Está en la página 1de 29

Escuela Argentina de Estudios Superiores Materia: Fundamentos De Esterilización Docente: Ciccioli Javier Material : 23/05/2012

Clasificación de los desinfectantes y antisépticos

Las sustancias con actividad biocida tienen grados variables de actividad sobre los diferentes grupos de microorganismos. Se pueden clasificar, como se ha señalado previamente, en tres

categorías según su potencia y efectividad de acción contra los microorganismos: baja, intermedia

y alta. Los desinfectantes de bajo nivel pueden destruir la mayor parte de las formas vegetativas

bacterianas, tanto grampositivas como gramnegativas, algunos virus (virus con envoltura lipídica) y hongos (levaduras), pero no Mycobacterium spp, ni las esporas bacterianas. Los desinfectantes de nivel intermedio consiguen inactivar todas las formas bacterianas vegetativas, incluyendo Mycobacterium tuberculosis, la mayoría de los virus (virus con y sin envoltura) y hongos

filamentosos, pero no destruyen necesariamente las esporas bacterianas. En cambio, los desinfectantes de alto nivel consiguen destruir todos los microorganismos, excepto algunas esporas bacterianas.

Principales grupos de desinfectantes y antisépticos Desinfectantes Las propiedades que ha de reunir un desinfectante ideal son: amplio espectro antimicrobiano, rápida acción microbicida, facilidad de uso, escasa capacidad para alterar el instrumental, solubilidad en agua, estabilidad de la forma concentrada y diluida del producto, toxicidad reducida para el hombre de las soluciones de uso, ininflamabilidad y coste bajo o moderado. La eficacia de los desinfectantes se puede ver alterada por varios factores. Entre éstos se incluyen las sustancias interferentes (materia orgánica, dureza del agua), el tipo y grado de contaminación microbiana, la concentración y pH de la solución desinfectante, el tiempo de exposición, el diseño y composición del objeto a desinfectar y la temperatura a la que se realiza el proceso de desinfección.

A continuación se describen los desinfectantes más utilizados en la actualidad, agrupándolos

según el grupo químico al que pertenecen

Alcoholes:

Los alcoholes poseen una rápida acción bactericida, actuando sobre bacterias gramnegativas y grampositivas, y virus con envuelta, siendo por tanto considerados como desinfectantes de bajo nivel. La concentración bactericida óptima se sitúa en el 70%. Ello se debe a que estos compuestos acuosos penetran mejor en las células y bacterias, permitiendo así la desnaturalización de las proteínas. Los alcoholes se inactivan en presencia de materia orgánica. Se utilizan muy frecuentemente para la desinfección de la piel, y resultan muy eficaces para este fin cuando a continuación se aplica un yodóforo. Su aplicación está también indicada en la desinfección de material no crítico como termómetros y fonendoscopios. La toxicidad del alcohol isopropílico es dos veces superior a la del etanol. Su utilización puede provocar irritación y sequedad de la piel; al volatilizarse puede producir irritación de la mucosa nasal y lagrimal.

Aldehídos:

Formaldehído (formalina o formol). Se utiliza como desinfectante de alto nivel en estado líquido y gaseoso. Principalmente se utiliza en solución acuosa (formaldehído al 37%); en estas condiciones posee actividad bactericida, fungicida, virucida, tuberculicida y esporicida. Tiene poco poder de penetración en las células, pero su actividad aumenta con la temperatura y la humedad relativa (combinación de formaldehído gas con vapor a 70-75ºC). Su acción es lenta y en solución acuosa al 8% requiere un tiempo de exposición de 24 h, mientras que en solución alcohólica a esta misma concentración la actividad aumenta y el tiempo requerido es de 3 h. Para desinfectar objetos no metálicos se recomienda utilizar la solución acuosa al 2-8%. Actualmente existen sistemas cerrados de esterilización que trabajan con formaldehído al 2% y 45ºC. Su uso en los centros sanitarios está limitado por la emisión de vapores irritantes para los ojos, nariz y tracto respiratorio. Es, además, corrosivo y potencialmente carcinógeno. Debe ser manipulado con guantes y mascarilla. Nunca ha de ser utilizado para la desinfección ambiental.

Paraformaldehído. Se utiliza para la desinfección por vaporización, pero su uso está restringido a la descontaminación, previa al mantenimiento y cambio de filtros, de las cabinas de seguridad biológica. Se inactiva fácilmente en presencia de materia orgánica y su uso es incompatible con otras soluciones desinfectantes como fenoles, agentes oxidantes, amoníaco y soluciones alcalinas.

Glutaraldehído. Es un dialdehído saturado aceptado como desinfectante de alto nivel y esterilizante químico. En solución acuosa el glutaraldehído es ácido, poco estable y no posee actividad esporicida. Sin embargo, cuando la solución se alcaliniza (pH 7,5-8,5), se activa y posee actividad esporicida. Su actividad biocida se debe a la alteración del RNA, DNA y síntesis de proteínas. El glutaraldehído alcalino al 2% es bactericida, fungicida y virucida en cortos períodos de tiempo, pero necesita 6 h de contacto para destruir las esporas bacterianas. Tiene una acción moderada frente a micobacterias; en estos momentos existe una gran controversia en las evaluaciones realizadas por la existencia de resultados contradictorios. El tiempo aconsejado para la desinfección de alto nivel oscila entre 20 y 45 min, siendo el tiempo de inmersión más utilizado 30 min. Se aconseja, pues, un tiempo de exposición mínima de 20 min, posterior a una limpieza meticulosa.Una vez activada, la solución alcalina tiene validez durante 14-28 días, pero se recomienda el control rutinario del nivel de glutaraldehído para determinar la concentración y comprobar así la validez de la solución desinfectante antes de su reutilización. Este desinfectante no deteriora los metales. Se utiliza para la desinfección de equipos médicos, como los endoscopios. No debe ser utilizado para la desinfección de superficies y materiales no críticos, su aplicación está desaconsejada por su toxicidad y elevado costo. El glutaraldehído puede causar sensibilizaciones por contacto o por inhalación en el personal que lo maneja. El manipulador debe protegerse adecuadamente y trabajar en una zona separada del resto de áreas de trabajo y que además posea ventilación o extractores de vapores.

Glutaraldehído fenolato. Es una solución bactericida, fungicida y virucida. También se puede considerar como esporicida (6 h de inmersión) cuando se utiliza en solución pura. La concentración del glutaraldehído en el producto comercializado es del 2%, y la de fenol, del 7%. La dilución recomendada para la desinfección de alto nivel es 1:8 con una concentración final de glutaraldehído de 0,26 y 0,86% de fenol. Su eficacia frente a micobacterias y bacterias gramnegativas es un tema polémico. De hecho algunos autores critican la falta de eficacia frente a micobacterias en estudios de laboratorio, pero cuando se realizan estudios experimentales de contaminación y desinfección de endoscopios en los que se incluye la limpieza previa del instrumental, el producto es eficaz. Sin embargo, el único glutaraldehído fenolado aceptado actualmente por la FDA como desinfectante de alto nivel, contiene un 0,95% de glutaraldehído alcalino y un 1,64% de fenol. Un inconveniente del glutaraldehído fenolato es su toxicidad, pudiendo causar sensibilización por contacto o por inhalación, pero en menor grado que el glutaraldehído alcalino al 2%.

Asociación de aldehídos. Contienen una combinación de formaldehído al 30%, glutaraldehído al 50% y amonio cuaternario al 50%, y sustancias anticorrosivas para no deteriorar los metales. Tiene actividad bactericida, fungicida y virucida. Está indicado para la desinfección de superficies como suelos, puertas, paredes y mobiliario. La concentración de uso de estos compuestos se sitúa entre el 0,5-2%.

Ortoftaldehído (OPA) Desinfectante que posee intensa actividad bactericida, virucida y fungicida. Actúa atacando los ácidos nucleicos y las proteínas. Las soluciones de uso formuladas como desinfectantes de alto nivel contienen un 0,55% de 1,2 bencenocarboxialdehído. Se utiliza en la desinfección de endoscopios, con tiempos de actuación de 12 min. a 20ºC. No produce vapores irritantes y es compatible con la mayoría de instrumental médico.

Oxidantes

Ácido peracético (ácido peroxiacético). El ácido peracético a concentraciones de 0,01-0,2% tiene una acción rápida frente a todos los organismos, incluyendo las micobacterias y las esporas bacterianas. Permanece activo en presencia de materia orgánica. Es un desinfectante corrosivo frente a metales, pero este efecto puede disminuirse modificando su pH. Su acción biocida se debe a la desnaturalización de proteínas y enzimas y cambios de permeabilidad de la pared celular. La combinación del ácido peracético con peróxido de hidrógeno se utiliza para la desinfección de hemodializadores. Desde hace unos años han aparecido en el mercado procesadores automáticos que utilizan ácido peracético en formulaciones que contienen agentes anticorrosivos; el proceso se realiza en sistemas cerrados donde se produce la dilución adecuada del producto y la posterior desinfección del instrumental. Estos procesadores trabajan a una concentración de 0,2% a 56 ºC y en condiciones de uso muy definidas y se utiliza para la desinfección de endoscopios e instrumental.

Peróxido de hidrógeno. Es activo frente a bacterias vegetativas, hongos, virus, micobacterias y esporas bacterianas según la concentración y condiciones de utilización. Su actividad biocida se debe a la destrucción de las membranas celulares, DNA y otros componentes celulares esenciales. Los preparados comerciales suelen contener concentraciones entre el 3- 6%; concentraciones más altas (6-25%) también han sido descritas como esterilizantes químicos o desinfectantes de alto nivel. Se inactiva rápidamente en presencia de materia orgánica, luz y contacto con el aire. La forma oxidante activa no es el peróxido de hidrógeno como tal, sino el radical hidróxilo libre formado por su descomposición. Las soluciones estabilizadas de agua oxigenada, del 10 al 25%, se utilizan como agentes esporicidas en la desinfección de materiales especiales (implantes de plástico, lentes de contacto y prótesis quirúrgicas). En la actualidad existen en el mercado sistemas cerrados que utilizan peróxido de hidrógeno en forma de vapores como alternativa para desinfección y esterilización de endoscopios. Estos aparatos utilizan ciclos que oscilan entre 20 y 25 min a temperaturas bajas (25-50ºC) y alcanzan una concentración final de 1-2 mg/L de H2O2. Una de las ventajas fundamentales es que no producen residuos tóxicos. Aún no se dispone de suficiente experiencia en la utilización de estos aparatos. Se han descrito casos de enteritis y colitis seudomembranosa en pacientes sometidos a endoscopia gástrica asociada a este tipo de desinfección.

Persulfato o ácido peroxigénico. Compuesto con actividad bactericida frente a bacterias gramnegativas y grampositivas. Su actividad virucida es controvertida y variable; algunos autores consideran que no es activo frente a poliovirus y HIV. No tiene actividad frente a micobacterias y ésta se ve afectada por la presencia de materia orgánica y la utilización de agua corriente.

Los persulfatos tienen una toxicidad baja, pero no deben utilizarse para la desinfección de alto nivel de endoscopios por su bajo espectro de actividad y porque son altamente corrosivos de metales y otros materiales.

Derivados clorados

Hipoclorito. Los hipocloritos son los desinfectantes más utilizados de este grupo y están disponibles comercialmente en forma líquida (hipoclorito sódico) o sólida (hipoclorito cálcico, dicloroisocianurato sódico). El mecanismo de acción sobre los microorganismos no es bien conocido, pero se postula que actúan inhibiendo las reacciones enzimáticas y desnaturalizando proteínas. Tienen un extenso espectro de actividad (bactericida, virucida y esporicida, pero variable frente a las micobacterias) según la concentración de uso. La concentración habitual del hipoclorito sódico o lejía comercializada es de 50 g de cloro activo por litro (5,25%). Para la desinfección ambiental las diluciones de uso son al 0,1 y 1% (20 y 200 mL de lejía en 1 L de agua, respectivamente). Las concentraciones al 1% de cloro activo se utilizan cuando hay sangre o productos orgánicos en la superficie que se quiere desinfectar. Diluciones al 1:50, con una concentración de 1.000 ppm de cloro, son necesarias para destruir las micobacterias. Las diluciones se deben realizar con agua del grifo a temperatura ambiente y enrecipientes cerrados de plástico opaco. Se recomienda utilizar soluciones preparadas en el día.Los hipocloritos son, además, baratos y de acción rápida. Sin embargo, se ha de tener en cuenta que son desinfectantes que deterioran los metales, que se inactivan fácilmente en presencia de materia orgánica, relativamente inestables y su eficacia se ve afectada por el pH. Interaccionan con otras sustancias químicas: soluciones ácidas y de amonio, con producción de vapores de cloro que son muy irritantes. No se deben utilizar tampoco en combinación con formaldehído, ya que esta combinación es altamente carcinógena. Se utiliza ampliamente como desinfectante de rutina de pavimentos, lavabos, aseos y zonas de preparación de alimentos, así como en la desinfección de los aparatos de diálisis y tratamiento de aguas. En brotes y epidemias de Legionella spp. La hipercloración del sistema de distribución de agua ha demostrado ser un método muy eficaz. Cloramina-T (cloramicida). Es un derivado clorado que contiene un 25% de cloro disponible. Se inactiva en presencia de materia orgánica, pero su actividad bactericida se mantiene durante más tiempo que en el caso de los hipocloritos. En contacto con el aire pierde cloro y cambia el color a amarillo, disminuyendo su espectro de actividad. La concentración del 2% puede utilizarse en la desinfección del agua de beber.

Derivados de amonio cuaternario

El cloruro de benzalconio: fue el primer compuesto comercial de este tipo introducido en el

mercado. Tiene una buena actividad bactericida frente a grampositivos, pero es poco activo frente

a bacterias gramnegativas, particularmente frente a Pseudomonas. Las bacterias gramnegativas

pueden crecer en las soluciones de estos productos. También presentan actividad fungicida y virucida sobre virus con envoltura, pero ésta es escasa frente a virus sin envoltura y casi nula frente a micobacterias y esporas. Poseen una buena actividad como detergentes. Factores como la

dureza del agua y restos proteicos interfieren en su actividad y reducen su eficacia. Los amonios cuaternarios denominados de segunda generación (p. ej., el cloruro de etilbenzilo) y de tercera (p. ej., el cloruro de dodecil dimetil amonio) son compuestos que permanecen activos en presencia de agua dura. Su acción bactericida es atribuida a la inactivación de enzimas, desnaturalización de proteínas esenciales y rotura de la membrana celular. Son habitualmente considerados como desinfectantes de bajo nivel y comúnmente se utilizan para

la desinfección de superficies como suelos y paredes. Las concentraciones de uso son del 0,4

1,6%.

Fenoles y derivados El ortofenilfenol y el ortobenzilparaclorofenol: son los derivados fenólicos utilizados comúnmente en los hospitales. Estos compuestos destruyen la pared celular y precipitan las proteínas. Son activos frente bacterias vegetativas, hongos y virus con envuelta. Pero su actividad es variable, según la formulación, frente a micobacterias y virus sin envuelta. El fenol y los derivados fenólicos, en la actualidad, se reservan para la desinfección de superficies (suelos, paredes) y material no poroso. Entre las desventajas de su utilización destaca la irritación de la piel y de las mucosas y el descenso de la eficacia en presencia de materia orgánica. No se aconseja su utilización para la desinfección de superficies en las habitaciones de pediatría, ni tampoco en la desinfección de cunas e incubadoras.

Yodóforos Un yodóforo es una combinación de yodo y una sustancia solubilizante, formando así un complejo que libera lentamente yodo orgánico. El yodo penetra fácilmente en los microorganismos a través de sus membranas celulares, destruyendo las proteínas. Son bactericidas de potencia intermedia, poseen actividad frente a bacterias grampositivas y gramnegativas, pero tienen escasa actividad frente a micobacterias. Son activos frente a virus con y sin envoltura. Sin embargo, su actividad se reduce en presencia de sustancias alcalinas y materia orgánica. Son corrosivos para los metales. El más conocido de los yodóforos es la povidona-yodada (compuesto de yodo y polivinil pirrolidona).

Antisépticos No existe un antiséptico de uso universal; la selección de un antiséptico se debe hacer teniendo en cuenta el espectro de actividad, concentración, aceptación de los usuarios, rapidez de acción, inactivación por materia orgánica, coste y toxicidad, entre otros.

Biguanidas Clorhexidina. Aunque la actividad de la clorhexidina es más lenta que la de los alcoholes, se ha comprobado su eficacia para reducir la flora de la piel tras unos segundos de aplicación. Poseen buena actividad frente a bacterias grampositivas, pero ésta es menor frente bacterias gramnegativas y hongos. Tiene una acción remanente superior a 6 h. Su actividad se reduce por alteración de pH (actividad máxima a pH 5,5-7), dilución con agua corriente, jabones con aniones orgánicos o inorgánicos. La presentación más común contiene un detergente como base y un 4% de clorhexidina.

Paraclorometaxilenol. Posee una buena actividad frente a bacterias grampositivas, pero ésta es menor frente a bacterias gramnegativas, hongos y virus. La actividad aumenta en presencia de EDTA. No es agresivo para la piel y produce una actividad residual que perdura durante varias horas. Sin embargo, este antiséptico se neutraliza en presencia de detergentes no iónicos. Las concentraciones de uso son del 0,5-3,75%.

Yodóforos Las formulaciones de yodóforos utilizadas como antisépticos contienen menos yodo libre que las formuladas como desinfectantes (entre 0,75-1,2% de yodo disponible). Su actividad residual es mínima, inferior a otros antisépticos, y su actividad antimicrobianaes neutralizada por materia orgánica. Los yodóforos más conocidos son la povidona y el alcohol yodado (tintura de yodo o solución de lugol). Ambos son útiles en la desinfección preoperatoria de la piel y en el tratamiento de las infecciones de heridas contaminadas.

Alcoholes El alcohol etílico e isopropílico al 70% reducen rápidamente la cantidad de microorganismos de la piel, pero no tienen actividad residual. Se utiliza de forma habitual en la antisepsia cutánea y en el lavado quirúrgico de las manos. En este último caso, después de un lavado minucioso de las manos con agua y jabón, se aplicará la solución alcohólica durante 1 min. Sin embargo, su uso continuado elimina la capa lipídica de la piel produciendo irritación y sequedad. Actualmente, se

están comercializando nuevos productos que incluyen, junto con el alcohol, emolientes para reducir estos efectos adversos.

Triclosan Las concentraciones de uso contienen entre 0,2-2% de triclosan. Este producto actua sobre la membrana plasmática y la síntesis de RNA, ácidos nucleicos y proteínas. Es más activo frente a bacterias grampositivas que frente a bacterias gramnegativas

     

CLOR-

COMPUESTOS

 

FORMAL-

 

GLUTARAL-

 

ALCOHOL

HEXIDINA

 

IODADOS

DEHIDO

DEHIDO

 

Alcohol etílico

     

Glutaraldehido

Compuestos

Alcohol

isopropílico

Gluconato de

clorhexidina

Povidona

iodada

Glutaraldehido-

fenolato

Concentración

60-90%

0.1-4%

7,5%-10%

1%-4%

2%-7%(fenol)

Tiempo

>

ó = 10 min

2-20 min

>

ó = 10 min

24 horas

>

ó = 20 min

Espectro

         

Bacterias

x

x x

x

x

x

x

x

x x

x

x x

Hongos

x

x x

x

x

x

x x

x

x x

Virus

x

x

-

x

x

x

x x

x

x x

Micobacterias

x

x x

-

x

x

x

x x

x

x x

Esporas

-

-

-/ x

x

x

x x

Nivel

 

Intermedio-

     

desinfección

Intermedio

bajo

Intermedio

Alto

Alto

Mecanismo

De acción

Des_

naturalización de

proteínas

Alteración

membrana,

coagulación de

proteínas y ac.

Disrupción de síntesis y estructura de

ac. nucleico y

Alquilación de

proteínas

Alteración de

ácidos nucleicos y

de síntesis

proteica

nucleicos

proteínas.

   

Antiséptico de piel (4%) y

     

mucosas

Escaso uso

(0.1%),

sanitario por su alto nivel de toxicidad.

Preparación

vacunas

virales,

conservación

Desinfección de

Indicaciones

Antiséptico en

piel intacta.

Desinfección de

material no

crítico

(termómetros,

estetoscopios)

preparación de piel (0.5%) y

lavado

quirúrgicos

(0.02%)

(alternativa al

Antiséptico en

piel, mucosas,

heridas, lavado

quirúrgico.

endoscopios,

equipos de

terapia

respiratoria,

dializadores,

equipos de

yodo).

piezas

anestesia…

Desinfectante

anatómicas.

de material no crítico.

   

Se inactiva

     

frente a

Se activa con

materia

solución alcalina. Se inactiva frente

Se inactiva frente a materia orgánica. Escasa acción residual

orgánica,

La dilución

Uso en

Actividad

tensoactivos,

aumenta la

esterilización y

a

materia

aguas duras,

eficacia

en desinfección

orgánica.

 

jabones,

germicida

de alto nivel.

Solución activada estable 14-28 días según uso.

 

cremas. Mayor acción residual que el alcohol

       

Olor

Irritación de piel

Bajo grado de

desagradable.

y

mucosas, vías

toxicidad

Carcinogénico,

respiratorias.

Toxicidad

Irritación de piel

aunque

produce daños

Leve irritación de piel y

irritación de

piel

y

Límite de

exposición 0,2

no intacta y mucosas.

si

se instila en

mucosas,

mucosas, vías

ppm. El

 

oído medio o córnea (a alta concentración).

alergia.

respiratorias.

glutaraldeido-

 

Límite de

fenolato presenta

exposición 0,75

menor toxicidad y

 

ppm/8h

corrosión

Precauciones

Inflamable:

Aclarar bien la

No combinar

Habitación

Habitación

 

evitar contacto con fuentes de calor. Evitar uso en plásticos y caucho. Daña cabezal de tonómetros.

piel antes de aplicar el antiséptico.

 

con soluciones

ventilada. No utilizar agua caliente en la

ventilada. Utilizar guantes, gafas, pantallas faciales, recipientes con tapa No utilizar agua caliente en la preparación de soluciones. Aclarar con agua corriente o estéril.

mercuriales.

Evitar en

Evitar

pacientes con

preparación de

productos

alteraciones

soluciones.

clorados en el

tiroideas

lavado de

 

tejido

manchado con

clorhexidina

(produce

mancha). Diluir

 

en agua

 

destilada, no

en agua

corriente.

     

PERÓXIDO

   

AMONIOS

 

COMPUESTOS

CLORADOS

DE

HIDRÓGENO

ÁCIDO

PERACÉTICO

 

FENOLES

CUATER-

NARIOS

     

Ac.

     

COMPUESTOS

Hipoclorito

sódico (lejía)

Peracético

Ac.

peroxiacético

Ortofenilfenol

bencil-

paraclorofenol

Cloruro de

benzalconio

CONCENT.

500-5000ppm

3%-25%

0,2%-1%

según producto

 

según

producto.

TIEMPO

 

ó = 10 min

 

ó = 3 horas

 

ó = 12 min

según producto

 

según

>

>

>

producto.

ESPECTRO

         

Bacterias

x

x x

x

x

x x

x

x x

x

Hongos

x

x x

x

x x

x

x

x

x

x

Virus

x

x x

x

x x

x

x

x

x

 

x

 

Micobacterias

x

x x

x

x x

x

x

x

x

_

Esporas

x

x

x

x

_

_

NIVEL DESINF.

Intermedio-alto

alto

alto

Intermedio-bajo

 

bajo

     

Des-

 

Inactivación y

MEC. ACCIÓN

Inactivación de

ac. nucleicos,

desnaturalización

proteínas, inhib

enzimática

Altera

membramnas

lipídicas, ADN,

radicales

libres

hidroxilos.

naturalización

proteínas,

alteración

pared celular,

oxidación

enzimas

Alteran proteínas y

membranas

celulares.

des-

naturalización

de proteínas. Baja actividad

frente a Gram

-.

   

Al 3% como

     

antise´ptico

en heridas. Del 6% al 25% como

Desinfección

Suelos, camas,

Desinfección

Desinfección de nivel medio-bajo de superficies y material no crítico.

de bajo nivel

de superficies,

lavabos, WC,

desinfección

de

INDICACIONES

superficies no

metálicas

de alto nivel

(tonometros, lentes de

contacto,

endoscopios,

dializadores.

camas,

muebles.

Neutraliza los

 

malos olores.

equipos terap.

resp.)

   

Mayor

     

ACTIVIDAD

Se incativa rápidamente tras dilución y frente

a

orgánica. La

cloramina es

más etable

materia

actividad en pH ácido y

alta

temperatura.

Se inactiva

por materia

orgánica, aire,

luz.

ph ácido.

Activo frente a

materia

orgánica y a

baja

temperatura.

Inestable una

vez diluido.

Habitualmente

utilizados

soluciones

detergentes.

 

Pierde

actividad con

aguas duras,

jabón,

algodón o

residuos

iónicos.

TOXICIDAD

Mezclado con

Baja

Irritante de

Irritación de piel y mucosas. Olor

Escasa

formaldehido

toxicidad.

piel y mucosas

toxicidad. No

 

produce

Propiedades oxidantes. A altas concent. irrita piel y mucosas

a altas conc. Cancerígeno a conc >1%.

desegradable.

corrosivo

compuestos

Hiperbilirrubinemia

carcinogénicos

en lactantes.

 

Diluir en agua fría. Muy corrosivo, evitar mezcla con detergentes ácidos y amonicales. No en superficies metálicas. No mezclar con otros desinfectantes

Daña caucho,

     

plásticos y

Pueden quedar residuos en los materiales porosos, causando irritación

Evitar su uso junto a aguas duras, detergentes

PRECAUCIONES

metales. No

inyectar en

cavidades

cerradas

Daña caucho,

plásticos,

corrosión de

metales.

(libera O2)

 

aniónicos, algodón.

Métodos de esterilización

Métodos físicos: calor seco y calor húmedo. Métodos químicos: líquidos y gaseosos (óxido de etileno). Métodos físico-químico: vapor a baja temperatura (formaldehído) y gas plasma (peróxido de hidrógeno).

Irradiación con rayos gamma Este tipo de esterilización no se suele utilizar en los hospitales por su alto cote y complejidad, pero es muy utilizada en la industria, sobre todo en materiales de un solo uso.

Radiaciones ultravioleta Las radiaciones ultravioleta (uv) comprendidas entre 210-328 nm de longitud de onda tienen acción bactericida, pero no son esporicidas. Su efecto letal se debe a la inducción de formación de dímeros de nucleótidos en la molécula de DNA.

Esterilización química Los gases y vapores se utilizan para esterilizar objetos e instrumental que no soportan el calor. Se utilizan como desinfectantes químicos a bajas temperaturas los aldehídos (glutaraldehído), ácido peracético y peróxido de hidrógeno.

Esterilización mediante gas (óxido de etileno) Las dos desventajas más importantes de este método son que el material precisa de un tiempo de aireación antes de ser utilizado, lo que enlentece el proceso, y su elevado costo. La efectividad de la esterilización se monitoriza con esporas de B. subtilis.

Gas plasma El gas plasma, que se obtiene al aplicar determinadas ondas a los vapores de peróxido de hidrógeno, posee actividad esporicida. Los productos finales de su descomposición son el oxígeno y el agua. El proceso se produce en cámaras a una temperatura máxima de 45º C durante un tiempo máximo de 75 min. Los controles de eficacia del proceso pueden ser químicos o biológicos, y en este último caso se utilizan esporas de B. subtilis biovar. niger. La principal ventaja es que puede aplicarse a materiales sensibles a calor, no corroe los metales y no es preciso airear el material esterilizado.

Métodos físicos

Calor seco

Es importante tener siempre en cuenta que la acción microbicida del calor, está condicionada por la presencia de materia orgánica o suciedad en los materiales. Por ejemplo, aceite o grasa en casos en los que los microorganismos son protegidos de la acción del calor.

Esterilización por calor La esterilización mediante calor húmedo (121 a 132º C durante diversos intervalos de tiempo) es el método de elección en los hospitales por ser económico, eficaz, no tóxico, esporicida y bien tolerado por la mayoría de los objetos. En cambio, la esterilización mediante calor seco (171º C durante 1 h, 160º C durante 2 h o 121º C durante 16 h) es menos efectiva y precisa un mayor tiempo de exposición, deteriorando el material con facilidad. La esterilización por calor húmedo destruye los microorganismos por coagulación irreversible, desnaturalización de enzimas y proteínas. La efectividad de la esterilización por calor húmedo y calor seco se puede controlar mediante inclusión de esporas de Bacillus stearothermophilus y Bacillus subtilis, respectivamente.

RESISTENCIA El calor seco penetra lentamente en los materiales por lo que se requieren largos períodos de exposición. El aire caliente no es corrosivo pero el proceso es lento. Se usa generalmente a 170°C durante 60 minutos o a 150°C por 150 minutos. Este sistema elimina microorganismos por coagulación de las proteínas de los microorganismos. Su efectividad depende de: la difusión del calor, la cantidad de calor disponible y los niveles de pérdida de calor.

Tipos de estufas o Poupinell Existen dos tipos de estufas que comúnmente se utilizan: la estufa de convección por gravedad y la estufa de convección mecánica (circulación de aire forzado).

Estufa de convección por gravedad Está compuesta por una cámara revestida de resistencia eléctrica en su pared interior y posee un canal u orificio de drenaje de aire en la pared superior. La circulación depende de las corrientes producidas por la subida de la temperatura y el choque con las diferencias de temperaturas. Por ello su proceso es más lento y menos uniforme.

Estufa de convección mecánica Este equipo posee un dispositivo que produce el rápido movimiento de un volumen grande de aire

caliente, facilitando la transmisión del calor directamente a la carga o paquete. Se utiliza menos tiempo y ofrece un equilibrio térmico. Indicaciones de uso:

Sólo se podrá aplicar cuando los materiales no soporten la acción del calor húmedo.

La recomendación para la esterilización de ciertos materiales deriva de su facilidad de

penetración en sólidos, líquidos no acuosos y cavidades cerradas.

Su comportamiento con el metal es menos corrosivo pero más oxidante.

No erosiona el vidrio como lo hace el vapor.

Aunque su uso está limitado para petrolatos y líquidos, mencionaremos a continuación los

instrumentos, materiales y sustancias que pueden esterilizarse en calor seco.

Instrumentos cortantes y de acero inoxidable (tijeras y pinzas).

Agujas, jeringas de cristal, tubos, pipetas de vidrio, polvos estables al calor.

Líquidos y sustancias liposolubles e hidrófugas tales como aceites, silicona, parafina, vaselina,

cremas y polvos de talco. Agente esterilizante:

aire caliente.

Mecanismo de acción:

La muerte microbiana se produce como consecuencia de mecanismos de transferencia de

energía y oxidación. Condiciones del proceso:

Los manuales de procedimiento de la institución establecerán las condiciones de trabajo según la

carga, volumen, peso, resistencia térmica del material. Es imprescindible respetar los parámetros obtenidos en la validación del procedimiento.

Temperatura: la temperatura de esterilización por calor seco debe permanecer entre 160°C -

170°C.

Tiempos: el tiempo total de exposición del material se determina mediante la correspondiente

validación del ciclo.

Es importante señalar que el tiempo de exposición debe ser contabilizado luego de alcanzada la temperatura requerida y no desde la carga del esterilizador pues puede requerirse de un tiempo prolongado para alcanzar la temperatura de esterilización. Relación de tiempo - temperatura para la esterilización por calor seco:

Temperatura (º C) Tiempo de exposición 180º C 30 minutos 170º C 1 hora 160º C 2 horas 150º C 2 horas y 30 minutos 140º C 3 horas 121º C 12 horas

Equipos:

Estufas esterilizadoras que cumplan con las normas de organización y funcionamiento de

centrales de esterilización y procesamiento de productos de uso médico en los establecimientos de salud, correspondientes al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica.

Práctica del método:

El acondicionamiento y disposición de la carga se realiza teniendo en cuenta que el calor seco es un agente esterilizante de masa.

Los manuales de procedimientos y de calidad deben contener los lineamientos a los que se

ajustará cada institución, lo que implicará el compromiso de la misma con la Autoridad Sanitaria.

Durante el ciclo de esterilización no debe abrirse la puerta del esterilizador.

Cuando el material a esterilizar sea mal conductor del calor (talco) éste debe disponerse en capa delgada en cantidad necesaria para un solo uso. Ventajas y desventajas del método:

Ventajas: Permite esterilizar vaselinas, grasas y polvos resistentes al calor, que no pueden ser procesados por calor húmedo.

Desventajas: Requiere largos períodos de exposición es un proceso dificultoso de certificar o validar, acelera el proceso de destrucción del instrumental.

Principios básicos para evitar fallas:

Validación del equipo y la eficiente calibración de los instrumentos.

Una esterilización será eficiente cuando el punto más frío registre 170°C en exposición por dos horas. Por lo tanto el usuario deberá contar con información precisa.

La selección del material de empaque deberá ser hecha desde el punto de vista de

conductibilidad térmica. No esterilizar, ni utilizar textiles ni papel.

La distribución de la carga: observando que los paquetes no toquen las paredes y que entre cada

paquete haya espacio suficiente para conseguir una buena circulación.

La utilización de materiales de empaque adecuados como, por ejemplo, cajas metálicas y frascos

de vidrio refractario.

Realizar controles químicos y biológicos para garantizar la eficacia del proceso.

Calor húmedo o esterilización a vapor La esterilización a vapor es el procedimiento de esterilización más común (excepto para los materiales que no pueden resistir el calor y la humedad), y al equipo que se utiliza se le denomina autoclave. El mecanismo de acción del calor húmedo es por desnaturalización de las proteínas. Este método se debe considerar de elección cada vez que los materiales lo permitan. Tiene la ventaja de producir una elevación de la temperatura en forma rápida en cortos tiempos de esterilización y de no dejar residuos tóxicos en el material. La eficiencia del vapor como agente esterilizante depende de:

la humedad, el calor, la penetración, y la mezcla de vapor y aire puro (y de otras impurezas que pudiera contener) Tipos de esterilizadores a vapor Autoclaves de desplazamiento de gravedad o gravitacional En estos equipos el aire es removido por gravedad, ya que el aire frío es más denso y tiende a salir por un conducto colocado en la parte inferior de la cámara cuando el vapor es admitido. Este proceso es muy lento y favorece la permanencia residual del aire. Estos equipos varían en tamaño. Los hay desde modelos pequeños que se colocan sobre la mesa y son utilizados en clínicas y consultorios, hasta grandes unidades capaces de manejar carritos de carga de materiales. El tiempo de penetración es prolongado por una incompleta salida del aire y, por tanto, los tiempos de esterilización son mayores. Este tipo de equipo es obsoleto. En la actualidad se fabrican equipos mucho más sofisticados que aún cuando funcionan con el mismo principio, facilitan la operación y aumentan el nivel de seguridad por medio de controles automáticos, bombas de vacío y microprocesadores.

Esterilizadores de pre-vacío Estos equipos tienen una bomba de vacío, o sistema de Venturi, para retirar el aire de la cámara rápidamente en forma de pulsos, de modo que el vapor ingrese a la cámara a mayor velocidad, mejorando la eficiencia del autoclave al eliminar las bolsas de aire e incrementar la velocidad del proceso, incluso cuando operan a la misma temperatura que los esterilizadores de desplazamiento de gravedad (121°C ó 132º C). Constituye un sistema mucho más eficiente que otros. La ventaja de este sistema radica en que la penetración del vapor es prácticamente instantánea aún en materiales porosos. Además con este método, los períodos de esterilización son menores debido a la rápida remoción del aire tanto de la cámara como de la carga y la mayor temperatura a la que es posible exponer los materiales. Las autoclaves con bomba de vacío funcionan a temperaturas de 121ºC a 132ºC en períodos de 4 a 18 minutos.

Autoclaves instantáneas (flash) Son esterilizadores especiales de alta velocidad que generalmente los ubican entre los quirófanos para procesar los instrumentos desempaquetados y para usos de extrema urgencia. Estos esterilizadores operan a 134°C durante 3 ó 4 minuto s. Este método de esterilización debe ser evitado, ya que el material es esterilizado sin embalaje y el ciclo elimina el secado; por lo tanto, la recontaminación del mismo se verá favorecida.

Componentes de una autoclave básica Un esterilizador a vapor tiene los siguientes componentes principales: Recipiente de alta presión con tapa junta El envase o recipiente sólido donde el agua se calentará en los equipos de vapor bajo presión se llama autoclave. El espacio donde se ponen los objetos a ser esterilizados se llama cámara esterilizadora. Para evitar escapes entre el recipiente y la tapa el esterilizador cuenta con una junta entre ambos. Además, tiene un mecanismo de cerradura con tornillos, o caso contrario, un sistema tipo bayoneta compuesta de autoclaves pequeñas y portátiles.

Válvula de control de presión La válvula de control de presión se encuentra sobre la base para mantener el nivel de vapor deseado. De ser necesario, este permitirá el escape de cierta cantidad de vapor. En las unidades modernas este instrumento es un sensor de presión para el vapor y un sensor de temperatura para el calor.

Válvula de seguridad Es útil cuando existe la posibilidad que la válvula de control no funcione bien. Si ello ocurre, no habrá escape del vapor, y la presión de éste podría subir tanto que podría explosionar. En ese caso, la válvula de seguridad permitirá el escape del vapor. En algunos países esta válvula de seguridad es obligatoria por ley.

Mecanismo de expulsión del aire Llamado también purgador. Las autoclaves modernas están equipadas con un sistema de expulsión de aire que opera mediante una pieza o fuelle, relleno con una mezcla de agua y alcohol.

Parámetros de control de autoclaves en general Los parámetros de control son: presión del vapor, tiempo y temperatura. Presión del vapor: vapor saturado con un título de 0.95 (95% de vapor y 5% de condensado) y libre de impurezas, utilizando agua blanda o tratada. Tiempo y temperatura: estarán en relación directa con el grosor o el tipo de empaque, definidos en los estándares establecidos por organismos internacionales. Por ejemplo, en las autoclaves gravitacionales y de prevacío, donde el material es contenido en empaques simples, utilizaremos:

Textiles: algodón, hilo, fibras sintéticas, etc. La porosidad (el apresto) del tejido, puede dificultar el paso del vapor y la succión del aire por la bomba de vacío. Por ello se recomienda en el caso de ropa nueva llevar a cabo un lavado previo a fin de disminuir este riesgo.

Metales: instrumentales, lavatorios, semilunas, tambores, etc. El material metálico requiere lavado y secado previo a la esterilización.

Vidrios o cristal: en algunas ocasiones es preferible su esterilización por calor seco, pero es factible hacerlo también por vapor saturado.

Líquidos: agua destilada y soluciones farmacológicas siempre que no alteren su composición.

Como norma general, se tendrá en cuenta que el llenado del recipiente no debe sobrepasar los 2/3 de su capacidad total.

Gomas y plásticos termorresistentes: el material debe estar limpio y seco, a fin de asegurar la

eliminación de materia orgánica.

Inactivación del agente de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob (ECJ): el virus de la ECJ requiere recomendaciones especiales. Se ha transmitido iatrogénicamente por medio de electrodos cerebrales que fueron desinfectados con alcohol de 70º y formaldehído después de haber sido usados con pacientes conocidos con la ECJ. También se observó el contagio en receptores de

córneas y hormonas humanas. La necesidad de recomendaciones especiales está basada en la alta resistencia del virus cuando está protegido por tejidos o piel. La esterilización por vapor a 132º

C durante una hora, es el método preferido para el material contaminado, después del lavado. Los

desinfectantes como el hidróxido de sodio 1 N, durante una hora, a temperatura ambiente, matan

el virus, pero es cáustico. Los ítems no relacionados con el paciente, como pisos o mesas de

autopsias, no requieren recomendaciones especiales, ya que no se consideran agentes de potencial transmisión. En estas superficies, se puede utilizar un clorado (dilución 1:10). Para la inactivación del virus en la muestra de tejido de pacientes, se requiere el ácido de formalina fórmica. Agente esterilizante:

Vapor de agua saturado a presión superior a la normal.

Mecanismo de acción:

Muerte microbiana por desnaturalización de las proteínas producidas por la acción de la

temperatura y el vapor saturado.

El vapor de agua saturado es un agente esterilizante de superficie, razón por la cual los

materiales deben disponerse de tal manera que se asegure el íntimo contacto de todas sus partes con el vapor; ej.: pinzas abiertas, textiles adecuadamente acondicionados.

Condiciones del proceso:

Las condiciones a tener en cuenta son temperatura y tiempo de exposición que serán

establecidos según la validación de los equipos y los procesos.

Para el vapor de agua saturado existe una equivalencia entre temperatura y presión. (AAMI/ 96)

A modo orientativo se presenta el siguiente cuadro:

Tipo de esterilizador Temperatura (ºC) Tiempo de exposición

Gravitacional

121-123 15 a 30 minutos 132-135 10 a 25 minutos Con vacío previo 121-123 15 a 30 minutos 132-135 3 a 4 minutos

Sólo en los casos de emergencia se acepta la aplicación del procedimiento denominado “Flash”. Tipo de esterilizador Disposición de la carga Tiempo de exposición

Gravitacional

1. Sólo artículos metálicos, no porosos (sin lúmenes). 3 minutos

2. Artículos metálicos, con lúmenes y artículos porosos, esterilizados juntos. 10 minutos Con vacío

previo

1. Sólo artículos metálicos, no porosos (sin lúmenes). 3 minutos

2. Artículos metálicos, con lúmenes y artículos porosos, esterilizados juntos. 4 minutos

Se debe asegurar el traslado posterior del material en condiciones asépticas hasta el lugar de

uso. Nunca se deben esterilizar protesis por el procedimiento flash.

Equipos:

Autoclaves para vapor que cumplan con las normas de organización y funcionamiento de las

centrales de esterilización y procesamiento de productos de uso médico en los establecimientos de salud, correspondientes al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica. Práctica del método:

El ciclo de esterilización debe programarse teniendo en cuenta el tipo de carga. Para cada tipo de

carga deben efectuarse las verificaciones correspondientes a fin de lograr y poder documentar resultados fehacientes, provenientes de la utilización de indicadores de proceso.

Los Manuales de Procedimiento y de Calidad deben contener los lineamientos a los que se

ajustará cada institución, lo que implicará el compromiso de la misma con la Autoridad Sanitaria.

Ventajas y desventajas del método:

Ventajas: es considerado el método más económico, rápido y sin efectos adversos por no dejar

residuos del agente esterilizante.

Desventajas: no es apto para aplicar en materiales que no soporten las condiciones del proceso.

Factores que afectan la esterilización por autoclave

Los factores que afectan la esterilización por autoclave son:

Eliminación incompleta del aire en el esterilizador: Esto produce la disminución de la temperatura afectando la esterilización. Las burbujas de aire, atrapadas en los paquetes actúan impidiendo la difusión y expansión del vapor. Esto ocurre por fallas en las bombas de vacío o en las autoclaves de desplazamiento por gravedad debido a la eliminación incompleta del aire.

Vapor sobrecalentado: Que puede afectar el poder microbicida debido a que pierde humedad y actúa en ese caso sólo como aire caliente.

– Esto puede ocurrir porque el vapor no está en contacto con el agua desde la cual se forma. Es totalmente seco y no puede ser utilizado en autoclaves. Su temperatura sube rápidamente.

– También el vapor saturado puede sobrecalentarse por una rápida reducción de la presión (más de 50% en forma abrupta) manteniéndose mayor presión y temperatura en la camisa que en la cámara.

– Otro motivo es por el resecamiento producido por su paso a través de materiales que tienen

menos de 50% de humedad relativa. (Como es el caso de algunos textiles que se almacenan a altas temperaturas.)

Preparación inadecuada del material: La preparación del material en relación con el tipo de

artículos, empaque o envoltura, tamaño y disposición en el interior de la cámara, también son factores importantes en la esterilización, debido a que pueden afectar la eliminación del aire, la difusión del calor y del vapor, y el precalentamiento de la cámara.

Esquema de mantenimiento preventivo de autoclaves Frecuencia Actividad Responsable -Diario: Limpieza de la cámara interna Operador -Mensual: Limpieza de filtros de drenaje Operador -Trimestral: Descarga del generador Ingeniero o técnico, Verificar limpieza de electrodos Ingeniero o técnico, Lubricar sistema de calentamiento Ingeniero o técnico, Verificar trampas Ingeniero o técnico -Semestral: Verificar sistemas de funcionamiento y seguridad Ingeniero o técnico, Verificar filtros de entrada de agua Ingeniero o técnico -Anual: Limpieza de generador de vapor Ingeniero o técnico Después de 3 años: Se evaluará el funcionamiento de los instrumentos de control

Todo material resistente al calor, compatible con la humedad, debe ser autoclavado. Métodos químicos Estos métodos se utilizan solamente en los casos en que los materiales no soporten el calor y su naturaleza lo permita. Químicos líquidos La esterilización por agentes químicos por inmersión hecha de forma manual será siempre el último método de elección. Estos procesos son difíciles de controlar, con una gran probabilidad de recontaminación durante el enjuague o el secado,y no permiten el almacenado posterior. Los equipos automatizados aumentan la seguridad del proceso de esterilización. Sin embargo, estos equipos requieren de controles y de operadores bien entrenados y capacitados para su manejo. Algunos brotes de infección hospitalaria fueron relacionados con el uso de equipos automatizados sin la debida supervisión.

Glutaraldehído

Este desinfectante que puede ser ácido o alcalino, se utiliza como un desinfectante de alto nivel, y

puede usarse en una concentración del 2 % para fines de esterilización. La duración del tiempo de contacto necesaria para esterilizar es de aproximadamente 10 horas. Tiene un amplio espectro de actividad antimicrobiana, es activo ante la presencia de materia orgánica e inactiva rápidamente los microorganismos, excepto las esporas. Fáciles de usar, son relativamente no corrosivos.

Peróxido de hidrógeno

Es un desinfectante muy poco utilizado por no existir comercialmente en

el mercado. En general, el peróxido de hidrógeno a una concentración del 6% es esporicida pero muy corrosivo cuando se utiliza en instrumentos delicados y endoscopios de fibra óptica.

Formaldehído

El uso del formaldehído está dirigido a todos los materiales que se utilizan para hemodiálisis. La esterilización se consigue a la concentración del 8% por 24 horas de inmersión. El formaldehído ha sido cuestionado en la actualidad debido a su alta toxicidad. Ácido peracético

Este agente que puede considerarse como un derivado del peróxido de hidrógeno manifiesta una

actividad microbiana conocida desde principios de siglo. Al respecto, hay que señalar la existencia de formulaciones recomendadas de ácido peracético con peróxido de hidrógeno que, en concentraciones altas (40%), es inflamable y que debe ser manipulado con extrema precaución, pues constituye una solución muy corrosiva e inestable. Puede usarse, alternativamente, para la esterilización de equipos en hemodiálisis. Una nueva tecnología aprobada en 1999 por la FDA, es la combinación de ácido peracético al 35% con peróxido de hidrógeno y con soluciones neutralizantes que eliminan su efecto corrosivo. Generalmente está indicado para material sumergible, sensible al calor, a temperaturas que oscilan de 50º C a 56º C, a un pH neutro de 6.4 y a una concentración final de 0.2%, siendo ideal para materiales y piezas que requieran una rápida reutilización. El ciclo puede durar entre 25 y 30

minutos. Así mismo, cuenta con un sistema de controles o monitores químicos y biológicos. Su principal desventaja consiste en que no se puede esterilizar ningún instrumento que no sea sumergible, como por ejemplo, los endoscopios flexibles con cabezales antiguos o algunas cámaras de vídeo que no sean sumergibles.

Químicos gaseosos Esterilización química por óxido de etileno Indicación:

En general se puede esterilizar por ETO cualquier artículo termolábil, con la única recomendación

de controlar la aireación, si el artículo es poroso. Agente esterilizante:

El óxido de etileno (en inglés, ETO), éter 1-2 epoxi-etano, es un agente alquilante. El proceso por

el cual el óxido de etileno destruye los microorganismos es por alquilación: reemplazando el átomo de hidrógeno en una molécula del organismo con un grupo alquilo, evitando que la célula realice su metabolismo o se reproduzca. Su presentación es líquida y se volatiliza formando un compuesto gaseoso. El ETO puro es inflamable y explosivo. El gas de ETO es incoloro, más pesado que el aire, de olor etéreo, detectable entre 230 a 700 ppm. y soluble en agua y en la mayoría de solventes.Las características del ETO hacen que la esterilización de materiales seaposible en condiciones especiales y controladas. Sólo se considera efectiva, si se utilizan equipos que garanticen los parámetros necesarios para la esterilización tales como temperatura, humedad, tiempo de exposición,presión, y concentración del agente.

Propiedades físicas:

Solubilidad en agua Muy soluble Solubilidad en solventes orgánicos Soluble en casi todos Punto de ebullición 10,4ºC a 760 mm de Hg Olor del gas Perceptible por encima de 700 ppm

Propiedades químicas:

El ETO es una sustancia altamente reactiva:

Reacciona con el agua para formar etilenglicol

Reacciona con iones cloruro para formar etilenclorhidrina

Tiene propiedades alquilantes, combinándose con distintos grupos químicos como sulfhidrilo, amino, carbonilo, etc

Mecanismo de acción:

Actúa como agente alquilante de grupos funcionales de proteínas estructurales y enzimas y de bases nitrogenadas de ácidos nucleicos.

Condiciones del proceso:

Los valores de concentración del gas, temperatura, humedad, tiempo de exposición y aireación,

serán las que resulten de la correspondiente validación del ciclo. A modo orientativo se presenta el siguiente cuadro:

Concentración del gas: 300-600 mg/l; pueden existir rangos de hasta 450 a 1500 mg/l de mezcla de gas de acuerdo a los requerimientos del esterilizador. Temperatura: 37-55ºC. Los incrementos de temperatura acortan el proceso de esterilización. Humedad Relativa: Humedad óptima: 50% (rango del 40% a 60% de humedad relativa). Es necesaria para la penetración del ETO dentro de la célula microbiana. No hay modo de medir la humedad relativa dentro de la mayoría de los esterilizadores. Tiempo de esterilización: El tiempo está afectado por la concentración de gas, la temperatura y la humedad. Tiempo de ciclo (desde que la puerta se cierra hasta que la puerta se abre) 3 a 6 horas. Nota: los parámetros dependen del tipo de equipo utilizado y las recomendaciones del fabricante para el uso del equipo.

La presión de la cámara debe ser subatmósferica en todo el ciclo cuando se utiliza ETO puro, en el caso de mezclas autorizadas, la presión será a valores superiores a la normal.

En la validación del proceso debe incluirse la etapa de aireación, para garantizar que los

materiales esterilizados no contengan óxido de etileno residual en concentraciones superiores a las recomendadas.

Para los materiales que más fijan ETO (PVC, látex), los tiempos orientativos de aireación recomendados son entre 12 y 16 horas según sea la temperatura de trabajo.

Equipos:

Esterilizadores para ETO que cumpla con las Normas de Organización y Funcionamiento de las

Áreas de Esterilización de los Establecimientos Asistenciales, correspondientes al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica.

Práctica del método:

Los manuales de Procedimientos y de Calidad deben contener los lineamientos a los que se ajustará cada Institución lo que implicará el compromiso con la Autoridad Sanitaria.

Ventajas y desventajas del método:

Ventajas: El ETO es una sustancia con gran poder de difusión y penetración, lo que permite una amplia versatilidad en la esterilización de materiales sensibles al calor.

Desventajas: Es altamente tóxico para los seres vivos, pudiendo provocar reacciones locales

sobre piel y mucosas y efectos tóxicos sistémicos con manifestaciones clínicas como disnea, cianosis, trastornos gastrointestinales, hemólisis, necrosis, mutagénesis, carcinogénesis. Debido a los efectos adversos es considerado una sustancia de gran peligrosidad, por lo cual su uso debe estar restringido a personal debidamente capacitado. Es un proceso lento, requiere control ambiental y control residual en los materiales. No hay indicadores químicos que puedan monitorear la concentración de ETO durante el ciclo de esterilización. Requiere materiales de empaquetamiento permeable al ETO. Método de alto costo. Etapas en la esterilización por ETO:

Acondicionamiento y humidificación

Ingreso del gas

Exposición al gas

Evacuación

Aireación

Las temperaturas de esterilización varían entre 35ºC y 55ºC, y los tiempos de exposición entre 1 hora 20 minutos y 4 horas.

El proceso de aireación que debe tener es entre 40ºC y 60ºC, y con una duración de 6 y 12 horas

(tiempos sugeridos por la AORN, AAMI), siendo la duración de todo el proceso un periodo entre 8 y 16 horas.

Vale señalar que siempre se trabaje con la premisa que a menores temperaturas se requieren mayores tiempos de aireación.

La esterilización por ETO es recomendable siempre y cuando sea automatizada.

Aireación:

La aireación de los objetos esterilizados por ETO permite la desabsorción del gas.

Los objetos metálicos no requieren aireación; sin embargo, el embalaje utilizado, sí.

El tiempo de aireación propuesto para todos los materiales es:

Aire ambiente del cuarto Cámara de aireación Temperatura Tiempo Temperatura Tiempo 20°C 7 días 49°-50°C 12 horas - - 60°-62°C 8 horas

Recomendaciones generales:

Ubicación del equipo en zonas ventiladas y alejado de la circulación del personal y del público.

Uso de barreras protectoras.

Realizar controles periódicos (monitoreo ambiental).

Si alguna persona presenta hipersensibilidad al ETO debe evitar su exposición.

La forma de garantizar la remoción del ETO en ambientes de trabajo y en materiales, a fin de evitar exposiciones que puedan acarrear graves consecuencias para la salud del personal o

pacientes, se logra con el adecuado funcionamiento de los equipos de ventilación y extracción en los ambientes donde permanecen estos equipos y con el cumplimiento de todas las especificaciones técnicas recomendadas.

El sistema de ventilación debe expulsar el aire directamente hacia el exterior. El conducto de

extracción debe estar por debajo o al nivel de la puerta y del drenaje del equipo.

El cuarto debe tener 10 cambios de aire por hora, estar a 21° C, y tener una humedad relativa de

50%.

NIVEL MAXIMO AMBIENTAL PERMITIDO: 1 parte de ETO por 1 millón de partes de aire (1

ppm), para una jornada de 8 horas de trabajo (según Resolución 444/91- Ministerio de Trabajo).

NIVEL MAXIMO PERMITIDO PARA DISPOSITIVOS MEDICOS: 5 ppm (según resolución 255/94-

Ministerio de Salud y Acción Social).

Es necesario monitorear los niveles de gas ETO en al cuarto.

Descargar el esterilizador inmediatamente después de finalizado el ciclo. Abrir la puerta del

esterilizador unos 5 a 10 cm y dejar inmediatamente el área por lo menos 15 min. Esto puede no ser necesario en esterilizadores con sistemas de purgado.

Almacenado de los cilindros de ETO debe ser hecho en posición vertical. También durante el transporte deben estar asegurados.

Síntomas Asociados a la Exposición al Oxido de Etileno:

• Inicialmente: irritación de los ojos, vías respiratorias, nariz y garganta, con un “gusto peculiar”.

• Tardíamente: dolor de cabeza, nauseas, vómitos, disnea, cianosis, edema pulmonar, debilidad, anormalidades del ECG, excreción urinaria de pigmentos biliares.

Irritación de la piel y quemaduras por contacto directo.

Elevación del recuento absoluto de leucocitos y descenso de los valores de hemoglobina siguen a las exposiciones intermitentes luego de varios años.

En el caso de una exposición a altas concentraciones de ETO de corto tiempo de duración, se

observaron un alto número de aberraciones cromosomales.

La unión del ETO y el agua produce un compuesto tóxico denominado etilenglicol que deprime el

sistema nervioso central y tiene toxicidad renal.

Medidas de protección para el personal:

El personal debe someterse al control médico semestral.

En cuanto al empleador, el mismo tiene la obligación de hacer conocer al trabajador los riesgos de la utilización de ETO, debiendo documentar las instrucciones correspondientes; la nómina de los operarios expuestos; el consumo anual del gas; así como también el resultado de las mediciones semestrales del ETO ambiental.

Dicha documentación debe constar además en el Libro de Inspección del Organismo de Higiene y

Seguridad en el Trabajo, el cual debe estar bajo custodia del ingeniero especialista responsable ante el organismo oficial.

Se prohíbe el trabajo con ETO a toda persona que presente discrasias sanguíneas o embarazo.

El personal debe disponer de máscara con filtro específico para gas ETO o vapores orgánicos,

bata y guantes protectores (neopreno, caucho-nitrilo o material similar) cada vez que intervenga en el proceso de esterilización con oxido de etileno.

El ambiente de trabajo se debe controlar periódicamente y cada vez que haya sospecha de fuga de gas.

Se debe descartar totalmente el uso de ampollas de vidrio conteniendo ETO puro.

Los envases conteniendo ETO se deben guardar en depósitos alejados del área de

procesamiento, en ambientes que reúnan las condiciones de depósito de material inflamable. Métodos Físico-Químicos Gas de vapor de formaldehído (FO) o Vapor a baja temperatura con formaldehído (VBTF)

Indicaciones:

El gas de formaldehído (metanol o aldehído fórmico) es una alternativa a la esterilización por ETO para la esterilización de equipos y materiales que no resisten altas temperaturas.

Agente esterilizante:

Formaldehído al 2% con vapor de agua a baja temperatura.

El gas de formaldehído (FO), es un gas incoloro, con olor picante, altamente soluble en agua, que reacciona con ella para producir formalina. La formalina se utiliza en concentración variable. Comúnmente la preparación de formaldehído está al 40% y se prepara con ella una dilución de 1:10 ó 1:20 como preservante o esterilizante.

Mecanismo de acción:

Su mecanismo de acción es semejante al ETO, por alquilación de átomos de hidrógeno de

grupos funcionales de proteínas estructurales, enzimas y bases nitrogenadas de ácidos nucleicos en sinergismo con la acción letal del vapor de agua a baja temperatura.

Condiciones del proceso:

Los parámetros del proceso son:

Concentración 2% Temperatura 50ºC-65ºC Humedad relativa 100% Tiempo de exposición 2 horas – 6 horas Presión Subatmosférica durante todo el ciclo

La esterilización se produce por la acción del FO en presencia de vapor saturado.

Esto se obtiene haciendo pasar una solución de formalina a través de un vaporizador y tiene

cuatro etapas:

eliminación de aire

inyección de FO

etapa húmeda

lavado de la cámara

El gas es removido de la cámara a través de repetidos pulsos de vacío así como de vapor de agua para realizar luego una fase de secado y una fase de aireación. Equipos:

Esterilizadores para Formaldehído con vapor de agua que cumpla con las Normas de

Organización y Funcionamiento de las Centrales de Esterilización y Procesamiento de Productos de Uso Médico en los Establecimientos de Salud, correspondientes al Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica. Práctica del método:

Los manuales de Procedimientos y de Calidad deben contener los lineamientos a los que se

ajustará cada Institución lo que implicará el compromiso de la misma con la Autoridad Sanitaria.

Ventajas y desventajas del método:

Ventajas: Rapidez, ausencia de residuos tóxicos, fácil instalación.

Desventajas: Incompatible con materiales sensibles a la humedad. El FO es un producto tóxico considerado potencialmente cancerígeno y mutagénico.

Toxicidad:

El contacto del producto con la conjuntiva puede causar daño permanente en la córnea.

En concentraciones ambientales muy bajas (entre 0.1 y 5 ppm.) puede causar irritación ocular y

del tracto respiratorio.

En concentraciones mayores de 10 a 20 ppm., puede causar tos, opresión precordial, taquicardia

y cefalea.

Exposiciones entre 50 y 100 ppm. Puede causar edema pulmonar, neumonía y muerte.

Medición y control del FO:

Los niveles de FO residuales son variables dependiendo de los materiales; papeles y tejidos no son compatibles con este método de esterilización.

Tiene un amplio espectro biocida (virus, hongos, bacilo de la tuberculosis, etc.).

Su acción esporicida es baja a temperatura ambiente, por lo que se combina con el calor a

temperaturas de 50º a 75ºC.

Este método también requiere que se trabaje con un sistema automatizado para evitar y prevenir

exposición laboral.

El límite permisible de exposición (PEL) es de 0.75 ppm. en 8 horas de trabajo.

Recomendaciones generales:

Las mismas que para el óxido de etileno.

En muchos países está prohibida la esterilización con FO en ausencia de equipos e instalaciones

adecuadas.

En la actualidad, el uso de pastillas de paraformaldehído (formalina), está en desuso por ser un

procedimiento que no garantiza la desinfección ni la esterilización.

Plasma de peróxido de hidrógeno

Este método usa peróxido de hidrógeno como precursor de plasma. El plasma, que está

considerado como un cuarto estado de la materia, diferente al líquido, sólido y gaseoso, está compuesto por iones reactivos, electrones y partículas atómicas neutras. Indicaciones:

El peróxido de hidrógeno en su fase plasma, tiene propiedades esterilizantes a bajas

temperaturas. Es útil para la esterilización de equipos y materiales que no resisten altas temperaturas. Agente esterilizante:

Peróxido de Hidrógeno vaporizado en solución acuosa al 58% al estado plasma.

Mecanismo de acción:

Sinergismo entre la acción oxidante del peróxido de hidrógeno en estado vapor y la actividad alquilante de los radicales libres. Condiciones del proceso:

Los parámetros del proceso son:

Concentración 6 ppm Temperatura < 50ºC Tiempo total del ciclo 45 a 75 minutos Presión subatmosférica durante todo el ciclo

El equipo esterilizador opera mediante la inyección de peróxido de hidrógeno al 58%, y por medio

de emisión de energía de radiofrecuencia crea un campo electromagnético en la cámara, generando plasma. En este estado se produce la esterilización.

Posteriormente se corta la radiofrecuencia y se vuelve a la presión atmosférica por la introducción de aire filtrado.

El proceso completo tiene una duración aproximada de 75 minutos.

En la actualidad se ha diseñado una cámara más pequeña por lo que el tiempo del proceso sería menor.

En estas concentraciones y condiciones de uso, el peróxido de hidrógeno no es corrosivo para

metales y es compatible con una gran cantidad de materiales.

Existe dificultad en la difusión de peróxido de hidrógeno en lúmenes menores de 1 milímetro de

diámetro y mayores de 1 metro de largo.

Se recomienda no colocar ningún material que contenga celulosa, como es el caso de algodón, papel y madera.

Equipos:

Esterilizadores para gas plasma de peróxido de hidrógeno que cumpla con las Normas de

Organización y Funcionamiento de Centrales de Esterilización y Procesamiento de Productos de Uso Médico en los Establecimientos de Salud.

Práctica del método:

En el transcurso del ciclo se suceden las etapas de vacío, inyección y difusión del agente

esterilizante, previos a la etapa de plasma, donde se produce la formación de los radicales químicos reactivos, a partir de la solución vaporizada.

Ventajas y desventajas del método:

Ventajas: Ausencia de residuos tóxicos, fácil instalación, rapidez del proceso. Compatible con materiales sensibles a la humedad.

Desventajas: Tiene poco poder de penetración, no se pueden esterilizar materiales derivados de la celulosa, requiere empaques especiales sin celulosa en su composición.

Correcta carga de un esterilizador

Para que el procedimiento de esterilización sea correcto deben tenerse en cuenta los siguientes puntos:

La cámara se debe encontrar en perfecto estado de limpieza.

La distribución de la carga debe permitir la libre circulación del agente esterilizante en la cámara.

Cada paquete debe quedar separado de los vecinos y no debe estar en contacto con las paredes, piso y techo del esterilizador.

La carga del esterilizador constituida preferentemente por materiales semejantes no debe superar el 80% de la capacidad total de la cámara.

Cuidado diario del esterilizador

Remover las pelusas y sedimentos de las mallas con un cepillo. Es a través de las mallas por donde el aire y el condensado son removidos.

Todas las superficies accesibles del carro deben ser lavadas con un paño humedecido en un

detergente suave, comenzando desde arriba hacia abajo. Por último deben limpiarse los canastos.

Todos los objetos que se esterilizan por vapor deben ser envueltos o empaquetados adecuadamente con el correspondiente indicador.

Cuando se carga/descarga el carro, seguir las siguientes indicaciones:

Disponer todos los paquetes de costado y arreglar la carga en la cámara de modo tal que la

resistencia del pasaje del vapor a través de la carga sea mínima.

Colocar las bandejas de instrumentos de costado, con el lado más largo sobre el estante.

En las cargas mixtas, donde hay textiles, colocar los equipos grandes en los estantes inferiores.

Esto previene que las telas se humedezcan si el condensado de los equipos gotea.

No sobrecargar los estantes, ni comprimir los paquetes.

No permitir que los paquetes envueltos estén en contacto con la cámara del esterilizador. Dejar al menos 7,5 cm entre la parte superior del esterilizador y la parte más alta de la carga.

Nunca colocar paquetes sobre el piso de la cámara.

Colocar los paquetes del tipo “pouch” (plástico/papel) en un canasto de malla de metal. Los

paquetes deben acomodarse de costado con el lado plástico de uno enfrentado al lado de papel

del otro paquete. Todos los paquetes deben estar ligeramente inclinados, con el lado de papel hacia abajo, para prevenir que la humedad quede atrapada.

Esterilizar los líquidos separadamente de los otros materiales.

Cuando finalice el ciclo de esterilización, no coloque la carga cerca de aire acondicionado o ventilador de aire frío.

Controle visualmente la parte exterior de los paquetes para comprobar si están secos.

Una bandeja de instrumental que tiene gotas de agua o humedad visible en el exterior del

paquete, o en la cinta adhesiva usada para asegurarlo, no se considera estéril.

Los objetos esterilizados deben permanecer en el carro y no deben ser manipulados hasta que el

contenido haya alcanzado la temperatura ambiente. Dependiendo de los objetos y el ambiente del área, esto puede llevar, aproximadamente, de 1 – 3 horas.

Cuando todos los objetos se han enfriado, removerlos del carro cuidadosamente, asegurándose

de no dañar los envoltorios.

El almacenamiento de los artículos estériles debe realizarse en un lugar que evite los riesgos de contaminación, favorezca el movimiento e identificación rápida y fácil de los artículos.

El adecuado almacenamiento del material se verá reflejado en el mantenimiento de la esterilidad.

La eficacia de esta etapa del proceso de esterilización, creará en la institución un impacto de

ahorro reflejado en el costo, gasto de empaques, tiempo empleado por el personal, así como ciclos de los equipos de esterilización. Se obviará la re-esterilización sin fundamento y de esta manera, rebajando la carga de trabajo, se conseguirá un mejor manejo del inventario y evidencia de elementos con esterilidad reciente.

Esterilización por Peróxido de Hidrógeno en estado de plasma:

El Peróxido de Hidrógeno (H2O2) es un agente químico que se ha utilizado por muchos años como desinfectante de alto nivel. El plasma constituye un cuarto estado de la materia diferente al líquido, sólido o gaseoso. Está compuesto por iones reactivos, electrones y partículas atómicas neutras. Este estado de la materia se puede producir en forma espontánea en la naturaleza como es el caso de la aurora boreal o en forma artificial a través de altas temperaturas o un fuerte campo eléctrico o magnético. El equipo esterilizador opera mediante inyección de peróxido de hidrógeno a 58% y producción de plasma a partir de este agente por medio de emisión de energía de radiofrecuencia que crea un campo electromagnético en la cámara. Elimina los microorganismos por oxidación. Esteriliza a no más de 50ºC de temperatura en un ambiente de muy baja humedad lo que favorece la esterilización de material termolábil o delicado. El método fue aprobado por la FDA en 1993.

La esterilización por peróxido de hidrógeno se realiza en equipos automáticos donde las variables de presión, concentración de H2O2, número de ciclos, tiempo, temperatura son controladas por un microprocesador integrado al equipo. El operador sólo activa el inicio y posteriormente certifica si el proceso pasó por las etapas correspondientes.

El ciclo de esterilización consiste básicamente en las siguientes etapas: Vacío inicial: Después que los artículos son colocados en la cámara se extrae el aire, dejándola a una presión uniforme en cada uno de sus puntos. Tiene una duración aproximada de 25 minutos. Inyección de Peróxido de Hidrógeno (H2O2): El agente químico se libera de una ampolla que contiene 1,8 cc a una concentración de 58% en estado líquido en una o dos etapas y se vaporiza en la cámara.

Difusión: Contacto de H2O2 con la carga a esterilizar.

Plasma: Se activa un campo magnético (radiofrecuencia), que transforma la molécula de H2O2 en plasma. Los tiempos totales del ciclo dependen del modelo a usar y fluctúan entre 54 minutos para una cámara de 100 litros y 45 minutos para una de 50 litros. Al finalizar el ciclo se corta la radiofrecuencia y se vuelve a la presión atmosférica por la introducción de aire filtrado. Estas etapas se repiten en una segunda fase.Es compatible con la mayoría de los materiales de uso médico. No son compatibles con el método los derivados de la celulosa como el papel, género, lino, ni tampoco líquidos y polvos. El peróxido de hidrógeno es proporcionado al equipo a través de envases sellados que son abiertos dentro del equipo como parte del ciclo sin posibilidad que se ponga en contacto con el operador.Para la esterilización de lúmenes de hasta dos metros de largo y entre 1 y 3mm de diámetro, existe un sistema denominado por los fabricantes “intensificadores de plasma”, los que se acoplan en un extremo del lumen con el fin de adicionar peróxido de hidrógeno y ponerlo en contacto con el lumen para lograr su esterilización. El sistema de intensificadores ha sido aprobado en algunos países. No ha sido aprobado por la FDA para uso en Estados Unidos.

No se debe utilizar plasma en ninguna circunstancia para lúmenes de diámetro menor a 1mm y largo mayor a 2mts. La exposición ocupacional a H2O2 está regulada por la Agencia de Salud Ocupacional de Estados Unidos (OSHA) con un máximo de exposición de 1ppm en 8 hrs. de trabajo. En el caso de la esterilización por plasma de H2O2 en los equipos al finalizar el ciclo de esterilización éste último se descompone en oxígeno y agua por lo que no se requiere monitoreo ambiental.

Esterilización Por Acido Peracético

El ácido peracético es un agente químico oxidante soluble en agua, efectivo en forma rápida contra un amplio espectro de microorganismos a bajas concentraciones. Tiene poder bactericida, fungicida y esporicida. No deja residuos tóxicos. Se ha utilizado desde hace años como desinfectante de alto nivel. Elimina microorganismos por acción oxidativa en los enlaces sulfidrilos y sulfúricos, en las proteínas y enzimas de los microorganismos, produciéndose ruptura de la pared celular. En la última década se han desarrollado dos tecnologías de esterilización que utilizan ácido peracético. En una se utiliza el agente en estado líquido y en la otra en estado plasma. El ácido peracético es muy corrosivo para los instrumentos, situación que ha sido superada por las nuevas tecnologías, combinándolo con químicos anticorrosivos. El agente es inestable por lo que no puede ser reutilizado. La exposición del personal a altas concentraciones puede producir daño tisular tanto en piel como en mucosas especialmente con exposición repetida. Las tecnologías actuales de esterilización están diseñadas para que no exista exposición al producto concentrado y mínima exposición al producto diluido.

Esterilización con Acido Peracético Líquido: El método está diseñado para la esterilización de artículos médicos sumergibles tales como los endoscopios y laparoscopios. El equipo para estos efectos controla automáticamente el ciclo (concentración del desinfectante, temperatura y tiempo) y enjuaga el material con agua estéril. El sistema fue aprobado por la FDA en 1988. Los materiales son esterilizados dentro de contenedores que pueden utilizarse como empaque para la conservación del material. El proceso tiene una duración total de 30 minutos a una temperatura entre 50 y 56°C. El material no requiere aireación y puede ser utilizado inmediatamente terminado el ciclo. El equipo puede ser monitorizado a través de indicadores químicos y biológicos. Para la esterilización se utiliza ácido peracético líquido al 35% que queda a una concentración final del 0,2%. El concentrado se diluye automáticamente dentro del esterilizador con agua de la red que pasa por un proceso de filtración. Al final del proceso el esterilizante usado puede ser eliminado directamente al alcantarillado.

El esterilizador cuenta con un microprocesador que controla las etapas del proceso. El esterilizante está contenido en un recipiente sellado de un solo uso, compuesto por el ácido peracético al 35% y un compuesto químico anticorrosivo.

Esterilización con formaldehído:

El formaldehído esteriliza a temperaturas entre 60 y 80°C. La esterilización se produce por acción de formaldehído en presencia de vapor saturado. La presencia de vapor saturado es indispensable para que se produzca la esterilización. Elimina los microorganismos por alquilación. El ciclo de esterilización consiste en evacuación del aire de la cámara seguido por introducción de vapor a baja temperatura y gas de formaldehído por un sistema de pulsaciones logrando una suspensión homogénea. Posteriormente el gas se remueve de la carga mediante aire y vapor a presión en forma alternada. Finalmente la carga se seca por vacío. En la última fase el aire y vapor extraen el

formaldehído residual. Requiere equipos especiales. El formaldehído se presenta en forma liquida y con la acción del proceso de esterilización se volatiliza y es retirado del material a través de una serie pulsátil donde se introduce vapor. La concentración de formaldehído que se utiliza depende del diseño de los equipos. Los equipos más nuevos operan con concentraciones de formaldehido bajas, entre el 2 y 3%. Equipos más antiguos operan con concentraciones mayores hasta el 35%. La duración de los ciclos es inversamente proporcional a la temperatura. En ciclos de 60°C dura alrededor de 3,5 horas.

Toxicidad: El formaldehído es un producto tóxico considerado cancerígeno potencial y mutagénico. El contacto del agente con la conjuntiva puede causar daño permanente en la córnea. Por otra parte concentraciones ambientales muy bajas (entre 0,1 y 5 ppm) pueden causar irritación ocular y en el tracto respiratorio. Concentraciones mayores (10 a 20 ppm) pueden causar tos, opresión precordial, taquicardia y cefalea. Exposiciones de entre 50 y 100 ppm pueden causar edema pulmonar, neumonía y muerte. Además las exposiciones repetidas aún a concentraciones bajas pueden producir sensibilización en algunas personas produciendo reacciones asmáticas. Por lo anterior los equipos deben controlar la exposición al formaldehído. La concentración ambiental máxima permitida es de 1 ppm en 8 horas de trabajo. El formaldehído residual en los materiales también representa un riesgo de toxicidad para los pacientes que estarán en contacto con ellos. Los límites permitidos son de 5ug/cm2 en instrumental y de 0,13ug/cm2 en tubos de silicona o PVC. Los hospitales donde se utilice formaldehído como agente esterilizante deben efectuar al menos anualmente mediciones de formaldehído ambiental y residual en los materiales.

Resumen:

Existen métodos de esterilización por alta temperatura y por baja temperatura. Los métodos de esterilización por altas temperaturas son el autoclave a vapor y la estufa por calor seco. El autoclave a vapor se considera el método de esterilización más efectivo en la actualidad debido a que es rápido, certificable y costo beneficio favorable. Debe ser seleccionado como primera opción y sólo procesar por otros métodos materiales no susceptibles de ser sometidos a este sistema. Elimina microorganismos por desnaturalización de las proteínas con vapor saturado y temperaturas entre 121 y 135°C y vapor saturado. Sus tiempos de esterilización son cortos. Las estufas por calor seco también eliminan microorganismos por desnaturalización de las proteínas, operan a temperaturas superiores a 160°C y por tiempos mayor es a 1 hora. Este método es difícil de certificar, de alto costo y deteriora los materiales. Los métodos de esterilización a baja temperatura son el óxido de etileno (ETO), el vapor de formaldehído, el plasma de peróxido de hidrógeno, el plasma combinado y el ácido peracético líquido. En estos métodos, los parámetros críticos de esterilización son la temperatura, presión, tiempo y concentración del agente los que tienen distintos grados de toxicidad para los pacientes y el personal. Los tiempos de ciclos son distintos dependiendo de la tecnología empleada. La compatibilidad de los materiales es diferente en las distintas tecnologías por lo que debe conocerse previo a someter el material a ellas. El ácido peracético sólo es compatible con material sumergible. Opera en un equipo automático en tiempos de 30 minutos. La esterilización por radiaciones ionizantes requiere infraestructura especializada y no puede ser realizada en las instituciones de salud. No hay información suficiente que avale el reprocesamiento seguro de material que ha sido sometido a esterilización por rayos gamma.

En función del nivel de desinfección deseado y dependiendo de las características del material, podemos utilizar distintos tipos de desinfectantes

NIVEL DE DESINFECCIÓN

DESINFECTANTE

Alto

Glutaraldehido 2%, peróxido de hidrógeno 6%, ácido peracético

Intermedio-alto

Compuestos clorados

Intermedio-bajo Fenoles, clorhexidina
Intermedio-bajo
Fenoles, clorhexidina

En la siguiente tabla se recogen los métodos aconsejados de limpieza y desinfección para algunos de los procedimientos y materiales habitualmente utilizados en clínica.

 

LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN EN CLÍNICA

MATERIAL

LIMPIEZA

 

DESINFECCIÓN

Balón de oxigenación y conexiones

Agua y detergente

Glutaraldehído 2% . Aclarado agua estéril

Tubuladuras, nebulizadores, carpas,

Agua y detergente

Esterilización

Endoscopios

Ver apartado específico

Laringoscopio

Agua y detergente

Glutaraldehído 2% . Aclarado agua estéril

Instrumental quirúrgico

Agua y detergente

Esterilización

Termómetros,

   

fonendoscopio, batea

Agua y detergente

Solución de clorhexidina 0,5% y alcohol 70º

metálica, tensiómetro

Cuñas, botellas de orina, frascos aspiración

Agua y detergente

Lejía 1:10

Superficies metálicas (baldas, carros de curas, lámparas, mesa instrumental…)

Agua y detergente si precisa

Desinfectante recomendado

Superficies no metálicas (suelos, paredes, mobiliario, sanitarios…)

Agua y detergente

Lejía 1:10

PROCEDIMIENTO

DESINFECTANTE

Higiene preoperatoria del paciente

Jabón de Povidona Iodada al 7.5% (ej:

 

Betadine) clorhexidina al 4% (ej. Hibiscrub)

Jabón de

Lavado quirúrgico de manos

Jabón de Povidona Iodada al 7.5% (ej:

 

Betadine) clorhexidina al 4% (ej. Hibiscrub)

Jabón de

Preparación de piel campo quirúrgico

Povidona Iodada al 10% (ej: Betadine). Clorhexidina al 4%

Antisepsia piel no intacta

Clorhexidina 0,1% -0,5% (dilución en agua destilada)

Preparación piel

Alcohol 70º

 

inyecciones

Preparación piel

Povidona iodada 10% (Betadine). Solución de clorhexidina 0,5% y alcohol 70º

inserción catéteres

Antisepsia bucal

Povidona iodada 7.5%. Clorhexidina 0,1% (dilución en agua destilada)

 

Clorhexidina 0,1%-

Lavado perineal

0,5%

Cloruro de benzalconio 0,1%

Misión y objetivos de la central de Esterilizacion

La misión de la central de esterilización del hospital es la de proporcionar a todos los servicios y unidades el material o equipamientos en las condiciones idóneas de esterilidad en tiempo y costos

adecuados, así como su correcta protección, para la realización de los diferentes procedimientos diagnósticos y terapéuticos, consiguiendo tanto la satisfacción de las personas que trabajan en la central como de los usuarios del servicio.

Los objetivos son:

- Aplicar el procedimiento de esterilización adecuado a cada tipo de material, garantizando la efectividad y la eficiencia.

- Aplicarlo con seguridad, disminuyendo los riesgos inherentes a los procedimientos de esterilización y escogiendo los más seguros para todos.

ESTRUCTURA FÍSICA. CLASIFICACIÓN DE LOS MATERIALES. MÉTODOS DE ESTERILIZACIÓN

Estructura física

La central de esterilización debe estar ubicada en un lugar de fácil acceso desde todos los servicios, principalmente desde quirófano, servicio con el que es aconsejable que esté directamente comunicada ya que es su principal cliente. Cuando exista comunicación directa con quirófano se establecerán dos circuitos, uno para material sucio, comunicado con el área de lavado y otro limpio para material estéril, comunicado con el almacén estéril. Las centrales de esterilización tienen delimitadas las zonas en las que desarrollan sus distintas actividades:

- Área de recepción de material sucio: está comunicada con el área de lavado de material y con el aseo.

- Área de lavado y secado de material: incluye las lavadoras automáticas, pila para lavado manual y aire comprimido para secado.

- Área de revisión, clasificación y empaquetado del material: comunicada con el área de

esterilizadores, incluye carros, bandejas, material de empaquetado, termoselladoras, etc.

- Área de esterilizadores. Los esterilizadores están ubicados en la zona más alejada del área de lavado. La carga del material a esterilizar se hace por una puerta y la descarga del material esterilizado se realiza por la puerta que se abre desde el almacén estéril.

- Área de esterilizadores de Óxido de Etileno. Las características de este gas, obligan a realizar

una instalación especial aislada, con ventilación independiente, alarmas de aviso de anomalías y

detectores de niveles de gas en el ambiente.

- Almacén de material estéril. Está dotado de unas condiciones climáticas de temperatura y

humedad determinadas. Es un área de paso restringido, desde donde se realiza la descarga del material esterilizado y está comunicada con la zona de entrega de material estéril.

- Area de entrega del material. Está comunicada con los montacargas.

- Sala de reuniones y despacho desde donde se visualiza la central.

- Almacén y zona de vestuario y aseo. Está en la misma zona de acceso exterior a la central.

Clasificación de los materiales

Previamente a ser sometido a un proceso de esterilización, el material ha de ser clasificado según dos parámetros, el grado de descontaminación requerido y el sistema de esterilización indicado. En primer lugar clasificaremos los materiales en función del nivel de descontaminación que requieren como crítico, semicrítico o no crítico (Tabla 1) según la zona corporal con la que el material vaya a entrar en contacto, posibilidad que varía desde la piel íntegra hasta el torrente sanguíneo, que es lo que determina el grado de descontaminación necesario (desinfección de nivel bajo, intermedio, alto o esterilización). Se esterilizan los materiales críticos. La segunda clasificación viene condicionada por el método de esterilización que los distintos materiales son capaces de soportar (Tabla 2). En unos casos, algunos materiales se deterioran con el vapor a altas temperaturas (ej. caucho, goma, motores, etc.), en otros, son los sistemas de esterilización los que no soportan ciertos materiales (ej. el peróxido de hidrógeno no funciona en presencia de celulosa)

Tabla 1. Niveles mínimos de esterilización o desinfección para cada material.

de esterilización o desinfección para cada material. Listado orientativo del material según tipo de

Listado orientativo del material según tipo de esterilización.

CICLO EXTERNO DEL PROCESO DEL MATERIAL Recepción del material a esterilizar En la remisión a

CICLO EXTERNO DEL PROCESO DEL MATERIAL

Recepción del material a esterilizar

En la remisión a la central de material para esterilizar deben tenerse en cuenta los siguientes puntos:

- Se realiza dentro del horario establecido por la central, excepto situaciones urgentes.

- Cuando la limpieza del material se realiza en las unidades clínicas debe llegar limpio y seco,

puesto que la presencia de líquidos o de materia orgánica impide la esterilización o, en su caso, la desinfección.

- Cuando la limpieza se realiza en la central, se separan los objetos punzantes o cortantes del resto del material, que llegará en un contenedor, sumergido en una solución detergente- desincrustante.

- Los canales y válvulas deben estar abiertos y permeables a fin de garantizar la adecuada difusión del agente esterilizador.

- Cuando el material requiere alguna precaución de manejo, se advierte al personal de la central en el momento de la entrega, indicando los cuidados que precisa.

- El material entregado se identifica con el nombre del servicio de procedencia, la cantidad y denominación del material.

- El personal auxiliar de la central registra el material entregado, cuantía, procedencia y si existe alguna incidencia en la entrega del mismo (ej.: "no está todo el material, algunas piezas están defectuosas", etc.)

Solicitud de material estéril

Cada servicio solicita con 24 horas de antelación y en el correspondiente vale de petición el material estéril que precisa. El suministro de material se realiza por la mañana. En dicho vale consta el servicio peticionario, el tipo de material, la cantidad que se ha pedido y la que se ha servido.

Transporte del material estéril

La integridad del envoltorio ha de estar garantizada durante el transporte. El material voluminoso se distribuye en carros herméticos, el de pequeño tamaño en bolsas de plástico cerradas.

Almacenaje del material estéril en las unidades clínicas

Una vez fuera de la central el material se almacena en un lugar limpio, seco y fácil de limpiar. Se almacena lo necesario para cubrir 48 horas y se coloca por orden de fecha de caducidad.

Caducidad

El tiempo de caducidad no tiene relación con el proceso de esterilización a que haya sido sometido el producto, sino que depende directamente del envoltorio. Los tiempos de caducidad del material estéril son los siguientes:

- Empaquetado en textil y papel con cinta adhesiva 3 meses - Contenedores de instrumental con protección del filtro 6 meses

- En bolsa de papel o mixta termosellada 6 meses

- En doble bolsa termosellada 12 meses

- Empaquetado en papel Tyvek 12 meses

Control del material estéril en destino

Se comprueba la existencia de identificación, fecha de caducidad y que el control químico externo ha virado en cada paquete. En caso de que no haya virado de color, no se utiliza el material y se avisa a la central esterilización.

Protección del personal

En la zona de lavado el personal utiliza delantal, gorro para recoger el cabello, guantes, gafas y calzado impermeabilizado. Medidas preventivas respecto al Óxido de Etileno:

- Se utilizan dosímetros de exposición al Óxido de Etileno ambientales o personales.

- Se evita la manipulación incorrecta. No se debe tocar la boca, la piel, ni los ojos con las manos durante su uso.

- En caso de fugas o averías, se debe evacuar el área rápidamente. El personal es sometido a reconocimiento médico anualmente.

Mantenimiento preventivo de maquinarias

El correcto funcionamiento de los esterilizadores es el mejor sistema de control de calidad, por tanto, está planificado un mantenimiento preventivo de los mismos, bien sea contratado con las casas comerciales proveedoras, como por personal del servicio de mantenimiento del hospital, formado específicamente por las casas comerciales para desarrollar correctamente dicha actividad.

A tal fin se desarrolla un protocolo de revisiones sistemáticas, registrando los resultados de dichas revisiones, así como de las incidencias que ocurran.