Está en la página 1de 16
Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Módulo III.

Conciencia moral para la práctica ética

1

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Introducción al módulo

En este módulo revisaremos algunos conceptos fundamentales relacionados con el individuo, las normas, el papel de la autoridad y los dilemas éticos.

Además, reflexionaremos sobre algunos cuestionamientos sobre el ser humano:

Ética Ciudadana Introducción al módulo En este módulo revisaremos algunos conceptos fundamentales relacionados con el

¿Estás listo para comenzar con este módulo?

¡Adelante, comencemos!

Competencias del módulo

Las competencias que desarrollarás en este módulo son las siguientes:

Reconocer a la persona como la entidad moral que ejerce la voluntad propia en el ejercicio de la libertad responsable, comprendiendo el papel que cada juega en su comunidad para propiciar el bien común. Promover la conciencia moral y la toma de decisiones éticas, mediante los juicios éticos en el ámbito personal y social, bajo las perspectivas de responsabilidad, respeto y tolerancia, y aportando valores positivos a la comunidad. Identificar la relación que existe entre los valores y las normas analizando el vínculo existente entre la actitud hacia las normas con el valor que represente para el individuo someterse a ellas. Apreciar el papel de la autoridad legítima en el cumplimiento y vigilancia del orden social y en el establecimiento de normas, reconociendo su importancia como guías para la práctica de una vida más justa.

Revisa a continuación las unidades que componen este módulo:

Unidad 1. Yo como persona y miembro de la sociedad Unidad 2. Las normas Unidad 3. La autoridad y el cumplimiento de las normas Unidad 4. El acto moral y los dilemas éticos

2

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Unidad 1. Yo como persona y miembro de la sociedad

Introducción a la unidad

En esta unidad, comenzaremos a reflexionar sobre la persona como elemento central y actor principal del hecho moral, debido a que el hecho se fundamenta en la persona a través de su voluntad.

Y para hacer esta reflexión resulta fundamental conocer a la persona, en este caso se debe comenzar por uno mismo. Reflexionaremos sobre nuestras características y valores que se proyectan en nuestros actos.

Pero como las personas no vivimos de manera aislada, sino que nos desenvolvemos en sociedad, en necesario conocer a nuestra comunidad y nuestro papel en ella. En ese sentido, exploraremos también las características de nuestra comunidad.

¡Comencemos!

Competencias de la unidad

Las competencias que desarrollarás en esta unidad son las siguientes:

Reflexionar sobre el concepto de persona a través de la interioridad y autoconciencia, reflexionando sobre uno mismo y la escala de valores, y poniendo en práctica el respeto ante lo que otras personas y comunidades son. Identificar a la comunidad como elemento complementario de la persona, reconociendo la importancia de las personas activas en ella. Identificar la escala de valores propia, apreciando el papel que juega en nuestra conciencia moral.

Revisa a continuación los temas que componen esta unidad:

Tema 1. Reflexión sobre el concepto de persona Tema 2. La comunidad como elemento complementario de la persona Tema 3. Los valores y la conciencia moral Tema 4. Libertad y responsabilidad

3

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Tema 1. Reflexión sobre el concepto de persona

Sabemos que los seres humanos compartimos muchas características similares con otros seres vivos de este planeta, entre las características más evidentes están:

Las composiciones genéticas

La estructura ósea (en particular con animales)

A pesar de esas similitudes existen también grandes diferencias que nos hacen, precisamente, la raza humana, entre estas diferencias podemos mencionar:

Los elementos físicos

Aspectos biológicos

Procesos psicológicos

En nuestra conducta hay infinidad de aspectos que compartimos con todos los seres humanos, en general y particular, con los de nuestra sociedad.

El ser humano posee muchas características que lo hacen único:

El intelecto.

Espíritu o capacidad de experimentar sentimientos que sólo es propio de la raza humana.

Piensa de manera compleja, siente, decide y pondera sus actos.

Elementos del acto moral. Sólo el humano puede decidir y responsabilizarse de sus actos. Dicho de otro modo, el acto moral se fundamenta en la persona, concretamente en su autonomía o libertad.

Como ya vimos, cada ser humano es único e irrepetible por más semejanzas físicas, biológicas, históricas, psicológicas, culturales, educativas, etc. que compartamos con otros seres humanos.

Cada persona es única, porque:

  • 1. Cada persona posee una personalidad exclusiva que la lleva a comportarse de manera particular, según su inteligencia, sus valores, voluntad y su conciencia moral.

  • 2. Cada persona teje su propia historia dentro del complejo social y cultural en que está inmerso.

Así, dentro del conglomerado social, nuestra calidad individual nunca la perdemos por nuestro valor inherente como personas.

El concepto de persona es muy complejo, muchos filósofos a través de la historia han reflexionado sobre este tema desde diferentes perspectivas.

En nuestro caso, exploraremos de manera general y poniendo especial atención a una característica esencial para la ética:

El poder de decisión o libre voluntad

4

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

El poder de decisión o libre voluntad es una parte importante en la cual debemos reflexionar cuando hablamos de ética:

Para poder decidir necesitamos:

  • Inteligencia

  • Libertad

Cada persona puede y debe decidir sobre sus actos de manera ética gracias a los valores individuales y sociales asumidos.

Otra característica del ser humano que está estrechamente ligada al poder de decisión es la responsabilidad, la cual pertenece esencialmente a la persona. Este concepto se basa en la reflexión de la misma sobre sus propios actos, es decir, hacer conciencia.

Veamos el significado de la responsabilidad:

La responsabilidad es el orden moral. La persona, en cuanto a totalidad, es responsable de todos sus actos, incluso de los más íntimos, ejecutados en el ámbito de su conciencia. Así, el concepto de persona atiende, en este caso, a los aspectos de conducta, valores y preferencias particulares y únicas de cada ser humano, no precisamente a los aspectos físicos y biológicos.

El poder ser, el vivir cada uno como la persona que somos y deseamos ser es una aspiración y un derecho que todos debemos de tener.

Hay dos valores éticos que vamos a señalar como esenciales para que toda persona pueda llegar a ejercer:

  • 1. Tolerancia

  • 2. Respeto

No son los únicos, pero éstos son fundamentales para llevar una vida social más armónica cuando tratamos con otros individuos. Son valores que evitan o minimizan un choque o confrontación en el punto de encuentro entre personas que no congenian, es decir, con las que no tenemos una visión en común, incluso costumbres y valores encontrados.

El ideal de la ética es que las personas seamos virtuosas, es decir que llevemos a cabo los valores éticos. Entre más valores superiores y positivos fomentemos en nosotros y mejor lo hagamos, más estaremos cerca de ser personas virtuosas.

Hablamos ya sobre la persona y su característica de ser única, pero de poco o nada serviría ser un individuo, con capacidades y características de personalidad particulares si no tuviéramos la oportunidad de expresarnos como somos, y el espacio para hacerlo en el encuentro con otras personas es la vida en sociedad.

5

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

De hecho, otra característica de la persona que la diferencia de los animales es que posee:

Cultura, la cual nos transmite:

Valores

Costumbres

Tradiciones, y esto sólo es posible en la vida social.

Ya sabemos ya que una de las características del ser humano es que vive en sociedad, y que a pesar de que nuestra conducta moral es decisión personal, la ejecución de actos morales los llevamos a cabo en sociedad, porque es el espacio que compartimos con los demás. Así que, de ahora en adelante es importante considerar nuestro actuar en sociedad.

Tema 2. La comunidad como elemento complementario de la persona

Los conceptos de persona y comunidad son correlativos e interdependientes. La persona, en su encuentro con los otros, hace evidentes las particularidades y semejanzas que lo identifican.

La persona es:

Un ser concreto

Único

Fundamento y fuente de actos de diversa índole que vienen de su capacidad de pensar, querer, sentir,

creer, etc. Fuente de crecimiento, porque los otros no la limitan sino que la hacen ser y crecer.

A la sociedad en la que vivimos le llamamos comunidad, palabra que viene del latín: communitas, que se refiere a lo que es común a un grupo de individuos, lo público.

La comunidad inmediata a nosotros es nuestra familia, escuela, nuestra colonia, ciudad, país, etcétera.

Lo que distingue a una comunidad son las cosas en que coinciden, como idioma, educación, creencias, reglas y fines en común.

Otro concepto importante que debes conocer al hablar de comunidad, es el de ciudadano”, el cual se ha definido de diferentes maneras a través de la historia y dependiendo del lugar geográfico donde se encuentre la persona.

A continuación veremos una definición responsable:

general de ciudadano

y

de

lo

que significa

ser

un

ciudadano

6

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Ciudadano

Un ciudadano es quien habita un Estado Moderno, como México, y que está sujeto a derechos políticos. Según nuestra Constitución, somos ciudadanos a partir de los 18 años, teniendo madurez para asumir de manera responsable nuestros derechos y obligaciones. Esto no quiere decir que antes nos comportemos irresponsablemente, sino que debemos educarnos y aprender sobre los valores ciudadanos para poder participar responsablemente en nuestra sociedad.

Ciudadano es un miembro de una comunidad política, que tiene derechos y obligaciones, conceptos clave para ejercer nuestra ciudadanía. Así establecemos nuestra relación con la libertad y con las normas que enmarcan dicho valor. Ser ciudadano no quiere decir solamente formar parte de una comunidad o depender de un Estado, sino que exige el empleo consciente y reflexivo de la libertad intelectual.

Ciudadano responsable

Un ciudadano responsable es aquel que orienta su libertad personal, entre otras cosas, a contribuir al beneficio y bienestar de la sociedad. Cada ciudadano es responsable de sus acciones, las cuales no pueden ignorar la vida colectiva y mucho menos atentar contra ella.

Un ciudadano responsable ha de utilizar su libertad no sólo para proyectarse individualmente y encontrar su bienestar, sino también contemplar con los demás todo lo que pueda beneficiar a la comunidad en el presente y en el futuro. La responsabilidad ciudadana implica, en las democracias sobre todo, el acatamiento de las leyes establecidas y el cumplimiento de los deberes que impone la sociedad organizada.

Además de todo lo que es común al convivir en sociedad como tener objetivos compartidos, el desarrollo de nuestra comunidad, la vida en armonía, mejores oportunidades, calidad de vida, entre otras cosas, hay muchos elementos que nos diferencian como personas y como grupos. Veamos a continuación algunos ejemplos:

  • Estatus económico

  • Creencias particulares

  • Grupo étnico

  • Afiliaciones políticas

A pesar de estas diferencias, esto no debe de representar un problema, al contrario, puesto que enriquece la diversidad de pensamiento como comunidad y nos complementa.

Así como señalamos el respeto y la tolerancia como dos valores esenciales para que nos acepten a nosotros como personas, y nosotros a las otras, estos mismos valores son indispensables para la vida en comunidad. Entendemos que la forma en que nos comportamos con nuestros vecinos, compañeros, amigos, familiares, etcétera, debe de tomar en cuenta siempre sus puntos de vista y opiniones.

7

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

La vida en comunidad significa…

Vivir bajo el respeto a los derechos de los otros, independientemente de sus costumbres y diferencias ideológicas. Así como es importante conocerte a ti mismo, es conveniente comprender el papel de tu comunidad dentro de la región en que habitas en México y en el mundo.

Conocer nuestra comunidad nos ayuda a reflexionar sobre nosotros, porque probablemente de haber nacido y crecido en un lugar diferente significaría ser una persona diferente.

Nuestra comunidad, por medio de las instituciones como la escuela y la Iglesia, o por personas como nuestros amigos y familia, que siembran en nosotros formas de pensar y actuar en base a sus valores y costumbres.

Tema 3. Los valores y la conciencia moral

Sabemos que los seres humanos vivimos en comunidades y hemos aprendido a convivir, pero tenemos que reconocer que vivir en sociedad no siempre es fácil. Es por ello que se han creado mecanismos para regir nuestra conducta en grupo: las normas.

Hay normas que están reglamentadas en documentos oficiales como las leyes, pero otras simplemente son normas que nuestra comunidad espera que cumplamos, como códigos de conducta o convivencia; no cumplir tales normas no implica un castigo legal, pero si el rechazo o señalización de las demás personas.

Hay otras normas que, aunque no sean leyes, códigos sociales o religiosos, las respetamos y seguimos por convicción propia, a través de nuestra voluntad, ya que nuestra conciencia cree que es correcto practicarlas.

Ya hemos mencionado que los valores morales son producto de las formas de pensar, dependiendo del momento histórico en curso.

Veamos a continuación algunas corrientes como ejemplos:

El utilitarismo

Proclama que los medios justifican el fin.

El eudemonismo

Nos dice que el fin de todos es alcanzar la felicidad.

El hedonismo

Cree que el placer es el fin último de la vida.

El naturalismo

Sostiene que la naturaleza influye en la conciencia moral.

El formalismo

Afirma que existen normas universales.

8

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2013

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

El concepto persona” es otra forma de llamar al ser humano con características únicas e irrepetibles. Además hemos aprendido que la identidad particular es lo que nos hace personas, y dentro de esa identidad también se encuentra la identidad moral o conciencia.

Veamos a continuación la definición de la conciencia o identidad moral:

La identidad moral es un mecanismo autorregulador que motiva nuestras acciones morales. La identidad moral habita en el individuo, ahí vive, por decirlo de algún modo, pero no podemos ignorar que también está relacionada con las características morales que se comparten con la colectividad.

Otro concepto importante que debes conocer, además de la identidad moral, es el de valores.

Por eso, vamos a definir y pensar un poco sobre ellos:

Valores

El ser humano siempre le ha otorgado valor a las cosas, ya sea por estética, esquema social, principios éticos, costo, utilidad, bienestar, placer, etcétera. El criterio para considerar dichos valores ha cambiado con el tiempo, dependiendo del contexto social, pues cambian, desaparecen o surgen nuevos valores según las creencias, épocas, comunidades.

Los valores se han definido de diversas formas según la perspectiva. Por ejemplo, el humanismo define valor como una cualidad útil y precisada del ser humano, llamada virtud. Mientras más útil sea el valor para la perfección moral del ser humano, es más estimado y superior en la jerarquía de valores.

Los valores a los que el humanismo se refiere son positivos, es decir, orientan y guían el comportamiento humano y conducen hacia la realización de la persona y la sociedad. No obstante, hay dos corrientes: la subjetiva y la objetiva.

Corriente subjetiva: Esta corriente nos dice que los valores no valen en sí mismos, sino que son las personas quienes les otorgan un determinado valor, dependen entonces de la impresión personal, ideas o conceptos generales de las personas.

Corriente objetiva: La corriente objetiva supone que los valores son ideales y objetivos, valen independientemente de las estimaciones de las personas.

Según la Ética, debe existir una jerarquía de valores, pero no hay una lista definitiva considerada como universal, ya que, como hemos visto, depende del proceso de valoración del ser humano, que ejerce una moral autónoma, alimentada por una compleja serie de condiciones intelectuales y afectivas.

Las personas valoran al preferir, estimar, elegir algunas cosas por otras, formular metas y propósitos personales, etc. Dichas valoraciones se expresan mediante creencias, intereses, sentimientos, convicciones, actitudes, juicios y acciones.

9

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

En la Filosofía, la rama que estudia los valores es la Axiología.

No todos los valores hacen referencia a lo moral. A continuación te presentamos una clasificación de los distintos tipos de valores:

Morales

Lo estimable para la acción tendiente al bienestar propio y de la comunidad. Algunos ejemplos son:

  • Justicia

  • Libertad

  • Amistad

  • Bondad

  • Felicidad

  • Responsabilidad

  • Lealtad

  • Honestidad

  • Solidaridad

  • Respeto

  • Igualdad

  • Diferencia

  • Templanza

  • Respeto a la vida

Religiosos

Lo estimable en la relación entre el ser humano y la divinidad. Algunos ejemplos son:

  • Fe

  • Humildad

  • Resignación

  • Esperanza

  • Paciencia

  • Piedad

Estéticos

Lo estimable en todo lo relativo al gusto en el arte, la naturaleza y productos del diseño humano. Algunos ejemplos son:

  • Belleza

  • Armonía

  • Equilibrio

  • Color

Económicos

Lo estimable e cuanto al bienestar material. Algunos ejemplos son:

  • Riqueza

  • Libertad

  • Trabajo

  • Empleo

  • Bienes materiales

10

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Políticos

Lo estimable en cuanto a la mejor relación entre gobernantes y gobernados. Algunos ejemplos son:

  • Democracia

  • Igualdad

  • Justicia

  • Libertad

  • Paz

  • Seguridad

Cívicos

Lo estimable en torno a las relaciones sociales. Algunos ejemplos son:

  • Convivencia

  • Solidaridad

  • Lealtad

  • Fraternidad

Psicológicos

Lo estimable en función de la psique humana. Algunos ejemplos son:

  • Cordura

  • Equilibrio

  • Normalidad

Los valores se pueden agrupar en categorías, de acuerdo a su enfoque. Veamos a continuación cada uno:

Según su función:

Valores fines o supremos. Son los que remiten a lo que se estima por sí mismo, como fin último o

supremo. Cuando llegar o practicar dicho valor es el fin y objetivo, no hay nada más allá de él. Valores medios o instrumentales. Valor de las cosas u objetos, útiles para lograr los valores fines o supremos.

Según su alcance:

Valores individuales. Sirven para mejorar la vida de cada persona como sujeto moral, por ejemplo la honestidad, la amistad, la valentía, entre otros. Valores sociales. Sirven para mejorar la vida en sociedad como la justicia, la paz, la solidaridad, el respeto, la tolerancia, etcétera. Valores universales. Son los que se consideran válidos para todos en cualquier época y lugar, como la libertad, el amor, la dignidad humana, entre muchos más. Valores relativos. Son los que se consideran válidos para un grupo cultural en determinada época, como la familia.

Conozcamos un poco más sobre los valores:

Los valores sustentan la conciencia moral de la persona. La identidad moral refleja los principios e ideales, aunque también puede reflejar la falta de éstos. Se asocia con creencias, actitudes y formas de comportamiento colectivas, de manera que la constitución del ser moral está relacionada tanto con la sociedad como con el concepto que se tiene de sí mismo.

11

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Sin embargo, no siempre se establece una identificación y aceptación ciega de la moral establecida, sino que puede haber críticas y discrepancias respecto a ella. No debemos confundir la crítica racional de la moral convencional con el rechazo o la violación de los códigos morales, como la rebeldía sin fundamento, el egoísmo, la pereza o seguir la corriente a un grupo.

La moral representa un plano normativo básico que constituye la vida humana y el cual se proyecta a nuestro comportamiento tanto individual como social.

Veamos a continuación qué implica cada uno:

Individual: Se manifiesta a través de nuestros valores y convicciones personales.

Social: Tiene que ver con las normas de los ámbitos familiares, sociales, económicos, políticos y culturales.

Como hemos visto, la moral la adquirimos a través de nuestra convivencia social, mediante la enseñanza y el ejemplo, la aprobación y la censura, y se refuerza por medio de los hábitos o práctica.

Entonces, la conciencia moral es:

1. Conocer y asumir de manera consciente nuestros valores y normas, seleccionando de acuerdo a una escala apegada a la ética. 2. La capacidad humana de distinguir las decisiones correctas de las incorrectas, los actos buenos de los malos, emitir juicios morales sobre ellos, convirtiéndonos en jueces de nuestras acciones.

Existen ciertos hechos morales que se viven de manera individual, como atentar o cuidar nuestra salud y vida, pero la mayoría de nuestras acciones, algunos incluso dicen que todas, se relacionan de manera directa con otras personas e involucran varios aspectos de la vida cotidiana.

Pero como hemos visto ya, al reflexionar sobre la persona y su sociedad, el problema principal reside en la diferencia de intereses que asume cada uno. Así, nuestra conciencia está en paz cuando actuamos correctamente, o incómoda cuando incumplimos las normas, nuestros valores o nuestro deber.

La conciencia moral también es llamada ley natural. Veamos por qué…

En oposición a las leyes civiles o positivas que son las que promulga el Estado, ésta ley es definida desde la perspectiva ética, como una norma impresa en la conciencia del hombre que puede o no coincidir con las normas establecidas ya como leyes o reglamentos.

Tiene su origen en la naturaleza misma del hombre como ser racional y espiritual, y se reconoce como universal y absoluta.

Se manifiesta a través de los actos humanos que se realizan con voluntad, conciencia y libertad. Más adelante verás las características de las normas morales, que provienen de esta ley natural o conciencia moral como la hemos estado llamando.

12

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

A pesar de ser nosotros mismos quienes nos definimos como personas, es necesario el autoevaluarnos, a este proceso le llamamos autoconciencia”. Veamos su definición:

La autoconciencia significa ver en nuestro interior (interioridad) y ponderar nuestros valores, necesidades, acciones y creencias. Reflexionar sobre lo que nos hace crecer como personas y como sociedad.

Así, una conciencia moral debe ser siempre una conciencia crítica. Ir en búsqueda eficiente de las causas reales de los fenómenos va en contra de la simplificación en la interpretación y de la ausencia del origen de las causas. La conciencia crítica no se conforma con lo que ve y oye (conciencia ingenua) ni pensando que las cosas suceden por que sí o porque así es el destino (conciencia mágica), la conciencia crítica analiza objetivamente todos los pros y los contras, así como las consecuencias de las situaciones éticas que para la persona constituyen problemas.

Ahora que ya conoces lo que implica la autoconciencia, es fundamental que aprendas a identificar las características que debe incluir dicho proceso; es muy importante, incluso necesario que las consideres y las practiques:

  • 1. Esfuerzo máximo reflexivo.

  • 2. No se satisface con las apariencias.

  • 3. Sustituye explicaciones mágicas por principios auténticos de causalidad.

  • 4. Rechaza posiciones pasivas.

  • 5. Posee capacidad creciente de responsabilidad.

  • 6. No rechaza lo antiguo por serlo, ni acepta lo nuevo por reciente; sino en la medida en que son valiosos.

  • 7. Revisión constante de las propias posturas.

  • 8. Constantes avances, atención a la praxis.

  • 9. Compromiso histórico y preocupación por la política, en el sentido de participación ciudadana y creatividad.

Tema 4. Libertad y responsabilidad

Los humanos compartimos la característica del instinto con los animales, pero nos diferenciamos de ellos, entre otras cosas, por poseer una inteligencia superior, y que gracias a ella se puede progresar.

También gracias a la racionalización de las cosas, superamos o nos sobreponemos precisamente a los instintos, sí respondemos a ellos, pues son vitales para la supervivencia, pero lo que gobierna en las personas es el intelecto. A pesar de compartir este aspecto, no todos los humanos nos comportamos igual, no respondemos de la misma manera ante la misma circunstancia.

Las personas podemos imprimir dirección a nuestros actos, porque somos libres de decidir lo que hacemos, es decir, ejercemos nuestra inteligencia y voluntad por medio de nuestros actos.

13

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

A esto se le llama libertad, vemos algunas características de ella:

  • 1. La libertad se vive en el interior y exterior de la persona.

  • 2. La libertad es una condición indispensable para la realización de los actos morales. Sin libertad no hay ética.

  • 3. No siempre ejercemos la libertad de manera racional, a veces nos enfrentamos con situaciones que nos dicen que debemos hacer.

Muchos argumentan que la libertad es limitada por las leyes naturales, divinas o humanas, u obstáculos como el dinero o la salud. Pero incluso así, siempre hay una opción, y ahí es donde podemos llevar a cabo nuestra libertad de decisión, de actuar o pensar de una u otra forma, y asumir la responsabilidad moral de ello.

La libertad no es absoluta y total. Se es libre en la medida que en asumimos que somos limitados, es decir, hay que reconocer cuando existan limitantes y actuar considerando dichos factores, no asumiéndolas como el fin de nuestra libertad y responsabilidad moral

Fabricarnos o imponer obstáculos a los demás es una falta a la libertad.

Veamos a continuación un ejemplo de cómo podemos asumir nuestra libertad.

Imagina que quieres volar, pero te das cuenta que tus capacidades físicas te lo impiden, en este caso tienes 2 opciones:

  • 1. Asumir tus limitantes y seguir adelante

  • 2. Frustrarte

Si decides conocer tus limitantes puedes considerar otras opciones, posiblemente podrás ejercer de otro modo tu libertad, como lo hicieron los hermanos Wright, inventores del aeroplano.

Veamos a continuación algunos obstáculos que nos pueden impedir ejercer nuestra libertad.

La ignorancia: Ausencia de conocimiento. El miedo: Sentimiento de amenaza de un peligro inminente. Emociones negativas: Emociones que desencadenan consecuencias negativas como la cólera, ira, enojo o coraje. La violencia: Fuerza interna que puede suprimir la responsabilidad. Problemas emocionales: Desajustes psíquicos, emociones exageradas, ansiedad, angustia, entre otras.

Y ¿cómo podemos asumir la libertad?

Ya que los actos libres siempre conllevan a considerar y aceptar consecuencias, es decir, asumir la

responsabilidad de nuestros actos, reflexionemos sobre la libertad ética:

Se es libre en la medida en que nos responsabilizamos de nuestros actos. La libertad y la responsabilidad crecen a la par.

14

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

La libertad es un derecho que debemos responder ante nosotros y ante la sociedad.

El hombre debe ser libre de construir su ser y de darle dirección a su vida. Pero esta libertad la ejerce en sociedad, por lo tanto, podemos decir que el hombre posee dos características, es: libre y social.

Entonces, determinamos que la Ética tiene doble dimensión: individual y social. Veamos en qué consiste cada una de ellas:

Dimensión individual: La dimensión individual tiene que ver con la construcción del propio ser, lo cual es continuo porque somos seres con carácter inacabado, es decir, nos formamos día con día.

Dimensión social: La dimensión social se refiere a nuestra relación con los otros. Una regla de oro para ejercer nuestra libertad sin transgredir la de los otros, es saber dónde comienza la libertad del otro y considerar hasta dónde se debe llegar para no amenazar la armonía social. Hay que ser respetuosos y tolerantes para no limitar a los otros injustamente por ignorancia o un capricho personal.

Desde

el

punto de

vista ético,

la libertad individual se considera bajo

tres aspectos, pero

no

por ello

independientes:

 
 

Libertad física

 

La

libertad

individual

supone:

Autonomía

de

movimientos,

ocupaciones

y

asuntos.

Integridad

física.

Seguridad.

Agresiones a la libertad: Esclavitud, torturas, encarcelamiento injusto, secuestro, violencia contra nuestro cuerpo o salud.

Libertad moral

La libertad individual supone: Libertad de pensamiento y creencias. Libertad de tener convicciones de cualquier tipo como: morales, políticas y religiosas, y de manifestarlas.

Agresiones a la libertad: Persecuciones, intolerancia, amenazas, incomprensión, falta de respeto, difamación.

Libertad política

La libertad individual supone: Libertad de expresión, libertad de reunión, libertad de asociación. Garantías individuales y derechos ciudadanos.

Agresiones a la libertad: Represión política, violación a las garantías individuales, prohibiciones injustificadas.

15

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010

Ética Ciudadana
Ética Ciudadana

Cierre de la unidad

En esta unidad aprendiste a reflexionar sobre el valor de la persona, pero sobretodo comprendiste la interacción que el ser humano tiene con la sociedad en la que vive.

Además de comprender la comunidad y el medio ambiente en el que se desenvuelve el ser humano, es muy importante reconocer el verdadero valor de la libertad y la responsabilidad.

En la siguiente unidad podrás comprender la estrecha relación que existe entre estos valores y las normas.

¡Adelante con la siguiente unidad!

16

D.R.© Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Eugenio Garza Sada 2501 Sur, Col. Tecnológico, Monterrey, N.L. México. 2010