Está en la página 1de 3

Cristo es la imagen visible de Dios, que es invisible; es su Hijo primognito, anterior a todo lo creado.

En l Dios cre todo lo


que hay en el cielo y en la tierra, tanto lo visible como lo invisible, as como los seres espirituales que tienen dominio,
autoridad y poder. Todo fue creado por medio de l y para l. Cristo existe antes que todas las cosas, y por l se mantiene
todo en orden. Adems, Cristo es la cabeza de la iglesia, que es su cuerpo. l, que es el principio, fue el primero en resucitar,
para tener as el primer puesto en todo. Pues en Cristo quiso residir todo el poder divino, y por medio de l Dios reconcili a
todo el universo ordenndolo hacia l, tanto lo que est en la tierra como lo que est en el cielo, haciendo la paz mediante
la sangre que Cristo derram en la cruz.
Cristo es la imagen visible del Dios invisible. l ya exista antes de que las cosas fueran creadas y es supremo sobre toda la
creacin porque, por medio de l, Dios cre todo lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que
podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue
creado por medio de l y para l. l ya exista antes de todas las cosas y mantiene unida toda la creacin. Cristo tambin es
la cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo. l es el principio, es supremo sobre todos los que se levantan de los muertos. As
que l es el primero en todo. Pues a Dios, en toda su plenitud, le agrad vivir en Cristo, y por medio de l, Dios reconcili
consigo todas las cosas. Hizo la paz con todo lo que existe en el cielo y en la tierra, por medio de la sangre de Cristo en la
cruz. Eso los incluye a ustedes, que antes estaban lejos de Dios. Eran sus enemigos, estaban separados de l por sus malos
pensamientos y acciones; pero ahora l los reconcili consigo mediante la muerte de Cristo en su cuerpo fsico. Como
resultado, los ha trasladado a su propia presencia, y ahora ustedes son santos, libres de culpa y pueden presentarse delante
de l sin ninguna falta.