Está en la página 1de 9

INTERNACIONAL

Los sistemas de evaluación del


impacto ambiental en los
países del Mercosur*
El Mercosur supone implícitamente Similitudes y diferencias
que la plena vigencia de sistemas de
Todos los países miembros y asociados tienen
evaluación de impacto ambiental en como forma de gestión ambiental preventiva un
los países miembros es una contribu- Sistema de Evaluación del Impacto Ambiental
ción a los postulados ambientales del (SEIA). En algunos países dicho sistema se ha-
lla bien desarrollado y lleva varios años funcio-
tratado. En vista de ello, es intere- nando (Brasil). En otros es aún incipiente, lo que
sante revisar y comparar la realidad ocurre básicamente por dos razones: la fecha re-
de los países socios en este tema. lativamente reciente de su promulgación legal,
y la existencia de dificultades para concretar su
José Leal**
puesta en marcha (Argentina, Bolivia). En el
caso de Chile, el sistema ya está operando
os países miembros o asociados al plenamente, aunque algunas deficiencias hayan

L Mercosur cuentan con diferentes institu-


cionalidades e instrumentos para evaluar
ambientalmente sus proyectos de inver-
sión. Resulta interesante, entonces,
realizar un análisis individual y comparativo
de los Sistemas de Evaluación del Impacto
Ambiental (SEIA) con que ellos operan, así
planteado la necesidad de ciertas modificaciones.
En dos países (Paraguay y Uruguay) los sistemas
se pueden calificar todavía de rudimentarios. Sin
embargo, en tanto sistemas de evaluación de
impacto ambiental, los SEIA de los países del
Mercosur comparten ciertas características co-
munes que se pueden resumir así:
como la forma en que éstos se relacionan con
el tratado de integración comercial. • Todos son, en esencia, sistemas preventivos
El análisis que se realiza aquí no se ocupa de aplicados a nuevos proyectos, y no tienen que ver
los impactos ambientales que eventualmente pro- directamente con la situación ambiental actual de
vocaría el Tratado, sino que se refiere sólo a los los países. Esto quiere decir que las evaluaciones
procedimientos aplicables en los distintos países. de impacto ambiental (EIA) están concebidas como
En otras palabras, esta revisión se refiere a la herramientas para buscar la mayor sustentabilidad
manera en que los países han incorporado en sus de las propuestas futuras de desarrollo, y no para
legislaciones e instituciones ciertas restricciones hacerse cargo de la problemática ambiental en
a las propuestas de actividades de desarrollo fu- algún aspecto puntual. En esto responden a los
turas, en particular los proyectos. Esto, a su vez, lineamientos recomendados reiteradamente por el
influye en la competitividad de las empresas. PNUMA, la Cepal, el BID y el Banco Mundial,
Como resultado del análisis señalado, se plan- que han advertido de la importancia pero también
tean algunas conclusiones respecto a la forma en
del alcance restringido del enfoque de EIA, y de
que operan los SEIA de estos países, a partir de
la necesidad de coordinación de éste con otros ins-
las experiencias derivadas de su aplicación.
trumentos. Pero estos mismos organismos han se-

*Artículo resumido y editado por Ambiente y Desarrollo a partir de los resultados del proyecto de investigación de Cipma «Mercosur
y medio ambiente» que contó con financiamiento del Center for International Environmental Law (CIEL) y la Fundación Tinker.
**Ingeniero civil industrial. Consultor internacional.

36 Ambiente y Desarrollo - Marzo 1998 VOLXIV-Nº1,pp. 36-44 (ISSN 0716 - 1476)


INTERNACIONAL

ñalado, también, la urgencia de que en los países ción de la gestión ambiental en el Ministerio de
exista algún sistema de EIA que garantice un futuro Vivienda. Este tema no deja de ser crítico para
más sustentable, al menos en relación a los gran- explicar algunas características de los sistemas
des proyectos de desarrollo, y en particular los de de EIA que han privilegiado los países en estu-
infraestructura. dio. El esquema más influyente en América La-
tina siempre ha sido el venezolano, por cuanto
• Cabe mencionar, en este contexto, que los paí- éste fue un país pionero en gestión ambiental: el
ses han optado por un modelo de evaluación de primero en crear un Ministerio del Ambiente, y
impactos que se asemeja al norteamericano en uno de los países con una mayor porción del te-
cuanto privilegia, por razones prácticas, el en- rritorio sujeto a alguna forma de protección
foque de proyecto a proyecto. Los esquemas más ecológica. En Venezuela el ordenamiento terri-
cercanos a la planificación ambiental que se apli- torial es un instrumento complementario de la
can, con diferentes matices, en los países euro- evaluación del impacto ambiental; incluso éste
peos como resultado de una tradición de larga último aparece como subordinado al anterior, por
data, no han encontrado todavía eco en los paí- cuanto la entrada de un proyecto al sistema es
ses en estudio. En Argentina y Chile, por ejem- una autorización de cambio en el uso del suelo,
plo, el llamado ordenamiento territorial, que es asunto privativo del área de ordenamiento terri-
un instrumento aplicado en países como Alema- torial en la organización institucional venezola-
nia, Francia (aménagement du territoiré) e Ingla- na1. La poca eficacia que ha mostrado la gestión
terra (en especial como landscape planning), no ambiental en Venezuela ha provocado indudable-
tiene mayor aplicación, como no sea a nivel muy mente resistencia para la ampliación de la utili-
limitado. Una explicación radica posiblemente zación del ordenamiento territorial en la gestión
en las dimensiones territoriales de los países, que ambiental2. Cabe mencionar, en todo caso, que
hacen impracticables esquemas que pudieran los desarrollos metodológicos y procedimentales
tender a rigidizar los usos del suelo. También tie- elaborados en Canadá, donde se utiliza un con-
ne que ver la discusión sobre el rol del mercado cepto más amplio de EIA que no excluye el uso
en la asignación de recursos. En Uruguay, sin de instrumentos complementarios que vayan más
embargo, el tema ha adquirido relevancia por las allá del enfoque «proyecto a proyecto», están
características del país, así como por la ubica- siendo estudiados cuidadosamente en países

Ambiente y Desarrollo - Marzo 1998 37


INTERNACIONAL

como Argentina y Chile, donde hay más interés en país mismo. Responden a legislaciones naciona-
avanzar en una gestión ambiental moderna y eficaz. les. Al respecto, en la Ley de Bases del Medio
Ambiente de Chile, por ejemplo, no se contem-
• En todos los países en estudio, sin excepción plan dentro del sistema de EIA consideracio-
pero con distintos énfasis, la dinámica que ha nes acerca de proyectos que afecten a países
impulsado la instalación y desarrollo de los sis- limítrofes, o se hallen localizados en zonas
temas de EIA se generó en la cooperación inter- fronterizas5.6.
nacional, particularmente el BID y el Banco
Mundial. Estas instancias financieras incluyeron • En todos los casos, el requerimiento de llevar
entre sus exigencias la formulación de algún tipo a cabo una EIA tiene que ver normalmente con
de EIA para los proyectos que solicitaban fon los procesos contaminantes, la generación de
dos, los que se realizaron conforme a las direc- emisiones, efluentes y residuos, el uso de deter-
tivas o lineamientos correspondientes3. Práctica minados recursos naturales, y otros impactos
mente todos los Manuales de Procedimiento de ambientales y, por lo tanto, no suele incorporar
EIA en los países en estudio se han inspirado o exigencias formales a productos. Se presupone
basado en los textos señalados4. que dicho producto, al haber internalizado
externalidades potenciales del proyecto, es más
• Los sistemas de EIA de cada país tienen una sustentable. Pero en el mercado es más o menos
aplicabilidad estrictamente territorial dentro de equivalente a otros productos similares, a menos
cada uno de ellos; y en los países federales, son que lleve un sello de calidad ambiental, una
válidos dentro de cada estado, provincia e, in- ecoetiqueta u otro mecanismo de ese tipo, el cual
cluso, municipio. No se proyectan más allá del puede tener eventualmente su origen en exigen-
cias del procedimiento o sistema de EIA. Sin
Resumen embargo, lo normal por ahora es que no haya di-
Se analizan los sistemas de evaluación de impacto ambiental ferencias importantes entre un producto genera
(EIA) vigentes en los países pertenecientes al Tratado Comercial
Sudamericano Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) do con EIA y otro equivalente sin EIA.
y los países asociados (Bolivia y Chile), a fin de ver en qué medi-
da las diferencias pueden afectar la dinámica y el objetivo del
Tratado, así como para visualizar las posibilidades de coopera- • Los EIA se aplican, pues, como se señaló arri-
ción en el tema. En primer lugar, se constata que los países po- ba, a nuevos proyectos territorialmente localiza
seen efectivamente, como instrumento de gestión ambiental pre-
ventiva, un sistema de EIA. En segundo lugar, hay diferencias dos. Por lo tanto, iniciativas conjuntas de países
en la aplicabilidad. En tercer lugar, los sistemas de EIA de los pertenecientes al Acuerdo, localizadas en un país
países no tienen mayor relación con los objetivos del Mercosur
en tanto éste es un mercado común de productos. En cuarto específico, deben cumplir con las exigencias del
lugar, el Mercosur confía (a juzgar por planteamientos reiterados
de las reuniones Especiales de Medio Ambiente del Tratado) en
sistema de EIA nacional, a menos que se señale
que la plena vigencia de los sistemas de EIA es una contribución explícitamente lo contrario. No existe hasta aho-
importante a los postulados de calidad ambiental del Tratado.
Finalmente, hay evidencia que sugiere que los países con me-
ra ningún reglamento del Mercosur que señale
nos desarrollo de sus sistemas buscarán una «nivelación hacia algún procedimiento común para el conjunto de
abajo», que desfavorecerá a los países que más seriamente se
están tomando la EIA.
países, salvo ciertas orientaciones generales para
buscar una adecuada armonización. En todo
Abstract
The systems for evaluation of environmental impact operating in caso, nada impide que pueda existir en el futuro
the member countries of the Mercosur Trade Treaty (Argentina, un mecanismo de compatibilización de sistemas
Brazil, Paraguay, and Uruguay) and the associated countries
(Bolivia and Chile) are analyzed with the intent of seeing to what de EIA, en la medida que se haga necesario.
extent the differences may affect the dynamics and objectives of
the Treaty, as well as how to view the possibilities for cooperation
in this theme. In the first place, it is pointed out that the countries Las situaciones nacionales
effectively have, as an instrument of preventative environmental
management, an Environmental Impact Evaluation (EIA) system.
In the second place, there are differences in application. In the En todos los países hay en vigencia una base
third place, the EIA systems in these countries do not have much legal y procedimental para el funcionamiento de
relation with the objectives of Mercosur, given that this is a common
market of products. In the fourth place, the Mercosur trusts (based las evaluaciones de impacto ambiental. Esta base
on the thinking reiterated in Special Meetings on the Environment puede tener expresión federal, provincial y mu-
of the Treaty) that the full enforcement of the EIA systems is an
important contribution toward the Treaty's environmental quality nicipal (Argentina); federal y estadual (Brasil);
postulates. Finally, there is evidence that suggest that the countries y nacional (Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay).
with relatively less developed systems seek to reach "parity from
below", which will be more unfavorable to those countries that are Un primer análisis de cada uno permite desta-
taking the EIA system most seriously. car los aspectos que se reseñan a continuación:

38 Ambiente y Desarrollo - Marzo J998


CIENCIA Y AMBIENTE

Brasil Cuadro 1

El sistema federal tiene un carácter Brasil: Proyectos con EIA (1987-1990)


indicativo y concede a los niveles esta-duales
la responsabilidad por las exigencias Tipo Nº
específicas de EIA en materia de proyectos7. En
Brasil la exigencia de su realización tiene
Construcción de aeropuerto 1
carácter constitucional8. La actual normativa
data de 1986 y tuvo su origen en una resolución Usina hidroeléctrica 7
Gasoducto gas natural 3
del Conama (Conselho Nacional do Meio Terminal portuario 1
Ambiente), que se apoya en la Ley de Medio Polo petroquímico 1
Ambiente de 1981, que a su vez define la Centro tratamiento/
Política Nacional de Medio Ambiente. En dicha disposición residuos sólidos 1
resolución se exige la elaboración de una EIA Emisario efluentes sanitarios 1
Refinería petróleo (ampliación) 1
para cierto tipo de proyectos cuyo listado se
Prospección campos petrolíferos 1
detalla en el texto de dicha resolución. En sín- Fábrica dióxido de titanio 1
tesis, la resolución determina los siguientes ele- Planta de celulosa 1
mentos: Área industrial 1

• Un concepto de impacto ambiental que deberá


ser adoptado en la EIA. ral. El Instituto Brasileño del Medio Ambiente
• Una subordinación del sistema de otorgamiento (Ibama) es el ente encargado de conceder las li-
de licencias o permisos ambientales para acti- cencias o permisos a los proyectos que pasan por
vidades modificadoras del medio ambiente, a el sistema. Hay tres tipos de Licencias: Licen-
la elaboración de una EIA. cia Previa, Licencia de Instalación y Licencia de
• Un listado, de carácter indicativo, de los tipos Operación.
de actividades o proyectos que dependerán de
la elaboración de una EIA para la obtención de La deficiencia mayor del SEIA brasileño se-
una licencia ambiental especificando, para al- ñalada por los analistas radica en la desvincu-
gunas actividades o proyectos, un valor o lí- lación entre los objetivos y resultados del proce-
mite de referencia respecto a tamaño o capa so de EIA, y las políticas estratégicas guberna-
cidad productiva, a partir de los cuales esta- mentales9. Esto ha hecho que el otorgamiento de
rían sujetas al proceso de EIA. licencias ambientales se haya transformado en un
• Una definición de los factores o componentes mero formalismo, «permitiendo apenas a
ambientales mínimos que deben estar contén- incorporaçao de algumas medidas mitigadoras de
dos en la EIA exigida. cunho essencialmente corretivo»10.
• La necesidad de compatibilizar el proceso de En el plano práctico, los tipos de proyectos que
permisos o licencias con las etapas de con más frecuencia se han analizado en el con-
planeamiento e implementación de las activi- texto del sistema de EIA brasileño han sido gran-
dades de los órganos sectoriales del Sistema des proyectos de infraestructura o industriales,
Nacional de Medio Ambiente (Sisnama). como los que se muestran en el Cuadro Nº 111.

Todos los estados brasileños poseen este mis-


Argentina
mo sistema de EIA, con diferencias sustancia- Existe una ley federal de EIA que ha tenido
les como respuesta a las características propias muchas vicisitudes, sobre todo un veto
de cada uno. La propia resolución de Conama presidencial que la ha dejado congelada. Sin
ordena a cada estado establecer la respectiva re- embargo, existen iniciativas provinciales y
glamentación, de modo de tomar en cuenta las municipales de diferentes características. No
distintas peculiaridades ambientales e todas las provincias tienen reglamentación de
institucionales. Los proyectos que involucran a EIA.
más de un estado son de responsabilidad fede- Dentro de una misma provincia no siempre la

Ambiente y Desarrollo -Marzo 1998 39


INTERNACIONAL

Paraguay
Se puede concluir que el
Mercosur no es indiferente a las Existe un todavía muy rudimentario
sistema de EIA, con una reglamentación
importantes diferencias de bastante general (semejante a la venezolana) y
aplicabilidad que existen sin lineamientos claros. El reglamento es un
actualmente en los complemento a la Ley de EIA 294 de 1993, que
estableció la obligatoriedad de la EIA para di-
procedimientos de EIA en los versas categorías de proyectos, industriales so-
diferentes países miembros bre todo, señaladas con cierto detalle en ese cuer-
y asociados. po legal14.
El Reglamento también contiene un listado de
actividades sujetas a EIA, pero con una caracte-
exigencia provincial coincide con la municipal. Es rística especial. Se hace en el mismo texto una
el caso de Córdoba, donde el Reglamento Provin- diferenciación bastante acotada de cuatro cate-
cial proviene del Ministerio de Salud; y el muni- gorías de empresas: microindustria, pequeña in-
cipal es de responsabilidad del Municipio, más dustria, mediana industria y gran industria15. Esta
concretamente de su Subsecretaría de Medio diferenciación se expresa en el listado de proyec-
Ambiente12. De todos modos, los textos son tos sujetos a EIA. Claramente, en el sistema pa-
básicamente coincidentes y no ha habido conflic- raguayo esta clasificación implica diferentes re-
tos institucionales que merezcan ser mencionados. querimientos para las empresas.
El reglamento está elaborado de manera Un problema de la gestión ambiental paragua-
bastante práctica y contempla más bien ya es que está ligada al Ministerio de Agricultu-
resultados que procedimientos para la realización ra y Ordenamiento Territorial, por lo que tiene
de la EIA. Con esto se facilita el logro de las au- un carácter sectorial que no se compadece con
torizaciones que exige la Ley de Medio Ambiente las exigencias del instrumento. Ha habido resis-
Nº 7343. El Reglamento contiene también un lis- tencia a avanzar en el tema. Se han aplicado, en
tado de proyectos que deben entrar al sistema, todo caso, algunos EIA ligados a grandes pro-
pero a diferencia de los de otros países, contempla yectos binacionales y/o financiados por la coope-
dos categorías: proyectos sujetos obligatoriamente ración internacional.
a la EIA; y proyectos sujetos condicionalmente a
la EIA. La decisión respecto a estos últimos co-
rresponde al Consejo Provincial del Medio Am-
biente. Cabe mencionar, en todo caso, que este Uruguay
decreto, tanto en su versión provincial como en
su versión a nivel municipal, ha tenido una esca- Existe un cuerpo
sa aplicación real; en general, se ha discriminado legal sobre EIA, la Ley
afectando a grandes proyectos de particular 16.646 de 1994, pero no
preocupación para la población. ha tenido un efecto
Una provincia con status ambiental preferen- amplio y no constituye
cial como Bariloche posee un sistema particular- todavía una parte fundamental de la política
mente restrictivo en función de proteger, man- ambiental nacional, de acuerdo a algunos
tener y mejorar la calidad ambiental del área. Sin analistas16. Uruguay se encuentra actualmente en
embargo, se ha topado con dificultades para su un proceso de reforzamiento de su capacidad
implementación, y el deseo de tener un sistema institucional en materia ambiental. De todos mo-
de EIA no se ha concretado en un reglamento dos se han aplicado algunas EIA por parte de
formal. De todos modos, estas deficiencias no se empresas, de organismos internacionales y por
han considerado demasiado graves porque la el sector no-gubernamental, como una forma de
provincia cuenta con un sistema de ordenamiento apoyar a los sectores afectados. El caso de la re-
ambiental sumamente desarrollado, en función presa de Salto Grande representó al respecto un
de las necesidades de conservar el área por sus esfuerzo interesante.
altos valores turísticos13.

40 Ambiente y Desarrollo - Marzo 1998


INTERNACIONAL

El reglamento del sistema de EIA cuenta con dio Ambiente (Conama) sigue recibiendo estu-
un listado de proyectos similar al de los demás dios y declaraciones de impacto ambiental, y se
países, aunque más simplificado. El menciona- espera una importante cantidad de proyectos a
do Reglamento de Evaluación del Impacto Am- revisar en el futuro.
biental complementa y precisa dicho listado. Respecto a los tipos de proyectos que se han
sometido a la exigencia de EIA, durante la eta-
pa llamada de «aplicación voluntaria», se presen-
ta en el Cuadro Nº 2 la distribución de éstos so-
Bolivia bre un total de 137 proyectos ingresados hasta
el año 1995. Se observa la presencia de proyec-
Este país se ha dado un sistema de EIA tos tanto públicos como privados, sobre todo en
bastante ambicioso, conceptual- la actividad minera19. Entre 1990 y 1996, ingre-
mente muy bien formulado. Hay una Ley que lo saron 170 proyectos, con una inversión de
sustenta, y el año 1996 fue promulgado un 19.000 millones de dólares.
reglamento. Dicho reglamento se considera com- El sistema cuenta con un listado de proyec-
plementario de otros reglamentos ambientales en tos incluido en la Ley de Bases del Medio Am-
estudio. Por todo esto, aún se está lejos de una biente de 1992, que se desagrega en ciertos de-
aplicabilidad integral. Muchos nuevos proyectos talles cuantitativos en el respectivo Reglamento
siguen llevándose a cabo sin el respectivo EIA, de las Evaluaciones del Impacto Ambiental de
aunque la exigencia exista en el papel. Desde el 1997. Cabe señalar también que en el sistema
sector estatal se han hecho importantes esfuer- chileno existen las figuras del Estudio de Impac-
zos para promover la aplicación, pero hay resis- to Ambiental y de la Declaración de Impacto
tencia en sectores empresariales, en particular en Ambiental, siendo esta última destinada a peque-
el minero17. ños proyectos o proyectos con impactos meno-
Sin embargo, se ha señalado reiteradamente res, y para los cuales el proponente debe emitir
por los analistas nacionales que en el sector es- este informe que se refiere sobre todo al com-
tatal tradicional tampoco hay aún una colabora- promiso de cumplimiento de la normativa y de
ción estricta con la autoridad ambiental, y que las exigencias legales sobre emisiones y calidad
sigue existiendo una importante carga de degra- ambiental.
dación ambiental proveniente de empresas y en- Sin embargo, si hay algo que caracteriza al
tidades públicas. sistema chileno es que existe clara voluntad po-
A diferencia de otros países, en Bolivia no lítica de aplicarlo, de hacerlo efectivo, de tomar
existe un listado único de proyectos que requie- realmente en consideración sus resultados para
ren un estudio de impacto ambiental, sino que apoyar la toma de decisiones en relación a pro-
éstos pasan por una evaluación previa de la au- yectos. De modo que, al menos en su
toridad, donde se les define dentro de una cate- aplicabilidad hasta la fecha, la EIA está lejos de
goría. Esta categoría, a su vez, establece el tipo ser un mero trámite —en particular para los
de EIA que debe presentar. megaproyectos—; y se puede decir que, por lo
Chile Cuadro 2
Chile: proyectos con EIA (1990-1995)
El país ha completado
su reglamentación de
EIA, cuyo sistema está Tipo Nº
garantizado en la Ley de
Proyectos mineros
Bases Nº 19.300. Sin embargo, se ha notado e industria minera 56
una cierta resistencia en la etapa actual, que es Energía 27
muy distinta de la manera casi entusiasta con Industria fabril 17
que fue enfocado el llamado «Sistema Industria forestal 17
Voluntario» amparado por un Instructivo Acuicultura y afines 8
Industria agropecuaria 3
Presidencial18. Es de suponer que esto se irá Otros 9
superando. La Comisión Nacional de Me-

Ambiente y Desarrollo-Marzo 1998 41


INTERNACIONAL

Un análisis comparativo
Efectivamente, como se ha visto, los sistemas
son diferentes para cada país. Pero si bien no tie-
nen las mismas cualidades restrictivas, todos
apuntan más o menos a lo mismo. Una compa-
ración de los listados de proyectos sujetos a EIA
de los países que lo tienen, refleja similitudes no-
tables, como se visualiza en el Cuadro Nº 3. Pero
sólo Brasil cuenta con un sistema probado y en
funcionamiento, aun cuando adolezca de los de-
fectos señalados arriba. Esto significa que los
productos brasileños provenientes de proyectos
que en su momento realizaron una EIA, e incor-
poraron medidas de mitigación y/o compensa-
ción de impactos, internalizan efectivamente al-
gunos costos del daño ambiental.
En los demás países, los tipos de proyectos
sometidos a EIA, sea por requerimientos exter-
nos o internos, son en la mayoría grandes ini-
ciativas de infraestructura que difícilmente están
ligadas a productos que pudieran tener relevan-
cia en el marco del Mercosur. Sin embargo,
ciertos proyectos productivos están siendo incor-
porados, como en el caso de la minería en Chile;
en Bolivia, el énfasis está puesto también en este
Hay señales que sugieren sector. Brasil, desde sus inicios, incorporó al
que los países con menos sector industrial. En los demás países, las pre-
ocupaciones siguen siendo los grandes
desarrollo de sus sistemas de proyectos.
evaluación de impacto Otro elemento significativo es la tendencia, en
ambiental buscarán una todos los países analizados, de buscar ajustes en
sus sistemas para evitar las rigideces, que han
«nivelación por abajo», que sido una causa importante de fracasos o deficien-
desfavorecerá a los cias; sobre todo en los países de larga aplicación
países que más seriamente se de la EIA. De allí que existan en todos los paí-
ses diferentes categorías de EIA para facilitar la
están tomando la EIA. realización de esta tarea sin provocar sobre las
inversiones cargas exageradas, en particular para
menos en su formulación y de acuerdo a la in- proyectos pequeños o de impactos poco signifi-
formación parcial con que se cuenta, el sistema cativos.
de EIA ha hecho más sustentables una serie de
proyectos que en otras condiciones habrían sido Algunas conclusiones
mucho más nocivos para el medio ambiente.
Finalmente, es importante anotar que la eta- Como primera conclusión, se puede afirmar
pa actual de «aplicación obligatoria» de la EIA que los sistemas son esencialmente similares, por
luego de la aprobación del Reglamento de EIA, cuanto afectan más o menos a los mismos tipos
tras un comienzo vacilante señalado por los sec- de proyectos, a juzgar por los listados de pro-
tores productivos, ha cobrado un nuevo vigor, y yectos sujetos a algún tipo de EIA. El Cuadro
constituye un caso de interesante colaboración Nº 3, que presenta una selección de proyectos tí-
entre la autoridad y tales sectores para fortalecer picos de los listados, es muy ilustrativo al res-
la gestión ambiental en el país. pecto. Se puede observar que prácticamente to-

42 Ambiente y Desarrollo - Marzo 1998


INTERNACIONAL

dos los países coinciden en sus exigencias for- to de países, pero no para los actuales produc-
males respecto a la EIA, con algunos matices tos sino para los futuros.
que se señalan como notas al Cuadro Nº 3.
Como segunda conclusión del análisis, se El funcionamiento mismo del Mercosur, in-
puede afirmar que los sistemas de EIA en el fon- cluyendo su sustentabilidad ambiental, aparece
do no tienen mayor relación con los objetivos y como un acuerdo establecido, concertado por los
exigencias del Mercosur, en tanto mercado co- países ya tempranamente en el Tratado de Asun-
mún de productos. Todos los sistemas de EIA ción. Por tanto, se puede extraer como tercera
desarrollados en los países se refieren a proyec- conclusión, que el Mercosur no es indiferente a
tos. En ninguno de estos sistemas se plantea las importantes diferencias de aplicabilidad que
como requerimiento específico, que los produc- existen actualmente en los procedimientos de
tos hayan tenido una generación donde se exija EIA. El tema ha sido, por lo demás, recurrente
una EIA. Pero habrá países donde la exigencia en las discusiones en las REMAS (Reuniones
relajada pudiera traducirse en una forma de dum- Especializadas de Medio Ambiente), organiza-
ping que podría afectar la reprocidad entre los das especialmente para tratar el tema ambiental
países miembros. Esto pudiera traer las siguien- en el marco del Tratado. En otras palabras, por
tes consecuencias: semejantes que sean los sistemas de EIA de los
países en el papel, la dispar «seriedad» en su
• Que los países exigentes relajen sus sistemas, implementación puede eventualmente afectar el
al menos para productos que caigan entre los funcionamiento del Tratado. Vale la pena seña-
orientados al Mercosur. lar, en todo caso, que en todos los países se ob-
• Que los países poco exigentes se nivelen en re- serva un intento por avanzar en la aplicabilidad
lación a los anteriores, produciéndose un efectiva de los procedimientos reglamentados, y
reforzamiento de la gestión ambiental preven- se están sucediendo avances importantes. A esto
tiva en ellos. contribuye sin duda el impulso que viene de
• Que se dé una combinación de ambas tenden- organismos internacionales, tanto en el marco
cias, con lo cual se lograría al menos una pers- del Tratado como fuera de él, para un refor-
pectiva de mayor sustentabilidad en el conjun- zamiento de la institucionalidad ambiental de los

Cuadro 3
Tipos de proyectos con exigencia de EIA en países del Mercosur

PROYECTO Argentina* Argentina" Brasil Paraguay Uruguay***** Chile

- Infraestructura de transporte X X X X X X
X*** X X X X X
- Oleoductos y gasoductos
X*** X X X X X
- Represas y embalses
- Líneas transmisión eléctrica X*** X X X X X

- Extracción de hidrocarburos X*** X X X X X

- Extracción de minerales X*** X X X X X

- Díspos. y trat. residuos tóxicos X X X X X X

- Tratamiento de aguas servidas X X X X X

- Complejos industriales X X X X X X

- Proyectos de desarrollo urbano X*** X**** X X X X

- Proyectos de desarrollo forestal X X X X X


- Refinerías de petróleo X X X X X X
- Centrales energ. térmica/nuclear X X X X X X
- Proyectos siderúrgicos X X X X X X

*Provincia de Córdoba; **Provincia de Buenos Aires; ***Proyectos sujetos condicionalmente a una EIA; ****Proyectos cuya
exigencia de EIA corresponde a la autoridad municipal; *****El ítem m del Reglamento de EIA faculta al Ejecutivo a agregar
cualquier otro proyecto a la exigencia

Ambiente y Desarrollo - Marzo 1998 43


INTERNACIONAL

países que apunte a la aplicación integral de la chileno, Centro de Estudios Públicos, Santiago.
propia legislación. (2) Leal, José (1994). Op. cit. nota 1. También ver: González,
Sara (1992): Los Estudios de Impacto Ambiental y su pa-
Esta tendencia pudiera ser alentada por el pel dentro de la Gestión Ambiental en Venezuela, Univer-
Acuerdo Unión Europea-Mercosur, que tiene sidad Simón Bolívar, Caracas.
entre sus instancias de cooperación (en el nivel (3) Banco Mundial (1992). Libro de Consulta para Evalua-
económico) el tema de la «protección ambien- ción Ambiental.Volúmenes I, II y III, Washington; Banco
Interamericano de Desarrollo (BID) (1990). Procedimien-
tal», así como otro ítem que se refiere a «desa- tos para la Clasificación y Evaluación de Impactos Am-
rrollar un entorno jurídico que favorezca la in- bientales en las Operaciones del Banco, Washington.
versión». Recientemente se ha firmado un acuer- (4) Por ejemplo, en el caso de Chile, el Manual de Evaluación
do de cooperación Mercosur-Unión Europea en de Impacto Ambiental. Conceptos y Antecedentes Bási-
cas, Conama, Santiago, Segunda Edición, 1994.
materias técnicas en el campo ambiental. Y esto (5) República de Chile, Ley de Bases del Medio Ambiente,
se liga indudablemente a la EIA20. 1992.
Vale la pena mencionar que la REMA de 1992 (6) Habría, en todo caso, que analizar para esta situación
relaciona el tema protección ambiental con la específica los efectos que esta legislación pudiera tener
en el futuro el Protocolo Minero del Mercosur, así como
competitividad. La REMA de 1994 busca «la ar- ciertos acuerdos bilaterales (Chile-Argentina, por ejemplo).
monización de la legislación ambiental», segui- (7) Véase: Severino Soares Agrá Filho (1993). Os Estudos
da del siguiente planteamiento: «asegurar la obli- de Impactos Ambientáis no Brasil: urna análise de sua
º
gatoriedad de la adopción de prácticas de licen- efetividade, IPEA Documento de Política N 18, Rio de
Janeiro.
cias/habilitaciones ambientales para actividades (8) «Exigir na forma da le¡, para instalacao de obra ou atividade
degradantes del medio ambiente, teniendo como potencialmente causadora de significativa degradacao do
uno de los instrumentos a la EIA»21. A partir de meio ambiente, estudo previo de impacto ambiental, a que
esto se puede postular como cuarta conclusión, sedará publicidade».
(9) Severino Soares Agrá Filho (1993). Op. cit. nota 7;
que el Mercosur confía en que la plena vigencia Severino Soares Agrá Filho (1994). Ponencia en Confe-
de los sistemas de EIA es una contribución im- rencia sobre el marco jurídico-institucional de la EIA en
portante a los postulados de calidad ambiental América Latina, CEPAL, noviembre 1994; Roberto
del Tratado. Como corolario, dada la similitud Messias Franco (1994). Ponencia en Conferencia sobre
el marco jurídico-institucional de la EIA en América Latina,
de los sistemas entre los países, el planteamiento CEPAL, noviembre 1994.
de la REMA 94 apunta más a la efectividad en (10) ídem nota 9.
la aplicación de la EIA, que a confiar en las (11) Agra-Filho (1993). Op.cit. nota 9.
similitudes formales. (12) Ministerio de Salud, Reglamento de la Evaluación de
s
Impacto Ambiental, Decreto N 3290, Córdoba, 1990.
Por último, y para dar una señal de las dificul- (13) Comunicación personal de Víctor Arrechea, Director de
tades futuras, Argentina, Paraguay y Uruguay han Medio Ambiente de la Provincia de Bariloche, 1995.
planteado en la Quinta REMA que los productos (14) Brañes, Raúl (1994). Ponencia en Conferencia sobre el
provenientes de sus países «no deben tener mayor marco jurídico-insitucional de la EIA en América Latina,
CEPAL, noviembre 1994.
exigencia ambiental que la que tienen para sus (15) Comité Interinstitucional de Reglamentación, Reglamen-
propios productos dentro del territorio». Es un to de la Ley 294/93. Evaluación de Impacto Ambiental,
recado para Brasil, naturalmente, que pudiera Asunción, 1994. Ver Anexo V.
sentirse calificado para hacer exigencias mayores (16) Brañes, Raúl (1994). Ponencia en Conferencia sobre el
marco jurídico-institucional de la EIA en América Latina,
en la materia dado su mayor desarrollo en gestión CEPAL, noviembre 1994.
ambiental22 . De aquí deriva como quinta (17) Salas, Edgar (1994). Ponencia en Conferencia sobre el
conclusión, que los países con menos desarrollo de marco jurídico-institucional de la EIA en América Latina,
sus sistemas buscarán una «nivelación por abajo», CEPAL, noviembre 1994.
(18) Ver: Conama (1994). Manual de Evaluación de Impacto
que desfavorecerá a los países que más seriamente Ambiental. Conceptos y Antecedentes Básicos, Santia-
se están tomando la EIA. Sin embargo, como su go, Segunda Edición, 1994.
aplicabilidad no afecta sino indirectamente a los (19) Daud, Pablo (1996). Esquemas Avanzados de Evalua-
productos, será difícil establecer señales claras para ción del Impacto Ambiental, Universidad de Santiago.
(20) Ministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos de
dirimir posibles conflictos. AD Argentina, Acuerdo Marco Unión Europea-MERCOSUR,
Buenos Aires, 1997.
Notas y referencias bibliográficas--------------------------------- (21) Bernardi de Bonomi, Laura (1996). La cuestión ambien-
tal en los procesos de integración: el MERCOSUR, Notas
(1) Leal, José (1994). El Sistema de Evaluación del Impacto EcoWeb, Buenos Aires.
Ambiental en Venezuela. Algunas inferencias para el caso (22) Bernardi de Bonomi, Laura (1996). Op. cit. nota 21.

44 Ambiente y Desarrollo - Marzo 1998