cortados, y se ensancharon cuando apareció la parte superior del
ceñido bikini rojo. Inmediatamente, el crudo deseo tiró de ella. Su
corazón martillo. Saltó de los brazos de Sophie, aterrorizada de que
su cuñada sintiera su corazón latir con fuerza. ¿Por qué?, pensó con
frustración, en algo tan simple, ¿tiene que parecer tan malditamente
ardiente?

Celeste se detuvo frente a Amy y sonrio cálidamente. —Hola,


Amy, —dijo y luego se acercó casualmente a Josh, abrazándolo
antes de levantar a cada uno de los niños y balancearlos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Los ojos de Amy se oscurecieron. Observó a Celeste con sus


hijos, actuando como si no hubiera pasado absolutamente nada.

Cuando Alex salió de la casa, los ojos de Amy se iluminaron. En


los últimos años, había llegado a conocerlo bien y realmente 305

disfrutaba de su compañía.

Alex la abrazó con fuerza.

Contenta, Amy le devolvió el abrazo y luego contuvo la


respiración, ya que de repente la golpeó que Alex lo sabía.
Retirándose lentamente del abrazo, le sonrio aprensivamente y trató
de leer en sus ojos. No pudo. En cambio, confiando en su instinto de
que él sabía, le susurró, —Me alegra que estés aquí.

Alex sonrio y tomando su mano, la apretó tranquilizadoramente.

Una vez que desempacaron y se instalaron, Celeste preguntó si


los niños querían ir a nadar. Chillaron e instintivamente miraron a
Amy para asegurarse de que todo estaba bien. Se rio de lo
emocionados que estaban. —Está bien, vamos a conseguir a los dos
cambiados. —Miró a Celeste y le dijo con cautela—. Serán dos
minutos.

Amy llevó a los niños a su habitación para cambiarlos.

Ryan no era feliz.

—Mamá, —protestó—. ¡No! ¡No quiero! —dijo tirando del


brazalete que Amy le estaba poniendo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Sabes, Ryan, —dijo Amy pacientemente—. No creo que tu tía


Celeste te lleve a nadar sin ellos. —Comenzó a deslizar el brazalete—.
Pero si no quieres ponértelos, puedo decirle que irás a nadar en otro
momento.
306

La cara de Ryan cayó. Él rápidamente acepto. —Está bien.

Amy sonrio, sabiendo que habría habido una batalla de


voluntades si hubiera insistido, pero ante la mera mención de su tía
Celeste, él cedió. Dejó de sonreír, de repente recordando que la
influencia de Celeste no era solo con los niños.

—¿Estás bien, Amy? —Camille preguntó interrumpiendo los


pensamientos de Amy.

Arrastrada de regreso, Amy miró sorprendida a su suegra. —Sí,


estoy bien.

—Bien, —respondió Camille mientras sacaba una botella de


Chardonnay del refrigerador y luego la descorchaba.

Amy observó a Camille tomar dos copas del estante.

—Es solo que pareces un poco nerviosa, —dijo Camille sirviendo


él vino—. Noté que no has podido asentarte hoy.

—Oh... Sí, supongo que he estado un poco preocupada, —dijo


Amy tratando de pensar en una excusa—. El trabajo es frenético y a
veces es difícil relajarse si has tenido una semana ocupada. Para
mañana estaré bien.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Camille le tendió una copa. —Aquí ten esto. Te ayudará a


relajarte, ¿no?

Sonriendo, Amy aceptó la copa.


307
—Si hay algo que quieras discutir, por favor dímelo, —dijo
Camille en voz baja—. Me preocupa que no puedas relajarte debido a
los problemas en el trabajo. A veces desahogarse ayuda.

Amy sonrio, —Oh Camille, —respondió tranquilizadoramente—.


No es nada, ya sabes. —Bebiendo su vino, agregó en tono de
disculpa—, Siento si te he preocupado. No tenía la intención de
arruinar tu día.

Camille extendió la mano y tocó la mejilla de Amy. —No, cariño,


—dijo—. Haces lo contrario. Tú siempre traes la felicidad aquí.
—Sonrio—. Es por eso que noté que no estás en tu estado normal.
Solo cuídate. Siempre debe haber un equilibrio, hmmm.

Amy sonrio alentadoramente. —Lo intentaré.

Afortunadamente, para Amy el resto de la tarde y la noche se


acomodaron armónicamente en una conversación suave con el
comportamiento bullicioso ocasional de los niños.

Después de la cena, Irene decidió que era hora de irse a casa, y


se fue con las niñas.

Despidiéndose del resto de la familia, Amy regresó a la mesa del


comedor en el patio y comenzó a limpiar.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Chéri, ya has hecho suficiente, —dijo Camille. Sugiriendo que


alguien más limpiara.

Amy le sonrio a Camille pero necesitaba tiempo para respirar,


insistiendo que ella limpiaría. 308

Agarrando de las manos a los gemelos, Camille dijo con firmeza.


—De acuerdo, niños, su madre necesita un momento de
tranquilidad, así que déjenme llevarlos al baño y acostarlos.

Los niños gritaron al unísono. —¡Oh, no, Grand-mère,36 no!

—Aquí, —dijo Alex levantando algunos vasos—. Déjame echarte


una mano.

Amy sonrio feliz de aceptar su oferta.

A mitad de la limpieza, el sonido de una motocicleta se filtró.


Sean debe haber llegado se dio cuenta Amy. Decidiendo darles un
poco de tiempo a Maggie y Sean antes de salir a darle la bienvenida.

Amy sonrio cuando escuchó a Camille gritar para que sus niños
regresaran. Riéndose, no sorprendida de que los pequeños bribones
se hubieran escapado de las garras de sus abuelos. Desde que
descubrieron que Sean era dueño de una tienda de motocicletas, los
niños lo adoraban.

Amy dejó de reír cuando Celeste entró a la cocina. Su corazón


comenzó a latir con fuerza.

Celeste abrio la puerta del refrigerador y sacó algunas cervezas.


36
Grand-mère: Significa abuela.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Intentando ignorarla, Amy llenó el lavavajillas y luego programo


el ciclo.

Cerrando la puerta del refrigerador, Celeste se volvió y le


preguntó a Amy si necesitaba una mano. 309

Sorprendida por la sugestión en la voz de la morena, Amy miró a


Celeste y luego a Alex para ver si se había dado cuenta. Su corazón
se hundió. Su sospecha confirmada, estaba claro que Alex lo sabía.

Sonrojándose, Amy observó a Alex darle a Celeste una mirada


fulminante. Ella inclinó la cabeza. Era evidente que él sabía
exactamente lo que estaba pasando.

Celeste repitió su pregunta, pero Amy no respondió. En cambio,


a punto de excusarse y dejarla, dudó cuando Sophie entró en la
cocina. Suspirando de alivio, se apoyó en la encimera y le preguntó a
Sophie cómo iba su libro.

Sophie hizo una mueca mientras sacaba un cigarrillo de su


paquete. —Todo está bien, pero he encontrado un problema con
algunos personajes. He usado todos mis métodos favoritos de matar
en mis anteriores libros. —Colocando el cigarrillo en su boca, palmeó
los bolsillos de su chaqueta—. Normalmente, —añadió mirando a la
cocina—. Mis personajes mueren horriblemente, uno por uno.

Amy vio el cigarrillo rebotar arriba y abajo mientras Sophie


hablaba.

—Tengo que decidir si eliminar o no a toda una familia, —dijo


Sophie masticando el extremo del cigarrillo—. Pero quitando contar
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

paso a paso lo que me gusta detallar de manera gratuita. Sin


embargo para mis lectores, que conocen mi estilo, sería inesperado.

Amy palideció cuando Sophie explicó algunas de las formas en


que sus personajes podrían morir. Escuchándola, frunció el ceño, y 310

se preguntó si las sesiones de terapia de Sophie realmente le estaban


haciendo bien.

Celeste interrumpió. —¿Necesitas una mano, Amy?

Amy negó con la cabeza y le preguntó a Sophie, —¿conociste al


novio de Maggie?

Amy se congeló cuando Celeste puso ambas manos en su


cintura e inclinándose hacia adelante permitió que toda la parte
superior de su cuerpo presionara contra ella. Su boca tocó su oreja.
—¿Te importaría moverte para poder sacar el abrelatas del cajón?

Aturdida, Amy se alejó rápidamente. —No claro que no.

Avergonzada, y tratando de ocultar su enojo, Amy murmuró


rápidamente que iba a ver al recién llegado antes de retirarse
apresuradamente de la cocina.

Después de que Amy saliera de la cocina, Sophie miró a su


hermana por un instante y luego preguntó, —Cel, ¿puedes verificar
si hay también un encendedor en el cajón?

Celeste encontró una caja de fósforos y se la dio a Sophie, quien


se dirigió a través de las puertas del patio.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Cuando Sophie salió de la habitación, Alex miró a Celeste. —¡Oh


mi Dios!

—No comiences a Alex.


311
Alex negó con la cabeza. —Estoy empezando a preguntarse si
ladrones de cuerpos han visitado tu casa recientemente.

Celeste lo miró.

—¿Qué crees que estabas haciendo ahí?

Celeste no respondió.

—Por el amor de Dios Celeste, —dijo Alex—. ¡Eso fue cruel! Era
obvio que estabas golpeando en ella. —Sacudió la cabeza—. ¿Por qué
hiciste eso en frente de Sophie y de mí?

Abriendo las cervezas, Celeste le pasó una a Alex. Tomó un trago


de su propia botella. Bebiendo, lo miró. —Porque Sophie sabe que
estoy interesada en Amy.

Alex escupió su cerveza. Pasándose la mano por la boca, miró a


Celeste. —Dios mío, la trama se complica. —Sacudió la cabeza—.
Cariño, una cosa que puedo garantizar es que si mantienes esas
exhibiciones públicas, ¡ella no será la única!

Celeste tomo un poco más de cerveza.

Suspirando, Alex tomó un trapo y limpió su desastre. —En serio,


Celeste, ¿qué te ha pasado?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Mira, Alex, —respondió Celeste sonando cansada—. Si esto


fuera una idea impulsiva, por supuesto que lucharía contra esto. Si
esto fuera algo que pudiera ignorar, entonces, por supuesto, lo
ignoraría. No soy impulsiva ni indiferente con la vida o, más
312
concretamente, con lo que está sucediendo aquí.

Alex la miró. —¿Pero aun así estás preparada para correr un


gran riesgo? —Preguntó sonando confundido.

—Alex es un riesgo mayor si no hacemos nada al respecto,


—respondió Celeste con frustración—. Amy siente esta... atracción...
tanto como yo. Ha estado allí durante años. Yo… —De repente, dejó
de hablar y miró a Alex.

Para su asombro, Alex vio una expresión de total impotencia


cruzar el rostro de su amiga.

Eventualmente, tomando aliento, Celeste terminó, —Sí. —Lo


miró—. La respuesta a tu pregunta es sí. —Añadió sombríamente—.
Sí, estoy preparada para correr el riesgo.

Sobresaltado por el compungido dolor en los ojos de Celeste,


Alex parpadeó un par de veces. Gimiendo interiormente, finalmente
acepto lo que había sabido desde el principio. Mierda, pensó. Ella no
está fuertemente enamorada, está por encima del precipicio en el
amor.

Sintiendo una gran compasión por su amiga, Alex tomó a


Celeste en sus brazos y la abrazó. Él comenzó a hablar, queriendo
decirle a Celeste que esto estaba mal, que tenía que detener esto,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

pero se detuvo. Su honestidad innata le impidió permitir que Celeste


aceptara toda la responsabilidad por esto. Había observado a Amy la
mayor parte del día y cada vez que creía que Celeste no estaba
mirando, la miraba. Después de hoy, sabía que los sentimientos no
313
eran en un solo sentido.

Alex dijo tranquilamente sabiendo que era verdad. —Sé que es


difícil, cariño. Pero tienes razón, definitivamente se siente atraída por
ti. —Él la sostuvo de los hombros y la miró—. Puedo verlo en sus
ojos, en la forma en que te mira. —Abrazándola, susurró—. Pero ten
cuidado, Celeste. Por el amor de Dios, ten cuidado.

Camille asomó la cabeza por las puertas del patio. —Ustedes dos
vengan, —dijo—. Tenemos un invitado.

Tomando la mano de Celeste, Alex se dirigió hacia el camino de


entrada.

Después de las presentaciones, Alex observó a Josh deslizar sus


brazos alrededor de la cintura de Amy, y abrazarla fuertemente
mientras hablaba con Sean. Notó, no por primera vez, que eran una
pareja excepcionalmente bien parecida.

Alex suspiró para sus adentros. Odiaba esto. A lo largo de los


años, a él realmente le había agradado Amy. Dios sabe por lo que
está pasando en este momento, pensó. Miró a Josh. Él siempre tuvo
una debilidad por él. Más que un punto débil cuando era un
adolescente, admitió. Los vio dándose cuenta de que lucían en todo
momento como una pareja perfecta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Qué lío, pensó Alex. Girándose ligeramente, miró a Celeste. Su


corazón se hundió. Su rostro estaba oscureciéndose al ver a Josh y
Amy en un abrazo amoroso. Qué jodido lío, pensó.

314
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 28

315

A la mañana siguiente, Amy y Maggie se dirigieron al campo de


golf. Salieron media hora después de los chicos y Celeste. Los chicos
le habían pedido a Celeste que se les uniera para hacer los números,
y aceptó.

Esta mañana, Amy se había levantado temprano, quería salir y


estar con Maggie por un par de horas. Todavía se sentía mal por su
arrebato emocional de ayer. Maggie significaba el mundo para ella, y
aunque no se atrevía a decirle la verdad, iba a hacer todo lo posible
por asegurarse de no arrastrar a su prima en este maldito viaje de
montaña rusa emocional. Iba a hacer todo lo posible para resolver
esta... cosa... con Celeste.

Maggie estaba a punto de hacer su tiro, y tratando de distraerla,


Amy bromeó en voz baja, —¿Estás segura de que la cosa de Sean es
tan grande como dices?

—Ssshhh, pequeña bruja, —Maggie respondió mientras se


alineaba para tomar su tiro.

Amy respiró aire profundamente a sus pulmones. Era una


hermosa mañana de domingo. Sonrio recordando cómo Maggie,
durante los primeros cuatro agujeros, había tratado de averiguar qué
estaba ocurriendo con ella, y qué le pasaba ayer. Afortunadamente,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

se mantuvo tenazmente en que su estado de ánimo se reducía a


nada más que a tener demasiado trabajo.

Una vez que Amy disipó los temores de Maggie de que solo era
su trabajo lo que causaba sus distracciones, conversaron fácilmente. 316

En cada oportunidad, cuando no estaba bromeando con Maggie,


Amy la animaba a hablar sobre Sean, lo que no era difícil dado que él
era su mascota actual.

A medida que avanzaba la ronda, Amy sintió que la tensión la


abandonaba por primera vez en semanas. Le encantaba estar con
Maggie y, más que nada, le encantaba la sensación de equilibrio que
su prima traía a su mundo.

Esa tarde, Maggie decidió regresar a Sarasota con Sean en su


nueva moto. Se escabulleron durante la siesta de la tarde de los
niños.

Cuando la pareja dijo que se irían, Amy, inquieta, ansiaba


marcharse también. Estaba desesperada por que este fin de semana
terminara. Ya, había empacado todo en el Jeep preparándose para
su viaje a casa, pero se vio obligada a esperar hasta que los padres
de Josh regresaran de su paseo de la tarde con los perros.

Josh, para gran frustración de Amy, les había prometido a sus


padres que podrían despertar a los niños y despedirse de ellos a su
regreso.

Mientras terminaba su segunda taza de café, Amy miró hacia el


patio. Durante cuarenta minutos, Josh y Celeste habían jugado el
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

mismo juego de ajedrez. Cuando Celeste se quedó con ellos durante


esas pocas semanas, ella y Josh jugaban regularmente al ajedrez.
Por lo general, Josh cedía dentro de los veinte minutos, a menudo
antes.
317

Amy sonrio débilmente mientras miraba a Alex. Estaba sentado


cerca de Celeste, hojeando una revista. Podía ver que estaba
completamente aburrido, pero aun así esperaba pacientemente a que
el juego terminara.

Amy miró a Josh luego a su reloj y luego tamborileo ligeramente


su pie. —Vamos, —dijo en voz baja. Pasaron al menos cinco minutos,
notó mientras miraba su reloj otra vez, desde que Josh había hecho
su movimiento—. Vamos, —susurró—. Date prisa y haz tu
movimiento, Celeste.

Mirando el reloj en la pared, Amy vio avanzar los segundos. Se


mordió el labio inferior y decidió que tan pronto como terminara el
juego, sin importar la promesa que Josh había hecho, despertarían a
los niños y se irían.

Amy esperó unos momentos más, pero Celeste no hizo su


movimiento.

Deseando desesperadamente irse a casa, Amy se movió a través


de las puertas abiertas del patio, y se acercó a su marido. —Josh,
yo…

Josh se llevó el dedo a la boca, —Ssshhh. Este es un paso


crucial.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Silenciada, Amy se puso de pie a su lado.

Josh le sonrio y, acercándola, le pasó el brazo por la cintura.


Amy involuntariamente se puso rígida.
318
Celeste miró a Josh y luego a Amy. —Tengo que estar en Nueva
York el próximo fin de semana, —dijo—. Voy a dar una conferencia
sobre los centros de alimentación que MSF administra en Darfur.
—Alzó las cejas—. Y noté que hay una exposición de arte de Julie
Shelton Smith. —Le sonrio a Amy—. Josh me dijo hace un tiempo
que ella es una de tus artistas favoritas. ¿Pensé que te gustaría
unirte a mí?

La inesperada invitación dejó a Amy luchando por algo que


decir.

Josh intervino, —Eso suena como una gran idea, Celeste. Es


sólo recientemente que ha estado pasando más tiempo en su
estudio. —Miró a Amy—. ¡Tal vez te dé un poco de inspiración!
—Añadió con entusiasmo—. Creo que es una gran idea, cariño. ¿Y
tú?

Amy dudó. Molesta de que Josh sin saberlo estaba siendo


engañado, luchó por una razón para no ir. Miró a Josh, luego a
Celeste. —Me gustaría pensarlo, —respondió frunciendo el ceño. Sin
intención de aceptar, agregó—. Tendré que mirar mi agenda.

Josh apretó más la cintura de Amy. —Oh vamos, Amy.


Realmente lo disfrutarás, y puedo manejar a los niños durante un fin
de semana.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh sorprendió a Amy colocando un beso ligero en el estómago


de su camiseta.

Amy vio las cejas de Celeste juntarse.


319
Al mirar a Amy, Celeste dijo. —Seguramente, Amy. ¿No querrías
perder la oportunidad de ver a tu artista favorita?

—Tal vez la próxima vez, —respondió Amy mirando fríamente a


Celeste.

Josh miró a Amy. —No, insisto, —dijo con firmeza—. Un fin de


semana de descanso es exactamente lo que necesitas. Has trabajado
demasiado durante las últimas semanas. —Sonando preocupado,
agregó—, necesitas un poco de tiempo libre. Necesitas un poco de
terapia de compras. Puedes ir de compras, relajarte. Ponente al día
con charla de chicas.

Amy sabía que Josh no podía entender por qué había tensión
entre ella y su hermana. Deseando alguna forma de reconciliación
entre ellas, veía el viaje como una oportunidad ideal para que
pasaran un tiempo juntas y conocerse «correctamente».

Josh sonrio radiantemente. —¿Quién haría mejor compañía que


mi hermosa hermana? —dijo—. Alegremente cuidara de ti.

Alzando las cejas, Amy se sonrojó. Josh, pensó avergonzada. Ese


es exactamente el problema. Tu hermana quiere cuidarme, pero no
del modo que te imaginas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Confundiendo el silencio de Amy, Josh sonrio. —Estupendo.


—Miró a Celeste—. Ella va, hermanita.

Celeste sonrio dulcemente. —Bien. —Hizo su movimiento.


320
Aunque Josh la tenía en jaque, Celeste tomó a su reina blanca
con su caballo negro, su propia reina y alfil ya posicionados para
asegurarse de que no tenía lugar para mover a su rey.

—Jaque mate, —dijo Josh con buen humor y luego derribo a su


rey. Riendo, tiró de Amy sobre su regazo y la besó.

Molesta por el obvio juego de Celeste, y con Josh por ser tan
fácilmente engañado, Amy empujó contra él y accidentalmente
derribó el tablero de ajedrez de cristal. El tablero y muchas de las
piezas se hicieron añicos cuando tocaron el suelo.

Trastornada por su torpeza, Amy salto del regazo de Josh, y se


inclinó para recoger el vidrio.

Con velocidad, Celeste se inclinó y agarro la muñeca de Amy


diciendo ásperamente. —No, Amy. ¡Déjalo!

Confundida, Amy la miró. —¿Por qué?

Aflojando su agarre, pero manteniendo la muñeca de Amy,


Celeste levantó la vista. —Josh, puedes conseguir algo para limpiar
esto?

—Claro, —respondió Josh, y se movió rápidamente hacia la


cocina.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Alex, obviamente sintiendo que una tormenta se estaba


formando, decidió seguirlo.

Con sus cejas levantadas Amy repitió, —¿Por qué?


321
—Porque, —respondió Celeste—. ¡Es vidrio roto por amor de
Dios! —Miró hacia abajo—. Un montón de vidrio roto. —Frunció el
ceño—. Solo te harías daño si intentas levantarlo con tus manos.

Tirando de su muñeca libre, Amy respondió enojada,


—¡Dañarme a mí misma! —Bajó la voz—. ¿No crees que manipular a
Josh organizando este viaje es exactamente lo que me va a hacer
daño?

—Necesitamos tiempo para hablar, Amy.

Amy se levantó y Celeste la siguió. —¿Joder querrás decir?

Celeste extendió la mano, y metió un mechón de cabello suelto


detrás de la oreja de Amy. —No, —respondió preocupada—. Me
refiero a hablar.

—¿Por qué no te vas como lo hiciste la última vez?

—Me quedo, Amy.

—No te importa ¿verdad? —Amy escupió—. ¿No te importa el


daño que puedes hacer?

—Me importa, Amy, —respondió Celeste, pasando los dedos


suavemente sobre la mandíbula de Amy.

Amy negó con la cabeza. —No lo haces.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Créame que me importa, —dijo Celeste con una nota de


vulnerabilidad. Dejó caer su mano—. Me importa mucho, mucho.

Sorprendentemente, con ese aspecto de vulnerabilidad, la ira de


Amy desapareció. Su pulso se aceleró cuando los recuerdos de su 322

último encuentro la inundaron. Miró a Celeste. Con los ojos


enfocados en su boca llena, inconscientemente se acercó un paso.
—Necesitamos tiempo para resolver esto, —dijo Celeste mirando
atentamente a Amy.

Siempre fascinada por la plenitud de la boca de Celeste, la mano


de Amy, por propia voluntad se extendió y pasó los dedos por los
labios suculentos.

Celeste abrio los ojos ampliamente. Sin vacilar, capturó la punta


del dedo índice de Amy en su boca y luego gimió ligeramente.

Amy cerró los ojos brevemente cuando Celeste chupó el dedo en


su boca. Respirando pesadamente, con la boca entreabierta, se
centró en la boca de Celeste. Deseando desesperadamente probarla,
se inclinó hacia…

Amy se sobresaltó cuando la risa de Josh rompió a través de su


bruma. Retiró su mano rápidamente.

Josh apareció primero a través de las puertas del patio,


conversando con Alex sobre los puntajes del fútbol del fin de
semana.

Sorprendida por lo que había estado a punto de hacer, Amy se


apartó de Celeste. Se giró hacia Josh. Rígidamente, escuchó su
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

conversación. En cualquier otro momento habría encontrado su


conversación realmente divertida ya que Alex no conocía un lado del
fútbol del otro.

Alex le había contado a Amy que no tenía ningún interés en los 323

deportes en la escuela. La dramaturgia amateur era lo suyo, pero


recientemente, desde que saliera con un profesor de educación física,
abrazó todas las cosas «atléticas» con gusto.

—¿Estás bien, cariño? —Josh preguntó frotando los brazos de


Amy.

—Sí, —respondió Amy vacilante.

—¿Estás segura?

—Sí, —dijo Amy aclarando su garganta—. Sí, estoy bien.

—Bien, —respondió Josh. Miró al suelo—. Vamos a limpiar este


desastre.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 29

324

Amy miró los botones a su izquierda. Después de unos


segundos, tamborileando los dedos, decidió presionar uno. Rio
sorprendida cuando el remolino se transformó en chorros de agua.

Sentada en la bañera del hotel, Amy presionó todos los botones


varias veces, llenándose de cosquilleos por los cambios en el
remolino del agua. Finalmente, volvió a sumergirse en la espuma del
jabón, y se relajó en el suave remolino. Exhalando lentamente,
decidió que ya era hora de actualizar la bañera en casa.

Tomando el jabón, una imagen de Celeste cayó en su mente, y se


sonrojó. Amy todavía no podía creer que casi besara a Celeste el
domingo pasado. Enjabonando sus pechos, aceptó que ahora era
más arriesgado mantener a Celeste con un brazo extendido, que
tratar de resolver lo que estaba pasando entre ellas. Juntando
algunas burbujas en su mano, se aseguró a sí misma que había
hecho lo correcto al venir a Nueva York con Celeste. Aunque no
habían discutido nada todavía. Este viaje era sobre todo para
ordenar las cosas.

Soplando las burbujas de su mano, Amy pensó en su llegada


esta mañana. Se retorció ligeramente, y su color se hizo más
profundo al recordar el alivio que sintió cuando el empleado les dio
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

llaves separadas. Sumergiéndose más profundamente en el agua del


baño, Amy se dio cuenta de que se había estado preocupando
innecesariamente sobre qué tipo de fin de semana iban a tener.
Llevando los dedos de los pies a la superficie, los movió y luego se
325
hundió en la bañera, avergonzada de no haber confiado plenamente
en Celeste cuando dijo que quería hablar este fin de semana.

Al presionar un botón para obtener más agua caliente, Amy


reflexionó sobre su día con Celeste. Después de registrarse, dejaron
su equipaje y luego se fueron de compras. Por la tarde, Celeste llevó
a Amy a una tienda de arte muy conocida, donde recorrio el
inventario antes de salir con una bolsa de suministros.

Amy levantó su ceño con sorpresa, y admitió que realmente


encontraba a la morena intrigante. Celeste, descubrio, en la tienda
de arte, para su sorpresa, sabía mucho sobre arte. Pero, Amy
reconcilió, eso no debería ser una sorpresa, dada la cantidad de
viajes que había hecho a lo largo de los años. Después de la tienda
de arte, se detuvieron para tomar un café. Manteniendo la
conversación ligera, hablaron libremente sobre las cosas que las
influenciaron. Probablemente por primera vez, se dio cuenta Amy,
estaba llegando a conocer quién era Celeste.

Cuando regresaron al hotel después de las seis, Amy se quedó


afuera de la puerta de su habitación, y sonrio ante la ligera burla de
Celeste de que tenían que estar listas para las siete en punto, ya que
estarían viendo un espectáculo y luego iban a comer algo. Amy era
muy conocida por su cronometraje.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

En la habitación, Amy se quitó los zapatos. Al entrar al baño


sonrio, la bañera era enorme. Vacilando en la puerta, miró, y no
podía recordar la última vez que optó por un baño en lugar de una
ducha. Se mordió suavemente el labio inferior. Alcanzando la perilla
326
de la ducha, decidió que no tenía tiempo y luego dudó. Con la
urgencia de remojarse también, impulsivamente presionó el tapón y
activo el grifo del agua caliente.

Tarareando, Amy se desnudó. Mientras la bañera se llenaba con


diversas sales de baño, ató su cabello. Al entrar, sonrio y se deleitó
en la enorme bañera. Hundiéndose, inhaló profundamente el olor de
la espuma aromatizada de hierbas. Varios mechones de cabello
escaparon del pasador cuando alzó la cabeza para mirar al reloj en la
pared. Cerrando los ojos, echó la cabeza hacia atrás y pensó, solo
unos minutos.

Los ojos de Amy se abrieron de golpe cuando un ruido penetró


en su mente. Sentándose, se irguió, mirando aturdida a su
alrededor. Parpadeando, su cerebro tardó unos instantes en registrar
dónde estaba, y algunos más para distinguir el ruido.

—¡Mierda, el teléfono!

Amy salió disparada de la bañera. Mojada, patinó un par de


veces mientras corría hacia el teléfono. Levantándolo, su mandíbula
cayó cuando una puerta lateral se abrio.

Sin darse cuenta de que había una puerta de enlace, los ojos de
Amy casi se salieron de su cabeza cuando Celeste entró en su
habitación.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Escuché el sonido del teléfono, —Celeste dijo mirando a


Amy—. Pensé que debías haberte quedado dormida.

Avergonzada, Amy se sonrojó completamente. Tardó un instante


en darse cuenta de dónde provenía la voz distante. Recordando que 327

alguien estaba en la línea, rápidamente llevó el teléfono a la oreja.

—¿Hola? —dijo Amy mirando a Celeste.

—¿Hola Amy?

Sintiendo el calor de la vergüenza subir por su cuello, Amy


respondió. —Hola.

—¿Todo bien, cariño?

Si consideras que estar desnuda y mojada delante de tu,


siempre amorosa hermana, está bien, entonces sí, estoy bien, pensó
Amy. Frenéticamente, exploro la habitación en busca de algo con que
cubrirse. Miró su bolsa de fin de semana en el otro extremo de su
habitación. No había nada.

Josh repitió, —¿Todo está bien, Amy?

Amy tiró de la colcha. —Sí... —dijo gruñendo—. Sí. Todo está


bien.

Metida firmemente debajo del colchón, la colcha se negaba a


ceder.

—¿Cómo van las cosas contigo? —Amy resopló.

Celeste se dirigió hacia el baño.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Bien, —respondió Josh y preguntó—. Cariño, ¿has estado


corriendo?

—No, —Amy resopló—. Estoy... simplemente... tratando... de...


estar lista... 328

—Te extrañamos, —dijo Josh sonando confundido de que su


esposa estuviera jadeando—. Estoy a punto de acostar a los niños, y
quieren darte las buenas noches. Aquí te dejaré hablar con ellos.

Acercándose a Amy, Celeste se paró frente a ella con una toalla


de baño.

Amy tomó la toalla y dio un paso atrás. Dejando escapar un grito


silencioso cuando la mesa de noche le pinchó la pierna. Agarrando la
toalla, sonrio débilmente hacia Celeste. Murmurando un gracias, sin
querer, miró a Celeste. Su forma de vestir era impecable. Por lo
general, llevaba el pelo recogido en una cola de caballo, pero esta
noche, estaba suelto. Su longitud hacía que se rizara ligeramente
mientras caía sobre sus hombros.

Evaluándola, Amy se mordió el labio inferior. El costoso traje


pantalón de lino blanco y camisola se veían impresionantes en
Celeste. Esta chica, Amy pensó, cuando atrapó más de su labio,
realmente tenía un físico increíble; delgada, elegante y con pechos
completos. Sus ojos se agrandaron cuando se dio cuenta de que la
camisola, que Celeste estaba usando, era casi transparente. Su
pulso aumento, y ella tragó saliva. Consciente de que no había
manera de que pasara la noche con eso distrayéndola, agarró la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

toalla con fuerza e indicó con la cabeza. —¿No deberías abrochar


eso?

Celeste miró hacia abajo y sonrio. —Sí, —respondió—. Estaba a


punto cuando sonó el teléfono. 329

Aliviada, Amy se obligó a concentrarse cuando escuchó la voz de


su hijo.

—Hola, mamá, —dijo Christopher. Su voz temblaba—. ¡Mac me


mordió!

Preguntándose por qué Josh no había mencionado esto antes,


Amy frunció el ceño. —¿Estás bien bebé?

Celeste señaló su reloj.

Tensándose, Amy la ignoró.

—Sí, —respondió Christopher, su voz sonando valiente—. Pero


duele.

Preocupada, Amy lo tranquilizó. —Está bien, bebé. Cuando


mamá regrese, lo besará haciéndolo todo mejor. ¿De acuerdo?

Christopher sorbió por la nariz, pero no respondió.

—¿Cariño esta papá allí? —Amy preguntó. Podía escuchar un


leve crujido, y sonrio sabiendo que estaba asintiendo. Lo imaginó de
pie allí con su pequeño labio fruncido, molesto porque su mamá no
estaba allí para calmarlo. Le preguntó de nuevo—, Chris, ¿puedes
pasarle el teléfono a papá?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Christopher no dijo nada.

Consciente de que Christopher no quería renunciar al teléfono,


Amy frunció el ceño y volvió a preguntar. —Chris, ¿puedo hablar con
papá? Solo por un momento, volveré contigo, bebe, lo prometo. Solo 330

necesito hablar con él rápidamente.

Christopher sorbió y respondió de mala gana, —Está bien,


mami.

Sin darse cuenta de que se estaba centrando en Celeste, Amy


miró su rostro preocupado.

Josh habló por el receptor. —Amy, cariño, no es nada, —dijo


tranquilizador—. Mac lo mordió porque Chris, —dijo con severidad,
obviamente dirigiendo sus siguientes palabras a su hijo—, ¡no dejaba
de tirar de su cola! Aunque, —reprendió—, le dijeron que se
detuviera. —Josh añadió en voz baja—. Amy, no te preocupes. La
razón por la que no lo mencioné fue porque no hubo una marca y él
ni siquiera dijo pio. Esta es la primera vez que escuchó algo al
respecto de él en todo el día. —Se rio entre dientes—. Chris está
buscando simpatía, cariño, y sabe dónde conseguirla.

Inmediatamente, la tensión abandono a Amy. Le sonrio a Celeste


tranquilizadora. —Está bien, eso es un alivio, —respondió—. ¿Puedo
hablar con él nuevamente?

Mientras esperaba que Josh le devolviera el teléfono a


Christopher, Amy supo que necesitaba distraer a su hijo para que no
se concentrara en su ausencia. —Hola, Chris, —dijo y probó con una
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

táctica diferente—. Ahora Chris, mamá necesita que seas un chico


valiente, como siempre eres, y cuides de papá. ¿Crees que puedes
manejar eso? Es una gran responsabilidad, pero sé que puedes
hacerlo.
331

Amy sonrio confiada hacia Celeste y esperó su respuesta. A


Christopher no le gustaba nada más que le dijeran que era un chico
valiente.

—Está bien, mami, —respondió rápidamente Christopher.

Cuando escuchó el tinte de orgullo en su voz al recibir la tarea,


Amy le guiñó un ojo a Celeste.

Celeste arqueó una ceja y luego inclinó la cabeza


inquisitivamente.

Amy se sonrojó, completamente desarmada de que un


movimiento tan pequeño fuera tan encantador.

Celeste levantó la mano y, dando golpecitos el reloj, le mostro a


Amy que eran las seis cuarenta y cinco. Amy asintió con la cabeza y
bajó la cabeza para evitar cualquier otra distracción. Le habló a su
hijo. Unos momentos más tarde, levantó la cabeza con sorpresa
cuando la puerta se cerró.

Amy conversó brevemente con Christopher y luego con Ryan y


dio las buenas noches a Josh. Se vistió rápidamente, aplicó un poco
de maquillaje ligero y luego dejó que su cabello cayera sobre sus
hombros. Su atuendo era un vestido negro muy ajustado que
colgaba justo debajo de la rodilla. El vestido acentuaba la plenitud de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

sus pechos, y abrazaba las curvas de sus caderas. También


mostraba sus piernas bronceadas y bien formadas, realzadas por
unos tacones de tres pulgadas.

Mirándose en el espejo, Amy se dijo a sí misma una vez más. No 332

está mal para una madre de dos, pensó mientras la puerta se


cerraba detrás de ella.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 30

333

Al regresar a sus habitaciones, Amy estaba parada en el


ascensor con Celeste y dos desconocidos. Apoyándose en la pared del
fondo, cerró los ojos y pensó cuán fácil era estar con Celeste. Esta
noche, habían visto una producción de Broadway, Amy sonrio. Había
disfrutado del musical, una repetición de una ópera que había visto
hace unos años con su padre.

La sonrisa de Amy se ensanchó cuando recordó cariñosamente


haber visto la ópera en Londres con su padre. Casi se echó a reír
cuando recordó que había dejado el teatro con su papá tan
abrumada por la emoción que no pudo hablar en el transcurso de los
veinte minutos en taxi hasta su hotel.

Calentada por el recuerdo, con los ojos aún cerrados, Amy bajó
ligeramente la cabeza. Mordiéndose suavemente el labio inferior,
pensó en el restaurante.

El restaurante que Celeste eligiera en la calle 54 era una mezcla


de comida del sudeste asiático y francesa. Amy se sorprendió de que,
aunque el restaurante era opulento, el comedor era amplio y ruidoso.
Estaba secretamente complacida cuando Celeste arregló un
reservado más apartado, lo que redujo el ruido.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Esta noche, hablaron fácilmente sobre los tipos de comida y vino


que disfrutaban. A Amy no le sorprendió que Celeste tuviera un
gusto ecléctico dada su pasión por la cocina. Cuando ordenaron, se
decantó por la recomendación de Celeste, y eligió el plato
334
especialidad del restaurante.

Amy abrio los ojos cuando el ascensor se detuvo para dejar salir
a un pasajero. Sonrio brevemente a Celeste y luego volvió a cerrarlos,
y recordó su conversación en el restaurante. Recordaba lo
explorativa que Celeste estaba con ella, atrayéndola durante toda la
tarde y entablando la conversación. Se sonrojó al recordar los sutiles
elogios de Celeste sobre su atuendo; su cabello, sus ojos, incluso su
perfume. Durante toda la noche, quiso devolverlos, pero no pudo.
Era demasiado tímida y no estaba acostumbrada a recibir cumplidos
tan sinceros desde otra mujer.

Para sorpresa de Amy, durante la comida, le confió que su padre


había planeado que cuando terminara la universidad viajarían
ampliamente, visitando todos los continentes y muchos países.

Echando la cabeza atrás contra la pared del ascensor, Amy


recordó la noche.

—Vietnam, —Amy le dijo a Celeste con nostalgia—, era uno de


los países que mi padre quería visitar.

—¿Debes extrañarlo terriblemente? —Celeste dijo levantando su


copa de vino blanco.

Sosteniendo el tenedor a la boca, Amy la miró fijamente.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Imperturbable, Celeste le devolvió la mirada mientras bebía de


su vino.

Amy no estaba segura de sí Celeste alguna vez podría entender


tal pérdida, entonces recordó a Felice, y se dio cuenta de que la 335

propia experiencia de vida de Celeste, en su trabajo como doctora en


MSF, la posicionaba perfectamente para comprender.

—Sí, —respondió Amy. Perdiendo el apetito de lo que había sido


un delicioso plato de langosta con hierbas tailandesas, bajó el
tenedor y apartó el plato—. Todos los días, —agregó Amy con una
nota de añoranza—, lo extraño todos los días.

Amy se limpió la boca con su servilleta.

Celeste dejó su copa. Inclinándose, acarició ligeramente la


mejilla de Amy con sus dedos, y dijo en voz baja, —Háblame de él.

Amy se encogió de hombros. —Hay mucho que contar.

Inclinándose hacia atrás, Celeste la alentó. —¿Dime por qué


quería visitar Vietnam?

Amy dudó. Mirando a Celeste. Por primera vez, en mucho


tiempo, quiso hablar sobre su padre. —Amaba la arquitectura
vietnamita, —respondió.

—¿Por qué?

Amy se encogió de hombros. —Creo que para él, expresaba una


combinación de equilibrio natural y armonía.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Me encanta la arquitectura vietnamita, —dijo Celeste


suavemente. Mirando a los ojos de Amy, agregó—, ¿Él pensaba ver la
Pagoda de Giac Lam en la Ciudad Ho Chi Minh?

—Sí, —Amy respondió con los ojos brillantes—. Ese era 336

específicamente el que pretendía visitar en nuestro viaje a Vietnam.

—Es maravilloso Amy, —dijo Celeste suavemente—. Se


considera que es la pagoda más antigua de la ciudad.

Amy asintió. —Lo sé. —Miró a Celeste por un largo momento—.


Fue muy amable de tu parte que me permitieras pasar tanto tiempo
hoy en la tienda en tu compañía.

—Disfruto estar contigo, Amy. —Dijo Celeste. Sonrio


satisfecha—. Observarte hojear libros que han influenciado tu
trabajo y tu arte.

Los ojos de Celeste tenían una profunda calidez que arrullaba a


Amy. —No tenía idea hasta hoy que estabas en la arquitectura o el
arte.

—Sí. —Celeste respondió.

—Cuéntame sobre tu viaje a Vietnam.

El apetito de Amy regresó cuando Celeste habló sobre viajes.


Escuchó, y se sorprendió no solo por el conocimiento de Celeste de la
arquitectura vietnamita, sino por la amplitud de su conocimiento de
algunos lugares de interés arquitectónico más preciados del planeta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se perdió cuando discutieron los tesoros que les gustaría


ver desde el lujoso Templo Meenakshi en la India hasta el oscuro
Monasterio Solovkí en Rusia.

Con el tiempo, cuando hubo una pausa en la conversación, 337

Celeste dijo en voz baja, —si vamos a hacer esto, Amy, creo que
necesitamos algunas condiciones.

Levantando su taza de café, Amy vaciló antes de preguntar.


—¿Qué quieres decir?

—Quiero decir, —respondió Celeste, agregando azúcar a su


taza—, que ambas estemos de acuerdo en un límite de tiempo.

Aturdida, Amy bajó lentamente su taza. —¿Límite de tiempo?

Sosteniendo la mirada de Amy, Celeste dijo pacientemente.


—Debe terminar, Amy. Ese es el objetivo de este ejercicio.

Tragando, Amy repitió. —Ejercicio.

—Affair, Amy, —respondió Celeste como si aclarara un misterio.

Amy negó con la cabeza, —Pero ni siquiera ha comenzado…

—Lo ha hecho, —dijo Celeste con los ojos brillando. Añadió casi
dulcemente—. Amy, comenzó hace mucho tiempo.

Amy vio cómo se elevaba el vapor de su taza de café e intentó


asimilar las palabras de Celeste. Con el tiempo, la miró y preguntó
abiertamente. —Realmente crees que deberíamos hacer esto, ¿no es
así?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sosteniendo su mirada, Celeste respondió. —Sí.

Amy exhaló. Estaba en conflicto. Estaba viendo diferentes lados


de Celeste, y no cabía duda, como este fin de semana le estaba
demostrando, que era una persona compleja y con múltiples capas. 338

—¿Por qué alguien como tú?, —preguntó Amy—. ¿Quién ha


experimentado tanto y quién entiende los tipos de adversidades que
la vida le lanza a la gente…?

—Amy, —la interrumpió Celeste—. Lo que hago es un trabajo,


eso es todo.

Amy negó con la cabeza y dijo con firmeza. —Oh, creo que es
mucho más que eso, doctora Cameron.

Evidentemente divertida por el uso del enfoque formal, los labios


de Celeste se extendieron. —Tengo las mismas debilidades que
cualquier persona.

Mirando a Celeste, Amy fue por lo que esperaba fuera su talón


de Aquiles. Alzando las cejas le preguntó. —¿Qué hay de Josh. ¿Te
preocupas por él?

Celeste entrecerró los ojos. Ella se inclinó. —Por supuesto que


me preocupo por él.

—Entonces, por su bien, ¿no crees que deberíamos parar esto?

Inclinándose hacia atrás, Celeste respondió casi cansinamente.


—¿Crees que podemos? —Sostuvo la mirada de Amy—. ¿Quieres
tener años de esto? —le preguntó—. ¿Quieres que se haga un nudo
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

en nuestros estómagos cada vez que nos veamos? —Sus ojos


chispearon—. Estando allí en cada mirada que intercambiemos, en
cada toque accidental… —Se detuvo cuando Amy levantó su mano
para enseñar su anillo de bodas.
339

—De todos modos, —respondió Amy. Inclinándose hacia


adelante, bajó la voz—. Estoy casada.

—¿Crees que es suficiente?

—Creo en la monogamia.

Celeste arqueó una ceja. —Tus creencias no te han detenido


hasta ahora.

El corazón de Amy latió con fuerza. Las líneas del poema


pasaron por su mente. «Aquellos que reprimen el deseo, lo hacen
porque es lo suficientemente débil para ser reprimido».

—En la mayor parte del mundo, Amy, el deseo sexual es un


hecho de la vida, —dijo Celeste levantando su taza—. En algunas
culturas, no se espera que las personas repriman sus necesidades.
El deseo es una parte aceptable de la vida. En las sociedades donde
el poder tiende a pasar por las mujeres, las mujeres duermen con
quien quieran, pero en las culturas más desarrolladas se les da la
vuelta, especialmente cuando se trata de propiedad, se vuelven más
reglas unilaterales.

Amy levantó sus cejas.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Propiedad, —continuó Celeste—. Generalmente se transmite a


través del linaje masculino, y como es importante saber quién es el
padre de un niño desde la perspectiva de la propiedad, los hombres
tienden a seguir siendo promiscuos, y las mujeres tienden a ser
340
cautelosas... sexualmente.

Amy frunció el ceño. —Mira, Celeste. Entiendo que podrías tener


una perspectiva diferente sobre las cosas, dada tu exposición a
diferentes culturas, pero digas lo que digas, aún no lo normaliza
para mí. Estamos viviendo en el siglo veintiuno, y compro en la
monogamia.

Mirando de cerca a Amy, Celeste dijo abiertamente, con


vulnerabilidad. —Todo lo que quiero es que este dolor se detenga.

Sorprendida, Amy se sonrojó.

—Quiero que esto pare. Me está agotando, Amy. —Se inclinó


hacia atrás—. No puedo pensar con claridad. Quiero que pare,
porque la verdad es que no quiero años de esto.

Amy bebió de su taza. —Con el tiempo, morirá.

Celeste negó con la cabeza. —Este tipo de atracción no muere.


—Miró a Amy—. Las emociones son complejas. Las personas pueden
llevarlas a lo largo de sus vidas y llevar sus sentimientos
profundamente hacia su primer amor no correspondido.

—Bah, ¿soy tu primer amor?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste sonrio. —No, pero considéralo una metáfora para lo no


correspondido.

Amy sostuvo la mirada de Celeste por un largo tiempo y luego se


sorprendió a sí misma preguntando. —¿Cómo podemos detenerlo? 341

Celeste cerró los ojos brevemente. —¿Has oído hablar de la


teoría de la fantasía?

Frunciendo el ceño, Amy negó con la cabeza.

—Para que exista una fantasía, el deseo necesita objetos


ausentes. El deseo solo puede sustentarse con fantasías.

Amy inclinó la cabeza. —¿Qué quieres decir? —preguntó


intrigada—. ¿Que en el momento en que obtienes algo que
normalmente no puedes tener, ya no lo quieres?

Celeste asintió.

Amy pensó en algo que había leído en alguna parte sobre


personas que solo eran realmente felices cuando pensaban en su
futura felicidad. ¿Era tan extraña en realidad la vida? pensó
mientras miraba a Celeste.

—Entonces, —dijo Amy—. Lo que estás diciendo es que si


hiciéramos esto, convertiríamos el deseo en realidad y perderíamos el
interés.

—Sí, —respondió Celeste.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy exhaló. Se mordió el labio inferior. Su sentido común gritó


indignado, ¡De ninguna manera! Mientras sus instintos más bajos
gritaban con avidez, sí. Di que sí.

Celeste tomó la mano de Amy. Sosteniéndola, acarició 342

suavemente la parte posterior de la misma.

Sé fuerte, Amy se dijo a sí misma. Viniste con ella este fin de


semana para terminarlo. Así que termínalo, pero mirando a los ojos
oscuros de Celeste, Amy no pudo. Su estómago revoloteó. ¿Por qué
no puedes? Su voz interior respondió rápidamente. Quieres que
suceda tanto como ella. Tú la quieres. Acepta que la quieres
desesperadamente.

Amy inmediatamente pensó en su madre. No te hará sentir así,


su voz interior la tranquilizo. Ella dejó a su familia. Si mantienes el
arreglo simple, terminará antes de que lo sepas, y no tendrás años de
esto. Podrás dejarlo atrás, tal como lo hiciste la última vez con ella.

Mirando hacia abajo, Amy observó el pulgar de Celeste acariciar


el dorso de su mano. La sensualidad completa de su toque rebotó a
través de su cerebro.

—No quiero ninguna implicación emocional. —Amy dijo—. No


quiero discutir mi relación con Josh. —Apoyándose, agregó
protectoramente—, quiero que entiendas que no hay futuro para
nosotras. —Tragó saliva—. Cuatro meses, no más.

Celeste se inclinó y puso una mano suavemente alrededor del


cuello de Amy, buscó su rostro intensamente. —Está bien,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—respondió. Acercando a Amy, besó suavemente sus mejillas antes


de colocar su frente brevemente sobre la de ella—. Vámonos,
—susurró.

El ascensor se detuvo silenciosamente. Amy abrio los ojos y se 343

inclinó hacia la pared. Cuando las puertas se abrieron, Celeste


extendió su mano. Consciente del extraño que aún estaba en el
ascensor, pero incapaz de resistirse, Amy la tomó. Caminó con
Celeste por el pasillo.

De pie detrás de Amy, Celeste esperó pacientemente mientras


Amy revolvía en su pequeño bolso por su tarjeta de acceso.

Amy colocó la tarjeta en la cerradura de la puerta. Se detuvo


vacilante cuando la puerta se abrio.

Obviamente, sintiendo a Amy luchar con su conciencia, Celeste


puso sus manos en las caderas de Amy, y la empujó suavemente
hacia adelante.

Inmediatamente, el pulso de Amy se aceleró en respuesta al


toque de Celeste. Dejando ir la duda, entró en su habitación.

Sintiendo los efectos del vino de la cena, pero necesitando un


poco de coraje, Amy decidió que una copa se justificaba. Dirigiéndose
a Celeste, le preguntó si le gustaría beber algo.

Celeste asintió. —Tequila, —respondió quitándose los zapatos.

Le dio a Celeste un vaso y Amy la vio caminar descalza hasta la


ventana y mirar hacia afuera. Mirándola, Amy se preguntó si Celeste
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

estaba nerviosa, y decidió que no, a la fría, calmada doctora nunca


se le revolvía el plumaje.

Cerrando los ojos, Amy tomó un trago grande de su vaso, y


tragó. Con los ojos abiertos, se atraganto y jadeó por aire. 344

Acercándose rápidamente al mini bar, Celeste sacó una pequeña


botella de agua mineral, la abrio y se la dio a Amy.

Después de unos tragos de agua, Amy sonrio con pesar.


—Gracias. —Ella tosió—. Whisky, —ofreció roncamente—. Me había
olvidado que eso realmente da una patada.

Celeste arqueó una ceja y luego bebió lentamente de su vaso.

Bebiendo agua de la botella, Amy observó a Celeste beber y se


preguntó, no por primera vez, cómo sería saborear su boca de nuevo.

En un momento dado esta noche, cuando estaban cenando, a


Amy le costaba creer que, dados sus encuentros, nunca se hubieran
besado desde la primera noche.

Viendo a Celeste beber de su vaso, Amy recordó haber notado su


boca llena cuando se conocieron. Aunque Josh tenía una boca
similar, de alguna manera, la boca de Celeste parecía mucho más
provocativa. Allí de pie, Amy repentinamente se dio cuenta de que
todo lo que encontraba facialmente atractivo sobre Josh, Celeste
parecía amplificarlo, y no al revés.

Dejando caer su vaso, Celeste se acercó a Amy. Quitando la


botella de su mano, rozó sus labios sobre los de Amy antes de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

susurrar, —Realmente disfruté esta noche. —Agregando con voz


gutural—. Toda la noche, he querido besarte.

Gimiendo, Amy colocó ambas manos en la nuca de Celeste, y


besó su burlona boca con avidez, entonces profundamente. 345

Abriendo la boca, Celeste pasó su lengua por los labios de Amy


antes de deslizarla dentro de su boca. Gimió ligeramente cuando
Amy envolvió sus brazos alrededor de su cintura, y la besó
intensamente.

Soltando sus manos de la cabeza de Amy, Celeste las colocó


sobre sus caderas y la acercó. Después de unos instantes, rompió el
beso y apoyando su frente en la de Amy, susurró. —No creo que
pueda esperar más.

Impaciente, Amy movió su cabeza, buscando los labios de


Celeste. Enredó sus dedos en su cabello suelto y la besó con fuerza.

Finalmente, rompiendo el beso, Celeste murmuró. —Te necesito,


Amy. —Tomando su mano, la llevó a la cama.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 31

346

Hechizada, Amy vio a Celeste desnudarse. Anhelo corrio a través


de ella, obligándola a acercarse a la pata de la cama. Sus piernas se
debilitaron ligeramente al ver a Celeste desnuda y desenfadada.
¿Qué pasa si después de que esto termine, nunca estoy satisfecha de
nuevo? Pensó. ¿Y tú, Celeste, a quién querrás después de mí?

Sorprendida por la veta de celos no deseados, Amy apretó la


mandíbula. Mirando a la morena, cedió a su deseo y se movió para
pararse frente a ella. Sonriendo, se dio cuenta de que con sus
tacones de tres pulgadas y Celeste descalza, estaban a la altura de
los ojos. Posesivamente, colocó sus manos en las caderas de Celeste
y la acercó, besó los huecos en sus hombros antes de encontrar su
boca.

Después de unos instantes, Celeste apartó la boca.


Evidentemente complacida con el nuevo entusiasmo de Amy,
murmuró. —Chéri, tenemos toda la noche.

Amy lentamente puso sus manos sobre los pechos de Celeste.


Gimiendo, cerró los ojos y permitió que sus sentidos se centraran en
el placer de tocar a esta mujer, de esta manera. Frunció levemente el
ceño cuando una sensación extraña de necesitar esta intimidad la
inundó. —Me encanta tocar tus pechos, —susurró abriendo los ojos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Separándose unas pulgadas, Amy vio una serie de emociones


cruzar el rostro de Celeste. Impulsivamente, colocó su mano entre
los muslos de Celeste, y usando sus dedos separó sus labios
empapados.
347

En respuesta, los pulmones de Celeste se vaciaron. Sus oscuras


pestañas se cerraron. Aspiró aire y enseguida gimió mientras
agarraba los hombros de Amy con fuerza.

Manteniendo su mano sobre el pecho de Celeste, Amy comenzó a


explorar.

—Oh, mi dios, —dijo Celeste. Meciendo las caderas, colocó el


cabello de Amy detrás de su oreja, entonces deslizo el lóbulo dentro
de su boca. Deslizando su lengua alrededor de la oreja de Amy,
haciendo profundos ruidos de profundo placer mientras envolvía
sus brazos alrededor de ella por completo.

Respirando superficialmente, Amy acarició el clítoris de Celeste.

Arqueándose, Celeste movió rápidamente sus caderas atrás y


adelante. Susurrando, —Sí... Amy.

La garganta de Amy se estrechó. Aumentó la presión y susurró.


—Córrete para mí, Celeste.

Celeste giró la cabeza hacia atrás. Gimiendo profundamente,


llegó al clímax. Calmándose poco a poco, sostuvo a Amy fuertemente
y susurró. —Tan rápido contigo, siempre.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Después de un instante Celeste susurró mientras desabrochaba


el vestido de Amy. —Quiero verte.

Deslizando los finos tirantes de los hombros de Amy, Celeste


besó la longitud de cada uno antes de tirar de los tirantes hacia 348

abajo completamente. Dejando caer el vestido hasta la cintura, la


observo abiertamente.

Respirando pesadamente, Amy pudo ver por la respuesta en los


ojos de Celeste que, ya, estaba con hambre de más.

Las manos de Celeste se movieron hacia los pechos de Amy.


—Eres tan hermosa, —le susurró.

Amy jadeó cuando sus pechos llenaron las palmas de Celeste.

—He querido tocarte así todo el día, —admitió Celeste plantando


pequeños besos en el rostro de Amy—. He revivido esa primera noche
en tu apartamento una y otra vez, —murmuró—. Reviviendo la
sensación de ti. Habrías pensado que se habría desvanecido ya,
—confesó—. Pero durante los últimos cuatro años esto me ha vuelto
loca.

Una oleada de euforia atravesó a Amy. Cerró los ojos y sonrio


ante la idea de Celeste enloquecer al pensar en ella. Sus ojos se
abrieron cuando Celeste agachó la cabeza, capturando uno y luego
su otro pezón con avidez.

Amy gimió ruidosamente.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Cayendo de rodillas, Celeste bajó aún más el vestido de Amy,


exponiendo su estómago y caderas.

Cuando el aire frío golpeó la humedad alrededor de sus pezones,


Amy fue repentina y agudamente consciente de su sensibilidad 349

cuando se tensaron en necesidad de atención.

Hambrienta, Celeste arrastró besos a lo largo del estómago de


Amy y luego introdujo la lengua en su ombligo.

Sin poder resistir más, Amy se tocó los pechos. —Mmmm,


—pronunció, su cabeza cayendo en una profunda gratificación.

Celeste bajó el vestido de Amy sobre sus caderas, y lo arrojo al


piso. Entrelazando sus dedos en el interior de su pantaleta negra, la
bajó. Una vez más allá de sus caderas, con los ojos medio cerrados,
se inclinó y atrapo el aroma de Amy. Un gruñido bajo escapó de ella.
Rápidamente, sacó la pantaleta de Amy el resto del camino hacia
abajo.

Al darse cuenta de lo que Celeste estaba a punto de hacer, la


incertidumbre invadió a Amy. Se puso rígida.

—Quiero probarte, —dijo Celeste mirando a Amy.

—¡Celeste! Yo... yo... no sé si quiero esto... no sé si estoy lista


para esto, —tartamudeó Amy.

—Amy, —le respondió Celeste con un toque de impaciencia—.


¿Tenemos que pelear cada vez? —Apoyando su frente entre los
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

muslos de Amy, acarició su rostro en ella y susurró


seductoramente—. Hueles lista.

Gimiendo el mundo de Amy se detuvo. Avergonzada, se cubrio el


rostro con las manos. 350

Amando su suavidad, Celeste presionó aún más en Amy, y besó


sus muslos. Inhaló profundamente e intentó luchar contra la
necesidad animal que la llenaba.

Amy dejó caer sus manos a su lado. —Celeste, —dijo


seriamente—. Lo digo en serio... No me gusta... esto.

Celeste dejó de acariciar, y descansando sobre sus talones


continuó acariciando arriba y abajo de la longitud de los muslos de
Amy. Mirando hacia arriba, su pecho se contrajo al ver a Amy de pie
completamente erguida, con los pechos llenos, los pezones
endurecidos, la cara enrojecida por la emoción. La belleza de esta
mujer la abrumaba.

Sintiendo que su control se resquebrajaba, Celeste gimió,


agarrando los muslos de Amy, dijo con exasperación. —Amy,
¿quieres que te ruegue? ¿Decirte que no puedo dejar de pensar en ti?
Que no puedo comer. No puedo ¿dormir? —Su agarre se
intensifico—. ¿Decirte que no puedo pensar bien desde esa noche en
la casa de verano? —Se detuvo e inclinó la cabeza exhalando
fuertemente antes de mirar hacia arriba—. Amy, —agregó con
vulnerabilidad—, ¿Quieres que te diga cuánto necesito esto? ¿Cuánto
necesito... tocarte, probarte?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Mirando a Celeste, las manos de Amy gesticularon mientras


trataba de encontrar las palabras. Incapaz de encontrarlas, negó con
la cabeza e insistió. —Lo siento. Solo... no estoy lista.

Celeste colocó sus dedos entre los muslos de Amy y la tocó. 351

Levantando sus dedos relucientes, le respondió en voz baja, —Creo


que lo estás.

Amy jadeó. —Yo…

Celeste la tocó de nuevo.

Aspirando aire, Amy cerró los ojos brevemente entonces miró a


Celeste asintiendo con la cabeza.

Aún apoyada sobre sus talones, Celeste levantó suavemente


cada uno de los tobillos de Amy y saco la pantaleta. Mirando a Amy,
su aliento se detuvo nuevamente ante la gloriosa visión de esta
mujer, desnuda. Profundamente conmovida por lo vulnerable que
parecía, vio las manos de Amy cubrir sus pechos de manera
protectora.

Por un instante, Celeste consideró llevar a Amy a la cama, pero


incluso esa pequeña demora era demasiado. Con sus manos,
presionó sobre los muslos de Amy para que se separaran.

Cuando sus muslos se abrieron, el cuerpo de Amy se tensó.


Celeste miró a Amy y gimió; su clítoris estaba hinchado, húmedo y
reluciente.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Su necesidad de saborear a Amy la abrumaba, Celeste lamió


hambrienta a lo largo del contorno de sus labios internos, atrapando
las gotas en ellos. Conduciendo su lengua entre ellos, recorrio de
atrás hacia adelante, a través, abajo y arriba de su longitud. En
352
repetidas ocasiones, hizo esto dejando que el sabor de Amy la
volviera salvaje hasta que finalmente tomó su clítoris completamente
en su boca y lo succiono repetidamente, mordisqueándolo y
agitándolo una y otra vez con su lengua, continuamente engullendo
con placer mientras las caderas de Amy se balanceaban atrás y
adelante.

—Oh Dios... Celeste, —pronunció Amy.

La emoción de Celeste entró en sobremarcha. Entusiasmada por


el sabor de Amy, la intimidad de sus acciones e incapaz de contener
su propia excitación, se tocó mientras deslizaba una mano entre los
muslos de Amy.

Amy casi se sofocó cuando los dedos de Celeste entraron en ella.

Celeste contuvo una sonrisa cuando el peso completo de Amy


cayó sobre sus hombros. Trató de mantenerse fuera del borde hasta
que Amy llegara al clímax, pero el sonido de sus gemidos y la
sensación de estar dentro de ella la impulsaron frenéticamente.

Las manos de Amy se movieron hacia la cabeza de Celeste.


—Celeste. Oh Dios. Yo... Yo… —Sus palabras se estancaron.
Inclinándose, se levantó erguida sobre los dedos de sus pies.
Arqueando su cuerpo, su orgasmo la impacto.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste casi se apartó sorprendida cuando su boca se llenó de


fluido, pero la fuerza del orgasmo de Amy la impulsó.

La cabeza de Amy cayó hacia atrás. Sacudió sus caderas y


presionó con más fuerza, suplicando a Celeste que continuara, hasta 353

que finalmente desacelero.

Apoyando su cabeza en la suavidad de los muslos de Amy, la


imparable marcha de su propio profundo clímax supero a Celeste.

Jadeando, Amy se alejó de Celeste. Intentando recuperar el


aliento, e incapaz de creer la forma en que esta mujer la hacía sentir,
se dirigió a la cama. En un principio, Josh había tratado bastante de
bajar el ella, pero finalmente lo desalentó. Ella tendía a trabajar para
alcanzar el orgasmo, y siempre se sentía incómoda. Nunca, nunca,
nunca había sentido algo así.

Amy miró a Celeste, y frunció el ceño cuando vio que su boca y


mentón chorreaban. Confundida, se sentó. Frunció aún más el ceño
mientras observaba pequeños riachuelos brillar en la garganta de
Celeste, pasando por sus pechos y deslizándose por su estómago.
Súbitamente consciente de lo húmedo que estaba el interior de sus
propios muslos, miró a Celeste preocupada.

—Oh Dios, —Amy pronunció, los ojos cada vez más amplios—.
¿Qué he hecho?

—No es lo que piensas, —Celeste respondió gentilmente,


limpiándose la boca.

Amy palideció visiblemente. —¿Entonces qué?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Luciendo divertida, Celeste explicó suavemente. —Te viniste en


mi boca, Amy.

—¿Huh? —Confundida, Amy se puso de pie, luego se sentó y


luego se levantó de nuevo. 354

—Algunas mujeres, cuando alcanzan el clímax, liberan un poco,


—dijo Celeste mirándose a sí misma—, o un montón de líquido.
—Agregó tranquilizadora—, eso es todo lo que es, Amy.

Con las mejillas teñidas de vergüenza, una sensación de


asombro llenó a Amy de lo verdaderamente extraño que era su
cuerpo para ella. Insegura de cómo sentirse, se sentó y miró hacia el
suelo.

—Amy.

—Sí. —Amy respondió aturdida.

—Supongo que nunca has experimentado esto antes

—¿Qué?

—¿Este tipo de respuesta física cuando has llegado al clímax?

Aún aturdida, Amy miró a Celeste. —¿Estás segura de que es lo


que dices, y que yo no, —cerró los ojos—, tu sabes, —luchó por las
palabras.

—Sí, estoy segura, —respondió Celeste. Tratando de ocultar su


diversión, educó sus características—. ¿Estás segura de que esto
nunca te había sucedido antes?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy abrio un ojo y miró a Celeste. —¿Qué me estás haciendo?

Celeste sonrio, luego gruñó seductoramente hacia Amy a gatas.

Súbitamente consciente del fuerte olor a almizcle del sexo,


355
sintiéndose exhausta e incómoda con lo que acababa de suceder,
Amy sacó rápidamente las sábanas de la cama y se deslizó por
debajo de ellas.

Celeste se puso de pie. Le sonrio. —Está bien, tal vez una ducha
es una mejor idea.

Preocupada de que Celeste pudiera sugerir que se ducharan


juntas, Amy se envolvió con la sábana y sacudió su cabeza diciendo.
—No, honestamente, estoy bien.

Celeste miró a Amy por un instante y luego se dirigió al baño.

Cuando oyó correr la ducha, Amy exhaló aliviada y cerró los


ojos.

Los ojos de Amy se abrieron de golpe unos minutos después


cuando Celeste, todavía desnuda, se acercó a ella con un paño
húmedo y una toalla. De pie sobre ella, le indicó a Amy que sacara la
sábana.

Amy apretó la sábana más estrechamente. Levantó la vista.


—Gracias Celeste. Pero, sinceramente, yo... puedo hacerlo.

Colocando el paño y la toalla sobre la mesita de noche, Celeste


intentó quitar la sábana del agarre de Amy. —Confía en mí, —dijo
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

con un atisbo de humor mientras Amy la sujetaba con fuerza—.


Tengo excelentes maneras con los pacientes.

Amy gimió y pensó. ¿Por qué no me di una ducha? Sin una


posición para discutir después de lo que acaba de suceder, dejó que 356

Celeste tirara de la sábana.

Sentándose a mitad de la cama, Celeste tomó el paño y limpió


tiernamente a Amy.

Hechizada por la intimidad de las acciones de Celeste, Amy la vio


usar el paño.

—¿Lo decías en serio?

—¿Qué? —Amy preguntó lentamente relajándose bajo las


atenciones de Celeste.

—¿Que nunca te has venido así? —Preguntó Celeste, secando


gentilmente a Amy con una toalla.

Amy se tensó. —Yo... umm... —Ruborizándose fuertemente,


luchó por encontrar una respuesta. ¿Cómo podría explicar que,
aunque era una madre casada, con dos hijos y con veintiocho años,
nunca antes había experimentado algo así—? No lo creo, —terminó
rápidamente.

Celeste la miró por un momento. —Creo que lo habrías notado.


¿No es así? —le preguntó. Terminando, se levantó y regresó al baño.

Incapaz de hacer frente a todas las extrañas emociones que la


atravesaban, Amy levantó la sábana y se acurrucó en posición fetal.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste volvió y, sentándose en la cama, acarició el cabello de


Amy, le preguntó en voz baja. —¿Por qué crees que nunca lo has
experimentado antes?

Suspirando, Amy cerró los ojos. —No lo sé, —respondió después 357

de un tiempo.

—¿Te asustó?

Con los ojos muy abiertos, Amy confesó. —No sé lo que me está
pasando.

Los ojos de Celeste se llenaron de calidez. —No tengas miedo,


Amy, dijo suavemente—. Es perfectamente normal.

Amy cerró los ojos y suspiró. —¿Por qué todos los médicos dicen
eso?

—¿Qué?

Amy rodó sobre su estómago. Enterrando la cabeza en su


almohada, murmuró.

Celeste rio. —No tengo ni idea de lo que acabas de decir.

Amy levantó la cabeza y miró por encima del hombro. —Por qué
todos los médicos dicen que vas a estar perfectamente bien.
—Sintiéndose menos nerviosa, Amy bromeó—. ¿Por qué toda persona
en la profesión médica tiene oraciones con la palabra «perfecto» en
ella? —Los imitó—. Oh, señora Cameron no se preocupe, aunque
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

usted tiene dos gremlins37 demasiado grandes dentro de usted, está


bien estar atrasada. Todo es perfectamente normal.

Celeste se rio ligeramente. —¿Entonces la cesárea no fue una


opción? 358

Amy negó con la cabeza. —Y un gran soborno tampoco funcionó.


—Sonrio—. Señora Cameron, podría estar en trabajo de parto por
más de lo que su cuerpo puede soportar, pero todo está
perfectamente bien. Y no, no podemos darle más drogas, sin
importar cuánto ruegue o trate de sobornarnos.

Celeste sonrio. —Los niños no querían salir.

Amy sonrio. —No. Estuvieron allí hasta la hora final, y algo más.
—Bostezando, se frotó el hombro—. Estoy cansada.

Celeste se acercó, —¿Tus hombros están rígidos?

Amy asintió.

—Déjame encargarme de eso.

Yendo al baño, Celeste regresó con una botella de loción. Se


posicionó sobre Amy y luego bajó la sábana. A horcajadas sobre sus
caderas, vertió crema por toda la columna vertebral de Amy.

Sorprendida, Amy exclamó por la repentina frialdad.

—¿Se siente bien? —Preguntó Celeste, deslizando sus manos


sobre la espalda de Amy.

37
Gremlins: Duendecillos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy gimió de placer.

Celeste sonrio mientras masajeaba los hombros de Amy. Trabajó


los nudos en la base de su cuello antes de pasar los pulgares arriba
y abajo de su columna vertebral. 359

—¿Cuándo fue la última vez que te dieron un masaje de


espalda?

Amy murmuró, —hace mucho tiempo para recordarlo.

—Debería ser una prioridad. Tienes una gran postura, pero tu


espalda está llena de nudos de tensión.

Amy gimió cuando la tensión salía de ella. —¿Es eso una orden,
doc?, —Preguntó y luego gimió en voz alta cuando Celeste sacó los
nudos de debajo de su omóplato derecho.

—Sí, —respondió Celeste y frunció el ceño—. Tus músculos


están muy apretados. Necesitas encontrar tiempo para esto.

Amy hizo una mueca cuando Celeste trabajó en un nudo


particular. —En caso de que no te hayas dado cuenta, —dijo—. Soy
una madre trabajadora con dos pequeños monstruos, dos perros
peludos, un esposo, una prima que apenas veo porque está
enamorada. Un jefe con exceso de trabajo y muy nervioso. Y, justo
ahora, por un tiempo, —echó una mirada por encima del hombro—,
una persona muy exigente.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Ssshhh, —respondió Celeste. Movió la cabeza de Amy hacia el


centro y luego deslizó los pulgares por su columna vertebral,
estirándola—. Para disfrutar esto a fondo, necesitamos tranquilidad.

—¿Eres una experta? —Amy murmuró. 360

—Mmmm, —murmuró Celeste—. Nada puede vencer a un


masaje. Cuando puedo, hago tiempo para eso.

Amy asintió y luego se relajó completamente.

Celeste trabajó en la espalda de Amy unos minutos y luego dijo


con tono pensativo mientras colocaba los pulgares en la base de la
columna vertebral. —Estoy segura de que puedo volver a escribir mi
expediente, y encajar Masajista junto con amante.

¡Amante! Los ojos de Amy se abrieron de golpe.

—Te estás poniendo rígida, —dijo Celeste. Se inclinó y besó los


omóplatos de Amy—. Trata de relajarte. Deja tu mente libre.

Como no quería analizar nada, Amy se obligó a relajarse y dejó


su mente a la deriva.

—¿Cómo te sientes? —Celeste preguntó después de unos


minutos.

—Bien, —respondió Amy soñolienta.

—Simplemente bien, —dijo Celeste seductoramente—. ¿Estás


segura?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sintiendo los pechos de Celeste presionando en su espalda. Amy


respondió. —Maravillosa.

Celeste besó a Amy a lo largo de su hombro. —Me gustaría


dormir contigo. 361

Mirando sobre su hombro, el cuerpo de Amy se estremeció ante


la idea. Pero si lo que había sucedido antes era una señal de lo que
estaba por venir, no creía que pudiera hacerle frente. Todo esto era
demasiado nuevo. Ella tartamudeó, —¡Yo... Yo... no quiero hacer...
que nosotras tengamos... más esta noche!

—No. —Besando la mejilla de Amy, Celeste respondió


tranquilizadora—. No, para hacer el amor. Simplemente compartir
una cama, para abrazarte.

Todavía sorprendida por lo que pasara antes y demasiado


cansada para pensar coherentemente, Amy respondió torpemente.
—No creo que sea una buena idea. Dormir juntos es... una...
intimidad que quiero mantener para Josh.

Celeste se puso rígida, luego se movió rápidamente saliendo de


la cama.

Amy se dio la vuelta para mirarla.

Con sus ojos oscureciéndose, Celeste miró a Amy. —Un simple


no lo habría hecho, Amy.

El corazón de Amy se apretó convulsivamente y, susurró, —Lo


siento.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Su disculpa cayó sobre la puerta de la habitación contigua


cerrándose.

Amy se dio la vuelta. Cerrando los ojos, escuchó mientras la


llave giró en la puerta. 362
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 32

363

Amy no podía concentrarse. Toda la mañana la habían inundado


recuerdos de la noche anterior. Donde sea que fuera, era ineludible.
Una hora antes, se vio obligada a dejar la cola en la que esperaba en
una tienda de juguetes cuando la mujer frente a ella con cabello
oscuro hasta los hombros invocó una proyección completa de la
noche anterior.

Al salir de la tienda, Amy continuó siendo afectada cuando la


acción más intrascendente provocaba una repetición. Afuera,
pequeños trozos de Celeste la rodeaban, dado que muchas mujeres
tenían similitudes con su pelo, su altura, su forma, sus piernas, su
sonrisa, sus ojos, su frente y sus senos. Todos indistintos para Amy
por su cuenta pero, esta mañana, formaban un poderoso collage de
potencia sexual.

Tratando de distraerse, Amy encontró consuelo en Rizzoli, una


librería cerca de la Quinta Avenida, famosa por su colección
arquitectónica, y esperó hasta que llegara el momento de
encontrarse con Celeste para almorzar. Solo esperaba que el arreglo
aún estuviera en pie. Temprano esta mañana, había llamado a la
puerta de comunicación, pero no hubo respuesta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Al llegar al restaurante, Amy se sorprendió cuando Celeste le


presentó a Susan, una amiga que también trabajaba para Médicos
Sin Fronteras. Susan, aparentemente estaba uniéndose a ellas para
el almuerzo.
364

Con poco más de metro y medio, Susan era delgada, bonita, con
cabello castaño corto, grandes ojos verdes, y como Amy estaba a
punto de descubrir, una desmesurada personalidad.

Durante el almuerzo, Susan le dijo a Celeste que no iría a otra


asignación. —Siempre he encontrado que me era fácil cuando volvía
a casa después de una misión, pero esta vez es diferente. —Ella
suspiró—, No regresaré. —Se encogió de hombros—. Estoy quemada.

Tocando el brazo de Susan, Celeste dijo, —¿Has hablado con


alguien sobre esto?

—Sí, he pasado por los canales habituales, —respondió Susan


asintiendo—. Pero no está funcionando esta vez. —Tomó la mano de
Celeste y sonrio—. Es el momento para mí de seguir adelante, —dijo
Susan. Volviendo su atención hacia Amy le dijo—. ¿Sabes algo de
Médicos sin Fronteras?

Tragando, el color inundó las mejillas de Amy. Negando con la


cabeza, se limpió la boca con la servilleta. —No mucho.

—Oh, —respondió Susan y luego enderezó los hombros—.


Bueno, tal vez no pueda decirte cuál es el verdadero significado de la
vida, pero en lo que a mí respecta, —dio unos golpecitos en la
mesa—. Son las cosas simples las que dan sentido a la vida. —Miró a
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy—. ¿Cuáles crees que son los objetivos de la mayoría de las


personas?

A ciegas, Amy dejó de masticar su comida. Negó con la cabeza.


—No lo sé. 365

—Es sobre todo el deseo a la felicidad. —Susan se inclinó hacia


adelante—. Ahora, podría no estar en el poder de todos ser feliz, pero
está en el poder de todos ser bueno.

Amy levantó sus cejas hacia Celeste.

Celeste le guiñó un ojo.

—De acuerdo, —Amy respondió lentamente.

—Y es por eso que la gente trabaja para organizaciones como


MSF. Sabes que las personas que trabajan para MSF trabajan en
condiciones extremas, —dijo Susan y luego bebió un sorbo de vino—.
Al principio me pareció realmente difícil adaptarme a algunos de los
lugares más horribles, que llegarías a ver. —Miró a Celeste—. Sabes
de qué estoy hablando.

Celeste asintió.

—Pero en algún lugar a lo largo de la línea tratas con ello. Tratas


con la violencia, la enfermedad, el hambre, la muerte...

Celeste puso los ojos en blanco y escuchó durante media hora


más a Susan contarle a Amy sobre cómo habían sido sus vidas en
los últimos años, pero fue solo cuando Susan mencionó a Daniel, de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

cuatro años, y a su hermanita, de Sierra Leona cuando Celeste


contribuyó a la conversación.

Celeste no le había contado a Susan ni a nadie que la razón por


la que estaba en casa era poner las ruedas en marcha para adoptar a 366

Daniel y su hermana. No le había contado porque el proceso de


adopción era largo y no había garantías, y Susan, a pesar de ser una
buena amiga, no era conocida por su discreción. Celeste había
decidido que era mejor mantener todo en secreto hasta que estuviera
segura.

—Entonces, ¿cuáles son tus planes, Celeste? —Susan preguntó


con curiosidad.

—Acabo de empezar a trabajar en Sarasota en el Hospital


Memorial, y aún no tengo ningún plan definido. —Celeste miró a
Amy—. Todo depende de cómo funcionen ciertas cosas.

Susan se rio. —¡Qué! —Exclamo—. No estás considerando


abandonar a la hermosa Dra. Laura Selby, o sí. Según Ritchie, ella
está añorándote desesperadamente.

Celeste tragó saliva cuando el rostro de Amy se oscureció. Miró a


Susan y dijo en voz baja. —Como dije, aún no he hecho ningún plan
todavía.

Aturdida, el cuerpo de Amy se tensó. Sintiendo que la ira la


recorría, se levantó. —Disculpen, necesito usar el baño.

En el baño, Amy se echó agua en la cara y susurró, —¡Jesús,


esta mujer es una completa extraña! —Se agarró al lavabo—. ¿A
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

quién más esconde lejos? —Miró su reflejo—. No importa, —se dijo a


sí misma—. Lo que tienes con ella es un acuerdo a corto plazo sin
compromiso emocional. Es mejor que alguien más esté en su vida, lo
hace menos complejo para ti.
367

Volviendo a la mesa, Amy escuchó a Susan martirizar a Celeste.


—Eres un caballo oscuro, Celeste, —dijo—. No dejes a Laura
colgando demasiado tiempo. Puede que esté loca por ti, pero no es
tonta.

Celeste miró a Susan. —Hablemos de otra cosa.

Susan se encogió de hombros. —Está bien, pero sabes que


Ritchie moriría voluntariamente por lamer su cereza.

Celeste se rio. —¿No te molestaría un poco si estuviera lamiendo


una cereza que no fuera la tuya?

—Ah, Ritchie, —dijo Susan aplaudiendo—. ¡Mi chico hermoso!

Aturdida, Amy escuchó mientras Susan liberaba la risa aguda


más increíble. Impresionada, se resistió a cubrir sus orejas.

Cortando la risa, Susan dijo en voz baja. —En realidad, tengo


una pequeña confesión. —Susan se inclinó—. Estamos aquí por dos
razones. —Miró de Celeste a Amy—. Primero, Ritchie se está
reuniendo con su gente. Y segundo, estamos aquí para comprar un
anillo de compromiso. —Ella aplaudió—. ¡Nos vamos a casar!

Dios mío, pensó Amy. Esta mujer es como un sello de helio.

—¿Puedes creerlo?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

El rostro de Amy palideció cuando Susan se rio de nuevo.


Consternada, miró a Celeste.

Celeste se encogió de hombros y enseguida felicitó a Susan.


368
El almuerzo y la larga historia de Susan sobre el tiempo previo a
la propuesta de Ritchie parecieron prolongarse durante horas.
Después de triturar su servilleta y todo lo demás que fuera posible,
Amy ya había tenido suficiente. —¿Te importa si conseguimos la
cuanta? —le preguntó a Celeste cansadamente.

Celeste asintió.

Amy llamó la atención de un camarero que pasaba.

Mientras se preparaban para partir, Celeste invitó a Susan a la


exhibición de arte a la que asistían esa tarde.

El corazón de Amy se hundió. Se las arregló para asentir


tranquilizadoramente cuando Susan susurró, —¿Está bien?

Tomaron el metro a Brooklyn. Sentada en el tren, Amy intentó


entusiasmarse con el espectáculo. Una vez allí, se fue por su cuenta
para observar. La galería era espaciosa, pero parecía que,
dondequiera que estuviera, podía escuchar la risa de Susan.

Eventualmente, Amy aceptó que lo único en lo que podía


concentrarse era Celeste, y su temperatura subió cuando miró a
Celeste. Llevaba un traje azul claro cortado a la moda. La chaqueta
tenía las solapas satinadas y bolsillos con solapa. Lo llevaba
abotonado con un poco de escote; encajaba perfectamente. Sus
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

pantalones eran largos, y delgados, y sus zapatos de tacón bajo. Amy


la imaginó esta mañana dando su conferencia ante un público
embelesado.

Amy se chupó el labio inferior. Le encantaba la forma en que el 369

cabello de Celeste quedaba atrapado en la parte de atrás, fijo con dos


pequeños palillos enrejados que se entrelazaban. El estilo le daba
elegancia a su apariencia y le llegaba hasta el cuello. Con su largo
flequillo oscuro cayendo seductoramente sobre su rostro, era
plenamente consciente de que Celeste era un completo nocaut.

Susan sonrio cuando pasó junto a Amy, dirigiéndose al baño.

El estómago de Amy se hizo un nudo cuando Celeste se acercó a


ella.

Celeste se detuvo frente a Amy y le acarició el brazo. Sus dedos


se aventuraron hacia arriba y peligrosamente cerca del pecho de
Amy. Le susurró su boca acercándose a Amy, —¿Estás disfrutando
de la exposición?

—Sí, —graznó Amy. Sin darse cuenta, se humedeció los labios


en anticipación.

—Hay un problema con el baño, —dijo Susan regresando.

Amy deglutió en alivio. Sus rodillas se debilitaron cuando se dio


cuenta de que habría besado abiertamente a Celeste si ella hubiera
querido.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy negó con la cabeza ligeramente, y se preguntó en qué tipo


de persona se estaba convirtiendo.

370
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 33

371

Esa noche, acostada sola en la cama, exhausta, Amy se


preguntó por qué el día había ido tan mal. Se giró en su cama,
empujó y jaló la almohada para amoldarla, luego se cubrio con las
sábanas, repasó los eventos del día.

De pie afuera de la galería, llena de una sensación de excitación


cuando Susan dijo que tenía que ponerse en marcha, su libido se
aceleró, Amy miró a Celeste y pensó que si se daban prisa, tal vez
tendrían tiempo de regresar al hotel, y hacer el amor antes de asistir
al show esa noche. Al parecer Celeste tenía otras ideas. No solo
alentó a Susan a pasar la tarde con ellas. Allí mismo, afuera de la
galería, le preguntó si ella y Ritchie querían unirse a ellas, y ver el
espectáculo.

Después de dejar caer la invitación bomba, Celeste miró a Amy y


sonrio dulcemente.

Con incredulidad, Amy miró a Celeste, y se las arregló para


sofocar un repentino impulso de pisarle el pie en frustración.

—¿Te parece bien, Amy?, —Preguntó Susan.

Amy sonrio amablemente. —Por supuesto Susan, —respondió


escondiendo su creciente ira—. Ambos deberían unirse a nosotras.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sonriendo, Susan sacó a toda prisa su teléfono celular de su


bolso y abrazó a Celeste, enseguida a Amy, les dijo que no tenían
planes para la noche, y que estaba segura de que Ritchie estaría
encantado.
372

Cuando Susan la abrazó, Amy no sabía si reír o llorar. Todo lo


que sabía era que su necesidad de Celeste estaba a toda marcha y
que no podía hacer nada al respecto.

Frotándose la frente, Amy escuchó a Susan parlotear sobre


cuánto le agradaría a Ritchie ponerse al día con Celeste y cuánto le
gustaba el teatro, y que llamaría al teatro primero para verificar la
disponibilidad de boletos.

Finalmente, para alivio de Amy, Susan presionó los dígitos en su


teléfono, se volvió y siguió caminando.

Al observarla, Amy se dio cuenta de que Susan no había dejado


de hablar en horas. Ella debe estar en la cocaína para estar de esta
manera tan hiperactiva, pensó. Arrastrando sus ojos desde Susan,
miró a Celeste.

Celeste levantó sus cejas oscuras y preguntó inocentemente,


—¿Qué?

Amy se cruzó de brazos. Miró a Celeste y sintió que su


temperamento se elevaba peligrosamente cerca de la superficie. No
podía creer que iba a tener que pasar un minuto más con Susan, no
se diga una noche entera, y solo dios sabe cómo sería Ritchie.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy vio a la diversión registrarse en los ojos de Celeste. Mirando


sus zapatos y decidiendo jugar bien, se encogió de hombros
despreocupadamente. —Nada.

—Bien, —respondió Celeste y luego se estiró. 373

Una bola de fuego golpeó entre los muslos de Amy cuando vio la
chaqueta de Celeste elevarse y mostrar su estómago. Luchó contra
un deseo imperioso de arrodillarse y pasar la lengua por sobre él.

Celeste rio.

Amy se sonrojó al saber que Celeste había captado sus


pensamientos.

Celeste miró a Amy. —Me alegro, —dijo, cruzando los brazos—.


Que no te importe que mis amigos pasen la tarde con nosotras.
Porque solo por un segundo. Solo un pequeñito, segundo, ¿pensé
que esta noche podrías haber querido que fuéramos solo nosotras
dos? —Extendió la mano y acarició el rostro de Amy—. Pero
luego pensé que seguramente no. No, eso sería demasiado íntimo
para Amy, ¿no? Después de todo, la intimidad no es parte del trato,
—ronroneó Celeste—. ¿O sí?

Amy no respondió. En cambio, observó a Susan gesticular


locamente por su atención.

Celeste sonrio cuando Susan le dio unos pulgares arriba.

Temiendo las próximas horas, Amy cerró los ojos.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Dándole la espalda a Susan y posicionándose frente a Amy,


Celeste dijo en voz baja, —¡Ensilla tu escoba, Amy. Esta noche, te
espera un magnifico paseo!

Amy contempló a Celeste. Este fue un acto deliberado de 374

sabotaje. Podrían haber tenido una gran velada juntas, pero Celeste
la estaba castigando por sus comentarios de anoche. Ella sonrio y
pensó, sé exactamente cómo jugar tu pequeño juego.

Comprobando por encima del hombro de Celeste, Amy pudo ver


que Susan todavía estaba en su teléfono celular. Demasiado molesta
como para preocuparse por la multitud que pasaba, levantó la mano,
acarició la mejilla de Celeste y luego se deslizó hacia abajo por su
garganta, sensualmente sobre la solapa de su chaqueta. Levantó su
mano hacia arriba, luego hacia la garganta de Celeste hasta que
alcanzó la suave curva de sus pechos y, por primera vez ese día,
sintiéndose tranquila, sonrio con coquetería.

Satisfecha, Amy vio las pupilas de Celeste dilatarse, y el color de


su piel se hizo más profundo. —Oh, no creo que sea tan malo,
—respondió con voz ronca mientras pasaba un dedo por el labio
inferior de Celeste.

Los ojos de Celeste se agrandaron.

Amy casi se rio cuando un gemido escapó de la boca de Celeste.


Escuchando un silbido bajo de un transeúnte, pero sin importarle,
Amy se acercó a Celeste, levantando la cabeza, le susurró al oído,
—Me la debes, —dijo y mordió el lóbulo de la oreja de Celeste.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste dio un grito.

Amy ladeo su cabeza y bateó sus pestañas inocentemente.

Sosteniendo su oreja, las facciones de Celeste se oscurecieron.


375
Jalo a Amy hacia ella.

Amy se dio cuenta por la expresión de Celeste, que estaba a


punto de decir algo muy colorido.

Afortunadamente, Susan se precipitó hacia ellas.

Apartándose de Celeste, Amy sonrio maliciosamente. —Creo que


deberás mantener esos pensamientos.

Esa noche, increíblemente, para Amy, las cosas empeoraron. No


había ninguna duda de que Susan y Ritchie eran un acto doble.
Ritchie, si fuera posible, hablaba incluso más que su novia. Después
de las presentaciones, la pareja pasó la mayor parte de su tiempo
peleándose por tiempo al aire.

Amy no dijo más que unas pocas palabras, durante toda la


noche.

En el show, Ritchie se colocó junto a Amy, y para su frustración


reveló pequeños detalles de la historia durante la presentación.
Después del espectáculo, no podía creerlo cuando Celeste invitó a la
pareja al hotel para tomar una copa. Era más de medianoche cuando
se fueron.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Solas, subieron al ascensor en silencio. Cuando se detuvo en su


piso, Celeste salió primero y caminó rápidamente hacia adelante.
Amy le siguió unos pasos atrás.

Sintiéndose conmocionada, Amy apoyó su cabeza contra la 376

puerta de su habitación. Súbitamente consciente de que Celeste


estaba hablando, levantó la cabeza cansada y sonrio. Disculpándose,
le pidió a Celeste que repitiera lo que acababa de decir.

—Me duele la cabeza. Creo que es mejor que descansemos un


poco, —repitió Celeste, deslizando la llave en la puerta, agregó—. Ha
sido un fin de semana muy ocupado y tengo que hacer algunos
recados antes de marcharnos mañana por la tarde.

Sorprendida, Amy vio a Celeste abrir su puerta rápidamente,


luego entrar sin mirar atrás.

Amy se quitó las sabanas y trató de dejar de pensar en lo que


sucedió esta noche. Se obligó a despejar su mente y centrarse en
conseguir un poco de sueño. Después de unos minutos, como un
niño malcriado, pateó sus piernas. Independientemente de lo
enojada que estaba con el juego de Celeste, ahora, si entrara en la
habitación... en su cama... ella le perdonaría cualquier cosa.

Mirando a la puerta de comunicación, Amy deseó que Celeste


cruzara. Varias veces, se levantó de la cama y se dirigió a la puerta
de comunicación, sólo para regresar después de haber perdido el
valor.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Incapaz de dormir, Celeste se tiró en su cama. Inquieta, pensó


sobre los eventos del día. Reunirse con Susan fue inesperado y le
trajo un recordatorio de la vida que tenía antes de que Amy la
consumiera. Esta noche, había necesitado cierta distancia de Amy.
377
Si era sincera, estaba todavía herida por su comentario de la noche
anterior.

Poco dispuesta a explorar por qué se sentía tan incómoda,


Celeste cerró los ojos. Gimió cuando Laura cruzo por su mente.
Odiaba esta parte. Cada vez que se involucraba, lo que era raro, la
relación parecía moverse más rápido de lo que alguna vez lo hubiera
deseado. No había vuelto a pensar en Laura desde que regresara a
casa, pero esta mañana, cuando revisó su correo electrónico, había
uno de la joven que detallaba que viajaría desde Sudán para asistir a
una conferencia en Boston el mes próximo, y quería que pasaran
tiempo juntas.

Celeste se sintió avergonzada. Sabía que Laura no entendía su


enfriamiento. A pesar que no había dicho mucho, podía decir por su
correo electrónico que estaba sufriendo.

Desde el final de su matrimonio, Celeste intencionalmente


nunca había estado seriamente involucrada. Había esperado que el
tiempo de separación enfriara las cosas entre ellas, pero ahora se dio
cuenta de que Laura era mucho más profunda de lo que había
pensado. Necesitaba dejar claro que todo había terminado y pronto.

Tratando de asentarse, Celeste golpeó sus almohadas para


amoldarlas. Echando la cabeza sobre ellas, se obligó a cerrar los
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

ojos. Inmediatamente, una imagen de Amy tumbada al lado desnuda


brilló. No importaba cómo intentara cambiarla, la imagen siempre
era de Amy desnuda y tentadora.

Determinada a no ir a ninguna parte esta noche, Celeste apretó 378

la mandíbula y se cubrio con las sabanas. Después de lo que


parecieron horas, se volvió y miró el reloj, que apenas se había
movido. Su determinación se desmoronó.

Incapaz de quedarse en su cama, en su habitación, por más


tiempo, Celeste aparto las sabanas y se dirigió hacia la puerta de
comunicación. Había algo de luz natural que se filtraba cuando la
abrio. Con su mirada ajustándose, tragó saliva cuando vio a Amy
tumbada de espaldas con las sabanas fuera, desnuda y dormida.

Gimiendo interiormente, Celeste se dijo a sí misma que si tenía


fuerza de voluntad se daría la vuelta y se iría. Incapaz de hacerlo, se
justificó, mientras se deslizaba a través de la puerta, que necesitaba
dormir un poco, simplemente se acostaría al lado de Amy.

Deslizándose en el lado vacío de la cama, Celeste se quedó


quieta. Pensó en darle la espalda, pero por alguna razón no pudo. En
cambio, cerró los ojos y dejó que la respiración de Amy la
adormeciera.

En cuestión de minutos, los ojos de Celeste se abrieron de golpe


cuando, todavía dormida, la mano de Amy se posó en la cara interna
de su muslo. Gimiendo ante el calor penetrante como una navaja de
afeitar, que el toque ligero género, Celeste sintió que la lucha la
abandonaba. Incorporándose, se quitó la camiseta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Lentamente, Amy abrio los ojos y susurró, ¿Celeste?

Celeste sonrio. Adoraba la calidad sensual en la voz de Amy. La


seductora ronquera y el acento escoces. Besó ligeramente los labios
de Amy. —No eres fácil de despertar, —dijo y luego sonrio. 379

Aún adormilada, Amy susurró, —Mmmm. Mi estómago dio


volteretas en ese momento cuando me besaste. —Mirando a Celeste,
dijo sorprendida—. Nunca antes me había sucedido eso. —Amy
mantuvo contacto visual con Celeste durante un largo momento—.
Te extrañe.

Recuperando el aliento, el estómago de Celeste se apretó.

Amy lanzó un gemido de placer cuando el cuerpo desnudo de


Celeste se movió sobre el suyo, y luego la insto a abrir sus piernas.
Las abrio ansiosamente y extendió sus muslos, envolviendo sus
piernas alrededor de Celeste, dándole acceso completo.

Sentir a Amy fue exquisito. Celeste quería saborear esto; estar


aquí, atrapada, mirando a esta hermosa mujer dándose a sí misma
libremente. Mirando profundamente en los ojos de Amy, sintió una
profunda conexión.

—¿Por qué no me hablaste de Laura?, —Preguntó Amy.

Celeste suspiró. —No te lo dije porque no es nada.

—¿Tienes sentimientos por ella?

Celeste susurró. —Algunos. —Ella frunció el ceño—. Pero no los


suficientes.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Has tenido muchos amantes? —Amy preguntó—. ¿Amantes


mujeres quiero decir?

—Unas pocas.
380
—¿Felice?

Celeste asintió.

—¿Dónde encaja ella?

—Mi primera.

—Oh, —dijo Amy—. Eso explica mucho.

—¿Qué?

—Tu vulnerabilidad esa noche.

—¿La noche en tu apartamento?

—Ajá.

—No quise que sucediera.

Amy asintió. —Lo sé. Yo tampoco.

Celeste se trasladó al lado de Amy.

—¿Es realmente por eso que te mantuviste alejada por tanto


tiempo? —Amy preguntó mirándola.

—Debería haber venido a casa antes.

—¿Pero no lo hiciste porque pensaste que esto podría pasar?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste asintió. —Pero esperaba que no fuera así.

—¿Que estamos haciendo? —Amy preguntó—. Estás en una


relación. Estoy casada y estamos haciendo esto. —Sacudió su
cabeza—. ¿Qué nos hace eso? 381

—Confundirnos, —ofreció Celeste. Sonriendo levemente, besó la


punta de la nariz de Amy.

Amy rio. —De acuerdo, de acuerdo, —dijo mirando a Celeste—.


Confundida es definitivamente donde estoy.

Celeste miró fijamente Amy. —Pero ahora sé que cuando se trata


de ti, no estoy confundida.

Amy frunció el ceño. —Pero cuando se trata de ti, lo estoy.

Celeste presionó un dedo contra los labios de Amy cuando otra


pregunta se formaba.

Amy alzó las cejas y miró a Celeste inquisitivamente.

Queriendo cambiar el tema, Celeste dijo, —Creo que a Susan y


Ritchie realmente les gustas.

Lentamente, Amy retiró el dedo de Celeste de sus labios. —No


bromees. ¿Por qué querías pasar tanto tiempo con ellos? —preguntó
frunciendo el ceño.

Celeste sonrio, y pensó en la expresión de Amy cuando le había


pedido a Susan que pasara la tarde y luego la noche con ellas.
Decidió confesar. —No tenía la intención de que sucediera, pero en el
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

campo, Susan es un gran antídoto contra las difíciles situaciones


cotidianas a las que nos enfrentamos. En realidad tengo un punto
débil por ella.

—Pero se ríe como una hiena por el amor de Dios. —Amy dijo, su 382

rostro mostraba fastidio y diversión al mismo tiempo.

—Lo sé, —respondió Celeste y sonrio—. Pero las cualidades que


podrías encontrar... poco atractivas son las mismas cualidades que a
menudo atraen a muchos de nuestro equipo durante todo el día.
—Ella acarició la mejilla de Amy—. Susan es más grande que la vida,
y la amo por eso.

Amy chasqueó la lengua. —Supongo que sí. —Frunció el ceño—.


Pero no explica por qué tuvimos que pasar toda la noche con ellos.

Celeste sonrio ante el labio petulante de Amy. Se sentía un poco


culpable de lo que Amy había forcejeado por la noche. Ella había
forjado una amistad con la pareja por separado, pero conocerlos por
primera vez como un dúo volvería loco a cualquiera.

—¿Es suficiente aceptar que la probabilidad de que vuelva a


suceder es muy poco probable?

Amy miró a Celeste. Una extraña expresión casi melancólica


cruzó su rostro. Ella asintió.

—¿Disfrutaste la exhibición hoy?, —Preguntó Celeste.

Amy se encogió de hombros. —Realmente no podía


concentrarme.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste asintió. Sabía que en la galería Amy no podía


concentrarse. Las pocas veces que la obra de arte absorbió a Amy,
Celeste la miraba, adorando lo que veía. Recordó el atuendo de Amy:
un ligero jersey de cachemira con cuello en v que mostraba
383
maravillosamente la ondulación de sus pechos. Con sus vaqueros
lavados y su cabello suelto, Amy portaba esa apariencia de
informalidad sofisticada que solo los artesanos, y la elegancia de la
ciudad se llevaban bien.

Celeste susurró, —En la galería, te veías hermosa.

Sorpresa enseguida placer llenó la cara de Amy mientras miraba


a Celeste.

—En más de una ocasión, tuve que contenerme de ir hacia ti y


envolverte con mis brazos. Especialmente me encantó cuando un
trabajo te intrigaba, —dijo Celeste frotando sus labios sobre los de
Amy—. Metías el cabello detrás de las orejas, doblas los brazos e
inclinas la cabeza, justo así, —Celeste ladeo su propia cabeza para
mostrarle a Amy—. Entonces atraparías tu labio inferior y
absorberías completamente el lienzo.

Amy miró a Celeste. Con los párpados pesados, susurró,


—Bésame.

Ignorando su petición, Celeste devolvió todo su peso corporal


sobre Amy. Tomando sus manos, las llevó al borde de la cama.
Fijando a Amy, y manteniendo el contacto visual, empujó sus
caderas hacia ella.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy jadeó y luego trató de capturar la boca de Celeste. Pero


cada vez, Celeste se apartaba burlonamente.

Finalmente, Amy soltó un gemido de frustración. —Deja de


molestar Celeste. ¡Necesito que me beses realmente, realmente con 384

desesperación!

Cuando Celeste no respondió, Amy luchó por liberarse, pero


Celeste la fijo con facilidad. Disfrutando de su lucha, continuó
alejándose cada vez que Amy intentaba besarla.

Amy suplicó, —Bésame Celeste... por favor.

—Aún no.

Las cejas de Celeste se elevaron cuando sintió que la humedad


de Amy comenzó a cubrir la parte baja de su abdomen... susurró
seductoramente, —Eres un pequeño tigre hambriento, ¿no?

Amy gruñó y luego susurró, —Hambre no es la palabra que


tengo en mente. Intenta anhelo. —Entornó los ojos—. Te ansió.
Necesito una solución. Te necesito Celeste. —Gimiendo, la cabeza de
Amy cayó hacia atrás. Sus pestañas se cerraron. Terminó casi
involuntariamente—, Dios, cómo te necesito.

Por segunda vez, el estómago de Celeste se apretó.

Frustrada, Amy levantó la cabeza. —Por favor, —suplicó—.


Necesito probarte. —Sus caderas se levantaron—. Te he necesitado
así todo el día.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Queriendo atesorar sentir a Amy temblando debajo de ella,


Celeste lentamente puso sus labios en los de Amy y la besó
ligeramente.

Impaciente, Amy empujó su lengua en la boca de Celeste. 385

Gimiendo, Celeste sucumbió y la besó profundamente. Después de


unos largos momentos, se detuvo y vio cómo la punta de la lengua de
Amy se lamía los labios. Arqueando una ceja, se inclinó hacia
delante y la capturó.

Amy abrio los ojos en sorpresa.

Sosteniendo la lengua de Amy entre sus dientes, Celeste se la


metió en la boca.

Gimiendo, Amy cerró los ojos.

Celeste sonrio, su mitad a la deriva ahora cubierta con el jugo de


Amy. Disfrutando de la astucia, sedujo la boca de Amy, metiendo su
lengua lo más posible en su propia boca.

Gimiendo, las caderas de Amy se ondularon ansiosamente.

Relentizando, Celeste aparto su boca.

Levantando la cabeza, Amy gimió en la garganta de Celeste. —No


te detengas.

—Ssshhh.

La cabeza de Amy cayó hacia atrás, cerrando los ojos un suspiro


escapó.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste observó a Amy, adorando su melena amarilla, su


coloración intensa y sus suaves y húmedos labios rosados. Esperó a
que la respiración de Amy se tranquilizara, que su cuerpo se
inmovilizara antes de atrapar sus labios de nuevo.
386

Suavemente, Celeste comenzó a empujar sus caderas mientras


exploraba la boca de Amy por completo.

Amy apartó su boca. —Muerde... me, —dijo jadeando entre


palabras.

Sin poder resistirse, Celeste puso una mano entre los muslos de
Amy y tocó su clítoris. Besó su cuello, y en la base, mordió duro.

Amy se sacudió debajo, con los talones clavándose en la cama.


Gritando, se estremeció larga y duramente cuando llegó al clímax.

Celeste no pudo evitar quedarse sorprendida de la rapidez con


que Amy alcanzó el orgasmo, y cuán intenso tendía a ser. Respirando
con dificultad, ralentizó sus movimientos cuando Amy se calmó. La
fuerza del orgasmo de Amy la llenó de una sensación de euforia. Le
encantaba la sensación de estar allí, en la cama con la mujer que
adoraba. Sentía como si este fuera su legítimo lugar.

Celeste no quería que terminara tan pronto, pero no podía


aguantar más. Con urgencia, colocó la mano de Amy entre sus
muslos, y cerrando los ojos se movió contra ella.

Sintiendo las primeras punzadas de su orgasmo, Celeste abrio


los ojos para mirar a Amy. Una fuerte imagen de Josh haciendo el
amor con Amy la atravesó. Una onda de choque la golpeó cuando se
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

dio cuenta de que así de increíble se debe sentir Josh cuando le hizo
el amor a Amy. Su mente forcejeó. Una nueva emoción la recorrio,
una de crudo resentimiento desnudo.

El estómago de Celeste se revolvió cuando los celos atravesaron 387

su cuerpo, justo cuando su orgasmo se abría paso. No tuvo más


remedio que ir con él. Luego, respirando pesadamente, colapsó sobre
Amy.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 34

388

Amy luchaba para liberar su mano atrapada. Envolviendo sus


brazos alrededor de Celeste, sonrio, sorprendida de lo mucho que
amaba la sensación de Celeste encima de ella, y amaba la capa de
sudor duramente ganado entre ellas. —Dios, eso fue increíble, —dijo
acariciando el cuello de la morena.

Escuchando a Celeste tomar una bocanada de aire, la ingle de


Amy se apretó mientras repetía la construcción de Celeste hasta el
orgasmo. —Eso fue increíble, —dijo acariciando el cabello de Celeste,
incapaz de creer lo rápido que se estaba construyendo su propio
deseo. Después de un momento, frunció el ceño. Sintiendo que algo
estaba mal, le preguntó—. ¿Estás bien?

Levantando la cabeza, Celeste frunció el ceño. —Yo...

Para sorpresa completa de Amy, Celeste comenzó a llorar.


Sorprendida, Amy puso sus brazos alrededor de ella reconfortante y
la abrazó con fuerza.

Acaricio el cabello sedoso y oscuro de Celeste hasta que se


calmó, Amy levantó su rostro y la besó suavemente. —Duerme
conmigo, —dijo con ternura—. Quiero abrazarte esta noche.

Asintiendo, Celeste se deslizó fuera de Amy y se recostó sobre su


espalda.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Volviéndose de su lado, Amy se preguntó por qué estaba tan


molesta. Llegando para acariciar la mejilla de Celeste, fascinada, la
vio tomar el control de sus emociones.

Con el tiempo, Amy susurró, —¿Cuándo fue la última vez que 389

lloraste?

Secándose las lágrimas, Celeste se rio y, con un tono


ligeramente cohibido, respondió. —Cuando comencé con Médicos sin
Fronteras, lloraba todo el tiempo. —Sonrio débilmente—. Solía llorar
de frustración, de enojo, de empatía ante las situaciones en las que a
menudo se encontraba la gente sin control, pero la última vez, —dijo
mirando a Amy—, estaba contigo.

Amy besó a Celeste con ternura. —¿Por qué te uniste a MSF?

Celeste miró a Amy por un momento. —Me uní a MSF por una
simple razón, quería ayudar. —Giró la cabeza y se quedó en silencio.

Amy susurró, —Dime.

Celeste sonrio. —Mi familia y amigos han inventado una


infinidad de razones. Pero la simple verdad es que me uní a MSF
porque cuando tenía ocho años vi un documental de televisión sobre
ayuda internacional. —Miró a Amy—. Fue como si una luz se
encendiera en mi cabeza y pensé que eso era todo, eso es lo que
quiero hacer.

Amy sonrio cuando Celeste se rio. —Ese año, —compartió—.


Acribillé a mis padres por un uniforme de doctora, un juego de
hospital y cualquier cosa médica, pero dentro de unos pocos años
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

una nueva moda surgió, rápidamente colgué el estetoscopio, por así


decirlo.

Celeste se giró de cara a Amy. Coloco una mano en su rostro.


390
Amy sonrio, disfrutando de Celeste confiando en ella.

—Pero, —reveló Celeste—, la semilla estaba cosida. No fue hasta


que abandoné la escuela de medicina, con la intención de trabajar
aquí. —Dejó de hablar y se centró en los labios de Amy. Ahuecando
su rostro, frotó seductoramente el pulgar sobre el labio inferior de
Amy.

No queriendo ser despistada, y sabiendo que Celeste no hablaba


mucho de sí misma, Amy agarró la mano de la morena y dijo
impacientemente, —Y

—Y, —respondió Celeste en broma, la diversión parpadeó en sus


ojos—. Cuando me gradué, un amigo me dio un libro sobre el
fundador de Médicos sin Fronteras y cuando leí este increíble libro,
me recordó que por eso fui a la escuela de medicina en primer lugar.

Amy le sonrio. —¿Tan sencillo como eso? —susurró—. ¿No una


gran historia complicada?

Mirando a Amy, Celeste susurró, —Sí. —La besó—. Tan sencillo


como eso.

Amy alisó el cabello de Celeste de su cara. —Lloro por la caída


de un sombrero, —compartió—. Aún más desde que tuve a los niños.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste puso una mano donde había mordido a Amy antes y


acariciando la tenue marca preguntó, —¿Siempre has necesitado eso
para llevarte al orgasmo?

Sorprendida por la pregunta, Amy contuvo el aliento. Al darse 391

cuenta de que Celeste era vulnerable, tomó la decisión de


responderle. —No, —respondió—. Nunca lo necesité... antes...
antes... de ti.

Celeste vaciló y luego preguntó, —¿Por qué te gusta ahora?

Amy la miró. —Me gustan un montón de cosas que no sabía que


me gustaban.

Celeste repitió, —¿Por qué?

Amy lo pensó un poco. —Creo que me gusta porque la primera


noche agregó algo. —Miró a Celeste—. No estoy en el dolor ni nada
de eso, ya sabes.

Celeste se rio. —Lo sé. Eso no es lo que estoy preguntando.


—Pasó sus dedos a lo largo del cuello y el hombro de Amy, y
preguntó con curiosidad—, Agrego algo, ¿qué?

El pulso de Amy se aceleró, su estómago se tensó, gimió.


—Agregó algo a mi orgasmo.

—¿Le pides a Josh que lo haga?

Amy arqueó las cejas en sorpresa.

—¿Lo hace? —Celeste preguntó mirándola intensamente.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy dudó. —No.

—¿Por qué?

Amy la miró.
392
Celeste repitió, —¿Por qué?

Insegura de a dónde iba esta línea de preguntas, Amy respondió


lentamente, —Porque no quiero que lo haga.

Amy observó el parpadeo de alivio en las facciones de Celeste.

—¿Por qué crees que es?

Amy se encogió de hombros y vaciló. ¿Deberíamos estar


discutiendo esto? pensó. ¿No habíamos acordado que esta era una
zona prohibida? no habían acordado que no hablarían de Josh, no
importando cómo hacían el amor. Amy frunció el ceño insegura de si
Celeste estaba buscando la afirmación de que su forma de hacer el
amor era diferente o mejor que la de Josh.

Celeste preguntó de nuevo.

Lamiéndose los labios, Amy pensó que sería un acto de traición


admitir que ahora su necesidad sexual por Celeste era mucho más
fuerte que por Josh. Se encogió ante la idea de discutir cómo ella y
Josh hicieron el amor. La realidad de quién era Celeste en relación
con Josh siempre acechaba en su mente. Ya es bastante malo lo que
estás haciendo, murmuró su voz interior. No comiences a comparar
notas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy cerró los ojos, quería ser honesta con Celeste, pero no
pudo. Decidió no responder.

Celeste tomó el pecho de Amy a la ligera, y empezó a besar su


garganta. 393

Amy abrio los ojos y gimió. Estaba siendo conducida hacia la


distracción por esta mujer. Se sentía caliente, muy caliente. Para su
sorpresa, realmente tuvo que luchar contra el impulso de colocar la
mano de Celeste entre sus muslos.

Celeste volvió a preguntar, —¿Por qué?

Poco dispuesta a dar una respuesta detallada, Amy murmuró,


—Josh y yo... es... Bueno... es simplemente diferente.

Celeste empujó. —¿Por qué es diferente?

Intentando disuadirla, Amy susurró, —Celeste, no puedo hablar


contigo sobre eso. —Su mandíbula se apretó—. Necesito que me
toques.

Celeste se apartó.

No siendo capaz de soportar la idea de Celeste alejándose, Amy


agarró su mano y la volvió a colocar sobre su pecho. Se apaciguó,
—Celeste, acordamos no discutir esto.

—No puedo tocarte, —Celeste respondió retirando su mano. Sus


ojos vulnerables, agregó—, Hasta que lo sepa.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Cerrando los ojos, Amy luchó con su voz interna, que le advirtió
que no dijera nada. Preocupada de que Celeste se marchara y de su
necesidad de mantenerla siendo demasiado fuerte, tartamudeó,
—Celeste... yo... Josh y yo... nunca me he sentido.... —Suspiró e
394
ignorando las campanas de advertencia en su cabeza, dijo—. Nunca
he sido así.... —No sabía qué decir. Con la mente en blanco, dejó que
las palabras se formaran—. Nunca he sido tan sexual con él, con
nadie. —Sus cejas se elevaron—. Parece que no tengo control sobre
mi cuerpo cuando se trata de ti.

La voz interna de Amy se ahogó con desilusión.

Una mirada de satisfacción brilló a través de los ojos de Celeste.


Extendiendo la mano, acarició la cara de Amy. —Dime lo que se
siente.

Amy susurró, —¿Por qué no te lo muestro?

Celeste besó a Amy profundamente y luego respondió


obstinadamente, —Dime.

—Och. —Irritada, Amy se tiró de espaldas.

Celeste se alzó sobre su codo, y apoyando su cabeza en su


mano, acercó su muslo a Amy. Deliberadamente, hizo un gesto de
presionar sus pechos en ella, mientras acariciaba arriba y abajo el
estómago tembloroso de Amy.

Con los ojos ardientes, Celeste esperó una respuesta.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Molesta, Amy resopló. —Estás disfrutando esto, —dijo pateando


sus pies.

Amy sabía que Celeste estaba usando su destreza sobre ella. Su


voz interna subió de volumen y le dijo que retrocediera, que 395

detuviera la conversación, adherirse a la disposición, evitar los


detalles emocionales, de lo contrario el cierre sería difícil. Abrio la
boca para decirle a Celeste, que había tenido suficiente y quería
dormir, pero en cambio susurró, —¿Te lo diré si me tocas?

La voz interna de Amy suspiró.

Celeste pasó sus dedos suavemente por las caderas de Amy, por
su pierna y hasta el interior de sus muslos.

Instantáneamente, Amy abrio sus piernas para permitirle el


acceso.

Celeste acarició el clítoris de Amy ligeramente, embromándola.

Amy gimió.

La mano de Celeste se calmó. Con la cabeza apoyada en la


palma de la mano, inclinó su rostro cerca de Amy. —Dime,
—susurró.

Amy entrelazó sus dedos en el cabello de Celeste y lo jaló con


fastidio. —¡Por el amor de Dios, detén esto!

Era obvio que Amy estaba a punto de perder los estribos, pero
Celeste insistió. —Dime.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy continuó envolviendo el cabello de Celeste entre sus dedos,


con fuerza.

La mano de Celeste se movió y descansó suavemente sobre el


estómago de Amy. 396

Amy quería gritar de frustración, pero en cambio dijo, —La


primera vez contigo, —Celeste movió la mano más abajo. Amy
suspiró pesadamente cuando la tocó—. Debería haber dolido, pero
no fue así. —Soltó el cabello de Celeste y alcanzó su pecho,
acariciando su pezón, murmuró—, Parecía tan...

Celeste gimió. Se quedó sin aliento cuando Amy pellizcó su


pezón. —No, Amy, —dijo apartando su mano—. Sin distracciones.
Responde a la pregunta.

Haciendo caso omiso de ella, Amy continuó ahuecando y


acariciando su pecho.

Celeste deslizó sus dedos dentro de Amy.

La mano de Amy se detuvo abruptamente. Levantó su pierna


cuando una sacudida la atravesó. Moviendo su mano para agarrar la
sábana, cerró los ojos y bombeó sus caderas.

Celeste se deslizó fuera de Amy y comenzó a acariciar su clítoris


lentamente, ligeramente.

Los ojos de Amy se abrieron lentamente. Centrándose en


Celeste.

Celeste ronroneó. —¿Estabas diciendo?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy murmuró, —Uhmmm... Parecía aumentar mi orgasmo.


—Soltando la sábana, Amy tiró de Celeste hasta que sus labios se
tocaron y susurró—, Y hacerlo más... —Dejó de hablar bruscamente
cuando su ingle se apretó.
397

La mano de Celeste se aquieto.

Amy gimió. —Poderoso, —terminó y suspiró—. Nunca hay una


marca... Uggghhh. —Forzándose a sí misma a hablar, suplicó—, Por
favor, Celeste. Ve dentro de mí de nuevo. —La besó ávidamente.

Celeste apartó su boca. —No hasta que me digas, —respondió


sus dedos bailaron suavemente alrededor del clítoris de Amy.

—Uhmmm, —dijo Amy rápidamente—. Muy excitada. —Susurró


contra la boca de Celeste—. Mis orgasmos son poderosos contigo.
Aagghh. —Las burlas de Celeste eran insoportables. Ella rogó—,
Dentro de mí, por favor, por favor, Celeste

—Dime más.

Amy no quería hablar más.

La mano de Celeste se aquieto.

Frustrada, Amy cubrio la mano de Celeste con la suya.


Desesperada por mantener el impulso, presionó ambas manos en su
clítoris. Miró a Celeste y su voz mortalmente seria dijo. —Por favor,
Celeste... esto es una tortura.

Celeste apartó la mano de Amy y luego frotó ligeramente su


pulgar sobre su clítoris, manteniéndola en el borde.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Las caderas de Amy se elevaron con cada toque ligero.

Celeste preguntó, —¿Por qué crees que existe una fuerte


atracción sexual entre nosotras?
398
Amy no respondió.

Celeste detuvo su mano.

Amy continuó moviendo sus caderas.

Celeste volvió a preguntar, —¿Por qué?

Amy dejó de moverse y mirando directamente a los ojos de


Celeste dijo enojada, —Celeste, realmente no lo sé. Todo lo que sé es
que ahora mismo te necesito. —Su tono se volvió desesperado,
susurró—, Baise moi sil vous plait!38

Celeste gimió fuertemente. Deseando nada más que concederle a


Amy su petición y cogerla, se estiró y presionó su cuerpo entero en
ella. Con sus dedos, abrio a Amy y se deslizó adentro. Deslizándose
hacia abajo, ancló el muslo de Amy entre los suyos, luego tomó un
pezón en su boca, y lo mordió ligeramente.

—Celeste yo-

Las palabras de Amy se vieron truncadas cuando Celeste


presiono en ella. Gimió fuertemente cuando Celeste movió su pezón
de un lado a otro con su lengua. —Oh Dios.

38
Baise moi sil vous plait: Cógeme por favor ó follame por favor.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste se quedó sin aliento cuando Amy empujó su muslo


dentro de ella, frotándolo deliberadamente contra su clítoris.
Gimiendo, se dirigió hacia arriba y besó profundamente a Amy, su
lengua se metió en su boca. Finalmente, el beso desacelero y se
399
detuvo. Sus ojos se encontraron. Respirando el aire de la otra,
Celeste cabalgo en el muslo de Amy mientras empujaba dentro de
ella.

—Oh Dios... —Amy se arqueó contra Celeste.

Celeste apenas podía respirar. Manteniendo el contacto visual,


se movió contra Amy, el sudor se formó entre ellas.

—Uhhh. —Las manos de Amy apretaron la cabeza de Celeste


dolorosamente.

Abrumada por la sensación de sentir los músculos internos de


Amy contrayéndose, Celeste gimió en la boca de Amy y le dijo lo
mucho que amaba estar dentro de ella.

Respirando el mismo aire, Amy tiró de la cadera de Celeste,


empujando su muslo dentro de ella con fuerza, susurró, —Ven
conmigo.

Celeste cerró los ojos. Las palabras de Amy la llevaron al


precipicio. Echó la cabeza hacia atrás. Sus movimientos frenéticos,
las caderas moviéndose en marcha, gritaron, los cuerpos se
arquearon, llegaron duro.

Lentamente, Celeste besó la garganta y los labios de Amy. La


besó suavemente hasta que se calmó.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Quiero tocarte, —dijo Amy. Respirando profundamente, deslizó


la mano de Celeste desde su interior. Moviéndose sobre su costado,
presionó a Celeste sobre su espalda y luego enterró sus dedos
profundamente dentro de ella.
400

Sorprendida por la maniobra, Celeste gimió.

Sosteniendo su mirada, Amy se movió lentamente dentro de


Celeste.

Los ojos de Celeste se agrandaron cuando Amy se deslizó hacia


abajo. Gimió cuando los labios húmedos y calientes succionaron su
clítoris.

Después de unos minutos, Amy besó suavemente el clítoris de


Celeste. Mirando hacia ella, susurró. —¿Estás lista?

Celeste gimió y trato de enfocarse. —Sí....

—Todavía no, —dijo Amy—. No muevas tus caderas hasta que te


diga.

Con dificultad, Celeste calmó sus caderas.

Amy se estiró, y tomó el pecho de Celeste. —Tienes los pechos


más hermosos, —dijo tirando de un pezón y pellizcándolo.

Celeste gimió y empujó sus caderas hacia adelante.

Amy dejó de tocarla. —No te muevas hasta que te diga.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste se quedó sin aliento. Sus músculos temblaron por


dentro, susurrando, —No estoy segura de cuánto tiempo puedo
aguantar.

—Todavía no, —respondió Amy. Empujando suavemente, 401

exploró mientras besaba su trayecto hasta la garganta de Celeste.

—Amy, bebé... Por favor, —susurró Celeste con bastante


desesperación.

—No te muevas, Celeste, —dijo Amy en voz baja y cargada de


sensualidad.

Completamente sorprendida por el abandono de Amy, Celeste se


rindió por completo.

Amy cambió el ritmo de lento a rápido y luego otra vez. Mordió


ligeramente a Celeste en su estómago, su hombro, su costado y
empujo más suavemente, cuanto más suave era la mordida, más
profundo era su empuje, y más fuerte era la mordida. Algunas
fueron creadas para dejar huella, pero todas estaban delirantemente
calientes y diseñadas para llevar a Celeste al límite y desgarrarla.

Celeste intentó aguantar, pero no pudo, su voz se elevó,


—Ahora... tengo que venir ahora... Por favor. —Celeste se
convulsionó hacia delante y luego se sacudió—. Por favor.

—Aún no.

—Por favor, —dijo Celeste con voz entrecortada. Puso su mano


sobre su clítoris.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy susurró, —Toca, pero no, —advirtió—, muevas las caderas.

Celeste deslizó sus dedos a través de sus labios internos. Su


boca se abrio, y se succiono el labio inferior mientras su ingle se
tensaba dulcemente en gratificación. 402

Amy se colocó entre las piernas de Celeste. —Quiero verte, —dijo


pasando lentamente las manos arriba y abajo de la cara interna del
muslo de Celeste.

Gimiendo, los párpados de Celeste se cerraron.

—Mírame.

Abriendo lentamente los ojos, Celeste se centró en Amy.

—No muevas las caderas, —Amy instruyó la emoción tiñendo su


tono firme—. Tócate a ti misma poco a poco.

Asintiendo, Celeste tragó saliva visiblemente y luego gimió


repetidamente mientras trataba de seguir las instrucciones de Amy.
Finalmente, incapaz de soportar la intensidad, dijo con voz
estrangulada, —¡Ahora, Amy!

Sonriendo con malicia, Amy deslizó sus dedos en el interior de


Celeste. —¿No es tan fácil, verdad?

Inclinándose sobre Celeste, y sosteniendo su mirada, Amy


empujó dentro de ella.

La sangre palpitaba en los oídos de Celeste.

—¿Dime lo que se siente?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste intentó concentrarse en Amy, pero se vio obligada a


cerrar los ojos. Dulce venganza, pensó ella. Segura de que ella se
desmayaría, gimió. No podía soportarlo. Consumida por una oleada
de excitación tan fuerte que apenas podía respirar, se obligó a decir,
403
—No puedo...

Amy aumentó su velocidad y dijo con voz ronca, —Mírame,


Celeste.

Los ojos de Celeste se abrieron.

—¿Estás lista?

Celeste asintió.

—Entonces culmina por mí, querida,

La ingle de Celeste explotó. —Uggghhh... —gritó. Cerrando los


ojos, se estiró tensamente cuando Amy empujó en ella. En cuestión
de segundos, lanzó un largo y maravillosamente lento, grito gutural
estrangulado mientras su orgasmo la recorría.

Aspirando aire, pasaron unos instantes antes de que Celeste


lentamente abriera los ojos.

Mirando a Celeste con avidez, Amy se colocó encima de ella.


Agarrando la mano izquierda de Celeste, la empujó entre sus propios
muslos. —Ahora, Celeste, —dijo con urgencia—. ¡Ahora!

Amy besó apasionadamente Celeste. Sus dientes rechinaron


junto con la intensidad del beso.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste pasó sus dedos sobre el clítoris de Amy y lo acarició.


Gimió cuando Amy se estremeció, empujó sus caderas hacia
adelante e instantáneamente culmino.

Agotada, una profunda risa de placer escapó de Celeste cuando 404

Amy se dejó caer sobre ella. Tiernamente, envolvió sus brazos


alrededor de ella.

Finalmente, Amy se deslizo desde Celeste, y se movió a su lado.


Lanzando una pierna, sobre el magro muslo de Celeste, murmuró
mientras colocaba su cabeza cómodamente sobre el pecho de
Celeste, —No te muevas. —Bostezó—. Quiero dormir así contigo.

Celeste sonrio cuando Amy murmuró adormilada. —Eres


insaciable.

Besando la rubia cabeza, Celeste respondió cariñosamente, —tú


también.

Amy se rio entre dientes. —Así parece.

Celeste escuchó la respiración de Amy acompasarse. Ella se


sentía completamente despierta. Más despierta que nunca. Esta
noche, todo había cambiado para ella y había necesitado respuestas.
La imagen de Josh haciendo el amor con Amy creó una oleada de
emociones dentro de ella. Abrazando a Amy, tocó la ligera
transpiración en su espalda, y sintió una actitud protectora que
nunca había experimentado.

Celeste se mordió el labio, pensativa, comprendiendo que quería


algo más que lo físico, quería la retroalimentación emocional. Bajo la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

mirada hacia el rostro dormido de Amy y ahogo el impulso de


despertarla, y preguntarle qué sentía sobre lo que estaba sucediendo
entre ellas. Quería que hablara sobre lo que significaba para ella.

Celeste luchó contra el impulso de despertar a Amy y decirle que 405

tenía miedo de perder lo que no tenía. Que no quería que terminara,


que la idea de eso la destrozaba.

Exhalando, Celeste finalmente reconoció que estaba


profundamente enamorada de Amy. Sosteniendo a Amy fuertemente,
el terror la recorrio cuando se dio cuenta de que nunca podría
tenerla, no solo había dejado claro que no había futuro para ellas,
sino que Celeste nunca podría pedir nada más de lo que tenían.
Cualquier cosa más sería imposible, ya que amar abiertamente a
Amy desgarraría a su familia.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 35

406

Amy sacó una mala hierba y levanto la cabeza escuchando. Le


bajó a la radio y esperó a oír el timbre de la puerta de nuevo. Era
domingo por la mañana y algunos meses después de su viaje a
Nueva York. Ceñuda, miró su reloj, no podía ser Josh, se había ido
con los niños a ver un partido de béisbol. No podía ser Maggie, ella y
Sean se habían retirado hacía unos veinte minutos para llevar a los
perros al parque para perros en la playa de Venice. La única persona
que esperaba era su madre. Irene había dispuesto dejar algunos
esquejes de plantas a última hora de la tarde, pero no habría
sorprendido a Amy si decidiera venir temprano.

Pensando que estaba equivocada, Amy volvió a subir el volumen


de la radio y siguió cavando sabiendo que si se trataba de Irene,
sabría llegar al patio trasero.

Tomando el sonido distintivo aunque débil pero definido, Amy


dejó escapar un suspiro de frustración y se levantó para contestar.
Abriéndose paso a través de la cocina, se dirigió a la puerta
principal.

Al oír el sonido claro y distintivo del timbre cuando sonó


nuevamente. Amy se apresuró. Al abrir la puerta, vio que era
Celeste. Sin decir una palabra, se dio la vuelta y se dirigió al jardín.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Regresando a su lugar, Amy se arrodilló para arrancar las malas


hierbas.

—Amy, necesitamos hablar.


407
Amy dejó de cavar. —¿En serio, Celeste? —respondió con el color
arrastrándose por sus mejillas—. ¿Necesitamos hablar sobre qué
exactamente?

Celeste se acercó. —Tenemos que hablar sobre lo de anoche.

Amy se sentó sobre sus talones. —¡Bien, vamos a hablar!


—dijo—. ¿De quién deberíamos hablar primero? ¿Veamos, Laura?
—sacudió su cabeza—. Oh, es cierto la has dejado, ¿no es así? Tal
vez deberíamos hablar sobre tu nueva novia, Robin, o tal vez tu otra
pelusa, ¡la esposa de tu hermano! —Ella se levantó—. Dios, no sé
qué admirar más tu audacia o tu resistencia.

Celeste levantó sus manos y luego las dejó caer. —Ella no es mi


novia, —respondió moviéndose para pararse frente a Amy.

—¿Estás segura de eso Celeste? —Amy pregunto quitándose los


guantes. Estrujándolos, los arrojó a la bolsa de almacenamiento—.
Porque desde donde estaba sentada anoche, podría haber jurado que
lo era.

Amy miró a Celeste. Apretó los dientes. La estaba volviendo loca


la idea de Celeste con otra persona.

—¿Tienes alguna idea de la posición peligrosa…, —Dijo Amy


cuando imágenes de Celeste tocando a Robin Fernández destellaron
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

por su mente—. En la que yo misma me he puesto en los últimos


cuatro meses? —Su estómago se revolvió—. Celeste, ¿qué te pasa?
Estamos teniendo una jodida aventura, y estoy tratando de
mantener unida mi cordura manteniendo guardado el secreto más
408
oscuro que he tenido. Y anoche entraste bailando al restaurante con
tu pequeña pelusa y te sientas con nosotros, ¡dejándola babear sobre
ti! —Amy levantó sus brazos—. ¿Qué se supone que piense? Que
esto es una broma. Que todo esto es una pequeña diversión para ti.
—Miró a Celeste, y los recuerdos de la noche anterior la inundaron.

Anoche, Amy y Josh cenaron en un restaurante recientemente


inaugurado en el sur de Venecia. Josh había hecho arreglos para que
un colega de trabajo y su esposa cenaran con ellos. Eran nuevos en
la ciudad. Cuando llegaron al restaurante, se sentaron en un gran
sofá hecho de piel de antílope. A Amy le gustó su apariencia y lo
posicionó mentalmente en varias habitaciones de la casa. No habían
estado en el restaurante por más de cinco minutos antes de que
Josh se pusiera nervioso y decidiera llamar a sus invitados. Era un
verdadero purista de la puntualidad.

Mientras él llamaba, Amy bebió su gin-tonic y examinó el menú


en su rodilla.

Después de dirigir a la pareja extraviada, Josh colgó el teléfono y


se deslizó cerca de Amy, poniendo su brazo alrededor del respaldo
del sofá y atrayéndola hacia él. —Tomaron el camino equivocado,
—dijo—. Estarán aquí en cualquier momento. —Él besó su boca
ligeramente. ¿Te he dicho lo hermosa que te ves esta noche?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy sonrio y asintió. Había comprado ropa nueva; un vestido


ajustado de corte bajo y zapatos nuevos, con tacones de tres
pulgadas. Los había comprado cuando estaba de compras con
Maggie a principios de esa semana. Había dudado si comprar o no el
409
vestido, ya que era más atrevido de lo que solía usar, pero Maggie la
había alentado.

Preparándose, Amy estaba contenta de haberlo comprado. Desde


su regreso de Nueva York, cada vez se sentía más aventurera, y el
atuendo lo reflejaba. Cuando Josh la vio con el nuevo vestido, había
necesitado todos sus poderes de persuasión para sacarlo por la
puerta.

Josh murmuró, —¿Sabes lo fantástica que te miras con ese


vestido? No puedo esperar para llevarte a casa esta noche, —dijo y
luego la besó.

—Hola

Amy rompió el beso y levantó la mirada, el color desapareció de


su rostro. Era Celeste.

Josh, apoyó su mano en el muslo de Amy, y sonrio a su


hermana. —Hola Cel, —respondió sorprendido—. ¿Tienes reservas
aquí también?

Celeste miró la mano de Josh y luego directamente a Amy. —Sí,


—respondió con los ojos en llamas.

Josh miró a su alrededor. —Eso es genial, —respondió tratando


de llamar la atención del Maître—. Estamos esperando a otra pareja,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

pero podemos organizar fácilmente para que te unas a nosotros.


—Cogió la mirada del Maître haciendo un gesto hacia él—. ¿Con
quién estás?

Amy miró a Celeste en estado de shock, incapaz de creer que 410

Celeste estuviera parada elevándose sobre ellos. Respiró hondo


cuando una hermosa mujer de cabellera oscura se acercó a ellos.
Parándose junto a Celeste, unió su brazo con el de ella.

—Robin, —dijo Celeste—, me gustaría que conocieras a mi


hermano Josh y su esposa, Amy.

—¿Amy?

—¿Qué? —Amy respondió. Recogió sus herramientas de


jardinería y luego miró a Celeste—. ¿Es ella tu amante?

—No, —respondió Celeste

Amy miró a Celeste por un momento y sonando poco convencida


preguntó. —Tal vez no. Pero ¿no puedes negar que te hayas acostado
con ella?

Mirando a Amy, Celeste pensó en ayer.

Desde el viaje a los Keys, Robin había telefoneado varias veces,


pero Celeste había dejado muy claro que no le interesaba nada más
que una amistad.

Robin había dispuesto inicialmente pasar este fin de semana con


Alex, pero Alex se había deslindado con una excusa poco
convincente, dejando a Celeste sin otra opción que entretenerla.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Cuando Robin llegó, ayer por la mañana, Celeste la recogió


desde su hotel y pasaron el día de compras. Tenía que admitir que
disfrutaba la compañía de Robin; el aire siempre parecía cargado de
energía a su alrededor, y ella tenía actitud; balanceando sus caderas
411
cuando caminaba como si tuviera un plan de juego para cada paso.

Celeste no pudo evitar admirar a las mujeres, sabía exactamente


quién era y hacia dónde se dirigía.

Al final resultó que, Robin tenía gustos caros, y durante todo el


día Celeste la vio deslizar su tarjeta de crédito hasta que quedo
raída. Más de una vez, Robin le ofreció comprarle un regalo caro, e
independientemente de la frecuencia con que se negara, Robin, al
parecer, solo se había acostumbrado a salirse con la suya. Insistió
hasta un punto tal que el estado de ánimo de Celeste se oscureció, y
cortó su día de compras prematuramente.

Cuando Celeste dejó a Robin en su hotel, rechazó sus avances


no tan sutiles para acompañarla a tomar algo en su habitación. En
su lugar, dispuso recogerla más tarde esa noche.

Traída de regreso cuando Amy, enojada, la empujó, Celeste


agarró los brazos de Amy y la abrazó con fuerza.

Amy la miró y con una profunda nota de desesperación,


pregunto —¿Cuándo? —Trató de apartarse—. No importa. No quiero
saber.

Celeste la abrazó. Abrio la boca a punto de explicar cuando Amy


interrumpió. —No te molestes en responder, —dijo Amy enojada.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Probablemente hay una cadena de nosotras. —Dejó caer la


cabeza—. ¿Por qué es un juego para ti, Celeste? —preguntó
acusadoramente. Levantando la cabeza, añadió—, ¿Cómo pudiste
Celeste? Por el amor de Dios, ¿no es lo suficientemente complicado?
412

Celeste sacudió a Amy suavemente, consciente de que la presión


de ocultar su relación en los últimos cuatro meses la estaba
sobrepasando. Explicó, —Escúchame. No pasa nada con ella ni con
nadie. —Quería desesperadamente decirle a Amy que su noche con
Robin fue un error—. Amy, fue una noche. Fue un…

Amy se soltó de sus brazos y le dio una bofetada en la cara a


Celeste.

Mirando a Amy, Celeste movió su mandíbula de un lado a otro.


Incapaz de creer que en menos de veinticuatro horas había recibido
dos de esas.

Moviendo su mandíbula, Celeste se acordó de la que Robin le


había dado la noche anterior.

En el restaurante, durante la comida, Josh había preguntado


cómo se conocían. Celeste explicó que Robin era amiga de Alex y que
ella se estaba desempeñando como anfitriona, ya que Alex estaba
fuera de la ciudad.

Para asombro de Celeste, Robin dejó escapar una profunda y


ronca carcajada y tomó su mano, miró a Josh y luego directamente
a Amy, y casi ronroneó. —Sí, —dijo guiñándole un ojo a Amy—. Es
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

mejor porque conoces el viejo adagio, dos son compañía y tres son
multitud.

Sin encontrarlo divertido, Celeste rápidamente retiró su mano y


dijo fríamente antes de cambiar de tema, —No creo que eso se 413

aplique aquí.

A partir de entonces, el resto de la noche parecía desplegarse


como una pesadilla. No era tanto lo que Robin estaba diciendo, sus
insinuaciones estaban hábilmente disfrazadas, pero era la sutileza
de su mirada desafiante a Amy lo que le causaron preocupación a
Celeste.

Josh, afortunadamente, no pareció darse cuenta de nada.


Durante la mayor parte de la tarde, conversó con su colega y su
esposa, que también eran ingenieros de software, sobre un nuevo
prototipo a punto de ser lanzado.

Cuando pudo, Celeste termino la noche temprano.

Una vez en el coche, Robin, para sorpresa de Celeste, pareció


contenta de sentarse tranquilamente.

Cuando llegaron a su hotel, Celeste se inclinó sobre Robin y,


abriendo la puerta del pasajero, dijo en voz baja, —Sal.

Robin miró intensamente a Celeste por un momento antes de


rápidamente golpearla con fuerza en la cara.

Sorprendida, Celeste se llevó la mano a la cara. Pareciendo


confundida, preguntó. —¿Por qué?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Eso, mi amiga, es de tu hermano por cogerte a su esposa.


—Robin salió del coche.

Celeste se frotó la mejilla. —¿Cómo supiste?


414
Robin hizo una mueca. —Bueno, —respondió—. ¿Fue por el
hecho de que apenas podías mantener tus ojos fuera de ella? ¿O era
el hecho de que tu pequeño juguete hervía toda la noche? —Ella
medio sonrio—. O tal vez lo sabía porque la noche que pasamos
juntas, me llamaste Amy. —Se rio cuando los ojos de Celeste se
abrieron de par en par—. Oh, no te preocupes, tu hermano, el tonto,
aún no tiene idea de que ustedes dos son unas cachorras enfermas
de amor. Pero no le llevará mucho tiempo descubrirlo si no muestras
un poco más de discreción, y aprendes a ocultarlo mejor.

Antes de cerrar la puerta del coche, Robin se inclinó y cruzó el


asiento, acercando su rostro al de Celeste, susurró. —Realmente,
realmente me gustas Celeste. Cuando te canses de ella, llámame.
Hay realmente una chispa entre nosotras.

Robin besó suavemente a Celeste en la boca antes de cerrar la


puerta del coche.

Moviendo su mandíbula, Celeste observó a Robin, balancear sus


caderas por todo lo que valía la pena.

Traída de regreso, por Amy tratando de zafarse de sus brazos,


Celeste se negó a dejarla ir. La abrazó firmemente.

Amy se inclinó y mordió el labio inferior de Celeste, con fuerza.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste gritó, pero mantuvo a Amy cerca. —Estaba confundida y


borracha, Amy. Fue un error, —se chupó el labio.

—¿Cuando?
415
—No importa.

—¿Cuando? —Amy insistió mientras intentaba librarse de los


brazos de Celeste.

—Antes de Nueva York, —respondió Celeste abrazando a Amy


estrechamente—. Antes de nuestro acuerdo.

Alivio llenó a Celeste cuando sintió a Amy relajarse un poco.

—Ella es amiga de Alex, —agregó Celeste. Decidió no mencionar


que él la había sacado de apuros en su fin de semana, agregó—.
Habría estado con él este fin de semana si hubiera estado aquí.

Amy se calmó.

—No hay nada entre nosotras.

—¿Es así?, —Dijo Amy mirando a Celeste—. Algo me dice que


ella no estaría de acuerdo contigo en eso.

—No hay nada.

—Ella te quiere.

—Pero no la quiero.

Amy miró a Celeste. Sus ojos se cerraron brevemente y susurró.


—Tal vez no la quieres... ahora mismo. —Sacudió la cabeza—. ¿Por
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

qué me estoy torturando a mí misma? —dijo sonando confundida—.


No importa.

—Sí, lo hace. —Celeste colocó sus manos a ambos lados de la


cabeza de Amy—. Escúchame, importa. Tú importas. Créeme que no 416

ha habido nadie más. —Celeste acercó la boca de Amy hacia ella y la


besó. Inmediatamente, sintió que la lucha abandonaba a Amy.

Se besaron intensamente.

Como si necesitara reivindicar su trato, Amy sacó el top de


Celeste de sus shorts, y pasó la mano con urgencia arriba y abajo de
su espalda antes de desabrochar su sujetador, y ahuecar sus
pechos.

Celeste gimió cuando Amy dijo, —¡Adentro, ahora!

Irene entró a la casa, sorprendida de que la puerta de entrada


estuviera abierta. Llevando esquejes de plantas para Amy, abrio su
camino hasta el jardín. Entró a la cocina y puso las podas en la
superficie de trabajo.

A punto de gritar hola, Irene se sorprendió al mirar hacia afuera,


vio a Amy y Celeste en el patio trasero, discutiendo. Frunciendo el
ceño, observo.

Irene no podía oír lo que estaban diciendo, pero podía decir que
era una discusión intensa. Vio cómo su hija se quitaba los guantes
de jardinería y le gritaba algo a Celeste.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Insegura de qué hacer, Irene las vio discutir. Incapaz de creer lo


que veía, vio a Amy abofetear a Celeste con fuerza en la cara.

Irene avanzó solo para detenerse cuando Celeste tomó a Amy en


sus brazos. Se movió hacia delante nuevamente, cuando Amy trató 417

de alejarse, pero Celeste la abrazó con fuerza.

Irene se quedó sin aliento cuando Celeste la besó. Aturdida, su


mano voló a su boca cuando su hija besó a Celeste con un hambre
que la asombró.

Rápidamente, Irene les dio la espalda y salió de la casa. Se metió


en su coche y se sentó por un momento tratando de ordenar sus
pensamientos. Su niña. Dios mío, pensó en shock ¡Amy con Celeste!

Irene apoyó la cabeza en el volante. Siempre había considerado a


Amy y Josh una pareja extremadamente feliz y nunca pensó que
hubiera un problema con su matrimonio. Ver a Amy besar a Celeste,
así, la derribó por completo. ¿Por qué? pensó. ¿Por qué ha sucedido
esto y cuánto tiempo ha estado pasando?

Sintiendo una sensación de pavor a través de ella, Irene no podía


creer que su hija y Celeste fueran... No se atrevía a ponerle nombre a
ello. Necesitando tiempo para pensar, puso en marcha el coche y
manejo hacia la playa.

Viendo las olas chocar contra las rocas, Irene decidió que
necesitaba averiguar qué estaba pasando. El mejor lugar para
comenzar, pensó, era con Celeste, que sabía, después de hablar con
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Camille, que estaba trabajando esta noche. Ya sea que ha Celeste le


gustara o no, Irene decidió que iba a hacerle una visita.

Después de algunas bromas con Celeste, Irene dijo. —Esta


mañana, te vi a ti y a Amy juntas, —vaciló—. La besaste. 418

Celeste se echó hacia atrás en su silla. Cuando le anunciaron


previamente en el hospital de que tenía un visitante, la última
persona que esperaba ver era Irene.

Irene continuó. —Decir que estaba en shock sería una


subestimación. Siempre pensé que Josh y Amy eran felices. Nunca
se me pasó por la cabeza que necesitara algo fuera de su matrimonio
con algún hombre, olvídalo, —se detuvo, miró a Celeste y agregó
suavemente—, con una mujer.

Sintiéndose muy incómoda, Celeste levantó su taza de café y


bebió de ella.

Mirándola solemnemente, Irene preguntó, —¿Qué está pasando


Celeste?

Reuniendo sus pensamientos, Celeste siguió bebiendo su café.

Irene esperó.

Celeste sabía que le debía a Irene algún tipo de explicación y


decidió ser franca. Miró a Irene. —Estamos involucradas.

Irene se recostó. —¿Cuándo? ¿Por qué?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste miró a Irene y deseó poder haberla ahorrado de esto. En


los últimos meses, Amy le había confiado sobre su pasado, sobre lo
difícil que era no tener a su madre en su vida. Sabía que estaban
construyendo una relación, y solo era consciente de cuánto amaba
419
Amy conocer a sus hermanas menores.

—Hemos estado juntas durante algunos meses, —respondió


Celeste—. ¿Por qué? Bueno, la simple verdad es que hemos estado,
—se detuvo cuando el rostro de Irene palideció—. Hemos estado
atraídas la una de la otra desde el principio.

Irene miró a Celeste. —Ni siquiera sabía que eras gay. —Sus ojos
se entrecerraron y dijo intencionadamente—, ¿Cómo sucedió esto?

—Irene, esto no ha sido fácil para ninguna de nosotras. Si te


dijera lo mucho que tratamos de luchar contra ello. —Celeste miró a
Irene intensamente—. No he estado en casa en cuatro años
principalmente para tratar de poner distancia entre nosotras. Pero,
cuando volví... bueno... —Celeste luchó por no querer explicarlo
demasiado—. No pudimos detenerlo.

—¿Hace cuatro años? —Irene dijo asombrada—. ¿Y ahora?

Celeste frunció el ceño. Miró a su localizador cuando sonó.


—Parecía simple. Una breve aventura que lo desgastaría. —Ella se
levantó—. Necesito irme.

Irene agarró el brazo de Celeste y al levantar la vista preguntó,


—Y para ti, Celeste. ¿Se ha desgastado por ti?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sorprendida por la suavidad en el tono de Irene, Celeste miró a


la mujer mayor.

Irene suspiró y preguntó con una nota de sinceridad. —¿Estás


enamorada de Amy? 420

Celeste quiso sacudir la cabeza y decir que no, pero en cambio


asintió. Dijo lentamente en el reconocimiento de la verdad, —Sí... Sí,
he estado enamorada de Amy desde hace mucho tiempo.

Irene la miró fijamente. —¿Y Amy?

—No sé cómo se siente.

—¿Ella sabe cómo te sientes?

Celeste miró a Irene con curiosidad.

—¿Se lo has dicho?

—No, —respondió Celeste—. Y ella no quiere saber. —Agarro su


taza de café vacía y la arrugó—. Acordamos que esto pasaría
solamente por un corto tiempo. Amy lo tiene planeado. Pronto todo
terminará. —Miró a Irene y exhalo profundamente—. Sé que debes
pensar que soy una persona espantosa. Josh es mi hermano.
Créeme, Irene, no tuve elección. Amo a Amy y yo... no pude luchar
más.

—Lo entiendo, Celeste, —dijo Irene mirándola con una expresión


de dolor—. Lo entiendo muy bien. Aún llevo las cicatrices de las
decisiones que tomé. —Todavía con el brazo de Celeste en la mano,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

preguntó—. Pero si sabias que te sentías de esta manera, ¿por qué


no te mantuviste alejada? ¿Por qué volviste?

Las cejas de Celeste se juntaron. —No podía estar alejada por


siempre. Tengo planes. Y, —vaciló—, cuando volví me convencí de 421

que había pasado. No reconocí que era amor.

—¿Qué vas a hacer ahora?

La voz de Celeste se quebró levemente y el dolor en bruto brilló


en sus ojos cuando respondió en voz baja, —Qué más, sino
adherirme al acuerdo.

Girando, Celeste se alejó de Irene.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 36

422

Era temprano en la noche y Amy estaba llegando tarde. Le había


prometido a Maggie que se marcharía temprano. Maggie y Sean
planeaban un fin de semana para acampar, y se habían ofrecido a
llevar a los niños, ya que Amy estaba en las últimas etapas de un
diseño para un nuevo cliente.

Amy sintió una punzada de culpa, Josh estaba en Seattle por


unas semanas, y no estaría en casa para el fin de semana. Aunque
su carga de trabajo era pesada, la realidad era que su cliente no
estaría en la ciudad hasta la próxima semana, pero incapaz de
resistir la oportunidad de pasar unos días con Celeste, había dejado
pensar a su prima que necesitaba trabajar este fin de semana.

De pie en su coche, Amy buscó en su bolso las llaves del carro.


Se rascó la cabeza; podría haber jurado que las había recogido de la
oficina. Vaciando el contenido en el suelo, buscó entre el montón.

Una mano le tocó el hombro.

Perdiendo el equilibrio, Amy se desplomó. Tendida contra el


coche, levantó la vista para ver a su madre.

—Por el amor de dios, Irene, —dijo Amy—. Casi me das un


ataque al corazón. —No teniendo idea por qué su madre estaba allí, y
por qué se veía tan seria, preguntó—. ¿Qué estás haciendo aquí?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Amy, tenemos que hablar, —respondió Irene ayudando a Amy


a levantarse.

Mirando hacia abajo, Amy vio todas sus cosas esparcidas


alrededor de sus pies. Suspirando, se inclinó para recogerlas. 423

Empacando a toda prisa su bolsa de hombro, se prometió a sí misma


que iba a dejar de usar bolsas que podrían esconder fácilmente
pequeños países. Recogiendo el último artículo, alzo la vista hacia su
madre y preguntó con preocupación. —¿Está todo bien? No hay nada
malo con Bruce o las niñas ¿verdad?

—No. Todos están bien, —Irene dudó—. Se trata de ti y Celeste,


en realidad.

Levantándose lentamente, Amy derramó el contenido reunido


mientras miraba con los ojos amplios a su madre.

Aflojando el agarre congelado de Amy, Irene sacó su bolsa vacía


y se inclinó, recogiendo todo de nuevo. —Necesitamos hablar.

Con la mandíbula abierta, Amy observó en silencio a Irene


arrojar rápidamente todo a la bolsa. La sangre le palpitaba en los
oídos, su mente trabajaba frenéticamente. Dios mío, pensó. ¡Ella
sabe! ¿Cómo lo sabe? ¿Qué sabe? ¿Quién más lo sabe?

Después de reunir todo, Irene se puso de pie y mirando a Amy


dijo suavemente. —El parque está muy cerca. Busquemos un lugar
tranquilo y hablemos.

Aturdida, Amy siguió a su madre mientras se dirigía


rápidamente hacia el parque.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Después de instalarse en un banco del parque, Irene siempre


una persona directa le explico cómo lo supo. Amy se sentó en
silencio y escuchó. Incapaz de hacer contacto con los ojos, miró al
frente. El color tiñó periodicamente y luego se le borró de la cara
424
cuando Irene le explicó lo que presenció ayer.

Con la cabeza inclinada, Amy se sintió avergonzada. Su


mandíbula cayó completamente cuando su madre le dijo que se
había reunido con Celeste.

No estando lista para hablar con Irene sobre Celeste, Amy le


preguntó a su madre por primera vez, —¿Qué pasó entre tú y papá?

La mandíbula de Irene se debilitó por la sorpresa. Se dio cuenta


de que su hija nunca le había preguntado realmente sobre su
matrimonio. Por qué ahora no estaba segura, pero ella respondió,
—Amy, éramos jóvenes, muy jóvenes. Tenía solo quince años cuando
me quedé embarazada de ti y tenía solo dieciséis años cuando nos
casamos. Yo era una chiquilla. No tenía mi mente madura. ¿Qué
chico lo hace a esa edad? —sacudió su cabeza—. Cuando era más
joven, ejercieron mucha presión sobre mí para que me casara.
—Irene pasó sus dedos por el cabello de Amy—. No me
malinterpretes, Amy. Tu papá era un buen hombre. No era mucho
mayor que yo y estuvo a mi lado todo el tiempo.

Irene miró a Amy y sintió un gran orgullo por haber producido


una hija tan hermosa. Frotó los mechones del espeso cabello
amielado de Amy entre sus dedos. —La única cosa buena de nuestro
matrimonio fuiste tú, Jellybean. —Ella extendió la mano tocando la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

barbilla de Amy—. Pero como todos los flechazos de la juventud,


pasó rápidamente. No estaba enamorada de él, Amy. Y a medida que
pasaba el tiempo, amaba a tu papá más como amigo.

Frunciendo el ceño, Amy alejo la barbilla. 425

—Por favor, créeme Amy, —continuó Irene—, lo intenté. Lo


intenté muy duro. —Agarró la mano de Amy, y la sostuvo con
fuerza—, Y durante un tiempo me convencí a mí misma de que lo
hacía. Pero cuando conocí a Bruce, era lo indicado, que estuviéramos
juntos era lo indicado. No podría haber seguido quedándome ni
mintiendo. Tenía treinta años. Solo tenía treinta años, —dijo Irene
con los ojos muy abiertos—. Solo un año mayor que lo que tú eres
ahora con una chica de catorce años. Demasiado joven para
sacrificar mi felicidad, y esperaba contra toda esperanza que, debido
a que eras una adolescente, hubieras tenido cierta aceptación.

Irene levanto la vista hacia el cielo, —pero tu papá era un


hombre terco y una vez que la suerte fue echada, puso ideas en tu
cabeza. —Miró a Amy y agregó ferozmente—, ideas equivocadas que
te volvieron en mi contra. Y no importaba cuánto lo intenté, no pude
convencerte de lo contrario. —Sus ojos suplicaron—. Jellybean, por
favor comprende que incluso si Bruce no hubiera llegado, no podría
haber seguido fingiendo. Aunque traté de convencerme a mí misma,
sabía que la única razón por la que me había quedado tanto tiempo
fue por ti.

Las lágrimas se formaron en los ojos de Amy. Irene ahogaba las


propias. Saco un pañuelo del bolsillo, secó las lágrimas que caían de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

los ojos de su hija y preguntó en voz baja, —¿Estás enamorada de


ella?

Amy bajó la cabeza y susurró. —No.


426
Irene dijo con ternura, —No es un crimen enamorarte, Amy. —Le
apretó la mano—. Bebé, debes seguir a tu corazón. Las personas que
han vivido sus vidas entenderán por qué. —Trató de enfatizar—. El
punto para ti es que todo ha cambiado. No puedes mantener lo que
tienes con Josh. Si lo haces, eres menos que honesta con él, tus
hijos y contigo misma. Al menos dale la oportunidad de conocer a
alguien quien realmente lo ame.

Amy abrio los ojos. Miró a Irene con sorpresa y luego


conmocionada. Dijo obstinadamente, —Pero yo realmente lo amo y él
me ama. No puedo dejarlo. ¿Te das cuenta de la devastación que
causaste? —Sus ojos se estrecharon—. Arruinaste nuestras vidas,
—dijo con ira subiendo el tono—. Me dejaste, a papá. Tu familia.
Todo. ¿Por qué?

Amy se detuvo cuando vio a Irene perturbarse. —Mira Irene,


—dijo su tono suavizándose—. Sé que eres feliz y créeme, estoy feliz
por ti. Pero debes entender que vi cambiar a papá. Eras la indicada
para él y le diste la espalda. Nunca se recuperó después de que te
fuiste, lo sabes.

Irene sabía que no debería estar sorprendida por el arrebato de


Amy. No era una sorpresa para ella que Amy todavía llevara mucha
rabia. Incluso ahora, el lamento aún consumía su interior sobre el
divorcio, y cómo devastó a Amy.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

A pesar de que Mark estaba muerto, a Irene todavía le resultaba


difícil perdonarlo por envenenar la mente de Amy en su contra. Ella
negó con la cabeza. —Pero piensa en ello. Tu papá tenía poco más de
treinta años cuando nos divorciamos. Era un tipo joven y bien
427
parecido, con una buena cabeza para los negocios sobre los
hombros. Era un ingeniero con un negocio exitoso. Fácilmente
podría haber encontrado el amor. Pero eligió no hacerlo. Estaba
enojado, Amy. Enojado de que tuviera la audacia de dejarlo por otra
persona...

—Tu trajiste la vergüenza a su puerta.

Irene se hecho atrás sorprendida. La dureza de esas palabras se


dio cuenta, cuando se estremeció ligeramente, era directamente de
los labios de su propio padre. Se armó de valor y continuó. —Me
enamoré, Amy, y no hay vergüenza en eso. Lo único que lamento es
que te perdí, —se acercó más—. Amy escúchame, el corazón de Mark
no estaba en nuestra relación. Sabía que nunca había habido
verdadera pasión entre nosotros. Éramos amigos y él lo sabía.

—Pero eso fue suficiente para él, —respondió Amy con enojo.

Irene suspiró. —Lo sé. —Se preguntó cómo podía llegar a Amy—.
Pero ahora eres una mujer adulta. Y —vaciló—. Ahora conoces la
diferencia.

Amy la miró severamente.

—Conformarme no era para mí y no debería ser para ti.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

La confusión cruzó la cara de Amy. —Me gusta mi vida. —Inclinó


la cabeza—. Me gustó lo que tenía con Josh. —Levantó la cabeza
para mirar a Irene—. ¡Y teníamos más que una amistad! No había
nada de malo en nuestra relación.
428

Irene estaba segura de que Amy no estaba al tanto que había


cambiado la conjugación del tiempo. —Si te está causando tanto
dolor, Amy, —vaciló—. ¿Por qué estás teniendo una aventura?

Amy se estremeció y miró hacia otro lado. —Sé que lo que


estamos haciendo no está bien. —Miró a Irene de reojo y añadió con
ironía—. Qué subestimación. —Miró sus pies—. Pero no puedo
pararlo. —Ella levantó su barbilla—. Porque... porque... —negó con
la cabeza, luego susurró derrotada—, Dios, ya ni siquiera sé por qué.

Irene observó el conflicto, era evidente que Amy no quería


explorar ni dar una explicación más de lo que ya había hecho. En
lugar de eso, Amy lanzó un comentario punzante.

—Qué irónico, ¿no crees que el viejo adagio es cierto? De tal


madre, tal hija. ¡Aquí estoy discutiendo mi aventura adúltera con mi
madre adúltera!

Irene había llegado demasiado lejos como para permitir a Amy


apartarla. Hizo una mueca ante el comentario de Amy, pero
continuó. —¿Maggie lo sabe?

Amy la miró por un momento y luego suspiró. —No,


afortunadamente, no.

—Entonces, ¿entiendo que no has hablado con nadie sobre esto?


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy miró al suelo. —No.

Irene se acercó. —Amy, necesitas desesperadamente hablar,


—dijo—. Eres tan parecida a tu padre, siempre embotellando las
cosas. —Ella sonrio—. Cuando eras una niña pequeña, solías ir y 429

esconderte. Solía tener que buscarte en la casa de arriba abajo para


encontrarte, y luego tenía que sobornarte con dulces para sacarte de
tu cuchitril. —Irene se rio entre dientes—. Jellybeans39 siempre te
atraerían de dondequiera.

Amy sonrio. —Todavía lo hacen.

Irene se rio. Miró a su hija. Eras mi orgullo y alegría, pensó. Aún


lo eres. Amy saco el cabello rubio de su padre, pero aparte del color
del cabello, Irene sabía que se parecía mucho a ella. —Amy, estoy
aquí para ayudarte. Habla conmigo.

La siguiente pregunta de Amy hizo que Irene se tambaleara.

—¿Por qué me dejaste?

Irene aspiró aire. Amy nunca había parecido tan vulnerable. De


pronto, abrumada por la tristeza, y sabiendo que había tomado
mucho preguntar, Irene cerró los ojos por un momento. —Nunca
quise dejarte, —respondió—. Te amo. Tú eres mi pequeña y siempre
te amaré. Cuando estaba embarazada de ti, tenía tanto miedo. —Le
confió—. No tenía idea de lo que me estaba pasando, y mi padre
estaba tan avergonzado de mí cuando se enteró. Bueno, ya sabes por
qué, un ministro presbiteriano y una hija menor de edad

39
Jellybeans: Gomonolas, dulces.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

embarazada no son una pareja hecha en el cielo. —Irene se rio, luego


negó con la cabeza y recordó. Los «embarazos de adolescentes»
fueron algo sobre lo que predicó desde el púlpito.

Irene suspiró y pensó que su padre nunca fue el mismo con ella, 430

y la pérdida de su amor todavía le dolía incluso ahora. —Me casé con


tu papá para complacerlo. Me casé para complacer a todos,
—admitió—. Y porque tenía miedo. —Ella apretó más la mano de
Amy—. El día que cumplí dieciséis años, mi papá nos casó. —Miró a
Amy y dijo en forma de explicación—. Honestamente, no tenía idea
de lo que estaba sucediendo. Fue solo en el momento en que te
sostuve, —extendió la mano y alisó el cabello de Amy de su rostro—,
que sabía que todo estaría bien.

Irene miró a su hija pensativa, y recordó que cuando Amy


descubrio acerca de Bruce, ella construyó una barrera que la
mantuvo apartada, y aunque habían sido extremadamente cercanas,
nunca fue capaz de romper esa barrera, sin importar lo duro que lo
intentó.

—Cuando Bruce llegó, traté de hacerte ver que no tenía nada


que ver contigo, —el rostro de Irene se llenó de tristeza—. Pero Mark
estaba aterrorizado de que intentara alejarte, así que hizo todo lo
posible para asegurarse de que no irías a ninguna parte.

Amy miró a su madre y con el corazón encogido, aceptó que lo


que decía era cierto. Incluso después de que su romance se hubiera
convertido de conocimiento público, y Bruce había regresado a los
Estados Unidos cuando su contrato finalizo, Irene se quedó a pesar
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

de que él insistió en que fuera con él. Se quedó incluso cuando los
abuelos de Amy la rechazaron, se quedó cuando sus amigos la
rechazaron. Recordó que ella lo intentó desesperadamente. Amy se
dio cuenta de que Irene se quedó hasta que ella la rechazó.
431

Suspirando, Amy pensó. Irene tenía razón, se dio cuenta. Su


padre estaba aterrorizado de que su madre intentara llevársela. Amy
recordó las muchas veces que le hablara en voz baja sobre la traición
de Irene y cómo cuando Amy se casara, nunca sería capaz de hacer
tal cosa.

Irene tomó a Amy en sus brazos y la abrazó. —Estoy aquí para


ti, Jellybean. Y nunca se sabe, tal vez tu madre adúltera puede ser
buena para al menos una cosa, —dijo besando la cabeza de Amy—.
Escucharte.

Ella tiene razón, pensó Amy. Necesitaba desesperadamente


hablar.

Alejándose de los brazos de su madre, Amy tomó aire. Después


de un momento, miró a Irene, y con los ojos muy abiertos, explicó
que, aparte de algunos flechazos adolescentes, nunca había pensado
en estar con una mujer.

—¿No te sientes atraída normalmente por las mujeres?

—No lo creo. —Amy miró a su madre—. Pero, debo haberlo sido.


No puedes cambiar de repente, ¿verdad?

Irene negó con la cabeza. —No lo sé, pero no creo que la


atracción siempre necesariamente se base en el género que eres. A
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

veces, simplemente se reduce a lo que la otra persona te hace sentir.


—Miró a Amy—. Creo que la verdadera pregunta es, ¿Qué te hace
sentir Celeste?

—No lo sé, —respondió Amy sacudiendo la cabeza—. Al principio 432

pensé que podría tener algo que ver con Josh. —Miró a Irene—. Ya
sabes que tenía algo que ver con el gran parecido. Pero ahora, —se
mordió el labio inferior—. Sé que no tiene nada que ver con él. Es
ella. Me siento atraída por ella. —Amy miró a su madre—. Algo pasó
antes de la boda.

—¿Qué?

Amy bajó la cabeza. —Sabes, yo no quería que pasara.

—¿Qué?

Amy se frotó la frente. —No puedo explicarlo. —Miró a Irene y


frunció el ceño—. No para que lo puedas entender. Dios, —negó con
la cabeza—, Incluso yo todavía no lo entiendo.

Amy miró al espacio.

—¿Amy?

Amy tomo aire. —Simplemente no pude detenerme. —Cerró los


ojos—. No pude resistirme a ella. —Miró a su madre—. De alguna
manera, cuando empezamos esto, pensé que iba a desaparecer.
—Sus manos se apretaron—. Desesperadamente quería que esto
desapareciera.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Irene negó con la cabeza. —No estoy segura si fue un buen plan
de juego.

Amy sonrio a medias. —No, no lo fue. Pero, pensé que dado que
ella no había estado aquí por cuatro años, que sería capaz de dejarlo 433

detrás de mí. —Amy sonrio brevemente—. Y seguir con mi vida. —La


determinación cruzó sus ojos—. Y eso es exactamente lo que
pretendo hacer. —Miró a Irene—. Volveré a la pista.

—¿Qué quieres decir?

Amy miró a su madre. —Quiero decir que tiene que terminar.


Después de esto, lo dejaré atrás como lo hice antes.

—Celeste está enamorada de ti Amy.

Amy miró a su madre durante un largo momento. —¿Ella dijo


eso?

Irene sonrio y sin vacilación respondió, —Sí.

Con el corazón acelerado Amy preguntó, —¿De verdad dijo que


me amaba?

Con los ojos cada vez más abiertos, Irene la miró. —Amy ¿qué
más puedes pensar por lo que se habría puesto a sí misma a través
de esto?

Sorprendida y sin saber qué pensar, Amy miró a su madre y


trato de asimilar sus palabras.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Tocando el cabello de Amy, Irene dijo tentativamente. —Estoy


empezando a pensar que no sabes cómo te sientes realmente, —la
miró—. Celeste te ama, Amy. Después de verlas juntas y de lo que
has dicho hace un momento, no me cabe duda de que sientes lo
434
mismo. —Irene cerró los ojos y suspiró—. Pero no puedes estar con
los dos. Si te quedas con Josh, entonces tu vida podría no estar
vacía, pero te estarás negando a ti misma lo más importante de la
vida.

Amy miró a su madre.

—Estar con alguien que amas, Jellybean.

Amy negó con la cabeza. —Pero no tengo la intención de estar


con ambos. Tengo la intención de estar con Josh.

Irene apartó la mirada y secó una lágrima de su ojo. —Tal vez


tengo la culpa de que busques seguridad y consuelo en un hombre
tan similar a tu padre.

A ciegas, Amy levantó las cejas con sorpresa. No creía que Josh
fuera parecido a su padre. —¿Qué quieres decir?

—Josh es confiable, —reveló Irene—. Amy, él es el tipo de


hombre en el que siempre puedes confiar. Es sólido. Te hace sentir
segura. Como tu padre.

El shock cruzó la cara de Amy.

—En mi experiencia, la vida tiene una extraña manera de


mostrarte lo que es real, —su madre continuó—. Cuando tomas la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

decisión de conformarte con el segundo lugar, te muerde el trasero y


te recuerda que no será tan sencillo. —Miró a Amy por un
momento—. No puedo decir otra cosa que sé que Josh va a
sobrevivir, los niños van a sobrevivir.
435

Amy miró a su madre y palabras de reforzamiento salieron de


sus labios acerca de cuánto amaba a Josh y a los niños.

Irene suspiró. —Eres tan parecida a tu padre, —dijo sacudiendo


la cabeza—. Tienes esa determinación de acero en tus ojos. Amy, te
suplico que te des cuenta de que no puedes permanecer en un
matrimonio cuando está claro que estás enamorada de alguien más.
—Agregó lentamente—, Debido a que tienes un cierto sentido de que
estás corrigiendo un error. Fui yo quien dejó a tu padre. ¡No tú!

Amy negó con la cabeza. —Me quedo porque amo a Josh. Me voy
a quedar porque es lo correcto. Nunca podría dejar a Josh por
Celeste, jamás.

Irene estaba frustrada. Amy no estaba dispuesta a aceptar que


ella misma se había puesto en un terrible riesgo para estar con
Celeste. Ella empujó. —¿La amas?

Amy no respondió.

Decidida, Irene repitió, —¿La amas?

Amy la miró y dijo como si la sugerencia fuera absurda. —¡No!


Todo lo que hay entre Celeste y yo es... —se bloqueó. Miró a Irene—.
Yo... Hay...
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Irene observó a Amy luchar para formar las palabras.

Amy se detuvo y respiró hondo. —Hay... —se bloqueó de nuevo.

—Yo... aagghh... —y de nuevo.


436
Irene quería hablarle sobre el amor. Que en vez de encerrarte, te
libera. Quería decirle que era como dar a luz a un ser vivo, pero en
lugar de alimentarlo, te alimentaba. Pero, en cambio, dijo. —Deja
que tu corazón hable, Amy.

Los hombros de Amy cayeron. —No puedo dejar de pensar en


ella. No puedo comer. No puedo dormir. No puedo funcionar muy
bien a menos que esté cerca de mí. —Se enderezó y apartó la
mirada—. No importa, no tengo intención de separar a mi familia.

La frustración se deslizó en la voz de Irene. —Pero Amy si


aceptas que la amas, entonces no puedes quedarte con Josh sólo por
los niños.

Amy miró a Irene y respondió enojada, —¡No acepto nada! ¡Y por


supuesto que puedo quedarme en cualquier cosa siempre que mi
familia permanezca unida! Mira, —dijo Amy moviendo sus manos y
sus pies—. No estoy con cadenas y grilletes. ¡Soy feliz!

Irene miró a su hija con simpatía. —Las personas que son felices
no tienen aventuras.

Aparentemente, incapaz de discutir con la simple verdad, Amy


miró a su madre con atención. —Voy a superar a Celeste, y las cosas
eventualmente estarán bien. Se resolverán por sí mismas.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Irene miró a su hija, y le recordó a la niña asustada de catorce


años que dejó atrás. Estaba claro que Amy estaba asustada ahora.

Irene se acercó, y tomando a su niña en sus brazos susurró,


—Estoy aquí para ti. —La abrazó con fuerza—. Siempre estaré aquí 437

para ti.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 37

438

Era viernes por la noche, y Amy estaba emocionada. Esta


mañana había ayudado a Maggie a empacar el Jeep, estaba llevando
a los gemelos a acampar durante el fin de semana, y los chicos
apenas podían contener su emoción ante la idea de acampar. Las
palabras de despedida de Maggie fueron que estaba contenta de que
Amy no viniera ya que este viaje le daría la oportunidad de ver qué
tipo de material para padre era Sean. Se rio y luego agregó que si su
novio podía manejar los dos hijos de Amy durante un fin de semana,
él se encargaría de todo. Ella la abrazó y le dijo que no trabajara
demasiado.

Amy sintió una punzada de culpa, mientras se despedía, de que


Maggie pensara que el trabajo la ocuparía todo el fin de semana. Sin
embargo, su culpabilidad no duró; estaba demasiada emocionada
por pasar tiempo con Celeste. A lo largo de los últimos cuatro meses,
solo habían logrado pasar unas pocas horas semanalmente entre si.
Este sería su primer fin de semana, desde Nueva York.

Josh había llamado esta tarde desde Seattle durante un


descanso de una ronda de reuniones. Estaba emocionado. La
compañía para la que trabajaba había decidido retirarse del
desarrollo de software y le había ofrecido a él y a algunos de sus
colegas la oportunidad de comprar la gestión. Esta ronda de
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

reuniones fue diseñada para avivar el interés de los inversores. Ella


había sonreído cuando él le dijo que esta era una gran oportunidad.

El timbre sonó. Enderezando su parte superior, Amy se miró en


el espejo para comprobar que se veía bien. Sintiendo la tensión 439

familiar en su estómago, corrio escaleras abajo. No queriendo


parecer demasiado interesada, se detuvo en el último escalón, se
recompuso a sí misma y luego se dirigió lentamente hacia la puerta
principal. Cuando la abrio, Celeste estaba de pie, vestida con jeans
oscuros y una blusa sin mangas color cereza de corte bajo.

Con los ojos amplios, Amy siguió las largas piernas de Celeste a
lo largo de su cintura solo para detenerse en sus pezones
sobresalientes, que, sin sostén, se erguían orgullosos. El estómago
de Amy se hizo un nudo cuando se dio cuenta de que Celeste tenía el
cabello suelto. Celeste tenía una tendencia a usar el cabello recogido.
Hace unos meses, Amy le dijo que le gustaba suelto y desde entonces
Celeste llevaba el cabello suelto cuando estaba a su alrededor.

—Hola, —dijo Amy. Dándole a Celeste una sonrisa impaciente,


tiro de ella rápidamente al interior de la casa.

Celeste apenas tuvo tiempo de cerrar la puerta detrás de ella y


dejar su bolsa de fin de semana, junto con algunas bolsas del
supermercado antes de que Amy la empujara contra la pared.

Inusualmente, Amy no había visto a Celeste toda la semana.


Desesperada por probar esa boca burlona, la besó con fuerza.
Celeste correspondió con el mismo ardor y la besó profundamente.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Aflojando el cabello de Amy, Celeste lo dejó derramarse sobre


sus dedos, antes de pasar sus manos sobre el top negro de
cachemira de Amy, buscando la redondez de sus pechos.

Amy gimió cuando Celeste encontró su premio, y demasiado 440

impaciente para sutilezas dijo con voz ronca, —Te quiero.


—Presionando a Celeste contra la pared, susurró—, Dios, cómo te
quiero.

—No aquí, —murmuró Celeste, entre besos.

Amy la miró, enseguida asintió, tomó la mano de Celeste y la


condujo al dormitorio de invitados.

Una vez en la habitación, Celeste besó a Amy en todas partes.


Desvistiéndola, se dio cuenta de que los movimientos de Amy
estaban desacelerando y comenzó a trabajar rápidamente. Durante
los últimos meses, Celeste había visto a Amy de esta manera y, para
su gran placer, descubrio que Amy solo se ponía lánguida cuando
necesitaba venirse rápidamente.

Acostada en la cama, Amy murmuró con los ojos medio


cerrados, —Date prisa.

Con el corazón acelerado al ver a Amy desnuda, Celeste se


desnudó apresuradamente. Gimiendo, arrojó un muslo sobre la
cadera de Amy. Bajándose, colocó su clítoris sobre el de Amy.

Gimiendo en voz alta, los ojos de Amy se desenfocaron y luego se


cerraron.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste presionó en Amy. Esta era una posición relativamente


conocida que habían encontrado. —Amy mírame, —susurró.

Amy abrio lentamente los ojos, y alcanzo los pechos de Celeste


ahuecándolos. Celeste sonrio con complicidad. Amy estaba fascinada 441

con sus pechos y cada vez que hacían el amor, para diversión de
Celeste, les prestaba toda su atención. En particular, le gustaba
amasarlos cuando se venía.

Presionando hacia abajo, Celeste gimió. Adoraba esto, adoraba


la sensación de la sensible carne húmeda contra la sensible carne
húmeda. No se sorprendía más por la rapidez con que estaba lista
para venirse. A menudo, solo tocar a Amy era suficiente para hacerla
desearlo. Con la respiración superficial, Celeste se deslizó hacia atrás
y adelante. Sus ojos se movieron hacia atrás cuando Amy gimió en
voz alta. Respirando pesadamente, vio como Amy construía su
orgasmo.

Jadeando, Amy susurró. —Te extrañe. —Acarició el pezón de


Celeste—. No podía pensar en otra cosa desde que me desperté esta
mañana, —su respiración se profundizó— sino estar así contigo.

Celeste escuchó mientras Amy le decía cuánto la necesitaba,


necesitaba esto. Adoraba la «charla amorosa» de Amy. Amy a
menudo mencionaba que la tomaba por sorpresa su necesidad de
vocalizar su deseo por Celeste durante el acto sexual.

Viendo a Amy, Celeste sonrio secretamente sabiendo que en los


últimos meses, Amy fue descubriendo mucho sobre sí misma.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

El fuego se estaba construyendo en su interior, Celeste dejo


escapar un gemido y necesitando liberación, presionó en Amy y las
condujo al orgasmo.

Lentamente, Celeste se bajó de Amy y se colocó a su lado. 442

Estirándose, suspiró lujuriosamente y luego atrajo a Amy hacia ella,


y la abrazó con fuerza.

Amy se rio y, ahuecando, el rostro de Celeste susurró. —Tengo


algo de comida fresca y algunos aperitivos en la cocina para
nosotras, ¿sabes?

Celeste arqueó una ceja. —Bueno, no sé tú, —bromeó—, pero


mi apetito ha despertado. —Dejó ir a Amy y luego saltó de la cama.
De pie, le tendió la mano—. Vamos a comer, estoy hambrienta.

Amy miró a Celeste. —Más tarde, —dijo seductoramente.


Incorporándose, tiró de Celeste hacia ella—. Comeremos más tarde.
En este momento, —susurró mientras besaba el hombro de
Celeste—. Tengo hambre de algo más.

Mucho más tarde, Celeste convenció a Amy de que se saliera de


la cama.

Al día siguiente, Celeste y Amy pasaron la mañana en la cama


charlando y haciendo el amor. Al caer la tarde, Amy insistió en que
Celeste «modelara» para ella. Durante los últimos meses, le había
dicho a Celeste que le permitiera dibujarla en varias posiciones.
Sonriendo, Celeste se estiró simplemente feliz de complacer todos los
caprichos de Amy.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Finalmente, al atardecer, Celeste convenció a Amy a dejar la


cama, y salir a dar un paseo.

Afuera, la playa era tranquila, y el cielo de la tarde era azul


brillante sin nubes. 443

—¿Has hablado con tu mamá? —Preguntó Celeste mientras


caminaban por la playa.

Amy la miró y, cruzando los brazos, respondió, —Sí. Pero no


estoy lista para hablar de eso.

Celeste asintió.

Caminaron a lo largo de la playa por un tiempo. —¿Susan me


llamó ayer?

Quitándose sus sandalias, Amy las sostuvo en una mano.


—¿Cómo está? —preguntó mientras caminaban.

—Está bien, —respondió Celeste tomando la mano libre de


Amy—. Han fijado una fecha.

—Oh, —dijo Amy sorprendida. Mirando a su alrededor, retiró su


mano y colocó una sandalia en cada una. De repente, tomando un
gran interés en el agua que se acumulaba alrededor de sus pies con
cada paso, preguntó—, ¿Cuándo?

Celeste dejó de caminar.

Amy se detuvo a su lado, y sin mirarla, sacudió la arena mojada


con la punta del pie.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Tratando de ocultar su irritación, Celeste mantuvo su voz firme,


—La playa está vacía.

—Lo siento, —respondió Amy, arrastrando la punta del pie sobre


la arena. Sin mirar a Celeste, agregó—, No puedo. 444

Después de un momento, Celeste suspiró y asintió. —Lo sé.


—Ella siguió caminando.

Amy la siguió rápidamente. —¿Cuándo se van a casar?

—En unos meses, —respondió Celeste—. Pero Ritchie no está


contento porque la fecha coincide con la Copa Mundial de rugby.

—¿Le gusta el rugby? —Amy preguntó sorprendida.

—Sí, —respondió Celeste.

—Nunca tuve la oportunidad de decirle que soy fan del rugby.


—Amy se rio entre dientes—. Creo que todavía estábamos trabajando
en su angustia adolescente esa noche. —Miró a Celeste y luego
sonrio—. Tal vez estaba guardando esa pequeña pepita para la
próxima sesión... quiero decir... eh... la próxima vez que nos
encontráramos.

Celeste se rio, y no pudo resistirse, tiró de Amy hacia ella. —Se


sentía como una sesión de terapia ¿verdad?

Amy sonrio y asintió. —Un poco. —Miró a Celeste—. Él


realmente puede hablar, ya sabes. —Le guiñó un ojo—. Quiero decir
realmente hablar.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste apoyó la frente en la de Amy y bromeó, —Es un mundo


duro por ahí, chica.

—Sí, sí, —respondió Amy. Paseando la mirada alrededor, se alejó


de los brazos de Celeste, y siguió caminando—. ¿Te dije que Maggie 445

está pensando en proponerle matrimonio a Sean?

—¡No! —Celeste respondió caminando a su lado. Ya no


sorprendida de que Amy se lo confiara, le preguntó—. ¿Apuesto a
que le dijiste que pensabas que era demasiado pronto?

Amy dejó de caminar y miró a Celeste, con la boca ligeramente


abierta. —¿Soy tan transparente? —dijo finalmente.

—Odio decírtelo, —dijo Celeste mientras estiraba la mano y


alisaba el cabello azotado por el viento del rostro de Amy—. Pero
cuando se trata de ese tipo de cosas, eres un poco chapada a la
antigua.

Amy la miró. —Diablos, de ninguna manera soy chapada a la


antigua.

Celeste levantó una ceja desafiante. —Bien, —respondió ella—.


Apuesto a que le dijiste que le diera un año. Asentarse. Ver cómo era
él en primer lugar.

Los ojos de Amy se agrandaron. —¿Cómo sabes eso?

Celeste sonrio. —Apuesto a que incluso llegaste a decir que la


razón por la que debería esperar un año era porque era impulsiva
por naturaleza, y debería escuchar la voz de la razón. Tu razón.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy tragó saliva. —Yo... Bueno... no dije eso exactamente. No


con esas palabras. —Frunció el ceño—. ¿Cómo lo supiste?

Celeste se rio y luego le guiñó un ojo a Amy antes de seguir


caminando. 446

—No lo dije así, —dijo Amy poniéndose al día—. Solo pregunté


por qué tenía tanta prisa.

Celeste la miró y levantó una ceja.

—Está bien, —dijo Amy asintiendo con la cabeza—. Está bien.


Tal vez, dije que debería esperar. —Apretó su pulgar e índice
juntos—, un poquito. —Tiró del brazo de Celeste para que se
detuviera—. ¿Qué pasa con un poco de paciencia?, —Preguntó.
Lanzo sus brazos—. ¿Por qué todo el mundo tiene tanta prisa?
—miró a Celeste—. Por lo que sabemos, podría ser un completo
chiflado.

—¿Qué y Maggie no lo es? —Celeste preguntó la risa bailando


sobre sus ojos—. Admítelo, Amy. No quieres que se apresure.

—¿Por qué no estás siendo solidaria? —Amy resopló y se cruzó


de brazos.

—Porque, —Celeste respondió mientras se estiraba y frotaba los


brazos de Amy—. Maggie podría alinear una pista de aterrizaje con la
cantidad de amantes que tuvo, —dijo—. Ha estado en el juego de las
citas durante mucho, mucho tiempo. —Atrajo a Amy hacia ella—.
Ella sabe mejor que nadie lo que es lo verdadero cuando se presenta.
—Al igual que yo, pensó, y como lo harías si abrieras los ojos.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

En ese momento, Celeste quería besar desesperadamente a Amy,


pero sabía que la rubia literalmente se desmayaría si lo intentaba.
Cada vez más, en los últimos meses, Amy era cautelosa de que las
vieran juntas en público, y le preocupaba a menudo cuan táctiles
447
eran. A Celeste le divirtia que no importaba cuán «en guardia»
estuviera Amy, no podía ocultar el hambre en sus ojos cuando
estaban juntas. Celeste sabía que a veces la intensidad de esa
hambre asustaba a Amy.

—Entonces, ¿piensas que no debería esperar? —Amy preguntó.

Con la fuerte necesidad de besarla, Celeste suspiró. —Déjala


hacer lo que quiera, —respondió—. Maggie es una chica grande.

—Josh no cree que deba apresurarse tampoco.

Para detenerse a sí misma de besar a Amy, Celeste se estiró.


Cada vez que debatían, lo cual a menudo se debía a que Amy era
muy brillante, para su diversión, cuando Amy estaba arrinconada,
ocasionalmente defendía su punto de vista diciendo que Josh
también pensaba de esa manera.

—¿Por qué no me sorprende eso? —Celeste respondió y luego


siguió caminando.

—¿Crees que estamos equivocados? —Amy preguntó caminando


a su lado.

—No necesariamente, pero creo que Maggie sabe lo que piensa.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Después de un momento, Amy colocó su mano sobre el codo de


Celeste. Celeste observo incertidumbre en los ojos de Amy. Ella cogió
el labio inferior, y lo mordió ligeramente.

Sonriendo tranquilizadora, Celeste tomó el brazo de Amy y lo 448

dobló a través del de ella.

—¿Crees que debería alentarla? —Amy preguntó.

Celeste entró en contemplación. —Creo que debes darle todo el


apoyo que Maggie te pide.

Amy miró a Celeste y luego asintió, —Tal vez tengas razón.

Celeste le sonrio. —Confía en ella, Amy.

Amy asintió y sonrio. —Bien.

Sosteniendo el brazo de Amy con fuerza, Celeste se dirigió a una


bahía tranquila que conocía. Cuando llegaron, descansó contra las
rocas protegidas, y tiró de Amy hacia ella. Deslizándose por la roca,
envolvió sus brazos alrededor de Amy. Se acomodaron para ver las
garzas y las garcetas acechar en la playa.

—Me encanta este lugar, —dijo Amy—. Este es un lugar mágico


para ver el mundo pasar. —Miró por encima del hombro y, con los
ojos brillantes, dijo a Celeste—, Es especialmente hermoso hoy.

Con los ojos cerrados, Celeste asintió.

Amy sonrio y luego se acurrucó.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Escondidas por la roca, vieron pasar a un perro y a su dueño.


Amy susurró, —¿Sabes, que no sabía la broma interna sobre Bud?
—Con los ojos muy abiertos, giró la cabeza para mirar a Celeste—.
Nadie me dijo que el perro de la familia era un «parlanchín».
449

Celeste acurrucó su cabeza en el cuello de Amy, y ahogo su risa.

Amy se rio entre dientes. —Justo después de mudarme aquí, fui


a dar un paseo por la playa con tu familia, y él me acompañó. No
sabía que cuando quería jugar, me lo mostraría haciendo rechinar
los dientes y gruñendo. —Amy intento empujar a Celeste fuera de su
cuello—. La mayoría de los perros solo dejan caer la pelota y mueven
sus colas.

Riendo, Celeste enterró la cabeza más en el cuello de Amy.

—Y, —agregó Amy mientras empujaba a Celeste suavemente


desde el hueco de su cuello—. Nadie me dijo, —sostuvo entre
corchetes con sus dedos—, que cuanto más emocionado se ponía,
más fuerte «parloteaba» y más dientes mostraba. —Miró a Celeste—.
Entonces, cuando dejó caer la pelota frente a mí, y la levanté para
lanzarla, ¡comenzó a rechinar los dientes como un loco desquiciado!

Celeste se rio con fuerza.

Amy se rio. —Yo no sabía que era su acto. No sabía que él


estaba diciendo, 'Sí, sí, señora. Vamos, date prisa y lanza la pelota.
En su lugar, lo traduje como muévete, y te mataré. Entonces, no me
moví. —Agarró la mano de Celeste y la acercó a su corazón—. Pensé
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

que mi corazón podría salírseme del pecho. Me quedé congelada con


el brazo en el aire durante siglos, hasta Bud se hartó y se alejó.

Finalmente, controlando su risa, Celeste ahuecó la mejilla de


Amy. —No puedo creer que nadie te lo haya dicho. —Besó 450

tiernamente una mejilla y luego la otra antes de cerrar los ojos—.


Dios, te adoro.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 38

451

Esa noche, Celeste insistió en cocinar para Amy. Este fue un


placer que a menudo les era negado. Su tiempo juntas tendía a ser
demasiado corto, y solo algunas veces Amy consentía a Celeste, y le
permitía cocinar para ella.

—Siéntate, —dijo Celeste cuando Amy entró a la cocina. Señaló


un taburete de cocina en la barra de desayuno al lado de donde
estaba cocinando. Le sirvió una copa de vino tinto—. Voy a cocinar
para ti esta noche, —le dijo a Amy entregándole la copa.

—¿No quieres que te ayude?

Celeste sonrio. —Quiero que te sientes ahí y hables conmigo.

Amy miró a Celeste seductoramente, —¿Solo hablar? —le


preguntó—. ¿Sin tocar?

Celeste levantó sus cejas. —Por ahora.

Amy sacó su labio inferior.

—Guarda eso, —dijo Celeste con sus ojos bailando—. ¿No


quieres saber qué estoy cocinando?

—Sí, —respondió Amy luego tomó un sorbo de vino.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Esta noche, voy a preparar una extravagancia de risotto y


nuggets de colas de langostino seguido de un postre de chocolate
para morirse.

Amy abrio los ojos de par en par. —No tengo nada de eso aquí. 452

—Lo sé, —respondió Celeste abriendo la nevera—. Traje las


cosas que necesito conmigo.

—Oh, —respondió Amy. Una mirada de placer cruzó su rostro


mientras bebía su vino—. Desearía poder cocinar, —dijo mirando a
Celeste—. Apenas puedo hervir un huevo. —Se chupó el labio
inferior por un momento—. Tal vez, debería dejar de ser la reina de
comida para llevar, e inscribirme en una clase de cocina.

—Tal vez, —Celeste respondió mientras agitaba el risotto—. ¿No


hace Maggie la mayor parte de la cocina?

—Sí, pero ella no es mucho mejor que yo. —Amy sonrio—. Y,


afortunadamente, los niños de tres años no tienen mucho gusto por
lo que no se dan cuenta de lo mala que es nuestra cocina. —Se rio—.
No tenemos que forzarlos a alimentarse por el momento.

—¿Creí que Josh cocinaba?

—Lo hace, pero tampoco es mucho mejor que yo. El pollo que
cocinó la otra noche estaba tan duro que me preguntó si quería
pelear.

Celeste se rio. —Puede que no seas capaz de cocinar, pero eres


una gran artista. —Miró a Amy—. ¿Cómo va la pintura?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy bebió un trago de vino, luego se lamió los labios y dejó la


copa. —Bien, —respondió, metiéndose el cabello detrás de las
orejas—. Compré un lienzo de seis pies.

Centrándose en el risotto que estaba revolviendo, Celeste 453

preguntó, —¿Por qué?

—Porque, quiero darte algo como una despedida…

Celeste levantó la vista bruscamente, y no quiso oírla decirlo.


—No. —Sus ojos suplicaron—. Por favor, no esta noche.

Amy miró a Celeste y luego asintió. Tomo su copa, he hizo girar


el vino durante un tiempo y luego miró a Celeste. —Lo tengo porque
quiero pintarte desnuda.

Celeste dejó de revolver el risotto. —¿Estás bromeando?

Amy negó con la cabeza y señaló el risotto. —Sigue revolviendo.

—Me siento halagada, —dijo Celeste mientras seguía


revolviendo—. Pero realmente, —dejó de revolver, y miró a Amy con
incredulidad—. ¿Estás loca?

—Por supuesto que no, —Amy respondió luego se rio.

—¿No crees que sería muy inapropiado que tuvieras una pintura
mía sobre algo, —se miró a sí misma—, desnuda?

—La cama, —respondió Amy con un brillo travieso en sus ojos.

—¿Qué? —Celeste preguntó alzando las cejas en confusión.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Quiero pintarte desnuda, tendida en la cama. —La punta de la


lengua de Amy se deslizó y tocó su labio superior—. Te pintaría allí
tendida, sin inhibición, despeinada por nuestro hacer el amor, tus
ojos pesados, los pechos llenos y saciada.
454

Celeste miró a Amy por un largo momento y luego expulsó el aire


antes de sacudir su top, permitiendo que circulara algo de aire frío.

Amy se rio. —¿Sientes el calor?

—Sí, —respondió Celeste. Caminando alrededor de la barra de


desayuno, tomó a Amy en sus brazos y la besó apasionadamente.

—¿No es el risotto difícil de cocinar? —Amy murmuró contra los


labios de Celeste.

—Mmmm, —Celeste respondió dejando ir a Amy.

Celeste regresó a la estufa y revolvió el risotto antes de lanzar los


langostinos. —No me gustaría nada más que me pintaras. —Miró a
Amy mientras trabajaba—. Pero es más que un poco peligroso, Amy.

—Lo sé. Pero, lo quiero. —Amy miró a Celeste por unos


momentos—. Eres el sueño de un pintor, ya sabes. Eres una
hermosa descarada, diosa sexy.

Celeste se quedó mirando a Amy y luego miró a su copa de vino.


—A sido solo una copa la que has tenido hasta ahora, ¿verdad?

Amy rio y levantó su copa. —Hasta ahora. —Bebiendo su vino,


dio a Celeste una mirada sensual—. Vamos a jugar nuestro juego,
—dijo—. Pensare en algunas cosas más que me gustan.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Más? —Los labios de Celeste se crisparon—. Muy bien.

—Tú primero.

Celeste miró a su alrededor y luego levantó la cuchara de


455
madera. —Me gustan los utensilios de cocina.

—¡Eso es cojo, Celeste!

Celeste se rio. —Lo sé, pero no estoy en la zona todavía. —Miró a


Amy juguetonamente—. De todos modos, solo ve con el momento.

—Está bien, —respondió Amy moviendo las cejas.

Celeste sonrio. —Me gusta... Uhmmm... Dormir, bajo las


estrellas en el desierto en una bolsa de dormir con el clamor del
viento a mi alrededor.

Amy le dio a Celeste una sonrisa descarada. —Me gustan las


salidas de sol y me gusta dormir hasta tarde.

—Me gustan las puestas de sol. —Celeste respondió y sonrio—.


Particularmente me gusta ver la puesta de sol sobre diferentes
horizontes.

—Hmmm, —respondió Amy. Sobre el borde de su copa de vino,


miró a Celeste. Bebiendo un poco de vino, dejó la copa y rodeó el
borde con el dedo—. ¿Por su cuenta señorita Cameron?

Cerrando los ojos, Celeste respondió mientras revolvía. —Tal vez.

Amy sonrio, se mordió el labio inferior y pensó por un momento.


—Me gusta hacer bebidas calientes en las noches frías.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste levantó una ceja. —Me gusta tomar baños fríos en las
noches calientes.

Amy recogió su copa. —¿Por su cuenta señorita Cameron?


456
—Tal vez. —Celeste respondió luego sonrio plenamente.

Amy vio a Celeste por un momento y luego alzó las cejas,


diciendo provocativamente, —Me gusta hacer el amor con una
morena que tiene un cuerpo para morirse.

Sorprendida, Celeste contuvo el aliento y lo sostuvo por un


instante. —¿No es mi mente la que se supone que debes adorar?
—preguntó finalmente.

—Celeste, —dijo Amy dejando su copa de vino, y estirando una


mano—. Odio decirte esto, —ella ahuecó el pecho derecho de
Celeste—. Pero los hombres definitivamente tienen un punto cuando
dicen que el argumento del cerebro sobre los pechos nunca va a
ganar. —Acariciando el pezón de Celeste, sonrio seductoramente.

Celeste gimió y luego bromeó, —Cielos, Amy, ¿y yo pensando


todo este tiempo que era mi conversación la que te excitaba?

Amy sonrio.

Celeste se separó luego gruñó juguetonamente. —Amy, si


quieres comer esta noche. Será mejor que dejes de molestarme, o lo
apagaré, y terminaremos lo que has comenzado, —señaló hacia la
puerta—, en la cama.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sentándose hacia atrás, Amy se llevó la mano a la boca y simuló


una cremallera. Recogió su copa de vino. —Ni una palabra.

Celeste levantó la cuchara hacia la boca de Amy. —Pruébalo.


457
Los ojos de Amy se agrandaron de placer mientras masticaba.
—Mmmm. —Tragó y luego se lamió los labios—. Esta delicioso.

—Vamos a comer, —dijo Celeste. Apagó la estufa y les sirvió la


comida.

—Estoy hambrienta, —dijo Amy mientras se sentaban en la


mesa de la cocina. Levantó el tenedor y lo metió en el plato.

Celeste se sentó junto a Amy, sin querer que la noche terminara,


cerró los ojos y trató de saborear el momento.

Amy dejó lentamente de masticar. —¿Qué pasa?

—Nada, —respondió Celeste abriendo los ojos.

—Entonces come. —Amy cogió su copa, y tomó un sorbo de vino.

Celeste asintió. Sacudiendo su servilleta, la dejó caer en su


regazo.

—Esto es magnífico, —dijo Amy—. Realmente eres una cocinera


fabulosa.

Disfrutando el cumplido, Celeste sonrio. —Gracias. —Levantó su


tenedor y empezó a comer.

—Saqué mi guitarra, tal como me pediste, —dijo Amy.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste sonrio. —¿Tocaras para mí esta noche?

—Hmmm, —dijo Amy mientras masticaba. Pasó la comida y


luego preguntó pícaramente—, ¿Qué recibiré a cambio?
458
Alzando las cejas, Celeste la miró desafiante. —Podría
corresponder y tocar el violín para ti la próxima vez en casa de mamá
y papá.

—¿Qué? —Amy dijo sosteniendo su tenedor a medio camino de


su boca—. ¿Tocas el violín?

Masticando, Celeste asintió.

—Dios, no lo puedo creer a veces, —dijo Amy bajando el


tenedor—. ¿Por qué no me lo dijiste? —preguntó—. No puedo creer
que de todas las discusiones que hemos tenido acerca de la música,
¿nunca me hayas mencionado una vez que tocas el violín?

—Amy, —dijo Celeste con una nota de exasperación—. Nunca lo


mencioné porque hasta hace poco no tocaba desde la escuela
secundaria. De todos modos, todo se reduce a Sophie cavando por
los violines que tocamos de niñas y sacándolos del ático.

—Oh, —respondió Amy—. Por lo tanto, ¿fue Sophie quien te


animó entonces?

—Sí, —dijo Celeste y luego sonrio—. Pero, ahora estoy


empezando a arrepentirme, porque mamá y papá quieren que
toquemos cada vez que paso por ahí.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy se rio. —¿Sophie está tratando de ponerse de su lado


bueno?

—Hmmm, —respondió Celeste mientras masticaba su comida—.


Espera que todas sus hazañas nocturnas sean perdonadas. 459

Amy sonrio. Empujando su comida alrededor de su plato, le


preguntó, —¿Por qué te casaste con Nick?

Sorprendida por el cambio de tema, Celeste hizo una pausa y


bajó el tenedor. Se limpió la boca con su servilleta. —No sabía que
tenías curiosidad acerca de eso.

—Te contienes mucho, —Amy respondió recogiendo su copa de


vino.

Celeste la miró. —No cuando estoy contigo.

Amy se sonrojó y rápidamente tomó un sorbo de vino.

Celeste sonrio provocativamente.

El sonrojo de Amy se hizo más profundo. —Pero hay cosas de las


que nunca hablas.

Celeste miró a Amy. —Todo lo que quieras saber, te lo diré.

Amy hizo girar el vino en la copa por un tiempo.

Celeste la animó, —Amy, ¿qué quieres saber?

—Me gustaría saber cosas como por qué te casaste, —respondió


Amy—. Y por qué decidiste venir a casa ahora. —Miró a Celeste—. He
estado tratando de no hacerte estas preguntas, pero —sus ojos se
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

agrandaron—, No puedo evitarlo, quiero saberlo todo. —Ella estudió


su copa—. Quiero saber todo sobre ti.

Celeste suspiró para sus adentros. Era consciente de que en los


últimos meses Amy había tratado de mantener una parte de ella 460

contenida, sobre todo no explorando la vida personal de Celeste


demasiado profundamente. Aunque las discusiones eran extensas,
Celeste se había ido con la corriente, nunca forzando nada, siempre
permitiendo que la dirección de sus conversaciones se modelara
naturalmente.

Celeste miró a Amy. ¿Cómo podía decirle que a menudo no


dejaba entrar a la gente? ¿Cómo podía siquiera empezar a explicar
que cada momento, de cada día ella la deseaba, la ansiaba de hecho?
¿Cómo podría decirle a Amy cosas esenciales sobre por qué se casó,
que decidió regresar ahora porque esperaba adoptar, sin antes
decirle cosas que sabía que Amy no quería oír; que ella la amaba.

Amy la miró. —¿Por qué te casaste?

—Me casé con Nick porque me enamoré de él. —Celeste


respondió mirando a Amy—. O pensaba que estaba enamorada de él.
—Tomo un poco de vino—. Cuando era una adolescente, era muy
tímida.

—Sí, Josh dijo eso. —Amy asintió—. Y puedo verlo a veces.

Celeste hizo girar el vino en la copa. —Nick de alguna manera lo


entendió y me ayudó a superarlo hasta cierto punto. Su personalidad
era lo suficientemente grande por nosotros dos. —Miró a Amy—. Te
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

hubiera gustado. Era una compañía sin complicaciones, lleno de


diversión, y no tenía que esforzarme demasiado cuando estaba con
él.

—¿Por qué casarse. ¿Por qué no simplemente salir con él? 461

—Si soy sincera, creo que solo necesitaba soltarme. —Celeste


sonrio—. Y él fue el primer verdadero sabor a la libertad que tenía.
—Bebió más vino y luego se recostó—. Entre el entrenamiento y el
estudio, no tuve tiempo de realmente soltarme. —Miró hacia
afuera—. Y Nick era cautivador. Lleno de vida, impulsivo. Todo en él
parecía rápido, caótico, todo en perseguir el momento. Mientras que
todo en mí vida estaba planeado. Todo estaba basado en mi
natación. A qué hora me levantaba, cuántos días entrenaba, cuántas
sesiones de entrenamiento tenía al día, por cuánto tiempo. Qué
comería, cuándo dormiría, cuándo estudiaría. —Miró a Amy, las
comisuras de sus labios se curvaron—. La lista es larga.

Amy alcanzó su copa de vino y luego se recostó. —¿Era lo


opuesto a todo lo que eras en ese momento?

Comprendiendo que Amy quería saber, Celeste asintió. —Me


gustó. Me gustaba su pasión.

—¿Y cuándo te pidió que te casaras con él?

—Simplemente fui con eso. —Celeste dijo—. La natación había


terminado, —se tocó el hombro derecho—. Y era la naturaleza de la
forma en cómo estábamos juntos, solo ir con las cosas. —Sonrio
cuando las cejas de Amy se elevaron.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Dónde está ahora?

Celeste apartó la mirada. —No sé. Perdimos contacto. —Se


encogió de hombros—. Éramos chavos. Sus padres se divorciaron y
se mudaron fuera del estado justo antes de que nos conociéramos. 462

—Miró a Amy—. Lo que probablemente explica en gran medida por


qué estaba desesperado por casarse, necesitaba algo sólido y seguro
en su vida. Era hijo único sin vínculos estrechos.

—¿A parte de ti?

Celeste no respondió.

—¿Qué harías si volviera?

Celeste miró a Amy con curiosidad. —¿Por qué?

—Sólo me preguntaba, —respondió Amy—. No estarías tentada


a, —vaciló—, ¿una reconciliación?

Reconociendo una nota de celos, Celeste ocultó su sonrisa y


jugueteó con burlarse de Amy. Abrio la boca y luego captó la mirada
seria en los ojos de Amy. —No, —dijo mientras la miraba
apreciativamente—. Sé lo que me gusta ahora. Mis gustos han
madurado.

Amy miró a Celeste. —¿Es así?

—Sí, —respondió Celeste suavemente—. Eso es definitivamente


así. —Tomando la mano de Amy en la suya, añadió—. Come.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Esa noche, acostada en la cama con Amy, sintiéndose llena y


satisfecha, Celeste suspiró. Tenía entre los pequeños obsequios que
había traído y le había dado a Amy durante el fin de semana una
sorpresa final. La mayoría de los regalos eran cosas que no podía
463
resistirse a comprar cuando inspiraban pensamientos sobre Amy,
que eran constantes en estos días, pero este era especial.

Celeste se levantó y salió de la habitación, volviendo con un


paquete. Sentándose, se lo pasó a Amy.

Incorporándose ansiosamente, Amy tomó el paquete del tamaño


de un zapato. Al mirarlo, lo giró en sus manos varias veces. Sonrio
con entusiasmo y lo sacudió. Al escuchar el ruido, preguntó, —¿Qué
es eso?

Agradecida de que no era frágil, Celeste trató de ocultar su


entusiasmo. —Ábrelo.

Sentándose derecha, Amy metió sus piernas debajo de ella.

Celeste se acercó. Contuvo la respiración cuando Amy colocó su


cabello detrás de las orejas, y le dio al paquete toda su atención. Le
encantaban las pequeñas idiosincrasia de Amy. Como la forma en
que se metía el cabello detrás de las orejas cuando necesitaba
enfocar, o se frotaba la frente cada vez que iba a decir algo serio. A
ella le encantaba especialmente la forma en que decía «por
supuesto», siempre que la tomaban por sorpresa, pero la que hacía
que sus rodillas se debilitaran, siempre, al tomar una decisión, Amy
a menudo se mordía el labio inferior en contemplación.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Extendiendo la mano, Celeste alisó el cabello de Amy y luego


dejó que sus dedos recorrieran sus pechos llenos antes de pasar
lentamente un dedo alrededor y sobre el pezón más cercano.

—Ahora, ahora. Nueva regla, —dijo Amy retirando la mano de 464

Celeste—. Cuando traes regalos, tienes que esperar.

Desenvolviendo su paquete, Amy sonrio ampliamente cuando


Celeste resopló.

Abriendo la caja, la boca de Amy se quedó abierta. Dejó caer el


paquete como si le hubiera quemado los dedos. Mirando a Celeste
con perplejidad, se sonrojó profundamente. Mirando el contenido de
la caja y luego a Celeste, tartamudeó, —Tu... tienes que estar
bromeando, ¿verdad?

Amy picoteo ligeramente la correa con su dedo. Obviamente


repelida pero curiosa al mismo tiempo, lo recogió, y dijo como si
estuviera sosteniendo algo macabro. —Nunca he visto realmente uno
de estos en la carne, —levantó las cejas—, por así decirlo.

Intrigada, Celeste observo a Amy.

Sosteniéndolo en alto, Amy extendió una correa y dijo con


asombro mientras lo estudiaba, —Luce muy real ¿no? —Su
expresión cambió rápidamente de asombro a alarma. Alzando las
cejas, un toque de pánico tiñó su tono—, Honestamente no esperas
que me ponga esta cosa, ¿verdad?

Celeste lo había comprado a principios de esa semana. Había


estado en su mente durante muchos meses, desde esa noche en
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Nueva York, de hecho. Divertida, se tendió en la cama. —Creo que


estaba esperando usarlo.

Amy la miró —¡Qué! —dijo con asombro—. ¡No puedo tomar eso!
—sus ojos se agrandaron—. ¡Jesús, Celeste, esa cosa es enorme! 465

Mucho más grande que... —su voz se apagó. Un color profundo


inundó el rostro de Amy. Miró a Celeste y arrojó el objeto
nerviosamente sobre la cama y dijo con alarma—, La idea de usar
algo así nunca ha entrado en mi cabeza. —Se inclinó hacia donde lo
había tirado, y lo empujó fuera de la cama.

Al ver que estaba molesta, Celeste extendió la mano y tiró de


Amy encima de ella. Al sentir la tensión en su cuerpo, envolvió sus
brazos alrededor de ella y la abrazó con fuerza.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 39

466

Enfadada, Amy dejó que Celeste la abrazara. Pensó en la


correa…, y una familiar sensación de confusión comenzó a
acumularse en su interior. ¿Qué está tratando de hacer?
¡Empujarme a mi límite! Amy cerró los ojos. Aquí estaban, dos
mujeres juntas, haciendo el amor, encontrando placer, absoluto e
increíble placer entre sí.

El placer que debería tener con Josh, Amy pensó con


culpabilidad. Trató de ignorar su voz interior cuando le dijo que era
mucho más que físico.

Desde su conversación con Irene, Amy no había dejado de


pensar en lo que todo significaba. Centrándose en Celeste, dijo con
seriedad, —No creo que vayamos a usar eso. ¡Quiero decir, que te
pasa!

Se apartó de Celeste, y se incorporó. —¡Quiero decir por qué


quieres ponerte... un... un... consolador! ¿No lo entiendo? —echó los
brazos al aire, y se movió saliendo de la cama—. ¿Lo que tenemos
no es lo suficientemente bueno?

Extendiendo la mano, Celeste agarró el brazo de Amy. —Ssshhh.


—La tomó en sus brazos—. Está bien. Está bien.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Con los ojos amplios, Amy preguntó, —¿Por qué, Celeste, por
qué?

—Porque, —respondió Celeste mientras la sostenía—, quiero


saber qué se siente compartir esta parte de ti, estar dentro de ti. 467

Quiero verte mover debajo de mí, y saber que estoy dentro de ti.

Frunciendo el ceño, Amy dijo con creciente confusión, —¡Has


estado dentro de mí! No necesito eso. —Señaló el espacio vacío en la
cama—. Simplemente te necesito.

Acariciando el rostro de Amy, Celeste frotó su nariz contra la de


ella. —Lo quiero, —dijo—. Te prometo que será una experiencia muy
sensual. —Besó suavemente Amy—. ¿Puedes confiar en mí?

El ceño fruncido de Amy se profundizó. No dijo nada, pero su


estómago hizo una voltereta en la petición de Celeste. Celeste era
embriagadora y Amy sabía que si empujaba, no tendría la fuerza de
voluntad para resistir ninguna de sus demandas.

Celeste la besó profundamente y luego susurró, —Créeme, Amy.

Capturando su labio inferior, Amy pensó en cómo esta era la


única área que era exclusiva de Josh y cómo tenía algo que hasta
ahora Celeste nunca podría darle. Amy se dio cuenta,
estúpidamente, de que había creído que de alguna manera nunca
sería capaz de compararlos.

Ahora no hay nada, no importa cuán endeble que pueda guardar


solo para él, pensó Amy. Levantando su mano, se frotó la frente y
miró a Celeste.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Buscando una respuesta, Celeste levantó una ceja y luego hizo


la única cosa que Amy no podría resistir. Susurró, —Por favor.

Amy se mordió el labio inferior y luego con un suspiro de


derrota, asintió. 468

Celeste se deslizó de la cama, a donde Amy había empujado


«eso» fuera, y se lo puso.

Amy observó con fascinación, y tuvo que reprimir la risa por lo


ridícula que se miraba Celeste. Levantó las cejas con sorpresa
cuando Celeste abrio una pequeña botella, y vio en estado de shock
mientras aplicaba el lubricante.

¿En qué diablos me he metido? Amy pensó, con la boca abierta.

—Viene con ella, —dijo Celeste sus ojos brillantes mientras


aplica el lubricante generosamente.

Amy cerró la boca cuando Celeste se acercó, incapaz de creer


que realmente iba a permitir que esta mujer pusiera eso dentro de
ella.

Cuando Celeste se deslizó sobre la cama y se tumbó, Amy la


miró, y pensó que si un espectáculo era lo que deseaba, entonces,
¡un espectáculo era exactamente lo que iba a conseguir!

Incorporándose, Amy se sentó a horcajadas sobre Celeste, y


reprimió su risa cuando la morena la miró con sorpresa.

Amy miró a Celeste. Era raro que estuviera inmediatamente lista


para entrar, por lo general necesitaba algo de juegos previos, y
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

aunque Celeste había usado lubricante, Amy sabía que la


circunferencia de la cosa entre sus muslos era algo a lo que no
estaba acostumbrada. Levantando sus caderas, se colocó sobre el
nuevo juguete de Celeste y lo sostuvo en la entrada de sus labios.
469

Celeste contuvo el aliento. Una mirada de asombro luego placer


cruzó su rostro.

Amy se detuvo. Miró a la mujer debajo de ella. La incongruencia


de los pechos de Celeste y la cosa entre sus piernas la hizo sentir
extraña. —Esto es raro, —dijo retrocediendo un poco.

Celeste apoyó sus manos en los muslos de Amy y los acarició.


—¿Un buen raro? —preguntó con los ojos llenos de deseo.

Amy miró a Celeste. Una profunda necesidad se apoderó de ella.


—Sí, —respondió con voz ronca—. Un buen raro.

—Amy, yo…

—Silencio, —dijo Amy. Mirando a los ojos de Celeste, se bajó


lentamente. Cerrando los ojos, dejó escapar un fuerte gemido medio
de dolor y de placer mientras lentamente empujaba más allá del
grupo de músculos. Abriendo sus ojos, Amy miró hacia abajo. Había
tomado todo. Con los ojos cada vez más abiertos, miró a Celeste,
ninguna se movió.

Celeste parecía demasiado aterrorizada para incluso respirar.


Finalmente, pronunció, —Oh Dios, Amy.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Sintiéndose completamente llena, los pezones de Amy se


tensaron hasta que le dolieron. Le susurró, —Toca mis pechos.

Celeste movió sus manos hacia los pechos de Amy y las cerró
sobre ellos. Casi ronroneó mientras los acariciaba. 470

Amy gimió y meció sus caderas suavemente. Levantándose, dejó


que Celeste viera su «juguete» entrar en ella unas cuantas veces,
mientras se deslizaba lentamente hacia arriba y luego hacia abajo.
Dejando que sus entrañas se ajustaran, Amy se dio cuenta de las
crestas y protuberancias mientras acariciaban sus paredes internas.

Poniendo sus manos en las caderas de Amy, Celeste susurró,


—Me encanta esto. Amo estar dentro de ti. Amo…

Amy gimió en voz alta perdiéndose las palabras de Celeste


mientras se deslizaba hacia abajo.

Celeste gimió y movió sus caderas arriba y abajo. Sus ojos se


encontraron. Amy sintió el poder de sus acciones. Con cada lento
movimiento burlón, los ojos de Celeste crecían oscuros y más
intensos. Con la cara sonrojada, jadeaba por aire cada vez que Amy
se elevaba y empujaba hacia abajo.

Para deleite de Amy, cada vez que gemía, Celeste tenía los
párpados caídos y su cabeza echada hacia atrás. Los ojos de Amy
brillaron cuando la mandíbula de Celeste se movió de un lado a otro.
Sonriendo maliciosamente, movió sus manos arriba y abajo por el
estómago de Celeste, amando la forma en que los músculos debajo
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

de su piel temblaban, y la forma en que se tensaban y luego se


relajaban al movimiento de sus caderas.

Respirando con dificultad, Celeste tiró de las caderas de Amy


cerca de ella para un poco de anclaje y luego empujó con total 471

abandono.

Enrojecida por la excitación ante la pérdida de control de


Celeste, Amy se rio y susurró, —Reduce la velocidad.

Sin aliento, los ojos de Celeste se enfocaron. Sonriendo, inhalo


aire. —Tu encima de mí así. Es... abrumador.

Amy se inclinó y atormento a Celeste con sus pechos.

—Oh Dios, —pronunció Celeste, luego atrapó el pezón izquierdo


de Amy, y lo succiono con su boca, empujando sus caderas
rápidamente.

—Celeste, querida, —dijo Amy tratando de no reírse—. Por favor,


trata de no alcanzar la cima antes de que el espectáculo comience.

Celeste dejó de chupar y apartó la boca. Miró a Amy, su color se


hizo más profundo. —Haré lo mejor que pueda. —Inhaló
profundamente y, alzando la mano, capturo el pezón derecho de Amy
en su boca.

Adornando la forma en que Celeste succionaba su pecho, Amy


comenzó a moler. Sonrio cuando Celeste soltó su pezón, su
respiración era demasiado rápida y superficial para continuar.

Amy ahuecó los pechos de Celeste.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Levantando la cabeza, Celeste miró a Amy. Con una mirada con


intención, agarró las caderas de Amy y la giró.

Amy se quedó sin aliento por la sorpresa.


472
Descansando su peso completamente sobre Amy, Celeste inclino
sus caderas, y se deslizó profundamente dentro de ella.

Sintiendo una intensa contracción, Amy gritó.

Gimiendo, Celeste impulso sus caderas.

Completamente llena, Amy alzo la mirada hacia la hermosa,


sensual y apasionada mujer por encima de ella, sintiendo sus pechos
presionarla con cada empuje, gimió.

Mirando a Amy, Celeste tragó saliva y luego susurró, —Te quiero


mucho. —Presionó su cabeza en el cuello de Amy y susurro—,
mucho, muchísimo.

—Oh Dios, —susurró Amy. Separó sus piernas y luego enganchó


sus tobillos alrededor de los muslos de Celeste. El ritmo de molienda
que Celeste asumió y la penetración profunda era algo a lo Amy no
estaba acostumbrada—. Oh, Celeste, —dijo en un medio sollozo—.
Por favor. No te detengas.

El sudor se formó entre ellas. Amy gritó cuando Celeste penetro


hacia abajo, su ritmo cada vez más profundo, más rápido.

—Sí, —susurró Amy. Su orgasmo creciendo, su cabeza cayendo


hacia atrás, comenzó a temblar.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Vente para mí, —susurró Celeste mientras empujaba dentro


de Amy.

La sensación de Celeste exigiendo un ritmo más profundo y sus


palabras, llevaron a Amy sobre el borde. —Yo... Uggghhh. 473

Arqueándose, clavando sus uñas profundamente en la carne de


Celeste, Amy se vino.

Celeste gimió. Su entrepierna y su estómago empapados con


jugos de Amy, el frenesí salvaje la sobrepaso. Deslizándose contra el
caliente y resbaladizo sudor que había entre ellas, empujó en Amy
mientras su propio orgasmo ascendía. La fricción de la base del
consolador y la emoción de estar dentro de Amy era más de lo que
jamás podría haber imaginado. Un profundo y gutural grito animal
se liberó de sus labios cuando se vino.

Presionando en Amy, el cuerpo de Celeste se convulsionó.


Respirando con dificultad, se bajó lentamente, crispándose
involuntariamente cuando los últimos vestigios de su orgasmo la
dejaron.

Agotada, hundió el rostro en el cuello de Amy y susurró, —Me


alegro de que confiaras en mí.

Amy tragó saliva y luego murmuró, —Parece que se pone mejor y


mejor.

Celeste hizo un movimiento.

Amy la abrazó. —Quédate.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste la miró interrogante.

—Es cómodo. —Amy la tranquilizó y la abrazó con fuerza—.


Quédate. Te diré cuando no lo sea.
474
Celeste sintió un vacío agridulce llenarla. Este fin de semana
marcó el final; ahí se acababa el tiempo. Descansando todo su peso
sobre Amy, miró fijamente los ojos azul turquesa de la rubia rocío de
miel debajo de ella, y todo lo que quería hacer era decirle que estaba
en su sangre; que era parte de ella. Que quería aferrarse a ella,
mantenerse conectada, permanecer en su calor. Permanecer en su
interior. Pero la elección no era de ella. Amy, lo sabía,
independientemente de lo que pasó entre ellas, tenía la intención de
dejarla ir.

Celeste miró a Amy, y tomó una respiración profunda. Lágrimas


se derramaron de sus ojos. —Amy, —su voz se quebró—, Yo…

—Estás haciendo un hábito de esto, —dijo Amy en broma.


Inclinándose, atrapo suavemente todas las lágrimas de Celeste antes
de besarla completamente en la boca.

Celeste apartó su boca. —Necesito que lo sepas. —Miró a Amy a


través de las pestañas mojadas—. Te amo.

Sin romper el contacto visual, Amy ahuecó las mejillas de


Celeste y las acarició. Con los ojos muy abiertos y lágrimas
desbordantes, exhaló luego enterró su cabeza en el hombro de
Celeste y sollozó.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Acunando a Amy mientras lloraba, Celeste le acarició el cabello.


Completamente desarmada por la pérdida de control de Amy, se
movió a su lado y atrajo a Amy hacia si. Envolviendo sus brazos
alrededor, la abrazó con fuerza.
475

Las lágrimas se derramaron, Celeste cerró los ojos y finalmente


aceptó que todo había terminado.

Amy se despertó y sonrio cuando se dio cuenta de que estaba en


brazos de Celeste. Deslizándose fuera de los brazos de Celeste,
cuidadosamente se acercó a la mesita de noche para tomar un trago
de agua. Miró el reloj de cabecera; Eran pasadas las once de la
mañana. Sintiéndose lánguida, se estiró con cuidado, encantada de
haber dormido tan bien y tanto tiempo.

Amy sonrio cuando su estómago gruñó en silencio. Pensó que


haría panqueques esta mañana; panqueques con jarabe, dulce y
relleno. Se dio vuelta para hacer frente a Celeste y, porque roncaba
suavemente, pellizcó su nariz hasta que se detuvo y luego pasó una
mano por su cuerpo, disfrutando de tocarla mientras dormía.

Descendiendo de la cama, Amy sonrio. Aunque tenía hambre, no


tenía intención de salir corriendo de la cama. Puso su mano en la
cadera de Celeste y colocó su barbilla sobre ella, luego
cuidadosamente deslizó su otra mano sobre el pecho de Celeste.
Deslizó su dedo sobre su pezón izquierdo, y lo frotó ligeramente
hasta que estuvo erecto.

Ociosamente, Amy acarició a Celeste y pensó en la noche


anterior. Después de haber hecho el amor, queriendo prolongar la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

noche, se bañaron juntas y luego hicieron el amor hasta que el


agotamiento las alcanzó.

Escuchando a Celeste respirar, Amy rodeó su ombligo con el


dedo luego, el contorno de su tatuaje. Respirando el suave aroma del 476

cuerpo de Celeste, el ojo artístico de Amy siguió la complejidad del


tatuaje. Pasó un dedo por el detalle y se preguntó por qué Celeste se
había tatuado y si lo había conseguido en algún lugar exótico. Pensó
en cómo la vida de Celeste era tan desconocida para ella.
Inclinándose, escuchó los latidos constantes del corazón y reconoció
que en toda su vida, nunca se había sentido tan bien.

El rostro de Amy se tensó cuando recordó el momento, la noche


anterior, en que Celeste dijo que la amaba. Ese momento fue
excepcionalmente doloroso. No tuvo más remedio que enfrentarse a
la verdad absoluta y descartarla al mismo tiempo. Le había tomado
cada pedazo de autocontrol no decirle a Celeste lo mismo. En
cambio, sollozó en sus brazos. Con ganas de decirle, pero sabiendo
que no podía.

Era imposible. De alguna manera, Amy forzó todas las


emociones circulando en su interior, hacia el fondo. Esto, reconcilio,
era lo que habían acordado. Esto, reconoció, era el final.

Como no quería pensar en ello, Amy sonrio cuando Celeste abrio


los ojos lentamente y sonrio lánguidamente hacia ella.

—Buenos dias preciosa, —Amy susurró.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Buenos días, —respondió Celeste. Tomando a Amy en sus


brazos, la besó.

Amy dio la bienvenida al prolongado y lujoso beso. Con el


tiempo, se echó hacia atrás y sonrio. —Hábleme de tu tatuaje. 477

Celeste arqueó una ceja con sorpresa.

—Me gusta su complejidad y el diseño circular. ¿Dónde lo


conseguiste?

A punto de responder, Celeste fue interrumpida.

—¿Lo conseguiste en algún pueblo tribal? —Amy dijo tocando el


estómago de Celeste—. ¿Tal vez durante una de tus asignaciones de
campo? —preguntó—. ¿O fue cuando estabas de vacaciones
visitando algún lugar remoto?

Amy se detuvo cuando Celeste dejó escapar una carcajada.

Tirando de Amy cerca, Celeste la abrazó, —Tengo miedo de


romper tus ilusiones Chéri, —dijo besando la frente de Amy—. Pero
lo conseguí en un salón de tatuajes en París.

Amy se echó hacia atrás y sonrio. —¿Qué? ¿Ningún miembro de


una tribu maorí en Nueva Zelanda te estuvo decorando
cuidadosamente como un honor tribal? —preguntó en un tono
burlón—. ¿Sin mujeres amazónicas que te decoraran como parte de
su ceremonia de iniciación?

Amy sonrio cuando Celeste se rio con fuerza.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Dios mío, —bromeó Celeste—. ¡Qué viva imaginación tienes,


niña!. —Besó a Amy en los labios—. No, no fue ninguna de las
anteriores, —respondió juguetonamente—. ¡Lo tuve en mi primer
contacto con el tequila! —Celeste sonrio ante la decepción de Amy—.
478
Cuando tenía dieciocho años, salí con algunas amigas y pasamos por
un salón de tatuajes. Todas decidimos hacernos un tatuaje. —Miró a
Amy—. Demasiado vino, y demasiada llena de bravuconería. Este,
—dijo dibujando un elegante dedo alrededor del tatuaje—, fue una
agonía.

Amy se rio.

Celeste le hizo un guiño. —Vomité. Justo allí mismo en el salón.


Incluso me las arreglé para desmayarme. Pero, —agitó sus oscuras
pestañas—. El tatuador insistió en terminar el trabajo. Después de
todo, —dijo mirando hacia abajo a su estómago— ¡era, según él, una
obra de arte!

Trazando el contorno del diseño celta, Amy dijo con aprobación,


—Hizo un gran trabajo. De hecho, realmente me gusta. —Lo besó y
luego se movió hacia arriba, acurrucándose más cerca. Susurró
seductoramente mientras sus manos comenzaban a vagar—, ¿Y
sabes dónde más realmente…

El timbre sonó.

Amy se congeló. Conteniendo la respiración, sus ojos se abrieron


con sorpresa, miró a Celeste. Escucharon por otro sonido. Después
de unos minutos, el timbre volvió a sonar. Alzando las cejas, Celeste
miró a Amy. —¿Estás esperando a alguien?
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy negó con la cabeza y frunció el ceño cuando el timbre sonó


por tercera vez. Tomando algunas respiraciones profundas, trató de
luchar contra su creciente pánico.

Decidiendo que el mejor curso de acción era responder, Amy se 479

levantó de la cama. De pie, estaba agradecida de que Maggie se


hubiera llevado los perros con ella, de lo contrario habrían ladrado
echando la casa abajo.

Amy se puso la bata y murmuró, —Será mejor que responda.


—Rápidamente salió de la habitación y corrio escaleras abajo. En la
puerta, levantó su cabello y pasó sus dedos a través de él. Apretando
el cinturón de su bata, se preparó, esperando poder explicar
fácilmente por qué Celeste estaba allí.

Abriendo la puerta, Amy contuvo el aliento, sorprendida de ver a


dos oficiales sheriff del condado.

Destellaron rápidas sonrisas y el calvo oficial masculino


preguntó, —¿Señora Cameron, señora Amy Cameron?

El estómago de Amy se agitó cuando respondió, —Sí. Sí, soy


Amy Cameron.

Miró por encima del hombro cuando escucho unos pasos detrás
de ella y miro a Celeste bajando las escaleras completamente vestida.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 40

480

De pie en el pasillo, los oficiales arrastraron los pies un poco.


Conscientes de que Amy los estaba mirando, Celeste dijo. —Por
favor, síganme. —Volviéndose, guió el camino.

Una vez que los oficiales estuvieron sentados en el salón, Celeste


se sentó junto a Amy y frente a ellos.

El oficial varón se presentó a sí mismo y a su joven colega. Tomó


aire y dijo en voz baja, —Señora Cameron, me temo que esta mañana
a las ocho y media, hubo un accidente.

Amy se cubrio el rostro y susurró, —Oh, Dios mío. Algo le ha


pasado a Josh.

El oficial miró a Celeste antes de continuar, —Esta mañana un


camión de dieciocho ruedas choco contra un Jeep Laredo Grand
Cherokee, —leyó el registro del vehículo—. Registrado por, —revisó
sus notas— Usted y el señor Josh Cameron, —rápidamente
termino—, Siento decir que todos los pasajeros en el interior del
vehículo murieron al instante.

Instintivamente, Celeste acercó a Amy hacia ella y puso el brazo


de forma protectora alrededor de los hombros.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy dejó caer las manos de su rostro y estupefacta, miró al


oficial varón antes de susurrar, —No —Sacudiendo la cabeza con
incredulidad, con los ojos muy abiertos, miró a Celeste—. No. Dile
que de ninguna manera, Celeste. Dile que esos jeeps están diseñados
481
para soportar todo tipo de cosas, —sus ojos suplicaron—. Dile,
Celeste. Dile que ese Jeep tiene bolsas de aire, barras de impacto
lateral, resistencia a volcaduras. Lo tiene todo.

Celeste sintió que el cuerpo de Amy comenzaba a temblar,


plenamente consciente de que la adrenalina había entrado en acción
y ahora estaba bombeando a través de ella.

Las manos de Amy golpearon el sofá y parándose, miró fijamente


a los oficiales. —Diles, —dijo roncamente—. Díselos ahora, Celeste.

Celeste miró a Amy, queriendo desesperadamente consolarla,


pero cualquiera que fueran las características de seguridad, no
tendrían ninguna resistencia ante un camión de ese tamaño
chocando contra él.

Abriendo la boca para ofrecer comodidad, Celeste la cerró


cuando Amy corrio hacia el oficial varón y cayendo de rodillas, agarro
su mano con las suyas. Implorante, le preguntó, —¿Quién? ¿Quién
ha muerto?

Con ojos experimentados, el oficial miró a Amy.

Amy repitió, —¿Muerto? ¡Dígame! ¿Quién? ¿Quién ha muerto?

Mirando a Amy, dolor mezclado con profunda simpatía cruzó su


rostro. Suspiró y sacudió la cabeza. Lentamente, levantó su libreta y
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

leyó, —La conductora del vehículo, Margaret Forsythe, y los


pasajeros, Sean MacDonald, Christopher y Ryan Cameron.

Amy miró pasmada al oficial y observo su boca moverse en


cámara lenta. Su voz parecía distorsionada y extraordinariamente 482

alta. Como si de alguna manera hubiera encontrado la manera de


salir de los altavoces estéreo de la sala de estar. Sus manos volaron a
sus oídos. Tratando de cubrirlos para bloquear el sonido, pero no
pudo. En cambio, se vio obligada a escuchar con horror cuando su
voz retumbó con nombres anónimos para él, pero para ella, esos
nombres eran la sangre de la vida que bombeaba por sus venas; la
misma razón de su existencia.

Cuando cerró la boca, todo el mundo se estrelló contra Amy.


Sonidos y olores la rodeaban. Todo parecía latir con una claridad
aterradora. Tanto así que la habitación pareció moldearse y
distorsionarse.

Amy cerró los ojos con fuerza, y doblándose, jadeó de agonía


cuando un puño invisible perforo a traves de su pecho y le arrancó el
corazón.

Cuando cayó hacia adelante, Celeste se levantó y se movió


rápidamente. Cayendo de rodillas, envolvió sus brazos alrededor de
Amy.

Sorprendida por el contacto, los ojos de Amy se abrieron.


Enderezándose, bajó la mirada hacia su pecho esperando ver un
hueco enorme, pero para su sorpresa, no había nada. Por una
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

fracción de segundo, la calma subió por su espina dorsal. Su boca se


abrio y una voz incorpórea preguntó, —¿Cómo? ¿Cómo sucedió?

El oficial, con la voz llena de remordimiento, dijo suavemente,


—El Jeep fue impactado mientras cruzaba una intersección. 483

—Suspiró pesadamente—. El camión iba a alta velocidad y se pasó


una señal de Alto y, —hizo una pausa—. Golpeo el Jeep. —Se aclaró
la garganta—. El conductor presuntamente estaba usando un
teléfono celular en el momento y afirma que no vio la señal.

Extendiendo la mano, le apretó el hombro a Amy. —Lo siento


mucho, señora Cameron.

Una oleada de pánico corrio a través de Amy. Se llevó la mano a


la boca, segura de que iba a vomitar.

Vagamente consciente de Celeste abrazándola con fuerza, Amy


quito su mano y miró al oficial varón, necesitando una verificación
absoluta pregunto mientras su cuerpo se sacudía violentamente,
—¿Estás seguro de que están... muertos? —Empujó con fuerza
saliendo de los brazos de Celeste, se levantó temblorosa y añadió
desesperadamente—, Puede que no hayan estado en el Jeep. Podría
haber sido robado. —Miró suplicante a los oficiales—, ¿Cómo se sabe
con certeza? —Su voz se quebró—. ¿Cómo se sabe que estaban en
ese Jeep?

La joven oficial mujer se puso de pie. Temblando y tratando


desesperadamente de contener las lágrimas, se acercó a Amy, y dijo
suavemente, —señora Cameron, creo que usted debe sentarse.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Amy agarró los brazos de la mujer más joven y, sacudiéndola


con fuerza, dijo, —¿Cómo lo sabes? ¿Cómo puedes estar segura?

El oficial varón de más edad miró a Celeste y ambos se movieron


hacia Amy. Suavemente, quitaron su agarre de la joven mujer. 484

Conduciendo a Amy al sofá, Celeste se sentó junto a ella y la abrazó


con fuerza.

Los oficiales volvieron a sus asientos.

Amy lo miró y dijo con voz ronca, —¿Cómo puede estar tan
seguro?

El oficial suspiró y una mirada de cansancio cruzó sus ojos y


luego la compasión los llenó como si supiera que lo que diría
enseguida estaba a punto de destruir su mundo.

—La señorita Forsythe tenía una identificación con foto de sí


misma y los dos... —El oficial vaciló y luego se aclaró la garganta—.
Los dos niños. El otro pasajero, el Sr. MacDonald también llevaba
identificación. —Vaciló de nuevo y miró a Celeste antes de decir tan
suavemente como las palabras le permitían—, Pero obviamente
todavía necesitamos una identificación formal.

Amy miró a los extraños y quiso gritar, pero solo logró gruñir,
—No. No. ¡No! —Entonces un sonido animal por tal dolor y pérdida
resonó por toda la habitación. Amy estaba tan sobresaltada que le
llevó un momento darse cuenta que el sonido venía de su propia
garganta.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Celeste la agarró con fuerza. —Amy, —dijo la voz llevaba una


nota de desesperación—. Amy, —repitió.

Esto no puede estar pasando, Amy pensó horrorizada. —No,


—gritó en agonía. No pueden estar muertos, trató de gritar. No 485

pueden haber sido asesinados. Trató de preguntarle a Celeste, «¿Por


qué?» pero las palabras se atascaron en su garganta cuando Celeste
a gran velocidad se alejó de ella y la oscuridad la envolvió.
Extendiendo la mano desesperadamente, trató de detener a Celeste
alejándose hacia un túnel.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 41

486

Amy escuchó el golpe en la tierra y luego resonar en las cajas,


las cajas de madera en las que estaba enterrada toda su vida. Era
consciente de que Josh la abrazaba, la agarraba de los brazos y la
apoyaba contra él. Ella quería reírse, y decirle que no era ella la que
necesitaba protección. ¿No lo sabía? ¿No sabía él que lo había
vendido? ¿Vendido a las personas que le importaban?

Amy miró desde la tumba abierta, y observó los rostros llorosos


que la rodeaban. Escuchó con indiferencia al Sacerdote concluir su
oración junto a la tumba. La sonrisa tranquilizadora que dio a los
asistentes cuando sus manos tomaron las de ella ni una sola vez
llegó a sus ojos.

No fue ninguna sorpresa para Amy que Celeste no fuera uno de


ellos. Desde el accidente, había ignorado la única presencia que
hacía aguda la implacable realidad de su mundo. Su culpabilidad no
le permitía reconocer a Celeste más que por cortesía superficial, pero
incluso aquí, incluso ahora, la sentía. De alguna manera, sin mirar,
sabía exactamente dónde estaba, y no podía soportarlo.

Amy sonrio al sacerdote cuando le tomó la mano y ofreció


palabras de consuelo. Ella era presbiteriana más por derecho de
nacimiento que en la práctica, pero Josh era católico. No practicante,
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

pero quería un entierro católico, y ¿quién era ella para rechazarlo?


Solo quería que terminara. Él quería un velorio, ella quería morir. Él
quería estar allí para ella, ella quería que la dejara sola.

Para el mundo exterior, Amy sabía que parecía demasiado 487

quieta, demasiado desapegada, pero por dentro estaba rabiosa. Una


rabia que no se parecía en nada a cuando murio su padre. Esta
rabia era incomprensible, un infierno ardiendo en su interior.

Otro doliente le tomó la mano, y Amy se preguntó por qué no


mostraba nada de su ira. Por qué la sensación de querer dividir su
vida en pedazos, rasgarla en pedazos, quemarla y pisarla no se veía
a través de ella. Sonrio sin ver nada mientras la última persona
doliente dejaba caer la mano y se alejaba.

Josh envolvió sus brazos alrededor de ella. Consciente de su


creciente preocupación, Amy apoyó la cabeza en su hombro. Él puso
su barbilla sobre su cabeza y le frotó la espalda. Desde el accidente,
apenas había mostrado signos de dolor.

Amy sabía que no era solo su comportamiento lo que estaba


aterrando a Josh, sino la distancia que estaba poniendo entre ellos.
A diferencia de Josh, había llorado poco. No porque no hubiera
querido, sino porque no podía. Todavía no. No hasta que todo haya
terminado, se dijo a sí misma.

Cuando Josh la abrazó con fuerza, Amy era consciente de que,


incluso en su punto más vulnerable estaba tratando de ser fuerte
para ella. Él estaba en un infierno. Su mundo como el de ella estaba
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

destrozado. Encerrada en sus brazos, no sentía nada por él aparte


de una aguda sensación de deslealtad.

—Diste una lectura maravillosa, —susurró Josh.


488
En un intento desesperado para obligarla a comunicar sus
sentimientos, Josh le pidió que dijera algo en la misa; dando una
lectura. En un primer momento, Amy se sorprendió, aunque no lo
demostró, porque había dejado de mostrar cualquier cosa. La idea de
pararse frente a la gente y rendir homenaje era algo que nunca
habría considerado, pero desde el momento en que Josh lo
mencionó, la mente de Amy se concentró en eso. El dramaturgo en
Maggie hubiera querido nada más que un elogio sincero, pero la
verdadera razón era que Amy sería capaz de expresar su amor. Le
permitiría hablar sobre su familia como si todavía estuvieran allí.
Dándole la oportunidad de interactuar con ellos, explorarlos y
sentirlos a su alrededor sin lugar a dudas.

Esta mañana, Amy se había parado frente a un mar de rostros


familiares, y había abierto un libro gastado de poesía que Maggie
adoraba desde adolescente. Citó un verso que Maggie usaba a
menudo y luego pronunció palabras que no había escrito ni
ensayado.

Amy no habló por Josh, no podía; su tiempo con Celeste le había


robado ese derecho. Sólo podía hablar de lo que había sido
incondicionalmente suyo, sin compromiso. Solo podía hablar sobre
su amor por Maggie, sus hijos y su breve tiempo con Sean.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Con voz fuerte, Amy les dedicó sus vidas y, para su sorpresa,
sus palabras llevaron a los dolientes, a llorar de impotencia y sin
esperanza hasta aflojar sus rodillas.

Cuando terminó, Amy cerró brevemente los ojos. Una emoción 489

de sorpresa la recorrio, una sensación de orgullo. Había dado a


Maggie y sus hijos lo que les era debido. Cuando cerró el libro,
acarició la cubierta por un momento, reconociendo que ella también
estaba cerrando el libro sobre su vida.

Suficiente, Amy decidió en ese momento, fue suficiente.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Capítulo 42

490

Celeste encontró a Josh arrugado en una silla en una pequeña


sala de espera reservada para las familias de los pacientes en el
hospital donde trabajaba. Fuera de la puerta, se volvió hacia la
enfermera. —Gracias, Christine. —Le tocó el brazo—. Fue bueno que
lo trajeras aquí.

—No hay problema, Celeste, —respondió Christine. Miró por la


ventana—. Está en muy mal estado. Espero que todo esté bien.

Celeste asintió y abrio la puerta.

Josh se levantó y corrio hacia ella. La tomo en un abrazo


aplastante.

—Josh, ¿qué es? —Celeste pregunto devolviéndole el abrazo.

—Ella se ha ido, —respondió, con voz atrapada.

—¿Amy?

Josh asintió y la soltó.

—¿A dónde?

Pasó una mano por su cabello alborotado. —Ella se ha ido.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—¿Adonde? —Repitió Celeste. Frunciendo el ceño, carraspeó


para aliviar el temblor que se estaba formando allí—. ¿A dónde se ha
ido?

—Se ha ido, —dijo Josh, extendiendo los brazos—. Ha tomado 491

su pasaporte. —Se tambaleó a una silla—. Se ha ido. —Se dejó caer


en ella, y la miró con incredulidad—. Sólo había una carta
diciéndome que todo había terminado.

El corazón de Celeste comenzó a latir con fuerza. —Josh, —dijo


acercándose a él—. Tal vez, simplemente se ha tomado algo de
tiempo.

—¡Carajo, Celeste! —Josh gritó retorciéndose las manos—. La


has visto estos los últimos meses. Sabes cómo ha estado ella.
—Golpeó con el puño su mano—. No puedo llegar a ella. No quiere
hablar conmigo. Apenas puede mirarme. —Derrotado, puso su
cabeza entre las manos—. 'Es como si no pudiera soportar estar
cerca de mí.'

Celeste miró a su hermano. Sentía oleadas de pánico venir de él


—Está en estado de shock, Josh, —dijo, sentándose a su lado.

Desde el accidente, Amy había rechazado cualquier contacto con


Celeste, no soportaba estar cerca de ella. Incluso en las raras
ocasiones en que habían estado en la misma habitación, saldría en el
momento que Celeste entrara. Tragándose el dolor, Celeste colocó
una mano tranquilizadora en el brazo de su hermano. —Sólo hace
falta tiempo, —dijo tirando de él en sus brazos para abrazarlo.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh se soltó de sus brazos y se levantó. Se movió cerca de una


gran ventana. Frotándose la barba incipiente, miró un rato el
estacionamiento. —Le traje un consejero hace unas semanas.
—Golpeó ligeramente su cabeza contra el cristal—. No se lo conté. Lo
492
hice visitar la casa. —Cerró los ojos llorosos—. Ella insistió en que se
marchara. —Él levantó la cabeza—. Ella enloqueció. —Se volvió y
miró a Celeste, con los ojos anegados de lágrimas—. Quiero decir
realmente enloqueció. —Sacudió la cabeza—. Hizo pedazos toda la
cocina.

Josh apretó los puños y luego se los pasó por el rostro y por el
cabello. Dejó escapar un profundo suspiro. —En todo el tiempo que
la conozco, apenas ha levantado la voz. —Sus ojos se agrandaron y
las lágrimas se formaron—. Ya sabes, —dijo—. No creo que haya
visto una ira así en mi vida.

Josh cerró los ojos y gruesas lágrimas cayeron.

El pánico corrio por Celeste. Desde el accidente, Amy apenas se


comunicaba con nadie. —Josh, —dijo cuidadosamente para
asegurarse de que su tono fuera normal—. No podemos perder de
vista el hecho de que Amy podría haberse tomado un tiempo. Estoy
segura, —dijo tratando de ocultar su incertidumbre—.
Escucharemos de ella muy pronto.

Josh negó con la cabeza. —Recibí una llamada de George esta


mañana. —Miró a Celeste—. Tú sabes, el jefe de Amy.

Celeste asintió.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—Estaba molesto. Me dijo que Amy había contactado con él.


—Josh suspiró pesadamente—. Le dijo que no quería el trabajo.
—Una mirada de incredulidad cruzó su rostro—. A ella le encanta
ese trabajo. Quiero decir que realmente lo ama.
493

—Le dio una explicación, —dijo Celeste. Sus manos temblando,


se las metió en la bata completamente consciente de que Amy
acababa de regresar a su trabajo.

Josh asintió. —Le dijo que no era lo que quería hacer más.
—Miró a Celeste con impotencia—. Pero eso es todo lo que siempre
quiso hacer.

Inhalando aire, Celeste lo miró sorprendida. Un recuerdo de la


mañana del accidente la inundó. Recordó como Amy se desplomó en
sus brazos cuando le comunicaron los fallecimientos. Celeste la
había recogido y abrazado fuertemente.

Celeste había visto a lo largo de los años muchas muertes y,


siempre sin duda, las más difíciles fueron la pérdida de niños. Esa
mañana, ella más que nadie entendía la agonía que Amy estaba a
punto de sufrir.

A medida que pasaban las semanas y los meses, Celeste había


tratado de hablar con Amy, pero se negó, y eventualmente se negó a
mirarla. Aunque nunca dijo las palabras, Celeste sabía que Amy
estaba paralizada por la culpa, de alguna manera creía que las
muertes eran una recompensa por su aventura amorosa.

Levantándose Celeste dijo, —La encontraremos.


Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

—No es tan fácil, —respondió Josh negando con la cabeza.

—Vamos, Josh, —dijo Celeste tratando de reagruparlo—. Eres el


informático. Sin duda, rastrear a alguien en el siglo veintiuno tiene
que ser bastante sencillo, —le preguntó frunciendo el ceño. 494

—No, no entiendes. —Negó con la cabeza—. Cuando hice mi


tesis, trabajé durante unos meses con la Interpol. —Se detuvo
cuando Celeste parecía confundida—. Fue cuando viví en Escocia.
—Josh se detuvo de nuevo y miró por la ventana.

Celeste lo animó. —¿Y?

Josh la miró por un largo momento, el dolor evidente en sus


ojos. —Y, ayudé a establecer una herramienta basada en Internet
para personas desaparecidas y no identificadas para facilitar la
referencia cruzada de los investigadores y los forenses. Fue al inicio
de nuestra relación. —Miró a Celeste, sus ojos cansados se
ampliaron—. Quería impresionarla. Le conté todo. —Se dio una
palmada en la frente y golpeó con los nudillos a cada lado de su
cabeza—. No puedo creer que le haya contado todas las diferentes
maneras en que una persona puede fabricar su propia desaparición.

Celeste sintió que su corazón sufría un espasmo. Incapaz de


creer lo que Josh estaba diciendo, le preguntó, —¿Qué me estás
diciendo?

La frustración marcó la cara de Josh. —Estoy diciendo que


compartí toda la maldita cosa con ella. —Se paseó por la
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

habitación—. ¡Dios, ella sabe mejor que nadie lo fácil que es


desaparecer!

—Pero seguramente podemos colocar un, —Celeste buscó la


palabra—, ¿rastro de ella? 495

—¿Sabes cuántas personas desaparecen cada año solo en


Estados Unidos, Celeste? —Josh dijo alzando sus manos al aire—.
Decenas de miles de personas y esas son gente sin recursos y sin
conocimiento interno.

Celeste negó con la cabeza. —¿Pero sin duda podemos contactar


a alguien? ¿Hacer algo?

—No es tan fácil, —dijo Josh. Se detuvo frente a ella—. Me puse


en contacto con la oficina del sheriff y personas desaparecidas.
Hicieron todo lo del libro, pero en lo que a ellos respecta, es una
mujer adulta sin antecedentes penales que, dadas las
circunstancias, probablemente haya regresado a su país natal. —Se
abrazó a sí mismo—. Ha sido observado y archivado.

—Debe haber algo que podamos hacer. ¿No tienes algún


contacto en la Interpol?

Josh negó con la cabeza. —Celeste era un pasante. Ni siquiera


tenía autorización para ingresar a la Interpol. Trabajaba para una
compañía externa que desarrollaba el software. Yo era un pequeño
engranaje en una gran rueda.

—¿No tienes ni siquiera un contacto desde entonces? —preguntó


Celeste, todo su cuerpo temblando ahora.
Negación - Omega13 Traducción: LeiAusten

Josh negó con la cabeza. —La empresa para la que trabajaba


quebró.

Celeste lo miró con incredulidad.


496
—No es inusual que las compañías de software quiebren.

—¿No hay nadie con el que puedas ponerse en contacto?


—Celeste preguntó con incredulidad.

Josh se sentó y luego se desplomó en la silla. Sus palmas


cubrieron su rostro. —Como dije, era un interno.

—¿Qué hay de ti? —preguntó— ¿Qué pasa con MSF? ¿Pueden


encontrar personas desaparecidas?

Celeste negó con la cabeza lentamente. —No es lo que hacen.

Josh dejó caer las manos y se incorporó. Con los hombros caídos
le preguntó, —¿Qué voy a hacer, Celeste?

Celeste miró a Josh repentinamente consciente de que eran


incapaces de hacer nada.

—¿Qué pasa si nunca regresa?, —Preguntó Josh y luego


comenzó a llorar—. ¿Qué pasa si nunca la vuelvo a ver otra vez?

Continuara… en el Capítulo 43