Está en la página 1de 5

No creo que haya un rock platense, pero sí hay mucha efervescencia rockera en La

Plata, una ciudad de diagonales, una ciudad estudiantil, promiscua, en el sentido que
todo tiende a mezclarse, a confundirse, a realizarse grupalmente. No hay tribus y si las
hay, sus integrantes habitan mas de una al mismo tiempo y van mariposeando de una a
otra. Es una ciudad con la dimensión precisa para aprenderla, y al hacerlo nos permite ir
entrenándonos en el lenguaje que sea. De allí que el músico esté atento a lo que se
produce en el mundo del diseño o de la moda, o del cine, o la literatura. De esa
mezcla las bandas encuentran los recursos para ir subiendo la apuesta en cada momento.
Pero también el rock de La Plata toma como insumo la vida estudiantina de los
universitarios. Estudiantes que viven solos, y que sin quererlo van desarrollando
destrezas que después cuando quieran dar rienda suelta a su creatividad ya se encentran
entrenados. Quiero decir, la cultura alternativa que caracteriza al rock en esta ciudad
abreva en la vida de los estudiantes universitarios.

Por el sociólogo y ensayista Esteban Rodríguez autor del libro “Por los caminos del
rock”.
ESPECIAL PARA CLARÍN

Rock en diagonal

Un aguerrido sexteto que ironiza "¡Volveré y seré remera!" reúne a más de 2 mil
personas por noche; una banda de rock barrial convoca otras 2 mil almas cada vez que
se presenta en público; hay un grupo de reggae que orilla los 700 espectadores por
función; otra agrupación (Guasones, con más años encima y tradición de rock
guitarrero) ya pasó la barrera de las 3 mil entradas pagas. Todos los fines de semana, de
jueves a domingo, trabajan entre diez y quince bandas... cada día. Tocan en los centros
culturales, en los pubs, en los teatros, en los estadios y en las plazas.
¿Las plazas de dónde? Las de una ciudad diseñada precisamente para contar con una
plaza pública cada siete cuadras; una ciudad universitaria, que recibe alumnos de otras
provincias y otros países, ansiosa por entrar en ebullición toda vez que las artes bellas (y
la Facultad de Bellas Artes) así lo dispongan. La Plata está en llamas desde que
despertó, en los años 60, a un movimiento de rock independiente y distinto que marcó
buena parte del rock de la Argentina.
Los Redonditos de Ricota, Virus o Peligrosos Gorriones, cada quien en su época propia,
hicieron marcas indelebles en el almanaque de la música popular de todo el país. Hoy, a
sólo 60 kilómetros de Buenos Aires, las bandas de rock y pop se multiplican como
conejos, y algo más: la gran mayoría supera la media y dicta cátedra, lo que en una
población juvenil universitaria no deja de tener sentido. Con respecto a este asombroso
boom platense, todos están seguros de algo: el rock de La Plata es único, distintivo y
personal. "Lo que no tenemos tan claro son las causas", reconoce Federico, bajista de
Mostruo! "¿La influencia universitaria? ¿Simple endogamia? ¿Autismo? Más bien un
poco de las tres cosas..." Gustavo, cantante de Mister America, explica: "Todos nos
conocemos de una u otra Facultad, lo que aporta un ingrediente culto a la hora de
componer. Se mezclan la plástica con las letras, la filosofía, la música, la psicología...
Creo que, en general, el rock de La Plata trasciende en su búsqueda los propios límites
del rock oficial. Me refiero a la pretensión primera del músico, al crear un concepto; ahí,
el platense crea pensando en y para la universalidad de su propio mundo: una ciudad
compleja, con códigos propios, y con un alto bagaje cultural al que hay que responder."
"En La Plata, el futuro llegó hace rato", dice Luciano, cantante de Don Lunfardo y el
Señor Otario (los que volverán y serán remeras). "A diferencia de otras ciudades, en
nuestras calles la invasión estudiantil es más visible y genera espacios de diversión
alternativos. Fiestas, peñas, encuentros teatrales y todo tipo de eventos culturales tiñen a
la noche de cierta originalidad que se construye en base a una matriz poética y una
identidad sonora propia."

"¿La Plata es especial? ¡Por supuesto!", dice Chivas, cantante y guitarrista de normA.
"La Plata fue construida desde la nada total, algo inédito en el mundo: una ciudad
fundada hace 124 años desde la ambición política mezclada con las locuras de un
ingeniero y un gobernador. Hay empleados públicos enfermizos; burócratas de día y
músicos de noche; delirantes que transitan en líneas rectas; diagonales para sintetizar
trayectos; miles y miles de tilos y azahares y magnolias en las plazas, que perfuman
increíblemente en primavera... Hay mucha fantasía en la ciudad y en sus habitantes; por
eso, muchas veces creemos que estamos en otra historia, como la de Manchester, por
ejemplo (ciudad inglesa, cuna histórica de un nuevo rock). Pero la identidad es
inevitable. Desde mi punto de vista, lo mejor para crear es enamorarte de tu ámbito. Yo
estoy enamorado de La Plata. Y mi banda también."

Algunas de las bandas más famosas de La Plata:

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota


Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota —popularmente conocida como "Los
Redondos", "Los Redonditos de Ricota", "Patricio Rey"- banda argentina de Rock,
oriunda de la Ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires. La banda
obtuvo un gran reconocimiento como influencia en el rock argentino junto a solistas
como Pappo, Charly García y Luis Alberto Spinetta. Es considerada como una de las
bandas más importantes del rock argentino junto a Serú Girán, Los Abuelos de la Nada,
Soda Stereo y Sumo.

Los Redondos crearon con su música una original estética del rock, alcanzando
masividad sin entrar en el circuito cultural oficial; manteniendo su independencia de la
industria musical y transformándose en la única banda que, por principios, jamás se
apoyó en la TV para difundir su trabajo. En general los recitales eran promovidos por el
boca en boca, método que posteriormente sería utilizado por grupos como Los Piojos y
La Renga.

Su obra siempre estuvo marcada por las metáforas en sus letras, la cultura, el
vanguardismo en su puesta en escena y un imperante misticismo en sus obras gráficas.
Representa un paradigma contracultural, reforzado y marcado por su producción
independiente.

Las letras de sus canciones se caracterizan por el uso de metáforas y posibles


interpretaciones varias. Musicalmente se destacan por sus instrumentales sumamente
creativos, por una primera guitarra siempre presente -ejecutando riffs y solos- en
combinación con la voz y con agregados de otros instrumentos, tales como el violín, la
trompeta, el piano, la armónica o percusión en varias de sus canciones.
La banda tiene su orígen en La Plata, en 1976. Descendiente directa de La Cofradía de
la Flor Solar, en un principio no tenía ni nombre ni integrantes fijos, sino que alrededor
de 15 músicos se alternaban en los instrumentos. Los tres pilares fundamentales para la
gestación de la misma serían el Indio Solari (voz), Skay Beilinson (guitarra) y Carmen
Castro La Negra Poly (manager y alma mater), ademas de contar con la presencia de
Ricardo Cohen, Rocambole como director artístico de la agrupación. En las primeras
presentaciones la banda incursionó por otros generos ademas de lo estrictamente
músical, tales como la puesta en escena de números de teatro y ballet. En numerosas
presentaciones se repartían redonditos de ricota a el público, lo cual radicaría
posteriormente en la designación del nombre del grupo.

En 1978 realizan su primera presentación en Buenos Aires, posteriormente seguirian


tocando en teatros under hasta 1979, año en el que la banda decide interrumpir
momentaneamente sus shows. En 1981 el grupo retoma el rumbo de los pubs, para
llegar a grabar su primer demo profesional en 1982: "Nene, nena", "Mariposa Pontiac",
"Superlógico" y "Pura suerte" fueron los temas registrados en RCA, que logran una
importante difusión en las FM porteñas. Para ese entonces también se habían unido a la
banda las coristas Bay Bisquits (Vivi Tellas, Fabiana Cantilo e Isabel de Sebastián).
También participaba el periodista Enrique Symms, recitando y monologando en la
introducción del espectáculo.

Virus
Virus es la máxima expresión de la modernidad en el rock nacional. Esta banda
platense, que en muchos aspectos lideró el panorama local de la década, despuntó en
1981 con una actitud muy frontal en un momento de acartonamiento generalizado.

Virus nació de la fusión de Marabunta con Los Violetas, dos bandas de City Bell en las
cuales tocaban los hermanos Moura. En un primer momento se llamaban "Duro" y la
cantante era Laura Gallegos, que terminó siendo invitada a participar de los coros del
primer álbum. Cuando Federico ocupa el lugar de la vocalista (11 de enero de 1981) ya
se rebautizan Virus.

En marzo de 1994 se juntaron para la nostalgia, en un pub de Lanús. Volvieron a los


escenarios para el 112º aniversario de la ciudad que los vio nacer: La Plata. Alrededor
de 120.000 personas los aclamaron como en sus mejores épocas.

Guasones

La banda se formó en 1992 en la cuidad de La Plata. En el proceso de conformación del


grupo recibieron el apoyo del legendario basterista Black Amaya (integrante de Pappo’s
Blues, Billy Bond y Pescado Rabioso entre otras).

Las influencias iniciales de del grupo fueron variadas, acordes a los gustos personales
de sus integrantes, podemos destacar.
Guasones empezó tocando en pequeños bares locales para luego lanzarse a compartir
escenario con bandas como Divididos y Blues Motel. Con un sonido muy particular
pero predominantemente Stone y gran presencia de guitarras, la banda edita su disco
debut "Guasones" en el 2000.
S u sucesor fue lanzado en el 2001 bajo el titulo "Con la casa en orden".

Luego vendria en el 2003 "Como animales". Aquí la banda ya se ubicaba localmente en


la plata como una de las mas prometedoras del género, tocando en lugares míticos como
‘Universal’.
Luego de dos intensos años, tocando más allá de su querida la plata a principios del año
2005 y bajo la produccion de Pablo Guyot y Alfredo Toth se termina de gestar "Toro
rojo" álbum que definitivamente logro posicionarlos en la escala ascedente de bandas de
rock emblemáticas.

Don lunfardo
Una de las bandas más importante de la escena platense, Don Lunfardo y el Señor
Otario.

“Nosotros enarbolamos la bandera de que La Plata es el Manchester de


Latinoamérica”, dispara Luciano, uno de sus integrantes. “Es la ciudad número uno de
Latinoamérica artísticamente, en cultura, porque las dos bandas más importantes del
rock argentino son: Los Redondos por el lado del rock y Virus por el lado del pop, y las
dos son de La Plata”. Y continúa enumerando las bandas que construyeron Manchester
a 60 km de Capital Federal: “está La Cofradía, que nadie la descubrió, los Peligrosos
Gorriones, Guasones, Estelares y después venimos nosotros, Don lunfardo, que somos
los más grandes de todos”, determina, modestia aparte.

“Es como la meca del rock”, dice Federico, quien afirma también que “es un mito”,
alimentado día a día por “más de 700 bandas”. Y Luciano se explaya, dándonos una
pista más sobre el origen de esa “locura” de que “para nosotros Capital no existe”:
“La Plata es una ciudad muy importante, pero tuvo gente que no la representaba. Está
llena de cipayos platenses, de gente que no se hace cargo de la ciudad, llena de
traidores. El platense de pura cepa, que tiene un poco de plata para moverse y que
tiene talento lo primero que hace es irse a vivir a Capital. Nosotros somos los primeros
que rompemos con eso y que decimos que cruzar la 32 es para visitar el arroyo El
Gato, para irme de vacaciones ahí. Nosotros agitamos otra movida y desde hace mucho
tiempo, ya vamos a cumplir 10 años”.

Les apasiona hablar de la ciudad de las diagonales, se percibe un fuerte arraigo en sus
palabras. “En La Plata hay un circuito armado. O sea, vos vas caminando y tu
conversación con tu amigo es interceptada y no puede llevarse a cabo porque hay una
banda ensayando”, grafica Luciano.

Estelares
Estelares nace a mediados de 1994 en la ciudad de La Plata, y a pesar de ser
considerados como una banda platense tienen cierta localía también en Junín, ya que
dos de sus integrantes, Manuel Moretti (voz y guitarra), y Víctor Bertamoni (guitarra),
son oriundos de esa localidad. Junto a Pablo Silvera (bajo) forman Estelares, y en 1995
se uniría al grupo el baterista Luciano Mutinelli.
Comenzaron destacándose en la escena local y llegando con muy buenos comentarios a
Capital, en especial por las letras de Moretti y el toque tanguero y melancólico de sus
canciones pop. Tenían como "quinto" integrante a Ana Laura Mendy, manager y
mentora de la banda.
En 1996 el sello Del Cielito Records publica su debut discográfico: "Extraño Lugar",
combinando lo pop y lo melódico con una marcada y sorprendente estética tanguera, el
disco aparece como una novedosa propuesta dentro de la escena rockera.