Está en la página 1de 1

Las entradas del infierno

El Atlas secreto registra cuatro entradas del infierno en el barrio de Flores.


La primera estaba en el stano del bar La Perla de Flores.

La segunda era la puerta del ropero que tena en su habitacin el ruso Salzman.

La tercera era cambiada todas las noches y poda reconocerse por una marca
diablica dibujada con tiza violeta.

La cuarta era el escote de Claudia Berterame, dama que todas las noches lo abra de
par en par, causando la perdicin de los muchachos arremetedores.

Manuel Mandeb se ufanaba de haber atravesado por lo menos dos de estos


portones del averno.

Exista tambin una alcantarilla infernal en la calle Artigas, pero su uso estaba
reservado al mismo Mandinga para sus comisiones en la barriada.

Alejandro Dolina.

Las entradas del infierno

El Atlas secreto registra cuatro entradas del infierno en el barrio de Flores.


La primera estaba en el stano del bar La Perla de Flores.

La segunda era la puerta del ropero que tena en su habitacin el ruso Salzman.

La tercera era cambiada todas las noches y poda reconocerse por una marca
diablica dibujada con tiza violeta.

La cuarta era el escote de Claudia Berterame, dama que todas las noches lo abra de
par en par, causando la perdicin de los muchachos arremetedores.

Manuel Mandeb se ufanaba de haber atravesado por lo menos dos de estos


portones del averno.

Exista tambin una alcantarilla infernal en la calle Artigas, pero su uso estaba
reservado al mismo Mandinga para sus comisiones en la barriada.

Alejandro Dolina.